Sei sulla pagina 1di 7

QUÉ ES LA BIOS

La BIOS de la motherboard es un chip especial que guarda configuración inicial de la


computadora.
La BIOS es el sistema básico de entrada/salida (Basic Input-Output System) y ya viene
incorporado a la placa base a través de la memoria flash. Es básicamente la encargada
del manejo y configuración de la placa base y sus componentes.
El funcionamiento de la BIOS es muy simple, este se ejecuta cada vez que se reinicia la
computadora, el procesador encuentra la instrucción en el vector de reset y ejecuta la
primera línea de código del BIOS que es de salto incondicional y remite a una dirección más
baja en la BIOS.
FUNCIONAMIENTO
Entrada de la Bios
La BIOS ejecuta procedimientos diferentes y esto dependerá de cada fabricante, pero en
general lo que hace es cargar una copia del firmware hacia la memoria RAM ya que esta
última es mucho más rápida y realiza la detección y configuración de dispositivos que puede
contener un sistema operativo mientras realiza una búsqueda del mismo.
La BIOS puede ser accedida mediante la RAM-CMOS del sistema, allí el usuario puede
realizar cambios en las configuraciones del sistema, por ejemplo: ajustar la fecha y hora en
tiempo real y tener más detalle de algunos componentes como ventiladores, buses y
controladores.
Los sistemas operativos están escritos en 32 y 64 bits por lo que se vuelven incompatibles
con los controladores de hardware de la BIOS que están en 16 bits y que se cargan durante
el arranque, por lo tanto, lo sistemas operativos se encargan de reemplazarlos por sus
propias versiones.
Normalmente los fabricantes de motherboard durante su proceso de renovación de lotes
detectan algunos problemas insignificantes pero que deben ser corregidos y esto lo hacen
a través de la publicación de revisiones del BIOS o actualizaciones que se encargan de
mejorar los controladores o de solucionar cualquier otro tipo de problema detectado.
Algunos parámetros de la BIOS se pueden modificar
Las actualizaciones de firmware pueden adquirirse por medio de las compañías que fabrican
las motherboard a través del internet y debe tenerse mucho cuidado cuando se realiza una
actualización pues un mal procedimiento puede causar que la motherboard no
arranque.
Para evitar inconvenientes de este tipo algunos fabricantes utilizan un sistema denominado
bootblock que es una parte de la BIOS que no es actualizable como el resto del firmware
con el fin de proteger de daños.
Además del firmware BIOS de la placa base otros dispositivos como tarjetas de video, red
y otras tienen su propio firmware que con ayuda de la BIOS principal hacen que los
dispositivos funciones correctamente.

Tipos de BIOS
El concepto BIOS deriva de las iniciales de Basic Input/Output System (sistema básico de
entrada y salida) y es un chip cuyo propósito consiste en posibilitar el inicio de una computadora
sin que sea necesaria la utilización de algún dispositivo externo. Por otro lado, es responsable de la
regulación del flujo de información entre los elementos que conforman la placa madre.

Los tipos de BIOS más comunes son:

ROM ( READ ONLY MEMORY): esta clase de BIOS puede ser grabado únicamente cuando se
confecciona el chip. Al definirse como una memoria no volátil, los datos contenidos en ella no son
susceptibles de alteración. Como consecuencia al apagarse el sistema, la información no se perderá,
ni estará sujeta al correcto funcionamiento del disco. A partir de esto, es garantizada su
disponibilidad, aun sin requerir algún recurso externo para el inicio del equipo.

EPROM (ERASABLE PROGRAMMABLE READ-ONLY MEMORY), y EEPROM


(ELECTRICALLY ERASABLE PROGRAMMABLE READ-ONLY MEMORY): estos tipos de
memoria son de caracter regrabable, pudiendo programarse a partir de impulsos eléctricos. El
contenido de éstas es removible por medio de su exposición a luces ultravioletas.
Las memorias EPROM son programadas a través de la inserción del chip en un programador de
EPROM, incluyendo además, las activación de todas las direcciones del mencionado chip.

Con respecto a la duración del borrado que puede llevarse a cabo en estas memorias, el mismo oscila
entre 10 y 25 minutos.

FLASH BIOS: la memoria flash es la más utilizada en la actualidad. Esta clase de memoria se
incluye en la categoría de las volátiles. La misma cuenta con la capacidad de ser regrabada, sin el
empleo de dispositivo de borrado alguno. Consecuentemente, es posible actualizarla de manera
permanente y fácil.

OTRAS CLASES DE BIOS: existen ciertos BIOS de última generación llamados PnP (Plug and
Play) BIOS o PnP aware BIOS, los cuales tienen la capacidad de reconocer de manera automática
un dispositivo exterior (hardware), asignándole al mismo aquellos recursos que se consideren
necesarios para su funcionamiento.

CÓMO CONFIGURAR LA BIOS DE TU ORDENADOR


La BIOS, tal y como la conocemos actualmente, está presente desde los primeros PC. Su
función es configurar el hardware instalado en tu ordenador y hacer que todos funcionen
correctamente al iniciar el sistema operativo. Por ello, es importante conocer los aspectos
básicos de su configuración.
1: ¿Cómo accedo a la BIOS de mi ordenador?
Antes de aprender cómo configurar la BIOS de
tu ordenador, es conveniente aprender cómo
acceder a la BIOS.
Dado que los fabricantes instalan distintas
versiones de BIOS en sus placas base, la forma de
acceder a ellas puede variar, dependiendo de cada
fabricante de la placa. En algunos ordenadores se
accede pulsando la tecla F2 antes de que se inicie
el sistema, en otros se usa la tecla F12, en otros la
tecla Borrar, etc.
Consulta el manual de instrucciones de tu ordenador o de tu placa base para saber cómo
acceder a la BIOS. Además, los fabricantes eliminan o modifican los menús de la BIOS,
dependiendo de las prestaciones de cada placa base. Por tanto, aun siendo del mismo
fabricante, no podemos garantizar que encontrarás todas las opciones que te detallamos, ni
que lo hagan con el mismo enunciado que te las mostramos, aunque seguramente será
sencillo relacionarla con la función indicada.
2: Inicia tu PC desde un USB o disco DVD
Una de las funciones más útiles a configurar en tu ordenador es desde qué unidad debe
iniciarse el sistema operativo.
Esta configuración te permitirá ejecutar un LiveUSB de Linux desde unidades conectadas
por USB o desde el DVD de instalación de un sistema operativo.
La prioridad de inicio indica el orden en el que el gestor de arranque analiza las unidades
conectadas en busca de un sistema operativo. Como norma general, el primer lugar dónde
buscará será en el disco duro interno de tu ordenador y cargará el sistema operativo que
tengas instalado en él.
Puedes establecer que, antes de buscar en el disco duro interno, lo haga en la unidad de
disco o en una unidad USB.
Accede a la BIOS y busca el apartado Boot Setup. Aquí, podrás establecer el orden de
dispositivos de inicio.
Puedes establecer el orden que quieras, pero si te gusta probar distros Linux, puedes
hacer que al inicio se comprueben las conexiones USB e inicar el ordenador desde la
unidad USB que contiene la distro de Linux, antes que desde tu disco duro interno. Para
ello, elige USB-HDD en la lista de opciones de First boot Device. Para Second Boot Device,
elige la unidad de CD o DVD, para que busque en ella archivos de inicio del sistema. Por
último, elige Hard Disk para la opción Third Boot Device. De ese modo, si el gestor de
arranque no encuentra un sistema operativo en ninguna de las opciones anteriores, buscará
e iniciará desde el sistema operativo instalado en tu disco duro.
Si tienes varios discos duros instalados, también deberás configurar en cuál de ellos debe
buscar primero. Para ello utiliza la opción Hard Disk Boot Priority. Cuando termines, pulsa
F10 y confirma todos los cambios realizados.

3: Activa los perfiles XMP de la RAM


Si has actualizado la memoria RAM y has comprado una con mayor frecuencia (más rápida),
debes asegurarte de que la placa base la configurará para que funcione a la frecuencia
correcta y no a una inferior.
Los equipos con procesadores Intel, cuentan con una función que ajusta de forma
automática todos los parámetros necesarios para que la memoria RAM funcione a una
frecuencia determinada que establece el fabricante.
Esta configuración automática es el perfil XMP (Xtreme Memory Profile).
Si tu memoria RAM cuenta con esta característica, y tu placa base tiene soporte para esta
tecnología, podrás activar este perfil para que la memoria se configure automáticamente.
Para activar el perfil XMP, accede a la BIOS y entra al apartado Advanced Frecuency
Settings. Aquí encontrarás las opciones necesarias para modificar las frecuencias del
procesador y de la memoria RAM por lo que no debes modificar nada si no está
absolutamente seguro de lo que haces. Ahora busca la opción Extreme Memory Profile y
elige el perfil de configuración XMP adecuado para que la memoria RAM funcione a la
frecuencia que el fabricante indica para ese módulo.

4: Ajusta la frecuencia y latencia de tu RAM


Si tu placa base no soporta el uso de los perfiles XMP, deberás configurar la frecuencia
de la memoria RAM en la BIOS.
Para ello se utilizan unos factores de multiplicación llamados SPD (Serial Presence Detect).
Es posible que, en origen, la placa base configure automáticamente la memoria RAM para
trabajar a una frecuencia inferior que la que prometía el fabricante. Para que funcionen a la
frecuencia correcta, debes aumentar el multiplicador SPD.
Hazlo desde el apartado Advanced Memory Settings de la BIOS. Aquí encontrarás las
opciones necesarias para configurar la memoria RAM.
Busca la opción System Memory Multiplier (SPD) y aumenta el valor multiplicador, hasta
conseguir la frecuencia prometida por el fabricante del módulo de memoria RAM.
Para evitar posibles fallos, asegurate de que las latencias de la memoria están bien
configuradas. Accede a las opciones Timing Settings de cada uno de los canales de
memoria que ocupan los módulos instalados y confirma que son las latencias correctas.
Encontrarás estos valores de latencia en una etiqueta adherida al módulo de memoria o en
las especificaciones técnicas que indica el fabricante.

5: Controla la temperatura de tu ordenador


Otro aspecto importante a la hora de saber cómo configurar la BIOS de tu ordenador es
el relativo a los sensores de tu PC.
En el apartado PC Health Status de la BIOS encontrarás las opciones necesarias para
configurar los sensores de temperatura de tu equipo. De esa forma, podrás activar una
alarma que te avisará cuando el procesador tiene una temperatura peligrosa o hacer que el
ventilador que lo refrigera funcione a diferentes revoluciones (y ruido) en función de la carga
de trabajo del procesador.
Comienza por activar la alarma de temperatura. Busca la opción CPU Warning Temperature
y elige una temperatura de entre 80 y 90ºC.
Ahora, activa la función CPU Smart FAN Control para que la placa controle las revoluciones
del ventilador del procesador. Después, en la opción CPU Smart FAN Mode activa el modo
de control que soporte el ventilador que refrigera el procesador. Si no sabes cuál elegir,
déjalo en Auto y la placa base lo gestionará de la forma más adecuada.