Sei sulla pagina 1di 8

Frederiks (1985) representa las relaciones de la neuropsicología mediante un

triángulo en cuyos vértices están el cerebro, la conducta y el mundo. Es decir que


la neuropsicología no estudia sólo relaciones cerebro-conducta, sino la manera en
que éstas están determinadas por su entorno, por su historia, su medio social:
relaciones cerebro-conducta en el mundo

Este periodo estuvo dominado profesionalmente por los neurólogos; puede


ejemplificarse con los hallazgos post mortem reportados por Paul Broca y que lo
hicieron localizar el lenguaje articulatorio en el pie de la tercera circunvolución
frontal del hemisferio izquierdo.

Parte de la tercera articulación y son los movimientos elementales del aparato


bucofonatorio

Vía priramidal  Vía motora voluntaria

Via extrapriramidal  Mantener el balance, postura y equilibrio mientras se


realizan movimientos voluntarios. También controla movimientos asociados o
involuntarios.

Lenguaje
expresivo

Lenguaje
calculo
comprensivo

Funciones
del
lenguaje
escritura repetición

lectura denominación

El procesamiento del lenguaje esta relacionado con numerosas areas del S.N.C,
que va desde el tronco cerebral a la corteza y destaca dos estructuras reguladoras:
 Componentes corticales
 Componentes extracorticales

Componentes corticales Componentes extracorticales


Relacionado con el cortex Se refiere a estructuras situadas
asociativo: en la sustancia blanca y gris del interior
Área expresiva se sitúa en el polo cerebral, el cerebelo y tronco cerebral,
anterior del cerebro, sobre el territorio lo que permite el proceso de
ocupado por el lóbulo frontal y esta elaboración del lenguaje oral y escrito
encargada de la motivación lingüística y de un modo fluido y preciso.
articulación verbal de las palabras y
escritura.

Área prefrontal: Esta Fascículo arquedo: Es un haz de


especializada en los procesos fibras de sustancia blanca que
motivacionales del lenguaje generando interconecta la zona anterior y
estrategias necesarias para iniciar la posterior, facilitando la sincronización
comunicación verbal oral o escrita. del lenguaje comprensivo y expresivo.

Área de Brocca: Tálamo: Interviene en la red


Específicamente las zonas 44 y 45 del asociativa que conecta entre si las áreas
mapa de brodman responsable de la del lenguaje comprensivo y expresivo a
preparación de los programas motores través de los núcleos talámicos, quienes
necesarios para la adecuada expresión regulan el lenguaje.
del lenguaje. El núcleo pulvinar es responsable
de coordinar la actividad de las zonas
corticales del habla, integra las
aferencias visuales y acústicas.
Los núcleos geniculados son
responsables del procesamiento inicial
de los sonidos lingüísticos.

Corteza motora primaria: Esta  Ganglios basales:


situada por delante de la cisura central,  Núcleo lenticular
sigue las instrucciones elaboradas por  Putamen
la corteza premotora y por el área  Núcleo caudado
prefrontal y es responsable los Intervienen en la regulación de la fluidez
movimientos orales. del lenguaje oral y coordinación de las
secuencias motoras del lenguaje oral y
escrito.

Área receptiva: Esta en la zona Cerebelo


posterior del cortex y tiene relación con Es el responsable junto a los ganglios
los lobulos parietales, temporales y basales de coordinar la fluidez de los
occipitales, regula el lenguaje movimientos de articulación del
comprensivo. lenguaje oral y escrito
El neocerebelo esta especializado en la
ejecución de movimientos precisos que
intervienen en la articulación del sonido
del lenguaje.

Lóbulo temporal: El L.T.I. esta Tronco encefálico:


especializado en los procesos de Es una vía que contiene las fibras
análisis y síntesis de los sonidos del motoras facilitadoras de la correcta
habla y destacan el área de Heschl y transmisión de las eferencias motoras
Wernike. del lenguaje y también responsable de
Área de Heschl: área asociación tener un nivel de alerta nuestro
auditiva primaria , recepciona el sonido organismo para permitir la activación
y codifica en las aéreas multimodales lingüística gracias a los centros de la
del lóbulo temporal. formación reticular que contiene.
Área Wernike: cuya función es
dar significado al lenguaje oral y escrito
realizando un análisis fonológico y
semántico.

Lóbulo occipital: Permite la Procesamiento del lenguaje:


identificación visual de las imágenes En un momento solo hacia
lingüísticas: referencia a los modelos holista y
- Área 17: corteza visual localizacionista.
primaria (identificación de la lectura y Luego se considera que la actividad
escritura) lingüística era el resultado de la
- Área 18, 19: cortex visual actuación integrada de diferentes areas
asociativo (análisis perceptivo de las del sistema nervioso
palabras escritas o leídas)

Lóbulo parietal: Es la zona de Procesamiento del lenguaje


integración de los estímulos visuales y auditivo:
auditivos y dispone de dos zonas: Este se inicia en el lóbulo temporal
a) circunvolución supramarginal específicamente en las áreas auditivas
b) circunvolución angular. primarias ubicadas en la circunvolución
Ambas permiten la función de de heschl.
integración multimodal de la Luego pasa a las áreas de asociación
información sensorial lo que permite la temporal (a. Wernike) que esta
comprensión del lenguaje en sus dos encargado de dar significado a los
dimensiones. estímulos auditivos del lenguaje,
facilitando a comprensión.
Procesamiento auditivo del
lenguaje:
Este se inicia en el lóbulo
temporal específicamente en las áreas
auditivas primarias ubicadas en la
circunvolución de heschl.
Luego pasa a las áreas de
asociación temporal (a. Wernike) que
esta encargado de dar significado a los
estímulos auditivos del lenguaje,
facilitando a comprensión.

Articulación:
si necesitamos articular una palabra u
oración la información receptiva
procesada en el área de Wernicke y pasa
por el fasciculo arqueado hasta el área
de Broca.
Área de Broca donde se localizan los
programas motores que permiten que
se realice el acto motor del habla.
La información continuando su curso es
transmitida al área motora primaria del
lóbulo frontal, donde se encuentran las
fibras corticoespinales que permiten el
movimiento de los músculos
bucofonatorios, quienes son los últimos
responsables de la articulación de las
palabras.

Lectura:
Se comienza por el área visual primaria
luego se activa las áreas asociativas y
alcanza la circunvolución angular
izquierda quien integra los estímulos
visuales y auditivos de manera conjunta,
transmitiendo la información al área de
Wernicke que otorga el significado y
comprensión de lo leido.

En resumen
Componenetes corticales 1. Fascículo arqueado
2. Tálamo
1. Área prefrontal
3. Ganglios basales
2. Área de Broca
4. Cerebelo
3. Corteza motora primaria
5. Tronco encefálico
4. Lóbulo temporal
6. Procesamiento del lenguaje
5. Lóbulo occiptal
7. Procesamiento auditivo
6. Lóbulo parietal
dellenguaje
8. Articulación
9. lectura
Componentes extracorticales

La afasia ha sido siempre uno de los problemas centrales de las neurociencias.


Representa el origen del análisis de la organización cerebral de los procesos cognoscitivos.

La afasia representó durante cerca de un siglo el núcleo de conocimiento central


de la neuropsicología. Casi toda la investigación y casi todo lo que se sabía sobre
las alteraciones cognoscitivas en caso de patología cerebral se refería a las afasias.
Hoy, mucho más problemas, como son la demencia y los trastornos en las
funciones ejecutivas, han tendido a convertirse en núcleo central de investigación
tanto fundamental como clínica. Sin embargo, la investigación sobre la
organización del lenguaje y sus trastornos en caso de patología cerebral, sigue
creciendo. Por ejemplo, cuando recientemente se introdujeron las técnicas
imagenológicas funcionales, con la Resonancia Magnética Funcional, fue el
lenguaje desde su perspectiva normal como patológica el tema inicial y más
importante de investigación.
Entonces ….
El estudio acerca de la organización cerebral del lenguaje y el análisis de sus
alteraciones en caso de patología cerebral tiene apenas un poco más de un siglo,
aunque el material producido ha sido enorme en su cantidad y polémico en su
contenido. Este tipo de análisis ha permitido avanzar notoriamente en nuestra
comprensión acerca de la organización del sistema nervioso.
Periodo preclásico
La primera referencia que reconoce claramente el papel del cerebro en las
pérdidas verbales se encuentra en el corpus de Hipócrates, alrededor de 400 a.C.
Hipócrates se refiere a dos tipos diferentes de alteraciones: afonos y anaudos
como subtipos de pérdidas lingüísticas.
Durante los siglos XV-XIX se publicaron diferentes reportes relacionados
especialmente con patologías del lenguaje. Antonio Guaneiro describió en el siglo
XV dos pacientes afásicos, uno de ellos con un lenguaje fluente parafásico y el otro
con una afasia no fluida
Durante el siglo XIX aparecieron múltiples descripciones referentes a las secuelas
posibles del daño cerebral sobre la actividad comportamental. Bouillaud, en 1825,
distinguió dos tipos de patologías del lenguaje correspondientes en general a las
formas motora y sensorial de afasia: el articulatorio y el amnésico.
Periodo clásico
En 1861, falleció un paciente que había perdido el lenguaje y que fue estudiado
por uno de los miembros de la sociedad. El examen posmortem demostró una gran
lesión frontal posterior y Paul Broca (1863) presentó este caso como evidencia a
favor de un punto de vista localizacionista, sugiriendo que ya que el paciente había
perdido el lenguaje (afemia) luego de una lesión frontal, la capacidad para hablar
podía localizarse en la porción inferior posterior del lóbulo frontal, al menos en
este caso.
En este periodo se genera…
Un acalorado debate se desarrolló en torno a cómo denominar esta alteración en
el lenguaje, inicialmente designada por Broca como afemia. Lordat había empleado
previamente el término alalia, y Trousseau (1865) desacreditó el nombre de
afemia, el cual, según su opinión, era un sinónimo del término infamia, y lo
remplazó por la palabra afasia.

Investigación
Karl Wernicke, en 1874, propuso la existencia de dos tipos de afasia: motora y
sensorial, separables clínicamente; apoyó su punto de vista con base en
correlaciones clínico anatómicas.
Posteriormente postuló un tercer tipo de afasia que denominó afasia de
conducción, basado en la descripción diagramática de las áreas del cerebro que
participan en el lenguaje. Más tarde, propuso junto con Lichtheim un modelo de
clasificación de las afasias usualmente conocido como el esquema de Lichtheim-
Wernicke.
La primera descripción sobre alteraciones perceptuales consecuentes al daño
cerebral la realizó Munk en 1881, este observó que los perros con una destrucción
parcial pero bilateral de los lóbulos occipitales no podían reconocer (reaccionar
apropiadamente) ante los objetos previamente conocidos, a pesar de que lograban
evitar los obstáculos colocados en su camino.
En 1900, Liepmann introduce el concepto de apraxia, como una incapacidad para
realizar determinados movimientos bajo la orden verbal, sin que exista parálisis de
la extremidad correspondiente.
Periodo moderno
El libro de A.R. Luria La afasia traumática publicado en ruso, en 1947, y en inglés en
1970, el cual presenta una serie de propuestas originales acerca de la organización
cerebral del lenguaje y de su patología, basadas en la observación sistemática de
centenares de pacientes heridos de guerra durante el periodo bélico.
Señaló que los procesos psicológicos representan sistemas funcionales complejos,
que requieren de muchos eslabones diferentes para su normal realización En
condiciones normales, suponen la participación simultánea de múltiples áreas
corticales. Cada área cortical se encuentra especializada en una forma particular de
procesamiento de la información, pero tal procesamiento específico puede
participar en diferentes sistemas funcionales:
Periodo contemporáneo 1975
La afasiología ha tenido un crecimiento notorio en aspectos, tanto teóricos como
prácticos, relativos a la organización cerebral del lenguaje y su trastornos en caso
de patología cerebral.

¿Qué es la afasia?
Afasia es una alteración en la capacidad para utilizar el lenguaje (Bein &
Ovcharova,1970), un déficit en la comunicación verbal resultante del daño cerebral
(Hécaen, 1977), una pérdida adquirida en el lenguaje como resultado del algún
daño cerebral y caracterizada por errores en la producción (parafasias), fallas en la
comprensión, y dificultades para hallar palabras (anomia) (Kertesz, 1985), o
simplemente una pérdida o trastorno en el lenguaje causada por un daño cerebral
(Benson, 1979).
Afasia se refiere en consecuencia a un trastorno adquirido en el lenguaje oral. Las
afasias pueden presentarse durante o después de la adquisición del lenguaje. Se
deben distinguir dos tipos diferentes de anormalidades en el lenguaje infantil: (1)
disfasia de desarrollo como un retardo o trastorno en la adquisición normal del
lenguaje (Woods, 1985b), y (2) afasia infantil, como una pérdida del lenguaje
resultante de algún tipo de patología cerebral, producida antes de que se alcance
su adquisición completa (Woods, 1985b).
1. Considerando las características del lóbulo occipital presenta la corteza visual primaria
que facilita el análisis de palabras escritas y el córtex visual asociativo que permite la
identificación de la lectura.
2. Los elementos corticales funcionan de forma sincronizada donde la activación
comienza en el área prefrontal y termina en la corteza motora primaria.
3. Dentro de los núcleos talamicos quienes permitan la organización y regulación del
lenguaje se encuentran los núcleos geniculados quienes se responsabilizan solamente
del procesamiento inicial de los sonidos lingüísticos.
4. Los ganglios de la base intervienen en la regulación de la fluidez del lenguaje oral y
coordinación de las secuencias motoras del lenguaje oral y escrito y en ellos destaca la
labor que realiza el núcleo lenticular.
5. El proceso de lectura da inicio en la zona del área visual primaria luego se activa las
áreas formativas y donde permite la activación de la circunvolución angular derecha
quien integra los estímulos visuales y aditivos de manera conjunta, trasmitiendo la
información al área de Wernicke que otorga el elemento semántico facilitando la
comprensión de lo leído.
1. Tronco encefálico Responsable junto a los ganglios basales de
coordinar la fluidez de los movimientos de
articulación del lenguaje oral y escrito.

2. Cerebelo Ambas permiten la función de integración


multimodal de la información sensorial lo
que permite la comprensión del lenguaje
en sus dos dimensiones.

3. Tálamo Regula el lenguaje comprensivo


4. Lóbulo parietal Sigue las instrucciones elaboradas por la
corteza premotora y por el área prefrontal
y es responsable los movimientos orales.

5. Lóbulo temporal Es una vía que contiene las fibras motoras


facilitadoras de la correcta transmisión de
las eferencias motoras del lenguaje
6. Corteza motora primaria Esta especializado en los procesos de
análisis y síntesis de los sonidos del habla
7. Área receptiva El núcleo pulvinar es responsable de
coordinar la actividad de las zonas
corticales del habla, integra las aferencias
visuales y acústicas.