Sei sulla pagina 1di 100

Revista de psicología y neurociencias

N.º 89 - 2018

Marzo / Abril 2018 · N.º 89 · 6,90 € · menteycerebro.es

Mente&Cerebro
Sueño
Evolución del
descanso en el bebé
Contracepción
Conducta Los efectos
Claves psicológicas de «la píldora»
del sadomasoquismo en la conducta
y la memoria
Terapia
Ventajas del
tratamiento en grupo

Personalidad
Factores biológicos, neuronales
y ambientales tempranos
00089

que forjan nuestro carácter


Mente&Cerebro

9 771695 088703
Monografías con nuestros
mejores artículos sobre temas clave

CARTOGRAFIAR EL CEREBRO ALIMENTACIÓN AMOR, PAREJA Y SEXUALIDAD


Métodos para analizar los circuitos Alimentos que favorecen las capacidades Ventajas evolutivas de la monogamia •
neurales • Estudio de la expresión de los cognitivas • Productos «sin», ¿sensibilidad El continuo de la homosexualidad • Los
genes en el cerebro • ¿Neuroimágenes alimentaria o moda? • Estructura cerebral centros del placer sexual en el cerebro
para predecir trastornos mentales? • de las personas con obesidad • Los ácidos • El orgasmo femenino • Disfunción
Cartografía cerebral en vivo grasos y la salud sexual

LA VISIÓN DEPRESIÓN EN BUSCA DE LA CONSCIENCIA


Mecanismos neuronales de la Trastorno depresivo en el trabajo Avances en el diagnóstico del estado
percepción visual • Factores que • Depresión en el hombre y en la vegetativo • El claustro como sede de la
determinan la sensibilidad estética mujer • Electrodos cerebrales para la consciencia • Límites del reduccionismo
• La visión de los colores en los depresión resistente • El éxito de la neurobiológico • Pérdida y recuperación
primates • Ciegos con visión terapia cognitivo-conductual de la consciencia

www.investigacionyciencia.es/revistas/cuadernos
Sigue el desarrollo de la psicología
y las neurociencias

MENTE Y CEREBRO n.o 88 MENTE Y CEREBRO n.o 87 MENTE Y CEREBRO n.o 86


Homeopatía • Neurofilosofía de la Los límites del ego • El siglo de la posverdad El arte de fluir • Claves para conciliar la vida
consciencia • Las ventajas de jugar en la • Cerdos curiosos, gallinas empáticas laboral y familiar • Cómo funciona el cerebro
naturaleza • Mecanismos cerebrales y • ¿Pueden los llantos del bebé revelar de los matemáticos • La psicoterapia a
decisiones de compra • La oftalmología en problemas neurológicos? • Degeneración través del móvil • Traumatismo craneal en
el México precolombino axonal y esclerosis múltiple neonatos por maltrato

MENTE Y CEREBRO n.o 85 MENTE Y CEREBRO n.o 84 MENTE Y CEREBRO n.o 83


Con ojos de bebé • El sentimiento de Conspiraciones • Inteligencia artificial • Altamente sensible • Pensamientos
apego de los perros • La comprensión del Privación del sueño para la depresión • Los disfuncionales en el trabajo • Efectos
tiempo • Psicólogos en zona de guerra • medios digitales en las aulas • Historia del del sobrepeso en el cerebro • Abuso de
Entrevista a Álvaro Pascual Leone, pionero autismo somníferos • Minicerebros de laboratorio
en estimulación cerebral

www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro
Para más información y efectuar tu pedido: Tlf. 934 143 344 | administracion@investigacionyciencia.es
EN ESTE NÚMERO

Pediatría

12  El sueño del bebé y sus condicionantes


Los hábitos de descanso saludables contribuyen de manera
destacada al desarrollo del niño, sobre todo durante las primeras etapas
de la vida. Por Gonzalo Pin Arboledas

Psicología social

20  La importancia­del canal de c­ omunicación


¿Llamar por teléfono, mandar un correo electrónico o hablarlo
cara a cara? Dependiendo de los contenidos, las metas y nuestras
20 preferencias, resulta más aconsejable utilizar una u otra vía de
comunicación. Por Christoph Laubert e Ingmar Geiger

Psicoterapia

26  Compartir el tratamiento


El trabajo psicoterapéutico con grupos de pacientes beneficia
a los afectados tanto como las terapias individuales en un gran número
de trastornos psicológicos. Por Bernhard Strauss

Entrevista

26 32  «El deporte beneficia a los ­astronautas»


¿Cómo reacciona el cerebro al aislamiento en el espacio?
El neurocientífico especializado en ciencias del deporte Stefan Schneider
nos cuenta sus hallazgos en una estación de investigación de la Antártida.
Por Anna von Hopffgarten

Serie: Investigación de la consciencia (II)

60  Escepticismo en torno al estudio


de la consciencia
Según muchos filósofos, la experiencia subjetiva no puede explicarse
científicamente. Sin embargo, esta objeción se apoya en sesgos cognitivos.
Por Michael Pauen

60 Percepción

66  Expertos en caras


Algunas personas son capaces de reconocer el rostro de otro
individuo aunque lo hayan visto una única vez y hace tiempo. Este tipo
de talentos excepcionales interesan a los científicos... y a la policía.
Por Meike Ramon y Anna Bobak

Neurociencia cognitiva

74  Contracepción con repercusiones


Durante años se ha discutido sobre los efectos secundarios
de las píldoras anticonceptivas, pero pocas mujeres saben que los
contraceptivos también pueden influir en su cerebro e, incluso, mejorar
74 algunas capacidades cognitivas. Por Belinda Pletzer

MENTE Y CEREBRO 2 N.O 89 - 2018


Encefaloscopio  4
Psicología social / Aprendizaje /
Psicología / Envejecimiento /
Psicoterapia / Neurociencia /
­Desarrollo / Adolescencia
Instantánea 9
Cambios sensoriales
en la gestación
Cartas de los lectores  10

Preguntas con respuesta 30


¿Por qué suenan extrañas
las ­palabras familiares si se
repiten una y otra vez?
Por Johannes Gerwien
Avances  38
La microbiota materna influye
en el riesgo de alteraciones en
la conducta del bebé. Por Craig
M. Powell
Ketamina: ¿una droga
­alucinó­gena contra la depresión?
Por Carmen Maura Carrillo de
Albornoz y Luis Gutiérrez Rojas
Sinopsis52
Así madura el yo. Por Nicole
­Strüber y Gerhard Roth
Syllabus80
ISTOCK / MAX-KEGFIRE

Sadomasoquismo,
¿un trastorno sexual?
Por Theodor S­ chaarschmidt
Ilusiones86
Los orígenes del temperamento Sueños de Julio Verne.
Por Susana Martinez-Conde
Desarrollo infantil y Stephen L. Macknik

44  Cómo se forja la personalidad


El temperamento se forma a partir de la carga genética
y las experiencias tempranas. Antes del nacimiento, las bases
Retrospectiva 
Las dos mitades del cerebro.
Por Daniela Ovadia
90

de la personalidad individual ya se encuentran determinadas.


Libros  94
Por Nicole Strüber
Tiempo cerebral. Por Luis Alonso
Neuroimagen Evolución de la religión. Por Luis
Alonso
54  El cerebro del bebé revela
cómo se ­forma la mente
¿Es el cerebro de los neonatos una tabla rasa o viene ya preparado
para entender el mundo? La tomografía por resonancia magnética
revela que los niños disponen de una organización ­neurológica
similar a la de los adultos. Por Courtney Humphries
IMAGEN DE PORTADA:
ISTOCK / RICHVINTAGE

MENTE Y CEREBRO 3 N.O 89 - 2018


ENCEFALOSC OPIO

ISTOCK / EVGENYATAMANENKO
Psicología social
La música aumenta el atractivo sexual de los hombres

D
iversas teorías sobre los orígenes de la música dispuestas a imaginarse que se citaban con los hom-
en la especie humana enfatizan sus funciones bres retratados. Este efecto se registraba, sobre todo, si
biológicas y sociales, incluso en el cortejo. Un las mujeres habían escuchado piezas clasificadas como
equipo dirigido por Manuela M. Marin, de la Univer- complejas y «estimulantes». Por el contrario, las melo-
sidad de Viena, ha descubierto que cuando las mujeres días no influyeron en los probandos masculinos: con-
escuchan música, encuentran más atractivas las caras sideraban los rostros femeninos fotografiados igual de
masculinas que ven inmediatamente después. Para su atractivos en ambas condiciones experimentales.
estudio, los científicos reprodujeron diversas piezas de Los investigadores sugieren que, en los humanos,
piano a mujeres y hombres heterosexuales que presen- la música podría contribuir a la hora de elegir pareja.
taban una situación sentimental y unas preferencias Este efecto sería equiparable al canto de las aves ma-
musicales similares. Tras escuchar cada melodía, los cho, que utilizan esta capacidad para atraer a las
probandos debían evaluar el atractivo de rostros de hembras. Marin y sus colaboradores prevén replicar
personas del sexo opuesto. el experimento, en el futuro, con una muestra mayor
Según los resultados, las mujeres que habían escu- de sujetos. Su objetivo estriba en averiguar si el ta-
chado piezas de piano consideraban, de media, más lento musical incrementa el éxito de los varones con
sugerentes las caras masculinas que veían en compa- las mujeres, como dicta el cliché del cantante de
ración con las participantes que no habían escuchado rock sexy.
música (grupo de control). Además, se mostraban más PLoS One, vol. 12, e0183531, 2017

MENTE Y CEREBRO 4 N.O 89 - 2018


+ ACTUALIDAD CIENTÍFICA TODOS LOS DÍAS EN WWW.INVESTIGACIONYCIENCIA.ES

Aprendizaje
La respuesta emocional ayuda a superar los fracasos

L
a respuesta emocional frente debía reflexionar sobre los errores atribuirlo a factores externos, su-
al fracaso resulta más ven- que podrían haber cometido. A gieren los autores. No obstante,
tajosa que la cognitiva. Un continuación, les indicaron que en- cabe recalcar que la estrategia
equipo dirigido por Noelle Nelson, contraran un libro barato en la red. emocional solo funcionaba cuan-
de la Universidad de Kansas, pidió Los sujetos que habían reflexio- do la nueva tarea que debían efec-
a 98 estudiantes que buscasen en nado sobre su error se esforzaban tuar los probandos era similar a la
Internet la batidora más barata más y trabajaban durante más anterior. Si se les proponía un
del mercado, tarea en la que todos tiempo para conseguir el objetivo ejercicio completamente distinto,
fracasaban. Previamente, les ex- indicado que el otro grupo de no sacaban provecho de dicha es-
plicaron cómo debían procesar el probandos. Es probable que a los trategia de afrontamiento.
resultado: una mitad debía con- primeros les resultara más fácil Journal of Behavioral Decision Making
centrarse en sus emociones; la otra minimizar el fracaso anterior o 10.1002/bdm.2042, 2017

Psicología
¿Cuál es el núcleo de la personalidad «oscura»?

A
gresivo, narcisista, ávido de poder o maquia- vez habían robado dinero a sus padres?). A continua-
vélico. En los humanos, el abanico de rasgos ción, debían valorar sus propias actitudes y rasgos
indeseables resulta amplio. Pero ¿poseen antisociales. De este modo, los científicos evaluaron en
estas características de la personalidad un origen en los probandos la denominada tríada oscura, es decir,
común? David Marcus, de la Universidad Estatal de las tres dimensiones «malévolas» de la personalidad:
Washington, ha analizado junto con otros investi- psicopatía, narcisismo y maquiavelismo (ansia de
gadores los datos de una muestra de cerca de 2800 poder sin miramientos) [véase «La tríada oscura de
estudiantes y de otros 850 sujetos que reclutaron a la personalidad», por Frieder Wolfsberger; Mente y
través Mechanical Turk, una plataforma virtual de Cerebro n.o 75, 2015].
colaboración masiva. Los participantes informaban Con el fin de averiguar cuáles de esas dimensiones
sobre su comportamiento; por ejemplo, si tendían a se hallaban en el núcleo de «la red del mal», analizaron
mostrar conductas sancionables o agresivas (¿Alguna la relación de las diferentes características entre sí. ¿En
qué grado depende un rasgo del resto? ¿Qué otros ras-
gos se relacionan con el resto a través de uno concreto?
Descubrieron que dos características de la personali-
dad destacan en este contexto: la frialdad (indiferencia
hacia los demás) y la predisposición a manipular a los
congéneres en provecho propio. Ya en 2013, los psicó-
logos Daniel Jones y Aurelio Figueredo, de las univer-
sidades de la Columbia Británica y de la de Arizona,
respectivamente, describieron que esas mismas carac-
terísticas estaban en el corazón de la tríada oscura.
Marcus y su equipo concluyen que una personali-
dad maligna debe ser fría a la vez que manipuladora.
Así, una persona que se relaciona con su entorno con
indiferencia, pero que no es capaz de manipular, se
aísla socialmente sin perjudicar a nadie. Y un indivi-
ISTOCK / DUNDANIM

duo que no posea un corazón de piedra, empleará su


arte manipulador más bien para buenos propósitos.
Journal of Research in Personality, vol. 73, págs. 56-62, 2018

MENTE Y CEREBRO 5 N.O 89 - 2018


ISTOCK / CASARSA

Envejecimiento
Las personas casadas padecen menos demencia

Q uienes viven en matrimonio presentan un


menor riesgo de padecer una demencia. Inves-
tigadores dirigidos por Andrew Sommerlad,
del Colegio Universitario de Londres, han llegado a
los individuos sin pareja exhiben otros comporta-
mientos con respecto a la salud que los casados. De
este modo, las personas con una relación estable tien-
den a consumir menos alcohol y optan por una ali-
esta conclusión a partir de un extenso metanálisis. mentación más sana, lo cual, entre otros factores, dis-
Los científicos reunieron datos de 15 estudios llevados minuye el riesgo de demencia. Además, las personas
a cabo con más de 800.000 sujetos de Europa, Nor- con pareja mantienen más relaciones sociales.
teamérica, Sudamérica y Asia. Constataron que las Con todo, Sommerlad y sus colaboradores han des-
personas solteras presentaban un 42 por ciento más de cubierto que la diferencia entre casados y solteros dis-
posibilidades de padecer una demencia en compara- minuye con el paso del tiempo. Según estos expertos,
ción con los sujetos casados. Asimismo, los participan- si solo se consideran los estudios más recientes, es de-
tes cuya pareja había fallecido mostraban un riesgo cir, realizados con participantes nacidos después del
más elevado (un 20 por ciento) de desarrollar una año 1927, entre los solteros se obtendría un riesgo de
demencia que los que estaban casados. Los investiga- demencia del 24 por ciento, bastante menor. El motivo
dores no pudieron establecer diferencias tan solo entre continúa siendo un enigma.
los participantes casados y los divorciados.
Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry 10.1136/jnnp-
Puesto que los estudios de Sommerlad y sus colabo- 2017-316274, 2017
radores se basan en relaciones estadísticas, no se pue-
de determinar ni la causa ni el efecto de los hallazgos.
Los investigadores tampoco han recopilado informa- BOLETINES A MEDIDA
ción sobre cuánto tiempo llevaban viudos o divorcia- Elige los boletines según tus
dos los probandos. Sin embargo, otras investigaciones preferencias temáticas y recibirás
toda la información sobre las revistas,
han revelado que, por regla general, los solteros se en- las noticias y los contenidos web
cuentran en desventaja en temas de salud respecto a que más te interesan.
los otros congéneres. Ello podría deberse a que las per-
www.investigacionyciencia.es/boletines
sonas con mala salud tienden a quedarse solas y a que

MENTE Y CEREBRO 6 N.O 89 - 2018


ENCEFALOSC OPIO

Psicoterapia
Una buena terapia desde la perspectiva del paciente
¿C ómo debe actuar un psicoterapeuta durante
la sesión de tratamiento para ayudar al
máximo a su paciente? Psicólogos de la
Universidad Estatal de Idaho han investigado la res-
gidos por Joshua Swift, afirman que estas experien-
cias forman parte de cualquier terapia, por lo que
resulta decisivo que el terapeuta perciba lo antes po­
sible si la sesión se desvía del camino inicial para
puesta mediante un estudio en el que los probandos ­reconducirla rápidamente.
visualizaban las filmaciones de sesiones de psicote-
Journal of Clinical Psychology, vol. 73, págs. 1543-1555, 2017
rapia en las que habían participado recientemente.
Se les pidió que valorasen qué situaciones les habían
resultado útiles y cuáles inoportunas para lograr los
objetivos del tratamiento.
Los participantes calificaron de positivas las pro-
puestas específicas que les ofrecían ciertas terapias
(por ejemplo, la información sobre el trastorno o el en-
trenamiento de las habilidades sociales). También con-
sideraron útiles las técnicas generales del terapeuta,
entre ellas, la escucha activa, la muestra de empatía o
la retroalimentación positiva por parte del terapeuta.
No obstante, cada sesión presentaba momentos

ISTOCK / GEORGERUDY
que resultaron negativos a los pacientes, entre ellos,
cuando percibían que el terapeuta hablaba con ellos
sobre asuntos sin importancia o si sentían que les tra-
taba de manera paternalista. Los investigadores, diri-

Neurociencia
Células madre para curar el párkinson

M
ediante células madre se ha logrado reducir vos, se observó que las neuronas dopaminérgicas se
los síntomas de la enfermedad de Parkinson­ asentaban, a largo plazo, en el cerebro de los animales;
en monos. Científicos dirigidos por Jun además, solo desencadenaban una reacción inmunita-
Takahashi, de la Universidad de Kioto, reprogramaron ria moderada. Durante los dos años posteriores, los
células maduras procedentes de donantes humanos monos no desarrollaron tumores cerebrales, una de las
en células madre pluripotentes inducidas (CMPI). Las consecuencias tardías que algunos expertos temen que
CMPI son capaces de diferenciarse en células de diver- causen los trasplantes con células madre.
sos tipos de tejido. A partir de estas, el equipo generó Al final de la investigación, el número de neuronas
neuronas productoras del neurotransmisor dopamina. dopaminérgicas presentes en el cerebro de los animales
Estas células nerviosas, que se encuentran en la sustan- variaba de un ejemplar a otro. Los científicos pudieron
cia negra del mesencéfalo, mueren en los pacientes con localizar ciertos marcadores genéticos que parecían in-
párkinson. Puesto que la dopamina se halla implicada fluir en la supervivencia celular. Por esa razón, en un fu-
en el control del movimiento, su carencia desencadena turo podrían determinarse las células de los donantes
los síntomas característicos del parkinsonismo, como la más adecuadas para el tratamiento, sugieren los autores.
rigidez muscular o los temblores. «Este trabajo presenta condiciones muy similares a las
En la siguiente fase del estudio, los investigadores que se producen en los humanos y, debido al uso de célu-
trasplantaron las neuronas generadas en la placa de las reprogramadas, posee un gran atractivo», afirma Oli-
Petri a ejemplares de macaco cangrejero, cuyas neuro- ver Brüstle, experto en células madre de la Clínica Uni-
nas dopaminérgicas habían alterado previamente. versitaria de Bonn y quien no participó en el estudio. En
Tras la intervención, la movilidad de los animales se una próxima fase deberá demostrarse que este tipo de in-
recuperó, sin importar si las células madre que se les tervención produce los mismos efectos en las personas
habían introducido provenían de personas sanas o de con párkinson que en los observados en monos.
pacientes con párkinson. A partir de análisis exhausti- Nature, vol. 548, págs. 592-596, 2017

MENTE Y CEREBRO 7 N.O 89 - 2018


ENCEFALOSC OPIO

Desarrollo Adolescencia
Los elogios en los niños Cerebro «inmune»
pueden resultar desfavorables a los castigos severos

E P
l reconocimiento por parte de las personas de refe- or lo general, las personas adultas se
rencia constituye el mayor premio para los niños. Sin esfuerzan más a la hora de llevar a buen
embargo, los padres deberían vigilar el motivo por el puerto una tarea cuando saben que no
que elogian a su hijo, advierte el equipo dirigido por Kang concluirla puede suponerles una penalización
Lee, de la Universidad de Toronto. Al parecer, los niños tien- o cuando esperan recibir una recompensa
den a hacer más trampas cuando se ensalza su inteligencia tras completarla con éxito. Pero los adoles-
en lugar de elogiar su buen trabajo. centes parecen funcionar de otra manera,
Los investigadores solicitaron a 300 niños chinos de entre según revela una investigación dirigida por
tres y cinco años de edad que adivinaran si el número de Catherine Insel, de la Universidad Harvard
una carta «secreta» sería mayor o menor que seis. En la pri- en Cambridge.
mera fase del estudio, los experimentadores elogiaban a al- Los investigadores solicitaron a casi 90 par-
gunos de los probandos, ya fuese por su esfuerzo, ya por su ticipantes con edades comprendidas entre los
inteligencia. Los sujetos que formaban parte del grupo de 13 y los 20 años que clasificasen imágenes de
control no recibían ningún tipo de reconocimiento. En la se- planetas. Por cada respuesta correcta les paga-
gunda parte del experimento, todos tenían permiso para ha- ban una pequeña o una gran cantidad de dine-
cer trampas. Los niños que habían sido elogiados por su es- ro; si fallaban, les retiraban una cuantía del
fuerzo mostraron un comportamiento similar al del grupo bote que ya habían ganado. Los sujetos de 19 y
de control: utilizaron el engaño en un 40 por ciento de los 20 años mostraron el mismo comportamiento
casos. En cambio, alrededor del 60 por ciento de los niños que los adultos, es decir, se implicaban más en
«listos» miraban, con disimulo, la carta que debían adivinar. la actividad cuando había mucho dinero en
Los resultados coinciden con los hallazgos de trabajos an- juego (ya fuese para ganar o para perder). En
teriores, en los que se indica que el elogio de las cualidades cambio, no observaron ese patrón en los parti-
comporta consecuencias negativas para el niño. Los expertos cipantes más jóvenes: sus resultados eran igua-
sospechan que las alabanzas a esas edades comportan una les, con independencia de la ganancia o la pér-
mayor presión para el individuo, ya que un fracaso puede dida que podían obtener.
hacerle replantear la valoración positiva de sí mismo. Por Los escáneres cerebrales de los probandos
otro lado, los investigadores observaron diferencias entre los que se llevaron a cabo durante el experimento
sexos: los niños hacían más trampas que ellas, con indepen- revelaron también diferencias en el cerebro de
dencia del refuerzo que recibiesen por su rendimiento. los adolescentes y de los sujetos de 19 y 20
Psychological Science 10.1177/0956797617721529, 2017 años. En estos últimos, las áreas cerebrales re-
lacionadas con la estimación del refuerzo y el
castigo se comunicaban con mayor intensidad
que las que regulan la cantidad de recursos
cognitivos que requiere una tarea. Así, cuanto
más pronunciado era ese patrón, más aumen-
taba el rendimiento de los sujetos de manera
paralela al incremento de los incentivos. En los
adolescentes, en cambio, dicha comunicación
cerebral resultaba menos marcada; es más,
cuanto más jóvenes eran, menor era la activi-
dad de esta.
Insel y sus colaboradores sugieren que, de-
bido a la carencia de esa conectividad corti-
coestriatal, el cerebro de los adolescentes toda-
vía no se encuentra preparado para activar una
mayor cantidad de recursos mentales cuando
todo está en juego. Por ese motivo, las grandes
ISTOCK / J-ELGA ARD

recompensas y los castigos severos les dejan


indiferentes.
Nature Communications 10.1038/s41467-017-01369-8, 2017

MENTE Y CEREBRO 8 N.O 89 - 2018


INSTANTÁNEA

CORTESÍA DE LAURA LOSCHEK, INSTITUTO MAX PLANCK DE NEUROBIOLOGÍA


Cambios sensoriales en la gestación

D
urante el embarazo, la reacción frente a de- minadas sustancias, las poliaminas. Estas, que se en-
terminados olores y sabores puede cambiar. cuentran ­presentes sobre todo en la fruta muy madu-
Ello no sucede solo en los humanos. Investi- ra, incrementan la probabilidad de concebir una
gadores del Instituto de Neurobiología Max Planck, descendencia sana.
en Martinsried, han descubierto en la mosca Droso- La imagen muestra dos tipos de neuronas senso-
phila melanogaster un mecanismo mediante el cual riales en las patas de una Drosophila (los insectos
la fecundación influye en las células sensoriales, de captan el sabor con sus extremidades). En rosa se in-
modo que repercute sobre la percepción del insecto dican las células nerviosas especializadas en la per-
de importantes sustancias nutritivas. cepción de las poliaminas. Las estructuras coloreadas
Según comprobaron, las hembras presentaban, de azul corresponden a las neuronas que procesan el
tras el apareamiento, una mayor cantidad de recepto- sabor amargo y que favorecen que la mosca ingiera
res del péptido Acp70A (también bautizado como poliaminas y otras sustancias en la proporción ade-
«péptido sexual») en las células nerviosas sensoriales cuada.
relacionadas con el gusto y el olfato. Al parecer, esta
«Neuropeptides modulate female chemosensory processing
proliferación transitoria de los receptores se encarga upon mating in Drosophila». A. Hussain et al. en PLoS Biology,
de que los animales fecundados vuelen hacia deter- vol. 14, e1002455, 2016

MENTE Y CEREBRO 9 N.O 89 - 2018


CARTAS DE LOS LECTORES

El error de la homeopatía Publicado en:


Andreas Müller, Berna: En relación al artículo
«Errores lógicos de la homeopatía» [por Nikil Mukerji
y Natalie Grams; Mente y Cerebro n.o 88, 2018], el peor
error lógico de la homeopatía es recogerla una y otra
vez del vertedero. «Lo similar se cura con lo similar», el
dogma principal de los homeópatas se ha desmentido
de manera exhaustiva en los últimos doscientos años.
Sin embargo, constantemente se llevan a cabo nuevos MyC 88/2018 MyC 85/2017 MyC 47/2011
estudios sobre su eficacia. De los 5641 artículos
registrados en la base de datos científica en línea
PubMed, un total de 68, publicados en 2017, tratan
sobre la terapia homeopática. En el resultado referente el espaciotiempo, no el tiempo y el espacio. Los científi-
al resumen de estos textos predominan términos como cos definen un segundo como un número determinado
«sin efecto» y «no recomendable para tratamiento». de oscilaciones completas de un cesio de 133 átomos.
Por eso resulta extraño que, a pesar de que el tema se Dicho de modo más general, la definición de que
haya rebatido con solidez, continuamente se empleen cualquier cosa implica tiempo (por ejemplo, la veloci-
recursos para ello. ¿Cuántas veces tiene que demostrar- dad o el día) conlleva movimiento. Existe el conoci-
se la inutilidad de la homeopatía? ¿Cuánto dinero y miento universal de que el tiempo se percibe y se
tiempo se deben malgastar todavía? ¿Se tienen que actualiza como un movimiento. Los ejemplos que se
realizar estudios para descubrir que un extracto de exponen en el artículo aportan diferencias culturales
500 gramos de hormiga roja de la madera (Formica acerca de la dirección en la que el tiempo se mueve.
rufa) diluido 30 veces en una solución 1:1000 no puede Se trata de metáforas sobre la naturaleza unificada
funcionar como principio activo? ¿No convence este del tiempo y el espacio, no del tiempo como espacio.
solo supuesto a las personas con un razonamiento más
o menos intacto? Pienso que volver a tratar estos temas
no beneficia al prestigio de una revista seria. Ejercicio físico para la cognición
José Romero: Muy interesante el artículo «Ejercicio
La influencia del calor físico corporal para la mente» [por Steve Ayan; Mente y
Cerebro n.o 47, 2011]. Ahora bien, pienso que también
Mónica Rodríguez, Madrid: Leer su revista me ha resultaría de interés conocer la respuesta a la siguiente
reafirmado en la idea de que la ciencia, en muchas pregunta: las personas con una mejor capacidad
ocasiones, describe con resultados concretos una realidad cognitiva ¿son mejores en el control y la estimulación
que las personas conocemos a través del saber popular. En de las propias habilidades físicas? En otras palabras,
«Temperatura corporal en la psique» [por Marta Zaraska; ¿son más disciplinadas y están más motivadas para
Mente y Cerebro n.o 88, 2018], se explica, entre otras cosas, conseguir sus objetivos? En ese caso, la causa y el efecto
que la temperatura física influye en el sentimiento de podrían revertirse.
cercanía o distanciamiento en otras personas. ¿Acaso
no se dice de alguien poco emocional que es frío? ¿Y, al
contrario, que una persona emotiva es cálida? ¡ENVÍANOS
Cartas de los lectores
TUS COMENTARIOS!
Mente y Cerebro agradece la
Tiempo y espacio opinión de los lectores. Te animamos
a enviar tus comentarios a:
Charles H. Jones, Eugene (EE.UU.): Opino que las PRENSA CIENTÍFICA, S.A.
metáforas que se mencionan en el artículo «Así enten- Muntaner 339, pral. 1.a, 08021 BARCELONA
demos el tiempo» [por Kensy Cooperrider y Rafael o a la dirección de correo electrónico
Núñez; Mente y Cerebro n.o 85, 2017] son direccionales, redaccion@investigacionyciencia.es
La longitud de las cartas no deberá exceder los 1500
no espaciales, y que la idea de que concebimos el tiempo caracteres, espacios incluidos. Mente y Cerebro
como espacio constituye una falsa dicotomía. Uno de las se reserva el derecho a resumirlas por cuestiones
grandes ideas de Einstein era que el tiempo y el espacio de espacio o claridad. No se garantiza la respuesta
no se encuentran separados. La gran explosión produjo a todas las cartas publicadas.

MENTE Y CEREBRO 10 N.O 89 - 2018


Celebra con nosotros la
SEMANA
MUNDIAL
DEL CEREBRO
Durante la semana del 12 al 18 de marzo ofrecemos un
10 % de descuento en suscripciones
a MENTE Y CEREBRO y CUADERNOS, a través de nuestra página web

www.investigacionyciencia.es/suscripciones
DESARROLLO INFANTIL

DORMIRLos hábitos de descanso saludables contribuyen


de manera destacada al desarrollo del niño, sobre todo
durante las primeras etapas de la vida

El sueño
del bebé y sus
condicionantes
GONZALO PIN ARB OLEDAS

L
os padres de Lidia acuden preocupados a
nuestra consulta. Su primera hija, que ya ha
cumplido 13 meses, duerme unas diez horas:
desde las nueve y media de la noche hasta
las siete de la mañana siguiente. Pero su
sueño no es de un tirón. Cada noche, los
padres deben ir cuatro veces a la habitación de la niña
para atender sus despertares nocturnos. Con todo, Lidia
se muestra contenta y feliz por el día. Pero ¿duerme la
pequeña lo suficiente?, se pregunta la joven pareja.
Aunque todavía se desconocen las funciones concretas
del sueño, se sabe que dormir a diario el tiempo necesa-
rio, en el momento idóneo de la jornada y con una cali-
dad adecuada constituye un elemento básico para una
vida saludable. En el caso de los bebés, es además un
soporte esencial para su correcto desarrollo. La calidad
de sueño en la primera infancia es un factor de predicción
de problemas de conducta y dificultades de atención en
etapas posteriores. Muestra de esa función primordial es
el tiempo que consagra la naturaleza al descanso duran-
te la infancia y la juventud: un niño dedica 13 de sus
primeros 24 meses de vida al sueño.

MENTE Y CEREBRO 12 N.O 89 - 2018


La calidad del sueño du-
rante los primeros me-
ses de vida determina
posteriores alteraciones
del descanso y la con-
ducta del niño.

ISTOCK / DEBICHAMBERS

MENTE Y CEREBRO 13 N.O 89 - 2018


En síntesis:Dormir bien para crecer sano

1 2 3
Una serie de factores biopsico- La historia del sueño infantil La evolución del ciclo sueño-
sociales (genéticos, circadianos, comienza antes del parto. El vigilia constituye un hito im-
ambientales y educativos, entre cerebro y el resto de los órga- portante en el desarrollo del
otros) influyen en la calidad y can- nos en desarrollo del feto están re- bebé. Entre otras señales de su cre-
tidad del sueño del bebé durante la gulados por las señales indirectas cimiento, revela cambios en la acti-
primera infancia. que les proporciona la madre. vidad neuronal de su cerebro.

Dormir es un proceso complejo que resulta de un Este enfoque ha permitido aflorar una serie de facto-
equilibrio biopsicosocial inestable y dinámico que se res condicionantes de la evolución del descanso infantil
inicia en el período prenatal. Su evolución y maduración que no se habían valorado suficientemente hasta la in-
dependen, sobre todo en las primeras fases de la vida, de troducción, en fecha reciente, de la idea de que lo perso-
la armonía de ese equilibrio, de la acomodación del niño nal en un tejido cultural viene condicionado por el tipo
al medio en el que crece y de su interacción con los cui- de familia, comunidad y otros contextos («Soy, porque
dadores a través del desarrollo del vínculo o apego. nostros somos»). Desde esta perspectiva, se deben explo-
En el sistema nervioso central, la zona encargada de rar los diferentes factores que condicionan la evolución
regular el sueño es el núcleo supraquiasmático, que cons- y maduración del hábito de dormir en los primeros
tituye nuestro reloj biológico principal. Sus neuronas meses de vida y que integran, en su conjunto, la ecología
contienen un «reloj molecular» y son capaces de variar su del sueño.
actividad en respuesta a la entrada de luz por la retina. De
esta manera, aumentan su frecuencia de descarga propor- Factores biológicos
cionalmente a la intensidad de la luz. El núcleo supraquias- La historia del sueño infantil comienza antes del parto.
mático también sincroniza los órganos periféricos median- El cerebro en desarrollo y el resto de los órganos fetales
te la secreción de unas hormonas determinadas (sobre son órganos periféricos del reloj biológico materno y, por
todo, la melatonina) y el sistema simpático. tanto, potencialmente regulados por las señales indirec-
Durante la evolución del ser humano y a través de tas que les proporciona la madre. Ya que el feto no puede
diferentes culturas, épocas históricas y etapas del desa- reaccionar de forma directa a los reguladores externos
rrollo infantil, los conceptos del cómo, dónde y cuánto como la luz, lo hace a través de la madre. Algunos estudios
deben dormir los niños o las nociones un sueño normal demuestran la influencia reguladora materna a través de
o patológico se han ido transformando, en gran medida, tres de señales: la alimentación, el ritmo de temperatura
por la acomodación del niño a un ambiente sociocultu- corporal (con sus variaciones de día y noche) y la secre-
ral cambiante. Conocer las características evolutivas del ción de melatonina.
sueño y sus variaciones en las diversas etapas madurati- La melatonina materna es capaz de atravesar la barrera
vas durante la infancia ha sido objeto de investigación placentaria, de modo que se convierte en una señal in-
intensa en los últimos cinco años. Estos estudios han directa del ciclo luz-oscuridad para el feto, ya que este
permitido cambiar nuestra perspectiva sobre el sueño dispone de receptores de melatonina en sus tejidos. De
infantil. Así, en la actualidad, el concepto «dormir toda esta manera, el niño es capaz de seguir los ritmos circa-
la noche» aplicado a un niño menor de 18 meses implica dianos y de secreción hormonal desde el útero materno.
tres aspectos: un tiempo de sueño continuado variable Asimismo, la exposición continua a la luz o la ausencia
para cada niño y etapa del desarrollo; un horario de de ritmos luz-oscuridad por parte de la madre gestante
sueño parecido al del resto de la familia, y la capacidad influyen en las dificultades posteriores que puede pre-
del bebé para volverse a dormir de forma autónoma tras sentar el bebé para establecer el ritmo circadiano de vi-
los despertares fisiológicos normales que acontecen gilia-sueño.
durante el sueño. Por otra parte, el estrés materno durante el tercer
trimestre de embarazo altera la permeabilidad de la
placenta a los corticoides e incrementa el contenido de
los mismos en el feto. Ello aumenta la respuesta del niño
a las situaciones estresantes y provoca que presente una
mayor irritabilidad durante las primeras semanas de vida.
E L AU TO R Además, un sueño deficiente durante el embarazo pre-
Gonzalo Pin Arboledases jefe de pediatría dispone al nacimiento prematuro. Las situaciones de
y dirige la Unidad de Sueño del Hospital estrés materno también pueden fomentar una disminu-
Quirónsalud de Valencia. ción de la neurogénesis del hipocampo cerebral y la

MENTE Y CEREBRO 14 N.O 89 - 2018


DESARROLLO INFANTIL / D ORMIR

Evolución del sueño infantil


Una serie de factores ambientales Tras el nacimiento, ambos am- De 0 a 3 meses. Período de conoci-
influyen en los patrones de sueño bientes influyen en la epigenética, miento mutuo entre el bebé y los
del bebé cuando todavía se en- la cual facilita la expresión de deter- cuidadores, que ya se inicia en el
cuentra en el útero materno, sobre minados genes frente a otros, con- tercer trimestre de embarazo. Du-
todo durante el último trimestre tribuyendo de esta manera a que se rante esta etapa no deben efectuarse
del embarazo. Estos se concretan establezcan unos patrones de sueño medidas que cohíban el desarrollo
en el microambiente y el macroam- y alimentación concretos. También normal del niño (por ejemplo, no
biente. El microambiente incluye se producen una interrelación en respetar los ritmos circadianos del
factores que afectan al bebé en el ambas direcciones entre la epigené- niño o no estimularlo).
útero (la salud, la alimentación y tica y el desarrollo de los sistemas
el estrés de la madre) y tras el par- nerviosos central y autónomo, y con De 3 a 6 meses. Etapa en la que ma-
to (el tipo de apego, los horarios ello, una influencia en los dos regu- duran los ritmos circadianos del
de alimentación y sueño, etcétera). ladores principales de los ritmos de bebé. Se establece un largo período
El macroambiente corresponde a sueño: el sistema circadiano y la ho- de sueño nocturno (unas 4 horas).
las características socioeconómicas meostasis del sueño. En este último En esta fase es importante estable-
y culturales de la familia. Así, por caso, cuantas más horas permanez- cer unos horarios de sueño menos
ejemplo, el estrés de la madre du- ca el niño en vigilia, mayor facilidad anárquicos que en los meses ante-
rante el embarazo favorece que el presentará para dormirse. Todo ello riores, pero sin llegar a ser excesiva-
niño presente una mayor irritabili- determinará su patrón de sueño. mente rigurosos.
dad en las primeras semanas de La barra inferior representa tres
vida o que se reduzca la neurogé- momentos cronológicos importan- A partir de los 6 meses. Fase en la
nesis en su hipocampo y que sus tes en la evolución de los hábitos de que, en caso de ser necesario, pueden
redes neuronales sufran una remo- descanso nocturno del bebé y la ac- empezarse a corregir los factores ex-
delación que puede perdurar hasta titud que los cuidadores deben tener ternos que impiden el desarrollo del
la edad adulta. en cuenta en cada uno de ellos. ritmo circadiano de sueño en el bebé.

Macroambiente
Características
socioeconómicas Ambiente postnatal
y culturales de la Epigenética
familia

Ambiente prenatal
Señales ­maternas Sistema nervioso central Patrones
(salud, estrés, y sistema nervioso periférico del sueño
­alimentación...)
Microambiente Reguladores del sueño:
Hábitos familiares sistema circadiano
(alimentación, sueño...), y ­homeostasis
apego, estilo educativo del sueño
parental (autoritario,
permisivo...)

Edad (meses) –3 –2 –1 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

Período importante para la instauración de hábitos saludables


Período de adaptación y conocimiento mutuo entre los cuidadores y el niño
Período para la corrección de factores que influirán en los patrones de sueño futuros

MENTE Y CEREBRO 15 N.O 89 - 2018


EN BREVE las condiciones ambientales, el apego o el vínculo paren-
tal y el modelo educativo empiezan a tener más peso en
Ritmo circadiano: Ritmo biológico en el que las activi- la regulación del sueño. A esa edad, se establece el ritmo
dades corporales se repiten con una periodicidad de, circadiano de vigilia-sueño, que se caracteriza por un
aproximadamente, 24 horas. largo período de descanso nocturno continuado que dura
Ritmo ultradiano: Denota actividades biológicas que entre cuatro y cinco horas.
ocurren en ciclos de 20 horas o menos. Hacia el año de vida, el sueño diurno del bebé se
Melatonina: Hormona sintetizada a partir del triptófa- concentra en la siesta. A esa edad, el niño también em-
no. Se produce, principalmente, en la glándula pineal pieza a dar sus primeros pasos. Pero el ritmo sueño-vi-
y participa en una gran variedad de procesos celulares, gilia no se completa hasta los cuatro y cinco años. Es
neuroendocrinos y neurofisiológicos, entre ellos, con- entonces cuando el sueño diurno finaliza.
trolar el ciclo diario del sueño. Con todo, debe tenerse en cuenta que conservar la
Tronco del encéfalo: Es la mayor ruta de comunica- exposición rítmica a la luz y oscuridad de la madre ges-
ción entre el cerebro anterior, la médula espinal y los tante favorece el posterior desarrollo de los patrones de
nervios periféricos. Entre los primeros cuatro y seis sueño del bebé. Evitar el estrés, sobre todo en el último
meses de vida, se encarga, sobre todo, de controlar trimestre del embarazo, mejora la calidad del descanso
el ciclo de sueño-vigilia. del lactante. Asimismo, el respeto de los ritmos naturales
de la alimentación en los primeros seis meses de vida
constituye un factor determinante. Facilitar la autonomía
motora del niño favorece la maduración cerebral y, con
ello, el sueño.
r­ emodelación de las redes neuronales del hijo, las cuales
pueden persistir hasta la etapa adulta. Ritmo circadiano y homeostasis del sueño
Entre los primeros cuatro y seis meses de vida, el ciclo Cada niño posee su propio ritmo circadiano y, por ello,
de vigilia-sueño se halla controlado, sobre todo, por el su propia hora adecuada de inicio y final de sueño. La
tronco del encéfalo. También depende en gran medida descoordinación entre la hora seleccionada por los padres
del ritmo ultradiano de la alimentación (por lo general, o cuidadores para ir a dormir y el ritmo biológico del
cada tres horas). A partir de los seis meses, cuando la bebé puede originar que el pequeño presente problemas
función del hipocampo se encuentra más desarrollada, para dormirse.

Evolución del sueño en la infancia temprana


• Primeros meses de vida • Entre los 3 y los 6 meses
La alimentación marca el ritmo: Uno de los mayores Ritmo multimodal: Aparece un patrón de descanso
condicionantes del patrón de sueño del lactante es el ­estructurado en una siesta matutina, otra por la tarde
horario de las comidas, que determina que los perío- y un largo sueño nocturno, que se consolida.
dos de descanso se sucedan aproximadamente cada
3 horas. • De los 6 a los 12 meses
Aumenta el período de vigilia: Los recién nacidos se Mayor conexión con el entorno: Puede que el niño no
despiertan cada 3 o 4 horas y permanecen despiertos quiera dormir después de las comidas si se le presenta
de 1 a 2 horas. El período de vigilia diurna aumenta algún estímulo que le interese.
lentamente hasta las 3 o 4 horas cumplidas las 16 se- Mayor facilidad para dormirse: El tiempo medio para
manas de vida. conciliar el sueño es de 15 minutos.
Conciliar el sueño: Un niño de 2 meses tarda en Despertares nocturnos: A esta edad, el bebé presenta
­dormirse una media hora. A los 3 meses puede pre- dos o tres despertares nocturnos fisiológicos.
sentar cierta dificultad para conciliar el sueño, debido, Llantos nocturnos: Pueden reaparecer incluso en niños
quizás, a su deseo de relacionarse con el entorno. que siempre han dormido bien.
Despertares frecuentes: Durante los primeros meses, La edad del objeto transicional: Se recomienda regalar
el sueño del lactante se interrumpe a menudo. al niño un objeto por el que sienta especial afecto y que
Sueño cada vez más nocturno: En torno a las de 6 se- le aporte seguridad y compañía durante la noche.
manas, el niño empieza a dormir más por la noche. A Comportamientos novedosos: Hacia los 9 meses pue-
los 3 meses, un 70 por ciento de los niños presenta un den aparecer nuevas conductas, entre ellas, mover insis-
sueño nocturno continuado de 5 horas. tentemente la cabeza de un lado a otro para dormirse.

MENTE Y CEREBRO 16 N.O 89 - 2018


DESARROLLO INFANTIL / D ORMIR

Una variedad de factores, entre ellos los biológicos


y educativos, condicionan la evolución y maduración
del hábito de dormir en la primera infancia.
ISTOCK / ALEKSANDARNAKIC

Cuantas más horas de vigilia transcurran previas al pronto por la mañana, y a la inversa. En esos casos, si se
momento de acostarle, menores son las dificultades para ajustan el inicio y el final del sueño al ritmo circadiano,
que el niño caiga en los brazos de Morfeo, según se des- se favorece que el sueño empiece y finalice de modo más
prende de la capacidad de autorregulación del sueño armónico y fisiológico.
(homeostasis). Si se combinan medidas que se ajusten a
este proceso (por ejemplo, se evitan las siestas muy tardías) Factores ambientales
con una hora circadiana de inicio del sueño apropiada, Por lo general, la melatonina, hormona que transmite la
se facilita que el bebé se duerma fácilmente y que su hora circadiana a todo el organismo, presenta una baja
descanso resulte fisiológicamente adecuado. No obstan- concentración durante el día. Con la llegada de la oscu-
te, hay que tener en cuenta que existen lactantes que ridad nocturna, en cambio, aumenta, lo que favorece el
tienden a dormirse a horas tempranas y a despertarse sueño. Ese incremento se retrasa y reduce con la luz,
sobre todo si esta es blanca o azul (con iluminación na-
ranja el descenso de melatonia resulta menos pronuncia-
do). En pocas palabras, la disminución de melatonina
R E G L A S D E O R O PA R A dificulta el sueño.
E L B U E N D O R M I R I N FA N T I L En los niños, la menor secreción de melatonina a
causa de la presencia de luz antes de acostarse alcanza en
Procure un ambiente tranquilo y oscuro para que torno a un 88 por ciento, porcentaje que casi dobla el de
el niño pueda dormir. los adultos, que se sitúa en el 46 por ciento. Esta diferen-
Compruebe que la temperatura de la habitación cia se debe, en gran parte, al tamaño de la pupila de los
es confortable (un exceso de calor o frío favorece bebés y a su mayor capacidad de dilatación.
los despertares nocturnos).
Reduzca el ruido ambiental lo máximo posible. El factor educativo
Establezca una hora rutinaria para acostar El sueño y el apego maduran notablemente durante el
y despertar al bebé. primer año de vida, por lo que el desarrollo de ambos
No lo ponga a dormir con hambre. El exceso procesos se superpone en el tiempo. No obstante, se
de ­líquidos también aumenta la posibilidad de que desconoce el grado de influencia que ejerce el uno en el
se despierte por la noche. otro. Se sabe, en cambio, que dormir constituye una

MENTE Y CEREBRO 17 N.O 89 - 2018


DESARROLLO INFANTIL / D ORMIR

necesidad biológica, mientras que dormir bien es un SI TE INTERESA


hábito personal y social. Y el desarrollo de cualquier ESTE TEMA...
hábito requiere rutinas. Por ello, instaurar unos compor- Descubre Desarrollo del bebé, nuestro
tamientos cotidianos y unos horarios de sueño estables monográfico de la colección Cuadernos
durante la primera etapa infantil y mantenerlos a lo que reúne los mejores artículos
largo de toda la infancia influye a largo término en el de Mente y Cerebro sobre las capacidades
niño, tanto en relación con la conducta del sueño como cognitivas y el aprendizaje en las primeras
etapas de la vida.
con la percepción por parte de los padres de que presen-
ta problemas de descanso. www.investigacionyciencia.es/
revistas/cuadernos/numero/19
La salud es resultado de un equilibrio armónico; por
ello, las conductas parentales que logran crear una situa-
ción de armonía entre la sensibilidad, la atención, el
entrenamiento de la autonomía y la autorregulación del
bebé favorecen la evolución fisiológica del sueño. La cipales son los malos hábitos, la alimentación excesiva
información de los profesionales sobre la evolución del por la noche, la ausencia de un ritual de presueño (por
dormir y el ajuste de las expectativas de los padres refe- ejemplo, no establecer un horario rutinario para la cena),
rentes a la continuidad y duración del mismo también las alteraciones del comportamiento, físicas (dolor, entre
forman parte del origen de un hábito saludable de sueño. otros) o neurológicas. El insomnio ligado a una enfer-
Por el contrario, las falsas expectativas sobre el descanso medad orgánica, como la otitis aguda o crónica, derma-
del bebé son, con frecuencia, las responsables de que el titis atópica, síndromes obstructivos de vías aéreas supe-
niño muestre variaciones en su conducta del sueño. riores, reflujo gastroesofágico o epilepsia, resulta menos
En definitiva, es necesario mantener una regularidad frecuente.
antes de acostar al bebé así como en sus horarios de Volviendo al caso de Lidia, podemos tranquilizar a sus
sueño, ya que las rutinas mejoran el hábito. Por otra padres: la niña presenta, tanto en calidad como en can-
parte, el respeto a la autonomía infantil favorece un de- tidad, un sueño adecuado. Aparte de que los despertares
sarrollo armónico, sin olvidar que ser realistas en cuanto nocturnos son normales a esa edad, la pequeña presenta
a la duración y continuidad del sueño del niño favorece un desarrollo cognitivo y físico apropiado. Ríe y tiene
la calidad del mismo. ganas de jugar. H

Problemas con el sueño


A menudo, más que de trastornos del sueño, en los lac-
tantes debemos hablar de problemas con el sueño. Se
PA R A S A B E R M Á S
trata de patrones de descanso que resultan insatisfactorios
tanto para los padres como para el niño, o que el pediatra Poor sleep quality is associated with preterm birth. M. L. Okun,
considera inadecuados. La única diferencia entre un bebé C. D. Schetter y L. M. Glynn en Sleep, vol. 34, n.o 11,
que duerme toda la noche y otro que se despierta con págs. 1493-1498, 2011.
frecuencia no es el número de despertares, sino la habi- Guía de práctica clínica sobre trastornos del sueño en la infancia
lidad del niño para volverse a dormir por sí solo. y adolescencia en atención primaria. Unidad de Evaluación de
Tampoco todos los problemas del sueño son anorma- Tecnologías Sanitarias de la Agencia Laín Entralgo, 2011.
lidades ni todos precisan tratamiento. Por lo general, las Alteraciones del sueño y TDAH o TDAH y alteraciones del
consultas más frecuentes que llegan al pediatra se hallan sueño: ¿existe relación? G. Pin Arboledas, M. Merino Andreu
relacionadas con tres situaciones principales: primera, el y M. L. Mompó Marabotto en Pediatría Integral, vol. XVIII,
n.o 9, págs. 668-677, 2014.
niño presenta dificultades para dormirse; segunda, el
niño manifiesta conductas «extrañas» durante el sueño, Infant sleep predicts attention regulation and behavior pro­
y tercera, el niño se muestra soñoliento durante el día. blems at 3-4 years of age. A. Sadeh et al. en Developmental
Neuropsychology, vol. 40, n.o 3, págs. 122-137, 2015.
En relación con el primer supuesto, nos encontramos
con el insomnio infantil. Al bebé mayor de 6 meses le Predictors of sleep disturbance in the first year of life:
A longuitudinal study. S. Sette, et al. en Sleep Medicine, vol. 36,
cuesta iniciar o mantener el sueño. Pero no se trata del
págs 78-85, 2017.
diagnóstico, sino que constituye un síntoma de algo que
debe tratarse. Habitualmente, el insomnio en la infancia EN NUESTRO ARCHIVO
depende de múltiples factores, entre ellos, el entorno, las
reglas educativas, el contexto psicoafectivo, el compor- Cuando los niños no pueden dormir. Katja Gaschler
en MyC n.o 45, 2010.
tamiento de los padres, los contrastes de horario y las
imposiciones sociales (por ejemplo, excesivas tareas ex- El sueño. VV. AA. Colección Cuadernos de MyC n.o 7, 2014.
traescolares que dificultan el cumplimiento de las nece- Lloros continuos en la cuna. Kerstin Schumacher
sidades de sueño del niño). Algunas de sus causas prin- en MyC n.o 67, 2014.

MENTE Y CEREBRO 18 N.O 89 - 2018


Suscríbete a
Mente&Cerebro
Ventajas para los suscriptores:
 Envío puntual a domicilio
 Ahorro de hasta un 21%
sobre el precio de portada
41,40 € 35 € por un año
(6 números)
82,80 € 65 € por dos años
(12 números)
 Acceso gratuito a la edición
digital de los números incluidos
en la suscripción
 Te regalamos además un número
de la colección Cuadernos a elegir
(en formato digital)

GRATIS
un número a elegir
de la colección
CUADERNOS

www.investigacionyciencia.es/suscripciones
Teléfono: +34 934 143 344
PSIC OLO GÍA SO CIAL

NEGOCIACIÓN ¿Llamar por teléfono, mandar un correo


electrónico o hablarlo cara a cara? Dependiendo
de los contenidos, las metas y nuestras preferencias, resulta
más aconsejable utilizar una u otra vía de comunicación

La importancia­
del canal de
­comunicación
C H R I S T O P H L AU B E RT E I N G M A R G E I G E R

MENTE Y CEREBRO 20 N.O 89 - 2018


GETTY IMAGES / GARY BURCHELL
En síntesis:¿Cara a cara o por mensaje?

1 2 3
Según los objetivos El correo electrónico o una carta son En una negociación debe-
que persigamos en una adecuados cuando deseamos transmitir mos combinar diversos
negociación, debere- una gran cantidad de información. Si se canales de comunicación.
mos utilizar uno u otro ca- trata de llegar a un acuerdo, la conversación Con todo, se aconseja usar
nal de comunicación para cara a cara o la videoconferencia son más re- aquellos con los que nos sinta-
tener éxito. comendables. mos más cómodos.

I
magínese que quiere reformar la cocina de su casa. En general, con el fin de lograr un equilibrio de in-
Sabe que deberá desembolsar una gran cantidad tereses, ambas partes deben intercambiar información;
de dinero, por lo que quiere negociar bien el por ejemplo, transmitir sus preferencias y prioridades
precio. Después de decidir, junto con su pareja, al otro. Para tener la seguridad de que estos contenidos
el nuevo diseño, ya solo le queda acordar el pre- llegan a la parte contraria de la manera que se pretende,
supuesto final. ¿Es mejor hablar del asunto cara también resulta necesario que las partes negociantes
a cara con el contratista o resultará más ventajoso enviar- desarrollen una comprensión mutua de las circunstan-
le un mensaje electrónico? ¿Influye realmente el canal cias de cada uno. Ello no significa obligatoriamente que
por el que se realiza la operación? el emisor y el receptor deban estar de acuerdo con un
Esta pregunta surge, con frecuencia, cuando se quiere asunto, sino que ambos comprendan la información de
solucionar un desacuerdo o llegar a un consenso, ya sea la misma manera; por ejemplo, que los dos entiendan
en el ámbito privado, el económico o el político. También un concepto o formulación del mismo modo. Si toma-
los psicólogos y economistas se interesan por el tema e mos el ejemplo inicial, ¿qué significa para usted y el
investigan cuál es el canal más adecuado para defender vendedor de cocinas el «abono por el servicio prestado»
los propios intereses. Sin embargo, este objetivo resulta que se especifica en el contrato? ¿Se refiere a las horas
más difícil de lo que parece, puesto que cada canal de que el operario invertirá para montar la cocina en su
comunicación presenta pros y contras. En un principio, hogar? ¿Incluye los desplazamientos o la preparación
el medio que utilicemos debería depender de las carac- previa en la fábrica? Será necesario aclarar estos aspec-
terísticas y las metas del debate, pero también del medio tos de antemano.
con el que nos sintamos más cómodos. Asimismo, la comunicación también puede evaluarse
La negociación constituye un caso particular de co- a partir de la eficiencia con la que transcurre y de los
municación, en el que al menos dos partes tratan de acuerdos que se han prefijado y que pueden recuperar-
hallar un consenso con el fin de conseguir un equilibro se. Así, por un lado, se pretende que la inversión de
de intereses. Los investigadores distinguen entre metas tiempo y de costes relativos al intercambio de informa-
de negociación duras y blandas. En el primer caso, se ciones sea baja (objetivos que se consiguen con una
cuestiona si es posible llegar a una transacción y su cos- llamada breve). Por otro, se desea que determinados
te económico: ¿qué precio, requisitos del producto y aspectos del acuerdo estén documentados. Como clien-
plazos de pago podrían acordarse? Esta estimación se te, es probable que le interese tener por escrito otras
puede lograr desde la perspectiva de un solo negociador informaciones adicionales (por ejemplo, respecto a cómo
o de manera más global. ¿Se ha alcanzado un acuerdo se van a deshacer de la antigua cocina) para poder re-
beneficioso para ambas partes? ¿Hay un equilibrio de clamar en caso necesario.
intereses? Por el contrario, en las metas de negociación Aquí entran en juego las características de los diferen-
blandas destacan factores como la satisfacción con el tes canales de comunicación. En la actualidad, su elección
resultado y el proceso, la mejora de la relación con la otra resulta más compleja. Si durante siglos solo se podía
parte negociante o la aspiración de conseguir un «juego elegir entre la conversación personal y la carta, hoy en
limpio». día se dispone de diversas opciones: el teléfono, la vi-

L O S AU TO R E S

Christoph Laubert(izquierda) es colaborador científico del departamento de marketing de la


Universidad Libre de Berlín. Ingmar Geiger es profesor de comercio y estadística en la Escuela
Superior de Aalen. Anteriormente fue profesor en la Universidad Libre de Berlín.

MENTE Y CEREBRO 22 N.O 89 - 2018


PSIC OLO GÍA SO CIAL / NEGO CIACIÓN

En una conversación personal


captamos si el interlocutor
eleva las cejas en un gesto de
escepticismo, además de otras
informaciones no verbales.

GETTY IMAGES / GARY BURCHELL


deoconferencia (Skype), la mensajería instantánea (Whats- trónico dispone de ventajas similares, con el añadido de
App, Facebook, etcétera), el correo electrónico y el ser- que ofrece la posibilidad de transmitir más información
vicio de mensajes cortos (SMS). Estos medios se a través de documentos adjuntos de extensión variable.
diferencian entre sí en múltiples aspectos. Veámoslo. Pero suele ser menos inmediato que la mensajería ins-
La conversación personal permite intercambiar infor- tantánea a la hora de obtener respuesta. En este sentido,
mación, tanto verbal como no verbal, de manera rápida. la clásica carta por mensajería ordinaria se distingue del
Sin embargo, el receptor no podrá acceder más tarde a mensaje por correo electrónico en la velocidad de trans-
lo que se ha dicho. Tampoco el emisor puede cambiar lo misión, aunque también difieren desde un punto de
que ha explicado, ni comprobar o modificar el contenido vista formal.
de su mensaje antes de «enviarlo», como ocurre al redac- En los siglos anteriores, los investigadores sociales y
tar un correo electrónico. Algo semejante sucede con la económicos desarrollaron diversos métodos con el fin
videoconferencia, a pesar de que no haya un entorno de determinar qué medio era el más adecuado para cada
físico compartido en esta comunicación cara a cara. En tipo de comunicación. Los investigadores de gestión de
el caso del teléfono, falta, además, el componente visual, empresas Richard Daft, de la Universidad Vanderbilt, y
por lo que se pierden una serie de señales no verbales. Robert Lengel, de la Escuela de Negocios de la Universi-
Pero es posible expresar emociones (como alegría o dad de Texas en San Antonio, formularon en 1986 la
enfado) mediante el volumen y la entonación de la voz, influyente teoría de la riqueza de medios. Según esta, un
aunque se requiera que el receptor emplee mayores re- canal de comunicación es más «rico» cuanto más veloz
cursos para interpretarlas de manera correcta. resulte y mayor sea la complejidad de la información que
permite trasmitir. Por ese motivo, la conversación per-
Las ventajas de los mensajes instantáneos sonal lidera la lista de los medios más ricos, seguida de
La mensajería instantánea, tan extendida entre las rela- la videoconferencia, la conversación telefónica, la men-
ciones privadas, cuenta con la ventaja de que la conver- sajería instantánea, el correo electrónico y la carta.
sación puede llevarse a cabo con más de una persona de Los primeros de la clasificación son especialmente
manera simultánea, incluso en diferentes grupos. En un recomendables para tareas que destacan por su vaguedad,
principio, también es posible reflexionar sobre el texto es decir, donde existen numerosas interpretaciones po-
antes de enviarlo. El historial de la conversación se alma- sibles a una misma situación. Cuando nos hallamos cara
cena, de modo que queda documentada. El correo elec- a cara, es sencillo porfiar y apreciar si nuestro interlocu-

MENTE Y CEREBRO 23 N.O 89 - 2018


Negociaciones satisfactorias léfono necesitaron 18 minutos para llegar a un acuerdo;
24 minutos si utilizaban la videoconferencia, y hasta
En el terreno económico, la palabra «negociación» evo­ 47 minutos si negociaban a través del chat.
ca, por lo general, la idea de una lucha por cada cénti­ Purdy y sus colaboradores creen que una posible ex-
mo de euro. Investigadores dirigidos por Jared Curhan, plicación de que no hallaran apenas diferencias entre un
del Instituto de Tecnología de Massachusetts, encues­ medio y otro estriba en que los usuarios aprenden con
taron en 2006 a unos 100 sujetos acerca de lo que con­ rapidez a compensar la menor «riqueza» del canal. Un
sideraban importante en las negociaciones. Entre los ejemplo cotidiano sería el uso de emoticonos para suplir
participantes se hallaban estudiantes, empleados y ne­ las posibilidades expresivas no verbales ausentes en la
gociadores profesionales del mundo de la economía mensajería instantánea y los correos electrónicos, pues-
y de los sindicatos. Para ellos, lo más importante no era to que dichos símbolos pueden sugerir diversas intencio-
ni mucho menos el resultado objetivo o monetario; nes (ironía o doble sentido, por ejemplo).
otros factores subjetivos les resultaban igual de esencia­ En un ensayo similar de 2014, en el que uno de noso-
les. Entre ellos destacaban mantener una buena rela­ tros (Geiger) comparó la conversación cara a cara con la
ción con la otra parte negociante, obtener un resultado del chat, la ganancia económica que los participantes
que no perjudicase sus principios, defender sus intere­ obtenían resultó igual en ambas técnicas. Pero, en este
ses y que el otro les hubiera escuchado. Estos requisitos caso, los sujetos se mostraron más satisfechos con la
resultaban válidos tanto para las negociaciones entre conversación que habían tenido a través del medio basa-
particulares como para los acuerdos entre empresas. do en texto, supuestamente, «menos rico». Otras inves-
En cambio, en relación con las conversaciones persona­ tigaciones llevadas a cabo por economistas, psicólogos
les recalcaron un transcurso de la comunicación pacífi­ sociales e informáticos también han proporcionado re-
co, una solución acordada por ambas partes y la satis­ sultados contradictorios.
facción con el resultado. A finales del pasado milenio, Alan Dennis, de la Escue-
la de Negocios Kelley de la Universidad de Indiana, y
Joseph Valacich, del Colegio de Dirección Eller de la
Universidad de Arizona, presentaron su contribución
tor eleva una ceja o realiza otras señales no verbales. En al desarrollo de la teoría de la riqueza de los medios: la
cambio, un correo electrónico o un SMS formulados con teoría de la sincronización. Según esta, los canales de
prisa conducen a malentendidos con facilidad. Cuando comunicación presentan una elevada sincronía cuando
existe lo que Daft y Lengel denominan inseguridad, es facilitan que los individuos trabajen de forma simultánea
decir, una falta de información, los medios «menos ricos» en una misma tarea. La conversación personal encabeza
suelen resultar suficientes. de nuevo la lista, seguida por la videoconferencia, la lla-
Una negociación, en relación a un puesto de trabajo, mada telefónica, la mensajería instantánea, el correo
al próximo destino vacacional de la familia o al precio electrónico y la carta ordinaria.
de una cocina, es una situación enormemente ambigua,
de modo que la conversación personal sería lo más ade- ¿Transmitir los hechos o interpretarlos?
cuado, según la teoría de la riqueza de medios. En el año Dennis y Valacich no tratan la acción comunicativa como
2000, un grupo de analistas de mercado de la Universidad un todo, sino que la fragmentan en pasos concretos,
de Washington, dirigidos por Jill Purdy, confirmaron, según consista en la transmisión de información (conve-
solo en parte, este supuesto. yence) o en su convergencia (convergence), es decir, en
Para su estudio, pidieron a unos sujetos que negocia- alcanzar un acuerdo compartido respecto a la información.
ran el contrato de compra de ropa masculina, unas veces Los medios con gran sincronía (la conversación cara a
en el papel de comerciante; otras, en el de proveedor. Para cara) son especialmente adecuados cuando la convergen-
ello debían utilizar la técnica del cara a cara, una videocon- cia ocupa un plano principal y los interlocutores deben
ferencia, una llamada telefónica o mensajes a través del discutir sobre el significado de consecuencias concretas.
chat. Los participantes que utilizaron para negociar un Así, los implicados pueden preguntar o proporcionar
medio «rico» (la conversación cara a cara o la videocon- explicaciones con rapidez. En cambio, si se pretende
ferencia) se mostraron satisfechos con el transcurso de transmitir unos hechos, resultan ventajosos los medios
la charla, pero desde el punto de vista económico apenas de comunicación menos sincrónicos, a saber, la carta, el
hubo diferencias en comparación con las otras vías de fax o el correo electrónico, dado que estos permiten que
comunicación. De hecho, en las cuatro condiciones se el receptor relea las informaciones y disponga de más
registraron unas ganancias equiparables. La conversación tiempo para procesarlas.
personal solo mostró ventajas para ambas partes en re- Los primeros resultados de la investigación acerca de
lación con una repartición algo más equitativa y con la teoría de la sincronización de los medios son alenta-
respecto a la duración del proceso, que fue de unos dores. En 2013, un equipo dirigido por Valacich confir-
14 minutos. En cambio, los probandos que usaron el te- mó que las personas eligen diferentes canales de comu-

MENTE Y CEREBRO 24 N.O 89 - 2018


PSIC OLO GÍA SO CIAL / NEGO CIACIÓN

nicación según la etapa de la tarea comunicativa. Dicho do medio de comunicación. En una negociación inter-
de otro modo, optan por uno u otro medio según con- cultural a través de correos electrónicos, puntuaron
sideran más relevante la transmisión o la convergencia mejor los sujetos que manifestaron, antes de la negocia-
en ese momento. También comprobaron que una acción ción, una mayor predilección por este medio. A las pa-
comunicativa extensa requiere combinar diferentes rejas de negocios les resultó más fácil conseguir un
medios en lugar de centrarse en uno solo. Este supuesto equilibrio de intereses óptimo.
lo constatamos en relación con las negociaciones eco- Pero junto a esta preferencia personal, la situación
nómicas. desempeña también un papel. El lugar del encuentro, el
Entre los sujetos de nuestra investigación, todavía porlenguaje de negocios o la confianza entre los negociantes
publicar, se encontraban estudiantes de ciencias econó- pueden influir de manera notoria sobre los resultados de
micas, gerentes noveles y profesionales. En primer lugar, la comunicación. La investigación llevada a cabo con
les pedimos que valorasen diferentes pasos para una profesionales ya mencionada reveló que la elección del
negociación según si consistía en la transmisión de in- medio por parte de los sujetos también se veía influida
formación o en una comprensión convergente. A conti- por su valoración de cuán importante era el intercambio.
nuación, les preguntamos qué canal de comunicación En negociaciones que se consideran especialmente im-
emplearían en cada caso. Como era de esperar, los par- portantes, las personas tienden a escoger medios con una
ticipantes elegían un medio menos sincrónico (el correo sincronización elevada (la charla cara a cara). Ello se debe,
electrónico) cuando su objetivo se centraba en la trans- entre otros factores, a que las partes suelen preparar la
misión de información (en lugar de en la comprensión argumentación de manera más intensiva; también reúnen
compartida de esta). mucha información previa cuando se trata de peticiones
Los resultados también revelaron el poder predictivo de peso. Durante la negociación propiamente dicha, el
de la teoría de la sincronización de los medios. Según losobjetivo suele centrarse en lograr un acuerdo comparti-
hallazgos, la valoración a partir de la transmisión o con-do, es decir, en una convergencia de la información.
vergencia de información explicaba solo una pequeña ¿Cómo pueden aplicarse estos conocimientos a la
parte de la elección del canal que realizaban los sujetos.negociación del contrato para su hipotética nueva cocina?
¿De qué más podía depender esa decisión? Los sucesivos En principio, si lo que desea es transmitir mucha infor-
análisis de nuestro estudio sugieren que en la determi- mación, debe inclinarse por medios de comunicación
nación de usar el teléfono móvil o el teclado de un orde- escritos con baja sincronía, como el correo electrónico
nador para comunicarnos influye menos una situación (puede indicar los electrodomésticos que quiere o pre-
particular que nuestra preferencia por un medio de co- guntar cuántas horas laborales y qué trabajos previos
municación concreto. Esta predecía mejor si finalmente serán necesarios). Pero si pretende llegar a un acuerdo
los probandos se decidían por la conversación directa o sobre la duración y el precio de la reforma, será mejor
por el correo electrónico para aclarar los asuntos. que se reúna personalmente con el contratista o, al menos,
lo llame por teléfono.
Confiar en las propias preferencias para el éxito Con todo, resulta aconsejable que no ignore lo que le
Un trabajo publicado por uno de nosotros (Geiger) en dicte su intuición porque, al fin y al cabo, usted sabe los
2014, junto con la psicóloga económica Jennifer Parlamis, canales de comunicación por los que siente una especial
de la Universidad de San Francisco, constató que incluso predilección, que le dan confianza y con los que se sien-
una persona puede lograr mejores resultados en la nego- te cómodo y seguro. Ello, generalmente, favorece los
ciación cuando obedece a su inclinación por determina- buenos resultados en los negocios. H

PA R A S A B E R M Á S

Media selection as a strategic component of communication. J. F. George et al. en Management Information Systems Quarterly,
vol. 37, págs. 1233-1251, 2013.
Media effects on the formation of negotiator satisfaction: The example of face-to-face and text based electronically mediated
negotiations. I. Geiger en Group Decision and Negotiation, vol. 23, págs. 735-763, 2014.
Situational strategic versus personal influences on medium choice: Media synchronicity theory and affect for communication
channel. I. Geiger y C. Laubert, manuscrito en revisión, 2016.

EN NUESTRO ARCHIVO

Negociar el sueldo. David Loschelder y Roman Trötschel en MyC n.o 71, 2015.

MENTE Y CEREBRO 25 N.O 89 - 2018


PSIC OTERAPIA

TERAPIA GRUPAL El trabajo psicoterapéutico con grupos de pacientes


beneficia a los afectados tanto como las terapias individuales en
un gran número de trastornos psicológicos

Compartir
el tratamiento B E R N HA R D S T R AU S S

L
a psicoterapia grupal cuenta con una dilata- La psicoterapia grupal se puso en práctica a principios
da tradición. No obstante, su aceptación del siglo pasado de manos del psicólogo Joseph Pratt
resulta aún limitada: cuando se pregunta a (1910-1979), a quien se considera el pionero de este
pacientes con un trastorno psicológico si tratamiento. Pratt instruía a sus pacientes con tubercu-
prefieren que les traten a solas o junto con losis y procedentes de clases sociales desfavorecidas sobre
otras personas, la mayoría se decanta por la la enfermedad que padecían; era una especie de proce-
primera opción. Muchos creen que se recuperarán antes dimiento precursor de lo que sería el trabajo psicoedu-
si no tienen que compartir el terapeuta con otros sujetos. cativo grupal. Diversas escuelas de psicoterapia desarro-
Quizás el recelo a este método de tratamiento provenga, llaron esta idea. Muchos psicoanalistas, a diferencia de
en parte, de que a lo largo de la vida experimentamos, a Sigmund Freud (1856-1939), reconocieron el potencial
veces, sucesos desagradables dentro de un grupo. La del grupo y pusieron en marcha el denominado análisis
exclusión, el acoso y la obligación de tener que adaptar- grupal.
se son sensaciones que están presentes con bastante Los fundamentos esenciales de la teoría grupoanalí-
frecuencia. Sin embargo, los conocimientos actuales tica los conceptualizó Sigmund H. Foulkes (1898-1976),
demuestran que este escepticismo hacia la psicoterapia psiquiatra y psicoanalista alemán emigrado durante la
grupal resulta infundado. Los pacientes que optan por Segunda Guerra Mundial y que trabajó en el británico
este tipo de tratamiento se sienten tan satisfechos como Hospital Militar de Northfield. Paralelamente, se desarro-
los usuarios de una terapia individualizada. llaron planteamientos grupales dentro de los procedi-
mientos terapéuticos humanísticos, sobre todo en el
psicodrama. Su fundador, Jakob Levy Moreno (1889-1974),
fue el primero en acuñar el término «psicoterapia grupal».
E L AU TO R Aunque el método llegó más tarde a la terapia conductual,
hoy en día se emplea de manera generalizada.
Bernhard Straussimparte clases de
psicología y psicoterapia en la Clínica de
la Universidad Friedrich Schiller de Jena. El poder del colectivo
Es psicoanalista y trabaja con grupos de A partir del movimiento del 68, los tratamientos grupales
pacientes. fueron ganando fama. El psicoanalista Horst-Eberhard

MENTE Y CEREBRO 26 N.O 89 - 2018


WWW.FOTO-TOMWENIG.DE
En la psicoterapia grupal, los pacientes experimentan la aceptación y comprensión de los demás participantes,
lo que aumenta su autoestima.

Richter (1923-2011) publicó en 1972 su éxito de ventas pectos en factores de apoyo, autorrevelación y aprendi-
Die Gruppe («El grupo»), con el subtítulo, «La esperanza zaje. Al primero pertenecen las características que
de un nuevo camino para liberarse uno mismo y liberar comparten los pacientes y cohesionan el grupo, así como
a los demás». El aprecio de la propia esencia de la comu- la experiencia de ser aceptado y comprendido por los
nidad encajaba con el espíritu de la época. Sin embargo, demás. Todo ello refuerza la autoestima. Además, los
la euforia fue disminuyendo durante las siguientes déca- progresos que se observan en otros participantes alimen-
das, fenómeno que el politólogo estadounidense Robert tan la propia esperanza de dominar las dificultades.
Putnam atribuyó al creciente individualismo social. Pero Asimismo, estar presente y acompañar a otra persona en
en la actualidad, las políticas sanitarias tratan de promo-
ver de nuevo las terapias grupales. En vista de la gran
demanda de psicoterapia y las largas listas de espera, es
necesario mejorar la atención a las personas con trastor-
nos psicológicos.
¿Por qué los grupos tienen un efecto curativo? En los
En síntesis:Del yo al nosotros

1
años cincuenta del siglo xx, los psicólogos Raymond La psicoterapia de grupo constituye una alternativa
Corsini y Bina Rosenberg trataron de esclarecer los me- eficaz y económica a las sesiones individuales para
canismos de acción de la psicoterapia grupal a partir del tratar numerosos trastornos psicológicos, entre ellos,
análisis de 300 artículos. Más tarde, el psiquiatra Irvin la fobia social.
Yalom identificó otros factores terapéuticos que diferen-

2
ciaban la terapia grupal de la individual. Entre ellos El intercambio con otros pacientes ayuda al indivi-
destacó la «universalidad del sufrimiento», es decir, la duo a sentirse acompañado en el trastorno y a reco-
experiencia consoladora de que otras personas también nocer su malestar frente a otras personas.
sufren sentimientos tortuosos y pensamientos que les

3
atemorizan, de manera que uno no se encuentra solo con En la terapia grupal se utilizan diversas estrategias:
su sufrimiento. desde la psicoeducación hasta el psicodrama. La for-
El psicólogo y psiquiatra Roy MacKenzie, de la Uni- mación y experiencia del terapeuta, entre otros fac-
versidad de la Columbia Británica, subdividió estos as- tores, influyen en el curso del tratamiento.

MENTE Y CEREBRO 27 N.O 89 - 2018


WWW.FOTO-TOMWENIG.DE
Los participantes de los tratamientos
­psicoterapéuticos en grupo se benefician
de los logros de los demás, ya que alientan sus
propias esperanzas de superar el trastorno.

su duelo puede resultar beneficioso. Por supuesto, no la psicoeducación, el objetivo principal estriba en instruir.
resulta fácil desvelar los pensamientos, sentimientos y Este tipo de intervención se centra en el guía del grupo,
experiencias más íntimas ante personas desconocidas, quien ofrece información sobre una patología o el ma-
pero en muchos casos resulta liberador. Según MacKen- nejo de un estado anímico, como el estrés. Otro tipo de
zie, compartir con el grupo sentimientos negativos que terapia grupal se basa en un participante, quien afronta
en el día a día se deben reprimir puede resultar incluso un problema con ayuda del terapeuta o lleva a cabo ac-
catártico. tividades que se discuten conjuntamente. Tanto en el
Los pacientes continúan desarrollándose a través del enfoque humanista como en el psicodinámico destaca la
trabajo en grupo. Por un lado, obtienen consejos acerca interacción entre los participantes.
de cómo superar sus crisis y pueden aprender compor- El grupo representa un microcosmos social, describe
tamientos adecuados de otros integrantes. Todo el grupo Yalom. Durante las sesiones aparecen, reiteradamente,
suele beneficiarse cuando alguno de los participantes fenómenos sociales y patrones relacionales rutinarios de
realiza progresos. Se saca provecho del aprendizaje ba- cada uno de los integrantes. De ese modo se fomenta que
sado en la observación de modelos, método que ya de- los pacientes reconozcan sus dificultades, que las com-
sempeña un papel destacado en la niñez. prendan y, finalmente, que las modifiquen. Entre los
Según el tipo de procedimiento psicoterapéutico, se procedimientos psicodinámicos, sin embargo, existen
utilizan diferentes intervenciones. En los grupos de tera- diferencias. Según el tipo de paciente, el terapeuta se
pia conductual se practican técnicas de solución de implica en mayor o menor grado. Así, se involucra más
problemas o se entrenan competencias concretas, entre activamente y se ofrece como un «yo auxiliar» para las
ellas, las habilidades sociales. En las terapias psicodiná- personas que muestran dificultades para relacionarse a
micas, los grupos se utilizan para recapitular experiencias causa de un trastorno de personalidad. Mediante la
de la infancia con los padres y los hermanos, con el fin identificación con el terapeuta, el sujeto aprende a com-
de resolver patrones de relación perjudiciales. En el prender mejor las situaciones y, con el tiempo, a reaccio-
psicodrama y la terapia gestáltica, los participantes tra- nar adecuadamente.
bajan conjuntamente las experiencias difíciles y los
sentimientos asociados a ellas. Atención a la dinámica de grupo
No todos los grupos funcionan igual. Existen diversos El éxito de la terapia grupal no depende solo de las habi-
enfoques con enormes diferencias entre sí. En el caso de lidades del terapeuta. Si bien su formación, experiencia

MENTE Y CEREBRO 28 N.O 89 - 2018


PSIC OTER APIA / TER APIA GRUPAL

y estilo de trabajo influyen en el curso del tratamiento, la


dinámica del grupo también desempeña un papel desta-
cado. El terapeuta debe ser consciente de que los grupos
Los pacientes superan
siempre cobran, en cierta manera, vida propia. Es posible
que algunos participantes se agrupen y excluyan a otros,
el aislamiento y viven
que determinados pacientes tomen las riendas o que
surjan normas implícitas. El terapeuta debe decidir de experiencias positivas
antemano a qué personas va a agrupar, cómo va a prepa-
rarlas para trabajar en grupo, y la frecuencia y duración
de los encuentros.
que favorecen su
A lo largo de los últimos decenios, numerosos estudios
han demostrado que la terapia grupal resulta eficaz para
salud mental
muchas patologías mentales. Los metaanálisis recientes
sobre trastornos específicos aportan, asimismo, conclu-
siones positivas: la terapia de grupo supone una solución
para los trastornos de pánico, compulsivo y de la con-
frente a las listas de espera y a métodos terapéuticos ducta alimentaria. Nosotros constatamos su utilidad
inespecíficos. De esta manera, ocupa un nivel equipara-para los trastornos afectivos, entre ellos la depresión.
ble a terapias estandarizadas como la psicoterapia indi-
Asimismo, se emplea con éxito como método de apoyo
vidual o el tratamiento farmacológico. para la intervención psicológica de pacientes con adic-
Por lo general, la psicoterapia de grupo constituye una
ciones, cáncer, traumas, alteraciones de personalidad o,
pieza de un plan terapéutico más amplio. No obstante, incluso, enfermedades psiquiátricas graves, por ejemplo,
existen determinados trastornos en los que se plantea esquizofrenia. Por otro lado, la psicoterapia de grupo
como tratamiento único. Para los pacientes con fobia se muestra muy prometedora para tratar pacientes con
social, a quienes el estar con otras personas y las activi-
VIH o enfermedades psicosomáticas. Por ese motivo,
dades sociales les producen ansiedad y sensación de las clínicas psiquiátricas y los ambulatorios ofrecen la
miedo [véase «Fobia social», por Christiane Gelitz; posibilidad de optar por una terapia grupal. Con este
Mente y Cerebro n.o 34, 2009], la psicoterapia grupal método se intenta llegar al paciente a través de diferen-
suele beneficiarles. En 2003, junto con Gary Burlingametes estrategias: con información o con el fortalecimien-
y Anthony Joyce, de las universidades Brigham Young y to mutuo y la suma de recursos en métodos como la
Alberta, respectivamente, analicé la terapia grupal en arteterapia, la musicoterapia o la cinesiterapia, entre
diversos trastornos a partir de un trabajo de revisión de
otros.
más de 250 estudios. Según hallamos, la terapia de grupo Lamentablemente, en la actualidad no se forma a los
logra sacar del aislamiento a estos pacientes y les ayuda
psicólogos para trabajar con grupos de pacientes. A
a acumular nuevas experiencias positivas con descono- menudo, los futuros psicoterapeutas se enfrentan du-
cidos. En un ambiente protegido, afrontan situaciones rante su formación con este tipo de terapia sin disponer
que habitualmente evitan, como hablar ante otras perso-de las herramientas necesarias. Muchos relatan que las
nas o ser el centro de atención. experiencias negativas les desmotivan y hacen que
pierdan seguridad a la hora de desarrollar un tratamiento
Apoyo para el cáncer, el duelo o la adicción en grupo. Sin embargo, las investigaciones reflejan la
Se ha demostrado, también, la efectividad de la psico- necesidad de normalizar y extender la psicoterapia
terapia grupal como primera opción de tratamiento grupal. H

PA R A S A B E R M Á S

Keine Angst vor Gruppen. D. Mattke et al. en Klett-Cotta, Stuttgart, 2009.


Gruppenpsychotherapie-Lehrbuch für die Praxis. Dirigido por B. Strauss y D. Mattke. Springer, Berlín y Heidelberg, 2012.
Change mechanisms and effectiveness of small group treatments. G. M. Burlingame et al. en Bergin and Garfield’s handbook of
Psychotherapy and behavior change, dirigido por M. J. Lambert, págs. 640-689. Wiley, Nueva York, 2013.
Attitudes towards (Psychotherapy) groups. Results of a survey in a representative sample. B. Strauss et al. en International Journal
of Group Psychotherapy, vol. 65, págs. 411-430, 2015.
Verhaltenstherapeutische Gruppentherapie. M. Marwitz en Hogrefe, Gotinga, 2016.

EN NUESTRO ARCHIVO

La psicoterapia a examen. Carsten Spitzer et al. en MyC n.o 62, 2013.

MENTE Y CEREBRO 29 N.O 89 - 2018


PREGUNTAS C ON RESPUESTA

¿Por qué suenan extrañas


las palabras familiares si se
repiten una y otra vez?
L imó
n

Limón Limón

món Limón
Li L imón Limó
n
L im
ón

Limón
L im

Limón
ón

Limón
Limó
n L imó
n Limón

Limón
L im ón
Li

Limón
m

n
ón

n ó
Limó
Lim
Limón
Limón
ón
Limón Lim
L im

Limón
ón
ISTOCK / MELPOMENEM

MENTE Y CEREBRO 30 N.O 89 - 2018


E L AU TO R

Johannes Gerwienes psicolingüista. Investiga e imparte clases en el Instituto de Alemán como Filología de
Lengua Extranjera de la Universidad Ruprecht Karl de Heidelberg. Entre otros temas, indaga en la producción
y recepción del lenguaje, así como en la atención visual en contextos lingüísticos.

En la saciedad semántica,
C
uando una palabra se repite muchas veces, parece
que pierde significado y empieza a sonar extraña.
Compruébelo: «Limón, limón, limón, limón...». las neuronas que almacenan
Este efecto se conoce en psicolingüística como saciedad el significado de las palabras
semántica. Y tiene una explicación.
En nuestro cerebro, a cada palabra le corresponden son sobreestimuladas
dos tipos de información: significado y forma. Esta úl-
tima consta, por un lado, de grafía, y por otro, de sonido, prolongada una palabra, se sobreestimulan las asociacio-
es decir, de la sucesión de fonemas y sílabas y de la en- nes nerviosas que almacenan su significado. Dicho de
tonación correcta. Nuestro léxico mental almacena la otro modo, el componente del significado se entumece
relación específica entre significado y forma para cada y no puede activarse de nuevo mediante el sonido. De
palabra. De esta manera, cuando escuchamos a los demás, esta manera, un concepto familiar que empleamos con
empleamos esa conexión para descifrar el significado a frecuencia cada día puede parecernos, de repente, vacío
través del sonido. Gracias a esta asociación, al hablar de significado.
logramos traducir los contenidos en sonidos. Automá- Ya que los conceptos en nuestro léxico mental se en-
ticamente, también nos oímos a nosotros mismos cuan- cuentran conectados entre sí, no solo perdemos el acce-
do hablamos. Los sonidos que brotan de nuestra boca so a la palabra concreta, sino que apenas podemos
alcanzan de modo simultáneo los propios oídos y activan abordar términos semánticamente similares durante unos
de nuevo el significado de lo que decimos. Este denomi- instantes. Los psicólogos Lee Smith y Raymond Klein, de
nado bucle perceptivo es responsable de que podamos la Universidad Dalhousie en Halifax, solicitaron a una
reconocer de manera instantánea nuestros lapsus linguae serie de probandos que repitiesen conceptos pertenecien-
(«izquierda... eh... derecha»). tes a una categoría determinada, o bien treinta veces o
Cuando para un concepto determinado (por ejemplo, bien solo tres veces. A continuación, debían decidir si
un fruto ovoide, de sabor ácido y con pulpa y piel ama- ciertas palabras pertenecían a la categoría en cuestión.
rilla) activamos el conocimiento de la forma relacionada Los participantes que habían «saciado» su cerebro con
con este («li-món»), podemos poner en marcha los los vocablos repetidos manifestaron una menor capacidad
músculos de nuestro sistema de articulación y pronunciar para reconocer que una mesa es un mueble.
la palabra. Pero también nos resulta posible repetir con El fenómeno de la saciedad semántica puede incluso
los labios, la lengua, las cuerdas vocales y la laringe esos dificultar el acceso a las emociones. En un estudio diri-
procesos motores sin consultar el léxico mental. Este gido por Maria Gendron, de la Universidad del Nordes-
sonido trivial que nosotros mismos producimos activa, te en Boston, los sujetos que repetían numerosas veces
cuando lo oímos, el conocimiento del significado corres- la palabra «alegría» o «ira» eran más lentos a la hora de
pondiente. No obstante, este proceso no funciona de modo distinguir una expresión facial de alegría o enfado, res-
ilimitado. Si pronunciamos repetidamente y de forma pectivamente. H

PA R A S A B E R M Á S

Speaking: From intention to articulation. W. J. M. Levelt. MIT Press, Cambridge, 1989.


Evidence for semantic satiation: Repeating a category slows subsequent semantic processing. L. Smith y R. Klein en Journal of
Experimental Psychology: Learning, Memory, and Cognition, vol. 16, págs. 852-861, 1990.
Semantic satiation in healthy young and older adults. D. A. Balota y S. Black en Memory & Cognition, vol. 25, págs. 190-202, 1997.
Emotion words shape emotion percepts. M. Gendron et al. en Emotion, vol. 12, págs. 314-325, 2012.

EN NUESTRO ARCHIVO

Procesamiento cerebral del lenguaje. Angela D. Friederici en MyC n.o 5, 2003.

MENTE Y CEREBRO 31 N.O 89 - 2018


ENTREVISTA

«El deporte beneficia


a los ­astronautas»
ESA / IPEV / PNRA / A. SALAM

MENTE Y CEREBRO 32 N.O 89 - 2018


¿Cómo reacciona el cerebro al aislamiento en el espacio?
El neurocientífico especializado en ciencias del deporte
STEFAN SCHNEIDER nos cuenta sus hallazgos en una
estación de investigación de la Antártida

MENTE Y CEREBRO 33 N.O 89 - 2018


S T E FA N S C H N E I D E R

Nacido en 1972, estudió ciencias


del deporte y teología en Colo-
nia, Wuppertal y Bonn. Se docto-
ró en ambas materias. En la ac-
tualidad es catedrático en el
Instituto de Fisiología del Ejerci-
cio y Neurociencia de la Univer-
sidad Alemana del Deporte, en
Colonia, y en la Universidad de

CORTESÍA DE STEFAN SCHNEIDER


Sunshine Coast, en Queensland.
Investiga sobre la psique y el ce-
rebro bajo condiciones extremas,
así como los efectos del deporte
en el cerebro, la mente
y la salud.

¿Qué exigen las misiones espaciales a la psique de los ¿Qué hacían estas personas durante ese tiempo?
astronautas? La rutina diaria dependía principalmente de las respec-
Los integrantes de uno de estos vuelos conviven durante tivas tareas de los probandos. Cada uno disponía de su
mucho tiempo en un espacio reducido, una situación que propio programa. Los científicos efectuaban las medicio-
puede resultar enervante. Una nave espacial apenas nes para sus investigaciones, el cocinero preparaba la
ofrece posibilidades a una persona para refugiarse en su comida, etcétera. Para que nadie se aislara del resto del
intimidad. Además, la vida en una estación espacial es grupo, el comandante convocaba a los participantes con
extraordinariamente monótona. Los cambios son casi regularidad para desayunar todos juntos. De la misma
inexistentes y los astronautas están siempre expuestos a manera que sucede en unos campamentos para jóvenes,
los mismos estímulos sensoriales. unas veces funcionaba y otras no. Después, cada uno
continuaba con su tarea diaria.
¿Cómo ha investigado las repercusiones del aislamien-
to en la mente y el cerebro? ¿Cómo investigó los efectos del aislamiento?
Ya que transportar personas al espacio y observarlas allí Cada seis semanas, los participantes analizaban su acti-
durante un largo período de tiempo resulta extremada- vidad cerebral en estado de reposo mediante electroen-
mente costoso, hemos llevado a cabo el estudio en un cefalografía. También anotaban su estado de salud física
entorno análogo. La estación de investigación antártica y psíquica en un cuestionario. Previamente habíamos
Concordia nos ha servido de nave espacial artificial. preparado las mediciones y facilitado los conocimientos
Nuestros probandos vivieron allí ocho meses durante el necesarios a los sujetos, como es natural. La mitad de
período invernal. Se lo puede imaginar como dos mitades ellos participaron, además, en un programa de deporte.
de una lata de refresco enorme que se levantan, aisladas,
sobre el hielo en un altiplano a unos 3000 metros sobre ¿Qué tipo de deporte?
el nivel del mar. Con una temperatura media de 65 grados La estación dispone de una pequeña sala de entrenamien-
bajo cero en el exterior, ningún vehículo puede llegar a to físico con una cinta para correr y pesas. Por lo demás,
la estación. Los participantes podían abandonarla, si se el entrenamiento consistía en ejercicios en los que se
daba el caso, aunque solo por un tiempo muy corto. emplea el peso del cuerpo, entre ellos, flexiones, domi-
Durante tres meses de los ocho que duró el experimento, nadas y salto a la comba.
la oscuridad en el exterior fue permanente. En el invier-
no antártico, el sol no sale durante meses. ¿Qué descubrió?
El aislamiento prolongado y el entorno monótono tuvie-
¿Quiénes fueron los probandos? ron un efecto considerable en el estado de ánimo de los
La mayoría eran científicos que investigaban en la zona, probandos, pero solo en los que no practicaban deporte.
entre ellos glaciólogos y astrónomos, pero también per- En apenas seis semanas empeoró su estado anímico. La
sonas necesarias para mantener la estación con vida: un sobrecarga mental aumentó, la motivación se hundió y
electricista, un cocinero y un médico. Ocho de los cator- físicamente se encontraban menos en forma. Todos los
ce miembros del grupo se mostraron dispuestos a parti- valores se mantuvieron, de forma constante, en un nivel
cipar en nuestro estudio. bajo.

MENTE Y CEREBRO 34 N.O 89 - 2018


ENTREVISTA / ASTRONÁU TICA

«Una nave espacial los ojos, aparecen las ondas alfa en el electroencefalogra-
ma. En cambio, el ritmo beta denota, por lo general, el

no ofrece la posibilidad estado normal de vigilia. Tras unas seis semanas, tanto
la actividad alfa como la beta aumentó ligeramente en el
grupo inactivo, mientras que en los que practicaban
de estar a solas» deporte disminuyó de manera continua hasta casi el 40
por ciento al final del experimento.

¿Cómo es posible?
¿Qué sucedió con los que sí practicaban deporte? Puesto que un aumento de la actividad alfa se acompaña,
Su estado de ánimo se mantuvo estable a lo largo de los por lo general, de un estado de relajación, podría supo-
ochos meses. nerse que los sujetos del grupo inactivo se encontraban
tranquilos y serenos. Pero, en contrapartida, también
¿Cómo explica ese resultado? debería haber descendido la actividad beta. La explicación
Por estudios anteriores en los que hemos medido la ac- del incremento tanto de la actividad alfa como beta en
tividad cerebral antes y después de practicar deporte, estos probandos se halla más bien en el aumento de la
sabemos que la corteza prefrontal, área responsable de excitación cortical global. Las condiciones desfavorables
la cognición y emoción, se halla menos activa después del invierno antártico, el transcurso monótono de los
del ejercicio físico. En cambio, el estrés y el malestar se días, la falta de estímulos... son circunstancias que cargan
acompañan de una elevada actividad. Suponemos que física y psíquicamente, y puede que hayan causado que
durante el entrenamiento físico, la actividad cortical se la corteza cerebral alcance un estado de excitación ele-
traslada a otras regiones del cerebro. Se puede imaginar vado. Por otro lado, es posible que la práctica regular de
la corteza prefrontal como un procesador. Si se sobrecar- ejercicio físico haya contrarrestado ese efecto. No obs-
ga a causa del estrés psíquico, puede reducirse mediante tante, la sola diferenciación entre la actividad alfa y beta
el ejercicio y reiniciarse de nuevo. Literalmente, el de- la observo ahora con mayor precaución, porque repre-
porte libera la mente. senta una imagen muy simplificada. En investigaciones
posteriores efectuaré un análisis de electroencefalografía
¿Qué reveló la medición de la actividad cerebral de los más complejo y detallado.
probandos durante su estancia en la Antártida?
Analizamos las ondas alfa y beta mediante electroence- ¿En qué se diferencia su experimento en la Antártida
falografía. La actividad alfa indica que el cerebro se en- con el ensayo Mars-500, en el que seis voluntarios si-
cuentra en un estado de relajación. En cuanto cerramos mularon un viaje de 520 días a Marte?

Situada en el Ártico, la estación Concordia se encuentra en uno de los lugares más


fríos del mundo, a 600 kilómetros de distancia de la estación de investigación más
­cercana. La temperatura llega hasta 80 grados bajo cero en invierno, lo que convierte
el ­abastecimiento de calefacción y agua en un gran reto. La central de energía y la
planta de tratamiento del agua se hallan en el contenedor rojo de la imagen.

VERA ABELN; CORTESÍA DE STEFAN SCHNEIDER

MENTE Y CEREBRO 35 N.O 89 - 2018


TODAS LAS IMÁGENES: VERA ABELN; CORTESÍA DE STEFAN SCHNEIDER

Una puerta de madera da acceso a un gigantesco túnel en el hielo (arriba a la izquierda), en el que los glaciólogos
almacenan las muestras de hielo. En el laboratorio de la estación Concordia (arriba a la derecha), los científicos
llevan a cabo sus experimentos, como las mediciones con electroencefalografía para estudiar el aislamiento. Ya que
durante los ocho meses de invierno no puede llegar ningún vehículo a la estación, todos los víveres se almacenan
en contenedores (abajo).

MENTE Y CEREBRO 36 N.O 89 - 2018


ENTREVISTA / ASTRONÁU TICA

«El largo aislamiento trena psicológicamente a los astronautas para que sepan
resolver los conflictos o, incluso, para que no surjan.

y la monotonía del ¿Aconsejaría a las personas que están solas o estresadas


que hagan más deporte?
entorno repercutieron Seguro que ayudaría a algunas. Sobre todo, las personas
mayores caen en un círculo vicioso que empieza a me-
tanto en el ánimo como nudo con la jubilación. En algunos casos, dejar de tra-
bajar supone romper con gran parte del entorno social
en la actividad cerebral» y perder el propósito vital hasta ese momento. Los que
ya no se encuentran físicamente en forma suelen sentir-
se incapaces de participar de la vida social y prefieren
quedarse en casa. El cuerpo se degrada cada vez más y
el cerebro deja de recibir suficientes estímulos sensoria-
A diferencia del proyecto Mars-500, en el que los proban- les; atrofiándose, también. De ese modo, se incrementa
dos vivían en un complejo construido exprofeso, en la dificultad de salir de casa y de entablar contactos
nuestro experimento los científicos tenían una verdade- nuevos. El ejercicio físico regular puede contrarrestar
ra misión. Los glaciólogos, por ejemplo, practicaban esa situación.
perforaciones en el hielo para determinar la composición
del suelo. Se trataba, por tanto, de una situación real que Según los estudios, en la actualidad las personas solas
se asemejaba en algunos puntos a una misión espacial, se mueven menos; les cuesta más motivarse para prac-
excepto en el desafío que representa la falta de gravedad ticar deporte, a pesar de los beneficios que comporta.
en el espacio. ¿Cómo podría resolverse ese dilema?
Todos sabemos que el deporte es salud. Por tanto, tene-
Catorce personas viviendo durante meses en un espa- mos que preguntarnos por qué las personas ya no se
cio reducido. Probablemente no se puede hablar en mueven. Una de las bases más importantes se asienta
este caso de soledad. ¿Aportan sus resultados informa- durante la infancia. Cuando los niños se divierten mo-
ción sobre los problemas que conlleva la estrecha viéndose, suelen volver a hacerlo de adultos. Por tanto,
convivencia en grupo? es ahí ­donde tenemos que buscar un punto de partida.
Tanto en un viaje espacial simulado como en uno real se ¿Qué tipo de deporte me gustaba antes? Quizá debería
dan ambas situaciones: aislamiento, es decir, sensación volver a probarlo. En cambio, intentar convencer a alguien
de soledad, y el problema de que no se puede estar solo de que se ponga a correr, así como así, no ayuda.
porque no existe ningún lugar para el retiro.
¿Qué hace usted cuando se siente solo?
Tal vez la falta de un lugar para estar a solas suponga Me gusta disfrutar de los momentos de soledad que tengo.
un reto aún mayor que el del aislamiento. Por eso, busco el silencio del bosque para correr.  H
Para muchas personas, seguro que sí. Depende de la
personalidad. Quizá recuerde usted el accidente minero La entrevista ha sido realizada por Anna von Hopffgarten,
de 2010 en Chile, en el que 33 mineros estuvieron en- doctora en biología y redactora de Gehirn und Geist, edición
cerrados bajo tierra durante 69 días. Uno de los supervi- alemana de Mente y Cerebro.
vientes declaró, más tarde, que la posibilidad de reple-
garse en las galerías le había salvado. A pesar de que el
contacto con el exterior quedó cortado, los mineros
podían «desaparecer» en los nichos y permanecer a solas
cierto tiempo. También los astronautas explican una y PA R A S A B E R M Á S
otra vez que echan en falta, sobre todo, la soledad.
Exercise in isolation. A countermeasure for electrocortical,
mental and cognitive impariments. V. Abeln et al. en PLoS One,
En las misiones espaciales no pueden elegirse los com-
vol. 10, art. e0126356, 2015.
pañeros de viaje. ¿Qué estrategias recomendaría si no
existe armonía? EN NUESTRO ARCHIVO
En ese caso, cada uno tendrá que reflexionar individual-
mente sobre el modo de superar el estrés de la mejor Mantener la cordura en el espacio. Sarah Simpson en IyC,
mayo de 2000.
manera. El deporte es solo una posibilidad. De todas
formas, la tripulación se forma según criterios sociales. Estrés del astronauta. Mila Hanke en MyC n.o 32, 2008.
Antes se comprueba de manera exhaustiva quién se en- Efectos del deporte en el cerebro. Ulrich Ponte
tiende bien con quién y en qué medida. Además, se en- en MyC n.o 78, 2016.

MENTE Y CEREBRO 37 N.O 89 - 2018


AVANCES

NEUROCIENCIA

La microbiota materna influye en el riesgo


de alteraciones en la conducta del bebé
Ciertas infecciones víricas durante el embarazo causan trastornos en el
neurodesarrollo de la descendencia. Se ha descubierto, en ratones, que este
efecto está mediado por unas bacterias intestinales
Craig M. Powell

El cerebro de las crías de ratón cuya madre


ha sido expuesta a bacterias filamentosas
segmentadas durante el embarazo
presenta alteraciones en la corteza
somatosensorial (en azul).
CORTESÍA DE GLORIA CHOI ET AL., MIT

¿Q ué tienen en común un embarazo, una infec-


ción vírica, una bacteria intestinal, la respues-
ta inmunitaria y el funcionamiento de un
circuito neuronal del cerebro? Más de lo que podría
de ratón hembra gestantes, a los que se expone a una
molécula de síntesis, llamada poli(I:C), con el fin de re-
medar una infección vírica. Su estructura es similar a la
doble hélice del ARN, un indicador típico de infección
sospecharse, según dos estudios dirigidos, respectiva- por virus. Esta exposición produce en la hembra preña-
mente, por Sangdoo Kim, de la Escuela de Medicina de da una respuesta inmunitaria conocida como activación
la Universidad de Massachusetts, y Yeong Shim Yim, del inmunitaria materna (AIM), que puede llevar a una
Instituto Mcgovern para la Investigación del Cerebro, en descendencia con conductas repetitivas y comportamien-
el Instituto de Tecnología de Massachusetts. tos sociales atípicos. No obstante, los fundamentos celu-
Estudios en animales y análisis epidemiológicos en lares y moleculares de este fenómeno no se comprendían
humanos han revelado que si la madre resulta infectada del todo hasta ahora.
por ciertos virus durante la gestación, existe el riesgo de En un estudio anterior, Kim y Yim, junto con otros
que la progenie presente autismo u otro trastorno neu- científicos, demostraron mediante el modelo de ratón
rológico. Este fenómeno suele estudiarse en ejemplares con AIM que el desarrollo de anomalías conductuales

MENTE Y CEREBRO 38 N.O 89 - 2018


en las crías requiere la presencia de la interleucina 17a manipulaciones de esta diminuta región cerebral con el
(IL-17a), una citoproteína segregada en el torrente cir- fin de examinar cómo afecta la conducta.
culatorio de la madre gestante. Los investigadores ob- En optogenética, se modifica a los animales genética-
servaron también que la IL-17a es aportada al sistema mente con el objetivo de que expresen versiones de
inmunitario materno por linfocitos colaboradores T17 proteínas de canal iónico sensibles a luz de ciertas longi-
(denominados TH17, por T-helper cells). tudes de onda. Ello permitió a los autores controlar la
El grupo dirigido por Kim revela ahora relaciones activación neuronal por medio de luz [véase «Control
clave en el proceso que activa la respuesta inmunitaria del cerebro por medio de la luz», por Karl Deisseroth;
de los linfocitos TH17 en las hembras preñadas. En primer Investigación y Ciencia, enero de 2011]. Tras preparar
lugar, hallaron que en ratonas no gestantes, pero con AIM a los animales para que expresasen tales proteínas en la
inducida, no se observaba secreción de IL-17a, lo que zona S1DZ, constataron que la activación de esta región
indica que la preñez constituye un factor importante. Los cerebral provocaba comportamientos sociales atípicos y
autores demostraron también que ciertas bacterias han conductas repetitivas en la progenie de ratonas de tipo
de estar presentes en el intestino de la madre para que silvestre, es decir, a las que no se les indujo AIM. Con
los linfocitos TH17 respondan a la infección vírica. Un todo, el dato más crucial era que cuando utilizaron un
tratamiento preliminar con antibióticos redujo la res- canal fotosensible para inhibir la actividad neuronal de
puesta inmunitaria de la madre. Además, tras el tratamiento la zona S1DZ en las crías de madres con AIM inducida,
antibiótico preliminar, la descendencia no presentaba el cambio en la actividad neuronal de esta sola región
unos desarrollos cerebrales anómalos ni comportamien- resultaba suficiente para detener el comportamiento al-
tos atípicos, lo que revelaba una relación entre la pobla- terado que presentaban estos roedores. De hecho, los
ción microbiana existente en la hembra gestante y el científicos lograron efectos similares sobre la conducta
riesgo de que su progenie desarrollase autismo. mediante optogenética: unas veces activando solo y es-
Los científicos investigaron a qué bacterias diana del pecíficamente las neuronas excitadoras de esta región
antibiótico podrían atribuirse los cambios hallados. En- cerebral; otras, suspendiendo la acción de las neuronas
sayaron las llamadas bacterias filamentosas segmentadas, inhibidoras de esa misma área. Tales recapitulaciones
un tipo frecuente en los intestinos, las cuales conllevan específicas del comportamiento, logradas por manipula-
concentraciones de TH17 superiores a las observadas en ción de un subconjunto de neuronas en una región
ratones carentes de estas bacterias. Mediante estudios cortical precisa, demuestran el vínculo entre esta última
microscópicos de las heces y por análisis de ADN, con- y distintas conductas.
firmaron que estos microbios constituían la diana del Como prueba final de su destreza e ingenio, el equipo
antibiótico. Si a las hembras libres de dichas bacterias se dirigido por Yim, valiéndose de una técnica de base víri-
les inducía la activación inmunitaria materna, sus crías ca para determinar conexiones celulares, han identificado
no presentaban desarrollos cerebrales atípicos ni anoma- que una región cortical llamada área de asociación tem-
lías de conducta. Sin embargo, si se exponía a las gestan- poral, juntamente con el estriado, son regiones cerebrales
tes a las bacterias filamentosas segmentadas, fuese por en las que se proyectan células de la zona S1DZ. Cuando
introducción directa de los microbios o por contacto con los autores expresaron canales iónicos fotosensibles en el
animales que sí las portaban, las crías presentaban ambas subconjunto de neuronas S1DZ que se proyectan hacia
características anormales. el área de asociación temporal, la estimulación de estas
Los investigadores dirigidos por Yim indagaron más neuronas en crías de ratonas no sometidas a la AIM pro-
a fondo en el mecanismo subyacente con la ambición de pició comportamientos sociales atípicos, pero no conduc-
elucidar exactamente en qué lugar del cerebro se produ- tas repetitivas. La inhibición de estas neuronas en la
cían las alteraciones asociadas a la AIM. El estudio mi- descendencia de madres con AIM inducida restauró los
croscópico de regiones cerebrales demostró una máxima comportamientos sociales normales, pero no las conduc-
correlación entre anormalidades en la zona disgranular tas repetitivas. En experimentos similares sobre neuronas
de la corteza somatosensorial primaria (SIDZ, por sus S1DZ que se proyectaban en el estriado se observaron
siglas en inglés) y comportamientos atípicos. Pero los efectos sobre las conductas repetitivas pero no en los
autores no se dieron por satisfechos con una correlación comportamientos sociales. De esta manera, los investiga-
estadística. A continuación, efectuaron una serie de dores pudieron asignar a una subregión del cerebro el
carácter de circuito «axial» clave para comportamientos
alterados que recuerdan las características del autismo en
humanos. Descubrieron, asimismo, que las dos conductas,
social y repetitiva, se hallaban asociadas a diferentes re-
E L AU TO R giones cerebrales, estando ambas, hasta un cierto grado,
Craig M. Powellforma parte de los Departamentos de Neurolo- moduladas por el «eje» S1DZ.
gía y Neuroterapéutica, y de Psiquiatría y Neurociencias del ¿Desempeñan las alteraciones corticales a causa de
Centro Médico del Sudoeste, en la Universidad de Texas. infecciones víricas maternas algún papel en el desarro-

MENTE Y CEREBRO 39 N.O 89 - 2018


Influencia de la respuesta inmunitaria materna en el neurodesarrollo de las crías
La exposición a virus durante la ges- Área de
tación puede engendrar descenden- asociación
temporal
cia con trastornos del neurodesarro-
Región S1DZ
llo. Este fenómeno se relaciona con
una respuesta inmunitaria materna Estriado
Linfocito Bacterias
asociada a linfocitos TH17 y a la mo- TH17 segmentadas Cerebro
de ratón
lécula de señalización IL-17a (A). Poli(I:C) filamentosas
Dos equipos han investigado este IL-17a
proceso en roedores. Para ello, in- Comportamiento Conducta
social atípico repetitiva atípica
yectaron, en ratonas preñadas, una
molécula llamada poli(I:C) y estruc-
A B
turalmente semejante a la doble hé-
lice de ARN característica de las in-
fecciones víricas.
De esta manera han descubierto Ratona gestante Descendencia
que la presencia de un tipo de mi-
crobios intestinales, las bacterias fi-
lamentosas segmentadas, es necesa-
ria para que la progenie exhiba sensibles en neuronas genéticamente de la S1DZ se conectan con las neu-
comportamientos alterados (B). modificadas, han constatado que la ronas del área de asociación tempo-
Mediante optogenética, técnica activación de la región S1DZ de la ral, región cerebral que influye en el
que utiliza luz de una cierta longitud corteza se halla relacionada con con- comportamiento social, y en neuro-
de onda (azul) para activar o inhibir ductas atípicas en la progenie. Ade- nas del estriado, las cuales afectan a
la expresión de canales iónicos foto- más, han descubierto que neuronas conductas repetitivas.

llo del autismo en los humanos? Aunque tal vínculo no Artículo original publicado en Nature,
se ha establecido de forma clara, las infecciones duran- vol. 549, págs. 466-467, 2017
Traducido con el permiso de Nature Research Group
te el primer y segundo trimestre de embarazo consti- © 2017
tuyen, probablemente, factores de riesgo. Por otra
parte, en individuos con autismo se han identificado
áreas de la corteza que presentaban un desarrollo alte-
PA R A S A B E R M Á S
rado. Para responder a esta cuestión serán necesarios
más experimentos, así como análisis post mortem de Maternal infection and immune involvement in autism.
tejidos cerebrales. De confirmarse tal conexión, podría P. H. Patterson en Trends in Molecular Medicine, vol. 17,
considerarse la posibilidad de elaborar estrategias págs. 389-394, marzo de 2011.
orientadas a reducir el riesgo de daños por infecciones The maternal interleukin-17a pathway in mice promotes
maternas durante el embarazo a través medios tan autism-like phenotypes in offspring. G. B. Choi et al. en
simples como la manipulación de la población bacte- Science, vol. 351, n.o 6276, págs. 933-939, 26 de febrero de 2016.
riana intestinal de la madre con solo modificar la dieta, Maternal immune activation: Implications for neuropsychiatric
entre otras medidas. disorders. M. L. Estes y A. K. McAllister en Science, vol. 353,
Con todo, si los mecanismos descritos por las inves- n.o 6301, págs. 772-777, 19 de agosto de 2016.
tigaciones dirigidas por Kim y Yim no tuvieran relación Maternal gut bacteria promote neurodevelopmental abnorma­
con el autismo en los humanos, sus trabajos seguirían lities in mouse offspring. S. Kim et al. en Nature, vol. 549,
págs. 528-532, 28 de septiembre de 2017.
aportando datos y explicaciones de gran valor, pues re-
flejan la complejidad de las interacciones entre la flora Reversing behavioural abnormalities in mice exposed to
bacteriana intestinal, el sistema inmunitario y el desarro- maternal inflammation. Y. S. Yim et al. en Nature, vol. 549,
págs. 482-487, 28 de septiembre de 2017.
llo cerebral. Además, los investigadores han identificado
en ratones un circuito del cerebro específico que inter-
EN NUESTRO ARCHIVO
viene en la modulación de comportamientos social y
repetitivo, lo que supone un progreso de primer orden Autismo. Nils Brose en MyC n.o 38, 2009.
en la comprensión de los circuitos cerebrales responsables Influencia del intestino en el cerebro. Peter Andrey Smith
de dichas características atípicas. H en MyC n.o 78, 2016.

MENTE Y CEREBRO 40 N.O 89 - 2018


AVANCES

PSICOFARMACOLOGÍA

Ketamina: ¿una droga alucinógena


contra la depresión?
Aunque los estudios sobre la ketamina para tratar la depresión han
­aumentado de manera notable en los últimos decenios, todavía existen
dudas sobre esa posibilidad
Carrillo de Albornoz y Luis Gutiérrez Rojas

La sensación de desco-
nexión del propio cuerpo
y del entorno que produ-

ISTOCK / PEOPLEIMAGES
ce la ketamina ha contri-
buido a su popularidad
como droga recreativa.

E
n la calle y vida nocturna se la conoce bajo diversos provocan los anestésicos clásicos. Al tratarse de un anes-
alias: ket, keta, keller, Special K, Kit-Kat, vitamina tésico general disociativo, no barbitúrico y no narcótico,
k, super k, super ácido. En el laboratorio y la prác- genera un peculiar estado de inconsciencia en el que la
tica clínica se la llama por su nombre oficial: ketamina. persona no se encuentra ni dormida ni anestesiada; en
Esta sustancia con múltiples denominaciones y diversos particular, se siente desconectada de su cuerpo y entorno.
usos fue sintetizada por primera vez en 1962. Al consu- Precisamente esta sensación ha popularizado su consumo
mirla, se distribuye con rapidez por todos los tejidos del en ciertos ambientes nocturnos.
organismo, principalmente, por el tejido adiposo, el hí- Pero, además de por su uso recreativo, la ketamina
gado, el pulmón y el encéfalo. Tan solo tarda 10 minutos despierta interés por las posibilidades que ofrece para
en alcanzar una concentración plasmática máxima, lo tratar a las personas con depresión resistente a los medi-
que contribuye a su gran popularidad entre los consumi- camentos habituales. Desde finales de los años sesenta
dores de drogas de síntesis y asistentes asiduos de disco- del siglo pasado han aumentado de manera considerable
tecas y bares con música electrónica, así como de fiestas los estudios que sugieren esta posibilidad. De hecho, la
rave. El tipo de anestesia que produce difiere de la que comercialización de la esketamina, un derivado de esta

MENTE Y CEREBRO 41 N.O 89 - 2018


ketamina, con finalidad antidepresiva, se encuentra ya 228
cercana. Mas ¿qué sabemos de esta sustancia y que hay
de verdad y de mito en su nuevo uso?

¿Futuro antidepresivo?
En la actualidad, la depresión ocupa el tercer puesto
como causa de incapacidad en España. Más del 20 por 117
ciento de los pacientes que acuden a los servicios de
Atención Primaria presentan depresión, porcentaje que
en los pacientes hospitalizados se sitúa en un 15 por
ciento. Por otro lado, se estima que en el año 2030 se 36
alcancen en algunos países de la Unión Europea tasas 9 12
1
de tratamientos psicofarmacológicos relacionados con
enfermedades psiquiátricas, trastornos afectivos y del 1968 1975 1995 2010 2015 2016
espectro psicótico cercanas al 50 por ciento de la pobla-
ción. Estas cifras subrayan la necesidad de encontrar un
fármaco eficiente para la depresión, sobre todo, para la En casi cincuenta años, las publicaciones científi-
más resistente. cas sobre ketamina y depresión han aumentado
En el año 2000, Robert M. Berman, del Centro de en todo el mundo. De un artículo sobre el tema
Salud Mental de Connecticut, y sus colaboradores publi- en 1968 se ha pasado a 228 en 2016.
caron un ensayo clínico en el que habían tratado a siete
pacientes depresivos con ketamina intravenosa. Estos, en
comparación con sujetos que habían recibido placebo
(una solución salina), mostraron una reducción del zas iniciales para aquellos pacientes resistentes a los
trastorno, según confirmaron los investigadores median- tratamientos tradicionales. En una investigación más
te la escala de evaluación de la depresión de Hamilton. reciente publicada en 2016 en la revista Nature, los in-
El hallazgo coincidió con las primeras postulaciones vestigadores dirigidos por Panos Zanos, del Centro
sobre el efecto glutamatérgico en la depresión, las cuales Médico de la Universidad de Maryland, sugieren que uno
se desarrollaban desde 1996. Todo ello sugería, por pri- de los metabolitos de la ketamina, pero no la molécula
mera vez, que la ketamina podía resultar beneficiosa para en sí, es el responsable de los efectos antidepresivos de
tratar ciertos trastornos psiquiátricos. Además, dado que la sustancia. Se trata de la hidroxinorketamina, la cual
las investigaciones previas sobre el tratamiento de las no produce los efectos secundarios motores y cognitivos
enfermedades mentales se han centrado en las monoa- indeseables de la ketamina.
minas (dopamina, norepinefrina y serotonina), este en- Pero en la evaluación de los cambios cerebrales a nivel
foque presentaba un gran potencial. funcional, los resultados han sido más contradictorios.
Algunos estudios muestran aumentos de las conexiones
Resultados contradictorios en la corteza prefrontal y una reducción de la corteza a
La ketamina es el antagonista de los receptores glutama- nivel del cerebelo tras la administración intravenosa de
térgicos NMDA más potente que existe. Dichos recepto- ketamina. Otros trabajos, en cambio, no han hallado el
res se encuentran repartidos de forma abundante por incremento esperable del tamaño prefrontal en el cerebro
todo el sistema nervioso central y destacan por su acción de pacientes que habían experimentado una mejoría de
excitadora; también ejercen algunos efectos estimulantes los síntomas después del tratamiento con ketamina.
sobre los receptores opioides, dopaminérgicos, noradre- En un estudio que publicamos en Therapeutical Ad-
nérgicos, serotoninérgicos y muscarínicos. Como anta- vances Psychopharmacology, administramos ketamina a
gonista de los receptores de NMDA, la ketamina los una paciente ingresada durante varios meses a causa de
bloquea acoplándose a su sitio de unión de la fenciclidi- un episodio bipolar depresivo resistente al tratamiento
na (sustancia disociativa que se usa como anestésico) y con comportamiento suicida crónico. Después de sumi-
a un segundo sitio del receptor, lo que aumenta el bloqueo.
Ello disminuye la apertura del canal de calcio de los re-
ceptores de NMDA, de manera que se reducen las seña-
les de activación celular.
Las primeras observaciones de Berman demostraron L O S AU TO R E S
que una dosis única de ketamina (inferior a la que indu- Carmen Maura Carrillo de Albornoz forma parte del Grupo
ce los efectos psicotomiméticos) es capaz de producir Andaluz de Investigación en Salud Mental de la Universidad de
una respuesta rápida antidepresiva, con efectos que Granada. Luis Gutiérrez Rojases psiquiatra en el Parque
persisten desde 72 horas hasta una semana, con esperan- Tecnológico de la Salud de Granada.

MENTE Y CEREBRO 42 N.O 89 - 2018


AVANCES

nistrarle repetidas infusiones intravenosas de ketamina mina, suministrada por vía intranasal, podría estar dis-
sin notables efectos secundarios, la paciente manifestó ponible para tratar el trastorno depresivo mayor con
una recuperación completa durante las cuatro semanas riesgo de suicidio.
posteriores al alta hospitalaria. Sin embargo, los síntomas Estos avances en el estudio de la ketamina y sus recep-
de la depresión reaparecieron en la quinta semana. Fi- tores diana constituyen un importante paso en la inves-
nalmente, fue readmitida en el hospital a causa de un tigación del trastorno depresivo y abre las puertas al
intento de suicidio. ensayo con otras sustancias psicoactivas que, por ahora,
En la actualidad, el debate científico se centra en la se usan con fines recreativos: entre estas, el LSD y la
duración de los efectos antidepresivos de esta sustancia ayahuasca [véase «De viaje espiritual con ayahuasca», por
y su vía de administración más adecuada. También se Katharina Müller; Mente y Cerebro n.o 88, 2018]. Si se
están desarrollando e investigando otros fármacos mo- confirman los resultados favorables al tratamiento de la
duladores de los receptores glutamatérgicos con el fin de depresión con derivados de la ketamina, su comerciali-
tratar la depresión. Aunque todavía no se dispone de los zación podría suponer un alivio para más de un millón
resultados finales, parece que en el año 2019, la esketa- de pacientes en nuestro país. H

PA R A S A B E R M Á S

Antidepressant effects of ketamine in depressed patients. R. Berman et al. en Biological Psychiatry, vol. 47, págs. 351-354, 2000.
NMDAR inhibition-independent antidepressant actions of ketamine metabolites. P. Zanos et al. en Nature, vol. 533,
n.o 7604, págs. 481-486, 2016.
Use of repeated intravenous ketamine therapy in treatment-resistant bipolar depression with suicidal behaviour: A case report
from Spain. A. López-Díaz et al. en Therapeutical Advances Psychopharmacology, vol. 7, págs. 137-140, 2017.

EN NUESTRO ARCHIVO

Curación por psicodelia. David Jay Brown en MyC n.o 37, 2009.
Terapia de la depresión. Robin Marantz Henig en IyC, febrero de 2013.

www.scilogs.es
SciLogs La mayor red de blogs de investigadores científicos

El arte de las Musas En las entrañas de la mente


Neurociencia cognitiva de la música El cerebro y la i­nteligencia humana
Noelia Martínez Molina
Ignacio Morgado
Universidad de Barcelona
Universidad Autónoma de Barcelona

Neurociencia computacional Neuronas vivas


Inteligencia artificial para la psicología Combatir la neurodegeneración
y la neurociencia y el daño cerebral
Carlos Pelta Sonia Villapol
Universidad Complutense de Madrid Universidad de Georgetown

Psicología 2.0 y mHealth Recuerdos moleculares


Salud y enfermedad en la era digital Bases biológicas de la memoria
Manuel Armayones José Viosca Ros
Universidad Abierta de Cataluña Doctor en neurociencias y Redactor de ciencia

¿Eres investigador y te gustaría unirte a SciLogs? Y muchos más...


Envía tu propuesta a redaccion@investigacionyciencia.es

MENTE Y CEREBRO 43 N.O 89 - 2018


ISTOCK / INDIGOLT

MENTE Y CEREBRO 44 N.O 89 - 2018


PSIC OLO GÍA

DESARROLLO El temperamento se forma a partir de la carga genética


y las experiencias tempranas. Antes del nacimiento, las bases de la
personalidad individual ya se encuentran determinadas

Cómo se forja
la personalidad
NICOLE STRÜBER

L A AU TO R A

Nicole Strüber, doctora en neurobiología


del desarrollo, investiga en el Instituto
Roth de Bremen.

MENTE Y CEREBRO 45 N.O 89 - 2018


L
os primeros acordes de la banda de música de la propia manera de ser. De hecho, influyen en la
atraen a los invitados hasta la pista de baile sensibilidad ante el estrés y en la búsqueda de estímulos
del restaurante. Vestida de rojo y con un externos y en la sociabilidad.
pronunciado escote, una mujer se convierte Sin embargo, no nos diferenciamos tan solo por la
en el centro de atención: se contonea de forma en que están interconectadas nuestras neuronas,
manera desinhibida al ritmo de un rock. sino también por cómo influyen determinadas moléculas
Mantiene los ojos cerrados y no parece preocupada por en su actividad. La acetilcolina, la dopamina, la oxitoci-
lo que dirán el resto de los comensales. Otra joven, tam- na y la vasopresina son algunas de ellas. El cerebro libe-
bién amante de la música que suena, permanece sentada ra estas sustancias moduladoras cuando debe reaccionar
a la mesa. Su pie golpea levemente el suelo al compás de con rapidez o de forma mantenida, por ejemplo, ante una
la canción, mientras sus ojos no cesan de vigilar si alguien situación importante o potencialmente peligrosa.
la está observando. Durante la comida, estas dos mujeres
ya mostraban una manera diferente de comportarse: la El ánimo se decide en el cerebro
que baila dominaba la conversación de los compañeros Cuando el cerebro capta indicios de una situación com-
de mesa; la que está sentada, reseguía con sus dedos las pleja, las células especializadas producen las mencionadas
copas o el contorno de los cubiertos. De vez en cuando moléculas en el tronco del encéfalo o en el mesencéfalo.
hablaba en voz baja con su vecino. A través de vías nerviosas, estas llegan a regiones cere-
¿Por qué las personas somos tan distintas unas de otras? brales concretas. Una vez allí, se unen a los correspon-
¿Qué influye en que unas sean decidas y extrovertidas, y dientes receptores y regulan, con ello, la actividad de otras
otras discretas y tímidas? Por lo común, nuestro tempe- neuronas que se ocupan del entorno que nos rodea y de
ramento básico se perfila a edad temprana, en la prime- nuestras necesidades. En situaciones de peligro, el cerebro
ra infancia. Así, algunos niños se muestran vergonzosos adopta un estado de reacción, al que los investigadores
y obedientes; otros, por el contrario, llevan de cabeza a llaman «de alerta».
sus padres con sus travesuras e hiperactividad. En un partido de fútbol, el guardameta se halla en este
Desde hace tiempo, los investigadores saben que los tipo de estado: concentra todos sus sentidos en el balón,
genes y las primeras experiencias en el seno materno y consciente de las consecuencias que su actuación puede
poco después del nacimiento influyen en el modo en que tener para la clasificación general de su equipo y de la
el niño reacciona al mundo que le rodea. Pero algunos valoración que los medios informativos pueden hacer de
interrogantes continúan abiertos. ¿Cómo conforman su acción en el terreno de juego. Por ello, su cerebro
estas experiencias nuestro cerebro, sede de la personali- produce diversas sustancias que optimizan la actividad
dad? ¿De qué modo inciden las vivencias estresantes de las redes neuronales relevantes en esa situación: la
precoces sobre las neuronas y los neurotransmisores? noradrenalina le mantiene en alerta, el cortisol moviliza
¿Cómo quedan fijadas para influir en etapas posteriores energía, la acetilcolina contribuye a que su atención se
de la vida? centre en la pelota, y la dopamina le motiva. Después, en
Siempre que sentimos, pensamos o actuamos, pero la fiesta de celebración por el triunfo con el resto del
también cuando estamos descansando, numerosas redes equipo, la oxitocina lo ayudará a reconocer las dudas en
neuronales en el cerebro se hallan trabajando. Todo sí mismo que reprime el compañero que ha desaprove-
cuanto ocurre dentro de nosotros y en nuestro entorno chado una oportunidad redonda de gol.
activa circuitos de los que forman parte tanto neuronas Pero la capacidad de atención, motivación o sociabi-
próximas entre sí como otras muy alejadas. Las sinapsis lidad varía de persona a persona. Ello se debe, entre otras
que se originan entre ellas transmiten información de razones, a que los neurotransmisores no actúan con igual
una célula a la otra. eficacia en todos los cerebros, ya que no se desactivan a
Pero estas redes neuronales funcionan de modo dife- igual velocidad y necesitan tiempos diferentes para re-
rente en cada persona y revelan un aspecto importante gresar a la célula después de ejercer su efecto. También

En síntesis:La cuna del temperamento

1 2 3
Nuestra personalidad es el re- La influencia comienza ya en Una educación afectiva y cari-
sultado de un enorme cúmulo la vida intrauterina: si la ma- ñosa tras el nacimiento puede
de factores. Descansa en un dre sufre un fuerte estrés, ello frenar la liberación de hormo-
fundamento biológico alojado en altera de manera persistente el nas del estrés en el bebé y reforzar
los genes e influido por las expe- modo de funcionar del sistema del la regulación neuronal de las emo-
riencias tempranas. estrés infantil. ciones.

MENTE Y CEREBRO 46 N.O 89 - 2018


PSIC OLO GÍA / DESARROLLO

Diferencias entre temperamento, carácter y personalidad


La investigación de la personalidad Rothbart, de la Universidad de Ore­ jecimiento estadounidense, la per­
constituye un campo muy extenso. gón. A grandes rasgos, propone sonalidad humana puede describir­
Desde la filosofía antigua hasta las como componentes fundamentales se basándose en cinco dimensiones:
actuales psicología y neurología se de la personalidad la capacidad de extraversión, responsabilidad,
han propuesto centenares de teo­ entusiasmo, la tendencia a los senti­ ­afabilidad, estabilidad emocional
rías y taxonomías que pretenden mientos negativos y el autocontrol. y apertura a nuevas experiencias.
ayudar a describir de forma amplia El concepto de carácter, difundi­ Estos factores conforman el cono­
y predecible la esencia de las do en otros tiempos sobre todo en la cido modelo de «los cinco grandes».
­personas. psicología de habla alemana, posee Desde mediados de los años ochen­
Tradicionalmente, los psicólogos un fuerte componente valorativo ta del siglo pasado, estos conceptos
definen con la palabra tempera­ moral, el cual se trasluce en el len­ se utilizan en la investigación.
mento un rasgo de la personalidad guaje cotidiano con expresiones La rama neurobiológica de la in­
dominante y en gran medida congé­ como «buen carácter». Diversas vestigación del desarrollo parte de
nito, que se caracteriza sobre todo ­escuelas de psicología profunda de­ la idea de que la activación de diver­
por la excitabilidad. El concepto finen los caracteres básicos de nar­ sos sistemas de neurotransmisores
se retrotrae a la antigua doctrina cisista, esquizoide, depresivo, coac­ condiciona cualidades como la timi­
de los temperamentos propuesta tivo e histérico. Sin embargo, esta dez o la curiosidad. De esta manera,
por el médico Galeno de Pérgamo clasificación se ha demostrado muy algunas personas tienden a buscar
(ca. 129-201 a.C.). De acuerdo con vaga en la práctica. estímulos y son menos miedosas
su teoría, las personas pueden clasi­ Hoy en día, la mayoría de los que otras. Esta disposición es, por
ficarse en melancólicas, flemáticas, científicos utilizan el término neu­ una parte, hereditaria y, por otra,
sanguíneas y coléricas según predo­ tro de personalidad. Por lo general, depende de las experiencias infanti­
mine en ellas uno de los cuatro hu­ este concepto ya no se define con les y del vínculo con los padres du­
mores corporales: bilis negra, bilis ­categorías fijas, sino que se mide a rante la niñez. Como los genes, las
amarilla, flema y sangre. Por su­ partir de unas dimensiones más condiciones ambientales y las viven­
puesto, este modelo no se ajusta a o menos bien definidas. Según un cias se influyen mutuamente, resul­
los cánones científicos actuales. principio de amplia difusión pro­ ta imposible atribuir determinadas
Una influyente doctrina moder­ puesto por Paul Costa, de la Univer­ características exclusivamente, ni
na sobre el temperamento es la pro­ sidad de Chicago, y Robert McCrae, siquiera de forma porcentual, a uno
puesta por la psicóloga Mary del Instituto Nacional sobre el Enve­ u otro factor.

el número de receptores difiere en cada individuo: uno sináptico entre neuronas se libera serotonina, inmedia-
desarrolla un sistema de cortisol particularmente eficien- tamente vuelve a introducirse en la célula mediante la
te; otro, un sistema de oxitocina que funciona de mane- actuación de una proteína transportadora. El gen que
ra óptima, y un tercero dispone de ambos sistemas igual codifica esta proteína transportadora posee un fragmen-
de eficaces. to que puede presentarse en diversas variantes. Según
Ahora bien, ¿cómo se instauran esas diferencias? Los estas, la serotonina puede volver a la célula de forma
primeros candidatos responsables de esas disimilitudes muy rápida o más lentamente. En consecuencia, el
son los genes, los cuales codifican las proteínas que asu- neurotransmisor puede ejercer su acción durante más
men todas las posibles misiones: transportan, comunican o menos tiempo en el espacio sináptico.
y catalizan lo que sea necesario. Con frecuencia, los genes Lo mismo ocurre con otros neurotransmisores. Los
correspondientes presentan distintas variantes, lo que se genes predicen la forma de actuar de los sistemas de
conoce como polimorfismo genético. Esta es la razón por transmisión, lo cual, a su vez, influye en la actividad
la que unas personas poseen más, menos o diferentes cerebral, las vivencias y las conductas, tanto en el cerebro
formas estructurales de estas proteínas especiales. Tales infantil como en el del adulto. Por esta razón, en estudios
diferencias influyen en los procesos regidos por las pro- de correlación se registran una y otra vez dependencias
teínas, por lo que ocurren con mayor o menor eficacia entre las variantes genéticas y las características conduc-
según el individuo. tuales. Debido a ello, personas con una determinada
Un ejemplo de ello es el gen que controla el trans- variante genética resultan particularmente irritables o
portador de la serotonina. Este neurotransmisor nos tienden a la depresión. De la misma manera, una versión
hace flexibles y menos impulsivos. Cuando en el espacio del receptor de la oxitocina influye en que en situaciones

MENTE Y CEREBRO 47 N.O 89 - 2018


estresantes nos reconforten los consuelos de los demás mismo un trastorno, sino que aumenta el riesgo de que
y nos mostremos solidarios con nuestros semejantes o, existan alteraciones más tarde. Ello se debe a que estos
por el contrario, vayamos por el mundo sin demasiados individuos reaccionan al estrés de modo diferente. Al
sentimientos. hallarse el feto sometido a concentraciones elevadas de
Junto con los genes, determinadas experiencias influ- cortisol (hormona del estrés), la actividad de su propio
yen en el desarrollo del temperamento. Las primeras sistema de cortisol también puede verse alterada: por
influencias tienen lugar antes del nacimiento. El nivel de ejemplo, puede liberar el neurotrasmisor ante la más
estrés de la futura madre desempeña una función desta- mínima sobrecarga o, por el contrario, permanecer inac-
cable en este sentido. Enfrentamientos fuertes con la tivo ante las exigencias diarias.
pareja, el fallecimiento de un familiar próximo o proble- Ahora bien, ¿cómo puede verse afectado de forma
mas psíquicos (como trastornos de ansiedad o depresión) duradera el sistema del estrés? Se ha descubierto que la
pueden originar un estrés crónico incontrolado. hormona materna del estrés influye en los genes del feto;
pero no se altera el genoma, sino su actividad. En pocas
palabras, se trata de una modificación epigenética. Lour-

Si la futura madre des Fañanás, de la Universidad de Barcelona, junto con


otros científicos confirmó este hecho en 2015. Una ele-
vada concentración de cortisol en la sangre del feto hace
padece un fuerte que al gen responsable del receptor del glucocorticoide
se adhieran pequeñas moléculas, los llamados grupos

estrés, es probable metilo. Lo mismo que una goma de mascar pega las
páginas de un libro, estas moléculas adheridas bloquean

que el organismo
la lectura del gen, con lo cual se forma menos cantidad
de la proteína receptora.
El receptor contribuye a mantener un nivel óptimo de

de su hijo libere cortisol, por lo que la «pegadura» desequilibra el sistema.


Por lo común, en el momento en que el cortisol se une

demasiado cortisol
al receptor, se frena la liberación de más moléculas del
neurotransmisor. De esta forma, la reacción al estrés se
se mantiene siempre en su justa medida. Ahora bien, si
a la larga a causa de la «pegadura» de los genes existen menos re-
ceptores, el mecanismo de frenado no funciona correc-
tamente y cada vez se libera más cortisol. Si la futura
madre se halla fuertemente estresada, puede ocurrir que
Son muchos los estudios que demuestran las conse- el organismo de su hijo libere demasiado cortisol con el
cuencias que a largo plazo pueden tener las experiencias paso del tiempo.
intrauterinas. La psicóloga Sonia Entringer, del Hospital En resumen, las modificaciones epigenéticas que
Universitario de la Charité de Berlín, y otros científicos tienen lugar durante el embarazo influyen en el desarro-
compararon jóvenes adultos cuya madre había sufrido llo del sistema de estrés del niño a largo plazo. Estas al-
durante el embarazo un evento vital estresante, es decir, teraciones contribuyen a determinar la rapidez con la
un acontecimiento que supuso una gran carga psicoló- que, más tarde, se irritará, tranquilizará o si será capaz
gica para su vida, con otros cuya progenitora no había de afrontar adecuadamente las situaciones gravosas.
sufrido una vivencia semejante durante la gestación. En Después del parto, el cerebro del bebé continúa for-
promedio, los probandos no presentaban ninguna otra jándose. En principio, no quedan reflejadas las sensacio-
diferencia notable. En el primer grupo se observó un nes experimentadas por el recién nacido: ni puede
desequilibrio en diversos procesos psíquicos; entre ellos, identificar sus sensaciones ni tiene idea de cómo puede
los que dirigen el sistema del estrés. El índice de masa tranquilizarse por sí mismo. Tampoco sabe que la satis-
corporal fue también más alto por término medio en facción de las necesidades requiere a veces tiempo, por
estos sujetos. Asimismo, el sistema inmunitario se halla- ejemplo, cuando la madre no encuentra un sitio para
ba alterado. Otras investigaciones han hallado indicios darle el pecho o el biberón todavía no está caliente.
de que los hijos de madres que han sufrido una situa-
ción de estrés cuando estaban embarazadas padecen Bálsamo para la amígdala
posteriormente problemas emocionales con mayor fre- Las emociones se generan en las estructuras profundas
cuencia, suelen ser agresivos y presentan más a menudo del cerebro. Una de estas áreas es la amígdala. Si el bebé
dificultades de atención y aprendizaje. no se siente bien, la amígdala emite la alarma y el niño
Sin embargo, Entringer sostiene que, excepto en casos solicita ayuda, la mayor parte de las veces con un sonoro
extremos, el estrés en el seno materno no causa por sí llanto. Cuando un adulto se encuentra en una situación

MENTE Y CEREBRO 48 N.O 89 - 2018


PSIC OLO GÍA / DESARROLLO

¿Qué imprime la personalidad?


Los investigadores han demostrado que las característi­ Antes del nacimiento, son sobre todo las cargas psíqui­
cas de una persona están influidas por la activación de cas de la madre las que conforman el sistema de estrés
diversos sistemas de neurotransmisores. Esta circuns­ del niño. Ello ocurre de forma duradera a través de mo­
tancia es en parte hereditaria y en parte se halla condi­ dificaciones epigenéticas, por ejemplo, en el gen res­
cionada por vivencias intrauterinas y experiencias en la ponsable del receptor de los glucocorticoides. Por el
infancia temprana. El llamado polimorfismo genético contrario, una educación afectiva durante los primeros
para los receptores de neurotransmisores determina la meses de vida puede fortalecer las conexiones
forma de actuar de estas sustancias en las células diana. neuronales responsables de la regulación emocional.

GENES Placenta EXPERIENCIAS


PRENATALES
POLIMORFISMO
ESTRÉS DE LA MADRE
• Aumenta el cortisol en sangre
• Se producen alteraciones en
los receptores de corticoesteroides

MODIFICACIONES
EPIGENÉTICAS

TEMPERAMENTO

PRIMERAS VIVENCIAS
DESPUÉS DE NACER

EDUCACIÓN AFECTIVA
• Aumenta la oxitocina en el cerebro
• Se refuerzan las conexiones neuronales
reguladoras de las emociones
• El sistema de cortisol y oxitocina se
YOUSUN KOH

equilibra, lo que favorece la superación


del estrés a largo plazo

angustiosa, una región de su corteza prefontal medial le pueden ser satisfechas de inmediato o, simplemente,
permite reaccionar de manera controlada: compara la cuando está harto de todo. Necesita una persona de re-
experiencia desagradable con vivencias anteriores y ferencia que lo consuele, lo tome en brazos y lo meza;
frena el cúmulo de emociones procedentes de la amíg- que hable con él y atienda su malestar difuso. Con la
dala. Sin embargo, en el bebé esta región del lóbulo presencia de esta persona, el sistema de estrés se tranqui-
frontal todavía no se halla del todo desarrollada, como liza y el lactante va aprendiendo, poco a poco, que existen
tampoco lo está su conexión con la amígdala. distintas emociones, las cuales pueden regularse de varias
El lactante no solo necesita que le atiendan cuando maneras.
tiene hambre o si su pañal está sucio; también requiere Esta protección es tanto más importante cuanto mayor
atención cuando su sistema de estrés se halla particular- sea la carga que el niño haya recibido por los genes o por
mente activo, por ejemplo, cuando sus necesidades no experiencias intrauterinas adversas. Si el niño es extraor-

MENTE Y CEREBRO 49 N.O 89 - 2018


dinariamente temeroso e irritable, sus padres deben cariñosamente con él. La particularidad de la oxitocina
ayudarle a manejar las emociones exageradas. De no ser es que consuela. Cuando este neurotransmisor se une a
así, su cerebro siempre se hallará sometido a altas con- sus receptores en el cerebro, la actividad de la amígdala
centraciones de hormonas del estrés, lo cual puede per- se reduce y se inhibe la liberación de hormonas del estrés.
judicar el desarrollo cerebral. Pero si, por falta de caricias, el cerebro infantil no pro-
Naturalmente, ello resulta más fácil de decir que de duce oxitocina suficiente, el cortisol puede influir, a
hacer, ya que el trato de un lactante estresado no siempre través de cambios epigenéticos, en la cantidad de hor-
resulta fácil. Grita de forma estridente, muy fuerte y, mona del estrés que libera el organismo. Además, con el
sobre todo, con constancia. En contadas ocasiones, los tiempo pueden disminuir las propiedades positivas de la
padres disfrutan del feliz momento de haber conseguido oxitocina. En resumen, el consuelo de los padres influye
tranquilizar a su hijo. Con frecuencia se sienten incom- en la posterior personalidad de su hijo: en cómo domi-
petentes y desamparados, y cada vez les resulta más nará el estrés, si será un individuo más bien sociable o
difícil sintonizar con su bebé. La psiquiatra infantil desconfiado o si tratará con cariño y sensibilidad a su
Mechthild Papoušek, de la Universidad Ludwig Maxi- propia descendencia.
milian de Múnich, habla de un «círculo vicioso de reci- Los padres no solo protegen el desarrollo emocional
procidad negativa». La situación se complica cuando los de su bebé a través del consuelo inmediato, sino también
padres son especialmente temerosos y sienten una reflejando y manifestando sus sentimientos. Ello también
preocupación constante por actuar de forma equivoca- deja huella en el cerebro. Durante el desarrollo embrio-
da, de manera que caen en una vorágine de desvalimien- nario y en los primeros meses tras el nacimiento, las
to. En esos casos es aconsejable que busquen asesora- neuronas se interconectan de forma muy activa. Las
miento profesional. experiencias del niño resultan decisivas para el estable-
cimiento de unas conexiones duraderas. Si las neuronas
que se conectan entre sí reciben repetidamente una

En los humanos, activación a partir de las correspondientes experiencias,


las sinapsis que se crean se estabilizan. En lo sucesivo,

las características
las informaciones seguirán transmitiéndose, pero de
forma todavía más eficaz. En cambio, las conexiones
que no se utilizan se acaban atrofiando. Un lema popu-
individuales se lar entre los investigadores del desarrollo es: «Úsalo o
piérdelo».

construyen solo Si las personas de referencia reflejan con cariño las


emociones del bebé y les ponen nombre, el cerebro del

sobre un
pequeño aprende a ordenar mejor los sentimientos. Por
ejemplo, en una situación de supuesto peligro percibe
que su corazón empieza a palpitar, ve el gesto de preocu-
fundamento pación de su madre y escucha la pregunta: «¿Tienes
miedo?». De este modo, las neuronas responsables de los

biológico procesos fisiológicos del organismo (las palpitaciones


cardíacas) se conectan de forma duradera con las que
procesan la información externa relacionada con el
acontecimiento (la reacción de la madre).
Jay Belsky, de la Universidad de California en Davis,
y sus colaboradores afirman que los pequeños particu- Control desde el lóbulo frontal
larmente irritables sufren a menudo una educación de Sin embargo, reconocer y clasificar los sentimientos no
rechazo y poco empática. No obstante, estos mismos pone el punto final al asunto. Las personas también nos
niños progresan de manera extraordinaria bajo condi- diferenciamos por nuestra capacidad de regular las emo-
ciones positivas. Si los padres consiguen acompañar con ciones, la cual viene marcada, asimismo, por las expe-
sensibilidad el desarrollo emocional de su hijo, incluso riencias tempranas. Una vez más, la oxitocina entra en
puede obtenerse provecho de su carácter irritable más escena. Según el psiquiatra Chandra Sekhar Sripada y su
tarde. La única premisa es que el niño haya aprendido equipo de la Universidad de Michigan, dicha hormona
estrategias para reducir su nerviosismo con rapidez. refuerza la conexión de los centros de las emociones,
¿Cómo puede una atención afectiva moderar el siste- sobre todo la amígdala, con las «instancias controladoras»
ma de estrés infantil? La oxitocina, «hormona del amor», del lóbulo frontal. Si esta red neuronal se utiliza con
desempeña un importante papel en este terreno. El cere- frecuencia y a su través fluye regularmente la oxitocina,
bro del lactante la libera durante el amamantamiento y las conexiones se refuerzan y los niños logran en un fu-
cuando recibe caricias; también cuando los padres juegan turo controlar mejor sus propias emociones.

MENTE Y CEREBRO 50 N.O 89 - 2018


PSIC OLO GÍA / DESARROLLO

Por el contrario, si se carece de estas experiencias


positivas tempranas, el niño presenta dificultades pos- SI TE INTERESA
teriores para controlar sus sentimientos. La psicóloga ESTE TEMA...
Andrea Oskis y sus colaboradores de la Universidad de Descubre Personalidad, desarrollo
West London, basándose en entrevistas, determinaron y conducta social, nuestro monográfico
el estilo de vinculación de 60 muchachas de edades de la colección Cuadernos sobre los tres
grandes ejes de la psicología en:
comprendidas entre los 9 y los 18 años. Se trataba de
analizar las actitudes individuales en las relaciones in- www.investigacionyciencia.es/
terpersonales. El estilo de vinculación pone de manifies- revistas/cuadernos/numero/5
to, por ejemplo, si una persona se siente segura en las
relaciones con los demás o si, en cambio, tiende a evi-
tarlas. Según los investigadores, los niños suelen desarro-
llar pronto un estilo de vinculación seguro, es decir, una
actitud positiva en las relaciones interpersonales cuando, mostraban mayor empatía con los demás y presentaban
en los meses posteriores al parto, sus padres han reac- una mayor autoestima que los niños cuyo vínculo con
cionado con afecto y de forma inmediata a sus necesi- los padres resultaba menos estable.
dades. El equipo comprobó también si las participantes En conclusión, tanto los genes como las experiencias
presentaban alexitimia, es decir, la incapacidad de reco- en la vida intrauterina y en los primeros meses después
nocer y expresar los propios sentimientos. Dicho de otro del nacimiento influyen en la forma en la que se encuen-
modo, una ceguera emocional. Descubrieron que las tran interconectadas nuestras neuronas cerebrales y en
voluntarias con un estilo de vinculación inseguro tendían cómo reaccionan estas frente a determinados neurotrans-
más a la alexitimia que las que presentaban un tipo de misores. Todo ello, a su vez, desempeña un importante
vínculo sólido. papel en nuestro temperamento, pero también en el modo
En un famoso estudio a largo plazo dirigido por el en el que afrontamos las situaciones de estrés, en cómo
psicólogo clínico L. Alan Sroufe, de la Universidad de cuidamos nuestras relaciones personales, sentimos, pen-
Minesota, se investigó el desarrollo social y emocional samos y actuamos. En una palabra, en nuestra persona-
de los niños a partir de sus vínculos tempranos. Se com- lidad.
probó que los probandos que a la edad de entre uno y Sin embargo, no cabe preocuparse: la personalidad no
tres años experimentaron un apego seguro con sus padres está esculpida en piedra. Las particularidades de una
se mostraban más autónomos y ansiosos de saber a la persona se construyen sobre un fundamento biológico
edad escolar. También controlaban sus emociones de pero, en cierta medida, también pueden modificarse más
manera destacable. Además, eran menos temerosos, tarde. H

PA R A S A B E R M Á S

Oxytocin enhances resting-state connectivity between amygdala and medial frontal cortex. C. S. Sripada et al.
en International Journal of Neuropsychopharmacology, vol. 16, págs. 255-260, 2013.
Prenatal stress, development, health and disease risk: A psychobiological perspective. S. Entringer et al.
en Psychoneuroendocrinology (Curt Richter Award Paper), vol. 62, págs. 366-375, 2015.
Maternal psychosocial stress during pregnancy alters the epigenetics signature of the glucocorticoid
receptor gene in their offspring: A meta-analysis. H. Palma-Gudiel et al. en Epigenetics,
vol. 10, págs. 893-902, 2015.
Attachment and development: A prospective, longitudinal study from birth to adulthood. L. A. Sroufe en
Attachment & D­ evelopment, vol. 7, págs. 349-367, 2015.
Die erste Bindung.: Wie Eltern die Entwiclung des kindlichen Gehirns prägen. Nicole Strüber.
Ed. Klett-Cotta, Stuttgart, 2016.
Wie das Gehirn die Seele macht. Gerhard Roth y Nicole Strüber. Ed. Klett-Cotta, Stuttgart, 2018.

EN NUESTRO ARCHIVO

El rompecabezas de la personalidad. Christian Fiebach en MyC n.o 50, 2011.


Sentimiento social en pañales. Christian Wolf en MyC n.o 54, 2012.
El yo flexible. Jule Specht en Cuadernos de MyC n.o 5, 2013.

MENTE Y CEREBRO 51 N.O 89 - 2018


SI NOPSI S

Así madura el yo
La personalidad no es inmutable, sino que va fijándose a lo largo de la
vida. Según la fase de desarrollo, intervienen diferentes regiones cere-
brales en este proceso. No actúan como módulos independientes, sino
que siempre trabajan en estrecha colaboración.
Texto: Nicole Strüber y Gerhard Roth | Gráfico: Yousun Koh

Base Emociones
Sistema límbico inferior Sistema límbico medio

Tálamo

Núcleo accumbens
Hipófisis Amígdala
Hipotálamo Amígdala basal lateral
central
Hipocampo
Puente Locus
­troncoencefálico cerúleo Área tegmental ventral
Bulbo
raquídeo

Las regiones del sistema límbico inferior se establecen en un Se trata del sistema de condicionamiento emocional inconsciente.
­momento muy temprano del desarrollo cerebral. Cómo se de- Determina, junto con el sistema límbico inferior, el núcleo de la
sarrollan depende, sobre todo, de los genes y de las experiencias personalidad. Las experiencias durante los primeros años de vida
en el seno materno. Entre otras funciones, determinan el modo influyen sobre todo en las conexiones neuronales y definen qué
de reaccionar del niño en situaciones de estrés. Las experiencias personas, situaciones o elementos asociamos con la felicidad y el
­durante la edad adulta difícilmente pueden cambiar la manera sufrimiento. En la juventud y la adultez solo pueden influir en la
de funcionar del sistema límbico inferior. región límbica media las emociones fuertes o la práctica intensiva.

MENTE Y CEREBRO 52 N.O 89 - 2018


Sociabilidad Razón
Sistema límbico superior Sistema cognitivo y lingüístico

Corteza
orbitofrontal
dorsolateral

Corteza
cingulada Corteza
anterior ventrolateral
prefrontal
Corteza prefrontal
(orbitofrontal y Área de Broca
ventromedial)

Ínsula Área de Wernicke

(Los cuatro gráficos muestran


el cerebro de un adulto)

El sistema límbico superior se desarrolla hasta entrada la juven- Las regiones del sistema cognitivo y lingüístico permiten
tud tardía y constituye el yo con sus sentimientos en un contexto la comunicación consciente con los demás. Están activas
social. Las áreas cerebrales involucradas interpretan expresiones cuando planeamos acciones, comprendemos el mundo o
faciales emocionales, aprenden las reglas sociales y convierten en justificamos nuestra conducta ante nosotros y los demás.
accesibles los propios sentimientos. Junto con las áreas de la re- Las áreas que contribuyen a ello alcanzan una madurez
gión media e inferior fomentan las características sociales rele- completa en la adultez temprana y transforman su patrón
vantes, como el ansia de poder, la dominancia y la empatía. Estas de actividad constantemente; por ejemplo, cuando habla-
apenas aumentan o disminuyen posteriormente. mos con otras personas.

FUENTE
Wie das Gehirn die Seele macht. G. Roth y N. Strüber. Klett-Cotta, Stuttgart, 2014

MENTE Y CEREBRO 53 N.O 89 - 2018


REBECCA SAXE, ATSUSHI TAKAHASHI Y BEN DEEN, DPTO. DE CEREBRO Y
CIENCIAS COGNITIVAS E INSTITUTO MCGOVERN, MIT/CENTRO DE LA
IMAGEN ATHINOULA A. MARTINOS DEL INSTITUTO MCGOVERN, MIT
Rebecca Saxe, investigadora
del Instituto de Tecnología
de Massachusetts, acaricia a
su bebé mientras se registra
la actividad cerebral de am-
bos mediante resonancia
magnética nuclear.

MENTE Y CEREBRO 54 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA

DESARROLLO ¿Es el cerebro de los neonatos una tabla rasa o viene ya


preparado para entender el mundo? La tomografía por resonancia
magnética revela que los niños disponen de una organización
­neurológica similar a la de los adultos

El cerebro del bebé


revela cómo se
­forma la mente
COURTNEY HUMPHRIES

A
rthur, primer hijo de Rebecca Saxe, tenía científicos, en el diseño de un dispositivo que permitiera
un mes de vida cuando lo colocaron por obtener imágenes de la actividad cerebral en lactantes.
primera vez en el aparato de resonancia Con el nacimiento de Arthur en septiembre de 2013
magnética funcional (RMf) para escanear llegó el momento de ponerlo en práctica.
su cerebro. Saxe, investigadora cognitiva Desde hace un par de décadas, investigadores como
del Instituto de Tecnología de Massachu- Saxe utilizan neuroimágenes obtenidas por RMf para
setts (MIT), no se separó de su bebé ni un instante: in- estudiar la actividad cerebral en adultos y niños. Pero,
cómodamente acostada boca abajo, la cara le quedaba como ocurrió en el siglo xix con el daguerrotipo, en la
muy cerca de los pañales del niño, al que acariciaba y RMf se requiere que los sujetos permanezcan totalmen-
consolaba cuando el imán de tres teslas de potencia te inmóviles para evitar que la imagen aparezca irrever-
empezó a girar en torno a ellos. Arthur no tardó en siblemente borrosa. Mas los bebés cuando no duermen
dormirse. son inquietos, se mueven a cada instante y no se les
Todos los padres se preguntan alguna vez qué estará puede seducir o sobornar para que se mantengan quietos.
pasando por la mente de su hijo, pero pocos disponen Por esta razón, los escasos estudios con RMf que se han
de los medios para averiguarlo. Varios años antes de que llevado a cabo en lactantes hasta ahora se han centrado
Saxe se quedara embarazada, trabajó, junto con otros en exponerlos a sonidos mientras dormían.

MENTE Y CEREBRO 55 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA / DESARROLLO

En síntesis:Con pañales en el escáner

1 2 3
El estudio del desarrollo cerebral en be- Neurocientíficos del Según los primeros resul-
bés mediante neuroimágenes se ha cen- Instituto de Tecnolo- tados, el cerebro de los
trado en los momentos de sueño de es- gía de Massachusetts lactantes no es una tabla
tos probandos. El más mínimo movimiento han conseguido, con ayuda rasa, sino que se encuentra or-
del lactante inutiliza el registro obtenido por de los padres, escanear el ganizado de forma similar al
el dispositivo. cerebro de bebés despiertos. de los adultos.

El objetivo de Saxe iba más allá: quería entender cómo cerebral: se basan en manipulaciones estadísticas gene-
ven el mundo los niños cuando están despiertos. Para radas a partir de los resultados obtenidos. En cualquier
ello se propuso tomar neuroimágenes del cerebro de caso, la RMf ha abierto vías de investigación novedosas,
Arthur mientras veía grabaciones de vídeo. ¿Trabaja el ya que revela a los científicos lo que Saxe describe como
cerebro de los lactantes como una versión en miniatura «mapa del cerebro humano en movimiento». Muestra,
del de los adultos o lo hace de forma completamente con increíble detalle, cómo diferentes partes del cerebro
diferente? «Me planteaba la cuestión fundamental de coordinan su actividad dependiendo de lo que la perso-
cómo se desarrolla el cerebro, y tenía un bebé con un na esté haciendo, percibiendo o pensando.
cerebro desarrollándose. En ese momento, dos de las Algunas regiones de la corteza cerebral parecen actuar
cosas más importantes para mi vida convergían con de forma específica para un propósito. Nancy Kanwisher,
toda su fuerza en un aparato de resonancia magnética», neurocientífica también del MIT y antigua mentora de
explica. Saxe, descubrió el área facial fusiforme, una estructura
La investigadora pasó su permiso de maternidad con que se encarga de la percepción de las caras. Asimismo,
Arthur y la máquina de RMf. «Algunos de esos días, el el laboratorio de Kanwisher halló la denominada área
niño no tenía ganas; otros se dormía, estaba llorón o parahipocampal de lugar, la cual nos permite determinar
ensuciaba los pañales», recuerda. «Obtener imágenes nuestra posición espacial (en un mapa, por ejemplo).
óptimas del cerebro de un bebé es un golpe de suerte Cuando Saxe era una estudiante en el laboratorio de
inusual», añade. Entre una sesión y otra, junto con los Kanwisher describió una región cerebral especializada
demás investigadores, estudiaba minuciosamente los en la teoría de la mente, es decir, en la habilidad de de-
resultados, refinaba los experimentos e indagaba un terminar y predecir el pensamiento y la conducta de otras
patrón en la actividad cerebral de Arthur. Cuando con- personas. Desde entonces, estudios efectuados por di-
siguieron el primer resultado aprovechable, por entonces versos equipos han identificado estructuras del cerebro
el niño ya tenía cuatro meses, la alegría fue enorme: que intervienen en cuestiones sociales y en la toma de
«Estaba en las nubes». decisiones.
Los más de dos años de trabajo para registrar la acti- El entusiasmo que siente Saxe por su trabajo se hace
vidad cerebral de Arthur y de otros ocho bebés culmina- más palpable cuando se trata de cuestiones neurofilosó-
ron en la publicación de un artículo en Nature Commu- ficas. Para ella, la primera pregunta reza: ¿cómo acontece
nitacions. Según sus autores, habían descubierto algunas la organización cerebral? «Si se consideran las funciones
similitudes sorprendentes entre el cerebro de los bebés y ricas y abstractas que realiza el cerebro adulto, entre ellas,
el de los adultos en relación con la respuesta a los estímu- la moralidad y la teoría de la mente, surge de inmediato
los visuales. También hallaron algunas curiosas diferen- la pregunta: ¿cómo se llega a ello?», se plantea. ¿Ha de-
cias. El estudio representaba un primer paso en las espe- sarrollado nuestro cerebro áreas específicas dedicadas a
ranzas que tenía Saxe de desentrañar los inicios más las tareas más importantes para nuestra supervivencia?
precoces de la mente. ¿O nacemos con un dispositivo de aprendizaje multiva-
lente que puede ayudar a descubrir el mundo? ¿Dispo-
¿Un cerebro organizado desde el nacimiento? nemos de un patrón cerebral innato para percibir las
La RMf constituye quizá la herramienta más potente de
que disponen hoy en día los científicos para estudiar la
actividad cerebral de manera no invasiva. Esta técnica
revela los cambios en el riego sanguíneo que acontencen
cuando las neuronas de determinadas áreas cerebrales
se activan intensamente, fenómeno que produce una
serie de señales que registra el dispositivo. Pero la RMf L A AU TO R A
ha generado algunas críticas, pues las imágenes que Courtney Humphrieses periodista
ofrece constituyen una medida indirecta de la actividad científica.

MENTE Y CEREBRO 56 N.O 89 - 2018


CAITLIN CUNNINGHAM/INSTITUTO MCGOVERN DE INVESTIGACIÓN DEL CEREBRO, MIT

Riley, de cinco meses de edad, mira las imágenes de su cerebro


obtenidas mediante resonancia magnética funcional.

caras o desarrollamos una área cerebral especializada en Tras unos intentos fallidos, se consigue que Riley
rostros después de haber visto muchos durante meses o permanezca acostada, con el gorro enfundado en la ca-
años? La investigadora indica: «La organización estruc- beza y sin protestar. Su madre se coloca boca abajo, con
tural básica del cerebro humano podría ser parecida en la cara y las manos cerca de la pequeña, en ademán de
todas las personas porque el mundo es similar para todos». tranquilizarla. Kosakowski desliza a ambas dentro del
O su perfil podría venir definido desde el nacimiento. escáner; a continuación, se retira a una sala contigua,
desde donde ve lo que sucede en la estancia del escáner
Un lugar para las caras a través de una ventana. Lyneé Herrera, otra de las expe-
Riley, de cinco meses de edad, expulsa su chupete y rom- rimentadoras, avisa con gestos manuales cuándo la niña
pe a llorar. Heather Kosakowski, ayudante de laboratorio mira un espejo situado sobre su cabeza y que refleja
de Saxe, se encuentra de pie junto al dispositivo de RMf imágenes proyectadas desde detrás de la máquina de RMf.
que ocupa parte de la planta inferior del edificio del El objetivo del equipo consiste en obtener, de cada
Centro para el Estudio del Cerebro y Ciencias Cognitivas lactante, unos diez minutos de datos aprovechables
del MIT. La experimentadora mece a Riley. Sentada sobre mientras yacen en el escáner mirando los vídeos. Para
la camilla del escáner, Lori Fauci, madre de la niña, extrae conseguirlo, a menudo necesitan reunir datos de múltiples
de su bolsillo trasero un nuevo chupete para ofrecérselo sesiones, cada una de dos horas y realizar los correspon-
a la pequeña. dientes cálculos. Kosakowski señala: «Cuantas más veces
Todo está dispuesto para que Riley se sienta a gusto. acude un bebé al laboratorio, más posibilidades tenemos
La iluminación de la habitación es suave y los adultos de conseguir esos diez minutos». En esta ocasión, se
presentes interpretan tintineantes versiones infantiles de trata de la octava visita de Riley.
canciones populares (como Sweet child o’ mine, de Guns Cuando Herrera indica con señales que la niña se ha
N’Roses) en pianos de juguete. Sobre la camilla del escá- despertado de nuevo, Kosakowski vuelve a encender el
ner se halla también un casco del tamaño de la cabeza de dispositivo de RMf y a proyectar una serie de filmaciones.
un bebé con el que se registrarán las señales de radio Por lo general, los niños se mantienen más atentos a las
durante la sesión de resonancia magnética. El aparato imágenes en movimiento que a las fijas. Después de un
está programado para generar menos ruido del usual rato, Herrera cierra su mano para avisar de que los ojos
para evitar que el oído de la niña sufra algún daño. de Riley se han vuelto a cerrar.

MENTE Y CEREBRO 57 N.O 89 - 2018


Adulto Niño de 6 meses Adulto Niño de 6 meses

BEN DEEN Y REBECCA SAXE, DPTO. DEL CEREBRO Y CIENCIAS


COGNITIVAS, MIT/ATHINOULA A. MARTINOS
Regiones cerebrales activas al ver rostros Áreas cerebrales activas al ver paisajes

Los rostros y los paisajes activan en el cerebro de los lactantes las mismas áreas que en los adul-
tos. Ante las caras se excitan, sobre todo, el giro fusiforme, el surco temporal superior y la corte-
za medial prefrontal (manchas amarillas y rojizas). Ante paisajes responden, de manera destaca-
da, el giro parahipocámpico y de la corteza occipital lateral (en azul).

La investigación con bebés requiere técnicas adaptadas sostiene Ben Deen, primer autor del estudio publicado
para ellos. Charles Nelson, neurocientífico cognitivo en en Nature Communications y actualmente investigador
la Escuela de Medicina de Harvard y en el Hospital In- en la Universidad Rockefeller.
fantil de Boston, afirma: «Se trata de una cuestión inte- A través de otros métodos, los investigadores han
resante, pues estás trabajando con un organismo no hallado que los bebés responden de forma diferente a los
verbal, retóricamente limitado y con una atención también estímulos visuales de categorías distintas, sobre todo, a
limitada; y estás intentando obtener una imagen de lo los rostros. Michelle de Haan, neurocientífica del desa-
que sucede dentro de su cabeza». Con frecuencia se usan rrollo en el Colegio Universitario de Londres, apunta:
técnicas similares para el estudio de primates no huma- «Las caras son una parte destacada del ambiente». En las
nos y de niños que no pueden hablar a causa de algún primeras semanas de vida, los ojos del lactante se fijan,
trastorno. «Disponemos de una serie de recursos que nos sobre todo, en objetos que se encuentran a la misma
permiten atisbar lo que ocurre en el interior de un mono, distancia que la cara de la madre que lo alimenta. Algu-
un bebé o un niño con discapacidad», agrega Nelson. nos investigadores consideran que los bebés poseen un
Con todo, el método de investigación más sencillo mecanismo innato situado en el cerebro profundo que
para conseguir dichos propósitos es explorar la conduc- dirige sus ojos a mirar los rostros.
ta de los sujetos y anotar hacia dónde dirigen su mirada, La respuesta del niño a las caras se va especializando
ya sea observándolos o mediante técnicas que registran a lo largo del tiempo y a medida que adquiere experiencia.
el movimiento de los ojos. Otro método consiste en Se ha comprobado que, mientras que los adultos necesitan
medir la actividad del cerebro. El electroencefalograma un tiempo para distinguir dos caras mostradas boca
(EEG) requiere, simplemente, poner un gorro de electro- abajo, los lactantes de menos de cuatro meses de edad
dos y cables al bebé para detectar las ondas eléctricas pueden discriminarlas tan fácilmente como cuando las
fluctuantes en su cerebro. Por otra parte, una nueva es- ven en su posición normal. Sin embargo, después de los
pectroscopía del infrarrojo cercano (NIRS) proyecta luz cuatro meses, adquieren un sesgo en este tipo de discri-
a través del delgado y blando cráneo del lactante para minación facial. Y alrededor de los seis meses, ya presen-
detectar cambios en el flujo sanguíneo en el cerebro. tan una actividad cerebral similar a la de los adultos
Aunque ambas técnicas informan sobre los cambios de cuando observan rostros. Si bien estos resultados sugieren
la actividad cerebral inmediatos, la NIRS alcanza solo los que los bebés presentan una especialización cerebral para
estratos más superficiales del cerebro; el EEG, en cambio, ciertas categorías (los rostros), se conocen pocos detalles
muestra exactamente qué áreas se hallan activas. «Para sobre el origen de esas señales, advierte Deen.
estudiar con detalle la organización espacial y alcanzar Para su trabajo, Saxe y sus colaboradores obtuvieron
regiones cerebrales profundas debe recurrirse a la RMf», datos aprovechables de nueve del total de diecisiete bebés

MENTE Y CEREBRO 58 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA / DESARROLLO

a los que exploraron. En la actualidad, cada vez más fa- nes entre ellas, y muchas desaparecen a lo largo de la
milias externas al centro de investigación participan en infancia y la adolescencia. En la primera infancia, el ce-
este tipo de estudios. Pero, al principio, resultó de gran rebro resulta asombrosamente flexible: incluso si los
ayuda contar con un número creciente de «bebés de la- bebés sufren un accidente cerebrovascular o padecen
boratorio», es decir, con hijos de los propios científicos convulsiones que requieren la extirpación quirúrgica de
o de sus familiares. Entre ellos están Arthur, Percy (se- todo un hemisferio, se recuperan sorprendentemente
gundo hijo de Saxe), un sobrino y el niño de una inves- bien. Pero esta flexibilidad también presenta límites: los
tigadora posdoctoral. Mostraban a los bebés filmaciones lactantes que sufren carencias o abusos pueden presentar
de caras, espacios naturales, cuerpos humanos y juguetes, deficiencias en el aprendizaje de por vida.
así como secuencias en las que se mezclaban parte de las El estudio del desarrollo del cerebro humano sano
imágenes. El equipo buscaba averiguar si los rostros y los ayuda a entender por qué, en algunas ocasiones, este
paisajes activaban regiones diferentes en el cerebro de proceso presenta alteraciones. Se sabe que muchos niños
los bebés, como sucede en los adultos. y adultos con autismo manifiestan dificultades en tareas
Sorprendentemente, detectaron un patrón similar en de cognición social, como el reconocimiento de caras.
los lactantes. «Cada región que se relaciona con la prefe- ¿Están estas diferencias presentes en las primeras etapas
rencia a caras o lugares en los adultos se correspondía del desarrollo cerebral o se forman debido a la falta de
con la de los niños de entre cuatro y seis meses. Ello atención facial y de estímulos sociales durante el desa-
demuestra que la corteza cerebral presenta funciones rrollo del niño?
específicas desde un inicio», concluye Saxe. Empezamos a entender cómo se organiza el cerebro
¿Nacen los niños con la habilidad de reconocer rostros? del bebé. Se requieren más horas de RMf y un mayor
Deen aclara: «Estrictamente hablando, no podemos decir número de bebés para desentrañar el modo en que fun-
que esa capacidad sea innata, pero podemos afirmar que ciona el cerebro en etapas tempranas de la vida. Saxe y
se desarrolla muy precozmente». Saxe explica que las su equipo han demostrado que este estudio puede llevar-
respuestas se extienden más allá de la corteza cerebral se a cabo, lo cual abre nuevas líneas de investigación. «Si
visual: los investigadores también hallaron diferencias se tiene paciencia es posible lograr resultados interesan-
en la corteza cerebral frontal (área involucrada en las tes con la técnica de la resonancia magnética funcional
emociones, las valoraciones y la autorrepresentación). en bebés despiertos. Ahora debemos pensar qué podemos
«Observar cómo participa la corteza frontal en un bebé aprender de todo ello», concluye Saxe. H
resulta apasionante. Hasta ahora se consideraba que era
una de las últimas piezas en el desarrollo cerebral», con-
tinúa Saxe.
Aunque su equipo ha comprobado que en bebés y
adultos se activan áreas similares, todavía desconocen si Este artículo apareció originalmente
el cerebro de los lactantes posee regiones especializadas en QuantaMagazine.org,
en estímulos concretos, como caras o lugares. Nelson, una publicación independiente promovida
por la Fundación Simons para potenciar
quien no participó en el estudio, sugiere que el de los la comprensión pública de la ciencia
niños trabaja de manera más flexible que el de los adultos.

Dúctil y en desarrollo
Sorprende que el cerebro de los bebés se comporte como
el de los adultos, teniendo en cuenta su aspecto dispar. PA R A S A B E R M Á S
Una pantalla de ordenador muestra las neuroimágenes
Autism and the development of face processing. G. Golarai et al.
de Riley mientras dormía. Comparadas con las de un en Clinical Neuroscience Research, vol. 6, págs. 145-160, 2006.
adulto, en las que las estructuras se muestran bien defi-
nidas, las de la niña se antojan oscuras. «Parece como Functional specificity in the human brain: A window into the
functional architecture of the mind. N. Kanwisher en PNAS,
una mala fotografía, ¿verdad?», observa Kosakowski. vol. 107, págs. 11.163-11.170, 2010.
Según explica, a esa edad todavía no se ha desarrollado
Organization of high-level visual cortex in human infants.
el recubrimiento graso que envuelve las fibras nerviosas,
B. Deen et al. en Nature Communications, vol. 8,
es decir, la mielina, que conforma la materia blanca del 10.1038/ncomms13995, 2016.
cerebro. Asimismo, el cuerpo calloso (un manojo de fibras
nerviosas que conecta los dos hemisferios cerebrales) EN NUESTRO ARCHIVO
solo se ve de forma borrosa.
Expertos en rostros. Stefanie Höhl en MyC n.o 58, 2013.
En los lactantes, el cerebro todavía se encuentra en
desarrollo. De hecho, la corteza cerebral crece un 88 por Bebés en el laboratorio. Janosch Deeg en MyC n.o 85, 2017.
ciento en el primer año de vida. Sus células también se Con ojos de neonato. Orsola Rosa-Salva, Elisa di Giorgio y
hallan reorganizándose: con rapidez, se forman conexio- Giorgio Vallortigara en MyC n.o 85, 2017.

MENTE Y CEREBRO 59 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA

SERIE: INVESTIGACIÓN DE LA CONSCIENCIA Según muchos filósofos,


la experiencia subjetiva no puede explicarse científicamente.
Sin embargo, esta objeción se apoya en sesgos cognitivos

Escepticismo
en torno al estudio
de la consciencia M I C H A E L PAU E N

L
a consciencia es uno de los últimos grandes Esa postura constituye un serio problema ya de por sí,
enigmas que la ciencia investiga con esmero. puesto que desestima la posibilidad de perfilar el esbozo
Pero el interés por desentrañar su misterio de una teoría que, en algún momento, pueda llegar a
se remonta a muchos años atrás. Los docu- entenderse. ¿Debemos, por tanto, cejar en el intento de
mentos culturales más antiguos, como las comprender la consciencia desde la ciencia? En absoluto:
pinturas rupestres de Lascaux o el Libro de esta visión solo refleja que todavía no hemos logrado ese
los Muertos del Antiguo Egipto, testimonian que los objetivo; lo que tampoco sorprende, a la vista de la com-
humanos indagan desde hace tiempo explicaciones para plejidad de la cuestión.
el fenómeno de la consciencia. A pesar de ello, los avan- Los escépticos tienen de su parte una serie de argu-
ces resultan un tanto decepcionantes. mentos, en apariencia, plausibles. Se apoyan, sobre todo,
Si bien en los últimos siglos se ha alcanzado, como en la subjetividad de la consciencia: cada uno de nosotros
mínimo, un entendimiento básico de procesos decisivos percibe dolor, alegría u olores de manera que no resulta
en casi todas las áreas de las ciencias naturales, en el accesible a ninguna otra persona. En cambio, la ciencia
estudio de la consciencia continúa abierto un gran in- es objetiva, por tanto, con sus métodos solo pueden in-
terrogante: ¿cómo surgen, a partir de la actividad elec- vestigarse fenómenos objetivos: la conducta humana o
troquímica de las células nerviosas, las experiencias de la actividad de las neuronas, por ejemplo. Pero la cons-
dolor, alegría, deseo o asco? Muchos filósofos argumentan ciencia no puede comprenderse de esa manera, por ello,
que nunca entenderemos cómo se origina la consciencia; la ciencia nunca logrará resolver el enigma de cómo el
ni siquiera si la consideramos un fenómeno natural. cerebro la produce, sostienen.

Serie: «Investigación de la consciencia»


Parte 1: Descifrar los mecanismos de la consciencia (MyC 88/2018)
Parte 2: Los errores lógicos de los escépticos
Parte 3: Oportunidades y límites de una teoría de la consciencia (MyC 90/2018)

MENTE Y CEREBRO 60 N.O 89 - 2018


ISTOCK / TIAGOBAIAO

MENTE Y CEREBRO 61 N.O 89 - 2018


En síntesis: E
 n busca de una respuesta

1 2 3
Los neurofilósofos debaten con Sin embargo, una serie de fun- En el pasado, muchos «límites
frecuencia sobre el denomina- damentos apoyan que dicho a la investigación» se han
do vacío explicativo. Este tér- vacío explicativo no existe. ­demostrado ilusorios. La
mino describe que, por principio, la Este se basa, más bien, en la equi­ ­consciencia podría explicarse
experiencia subjetiva no puede re- paración de la experiencia y el co- ­científicamente, pero antes debe-
ducirse a sucesos materiales. nocimiento de esa vivencia. mos averiguar cómo.

¿Debemos aceptar este razonamiento? Existen muy cho que tampoco sorprende, pues, en muchos casos, la
buenos motivos históricos, teóricos y empíricos para no imaginación no basta para representar los resultados
hacerlo. Repasemos primero los históricos. A lo largo de futuros y sus consecuencias. Además, las grandes lagunas
la historia de la ciencia a menudo se ha hablado de que en el propio conocimiento se perciben con dificultad. De
determinados aspectos del alma humana son básicamen- la misma manera que hoy en día nos resulta fácil enu-
te inexplicables. Sin embargo, una y otra vez, tales afir- merar las carencias de Descartes, las generaciones futuras
maciones se han demostrado erróneas. Durante mucho reconocerán los vacíos de la ciencia actual, los cuales, por
tiempo se desestimó la idea de que la capacidad del habla lo general, permanecen ocultos a nuestros ojos.
dependiera de procesos naturales. A ojos del filósofo El ejemplo del lenguaje nos permite reconocer, asi-
francés René Descartes (1596-1650) y de muchos de sus mismo, que la investigación de la mente y del cerebro no
sucesores hasta mediados del siglo xix, el lenguaje era solo contribuye a la solución de un problema ya conoci-
solo prerrogativa de un alma inmaterial. do, sino que modifica nuestra comprensión sobre cuál
es el problema y qué explicación se le podría encontrar.
Inconcebible por falta de conocimientos Si, como Descartes, se asume la existencia de una «sus-
Desde la perspectiva de los conocimientos sobre el cere- tancia del alma», se formularán, sobre todo, preguntas
bro que se tenían por entonces, la idea puede entenderse. acerca de la cualidad y la procedencia de tal sustancia,
Se pensaba que los nervios eran unos tubos delgados por así como sobre la interacción entre cuerpo y alma.
los que se movían unas pequeñas bolitas que transmitían Hoy, ya hace tiempo que el concepto de consciencia
informaciones y órdenes. Pero los procesos cognitivos ha reemplazado al de alma. No contemplamos la cons-
complejos, como el procesamiento del lenguaje, quedaban ciencia como sustancia, sino como cualidad. De este
fuera de esta explicación. Así pues, el escepticismo de modo, formulamos preguntas novedosas sobre los me-
Descartes resulta comprensible, pero injustificado. canismos que la originan. Pero fue a finales del siglo xix
Con todo, los principios de la interpretación cartesiana cuando el problema de la consciencia tomó, con la sus-
persistieron durante más de 200 años. No fue hasta la se- titución del concepto de alma, una especial virulencia.
gunda mitad del siglo xix cuando fueron superados, re- Si nuestra visión de la cuestión ya ha cambiado diver-
pentinamente, por conocimientos novedosos: la investiga- sas veces durante el pasado, sería ingenuo concluir que
ción experimental reveló que el cerebro contenía una red esta evolución no continuará en el futuro. Por esa razón,
densamente entretejida de neuronas, las cuales se comu- las generaciones venideras podrían alcanzar una com-
nicaban a través de señales electroquímicas. Todavía se prensión del problema que suprima muchas dificultades
estaba a varias leguas de distancia de una teoría neurobio- cuya solución todavía no nos imaginamos.
lógica sobre el procesamiento del lenguaje, pero estas Pero las reflexiones teóricas también conducen a una
primeras observaciones fueron suficientes para renunciar, objeción de los argumentos de los escépticos. Según
en el transcurso de unos pocos años, al viejo dogma de que sostienen, disponemos de un conocimiento directo y
el lenguaje no podía explicarse de manera naturalista. subjetivo de nuestras propias experiencias; una especie
Las, en apariencia, sólidas convicciones sobre las de «privilegio de la introspección». Por el contrario, los
fronteras de la ciencia se derrumbaron con rapidez. He- métodos científicos objetivos deben ofrecer un acceso
indirecto, de manera que, en el mejor de los casos, admi-
ten conclusiones sobre la conducta observable. Aunque
este razonamiento se antoja asimismo convincente, pre-
senta ciertos errores.
E L AU TO R En primer lugar, es importante diferenciar entre co-
Michael Pauenes catedrático de filosofía
nocimiento y estado del conocimiento. Por una parte,
DANIEL FRIEDRICH

de la berlinesa Universidad Humboldt, existe el conocimiento que tengo aquí y ahora sobre Julio
donde dirige la Escuela de la Mente y el César; por otra, está la propia persona de Julio César,
Cerebro de Berlín. asesinado en el año 44 a.C. en Roma. Lo mismo puede

MENTE Y CEREBRO 62 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA / SERIE: INVESTIGACIÓN DE L A C ONSCIENCIA

aplicarse a la diferencia entre mi conocimiento sobre la


experiencia del dolor y la propia vivencia dolorosa. En
lo que concierne a los dolores que siento, dispongo de
un privilegio: los experimento de una forma que ningu-
f h a k
na otra persona puede sentir. Sin embargo, hay individuos
que pueden conocer muy bien mi dolor, incluso mejor
que yo; por ejemplo, mi médico o psiquiatra. En otras
palabras, como mucho, podemos estar seguros de nues-
tro privilegio experiencial, pero que exista un privilegio
m b q g
del conocimiento introspectivo resulta, cuando menos,
cuestionable.

w l p z

GEHIRN UND GEIST


¿Reflexión interior inmediata?
Los defensores del privilegio de la introspección podrían
argumentar que la experiencia nos posibilita un conoci-
miento directo y, por lo general, libre de errores. Sin
embargo, existen motivos consistentes para dudar de ello. Veo lo que no sé
Para la adquisición del conocimiento sobre una expe-
riencia de dolor se requieren más elementos que la mera El psicólogo George Sperling, de la Universidad de Ca-
vivencia: se debe reconocer el dolor como tal. Además, lifornia en Irvine, comprobó que las personas percibi-
hay que acordarse de experiencias dolorosas pasadas y mos algunos estímulos sin ser conscientes de ello. En su
saberlas diferenciar de otras circunstancias vividas. estudio presentó a una serie de sujetos paneles con le-
Seguramente, tales requisitos parecen sumamente tras (imagen) durante unos milisegundos. A continua-
sencillos de cumplir. Mas, en este contexto, no cabe hablar ción, los probandos debían reproducir el mayor núme-
de inmediatez. Los niños de corta edad y las personas ro de signos posible. Al principio, apenas recordaban
con demencia o trastornos psiquiátricos, por ejemplo, alguno. Pero cuando el experimentador marcaba una
presentan problemas para reconocer su propio estado fila inmediatamente después de la presentación, conse-
mental. guían recordar muchas más letras. Sperling describió el
A ello se suma que nuestra capacidad para percibir las fenómeno como «percepción preatencional», es decir,
emociones y los pensamientos de los demás es mucho que se produce sin atención consciente.
mejor de lo que parece a primera vista. El tópico de las
limitaciones del observador externo lleva a suponer que
debe conformarse con unas pocas características del
comportamiento de otro, cuando, con frecuencia, su pueden registrarse, de manera amplia, con medios obje-
conducta posibilita estimar de manera precisa lo que otro tivos. Ello resulta aún más claro si se tiene en cuenta que
siente o piensa. el argumento central del privilegio de la introspección, a
Según la psicóloga Emily Pronin, de la Universidad de saber, la inmediatez del conocimiento introspectivo, se
Princeton, a menudo comprendemos a nuestro prójimo muestra refutable. Según este, cuando se sufre dolor se
incluso mejor que a nosotros mismos; lisa y llanamente, sabe que se tiene dolor. Tal conclusión es errónea. Cono-
porque no nos permitimos (o no podemos) distanciarnos cimiento y experiencia se diferencian por definición;
de nuestros estados internos (deseos, pensamientos o asimismo, se requieren numerosos procesamientos
intenciones) como sí somos capaces de hacer con respec- cognitivos para obtener, a partir de una experiencia
to a los demás. Observamos sus acciones, las cuales nos dolorosa, el conocimiento del dolor. Así, este último no
revelan con frecuencia más información de lo que acontece puede ser directo. Ello demuestra que el abismo para el
en la cabeza de la propia persona. conocimiento objetivo no es, ni de lejos, tan grande como
Como ejemplo cotidiano, Pronin cita los prejuicios. afirman los escépticos.
Nos resulta fácil reconocer opiniones estereotipadas en En los años setenta del siglo pasado, los psicólogos
los demás porque ponemos atención a su comportamiento. Richard Nisbett, de la Universidad de Michigan, y Timothy
En cambio, solemos mostrarnos ciegos a nuestros propios Wilson, de la de Virginia, revisaron un gran número de
prejuicios, puesto que nos abandonamos a la introspec- estudios empíricos que confirmaban dicho enfoque. Unos
ción. Pero los prejuicios suelen actuar, en su mayoría, de años antes, Donald Dutton, de la Universidad de la Co-
manera inconsciente. Por ello, no pueden reconocerse lumbia Británica, y Arthur Aron, de la Universidad Es-
mediante la introspección. tatal de Nueva York, habían publicado su famoso expe-
Este tipo de observaciones no solo hablan en contra rimento del puente. Demostraron que los hombres
del privilegio de la introspección, sino que, además, corro- jóvenes encontraban más atractiva a una entrevistadora
boran la suposición de que las experiencias conscientes si se hallaban sobre un puente colgante que oscilaba

MENTE Y CEREBRO 63 N.O 89 - 2018


Lo subjetivo se convierte en objetivo
520 El modelo de «espacio de cualidades» (quality-space), de
David Rosenthal, filósofo e investigador de la cognición
540 de la Universidad de Nueva York, ordena los tonos cromá-
Lo ticos según su diferenciación visual en un espacio tridi-
ng
itu mensional. También incluye datos de los test de discrimi-
d
560 de nación en los que los probandos no reconocen de forma
on
da consciente determinadas diferencias de color, aunque sí
(n las perciben de manera indirecta. La taxonomía que se ob-
500 an
óm
580 et tiene permite matizaciones más precisas que las registra-
Parámetro de saturación 2

ro
s) das de manera introspectiva por los propios sujetos. Ello
600 demuestra que la experiencia subjetiva no solo se puede
describir objetivamente, sino que también va más allá del
Saturación 620 procesamiento automático de los sentidos. En la imagen
490 700 se muestra el diagrama de cromaticidad del espacio de co-
lor CIE 1931, uno de los primeros espacios de color defini-
dos matemáticamente, generado en dos dimensiones a
480 partir de la longitud de onda (el parámetro físico asociado
de manera unívoca a cada tipo de luz monocromática) y
470 dos «parámetros de saturación», relacionados con la ma-
460
380
nera en que el ojo humano descompone un color en térmi-
Parámetro de saturación 1 nos de tres tonalidades básicas (rojo, verde y azul).

peligrosamente que si estaban sobre uno de piedra y mostró que los individuos habían percibido la tabla
estable. Al parecer, los sujetos interpretaban el miedo completa: su memoria icónica, anterior a la de trabajo,
subliminal que sentían en las alturas como una sensación contenía todos los detalles. Para recuperarlos, los parti-
de excitación sexual. cipantes solo necesitaron ciertos estímulos clave, como
La investigación de los sueños también revela que los líneas marcadas en color. De la misma manera, aunque
factores externos influyen en nuestros juicios introspec- la introspección nos parezca inmediata, se basa en un
tivos. Hasta comienzos del siglo xx, las personas soña- procesamiento de múltiples etapas, el cual no está libre
ban, por lo general, en color. Sin embargo, con la entra- de errores y pérdidas.
da triunfal de las películas y las técnicas de fotografía
en blanco y negro, esa tendencia cambió. En los años La mujer que no sabía que lloraba
cuarenta, los probandos indicaban que experimentaban Un ejemplo llamativo de los problemas que el conoci-
sus ensoñaciones en blanco y negro. Pocas décadas miento introspectivo puede causar lo ofrecen los trastor-
después, cuando los largometrajes y la televisión pasaron nos psiquiátricos, entre ellos, la alexitimia. Los afectados
al color, los resultados volvieron a dar la vuelta: los su- parecen carecer de experiencias emocionales, sobre todo,
jetos afirmaban que soñaban en color. Esta variabilidad negativas: no están en condiciones de reconocerlas ni de
demuestra la dificultad de hablar de una inmediatez de informar acerca de ellas.
la introspección. El psiquiatra Hector Warnes, de la Universidad de
En la actualidad, se dispone de numerosos datos sobre Ottawa, informó de una paciente que lloraba mientras
los mecanismos que desempeñan un papel en la obser- dormía después de ver una película sobre una madre de
vación interior subjetiva. En los años sesenta, George ocho hijos que moría de cáncer. Al parecer, la mujer es-
Sperling, de la Universidad de California en Irvine, de- taba profundamente triste porque el caso le recordaba a
mostró que solo una parte de la información que alcan- su propia madre, quien murió a causa de un tumor. Sin
za nuestra consciencia visual está disponible para el au- embargo, la paciente se mostraba incapaz de reconocer
toconocimiento y el recuerdo. La memoria de trabajo su tristeza. Su introspección se hallaba gravemente limi-
constituye un cuello de botella: aunque resulta impres- tada. Warnes pudo demostrar de manera objetiva este
cindible para el procesamiento ulterior de las informa- déficit.
ciones, su capacidad es muy limitada. Los sujetos de Las investigaciones revelan que la introspección es más
Sperling pudieron nombrar, de media, solo cuatro de las indirecta y propensa a errores de lo que los escépticos
doce letras que habían visto en un panel (véase el recua- estiman. No obstante, también nos topamos con esta
dro «Veo lo que no sé»). Sin embargo, el científico de- insuficiencia en los métodos objetivos, pues no aportan

MENTE Y CEREBRO 64 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA / SERIE: INVESTIGACIÓN DE L A C ONSCIENCIA

ninguna prueba directa de que la consciencia pueda lejos de una solución se debe a que el problema resulta
comprenderse por métodos científicos. Con todo, por colosal. Para que un día pueda resolverse, no solo debe-
fortuna existen enfoques adecuados, como el modelo remos disponer de la respuesta a una vieja pregunta, sino
«espacio de cualidades» (quality-space), que idearon David que la propia pregunta tendrá que formularse de otro
Rosenthal y sus colaboradores, de la Universidad de modo. Es muy posible que si nos la presentaran hoy, no
Nueva York. Este modelo ordena la percepción individual la comprenderíamos. No se puede esperar que sea de otra
del color según el matiz, la saturación y la luminosidad a manera. H
través de puntos sobre un espacio tridimensional. Esta
prueba se basa en la capacidad de discriminación de los
probandos: si, por ejemplo, pueden distinguir mejor los
PA R A S A B E R M Á S
tonos de rojo, estos colores ocupan más espacio en el
modelo que los tonos azules (véase el recuadro «Lo sub- Telling more than we can know: Verbal reports on mental
jetivo se convierte en objetivo»). De esta manera, Rosenthal processes. R. E. Nisbett et al. en Psychological Review, vol. 84,
págs. 231-259, 1977.
consiguió el registro sistemático de la percepción del
color en los humanos. Ello sugiere que los procedimien- Alexithymia, clinical and therapeutic aspects. H. Warnes en
tos objetivos pueden utilizarse, en principio, para las Psychotherapy and Psychosomatics, vol. 46, págs. 96-104, 1986.
percepciones subjetivas. Large capacity storage of integrated objects before change blindness.
Aunque nos resulte difícil renunciar al privilegio de la R. Landman et al. en Vision Research, vol. 43, págs. 149-164, 2003.
introspección, hay buenos motivos para ello. La brecha, The introspection illusion. E. Pronin en Advances in Experimental
tantas veces citada, entre un privilegiado autoconoci- Social Psychology págs. 1-67. Academic Press, Burlington 2009.
miento de experiencias conscientes y un acceso científi- Die natur des Geistes. M. Pauen. S. Fischer, Fráncfort
co deficitario a esos estados no existe. Si se observa al del Meno, 2016.
detalle, el autoconocimiento no aparece ni libre de
errores ni es inmediato. En cambio, los enfoques objeti- EN NUESTRO ARCHIVO
vos (como el «espacio de cualidades») ofrecen la posibi- El problema de la consciencia. Francis H. C. Crick y Christof
lidad de registrar sensaciones subjetivas (la percepción Koch en IyC, noviembre de 1992.
del color) de forma más exacta y sistemática de lo que
La introspección. Christian Wolf en MyC n.o 64, 2014.
permite la introspección.
Naturalmente, todo esto no nos aporta una explicación El escepticismo del conocimiento bajo lupa. Elke Brendel
científica sobre la consciencia, pero permite salvar un en MyC n.o 73, 2015.
obstáculo importante: el hecho de que aun nos hallemos ¿Es mensurable la consciencia? Christof Koch en IyC, enero de 2018.

PACKS TEMÁTICOS DIGITALES


Minicolecciones de monografías sobre temas científicos clave

INTELIGENCIA Y COGNICIÓN
• Inteligencia viva

27,60€
• La consciencia
• Orígenes de la mente humana

21,99€
• En busca de la consciencia

Descubre muchos otros packs temáticos digitales y en papel en:


www.investigacionyciencia.es/catalogo
Teléfono: 934 143 344 | administracion@investigacionyciencia.es
MENTE Y CEREBRO 65 N.O 89 - 2018
PERCEPCIÓN

SUPERFISONOMISTAS Algunas personas son capaces de


reconocer el rostro de otro individuo aunque lo hayan
visto una única vez y hace tiempo. Este tipo de talentos
excepcionales interesan a los científicos... y a la policía

Expertos
en caras
MEIKE RAMON Y ANNA B OBAK

U
n sábado a media mañana en la cola de cambiado totalmente el estilo de peinado. Por lo general,
un supermercado: «¡Pero bueno, Mar­ conseguimos identificar a lo sumo la cara de familiares
cos, cómo has crecido!» Las palabras o excompañeros de colegio a los que no vemos desde
despiertan la perplejidad del joven. hace tiempo. Más difícil o incluso imposible es que re­
«Claro, seguramente no me recuerdas», conozcamos a personas con las que hemos tenido un
continúa la mujer. «Fui tu profesora de trato fugaz. Muy pocos lo consiguen. Se trata de los
natación en segundo de primaria.» La cara de Marcos «superfisonomistas».
refleja su desconcierto: apenas le viene a la memoria el Están dotados de una capacidad extraordinaria para
cursillo de cinco días al que le apuntó su madre cuando el reconocimiento facial: pueden identificar a un sujeto
tenía 8 años; y menos la profesora. muchos años después de haberlo visto tan solo una o
Seguramente, la mayoría de nosotros reaccionaría de puede que dos veces. La dependienta de una tienda de
manera parecida en una situación similar, pues las fac­ ropa de un centro comercial, el conductor del taxi que
ciones y el aspecto de las personas cambian con el paso les llevó al aeropuerto, la amiga de una amiga que vino
de los años. Quizá se han dejado crecer la barba o han a una fiesta, y un largo etcétera. Al parecer, estas personas

L A S AU TO R A S

Meike Ramon(izquierda) es neurocientífica cognitiva en la Universidad de Friburgo.


Trabaja con personas con prosopagnosia y superfisonomistas, y colabora con departamentos
de investigación internacionales. Anna Bobak es psicóloga cognitiva e investiga el recono­
cimiento facial y los superfisonomistas en la Universidad de Stirling.

MENTE Y CEREBRO 66 N.O 89 - 2018


Los programas informáticos de
reconocimiento facial biomé-
trico aún resultan imprecisos.
Las personas con un talento
­extraordinario para identificar
caras los aventajan.
ISTOCK / ER_CREATIVE

En síntesis:Su cara me suena

1 2 3
Las personas superfisonomistas Los fundamentos del talento Algunas personas con un ta­
son capaces de identificar a un para el reconocimiento facial lento extraordinario para reco­
individuo que solo han visto en todavía son bastante descono­ nocer caras colaboran con la
una breve ocasión; incluso si su as­ cidos. Resulta difícil hallar el origen, policía. Los científicos desarrollan
pecto ha cambiado. Se trata de una puesto que los superfisonomistas herramientas con el fin de encon­
habilidad difícil de entrenar. constituyen un grupo heterogéneo. trar superfisonomistas.

MENTE Y CEREBRO 67 N.O 89 - 2018


procesan las caras desconocidas con la eficiencia con que EN BREVE
el resto de los mortales reconoce a los congéneres que le
son familiares. P R O S O PA G N O S I A
Asimismo, los superfisonomistas consiguen identifi­ Se trata de la incapacidad de reconocer caras familiares
car a alguien aunque dispongan de escasa información y de recordar caras nuevas. A pesar de que pueden
visual. Pueden reconocer a un antiguo compañero de ­percibir las diferentes partes de un rostro, los proso­
escuela en una fotografía desenfocada, habilidad de la pagnósicos solo pueden procesar pequeños detalles
que la mayoría de las personas carecemos. Para la poli­ ­faciales simultáneamente.
cía, esta facultad resulta de gran interés. Un ejemplo de
ello es la iniciativa que desde hace unos años puso en S U P E R F I S O N O M I S TA S
marcha la policía metropolitana de Londres. Este cuer­ Son personas con una capacidad notablemente
po policial dispone de una unidad especial formada por ­superior para procesar caras, memorizarlas y volver a
agentes que, en 2011, destacaron por haber reconocido reconocerlas.
a un número elevado de delincuentes en filmaciones de
disturbios que habían sucedido en la ciudad y sus alre­ S O F T WA R E B I O M É T R I C O
dedores. La misión de esta unidad consiste en visualizar Programa informático que analiza características físi­
numerosos vídeos y fotografías de baja resolución en los cas con el objetivo de identificar a las personas (lo mis­
que el software biométrico ha fracasado. ¿Cuál es el se­ mo que del ADN, las huellas dactilares, los patrones de
creto de los superfisonomistas? ¿Acaso su procesamiento voz o los rasgos faciales).
facial en el cerebro es diferente?
Hace tiempo que los investigadores exploran la capaci­
dad humana de reconocer las caras. Mas no se tiene mucha
información sobre los requisitos cognitivos que esta tarea
requiere. Algunas personas parecen mejor dotadas que casos de pacientes incapaces de identificar el rostro de
otras en este terreno («¿No te acuerdas de este grupo de personas a las que conocían; tampoco conseguían memo­
rock? Lo vimos tocar en el festival de música de hace dos rizar caras nuevas. A mediados del siglo xx, este trastorno
años»). Con todo, la mayoría de nosotros reconocemos de la percepción recibió el nombre de prosopagnosia.
sin esfuerzos a familiares, amigos y compañeros de estudios Los prosopagnósicos no ven un mundo con personas
o de trabajo. Pero, como suele pasar, no nos percatamos sin rostro, como quizá pueda pensarse; en su lugar,
de la complejidad e importancia que comporta esta habi­ perciben las características faciales de manera aislada
lidad hasta que nos falla o, en el peor de los casos, deja de y solo consiguen procesarlas e integrarlas simultánea­
funcionar. En el siglo xix se describieron los primeros mente en un espacio muy reducido. Por ello, necesitan
más tiempo para identificar a un individuo; también
suelen confundirse a menudo. Cuando un sujeto con
prosopagnosia se encuentra con un conocido en una
situación y un ambiente inusuales, necesita información
adicional (la voz o forma de andar, por ejemplo) para
inferir su identidad.
En el cerebro existe una red neuronal responsable del
reconocimiento facial en la que participan diversas re­
giones. Si una de ellas se daña, la capacidad también se
CORTESÍA DE MEIKE RAMON

ve perjudicada. Los afectados de prosopagnosia adqui­


rida (por un accidente) pueden tardar hasta 25 segundos
en decidir si dos retratos pertenecen a la misma persona.

El humano vence a la máquina


También existen personas que presentan prosopagnosia
No son idénticas congénita. Estos individuos se encuentran, dentro del
espectro de reconocimiento facial, en el extremo opuesto
La mayoría de las personas reconocen que estos retratos al que ocupa la profesora de natación de Marcos. Mientras
pertenecen a dos personas diferentes en escasos milise- que los primeros presentan problemas para reconocer las
gundos. Los sujetos con prosopagnosia, por el contra- caras incluso de amigos y familiares, el cerebro de los su­
rio, son incapaces de ello, ya que no logran procesar los perfisonomistas logra identificar un rostro aunque haya
detalles de una cara de manera simultánea. Necesitan cambiado de manera considerable con el paso de los años.
un tiempo considerablemente mayor y suelen cometer Los programas informáticos de reconocimiento facial más
muchos errores en esta tarea de reconocimiento facial. habituales suelen fallar en este punto. Si bien sus algoritmos

MENTE Y CEREBRO 68 N.O 89 - 2018


PERCEPCIÓN / SUPERFISONOMISTAS

ZERS.» M. RAMON ET AL. EN PLOS ONE, E0150972,


«SUPER-MEMORIZERS ARE NOT SUPER-RECOGNI-

2016 / CC BY 4.0 (CREATIVECOMMONS.ORG/


LICENSES/ BY/4.0/LEGALCODE)

El efecto de raza cruzada


Los humanos distinguimos con facilidad dos caras de distintas personas cuando pertenecen a nuestro entorno cul-
tural (izquierda). Pero si los rasgos faciales no forman parte del prototipo que hemos aprendido, experimentamos
dificultades (derecha). Se trata del efecto de raza cruzada. A medida que tenemos contacto con personas de otra et-
nia, aprendemos a distinguir sus caras y a recordarlas.

(en la actualidad integrados en la mayoría de los teléfonos tenares o miles de imágenes de los individuos que debe
inteligentes y máquinas fotográficas) son capaces de de­ identificar. A partir de esa ingente cantidad de datos
tectar el rostro de una persona, por lo general fracasan a fotográficos aprende el prototipo facial correspondiente
la hora de determinar su identidad. a cada uno. Ahora bien, ¿por qué un software de recono­
No ha sido hasta fecha reciente cuando se ha desarro­ cimiento facial automático requiere un mayor aprendi­
llado el primer programa que opera con una precisión zaje para recordar caras que un humano? Al contrario
similar a la humana. Para ello se le «alimenta» con cen­ que nuestro cerebro, un ordenador no sabe discriminar
CORTESÍA DE ANNA BOBAK; IMÁGENES Y VÍDEOS PROCEDENTES
DE LA BASE DE DATOS PICS.STIR.AC.UK

Reconocimiento en vídeos
Anna Bobak, de la Universidad de Stirling y una de las autoras de este artículo, en colaboración con Peter Hancock­,
de la misma universidad, han desarrollado el test de cámara de videovigilancia (CTV, por sus siglas en inglés) con
el fin de evaluar con precisión a las personas con un talento extraordinario para el reconocimiento facial. En pri-
mer lugar, los probandos observan durante un breve lapso de tiempo las fotografías de 20 personas (izquierda) que
luego deben reconocer en unas filmaciones (derecha) grabadas con una baja iluminación. Los superfisonomistas se
muestran más diestros en resolver esta actividad.

MENTE Y CEREBRO 69 N.O 89 - 2018


Superfisonomista
n.o 2
Superfisonomista

Grado del efecto de inversión en el CFPT


n.o 1
Superfisonomista
n.o 3

Sujetos
de control

CORTESÍA DE MEIKE RAMON (caras)


Caras invertidas
Nos resulta difícil reconocer los rostros cuando se encuentran boca abajo. De hecho, se ha comprobado que, por lo
general, las personas cometemos más errores o somos más lentas para distinguirlas o reconocerlas. Algunos de los
superfisonomistas que participaron en el test de percepción facial de Cambridge (CFPT) también sucumbieron al
efecto de inversión de la imagen en el reconocimiento de caras.

diferencias de identidad irrelevantes, como pueden ser ¿Qué caracteriza a los especialistas en caras?
cambios propios de la edad en los rasgos faciales, la ca­ Los resultados disponibles muestran que los superfiso­
lidad de la imagen o la iluminación disponible. Los hu­ nomistas no destacan del resto de los mortales en capa­
manos llevamos a cabo estas acciones de manera auto­ cidades como la empatía, la inteligencia, la memoria o la
mática. Sin embargo, ello no revela el motivo del talento percepción general. Así, compararlos con mnemonistas
de los superfisonomistas. (personas capaces de recordar gran cantidad de datos
Diversos científicos han invitado a su laboratorio a (como nombres, números de teléfonos, etcétera) sería
expertos en rostros para explorarlos al detalle. No obs­ poco acertado. Tampoco disponen de dotes intelectuales
tante, por ahora la investigación se encuentra en pañales: sobresalientes o facultades visuales especiales. Donde
únicamente se han publicado nueve artículos de investi­ solo destacan es, precisamente, en la tarea de reconocer
gaciones llevadas a cabo por solo cinco grupos. rostros, confirmaron en 2016 científicos de las universi­

Movimiento ocular
Junto con un equipo de la Universidad de Friburgo, la autora Meike Ramon analizó el modo en que las personas
observan una cara. Las imágenes muestran los diferentes patrones de movimiento ocular. Al parecer, a escala gru-
pal, los superfisonomistas dirigen la mirada más al centro de la cara (1); los sujetos de control, a los ojos (2), y las
personas con prosopagnosia, a la zona de la boca (3). Con todo, a nivel individual estos patrones no se sostienen.

1 2 3
CORTESÍA DE MEIKE RAMON

MENTE Y CEREBRO 70 N.O 89 - 2018


PERCEPCIÓN / SUPERFISONOMISTAS

dades de Bournemouth y de Stirling, entre estos últimos,


una de las autoras (Bobak). Los sujetos debían memori­
zar los retratos de 20 personas; disponían para ello de
cinco segundos por fotografía. A continuación, debían
responder si reconocían a alguno de esos individuos en
40 grabaciones de igual duración. Esos sujetos solo apa­
recían en la mitad de los vídeos. Por otro lado, las escenas
se filmaron con iluminación ambiental y poseían la ca­

EXPERIMENTAL PSYCHOLOGY: APPLIED 5, P. 339-360, 1999;


CAPTURED ON VIDEO.» V. BRUCE ET AL. EN JOURNAL OF
lidad de imagen de una cámara de videovigilancia. Con

DE: «VERIFICATION OF FACE IDENTITIES FROM IMAGES


todo, los superfisonomistas lograron identificar a las
personas con una precisión del 67 por ciento, es decir, un
9 por ciento más alto que los sujetos del grupo de control. 1 2 3 4 5
¿Es posible que estos talentosos superen a un agente

CORTESÍA DE VICKI BRUCE


de la policía veterano en la identificación de sospecho­
sos? Se sabe que comparar fotografías constituye una
tarea extremadamente exigente para la mayoría de las
personas. Según constataron en 2013 Ahmed Megreya
y sus colaboradores de la Universidad de Qatar, los pro­ 6 7 8 9 10
bandos acertaban con una precisión aproximada del 80
por ciento si las imágenes del sujeto que debía identifi­
carse eran de un mismo día; porcentaje que se reducía Uno entre diez
al 60 por ciento si entre foto y foto habían transcurrido
unos meses. En la prueba de reconocimiento facial «Uno entre diez»,
Podría pensarse que las personas formadas para reco­ los probandos deben reconocer el rostro de una persona
nocer rostros pueden puntuar mejor en este tipo de prue­ entre la decena de caras que se le muestran. Para com-
bas. Sin embargo, el entrenamiento no ha aportado resul­ plicar el asunto, en algunos de los ensayos no aparece el
tados destacables en este sentido. Con todo, sí existe un sujeto buscado. (La solución de este ejemplo se indica al
efecto de aprendizaje en el reconocimiento facial. Este se final del artículo*)
hace patente cuando viajamos a países lejanos en los que
la fisonomía de las caras de sus habitantes nativos difiere
marcadamente de la de nuestro entorno cultural. Al prin­
cipio nos cuesta distinguir a personas concretas y recono­ con rasgos faciales inusuales para nosotros, logramos
cerlas; en esas situaciones se habla del efecto de raza cru­ distinguirlas y clasificarlas de la misma manera como lo
zada. A medida que vamos conociendo a más personas hacemos con las caras de nuestro entorno cultural habitual.
Dicho de otro modo, la capacidad de procesar rostros de
manera eficiente mejora con la interacción social.
No obstante, esta mejora del rendimiento condicio­
EN BREVE nada por la experiencia tiene, al parecer, ciertos límites.
Según un estudio publicado en 2014 y dirigido por David
T E S T D E M E M O R IA FA C IA L White, de la Universidad de Nueva Gales del Sur en
DE CAMBRIDGE Sídney, las personas formadas para trabajar como vigi­
Los sujetos memorizan seis caras, las cuales se les lantes fronterizos no son mejores que otras a la hora de
muestran desde tres perspectivas. A continuación, de­ comparar la fotografía del pasaporte con la cara del su­
ben reconocer el rostro en condiciones cada vez más jeto que tienen delante. Pero si los superfisonomistas los
complicadas. De esta manera, las caras que han memo­ superasen, podría pensarse en seleccionarlos específica­
rizado se presentan luego en imágenes nuevas. mente para empleos relacionados con el reconocimiento
facial (agentes en las fronteras o en unidades antiterro­
T E S T D E P E R C E P C I Ó N FA C IA L ristas). Los futuros estudios deberán comprobar si los
DE CAMBRIDGE expertos en rostros sucumben al efecto de raza cruzada.
La imagen se va distorsionando de modo progresivo.
Los probandos deben ordenar diversos retratos en un Caras boca abajo
continuo según su parecido hasta el original. ¿Qué sucede en el cerebro de los superfisonomistas duran­
te el reconocimiento facial? Los estudios conductuales
Ambas pruebas han sido desarrolladas por equipos di­ basados en la percepción de caras han aportado los pri­
rigidos por Brad Duchaine, del Colegio Dartmouth, en meros indicios. El efecto de inversión de la imagen expli­
Estados Unidos. ca por qué la mayoría de las personas distinguen y reco­

MENTE Y CEREBRO 71 N.O 89 - 2018


Un colectivo variado
Los superfisonomistas destacan por su capacidad para en el test de memoria facial de Cambridge, respectiva-
identificar rostros, como se ilustra en los siguientes mente, mientras que el quinto refleja el rendimiento
gráficos. En ellos se sintetizan los resultados obtenidos en el test de percepción facial de Cambridge.
por estos sujetos en diversas pruebas de reconocimien- A pesar de que los superfisonomistas puntúan mejor
to facial, tanto a nivel grupal como individual. En que los sujetos de control (línea gris en A), a escala indi-
cada uno de ellos, dos ejes representan los resultados vidual estas personas muestran rendimientos normales
en las pruebas de emparejamiento «Uno entre diez» y e incluso bajos en las tareas aisladas de los test (B).

A CCTV
CFMT:
Respuesta
CCTVnegativa
Test
CFMT:de memoria facial
correcta
Respuesta negativa de Cambridge
Test de memoria facial
correcta de Cambridge
CCTV:
Test
CCTV:del circuito
CCTV de videovigilancia
Test del circuito
CFMT Aciertos
CCTV de videovigilancia
CFMT Aciertos Prueba de correspondencia:
Test de emparejamiento
Prueba de correspondencia:
Grupo de control «Uno entre
Test de diez»
emparejamiento
Grupo los
Todos de control
superfisonomistas «Uno entre diez»
Respuesta negativa correcta:
Todos los superfisonomistas Perciben
Respuestaque las personas
negativa correcta:
diana no aparecen
Perciben que las personas
Prueba de Prueba de diana no aparecen
Aciertos:
correspondencia
Prueba de correspondencia
Prueba de Reconocen
Aciertos Respuesta negativa correcta Aciertos: a las personas diana
correspondencia correspondencia Reconocen a las personas diana
Aciertos Respuesta negativa correcta

CORTESÍA DE MEIKE RAMON Y ANNA BOBAK


Superfisonomista n.o 1 Superfisonomista n.o 2 Superfisonomista n.o 3
Superfisonomista n.o 1 Superfisonomista n.o 2 Superfisonomista n.o 3

nocen mejor los rostros cuando están boca arriba que centraban, por lo general, en los ojos; los prosopagnósicos,
cuando están boca abajo. Los afectados de prosopagnosia, por su parte, en la región de la boca. Aun así, la relación
sin embargo, no muestran diferencias en su rendimiento. entre los movimientos oculares y el procesamiento facial
En cambio, en algunos superfisonomistas el efecto de in­ no parece clara. Si se considera a los sujetos de control de
versión se halla muy marcado, como hallamos en la Uni­ forma individual, se observa que muchos de ellos presen­
versidad de Bournemouth. Para las personas en general tan patrones equiparables a los de algunos superfisono­
(excepto los prosopagnósicos), una cara es más que la suma mistas; incluso, a los de algún prosopagnósico.
de sus partes. Es posible que los superfisonomistas integren
la información facial incluso a una mayor escala. Superfisonomistas en acción
En 2017, el equipo dirigido por una de las autoras Estos hallazgos concuerdan con observaciones anterio­
(Bobak) analizó los patrones de movimiento ocular de res obtenidas por un grupo de investigadores (entre ellos,
superfisonomistas y de otros grupos de participantes Ramon, una de las autoras) en la Universidad de Fribur­
mientras observaban retratos. Hallaron que los expertos go. La manera en que una persona escanea con los ojos
en cara miraban con mayor atención el centro de los ros­ una cara no permite extraer conclusiones acerca de su
tros; los voluntarios del grupo de control, en cambio, se habilidad para reconocer rostros. De hecho, sujetos con

MENTE Y CEREBRO 72 N.O 89 - 2018


PERCEPCIÓN / SUPERFISONOMISTAS

movimientos oculares similares logran puntuaciones cervezas en una tienda y que regresaba al bosque. De este
muy diversas en las pruebas de reconocimiento facial; modo lograron identificar al asesino.
tampoco los probandos que puntúan alto en esta activi­ El interés por los superfisonomistas crece progresiva­
dad presentan necesariamente patrones visuales com­ mente en el ámbito penal. En Alemania, las autoridades
parables. policiales de Colonia pidieron ayuda a la unidad especial
Por otra parte, incluso los superfisonomistas se dis­ de la Policía Metropolitana de Londres para encontrar a
tinguen entre sí en este aspecto. Si bien desde la pers­ los culpables de los ataques que acontecieron en la ciudad
pectiva de grupo puntúan mejor en estas pruebas que la noche de fin de año de 2015. Los policías expertos en
otros sujetos, si se analizan los resultados en cada tarea rostros londinenses analizaron los vídeos de cámaras de
de manera individual, se observa una sorprendente vigilancia disponibles y asesoraron a los investigadores
variabilidad. En la actividad «Uno entre diez», los suje­ alemanes. Esto permitió, a su vez, hallar entre los policías
tos deben identificar a una persona, de la que previa­ de Colonia a aquellos que presentaban una capacidad
mente han visto una fotografía, de entre diez retratos. extraordinaria para el reconocimiento facial. Por otra
La clave del experimento estriba en que la imagen del parte, la brigada regional de investigación criminal de
sujeto en cuestión solo aparece en la mitad de las prue­ Berlín también ha mostrado interés en colaborar con una
bas de selección. En este caso, los superfisonomistas de las autoras (Ramon) en este tema.
lograron resultados muy similares a los que registramos En Suiza, en cambio, la respuesta por parte de las
en la Universidad de Stirling (es decir, un rendimiento autoridades policiales ha sido diversa. En el cantón de
por encima que el del resto). Pero en los test de identi­ Zúrich se muestran reticentes a emplear a los superfiso­
ficación en grabaciones de videovigilancia, uno de los nomistas, mientras que en otros, sobre todo en Friburgo,
expertos en rostros obtuvo resultados peores que la la policía colabora de manera activa tanto con nuestro
media. En otras palabras, una elevada eficiencia en una equipo como con los superfisonomistas venidos de dife­
prueba no implica necesariamente un rendimiento su­ rentes países. Se coopera para delimitar la búsqueda de
perior en otra. delincuentes. También se pretende averiguar qué super­
A pesar de que el origen del talento de los superfiso­ fisonomistas son más adecuados en estos casos, ya que
nomistas aún es un misterio, estos expertos en rostros los conocimientos de los que disponemos hasta ahora
han demostrado su eficiencia en más de una ocasión, sugieren que no todos los expertos en rostros llevan a
entre ellas, en el caso del asesinato de Alice Gross. Esta cabo igual de bien todas las tareas.
joven de 14 años abandonó su casa un día de verano para De momento, los vídeos y las fotografías de casos
no volver más. Tras visualizar las grabaciones de cámaras resueltos nos han permitido constatar la precisión de
de videovigilancia locales durante algunas horas, los superfisonomistas determinados. Sin embargo, los par­
policías de la unidad especial de superfisonomistas reco­ ticipantes en las pruebas con mejor rendimiento en el
nocieron a la chica y a una silueta masculina, apenas reconocimiento facial no han sido capaces de identificar
reconocible, montada en una bicicleta. Ambos desapa­ de manera unánime a ningún sospechoso como posible
recían en una zona boscosa no muy alejada de allí. En autor de un delito. Estimamos, por ello, que el delincuen­
las imágenes de otras cámaras situadas en las cercanías, te en cuestión no se encontraba en la primera selección
los agentes reconocieron al mismo hombre comprando de sospechosos. La búsqueda continúa. H

PA R A S A B E R M Á S

An in-depth cognitive examination of individuals with superior face recognition skills. A. K. Bobak et al. en Cortex,
vol. 82, pags. 48-62, 2016.
Solving the border control problem: Evidence of enhanced face matching in individuals with extraordinary face recognition skills.
A. K. Bobak et al. en PLoS One, vol. 11, art. e0148148, 2016.
Super-recognisers in action: Evidence from face matching and face memory tasks. A. K. Bobak et al. en Applied Cognitive
­Psychology, vol. 30, págs. 81-91, 2016.
Super-memorizers are not super-recognizers. M. Ramon et al. en PLoS One, vol. 11, art. e0150972, 2016.
Face recognition by metropolitan police super-recognisers. D. J. Robertson et al. en PLoS One, vol. 11, art. e0150036, 2016.
Eye-movement strategies in developmental prosopagnosia and «super» face recognition. A. K. Bobak et al. en Quarterly
Journal of Experimental Psychology, vol. 70, págs. 201-217, 2017.

EN NUESTRO ARCHIVO

Reconocimiento facial. Nina Bublitz en MyC n.o 31, 2008.


*La cara número 5

MENTE Y CEREBRO 73 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA

HORMONAS Durante años se ha discutido sobre los efectos


­secundarios de las píldoras anticonceptivas, pero pocas mujeres saben
que los contraceptivos también pueden influir en su cerebro e,
incluso, mejorar algunas capacidades cognitivas

Contracepción
con repercusiones
BELINDA PLETZER

MENTE Y CEREBRO 74 N.O 89 - 2018


Y
a sean espirales, inyecciones de tres meses,
parches o supositorios vaginales, alrededor
de 200 millones de mujeres en el mundo
recurren a la ayuda de hormonas para evi­
tar la concepción, según estimaciones de
la Organización Mundial de la Salud. El
método anticonceptivo hormonal más difundido a esca­
la internacional es, con diferencia, la pastilla anticoncep­
tiva. Desde su comercialización en 1960, casi todas las
mujeres de los países industrializados han recurrido a
«la píldora» alguna vez en su vida.
Actualmente, los médicos prescriben este fármaco
también con otros objetivos; por ejemplo, para tratar
problemas cutáneos, dolores menstruales u oscilaciones
anímicas. Pero la mitad de las usuarias dejan de tomar la
píldora anticonceptiva al poco tiempo a causa de sus
síntomas secundarios, como alteraciones en la piel o el
estado de ánimo. De hecho, en los últimos años, los
efectos perjudiciales de la píldora han centrado la aten­
ción de parte de la población. En la primavera de 2016,
miles de mujeres informaron en Twitter, bajo la etiqueta
#MyPillStory, sobre su experiencia con los métodos an­
ticonceptivos. El contenido de muchos de los tuits se
referían a la sensación de cansancio, depresión y pérdida
de apetito sexual que les causaba la píldora.
No obstante, estudios recientes demuestran que podría
tener otros efectos en el comportamiento y el sentir de
las mujeres, aunque muchas los desconocen: al parecer,
podría influir en las capacidades cognitivas y actuar di­
rectamente en el cerebro.
El efecto de los anticonceptivos se debe a la combina­
ción de dos hormonas sintéticas: el etinilestradiol, afín
al propio estradiol del cuerpo, y un progestágeno artificial
que se asemeja a la progesterona. Estos neurotransmiso­
res intervienen en el equilibrio hormonal natural de la

En síntesis:Abanico de efectos

1
La píldora anticonceptiva suprime, mediante
­sustancias sintéticas, las fluctuaciones hormonales
naturales durante el ciclo menstrual de la mujer.
Al parecer, también podría producir cambios en el
pensamiento y la conducta.

2
Más allá de los efectos secundarios comunes
de «la píldora», diversos estudios revelan que
sus usuarias presentan una mejora de la memoria
verbal y la capacidad de representación visuoespacial.

3
Estos cambios se reflejan en la estructura
ISTOCK / WEIBLE1980

del ­cerebro, sobre todo en la corteza frontal


y el giro fusiforme, especializado en el recono­
cimiento de caras.
des cognitivas y el cerebro a lo largo del ciclo menstrual.

YOUSUN KOH
No obstante, los datos resultan inconsistentes. En 2014,
un metanálisis llevado a cabo por Inger Sundström Po­
romaa y Malin Gingnell, de la Universidad de Uppsala,
reveló que las capacidades lingüísticas y la memoria
mejoran tras la ovulación; en cambio, la habilidad vi­
suoespacial tiende a disminuir. En relación a este fenó­
meno, se han descubierto cambios en el hipocampo,
región cerebral que desempeña una función esencial en
la memoria y la representación espacial.
A través de la manipulación de las fluctuaciones hor­
monales naturales, los anticonceptivos suprimen dichos
cambios. Ello lleva a pensar que el mal humor que se
asocia con la píldora surge porque no acontece el incre­
mento emocional a corto plazo que suele suceder duran­
te la ovulación; asimismo, es posible que la falta de este
proceso biológico sea el motivo de la inapetencia que
presentan algunas mujeres por mantener relaciones
sexuales o del cambio de preferencias en la elección de
pareja.

Influencia de las hormonas artificiales


Aunque la píldora se utiliza como método contraceptivo
desde hace más de medio siglo, hasta el momento apenas
se ha estudiado su influencia en el cerebro y las capaci­
dades intelectuales de quien la toma. Ello sorprende aún
más si se considera que en el tratamiento sustitutivo
hormonal tras la menopausia se emplean neurotransmi­
Las tareas de rotación ayudan a los científicos a evaluar sores artificiales similares, con unos costes y una utilidad
las capacidades de representación espacial. En este que siguen siendo controvertidos.
ejemplo, los sujetos deben decidir si ambas figuras Con todo, cada vez más estudios apuntan a que la
­pertenecen a un mismo objeto visto desde distintos píldora anticonceptiva podría influir en el cuerpo y en
­ángulos o si son dos elementos diferentes. la psique. Las hormonas sintéticas que contiene no solo
disminuyen el nivel de los neurotransmisores endógenos,
a los que imitan, sino que el efecto de algunos resulta más
fuerte, tanto en el caso de las hormonas sexuales feme­
mujer y bloquean los cambios propios del ciclo menstrual ninas (estradiol y progesterona), como de la masculina
que provocan la ovulación. Ello no solo impide un posi­ (testosterona), cuya producción también se ve reducida.
ble embarazo, sino que, además, reduce considerable­ Por todo ello, resulta difícil predecir cómo la píldora
mente la producción de las hormonas sexuales endógenas. influirá en un determinado comportamiento. Incluso es
Las fluctuaciones hormonales durante la menstruación posible que diferentes pastillas modifiquen la misma
provocan la ovulación a mitad del ciclo y el sangrado al conducta de forma y manera distintas, sobre todo, si los
final de este, pero también se acompañan de una serie de gestágenos que las componen difieren entre sí.
cambios en el pensamiento, las emociones y la conducta, En este contexto, se ha pretendido investigar el efecto
los cuales, desde el punto de vista de la biología evoluti­ de la píldora en la memoria. Tres estudios han demos­
va, favorecen la concepción y la preservación de un trado que las mujeres que la utilizan disponen de una
embarazo. Se ha comprobado que la conducta de riesgo mejor capacidad de memoria verbal: retienen palabras
de las mujeres se modifica durante el período de ovulación: aleatorias mejor que las mujeres que no toman anticon­
su estado anímico, así como los sentidos auditivo, visual ceptivos hormonales e, incluso, que los hombres. Además,
y olfativo, mejoran; el apetito sexual aumenta, y sienten en su conjunto, sus resultados en estas pruebas de me­
atracción, sobre todo, por los hombres que se diferencian moria son mejores aquellos días en los que toman la
genéticamente de ellas. Tras la ovulación, vuelve a redu­ píldora que en los siete días después del ciclo en los que
cirse la libido y, al poco, prefieren de nuevo a parejas dejan de ingerirla. En 2015, el equipo dirigido por Nico­
cuyos genes se asemejan a los suyos. le Petersen, de la Universidad de California en Los Án­
En los últimos años, los científicos se han interesado geles, descubrió que estas mujeres también son menos
cada vez más por descubrir cómo cambian las capacida­ propensas a los «falsos recuerdos», es decir, a mostrarse

MENTE Y CEREBRO 76 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA / HORMONAS

convencidas del recuerdo de un suceso pasado que nun­ cuando tienen que nombrar la mayor cantidad posible
ca ocurrió. Su memoria también es menos sensible a la de animales que comienzan por una letra determinada).
privación del sueño y al estrés que la de las demás muje­ Los estudios llevados a cabo hasta el momento para
res, según revelan otros estudios. comprobar el rendimiento en otras tareas lingüísticas no
han revelado influencia alguna de la píldora.
Resultados contradictorios Si los preparados contraceptivos hormonales ejercie­
Todavía no está claro si existe una relación entre tomar ran un efecto directo sobre las capacidades cognitivas,
la píldora anticonceptiva y las habilidades de percepción las causas se hallarían probablemente en el cerebro. Con
visuoespacial. Algunas investigaciones sugieren que las mi grupo de la Universidad de Salzburgo investigamos
usuarias pueden imaginarse mejor objetos tridimensio­ este supuesto a partir de los posibles cambios neuronales.
nales desde distintos ángulos visuales. Sin embargo, En 2010, observamos por primera vez que algunas regio­
Ramune Griksiene y Osvalda Ruksenas, de la Universidad nes cerebrales presentan un mayor tamaño en las muje­
Vilna, observaron lo contrario en 2011. res que toman la píldora que en las que emplean otro
Esta disparidad de resultados se debe, posiblemente, método anticonceptivo o ninguno. En este sentido, des­
a la composición de las diferentes píldoras anticoncepti­ tacaban dos áreas: la corteza frontal, que participa en
vas, según un equipo dirigido por Whitney Wharton, de numerosos procesos cognitivos superiores, y el giro fu­
la Universidad de Wisconsin. Los antiguos preparados siforme, relacionado, sobre todo, con el reconocimiento
que llevan cierto tiempo en el mercado contienen la de caras.
progestina levonorgestrel, cuya estructura química se No obstante, los estudios actuales ofrecen, a primera
asemeja a la testosterona. Por el contrario, en las nuevas vista, unos resultados contradictorios. Si bien en nuestra
píldoras se emplea con frecuencia drospirenona, sustan­ investigación inicial observamos un aumento de dichas
cia que actúa como oponente de la testosterona, hormo­ regiones cerebrales en usuarias de la píldora, trabajos
na masculina a la que a menudo se atribuye la diferencia posteriores nos han revelado lo contrario, es decir, que
en el razonamiento espacial de hombres y mujeres. Por estas mujeres presentan regiones frontales de menor
esa razón, parece plausible que las píldoras con hormonas tamaño. Tales hallazgos coinciden con los de un grupo
similares a la testosterona mejoren la capacidad de re­ de la Universidad de California.
presentación espacial, mientras que las que contienen También aquí es probable que los resultados tengan
hormonas que inhiben la testosterona la empeoren. relación con el tipo de pastilla. Mientras que en la pri­
Si bien Wharton y su equipo constataron que las usua­ mera investigación nuestro grupo no diferenció entre
rias de la antigua píldora mostraban un mayor talento participantes que tomaban «la píldora» elaborada con la
para las tareas visuoespaciales en comparación con las antigua o la nueva receta, en los dos estudios posteriores
que no usaban métodos contraceptivos hormonales, las solo se contó con usuarias de los anticonceptivos antiguos
que tomaban preparados de última generación eran me­ Por otro lado, cabe la posibilidad de que los diferentes
nos hábiles en esa tarea. Sin embargo, estas conclusiones grupos hayamos investigado poblaciones de mujeres
se desprenden únicamente de los estudios en los que las diversas. Así, según otros expertos, las oscilaciones aní­
voluntarias debían hacer rotar un objeto tridimensional micas que remiten con la píldora anticonceptiva podrían
en su mente y decidir si se trataba de uno de los dos que estar relacionadas con el cambio en el patrón de activación
se les mostraban. Los trabajos que han recogido otros de la corteza frontal. En la actualidad estamos analizan­
aspectos de esta capacidad perceptiva no han encontrado do con detenimiento si el volumen del lóbulo frontal de
diferencias entre las mujeres usuarias de la píldora y las las mujeres cuyo estado de ánimo ha mejorado con la
que prescindían de ella. píldora se diferencia del de las que informan de lo con­
Por ahora, tampoco está claro si la pastilla anticon­ trario.
ceptiva puede influir en las capacidades lingüísticas.
Mientras que, en promedio, las mujeres que la ingieren Sensible a los rostros
son capaces de memorizar mejor listas de palabras, pun­ El giro fusiforme, en cambio, mostró un aumento en
túan peor en las pruebas de fluidez verbal (por ejemplo, todos los estudios; sobre todo, en las mujeres que habían
estado tomando la nueva píldora. El incremento fue in­
cluso mayor cuanto más tiempo habían recurrido a ese
método. Un equipo dirigido por Klara Mareckova, del
Instituto de Investigación Rotman en Toronto, descubrió
L A AU TO R A que el área fusiforme de las usuarias de la píldora reac­
cionaba a los rostros con mayor intensidad. Este efecto se
Belinda Pletzeres investigadora en
neurociencia cognitiva de la Universidad
producía de manera más marcada en las participantes que
de Salzburgo. Estudia la influencia de las usaban la píldora desde hacia más tiempo. Uno de los
hormonas sexuales en el cerebro y la próximos objetivos estriba en investigar si este fenómeno
conducta. influye de manera directa en la elección de pareja.

MENTE Y CEREBRO 77 N.O 89 - 2018


NEURO CIENCIA / HORMONAS

YOUSUN KOH
Lóbulo frontal

Giro fusiforme

Efectos de la píldora en el cerebro


Desde hace algunos años, cada vez más estudios de- vas superiores, así como en el procesamiento emocio-
muestran que algunas regiones cerebrales de las muje- nal. También el giro fusiforme, alojado en la cara inte-
res que toman la píldora anticonceptiva presentan un rior del lóbulo temporal, es más grande en las usuarias
mayor tamaño. Entre ellas, las áreas del lóbulo frontal, de la píldora. Dicha región desempeña una función
las cuales intervienen en numerosas funciones cogniti- ­destacable en el reconocimiento facial.

Otra pregunta que se nos planteaba era si las modifica­ ciones posteriores. Un primer paso consistirá en efectuar
ciones en el giro fusiforme resultan reversibles si se deja estudios a largo plazo de las mujeres, desde la primera toma
de tomar la píldora o se interrumpe su ingesta durante de «la pídora» hasta que deciden dejar de consumirla. Con
una semana tras una toma de 21 días, como es habitual. todo, numerosos hallazgos ya revelan que el efecto de la
Nuestras primeras investigaciones han demostrado que pastilla anticonceptiva rebasa la mera contracepción: tam­
los cambios en el giro fusiforme y el lóbulo frontal dismi­ bién influye en la conducta y el ánimo más de lo que la
nuyen en esa «obligada» pausa, sobre todo en las usuarias mayoría de las personas cree. Por ello, es importante seguir
de la versión antigua de la píldora. No obstante, en las que investigando. Las mujeres tienen derecho a estar informa­
habían dejado de ingerirla definitivamente se observó das para decidir qué método anticonceptivo prefieren usar.
que el aumento de algunas regiones, más marcado cuanto En particular, las más jóvenes, cuyo cerebro todavía se
más tiempo habían usado el método, se mantenía. En encuentra en fase de desarrollo. H
particular, en relación con el hipocampo
A pesar de que la mayoría de los estudios sobre el efec­
to de la píldora anticonceptiva en el cerebro y el compor­
tamiento apuntan hacia una dirección similar y plantean PA R A S A B E R M Á S
nuevos y fascinantes interrogantes, los resultados deben Menstrual cycle influence on cognitive function and emotion
interpretarse con precaución. Tanto el número de estudios processing: From a reproductive perspective. I. Sundström
como su diseño resultan limitados. Poromaa y M. Gingnell en Frontiers in Neuroscience,
Con frecuencia, las investigaciones comparan mujeres 10.3389/fnins.2014.00380, 2014.
que toman la píldora anticonceptiva con otras que no la Decreased susceptibility to false memories from misinfor­
utilizan. Sin embargo, es posible que ambos grupos ya se mation in hormonal contraception users. N. Petersen et al.
diferencien entre sí antes de elegir el método anticoncep­ en Memory, vol. 23, págs. 1029-1038, 2015.
tivo. Seguramente, en el grupo de usarias se encuentran Differential effects of androgenic and anti-androgenic proges­
más mujeres a las que este método les aporta beneficios tins on fusiform and frontal gray matter volumes and face
para la salud física y emocional; en el otro, algunas que recognition performance. B. Pletzer et al. en Brain Research,
vol. 1596, págs. 108-115, 2015.
quizás han sufrido efectos secundarios indeseados. Tam­
bién podrían existir motivos socioeconómicos por los que
EN NUESTRO ARCHIVO
algunas mujeres toman la píldora y otras prefieren emplear
métodos contraceptivos distintos, sean hormonales o no. Los anticonceptivos del futuro. Nancy J. Alexander en IyC,
Hasta qué punto tales diferencias han influido en los noviembre de 1995.
resultados obtenidos solo podrá descubrirse en investiga­ Estrógenos y cerebro. Ulrich Kraft en MyC n.o 10, 2005.

MENTE Y CEREBRO 78 N.O 89 - 2018


SUSCRÍBETE A

Ventajas para los suscriptores:


 Envío puntual a domicilio
 Ahorro sobre el precio de portada
82,80 € 75 €
por un año (12 ejemplares)
165,60 € 140 €
por dos años (24 ejemplares)
 Acceso gratuito a la edición digital
de los números incluidos
en la ­suscripción

Y además elige 2 números


de la colección TEMAS gratis

www.investigacionyciencia.es/suscripciones
Teléfono: +34 934 143 344
SYLL ABUS

Sadomasoquismo,
¿un trastorno sexual?
A pesar del éxito de novelas eróticas como Cincuenta sombras de Grey,
las parejas que viven abiertamente sus fantasías sadomasoquistas
­continúan estando mal vistas. ¿Se diferencian de otras personas
con gustos eróticos más comunes?
THEOD OR SCHAARSCHMIDT

ISTOCK / SERGEYVBUTORIN

MENTE Y CEREBRO 80 N.O 89 - 2018


I
magine que se encuentra en la sobria sala de ex-
ploración de un laboratorio frente a una pantalla
que reproduce una película pornográfica. Su
cuerpo se encuentra cableado: los electrodos del E L AU TO R
pecho y de las yemas de los dedos monitorizan
su frecuencia cardíaca y la conductividad de la Teodor Schaarschmidtes psicólogo
piel; sus genitales se hallan conectados con un sensor que y periodista científico.
mide la excitación sexual. Además, un fino cable que sale
desde su brazo conduce directamente a un estimulador
eléctrico. Sobre la pantalla del televisor se iluminan tres
pequeñas luces que muestran señales de manera aleato- se antojan violentas y brutales. Muchas de estas prácticas
ria: la primera anuncia una elevada probabilidad de re- parecen oponerse a los valores liberales de autodetermi-
cibir una descarga eléctrica; la segunda, también, pero nación e igualdad de derechos. Numerosos sadomaso-
con la diferencia de que solo si su excitación sexual no quistas permiten que les azoten y estrangulen; que les
sobrepasa cierto valor, y la última señal lumínica no aten y les amordacen. Algunos encierran a sus parejas
tiene consecuencias. sexuales en jaulas metálicas, las torturan sujetando pin-
Lo que parece un bizarro relato erótico es la descripción zas de tender la ropa en partes sensibles de la piel o les
de un experimento psicológico llevado a cabo en 1983 niegan el orgasmo.
por el investigador en sexología David Barlow, de la Uni- «El BDSM requiere siempre que sea consentido», se-
versidad Estatal de Nueva York en Albany. Junto con sus ñala Luna. De este modo, el dominante o amo, es decir,
colaboradores, exploraba cómo reaccionaban 12 sujetos el compañero que domina en el juego, no puede desfo-
masculinos ante el condicionamiento del miedo. La anti- garse de cualquier manera sobre su esclavo, el sumiso o
cipación de los estímulos dolorosos no parecía interferir sub. Únicamente se permite aquello que ambos han
en la activación sexual, por el contrario, ante la señal de acordado desde un inicio. En este aspecto, el BDSM
la primera y la segunda luz aumentaba brevemente el presenta las características de un juego erótico de rol.
volumen del pene de estos sujetos, para gran sorpresa de Más allá del dormitorio, las relaciones sadomasoquistas
los propios participantes, quienes habían predicho el pueden gozar de tanta confianza, intimidad e igualdad
efecto contrario. Este resultado estaba en rotunda oposi- como cualquier otra relación.
ción a la visión imperante de la época: se esperaba que el Luna no se ve a sí misma como sumisa o ama. De
miedo provocase la pérdida del deseo sexual. hecho, se autodenomina «cambiante» (switch), puesto
Cabe señalar que Barlow ocupa una posición dudosa que decide en cada momento, según la pareja de juego,
dentro de la investigación sobre sexualidad (entre sus si desempeñará la parte activa o pasiva. «La mayoría de
intereses científicos se encontraba el «tratamiento» de las veces, suele hacerse patente al poco tiempo quién de los
los homosexuales). Con todo, su estudio muestra que no dos se impone», afirma y sonríe.
solo las sensaciones positivas (como la alegría o la segu- Esta mujer se topó por primera vez con el BDSM a
ridad) pueden asociarse con la activación sexual, sino través del manual Die Wahl der Qual («La elección de la
que también el miedo y la tensión son capaces de actuar tortura»), escrito por Kathrin Passig e Ira Strübel, que
como estimulantes en un contexto adecuado. tomó prestado de la biblioteca municipal. «Me puse un
poco colorada cuando solicité llevármelo. Ahora ya no
Jugar con el poder y el dolor me resultaría ridículo hacer algo así», asegura Luna. En
Algunas personas contemplan el juego de poder, subor- la actualidad, trabaja en una agencia de mercadotecnia,
dinación y dolor como algo habitual en su sexualidad. actividad que combina con el estudio de un máster de
Luna*, de Hamburgo, conoce el nombre común: BDSM. sociología. Si recibe una visita inesperada en casa, ya no
«Hace tiempo que tenía fantasías e ideas de este tipo, pero corre para esconder su fusta o las cuerdas y cadenas. Los
no fue hasta hace ocho años que conocí este concepto», parientes más cercanos y amigos de Luna conocen sus
explica. Se trata de la abreviatura para la expresión «Bon- conductas sexuales; ella misma se las ha explicado. Nadie
dage [«juego con cuerdas»] y Disciplina; Dominancia y ha reaccionado con rechazo.
Sumisión, Sadismo y Masoquismo». Este concepto reúne En parte, ello puede deberse a la mentalidad abierta
diversas preferencias sexuales, las cuales a simple vista de la gran ciudad. Pero incluso lejos de ese contexto
* Nombres alterados por la redacción.

¿Qué? El sadomasoquismo se define hoy mediante el término BDSM, acrónimo de «Bondage [«juego
con cuerdas»] y Disciplina, Dominancia y Sumisión, Sadismo y Masoquismo». Esta forma de
relación sexual incluye diversas prácticas consensuadas entre los miembros de la pareja, las cuales se relacionan
con el poder, los juegos de sumisión y el dolor por placer.

MENTE Y CEREBRO 81 N.O 89 - 2018


¿Quién? La mayoría de los aficionados a la práctica sexual del BDSM destaca por su tendencia
a la búsqueda de sensaciones. Se trata de personas que tienden a ser más responsables,
­extravertidas, abiertas a nuevas experiencias, pero menos neuróticas, según los estudios.

parece que la aceptación de prácticas sexuales poco ha-


sexualidad, las experiencias infantiles traumáticas son
bituales se ha ampliado de manera considerable en los responsables de los impulsos sádicos. Sobre todo la acti-
últimos años. También han contribuido las novelas de la
tud de burla entre juguetona y agresiva de la madre
saga Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James, las cua-
contribuiría al desarrollo del sadismo sexual. La mayoría
les se han llevado al cine con gran éxito (aunque también
de estos enfoques explicativos con orientación psicoana-
suscitaron el rechazo por parte de la «comunidad BDSM»).
lítica se apoyan en los informes de pacientes que se en-
En febrero de este año se ha estrenado la tercera y última
cuentran en tratamiento psiquiátrico. De este modo, se
entrega, Cincuenta sombras liberadas, en la que continúa
excluye desde un principio la posibilidad de que las
la historia de Anastasia Steele, una tímida estudiante que
prácticas sadomasoquistas puedan vivirse de forma sa-
se enamora de un atractivo millonario aficionado al ludable y consensuada.
BDSM. La afición por el BDSM está más extendida de lo que
Durante mucho tiempo, la aceptación social de este tipo
suele pensarse. Una encuesta en línea llevada a cabo en
de fantasías era completamente distinta. A lo largo de2014 por un equipo dirigido por el psicólogo Christian
más de un siglo se consideró que el sadomasoquismo eraJoyal, de la Universidad de Quebec en Trois-Rivières,
una enfermedad mental. En 1886, el psiquiatra Richard reveló que el 44 por ciento de los hombres encuestados
von Krafft-Ebing (1840-1902) describió por primera vezy el 24 por ciento de las mujeres afirmaban haber fanta-
dos cuadros patológicos que denominó «masoquismo» y seado alguna vez con azotar a otra persona durante sus
«sadismo», en referencia a los escritores Leopold von Sacher-
relaciones sexuales. Casi la mitad de los 1500 participan-
Masoch y el Marqués de Sade. Sin embargo, las infinitas
tes afirmaba haberse imaginado jugar esposados. Inclu-
descripciones puramente violentas de este último tienen
so aproximadamente tres de cada diez habían fantaseado
poco que ver con la mayoría de los aficionados al BDSMalguna vez que les obligaban a tener sexo. En la mayoría
de hoy en día. Krafft-Ebing describía el origen del sadis-
de los casos, las escenas no pasaban de ser una fantasía.
mo de la siguiente manera: «El papel activo del hombre,
Lo que en la imaginación puede parecer atractivo, no
cuya tarea es conquistar a la mujer, puede convertirse en
tiene por qué serlo en la vida real.
un deseo de sumisión sin límites en condiciones patoló- Pero la proporción de «verdaderos» sadomasoquistas
gicas». Para el caso contrario, la sumisión sexual, postuló
se reduce con claridad. La investigadora en sexualidad
una explicación más que cuestionable: es el «campo de Juliet Richters, de la Universidad de Nueva Gales del Sur
cultivo [...] del cual brota la principal raíz del masoquismo»,
en Sídney, presentó en 2008 una encuesta en la que par-
escribió en su obra principal Psychopathia sexualis. ticiparon casi 20.000 australianos. Alrededor del 1,8 por
ciento afirmaba haber practicado BDSM durante el últi-
Entre el deseo y el trastorno mental mo año. La proporción era menor entre los heterosexua-
También en el psicoanálisis se acostumbra a tratar el les que entre los homosexuales o los bisexuales, y mayor
sadismo y el masoquismo como fenómenos patológicos. entre hombres que entre mujeres. En este estudio también
Para Wolfgang Berner, investigador psicoanalítico en se preguntó a los sujetos acerca de posibles miedos y

La exitosa trilogía
literaria romántico-
erótica Cincuenta
sombras, de la es-
critora británica
E. L. James, y su
versión cinema­
tográfica han
­contribuido a una
­mayor aceptación
social de las prácti-
cas sexuales menos
habituales.

MENTE Y CEREBRO 82 N.O 89 - 2018


SYLL ABUS

problemas relacionados con su sexualidad. En este as- GLOSARIO


pecto, los investigadores no pudieron constatar ningún
dato destacable en relación con los aficionados al BDSM. SUMISO (SUB)
Los sadomasoquistas varones tendían incluso a mostrar Es la persona que adopta el papel pasivo en la práctica
menos tensiones psicológicas que otros participantes de sexual del BDSM.
la encuesta.
Investigadores neerlandeses de la Universidad de D OMINANTE O AMO
Tilburg se preguntaron si existía una relación entre la Es la persona que realiza el rol activo en el BDSM.
práctica de BDSM y un determinado patrón de persona-
lidad según el modelo de «los cinco grandes». Encontra- CAMBIANTE (SWITCH)
ron que los 900 sadomasoquistas que encuestaron tendían Persona que alterna los dos roles.
a ser más responsables, extravertidos, abiertos a nuevas
experiencias y menos neuróticos que el resto de los par- PA L A B R A D E S E G U R I D A D
ticipantes. Solo en lo que se refiere a la amabilidad, la Término acordado previamente por la pareja y que el
disposición a ayudar a otras personas disminuía respec- sumiso utilizará en caso de que perciba que la situación
to a los sujetos del grupo de control, quienes obtenían ha llegado demasiado lejos y que no desea continuar.
puntuaciones ligeramente mejores.
Pero, más allá de todas las categorías patológicas, se D O M I NAT R I C E S
presenta la siguiente cuestión: ¿por qué algunas personas Mujeres que ejercen el papel dominante a cambio de
se inclinan hacia una sexualidad tan intensa, con juegos una retribución, en un local especializado en sadoma-
esposados, dolor y sumisión, mientras otras parecen soquismo, por ejempo.
contentarse perfectamente con el romanticismo de las
delicadas caricias en el dormitorio de casa? Es probable T R A S T O R N O D E PA R A F I L I A
que esta diferencia se relacione con una característica Término que describe las fantasías y preferencias sexua-
de personalidad que los expertos denominan «búsque- les que se alejan de la norma, que provocan un intenso
da de sensaciones». El psicólogo estadounidense Marvin deseo y causan sufrimiento en la persona que adopta un
Zuckerman parte del supuesto de que cada persona se papel pasivo o en la dominante. El sistema diagnóstico
siente más confortable con cierto nivel de activación CIE-10 recoge, junto al exhibicionismo y a la pedofilia,
fisiológico. Para algunos, este se sitúa en una posición el sadomasoquismo como trastorno de la inclinación
inferior: estas personas se sentirían satisfechas tomán- sexual. Esta categoría resulta polémica entre los exper-
dose una cerveza fría o viendo una película de suspense tos: Dinamarca, Suecia y Noruega han excluido algunos
en televisión. Otras, en cambio, se aburrirían soberana- de estos trastornos de su lista oficial de diagnosis.
mente con estas propuestas de ocio. Según la teoría de
Zuckerman, los «buscadores de sensaciones extremas»
tratan de lograr su nivel de activación óptimo a través
de experiencias variadas e intensas: por ejemplo, músi- bandos en un acontecimiento festivo de BDSM. Tomaron
ca agresiva, deporte extremo e, incluso, prácticas sexua- muestras de saliva de 58 voluntarios antes y después de
les inusuales. sus experiencias sexuales. Un laboratorio examinó la
El psicólogo social Erich Witte y su equipo han com- concentración de la hormona cortisol. Dicha sustancia
probado este supuesto. Reunieron un grupo de volunta- se libera en el organismo sobre todo en situaciones crí-
rios a través de la publicación de un anuncio en Schlag- ticas, como la visita al dentista o cuando se practica pa-
zeilen, revista alemana especializada en BDSM, que racaidismo. Las fiestas de BDSM también elevan el nivel
invitaba a responder una serie de preguntas. Las encues- de cortisol. Sin embargo, este fenómeno solo se observó
tas no revelaron ninguna distinción entre participantes en los subs, es decir, las personas que adoptaban la actitud
sadomasoquistas y no sadomasoquistas según el estilo y sumisa. En cambio, el nivel de cortisol permaneció inal-
la satisfacción de su relación en pareja. Los aficionados terado en las que practicaban el papel de dominante. Al
al BDSM tampoco parecían haber vivido más experien- parecer, ello se debe a que llevan las riendas de la situación
cias traumáticas durante la infancia que los otros pro- y, por ello, experimentan un mayor control. Por el con-
bandos. La única diferencia que se halló guardaba relación trario, los sumisos se entregan al otro. Cuarenta minutos
con una mayor tendencia a la búsqueda de sensaciones, tras finalizar el encuentro, la concentración de cortisol
es decir, los que practicaban el BDSM eran más aficiona- en estos sujetos disminuyó de nuevo. Los participantes
dos a las experiencias novedosas y excitantes. también explicaron que se sentían más cercanos a su
En el año 2008, Brad Sagarin, de la Universidad del pareja de juego.
Norte de Illinois en DeKalb, demostró que esta excitación El sistema de clasificación de enfermedades CIE-10,
también tiene efectos sobre el nivel hormonal. Para el de reconocimiento internacional, cataloga el sadomaso-
estudio, reclutó junto con su equipo a un grupo de pro- quismo como un trastorno de la inclinación sexual, ca-

MENTE Y CEREBRO 83 N.O 89 - 2018


SYLL ABUS

¿Es un trastorno? Durante mucho tiempo, los psicólogos han considerado


el sadomasoquismo un trastorno psicológico. Incluso hoy
en día, el sistema diagnóstico internacional CIE-10 lo recoge bajo la categoría de «parafilia». El manual DSM-5
­califica al BDSM como una parafilia, pero solo lo considera un trastorno si supone un daño para uno mismo
o para los demás.

tegoría bajo la que se recogen también prácticas como la bería realizar un cursillo», advierte Luna. Como en todas
pedofilia y el exhibicionismo. Desde 2013, el manual las actividades nuevas, es importante informarse prime-
diagnóstico estadounidense DSM permite el diagnóstico ro. Numerosos aficionados al BDSM acuerdan una pala-
parafilia, pero solo cuando las fantasías del sujeto le bra de seguridad antes de empezar con la práctica sexual.
producen sufrimiento o dañan a otras personas como, Se trata de un código con el que el sujeto que adopta el
por ejemplo, en un delito sexual. Desde entonces, el BDSM papel de sumiso puede interrumpir la sesión en cualquier
aún se considera una parafilia que difiere de la conducta momento, por ejemplo, si cree que se ha llegado dema-
sexual habitual, aunque ya no puede diagnosticarse como siado lejos. «Yo prefiero jugar con personas con las que
trastorno. Antaño, los jueces de familia de Estados Uni- no tengo que usar una palabra de seguridad», revela Luna.
dos podían retirar la tutela parental si hallaban pruebas «Si se sobrepasa, suele ser porque ha habido un error en
de prácticas relacionadas con el BDSM. la comunicación previa.»
En la actualidad, a pesar de las novelas y películas de El BDSM siempre debería cumplir el principio de
Cincuenta sombras de Grey y las fantasías secretas de los «seguro, sano y consensuado». Sin embargo, Luna ve este
mortales, el sadomasoquismo aún lleva la lacra de sos- propósito con escepticismo: «Nada es completamente
pechoso, patológico o perverso. También es un problema seguro. No siempre podemos prever las consecuencias
en psicoterapia: «Cuando un paciente explica su prefe- de nuestros actos». Para ella, calibrar los peligros de
rencia por el BDSM, algunos clínicos piensan que si manera sensata resulta más importante. Por lo general,
dejase de practicarlo se aliviaría también la depresión ese lema le funciona siempre. Aunque algún aprendizaje
que asimismo padece», relata el psicólogo conductual lo ha adquirido a través de una experiencia dolorosa.
Gabriel Wichmann. Según su experiencia, a los pacientes «Cuando viertas cera hirviendo en la espalda de alguien,
les cuesta encontrar un terapeuta que no convierta su vigila que no caiga también la mecha. Deja marcas du-
sexualidad de manera innecesaria en un problema. rante tres años», advierte.
Este tipo de consejos no aparecen en ningún libro.
Poner límites propios Luna recomienda a las personas que se inicien en el BDSM
Wichman le da la vuelta a la tortilla: la especialidad de que se pongan en contacto con otros interesados. «Inclu-
su consulta berlinesa es el BDSM, la homosexualidad y so en las ciudades pequeñas existen grupos de conversa-
la identidad transgénero. «La mayoría de mis pacientes ción sobre sadomasoquismo», afirma. Reconoce, sin
se manejan con el BDSM sin problemas y con criterio. embargo, que se necesita un poco de valor: según ha
Suelen acudir a la consulta por otros temas completa- observado, muchos principiantes tienen miedo de que
mente diferentes, aunque tampoco quieren dejar de lado les reconozcan. Pero también ha constatado otro hecho
este tema durante la sesión de psicoterapia. Simplemen- importante: «La gente que asiste a estas reuniones, sien-
te, porque la sexualidad forma parte de la vida», señala te igual que tú». H
Wichmann. Si hubiese un problema específico relativo
al BDSM, los propios pacientes comentarían la situación.
«El autocuidado es un tema importante en la terapia de
la mayoría de los cuadros patológicos, también para las PA R A S A B E R M Á S
personas que practican el BDSM», indica Wichmann. Psychological characteristics of BDSM practitioners.
«Naturalmente, este enfoque se extrapola al dormitorio: A. Wismeijer et al. en The Journal of Sexual Medicine, vol. 10,
¿lo hago porque me apetece o para hacerle un favor a mi págs. 1943-1952, 2013.
pareja? ¿Dónde pongo mis propios límites?». Paraphilie und paraphile Störung im DSM-5. P. Briken
La comunidad BDSM también debate asuntos como en Forensische Psychiatrie, Psychologie, Kriminologie, vol. 9,
el consenso y los límites. Muchas de las prácticas no son págs. 140-146, 2015.
del todo inocuas si se realizan de manera imprudente. What exactly is an unusual sexual fantasy? C. Joyal et al. en
Los latigazos y los cortes pueden dejar cicatrices; las The Journal of Sexual Medicine, vol. 12, págs. 328-340, 2015.
ataduras inadecuadas fomentan el riesgo de sufrir ma-
gulladuras o lesiones nerviosas. En el peor de los casos, EN NUESTRO ARCHIVO
los juegos de control de la respiración pueden resultar Disfunción sexual. Peer Briken, Wolfgang Berner y Andreas
mortales. «Precisamente, la persona que ata al otro de- Hill en MyC n.o 43, 2010.

MENTE Y CEREBRO 84 N.O 89 - 2018


ESPECIAL
MONOGRÁFICOS DIGITALES
Descubre los monográficos digitales que reúnen nuestros
mejores artículos (en pdf) sobre temas de actualidad

www.investigacionyciencia.es/revistas/especial
ILUSIONES

Sueños
de Julio Verne
Ilusiones ópticas reales y fantásticas del padre de la ciencia ficción

SUSANA MARTINEZ-CONDE Y STEPHEN L. MACKNIK

BROCKEN INAGLORY / CREATIVE COMMONS CC BY-SA 3.0

MENTE Y CEREBRO 86 N.O 89 - 2018


U
n artículo explosivo, publicado en The New York de Julio Verne (nació el 8 de febrero de 1828), repasamos
Times a finales del año pasado, revelaba que el aquí la realidad y la ficción de las ilusiones ópticas que
Pentágono había patrocinado un programa se- utiliza en sus obras.
creto para la investigación de ovnis. La pasmosa inicia-
tiva del Gobierno estadounidense dio comienzo en 2007 El rayo esmeralda sobre el horizonte
y, según las fuentes del Departamento de Defensa con- Verne plasmó su fascinación por los destellos verdes,
sultadas por el periódico, concluyó en 2012 (aunque en conocidos asimismo como «rayos verdes», en su novela
el reportaje se indicaba que el programa continúa vivo, homónima publicada en 1882 y que, cómo no, popula-
pero sin financiación). rizó este fenómeno óptico natural. A los protagonistas
La milicia de Estados Unidos ha negado de forma de la historia les consume la idea de presenciar un rayo
reiterada la existencia de ovnis, por lo que no ha causado verde (¡Atención! Si no quiere conocer el final de la no-
sorpresa que la indagación de pruebas sobre encuentros vela, no continúe leyendo), sin embargo, acaban perdien-
extraterrestres haya fracasado hasta la fecha. De hecho, do esa oportunidad por amor: en el momento decisivo
la mayor parte de los astrónomos opina que los descon- para visualizar la luz esmeralda, los recién enamorados
certantes avistamientos en el cielo, de los que han dado se miran a los ojos con ternura y pasión, en lugar de di-
noticia pilotos y otros miembros de las fuerzas armadas, rigir la mirada hacia el horizonte.
podrían explicarse a partir de efectos ópticos como «es- Salvo por unos cuantos puntos problemáticos, como
pejismos solares» u otros fenómenos singulares, entre la falsa idea de que puede pronosticarse de manera pre-
los que destacan los «destellos verdes». cisa dónde y cuándo se podrá ver el rayo, el destello
Desde hace tiempo, las ilusiones ópticas, naturales o verde de Verne tiene más de ciencia que de ficción. Cual-
de creación humana, han fascinado tanto a militares como quier persona puede observar el fenómeno si se dan las
a un sinfín de civiles, entre ellos, el padre de la ciencia condiciones atmosféricas adecuadas. Los destellos verdes
ficción: Julio Verne (1828-1905), autor de novelas de aparecen sobre el horizonte en forma de resplandores,
aventuras como De la Tierra a la Luna o Veinte mil leguas justo antes de la puesta del sol o un instante después de
de viaje submarino. De tal modo las ilusiones ópticas su salida (B). No suelen durar más de uno o dos segundos
excitaron la curiosidad del escritor, que fueron clave en y muy raramente se proyectan desde el horizonte hacia
varias de sus célebres novelas. el cielo. Si se quiere ver un rayo verde, conviene elegir un
Verne ha dejado una profunda impronta. Su influencia horizonte despejado: sobre el mar, por ejemplo. Los pi-
no solo se aprecia en el movimiento surrealista y en la lotos de aeronaves que los han observado suelen encon-
estética steampunk, sino que también ha servido de ins- trarlos volando en dirección hacia el oeste durante la
piración para personajes como el cosmonauta Yuri Ga- puesta de sol, la cual dura más si se contempla desde un
garin, el oceanógrafo Jacques-Yves Cousteau y el explo- avión, debido a la velocidad del aparato, que si se admi-
rador del Antártico sir Ernest Henry Shackleton. Una de ra desde tierra firme. El destello verde consiste en una
las razones de la permanencia y extensión del legado ilusión óptica: las capas de la atmósfera actúan a modo
verniano radica en la tenacidad concienzuda del nove- de prisma, lo que provoca que la luz que llega del Sol se
lista para informarse sobre las fronteras tecnológicas de descomponga en diferentes colores al penetrar o desapa-
su tiempo. Sus obras de ficción se fundan y alzan desde recer por debajo del horizonte.
la investigación científica coetánea. Además, las indaga- Aunque resulta muy difícil observarlo a simple vista,
ciones científicas de Verne no se ciñeron a la balística, la los bordes superior e inferior del disco solar parecen ser,
aerodinámica o la biología marina (los tres temas con los respectivamente, verde y rojo (A), en cada puesta de sol.
que más se asocia su fama); en vez de ello, se extendieron Los destellos verdes ocurren, por lo general, al reforzar-
a los dominios de la óptica, la percepción y la ilusión. Al se la ilusión por efectos de espejismo, que curvan los
menos tres de sus textos se erigen como precursores rayos de luz y distorsionan las imágenes. Los discos
sobresalientes de lo que podríamos llamar «neurociencia ovalados resultantes pueden ofrecer la sospechosa apa-
ficción»: El rayo verde, Los hermanos Kip y El castillo de riencia de naves espaciales alienígenas.
los Cárpatos. Para celebrar los 190 años del nacimiento En resumen, por improbable que sea la visita de E. T.
en un futuro cercano, la observación de un destello ver-
de sí es factible: solo es necesario que las estrellas o, al
menos la nuestra, se alineen con las condiciones atmos-
L O S AU TO R E S féricas propicias.
Susana Martinez-Conde y
La retina como prueba del delito
Stephen L. Macknikson profe-
sores de oftalmología, fisiología
En el momento culminante de Los hermanos Kip, novela
y farmacología en el Centro que Verne publicó en 1902, los protagonistas se ven injus-
Médico Downstate de la Uni- tamente acusados de asesinato. La ciencia acude a su
versidad Estatal de Nueva York. rescate en forma de optografía, proceso que consiste en

MENTE Y CEREBRO 87 N.O 89 - 2018


B
BROCKEN INAGLORY / CREATIVE COMMONS CC BY-SA 3.0

recuperar una imagen (optograma) de la retina de un se apreciaban, impresas en la retina de los conejos, imá-
cadáver. Los coetáneos de Verne creían que la última genes de ventanas barradas que los animales habían
imagen que una persona viera antes de morir quedaría visto justo antes de morir (C).
grabada en la retina de sus ojos, de manera que se podría En 1880, la ejecución de un asesino condenado a
recuperar a posteriori para esclarecer asuntos forenses. muerte llamado Erhard Gustav Reif propició los medios
La idea no es tan ridícula como pudiera pensarse. En necesarios para obtener el primer optograma humano.
1876, el fisiólogo Franz Christian Boll descubrió la ro- No obstante, los resultados se estiman ambiguos. Si bien
dopsina, un pigmento retinal que se decolora por la luz el optograma no ha sobrevivido al paso del tiempo, su
y se restablece en la oscuridad. Poco después, Wilhelm descripción podría revelar que este representaba la hoja
Kühne, fisiólogo alemán, desarrolló un método para fijar de la guillotina que acabó con la vida del ejecutado. No
la rodopsina decolorada y extraer posteriormente una obstante, esta explicación parece dudosa, puesto que
imagen del ojo. Kühne mantenía a sus probandos (unos antes de que cayera la cuchilla sobre el cuello de Reif le
conejos) durante varios minutos en la oscuridad con el habían vendado los ojos. Otros cuentan, en cambio, que
objetivo de que la rodopsina se acumulase en sus respec- el optograma representaba los peldaños que el condena-
tivas retinas. A continuación, situaba a los animales ante do hubo de subir para llegar al cadalso.
ventanas fuertemente iluminadas. De inmediato, los Con todo, la optografía forense gozó de cierta popu-
sacrificaban y les extraían los globos oculares con el fin laridad entrado ya el siglo xx, aunque acabó despresti-
de analizarlos. En los experimentos más exitosos de Kühn giada. A diferencia de casos ficticios, como el que se narra

C
KÜHNE, 1877 / DOMINIO PÚBLICO

Optogramas de conejos obtenidos por el fisiólogo alemán Wilhelm Kühne. De izquierda a derecha se muestran
una retina sin optograma, una con un optograma en el que aparece una ventana de siete paneles, y finalmente, una
retina que revela tres ventanas contiguas.

MENTE Y CEREBRO 88 N.O 89 - 2018


ILUSIONES

en Los hermanos Kip, donde la optografía permite des-


D
cubrir a los auténticos culpables, la técnica optográfica
no ha aportado pruebas fiables y concluyentes en la vida
real.

El fantasma del castillo de los Cárpatos


En 1892 apareció El castillo de los Cárpatos, una historia
gótica que Verne situó en Transilvania. Aunque esta
narración podría haber inspirado a Bram Stoker para su
novela Drácula, publicada en 1897, ambos escritores
resolvieron sus respectivos fenómenos sobrenaturales
por vías diametralmente opuestas: mientras los vampiros
sedientos de sangre de Stoker residen extramuros de la
ciencia, las apariciones ultramundanas de Verne acaban
siendo plenamente explicadas por medios técnicos.
En la novela de este último, los acontecimientos inex-
plicables del castillo convencen a los lugareños de que en
él mora el diablo. El héroe se determina a investigarlo y
acaba descubriendo (¡Atención! A continuación se reve-
la el final de la historia) que el siniestro fantasma es
producto de un dispositivo óptico creado por el propie-
tario del castillo. «Se trataba de una mera ilusión óptica
[...]. Mediante espejos orientados en ángulos calculados
por Orfanik, cuando se arrojaba luz sobre el retrato si-
tuado ante un espejo, el reflejo de La Stilla la hacía pare-

DOMINIO PÚBLICO
cer tan real como si estuviera viva y con todo el esplendor
de su belleza» (D).
El dispositivo productor de fantasmas que se describe
en la obra El castillo de los Cárpatos asombró al público usando esta ilusión óptica, por ejemplo, en «La casa
por primera vez el día 24 de diciembre de 1862, durante encantada» del parque temático Disneylandia. Es posible
el estreno de El pacto con el fantasma, adaptación teatral que Verne, antes de escribir El castillo de los Cárpatos,
de la novela corta de Charles Dickens El hechizado, de 1848. hubiera asistido a representaciones teatrales que usaban
Esta manifestación espectral, concebida como un efecto el fantasma de Pepper, o que, al menos, supiera de la
escénico, implicó la conjunción de esfuerzos de Henry técnica.
Dircks, ingeniero civil, y de John Henry Pepper, químico La imaginación permitió a Verne pronosticar gran
y divulgador científico. La ilusión acabó conociéndose número de inventos y proezas técnicas muy por delante
como «el fantasma de Pepper». Consistía en lo siguiente: de su tiempo. Entre estos se cuentan los noticiarios, el
un actor se situaba por debajo del escenario y, mediante viaje a la Luna y la escritura en el cielo, aunque otras
un espejo inclinado y colocado por delante del escenario, veces se fundaba en conocimientos científicos ya exis-
por lo que quedaba invisible para los espectadores, se tentes por entonces. Al padre de la ciencia ficción se le
proyectaba la imagen del actor en el escenario, de modo ha atribuido la idea de la holografía y de la televisión,
que parecía que interactuaba con el resto de los personajes. pero la misteriosa aparición de la cantante La Stilla en su
El fantasma de Pepper resultó un exitazo entre los historia vampírica fue producto de una técnica bien es-
espectadores del siglo xix. Incluso todavía hoy se sigue tablecida en el siglo xix. H

PA R A S A B E R M Á S

Optograms and criminology: Science, news reporting, and fanciful novels. D. J. Lanska en Progress in Brain Research, vol. 205,
págs. 55-84, 2013.
35 minute green flash observed at Little America on 16 october 1929: A retrospective study. J. A. Lock en Applied Optics, vol. 54,
n.o 4, págs. B54-63, 2015.

EN NUESTRO ARCHIVO

La tramoya en tiempos victorianos. Susana Martinez-Conde y Stephen L. Macknik en MyC n.o 78, 2016.

MENTE Y CEREBRO 89 N.O 89 - 2018


RETROSPECTIVA

Las dos mitades


del cerebro
Los estudios de Michael Gazzaniga y otros neurocientíficos en
­pacientes con un cerebro dividido aportaron valiosa información sobre
el funcionamiento cerebral y la especialización de los hemisferios
D A N I E L A O VA D I A
ISTOCK / HIDESY

Los hallazgos sobre el funcionamiento de los dos


hemisferios cerebrales hace casi medio siglo conti-
núan aclarando cuestiones neurocientíficas.

MENTE Y CEREBRO 90 N.O 89 - 2018


«C
uando atravesé la puerta en mi primer día de época sostenía que la desconexión carecía de efectos
trabajo como investigador, ya sabía cuál iba a devastadores, pues cada hemisferio cumplía una misión
ser mi tarea. Los experimentos sobre el cerebro propia y poseía características intrínsecas únicas. Así se
dividido que había diseñado durante el último año de deducía del llamado modelo lesional, es decir, de los
grado en la Escuela Dartmouth se habían aplicado por daños que presentaban los pacientes con ictus y hemo-
fin a pacientes en Rochester. Nada podría borrar aquel rragia cerebral según el lugar de la lesión y de los estudios
recuerdo increíble: el momento exacto en el que descubrí realizados en los años cuarenta por el neurólogo Andrew
que el paciente W. J. no podía describir verbalmente, con Akelaitis, de la Escuela de Medicina de la Universidad de
su hemisferio izquierdo, un estímulo que se presentaba Rochester, con el primer grupo de pacientes que se ope-
a su hemisferio derecho, el cual había sido desconectado raba. Akelaitis, probablemente también como consecuen-
en el quirófano. ¡Un experimento que había diseñado, cia de la falta de precisión de las pruebas, no había ad-
ejecutado y llevado adelante como simple estudiante de vertido nada extraño.
pregrado en Caltech había funcionado! Y así nació la Según Sperry, quien exploró la técnica con animales,
historia moderna de la investigación sobre el cerebro el desenlace no era exactamente así. Las ratas, los gatos y
dividido. Iban a transcurrir cinco años de trabajo en una los monos presentaban, después de la operación, ciertos
suerte de estado de gracia, dentro de la institución cien- comportamientos extraños que no podían examinarse a
tífica más interesante del mundo y con uno de los biólo- fondo, dados los límites de la investigación con animales.
gos más grandes de todos los tiempos, Roger W. Sperry». En ese punto entró en escena Gazzaniga. El joven neuró-
Así es como el neurocientífico Michael S. Gazzaniga, logo había creado algunos test para estudiar las funciones
conocido no solo por estas primeras investigaciones, sino cognitivas de ambos hemisferios con la esperanza, vana,
también por sus estudios más recientes en el campo de de poderlos ofrecer a los pacientes operados en 1944. Su
la neuroética y de la relación entre la neurociencia y el trabajo había llegado a oídos de Sperry, que lo convocó
derecho, describía en Nature Review Neuroscience su en el Instituto de Tecnología de California cuando descu-
trabajo en uno de los experimentos más importantes de brió que era uno de los neurocirujanos que todavía
la neurociencia moderna. practicaba la callosotomía en humanos.

Las premisas Los experimentos


En los años cuarenta del siglo xx, los neurólogos se habían Dos fueron los pacientes que se sometieron por primera
dado cuenta de que, en algunos casos de epilepsia resis- vez a los experimentos de Gazzaniga, razón por la que
tente a la medicación, ocurría una descarga eléctrica de entraron a formar parte de la historia de la neurociencia,
un hemisferio cerebral a otro a través del cuerpo calloso, como suele ocurrir, con sus iniciales: W. J. y V. P. El pri-
el conjunto de fibras alojado en la profundidad del surco mero era un hombre, a quien se le había practicado una
interhemisférico que conecta, a modo de un abanico de callosotomía a la edad de 25 años. Ahora, a los 47, se iba
hilos eléctricos, una mitad del cerebro con la otra. Después a explorar su cerebro mediante tomografía por resonan-
de algunos experimentos con animales, en 1944 se habían cia magnética, técnica de la que no se disponía hasta
seguido cerca de 25 casos de callosotomía, en otras pa- entonces. Según se comprobó, la resección del cuerpo
labras, de la extirpación quirúrgica del cuerpo calloso calloso había sido completa. También se le sometió a
con el fin de impedir que surgieran crisis epilépticas de diversas evaluaciones, entre ellas, una diseñada para
gran intensidad y potencialmente mortales. La operación comprobar su capacidad matemática.
no surtió el efecto deseado, y se abandonó. En el centro de la pantalla de un ordenador se presen-
Treinta años más tarde, dos neurocirujanos de Los taron al paciente problemas matemáticos sencillos: sumas,
Ángeles, Philip Vogel y Joseph Bogen (1926-2005), reem- multiplicaciones y otros ejercicios similares. Al cabo de
prendieron la técnica con éxito: seccionaron el cuerpo unos ejercicios, mientras W. J. marcaba una pequeña cruz
calloso con mayor precisión y profundidad. Lo que no en el centro del monitor, emergían a ambos lados de las
quedaba claro, sin embargo, era el tipo de daño cogniti- ecuaciones y de manera aleatoria algunos números, entre
vo que se habría producido en las divisiones funcionales ellos, el resultado correcto de los problemas. Las cifras
de ambos hemisferios. La hipótesis más firme en esa aparecían en una zona del campo visual que no dependía
de la visión binocular, precisamente para asegurarse de que
el sujeto utilizaba solo uno de los hemisferios; el contrala-
teral respecto al lugar donde se mostraba el número. De
ese modo, se comprobó que si el estímulo se presentaba en
el campo visual derecho, W. J. lo percibía en el izquierdo y,
a la inversa, pues las fibras ópticas se cruzan en el quiasma
óptico en su recorrido desde la retina hasta la corteza visual.
L A AU TO R A
Los hallazgos fueron reveladores: el paciente identifi-
Daniela Ovadiaes periodista científica. caba con acierto solo los resultados correctos que se le

MENTE Y CEREBRO 91 N.O 89 - 2018


presentaban en el hemicampo visual derecho, es decir, lado, además, que existen conexiones subcorticales entre
que percibía el lado izquierdo de su cerebro; en cambio, ambos hemisferios cerebrales, de manera que no quedan
las respuestas que daba a partir de su hemisferio derecho dañados tras una callosotomía. Se trataba, pues, de una
eran aleatorias. Estos datos sugerían que el hemisferio operación quirúrgica que, dicho de manera sencilla,
izquierdo se ocupa del cálculo mental. transformaba el cerebro en una estructura integrada por
V. P., o Vicky, tenía 27 años cuando fue sometida a una dos unidades prácticamente autónomas y separadas.
callosotomía. Corría el año 1979. En 1984, examinaron su Sin embargo, los sujetos con cerebro dividido sufren
cerebro mediante resonancia magnética. Se halló que, si algunos síntomas curiosos: si se presenta una palabra en
bien los cirujanos estaban seguros de que habían extirpa- el hemisferio derecho de un paciente diestro no la «en-
do en la paciente todas las conexiones cerebrales entre tiende», porque este lado del cerebro no se ocupa de las
ambos hemisferios, quedaban todavía algunas fibras a la funciones lingüísticas. En cambio, si se le pide que escri-
altura del rostro y del esplenio del cuerpo calloso. Aunque ba lo que ha visto utilizando la mano izquierda (gober-
se trataba de menos del 2 por ciento de las conexiones, uno nada por el hemisferio derecho), anotará correctamente
de los experimentos tenía como objetivo estudiar la trans- el término de algo que ni siquiera sabe que ha visto. Del
ferencia de información visual de un hemisferio a otro mismo modo, si se vendan los ojos de un individuo y se
cuando las conexiones eran escasas o residuales. le entrega un cepillo de dientes en la mano izquierda,
En las pruebas de evaluación, la paciente debía res- reconocerá la función de este por su forma (sabrá simu-
ponder a estímulos de colores, formas o dimensiones lar el gesto de cepillarse los dientes, por ejemplo), pero
idénticas. Algunas imágenes se le presentaban por pare- no será capaz de decir el nombre del instrumento, porque
jas, a ambos hemisferios. Los resultados indicaron que no puede acceder a su almacén léxico, alojado en el lado
los dos hemisferios de V. P. no se comunicaban, a pesar siniestro del cerebro.
de la existencia de fibras residuales; y que sus respuestas
eran aleatorias. En un segundo experimento, llevado a Las perspectivas futuras
cabo con parejas de palabras cuyo sonido podía o no Gracias a las investigaciones llevadas a cabo por Gazzani­
rimar (en inglés es posible que una grafía diversa con- ga y otros neuropsicólogos con una docena de pacientes­
duzca a sonidos análogos, como en las palabras bake y que presentaban el cerebro dividido, hoy los neurocien­
ache) mientras que grafías similares pueden ofrecer so- tíficos saben que un cerebro sano puede representarse
nidos diversos (cough y dough). La investigación reveló como dos máquinas independientes unidas entre sí por
que la paciente era capaz de transferir información de cables, a través de los cuales viajan una gran cantidad de
carácter verbal de un hemisferio a otro. datos. Cuando se interrumpen las conexiones primarias,
El caso de V. P. contribuyó a descubrir diferentes como sucede en la callosotomía, la información que se
funciones relacionadas con distintas partes del cuerpo presenta en un hemisferio, sea una palabra, una imagen
calloso. Así, la parte anterior vehicula, sobre todo, infor- o un objeto que se percibe con el tacto, la ignora el otro
mación de tipo motor; la posterior, información de tipo lado. Estos estudios han demostrado, también, que, en
somatosensorial; el istmo, estímulos auditivos, y el esple- la mayoría de las personas, el hemisferio izquierdo se
nio, datos visuales. Los estudios más recientes han reve- ocupa preferentemente de las funciones lingüísticas,
mientras que el derecho se encarga de la información
visuoespacial y del reconocimiento de las caras. Con todo,
se trata de una subdivisión de máximos, como revelan
En síntesis: los estudios más recientes.
Gazzaniga ya había comprendido, después de trabajar
Unidos por el cuerpo calloso con sus pacientes con el cerebro dividido, que los hemis-

1
La investigación de pacientes a los que se había ex- ferios sanos llevan a cabo casi todas sus labores de mane-
tirpado el cuerpo calloso para tratar su epilepsia ha ra independiente y aprenden, sobre todo durante la ju-
permitido ahondar en el funcionamiento de latera- ventud, a suplir los déficits del otro en virtud de su
lidad del cerebro. plasticidad neural. No obstante, poseen dos «visiones»
distintas del mundo, lo que ha suscitado no poco interés

2
A mediados del siglo xx, Michael S. Gazzaniga, entre los estudiosos de la esencia de la personalidad y de
junto con Roger W. Sperry y Joseph E. Bogen, ini- la consciencia. «La idea de que la separación de los dos
ció el estudio del cerebro dividido en el Instituto hemisferios conduce a la creación de un individuo con
de Tecnología de California. dos “consciencias” era fascinante, pero la cuestión es más
ambigua de lo que parece», afirmaba en 2012 Michael

3
A partir de los estudios de Gazzaniga en pacientes Miller, psicólogo de la Universidad de California en San-
tratados con callosotomía se demostró, entre otros ta Bárbara, en un artículo publicado en Nature y firmado
fenómenos, que las diversas áreas del cuerpo ca- por el escritor David Wolman. «El cerebro no es una
lloso cumplen tareas específicas. computadora con elementos específicos de hardware

MENTE Y CEREBRO 92 N.O 89 - 2018


RETROSPECTIVA

Investigación del cerebro dividido

1940: Algunos investiga- 1962-1967: Michael S. ma o «relato» de los suce- 1989: Steven J. Luck, por
dores demuestran que las Gazzaniga (izquierda), Jo- sos que acontecen en su entonces en la Universi-
descargas epilépticas pasan seph Bogen (1926-2005; interior a partir de la in- dad de California en San
de un hemisferio a otro a derecha) y Sperry adaptan formación disponible en Diego, constata que cada
través del cuerpo calloso. los protocolos experimen- un momento dado. Tam- hemisferio posee un cen-
Dos neurocirujanos, Wi- tales diseñados para ex- bién proponen que esta tro independiente para la
lliam van Wagenen y Yorke plorar a animales al estu- función es la base de la atención, incluso después
Herren, de la Universidad dio de pacientes tratados tendencia humana de bus- de la callosotomía.
de Rochester, llevan a cabo con callosotomía. car explicaciones a los
la primera callosotomía a hechos que acontecen.

ISTOCK / ANTHIACUMMING
pacientes con epilepsia.
1981: Sperry obtiene el
1944: El psiquiatra y neu- premio Nobel de medici-
rólogo Andrew J. Akelaitis na y fisiología por sus
Cuerpo
describe, por primera vez, descubrimien­ calloso
los efectos cognitivos de la tos sobre­la
callosotomía. especializa- 2003: Michael Corballis,
1971: Gracias a las prue- ción de los de la Universidad de
1956-1958: Roger Spe- bas que Gazzaniga efec- hemisferios Auck­land, sugiere la exis-
rry (1913-1994), biólogo túa a sus pacientes con cerebrales. tencia de un «intérprete»
especializado en el estudio callosotomía parcial se en el hemisferio derecho,
del comportamiento ani- descubre que todas las 1982: Jeffrey D. Holtz- que explica el predominio
mal, elabora algunas eva- secciones del cuerpo ca- man, de la Universidad de esta parte del cerebro
luaciones para analizar el lloso cumplen una fun- Cornell, demuestra que en las competencias vi-
cerebro dividido en mode- ción específica. los recursos para el pro- suoespaciales. Como la
los animales (ratas, gatos cesamiento de la infor- percepción visual es fun-
y monos). 1978: Gazzaniga y Joseph mación son compartidos damentalmente ambigua,
E. LeDoux introducen el por los dos hemisferios, este intérprete utiliza las
Cerebro concepto de «intérprete» incluso después de que percepciones para crear
de gato en el hemisferio izquier- estos sean separados qui- una representación verí-
do, porque crea un esque- rúrgicamente. dica del mundo.

dedicados a cometidos concretos. Se parece más a una experimentos neurocientíficos, sabemos qué debemos
red de ordenadores conectados entre sí mediante cables investigar y dónde debemos mirar. H
de banda ancha. La conexión de las diversas regiones © Mente & Cervello
activas del cerebro reviste importancia para el buen fun-
cionamiento del módulo único. Entre los pacientes con
cerebro dividido se aprecian efectos de una desconexión PA R A S A B E R M Á S
casi total, pero sin daños para los módulos únicos.»
¿Y los pacientes de Gazzaniga? Tras someterse a una Some functional effects of sectioning the cerebral commissures
in man. M. S. Gazzaniga, J. Bogen y R. Sperry en PNAS, vol. 48,
operación hoy casi abandonada debido a la existencia de n.o 10, págs. 1765-1769, 1962.
tratamientos más eficaces, van envejeciendo. Alguno ha
Principles of human brain organization derived from split-brain
muerto ya; otro ha sufrido un ictus. Con todo, la edad
studies. M. S. Gazzaniga en Neuron, vol. 14, n.o 2, p. 217-228, 1995.
avanzada dificulta que puedan afrontar largas sesiones
de test y evaluaciones. En la actualidad, para estudiar el Fourty-five years of split-brain research and still going strong. M. S.
Gazzaniga en Nature Reviews Neuroscience, vol. 6, p. 653-659, 2005.
funcionamiento de cada hemisferio, se dispone de técni-
cas más eficaces y menos invasivas, como la resonancia A tale of two halves. David Wolman en Nature, vol. 483,
magnética funcional o la estimulación magnética trans- págs. 260-263, 2012.
craneal, la cual se aplica también en personas con el
EN NUESTRO ARCHIVO
cuerpo calloso intacto. Pero gracias a esta historia de
Gazzaniga y a su paciencia para llevar a cabo decenas de Dos cerebros en uno. M. S. Gazzaniga en IyC, septiembre de 1998.

MENTE Y CEREBRO 93 N.O 89 - 2018


LIBROS

explorando cuestiones sobre el tiempo, vamos aprendien-


do que nuestras intuiciones y teorías revelan aspectos de
YOUR BRAIN la naturaleza del tiempo a la par que nos revelan la arqui-
IS A TIME ­MACHINE tectura y limitaciones del cerebro. El cerebro de los ani-
THE NEUROSCIENCE males, humanos incluidos, está mejor equipado para
AND PHYSICS OF TIME navegar, sentir y representar y comprender el espacio que
Por Dean Buonomano el tiempo. De hecho, una de las teorías de cómo el ser
W.W. Norton & Company, humano llegó a comprender el concepto de tiempo de-
Nueva York, 2017 clara que el cerebro cooptó los circuitos preexistentes para
representar y comprender el espacio. Todas las culturas
Tiempo cerebral emplean metáforas espaciales para hablar del tiempo.
¿Fundamenta el tiempo físico? También para los científicos, el tiempo es más com-
plicado que el espacio. Isaac Newton creía en la existen-

E
n nuestra conversación diaria hablamos de ganar cia de un tiempo absoluto, cuya naturaleza fluye sin re-
tiempo, matar el tiempo, atenerse al tiempo, no lación alguna con nada externo. El tiempo se aplicaba
tener tiempo, seguir el tiempo, tiempo de descan- por igual en todos los puntos del espacio. El universo
so, comprar tiempo, buenos tiempos, viajes a lo largo del newtoniano era determinista: el tiempo pasado y futuro
tiempo, tiempo de comer, tiempo libre, etcétera. Filóso- podía en principio estar determinado desde el presente.
fos y científicos, por su parte, remiten a un tiempo sub- Contra toda intuición, Albert Einstein estableció que el
jetivo, tiempo objetivo, tiempo propio, coordenada del tiempo era relativo.
tiempo, tiempo sideral, tiempo emergente, percepción Buonomano, profesor de neurobiología y psicología en
del tiempo, tiempo relativista, células del tiempo, dilata- la Universidad de Los Ángeles, asocia el cerebro a una
ción del tiempo, tiempo de reacción o espaciotiempo. máquina del tiempo, de acuerdo con cuatro funciones
Aunque es un nombre común, no existe acuerdo en su características: constituye un mecanismo que recupera el
definición. Ese reto ya quedó sentenciado hace 1600 años pasado para predecir el futuro, computa el paso del tiempo,
por san Agustín: «¿Qué es, pues, el tiempo? Si alguien me crea el sentido del mismo y nos permite viajar con la men-
lo pregunta sé lo que es. Si me propongo explicárselo a te hacia atrás y hacia delante. Porque el tiempo es crítico
quien me lo pregunta, no lo sé». ¿Existe realmente o se para la función cerebral, su computación se lleva a cabo en
trata de un constructo humano? ¿Cómo lo racionaliza los niveles más profundos del sistema nervioso: sinapsis,
nuestro cerebro? ¿Dependen las teorías actuales sobre el neuronas y circuitos. No tiene sentido preguntarse qué
mundo de la forma en que nuestro cerebro percibe el con- parte del cerebro computa el tiempo porque la mayoría de
cepto de tiempo? A tenor de lo defendido por el autor de los circuitos cerebrales lo computan, de un modo u otro.
Your brain is a time machine. The neuroscience and physics De acuerdo con el principio de reloj múltiple, y a dife-
of time, el cerebro humano constituye un sistema comple- rencia de nuestros relojes manufacturados que computan
jo que no solo computa el tiempo, sino que lo crea. Cons- el tiempo de milisegundos a años, el cerebro presenta una
truye nuestro sentido del flujo cronológico y permite un serie de mecanismos que lo van calculando en diferentes
viaje mental: simula el pasado y aventura el futuro. Unas escalas; dentro de un mismo espectro temporal puede
tareas esenciales no solo para desenvolvernos, sino también incluso haber distintos circuitos para la cronometría, según
para la evolución de la raza humana; sin capacidad de la tarea que el cerebro esté ejecutando en ese momento. El
adelantarse al mañana, la humanidad no hubiera fabricado reloj salido del taller posee componentes distintos de
herramientas ni inventado la agricultura. El cerebro ha sido los relojes cerebrales. Aquel se apoya en el cómputo de los
diseñado para navegar en un mundo en cambio constante pasos consecutivos de un oscilador: cuanto más rápido es
mediante la predicción de qué sucederá y cuándo. el período del oscilador, más pasos a contar.
Los físicos inquieren por qué parece fluir en un sentido, En biología, Charles Darwin incorporó el tiempo en
si el viaje en el tiempo es posible y si acaso el tiempo exis- forma de evolución y dinámica. Todas las especies se
te. Neurocientíficos y psicólogos pretenden entender qué encontraban en movimiento incesante: mutación, evo-
significa sentir el paso del tiempo, de qué modo el cerebro lución, extinción. También la neurociencia y la psicología
computa el tiempo y por qué solo los hombres se proyec- incorporaron progresivamente el concepto de tiempo.
tan mentalmente hacia el futuro. El tiempo está en el co- William James dedicó un capítulo de su magnum opus
razón de la cuestión sobre el libre albedrío: ¿es el futuro The principles of psychology, publicado en 1890, a la per-
un camino abierto o está predeterminado por el pasado? cepción del tiempo. El problema del tiempo en neuro-
Aunque el cerebro es una masa gelatinosa de unos ciencia y psicología no es un problema solo, sino un
100.000 millones de neuronas confinadas en el cráneo, es conjunto de problemas interconexos entre sí que se re-
el ingenio más complejo del universo. A medida que vamos fieren a la forma en que el cerebro computa el tiempo,

MENTE Y CEREBRO 94 N.O 89 - 2018


genera patrones temporales complejos, percibe conscien- zaron, en los años ochenta, un gen, denominado period,
temente el flujo del tiempo, recoge el pasado y piensa que codifica una proteína (PER) que se forma cada noche
sobre el futuro. Pensemos en cómo el cerebro almacena para ser degradada a la mañana siguiente. Identificaron,
los recuerdos. En tanto en cuanto los recuerdos pertene- además, otros componentes del reloj circadiano.
cen a experiencias del pasado, la memoria se encuentra Dos son las principales teorías filosóficas sobre la
inextricablemente unida al tiempo. La función evolutiva naturaleza del tiempo: presentismo y eternalismo. El
de la memoria consiste, sensu stricto, en permitir antici- presentismo afirma que solo el presente es real. En su
parnos a lo que sucederá, cuándo sucederá y la mejor marco, el pasado es la configuración del universo que
manera de responder cuando el acontecimiento suceda. existió y el futuro se refiere a una configuración que está
Todos los organismos multicelulares poseen relojes por determinar. El eternalismo establece que pasado y
circadianos. Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael futuro son tan reales como el presente. El presente no
Young ganaron el Nobel de medicina de 2017 por su goza de ningún privilegio; bajo el eternalismo, el presen-
trabajo sobre los ritmos diarios de las células, los relojes te, ahora, es al tiempo lo que aquí es al espacio.
circadianos. Los tres investigadores aislaron y caracteri- —Luis Alonso

su opinión, hubo cinco avances distintivos en los dos


millones de años de historia del linaje de los homininos,
EVOLVING BRAINS, desde Homo habilis y culminando en Homo sapiens, hace
­EMERGING GODS aproximadamente unos 40.000 años, con el desarrollo de
EARLY HUMANS AND THE la memoria autobiográfica (capacidad de proyectarnos a
ORIGINS OF RELIGION nosotros mismos hacia atrás y hacia el futuro en el tiempo).
Por E. Fuller Torrey El psicoanalista Carl Jung (1875-1961) sostenía que
Columbia University Press, todas las edades que nos precedieron creyeron en seres
Nueva York, 2017 sobrenaturales. ¿Tenían deidades los homininos que nos
antecedieron? No, declara Patrick McNamara, para quien
Evolución de la religión una de las características distintivas de Homo sapiens,
Mecanismos cerebrales subyacentes que nos separaron de nuestros precursores, fue la religión.
Religión es un término amplio e impreciso que abarca

L
a antropología cultural, disciplina donde abundan desde un sentimiento de espiritualidad hasta un conjun-
las hipótesis e interpretaciones, anda siempre a la to de creencias y ritos. La introducción del concepto de
búsqueda de datos incontrovertibles que apuntalen deidad propició el culto religioso.
sus enunciados. Se trate de lazos familiares, de las rela- Frente a las tres grandes religiones monoteístas (ju-
ciones sociales o del sistema de creencias de los pueblos daísmo, cristianismo e islamismo), las religiones politeís-
primitivos, no faltan las discrepancias entre los expertos. tas de la antigüedad contaban con un abigarrado reper-
Para unos, apoyados en razones anatómicas, por ejemplo, torio de dioses ubicuos. Habitaban en el firmamento, en
es incontrovertible que el lenguaje empezó con Homo las profundidades de la tierra, en bosques, montañas y
sapiens. Daniel Everett plantea la hipótesis de que comen- mares. Unos estaban asociados a un determinado lugar,
zara con Homo erectus, el hominino trashumante que otros a fuerzas de la naturaleza o a propiedades humanas.
vivió entre hace dos millones y 143.000 años. (El término El panteón romano contaba con tres dioses vinculados con
homínido designa los grandes simios, humanos incluidos; distintas labores estacionales de los campos: Vervecator,
la palabra homininos se restringe a la línea humana, Reparator e Imporcitor; había otro relacionado con la
incluido Homo sapiens y todos nuestros antepasados siembra (Insitor), otro con el abono del agro (Sterculinius),
inmediatos, que se separaron de los grandes simios hace otro con el desbroce (Sarritor), otro con la recolección del
seis millones de años.) Basado en pruebas arqueológicas, grano (Messor) y otro con su almacenamiento (Conditor).
antropológicas y neurocientíficas, asevera que el lengua- Quizás el paroxismo de la especialización divina lo hayan
je no es innato, sino una creación cultural que emergió alcanzado los polinesios de Tonga, que rendían culto a un
de forma sinérgica a través de un sistema inventado de dios de los ladrones para que los protegiera.
símbolos, gestos y entonación. Desde un punto de vista evolutivo, sostiene Fuller Torrey
E. Fuller Torrey combina, en Evolving brains, emerging que tales deidades son creación del cerebro. Surgieron
gods, aspectos de neurociencia, arqueología, antropología cuando el cerebro había cubierto cinco etapas evolutivas.
e historia de las religiones para ofrecer una respuesta Primera, con Homo habilis, los homininos experimentaron
evolutiva sobre la creencia y el origen de las religiones. En un incremento notable de su tamaño cerebral e inteligen-

MENTE Y CEREBRO 95 N.O 89 - 2018


LIBROS

cia general. Se supone que su volumen cerebral se hallaba los avances alcanzados por sus precursores, sumaba una
en torno a los 630 centímetros cúbicos. Los útiles que fa- capacidad verbal rudimentaria. Sus puntas de lanza,
bricaban les permitían descuartizar las presas. Divergían agudas, se combinaban con útiles de origen óseo. Engar-
de manera destacada de sus antepasados primates. zaban cuentas para collares y brazaletes. Se adentraron
Luego, con Homo erectus, hace unos 1,8 millones de mar abierto en embarcaciones elementales.
años, los homininos desarrollaron una consciencia del Por fin, hace unos 40.000 años, Homo sapiens se hizo
yo, es decir, de su propia identidad y existencia. Bastante con una memoria autobiográfica. De entonces datan los
más alto que habilis, tenía un cerebro también más po- primeros ejemplos de pinturas rupestres. Desarrolló el arco
deroso (entre 750 y 1250 centímetros cúbicos) y un esti- y la flecha. Prestó especial atención al embellecimiento
lo de vida enteramente terrestre. Fabricaron bifaces y las personal. Enterró intencionadamente a sus difuntos, ad-
primeras armas de caza. Controlaron el uso el fuego. juntando bienes para la travesía al más allá. Y, sin duda, se
Con Homo arcaico, hace unos 200.000 años, se adquirió preguntaba quién era, de dónde venía y qué pasaba tras la
consciencia del conocimiento del otro, la llamada teoría de muerte. Tuvo en ello que ver la importancia adquirida por
la mente, avance auspiciado por el desarrollo de materia el hipocampo, amígdala y giro parahipocámpico merced
blanca. Se engloban aquí, entre otros, Homo heidelbergen- al desarrollo de la materia blanca conectora.
sis y Homo neanderthalensis. De fuerte complexión, seguían En cada nueva etapa de su evolución, los homininos
a las manadas en verano y se refugiaban en cavernas du- manifestaron nuevos comportamientos, como la introduc-
rante los inviernos. Refinaron los útiles líticos y extendieron ción del sentido estético hace 100.000 años, expresado en
el uso del fuego. Se preocupaban de los desvalidos y ente- la creación de collares de conchas. La adquisición de me-
rraban a los muertos. Su cerebro no solo era mayor que el moria autobiográfica y otras habilidades cognitivas con-
de sus precedentes, sino que estaba conformado de una dujo a la revolución agrícola de hace unos 12.000 años. Lo
manera diferente, con notable desarrollo del área parietal. que comportó la creación de asentamientos. Y, al vivir en
La teoría de la mente llevaría al concepto de seres superio- un lugar determinado, cobró importancia el culto a los
res que explicarían fenómenos espectaculares como los muertos. En determinado momento, hace unos 7000 o
rayos, así como las ideas de bendición o castigo. 10.000 años, algunos de nuestros antepasados prominentes
Con Homo sapiens primitivo, hace unos 100.000 años, cruzaron una línea invisible y comenzaron a ser conside-
nuestro linaje adquirió una capacidad introspectiva para rados dioses. Así, hace unos 6500 años, aparecen los pri-
reflexionar sobre sus propios pensamientos. Esta teoría meros testimonios de innumerables dioses, señores de la
de la mente de segundo orden instaba la creencia en vida y la muerte. Muy pronto, los políticos se percataron
fuerzas poderosas, antropomorfizadas, de dioses que de la importancia de los dioses en el gobierno de la comu-
reclamaban culto. Vivía en pequeños grupos diseminados nidad. Desde entonces, política y religión se interrelacionan.
por África, Asia sudoriental, Oriente Medio y Europa. A —Luis Alonso

Novedades Otros títulos sobre psicología y neurociencias

CUANDO NADA APOROFOBIA,


TIENE SENTIDO EL RECHAZO AL POBRE
Reflexiones sobre el suicidio Un desafío para la democracia
desde la logoterapia
Adela Cortina
Alejandro Rocamora Ediciones Paidós, 2017
Colección Sedendipity Mayor, ISBN 9788449333385
Desclée De Brouwer, 2017 200 págs. (18,90 euros)
ISBN 9788433029485
176 págs (11,40 euros)

LA ENTREVISTA EN NIÑOS PSICOSIS


Y ADOLESCENTES Delirios, alucinaciones, paranoias,
Habilidades y estrategias para sectas y estigmas
el diagnóstico eficaz del DSM-5 Juan Rojo Moreno
James Morrison y Kathryn Flegel Pirámide, 2018
Manual Moderno Editorial, 2017 ISBN 9788436838831
ISBN 9786074486605 216 págs. (18,50 euros)
497 págs. (35 euros)

MENTE Y CEREBRO 96 N.O 89 - 2018


PRÓXIMAMENTE

Mente y Cerebro n.o 90, mayo de 2018

Psicología

El sentido de la vida
Las personas que conceden un sentido a su
vida, no solo viven más felices; también gozan
de mejor salud. Cada vez más estudios reve-
lan que las personas que encuentran un signi-

GALLERY STOCK / HOWARD MCALPINE


ficado a su existencia sufren menos estrés y
presentan un menor riesgo de padecer una
demencia o una enfermedad cardiovascular.
Por Patricia Thivissen

NUEVA SECCIÓN: Caso clínico


Neurociencia
La mujer que dejó
Pequeño gran cerebro de articular palabras
El cerebelo todavía alberga numerosos
La Sra. W. perdió la capacidad
enigmas para los científicos. Al parecer,
de pronunciar correctamente
además de controlar nuestra motrici-
las palabras, pero no se olvidó
dad fina, también interviene en múlti-
ISTOCK / ALDOMURILLO

de ellas ¿La causa? Una forma


ples procesos cognitivos y emocionales.
de afasia degenerativa que
Por Joachim Retzbach
­intriga a los investigadores.
Por Laurent Cohen

Adicción
Pastillas contra el alcoholismo
YOUSUN KOH

Hasta ahora se consideraba la abstinencia como


una premisa para el tratamiento farmacológico del
­alcoholismo. En la actualidad, se investigan novedosos
fármacos para ayudar a los afectados, al menos, a
­reducir el consumo de alcohol. Por Anneke Meyer

Mente y Cerebro DISTRIBUCIÓN


para España:
Colaboradores de este número
Directora general: Pilar Bronchal Garfella Asesoramiento y traducción:
LOGISTA, S. A.
Directora editorial: Laia Torres Casas Pol. Ind. Polvoranca - Trigo, 39, edificio B Noelia de la Torre: Encefaloscopio, Cambios sensoriales en la gesta-
Ediciones: Yvonne Buchholz, Anna Ferran Cabeza, 28914 Leganés (Madrid) ción, La importancia del canal de comunicación, Compartir el tra-
Ernesto Lozano Tellechea, Bruna Espar Gasset Teléfono 916 657 158 tamiento, ¿Por qué suenan extrañas las palabras familiares si se re-
Producción: M.a Cruz Iglesias Capón, Albert Marín Garau para los restantes países: piten una y otra vez?, Expertos en caras, Sadomasoquismo, ¿un
Secretaría: Purificación Mayoral Martínez Prensa Científica, S. A. trastorno sexual?; Federico Fernández Gil: «El deporte beneficia a
Administración: Victoria Andrés Laiglesia Muntaner, 339 pral. 1.a - 08021 Barcelona los astronautas», Escepticismo en torno al estudio de la consciencia,
Suscripciones: Concepción Orenes Delgado, Olga Blanco Romero Contracepción con repercusiones; Luis Bou: La microbiota materna
PUBLICIDAD
influye en el riesgo de alteraciones en la conducta del bebé, Sueños de
EDITA Prensa Científica S. A. Julio Verne; Francesc Asensi: Cómo se forja la personalidad, El cere-
Prensa Científica, S.A. Tel. 934 143 344 bro del bebé revela cómo se forma la mente; Ignacio Navascués: Las
Muntaner, 339 pral. 1.a publicidad@investigacionyciencia.es dos mitades del cerebro
08021 Barcelona (España)
Teléfono 934 143 344 Fax 934 145 413
e-mail precisa@investigacionyciencia.es SUSCRIPCIONES Copyright © 2018 Spektrum der Wissenschaft ­Verlagsgesellschaft mbH,
www.investigacionyciencia.es Prensa Científica S. A. D-69126 Heidelberg
Muntaner, 339 pral. 1.a Copyright © 2018 Prensa Científica S.A.
08021 Barcelona (España) Muntaner, 339 pral. 1.a 08021 Barcelona (España)
Gehirn und Geist Teléfono 934 143 344
Fax 934 145 413 Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción en todo o en parte
Chefredakteur: Carsten Könneker (verantwortlich) www.investigacionyciencia.es
Artdirector: Karsten Kramarczik por ningún medio mecánico, fotográfico o electrónico, así como cualquier clase
Redaktionsleitung: Hartwig Hanser de copia, reproducción, registro o transmisión para uso público o privado, sin la
previa autorización escrita del editor de la revista.
Redaktion: Steve Ayan, Katja Gaschler, Anna von Hopffgarten,
PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
Andreas Jahn, Liesa Klotzbücher, Daniela Zeibig España Extranjero ISSN edición impresa: 1695-0887 ISSN edición digital: 2385-5681
Freie Mitarbeit: Joachim Retzbach 6 ejemplares 35,00 € 50,00 € Dep. legal: B. 39.017 – 2002
Schlussredaktion: Christina Meyberg, Sigrid Spies, 12 ejemplares 65,00 € 100,00 €
Patrick Trappendreher; Katharina Werle Ejemplares sueltos: 6,90 euros. Imprime Rotocayfo (Impresia Ibérica)
Bildredaktion: Alice Krüßmann, Anke Lingg, Gabriela Rabe El precio de los ejemplares atrasados es el mismo que el de los actuales. Ctra. de Caldes, km 3 - 08130 Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona)
Geschäftsleitung: Markus Bossle, Thomas Bleck Printed in Spain - Impreso en España
N.o 19
a la venta
en tu
quiosco

También puedes adquirirlo en


www.investigacionyciencia.es
administracion@investigacionyciencia.es