Sei sulla pagina 1di 3

Tipos de memoria

1. Memoria a largo plazo:

Esta clase de memoria mantiene la información inconscientemente, sólo se vuelve


consiente en el momento que la recuperamos. Esta memoria tiene la capacidad de
almacenar información de forma permanente y casi ilimitada. Aquí se ubican imágenes,
recuerdos de experiencias propias, conocimientos del mundo, conceptos, entre otros.

2. Memoria a corto plazo:

A diferencia de la anterior, tiene una capacidad y duración limitada y almacena la


información conscientemente. Esta memoria, puede convertirse en memoria a largo plazo a
través de la asociación significativa o la repetición. Aquí se almacena la información con la
que se interactúa con el ambiente.

3. Memoria sensorial:

Está compuesta por el almacenamiento de toda la información que fue captada por los
sentidos, una vez que el estímulo haya finalizado

4. Memoria semántica:

Imprescindible para la utilización del lenguaje, es la que retiene los significados de los
conceptos (sin importar que no tengan que ver con vivencias propias) y sus relaciones
semánticas.

5. Memoria episódica:

Es la que almacena acontecimientos autobiográficos y que pueden ser evocados


explícitamente.

6. Memoria de reconocimiento:

Como su nombre indica, es la que permite identificar algo que fue percibido con
anterioridad, ya sea personas, objetos o lugares. Cuando se revive algo ya percibido, el
contenido es relacionado con las representaciones que quedaron almacenadas en la
memoria.

7. Memoria declarativa:

Almacena acontecimientos del mundo y personales que, para que sean recordados, deben
ser evocados conscientemente.

8. Memoria procedimiental:
Esta memoria almacena un repertorio de destrezas, habilidades y aprendizajes, ya sean
cognitivos o motores (como por ejemplo cómo manejar un auto, lavarse los dientes, hacer
un cálculo, etc.). Estos conocimientos, al ser automatizados, no deben ser ejecutados
conscientemente, sino que se activan al momento de realizar alguna tarea.

7. Memoria de 0 a 3 años

Aunque pensamos que los bebes a esa dad no tienen memoria por el mero de hecho de no
acordarnos de detalles de esa etapa, si que la tienen, aunque no como la entendemos
actualmente en la madurez.

Las células nerviosas están ya desarrolladas antes de nacer (durante el 3º trimestre de gestación).
Por lo que desde recién nacidos pueden recordar, un ejemplo claro de ello es que son capaces de
reconocer la voz de la madre o de familiares cercanos, pero aun les falta evolucionar la conciencia
del tiempo y del contexto, no pudiendo catalogar los recuerdos; y no pudiendo saber donde o
cuando escucharon (memoria inconsciente) la voz aunque si la reconocen.

Mas adelante usamos el lenguaje para expresar los recuerdos, lo cual ayuda a adquirir memoria a
largo plazo, por lo que por lo pronto hasta que empiecen a hablar tendrá únicamente memoria a
corto plazo.

Recién nacidos

1-Empleo de la memoria de reconocimiento (olores, sonidos...)


2-Aun no tiene memoria a corto plazo, no podrán recordar algo que vio antes.
3-empezara a desarrollar dicha memoria cuando se establezca una rutina del día a día, entrenando
así la memoria a corto plazo.

A partir de los 6 meses los bebes pueden recordar:

1-Comienza a tener memoria a corto plazo, reconociendo a personas cercanas y una vez adquirida
podrá realizar rutinas básicas y entender algunas palabras.
2-Relacion causa-efecto: relacionaran acciones como sacar el carrito con que van a salir de paseo
por ejemplo.
3-Aun no esta claro que tengan memoria consciente puesto que no puede hablar ni demostrarlo.

A partir de los 12 meses


los bebes pueden recordar mucho mas (debido a que empiezan a tener cierta expresión
lingüística):

1-Ya puede demostrar que tiene memoria explicita porque puede comunicarse.
2-Es capaz de reconocer lugares que visiten de forma recurrente, y lo demostraran diciéndolo, por
ello se duda de que antes puedan o no recordar por el hecho de que no han podido comunicarlo.

A partir de los 24 meses (ya puede comunicarse mejor):

1-Tienen la capacidad de recordar muchas palabras, y ya cuenta con un mayor vocabulario acerca
de lo que le rodea.
2-Empiezan a recordar frases que escuchan decir al resto de personas y las reproducen.
3-Siguen el hilo de una historia por lo que la contarles un cuento recordaran los sucesos y no
podrás saltártelos.
4-Pueden expresar sus sentimientos básico y contar experiencias.

A partir de los 3 años de edad:

El niño ya cuenta con una memoria desarrollada, lo cual le permite recordar algunas cosas o
eventos importantes, además es bueno identificando y consiguiendo avanzar en la expresión de la
reproducción de los recuerdos.
Son también capaces de notar la diferencia entre sucesos rutinarios y los que son extraños,
resaltándolos y pudiendo almacenarlos como recuerdo por tanto.

En la actualidad se entiende que la memoria es como un procesador activo que interpreta la


información, pasando así la etapa en la que se creía que era un mero registro pasivo de
información.

La memoria infantil (2-6 años)

“En esta edad los niños amplían de forma más significativa su capacidad de atención selectiva
(poder concentrarse) en una tarea que requiera concentración sin distraerse por lo que pase
alrededor” (Donald A. Norman, 1988). Utilizan estrategias de almacenamiento como ensayo
(repetir la información o recordar) y la organización (agrupar la información para poder
recordarla con mayor facilidad) así como estrategias de recuperación.”

A esta edad progresivamente van desarrollando un mayor control de la atención, percepción,


la memoria o lenguaje se desarrollan de modo que a los dos años son capaces de atender a
un estímulo. Los procesos intencionales, perceptivos y de memoria además están
condicionados por el significado que atribuimos a los estímulos y la interpretación de la
información va cambiando conforme los niños se van desarrollando, adquiriendo nuevas y
más complejas competencias y conocimientos. La memoria episódica responsable de las
capacidades de recuerdo de hechos e identificación de personas no parece estar desarrollada
hasta los tres a cinco años, dando lugar a lo que se conoce como amnesia infantil y que es la
responsable de que no tengamos recuerdos de estas etapas tempranas anteriores a esa edad.

Es durante esta edad preescolar cuando se desarrolla el concepto de tiempo y la capacidad


para discriminar entre realidad y fantasía. Desarrollo emocional y su capacidad de empatía,
juegan un papel importante en la atribución de intenciones y responsabilidades; hasta los 3-
4 años los niños no desarrollan teoría de la mente, que les capacita para entender otras
perspectivas y ponerse en el lugar de otra persona. El lenguaje que antes de los tres años suele
ser escaso, limita la capacidad para comprender las tareas que les pedimos a los niños y su
habilidad para describir un hecho o a una persona, la mayor parte de los recuerdos infantiles
no son realmente recuerdos, sino una memoria generada a partir de diferentes datos recogidos
de distintas fuentes de forma no consciente