Sei sulla pagina 1di 1

Visión antropológica de los conquistadores

La visión que los europeos, particularmente los españoles, tuvieron acerca de aquellos que
“descubrieron” en las tierras que ellos mismos llamaran América, en honor a Américo
Vespucio; y aunque se trate de la visión del europeo acerca del otro, esta visión, no es tal,
única sino múltiples miradas. No es la misma mirada la de Colón, el “descubridor” de la
tierras, más no de la gente que las habitaba; a la mirada de los conquistadores como Hernán
Cortés, conquistador de México; a las miradas de los misioneros, como Bartolomé de Las
Casas, o la de Duran, un “mestizo cultural”, o a la Sahagún, que podría parecer más cercana
al trabajo que realizaría un etnógrafo contemporáneo.

“No pienso que el relato de la conquista de América sea ejemplar en el sentido de que podría
representar una imagen fiel de nuestra relación con el otro; no solo Cortés no es igual a
Colón, sino que nosotros ya no somos iguales a Cortés. Dice el dicho que si se ignora a la
historia se corre el riesgo de repetirla; pero no por conocerla se sabe que es lo que se debe
hacer.”
Los españoles se creen seres superiores, por lo menos más que los indígenas (tal vez en
cierta manera es verdad); así que son los indígenas para los españoles “seres inferiores”,
sean estos buenos o malos. Son estos indios los que deben asimilar la cultura española y no
al contrario, aunque pueden existir algunos casos en los que suceda lo opuesto, como fue
para Guerrero. La gran contradicción de Colón es “si tantos países han buscado el honor de
ser su patria, es porque no tenía ninguna”, es decir, Colón mismo fue un extranjero en su
propio continente