Sei sulla pagina 1di 1

IMPORTANCIA DEL CONCRETO

Al hablar de concreto en el mundo de la construcción muchas veces cometemos el error de confundirlo


con el cemento, el hormigón e incluso con el hormigón armado, sin embargo cada uno de estos
elementos es diferente y cumple una función específica.

Para diferenciar unos términos de otros es preciso comenzar por el cemento, material clave en la
construcción de edificios y puentes. El más conocido es el Portland, y de hecho la inmensa mayoría de
empresas constructoras lo usan ya que sus cualidades son las mejores. Si al cemento se le añade
arena, el resultado que se obtiene se denomina concreto, material que resulta muy versátil en la
construcción. Según el modo de elaboración del concreto podremos usarlo para construcciones ligeras
o bien para edificios más robustos. Por último, si a la mezcla de cemento y arena añadimos piedra,
obtendremos hormigón, material mucho más resistente que los anteriormente mencionados. Si
agregamos también una estructura de hierro, estaremos hablando de hormigón armado.

Las plantas de concreto se utilizan para almacenar este material y pueden ser de mezclado, para
homogeneizar la mezcla; de dosificado, las cuales carecen de amasadora y se mezclan en el camión
hormigonera; o combinadas, alternando ambas funciones en la misma instalación. Además, las hay fijas
o móviles en función del lugar en el que deseemos disponer del producto, descubre aquí más sobre la
venta de plantas de concreto.

La importancia del concreto radica en su fácil maleabilidad, que le permite adaptarse a multitud de tipos
diferentes de construcciones. Además, es resistente al fuego y muy económico, lo que lo convierte en el
material más valorado en el mundo de la construcción. El concreto también es resistente a la
congelación y al agua, lo que unido a su bajo coste hace de él en un elemento ideal para la elaboración
de pavimento, producto que requiere cantidades ingentes de materia prima. También se usa en canales
y presas por su resistencia a las inclemencias meteorológicas y por la flexibilidad del material resultante,
anteriormente mencionada.

La resistencia al desgaste del concreto es lo que lo convierte en un producto líder en el sector puesto
que no se ve afectado por altas temperaturas, intensas lluvias, frío o granizo. Esto da lugar a que sea
utilizado en todas las partes del mundo, algo insólito en el mundo de la construcción puesto que la
mayoría de los materiales varían de forma sustancial en función de la parte del globo en la que se
vayan a usar.

Interessi correlati