Sei sulla pagina 1di 4

Metodología de la investigación

1ER BORRADOR DE MONOGRAFÍA:


AVANCES EN LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
DEL CÁNCER EN EL NIH DESDE 2015 AL PRIMER
TRIMESTRE DE 2018

Alumno: Jean Henrick Herrera Ramos


Capítulo asignado: Avances en el tratamiento del cáncer
Profesora: Espinoza Salazar Ivonne Liliana
Viernes 27/04/18
TERAPIA GÉNICA
Consiste en insertar elementos funcionales que no están presentes en el
genoma de un individuo. Siendo una técnica aún en desarrollo, se usa para
tratar enfermedades severas o bien de tipo hereditario o adquirido.
La técnica CART se usa por primera vez en agosto de 2017
El tratamiento comienza con la extracción de linfocitos al paciente que después
se llevan a un laboratorio de la compañía farmacéutica. Allí, empleando virus
del sida mutilados, se modifican genéticamente los linfocitos para mejorarlos y
darles la capacidad de atacar a células tumorales que normalmente escaparían
a su vigilancia. Finalmente, se inyectan esas células inmunes perfeccionadas y
se espera que hagan su trabajo
El método CRISPR y la investigación del cáncer
En 2015, la revista Science eligió la tecnología CRISPR-Cas9 como el avance
tecnológico más importante de la ciencia en los últimos años.
Esta revista anunció el comienzo de una nueva era de la biotecnología en la
que sería posible editar, corregir y modificar la información genética de
cualquier célula de una manera factible, rápida y económica; y lo más
importante, con alta precisión. Su implementación en laboratorios de
investigación en ciencias básicas y aplicadas podría ayudar a desarrollar
estrategias terapéuticas para el área de la salud con el objetivo principal de
curar enfermedades de origen genético conocido, y que hasta ahora han sido
imposibles de curar.
No pasó mucho tiempo desde que este anuncio la revista Nature sorprendió a
la comunidad científica al publicar, el 15 de noviembre de 2016, que los
investigadores de la Universidad de Sichuan, China, habían podido inyectar
linfocitos genéticamente modificados por primera vez a un paciente con pulmón
el cáncer como un enfoque terapéutico para promover la respuesta del sistema
inmune para eliminar las células malignas del tumor. Para lograr este objetivo,
el gen que codifica la proteína PD-1 (para "muerte programada-1") se apagó
utilizando la tecnología CRISPR-Cas9, por lo que se espera que la acción del
sistema inmune mediado por linfocitos contra el cáncer sea más efectivo ( Fig.
1) Células linfocíticas, inhibidas para la expresión del gen PD-1, fueron
probados por su viabilidad y linfoproliferación para descartar nuevas
mutaciones durante el tratamiento. A continuación, los linfocitos fueron
transfundidos a un solo paciente, que está siendo monitoreado mientras espera
que las células modificadas lleguen al tejido del tumor y activen una respuesta
inmune contra las células cancerosas. Entre los riesgos que existen para el
tratamiento terapéutico con la tecnología CRIPR-Cas9 es que puede producirse
una respuesta autoinmune excesiva. Hasta el momento, la información
disponible sobre el progreso del proyecto es positiva, ya que el paciente no ha
presentado efectos adversos; además, está previsto inyectar una segunda
dosis de linfocitos modificados, por lo que aún debemos esperar los resultados
finales del estudio pionero sobre CRISPR-Cas9 para la inhibición de genes en
pacientes con cáncer.

CIRUGÍA
Nueva cámara inspirada en ojos de mariposa mejora la cirugía de cáncer
guiada por imágenes

Al imitar el intrincado sistema visual de una mariposa, los investigadores han


creado una cámara que proporciona a los cirujanos una imagen en color
tradicional y una imagen infrarroja cercana que hace que las células
cancerosas marcadas con fluorescencia sean visibles incluso bajo una
iluminación quirúrgica brillante. La nueva cámara está diseñada para ayudar a
los cirujanos a eliminar todas las células cancerosas sin dañar el tejido sano, lo
que hace menos probable que el cáncer se disemine y reduce la necesidad de
múltiples cirugías.
ANEXOS

FIGURA 1. Las células tumorales pueden inhibir la respuesta inmune del cuerpo uniéndose a
proteínas, como PD-1, en la superficie de las células T. La tecnología CRISPR-Cas9 que
apaga el gen PD-1 reactiva la respuesta inmune.

Figura 2 Edición génica por CRISPR-Cas9 utilizando la reparación de unión final no homóloga
(NHEJ) y la reparación dirigida por homología (HDR).