Sei sulla pagina 1di 19

AGUAS RESIDUALES EN LA INDUSTRIA PAPELERA

Vertidos de aguas residuales de la Industria Papelera

El Sector Papelero usa más de 500 variedades de papel para más de


300 usos finales como en la:

 PRENSA

 IMPRESIÓN Y ESCRITURA

 HIGIENICOS Y SANITARIOS

 PARA CARTON ONDULADO

 SACOS

 CARTONCILLO

 OTROS

Los vertidos líquidos son el principal aspecto ambiental de la


fabricación de papel. El agua es totalmente imprescindible para la
fabricación de papel ya que sirve como medio de transporte,
desintegración y formación del papel. El sector papelero tiene una larga
tradición en la aplicación de medidas de eficiencia en el uso del agua.

Desde 1990 la producción de papel ha crecido un 50% ..... pero el


uso de agua se ha reducido en cifras absolutas en casi un 40%. !!
El Agua y la Industria del Papel

Desde 1990 la utilización promedio de agua para fabricar una tonelada


de papel ha pasado de 33 m3/tonelada a ...10 m3/ton.

El esfuerzo tecnológico del sector papelero en relación con la eficiencia


en el uso del agua ha sido espectacular.

Utilización de agua en el sector papelero

Agua Utilizada = Agua Vertido + Agua Consumo

Los parámetros significativos de los vertidos del sector papelero

son:

• Caudal

• DQO – (DBO5)

• SST

• AOX (solo significativo en la fabricación de celulosa blanqueada)

Otros parámetros son de muy menor orden de magnitud y sirven


para refrendar inequívocamente la inexistencia de sustancias
peligrosas en el vertido de las aguas de fabricación de papel.

Factores de los vertidos en el sector papelero

- Tipología de producción y proceso (Pasta/Papel y subcategorías).

- Fabricas nuevas o reformadas.

- Fabricas grandes o pequeñas.


- Grado de cierre de circuitos y de medidas internas en proceso.

- Factores locales (medio receptor, colectores depuradoras municipales )

Características de los vertidos en el sector papelero

- La Industria Papelera se caracteriza porque crece reformando sus


instalaciones y raras veces cambia la totalidad de su maquinaria

- Esta reforma modular de las instalaciones hace que cada planta sea
un prototipo único resultante de las reformas realizadas

- Aunque aparentemente “todos los papeles son iguales”, en la realidad


difieren en sus características. Cada planta diseña y explota de forma
diferente para optimizar la calidad del producto que fabrica.

http://www.ema-amb.com/ca/actualitat/documents/vertidos-aguas-
21.pdf.

Realidad Problemática de las Aguas Residuales en la Industria


Papelera

Un problema habitual en zonas y poblaciones en las que hay industria


papelera es el vertido de efluentes residuales en los ríos, con la
toxicidad que ello comporta para el medio ambiente y las molestias para
la población vecina, ya que estas aguas generan mala olor y dan un
aspecto blancuzco a las aguas del río.

Con la incorporación de
circuitos cerrados de agua en
estas empresas, se evita en
parte el problema, ya que en
lugar de verter el efluente al río,
éste se depura y reutiliza para
producir nuevo papel. El
tratamiento primario de estos circuitos elimina básicamente la materia
en suspensión.

Pero esta es una solución parcial. Las aguas que se generan en la


industria papelera llevan muchos aditivos, necesarios para la
fabricación del papel. Detergentes, agentes blanqueantes, biocidas para
evitar cultivos microbianos, antiespumantes... todos ellos hacen que
estas aguas residuales sean muy contaminantes y presenten una
elevada toxicidad. Además, también tienen muchas partículas en
suspensión, como arena u otras impurezas. Así, por ejemplo, mientras
que el agua de los ríos tiene normalmente una concentración media de
contenido orgánico total (COT) de entre 5 y 10 miligramos por litro, la
concentración en el agua de estos circuitos acostumbra a ser de 5000
miligramos por litro. La presencia de todas estas sustancias en las
aguas de proceso no solo comporta un problema de contaminación en el
caso de vertido accidental sino que, en última instancia, el agua «sucia»
afecta negativamente en la calidad del papel fabricado, especialmente
por lo que respecta a la incorporación de productos tóxicos en el
producto final.

El tratamiento primario elimina partículas en suspensión pero no


elimina los contaminantes orgánicos, así que estos circuitos acaban
acumulando aguas con concentraciones muy elevadas de material
orgánico tóxico que sólo se podría eliminar aplicando un tratamiento
secundario o biológico. Las ventajas de incorporar un tratamiento
secundario serían, por ejemplo, la posibilidad de poder verter, en caso
de necesidad, agua al río, ya que el agua estaría limpia. También
permitiría almacenar toda el agua del circuito en un gran depósito o
piscina ad hoc - una opción que el sector empieza a aplicar- en caso de
limpieza de las instalaciones o de parada de máquinas.

Adaptar un tratamiento secundario

Para obtener un efluente totalmente limpio, grupos de investigación de


la Universidad de Lund (Suecia), de la Helsinki University of Technology
(Finlandia) y del Instituto de Investigaciones Químicas y Ambientales de
Barcelona (CSIC), junto a dos empresas de Suecia y España, se han
unido en un proyecto del V Programa Marco de la Unión Europea.
Coordinado por le empresa sueca Anox Ab, el trabajo tiene como
objetivo desarrollar un tratamiento secundario biológico que se adapte a
los circuitos cerrados de agua específicos de las industrias papeleras.
Cabe destacar que una parte fundamental de este tipo de proyectos es
la participación de empresas que faciliten un entorno real para poder
analizar muestras de agua, implementar prototipos o nuevas
tecnologías de depuración de agua y, finalmente, para evaluar la
eficacia de los resultados desde un punto de vista técnico y económico.

«Nuestra participación en el proyecto, explica Sílvia Lacorte,


investigadora del IIQAB-CSIC, es «analizar las aguas del circuito cerrado
de una empresa de papel reciclado para establecer el nivel de
contaminación y toxicidad». El grupo de Suecia está desarrollando el
tratamiento secundario del agua, mientras que la Universidad de Lund
desarrolla el sistema que debe controlar los parámetros del agua de
forma automática. El grupo de Finlandia, por su parte, ha establecido
los parámetros de calidad de papel en función del agua que se utiliza
para su fabricación.

El proyecto, que se inició en el año 2001, tiene una duración de tres


años. Hasta ahora, explica Sílvia Lacorte, ya se ha desarrollado a escala
piloto el tratamiento secundario biológico, «basado en un bioproceso
anaeróbico y aeróbico utilizando bacterias». El paso siguiente será la
adaptación a escala real y superar lo que es uno de los principales
problemas, es decir, cómo evitar que los biocidas presentes en el agua
del circuito afecten a las bacterias en las que se basa el tratamiento
secundario.

http://www.csic.es/ott/rdcsic/rdcsicesp/rdqu10esp.htm
He creído por conveniente resaltar la siguiente información respecto al
uso de las aguas residuales de diferentes empresas que dan tratamiento
adecuado a las aguas residuales provenientes de la elaboración de
papel:

Industrias Forestales S.A. (INFORSA)

1. Descripción General

INFORSA produce y comercializa 190 mil toneladas anuales de papel


para periódicos, siendo el mayor productor nacional de papel periódico
y el mayor exportador de Latinoamérica. Como principal materia prima,
utiliza fibras renovables provenientes de plantaciones forestales de pino
radiata, cultivadas aplicando criterios de sustentabilidad.

2. Aspectos Ambientales Significativos del Proceso

INFORSA participa activamente en dos programas relacionados con la


cuenca del río Bío-Bío, desarrollados por el Centro EULA de la
Universidad de Concepción:

La modernización de INFORSA Planta Nacimiento permite un uso más


eficiente de los recursos energéticos El proyecto de modernización de
Planta Nacimiento, desarrollado entre los años 1997 y 1998, permitió
aplicar nuevas tecnologías cada vez más respetuosas con el
medioambiente, que se han traducido en ahorros de agua y energía, y
en una reducción de las emisiones y de los residuos generados en el
proceso de fabricación de papel periódico. Estos logros acompañaron un
incremento de la producción de papel de 130 mil toneladas a 190 mil
toneladas anuales.

El aspecto más relevante de la modernización de la fábrica, fue la


adopción de una nueva tecnología de pulpaje para generar las fibras de
madera necesarias para producir el papel periódico, optándose por el
proceso termomecánico, el cual presenta dos ventajas desde el punto de
vista medioambiental:

(1) No utiliza productos químicos.


(2) Es energéticamente eficiente, ya que la energía generada en la
producción de pulpa termomecánica se transforma en vapor útil para
las dos máquinas papeleras.

Un manejo de residuos sólidos que prioriza el reciclaje

Estos residuos son manejados dando prioridad a su segregación y


reciclaje.
La adopción de nuevas tecnologías ha permitido minimizar las pérdidas
de fibras y finos de madera, lo que se ha traducido en una reducción en
los lodos generados en el tratamiento de los residuos industriales
líquidos, que efectúa la planta de tratamiento de efluentes.

Dicha planta cuenta con un sistema de instrumentación y control


automático de su operación, y está sujeta a un programa de monitoreo
que verifica que el contenido de sólidos suspendidos cumpla con la
norma ambiental.

A continuación, los lodos industriales son reciclados como combustible


para las calderas generadoras de vapor, para lo cual previamente se
mezclan con la biomasa residual del proceso de fabricación de papel
periódico, constituida principalmente por corteza y aserrín, generados
en las plantas de preparación de madera para la fabricación de pulpa
termomecánica.

Adicionalmente, los desechos de madera de un aserradero contiguo a


Planta Nacimiento, perteneciente a la Compañía, se reciclan como
combustible.

Combustibles: mayoritario empleo de biomasa y gas natural

Tanto los lodos industriales como la biomasa residual del proceso de


fabricación de papel periódico y los desechos de madera del aserradero,
son una fuente de energía renovable, y su reciclaje como combustible
les permite sustituir a otros más contaminantes. Además, se genera
energía limpia a partir de gas natural desde abril del año 2002. El vapor
generado en las calderas se destina a alimentar la operación del
aserradero antes mencionado y como energía de respaldo para Planta
Nacimiento.

Papeles Cordillera

1. Descripción General
Papeles Cordillera fue fundada en
1920 en la comuna de Puente Alto y
comercializa anualmente 225 mil
toneladas de papeles para corrugar,
impresión, escritura y de envolver.
Actualmente cuenta con cinco
máquinas papeleras que producen
papel para distintos mercados, usando
papel reciclado como principal materia
prima, y celulosa.
2. Aspectos Ambientales Significativos del Proceso

En noviembre del año 2001, Papeles Cordillera puso en marcha su


nueva máquina papelera, destinada a la producción de papeles para
corrugar, fabricados en base a fibras recicladas. Esta máquina, con una
capacidad de producción de 180 mil toneladas anuales, permitió
incrementar fuertemente la utilización de fibras recicladas provenientes
de papeles usados.

Los papeles obtenidos son posteriormente empleados en la fabricación


de cajas de cartón corrugado, utilizadas en el envasado de productos
industriales, hortofrutícolas, mercados del vino y salmón.

Papeles Cordillera triplicó su consumo de fibras recicladas entre los


años 2000 y 2002 El consumo de fibras recicladas alcanzó a 156 mil
toneladas el año 2002, cifra que triplicó la del 2000. Ello se debió a la
entrada en servicio de la máquina papelera antes mencionada.

Logros en certificación medioambiental que reflejan un continuo avance


Papeles Cordillera cuenta con la certificación ISO 14001 desde el año
2001, además de haber sido declarada Industria Inofensiva por el
Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente en el año 2000.

La auditoría diaria de las operaciones a través de un Sistema de Gestión


Ambiental, permite asegurar que Papeles Cordillera opera de acuerdo a
las disposiciones normadas por ambas certificaciones.

Uso eficiente del agua

El agua es un elemento fundamental en la fabricación de papeles. La


tecnología incorporada en la máquina papelera ha permitido que se
reduzca en un 70% el consumo de agua requerido para producir una
tonelada de papel, en comparación con la tecnología utilizada
anteriormente. En el año 2002, el consumo de agua alcanzó a 19
metros cúbicos por tonelada de papel, cifra que se espera reducir en
forma importante, dado que ése fue el primer año de operación de la
máquina. De hecho, en los tres primeros meses del año 2003, el
consumo de agua se redujo a 13 metros cúbicos por tonelada de papel.

Uso eficiente de las fibras recicladas y aditivos empleados en


papelería
Las dos plantas de tratamiento de papeles usados y la máquina
papelera incorporan tecnología para minimizar la pérdida de fibras y
aditivos usados en la fabricación de papeles. Es así como la pérdida
total de fibras fue de 7% en el año 2002, y ha disminuido a 6% en los
tres primeros meses del 2003, cifras dignas de destacar a nivel
internacional.

Un manejo de residuos sólidos que prioriza el reciclaje

La incorporación de nuevas tecnologías ha permitido reducir en un 70%


los lodos industriales generados por cada tonelada de papel producido,
en comparación con la tecnología utilizada anteriormente. Estos lodos
son resultado del tratamiento de los residuos industriales líquidos, que
efectúa la planta de tratamiento de efluentes, la cual atiende a Papeles
Cordillera, CMPC Tissue Puente Alto y Chimolsa, con un programa de
monitoreo aprobado por la Superintendencia de Servicios Sanitarios.

Los lodos industriales son catalogados como no peligrosos por la


autoridad ambiental y son usados como combustible en una caldera
generadora de vapor, equipo dotado con precipitadores electrostáticos
que minimizan su emisión aérea. Esta caldera es operada por una
empresa certificada para generar energía térmica a partir de biomasa
residual y lodos industriales.

Combustibles: se emplean energías limpias y renovables

En la fábrica Puente Alto se ha producido el total abandono de


combustibles contaminantes como el fuel oil, el que se ha sustituido por
energía limpia obtenida del gas natural, y por energía renovable
obtenida de la biomasa residual del proceso de fabricación de papeles.

Reducción de emisiones aéreas

El uso intensivo de gas natural ha permitido minimizar la generación


tanto de material particulado, como de CO2 y NOx, ya que el gas
natural presenta ventajas en comparación a cualquier otro combustible.
Por ello, Papeles Cordillera cumple plenamente con la normativa vigente
de emisiones atmosféricas.

Además, una nueva caldera generadora de vapor que se incorporó el


año 2001, fue dotada con un quemador de gas natural cuya tecnología
reduce la emisión de NOx, el cual ha disminuido en un 45% por
tonelada de papel producido. Con esta tecnología, Papeles Cordillera se
anticipa a lo que establezca la normativa ambiental a futuro, que hoy
no incorpora la variable NOx.
Sociedad Recuperadora de Papeles y Cartones (SOREPA)

1. Descripción General

SOREPA, filial de CMPC, fue creada en el año 1979, con la misión de


desarrollar la recolección de papeles y cartones usados, destinados a
ser reciclados en las fábricas de papeles de la Compañía.
En más de dos décadas de gestión, SOREPA ha valorizado como
materia prima los papeles y cartones usados, creando un mercado
que incentiva su recolección a través de precios, y ha contribuido a
evitar que estos materiales terminen como basura en los vertederos,
con beneficios ambientales para toda la comunidad.

Ello ha permitido que SOREPA posea la certificación del Servicio


Nacional de Salud del Ambiente de la Región Metropolitana.

2. Aspectos Ambientales Significativos del Proceso


SOREPA ha incrementado sustancialmente su volumen de
recolección, mediante la presencia en todas las ciudades del país y la
mecanización de sus procesos, la que involucra fases de clasificación
de papeles y cartones usados, enfardado y transporte hasta las
fábricas de la Compañía en Chile, las que consumieron 230 mil
toneladas en el año 2002. Esta cifra continuará incrementándose en
los próximos años, debido a la creciente participación de las fibras
recicladas en la elaboración de papeles para embalaje industrial y
hortofrutícola y en los productos tissue.

Cartulinas CMPC
1. Descripción General
Cartulinas CMPC opera dos fábricas:
Planta Maule, ubicada en Yerbas
Buenas, VII Región, y Planta
Valdivia, ubicada en la X Región,
con una capacidad conjunta de 200
mil toneladas anuales de cartulinas
multicapa estucadas, fabricadas con
materias primas fibrosas renovables.
Dichas cartulinas son empleadas en
la fabricación de cajas plegadizas
para envasar una amplia variedad
de productos de uso diario, tales
como alimentos secos, congelados,
detergentes, medicamentos, entre
otros. Estos envases requieren
cumplir con diferentes
características, con lo cual las
cartulinas se convierten en
productos especializados para cada
cliente.

2. Aspectos Ambientales Significativos del Proceso


Cartulinas CMPC comercializa sus productos en más de 30 países de
Latinoamérica, Europa, Asia y Estados Unidos, en general, mercados
exigentes en calidad de los productos. Por ello, las cartulinas de CMPC
están certificadas por organismos internacionales para ser empleadas
en la fabricación de envases que estarán en contacto con alimentos.

Logros en certificación medioambiental que reflejan un continuo avance


Cartulinas CMPC cuenta con certificación de su Sistema de Gestión
Ambiental desde noviembre de 2002, según la norma ISO 14001, para
sus dos plantas industriales.

Esta certificación se sumó al Sistema de Gestión de Calidad, según la


norma ISO 9.001, lograda en el año 2000.

Las nuevas tecnologías permiten un uso más eficiente de los recursos


energéticos en Planta Maule La máquina papelera de Planta Maule
incorpora las últimas tecnologías utilizadas en la fabricación de
cartulinas, que permiten maximizar el aprovechamiento de las materias
primas fibrosas, así como del agua, energía y aditivos. Asimismo, esta
planta incorpora modernos sistemas de tratamiento de las aguas de
proceso, que permiten reciclar las fibras, los pigmentos de estuco y
reutilizar las aguas.

Uso eficiente del agua

La tecnología incorporada en Planta Maule ha permitido una continua


reducción en el consumo de agua requerido para producir una tonelada
de cartulina, que en la actualidad alcanza a 25 metros cúbicos por
tonelada.
Esta cifra se espera reducir a 20 metros cúbicos, interviniendo en nueve
áreas de la fábrica, dada la mayor complejidad del proceso productivo.

Un manejo de residuos sólidos que prioriza el reciclaje

Los lodos generados en el tratamiento de los residuos industriales


líquidos, que se efectúa en las plantas de tratamiento de efluentes de
las fábricas Maule y Valdivia, son reciclados como combustible para las
calderas generadoras de vapor, que están dotadas con equipos que
minimizan su emisión aérea. Estas calderas son operadas por empresas
certificadas para generar energía térmica a partir de biomasa residual y
lodos industriales.

En ambas fábricas, a los lodos se agrega la biomasa residual del


proceso de fabricación de cartulinas, constituida principalmente por
corteza y aserrín generados en las plantas de preparación de madera
para la fabricación de pulpa mecánica. Adicionalmente, se reciclan
como combustible desechos de madera adquiridos a terceras partes.
Esta mezcla permite satisfacer en un 80% las necesidades térmicas de
Planta Maule y en un 100% las de Planta Valdivia.

Combustibles: mayoritario empleo de energía renovable


Tanto los lodos industriales como la biomasa, son una fuente de energía
renovable, y su reciclaje para combustible les permite sustituir aquellos
más contaminantes, como el fuel oil.
Un sistema de tres calderas generadoras de energía térmica en Planta
Maule opera con lodos y biomasa y está dotado con un precipitador
electrostático que minimiza su emisión aérea. Asimismo, las dos
calderas de Planta Valdivia generan vapor en base a lodos y biomasa.
Todas estas calderas cumplen con un programa de monitoreo de
emisiones.

Un proyecto para mejorar la calidad de la pulpa mecánica producida en


Planta Maule, que entrará en operaciones a fines del 2003, recuperará
el calor generado en los equipos para refinación de la madera,
transformándolo en vapor útil para la fábrica. Con esto, se reducirá aún
más el remanente de consumo de fuel oil.

http://www.cmpc.cl/esp/medio_amb/papeles_medio.htm

Concluyendo, podemos decir que debido a la creciente conciencia


ecológica y a la estricta legislación las industrias del papel y la celulosa
se ven forzadas a reducir su consumo de agua. Normalmente el agua
residual de una planta de papel es tratada biológicamente, pero puede
ser que la calidad del efluente sea suficientemente buena como para su
vertido pero no para su reutilización como agua de procesamiento. Un
método para limpiar el agua es el uso de la filtración de membrana. Los
tipos de filtración de membrana que puede ser aplicada son:
microfiltración, ultrafiltración y nanofiltración. Existe también alguna
experiencia con un nuevo tipo de membrana, la membrana cerámica.
Esta membrana es usada porque es más fácil de limpiar con el principio
del flujo inverso que un filtro de carbón.

El principio de flujo inverso es un proceso en el cual el flujo del filtrado


es invertido periódicamente. Este flujo inverso mejora el flujo en la
mayoría de los casos, ya que elimina algunas de las impurezas de la
superficie de la membrana y los poros.
El pH del agua también es importante. A pH ácido se observan flujos
inferiores y más obstrucción de membrana que a pH neutro.

Esto puede explicarse por la falta de repulsión electrostática entre la


membrana y los solutos a pH ácido. A pH neutro la repulsión
electrostática fue establecida y así la permeabilidad fue mejor
mantenida.

Otra técnica que puede ser usada es el bioreactor de membrana (MBR).


Esta técnica es usada, entre otras cosas, para el tratamiento de las
aguas residuales del proceso de blanqueado. El agua tratada puede ser
reutilizada como agua de proceso.

La Industria de la Pulpa y el Papel ligadas íntimamente

Estas dos clases de industrias están normalmente separadas. La pulpa


(refinado del material para la industria papelera) y la industria del
papel, producen diferentes tipos de aguas residuales . Hay también una
tercera industria relacionada, la industria de reciclaje del papel, que
tiene una clase similar de agua residual. En el texto siguiente, tres
ramas de la industria se recogen por separado.

Proceso de producción, de la industria de la pulpa

La composición de agentes contaminantes en el agua residual de las


industrias del papel, depende de la clase de materia prima que se
utilice. Para la producción del papel madera, bagazo (parte exterior del
tallo de la caña de azúcar), cáñamo, paja, etc. Son usado. Cinco
procedimientos básicos se utilizan para producir la pulpa de una
manera industrial. La conducción del caso puede ser con o sin un
procedimiento de blanqueamiento.

Si el procedimiento de blanquear es también un paso de la


producción, la lignina será destruida. El efecto es un papel más
blanco. El color depende también de las diversas clases de madera
o de otras materias primas que se utilizan para la producción. Este
paso tiene la desventaja que carga el ambiente más, debido a el uso
de productos químicos como el cloro o el dióxido de cloro (que
están restringidos, debido a el proceso).

Procesos Químicos

Para producir pulpa para papel fino y de impresión, dos


procedimientos químicos son usados.

El proceso de Kaft, es un proceso alcalino. La lignina es agrietada


por NaOH o Na 2 S, que es muy eficaz en diversas clases de maderas
especialmente la madera que contiene contaminantes.

La desventaja es el problema del olor, basado en los tioles y los


sulfuros. La pulpa que se obtiene es más blanca, comparada con el
proceso del sulfato.

El agua del proceso en esta clase de proceso contiene SO 2 y un pH


entre 8-9. La DBO y la DQO dependen de la clase de madera.
Normalmente la DBO5 está entre 1-2 g/l y la DQO está entre 4-7
g/l.

El proceso del sulfato es un procedimiento basado en los ácidos. El


efecto no es igual comparado con el proceso alcalino. El
procedimiento es más sensible, contra la contaminación. Las ramas
y la corteza disturban el proceso químico y no se disuelven como la
madera. También la resina disturba el proceso.

Ventajas del proceso con sulfato, el proceso es más variado proceso y


las condiciones de producción se dan sin la producción indeseada del
tiol y del sulfuro.

Procesos semiquímicos

El NSSC (Neutro semiquímico sulfito) es el más usado. La producción


de este proceso es de aproximadamente 75%,

El TMP (proceso termomecánico) se utiliza generalmente para el papel


de la prensa (del periódico).

El nuevo CTMP (proceso químico-Térmico-Mecánico) es altamente


eficiente (aproximadamente del 95%) y el consumo de agua no es tan
alto como en los otros procesos descritos. Pero este necesita más
energía para producir la pulpa.

En plantas modernas de pulpa, esta clase de agua residual tiene que


tratamiento generalmente:

 soluciones que blanquean

 Lavado y el vaciado

 Condensación por evaporación

La cantidad de agua que tiene que ser tratada es muy alta

 Aproximadamente 30m3/t de pulpa con proceso mecánico y por


encima de 150 m3/t de pulpa con proceso químico. El agua
residual contiene hasta 10-30% de fibras, fibrillas y CaCO 3
 La carga de DBO5 y DQO varían entre diversas clases de madera
(DBO5 100-1.000mg/L; DQO 300- 4.000mg/L)

El agua residual es tratada con tratamiento anaeróbico, por


vaporización, por incineración, o por recuperación.

Agua Residual del papel

El papel es producido de nuevo o reciclando la pulpa. Dependiendo de


la calidad de la pulpa, este es usado para diferentes tipos de papel.
Durante el proceso de producción del papel, caolín, CaCO 3 , talco y/o
TiO 2 se agregan a la pulpa, para dar al papel un color blanco.

Incluso productos químicos como masilla orgánica (almidón, látex),


colorantes, sulfato de aluminio, etc. se utilizan para hacer un papel con
diferentes características o hacer el proceso más simple.

El papel puede ser descolorido, que puede hacerse con dos procesos
diferentes. Lavando la pulpa con una alta cantidad de agua o lavándose
con una cantidad baja de agua más adiciones de productos como los
silicatos de sodio, carbonato de sodio, ácidos grasos o detergentes no
iónicos.

Reciclaje del papel

Con la pulpa se puede hacer también un papel reciclado. Pero debido a


el color en los papeles escritos, viejos, la pulpa tiene que ser
blanqueada. Los procedimientos siguientes pueden ser utilizados.

Dependiendo de los agentes que se utilicen para blanquear la pulpa, el


agua residual tiene que ser tratada. Blanqueando con peróxidos,
oxígeno y el ozono no es tan eficiente como usando el cloro o el dióxido
de cloro, pero el agua tiene generalmente un muy bajo o ninguna
cantidad a productos químicos que tratar. Usando el cloro o el dióxido
de cloro el agua contiene estos agentes que aumentan el AOX. Por otra
parte, el blanquear con cloruro es lo más eficiente.
El agua residual del reciclaje del papel contiene también partículas que
tienen que ser filtradas. Los restos de los plásticos, metales como (los
clips de papel, etc.) Estos otros residuos tienen que ser eliminados.

http://www.lenntech.com/espanol/reciclaje_agua_industria_papel.htm