Sei sulla pagina 1di 3

QUÉ ES EL CANCER DE MAMA?

Es una enfermedad causada por el crecimiento anormal de células de la mama


que forman un tumor maligno.

Muchos tipos de cáncer se han relacionado con algunos tipos de virus.


Específicamente cáncer de mama y cérvix con el virus del papiloma humano.

Factores de riesgo

1. 1ª menstruación muy temprana (antes de los 12 años) y menopausia muy tardía,


sobre los 55 años.
2. Mujeres sin hijos, o nacimiento del primer hijo después de los 30 años.
3. Estrés.
4. Exposiciones a radiaciones ionizantes.
5. Vida sedentaria, dieta rica en grasas y consumo excesivo de alcohol. (3 o más
copas por semana). Fumar.
6. Dolencias benignas en la mama. (Quistes).
7. Cáncer de mama en madre, hermana o hija, antes de la menopausia o
Cáncer de mama en abuelas, tías y primas.
8. Alteraciones genéticas. (Consultar a su médico).
9. Uso de hormonas contraindicadas. – no controladas por médico.

Síntomas del cáncer de mama?

A través de los alimentos el organismo absorbe dos tipos de hierro: el de origen vegetal
y el de origen animal.

 El cáncer de mama precoz generalmente no causa síntomas; A medida que el


cáncer crece, los síntomas pueden incluir:
 Los síntomas del cáncer de mama avanzado pueden abarcar:
 Dolor óseo
 Dolor o molestia en las mamas
 Úlceras cutáneas
 Hinchazón de un brazo (próximo a la mama con cáncer)
 Pérdida de peso

¿Cómo se previene el cáncer de mama?

La autoexploración y las mamografías son las herramientas más útiles para


encontrar bultos sospechosos en las mamas. En general, la técnica de la
mamografía facilita la detección de pequeños bultos, difíciles de predecir mediante
la palpación del pecho. Este tipo de prueba debe repetirse anualmente a partir de
los 50 años, o de los 45 en el caso de que una persona tenga antecedentes
familiares de cáncer de mama de primer grado.

Autoexamen de mama (AEM) en tres pasos :


1. Frente al espejo:
Mantenga los brazos a los costados. Observe en busca de cambios en la forma delas mamas;
hoyuelos, frunces o piel que se descama; cambios o secreción en los pezones. Levante los
brazos por arriba de la cabeza.
Busque los mismos datos.

2. En la regadera:
Enjabone las mamas. Levante un brazo. Recorra con la yema de los dedos medios, en forma
plana, desde la clavícula, sobre toda la mama (también el tejido alrededor del pezón) y el área
de la axila. Use los dedos de la mano derecha para explorar lamama izquierda y los dedos de la
mano izquierda para la mama derecha. Busque cambios, nódulos, nudos, etc.
3. Recostada:
Coloque una almohada bajo del hombro derecho y la mano derecha bajo la cabeza. Recorra con
la yema de los tres dedos medios, en forma plana, desde la clavícula, sobre toda la mama y el
área de la axila. Dé masaje en el tejido de color alrededor del pezón. Exprímalo suavemente.
Revise si hay secreción clara o sanguinolenta. Repita estos pasos para la mama derecha.

Estilos De Vida Saludable

 Llevar una alimentación balanceada y alta en fibra, que incluya brócoli, acelgas,
espinacas, setas, uva y papaya
 Disminuir el consumo de azúcares y grasas
 Practicar ejercicio al menos 30 minutos diariamente
 Mantener un peso adecuado
 Evitar el cigarro y el alcohol
 Realizar una auto-exploración mamaria mensual a partir de los 20 años, de
preferencia al quinto día de la menstruación
 Solicitar una mastografía a partir de los 34 años, en caso de antecedentes
familiares de la enfermedad. Si no se tienen, se debe hacer cada dos años a partir
de los 40, y cada año al llegar a los 50

BENEFICIOS E IMPORTANCIA
Actividad física. Los estudios indican que hacer ejercicios más de 4 horas por semana
(45 minutos diarios, seis días por semana) puede disminuir el riesgo de padecer cáncer
de seno en un 30% a 40%.

Lactancia materna. El riesgo de padecer cáncer del seno disminuye en 4.3% por cada
12 meses de lactar al bebé, con una reducción de un 7% adicional por cada nacimiento.

Edad del primer parto. Los estudios indican una disminución


del 50% en las mujeres que tuvieron su primer hijo antes de los 20 años, comparadas
con las mujeres que no tuvieron hijos o que los tuvieron después de los 35 años.

Obesidad. En el estudio del Women's Health Initiative se encontró que las mujeres
posmenopáusicasobesas tuvieron casi 3 veces más riesgo de tener cáncer del seno,
comparadas con las mujeres posmenopáusicas no obesas. Lo que no se ha podido
demostrar es que si el bajar de peso puede disminuir el riesgo.

Uso de alcohol. Numerosos estudios han revelado que el uso del alcohol aumenta el
riesgo de padecer cáncer del seno. Aquellas mujeres que consumen aproximadamente 4
tragos de alcohol por día tienen más riesgo de padecer cáncer del seno y el riesgo
aumenta 7% por cada trago diario.

Uso de hormonas de reemplazo durante la menopausia. Hasta el mes de julio del


2002, la mayoría de las mujeres que llegaba a la menopausia recibía “casi
obligatoriamente” sus hormonas de reemplazo. En esa fecha se publicó el estudio del
Women's Health Initiative en el que se demostró que las hormonas de reemplazo podían
causar cáncer del seno. La evidencia demuestra que el uso de dos hormonas de
reemplazo en combinación (estrógenos y progesterona) por más de 5 años puede
aumentar el riesgo de cáncer invasor del seno en un 26%. Numerosos estudios han
comprobado esos hallazgos.

Uso de píldoras anticonceptivas. El uso de las píldoras anticonceptivas está


asociado a un aumento de riesgo de

desarrollar cáncer del seno. Ese efecto parece disipar 10 años después que se dejan
de tomar las píldoras.

Rayos X. Existe sólida evidencia científica que indica que cuanto más rayos X reciben
las mamas, especialmente durante la pubertad, el riesgo de desarrollar cáncer del
seno puede ser hasta 6 veces mayor. Esto es importante cuando se irradia el pecho
en el tratamiento del cáncer por ejemplo.