Sei sulla pagina 1di 116

REVISTA DE MÚSICA

Año V - n." 45 - Junio 1990 - 450 pías.

entrevistas:
MARISS JANSONS
LUIS DE PABLO |

especial
FESTIVALES DE VERANO

NORMAN^
••• v o z
Cuando se busca la mejor Alta Fideli-
dad hay que entrar en et sonido Digi-
tal. V Philips le abre la puerta de este
nuevo mundo con su sistema total-
mente digital. Tres piezas únicas de
avanzada tecnología firmadas por el
creador de la tecnología CD.
Reproductor Digital
de Compact Disc CDD-882.
El sonido digital inicia su futuro Con
el CDD-88S. El primer reproductor
totalmente digital con unas presta-
ciones y operatividad no igualadas y
que representa lo más alto de la ga-
ma de Reproductores de CD Philips
El mando a distancia, el sistema FTS
para selección de temas, la progra-
mación aleatoria "Shuffle Play" y su
Sistema de carga "Linear Skate" son
algunas de tas avanzadas ventajas
que Philips ha incluido en el
CDD-889. Pero lo mas importante es
su enclusiva conexión digital para
amplificadores digitales, como el
DFA-aaa
Amplificador Digital
DFA-888.
El DFA888esel primer Amplificador
Digital capaz de ofrecer la misma pu-
reza de sonido que un Reproductor
de Compact Disc gracias a la combi-
nación de filtros digitales y cuádru-
plefrecuenciademuestreo Además
permite coneciar dígita I mente seña-
les de CD (44.1 kHz), DAT (48 kHz) y
radio FM vía satélite (35 k H )
La potencia nominal de S x l l S wa-
tios, la conexión CD Direct y el selec-
tor de grabación separado son ya
de po< si motivos para reconocer la
superioridad tecnológica
de Philips.

Sintonizador Digital FT 880.


Una pieza maestra entre los Sintoni-
zadores Digitales que empieza a ser
Superior ya en la entrada de señal.
Doble entrada de antena para reco-
nocer emisoras locales o distantes
La estabilidad de la señal se consi-
gue por un decodif icador PLL y exis-
ten además filtros (SISC y para 19 y
38 kHz) que limpian la señal. La bús-
queda cíe emisoras automática o
manual termina de completar la im-
presionante calidad de la tecnología
Philips del FT BBO.

DIGITAL HI-TECH
Ahora esta claro el futuro de la Alta
Fidelidades Digital, y el líder seguiré
siendo el mismo: Philips.

PHILIPS
Edita
SCHERZO EDITORIAL, SA
O Marqué* de Mondeja*1. II 4" C
2B028 Madrid
Telef (?f) 246 7fc 22
Fax (91) 256 18 64
Presiente
Gerardo Queipo de Liana
Año V n.° 45 - JUNIO 1990 - 450 ptas.
Director
Antonio Moral
Director Adjunto
Javier Alfaya
Redactor fefe
Enrique Martinez Miurd
Consejo de Reífacoon
Javier Alfaya, Ftoberto Andrade Malde. Domingo def
Campo Caslel, Santiago Marlm Bermudez, Antonio
Moral, José Luis Rere? de Arteaga. Arluro Reverter. \o*é
Luis Té Hez.

Secciones
Redacción en Barcelona- frúncese X. Mata. Redacción
en Valenca Blas Cortés. Actualidad Enrique Martinez
Miura y Javier Alfaya Discos ínnque Perpz Adrián. Li-
bros. Xoan Manuel Carreira Alta fidelidad Alfredo
Orozco. Jazz Ebbe Traberg Música contemporánea SUMARIO
Manuel Rodeiro FDonación musical Víctor Priego Dan
za Jesús Castañar
OPINIÓN 4
Colaboran en este numero TRIBUNA LIBRE;
Javper Atfaya. Rúger Alier, Julio Andrade Malrie. RobCf
to Andrade Malde, Alfredo Brotóos Muñoz. Ricardo — El quiosco. Antonio Ferres 8
de Cala. Domingo deJ Campo Castpl. Eduardo Caía- ACTUALIDAD 9
nueva Ffedraja. |e$ús Castañar, Miguel Ángel Corpa, Btas
Corté?. Niño DentJCi, fadro Elia^. Antonio Ferrei, F^r — Festivales de Europa 1990 19
riando Fragar Mauel García Franco. Florentino Grama VOCES DE AYER Y HOY:
Utrillas. José Antonio LacarceL Ennque Lópe£-Aranc)a
Domingo. Kennell Lovelarid. Sanliago Martin Bermu- — Jessye Norman, la voz, Fernando Fraga 36
dez. Joaquín Martín de Sagarmmaga. Enrique Martínez ANIVERSARIO:
M>ura, Blas Matamoro. Ángel Fernando Mayo. Enrique
Pérez Adrián. |ose LUIÍ fferez de Arteaga. Gerardo — La OSRTVE cumple veinticinco años. Arturo Reverter . 40
Oueipo de Llano Onarndíar Arturo Reverter, Jordi Ri ENTREVISTA:
bera • Bergós. Manel RodeirQ Andrea Ruiz Tarazona.
José 5imo. Francisco Taverna-Beck José Luis Télfez. Eb-
Mariss jansons, bajo la sombra de Mravinski, José Luis Pérez de Anega 44
be Traberg. Juan Ángel tela del Camo, Francisco \o%e ACTUALIDAD DISCOGRAFlCA 51
Villalba Tala vera.
REFERENCIAS
— Iphigenia en Tauride, Jordi Ribera i Bergós 53
Coordina el Dosier de este numefo.
AnTonio Moral. DISCOS 5-4
Diseño de portada ESTUDIOS DISCOGRAFICOS:
Arquetipo — Vieja Rusia. Domingo del Campo Castel 77
foto de portada Chrislia* Slemer/PHILlPS. — Apoteosis checa, Santiago Martín Bermudez .. 78
Maqueta Arantza Quinta,mH¿. — Viejos tesoros pobremente presentados, Enrique Pérez Adrián . . 80
VIDEOS 81
Administración-
Cristóbal Andú|ar ^Contabilidad). Cretina Millet (dr4- LA GUIA 82
tnbución y suscripciones). Soma Yusle (secretaría). DOSIER: LA FLAUTA MÁGICA 83
Publicidad: — La flauta; mágica. José Luis Téllez . 84
Doble Espacio — La flauta mágtca como sublimación del singspiel. Manuel Garda Franco 88
General Yague. 10 • 2BÜ2O Madrid
Teiéft (91) 5S5 67 é? 5^7 II 83
— El contenido masónico. Brinque Martínez Miura . 92
Fax (91) 556 13 07 — Un cómico llamado Schikaneder, Andrés Ruiz Tarazona 96
Imprime MARTI-, SA — Tipología vocal, Arturo Reverter 98
Teléf (91) 472 E l 00 OPERA DEL SIGLO X X :
Fotocomposioon Lumimír. 5 A. — «Four Samts m Three acts» de Virgil Thomson 102
Al basanz, Aü 50 • 2803 7 Madrid. D A N Z A , jesús Castañar 104
Teleí (91) 204 30 01 • Fa* $\) 201 9S 48
MÚSICA C O N T E M P O R Á N E A 106
Depósito 'egái M-4822-1985
— El año de Luis de Pablo, Manel Rodeiro 108
ISSN 0213 4802
JAZZ: Episodios
SCHERZO es una publicaiiin de carácter plural y no
pertenece ni está adscrita a ningún organismo publico — Pon tus lágrimas a secas, Ebbe Traberg 110
ni privado La dirección respeta la libertad de e*pre ALTA FIDELIDAD:
sión de sus colaboradores. Los l&itos firmado* son de
Ja exclusiva responsabilidad de los firmantes, no 5ien — ¿Perestroika en digital?, Eduardo Casanueva Pedraja. 112
do por tanto opinión ofaia' de la reviste. EFEMÉRIDES, ¿OÍS Fernando Carvajal Blázquez. 114

SCHERZO 3
OPINIÓN

Un año más

ermino la temporada 1989-90 y nos En cuanto al teatro de la Zarzuela los calificativos

T
enfrentomos con el proceloso mar de un podrían se rutina y gnsura. Tan sólo la excelencia de
verano en el que, es tradicional, viene casi Las bodas de Fígaro ha salvado uno temporada de
ayuno de música, al menos en lo que a ópera que se ha mantenido a la altura
las mayores ciudades del país se refiere. acostumbrada en nuestra ciudad. Se sigue
Da la impresión que quienes apostando por los divos,../ la apuesta se sigue
mandan en el mundo de la música piensan que el demostrando errónea: ahí está el caso de La dama
madrileño o el barcelonés -ya sea por natura o por de pique. Por cierto que resulta CUITOSO que se dé
adopción- es ciudadano o ciudadana con alergio a por tercera vez -tercera- esta ópera de Cbaikovski
las bellas artes en tiempos de calor. Otro de las ogi- mientras siguen sin estrenarse en Madrid
ginalidades históricas, tan nuestras. Pero en fin, obras fundamentales del interesantísimo repertorio
pasemos adelante. ruso de los siglos XIX y XX.
Un vistazo a la ya pasada cartelera madrileña de la Por último unas polabras con respecto a los dos
temporada deja poco espacio para el optimismo. festivales punteros del país- el de Granado y el
Desde la páginas de esta revista hemos saludado Santander. El primero parece cada vez más
con una prudente esperanza la programación de la devaluado y sería preciso plantearse si no necesita
próxima temporada de la ONE, pero ésta sigue sin una remoción total. Hoy mismo en la ciudad de
que uno de sus problemas fundamentales se Granado es posible encontrarse con una oferta
resuelva. Es decir, a estas alturas la principal musical notablemente más interesante ol margen
orquesta del país aún no üene titular. Y menos mal del festival. En cuanto a Santander basta decir que
que se tuvo la buena idea hoce unos años de con- a estas alturas -tercera semana del mes de
tratar o un profesional tan competente como mayo- todavía no hemos podido conseguir que sus
Walter Weller, lo que ha permitido, en buena organizadores nos confirmen una programación defi-
medida, que se frenara la decadencia del conjunto. nitiva. En resumen, dos festivales que nacieron
Pero la situación sigue siendo de provisionalidad y mundanos y caros, como otros. Pero que mientras
alguien alguna vez tendrá que resolverla si es que esos otros han sabido renovarse, ellos han
queremos que viejos males no reflorezcan con permanecido estáticos e indiferentes a una realidad
mayor virulencia que antaño. En cuanto a la ORTVE social cambiante. De ahí su lenta decadencia.
hay que felicitarse -y desde SCHERZO lo Un año, pues, anodino y ruünano. Se dirá: reflejo de
hemos hecho- por la contratación como titular de la vida cultural anodina y rutinaria del país. Y es
Sergiu Comissiona, un excelente director. Con la verdad. P- Retirlo tiene algo de desesperante dada
programación a la vista, sin embargo, no es como la sobe,:;..' esto/idez con que la Administración
para echar las campanas al vuelo. Cierto es que españv • -central o autonómica- recibe las críticas,
Comissiona ha tenido que hacerse cargo de una incapa. Je hacer otra coso que no sea responder
programación ya acordada. Habrá que esperar para con exabruptos o con gestos de desdén. Pero las
ver, en ese punto, qué novedades aporta el maestro cosas son asi y el no verlo es, posiblemente, una de
rumano. las mayores fuentes de nuestros moles.

4SCHERZO
I OPINIÓN

UNA BROMA MUSICAL DISPARATE MUSICAL

Disparate
en carne viva (I)

M
e van a permitir, mis queridos todo, y ahora me vienes con estas". El
lectores, que me salga un poco pobre Mateo no entendía las conse-
de la linea habitual para contar- cuencias de su afirmación. 5!, se habla
les una historia, disparatada y por sorprendido de lo difícil que era
supuesto ficticia, pero que podría muy encontrar alguien que le enseñara

A
porrean mi puerta. El Jefe de bien ser real. aquel instrumento. También le había
redacción de SCHERZO apa- Aquel día Mateo iba andando abs- llamado la atención que cuando iba al
rece desencajado, con la mira- traído por la calle, en busca de su conservatorio encontraba una abruma-
da perdida, a punto de vociferar: Sr. remedio. dora mayoría de estudiantes de piano,
Mozart, el número está a punto de
Mateo era un ¡oven de cerca de 30 y casi todas chicas, como si con ellas la
cerrar y falta su excelsa colaboración. permisividad fuera mayor, o quizá era
Estaba / o con mi sayón mañanero,
años que vivía, como dicen ahora Joco
con la peluca a medio colocar, soñan- por le músico, pero por la de antes. una cuestión de herencia ligada al
do que estaba en Viena, que Mateo había escuchado música desde sexo, vaya usted a saber. Mateo, cómo
Constanza iba a aparecer de un su infancia y pronto pidió a sus padres no, había tenido que aguantar innume-
momento a otro por la puerta con un estudiar un instrumento. Aunque lo rables pitorreos de sus compañeros "¡a
neo aguardiente bajo el brazo.., que en fácil hubiera sido la guitarra, por aque- ver cuando nos haces unas al ajillo!", le
el Real Palacio mis artista; preferidos llo de "Mateo con la...", los papas le decían. Pero él seguía, y seguía feliz. Lo
ensayaban Eí Rapio en el serrallo, que pusieron a estudiar violoncello. y tras que no había entrado en sus cálculos
Salieri había muerto de un atracón de algunos años, el adolescente Mateo era la revolución que se había organi-
bombones, que Colloredo habla pre- decidió estudiar la viola da gamba. zado ahora, en su casa.
sentado su dimisión, que la Sterace Mateo había sido un niño normal y era Pasaron los años y Mateo, natural-
me esperaba en el café dragón,... todo un adolescente normal, objetivamente mente, estudió una carrera universita-
vana ilusión, hablando y teniendo en cuenta que ria, al comprobar que lo contrario
La barba semiprogre del jefe de aplícase aquí el término en su sentido podría haberle dejado huérfano pre-
redacción, envuelta en espuma wagne- médico, que no en el de norma al uso, maturamente por infarto de padre y
nana me acusaba inquisitorialmente. porque obvio es que extrañas aficio- madre. Avanzaba Mateo en su carrera
Los vivos siempre se creen superiores nes de tocar un instrumento con nom- de derecho, sin entender muy bien el
a los muertos, olvidando que somos bre tan marino y apetitoso distan de porqué y el para qué. Lo único que
eternos y por ello inmortales. Estuve a abundar en nuestra juventud. Lanzóse tenía claro Mateo era que cada vez
punto de mandarle a hacer puñetas al Mateo con entusiasmo al aprendizaje tocaba menos su amada viola da
mismísimo Prater... pero me contuve... de tan interesante tarea. A Mateo gamba.
necesitaba el dinero del articulo para aquello le parecía otro mundo y vivía
dar de comer a mis bichos y sobre Otro buen día, a Mateo le tocó
feliz a pesar de que por no ser de la
t o d o para comprarme una casaca hacer la rnh, como a todo buen espa-
norma, sus amistades, buenas por
nueva con la que asistir a las represen- ñol que se precie, y allí se fue sin
demás, eran más bien escasas. Hete
taciones del III Festival Mozart Juré en entender tampoco por qué tenía que
aquí que un buen día, cuando Mateo
hebreo y cogí pluma y tintero y aquí cambiar la viola por el fusil. Llegó al
se encontraba ya en la edad apropiada,
me tenéis. Nada os puedo decir sino campamento, hizo lo que hacen todos
su papá circunspecto y transcendente,
que disfrutéis de mi música estos días los reclutas, o sea, la instrucción {?), y
se acercó a él y le espetó: "Hijo, ¿a qué
y de paso olvidéis todo lo que hay próximo a ser destinado a alguna fun-
que olvidan que sois humanos, que
piensas dedicarte en el futuro?". Mateo
ción, fue preguntado, como todos, por
vivís en este país de sagitario, que la quedó estupefacto. Él siempre había
sus conocimientos. Como aún no
mugre moral nos invade y que como creído que todo estaba muy claro y no
había terminado la carrera, dijo lo
no hagáis un esfuerzo personal ésto alcanzaba a entender la pregunta de su
único que en aquel momento se le
no hay quien lo salve, ni siquiera yo. padre. Éste, consciente de la sorpresa
vino a la cabeza, quizá porque lo echa-
Por si acaso, os doy una fórmula: Unas que había provocado, matizó su pre-
ba de menos:"soy músico". Al ser inte-
gotitas de Betu/ra /itérala, unos disfra- gunta:"¿Me has entendido?. Lo que
rrogado sobre el instrumento que
ces como los de Cosí, unas cuantas quiero preguntarte es cómo piensas
tocaba, Mateo respondió muy conven-
semicorcheas de mis sonatas para ganarte la vida". Ahí se quedó Mateo
cido:"^ viola da gamba". Poco después,
piano, un disfraz de barbero y algunos pálido, y casi como un autómata,
el recluta Mateo dejaba de ser recluta
ligues como Don Giovanni, et 5a ce alcanzó a balbucean'Coon la., la., mús-
tout. Si no es así. reclamad al maestro y quedaba de soldado destinado en...
cica". Al papá de Mateo casi se le caye-
armero. Yo, al menos, así, fui feliz. la cocina. Aquel día lloró. Eran dema-
ron las gafas. Caras largas, lamentos
Salutem plurimam. siadas cosas las que no podía enten-
plañideros de la mama "yo, que pensa-
der.
ba que serías un buen médico, o un
ilustre abogado; y, que te lo he dado
W.A.M. Rafael Ortega.

SCHERZO 5
OPINIÓN

BACHILLERÍAS ÁNGULOS

De ululatione Genios
o genial es, p o r definición, raro, des a las que lo único que le sinteresa es

L
speluznante. Lo trae la prensa

E hoy, 5 de mayo: en el pueblo


madrileño de Colmenar de
Oreja -precisamente- se ha celebra-
excepcional. Un genio es un indivi-
duo que marca a una época, que,
en cierto modo, la transforma. Expresa
un tiempo y a la vez lo trasciende y lo
el espectáculo,
Pero resulta que Masur ha desempe-
ñado un honrosísimo papel en la demo-
cratización de la RDA. Ha sido un líder
do un concurso de gritos. Treinta supera. Por eso la calidad de genio es cívico de primer orden, cuya personali-
individuos/as han competido sin más tan rara, tan imposible. dad y el respeto que inspiraba desempe-
armas que su garganta / un jurado ñaron un papel decisivo a la hora de
Es conocida la afición nacional a la convencer a las antiguas autoridades de
ha sopesado los rnéritos en poten-
hipérbole. Me acuerdo de una vez que su país que se deiaran de pensar en
cia, resistencia, interés y calidad.
le hicieron una entrevista radiofónica a locuras e hicieran mutis por el foro, que
Admirable. Un ecólogo especializado aquel inmenso actor que se llamó Pepe
en el estudio de las ratas de cloaca era lo que deseaba la inmensa mayoría
Isbert. El locutor, en su entusiasmo, no de sus conciudadanos. Masur, según se
observó que cada tribu ratuna mar- encontró mejor elogio que hacerle al refleja en una entrevista publicada en el
caba su territorio y que. cuando un veterano cómico que llamarle genio, número de abril de Le Monde de la
espécimen de otra tribu traspasaba Isbert, que además de un artista admira- Musique ha salido un tanto escaldado de
los limites, los propietarios lanzaban ble, era una persona sensata, comentó: su trato con los políticos y no parece
un grito tan desgarrador que parali- 'Hombre, tanto como genio...". Dio asi que esté absolutamente contento de
zaba al intruso y, en casos, lo mataba una lección de humildad, de sentido pro- cómo han salido las cosas en la RDA.
fesional Excederse en el elogio es una
en el acto. Impresionante. El sabio Pero, ¡cielos!, ha fichado p o r la
mala costumbre muy nuestra, como lo
Boecio, que Dios tenga en su gloria, Orquesta de Nueva York, los norteame-
es negarle el pan a quien nos cae mal.
afirmaba que "los franceses Noran, Decir, por ejemplo, que un artista consa- ricanos son unos hachas en relaciones
los alemanes ladran, los españoles grado que no nos gusta es una especie públicas y además aquella es la vicecapi-
gritan y sólo los italianos cantan". As! de robaperas o de bluff sin talento. tal de la metrópolis, así que, como dicen
éramos y asi somos. Escúchese a los en mi tierra, donde hay patrón no
seguidores de la selección nacional Asi no es extraño que cuando deter- manda mannero. Si no lo hubieran con-
minados periódicos españoles dieron la tratado los norteamericanos, Masur serla
de fútbot o al Coro Nacional o al de
noticia de que Kurt Masur habla sido un ilustre desconocido para la inmensa
la RTVE o a los tenores y sopranos mayoría de los periódicos españoles.
nombrado director de la Filarmónica de
más aplaudidos por la afición o a Nueva York lo calificaran, sin más, de Ahora ya verán ustedes como hay bofe-
cualquier ciudadano en plan de aquí genio, algo de lo que que si el gran tadas la próxima vez que aparezca por
estoy yo y compruébese la calidad y maestro germano-oriental se enterara estos pagos y hasta saldrá en portada de
cantidad de sus cuerdas vocales. posiblemente provocaría en él un algunos de esos insustanciales colonnes
comentario parecido al que hizo en su semanales que saca nuestra prensa dia-
día Isbert Masur ha estado varias veces ria. Le entrevistarán, le jalearán y su ros-
Un corolario que no viene a cuen-
en nuestro país al frente de la orquesta tro hasta se convertirá en familar para el
to pero que no deja de tener su público. Muy pocos sabrán que es un
que aún sigue -y seguirá, al parecer- din-
miga es que el ganador del concurso giendo: la de la Gewandhaus de Leipzig. admirable intérprete de Beethoven y de
de marras trabaja en la CTNE. Nadie entonces le calificó de genio. Y, Mendelssohn, de Brahms y de Bruckner.
Curioso. No hubo allí aparatos de desde luego, no era de esos directores Pero habrá entrado en el show-business.
medida, para los expertos afirman de orquesta que pasan a las portadas de Que es de lo que se trata en esta santa
que se rozó el récord mundial esta- las revistas de información general como novena.
blecido en Londres con un berrido divos de un tiempo y de unas socieda- Javier Alfaya
de 120 decibehos, equivalente al
ruido de una taladradora de ésas de dona y empaña toda la reseña (pág, 66
levantar adoquines. En esa cifra se del número de mayo): asegura su firman-
sitúa el umbral del dolor. te que "Haenchen opta por una orquesta

Como Dios es misericordioso y Confusión de instrumentos originales, y para el popel


de Orfeo..". para más tarde afirmar que "la
procura a cada cual lo que necesita, orquesta, aun admitiendo su condición
Con verdadero estupor y creciente arcaizante, resulta de elevada calidad con
ha dotado a nuestro pueblo del antí-
indignación acabo de leer la reseña firma- las debidas excepciones, como la medio-
doto preciso: la sordera. Otros dicen cre lectura del solo del Ballet de los
da por el señor Jo.R.b. (Jordi Ribera i
que no ha sido Dios, sino una Bergós) de la nueva grabación del Orfeo Espíntus Benditos (sic), perpetrado con
estructura cerebal llamada tálamo. ed Euriéce de Gluck a cargo de Harmut una inaguantable flauta travesera de
dedicada entre otras cosas a selec- Haenchen para el sello Capriccio, modera'. Ya en otras ocasiones hemos
cionar las sensaciones para que el Dejando a un lado los coméntanos críti- tenido que padecer la gracia (?) del señor
cos del señor Ribera i Bergós (que no Ribera i Bergós al comentar conciertos o
cerebro no reviente. Sea quien haya
comparto pero que respeto profunda- discos interpretados con instrumentos
sido, gracias. originales o antiguos (según él, "violines
mente), sí me permito señalar su atención
sobre una afirmación suya -que no que suenan a lata, primitivas flautas de
comentan o, repito- que no se correspon- madera...': bien, todo ello, como decía
Sansón Carrasco
de con la realidad y que. además, condi- antes, me parece digno de respeto, pues-

6SCHERZO
m
OPINIÓN

to que es su opinión personal. Pero. Sr.


AL MARGEN director, en este caso sus afirmaciones
son de una tremenda gravedad porque
los instrumentos empleados en la graba-
Tiempo de estrépito ción son instrumentos convencionales, no
son instrumentos originales en absoluto.
Obviamente, las inaguantables flautas de
oteles, restaurantes, bares -nada Así las cosas, a nadie puede extrañar

H
madera son de metal, y el sonido arcai-
digamos de tas discotecas- se que las salas de conciertos y los teatros zante corresponde al del instrumental uti-
confabulan para ensordecer a de ópera hayan sido invadidos por el lizado en las versiones de Neumman y
nuestra población. Televisores y radios estrépito; que los compositores escriban Muti, que tanto le gustan al firmante de la
"difunden su influjo más allá de lo apete- "sonidos rotos', "multifonicos", etcétera; reseña. Así las cosas, me pregunto qué
cido (esto es, al vecindario) y con esa que las más bárbaras (y latosas) percusio- credibilidad tiene ese señor a partir de
intrusión atentan gravemente contra la nes suplanten al nobilísimo timbal hayd- ahora, porque ya no se trata de que des-
libertad de cuantos no se han reunido niano y los más estentóreos aullidos conozca las cualidades sonoras, tímbricas,
para escucharlos' (Kant, Critica de la ofeupen el lugar hasta ahora reservado al de los instrumentos antiguos, es que tam-
bién desconoce las de los instrumentos
facultad de pensar)... arte canoro. £1 viejo Lukács estará con-
modernos, con lo cual, bajo mi punto de
Ya oirán ustedes como, además, toda tento al ver su célebre teoría del reflejo vista, queda absolutamente descalificado.
(mala) suerte de fragores nos destroza- confirmada por la práctica musical,
rán los tímpanos durante la venidera Yo propongo, en vista de su probada Reciba Vd. mi más cordial saludo, y mi
canícula: los automovilistas mecerán eficacia para desalojar rápidamente las profundo deseo de rectificación.
nuestros insomnios con el acelerador, los salas en que restallan, que estas músicas
motoristas arrullarán nuestras vigilias con sean desde ahora patrocinadas por
José Carlos Cabello
sus inclementes tubos de escape; bom- Protección Civil, ya que si no caldean
FE DE ERRATAS
beros, ambulancias y policías contribuirán los espíritus sí evitarán (toqúense en
al generalizado pandemónium, eficaz- caso de incendio) que se calcinen los SCHERZO n. 44 Sección Alta Fidelidad.
mente secundados por (as brigadas del cuerpos, En el artículo ¡opón- Los componentes del
agua, gas y electricidad que taladrarán, año 1989 de Alfredo Orozco se deslizaron
una y otra vez, el suelo municipal (y las siguientes erratas en la página 26, colum-
sobre todo espeso) de nuestras ciuda- na I:
- donde dice Aranda debe decir Arada
des- Aligue/ Ángel Coria.
- donde dice jamás debe decir |aponés.

BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN Rellene y envíe estos cupones

sdr&ízo
d Marqués de Mondéjar. II - 4.° C • 23028 MADRID
Tel. 246 76 22 • Fax: 256 18 64

Deseo suscribirme, hasta nuevo aviso, a la revista SCHERZO a partir del número por períodos
renovables automáticamente de un año natural (diez números), cuyo importe 4.000 pesetas (I) abonaré de la siguiente forma:

D Transferencia bancaria a la c/c 15.730-0 del BANCO HISPANO AMERICANO, Sucursal 0319.
Dr. Gómez Ulla. 2 - 28028 MADRID.
D Por talón bancano ad|unto
• Por gira postal
n Con cargo a la Cuenta n.° de .(2)
de de 199 Firmado,
Atentamente,

(1) Las suscripciones para el extranjero importarán por correo ordinario 5.000 péselas y por avión 6.OO0 pesetas para Europa y 7 CO0 para America.
y deberán ser abonadas medrante cheque bancaria
(2) Táchese la que no proceda

Nombre

Domicilio

Población . . Teléfono

Números atrasados: 425 pos.

SCHERZO 7
OPINIÓN

TRJ5UNA LIBRE

El quiosco
de la música

M
is primeras remotas memorias se pierden en espacios que
aún me parecen desconocidos. Pero adentrándome por
senderos que se hacen cada vez más reales llego al par-
que, a la glorieta del quiosco de la música. Recuerdo las nucas
quietas de la gente, la patas de hierro de las sillas, clavadas en la
tierra, / el círculo que formaban los troncos de los árboles. Había
entonces un silencio larguísimo. La música estaba callada, hundida-
en aquel espacio tibio y jadeante. ¡En cuántas ocasiones fui hasta
allí? ¿Por qué me atraía tanto esa glorieta de niño?
Me gustaba volver porque siempre estaba t o d o fijo, igual,
aguardando que estallara la música en un milagro, la música como
si nadie la hubiera oído antes nunca. Era magnífica aquella calma
en la cual latíamos. Vivían ahí el orden, el ahogo, el ensueño o el
miedo como cristalizados en el aire. Esperábamos la música aún
no nacida. Viniera yo de donde viniera ese sitio permanecía into-
cable e igual. Regresaba otra y otra vez. y todo seguía a la espera
dentro del círculo de los árboles. Sentía un gran descanso al llegar
y al ver a la gente sentada lo mismo que siempre, sin perseguirse
ni matarse. Solamente yo cambiaba cada día A lo mejor ya no iba
de la mano de mi madre, o llevaba un abngo de mannero hereda-
do de mi primo, o habla oído susurrar a mis tíos historias de los
soldados en ía guerra, o era mi abuela quien me llevaba. Pero
estaba seguro de que cuando llegáramos allí las personas seguirían
en las sillas de hierro alrededor del quiosco, y de que volvería a
sentir lo que había sentido en mi primera remota memoria.
Parecía como si desde antes de que sonara la música por primera
vez, ya estuviera callada y entera allí, encerrada e infinita.

Aunque cambiase y me hiciera viejo y me muriese, la música


nacería en ese espacio después del silencio, del aliento del aire
entre lo árboles.

Antonio Ferrer

8 SCHERZO
ACTUALIDAD

BARCELONA

«Jenufa», un acto de justicia


Barcdoni: Gran Teatro del Liceo 14 de mayo de 1990. Janacete Jenufa. Pnncipales intérpretes: Linda Plech, resante voz aunque un punto faíta de
Léame Rysanek, Manta Knobel. Jan Slinkhof. Petsr Straka, Alfonso Echevarría. Direcciún musical: Viclav clarobscuro; su soliloquio del Acto II
Neumann. Dirección de escena y diseño de luces: Mano Gas. Escenografía y vestuario: Marcelo Grande (Nueva (Mamicko, mam tezkou hlavu) y la plega-
producción 1 Gran Teatro del Uceo).
ria subsiguiente (Zdrávos kvólovno)
Han transcurrido veinticinco años deben quedar como e|emplo de lirismo
insospechables (sólo obscurecidas por
desde que ¡enufa se representó por pri- y capacidad para el matiz.
alguna mediocre prestación individual);
mera y última vez en el Liceo (se estre- ha sabido mantener la tensión dramática A menor altura ha estado el trabajo
nó en 1965, con Nadeza Kniplová como de la parte orquestal a lo largo de las de los dos tenores protagonistas, Jan
Kostelnicka): por ello, esta magnífica casi dos horas y media que dura la obra Blinkhof (una Laca de fea aunque poten-
muestra del nacionalismo tardío y de la y ha resaltado toda la riqueza instrumen- te voz, pero muy cuidadoso con la evo-
madurez de Janácek, pedía a gritos no tal de la partitura; ¿puede pedirse más? lución psicológica del personaje) y Peter
sólo su reposición, sino una versión Con direcciones como la de Neumann Straka (Steva coorrectamente interpreta-
escénica y musical de envergadura. la ordenada batalla que se libra en el do pero con una zona aguda no lo sufi-
Creemos que, con sus más y sus menos, foso operístico adquiere dimensiones cientemente recia). Mas. después del
estas exigencias se han cumplido debida- increíbles. espantoso Bacchus del tenor Paul Frey
mente. en las últimas representaciones de
No quisiéramos, en el capítulo vocal, Ariodne auf Noxos, cualquier tenor míni-
En primer lugar porque el regista desmerecer la actuación de Linda Plech mamente decente puede parecemos
Mario Gas nos ha ofrecido una puesta como Jenufa, pero no creemos estar
en escena en la que, con muy
buen criterio, se han eliminado
todas las referencias al folklore y
al paisaje moravo -bastante pre-
sentes ya en la partitura- y ha des-
nudado el drama de elementos
superfluos, dirigiéndose al núcleo
del mismo, es decir, a la existencia
de un niño concebido y nacido
furtivamente (el hijo de Jenufa y
Steva) que de modo similar (aun-
que salvando las diferencias de
género y ambientación) al
innocente de D'Annunzio/Visconti,
suscita una serie de reacciones
éticas distintas. La intemporal le
iba como anillo al director catalán,
y -con la colaboración eficacísima
de su escenógrafo habitual,
Marcelo Grande- ha ubicado la
acción de la ópera en un paisaje
lastimado p o r una explosión
nuclear, con ruinas de cemento
armado, un riachuelo que sirve de
v e r t e d e r o residual y el busto
gigante de una Virgen (¿quizás
para sugerir la inocencia de
Jenufa?). Dicho espacio escénico se Lindo
ha Ptecfi y Manta Knobel en uno escena de ¡o Jenufd cfcl Liceo
visto realzado por un diseño de luces del lejos de la verdad al afirmar que la vela- portentoso a su lado. Notables las actua-
propio Gas que subraya hábilmente las da ha estado dominado por la imponen- ciones de Marita Knobel (Buryja) y
distintas situaciones dramáticas y el te Kostelnicka de la gran Leonie Rysanek, Alfonso Echevarría (El alcalde). En el
emplazamiento de los intérpretes en que (jpor fin!) se ha presentado triunfal- resto del reparto, a base de cantantes
solitario o en grupo. mente en el Liceo. ¡Qué importa que la locales, hubo de todo un poco, desde lo
voz carezca de la lozanía de antaño o francamente bueno a lo mediocrísimo.
que alguna nota denuncie el envejeci- Y, para terminar, señalemos la calidad de
miento de la misma? Pocas cantantes las intervenciones del coro (que cantó
hoy día -muy pocas- podrán interpretar en checo, si señor) y lancemos un exa-
Presentación de Neumann
con un temperamento dramático similar brupto contra el invisible subtitulado en
y pareja incisividad en el agudo el monó- catalán del texto del libreto.
En segundo lugar -y no menos impor-
logo del Acto II (Co chvíta... co chvila..,) o
tante- porque el gran maestro checo la escena de la confesión en el III (/este
Václav Neumann, que efectuaba su pre- jsem tuja!). La Plech ha sido por su parte
sentación en el Liceo, ha llevado a la una Jenufa de elevada musicalidad e inte-
orquesta del teatro a alturas de calidad Jordi Ribera Bergós.

SCHERZO 9
ACTUALIDAD

MADRID
La Dama y los Fulleros
Dos voces
M i d r i d . Sala Fénix, ffl de abrí. Elena Obratzova
(meüosoprsno) y Alejandro Zabala (piano).
Auditono Nacional, 27 de abril. Sumí |o (soprano).
Bo Pnce (piano) y Rafael Casasempere (flauta).

Obratzova es bien conocida del público


español. De algún modo, este peregrino
concierto confirma lo que sabemos de ella,
ante t o d o que no es una cantante de
cámara. Su voz tiene una imponente pre-
sencia, es corpórea y extensa. Su canto es
apretado; más que apoyo, tiene empuje y
fuerza los registros provocando desagrada-
bles saltos en los pasajes, desde un grave
poitnné hasta un agudo heroico pero estri-
dente. Sus relaciones con la afinación a La Domo de Picas de Chaikovski en La Zánjela
veces son conflictivas, nunca nítidas. Madrid, Teatro de la Zarzuela. 4 de mayo Chaikovskr lo dorna de picos Yuri Marusm (Herrman), Yun
Gradúa el volumen con modestia, no Mazurok (Conde Toniski), Martin Egel (Príncipe Eletski), Maunce Arthur (Checalinski), Heikki Orama
saliendo de lo estentóreo. La coloratura es (Sjnn), Ricardo Muñoz (Chapitel), Fernando Balboa (Nanjmov), Elena Obratzova (Condesa). Natalia
Troitskaia (Lisa). Clajre Powell (Paulina) Dirección musical Miguel Ángel Gómez Martínez. Puesta en esce-
simplificada con audacia y distracción. La na: Kerth Wamer. Escenografía y figurines: María Bjómson.
tarde referida se la vio escasamente con-
centrada en la faena, muy de trámite y de Va de Chaikovski, por el siglo y tinglado como si el libreto fuera de
paso. Dos actitudes dudosamente compa- medio que se ha ganado a fuerza de Pirandello. Para colmo, escogió unos
tibles con la intensidad íntima de un recital. vena melódica y arrebato tardorromán- espacios escénicos ándos, o bien vacíos
tico. Pero, convengamos que el maes- y desangelados, o bien llenos de mue-
El repertorio elegido fue coherente sólo
tro ruso no fue un gran operista, lo bles y trastos que entorpecían el des-
en las propinas, cuando, al fin, disfrutamos
cual no deja de ser curioso, ya que su plazamiento de los actores. Abusó de
de dos canciones populares rusas y una
genio dramático reluce con nitidez en alegorismos y cayó en monotonías de
página operística: el Obersteiger de Zeller.
sus ballets y sinfonías. A sus óperas les color (grises y ocres), envueltos en un
Hasta entonces nos propinó un Mozart
falta tensión teatral en términos de exceso de velos que parecían situar
ejemplarmente impropio (Lo demenza á
música y destacan por lo que menos todas las escenas en una factoría textil,
Tilo), cierto aproximativo Beethoven y una
operístico resulta: la cantilena elegiaca y de identidad dudosa.
sene de páginas operísticas, adecuadas a su
los pasajes descriptivos. No casualmen-
voz (Santuzza, la Neris de Medea, Dalila. Gómez Martínez dirigió con anodina
te quedan de Eugenio Omegutn, por
Charlotte) y una Lauretta puccianiana que cuadratura. En general, no molestó la
ejemplo, sus bailes.
clamaba al cielo, al menos el cielorraso de vocalidad de la escena, aunque hubo
la sala. El ana suicida de Ponchielli fue susti- Pushkin mediante, esta obra se pare- algún desequilibrio y algún conjunto no
tuida (acaso por el confeso peligro mortal ce bastante a la antes mencionada. Su muy conjuntado. La mejor voz de la
que expresó la intérprete) por la donizet- conflicto amoroso, su lirismo reticente. noche fue el cono, preciso, afinadísimo,
tiana Favorita, de cuyo be kantismo se alejó un trasfondo siniestro y la seducción de una sonoridad brillante y placentera.
eficazmente Obratzova. aliada del erotismo, el azar y la muerte, En orden de méritos, le siguió el tenor
componen un menú para paladares Marusin. voz estentórea y de afilado
En cambio, una sorpresa muy de agra- románticos, ávidos del vinagre del mar- timbre, sobre todo en el agudo, aunque
decer fue la presentación de la joven tino tísico, Lo demás es tramite tnvial y no siempre afinado y, en ocasiones, de
soprano coreana Sumí Jo, que ya está languidez dramática, salvo en contados un fraseo errático. Destacó su vena
haciendo carrera de primera fila a sus 26 momentos de eficacia como la muerte actoral en la última intervención.
años. Es una defnida soprano ligera, de de la condesa y el dúo postrero de los Troitskaia lució un ófgano bello y gene-
una voz no muy importante pero timbrada amantes. En la puesta de la Zarzuela, roso (salvo en el sordo grave) y una
y cristalina, que evoca la sonondad angeli- peregrinamente, el director de escena técnica incorrecta, que hizo sonar
cal de las co/oroturos clásicas. alteró algunos detalles. Lisa no se arroja hirientes sus agudos y excesivo su vibra-
Sumí jo descuella en lo que debe, en el al Neva y muere en el duro suelo; to. Obratzova se movió con comodidad
dominio de los recursos que exige el arte Herrmann no se suicida sino que es y con sus habituales desniveles de tim-
acariciante, davtzioso y ornitológico de su mutilado por un tercero. No es licito bre en un papel que exige más una gran
cuerda: escalas cromáticas impecables, gra- hacerlo. Fn el caso, tampoco resultó actnz que una voz Eficientes los com-
duaciones de volumen aterciopeladas, útil. primarios, de entre los cuales rescata-
picados, trinos, adornos, saltos rápidos y mos el timbre comedido y el fraseo
precisos, agudos y sobreagudos con crista- Wamer propuso una lectura doble inteligente de Powell, en sus dos retace-
lina solidez. Desde el comienzo, contó con del drama: es la ópera vista por adas pero importantes intervenciones.
la voz calentada y la emisión dominante, Herrmann. Esto es absurdo, porque al
plena de sus medios. Los barrocos fueron personaje le ocurre la ópera y no
vertidos con sensibilidad y recortada linea. puede estar entrando y saliendo del Blas Matamoro
Luego, en la dulcería más de su cuerda.
anduvo por alturas brillantes, melodismo
rotundo, cadencias de funambulismo vocal acompañarla en su especialidad. Todavía es Aflatado el flautista. Suetto e impreciso,
gracioso y espectacular. un tanto reciente en la propuesta interpre- el pianista, de una sonoridad en punios de
tativa. Pero tiene extrema concentración. pie, muy adecuada a la solista
Nuestra soprano, tal vez, está por adqui- decantado estudio y dominio de los distin-
rir los arrestos de la diva que pueden tos idiomas. Fernando Fraga

ÍOSCHERZO
ACTUALIDAD

La visita más esperada Elefantiasis


M«drid. Auditorio Nacional. 6-V-90. BeHioz,
q . Aldo Baldm. tenor. Orfeón Donostiarra.
Madrid. Auditorio Nacional. 20-IV-90 Lutoslawski. Cham 3. Chain 2, Concierto para otquesta Krzysztof Orquesta Nacional Director: Rafael Frühbeck.
lakowicz, violín. Orquesta Nacional. Director Wrtofd Lutoslawski. Auditorio Nacional. Mahler, Ocloua Sinfonía.
La presencia en el podio de la ONE de Gondelí, Zylis-Gara, Verdera. Takács. KaINsch.
Gulyas, Schulte, Krause. Escolante del Recuerdo
uno de los compositores vivos más rele- Cor de Valencia. Coro y orquesta de RTVE.
vantes, para interpretar obras suyas, era Direaor. Arpad Joó.
de antemano una de las propuestas más
interesantes de la temporada 89/90 de la En pocos días, el público madrileño
ha podido enfrentarse con dos obras
orquesta. Lutoslawski, que sólo dirige
muy representativas del monumentalis-
obras propias, consiguió transmitir su
mo sinfónico-coral, desde los geniales
mundo personalísimo al con|unto. reali- atisbos beriiozanos a la hipertrofia mah-
zando éste uno de los trabajos memora- leriana, que establece ya un punto que
bles del curso. No se le extrajo toda la no puede ser franqueado. Una partitura
riqueza timonea a Chain 3, si bien hubo como el Réquiem del compositor fran-
atmósfera y quedaron dotadas de sentido cés encaja con algunas de las mejores
las diversas células que, a m o d o de dotes de Frühbeck quien supo contro-
microcosmos sonoros, constituyen la lar en todo momento los medios a su
pieza. Las dificultades de la partes solista disposición. Desde luego, se preocupó
de Chain 2 fueron salvadas con soltura más por los estallidos que por los mati-
por Jakowicz, quien trazó una linea muy ces, si bien buscó casi siempre el efecto
elegante y virtuosisto, virtuosismo que adecuado, fuera éste o no por el cami-
no siempre encontramos en la orquesta, no de la espectacularidad. Así, se obtu-
en especial en el último tiempo de la vo un climax masivo en el pasaje Tuba
obra, una suerte de movimiento perpe- mirum del D/es /rae, pero no menos
tuo. Sí que hubo, en cambio, sutilezas y una expresión delicada en el Soctus.
poesía en los movimientos I y III. La pro- Baldin cumplió en su intervención, aun
gramación del Concierto para orquesta con la justeza de su emisión en el regis-
tro alto.
f 1954) es de por si un hecho significativo:
Lutoslawski no renuncia a su obra tem- Lutoslowsfci FOTO/. ZOIDO
Si se equivocó o no Gustav Mahler
prana, aunque su lenguaje sea tan dife- dio todo el color de la página, y hubo con su Octava es una cuestión en la
rente del practicado en el resto de su incluso problemas de empaste en los vio- que no cabe entrar dentro de los lími-
producción. En el caso del Concierto, en loncellos (comienzo de Intrada). el aspec- tes de esta critica. En todo caso, la pri-
algunas cosas tan bartokiano, además de to constructivo se resolvió más que plau- mera parte de la obra, el Ven/ Creator,
tratarse de su obra maestra de las que siblemente. Lo más destacable habría que propone un magna que parece investi-
parten de un material folklórico, es encontrarlo en el clima de carrera fantas- gar las fronteras de lo audible- La ver-
importante porque nos permite compro- mal dado al Capriccio. sión escuchada, en el veinticinco aniver-
bar que muchos de los procedimientos sario de los conjuntos de RTVE, supuso
de escritura del Lutoslawski más moder- una prueba de fuego para los intérpre-
no están ya aquí. Si la interpretación no E.M.M. tes. Las dos partes de la obra tuvieron
niveles artísticos muy distintos, La clari-
ficación del Veni Creator se volvió más
imposible que nunca. Sin entrar en la
Cherkassky: sabor añejo pormenorización de los fallos técnicos,
la tendencia al grito de las voces y la
tosquedad instrumental, en especial en
Madrid. Teatro Monumental. 20 de abril. ORTVE Odón Alonso (director), Shura Cherkassky (piano), los metales, hicieron nafraugar la de por
Atsuko Kudo (soprano) Obras de Rodrigo y Chaikovski. sí problemática página. Joó recogió las
El pianista Shura Cherkassky tiene En esta ocasión le tocó el tumo a otra aguas en el reposo del inicio de la esce-
setenta y nueve años y continúa siendo de esas obras que sólo gracias a él nos es na final del Fausto goethiano, buscó
una glona escuchado. Alumno de Joseph dado escuchar y que se le acoplan como subrayar las similitudes temáticas entre
Hofmann, quien lo fue a su vez de Antón un guante, el Condeno n.° 2 en Sol Mayor las dos partes del díptico y consiguió
Rubinstem, hace suyo un píanismo des- de Chaikovskí. Se trata de una obra de una medida ascensión conclusiva. La
preocupado y de apabullante dominio insultante virtuosismo, muy alejada en ins- ejecución contó con voces poco desta-
técnico, una manera de tocar piración de los grandes títulos chaikovs- cables, perdidas muchas veces en el
caracterizada por el uso aristocrático del kianos y cuyo tratamiento episódico y maremágnum mahleriano.
ruboto y la capacidad para encoger y dila- vacíos generados entre el instrumento
tar la frase sin mengua o alteración de su solista y la orquesta no hacen sino ir con-
sentido musical. Poco amigo de caminos firmándose a medida que la pieza avanza. E.M.M.
trillados, sus afinidades le acercan a las Como en su día sucediera en Moscú por
obras más infrecuentes de Listz, la obra y gracia de Giréis, el ejemplo del
Fantasía Isiamey de Balakirev o las com- Monumental se salvó gracias a su prota- El concierto incluía también otros pen-
posiciones del citado Rubmstein, cuyo gonista: un Cherkassky sensiblemente tagramas infrecuentes debidos a Rodrigo,
Cuarto Concierto exhumó recientemente secundado por Odón Alonso. Su endia- los atemporales Coitos de amor y de gue-
en el Palau de Barcelona. Todas estas blada demostración de control técnico, la rra, servidos impecablemente por la sopra-
cosas, además de la propia edad, le hacen forma bravísima en que sortea octavas, no Atsuko Kudo y por Alonso.
más cercano en espíritu a los míticos Von escalas y trinos dificilísimos contnbuyen a
Sauer, Rosenthal, Friedman o Barere hacer creíble todas sus debilidades forma-
que a la mayoría de sus colegas actuales. les.
J.M.S.
SCHERZO 11
ACTUALIDAD

El clasicismo
Temperamento y nervio
dePerahia
Joáo Pires, a la que tanto admira, parece
Madrid, Auditorio Nacional. Sala Sinfónica. 9-05-
90. Fanck: Preludio, coral y fuga, Schumanrv jugar mientras toca con la distancia misma
fcrttasiestücfce, opus 12. Giopin: Stherzo número 3. entre ella y el teclado, prodigando gestos y
opus 39; Mozurko en si bemol menor opus 24/4; contorsiones muy expresivas, que acaso
Nocturno en Mi bemol mayor, opus 55/2. Listz: Al
borde de un fuente; Rapsodia española, Murray Perdía, con el tiempo economice.
piano. La difícil Sexto Sonata de Prokofiev que
abrió el recital, requiere como tantas obras
Como clausura del ciclo Piano 2000, pianísticas de este autor una fortaleza y
que en esta temporada ha reunido rele- una potencia notables, que Rosa Torres-
vantes nombres de la actualidad Pardo con un acentuado uso del pedal,
(Barenboim, Bashkirov, Larrocha, Pires), logra amoldar satisfactoriamente a sus
Ibermúsica propuso un recital del gran características físicas. Recreándose más de
pianista norteamericano Murray Perahia una vez en estas dificultades no olvidó
(Nueva York, 1974), estrella de la casa de jamás las expansiones líricas contenidas en
discos Sony CBS. El programa era muy la obra, cuyo lirismo rescata al máximo.
actractivo en su primera parte que, ade- Pero el mayor logro de Rosa Torres-
más de la infrecuente partitura de Franck, Pardo, que escapa a otros pianistas menos
incluía la Fantasía opus 17 de Schumann. enamorados de la producción del autor
A última hora, Perahia decidió sustituirla ruso, fue la visión de la obra en un solo
por las 8 piezas de fantasía opus i 2. de trazo, logrando una espléndida unidad que
belleza no menor y también infrecuentes, rehuye cualquier enfoque segmentado.
aunque de dificultad notablemente infe- También ofreció una recreación magnifi-
rior. La opus / 2 de Schumann es un viejo ca de las sufridas Tres Danzas de
caballo de batalla de Perahia: su grabación Petrushka de Stravinsky, obras más lineales,
para CBS le lanzó a la fama hace ya 18 en las que no hay que mirar tanto bajo las
años y aún sigue contándose entre las notas. Fiel, sin embargo, a su vena lírica.
buenas. En concierto pudimos disfrutar de Rosa Torres-Pardo supo buscar el corte
una ejecución impecable y de una recrea- refinado de las melodías, las pausas elo-
ción imaginativa, en perfecta sintonía con cuentes y el diálogo entre ambas manos,
la dualidad poética schumanniana de sin rehuir tampoco un oportuno efectismo
Eusebius y Florestán aunque Perahia. pia- de los pasajes finales. Antes, con las
nista mas clásico que romántico, favorece Estampas de Claude Debussy, regresába-
más al primero que al segundo. As!. mos de un universo sonoro esencialmente
Elevación y En la noche (números 2 y 5) opuesto. Rosa Torres-Pardo no alteró la
admiten más arrebato, como Richter o firmeza de trazo ni su energía fundamental
Arrau han demostrado, de igual modo y esto motivó una versión excelente pero
que Atardecer (número I) puede resultar de no tan rotundo acierto estilístico. Cabe
aún más delicado y evocador, tal como lo Rosa Iones Pardo remitirse al propio Debussy, quien tocaba
tocó Barenboim en Madrid años atrás. jardins de manera mucho más caleidoscó-
Pero estas no son sino leves reservas para Madrid. Auditono Nacional. 24 de abril Rosa pica. deteniéndose en las notas aguadas,
un versión excelente. También lo fue la Torres-Pardo (paño). Obras de Prokofcv. Debussy sirviendo más las indicaciones dinámicas.
/ Straviniky.
de la obra de Franck. en donde Perahia Sin tocar su propia obra tan bien como lo
dio, para mi gusto, lo mejor de sí mismo, haría después Gieseking, Debussy tampo-
No debe hablarse ni remotamente de
Perfectamente expuesta y matizada, con co es una mala referencia,
un debut en el caso de la pianista madrile-
nobleza y elegancia, esta preciosa partitu- Tenía ganas Rosa Torres-Pardo de con-
ña Rosa Torres-Pardo, que actuó dentro
ra encontró su justo equilibrio entre razón tinuar tocando tras los múltiples aplausos
del ciclo Piano 2 000 en el Auditorio
y pasión, y el sentimiento y la sensualidad recibidos. Correspondió ofreciendo, tam-
Nacional, pero sí constatar que rodeaba a
nunca derivaron en sentimentalismo. bién a ella misma, la Canción y Danza n. 6
su recital un especial y amigable calor y
Perahia superó limpiamente las grandes de Mompou y dos Preludios de G.
que existía un interés impaciente por oír
dificultades ténicas y supo aplicar un tono Gershwin que la pianista rescató del pro-
su actuación. Muy pronto se vio que la
y un color diferentes, progresivamente grama oficial, del que habían sido desplaza-
joven no es una ejecutora más, ya que
más intensos, en las tres sucesivas exposi- dos.
tiene temperamento, nervio, una pulsación
ciones del tema coral, tal y como Franck
vibrante y afán por llegar a la entraña
previo; y alcanzó en la fuga conclusiva los
momentos más arrebatadores de todo el
misma de la interpretación. Como María J.M.S.
concierto.
Tras esta densa y larga (casi 50 minu- Rapsodia de Listz reveló otros aspectos tiano, combinado acaso con la fatiga, pro-
tos) primer parte, la segunda nos llevó del de la rica personalidad de Perahta, apenas dujo un Schubert algo rígido, demasiado
romanticismo mejor y más auténtico al de intuidos hasta entonces: virtuosismo de la veloz y menos poético de lo previsible
salón, con Chopin como autor de transi- mejor ley, poderío en acordes y octavas, aunque, por supuesto, de bella factura. La
ción. Tenso y dramático el precioso sonoridad brillante y dominadora. En su respuesta del público fue entusiasta en
Scherzo, sutil en lo rítmico y en las ambi- único bis. el impromptu D 899 número 4, todo momento, como correspondía.
güedades modales la Mazurka, elegante y el pianista pareció querer regresar a un
cantable el Nocturno, la hueca y aparatosa mundo más intimo, pero el síndrome lisz- Roberto Andrade

12 SCHERZO
ACTUALIDAD

Tres en
La digna rutina buena unión
M»dnA Auditorio Nacional. 19 y 21 de abnl. Fidelio (Beethoven) y II acto de TmUn e Isolda (Wagner}. Madnd. 26 de abnl. Audilono (Sala de Cámara).
Solistas. Coro y Orquesta de la Opera del Estado de Beritre Heiní Fncke (director). Trio de Cuerda de Viena. Obras de Beethoven.
Krénelt y Mozart.

Podía esperarse bastante más, o pfrári, pués del Fidelio, es fácil comprobar cómo Si nunca hemos sabido muy bien por
de los elementos estables (solistas, coro este director toma partido por el qué nos emocionaba la música, en el caso
y orquesta de la Opera de Berlín), máxi- Wagner más grandilocuente, el más apre- particular de la II Escuela de Viena carece-
me con la incorporación al elenco de surado y extemo, mos de la más remota idea. Buena prueba
algunos nombres conocidos. Pero Heinz Fricke impuso los habituales recortes es el Trío Op. I 18, en cinco apretados
Frtcke, director especializado en el reper- en el gran dúo del Tristón, que en este movimientos de un multiforme Ernst
torio operístico alemán, ofreció una caso significaron el escamoteo de unos Krének, en este caso llevado por veleidades
pobre recreación del impresionante cuantos minutos de música. Tampoco atonales. Seria fácil decir que es como su
Fidelio beethoveniano, que en sus manos Fricke .logró un solo climax auténtico y Autobiografía (por el momento inconclusa,
resultó un aburrido mosaico dotado de razonado musicalmente, y un ejemplo fue como su extensa vida); un trabajo que
escasa unidad. La farta de contrastes y ia la forma inmisericonde en que el director comienza interesándonos pero que. por
nula progresión dramática fueron distinti- comenzó el citado dúo. anejándoles lite- culpa de su artificioso autobombo, va per-
vas de todo el pnmer acto sin que pueda ralmente la orquesta encima a los prota- diendo aire y desvaneciéndose su supuesta
decirse que, en los sustancial, tas cosas gonistas tras una intrascendente visión del ferocidad. Aquí ocurre más bien al revés,
mejoraran después. prólogo inmediatamente anterior. pues la composición va captando al oyente
atento, entreviéndose algunos sesudos
'Vocalmente ¡as cosas no anduvieron El reparto vocal demuestra, en general, desarrollos y un cierto encumbramiento en
mejor. Del gris con¡unto destacó espe- que siguen aumentando alarmantemente el Allegretto final. El Trio de Cuerda de
cialmente Theo Adam, de timbre y los índices del funcionanado wagneriamo. Viena repitió los excelentes resultados de
maneras adscribibles de inmediato al per- Sabine Hass era casi la más conocedora su grabación discográfica de la obra, siendo
sonaje de Pizarra, aunque su voz actual del estilo, pero acusó múltiples síntomas más perceptibles aún en esta ocasión sus
resurte dura y tremolante. La soprano de fatiga. Suikkola tiene una voz de tenor cualidades timbricas, la tersura e igualdad
Sabine Hass tubo buenas intenciones extensa y muy fresca, pero de tan poca del sonido -también en los pasajes de acu-
pero es una Leonora de voz castigada y personalidad tímbrica como cortedad sada tensión-, en una composición que
sin graves, que en pocos momentos expresiva. Salvó lo mejor que supo las explota el más amplio registro.
cantó auténticamente relajada. ¿Y qué partes de arrobamiento con Isolda y nau- El Beethoven de la Serenata Op. 8 con-
decir de Florestán del gigantesco Heikki fragó definitivamente en el chato 0 tribuye a echar abajo el mito de la apari-
Suikola, de impresionante catadura pero Künig final. La cautelosa e incolora mezzo ción relativamente tardía de la alta calidad
vocalmente muy verde? Peor aún Fntz Ro5emarie Lang pasó algunos apuros en media en su obra. De factura excelente,
Hübner, Carcelero de voz rocosa y poco su importante parte y se mostró insegura aunque la expresión no sea aún personalísi-
pulida, pródiga en notas sordas y mucho con ta afinación. Por último, el Rey Marte ma, la esencia del autor de los Cuartetos
mas interesante la presentación dei barí- estuvo servido por ese dignísimo profe- Op. 18 se anuncia ya con claridad en los
tono Rene Pape, tan joven y ya Ministro. sional que es Siegfried Vogel. tiempos lentos. Posptchal, Klos y Rehm
demostraron una absoluta compenetración,
No dudo que al veterano Heinz Fncke
firmeza y trazo estiiizadisimo. Se despega
le guste Wagner, pero a juzgar por lo
como auténtica olma maíer del conjunto el
escuchado en el Auditorio dos días des- J.M.S. cellista Wilfried Rehm, por autoridad y
sonido flexible y espigado, que sabe con-
vertir en bellísimo cuando se destaca de
Monográfico Bartok sus compañeros, como ocurre durante el
atractivo Allegretto alia polacea,
El Divenimento en Mi bemol mayor.
M i d h d . Auditorio Nacional. 8 de mayo.-Bela Bartok: Suise de Danzas. Condeno para piano y orquesta n.
(solista: David Uve!/). El mandarín marxMlloso. Orquesta Sinfónica de Budapest Director Andras Ligeti. K.563 de Mozart. dedicado a Michael
Puchberg y compuesto en medio de azaro-
Atractivo programa dedicado entera- Mandarín Maravilloso, interpretado con sos agobios económicos, no se abandona
mente a Bela Bartok en el Auditorio una convicción y entrega que pareció fal- nunca a la desesperación, pero cabe entre-
Nacional dentro del ciclo de Grandes tar en el Concierto n. 3 -que Ligeti dirigió ver en él veladas insinuaciones a su herma-
Orquestas de Ibermúsica. El concierto sin partitura- donde hubo un cierto emba- no de logia. El Trío de Cuerda de Viena
debía haber sido dirigido por Gyorgy rullamiento en el pnmer movimiento, a lo definió implacablemente el claroscuro de la
Lehel, un competente y eficaz músico, cual ayudó la fnaldad y distanci amiento del pieza, cuño del me|or Mozart, variando el
fallecido hace unos meses en Budapest solista, el norteamericano residente en carácter con naturalidad cuando hace su
Le sustituyó el nuevo titular de la orques- Paris, David üvely. La Suite de Danzas fue aparición la frase sombría, pero sin perder
ta, Andras Ugeti. un joven maestro de objeto de una buena interpretación, pero nunca la linea y el contorno clásicos.
buena técnica y un cierto punto de menos clara e intensa que en El Mandarín Elocuentes en cada repitición. en los
comunicativa espectaculandad. La Maravilloso, pieza en la que Ligeti demos- minuetos y en el Allegro final, alcanzaron
Sinfónica de Budapest es un excelente tró su capacidad. El éxito fue grande y momentos de gran altura interpretativa en
conjunto y dentro de la tradición del vir- director y orquesta recayeron en el vicio todo el Adagio y en las secciones más
tuosismo húngaro: sonido compacto y eterno de los bises: Berlioz, Brahms y expresivas del Andante, tocados casi en
rutilante, garra expresiva, impecable pre- Zoftan Kodaly. trance y según reza la común indicación
cisión rítmica. De las tres obras progra- teatral: "como en un sueño".
madas lo mejor fue, sin duda, Ef
JA ]MS

SCHERZO 13
ACTUALIDAD

VALENCIA
La "Misa"
¡Si Bernstein supiera....! de Mahler
Valencia. Palau de la Música. 27 y 28-IV-90.
Mahler ¡trifonía n°8. Orquesta Municipal de Valencia;
Cora de Valencia; Coro de RTVE; Orfeón Navarro
Reverter Orféo Veus Juntes; Pequeños Cantores de
Valencia; Escolanla de la Virgen de los
Desamparados. Alison Hargan. Norma Sharp (sopra-
nos), G. Schreckenbach. Judiwa Rappé (fnezzos).
Aldo Baldm (tenor) Walton Groenrocjs (barítono).
Stafford Dean (ba|O) Director M Galduf

Es conocida la frase que Mahler, duran-


te el ensayo general en Munich, le lanzó a
Alfred Roller "¿Ves Alfred? Esta es mi
Miso». Una misa que este converso bohe-
mio escinde en dos partes, concilladas tan
sólo por la muy personal mística mahle-
riana, y ello a través de su liturgia y de la
mimesis conceptual entre el Espíritu
Orador del himno latino y el del drama
cósmico de Goethe. Todo lo demás las
escinde: desde el idioma de los textos
(latín-alemán), hasta su misma estructura:
frente a la perfecta sonata del himno, la
escena del Fausto se desgrana en un
monumental y. a la vez. cameristico •ra-
tono. Si admitiésemos que la interpreta-
ción de esta sorprendente obra, siempre
amesgada. seria tanto más ajustada cuan-
Manuel Galduf
to mas consiguiese que el díptico, que lo
es, sea tal y no dos tablas independientes,
Valencia. Palau de la Música. 9 de mayo de 1990. Beethoven: Sinfonía n°9. en Re menor op. 125. "Corar entonces habría que reconocerse que la
Enedina Líons (soprano), Andrea Bómg (mezzo). Joan Cabero (tenor), Michael Glucksmarn (barítono). Cor de versión oída en el Palau separaba más
Valencia (Director Francisco J. Perales), Orfeó Navarro Reverter (Director josep Lluls Valldecabres). Orquesta que unía las dos partes. Frente a la arre-
Municipal de Valencia. Director Manuel Galduf. Concierto extraordinario con motivo del Día de Europa- batada y furibunda, pero efectiva, inter-
Hora es /a de preguntarse de una vez En total, alrededor de un centenar y pretación del himno; la segunda parte se
atomizaba en sus números cerrados y
por todas y en serio: ¿tiene sentido orga- medio de cantantes eclipsaron literalmen-
mostraba las partes débiles de la fenome-
nizar, con tal premura, tan alto presupues- te a una orquesta que, si ya en el inicio
nal agrupación: los solistas vocales.
to (en tomo a los cinco millones de pese- del pnmer movimiento volvió a demos- Aunque, ciertamente, la OMV tuvo una
tas) y tan pobres resultados artísticos, trar que lo más piano que por lo general de sus más afortunadas veladas, le faftó
actos de intención tan hortera como consigue tocar es en lo que para el flexibilidad para adaptarse al tono liede-
éste? El pretexto era esta vez el Día de común de las demás orquestas es mezzo- rlstico de buen número de pasajes de
Europa, y se notado: el anfiteatro estaba forte, curiosamente en el cuarto apenas esta segunda parte, sin recatarse en aplas-
en sus asientos de preferencia repleto de se dejó sentir mas que cuando las voces tar unas voces, las de los solistas, por si
autoridades... ¡locales! y con numerosas callaban o. ellas sí, bajaban el volumen. En débiles y sin calidad. Tan sólo la soprano
calvas en el resto, probablemente corres- los tres pnmeros movimientos hubo algu- Alison hagan (particularmente en Mater
pondientes a invitaciones declinadas (las nas imprecisiones en el ataque de las Gloriosa) mantuvo la dignidad del elenco.
taquillas se cerraron un cuarto de hora vanas transiciones sin solución de conti- Por contraste, la masa coral -que lo era
antes de la hora fijada para el inicio). El nuidad con que cuenta la obra en progra- literalmente- mostró una disciplina y cali-
público de pago no escuchó nada excep- ma y quedaron ai descubierto ciertas dad vocal pasmosa, habida cuenta de la
cional en un día que pretendía serlo y sí asperezas. Menos disculpable es la caren- heterogeneidad de las agrupaciones con-
en cambio vio a un grupo de honrados cia de emoción con que se expusieron currentes: desde los fortisimos al unisono
músicos quemarse de nuevo algo más los dos pnmeros movimientos y el tempo hasta las canciones infantiles de los niños
que las cejas para que quizá alguien, elegido en el Adagio molto e cantabile, bienaventurados, los coros protagoniza-
imprevisor además, volviese a entrar en el convertido éste en poco menos que ron lo me|or de la noche. Manuel Galduf
condujo con energía y acierto los vastos
encuadre de una fotografía. ¡Si Bemstem Andante cómodo e grazioso: sólo ocasio-
efectivos reunidos, dando, en conjunto,
supiera el daño que nos ha hecho...! ¿No nalmente se subdividió el compás.., ¡y
una versión rotunda, eficaz y fiada más en
habría sido preferible, puestos a celebrar entonces se aceleraba el ritmo! De todos el volumen que en el equilibno. Équilibno
la efeméride, montar algo menos costoso, modos, la sensación final era de que, con éste casi imposible de conseguir con los
más al alcance de unas posibilidades en más tiempo de preparación y menos rigi- medios a su disposición: aparte de lo ya
aumento, SÍ, pero aún limitadas, o sencilla- dez en la batuta, el rendimiento de la comentado con respecto a los solistas, se
mente mejor programado, y dedicar los orquesta podía haber sido superior. Lo hubiese necesitado una sección de cuer-
caudales sobrantes, dentro de la misma auténticamente imperdonable, y menos a das -56 instrumentistas- más nutrida para
área, a mejorar el riego de otros campos ese precio, fue la actuación de los solistas, poder equilibrar sonoramente a los coros.
que pueden dar frutos más provechosos sin conjunción entre si. ni con el coro, ni
y aun culturalmente más democráticos con la oquesta.
aunque menos vistosos, como, por ejem-
plo, los Concerts de Primavera? José Simo
Alfredo Srotóns

14 SCHERZO
ACTUALIDAD

Recuperación HLBA

Un Barbero sinvis cómica


valenciana Bilbao. Teatro Amaga 24-FV-90.
Rossim. £/ batteio de Sevilla. María Bayo. Santos Anño, Dalmacio González, Alfredo Manotti. Orquesta
Valencia. Palau de la Música. 71 .IV.90. Integral de Sinfónica de Bilbao Director Paolo Olmi. Producción de la Opera Ro/al de WaJIonie
la obra pata guitarra de Vicente Asenoo. Claudio
Marcotulli. guitarra. 5.V9O. Musca Borneo Valenciano. rra María Bayo, y uno se pregunta cómo
Obras de Cabar»lle$, Hernández Pía, Pradas Gallen de un cuerpo tan frágil y menudo puede
Vicente Cerwera y Pere Rabassa. Capella de
Ministren*.
surgir una voz tan hermosa, cálida y de
tanto volumen. Cantó Uno voce poco fa,
Los conciertos, grabaciones y publica- seguido luego de b sonó docile, marcando
ciones dedicados a compositores valen- perfectamente las notas en las agilidades y
cianos han sido prácticamente inexisten- emisión natural.
tes en Valencia, salvo de forma ocasional Dalmacio González interpretó y vivió
o desordenada. Hay que celebrar algunas con naturalidad su personaje de Almaviva.
iniciativas recientes de carácter sistemáti- Aunque no es cantante de gran calidad
co. Asi la presentación del libro de Josep vocal, es un típico prototipo rassiniano de
Ruvira dedicado al compositor Javier voz penetrante y segura. Ofreció una
Darias y que inicia una serie de publica- exquisita serenata lo son Lindara.
ciones impulsadas por la comisión Música Alfredo Mariotti distó bastante de la
92. Y los dos conciertos que aquí comen- caracterización bufa que otros compañe-
tamos y que se han acompañado de gra- ros de la escuela italiana, como Tnmarchi,
baciones discograficas (Obras de Tdrrega Dará o Montarsolo hacen del personaje
y Asencio.C. Marcotulli, guitarra. I LP. de Don Bartolo. En cuanto a Alfonso
Esdición EGT patrocinada por el Echeverría, aprovechó bien la oportuni-
Ayuntamiento de Benicasim; Música dad que le brinda al aria de La Calumnia
Barroca Valenciano, Capella Ministrers. de Don Basilio. Si en la escena del quin-
ICD. Edición EGT con la colaboración de
la Generalitat Valenciana y RNE-2). El María naya tento Ruona sera mío signare no hubo más
concierto dedicado a Vicente Asencio Fígaro es un personaje que vocalmente comicidad, se debió esencialmente al regi-
(1908-79) es el pnmera de un ciclo en el le viene perfecto al vizcaíno Santos Ariño. dor, que como en el caso de Mariotti, no
que se incluyen obras de Tárrega, Albéniz Lo que ocurre es que es un personaje halló chispa cómica alguna para las situa-
y Fernando Sor. entre otras. La obra de encontrado con su personalidad y Ariño ciones,
Vicente Asencio se inscribe en la genera- debe hacer grandes esfuerzos para inter- En cuanto a la Orquesta Sinfónica de
ción del 27 aunque alejada de la influencia pretarlo con gracia. El papel de Rosina Bilbao, estuvo bastante irregular.
centraeurapea y centrada en las peque- estuvo encomendado a la soprano nava- Niño Dentici
ñas formas y la inspiración popular. La
obra para piano y las piezas para guitarra
son especialmente representativas.
Claudio Marcotulli, preciso en la ejecución Gran dama del canto
y con bello sonido, interpreta adecuada- BHbio 27-IV-90. Obras de Schumann, Vivaldi, Gluck. Rossini Lucia Valentini Tcrrani. Pianista Adriano
mente el carácter entre apacible y melan- Jordac. Sociedad Filarmónica.
cólico (así la Surte valenciana o el Nmso de
la la Suite Mishca, que anima la obra de La sociedad Filarmónica de Bilbao ha presentado en alternancia con sus habituales
Asencio. El concierto dedicado a la músi- conciertos sinfónicos a la gran cantante Valentini Terrani. La mezzo italiana programó
ca barroca valenciana incluyó el tono a en la primera parte del recital nueve lieder de Schumann. Canciones de gran romanti-
cuatro voces Alertóles que amáis de cismo, suaves, de obligado canto legato y donde la voz se ha de mover en las notas
Cabanilles, pieza que guarda cierta seme- centrales del pentagrama, salvo tal vez la titulada Waae, warte. wilder schiffsmonn y
janza con el primer coro de La Pasión que requería más volumen e intensidad dramática que las demás. Ya en la segunda
según San Mateo de Bach; un ncercare a mitad, y en tono amenazante situado en último lugar en el programa, se hallaba la
tres de Hernández Pía. un motete, piezas Cantólo Govanna D'Arco de Rossini. Una artista de inferior calidad quizás no hubiera
a cuatro voces, solos y ana de Prada salido tan airosa de esta magna composición para voz y piano del compositor de
Gallen, compositor del que se conserva Pesaro. Primero, porque antes de llegar a ella, habla que salvar la hermosa aria Nel
un amplio numera de obras en Valencia y Profundo c/eco mondo de Orlando Fuñóse de Vivaldi. en la que la voz debe recorrer de
que combina la influencia italiana (como arriba a abajo el pentagrama y luego porque debía acometer con sentimiento el Che
las anas da capo) y la inspiración popular. fart senzo Euridice de Gluck. La mezzo llegó al escollo rossiniano con evidentes mues-
De Vicente Cervera se escogió una inte- tras de cansancio. La Cantata, que generalmente se suele colocar en el programa
resante lamentación de Semana Santa cuando aún la voz se encuentra fresca, hizo que Valentini Terrani tuviera que desple-
con acompañamiento de violines y de gar todas sus reservas para cantar la pieza desbordante de pasajes líricos y a la vez
Pere Rabassa, que fue introductor de heroicos y que esta estructurada a modo de un ario da copo. No cabe duda, de que
arias en los villancicos, una lamentación el esfuerzo impactó en el fiato de la italiana e impidió que se prodigara, en las propi-
para tiple, flautas dulces y clave. Esta nas.
breve antología de la música valenciana, Finalmente, es justo hacer mención que a su lado se sentó un gran pianista, como
entre finales del XVII y principios del XVIII era Adriano Fordao, quien como también la mezzo padovesa, hacia su presentación
ha tenido en la capella de Ministrers una en ta agradable sala de la Sociedad Filarmónica de Bilbao.
excelente interpretación.
Niño Dentid
Blas Cortés

SCHERZO 15
ACTUALIDAD

ción del británico Frederic Applewhite y


contando con la muy joven violinista
Takane Funatsu como solista. Actuaron
Jóvenes músicos en Murcia en la sesión de clausura y llamó la aten-
ción el empaste, el color, el buen timbre
de un orquesta que obedeció disciplinada
El Festival Internacional de O. de Leningrado, que estuvo dirigida por al director y que ofreció la obertura Ttíe
jóvenes cuenta con el patrocinio de la Saoulius Sondeckis e integrada por veinti- Wasps de Wanghan Williams, para seguir
Universidad de Murcia a través del aula cinco miembros, con un sonido pleno, con la obra encargo del Festival Concierto
de Música dependiente del vi ce (rectora- bnllante y con una afinación y una técnica para violin y orquesta de Seco de Arpe,
do de Extensión Universitaria; envidiables. El repertorio también fue interesante y con escollos técnicos, que la
Comunidad A u t ó n o m a de Murcia y muy del agrado del público, sobre todo la solista Funatsu superó bien. En la segunda
Ministerio de Cultura a través del INAEM. Sinfonía de Cámara de Shostakovicb y la parte una buena versión de la Incompleta
Tiene un joven y valioso director, Juan Elegía y Serenata para cuerdas de de Schubert y una bnllante interpretación
González Cutí 11 as. que capitanea un equi- Chaikovski. También destacó con luz pro- de las Soirées musicales de Britten.
po en el que destacan el entusiasmo, la pia la Orquesta de los Conservatorios de
ilusión y esa decidida vocación por lo Berlín, integrada por alumnos de Berlín
musical. oriental y Berlín occidental. Demostraron Los premios.
Tiene este Festival un planteamiento una admirable madurez, una entrega y un
que considero debiera ser idea! para rigor poco comunes, siendo otros de los Capítulo aparte merece el tema de los
otros festivales musicales españoles. Y es grandes triunfadores. Estrenaron la obra premios relacionados con los concursos
que ese planteamiento se basa en la des- Oleo, premio del II Concurso de internacionales de violin. violoncello y
centralización. No todo tiene que conce- Composición del Festival anterior, original composición. El premio del Concurso
trarse -y de hecho no se concentra- en el de Agustín ChaHes. El resto del programa Internacional de violin. en su VI edición
espléndido marco del remozado Teatro
Romea de la capital. El Festival no se
encierra sólo entre los muros del teatro,
sino que sale a la calle, se hace participati-
vo, llega a diversas poblaciones de la
comunidad murciana y, en una palabra, se
mezcla de verdad con estas poblaciones,
dando la impresión de que es un Festival
que se entronca con las ciudades y que
éstas viven de verdad el Festival, sin que
sea algo lejano, algo elitista y reducido al
marco de la sala de conciertos. Para mí
han tenido un especial valor esos concier-
tos celebrados al aire libre en la céntrica
Plaza de la Cruz murciana, teniendo
como telón de fondo el majestuoso
marco de la Catedral. Conciertos verda-
deramente populares, seguidos con aten-
ción y respeto por numerosísimo público.
haciéndose realidad la idea de hacer
música para el pueblo. Por otro lado las
orquestas han actuado en numerosas
localidades de la provincia, en ese afán
descentral i zador que antes he elogiado.
La Orquesta de Jóvenes de la Región de Javier Salinas
Murcia fue la encargada de iniciar el
Festival que, ademas, ha contado con la lo integraron un Concierto para violoncello recayó en Michael Richter de la Orquesta
presencia de la Joven Orquesta de Galicia, de Haydn y la difícil y hermosa de Leningrado y el de violoncello en su V
Orquesta de Jóvenes de Chambéry Metamorfosis de Richard Strauss. edición lo obtuvo Kirill Kravtsov de la
(Francia). Orquesta del Conservatorio de El resto de las actuaciones fue un tanto misma Orquesta así como el accésito que
Leningrado (URSS), Orquesta de los irregular. La Joven Orquesta de Galicia fue para Dimitri Kinllor. El jurado estuvo
Conservatorios de Berlín, Orquesta dejó un buen sabor de boca, así como la presidido por Antonio Fernández-Cid
Camerata de Cuerdas y Orquesta Orquesta de Jóvenes de Chambéry siendo vocales Joaquín Palomares, violinis-
Camerata Juvenil de Nueva York y la (Francia). No puede decirse lo mismo de ta; Mariano Melguizo, violonchelista;
Orquesta Internacional 90. una especie las dos orquestas americanas que actua- Carmelo Bernaola. compositor Benito
de selección entre todas las orquestas ron en el Romea, el Jueves y Viernes Lauret. director de orquesta; Eric Hollis,
actuantes. Santo, y que presentaron senas irregulari- director de la Guildhall School de
dades, falta de conjunción y problemas de Londres; Takane Funatsu. violinista y Eva
afinación. Las orquestas norteamericanas Sochmanova, violonchelista. El premio de
eran la Camerata de Cuerdas de Nueva Composición en su tercera edición fue
Leningrado y Berlín, estrellas. York y la Orquesta Camerata Juvenil de para Luca Con, italiano, estando el |urado
Nueva York. Como broche de oro. una presidido por Carmelo Bernaola.
El mayor atractivo de esta Novena Orquesta Internacional 90, integrada por
Edición del Festival ha residido en la los elementos más destacados de los
Orquesta del Conservatorio de actuantes en Murcia, unidos bajo la direc-
José Antonio Lacárcel.

¿ÓSCHERZO
ACTUALIDAD

canta? Inatacable como es en todos estos


apartados, con otro punto sobresaliente
en lo tocante a expresividad, se impone
Hágase el Iied un comentario elogioso y sin reservas de
los magníficos momentos que nos deparó
el recital.
Oviedo. Conservatorio 3 y 4 de mayo. Lecciones Magistrales sobre Interpretación de Lied. Elly Ameling y
Rudolf Jansen. Teatro Campoamon 5 de mayo. Programa Schumann-Schubert Elly Ameling (soprano), Rjjdoíf
Jansen (ptáno).
Amor y vida de mujer
Las lecciones magistrales sobre Wolf (Verborbenheit) o Strauss (Margen).
Interpretación de üed organizadas por la También hubo un ana de ópera conocidí- Dio comienzo el programa con un gran
Cátedra de Musicología de la Universidad sima: Porggi Amor, de Los Bodas de Fígaro. ciclo de Shumann: Amor y Vida de Mujer,
de Oviedo han permitido a los asistentes lo que no pareció estrictamente correcto los números I, y 3. de Myrthen y otra can-
conocer más de cerca a la gran cantante a Elly Ameling, pese a que. en general, las ción más del mismo autor. Elly Ameling
holandesa Elly Ameling. La forzosa breve- canciones de Scarlatti. Giordam o Gluck fue pasando de la alegria despreocupada
dad de las mismas, despejados los proble- también sean anas de óperas poco cono- de las primeras canciones -mención espe-
mas de financiación, además, bajo la ame- cidas. En lo suyo la soprano holandesa cial para la entrañable Du Ring an me/nen
naza del cronómetro, llevaron a la sopra- matiza, y mucho; ella habla pedido a los ñnger-, a la evocación nostálgica del mari-
no a iniciar las mismas sin prolegómenos. alumnos activos que presentaron única- do muerto en la última pieza del ciclo. En
mente iieder. Con la ópera, en cambio, se los pianísimos, al margen de algún leve
Ameling facilita sus explicaciones con
empañamlento que tendió a desaparecer,
frases rápida y expresión plácida.
sentimos auténticamente la caricia del aire
Explicaciones y coméntanos forzosamen-
convertido en voz. Admiramos también la
te abocetados, no hay duda, pero que
capacidad de la cantante para propinar la
están siempre dictadas por un caudal de
expectación que antecede a los climax, la
experiencias de imposible inventario.
elocuencia de las pausas, en las que deja
Entre otras premisas, Ameling considera
hablar al silencio, la sabiduría en cada una
absolutamente necesano el acercamiento
de las repeticiones.
a la música a partir del texto. En cada
canción encontramos un pequeño desa- Su acompañante asiduo, al pianista
rrollo teatral, el embrión de una estructu- Rudolf jansen, se fusiona con la soprano
ra dramática completa. Por tanto, es admirablemente El instrumentista se
imprescindible leer detenidamente el apoyó constantemente en el juego entre
texto y su traducción correspondiente - ambos pedales, limando con el izquierdo
puede ayudar declamarlo varias veces en unas sonoridades que jamás sobrepasan
voz alta-, a fin de captar el ritmo y el el volumen de la voz. El concierto oficio!
acento de cada palabra. se cerró con nueve canciones de
Schubert, en cuyo Corpus total de Heder
La expresión vocal que otorgue conti-
hay un abanico mayor de sentimientos y
nuidad al discurso poético será siempre Elly Ameling PHIUPS de registras anímicos que en el de cual-
fluida, buscando la estructura en orco que
muestra mucho más displicente, llegando quier otro compositor. Con el amor
hilvane cada una de las partes. Si al valor
al punto de parodiar con su voz el como tema dominante. Ameling entonó
del legato añadimos el de una dicción y
comienzo de la romanza de Donizetti un grupo de canciones, tnstes o alegres,
articulación impecables, estaremos en las
Una Furtiva Lagrima. en cada una de las cuales Jansen tejió para
mejores condiciones para hacer nuestro
ella un muy difícil bordado pianístico. La
el sentido profundo de cada obra. Los Elly Ameling es exigente y los activos
mayoria de las canciones, sin embargo,
diversos estilos imponen también sus aguantaron meritoriamente el t i p o
reflejan un sentimiento más ambiguo.
condiciones. En las arias barrocas el poniéndose a la altura de las circunstan-
Buen ejemplo es Dos Mdcftden, cuyo
tempo no es rubato, pero hay lugar para cias aunque, hoy por hoy, salvo casos ais-
expresivo tema de cinco notas fue expri-
numerosos embellecimientos y adornos lados, seguimos sin poder afirmar que
mido por el pianista y definidos admira-
de la linea melódica. Ameling recomienda existe en nuestro país el menor atisbo de
blemente todos los posteriores contrastes
hacer hincapié en el contraste forte-piano tradición liederlstica. Los once participan-
a que es sometido.
de determinadas frases y cuidar la linea tes -ocho sopranos, dos tenores y una
canora sin empeñarla con pequeños gol- mezzo-, eran alumnos de las profesores La propia soprano anunció las propinas,
pes de glotis, particularmente en las agili- de canto del Conservatorio Celia Alvarez método ideal para que el oyente no se
dades. y Carmen L. Arbizu. rompa la cabeza, Fueron éstas una. en su
Hay que aprender a escuchar al piano La tercera y definitiva lección magistral voz curiosa tonadilla de Granados, una
tanto como, interiormente, a uno mismo. fue el concierto celebrado en el Teatro canción mozartiana sobre t e x t o de
Según el grosor de la voz el instrumentis- Campoamor. El resultado desarma cual- Goethe, y entre ambas La Rosa y el
ta proporcionará al cantante un mayor o quier critica. (Qué decir de una cantante Sauce de Guastavmo, con un sobrecoge-
menor apoyo. Sostendrá la linea vocal o que lleva largos años dedicada con exclu- dor pianisimo final, mantenido con un
la entrelazará a la suya, según lo indique la sividad a un género como el hed, en el gramo de aire y funestamente interrumpi-
escritura de los diversos pasa|es. Ambos que es considerada con justicia una de las do por los aplausos.
han de aprender en ambas jomadas can- mayores representantes de las últimas
ciones de A. Scarlatti o W. A. Mozart, lie- décadas? ¡Críticas al estilo? Si hoy lo
der propiamente dichos de Beethoven impone ella. ¿A la técnica vocal? ¿A la dic-
(/ch liebe dich), Schumann (Widmung), ción de los diversos idiomas en que Joaquín M. de Sagarmínaga.

SCHERZO 17
ACTUALIDAD

PARÍS
LONDRES

Mediocridad casera La Pasión Griega


Martinu
París: Opera Comique. 7/4/90/ La pasión gnega. de
Martinu Teatro Nacional de Praga. Dirección. Zdnek
Kosler

La novela de Kazantzakis Costo de nuevo


crucificado, impresionó tan vivamente a
Martinu que decidió realiza "la obra de mi
vida": una ópera en cuatro actos, cuyo
libreto escribió él mismo, y en la que tra-
bajó de 1955 a 1959. ario de su falleci-
miento.
Lirismo, pasión, drama, incluso humor
pero, sobre todo, sentimiento religioso,
con la terrible revelación de que los hom-
bre continuamos crucificando al Cnsto que
toma partido por los desgraciados, los
opnmidos, los que no tienen hogar.
Martinu, también errante y sin patria, reali-
za un gran vitral gótico, un rosetón de
vidrios vivamente coloreados por una ins-
trumentación brillante, luminosa, llena de
hallazgos tlmbncos, herencia de su maestro
Agnes Baltsa como Angelina OJVEBMtD*. Roussel (tan sensible a los rumores de la
naturaleza) y no lejos del Puccini de
Londres. Royal Opera House Cavent Garden. 24- que esta Angelina nunca fue. Aunque Turando i.
IV-90. Rossira. Lo Cenerentola Páginas como la llegada de los campesinos
admirando la segundad técnica del canto
En un comentario muy famoso y muy de Baltsa, dominada por sus hermanas- sin hogar (múltiples escalas de instrumen-
citado, el gran director y OBSERVADOR tras. El tono era duro, con un filo cortan- tos individualizados), las onornatopeyas de
ingenioso sir Thomas Beecham pregun- te que habría sintonizado mejor con la percusión y el tratamiento politonal del
taba una vez por qué lo; bntánicos se Carmen. Incluso en Salzburgo la prota- tema (segundo acto), las singulares sonori-
buscaban eí problema de importar tan- gonista para este papel habla sido la bn- dades, en el preludio del tercero, muestran
tos directores mediocres extrañaros, tánica Ann Murray. ;No estaba disponi- que la orquesta es el pnmer protagonista
cuando ya tenían suficientes directores ble? Claudio Desden administró algunas de la obra.
mediocres propios. El asunto puede oportunidades para la caracterización de El otro es el cora: la oración del pueblo
vanarse para relacionarlo con la importa- Don Magnifico, Deon van der Welt dio errante -con el maravilloso canto de los
ción de la Royal Opera del montaje de algunos toques artísticos al fraseo de niños- y el doble coro conclusivo son pági-
Lo Cenerentola de Michael Hampe para Ramiro, Francois Le Roux parecía enfer- nas para una antología. En el tratamiento
el Festival de Salzburgo de 1988. ¿Por mo con facilidad en su Dandini constan- de lo coral y de los grandes personajes
qué molestarse en traer una producción temente afectado. Damella Lo |arro dramáticos, Martinu se halla próximo a la
e>ctranjera mal concebida cuando duran- (Clonnda) y Einan James (Tisbe) se veían ópera rusa, y especialmente a la
te la presente temporada, con los mon- claramente perjudicadas por la produc- ¡ovantéiina.
tajes de Médée e Idomeneo, el Covent ción. Donald Maxwell, como Alidoro, El Teatro Nacional de Praga cuida sobre
Ganden ha mostrado las profundidades a aportó al conjunto una medida de digni- todo estos dos elementos básicos, los can-
las que puede hundirse cuando se fia de dad y compasión. Los decorados de tantes sostienen con dignidad su parte, sin
sus propias fuerzas? Mauro Pagano, admirados en Salzburgo, div/smo: voces grandes, coloridas y expresi-
El montaje de Hampe está sobregestuali- no encajaron con facilidad en la escena vas, un poco desiguales y tremolantes,
zado y sobrestilizado. Cada nimio lugar del Covent Garden. La velada fue casi como es habitual en el ámbito eslavo. Es el
común del libreto fue movilizado, y el rescatada por Cario Rizzi, quien aseguró caso de los dos baps los dos popes-,
reparto tuvo que gastar tanto tiempo una ejecución orquestal de claridad des- Svorc y jindrak, y también el de la
precipitándose de acá para allá, asom- lumbrarte y verbo rítmico, con las made- Kremerova, una Katherina conmovedora.
brando primero con esta actitud estere- ras aportando una nerviosa articulación. Excelente, sobre t o d o como actor,
otipada y luego con aquella otra, que Aquí, al menos. Rossini estuvo bien ser- Hampel. en Janackos. Estimable, la Lenio
difícilmente sorprendía que el canto vido. de la Markova: y sólo discreto el Manolios
sufriera a menudo. Por detrás de la Es bonito añadir que el público pareció de Hajna.
comedia de La Cenerentola hay más ter- disfrutar. Pero si una ha pagado los pre- La escena, con escalinatas negras que se
nura humana que en cualquier otra dios del Covent Garden (se dice que las cruzan en aspa e iluminadas con velas,
ópera de Rossini. pero aquí raramente cien libras por butaca está en el honzon- acentúa el sentido religioso, pero hace
salió a la superficie, fue asfixiada en parte te), a uno le gusta sentir que ha tenido confusa la acción y significa un esfuerzo
por la Angelina de Agnes Baltsa. ¿Era una buena noche. suplementario para los cantantes.
Ramiro tan sólo sarcástico cuando se
referia a su inocencia? Inocente fue algo Kennetb Loveland
julio Andrade Malde

18 SCHERZO
Festivales de Europa 1990

I res muscos (1921) de Pablo Picasso

or supuesto: no todos los festivales que se celebran en Europa son


, de verano. Los hay prestigiosos -la Pnmavera de Praga, por ejem-
plo que buscan otras épocas del año para convocar
a artistas y público para hacer y escuchar buena música.
Pera en el verano parece que el mapa musical europeo se anima.
En cada país, con más o menos medios, con mayor o menor modestia, se
celebran festivales. Su interés es variado. Los hay superlativamente creativos
y abiertos, los hay convencionales y conservadores. En cada uno hay, por lo
general, un punto de interés, SCHF.RZO ha llevado a cabo una selección
para ustedes de unos cuantos festivales que consideramos, por diversas
razones, los más interesantes o atractivos, Nuestra selección no es
exhaustiva por razones obvias de espacio, y por otro lado nos hemos
reducido a los que se llevan a cabo en la parte occidental de nuestro
continente debido, en gran medida, a la falta de información de lo que se
hace en el este europeo. Esperemos que esta guía sea útil para nuestros
lectores. Ese es su propósito fundamental.
FESTIVALES'90

BAYREUTH

El santuario wagneriano
F
iel a la norma de los . dijo aquello de «quiero un
últimos cuatro lus- Anilla de Richard Wagner,
tros, el Festival de no de Karl Marx» (Solti);
Baynsuth será inagurado el habló de las exigencias
25 de julio, para ofrecer, expresivas de la ópera
hasta el 28 de agosto, las como género, de la singula-
ya tradicionales treinta fun- ridad de su caligrafía, y en
ciones (dos de ellas reser- 1986 propuso una escenifi-
vadas a los Sindicatos) en cación de Lohengnn delica-
un programa formado esta da, sutil, melancólica, tra-
vez con El holandés erran- sunto de la pintura de
te (siete representaciones), Kaspar David Friednch.
Lohengrin (cinco) y El La critica comprometido
AmUo del Nibelungo (tres torció el gesto, aunque sin
ciclos más una representa- atreverse a la descalificación
ción sindico/ de Sigfndo y ideológica. Como el repar-
digo lo de sindical tanto t o no era gran cosa, el
por los destinatarios del público tampoco manifestó
acto como por su conteni- al principio su decidido
do, ya que en la escenifica- entusiasmo. Algunos pensa-
ción de Harry Kupfer el ron: «Bah, una equivoca-
protagonista, Siegfried, ción pasajera que, además,
viste a lo largo de toda la ayudará al triunfo del Anillo
obra el mono azul propio de Kupfer». Mas a pesar de
de Cualquier honrado su mediana calidad musical,
mecánico). este Lohengrin ha consegui-
Este es año de nueva do interesar al público
producción, la del hasta embelesarlo y, sor-
Holandés, encomendado a prendentemente, puede lle-
ángiró El ¡ fu.'ui iutj errante FOTO. D.G. gar a pasar a la historia del
Díeter Dorn (director de <**pi* SmpeK
escena) y a Giuseppe Sinopoli. Mientras ha informado previamente sobre si la par- Festival de Bayreuth como el momento
se despeja la incógnita de la tendencia titura utilizada será la original estrenada de inflexión en quince años de decaden-
escénica elegida, parece sólida la apuesta en 1843, que fue la base de las produc- cia estética, Herzog ha sido fiel al espíritu
a favor de Sinopoli. El director italiano ciones de Wieland Wagner y de Harry de Wagner, a la esencia del alma alemana.
continúa asi ligado a la casa después de Kupfer, o si se acudirá a la revisión defini- y así se ha dirigido a la entraña de la obra:
retirado el Tannbauser de Wolfgang tiva de 1864, preferida en su día por ha sacado a la luz los trasfondos, las voces
Wagner -una producción mantenida cua- Wolfgang Wagner y después por August interiores, la poesía de un mito solar -
tro años con más pena que gloria, donde E vendí ng, Lohengrin viene con la llegada de la pri-
lo mejor fue precisamente el conjunto de A continuación, el 26 de julio el público mavera y toma a marcharse con la venida
orquesta y coros- y es posible que a la habitual -el de la inauguración es en gran del invierno- representado para el mate-
espera de mayores responsabilidades: ¿El parte invitado- va a poder considerar una rialista hombre actual en un teatro-tem-
Amito en 1993) ¿Tristón en 1994? En cuan- perspectiva histórica y estética nueva la plo iniciático, que es lo que el
t o al reparto, destacan la novedad de cuarta programación del toheigrin de Festspielhaus de Bayreuth nunca debió
Ehzabeth Connel como Senta, la afirma- Wemer Herzog. Desde 1976 el Festival dejar de ser. Mientras tanto, Harry Kupfer
ción de Bemd Weikl como barítono dra- de Bayreuth. perdido el rumbo artístico, volvía a insistir en la arenga política más
mático (será el Holandés y Amfortas) y el fue enmarañándose en una asfixiante tópica; capitalismo duro y sanguinario,
Erik de Reiner Goldberg, quien, sin otras trama tejida de debilidad, desmitificación y lucha de clases, guerra nuclear, suicidio
intervenciones, quizá pueda dar aquí la compromiso con la obra de Richard colectivo, la barbarie después del cataclis-
verdadera medida linca de su voz. Que Wagner convertida en la cámara de los mo en un medio natural destruido o con-
para Daland no se haya encontrado nada horrores, pues, ¿quién era el guapo dis- taminado, la revolución necesaria, grisú ra,
mejor que el veterano Hans Sotin. quien puesto a dejarse vapulear por la inteíigen- fealdad, moralejas...: todo ello con imáge-
además se repartirá con el aún más vete- aa internacional mirándose cada vez más nes de com/c contracultural y, por supues-
rano Manfred Schenk (éste también el rey complacida en el ombligo de los Boulez, to, con los intereses comerciales puestas
Heinrich, en solitario) el Gumemanz. obli- Chéreau, Friedrich y Kupfer? Quienes en la prevista filmación en video de este
ga a ampliar la crisis de voces wagnerianas intentaron enfrentarse abiertamente al séptimo Anillo del nuevo Bayreuth, lo que
a la cuerda de bajos, evidente con sólo t o r o en 1983 fueron nada menos que explica el permamente y mareante estado
recordar que, en las cuatro producciones Solti y el prestigioso director shakesperia- de excitación -gesticulaciones, carreras,
anteriores del Holandés desde 1951 a no Peter Hall, y ambos grandes profesio- saltos, subidas, bajadas, ejercicios gimnásti-
esta parte, Daland contó sucesivamente nales tuvieron que tomar el olivo para cos y hasta algún gesto obsceno- de los
con Ludwig Weber, Josef Greindl, Martti evitar que el marrajo les partiera le femo- personajes en el conjunto de una acción
Talvela y Matti Salmmen. La obra será ral, pero no sin llevarse un respetable al servicio de los planos primero, corto y
representada sin entreactos, pero nada se revolcón. Herzog fue más discreto: no medio.

20 SCHERZO
FESTIVALES'90

Pero nadie contaba hace dos años con lamentable es que la obra emblemática darse en seguida un giro importante en la
los súbitos y rápidos cambios históricos del Festival de Bayreuth no haya conocido dirección apuntada por Herzog, e incluso
que están acaeciendo en el Este. en su hogar una representación completa no seria oportuno convencer a éste para
Wolfgang Wagner y Harry Kupfer esta- que le haga justicia nada menos que que se vincule al Bayreuth de los noventa?
ban apoltronados -aquél por cálculo, éste desde 1973, el último año que la dirigió De momento, el interés del próximo
quizá en parte por convicción- en la Eugen Jochum. Festival ha subido varios puntos. Ahora
comodidad del compromiso a favor de Donde si pueden pasar pronto cosas hay que esperar a las reacciones de la cri-
corriente, si bien pagado en buenos mar- es en la organización y programación del tica internacional, a las ruedas de prensa
cos occidentales, y de repente ven que la Festival de Bayreuth. ¿Va a continuar que dé el responsable máximo y a los
Calle de la Historia (así ha sido definida Wolfgang Wagner con sus planes, que movimientos que puedan producirse den-
esta producción) ha tomando un rumbo incluyen mantenerse él indefinidamente t r o de la Sociedad de Amigos de
harto distinto. En 1990 toma a reprodu- como director general del Festival, volver Bayreuth.
cirse en lo esencial, si bien por otras cau- a escenificar de propia mano el Anillo
sas, la situación de 1967. (1993) y traer de nuevo a Chéreau. esta
vez para Tristón (1994)? ¿No habrá de Ángel Fernando Mayo.
Inesperado fallecimiento
El inesperado fallecimiento de Wieland
BATH
Wagner en 1966 convirtió en una cadá-
ver a su segundo Anillo, que habla sido
acogido en 1965 con un clamor unánime
La presencia española
de justa admiración. Wieland se llevó a la n festival internacional, con sede o el famoso Ensemble InterContemporain
tumba el alma de aquella Tetralogía tan
personal y sugerente. Kupfer, que no es
precisamente un artista aunque si un
U inglesa, que tendrá este año una
muy importante presencia espa-
ñola. La ayuda de la Generalitat de
se presenten este año en Bath en un con-
junto de espectáculos, conferencias, con-
ciertos, etc, que se desarrollan entre fina-
organizador y |efe de equipo teatral rigu- Cataluña y del INAEM ha contribuido a les de mayo y mediados de junio.
roso, continúa vivo, pero su sermón y sus que este festival, uno de los de más pres- Artistas de la talla de Jordi Savall con
admoniciones han dejado de tener inte- tigio de las islas, tenga este año una cola- Hespenon XX, Lluís Claret, José Luis
rés. «¿Cómo detener una rueda que boración hispánica acentuada. Y francesa, García, Rafael Orozco, Montserrat
rueda», pregunta El Viandante. ¿Cómo porque la Association Francaise D'Action Torrent, el |oven clarinetista Joan Lluna. la
lograr que el Anillo de Kupfer no se tro- Artistique ha permitido que figuras tan Escolanía de Montserrat compondrán la
que en otro muerto viviente hasta 1992? relevantes como el gran compositor Henri presencia hispánica. Y compositores como
La afirmación de John Tomlmson como Dutilleux y artistas y conjuntos como Victoria. Morales. Arriaga, Vivanco, Falla.
un aceptable Wotan: el denodado esfuer- Cecile Ousset Pascal Rogé, Pierre Amoyal Turina, Granados, Albéniz o Roberto
zo de Siegfned Jenisalem, que este vera- Gerhard figuran en la programación. La
no va a ser el Sigfrido de los tres ciclos soprano Jill Gómez, acompañada al piano
(más de la propina) sin alternarse en esta por Roger Vignoles, interpretará música
ocasión con Remer Goldberg; la sustitu- de inspiración española de Wolf y Brahms,
ción de Peter Hoffmann, que este año no en un recital donde habrá también com-
positores de nuestro país. Leslie Howard
canta en Bayreuth, por el debutante Poul
interpretará las Goyescos de Granados,
Elmmg: la leaftad y la capacidad de convo-
dos grandes conjuntos de cámara, el
catoria de Daniel Barenboim... ¿Bastará Chilingirian y el Endellion interpretarán los
esto para mantener en 1990 las constan- Cuartetos nos I y 3 de Arriaga, la
tes vitales del gigante herido de muerte? Escolanía de Montserrat, con Ireneu
Garantía del orden institucional y en el Segarra al frente y Joan Casáis al órgano
fiel de la balanza, como siempre, una pro- darán un concierto de música polifónica
ducción del chef, el Parsifol presentado en española de los siglos XV. XVI Y XVII. los
1989 con casi los mismos mimbres que Tallis Scholars cantarán obras españolas
los de la anterior puesta en escena, firma- del siglo XVI, el New London Consort
da por Gótz Fnednch. Si como escenó- dedicará un concierto a la música del
grafo y director de escena Wolfgang Camino de Santiago, el London Baroque
Wagner ha sido casi siempre una media- interpretará, entre otros, a Antonio Soler,
el Nash Ensemble hará un monográfico
nía, ahora, entrado en la setentena, ya no
Falla, etc.
alcanza ni su propio modesto nivel de
antaño. La critica se ha mostrado fría, Añádase, por la parte española, un reci-
desinteresada, cansada de la penuria esté- tal del guitarrista flamenco Paco Peña, un
tica y de las prolijas explicaciones por recital de cantos sefardíes por Esther
escrito, firmadas por Oswald Georg Lamandier.
Bauer. con que el chefha pretendido lle- Y conciertos de Alfred Brendel, Bisoph-
nar el vacío dramático de sus últimos tra- Kovacievich, Julián Bream, que hará tam-
bajos- Donde Waltraud Meier, Bernd bién música española, el Cuarteto Melos,
Weikl y los coros dirigidos por Norbert Jukka-Pekka Saraste con la Scottish
Balatsch pondrán la calidad musical. James Chamber Orchestra. conferencias sobre
Levine. Hans Sotin (o Manfred Schenk), arquitectura española y sobre Picasso,
Franz Mazura y el factótum contribuirán Goya y Velázquez, más un espléndido
concienzudamente a la persistencia de la repertono de conciertos de jazz, y enten-
derán ustedes que el Festival de Bath de
mala fama del "festival escénico sagrado",
este año sea uno de los más interesantes
una obra senil, larguísima, aburridísima, en
y variados de Europa.
la que rio pasa nada.. Lo verdaderamente

SCHERZO 21
FESTÍVALES'90

BERLÍN

Inteligente eclecticismo
uarenta años cuenta ya el Festival

C de Berlín, que discurre tradicional-


mente entre el I y el 30 de sep-
tiembre. Se trata de una manifestación que
puede considerarse incluida en el grupito
de las avanzadas, de las -dentro de lo que
cabe- verdaderamente progresistas, que
contempla a lo largo de sus treinta días un
amplio abanico de posibilidades, que va de
la música antigua a la más moderna y que
incluye en su programación importantes
eventos teatrales y balletlsticos así como
diversos actos encuadrados en el capítulo
de las exposiciones, muestras varias, confe-
rencias y homenajes. Pocos certámenes
ofrecen, en efecto, excepto, quizás -con
referencia a los más grandes-, el de
Edimburgo, una variedad tan enorme de
sugerencias, de actividades orientadas hacia
las más diferentes manifestaciones del arte.
entre ellas, y en lugar preferente, por
supuesto, la música, que aparece también,
junto al teatro, en la llamada Festtage, una
especie de prolongación de las
Festwochen. que nació a la sombra de
éstas hace 24 veranos y que se extiende
del 28 de septiembre al 14 de octubre.

Imaginación

Veamos algunos de los programas que con su famoso Ensemble Inter- bastante música suya (Dénve (, Memorial,
tan inteligentamente plantean los organiza- Contemporain (programa monográfico de Le Marteau) y de otros (Dalbavie,
dores de ambas muestras y que revelan obras propias); o el del Ensemble Modem Manoury, Harvey). a cargo del criado con-
buenas dosis de imaginación. Destacan, por dirigido por Ingo Metzmacher (Schnebel); junto francés. O, en otros campos, la ver-
e|emplo. los dos conciertos de Boulez, uno o el grupo Neue Musik al mando de Karl- sión (original, con contratenor) de concier-
con la llamada Joven Filarmonía Alemana Heinz Wahren (Humel. Siebert, Wahren); to de Orfeo y Euridce de Gluck dirigida al
(Debussy, Messiaen. Boulez. Várese) y otro o las dos sesiones, sm Boulez pero con Freiburger Barockorchester por Thomas

DROTTNINGHOLMS

Un festival para un teatro


"...Bienvenido, querido público, de centro de reunión para cantantes, baila- con respresentaciones bastante espacia-
todos los rincones de Suecia y del rines, músicos y actores. Por entonces das. Se inaugura con una representación
mundo. Corno ustedes saben nuestro ya el teatro tuvo un aire cosmopolita; de Gustav Adalph Ochflrohe,con libreto
artista principal es un arquitecto I (amad o además de óperas de autores suecos de del rey Gustavo III y de j.H.Kellgren, una
Adelcranz: el hombre que creó el edifi- la época había representado una expe- ópera de Georg Joseph Vogler. La dirigi-
cio de nuestro teatro". Con estas pala- riencia notable de compositores extran- rá Thomas Schubak, que a su vez dirigi-
bras termina Amold Üstman. director jeros. rá un programa de Canciones y
artístico del festival de Drottmngholm, la En 1992, después de muchos años de Cantatas de Joseph Martin Kraus.
presentación del programa de este año. estancamiento, el teatro reabrió sus Ostman tendrá a su cargo dos óperas
En efecto, aunque seria abusivo consi- puertas pero no ha sido hasta los últi- de Mozart, D/e Encfürung ous dem Sera//
derar aun teatro como protagonista de mos años, gracias al prestigio internacio- y La finta gtardmiera, así como Iphigenie
un Festival de esa categoría, no cabe nal conseguido por Ostman, un entu- en Tauride de Chnstoph Willibald Gluck.
duda que la belieza del edificio y de su siasta de las interpretaciones históricas, En el reparto no hay grandes divos, ni
entorno han contribuido a hacerlo que Drottningholm se ha convertido en nombres deslumbrantes, pero sí profe-
famoso ¡ntemacionalmente. El edificio un Festival ampliamente conocido. sionales competentísimos y una firme
data de 1766, pero los años de esplen- voluntad de hacer buena música. Hay
dor llegaron en 1777 cuando el rey de El Festival es breve y con una cartele-
ra bastante limitada. Se desarrolla entre también un concierto y un par de sesio-
Suecia Gustavo III lo convirtió en un nes de ballet
el 3 I de mayo y el 4 de septiembre,

22 SCHERZO
FESTIVALES'90

Hengelbrock o del recital de contratenor


Jochen Kowalski titulado graciosamente EDIMBURGO
Costra Diva; o la interpretación de una
rareza de Richard Strauss como Enoch
Arden, un melodrama, op. 38. O, en lo
estrictamente antiguo, el concierto de la
El verano nórdico
Cappella Sagittariana de Dresde con un
programa de música histórica sa|ona O, en
fin. por lo que al repertorio cameristico se
refiere, las diversas sesiones encomendadas Pero recuerdos literarios e históricos
al pianista húngaro Andras Schiff, una de aparte. Edimburgo es sede de uno de los
ellas en solitario con las Variaciones mejores festivales de música, ballet y tea-
Goldberg de Bach y tas demás en compañía tro que se celebran en Europa y que se
de expertos instrumentistas para tocar
obras de diversas épocas (entre otras, dos
INTERNATIONAL desarrolla entre el día 12 de agosto y 2
de septiembre. El Festival de Edimburgo,

FESTIVAL
del contemporáneo y compatriota del pia- que tiene una subvención de la municipa-
nista, Gyorgy Kurtág). lidad y otra del Scottish Arts Council, se
fundó en 1947 y su primer director fue el
célebre empresario británico de origen
Solistas austnaco. Rudolf Bing. que permaneció en
su puesto dos años y luego pasó a regir
Hay aquí mucho y bueno donde elegir.
durante largo tiempo la Metropolitan
Aparte del citado Schiff y los habituales del
Opera House de Nueva York
berlinés Fischer-Dieskau -que, entre otras
minucias, canta lieder de Wolf sobre tex- La primera edición del Festival contó
tos de Goethe, con el pianista Hartmut con la presencia nada menos que de
Hóll. y el Liederkreis y Drchter'rebe de Bruno Walter, que volvía a Europa, y que
Schumann con Ashkenazy- y su mujer, Julia dirigió a la Filarmónica de Viena. Pero el
Varady, deben resaltarse los nombres de concierto inaugural como a cargo de otro
Maunzio Pollini, Zacarías, Gililov, Canino y importante director, el francés Paul Paray.
Collard (pianistas). Amoyal. Sitkovestsky y En Edimburgo no existe teatro de la
Viktoria Mullova (violinistas) o Schiff y ópera y en general el Festival es menos
Perenyi (chelos). Entre los solistas vocales, conservador que otros europeos; en
Colé. Schmidt Ewing, Robinson o Lorenz. 1961 se dio. por ejemplo, una selección
amplia de la obra más representativa de
Amold Schoenberg.
Batutas y orquestas
También es buena en este caso la cose- Digamos que en los últimos años el
cha, aunque nunca tan espectacular como Festival de Edimburgo ha sido criticado
puede ser (en cantidad sobre todo) en por la creciente importancia que en él
12THAUGUST-2NDSEPTEMBER tiene el teatro, por encima incluso de la
Salzburgo O Lucerna. En pnmer lugar, claro,
Giulini que brinda, con la Filarmónica de música. Sin embargo el nivel musical sigue
Berlín, una 'Pastoral" y las Cuatro Piezas siendo muy elevado. En este año actúan
Sacras de Verdi, y Abbado que, con el ay un chiste inglés, insidioso y unos cuantos directores de verdadera
mismo conjunto, hace El rey de las estre-
llas de Stravinsky, La Demoiselle Elue de
Debussy y la Primera de Brahms. Asimismo
H malintencionado, acerca de
Edimburgo. Es muy simple. Reza lo
siguiente: 'Se monta un concurso de lo
talla, quizá menos de relumbrón que
otros, pero que aseguran una aíta calidad
a las orquestas invitadas-Filarmónica de
con esta orquesta, Simón Rattle programa que sea. El primer premio consiste en Checa, Sinfónica de Praga, Nacional de la
un estreno de Gubaidulina, la rusa de una estancia de un día en Edimburgo: el URSS, Sinfónica de Berlín. Sinfónica de
moda, y la Misa Qagolftica de Janácek. segundo, de una estancia de dos días: el San Francisco, etc. Entre esos directores
mientras que Kurt Masur combina Strauss y tercero, de tres... Etc." Pero no hagamos se cuentan el soviético Evgeni Svetlanov,
Beethoven y Pinchas Steinberg une mucho caso de venenosidades semejan- que anda por lo sesenta y tantos años, y
Poulenc (Lo voz humana) a Stravinsky tes. En cualquier Estado -y no podía ser que tal vez hasta los últimos años no haya
(Pájaro). Por su parte. Ashkenazy, en su menos el Reino Unido- los representan- sido reconocido como el gran intérprete
vertiente directorial. interpreta, con su tes de la cultura y de la etnia dominante que es y no sólo de los clásicos rusos sino
Orquesta de la Radio, Las Beatitudes de suelen denigrar a los de las minoritarias de Mahler o Brahms. Otro veterano,
Franck. y Herbert Blomstedt, con su para así legitimar mejor su dominio. De siempre irregular pero también brillante,
Sinfónica de San Francisco, la Quinta de ese modo Edimburgo es una ciudad abu- es el japonés Seiji Ozawa, que dirigirá a la
Bruckner. rrida, de la misma manera que en cual- japonesa Orquesta Keinen Sarto. Otro de
quier chiste inglés el avaro es casi siempre los veteranos que ha sido objeto de un
un escocés. reconocimiento tardío es el ascético
Herbert Blomstedt, un norteamericano
Opera y ballet
Edimburgo es una hermosa ciudad de ascendencia escandinava y largamente
Se incorporan igualmente al Festival dos llena de recuerdos det pasado y cuna de vinculado a Europa, director a lo largo de
títulos operísticos producidos por la uno de los mayores novelistas del siglo bastantes años de la legendaria
Staatsoper de Dresde: Elekcra de Strauss y XIX, el padre, con Manzom, de la novela Staatskapelle Dresden, que ha llevado a
El amor de las Tres naranjas de Prokofiev. Y histórica: Sir Walter Scott. Millones de su nueva orquesta, la Sinfónica de San
en el apartado balletistico se cuenta con chiquillos, de adolescentes y hasta de per- Francisco, a gran altura. Entre los más
tres grupos españoles: El Ballet Nacional de sonas mayores, han soñado, se han imagi- jóvenes vale citar al excelente Claus-Peter
España, el de Cristina Hoyos, y el Grupo nado a la capital escocesa con los colores Flor y al no menos excelente Jiri
de Danza de Elisa Monte. suaves y dorados, a pesar de la lluvia y las Belohlavek. Y entre los solistas, destacan a
nieblas, con que la describió el autor de Rostropovich. Firkusny, Yo Yo Ma. etc.
tvanhoe o de Quentin Durword.
A.R.

SCHERZO 23
FESTÍVALES'90

GLYNDEBOURNE

Sobre
un césped
bien cortado
n repetidas ocasiones nos hemos

E refendo desde nuestras páginas al


Festival de Glyndeboume. que se
desarrolla entre finales de mayo y finales
de agosto y pasa por ser uno de los festi-
vales más selectos de Europa Con sede
en plena campiña inglesa, Glyndeboume
es famoso tanto por la calidad de sus pro-
ducciones como por el número de Rolls-
Royce que moviliza. Fundado en 1934
por un millonario, John Christíe (1882-
1962), casado con la cantante Audrey
Mildmay (1900-53), Glyndeboume tuvo la
inmensa fortuna de contar en sus oríge-
nes con uno de los mejores directores
artísticos imaginables: el alemán Fntz
Busch. Busch, que acaba de huir de la
Alemania nazi por sus ¡deas políticas, se
encontró con un festival hecho a su medi-
da donde pudo montar legendarias inter-
pretaciones de óperas mozartianas. No
importaba el dinero: Busch pudo disponer
de ensayos ilimitados y el resultado fue
una altísima calidad que el propio festival
no ha superado nunca.
Glyndeboume -al cual estuvo también
muy vinculado Vittorio Gui, el famoso
director de orquesta italiano, o producto-
res y administradores como Rudolf Bmg o
Cari Ebert- tiene en su haber estrenos
como el de The Rape of Lucretia de
Britten. bajo la dirección de Ansermet, o
Zubin
un mítico Orfeo de Gluck cantado por la
maravillosa Katlheen Ferrier. El aforo del
teatro, que empezó siendo de 3 I I asien-
FLORENCIA tos, tiene ahora 800.

La primavera florentina El director artístico actual es Bemard


Haítínk, director también del Covent
Garden. En este año se presentan dos
nuevas producciones, una de Die
undado en 1933, el Maggio Musicale

F
por hoy, una de las mejores de Italia. Zauberflóte, con dirección escénica de
Florentino es. sin duda, uno de los En su Lili edición el Maggio Musicale se Peter Sellars y musical de Lothar
Festivales europeos de más presti- desarrolla entre el 28 de abril y el 4 de Zagrosek, y New Yeor, la nueva ópera de
gio, lo cual se debe, en gran medida julio. Entre los principales acontecimien- Michael Tippett, cuya producción está a
tanto a la calidad de los programas como tos por venir se cuentan representacio- cargo de Peter Hall. Este mismo es res-
a la formidable tradición cultural de la nes de óperas como II trmatore de Verdí. ponsable de la producción de Albert
ciudad que le sirve de marco, Al Maggio con dirección de Mehta y con Pavarotti; Hening, de Bntten, cuyo director musical
Musicale han estado vinculados nombres Mabagonny de Kurt Weill, que dirigirá es Graeme Jenkíns. Andrew Davis dirigirá
como los de Dallapiccola -que estrenó nada menos que Luciano Berio: Don Katya Kabonova de Janacek, en produc-
en él su ópera Voló di notre Pizzeti, Grovanni de Mozart. con Mehta otra vez ción de Nikolaus Lehnhoff. Haitmk dirigirá
Bussoti, de Sabata, Bruno W a l t e r , en el podio y la participación de Ramey y Copricdo de Richard Strauss. en una pro-
Furtwangler, A.Guarnieri, Mitropoulos, la Ricciarelli. Y en cuanto a solistas y con- ducción de John Cox. Charles Mackerras
Bruno Bartolettí. Muti. Rodzínskí. etc. En juntos sinfónicos, en el mes de junio dirigirá Fatstaff de Verdi, también en pro-
este Festival se estrenó también la última actuarán Edita Gruberova. Ashkenazy al ducción de Hall.
y m o n u m e n t a l ópera de Prokofief: frente de la Orquesta RÍAS de Berlín, la
Guerra y paz, Orquesta del Maggio Musicale Fiorentmo Por último indiquemos que
con Mehta -que es el director princípal- Glyndeboume dispone de una orquesta
El Maggio Musicale dispone de al frente. residente de primer orden - la London
una orquesta sinfónica que es. hoy Philharmonic.

24 SCHERZO
RECURSOS MUSICALES EN ESPAÑA
EDICIÓ
19 9 0

RECUI
MÚSICA,
EN ESP

Al anunciar la inminente aparición del repertorio


actualizado de RECURSOS MUSICALES EN ESPAÑA,
el Centro de Documentación Musical (INAEM)
agradece expresamente su colaboración
a cuantos profesionales y entidades
han facilitado sus datos para hacerlo posible.
Próximamente en las librerías del Ministerio de Cultura
y librerías especializadas.

MINISTERIO DE CULTURA
«istitutG r*ioonafle ios Altes Escénicas y cíela Música
FESTIVALES'9O

GRANADA

Música en la Alhambra
•piundado en 1952, el Festival de da por Franz Welser-
H Granada sigue siendo hoy uno de Most interpretará una
•*• los mas importantes festivales espa- versión semi-escénica
ñoles. Se ha repetido hasta la saciedad de la Salomé de
que el espacio físico donde se celebra Richard Strauss -con
es. con una frase que se ha convertido Sabine Hass, Simón
en tópico, "un marco incomparable", lo Estes y Karl
cual, como más de un tópico, es ver- Ridderbusch- y en otra
dad. Porque en efecto, ese marco, la la Séptimo Sinfonía de
Alhambra granadina es uno de los más Bruckner. También
hermosos imaginables. Un concierto actuará la Orquesta
celebrado en el Palacio de Carlos V, Nacional de Francia,
ese suntuoso anacronismo cristiano en con Lorin Maazel al
el corazón de uno de los ejemplos más frente, en dos progra-
altos de la civilización musulmana, es mas con obras de Saint-
una experiencia inolvidable. Pero el Saens, Debussy y
Festival dispone además de otra esplén- Berlioz.
dida sala de conciertos, el Auditorio
Manuei de Falla, obra del fallecido José Uno de los momen-
García de Paredes, de espléndida acús- tos estelares del Festival
tica. serpa, sin duda, la actua-
ción de Tellye Norman.
El Festival de Granada se celebra Paralelamente se
entre los días 14 de junio y 2 de julio, celebrará una importan-
en una época en la que los calores del te exposición bajo el
verano andaluz aún no se han vuelto titulo de Albémz y su
sofocantes, lo cual quiere decir que los tiempo , cuyo comisario
asistentes pueden disfrutar del ambien- es Enrique Franco, que
te privilegiado de unas noches perfec- dará una conferencia
tas. La oferta del festival es, en general, bajo el titulo de la
muy vanada, con conciertos de orques- pasión de Albéniz por
ta y de solistas, espectáculos de ballet, Granada.
seminarios, etc. Este año el compositor FOTO: D.G.
invitado es Gyürgy Ligeti -el año pasa-
do lo fue Luciano Berio- que dará una
'conferencia en la que se presentarán HOLANDA
piezas suyas pianísticas por Louise
Sibourd.
Habrá música folklórica-Camarón de
Música y tulipanes
la Isla, los Derviches Toumeurs-, actua-
ciones de la Elisa Monte Dance ue Holanda - y mas en particular ras modernas son Eí ángel de fuego de
Company y del Ballet de Víctor Ullate-,
etc. Narciso Yepes actuará dos veces,
Q Amsterdam- ocupa hoy un pues-
t o central en la creación, difusión y
Prokofiev, que dingirá Chailly y D/e
Frau orine Schatten de Richard Strauss.
una en un recital como solista y otra enseñanza de la música en el mundo Un subido interés tienen también los
con la recién creada Orquesta de occidental es un hecho indiscutible. La conciertos: Chailly dirigirá a la
Cámara de Granada, que dirige Misha vida musical holandesa es actualmente Orquesta del Concertgebouw en dos
Rachlevsky. Shlomo Mintz dirigirá la de una riqueza incomparable. Y uno de programas en los que se dará comple-
Orquesta de Cámara de Israel, habrá los exponentes de esa riqueza es el ta la Kammermusik de Hindemith; la
actuaciones del Grupo Manon, la New Festival de Holanda, fundado en 1947, Orquesta del Siglo XVIII, con Frans
American Chamber Orchestra, La y que se celebra a (o largo del mes de Brüggen a su frente, hará un programa
English Chamber Orchestra con Edmon Beethoven, Schubert y Haydn; la
junio y tiene como centro la celebém-
Colomer- en uno de sus dos concier-
ma Concertgebouw, Gewandhaus de Leipzig, con Kurt
tos acompañará al Trio de Barcelona en
el Tnple Concierto de Beethoven-. etc, Masur, interpretará obras de Matthus y
En este año de 1990 los eventos Bruckner Edo de Waart dirigirá a la
Juan Manuel Azcue presentará en dos más destacados del Festival lo constitu-
conciertos en la catedral la obra orga- Orquesta Filarmónica de la Radio
yen la interpretación de cuatro óperas, Holandesa en un concierto entera-
nística completa de César Franck. con dos clásicas y dos modernas. Los días I
motivo del centenario de su muerte, y mente dedicado a música norteameri-
y 3 de junio john Eliot Gardiner con cana con Robería Alexander
José Carreras, acompañado de Lorenzo los English Baroque Soloists, el Coro
Bavaj dará un recital con obras de (Gershwin, Bemstein, Copland. Barber
Monteverdi y un destacado grupo de
Turina, Falla. Puccini, D. Scarlatti, e Ivés) y habrá también cinco concier-
Massenet y Tosti, solistas ofrecerán sendas versiones de tos dedicados a músicos contempora-
concierto de dos óperas de Mozart de neos (Kagel, Yun. Holhger, Hespos.
En cuanto a conciertos sinfónicos. las menos frecuentadas: Lo demenza Karger, Pemes y Steinke).
nos encontramos con dos de la di Tito e idomeneo, ré di creta. Las ópe-
Bruckner-Orchester de Ünz, que dirigi-

2CÍSCHERZO
FESTIVALES'90

LONDRES

La más pura tradición


ingún festival de música más algunas de las bromas de esos jóvenes Sitkovestki, Yo Yo Ma. Kissin, etc. En
N democrático que los Proms londi- -que por otra parte, en cuanto empieza
nenses. Durante casi dos meses,
desde el 20 de julio hasta el 15 de sep-
el concierto observan un silencio abso-
lutamente ejemplar. El que esto escnbe
cuanto a las orquestas, además de algu-
nas extranjeras -la de Cleveland, la del
Concertgebouw, o los Virtuosos de
tiembre, un viejo edificio del corazón de fue testigo, hace bastantes años, de un Moscú -se encuentran las principales
Londres es escenario del más vanado y amago de irritación colectiva por parte británicas es decir LSO, LPO, RPO,
participativo de los grandes festivales de la Sinfónica de Chicago que antes de Ph¡ I harmonía y BBC de Londres, más la
europeos. El escenario no es especial- que saliera su director, Solti, hubo de de Birmingham, la de Boumemouth o la
mente hermoso. El Albert Hall es un soportar durante varios minutos el lan- BBC Scottish, además de conjuntos
edificio enorme, donde caben más de zamiento de serpentinas, confettis y como el English Concert. los Énglish
siete mil espectadores, en el que en el pullas bienhumoradas por parte del Baroque Soloists o I Virtuosi de Ro-
resto de ia temporada se celebran toda público de la arena. ma. Y conjuntos y coros como The Six-
clase de espectáculos, circo incluido. Es
de una fealdad típicamente victoriana y
tiene enfrente uno de los exponentes
más destacados del mal gusto finisecular,
del más puro kitsch ornamental el
monumento funerario dedicado al prín-
cipe Albert el marido de la reina
Victoria,
Pero el Albert Hall alberga en el verano
sesenta y seis conciertos que son, en
general, de un superlativo interés.
Iniciados el 10 de agosto de 1895 por
Sir Henry Wood, un director de
orquesta al parecer más brillante que
depurado, los Proms se han venido
celebrando ininterrumpidamente desde
entonces. Desde 1930 la BBC, la gran
corporación paraestatal de la radiofonía
británica, tiene a su cargo esos concier-
tos, que son retransmitidos, y su princi-
pal orquesta -la emisora tiene cinco-, la
BBC SO, es el conjunto residente. Por
el recinto del Albert Hall han pasado las
mejores orquestas, los mejores directo-
res, conjuntos de cámara y solistas del
siglo,
Los Proms- tas Promenode Concerts. que
es su nombre completo- se plantearon
como un festival en el que podían con-
vivir la música seria y la popular. Se
debe decir, sin embargo, que lo que
predomina absolutamente es la primera.
Lo popular en los Proms no es la músi- Para la próxima temporada de los teen, el Hillard, el Coro Monteverdi etc.
ca que se interpreta -no existe ningún Proms está prevista una programación Los Proms culminan en una noche multi-
festival europeo de este tipo más abier- importante. Vale la pena citar a algunos tudinaria en la que público e intérpretes
to a la música contemporánea- sino la de los compositores actuales cuyas rivalizan en hacer música. Este año la
composición del público y la peculiar obras figuran en la programación: John orquesta de la BBC -que es siempre la
relación que se establece entre éste y Adams, Ed de Boer, Petr Eben. Goehr. de la última noche- la dirigirá Mark
los músicos. El público es mayoritaria- Arvo Pan, Penderecki, Lutoslawski, Eider. En el programa, invariablemente
mente joven y su exigencia suele ir Schmittke, Tippett, etc. Echemos un vis- jerusalén de Parry, Marchas de Pompo y
emparejada con su capacidad de entu- tazo a los directores: Colin Davis, Circunstancia de Elgar y, sobre todo,
siasmo. Lo más característico es el públi- Rozhdestvensky, Günther Wand, fiuíe, Bntonnia! el viejo canto imperialista
co que se sitúa en la parte central del Dohnanyi, Rattle, Nornngton, obra de Ame, que los británicos ento-
Albert Hall, en la arena, que es donde Mackerras, Masur, Chailly, Ozawa, nan con una seriedad y un entusiasmo
se encuentran las entradas más baratas, Claus-Peter Flor, Andrew Davis, Pesek. llenos de nostalgia de tiempos mejores;
formado por alrededor de un millar de John Eliot Gardiner, Sinopoli, Tennstedt, de cuando Britannia efectivamente
jóvenes de pie que en muchos casos Spivakov. etc. En cuanto a intérpretes: gobernaba las olas y la agresiva cursilona
bromean con los músicos, cantan, dicen Arleen Auger. Jard Van Nes, Margaret de la Thatcher todavía no había semia-
coplas y prestan una alegría y un color Price, Heather Harper, Julia Varad/, rruinado al país.
inimitables al espectáculo. No siempre Rostropovich, Brendel, Cécile Ousset,
los músicos son capaces de entender Heinrich Schiff, Kyung-Wha Chung,
Javier Alfaya
SCHERZO 27
FESTIVALES'90

Lazar Berman. obras de Schumann y Liszt


MONTREUX-VEVEY Un especial interés tiene la interpretación
de la integral de Sonatas y Variaciones

Un delicado equilibrio para violoncello y piano de Beethoven por


Yo-Yo Ma y Emmanuel Ax. Christophe
Com en un recital Bach.
En la música sinfónica hay que destacar a
Cuarteto Sine Nomine, actuará con obras Giulini con la Orquesta de la Scala con un
de Dutilleux, Lukas Foss y Ligeti en un programa Schubert y Brahms; Dutoit con
programa, y en otro acompañarán a Jean- la Nacional de Francia y Martha Argerich,
Francois Heisser -que tocará también una con obras de Debussy, Ravel y Bartok;
selección de la Ibena de Albéniz- en obras Franz Welser-Most con el violinista Frank-
de Stockhausen, Webem y Shostakovích; Peter Zimmermann y la Orquesta de
el Cuarteto Alban Berg, obras de Mozart, Cámara de Lausana en obras de
Schnittke: Polet, Noel Lee, y otros instru- Mendelssohn, Mozart y Beethoven;
mentistas, obras de Martinu, Paul Bowles, Fedoseev con la O. de la Radio de Moscú
Stravinsky, Bartok y Falla -Concierio pora y el pianista Mikhail Pletnev con obras de
clave- ; Maurice André. obras de Mozart, Chaikovski y Kitaienko con Viktoria
Albinoni, Britten y Hertel, acompañado Mullova y la Filarmónica de Moscú con
por el Ensemble Instrumental de France; obras de Brahms y Beethoven.

LUCERNA

Clásicos del siglo XX


ucerna es una ciudad con una larga Nono, Boulez, Messiaen, Várese, etc. Lo

L tradición musical. En ella vivió, por


ejemplo, Richard Wagner entre
1866 yl 872 en una villa que es hoy
cual supone, sin duda, un auténtico pro-
digio para cualquier amante de la música
de nuestro siglo y punto menos que ana-
Museo y que se ha convertido en centro tema para los partidarios de una progra-
Bdrtwra Hendricte de peregrinación de wagnerianos. Y ahí mación convencional. Hay una presencia
escribió el gran compositor alemán el importantísima de la música de Bnjckner

L
os orígenes del Festival de Montreux- encantador Idilio de Stgfrida. y de Mahler y una ausencia casi total de
Vevey se remontan al periodo ante- El actual Festival de Lucerna es uno de las obras más archisabidas del sintonismo
rior a la I Guerra Mundial, entre los mejores del mundo, de una extraor- romántico, por ejemplo.
191 1-14, cuando Ansenriet -que todavía dinaria riqueza y variedad. Fundado en El Festival de este año -que se inicia el
no habla fundado la orquesta que haría 1938, en aquel año intervinieron, entre quince de agosto- lo inaugura uno de
famosa internacional mente, la de la Suisse otros, cinco directores de orquesta que los mas grandes directores de nuestro
Romande- dirigía el conjunto del Kursaal y hoy ya son leyenda: Willem Mengelberg, tiempo, el germano oriental Kurt
presentaba series de música de aquel Bruno Walter, Fritz Busch, Ernest Sanderiing, que por cierto en septiembre
momento, en especial de Rusia. Pero no Ansermet y Arturo Toscanini, Al año cumplirá los ochenta años. Tendrá a su
es hasta 1946, tras la guerra, cuando el siguiente repitieron tres de ellos cargo la Noveno sinfonía de Mahler. una
Festival toma su nombre actual. En esa pri- (Ansermet Toscanini y Busch) más el obra que empezó a dirigir hace pocos
mera época dos grandes directores domi- británico Adrián Boult, uno de los gran- años y con la que ha conseguido -al
des animadores de los Proms. El estallido igual que con La canción de la Tierra- un
nan con su presencia: Cari Schuricht y Paul
de la II Guerra Mundial, con la precaria éxito extraordinano. En cuanto a direc-
Kletzki. Montreux es una ciudad con una neutralidad suiza, trajo un lapso necesa- tores e intérpretes, hay nombres como
sólida tradición musical, en la que vivieron rio a sus actividades, pero fue extraordi- los de Vaclav Neumann, Claudio
en algún momento de su vida personalida- nariamente breve y Lucerna, como las Abbado, Paul Sacher, Anne-Sophie
des como Chaikovski, Chausson, Dupa re, demás ciudades suizas, se benefició del Mutter, Thomas Hampson, Andras Schiff,
Hindemith o Furtwangler. flujo de músicos de todos los pises que Gielen, Malcolm Frager, Barenboim,
Una de las características del Festival de buscaban allí un refugio de los horrores Mieczyslaw Horszowsky, Blomstedt,
Montreux-Vevey es la de un equilibrio que les rodeaban. En 1941 se reinidan Sandor Vegh, Pollini, Günther Wand,
entre la música barroca, la romántica y la sus actividades y dos años más tarde, se Rostropovich, Baumgartner, R.Goebel,
de nuestro siglo. El festival de este año, crea la Orquesta Suiza del Festival. En la Dohnanyi, Zukerman, Belohlavek, Chailly,
que comienza el 25 de Agosto, se inicia postguerra el festival ha ido creciendo Christa Ludwig, etc. En cuanto a orques-
con un concierto de Maurizio Pollini que hasta convertirse en uno de los señeros tas: Fi I armónica Checa, Concertgebouw,
tocará música de Alban Berg, Schonberg y en Europa. Sinfónica de Chicago. Filarmónica de
Stravinsky y se cieña con la Mtssa sotem- Berlín. Cleveland. Camerata Académica
ms de Beethoven dirigida por Rudolf del Mozarteum. Collegium Musicum
El Festival de Lucerna es, por encima
Barshai el día 7 de octubre. En los meses Zurich, etc. Señalemos también las clases
incluso de los Proms el más abierto a la
intermedios los Pequeños Cantores de magistrales de Schneiderhan, Igor
música de nuestro siglo, al menos a los
T8lz, y un conjunto instrumental, dirigidos Oistrakh, Edfth Mathis, Frager, Arto Peter
clásicos, por asi decirlo. Una ojeada a la
Horszkowski Damm, etc.
por Schmidt-Gaden interpretarán obras de programación lo confirma: obras de
En resumen, un Festival sin signos de
Schütz y de J.S.Bach; el Concertó Koln, Kodaly, Krenek, Zemlinsky. Frank Martin,
anquilosamiento sino todo lo contrario.
obras del mismo Bach. de Telemann, y Prokofiev. Schoenberg, Martinu, Jan
El último concierto-que este año correrá
Hemichen: en el Ciclo Barbara Hendndcs Kubelik -el padre de Rafael-, Busoni,
a cargo de la Filarmónica Checa con
y sus amigos, la cantante norteamericana Taneiev. Medtner, W e b e m , Moret,
Neumann al frente y Christa Ludwig
acompañada por conjuntos como el Janacek, Bartok. Suk. F. Schmidt, Reger,
como solista en la Tetera de Mahler -se
Cuarteto Emerson y la Camerata Beme, Nielsen, Stravinsky, Penderecki, Berg,
celebra el 6 de septiembre.
dirigida ésta por Thomas Fün, interpretará Britten, Crumb, Holst, Francaix,
obras de Fauré, Schubert y Bach: el Glazunov, Schreker, Cristóbal Halffter.

28 SCHERZO
FESTiVALE$'9O

MUNICH

La ópera en serio
ocos festivales tan serios, tan organi- enorme autoridad, prestigio y solvencia, un

P zados, tan puntuales, tan solventes,


tan equilibrados y tan iguales a sf
mismos como el de ópera de Munich. Se
kopefme/síer todo terreno, excelente cons-
tructor y diseñador, en una línea que
ensambla perfectamente con su rancia tra-
trata de un certamen que, a diferencia de dición, de los mas variados edificios operís-
otros -la mayoría- de importancia similar ticos y sinfónicos. Él sólito se merienda casi
o superior, no crea nuevas producciones ni la mitad de los títulos programados: apare-
se plantea el cultivo o descubrimiento de ce en el podio en ocho de ellos y cierra el
terrenos desconocidos. Es en realidad una Festival con los característicos y usuales
especie de excrecencia de la habitual tem- Meistersiiger en la producción ya muy
porada operística de la Bayerischer rodada de Everdtng.
Staatsoper. una de las más sólidas y com- Entre el 6 y el 31 de julio hay un poco
pactas del mundo. El cambio de algunos de todo, bastante bien escogido, dentro de
cantantes, la puesta a punto y ajuste de los la tónica programadora habitual. Por ejem- FOTO: D.G.
más lucidos montajes del año y la llamada plo, y junto a la citada obra de Wagner,
a ciertas batutas de reconocido brillo bas- Interesante es la versión que en alemán, y
encontramos otras muy de repertorio, vie-
tan para dejar el Opemfestspiele listo para a las órdenes de Albrecht en lo musical y
jos éxFtos en algunos casos de las tempo-
revista y a la espera del aficionado ávido Kupfer en lo teatral, se hace de La donce-
radas del National-theater La flauta mági-
de degustar, dentro de una confortable lla de Orleáns de Chaiteovski y ya consolida-
ca Don Govonni y las bodas de Fígaro de
programación, alejada de los sustos que das las de Matías el pintor de Hindemith y
Mozart, Salomé y El caballero de la rasa de
suelen proporcionar otras convocatorias La muerte de Donton de Von Einem, que
Strauss Lohengnn del propio Wagner... Las
mis progresistas, los títulos mas célebres firma en ambos casos Sawallisch (con esce-
novedades más significativas vienen de la
del repertorio -germánico sobre todo- en na de Horres y Schaaf respectivamente).
mano de Orff con un espectáculo que
las condiciones idóneas de rodaje y organi- Poca ópera italiana: un Nabucco de Verdi
inaugura el ciclo y que agrupa sus cuatro
zación. No hay sorpresas porque todo está (Steinberg/Halmen) y una versión de con-
conocidas cantatas escénicas: Trtonfi,
preparado, casi sin fallos, con método teu- cierto de la rossiniana Semiramide (Ferro).
Carmina Rurana, Calnlli carmino y Trionfo di
tónico muy férreo, para que cada cosa Afrodite, cómo no con dirección de Nombres de peso en el actual firma-
esté en su sitio y a punto. No es raro que, Sawallsch (producción de Kresnik), y de mento canoro hacen hueco para estar en
desde hace casi cuatro lustros, esté al fren- Mozart, de quien el tenor y ahora también Munich en este próximo julio. Cuatro ya
te de la entidad, en calidad de todopode- director Peter Schreier conjunta, en el veteranos, sobre todo los tres primeros,
roso director, el pulcro, severo y conspi- coqueto Teatro Cuvilliés, Mimdate, ré di brindan recital: Hermann Prey, Rene Kollo,
cuo Wolfgang Sawallisch, un maestro de Ponto (Everding se encarga de la escena). Fischer-Dieskau y Margaret Price. En esce-
na cabe destacar la presencia de la hoy
cotizada Waltraut Meier (Doncella de
Orieóns), de Weikl {Meistersinger}, Popp
(Lohengrin), y la antedicha Gruberova
(Semiramide, junto al potenciado tenor
William MateuzHi), Varady (Nabucco, Don
Giovanní). y, en especial, con cita obligada
también para el sólido bajo Kurt Molí en
labores wagnen'anas, el bajo-barítono nor-
teamericano Samuel Ramey, indudable
luminaria, que presenta sus servicios en
Semiramide y fígaro.

Aparte Sawallisch, Schreier (que canta el


David de Atosteranger) y Albrecht y junto
a Ferro y Stemberg, figuran en el capítulo
de la dirección musical los viejos y poco
inspirados Kapelmeister Suitner y Hollreiser
(que sigue sustituyendo con ninguna venta-
ja, en lo que es ya un histórico Der
Rosenkavatier, con escena de Schenk, a
Carlos Kleiber).
En fin, clasicismo germánico, solvencia y
no poca rutina (que para nosotros ya qui-
siéramos).

Wolfgang Sawollisdi FOTO. EMI

2 9 SCHERZO
FESTÍVALES'90

PESARO

Belcanto junto al mar


orillas del Adriático se encuentra y 12 de agosto. El reparto es de lujo: Gabriele Ferro, con Luciana Serra y
Pesara, villa natal de Rossini. Es June Anderson, Chris Merntt, W. Cecilia Bartoli.
una ciudad tranquila que, durante Matenzzi... En la dirección teatral Luca Tres espectáculos más completan el
• e! verano, acoge en su larga playa, llena Ronconi, acompañado por Gae Aulenti Festival: La Cantata para /os Horbones
de toldos de colorines, un turismo de en la escenografía, tratarán de repetir (1817-182 I?), dirigida por Alberto
clase media que vive sus
vacaciones sin sobresal-
tos, a ritmo de bicicleta.
Porque en Pesaro
- c o m o en Lucca. villa
natal de Puccini- se cir-
cula en bicicleta. Las hay
de todos los tipos, hasta
familiares, pero dominan
los modelos antiguos,
del estilo de la que Ezio
Frigerio utilizó en el
decorado de II turco m
Italia, ópera con la que
se inauguró la actual
temporada madrileña.
Los rossinianos llegan
este año antes de lo
acostumbrado. El XI
Festival se celebra del I
al 19 de agosto. En
Pesaro la fórmula • «til iza-
da es musicología más
teatro. Domina lo cuali-
tativo frente a lo cuanti-
tativo. No es un festival
millonario, aunque con- fntenor deJ Teatro Comunatt Rosa™ de Pésam.
sigan algunos espectácu-
los modélicos. el éxito obtenido con // viaggio a Zedda (día 8); un montaje teatral,
Ricaardo e Zoraide es el título estre- Reims. Pesara fue su punto de partida Ateíier Nadar, sobre los volúmenes 2 y
lla de este año. Se representa en el en 1984. Ron con i-Aulenti dieran en la 3 de los Pecados de Vejez, coordinado
Teatro Comunal Rossini los días 3, 6. 9 diana al lograr un sutil equilibrio entre por Bruno Cagli; y la integral de la obra
humor, modernidad, audacia, ironía, pianística a cargo de Aldo Gccolini (día
disparate y fidelidad al espíritu rassinia- 13), Jeffrey Swann (día 17), Sergio
no. En el foso no estará esta vez Fiorentino (día 18) y Michele
Claudio Abbado (bastante tiene con Campanella (día 19). Además, como
Berlín y Viena). sino el también direc- siempre, conferencias, exposiciones,
tor italiano Riccardo Chailly. El argu- conciertos y otras actividades. Sin olvi-
mento de la ópera hizo escribir al dar la degustación de recetas de cocina
musicólogo Richard Osbome "parece rossinianas, en las que tanta pasión
un poema épico de Mariowe. reelabo- ponía el maestro. Aunque -y esto es
rado por los hermanos Marx". Su una opinión muy particular- no se
estreno en Ñapóles en 1818 estuvo hayan mantenido en el tiempo con la
acompañado de un gran éxito, pero ligereza y frescura de su música.
luego cayó en el olvido, como tantas
óperas de Rossini que en Pesaro se Información: Rossini Opera Festival,
empeñan en rescatar. via Rossini 37. 61.100 PESARO (Italia).
Teléfono: 07 21/30161 (de 10 a 13
Como contrapunto al drama, una horas). Localidades por teléfono: 07
farsa cómica, La Scaía di seta (1812), 21/33184 (de 10 a 12 en julio).
subirá a los escenarios los días I, 2, 4 y Hoteles recomendados: Vrttona, Savoy.
5 de agosto, con dirección escénica de Restaurantes: Nuevo Cario, Delle
Maurisio Scaparro y musical de Sfmgi.
Antonello Allemandi. La obra ya se
puso en Pesaro en 1988 e incluso hay
una edición discográfica dirigida por JA Vela
Choí'V FOTO: DECCA

30 SCHERZO
"¿Cuál es el mejor recuerdo
de su último viaje de negocios?

Cuando en un viaje de negocios, todo sale bien, es muy fácil recordarlo. Por lo cómodo de su viaje. Por la variación en sus menús, y por todos
KLM, desde el mismo momento en que sube al avión, hasta que llega los detalles que Vd. irá descubriendo a lo largo del vuelo.
a cualquiera de sus más de 140 destinos en 76 países de los 5 conti- Recuérdelo en su próximo viaje de negocios, y nunca lo olvidara.
nentes, hace que su viaje de negocios resulte memorable. Por la atención Pónganos a prueba. Vuele con nosotros.
y el trato amable que Vd. recibirá, tanto en Business Class, como en
Royal Class. Por la facilidad que supone disponer de vuelos directos
desde varios puntos de España (Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante,
Málaga y Palma de Mallorca! hasta Amsterdam, Holanda. La Línea Aérea Confiable: K L M Hoyal
FESTiVALESVO

SALZBURGO

La ciudad de Mozart
ste año cumple su septuagésimo ellos con la novedad del tenor Peter

E aniversario el Festival de
Salzburgo sin el hombre que lo
convirtió en el 'más grande aconteci-
miento músico-social del mundo':
Schreier dirigiendo el Stabat Mater de
Dvorak con la Orquesta del
Mozarteum, seis Serenaden con los
Solisti Veneti, los English Baroque
Herbert von Karajan. El maestro falleció Soloists y otras orquestas de cámara
el 16 de julio de 1989 sin dejar herede- prestigiosas, cinco Mozart Matineen. que
ro. Pero el arte es más grande que los se repiten tres días, incluidos los lunes
hombres y la música la más milagrosa de (antes solamente lo hacían sábados y
las artes. Karajan se fue cuando su pro- domingos). Capítulo curioso es el de las
pia decadencia física se reflejaba en el tres sesiones dedicadas a cuartetos de
espejo de sus creaciones, seguía pose- cuerda U.SA. dos de ellos con obras
yendo el espíritu de un titán pero sus clásicas y un tercero a cargo del Kronen
caprichos, sus amores y odios comenza- Quartet con obras de Zorn. Reich,
ban a afectar a la organización del Andriessen. Tamusuza y Hamza el Din..,
Festival que de año en año perdía inte- El capítulo de los Liederabende es poco
rés y se iba convirtiendo en un reducto original aunque repleto de grandes
de música lupsa para adinerados, no en nombres: Alfredo Kraus, Jessye Norman,
un centro de arte que era lo que habían Teresa Barganza, Christa Ludwig y,
deseado sus fundadores. Con Karajan ¡menos mal!, un cantante de hoy, Paata
llegó a su cima pero también, en los últi- Burchuladze.
mos años, al más peligroso de los ado-
cenamientos. No sé qué luchas internas Otra sección nueva es la de Grandes
por e! poder habrán sacudido las estruc- solistas interpretando música de cámara.
turas políticas y administrativas del Tres sesiones todas ellas encabezadas Alfredo Kraus
Festival, pero en principio el futuro no por la pianista Martha Argerich.
aparece en absoluto oscuro. Mortier, el Las Grandes Orquestas tienen reser- Agosto, Abbado dirigirá a los vieneses el
más capacrtado de los superintendentes vadas 19 sesiones en el Festival. La Concierto de Piano k 482 de Mozart en
be un teatro de Opera en Europa {él lo Wiener Philarmoniker sufrirá dos sesio- las sutiles pulsaciones de Murray Perahia
es de la Monnaie de Bruselas), tomará nes con James Levine (en ambas idénti- y la Cuarta de Bruckner. Sir George
las riendas de Salzburgo en 1992. co programa: Segundo sinfonía de Solti, el 22 de Agosto, frente a la misma
Mientras tanto, este año el panorama es Brahms y Consagración de la Primavera orquesta dirigirá la Novena de
de excelente interregno. La oferta es de Stravinski). El día 15 de agosto, a las Beethoven, La gran dama del Festival
imbatible: nueve conciertos de cámara, órdenes de Mehta, se interpretará, en el concluirá sus aportaciones sinfónicas de
cinco conciertos en las Iglesias, uno de concierto en conmemoración a Karajan, este año con La Creación de Haydn,
la Octava Sinfonía de Bruckner. El 19 de con un cuarteto vocal notable, integrado
por Lucia Popp, Francisco Araiza, Olaf
Bar y Samuel Ramey y los coros de la
Opera de Viena, todos ellos a las órde-
nes de Riccardo Muti.
La Filarmónica de Berlín será invitada
de lujo en dos sesiones, una con
Abbado y otra con Barenboim.
Además también estarán presentes la
Orquesta de Cleveland con Dohnányi
(dos conciertos), la de San Francisco
con Blomstedt, la Philarmoma de
Londres (dos conciertos) con Sinopoli...
en fin, un delino.
Muy interesante me parece el ciclo
que este año se dedica a las diferentes
óperas que se han compuesto con el
tema de Orfeo. Consistirá de cuatro
títulos en versión de concierto que par-
tiendo de L'Orfeo de Monteverdi y
pasando por el Orfeo ed Euridice de
Gluck. por L'Anima del Filosofo ossia
Orfeo ed Euridice de Haydn, concluirá
Pláodo Domingo yjosephine Barstow en Un Bollo m Maschera foro con el Orpheus and Eurydike de Krenek.

32 SCHERZO
FESTIVALE$'9O

Finalmente, es en el capítulo de la
ópera en el que este año el Festival
parece dispuesto a recuperar su cetro,
con concesiones, pero con empuje inu-
sitado. Para empezar, solamente una
producción, la de Idomeneo, es nueva.
El Capncho de Strauss con dirección
de escena de Schaaf y el Cosí de
Mozart con dirección de escena de
Hampe en los bellísimos decorados de
Pagano estarán a las órdenes musicales
de los directores que las dieron vida:
para la primera, el practicón de Stein;
para la segunda, Muti. Novedades en el
Cosí, a excepción de las protagonistas
Marshall, Murray y Adelina Scarabelli
(que la cantó en 1983 sustituyendo a la
Battle), son Alessandro Corbelli como
Don Alfonso, Thomas Hampson como
Guglielmo y Deon van der Walt como
Ferrando.
Muti también se hace cargo del Don
Giovanm Made m Karapn con un repar-
to que conserva casi todo lo mejor de
antes y ha eliminado lo menos bueno.
Nuevos son Gruberova como Donna
Anna, Susanne Mentzer como Zertina,
Carol Vaness como Donna Elvira (¿por
qué no ha perrnaneciedo lo más glorio-
so del a n t e r i o r r e p a r t o , Natale de
Carolis, Gosta Winbergh, Furlanetto y
Ramey en el papel protagonista.
XI iv yjS'KA uAiVABOSTALDIA XUX QUINCENA MUSICAL
El t e r c e r M o z a r t del festival. SAN SEBASTIAN
Idomeneo, contará con la dirección
musical del siempre imprevisible Ozawa,
y dirección escénica del no menos
imprevisible Nikolaus Lehnhoff. El repar-
Agosto en Donostía
to, otro misterio, Sylvia McNair, Diana

E
l 13 de agosto comienza en San Entre los conjuntos de cámara hay que
Montague y Chryl Studer (éstas dos lo Sebastián uno de los festivales más destacar la actuación del Octeto de la
único seguro casi de la representación), vivos y ejemplares del panorama Academia of Saint-Martm-in-the-Fields
W e r n e r Hollweg. Douglas Jhonson, europeo. Modesto en sus ambiciones, con un programa enteramente dedicado
Philip Langridge y Alexander Malta. pero bien pensado y dirigido, la Quincena a Mozart, el Trio Mendelssohn con un
Musical de San Sebastián presentauna concierto monográfico con música de
El Fidelio beethoveniano que en oferta poco extensa pero nca al melóma- Xavier Montsalvatge. Entre los solistas
1982/3 dirigió Maazel, retorna ahora no que puede disfrutar además de una de descuellan las hermanas Katia y Manelle
bajo la batuta de Kurt Masur y con otro las ciudades más bellas y hechas a la medi- Le beque, con obras del repertorio que
reparto sorprendente. Donde estuvo da del hombre de la Península. mejor dominan-Debussy, Ravel,
Eva Marton, estará Gabriela Benackova, El Festival se desarrolla en diversos Stravinski. En música antigua destacan los
junto a ella algunos de los nombres más lugares de la ciudad-Teatro Victoria Madrigalistas de Praga, con un concierto
interesantes de nuestros días, la estu- Eugenia, Basílica de Santa María del Coro, con músicas de Juan de Anchieta, Juan
Teatro Principal. Palacio Miramar, etc. del Encina y L Kozeluh.
penda Marie McLaughlin y el no menos
estupendo bajo barítono Robert Hale. -Hay una presencia importante- no podía
ser menos en una ciudad como San Capítulo aparte merecen las actuacio-
Solti repite el Bailo de Verdi con Sebastián- de la música coral, con actua- nes de orquestas sinfónicas. Cristóbal
idéntico reparto que en la pasada edi- ciones de conjuntos como el Orfeón Halffter, con la Orquesta sinfónica de
ción. Esperemos que las cosas hayan Pamplonés o el Orfeón Donostiarra, de Bilbao y los solistas Jard Van Nes y Keith
mejorado. Al menos será un Rallo de conjuntos de cámara, de solistas y de con- Lewis, dirigirá Lo Conción de la Tierra de
Solti, no el de Karajan dirigido por un juntos sinfónicos, así como ópera --Lucio Mahler. Pero el peso fundamental lo ten-
Solti de circunstancia como ocurrió en de Lammermoor-. Habrá también recitales drá la Filarmónica Checa con tres con-
1989. de grandes cantantes como Plácido ciertos. En el primero Vaclav Neumann
Domingo, que actuará acompañado de la dirigirá la Tercero sinfonía ríe Mahler, con
El 26 de Julio comienza el espectácu- O.S. de Euskadi , como Manlyn Home, el Orfeón Donostiarra y Jard Van Nes.
lo y a pesar de mis críticas, si puede, no acompañada por Martin Katz y de Julia Jiri Belohlavek tendrá a su cargo otros
se lo pierda. Varady. También se contari, con el Ballet dos, con obras de Martinu (Sexta sinfo-
de la Opera de Minsk que interpretará nía), Dvorak, Janacek (Taras Bu/boj y
Cascanueces de Chaikovski y Esporteo de Brahms (Segundo concierto poro piano.
Katchatunan. Solista: A.Watts.)
Francisco Vülaiba.

SCHERZO 33
FESTIVALES'90

SANTANDER

Junto a la Magdalena
l Festival de Santander es. como programa está sujeta

E se sabe, uno de los más prestigio-


sos de nuestro país. Ya ha alcan-
zado su XXIX Edición, al igual que el de
a confirmación pero
de producirse no
cabe duda que la
Granada y en sus primeros años la pre- presencia de la músi-
sencia de directores como Ataúlfo ca sinfónica es de
Argenta o Cari Schuncht al frente de la primer orden.
Orquesta Nacional en los conciertos en Como se sabe, el
la Plaza Porticada se hicieron famosos. Festival es también
El Festival de Santander se lleva a cabo escenario del presti-
también en un marco excepcional: una gioso Concurso
ciudad marítima, con una intensa vida Internacional de
cultural -sede, como se sabe, de la Piano, que este año
Universidad Internacional Menéndez se presenta amplia-
Pelayo- y una buena red de hoteles y mente renovado.
restaurantes. Sujeto a confirmación -la Arpad Joó con la
dirección del Festival no ha dado aún ORTVE y Antoni
datos definitivos- el programa de este Ros Marbá con la
año incluye eventos como la actuación Scottish Chamber Orchestra acompa- Nikolaieva, Bngitte Fassbaender,
de la O. Philarmonia con ñarán a los finalistas del Concurso. En Montserrat Torrent y Guillermo
Rozhdestvensky, la Tanglewood música de cámara y el Ciclo de recitales González. Habrá también ballet y un
Symphony Orchestra con Leonard hay que destacar la actuación de Ros ciclo teatral, todo lo cual convierte a
Bernstein y la Filarmónica Checa con Marbá con la Scottish Chamber antes este Festival, que se desarrolla entre el
Neumann y Jand van Nes en la canción citada con obras de Mozart y Pergolesi, 26 de agosto y el 2 de septiembre en
de la Tierra de Mahler. Repetimos: este asi como actuaciones de Tatiana uno de los más atractivos de España.

VERONA

La espectacularidad de laArena de Verona


ue la iniciativa, en 1913. de un

F tenor, Giovanni Zenatello, la que


dio origen al Festival de Verona.
uno de los más concurridos de los
eventos operísticos que se celebran en
el verano europeo. Se representó
entonces Aída de Verdi, y desde enton-
ces la tradición no se ha interrumpido,
Este año dos buenos especialistas. Nello
Santi y Antón Guadagno tendrán a su
cargo las primeras representaciones, que
se iniciarán el 5 de julio. Entre los can-
tantes destacan Maria Chiara, Franco
Vonisolli y Fiorenza Cossotto. Se repre-
sentará una Carmen de Bizet, dirigida
por Daniel Oren, con Cappucilli. Pero el
acontecimiento del festival es. sin lugar a
dudas, el esplendoroso Réquiem de
Verdi que se anuncia. La dirección
correrá a cargo de Lonn Maazel y el
tenor será nada menos que Luciano
Pavarotti. Todo un acontecimiento para
los amantes del Reí canto, que se senti-
rán en la gloria. El Festival se cerrará el
24 de agosto con el Orfeo de
Monteverdi con dirección musical de
Claudio Gallico.

La Arena de Verona FOTO: F. FMNEU.0

34 SCHEBZO
FESTIVALES'90

DIRECCIONES

E Si están ustedes interesados en conseguir


entradas o abonos para cualquiera de los
festivales aquí reseñados, estas son sus
direcciones:
- BATH: Festival box office. Centmy
House. 4 Prerrepont Street Bath Bal I LE.
Tfrio.:(0225) 463362/4664! I .Reino Unido.
- BAYREUTH: Bayreuther Festpiele.
Postfach 100262, D-BS80 Bayreuth I.Tftw.
(921)20221
- BERLÍN: Berliner Festpiele GmbH,
Postfach 301648, D-1000 Berlín 30. Tfno
(30)25489-0. Fax:254891 11
DROTTNINGHOLM: The
Drottningholm Court Theatre Festival,
Drottningho/ms. Slottsteater, PO. Box
27050. S-10251 Estocolmo. Tfno. (8),
66082BI.Fax:66l0¡94.
- EDIMBURGO: Tourist Centre, 3
Printes Street Edimburgo EEH22QP Tfrio.
. 031 -557 2727. Fax: 031 -557 5118.
- FLORENCIA: Maggio Musicale
Ftorentino, Teatro Comunale. Via Solferino
15. 1-50123 Florencia. Tfno (55)2779236.
Fax 296954.
- GLYNDEBOURNE: Lewes. East Sussex
.BN8 5UU. Reino Unido. Tfno.: (0273)
812321. Fax: (0273)812783.
- GRANADA: Festival Internacional de
Música y Danza, Aptdo. 64.E-1 8080
Granada. Teléfono: (958) 26 74 42..., 44.
Fax: 26 74 47.

WIENER . - HOLANDA: Holland Festival, Kleine-


Gartmanplantsoen 21 ,NL-1017 R.P

FEST Amsterdam. Tfno. (20)276566.


- LONDRES: Promenades Concern Box
Office. Royal Albert Hall, Londres SW7

WOCHEN 2AP.Tfno.07l-823 9998.


LUCERNA: ¡ritern aliónate
mmr.
1990 W Musikfestwochen, Lucerna. Postfach, CH-
6002 Lucerna. Tfno (41)233562.
Fax237784.
- MONTREUX-VEVEY: Festival de
i_ M.II Im 17. Jum Musique Montreux-Vevey, Case Póstale
162, CH-1820 Montreux 2.Tfno
(21 )965450,9631212.Fa>c9632506
- MUNICH: Bayensche Staatsoper,
Müchner Opemfestspiele, Postfach 745.D-
Sangre vienesa 8000 Munich I. Teléfono: (89)21851.
Fax2l85304.
l Festival de VJena ha vivido siem- de Don Giavanni, bajo la dirección de - PESARO: Rossmi Opera Festival.

E pre bajo el sindrome de su rivali-


dad con el de Salzburgo, más pres-
tigioso y afamado. Sin embargo, el Festival
de Viena es de una riqueza extraordinaria
Abbado y con Ruggero Raimondi en el
pal protagonista. En cuanto a las orques-
tas que actuarán a lo largo del Festival
anotemos las dos orquestas de la ciudad
Via Rossini 37, 1-61 100 Pesaro.
Tfho(721 )697217B0161. Fax:30979.
- SALZBURGO: Salzburger Festpiele,
Postfach I40.A-50IO. Tfno{662)8045-
Fax:B9IH4.
y en muchos aspectos ha conseguido -la Filarmónica y la Sinfónica- más el - SAN SEBASTIAN: Quincena Musical
superar ese aire de gran gala mundana Concentus Musicus Wien. la Orquesta de de San Sebastian. -Teatro Victoria Eugenia.
que suele tener su rival. Plenamente Cámara de Europa, la Orquesta Sinfónica -Plaza de Oquendo. s/n.-28004 San
abierto a la música contemporánea, con Estatal de Moscú y la Filarmónica de Sebastian. Tfno (943)481238. Fax:430702.
una importantísima sección teatral y de Munich. En cuanto a los directores la - SANTANDER- Festival Internacional de
actividades literarias paralelas, el Festival selección es sencillamente espectacular Santander. -Avenida de Calvo
de Viena es digno de la formidable tradi- Giulmi, Solti, Rozhdestvensky, Sotelo.lS,5a.E-39002 Santander. Tfno:
ción cultural de la ciudad. Hamoncourt, Abbado. Celibidache. Masur (42)2IO5O8.Fax:3l4767.
y Bertim entre otros. Y entre los solistas, - VERONA- Ente unco Arena di Verora.
Un vistazo a la programación nos Alfredo Kraus, Maurizio Pollim, Margaret Piazza Bra 28.1-37121. Teléfono:
puede dar una idea de la importancia del (45)590109.590966,590726. Fax59020 i.
Price, Marjana Lipovsek, Edita Gruberova,
Festival. Los días 13. 15. IB, 20, 22 y 25 Christa Ludwig, Alfred Brendel, Peter - VIENA: Wiener Festwochen.
de junio se representa una co-producción Lehárgasse I I.A-1060 Viena.Tfno (I)
Schreier, Andras Schiff. etc. 586I676J3. Fa>c586l67649.
de la Opera Estatal de Viena y del Festival

SCHERZO 35
VOCES DE AYER Y HOY

FOTOPHIUPS

Jessye Norman, la voz


xisten voces, artistas, personalida- olimpo de los populares. No es éste el coraje y consejo entre quienes la escu-

E des musicales cuya ascensión al


éxito es lenta. Esto ocurre normai-
mente cuando su oferta rompe o, al
menos, se distancia de io común de la
momento de hacer un balance en una
carrera aún posiblemente en ascenso,
pero sí de recordar fechas, etapas y con-
tenido, aprovechando la nueva visita que
chan. A los trece años se presenta a un
concurso y consigue la beca que cubre
estudios y gastos durante cuatro años en
la Howard Uníversity de Washington, Allí
propuesta al uso corriente. En estos casos hará a nuestro país, dentro del Festival de tiene de profesora a Carolyn Grant. La
la nueva figura se aparta del estimulo Granada. docente de historia de la música, Dora
imperante creando en cierta manera, y a jessye Norman nació en Augusta, en el McGuinty, recordará siempre a la joven
menudo espontáneamente, un inédito estado de Georgia en Estados Unidos, lla- alumna con la vocación definida y firme
material de demanda musical. Jessye mado así en honor del rey inglés Jorge II, de ser una cantante profesional.
Norman no llegó al divismo por el tradi- el 15 de septiembre de 1945 (y no de Después de la etapa en Washington,
cional camino de la cantante operística, 1941 ó 1940 como erróneamente citan jessye se isntala en la Universidad Ann
sofisticada y caprichosa (o laboriosa y algunas enciclopedias). Su modesta familia Arbor de Michigan, bajo la tutela de
profesional, como suele ser la intérprete comprendía, aparte de los padres, otra Elizabeth Mannion y el célebre barítono
que está detrás) sino a través del difícil (y hermana y tres hermanos, ninguno de Pierre Bemac (¡cómo no deber a este
poco remunerado popularmente) mundo ellos dedicado posteriormente a la músi- genial melodista la adecuación de la
de la sala de concierto. Aunque la llegada ca. soprano a la canción francesa?). La forma-
al mundillo fue relativamente fácil y por la
Jessye se recuerda siempre cantando. A ción se completa en Baltimore, en el
vía habitual (concurso, premio, beca,
los seis años en la escuela, en cantos reli- Conservatorio Peabody, donde recibe
debut) el éxito total tardaría en presen-
giosos o de simple diversión para distraer enseñanza de la excelente Alice Duschak.
tarse y hasta entonces la artista se valdría
a la inquieta tropa, los maestros pedían a La primera aparición en público tiene
exclusivamente de las maneras propias
la futura soprano que cantara ella sola. La lugar en 1968 en el Constitution Hall de
del oficio y no (as epidérmicas campañas
niña nunca sintió vergüenza, se hacia Washington en recital. Para Jessey el lugar
publicitarias (algo que inevitablemente, es
escuchar muy feliz por la atención desper- tiene un especial significado; allí también
la época, vendrían, contenidas, después)
tada. Luego cantaba en la casa, en la calle, había debutado, cuarenta años atrás,
en la iglesia. El primer recuerdo de infan- Manan Anderson, admirada como artista,
Hoy la Norman está en la cumbre. Es respetada como mujer comprometida en
el nombre de soprano más esplenderoso cia de Jessye es musical.
la defensa de los derechos de los negros
del momento. Ha entrado ademas en el Una niña que siempre canta encuentra

36 SCHERZO
VOCES DE AYER Y HOY

(la propia Jessye habíase manifestado en Jessye procura ser muy realista y critica ía voz que tiene el coíor que corresponde
aquel periodo virulento de lucha racial en con lo que hace. Recuerda con sonrisa de a esa orquesta. Este es un ejemplo de
su ciudad nativa, muy involucrada en el conmiseración y disculpa cómo, al iniciar pasada, pero que puede relacionarse con
conflicto). su carrera, deseaba cantar Kundry y lo que Pierre Boulez hablaba de Norman
Jessye viaja a Europa y se presenta al Abigaille. Esta imprecisión inicial puede en intérprete de música moderna. Para el
concurso organizado por la Radio de llevamos ahora a ia definición vocal de la compositor francés, la voz de Jessye (de
Munich, donde logra el primer premio cantante. Una de sus profesoras la consi- gran calidad y técnica impecable) se mez-
asombrando al jurado. Egon Seiffert la deraba un órgano atípico, por su amplitud cla en obras modernas con los instrumen-
contrata por tres años para la Deutsche de registro que en el grave corresponde a tos, cantando entre ellos, en su mismo
Oper de Berlín. {Jessye no podía creérse- una mezzo y en el agudo a una soprano. plano, y posee además la necesaria perso-
lo: una negra cantando en la tierra de en una voz que no es esencialmente dra- nalidad para cantar este tipo de música,
Wagner). En Berlín debuta. 1969, en mática, sino aterciopelada y musical.
algo que para Bouleí es esencial para el
Tannhauser (Elizabeth. no Venus) y luego La cantante nos da una descripción con florecimiento de la misma.
canta en 1971 la Condesa de ¡.os Sodas la que nos quedaremos aquí:
de Fígaro junto a Fischer-Dieskau. Los Cuando empecé a cantar, dice
siguientes pasos la llevan a Florencia, Norman, estaba segura de mi registro
mayo de 1971, donde interpreta Selika en Los discos
(mezzo), pero ahora que la voz ha creci-
L'Afhcana (en ese año para RAÍ de Roma do prefiero hablar en términos distintos.
canta Idamante en una versión de Mi voz se ha hecho a la vez más amplia e El primer disco de la Norman es de
/domeneno con Colín Davis) y el año indeterminada. Prefiero hablar entonces 1970 para Philips, marca que, con algunas
siguiente debuta en el Scala con Alda así: Esta es mi voz. éste mi sonido y éste infidelidades, la tiene en exclusiva, renova-
(papel asumido ya para Berlín). es mi aliento. Sin clasificaciones. da por algún tiempo más el pasado año.
En el convent Ganden de Londres se En efecto, parece hacerse problemática En la portada de aquel registro de hace ya
da a conocer poco después en Cassandra la definición vocal de un instrumento que veinte años y dedicado a Schubert y
de los Troyonos de Berlioz, papel que suena obscuro en el grave y luminoso en Mahler se ve a la cantante delgada y pro-
años más tarde retomaría para Nueva el agudo, sin que se pueda hablar de dis- vinciana, tímida ante la cámara, muy des-
York con un éxito clamoroso. tinta voz. Además la amplitud en la escala tacada por la luz de la foto su cicatriz en
es considerable y extensa. Las mayores la me|illa. Aquel disco primerizo era (es,
Pasado este primer momento teatral, la
diferencias pueden rastrearse también en pues se ha reeditado) una joya.
Norman abandona durante cinco años el
mundo de la ópera para centrarse en el la originalidad de concepción de las part- La soprano, sin embarco, había dudado
del concierto. Como intérprete de
cámara visita su país natal. Canadá.
Australia y los principales festivales
de Europa y América, Norte y Sur.
La razón para el abandono operísti-
co la da la misma cantante: la voz
necesitaba alcanzar su desarrollo. El
posterior regreso al mundo del
teatro musical va a estar dictado
por dos características: las físicas de
la cantante y las tímbricas del ins-
trumento. Tres personajes le sirven
entonces para el reencuentro,
mujeres solemnes, estáticas, majes-
tuosas, poco terrenales: Yocasta de
Stravinski, Fedra de Rameau y
Anadna de Strauss. Otras persona-
lidades operísticas serán abordadas
parcialmente en recrtal o totalmen-
te en discos, Pero paulatinamente a
los tres citados se irán sumando
otros: la retomada Cassandra, Dido de
Purcell, Madame Lidoine de Poulenc. turas, donde descubre nuevos colores, en realizarlo porque no salía lo perfecto
puntos de referencia inéditos sobre todo que deseaba. Más tarde comprendió,
en terrenos tan transitados como en el afortunadamente, que las grabaciones
'ied alemán y la chanson francesa. Si en (sobre todo ahora que se graba indiscri-
aquél la escuela sopranil vienesa minadamente) no se hacen para la poste-
El oficio de cantante
(Schwarzkopf, en cabeza) y en éste Jenny ridad (?), sino que son sólo una ejecución
Tourel, Victoria de los Angeles y Crespm más, no algo definitivo. Piensa también la
Norman no da más de dos o tres reci-
alcanzaron culminación (en ambos casos soprano que los mejores registros son los
tales por semana, Procura diversificar los
se citan las intérpretes más inmediatas realizados en vivo, donde el calor del
programas, porque así su trabajo se hace
temporalmente), en los dos mundos la intérprete y la comunicación con el públi-
más fácil y variado, redundando en el
Norman impuso nuevas luces y significa- co son susceptibles de captación.
resultado final ante el público. Eligió
Londres como la ciudad ideal, por tran- dos. En un caso particular, los Cuatro últi- Norman liedensta tiene un catálogo
quilidad y clima (de introspección y aisla- mos Heder de Strauss, la aportación de la discográfico extensísimo, tal como corres-
miento) para estudiar su repertorio. americana fue especialmente feliz: su voz ponde a esta actividad suya que es la pri-
Como el llegar a ser un buen profesional se inserta en el colorido instrumental mordial. La valoración de este Corpus nos
exige años de traba|o y experiencia. como surgida naturalmente del mismo; es parece siempre positiva, bien se trate de

38 SCHERZO
VOCES DE AYER Y HOY

DISCQGRAFIA SELECTA
Recito/es

- tes chemins dé l'amour. Duparc. Ravel.


Satie, Poulenc. PHIUPS
- festival de Hohenems, Schubertiade.
H I n d e l . Schumann. Schubert, Brahms,
Strauss, Spirituals. PHIUPS
- Schumann: liedericreis. Frouenliebe uñó
Leben. PHIUPS
- Berlioz y Ravel: Les nuits d'élé.
Schéhérozade. London Symphony. Davis.
PHILIPS.
- Brahms: Lieder. Parsons, piano;
Wnochem, viola. PHIUPS
- Strauss: Vier Léate üeder. 6 lieder con
orquesta. Leipzig. Masur. PHILIPS
- Wttk o song tn muy heort: Porter,
Rodgers, Kem, Gershwin, etc. Boston Pops.
Williams. PHIUPS
- Strauss: Veinte heder, Parsons, piano;
Erdeiye, viola. PHILIPS
- En vivo gira europea: Haydn, HSndel,
Mahler, 8erg, Strauss. Ravel, Spirituals.
Parsons, piano. PHILIPS
- Berlioz: La muerte de Cleopatre.'
Onquesta de París. Barenboim DGG
- Wagner: Arpas Tristón e Isolda,
Tbnnhfluser, £1 buque fantasma, El ocaso de
tos dioses. London Philhannonic. Tennstedt
EMI
- Splmuals. Baldwin, piano. Ambrosian
Singers. Pattenran. PHIUPS
Obras compteías
- Ofenbach: Lo belle Helene (Elena). Con
Aler, Bacquier, LaffbnL Caprtote Toulousse.
Plasson. EMI
- Berlioz: Romeo et Juliette. Con Estes,
Aler. Rladelfia. Muti. EMI
- Mahler Segundo Sinfonía. Con Neblett
Sinfónica Chicago. Abbado. DGG
jessye Norman FOTO: ST&NEMHiUK - Mahler La canción de la cierra. Con
Vikers. London Symphony. Davis. PHIUPS
los románticos alemanes, los metodistas inapropiado. En etapa discográfica recien- - W e b e r Euryanthe (Euryanthe). Con
franceses, Mahler (2 Sinfonía, La canción te, por estar va su nombre en la lista de Gedda, Hunter, Krause, Dresde. Janowdá.
de la tierra), Berlioz (la magnifica los vendibles, garantía de venta masiva, la EMI
Cleopatra), Brahms (atención a la parte cantante se ha embarcado en títulos - Los bodos de Fifcaro. (La Condesa). Con
de soprano del Réquiem) y otros autores comerciales (Carmen, Cavalteria rusticano). Freni, Wixell, Ganzarolli, Minton. BBC.
mis, en menor medida abordados. Los papeles próximos para el disco pro- Davis. PHIUPS
meten mejores resultados: Leonora de - Faure: Penélope. Con Vanzo, Barbaux, •
Fidelio y las dos Salomé, de Massenet y Doupouy. Filarmónica Montetarto, Dutort.
Buenas interpretaciones Strauss. Por último, recordemos el senti- ERATO
do del humor de la cantante que se des- - Gluck; Aíceste. Con Krause. Gedda,
Norman intérprete operística ofrece en prende de la divertida realización de la NJrnsgem. Radio Bavara. Baudo. ORFEO
disco un abanico también bastante Bella Elena de Offenbach. Sentido del - Offenbach: Los cuentos de Hoffman
amplio. Desde el ángulo estrictamente humor que trasciende de esta anécdota (Gblietta). Con Plownght, Serra, Sthicoff.
musical siempre cuidado y valorable. En narrada por la cantante. Un día de lluvia, Van Dam. La Moneda. Cambrelyng EMI
cuanto a su adecuación vocal o dramati- frío y molesto, aguardaba pacientemente - Purcetl: Oído ora) Éneos. Con Alien. Mac
zación del personaje, los resultados mere- la llegada de un taxi. Pasado un largo rato Laugnhlin, English Chamber. Leppard. PHI-
cen diversa consideración. Limitémonos a logró detener uno. El conductor escucha- UPS
citar lo excepcional: Euryanthe de Weber. ba rock duro por la radio y se volvió, res- - Stravinsky: Edipo rey (Yocasta). Con
Alceste de Gluck, Siglmda (en dos ocasio- petuoso a la cantante, preguntándole si le Moser, Piccoli. Radio Bavara, Davis.
nes) de Wagner, y los citados a propósito gustaba la música. La Norman, que iba a ORFEO
del breve repaso biográfico: Anadna. su trabajo un tanto molesta por las cir- - Strauss: Anadne avf NOJÍOS (Ariadna),
Yocasta, Di do (la Fedra de Rameau está cunstancias respondió enérgicamente que C o n Gruberova, Varady, Frey. Leipzig.
en video en la producción de Pizzi para no. Masur. PHIUPS
Aix-en-Provence). Las interpretaciones de - Wagner, i.o Walkiria (Siglinda). Con
Mozart y Haydn son buenas, pero insu- Adam, Molí, Jerusalem. Attmeyer. Dresde..
perables. El Verdi pnmenzo, discreto, por Janowski, EURODISC ,
Fernando Fraga

SCHERZO 39
ANIVERSARIO

La orquesta de la RTVE
cumple un cuarto de siglo
L
a historia de la Orquesta de la conjunto de mayor edad, pasando así a pasaba y la sordera del maestro iba en
Radiotelevisión Española nos infor- cumplir un inesperado papel, similar al aumento, unas texturas sonoras descuida-
ma de que unos mimbres acepta- interpretado, con mejores y más claras das, unos acentos exasperados y fustigan-
bles, cuya cad media se mantiene en gran causas, por la Nacional. tes, dominados por un inclemente timbal
parte -los componentes del conjunto-, y unos metales de extraordinaria agresivi-
no han determinado en este caso la exis- dad. Pese a ello y a que no demasiado del
tencia de una agrupación equilibrada, Los dos polos verdaramente grande director llegó a
compacta, de intachable afinación de nosotros, escuchamos en sus manos
igualdad de ataque innegable, de persona- Ciñéndonos al tema concreto de las expléndidas y singulares versiones de
lidad sonora atractiva, de regularidad per- batutas que han ¡do perfilando, marcando Stravinsky. Chaikovski, los neoclásicos,
manente. La indefinición de objetivos, el y conformando la vida de la orquesta, hay Berlioz, algún Beethoven (ó ) , una buena
continuo cambio de directrices, la selec- que citar -y aun comentar con alguna Creación de Haydn, una memorable Boda
ción de los repertorios (muchas veces extensión- los nombres de las que, pro- de Luis Alonso.
inadecuada, falta de rigor y de racionali- bablemente, cada una en su estilo, son las Las relaciones del director ruso-italia-
dad didáctica) o la ausencia de una direc- dos principales figuras de la dirección de no-francés con la orquesta española, que
ción artística coherente a lo largo de los todas cuantas se han situando frente a se mantuvieron con una sola interrupción
diversos periodos que han venido confi- ella: Igor Markevrtch, el fundador, y Sergiu hasta la temporada 77/78, fueron a veces
gurando estos 25 años lo han impedido.
Como la variedad excesiva y, sobre todo,
la habitual mediocridad de las batutas que
se han encaramado a su podio en este
cuarto de siglo. Los sucesivos titulares no
han sido capaces tampoco hasta ahora de
conseguir que la orquesta diera el salto
definitivo hacia los confortables estratos
en los que la categoría artística brilla sin
mácula alguna y en los que la calidad
musical conjunta y constante, con sus
características y peculandades, es un
hecho incontrovertible. Pero la base exis-
te y el cambio aparece expedito. No se
observa razón para que, después de estos
cinco lustros, que. en todo caso -bueno
sería-, la Orquesta debe considerarse
orgullosa de haber vivido, no se abra una
nueva etapa en la que cosas que no se
hicieron se hagan y en las que ese deseo
colectivo de mejora -sobre lo mucho e
importante que se ha logrado- no fructifi-
que. De todas formas los buenos
momentos, los indudables éxitos, los
grandes conciertos se han dado con pro-
fusión en estos 25 pnmeros años. Sergiu Celtbtdache inició su co'oboraodn en 1969

Celibidache, dos personalidades absoluta- borrascosas, aunque más lo fueron las


Un rápido comentario -prácticamente mente distintas. Aquél (1912-1983) abrió que se establecieron entre ella y
una enumeración- acerca de los principa- la marcha de la formación con un Celibidache. que inició su colaboración en
les directores que han desfilado por su concierto apoteósico (Sinfonía "Clásica' de un histórico concierto de 22 de febrera
podio puede arrojar bastante luz sobre lo Prokofiev, Preludio y muerte de Isolda de de 1969: Obertura de La gazza ladra de
que ha sido y ha significado este extenso Wagner, 2 Suite del Tricornio de Falla y la Rossmi, dos Nocturnos de Debussy, los
periodo en la vida de la agrupación. Quinta de Beethoven), en el que quizá fue Kindertotenlieder de Mahler (con Souzay)
Cabría referirse también -aunque ello más el ruido que las nueces, pero que y Matías el pintor de Hindemith. La técni-
habría de ser motivo de otro trabajo- a creó un indiscutible clima de entusiasmo, ca de este maestro rumano, nacido tam-
las vicisitudes que la música española - Las peculiaridades directoriales de bién en 1912, sus criterios musicales, tan
incluidas las nuevas creaciones- ha debido Markevitch quedaban claramente de firmemente acendrados su vocación
vivir, casi siempre en precario, frente al manifiesto tras esta actuación: arte conci- didáctica hicieron maravillas. Se reveló,
grueso del repertorio tradicional y a las so, directo, planteamientos austeros, ten- una vez más, la lógica de sus planteamien-
razones de que una orquesta que nacía sión y vigor a partes iguales, enorme tos directoriales, tan apoyados en ideas
con afanes de renovación, cierto grado de autondad con base en un gesto económi- fenomenológicas y tan distintos de los
expenmentación e ilusiones por ocupar co y apremiante. Modo interpretativo que defienden y aplican los demás profe-
un espacio no cubierto fuera cayendo lleno de ansias, de fuerza descamada que sionales de la batuta. No es extraño que
paulatinamente en la rutina propia de un determinaban, a medida que el tiempo sus versiones de la música impresionista

40 SCHEBZO
8 álbumes cd's. precio especial

IR

IR IIR IIR
ANIVERSARIO

hayan sido siempre alabadas, como su Turangaliia de Messiaen) y de lo peor de una vez a la RTVE. Su primer contacto
Strauss. Sibelius. Brahms, Mozart, Haydn... (Vísperas de Monteverdi). Poco a poco con ella fije, respectivamente, en las tem-
Faltó, en su relación con la orquesta, otros directores españoles fueron acer- poradas 80/81, 82/83 y 84/85,
Bruckner, compositor del que es hoy, cándose al podio de la agrupación. Asi, Podrían citarse otros muchos nombres
probablemente, ei mejor intérprete. Theo Alcántara (Cuenca, 1941). que ini- de españoles, de distintas edades que han
ciaba en el 66 una carrera norteamericana colaborado con la orquesta en una sola
que aún dura y que mostró excelentes ocasión. En representación de ellos men-
Nueva savia maneras luego no confirmadas. En la tem- cionamos a Ernesto Halffter (temporada
En su momento se consideró que el porada 74/75 hizo su presentación Jesús 66/67), Manuel Galduf (67/68), Enrique
conjunto sinfónico estos días festejado López Cobos (Toro, 1940), que comen- Jordá (76/77), Salvador Mas (84/85). Jorge
precisaba, al lado de la señera y veterana zaba entonces una prometedora ascen- Rubio (86/87) o Edmon C o l o m e r
(86/87). Y señalar asimismo la importan-
cia que a veces ha tenido la presencia en
el podio de algunos de los diferentes titu-
lares del coro hermano: A l b e r t o
Blancafort, Pascual Ortega, jordi Casas.
Cerrando este capítulo hay que recordar
a otras dos figuras españolas: Cristóbal
Hatffter, que ha dirigido muchas de sus
partituras a partir de la temporada 69/70,
y Rafael Frühbeck de Burgos, que fuera
tantos años titular de la ONE y que hoy,
con un calendario internacional apretado,
aparece al frente de la Sinfónica de Viena.
Sus virtudes y defectos de director con
mucha autoridad quedaron de manifiesto
en las temporadas 85/86 y 87/88.

ígot Markevifch, fundador de la orquesta


La gran tradición

de Markevitch, alguna figura española sión y que brindó una sorprendente y Dentro de la línea que engarza con los
joven que colaborara con el maestro en transparente, aunque apresurada, antiguos y clásicos modos directoriales -
funciones de apoyo. Séptima de Bruckner (que la orquesta los que nacen con Von Bülow, Richter,
De la oposición convocada en el otoño habia hecho ya con Hans Schiwieger). Su Mottl, Levi o Nikisch y encuentran máxi-
de 1965 surgieron Enrique García batuta flexible, su entendimiento rápido ma proyección en FurtwSngler,
Asensio y Antoni Ros Marbá, ambos de de la música y su generoso temperamen- Klemperer. Walter, Schuricht, Busch,
1937, dos caracteres, dos temperamentos to quedaron de manifiesto y definieron Kleiber, Kraus o Karajan-, cabe destacar
y dos técnicas directoriafes (a pesar de una personalidad que años más tarde ha algunas personalidades interesantes.
haber recibido lecciones en algún instante ido en parte encorsetándose y cayendo
de Celibidache) distintos. El uno, practico, en inesperados manierismos. En la tem-
seguro, de gran claridad y firmeza de porada 80/81 se presentó Luis Antonio
gesto, de precisa manera de acentuar, tra- García Navarro, valenciano del 41, direc-
ductor fácil de las lineas principales de tor fácil, quizá demasiado, algo superficial,
cualquier partitura, aunque de color seguro pero no bnliante, que ha conse-
orquestal opaco, poco refinado y relativa- guido colocarse poste rio miente en pues-
mente matizado, que suele mostrar una tos de cierta relevancia. Actualmente rige
cierta monotonía y asepsia conceptual y los destinos de la Opera de Stuttgart.
estilística que cierran el paso a la obten- López Cobos está en la actualidad al fren-
ción de las más altas metas artísticas. El te de la Sinfónica de Cindnnati.
otro, estudioso nato, aunque hoy ha evo-
Tres batutas aún más jóvenes han teni-
lucionado provechosamente, menos
do cierta significación en las actividades
dotado y menos lineal para explicar ges-
del conjunto a lo largo de la última déca-
tualmente, a los instrumentistas y al públi-
da: Arturo Tamayo, madrileño de 1946,
co, sus ideas, proyecta en sus interpreta-
creador del grupo Koan, en Friburgo
ciones un pensamiento musical de mayo-
desde hace años, que se ha hecho un
res quilates y logra, cada vez más, aden-
nombre en el campo de la música de este
trarse cálidamente en los entresijos Aníoni Ros Marbá
siglo sobre todo; Max Bragado, también
expresivos de los pentagramas.
de Madnd (1945), más vanado de reper- Recordemos, por ejemplo, al viejo Hans
Cuando Ros fue llamado a Barcelona torio pero menos seguro y definido que von Benda (1888-1972), mal director
para hacerse cargo de la Orquesta de la el anterior, y Víctor Pablo Pérez, burgalés pero buen músico, muy chapado a la anti-
ciudad, accedió al podio radiotelevisivo de 1945, natural de gesto y de entende- gua, que visitó el podio de nuestra
O d ó n Alonso, un leonés de 1925, un deras, que desde su atalaya de la Sinfónica orquesta en los cursos 66/67 y 67/68.
caso actractivo de director nada riguroso, de Tenerife -una de las orquestas españo-
Diversos maestros, más jóvenes, pue-
irregular, no siempre seguro, pero de per- las de más asombroso crecimiento- y de
den ser evocados a continuación como
sonalidad potente y espectacular, coraju- su puesto de segundo director artístico
representantes de una manera de hacer
do y marchoso, emprendedor, casi suicida de la ONE va madurando despacio pero
artesanal, no siempre inspirada: Ferdinand
a veces, capaz de lo mejor (Sinfonía ngurosamente. Los tres han dirigido más
Leitner (1912). que apareció en la serie

42 SCHERZO
ANIVERSARIO

83/8-4; Heinrich Hollreiser (1913), a fina- importante, Kiril Kondrashin, que en sus
les del 86; Franz Paul Decker (1923), dos únicas actuaciones, en 1979 y 1981
actual titular de la Ciudad de Barcelona, (pocas semanas antes de su muerte),
en 1984; Heinz Wallberg (1923). que puso en evidencia una personalidad di rec-
actúa en la temporada 86/87. Un poco al to nal nada común. Luego, aunque se pre-
margen, Kurt Redel (1918). que dirigió sentó ya en 1966 y no volvió a aparecer,
una Pasión de Telemann en 1967. y Kari el singular Gennadi Rozhdestvensky. Y
Richter (1926-1981). que brindó Mozart también Yun Temirkanov, Yuri
en lugar de su acostumbrado y hoy discu- Ahronovitch, el checo Vaclav Smetacek, el
tido Bach en 1974. De Francia vinieron, húnguro Janos Ferencsik, el polaco Witold
en 1965 y 1982, respectivamente, dos Rowicki, el letón Neeme Járvi. hoy tan en
representantes de la escuela gala, herede- candelera por su actividad discográfica...
ros de la tradición de los Lamoureux o
Colonne, pero de no muy alta relevancia
artística: Pierre Dervaux (1917) y Jean Las últimos titulares
Fournet (1913). Se aparta bastante de Un breve comentario final para los dos
este conjunto de ilustres mediocridades - directores que han ostentado en los últi-
unas más que otras- ese francotirador mos años la titularidad y para el que la va
que siempre ha sido Peter Maag (1919) a desempeñar a partir de la próxima tem-
que mantuvo un intermitente contacto porada. Por diversas razones los dos pri-
con la agrupación desde su primera apari- meros, Miguel Ángel Gómez Martínez y
ción, vital y comunicativa, allá por la pri- Arpad Joó, no han logrado realizar una
mavera de 1978. labor constante, provechosa, constructiva,
acrecer de modo evidente la calidad de la
De mayor impacto y en ocasiones de
orquesta, sin que ello signifique que no se
mayor solvencia son los nombres de
hayan preocupado por tal cosa y que no
directores de menor edad, pertenecientes
hayan hecho el mejor uso de sus induda-
también, no obstante, por procedencia,
bles cualidades. Pero lo cierto es que, en
aprendizaje, herencia o estilo, a la misma
contra de lo que podía esperarse, no
tradición. Algunos han ejercido incuestio-
puede decirse que el éxito les haya acom-
nable influencia en la orquesta. Como
pañado. Aquél (Granada. 1949) es un
Lorin Maazel (1930). que acreditó su
temperamento expeditivo, una batuta
categoría ya en la temporada 70/71 y que
muy precisa y clara, posee una asombrosa
posteriormente, entre otras cosas, hizo
memoria y una pasmosa facilidad de aco-
una meritoria versión de la espinosa
modación a cualquier partitura, por com-
Séptima de Mahler. demostrando un vir-
pleja que sea, aunque su actitud, un tanto
tuosismo de batuta poco común. Como
mecanicista, y su aparente falta de interés
Eliahu Inbal (1936), eficaz, eléctrico, que
en algo más que no sea el ajuste y la
edificó, en la temporada 79/80, una no
expresión superficial, pongan siempre en
menos sorprendente Novena del compo-
peligro sus interpretaciones. Éste
sitor bohemio. Como Gary Bertmi
(Budapest, 1948) mostró en su presenta-
(1927). ruso-judío, maestro de nulo
ción (tras una contratación millonaria y
relumbrón, alejado de los habituales cir-
sorprendente) un excelente pulso, con
cuitos de la fama, pero de enorme finura
una meritoria Primera de Mahler y reveló
musical, sólo presente en la temporada
en sus actuaciones subsiguientes criterios
85/86. O como Gerd Albrecht (1935),
musicales bastante lógicos y una actitud
siempre en busca de nuevos horizontes
en el podio distendida y mesurada. No ha
estilísticos, muy germánico de concepcio-
acabado, sin embargo, de cuajar su estilo,
nes pero profundamente lírico, que
no exento de frialdad, que en ocasiones
montó un excelente Stabat Mater de
no despega de una aséptica corrección y
DvorAk en 1981. Dignos de cita son tam-
que determine la no obtención de ese
bién W a l t e r W e l l e r y Theodor
necesano juego de tensiones internas, de
Guschlbauer (temporada 86/87). Lepold
esa alternancia de planos sonoros que
Hager (85/86), Lothar Zagrosek (85/86) y
son los que, en definitiva, suelen otorgar
Aldo Ceccato (la primera vez en el curso
categoría artística a un discurso musical.
79/80). Más recientemente se han pre-
sentado, dejando buen sabor de boca,
Michel Plasson, Pinchas Steínberg y Leif Sergiu Comissiona (1928), un rumano
Segerstam. Un recuerdo final para Oleg nacionalizado estadounidense, es el ya
Caetani, hijo de Markevrtch, y para Neville nombrado nuevo titular. Viejo conocido
Marriner, que pasó como un meteoro y de nuestra afición, ha dirigido vanas veces
ofreció un sorprendente -para los crite- a la RTVE -y a la ONE-, con la que se
rios madrileños de entonces- e incisivo presentó en al temporada 74/75. Es
Mesios de Haendel en diciembre de director elástico, que establece un fluido
1978. inmediato con los instrumentistas, de
batuta fácil y estilo deportivo y suelto;
asume sin problemas cualquier cometido.
Emparentados con esta tradición cen- El futuro se abre ante él.
troeuropea, entendida de un modo muy Los cuatro últimos Mulares de lo 05. RTVE:
amplio, podrían considerarse algunos Enrique García Asenso, Oddn Alonso, M.A.
directores del Este. El primero y más Gómez Martínez y Arpad joó Arturo Reverter

SCHERZO 43
ENTREVISTA

Marissjansons:
Bajo la sombra de Mravinsky

E
ntre los directores de las últimas generaciones el lituano Mariss Jansons
es una de las personalidades más completas e interesantes. Hijo de un
excelente maestro, Arvid Jansons. discípulo a lo largo de
muchos años del gran Evgeni Mravinsky, el joven director se ha impuesto
por su calidad artística pero también por un estilo vital que se sitúa en e
polo opuesto de cualquier divismo. En efecto, en una época en la que las
operaciones de relaciones públicas y el marketing prevalecen sobre lo artísti-
co, Jansons representa una ejemplar dedicación al trabajo bien hecho a la
entrega a la música por encima de cualquier consideración mercantil,
Director asociado de la Filarmónica de Leningrado, titular de la de Oslo,
orquesta con la que viaja a España durante los primeros días de junio
a la que ha conducido a una elevadlsima aítura, Jansons ha hablado
con José Luis Pérez de Arteaga de sus maestros Mravinsky y
Karajan, de Shostakovích, de su trabajo directorial. Y también de ¡a
Pereslroika.

44 SCHÉRZO
MARISS IANSONS

CHEPZO: £1 nombre dejonsons no nos es completa- conoció años más tarde! Y lo fantástico de Rabinobich es que

S
mente desconocido en España, y no me estoy refenen- todas esas experiencias que había ido aprendiendo, procuraba
do ahora a usted, sino a su padre Arvld Jansons: cuan- luego transmitirlas a sus discípulos, y para mi la suya fue una
do, en Í97I, la Filarmónico de Lemngrodo visitó enseñanza extraordinariamente beneficiosa.
España por primera vez, recuerdo muy bien tos con- S.--¡Conocióusted o Shostakovtch, tuvo ocasión de tratarle?
ciertos, con tos tres últimas Sinfonías de Chaikovsh, M.J.- ¡Oh, sí, le conocí y le vi muchas veces! Le conocí muy de
que tenía, y en esto creo tjue hay una fuerte concomi- joven, yo era apenas un niño, aunque debo decir que quien sí le
tancia entre ustedes dos, una aproximación básica- trató mucho, y le conoció muy bien, fue mi padre. Y, claro es,
mente sana o la músico ¿Podríamos hablar un poco acerca de su Mravinski es quien era el amigo más íntimo de Shotakovich, y el
padre? hombre que me ha contado cosas más interesantes acerca de él.
MARISS JANSONS.- Bueno, la verdad es que me hace muy Mi padre, desde luego, lo trató mucho, e incluso dingió el con-
feliz esa pregunta, y me alegra mucho que usted haya oído hablar cierto jubilar dedicado a Shostakovich, que se celebró en Moscú,
de mi padre, o le haya visto, como es el caso. Lo primero que cuarenta años después del estreno de la Primera Sinfonía. Pero le
me gustarla decir de mi padre es que él tuvo una estupenda edu- insisto en que el amigo más íntimo, quien mejor le conocía, era
cación, él vivía, antes de la guerra, en Letonia, y. por entonces, Mravinski...
era una nación libre; él trabajaba en la orquesta de la ópera, S.- Pero no es del todo cierto, maestro, porque usted sobe que al
como instrumentista, y tuvo la oportunidad, en esos años ante- final de la vida de Shostakovich la amistad entre Mravinski y el
riores a ia guerra, de tocar con magníficos directores, tales como compositor no era tan estrecha como había sido, puesio que, como
por ejemplo Leo Blech, Alfred Coates, Erich Kleiber, Alexander usted de sobro sobe, Mravinski rehusó estrenar lo Sinfonía núm. 13
von Zemlmsky o Bruno Walter, ¡ya ve usted, directores sober- "Babi-Yar" de Shostakovich, una negativa que afectó profundamen-
bios, extraordinarios, de leyenda! Ocurre que en aquel tiempo te al compositor...
Riga era una ciudad de gran tradición musical, sobre todo wagne- M.J.- Bueno, eso no es asi,. Quiero decir que yo no me creo
riana. Riga ha sido uno de los principales centros wagnerianos del esas cosas que se cuentan. Eso que usted dice es verdad, ya veo
área eslava, lo cual es algo que no mucha gente sabe. que está usted muy enterado... De todas maneras hay que
Posteriormente, mi padre marchó a Leningrado: esto ocurrió entender que, en un momento dado de sus vidas, estos dos
después de la guerra; concretamente, ganó un concurso de direc- hombres se separaron, quiero decir que Shostakovich se marchó
ción de orquesta, en el año 1946, en Leningrado, y allí, alimenta- a vivir a Moscú y Mravinski siguió viviendo en Leningrado, lo cual
do ya por la expenencia de todos estos grandes músicos, con los provocó un distanciamiento, y... s¡, puede que la amistad ya no
que había trabajado en Letonia, que le acabo de citar, empezó a fuera tan intensa, pero nunca llegaron a ser enemigos...
asimilar una nueva experiencia, y ésta de importancia radical, la
de ser asistente de Evgueni Mravinski... ¡Durante 32 años, fue asis- S.- No, yo no le hablo de que llegaran a enem/storse. lo que sf
tente de Mravinski!. Es innecesario señalarle que la influencia de parece obvio, y existen múltiples testimonios acerca de ello, es que
Mravinski sobre mi padre fue enorme, como lo ha sido postenor- la amistad se enfrió considerablemente...
mente sobre mi. Mi padre, en líneas generales, era un hombre M.J.- Sí, eso s¡ es cierto, hubo un enfriamiento de la relación
muy inteligente, muy cordial y., ¿cómo le diría?, un hombre muy entre estos dos hombres, Pero la verdad es que Mravinski siguió
orientado hacia el oeste, hacia occidente, hacia Europa, y no lo interpretando la música de Shostakovich... Lo que quiero decir es
digo en sentido político, sino espiritual o estético: realmente, que, a causa de ese incidente que usted conoce, ya no la inter-
Letonia ha sido, y en parte todavía lo es hoy, una de las zonas del pretó con tanta frecuencia, pero luego sí volvió a interpretarla, y
área eslava más orientada hacia Occidente. al final de la vida de Shostakovich tocaba con mucha asiduidad
sus obras. Hay algo muy importante, que no se puede dar de
S.- Quizó en esto puedo haber también una cierta influencia de lado, y es que, tras la muerte de Shostakovich, Mravinski tuvo
lo propio ciudad de Leningrado. una relación muy intensa y muy afectiva con su viuda, y que ha
trabajado muy estrechamente con ella por la música de
M.J.- Si, puede que en esto haya algo de influencia de
Shostakovich. La relación entre ellos fue complicada, y no siem-
Leningrado, pero ya le digo que esto a mi padre le venía de anti-
pre amistosa, pero en cualquier caso Mravinski sabia mucho más
guo, de sus propios orígenes letones. No olvide usted que él
que ningún otro acerca de la música de Shostakovich,,. Hablando
llega a Leningrado a los 32 años de edad, es decir, que no era ni
ya de mí. yo vi a Shostakovich en muchas ocasiones: era un
un novato ni un principiante; naturalmente, el nivel artístico y
hombre muy nervioso, terriblemente nervioso, que siempre
científico de Lenmgrado era el más alto de Rusia, y, desde luego,
hablaba muy de prisa, muy acelerado, y a la vez era increíblemen-
en lo musical la influencia de Mravinski, mi padre solia decirio, ha
te tímido, de una timidez enfermiza, casi parecía tenerle temor a
sido algo decisivo en la vida artística de esa ciudad.
toda la humanidad, y a la vez era muy agradable, muy encanta-
S.- Sí esto era lo que yo le quería preguntar, la influencia de la dor, y tenía una actrtud muy... muy positiva hacia las personas,
herencia que usted habla recibido de su padre. nada negativa.
M.J.- La verdad es que yo he sido muy afortunado en este
aspecto, y no sólo por la ayuda de mi padre, sino ponqué he teni- S,- Es curioso eso que usted dice, porque en tos, así llamadas
do dos maestros excelentes: es cierto que mi padre fue, en gran memorias, el libro Testimonio, aparece una imagen muy diferente
medida, mi pnmer y pnncipal maestro, y en un cierto sentido, el de Shostakovich, mucho más mordaz e intrasigence...
musical, es la persona que más influencia ha tenido sobre mí. M.j.- Sí, claro, se refiere usted al libro de Solomon Volkov. Yo
Pero no sólo está mi padre, he tenido como maestro a aquel podría decir bastante acerca de Solomon Volkov. ya que le
músico espléndido que fue Nicolai Rabmobich, que fue un músi- conozco muy bien: déjeme decirle que yo leí el libro práctica-
co sorprendente, uno de los hombres que profundizaron en el mente en cuanto se publicó, aquí en occidente, pero es que yo
arte de la dirección, y uno de los pnmeros artistas que dirigieron fui compañero de clase suyo, durante seis años, ¡porque él es de
música de Mahler en la Unión Soviética. Debo decir que Riga, como yo y nos hemos pasado seis cursos juntos en la
Rabmobich tenía un instinto extraordinario para la música de escuela! Así que le conozco muy bien, él es un hombre muy
Mozart, y que tuvo trato con grandísimos maestros, del comien- inteligente, y muy influyente, muy listo, pero, realmente, yo no
zo de siglo, por ejemplo Nicolai Malko, del que fue alumno direc- creo al cien por cien lo que él escribe en ese libro. O. bueno,
to, o también Oskar Fned, Otto Klemperer. o Bruno Walter, o habría que matizarlo, creo que él es absolutamente exacto en
incluso Hans Knappertsbusch, ¡a todos ellos los trató personal- todo lo que se refiere a la atmósfera, a esa atmósfera en que
mente, incluso tuvo ocasión de frecuentar a George Szell, al que vivió Shostakovich, durante los años 30, 40 ó 50, aquí creo que

SCHERZO 45
ENTREVISTA

la descripción es perfecta, y precisamente de esa atmósfera gris, no olvidar. No tenía ninguna necesidad de hacerlo, y, sin embar-
tan gris, en que estaba sumido el país en los años de Stalin. Pero go, tenía una dedicación increíble hacia las personas jóvenes, y yo
yo no estoy seguro de que todo lo que se dice en el libro lo soy un ejemplo de ello, y le estoy profundamente agradecido. Si
haya dicho directamente Shostakovich, yo más bien creo que no. yo tuviera que ceñirme a una única asociación mental, tendría
No estoy seguro, pero tengo muchas dudas... Lamento pronun- que hablar de la inspiración poderosísima que brotaba de ese
ciarme así, pero es como lo siento. Creo que nadie podría decir- hombre. Todavía recuerdo la interpretación, en Salzburgo, del
nos nunca, exactamente, qué ha dicho Shostakovich directamen- Otello de VerxJi; al acabar la función, yo no me pude ir a dormir,
te a Volkov, o qué no le ha dicho, y hay una serie de factores estuve caminando por la ciudad hasta las 7 de la mañana, ¡era
que oscurecen el tema: Pnmero, como ya le he dicho anterio- imposible meterse en una cama a dormir después de aquello,
mente, yo creo que en esos años Shostakovich no hablaba abier- era algo que te dejaba marcado para toda una vida!. No quisiera
tamente a casi nadie, quiero decir que quizás sólo hablaba muy sonar ridículo, pero la palabra exacta es fuego, el fuego de la ins-
abiertamente a un círculo reducidísimo de amigos (ntimos, y no piración, era algo que iba con él. y que te deslumhraba y te ilu-
estoy nada seguro de que Solomon Volkov estuviera dentro de minaba.
ese círculo. Y aun en el caso de que se haya planteado algo as[
S.- ¿Podría resumirme, también en algunas ideas, la experiencia
como: 'bueno, cuando yo haya muerto, publiquen por favor
de su trabajo con Evgueni Mravisnh?
estas memorias fuera de Rusia...', aun así, yo no termino de
entender muy bien cómo aquél hombre tan agradable, tan M.J.- Sí, desde luego, aquí la idea fundamental sería,gran, gran-
encantador, ha podido decir cosas tan desagradables acerca de dísimo personalidad. Mire, déjeme decide algo: usted podía ver
Prokofiev, o de Kachatunan... juntos, por ejemplo, en la Philharmonia de Leningrado, a
Oístrakh. Sviatoslav Richter, o a Gilels. y a Mravinski, y en seguida
S.- Ya sabe usted que Maxim Shostokowch el hijo del composi- pensabas, que el primero entre todos ellos era Mravinski. porque
tor, na mantenido, hasta el año pasado, que ef libro no era veraz, su personalidad era la más fuerte, se imponía a la de todo el
no era auténtico, y, sin embargo, el pasado verano ha declarado mundo. Apenas hablaba, ¿sabe?, a lo mejor él se sentaba, decía
que el libro es absolutamente veraz y que responde por entera a la dos palabras, en un tono de voz bajísímo... O sea. dos palabras,
realidad. esto o lo otro, y luego se quedaba pensando, en silencio, un
silencio que nadie podía turbar, y de repente decía otras dos
M.J.- ¡Una gran metamorfosis, ciertamente! Bueno, algo muy
palabras, o tres, bajísimas, casi inaudibles, y nadie respiraba: los
parecido sucedió con Rostropovich, que hace ya bastante tiem-
músicos de la orquesta, bueno, no es que lo respetaran, le temí-
po cambió de idea, pero recuerdo que, apenas se publicó el
an, le tenían pánico, lo cuai, ahora que lo pienso y dicho entre
libro, tuve ocasión de hablar con Rostropovich, naturalmente
nosotros, no es bueno, no creo que sea bueno. Creo que tam-
aquí en Occidente, porque ya se había marchado de la Unión
bién esto hay que entenderlo desde un punto de vista histórico.
Soviética, y me dijo que ei libro no era auténtico, que no se
Mravinski era un producto de nuestro tiempo, o más exacta-
podía tomar al pie de la letra, y, ya ve usted, desde hace bastante
mente, de nuestro tiempo pasado, es decir. Mravinski vive exac-
tiempo sostiene que el libro es perfectamente auténtico... ahora
tamente toda la etapa de Stalin, de su dictadura, y en su univer-
Maxim dice lo mismo... Me gustaría entenderlo mejor. ¿Qué ha
so, ¡en esa especie de circo!, Mravinski era también un dictador
sucedido? Todo eso es un gran secreto.
entiéndame bien, era un gran hombre, y un gran director, pero
S.- Volvamos a su carrera. ¿Me podría decir en qué año abando- también era un dictador. Mravinski llegaba a la Philharmonia y ...
nó Rusia para proseguir, fuera de su país, los estudios de Música? ¡oooh!, todo el mundo se quedaba quieto, lívido, era una especie
M.J.- Sí, eso ocurrió en 1979. cuando marché a Viena. de hipnosis colectiva. Si usted jamás ha tenido la experiencia de
S.- Desde su punto de vista, a, partir de esa confrontación con las tenerlo delante, ya sea en el trato, ya sea en un concierto, quizá
enseñanzas en un país occidental, usted, que ya salía de Rusia con no lo pueda entender la gente se quedaba... como los faquires,
una preparación mds que notable, como nos ha comentado, ¿qué como los hipnotizadores, o los hipnotizados delante de los ojos
impresión sacó de la enseñanza, o de los métodos docentes en de una serpiente, que nadie se atreve a moverse.
Viena?
M.j.- Verá, para mí. en aquel momento, casi todo era bueno, S,- ¿Cómo reaccionaba usted ante todo esto?
positivo, porque para mí era interesantísima la confrontación M.J,- Pues... ¡me quedaba igual que todo el mundo, hipnotiza-
entre esos dos mundos. No le diré que fuera un stock, pero sí do, sin habla! Bueno, no fue siempre así. en sus últimos años yo
una impresión muy grande, y volví a mi país cargado de fantásti- le traté mucho, creo que fui de las personas que le trataron más
cas ideas. Quizá hoy, si me pusiera a analizar desde un punto de directamente, tuve ocasión de conocerle en su medio familiar, y
vista perfectamente profesional, habría cosas que me harían más el trato fue distinto, mucho más abierto y más caluroso, pero
feliz que otras, quizá tendría reparos sobre ciertos sistemas de nunca dejé de sentir la fuerza de su personalidad, de su magne-
trabajos. tismo, ni siquiera en los años finales, cuando ya su salud estaba
S.- Usted trabajó con Heiberx von Karajan,. que falleció en julio minada y él se sentía viejo.
del año pasado. ¿Qué recuerdos tiene de su actividad con Karajan? S.- ¿Se acuerda de cómo conoció a Mravinski, cómo te fue pre-
MJ.-Urt gran artista, de inspiración maravillosa. Recuerdo per- sentado?
fectamente, como si fuera hoy, el día de mi llegada a Salzburgo, M.j,- Sí, lo recuerdo, fue mi padre quien me presentó a
cuando fui invitado a trabajar con él, y llegué al primer ensayo Mravinski. Esto ocurrió en 1949. o quizá en 1950... Bueno como
general de El Ocoso de los Dioses. Es algo que todavía hoy esa no fue la pnmera vez. yo le había visto, realmente siendo yo
recuerdo vividamente, no olvidaré aquella fantástica impresión, la muy pequeño, un niño, en el año 46. cuando mi padre ganó
inspiración que me produjo el trabajo de aquel hombre. Como aquel concurso de dirección de orquesta, pero cuando me lo
persona, usted ya sabe que él tenía un montón de obligaciones, presentaron... era el año 49, o el 50, no estoy seguro, pero sí me
de compromisos, y realmente yo creo que él no tenía más que acuerdo de que fue con mi padre a la sala de la Filarmónica, en
cinco minutos para cada persona al día, porque tenía que hablar Lenmgrado. y Mravmski estaba ensayando la 10 Sinfonía de
con un montón de personas, y no podía delegado todo en su Shostakovich y luego pasamos a su camerino, y recuerdo que él
secretario particular, así que se repartía el tiempo con una disci- me saludó muy sonriente, muy complacido, con gran condescen-
plina increíble, y yo recuerdo que. si cuento el número de veces, dencia. Recuerdo también que al término de ese concierto que
en realidad no hablé con él muchas veces. Estaba muy preocupa- él preparaba, o de otro inmediatamente posterior, fuimos otra
do e interesado en las generaciones más jóvenes, y trataba de vez a su camenno, y todo el mundo llegaba allí como a una igle-
ayudar todo lo que podía, y creo que eso es algo que conviene sia, como para rezar, todos embobados, "Gracias, muchas gracias,

•ítJsCHERZO
MAR1SS ¡ANSONS

maestro Mravinski, le damos las gracias', como si se venerara a S.- Quizá fuera la influencia de su tercera esposo, creo que él se
una imagen, como si se fuera a rezar delante de un icono. En los cosd uno tercera vez.
años cincuenta él se volvió a casar, y estaba enamoradísimo de M.J.- Sí, pudiera ser, su tercera esposa era una mujer my inteli-
su esposa, y cambió por completo, se volvió una persona más gente, extraordinaria. Bueno, lo es, todavía vive, no como la
vivaz, alegre, risueña, sonreía a todo el mundo, irradiaba felicidad. segunda esposa, aquella mu|er maravillosa, que, por desgracia,
Mi relación, mucho más estrecha, se inició a partir de 1971, munó, y aquello Significó para él un golpe terrible en su vida.
cuando, tras un concurso, obtuve una beca para traba|ar con él, S.- Quisiera hacerte una pregunta un poco delicada, se refiere o
y a partir de ese momento, establecí un contacto mis duradero. la sucesión de Mravinski al frente de la Filarmónica de Leningrado.
Pero yo ya había hablado, podríamos decir que con seriedad Diversos publicaciones occidentales especularon con la posibilidad
profesional, anteriormente con él. le consulté mucho acerca de de que usted fuera elegido por la Orquesta director titular tros el
la Músico para cuerda, persecución y celesta de Bartók, una obra fallecimiento de Mravinski, y esas mismas publicaciones se sorpren-
que él dominaba de una forma increíble. ¿Sabe usted que para la dieron mucho al conocer la votación que daba la titularidad o Yuri

primera interpretación que hizo de esa pieza, que yo creo que Temirkanov. ¿Cómo reaccionó usted ante esa elección, esperabo
tocaba de una forma gloriosa, como ningún otro director lo ha haber sido designado sucesor de Mravinski, o ya conocía usted de
hecho, efectúo 17 ensayos?. 17 ensayos nada menos, y esos 17 antemano que otro maestro iba a tomar ese pues;o y usted seria
ensayos fueron del conjunto al completo, porque él. antes de elegido Director Asociado?
éstos, hizo ensayos previos con cada sección, con cada uno de M.j.- Bueno, lo tomé de una manera muy normal, yo entendí
los grupos de cuerdas, y con la percusión. Algo asombroso, que desde el principio que era lógico que Yun Temirkanov accediera
hoy sería impensable en ninguna orquesta. Sobre ese tema fue a ese puesto. En pnmer lugar, debo decirle que yo no luché en
mi primera conversación profesional con él, pero, en cualquier absoluto por ese puesto: Evidentemente, yo sabía que estaba en
caso, la relación era la del gran Mravinski que se digna hablar con la lista de nominados, porque era una lista fundamentalmente
un joven director principiante. Pero, a partir del año 73, pasé a lógica, en donde tenia coherencia que un antiguo alumno y asis-
ser su asistente, tal como mi padre había sido antes que yo, y ya tente de Mravinski, hasta el final de su vida, era como mi caso,
las cosas fueron de otra manera, aunque le debo decir que al fuera nominado como candidato. Pero, realmente, se lo repito,
pnncipio no fueron muy bien. Fue un tiempo muy duro para mí yo no me esforcé en absoluto por conseguir ese puesto, es más,
al principio, porque él no era una persona fácil, en absoluto, tra- ni siquiera lo deseaba. Y. en segundo lugar, a mí me parecía
tarle no era nada sencillo. Era, y esto es curioso, muy influencia- natural que Yun llegara a la titularidad de la Filarmónica, porque
ble, y tenía sus momentos mejores y peores, pero, al final, duran- él es mayor que yo, él ha sido, desde hace bastantes años, el
te sus ufamos cinco años de vida, mi relación con él fue algo Director titular del Teatro Kirov, y. en cierto sentido, era lógico
maravilloso, el equilibrio ya era distinto, era la relación de un que él fijera llamado a suceder a Mravinski.
viejo maestro con un... no me atrevo a decir con un hijo, no
seria exacto, quizá con un hermano mucho más joven, pero S - Creo que tos relaciones de Mravinski con Temirkanov no eran
había esa sensación de fraternidad, algo muy especial... precisamente saludables...
M.J.- ¡SI, es verdad, no había un gran afecto entre ellos, podría-

SCHERZO 47
ENTREVISTA

mos decirlo así Pero eso es lo interesante de esta decisión de la importa cuando. Quizá se me pueda decir, sí pero con una
Orquesta, que le vuelvo a decir yo considero muy natural, y que buena promoción, y algo de propaganda, y unas medianamente
provoca una nueva dirección, un cambio en su orientación. Pero dignas relaciones públicas, las cosas pueden ir más depnsa.
creo que esto está muy bien, y además, lo digo de corazón, yo Puede ser así, lo reconozco, pero me da igual. No quiero decir
me alegro mucho por Yuri: e incluso le diré algo, con total egoís- tampoco que esté en contra, pero que es que no es importante,
mo, creo que es muy difícil ser sucesor de Mravinski. No quiero lo importante es el trabajo bien hecho, eso es lo único que
decir titular de la Filarmónica de Leningrado, jsmo ir exactamente cuenta. Y en Oslo he aplicado al pie de la letra ese punto de
después de Mravinski! Del mismo modo que creo que es muy vista, desde que debuté, cuando en el 76 me hicieron Director
difícil ser el sucesor de Karajan. Son personalidades tan gigantes- Asociado, y desde el 79 en que soy el Pnmer Director de la
cas que ir inmediatamente después de ellas, en su mismo puesto Orquesta: no estamos dentro de un gran circuito internacional,
de trabajo, supone una carga monstruosa, algo que realmente yo ésta no es una sede importante en el mundo de la música pero
no deseo para mi. Además, se lo digo de corazón, yo no tengo si aquí se hacen buenos conciertos, se trabaja duro, y se mejora
ambición ninguna, ¡ninguna!. Mi única ambición es hacer bien las de día en día, ésta será una sede importante, y si no llega a serlo
cosas pero no tengo ningún interés por encumbrarme. tampoco pasa nada, por lo menos nosotros estaremos conten-
tos con lo que hacemos. Lo único que nos interesa en Oslo es la
S- Es muy interesante esto que usted comento, porque responde calidad. Mire, ¿Conoce usted algún caso de una orquesta en el
mucho a la imagen extema que usted da: no genero usted 'a mundo que grabe un disco sin cobrar? Pues nosotros lo hicimos,
impresión de ambición alguna, no parece usted preocupado ni por nuestro primer disco para Chandos, Lo Quinto Sinfonía de
su status, ni por el dinero, ni por uno posición al frente de una gran Chaikovstó, la grabamos sin cobrar, porque la compañía no podía
orquesta, usted transmite uno extrañísimo sensación, extrañísima pagamos, pero estábamos felices de llevar esa interpretación al
en ese medio en el que nos desenvolvemos, de carencia plena de disco, y no necesitábamos que nos pagaran. Voy a darle otro
ambiciones, aparte de las artísticas. Si me permite la comparación,
el trabajo que usted desarro- ejemplo: grabamos Lo Sexta
lla, desde hace ya años, en Sinfonía de Chaikovski, pero
Oslo, que. si me permite la yo escuché la grabación, y no
expresión, es una orquesta me quedé satisfecho, sabía
provinciana en el contexto que podíamos tocar mejor,
internacional, me recuerda así que llamé a los músicos, y
mucho al que Simón Rattle les hice escuchar la grabación.
viene desarrollando, también Les dije: "Podemos hacerlo
desde hace bastante años, en mucho mejor, tenemos que
otra ciudad de provincias, en volver a grabarlo, pero hay un
Birminghan, donde ha creado problema, nadie nos va a
un conjunto extraordinario y pagar por repetir la graba-
un sistema de trabajo no ción, ¡lo queréis hacer?", y
menos increíble. ¿Cómo ellos me dijeron, todos, sin
comenzó su refacían con la excepción, "Mariss, si no estás
Filarmónica de Oslo? satisfecho, lo repetimos". Esto
es lo que yo llamo moral de
M.J.- Pues empezó en trabajo, y esto es lo que yo
1973, y fue un flechazo. La he tratado de crear en Oslo,
primera vez que fui a Oslo, moral de trabajo, entusiasmo,
durante los días en que pre- y obsesión por la calidad, por
paraba el concierto, me sentimos nosotros contentos
empecé a decir a mi mismo: de nuestro trabajo. Fíjese,
"Me gusta esto, me gusta este año vamos a Salzburgo,
esta gente, me gusta este invitados por el Festival:
paisa|e. me gusta esta atmós- ¡Nunca, pero es que nunca, le
fera, me estoy sintiendo he pedido a nadie, o he
como en casa, no sé muy luchado, o he presionado
bten por qué, pero es asi.* para que nos llevaran a ese
Pero estoy de acuerdo con Festival, nos han invitado, de
lo que usted dice, y le agra- la forma más natural!
dezco mucho esa compara-
ción de Rattle y Birminghan,
porque yo creo que las cosas S.- Es cunoso, siempre que
son así exactamente: quiero habla usted de su relación con
decir, que si te preocupas lo Orquesta, utilizo su nombre
realmente de lo artístico, de de pila, usted dice que 'os
hacer un buen trabajo, de músicos 'e llaman "Moriss" no
dar buenos conciertos, de "Sr. jansons", o "Maestro".
tener una buena relación con M.).- Sí, pero eso es muy
los que trabajan contigo, el típico de Escandinavia, donde
éxito va a venir, más tarde o todo el mundo utiliza el "Du"
más t e m p r a n o . Mi credo alemán, el tuteo, y todo el
principal sería ese, exacta- mundo te llama de tú, no
mente: no corras, date tiem- importa si tienes I 6 ó 70
po, trabaia bien, trabaja a años, es la fórmula tradicional
gusto, y el éxito vendrá, no Monssjansons de conversación.
PAUL HUt/Wl S.- Pero yo creo que esto,

48 SCHERZO
HERBERT VON KARAJAN
THE SYMPHONY EDITION
8 boxed sets at mid-price
COLLECTION BERLÍN PHILHARMONIC
ENTREVISTA

en ei fondo, refleja uno filosofa, usted prefiere, para las orquestas, estoy seguro, en lo que a mí concierne, yo sé que tengo mucha
ser antes 'Manss' y no el 'Profesor jansons" más libertad que antes, sé que puedo viajar sin problemas: ¿Voy,
M.J.- Sí... pero, ¿sabe una cosa?, esto depende de los músicos, por ello, a dejar mí país? No, no pienso hacerlo. Tengo la sensa-
estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero no siempre es asi. ción de que todo esto es como si estuviéramos cruzando un
Me explico: En Rusia, por ejemplo, esta actitud es imposible, por- puente, pero no sabemos muy bien donde termina el puente, y
que si tú te bajas del podium y te vas con los músicos de la si es posible volver al comienzo del mismo. El mayor problema
Orquesta a tomar dos copas de vodka, o simplemente charlas quizá radica en que los resultados todavía no llegan, no se ven
delante de un café, por desgracia ellos no están tan cultivados, y resultados: hay quien lo ve de manera pesimista, y quien lo ve
al día siguiente ya dicen entre ellos, "¡Ah, pero si éste es un ami- con tonos optimistas, y realmente yo no sé muy bien qué parti-
gúete mas!", y toda la disciplina de trabajo se ha ido por la borda, do tomar, porque, al pnncipio. cuando iniciamos este camino,
porque ellos /a no te aceptan como director. En cambio, en había todo el derecho del mundo para ser optimistas. Pero
Oslo, yo sé que puedo ser amigo de todos los músicos, e irme ahora mismo las cosas no parecen tan claras, porque todavía no
de excursión con ellos, tomar copas o charlar, porque podemos sabemos muy bien lo que es la democracia no sabemos garanti-
ser perfectamente amigos, pero en el momento en que yo me zar nuestra libertad, y, de otra parte, y esto es muy importante,
subo al podium ellos saben que yo les dmjo. y que tienen que porque afecta a la gente llana, al pueblo en general. Nuestro
hacer caso de lo que yo les diga, y eso está clarísimo. Es una nivel de vida ha bajado drásticamente, la economía hoy está
maravillosa regla de trabajo y de vida, tenemos perfectamente mucho peor que hace años, y la gente, los más viejos, te dicen,
claros nuestros papeles, y nuestro trabajo, y esto tiene mucho 'Bueno, esto de la libertad debe estar muy bien, pero yo comía
que ver con el altísimo nivel de la educación en Escandinavia. Y más con Stalin", lo cual es horroroso, pero, ¿cómo convences a
esto, que le acabo de contar, explica en parte el comportamien- esa persona de algo que está viviendo día a día, cómo le conven-
t o de Mravinski, que jamás, en cincuenta años de actividad, se ces de que vivir en tiempo de Stalin era algo horrible y esto es
permitió la más remota familiaridad con un músico, nunca se maravilloso, cuando tú mismo no le puedes demostrar que sea
pudo decir que fuera amigo de ningún músico de su Orquesta, maravilloso?. Yo creo que todo el mundo está lleno de interro-
por eso era temido y respetado. Yo, personalmente, prefiero gantes, que nadie tiene las ideas claras, y me temo que ni siquie-
considerar a los músicos como amigos míos, prefiero entender ra el propio señor Gorbachov las tiene claras, a mi me da la
que estoy trabajando en camaradería. Quizá, respecto de Rusia, impresión de que va improvisando, porque, y eso también yo lo
las cosas cambien ahora, pero hasta este momento, y hablo al comprendo, todos los dias se enfrenta a cosas que nadie, en el
menos de las orquestas, la gente está acostumbrada a conocer la poder de Rusia, ha vivido antes de él. Todo es absolutamente
existencia de un poder y a temerlo, y ésta ha sido la regla duran- nuevo, piense en el tema de las Repúblicas Bálticas, y yo entien-
te décadas. do, pero a la vez me desespero junto con todo el mundo, de
que no exista una línea recta en esta historia, que la línea no esté
S.- Usted ha sacado el tema, y I creo que ningún lector nos perdo- perfectamente trazada. Así que, no sé lo que va a ocumr con mi
naría cerrar esto conversación si yo no le preguntara acerca de los país, y prefiero contestarle así. y no evadir la cuestión, porque si
cambios que se han operado en Europa en los últimos meses. yo no le contestara, usted de inmediato pensaría, "Claro, es lógi-
¿Cómo van a afectarle a usted, a las orquestas y a los músicos en co, no se atreve hablar porque teme lo que le puedan hacer
Rusío. iodos las transformaciones que hemos vivido y que estamos cuando vuelva a Rusia', ¡Y esto hoy ya no es así, yo puedo hablar
todavía viviendo? abiertamente, puedo decirle lo que pienso, y nadie me va hacer
nada!, y esto es muy bueno, soy el primero en pensarlo, pero al
M.J.- Pues verá, como usted sabe hay muchas posibilidades, utilizar mi libertad para hablar, tengo que manifestar mi descon-
pero no estoy seguro, de que vayan a realizarse todas. cierto, como creo que se lo manifestarían la mayor parte de mis
Ciertamente, cada día hay más libertad, y la libertad supone que conciudadanos. Eso sí. hay una cosa que creo que todo el
usted puede traba|ar más a su gusto, y que puede viajar la mundo en Rusia empieza a tener claro y es que el sistema ha
mayor parte de los músicos rusos sueñan ahora con conseguir sufrido un colapso irrecuperable, esto es. que el sistema ha sido
contratos en el extranjero, no con la intención de abandonar el un fracaso, yo no diré que al cien por cien, pero la mayor parte
país, pero si con la idea de trabajar algunos años fuera, de ver de lo que se ha hecho durante décadas estaba equivocado, ha
qué ocurre, de saber que es eso. Esto, para los músicos de sido un error, y hay que reconocerlo honestamente. Y esto es
orquesta, es bastante complicado, porque no es nada sencillo difícil de decir, y mucho más de aceptarlo, pero hay que hacerlo
conseguirse un contrato en una orquesta del resto de Europa, o abierta y directamente, y la persona que es inteligente, lo com-
del mundo, aunque también hay que tener en cuenta que una prende: el drama viene cuando hablas a aquellas personas que se
gran cantidad de gente ya ha abandonado el país, se ha marcha- han pasado cincuenta, sesenta ó setenta años, aferrados a un
do, no sé si definitivamente, pero el caso es que se ha ido. Y yo determinado sistema, y lo han aceptado, jamás se han atrevido a
entiendo que éste es un gran problema para nuestra cultura, y cuestionarlo, y ahora tú vas y les dices que han vivido en un per-
para la música en concreto, porque estamos perdiendo, y ya mamente error, y te miran asombrados. "¡Cómo! ¿Que yo estaba
hemos perdido, a muchos grandes artistas. Y creo que la situa- equivocado, que toda mi vida he estado equivocado? ¡Pero eso
ción se está volviendo muy peligrosa en este aspecto, porque, no puede ser! ¿Qué es eso de la libertad? ¿Pero que me vienes a
con una emigración tan fuerte, ¿quién me puede garantizar lo contar tú ahora? ¿Que Stalin estaba equivocado? jPero si en las
que va a ocumr con nuestra cultura? Al mismo tiempo, hay tiendas había comida, y yo pasaba algo de miedo, sí, pero comía,
mucha gente que quiere crear una nueva cultura, una cultura en y ahora como mucho peorf ¡Stalin no estaba equivocado, el que
libertad, o mantener la tradición de lo que ya existía; y esto estás equivocado eres tú, Gorvachov, no me vengas con cuen-
genera un conflicto, entre los deseos y las condiciones que te tos!" ¿Comprende? Esta es la situación, para una gran parte de la
encuentras para llevarlos a la práctica. Asi que, no sé muy bien lo población en Rusia. ¿Cómo les convences de que ahora hay que
que va a ocurrir, pero creo que todo depende de cómo vayan a marchar por otro camino? No es nada fácil. En fin. dentro de
ser las condiciones de vida de la Rusia futura, me estoy refenen- unos meses, o mejor dentro de unos años, comentaremos lo
do a la economía, la política, la vida social... En este momento, no que ha pasado. ¿No le parece?
sabemos lo que va a ocurrir con la Perestroika, porque hay una
pregunta en el ambiente, que nadie sabe contestar ¿Estamos
yendo muy deprisa o estamos yendo muy despacio? ¿Estamos
cambiando muy depnsa o muy lentamente? Realmente, yo no lo
sé, quizá deberíamos ser mas veloces en los cambios, pero no
José Luis Pérez de Arteaga

50 SCHERZO
DISCOS

ACTUALIDAD DISCOGRAFICA

Novedades Polygram
El eterno retorno de lo idéntico
os apropiamos del título de K.427, por Peter Schreier (también en Shade, Gambill, Hampson, Holl y Polgár.

N Naietzsche pues, como verán


seguidamente y salvando alguna
que otra excepción, las novedades dis-
cográficas de esta multinacional sólo lo
la doble misión de tenor y director):
una Séptimo de Beethoven por Marriner
y, finalizando el apartado Philips, un
interesantísimo (suponemos) disco pro-
El cuento musical de Prokofiev, Pedro y
eí lobo, será interpretado también por
Claudio Abbado (en la edición en espa-
ñol será narrado por,,, José Carreras).
son a medias. En Decca se publicarán tagonizado nada menos que por Nuevas versiones de ¡as 40 y 41
próximamente: Adriana Lecouvreur por Sviatoslav Richter tocando tres Sonotos mozartianas por la Filarmónica de Viena
Sutherland. Bergonzi y dirección de de Mozart (K. 282, 320 y 545). Se nos y Levíne; el nuevo ciclo Brahms de
Bonynge; un programa enteramente olvidaba un recital de arias de óperas Giulini con la Filarmónica de Viena dará
dedicado a Luciano Berio por la rusas cantadas por una nueva estrella comienzo con la publicación de la
orquesta del Concertgebouw y de la casa, el barítono ruso Cuarto más la Obertura trágica. Otra
Riccardo Chailly (una de las pocas gra- Hvo rosto vsky. sinfonía de Brahms, la Tercera acoplada
baciones originales); Conciertos de con la obertura Trágica y el Canto del
Snostakovich por Belkin, Ortiz y la Y nos vamos al sello amarilo. Neeme Destino, se añadirá al ciclo Brahms de
Orquesta Royal Philharmonia con Jarví, no contento con su ciclo Abbado con la Filarmónica de Berlín; la
Ashkenazy; Sonólas de Soler, por el Sbostakovich para Chandos. estará pre- misma orquesta será conducida por
resucitado Rafael Puyana. La A/do de sente en Deutsche Grammophon con Giulini en otra versión de la Novena de
Maazel con Pavarotti; el Octeto de su grabación de la Undécima, con la Beethoven. La Mer y las Imágenes para
Schubert por la Academy of Ancient Orquesta de Gothenburg. Romeo y orquesta (Debussy) conocerán la ver-
Music; los dos Cuartetos. Op. 51 de Julieta más las Noches de verano sión de Bernstein al frente de la
Brahms por el Takács; los Conciertos (Berlioz) aparecerán en un doble CD Orquesta de la Academia de Santa
para dos y tres pianos de Mozart por dirigidas por James Levine a la Cecilia de Roma. Se completará el ciclo
Barenboim, Solti y Schiff, con la Filarmónica de Berlín. La joven soprano de las Sonotos pora violln y piano de
Orquesta de Cámara Inglesa dirigida, Barbara Bonney cantará lieder de Mozart por Periman y Barenboim con
naturalmente, por Sir Georg (hagamos Richard Strauss y Hugo Wolf. Por fin el cuarto y último disco. Giuseppe
notar, como curiosidad, que las dos úni- saldrá a la luz la ópera de Schubert Sinopoli será el responsable de dos
cas grabaciones de Barenboim en Fierabrás, con Claudio Abbado al frente interpretaciones de Chaikovski:
Decca han sido estos dos conciertos de la Orquesta de Cámara de Europa y Patética y Romeo y Julieta; esta última.
mozartianos); prosigue el ciclo los siguientes solistas: Protschka, Mattila,
Beethoven de Solti con Chicago, así
como el de Sinfonías de Nielsen prota-
gonizado por Blomstedt y su Sinfónica
de San Francisco (Segundo y Tercera) ;
más música orquestal de Richard
Strauss por Ashkenazy, la Sinfonía de
César Franck por el mismo pianista
(queremos decir, director) y, finalmente,
los cuatro primeros volúmenes (de tres
discos cada uno) de la edición completa
de Sinfonías de Haydn, por la Academy
of Ancient Music dirigida por
Christopher Hogwood.

En Philips prosigue Claudio Arrau su


nuevo ciclo de Sonatas de Beethoven
(Op. 22 y 31-3); Sir Cotin Davis y la
Staatskapelle Dresden estarán presen-
tes con más Sinfonías de Mozart (28, 29
y 34); una nueva Flauta mágica tam-
bién aparecerá en breve, con Studer,
Araiza, Van Dam, Ramey y Lind, con la
Academy de St Martin-in-the-Fields y
Sir Neville Marriner Aus ttalien y Don
Juan por la Filarmónica de Berlín dtrigida
por Riccardo Muti; una Cuarta de
Brahms por Ozawa; Variaciones de
Mozart y Mendelssohn por Alfred
Brendel: diversas arias de óperas, canta-
das y dirigidas a la vez por Peter
Schreier; la gran Aliso en Do menor, Hogwood inicia a la eo/cron cO'Tiphta de tos sinfonías de Haydn

SCHERZO 51
DISCOS

- La Orquesta Sinfónica de Chicago ]


su nuevo director musical, Dan¡(
Barenboim, han firmado un contrato
exclusiva con Erato. La orquesta podr
pabar con otras empresas discográfica
pero siempre con otros directores. Le
nuevos compactos del binomií
Chicago/Barenboim, previstos para
otoño de este año, serán: Tí//, Donjuán ;
Una vida de héroe. También se grabará I
Misa Solemrtis, el Réquiem (Verdi) y
tlem alemán.
Mauricio Pollini es de nuevo noticij
la aparición de sus tfcy •-•"'
dones en Deutsche G' n
disco dedicado a música ,.•_:.. r ^ 3
de Liszt (Sonata en Si menor incluida) •
los Conciertos de Schumann y Schünben,
con Abbado al frente de la Rlarmónic
de Berlín.
- Sony Classlcal anuncia la últimi
grabación realizada por Vladimíj
Rorowitz quien, al parecer, habCa roto :
breve idilio con e! sello amarillo. El
pacto se compone de las siguiente
obras: dos Nocturnos, dos Estudios, un
Mazurca y ío Fantasía Impromptu
(Chopin), la Sonata Ht> XVH9 (Haydn|
WeJfien, Klagen, Sorgen. Zagen (üszt)
finalmente, la Muerte de Isolda (Wagne
Liszt).
- Y no nos vamos de Sony, ya que
nueva empresa discográfica ha cele"
el sesenta aniversario del gran violini;
Isaac Stem con la publicación de tr>
nuevos registros: uno con los bises
violln más célebres, otro con trios p;
viofln, flauta y cello, de Mozart, Tek
J.S.Bach y Reicha, acompañado pe
Rampal y Rostropovich y, finalmente,
disco enteramente dedicado a Schub
(tres Sonatinas. Dúo. Fantasía y Rondó). <
el que Stem actúa acompañado al
por Daniel Barenboim.
fierre Boulez .1 j edición en Sony Gassicol • Deutsche Grammophon va a edrt
Un COmpaCtO •"!"" llfvaríi n.-.r-íi
acoplada con la Quinto del mismo (BBC Symphony y En semble fyrhfe y cuye
compositor, las conoceremos en las Intercontemporain); la obra coral de mentí . -I!
interpretaciones de Bernstein y la Arnotd Schttnberg, en un doble CD :ein, Leontyne Pnce. Pavarocti,
Ma, Ramey, james i.evine y o t
Filarmónica de Nueva York. Para los (Escola de Jacob, El Superviviente de en este encom
operófilos se anuncia una nueva graba- Varsovia, lo mano feliz, etc.); la obra - Decca posee un sf.1
ción de Cavallería njsticana con Baltsa, completa de Ravel y Webern (dos |uc :
Domingo, Pons y dirección de Sinopoli. álbumes de 3 CD. cada uno ) y, final- Cok-
Saldrá también otro disco pianístico mente, tres volúmenes más consagra- ides i-oces dtí sigla: Hagstad,
mozartiano con María Joáo Pires y, dos a Berio, Berg y Várese. La edición lome. Berganza. Bjürling, Suth»
finalmente, en Archiv, John Eliot completa contará con cerca de cin- Bergonzi. Pavarotti. Van Dam y
Gardiner probará suerte otra vez con cuenta referencias que se añadirán a la etcétera serán puestas a disposic
aficionado en compactos de exc
las Vísperas de Monteverdi (deseamos imponente serie prevista en Deutsche calidad tecnica.
desde aquí que, por lo menos, le salgan Grammophon y al contrato que liga al Wllliam C h r i í t l e y sus
igual que las primeras que realizó en Ensemble Intercontemporain con Erato. issants acaban de grabar Le Matada
Decca). Mientras tanto, Günther Breest, el pro- de Moliere y Charpentier qu
ductor tránsfuga de la DG y ahora en saldrá el próximo otorto en Harmon'
Sony, está lanzando su tela de araña Mundi. Pero antes, aparecerán (sie
para que el escurridizo Carlos Kleiber en Harmonía Mundi) la Miso en
Edición Pierre Boulez menor de Bruckner, por Philipc
grabe lo que quiera, como quiera y Herreweghe, los Carmina Burono medk
Sony Classical va a lanzar al mercado donde quiera Sin embargo, nos teme- vales por el conjunto Organum de Ma
los siete primeros volúmenes de una mos que lo va a tener crudo, pues al Pérés las Sonetos op. 1 y 8, de
edición dedicada al compositor-director Dirigent no le impresionan los cheques por Lluis Claret. y, finalmente,
francés. Estos discos son: uno que rea- en blanco... Recemos para que le salgan Contatos 21 y 22 de Bach |
grupara ft/tueí con Eclat múltiples, del bien las cosas. Heireweghe y la Chapeile RoyaJe.
propio Boulez y dirigidas por él mismo

52 SCHER2O
DISCOS

REFERENCIAS

La Discografía de «Iphigénie en Tauride» de Gluck


phigénie en Tauride de Christoph
I
olvidado por la industria discográfica. En este la grabación de Iphtgénte destaca por el
Willibald von Gluck se estrenó en la caso el aficionado a Gluck se ve obligado a excelente resultado que obtiene de la
segunda sala del Palais Royal para la recorrer a las grabaciones en directo (algu- Orquesta del Conservatorio de París -
Académie Royale de Musique de Paris el 18 nas descaradamente piratas) de sus óperas. aunque la toma de sonido monoaural no
de mayo de 1779. El libreto de Nicolas- Con recordar que sólo se han llevado a siempre permita el resalte de todas las cuali-
Francois Guillard (1752-1814), dividido en cabo (res grabaciones de estudio de la dades de la partitura-, por la sabiduría en la
cuatro actos, tenía por modelo literario ópera que nos ocupa, ya está todo dicho. elección de los tempí y la expresividad de su
directo a la tragedia homónima (1757) de Para encontrar una grabación completa acompañamiento, Queda, para el recuerdo,
Claude Guymond de la Touche. quien a su de Ipbigénie en Tauride debemos atender a el hermoso cuadro descriptivo de la tem-
vez se basó en la tragedia también de igual la segunda mitad de nuestros siglo. pestad y el brillante y vivaz ballet bárbaro de
titulo de Eurípides. Penúltima ópera de Anteriormente sólo podían hallarse frag- los Escrtas en el Acto I, o la contrastada apa-
Gluck (la postrera es Echo et Norasse, estre- mentos sueltos interpretados por ilustres rición de las Euménides y el dramatismo de
nada en el mismo año), consigue una fusión cantantes como Zinaida Jurjevskaja, Elisabeth la música funeraria en el II,,. La americana
perfecta entre los elementos musicales y los Rethberg, Suzanne Balguérie, Willy Patricia Neway, como Iphigénie, muestra
dramáticos, alcanzando el punto máximo de Domgraf-Fassbaender y Georges Thill. En una voz de aceptable belleza pero no extra-
intensidad expresiva. Su éxito refrendó el I9S2 se representó en el Festival de Aix-en- ordinaria. Ahora bien: no debe olvidarse,
triunfo de la ópera reformada cuyo lema Provence ba|O la dirección de Cario Maria cuando tantos colegas compatriotas suyos
principal era aproximarse a la música y a lo Giulini y acto seguido fue grabada por la sólo aciertan a mascullar el francés, su noto-
bello mediante la simplicidad, la verdad y la Pathé la primera versión completa (o casi rio esfuerzo por pronunciar correctamente
naturaleza. Menos claro está si con ello completa) de la historia del disco con la este idioma, labor con la cual destaca espe-
derrotó realmente a su rival. Niccoló misma batuta y los mismos intérpretes. cialmente en el recitado. Dueña de expresi-
ñccinni: actualmente, con la publicación en Actualmente existe una reedición efectuada vidad controlada, consigue un 0 ai qu< pro-
compacto de su propia Ipbigénie en Tauride, por la EMI que pide a gritos su paso al com- longeos mes jours de gran belleza, mientras
que además es postenor a la de Gluck pacto. Giulini pareció tener, al principio de que a la maravillosa 0 rnalbeureuse
(1781. libreto de Congé Dubreil basado su carrera, unas inclinaciones hacia Gluck Ipbigéniel le falte quizas un punto de patetis-
también en Guymond de la Touche), con que posteriormente no se vieron por des- mo. En el rol de Pylade, el amigo de Oreste
motivo de unas representaciones en Barí en gracia confirmadas; además de dicha noble y entregado sobresale la muy bella y
1986 (FONIT CETRA CDC 32. director Iphigénie preparó una edición de Alcesxe a esmaltada voz y el elevado buen gusto del
Donato Renzetti), nos hallamos en condicio- partir del texto original italiano de Calzabigi gran tenor mozartiano Léopold Simoneau,
nes de revisar con mayor exactitud la rivali- pero sin olvidar la versión francesa, y la diri- cuyo trabajo es el mejor de todo el equipo
dad entre ambos compositores y afirmar gió en 1954 en La Scala de Milán, en una de cantantes del cual dispuso Giulini. Con
que tiene menos motivos de ser de cuando versión protagonizada por Mana Callas. En un lirismo fuera de serie pero sin huir jamás
aparentaba; al fin y al cabo, uno y otro del rigor estilístico y seguro en el agudo nos
lucharon por un mismo fin: recuperar la tra- propone si Unís des la plus tendré enfonce;
gedia lírica francesa. lírica y heroica a la vez -es decir, como tiene
que ser- es su Divinité des grandes ames. Un
Cuatro son los principales papeles de Oreste lozano y cantante dominador de la
Ipbigénie en Tauride: Iphigénie, su hermano tesitura es Pierre Mollet pera su alienación
Oreste, P^ade (amigo del anterior) y Thoas, mental, excesivamente blanda, le falta una
rey de los Escrtas. A ellos se le añade el de mayor caracterización. Uno no puede dejar
Diane. que aparece brevememte, al estilo de preguntarse si Robert Massard, aquí rele-
deus-ex-mad¡ina, en el acto IV. Para el rol de gado al ingrato papel de Thoas, no habría ya
Iphigénie se precisa de una soprano (a veces realizado un buen Oreste. Como rey de los
lo canta una mezzo), y su tesitura se extien- Escitas queda demasiado juvenil y falto de
de del Si2 al La4. Debe poseer especial peso pero de agudo fácil y nada histriónico.
resistencia física y temperamento dramático, El equipo de principales intérpretes se com-
asi como otorgar amplitud a la línea de pleta con la voz clara pero imperiosa de
canto y al declamado gluckiano, donde Micheline Rolle como Diane. Las segundas
veno y prosa se confunden. El de Pylade es partes son bastante correctas y el coro de
un roí de tenor cuyos limites son el Fa2 y el notable nivel a pesar de alguna exageración
La3 y que debe saber combinar lo lineo con en la sección masculina
lo heroico. Oreste es una parte de barítono
agudo (sus límites con el Re2 y el Fa3); su
intérprete debe poder comunicar al oyente El primero de junio de 1957 se repuso
la angustia del joven que ha matado a su fphfgénie en Tburide en La Scala de Milán en
madre (Clitemnestra) y que por ello es victi- versión italiana de Lothar Wallerstein. con
ma del delirio y de la persecución de la Maria Callas de protagonista, dirección musi-
Eumérudes, de las cuales Diane le libera al cal de Nmo Sanzogno y puesta en escena
f nal de la ópera. El papel de Thoas, perso- de Luchino Visconti, De esta representación
naje cruel y supersticioso, suele cantarlo un ha quedado el testimonio fonográfico publi-
bajo o un barítono; dada su elevada tesitura cado por Replica en unos discos de horren-
(del Mi2 al Sol3) casi es preferible lo segun- do sonido y deleznable prensado, A pesar
do. El papel de Diane lo canta una soprano de ello -y a pesar también de la traducción
lírico ligera y a veces una mezzo; es obligado italiana del texto francés, que traiciona por
conferirle un tono de autoridad propio de completo la fonética original- se trata de un
quien promulga decretos eternos. documento que merece la pena prestarle
atención. Con una partitura sólo brevemen-
te mutilada. Niño Sanzogno. que no era
Antes de pasar a la discograffa de
exactamente un director gluckiano (¿y quién
Iphigénie en Tauride, es necesario recordar
lo era y quién lo es?) pero que tenia cierta-
que el teatro de Gluk ha sido -a excepción
Cario Maria GuHni mente experiencia en la música del
de Or/eo, claro- injusta y lamentablemente

SCHER2O 53
DISCOS

nes de potencia. Georges Sebastian opta


por una lectura solemne de la partitura (lige-
ramente abreviada), y Gluck queda aun aquí,
en cierto modo, como el gran predecesor
de Wagner. Tiene a sus órdenes una
orquesta y un coro de correctos alcances
(las sacerdotisas, empero, cantan en un fran-
cés horrible). La Crespin es una de las mejo-
res Ifigenias inmortalizadas por el disco (pira-
ta o no), luminosa -aunque a veces un
punto fría-, con una voz en óptimo estado y
cuidadosísima y ejemplar en el recitado gluc-
kiano, donde música y palabra pesan por
igual. Todo ello se halla ya en la citada narra-
ción de su propio sueno, Cede nuil ¡'ai revu
le palais de mon pére: el atto nivel se mantie-
ne en 0 KM qui prolongeos mes jours, en la
que ademas muestra una excelente aptitud
por el piono y en una 0 mclheureuse
ipfiigén/eí magnifica, particularmente por el
acoplamiento conseguido con la orquesta;
parece como si estuviese cantando con la
comodidad con que lo haria en un estudio
de grabación. Guy Chauvent es un Pylade
más pesado, mas spinlo y de voz mucho
menos interesante que por ejemplo el de
Simoneau, y de menos facilidad en el agudo,
pero domina el estilo gluckiano. Su DMnité
des grandes ames está enfocada por su lado
heroico y cantada con aquella voz nasal que
le caracteriza. Lo mejor de la grabación
junto con Crespin es el Oreste de Robert
Massard; la voz ha madurado con respecto
al Thoas de 1952 con Giulini, y enfrenta los
limites de su tesitura con comodidad. Su
Oreste es un personaje atormentado y ali-
neado -como debe ser- y sus mejores bazas
las juega en Dieuir qui me poursuivez y en su
escena con las Euménides. Víctor de Narké
es un correcto pero un punto distanciado
Thoas. A su voz la fafta mayor flexibilidad y
a su caractenzaoón una mayor horripilación,
pero cumple con su cometido, como lo
cumple también Marta Benegas como
Diane. Las segundas partes oscilan entre lo
realmente bueno y lo mediano,

De 1965 data otra versión en directo,


Seno Junnoc con el gran Rafael Kubelik al frente de los
conjuntos de la Radio de Munich que fue
Settecento. nos ofrece, al frente de unos del (0 tai qui pronlogeas mes jours), en la publicada por Cetra, pero que aún no ha
conjuntos de La Scala en satisfactona forma desesperada lo ¡'imploro tramonte (/e t'im- sido difundida -que nosotros sepamos- en
(un poco estridentes los coros, en ocasio- plore et je trembíe) o en la magnifica escena nuestro país. Tiene el hondicop de ser canta-
nes), una notable lectura de la obra, atenta del reconocimiento de Oraste. Por desgra- da en alemán, y el atractivo de que Iphigénie
al estilo y vigilante en las dinámicas, con cia su Oh sventuroto ifigenia (0 molheurwjse es la ilustre soprano yugoeslava Sena Jurinac,
unos tempi cómodos tanto para las voces Iphigénie!) queda un punto desfigurada por célebre por su cálida voz y su inmaculado
como para los bailarines, aun acusando una el distanciamtento de la baja calidad sonora fraseo, auténticamente digno de una heroína
cierta morosidad. El logra, junto a la Callas, del disco. Nada que objetar al buen trabajo clásica. Comparte honores con dos intérpre-
que la breve pero dramátca escena del rito de Francesco Albanese (un Pylade con una tes de talla, como ella destacados mozartia-
fúnebre sea uno de los momentos más inci- particella ligeramente podada en los agu- nos: el malogrado Fritz Wunderlich (Pylade)
tantes de toda la ópera. La mítica soprano dos), Diño Dondi (Oreste) y Anselmo y Hemwin Prey (Oreste).
greco-americana es la más grande Iphigénie Colzani (Toante), pero su trabajo palidece En 1982 -treinta aAos después de la ver-
que nos haya sido dado escuchar. Con ante tan grande sacerdotisa. En cambio, sión de Giulini- Iphigénie en Tauride retomó
aquella voz suya tan diflcil de clasificar (dejé- Fiorenza Cossotto -una Cossotto de veinti- a los estudios de grabación por iniciativa del
mosla en la condición de voz absoluta al dós artos- se revela como la mejor Diane sello Orfeo, el único sello discográfico que
margen de la belleza del timbre), pero que del disco, radiante y solemne, digna hija de ha sabido aprovechar el filón casi inédito de
en cualquier caso se halla cómoda en toda Leto y Zeus. las óperas de Gluck. Y lo hizo de la mano de
la tesitura de su parte, la suya es. sobre Lamberto Gardelli. director más proclive de
todo, una Iphigénie elevadamente trágica. En 1964, los principales artistas de la
Opera de París interpretaron Iphigénie en la ópera italiana {en especial, el primer
Sus dotes fuera de lo común se ponen ya Verdi) que a nuestro músico; por ello no
en evidencia en la narración Di mió podre Tauride en el Teatro Colón de Buenos Aires.
De la grabación de una de estas representa- debe extrañamos la presencia de ciertos
i'ostel in sogno m'apparia (Cene nuitj'oi revu momentos planos y poco Incisivos (como
le potas de mon pére); en sus intervenciones ciones Le Chant du Monde publicó un
álbum en LP. hace poco trasladado al com- por ejemplo la llegada de las Euménides),
posteriores, resulta diflcil decidir dónde está Pero hay un esfuerzo de aproximación esti-
mas acertada, si en la soberbia musicalidad pacto. Huelga decir que la calidad del soni-
do es más bien floja; hay ruido de fondo, lística que le hace prometedor en la intro-
de su implorante 0 tu, che in tua pieta cru- ducción del Acto I y convincente en los
demasiada confusión y eventuales fluctuacio-

54 SCHERZO
DiSCOS

coros y las danzas de los Escitas. Buen soste- Gardiner, un importantísimo instrumento
nedor y acompañante, cuenta con una de expresivo: consigue de la correcta Orquesta
las mejores formaciones orquestales que ha de la Opera de Lyon un satisfactorio rendi-
tenido Ipbigénie para el disco, y con un coro miento, sobre todo en la diafanidad obteni-
de alta calidad (esas sacerdotisas de voces da -a la cual no es ajena el buen trabajo de
puras en Oíoste filie de Lotone), asi como la toma de sonido-: el Coro Monteverdi,
una toma de sonido ejemplar por su trans- dotado de muy frescas voces, tiene por su
parencia que bien merecía Giulini y no tuvo. parte grandes momentos. Es sin duda alguna
En el capítulo vocal, Lorenger y Fischer- un director creativo a veces inclusive a
Dieskau tenían ya experiencia en Gluck, par- expensas de la propia fisonomía de la parti-
ticularmente en el Orfeo (ella como Euridice tura; en ocasiones le ¡mprime una velocidad
y él como protagonista, en la inútil versión excesiva y realiza ciertas concesiones a la
barttonal), y mucha con Mozart. Y. si no estética galante (como en la escena de la
habla más cantantes gluckianos, se inventa- ceremonia fúnebre), pero en su favor es
ron. En el caso concreto de Lorengar, nos obligado hablar de momentos como la pri-
encontramos ante una Iphigénie que. a mera sección de la introducción, totalmente
pesar de su madurez real en el momento de idiomátíca (Gracieux un peu lent. exige
grabarla -contaba cincuenta y cuatro años- Gluck). Capítulo aparte merece la introduc-
resulta {de acuerdo con el mito) especial- ción del cémbalo en los recitativos, a modo
mente juvenil, de dará voz, desbordante de de refuerzo orquestal y siguiendo la cons-
feminidad y conmocionada profundamente tumbre del Barroco. En principio, creemos
por los acontecimientos, por ejemplo en el que esta medida no tiene, en el Gluck tar-
momento en que debe escoger entre salvar dío, ninguna razón de ser: desconocemos
a Pylade o a Oreste del sacrificio- no ha cuáles son los motivos musicológicos que
descubierto aún a su hermano en el segun- indujeron a Gardiner a obrar así (¡el conoci-
do-. Recordemos en especial su dolorosa miento de alguna partitura de la época con
versión de 0 malheureuse Iptiigénm!. Lastima bajo cifrado?).
que su labor se vea un punto obscurecida
por la imperfecta pronunciación del texto - Para el rol principal se cuenta con la
Mana Callos mezzo británica Diana Montague, quien un
las vocales son demasiado redondas- y a
veces resulte un poco justa en los graves. poco como Lorengar resulta adecuadamen-
íphigén/e en Aulide, se perfila como uno de te juvenil y llena de feminidad. Nada hay en
Franco Bonisolli, como Pylade, se mueve en los directores actuales más interesados en la
un repertorio que no es exactamente el su interpretación que deba juzgarse como
música del maestro de Erasbach, nos gusten intrínsecamente malo -pueden recordarse
suyo, pena en su trabajo hay un respeto por o no sus criterios interpretativos. La orques-
el estilo giuckiano (respeto que se echa en incluso su 0 mofheureuse IpNgénie y su Je
ta de iphigénie en Tauride es. en manos, de t'implore et je tiemble; sin embargo, su voz
fatta por ejemplo en su Manrico, que escu-
chado en el teatro puede resultar descara- carece del peso ideal que debe tener el per-
damente amanerado). La voz es potente sonaje. La elección de John Aler para el rol
En la relícün que sigue, se desechan las
pero no extraordinariamente bella y un selecciones y aquellas grabaciones que partan
de Pylade deja muy claro el rechazo de los
punto opaca: a lo largo de su carrera ha de la versión realizada por Strauss en 1916. Pylades excesivamente heroicos, cercanos al
pasado, peligrosamente, del rol de Almaviva Eü orden que se sigue de intérpretes ydernás. riefdentenor. Su voz es más bien pequeña,
del Barbiere al de Radamés, y ello, en una es: la intérprete de Iphigénie, la de Diane. el pero inteligentemente utilizada; halla un efi-
parte como la de Pylade.se puede llegar a intérprete de Pyiade. e! de Oreste y el de caz contrapunto en el Oreste de Thomas
advertir verbigracia en la escasa habilidad Thoas. Com, Orquesta y director; sello y arto Alien, que canta en un francés correctísimo
para las notas de adorno de Unís des la plus de grabación. y cincela sus frases a la perfección. Sus mejo-
tendré enfonce. Heroico, quizás demasiado, • Patncia Nevray. Nichehne Rolle. Léopold res momentos se encuentran en una intensa
se muestra en Divinité des grandes ames, Simoneau, Pieria Mollet, Robert Massard, versión de Dieux qui me poursiviez y en su
pero observa escrupulosamente la escritura Ensembte Vocal de París. Orquesta de la enfrentamiento con las Euménides. altamen-
vocal. También opaco, en parte, es el instru- Sociedad de Canciertos del Conservatono te expresivo en su tormento y resuelto en
mento canoro de Walton Groenroos -que de Parts/Cario ManaGKilin.. ÉMI (1952). el agudo. También en ese último aspecto
aquí da vida a Oreste- y evidencia (especial- • Mana Callas. Fiorenza Cossotto, Francesco destaca Rene Massis como Thoas, aunque
mente en Dieux qui me poursmez) la faifa de AEbanese. Diño Dandi, Anselmo CoJzani. su voz sea un punto excesivamente bailante.
una mayor agilidad, pero tanto el recitado Coro y Orquesta de La Sala de Milan/Nino Colette Alliot-Lugaz es una Diane encanta-
como la caracterización resultan correctos. Saiüogno* REPLICA (de una representación doramente autoritaria y las partes restantes
Cómodo en la tesitura aunque un poco en La Scaia el I de junio de 1957; en tialia- se desenvuelven satisfactoriamente.
maduro, Dietrich Fischer-Dieskau, aterrori- no).
zado Thoas, nos bnnda el rey de los Escitas • Régine Crespm, Marta Benegas, Guy Mientras atendemos la eventual aparición
mis creíble y completo de los registrados Chaiwet, Robert Massard. Víctor de Narlcé. del disco de Kubelik/Junnac, las conclusiones
en disco; su Des noírs p res sen timen ts es Coro y Orquesta del Teatro Colon de finales son las que siguen: Giulini se lleva la
magistral en la intención, el reparto de prin- Buenos Aires/Geor^es Sebastian. LE CHANT palma como director. Callas (y detras de
cipales intérpretes se completa con la impe- DU MONDE (de una representación en el ella, Crespin) como Iphigénie. Simoneau es
riosa Diane de Angelika Nowski, dotada de Teatro Colon de Buenos Aires el 29 de el Pylade por excelencia y Massard y Alien
una nada despreciable voz y en buen esta- mayo de 1964). se reparten los honores como Oreste. El
do. Las segundas partes son notables, bue- • Sena Junnat A. Fahberj. Frtt/ Wunderikh. mejor Thoas es Fischer-Dieskau. y la mejor
nas o mediocres, según el caso. Hermann Prsy. Kieth Engen. Coro y Diane, Cossotto Es necesaria la aparición de
Orquesta de la Radio de Munich/Rafael nuevas versiones, pero urgen aún más gra-
Kubelit CETRA (1965; en alemán). baciones de Aíceste (tanto de la versión ita-
Sólo tres años después de la tphigéme de • Pilar Lorengar, Angelito Nowski, Franco liana como de la francesa), Amide, Iphigénie
Orfeo. es decir en 19B5, Philips grabó la por Bonisolli, Walton Groenroos. Dietric en Aulide (sin el arreglo de Wagner) y la pri-
el momento última versión discográfica Fiscrier-Dieskau. Coro y Orquesta de ! mera de óperas como La Oemenza é Tito...
existente de la ópera de Gluck. y confió su Radio de Munich/Lamberto Gardelli. ORFÉO ¿podremos hablar en un futuro de una
dirección a John Eliot Gardiner, quien la (1982). Quck renaissance de verdad?
había ya dirigido anteriormente desde el • Diana Montagua. CoJette Alliot-Lugaz. John
Aler. Thomas Alien. Rene Massis. Coro
foso (en 1973, en el Convent Ganden: diez
Monteverdi. Orquesta de la Opera
jordi Ribera i Bergós.
años después de las Opera de Lyon) y que lera O«M
actualmente, tras la aparición de su Orfeo en '35).
LyorVjohn Eliot GanJiner, PHILIPS (1935).
J I. Víase nuestra cribo Chxk según fafoz SCHER-
la versión de Berlioz para EMI1 y una futura
ZO, núm. 42, maro 1990, p. 61.

SCHERZO 55
DISCOS

B A C H : Misa en Si menor. BWV 232. Marta BACH: La pasión según San Juan. Dleter Mallinton. Ingeniero: Moorfoot y Wide.
Stader. soprano; Hertha Topper, contralto; Ellenbeck, ten. (Evangelista); Walter Berry. Predo económico.
E r n « Haefliger, t e n o r ; D i e t r i c h Fischer- baj. (Jesús); Elly Ameling, sop. (Arias); Julia
Dieikau. bajo; Kieth Erigen, bajo; C o r o Bach Hamari, con. (Arias); Werner Hollweg, ten. BACH: Oralono de Pascua. Cantata BWV 10.
de Munich y O r q u e s t a Bach de Munich. (Arias); Hermann Prey, baj. (Arias). Coro Elly Ameling, sop.; Helen Watts, con.;
Dirección: Karl Richter. 2 C D ARCHIV 427 niRos Hymnus de Stuttgart Orquesta de Werner Krenn, ten.; Tom Krauje, bar.;
156-2 y 427-2. Duración: C D I =61 '59" y C D Cámara de 5tu«gart, Director: Karl Marius Ríntzler, baj. Coro de la Academia de
2=61 "01". Grabación: 1962. Münchinger. DECCA, 414068-2, álbum de 2 Viena. Orquesta de Cámara de Stuttgart.
CD, ADD. Duraciones: 64'32" y 66'34". Director Kart Münchinger. DECCA 425650-
Esta grabación, editada ahora en Grabación: Stuttgart, 1974. Productor James 2, ADD. Duración: 69'55*. Grabación:
compacto, cuenta con casi 30 anos
a sus espaldas y tiene un evidente
interés, al constituir un notable testimonio de
la evolución de los estilos interpretalivos.
Rjchter gozó de un gran cansma por su dedi-
cación si no exclusiva al menos muy preferente
Dos Beethoven históricos
a Bach y sus grabaciones fueron recibidas en cios al hablar del Beethoven de Erich Kleiber
general con alabanzas y parabienes. Durante
anos fue considerado el especialista por anto-
"BEETHOVEN en el caso del primero no diciendo nada, lo
cual era un triunfo; y en el caso del rumano,
nomasia. Visto en perspectiva y por romántica quizá nos hallemos ante uno de los tres o cua-
que puede parecer su concepción no pueda tro piropos empleados por Celibidache para
negársele el mérito de haberse apartado, con alguno de sus colegas: *EI mejor Beethoven
todas las limitaciones que se quiera, de aque- siempre fije el de Ench Kteiber". Esta Novena
llas versiones sinfónico-corales en las que es contenida, analítica, concentrada, con
orquesta y voces se fundían en un complejo momentos de indudable fantasía: pero de un
sonoro nebuloso de resonancias pseudowag- director como Kleiber se podía esperar mucho
nenanas. se difummaban los contomos rítmi- mas, y su gran arte iterpretativo queda aquí un
cos y no se percibían las lineas vocales indivi- tanto relegado a aspectos prácticos y profesio-
dualizadas ni los instrumentos concretos. Para nales de su arte directoral. En fin, no hay que
convencerse de ello basta con escuchar cómo olvidar que por esas techas FurtwSngler acaba-
se desempeñaban por entonces en este reper- ba de dar testimonio en Bayreuth (EMI) del
t o r i o algunas de las grandes batutas del mensaje eterno de esta música, y esta notable
momento con propuestas alejadísimas de los lectura de Kleiber que podía haber sido la
pnnciptos estilísticos básicos de tas obras inter- alternativa idónea a la de Furwangter, no pasa
pretadas. de ser una impecable y en cierto modo distan-
BEETHOVEN: Las 9 Sinfonías. Wilma Lipp ciada traducción de estos pentagramas.
(sop.). Marga Hófrgen*<con.). Murray Diekie Digamos también que todo esto son aprecia-
Ciertamente ftichter no es capaz de eludir (ten.), Gotdob Frick (bajo). Coro Él i sabe th
la masiva monumenUlidad que se establece ya ciones personales y que algunos consideran
Brasteur. Orquesta de la Sociedad de esta versión de la Norena como una de las
a partir del Kyrie. que sofoca en muchos Conciertos del Conservatorio de París.
momentos la grácil elegancia de los ondulantes tres o cuatro mas significativas en toda la histo-
Director: Cari Schuricht. EMI 762910-2. ria de la música grabada. El registro, algo anejo,
ritornelos y las bellezas ornamentales. Hay álbum de 5 discos mono ADD. duraciones:
pasajes, es el caso del Sanctus, de una agresivi- suena prácticamente igual que en las numero-
70'29", oS'S?", 64'30". 65 - 10" y 64'S3". sas reediciones realizadas en LP.
dad gratuita y otros en los que rvo existe la Grabaciones realizadas en la Sala Wagram.
adecuada claridad de texturas o se logra a Paris. entre 1957 y 1959. Productores: Víctor
costa de fragmentar el discureo, como en el Con Schuncht nos encontramos con uno
Olof y Norbert Gamsphn. Ingeniero: Paul
Confíteor. Los solistas soportan a veces un de los ciclos Beethoven mis importantes, y no
Vavaiseur. Precio medro.
emborronamiento de su linea por culpa de un exageramos un ápice, perfectamente compara-
acompañamiento instrumental por momentos ble, aunque bajo postulados interpretativos
abrumador, poco cuidado y morosa que malo- BEETHOVEN: Sinfbnío n°9 en fie menor, op. distintos, a los que han sentado cátedra en
gra parte de la sabrosa timonea bachiana. 125. "Coral". Hilde Gueden (sop.). Sieglinde estas partituras: FurtwSngler. Síell, Walter.
Bnllan sin embargo Fischer-Dieskau, de emi- Wagner (con.). Antón Dermota (ten.), rOemperer, el citado Kleiber, algunas de Karajan
sión límpida, sin los amaneramientos que las- Ludwig Weber (bajo). Cantores de la (2* grabación) y el consabido etcétera. Con
trarían alguna de sus interpretaciones posteno- Asociación de Amigos de la Música de viena. Schuricht asistimos a algo mas que una colec-
res en estas músicas y Hertha Tíipper, que en Orquesta Filarmónica de Viena. Director: ción de obras, ya que gracias a una concepción
el Agnus Dei. a pesar de la densidad acompa- Erich Kleiber. DECCA 425955-2. Mono unitaria y variada, nos muestra la evolución
sante, muestra una calidad expresiva que hace ADD. Duración: 66*05". Grabación: Viena, orgánica y el desarrollo progresivo y lógico del
oh/idar un fraseo arbrtrano y una dinámica bas- Grosse Musikvereinsaal, junio de I9S2. mundo creador beethoveniano, y todo ellos
taníe caprichosa. C o n t o d o esta grabación Productor Víctor Olof. Ingeniero: Gitl Went. dentro de un discurso fluido, flexible, elástico,
constrtuyó un paso, todavía muy tímido, en el Predo medio. sin frenos ni durezas, sobno y vigoroso. Es un
proceso de emancipación de patrones estéti- Beethoven equilibrado y nada, o casi nada
cos ajenos que ha experimentado la interpre- Nos llegan ahora en aceptables conflictivo, lo que a algunos tes parecerá discu-
tación de Bach en las últimas décadas. condiciones de presentación y tible. Ocio. pues, apolíneo, pleno de ligereza,
sonido dos Béethoven de clase evitando los enfoques en exceso trascendenta-
excepcional, extremadamente clásicos, riguro- listas. justo y con una buena intervención
sos y poéticos, aunque en el caso de Kleiber orquestal (¡lasbma no haberlo grabado con la
D.CC los resultados no estén a la altura de la geniali- Filarmónica de Viena!). Su audición, atenta y
dad desplegada en otras de sus lecturas beet- repetida, debe recomendarse vivamente a
hovenianas: recordemos el magisterio directo- todo aficionado, con independencia de que
rial de sus versiones de la Heroica, Quinta, éste pueda identificarse más con un estilo
BACH: Lo pasión según Son Mateo. Petar Pastora/ o Sépoma, todas en Decca. como esta interpretativo diferente o secundado por
Pean, ten. (Evangelista); Hermann Prey. bar.; Noveno que ahora comentamos, o sus inter- orquestas de calidad superior. Las grabaciones
(|eiúx); Elly Ameling. lop. (Arias, l.sierva, pretaciones en conciertos públicos recogidas son excelentes, en buen sonido monofónico
mujer de Pibtos); Marga Hoflfen, con. (Arias, en la sene italiana / grana1: toncerü, lecturas que (en la edición alemana en álbum de S LPs., la
2.sierva); Fritz Wunderlich, ten. (Arias); Tom son consideradas por la casi total unanimidad Noveno fue editada en sonido estéreo; ignora-
Krause, baj- (Arias). Coro Niños Hymnus de de aficionados, críticos e intérpretes como las mos por qué ha sido publicada aquí en mono).
Stuttgart. Orquesta de timara de Stuttgart. cimas de recreación absoluta en estas partitu-
Director; Karl MUncbinger. DECCA ras (dentro de lo relativo y escurridizo que es En definitiva, dos Beethoven para la Histona.
4140579-2, Álbum 3 CD, ADO. Duración»: hablar de recreación musical). De hecho, tem- El ciclo Schuncht además de ser novedad en
6TW. S6'07", 73"27". Grabación: Stuttgart peramentos artísticos tan diversos como nuestro país, es de conocimiento obligado.
1964. Productor: Ray Mlnshull. Ingeniero: Toscanim y Celibwiache coincidieron en sus jui-
Martin Fooque Precio económico. £PA

¡6 SCHERZO
DISCOS

S t u t t p r t 1966. Productor: John Mordler. empalagoso insufrible, se mire por donde se


Ingeniero: Martin Fouqué. Precio económico. mire: por el lado de la orquestación o por el

La década del sesenta hirvió para


revisar y ennquerer los criterios
Lúcidas diabellis de la interpretación. La excepción la constituye
la majestuosa Possacogíia y fiiga, a la que no le
sienta nada mal la masa orquestal y donde la
interpretativos heredados respec- ampulosidad de la ejecución se resiste muy
to a la obra de Bach. Ello fue especialmente bien y aun puede llegarse a disfrutar. Sólo por
notable en la producción de gran aparato: can- ella, siendo a un precio módico, valdria la pena
tantas y pasiones. La diversidad de elementos adquirir este disco. Sonido claro y bien airea-
que las componen permiten subrayar unos do. Se echa de menos algún texto que acom-
respecto a otros. • buscar un difícil equilibrio pañe a la grabación, mayores detalles técnicos,
que no sea. al tiempo, indiferencia. lugar y fecha de grabación, etc.
Los atavismos bachianos tenían modelos ilus-
tres: la monumental i dad arquitectónica de
Klemperer y el arrobo místico de Furtwangler. A.B.M.
contrastados con el lirismo neonomantico de
Bu sen y el ensimismamiento instrumental de
Casáis y Menuhin. En los sesenta, Münchmger y BEETHOVEN: Sinfonías n 7, Op.92 y rt.8,
Kari Richter releen a Bach desde perspectivas Op 93 Orquesta Sinfónica de Chicago. Slr
profanas, si se quiere, más ligeras y dramáticas, Georg Solti. CD DECCA 425 S25-2. D D D .
mas humónos, si por humano se entiende af Grabación: 1988 Chicago. Productor: Michael
hombre individual o al individuo como animal Haas. Ingeniero: Stanley Goodall. 6S'O4.
perplejo que oye las voces atribuidas a Dios BEETHOVEN: 33 Variaciones en Do mayor
por la Escritura. sobre un temo de vals de Antón Diabeí'i. Paul Sadura-Skoda apuesta, en su
Op.120. Alfred Brendd, piano. C D 426 232- integral de las sonatas para piano
Münchmger señala, pues, un modelo, si no 2. C o m p a c t o D D D . PHILIPS. D u r a c i ó n : de Beethoven (Astree), por una
opuesto, opcional, a la grave herencia de pre- 52'36". Grabación: Londres, noviembre 1988. apasionante escucha; la lucha de un composi-
guerra. Exalta lo que 8ach tiene de barroco, es Ingeniero de sonido: Volker Straus. tor y de un intérprete con la matena sonora.
decir de teatral y gesticulonle. Examínese, por Es esta lucha (o este deseo) la que poco a
ejemplo, el doble enfoque del coro en las dos El trabajo sobre las Variaciones poco modifica la naturaleza misma del sonido,
Pasiones: en la Según Son Moteo es una masa Diabelli corresponde casi exacta- y por consiguiente la factura instrumental. En el
de espectadores que reaccionan y comentan la mente al periodo en que adquinó voluntarismo creador de Beethoven (y a través
acción principal; en la Según Son Juan, es prota- cuerpo la Noveno Sinfonía, cosa digna de resal- de Badura-Skoda) aparecen unas fascinantes
gonista- tar pues dos movimientos de ésta adoptan la playas de duda, unas preguntas eternas.
La tarea del director destaca por la diafani- forma variación. Sin embargo aquí terminan las Ningún director hasta hoy aparece haberse
dad de planos, la especulación tlmbrica, la dis- semejanzas y cualquier comparación parece interesado por esta proposición interpretativa,
tancia interpretativa, el fraseo cuidadísimo, la fuera de lugar. En el Adagio-Andante de la salvo tal vez en la Octavo que Norrington
alternancia de climas sonoros densos y livianos: Sinjbnfo por ejemplo, el material es de notable (EMI) y H o g w o o d (L'Oiseau Lyre) tratan
de nuevo el barroco, esta vez como espectá- calidad por lo que no hay necesidad de some- como un estudio de timbres. El Menuetto, por
culo. terlo a drásticas metamorfosis, bastando un ejemplo, lelacionado con el Finale: el murmullo
Afortunadamente, estas versiones cuentan proceso de ornamentación. Por el contrario, el agitado produce, según la bella expresión de
con un equipo de cantantes estable, que asimi- tema de Diabelli es tan insignif cante, tnllado y David jones, inciertas respuestas, preparando
lan las propuestas del director y las sirven con vulgar que se hace preciso abandonarlo inme- (sorpresa coherente) la falsa nota (jbrtisma)
refinada solvencia vocal y musical. No cabe diatamente, lo que se lleva a cabo ya en la
Las repeticiones también participan en la
destacar a ninguno, aunque hay metaies tan impetuosa y algo petulante marcha de la varia-
creación de este clima de incertidumbre o de
notables como Wur>deriich y Hoffgen. Esto va ción 1, que supera de golpe el pequeño
reflexión. Reescuchar una sección de la
dicho en su elogio, pues demuestra hasta qué mundo al que apuntaba el vals. El resultado
S/nfonío y escuchar dos veces la misma sección
punto han servido al maestro de Eisenach final pone en tela de juicio el principio mismo
son dos cosas absolutamente diferentes.
como un conjunto y no como un suma. de la variación. Mas que variaciones se suce-
den organismos infinitamente diversos que tie- Soto no efectúa todas las repeticiones (en la
nen en el fondo de sus estructuras un punto Séptimo); asegura el discurso, la orquesta es
B.M. común, pero muy leve, que los une; apenas perfecta tanto en conjunto como en detalle.
algunos de los elementos de índole rftmica y Director y orquesta tienen un evidente gozo
melódica que encierra el tema. en tocar estas obras, y nos invitan, generosa-
B A C H . Transcripciones para orquesta de mente, a participar. N o seré el último en
o b r a para órgano (arreglos de Stokowiki): Brendel toma nota con bastante atención aplaudir.
Tócenla y fugo en Re menor: Preludio en Mi de todo esto en su exploración de la topogra-
bemol menor, Canto espiritual (Libro de tontos
de Schemeí/i): Mein Jesu, Preludio coral: Todos
fía de la obra. Capta muy bien la ironía y hasta RE
la parodia que fluye de las variaciones 5, 21 y
creemos en un sofa Dios (Fuga gigante). Coral 22, la nobleza lúgubre sin excesos, que se des-
de la Cantata de Poscuo; Passacoglia y /üga en vanece como una marcha fúnebre de la 20. el
Do menor Orquesta Filarmónica Checa. BRAHMS: Los tres Sonólos poro «oJin y piano:
clima populachero de la 15 y la 19. la rustici-
Director Leopold Stokowski. No coman ni I. en Soí moyor. opus 78; 2 en La mayor, opus
dad de la 25. las evanescencias scherzantes de
productor ni ingeniero. DECCA Weekend 100; 3 en Re menor, opus 108 A r t h u r
la 2 y la 10. No menos afortunada es la traduc-
CUuics «1639-2. AAD. F* 1973. C: 1989. Grumiaux, violln; Gyorgy Sebok, piano. C D
ción del melancólico pero límpido catabile. sin
PHILIPS A D D 4 2 6 . 0 9 3 - 2 . Grabado en
44-HT falsos trascendentalismos, de las 29, 30 y 31,
Holanda, en 1975 (Op. 100 y 106) y 1976
las tres variaciones en menor, la última de ellas
Duraciones: 25'03'; 1 9 7 1 " : 20'54". Precio
En general, poco bueno se ha un lazo entre Bach y Chopm que se plasma
medio.
dicho en serio de las transcripcio- con nerviosidad pero con elegancia. No se
nes y arreglos orquestales en que disimula la agresividad de la 32. una fuga haen- Los dos Quíntelos con viola: I en Fo mayor,
tan político y v a r i o p i n t o fue Leopold deliana en el mi bemol heroico y al mismo opus 88; 2 en Sol moyor, ofjus 111. Miembro»
Stokowski. La verdad es que no cabe hablar óe tiempo se ironiza, exagerando la acentuación, del Octeto Filarmónico de Berlín; A, Malecek
injusticia critica. Pero igualmente cierto es que sobre el carácter de mirada retrospectiva y y F, Mezger, violines, K. Tsuchiya y D.
entre tanta morralla a veces se deslizaban evi- nostalgia de la 33. Todo un recorrido apasio- Gerhardt violas; P. Steiner, chelo. C D PHI-
dentes aciertos: muy estimables son. por ejem- nante en el que se van engarzando como LIPS A D D 426.094-2. Grabado en Berlín.
plo, sus reducciones a surtes orquestales de recuerdos una sene de cuadros poéticos a la 12/1970. Duraciones: 26'40" y 26'10". Precio
algunas óperas de Wagner. El compacto que manera de Schumann pero conservando, y medio.
nos ocupa está dedicado Integramente a Bach, este es un acabado ejemplo de la sensibilidad
pero constituye en si mismo una buena mues- de Brendel, importantes dosis de lucidez.
Con motivo del sesquicentenano
tra de la irregularidad a que nos n-fenmos. En
del nacimiento de Brahms. D G
efecto, las cinco primeras piezas resultan de un D.CC publicó una edición fonográfica

SCHERZO 57
DISCOS

completa de su obra. Philips, por su parte, con- Les transcribimos lo que sin duda serán las
memoró el evento con vanos álbumes, uno de catorce primeras pistas del CD: Surte n. I: I.
los cuales recopilaba la de cámara con versio- Canto primo (sostenuto e largamente). 2. I.
nes de valor muy desigual, que iban desde los Fuga (andante modérate), 3. II, Lamento
admirables Cuartetos para cuerda del Italiano (Lento rubato). 4. Canto secondo (sostenuto),
{que a gntos piden su reedición en CD) hasta 5. III, Serenata (allegretto: pizzicato). 6. IV,
los discretos JWos y Cuartetos con piano del Marcia (alia marcia moderato). 7, Canto terzo
Trio Beaux Arts. La casa holandesa reedita (sostenuto). 8. V, Bordone (moderato quasi
ahora otros dos excelentes registros de aquel reertativo), 9. VI. Moto perpetuo e canto quar-
álbum. Por una parte, la grabación de los to (presto). Su/te n. 2: 10. I. Declámate (largo).
Quintetos opus 88 y III es, aún hoy. la mejor I I . II. Fuga (andante), 12, III. Scherzo (allegro
realizada de estas dos partituras espléndidas y. molto). 13. IV, Andante lento, 14. V. Ciaccona
a tenor de su discografla más bien escasa, pro- (allegro). 16. Scherzo-pizzicato (allegretto). 17.
bablemente lo seguirá siendo por muchos ElegEa (lento). IB. Marcia (enérgico), 19. Moto
años. Los solistas de la Filarmónica de Berlín perpetuo (poco presto).
forman un p u p o técnica y estilísticamente per-
fecto que demuestra plena comprensión del Por lo demás, las interpretaciones no nece-
lenguaje brahmsiano. Otras versiones que sitan elogio, encomio, loa, apología, ditirambo
conozco de estas obras son infenores en lo o lisonjeo alguno. Son lo que son y no hay
musical (el Cuarteto Amadeus con Aronowrtz) color, es decir, se trata de referencias que
en DG es algo prosaico en los tiempos centra- normalmente protagonizadas por él mismo o nadie se ha atrevido a discutir con nuevos
les de la opus I ( I ) y en lo técnico (el al menos realizadas por otros muy de cerca. registros, como no sean intentos solitarios
Budapest con Trampler para CBS padece una Hace poco, en estas mismas páginas (número como el mencontable Concierto pora wolln de
grabación en exceso cercana a los instrumen- 39) nos referíamos a cuatro títulos dramáticos Nora Grumliková acompañada por la Sinfónica
tistas y los timOres resurtan acerados). suyos cuya reedición en CD saludábamos con de Praga que dingía Peter Maag, cara pnmera
júbilo. Se trataba de las óperas Billy Sudd. de un disco del sello checo Supraphon. edita-
AJbert Hemng y Curlew River, además del ballet do en España por Discophon (¿recuerdan
Por otro lado, las versiones de Grumiaux y E) príncipe de las pagodas, en álbumes que a
Sebok en las Sonatas para vtotln son admirables aquellos discos doraditos. económicos y mal
menudo completaban el minutaje con obras distribuidos?). No se trata, desde luego, de
de línea, de sonido y de perfección técnica, propias de la sala de conciertos. En esta nueva
aunque a veces resultan un poco distantes ponderar interpretaciones que no lo necesitan.
entrega de tres ejemplares en solitario se trata Se trata sólo de si el cunoso lector es proclive
(finales de opus 100 y 108) y, en suma, me de obras de ese tipo. No creo que sea muy
parecen menos conseguidas que las de a este repertorio, Si lo es. no tiene duda y la
inexacto considerar que el mejor Brrtten se da sola relación de ilustres intérpretes, capitane-
Katchen y Suk. que Decca ha publicado en CD en el teatro o en sus aledaños, entendiendo
aprecio medio de referencia (ver SCHERZO dados por el malogrado autor que muñó
por teatro ese único ballet y sus quince ópe- ahora hace catorce años y que era una de las
3 I). No obstante, también este CD de Philips ras, y considerando aledaños obras con ele-
es recomendable. Grabaciones plenamente personas más adorables que ha dado la música
mentos dramatizantes como son el v/ar del siglo XX, no hará sino convencerle. Si el
satisfactorias: claras, equilibradas y tfmbnca- Réquiem o algunas de las piezas objeto de
mente fieles. Textos de presentación en los repertorio no es de su agrado, no creo que
estos registros que ahora comentamos, como tengan nada que hacer los esfuerzos de
cuatro idiomas habituales, esparto! excluido la Contato mísencord/um y una obra simple- Richter. Rostropovich, Pears. Dieskau y quien
mente orquestal, la Sinfonía do Requ/em. El se tercie.
otro Britten, para ser sinceros, suele tener
HA.M. menos ínteres o se trata de un interés más
restringido. Así. y según nuestro leal saber y S.M.B.
entender, tiene menor interés la Celio
BFUTTEN: Concierto poro piano. Concierto para Symphony, en general, y tienen un interés res-
violín. Sviatcslav Rkhcer, piano. Mark tnngido las difíciles Suites para cello, de belleza
Lubotsky, violí" Engtish Chamber Orchestra, escondida y nada inmediata, moviéndose en BRUCKNER: Sinfonía n.4 'Romónüco' Royal
dír. por B. Britten. Prod. por Ray Mimhull. un ámbito sonoro de posibilidades escasas Concertgebouw A m i t e r d a m . Riccardo
Ingeniero: Kenneth Wllklnxon. Grabado en para el estro tan distinto de Britten. que nece- Chailly. CD D E C C A 425 613-2 D D D .
The Maltingí, Snape, julio y diciembre de sita más amplios dispositivos y suele rehuir la Grabación: 1986 Amsterdam. Productor:
1970. LONDON (Decca) 417 308-2 ADD música pura. Paul Myers. Ingeniero: Colin Moofoot. 66'I4.
Duración: 66'34'
N o vamos a incluir entre las piezas de Como Hartzenbusch con su obra
BRITTEN: Ceflo Sympfiony. Sinfonía da menor interés sus juveniles Conciertos paro Los ornantes de Teruel. Bmckner
Réquiem. Contato miserpcordium. M piano y wo/fa que en modo alguno lo son. Son no paró de retocar su Cuarta
Roitropovkhi cello. Peter Pean, tenor. obras anteriores a sus intentos teatrales, piezas Sinfonía Mientras sólo están editadas la pnme-
Dietrich Fischer-Dielkau, barítono, (ambos que muestran la frescura de quien no busca, ra y la úrtima versión de ios amontes... dispo-
contante) pata la Cañota). Englljh Chamber sino que encuentra sus peculiares caminos, esa nemos de cuatro Cuartos Sinfonías "Ramónaca".
O. (Cello Sym.), New Philharmonia O. aventura fascinante del artista que desea ser él Para intentar definir estos cambios, o esta evo-
(Sinfonía), London Symphony O. and Choruj mismo. Nuestra ventaja consiste en saber lución de la escritura bnicknenana podríamos
(Cantata). Dir.: B. Britten. Prdo. de John quién es él «n realidad, y estas dos obras tem- decir que fue paralela a la de Hartzenbusch. o
Culshaw. lng«nierot: Gordon Parry (Cello pranas nos lo muestran por camino acertado. sea que la obra pierde poco a poco su carác-
Sym.) y Kenneth Wilkimon (las otras do*). Advirtamos que de las cinco obras dedicadas ter sombrío, su violencia.
Gribado en el Kingswiy Hall de Londres en por Bntten al violoncello, cuatro de ellas apa-
recen en estos discos. Sólo falta una. la Surte Hay que tener evidentemente estas
1963 y 1964. LONDON (Dacca) 425 100-2 Cuartos., he aquí pues una pequeña lista.
ADD Duración: 74'36" para violoncello solo de 1973. la tercera.
Desde luego, las cinco obras estaban dedica- La edición de 1874 o pnmirjvo fue interpre-
das y destinadas a Rostropovich. que las tada por pnmera vez en la historia hace algu-
BRITTEN: Surtes pora violoncello solo niims. I y defiende en esta ocasión, con orquesta (Celia nos años, en 1975. Existe una grabación de
2. Sonata pora violoncello y piano. Sympkony), con Brrtten al piano (Sonólo) o a este concierto dingido por Kurt Woss fuera de
M. Roitropovich, cello. B. Britten. piano. solas (ambas Suites). Advirtamos un curioso comercio, pero que se puede conseguir escri-
Prod. por John Mordler (suites) y And re w error de edición del disco reseñado en tercer biendo a: Liva. Brucknerhaus A-4010. Linz. La
Raebum (sonata). Ingenieros: Gordon Parry lugar, el de las Su/íes y la Sonata: dividido en 19 única otra versión es la de Eliahu Inbal (Tetdec,
(suttM) y Alan Reeve (xonau). Grabado en pistas, el libreto ignora cualquier referencia y dentro de una magnífica integral de versiones
The Mattings, Snape, julio de 1968 (miles) y carecemos por completo de puntos de refe- pnmrtivas),
• n el Kingiway Hall de Londres, julio de 1961 rencia En ninguna parte pone cuáles son los La Sinfonía fue revisada entre 1376 y 1880,
(sonata). movimientos en que se dividen las surtes. Por y publicada por Robert Haas. Jochum la grabó
lo tanto, nos vemos obligados a acudir al anti- (DG). y los entendidos (y los enamorados) de
Continúa la excelente racha de guo disco I_P de Decca SXL 6393. que incluía la obra recomiendan esta versión.
reprocesamiento de antiguas gra- ambas Surtes. En 1889 los |óvenes alumnos de Bruckner
baciones de Britten para Decca, retocaron & Sinfbnfa, supnmiendo y añidiendo

58 SCHERZO
DISCOS

Walcha ha pertenecido a una generación que


se apartó del órgano romántico, de Straube y
de Günther Ramin. redescubnendo una alter-

Bruckner según Haitink nativa en el órgano barroco, lo que supuso


una especial profundizaron de la polifonía de
Bach. El presente disco comprende las once
obras de Buxtehude que figuran en el Álbum
de 4 LP ARCHIV 2723OSS titulado Maestms
en Gramophone, noviembre de 1989}. La ver- del Órgano anteriores a Bach, en el que se
sión, efectivamente, es una de las dianas indis- incluían también composiciones de Lübeck.
cutibles de Haitink y, si bien se echa de menos Scheidt, Bruhns, Sweelinck. Tunder. Bohm y
un punto mas de ímpetu e intensidad en la Pachelbel.
coda final, la Sinfonía en manos de este maes-
tro es un modelo de construcción aderezada El instrumento utilizado, actualmente en
con el punto justo de efusividad. no cayendo Cappel. una pequeña localidad de la Baja
en la excesiva severidad (Jochum. DG) ni en la Sajonia, fue instalado allí en 1816. El órgano
opulencia orquestal como fin en si misma procedía de la iglesia conventual de San Juan
(Karajan, DG). Aquí asistimos a una lectura de Hamburgo y habla sido construido en
que fluye compacta, poderosa, lógica y natural, 1680. verosímilmente utilizando piezas de un
factores estos que la podrian emparentar con instrumento anterior, por A r p Schnitger
la sólida y granítica de Hans Knappertsbusch si (1648-1718): la primera mención al mismo se
Bemard Hartink no se decantase tanto por la contiene en un escrito de Johann Mattheson
letra y descuidase un tanto los aspectos espiri- de 1721.
tuales; de todas formas, su sentido de tas pro- Walcha adopta una registración sobria pero
gresiones, su hábil manejo de las dinámicas, su expresiva; los cambios de color y efectos están
BRUCKNER: Smfonh n° 5 en Si bemol mayor variedad y control rítmicos y su sensibilidad
Te Deum. K i r i u Mattila (sop.). Suianne en función de la apanción de nuevas ideas y asi
tlmbnca, son factores que unidos a una inter- la tlmbnca se subordina a la estructura, a la
Mentzer (maz.), Vinson Colé (ten.). Roben vención orquestal realmente espléndida hacen
Holl (bajo), Coro de la Radiodifusión Bávara. sustancia musical. Nada más apropiado para
de esta versión una de las más atractivas de la traducir el encanto de estas piezas en las que
O r q u e t u Filarmónica de Viena. D i r e c t o r historia de la fonografía. Añadamos también
B e i w d HahJnk. PHILIPS 422342-2, álbum de alternan las formas imitativas más o menos
que una partitura tan compleja tiene vericue- rigurosas con d slylus phontúsocus de los auda-
dos discos DDD. duraciones: SI'33' y 49'I2". tos psicológicos y expresivos en los que otros
Grabaciones: Viena, Grosser Muiikvereinsul, ces pasajes improvisatorios donde el virtuosis-
directores han calado más hondo: recordemos mo se hace inventiva y casi experimento.
marzo y diciembre de 1986. Producción: a Rudolf Kempe (Filarmónica de Munich. CBS).
Volker Straus. Ingenieros: Cees Heijkoop y Buena grabación y sonido excelente, la audi-
Hans Knappertsbusch (Filarmónica de Munich, ción resulta muy grata y puede ser atractiva
Willen van Leeuwen. movimiento Música-versión de 1894, revisión incluso para aquellos melómanos poco procli-
de que la anterior-), o Wilhelm FurtwSngler ves a la llamada época barroca, que se dan por
Cuando Bemard Hartink grabó su (Filarmónica de Berlín. DG). por no citar al satisfechos, por su prestigio cultural, con el
pnmera Quinla de Bruckner con la director que más se sumerge y que más incide legado bachiano. _ _ _
Orquesta del Concertgebouw de en la esencia musical del compositor austríaco:
Amsterdam, el célebre musicólogo y critico Sergiu Celibidache (recomendamos se hagan
inglés Derydí Cooke echaba las campanas al con el video de esta Quinta de Bruckner inter-
vuelo desde la revista Gramophone (junio de pretada la temporada pasada por el maestro
1972), diciendo que era la más lúcida y mejor
tocada de toda; las existentes. Ahora, con
ocasión de esta segunda versión el director
rumano a) frente de la Filarmónica de Munich).
En definitiva, la mejor alternativa entre las ver-
siones modernas en disco, complementada IV CURSO DE
holandés al frente de la Filarmónica de Viena,
la critica inglesa se Ka deshecho de nuevo en
elogios con esta lectura a la que no han duda-
además con una sólida y brillante ejecución del
Te Deum.
INTERPRETACIÓN
do en calificar como "the best played Boidíner
Fifth...' (ver comentario de Richard Osbome
LPA. DE MATARO
lo que pudieron o quisieron. Los eruditos con- dos a derecha e izquierda): la obra nace y se PIANO
denan esta edición, pero, y sin querer hacer de desarrolla tal como está escrita, a partir del Profesor: ALBERTO NIETO
abogado del diablo, hay que informar que silencio, se organiza alrededor de los vientos...
Bruckner autonzó la edición conocida como Klemperer sigue siempre los consejos de
Loewe. Para ser aún más preciso hay que aña- Bruckner "nicht schleppend* (no arrastrarse...).
VIOLONCELO
dir que el compositor no quiso firmarla (¡qué Chailly consigue jugar con las dos tendencias, Profesor: Frangís Monciero
lio!). Existe una interpretación extraordinana puede ir más lento (es el colmo) que Bohm en
de FurtwSngler (CD DG). el final, pero sin perder jamás el sentido de la CLARINETE
Leopold Nowak edrtó en 1953 el manuscn- estructura rftmica; o al contrario ir más rápido
to de 1886/88: o sea más o menos el de Viena que Klemperer en el tercer tiempo. Existe una Profesor: JOAN-ENRIC LLUNA
(o de Haas) con unas correcciones que hizo complicidad palpable, un entendimiento per-
Bruckner para Nueva York Riccardo Chailly fecto entre el Concertgebouw y su director, FLAUTA
hoy. como Karl Behm y Otto Ktemperer ayer, que consigue aliar la carne norteña con el
esqueleto sureño.
Profesor: JAIME MARTIN
escogió la edición Nowalt.
Karl Bühm (Filarmónica de Viena. Decca)
expresa en esta obra la quintaesencia de su P.£ MÚSICA DE CÁMARA
arte una única pulsación encadenada en un Profesor: ANGELA VILAGRA
larguísimo tiweiing; los tiempos, lentísimos, nos BUXTEHUDE: Obras para árgana. Helmut
permiten apreciar en todo su esplendor una Walcha, órgano. C D Sterco « 7 133-2.
cierta artesanía germánica. Para muchos críb- ARCHIV P R O D U K T I O N GALLERÍA. MATARO,
eos y eruditos, seria la versión de referencia. Duración: 73*11". Grabación: septiembre de DEL 19 AL 20 DE JULIO DE 1990
Otto Klemperer tiene una idea opuesta. En 1977. Iglesia St Petri und St P»uli de Cappd.
esta obra (como a menudo, y al contrario de Baja Sajonia. Ingeniera de sonido: Karl-
su reputación, escuchemos su 25 de Mozart) August Naegter. Para información y matriculas, dirigirse
es el más rápido de toda la discograflá. y lo antes del 13 de julio al Pal róñalo Munici-
extraordinario consiste en los momentos de pal de Cultura. Si. Josep, 9. Telefonos
Ahora que tan de moda se han 790 40 45/790 46 16. MATARO (Bar-
inmovilidad que consigue. Visión de arquitecto
puesto los instrumentos originales, celona) .
(es muy probable que los violines estén situa-
no viene mal recordar que

SCHERZO
DISCOS

C A T A L A N I : La Wally. Renata Tebaldi. sop. Porque esto parece ser así. cuando el pertenece a la rara especie de los objeté/islas, y
(Walli); Mario del Monaco, ten. (Hagenbach); super-ego inhibidor, censor, se ausenta emer- lo decimos así aunque no nos guste el término,
Piero CappucciHi, bar. (G el I ner); Justino Díaz, gen las sorpresas del subconsciente y la músi- pero es que carecemos de otro mejor. El apo-
bj. (Stromminger); Lydla Marimpietri, sop. ca, en el particular caso de Chaikovsk!, se geo del objetivismo fueron, en Haitink y su
(Walter). C o r o Lírico di Tormo. Orquesta encuentra a sí misma. Lo que ha llegado a ser Concertgebouw, determinadas integrales (o
Nacional de la Opera de Montacarlo. Dir.: ceremonia vuerve a ser juego. Y la operación parciales) en las que se ubicaba este
Fausto Cleva. Fecha de Grabación: 1969. 2 de interpretar deja de equivaler a envolver y Chaikovski que ahora nos ofrece Philips media-
C D DECCA 425 417-2. Duración: I24'3O". pasa a desenredar una malla profunda enreda- do, tras la fugaz aparición en sene moral de las
da y ebullidora. Reaparecen así el Berlioz feen- tres últimas sinfonías, lo más interesante del
Uno de los más ilustres admirado- tjue y el Schubert sísmico -el dd Quinteto en ciclo (interesante por el propio Chaikovski, y
res de Catalani y de.su Wally fue do- que corren p o r la vena Chaikovski. por ende, en esta implacable batuta de tan
el gran Arturo Toscanini, que bau- Reaparece su rococó irónico -asombroso el escasas contemplaciones). No desanimarnos
tizó a una de sus hijas con el nombre de la vals de estos caballeros de Montreal, inelegan- con esto, en nuestro humilde rincón, a que
protagonista. Realmente ésta es una obra agra- te, o elegante con sarcasmo-, Y desaparece el Philips pase a CD la integral Markevich. Al con-
decida para el director, que encuentra en ella vibrato en la Elegía y el canto de los cellos se trario, se tratarfa de un contraste no sólo enrv
una espléndida orquestación, quizá lo mejor de vuerve mate, deliberadamente, y los contracan- quecedor. sino también fascinante. Haitink, que
la obra; buena prueba de ello son los dos tos se quejan y lloran. Chaikovski rialprta de renuncia a facmamos. es de esos directores
interludios orquestales y la forma en que se nuevo. Y se agradece. que pone en evidencia, sin renunciar a la poten-
describe la escena del alud; para ello, y como cia, a la teatralidad, al sentido. A lo que si
Como se puede agradecer la ruptura de renuncia es -y estos tres Chaikovskt son una
ya hiciera Verdi en ftgotetto para semejantes
una pareja consabida: a Chaikovski no le acom- excelente prueba de ello- a la agitación de
circunstancias, uttli2a un coro interno simulan-
paña Dvorak esta vez. ano Suk, su discípulo y banderas, a la lágnma y a la identificación gra-
do el viento y una orquesta tan simple como
yerno, lo segundo por poco tiempo, en una tuita. No es cuestión, pues, de refenrse aquí a
efectiva. O t r o de los aspectos que se suelen
replica risueña, que destaca en lo sombrío de otros rivales como Mravinski, Rozhdestvenski o
Óestacar de esta Wally es su enorme riqueza
su obra tardo-romántica. La Serenata de Josef Svetlanov, que brillan sobre todo en las sinfo-
melódica, por nuestra parte creemos que no
Suk data de 1892 -la de Dvorak se remonta a nías finales y que. a fuer de compatriotas, se
es tan notorio, y que Catalani no alcanza salvo
1879 y la de Chaikovski es del 80-. El autor muestran menos distantes que Haitink en
en el aria Ebben ne andró fontana las efusiones
cuenta 18 años -ha nacido en el 74; el mismo estos hermosos esbozos a partir de los cuales
de Mascagni o Giordano. por ejemplo, y ni
año que Schbnberg-, Y la Serenólo merece, sin Chaikovski podría haber sido uno mas de los
muchísimo menos de Puco ni.
duda, ser recuperada de un segundo plano. Su unco, no sé si el sexto o el pnmero. Y es que
La versión que nos ocupa, si la memoria no coherencia temática, la profundidad de su hay palabras que no deben ser mencionadas
me falla, es la única disponible en estudio, así Adagio, la evocación de la dumko melancólica por quienes se dediquen a este constructivo
que bienvenida la reedición y enhorabuena a checa o las mutaciones tonales inéditas de su cometido que es la critica, y uno de ellos es el
Decca. La fecha de grabación es un poco tar- final son rasgos, entre otros, eminentes de una de la frialdad. Hartink no co-delinque, se limita
día para los protagonistas, y aunque ambos müsica veraz poco aireada y felizmente remo- a mirar la partitura sin pasión de Rusia eterna,
poseyeron instrumentos privilegiados, y algo vida por estos I Musici canadienses. y la mira desde la perspectiva de o t r o s
de ello quede, el tiempo no pasa en balde. Chaikovski, como los de sus obras dramáticas,
Tebatói. que tuvo una de las más bellas, y aca- JAA Piotr no b sabia, pero ahí estaba el auténtico
compositor. Esta primera parte de un díptico
riaciadoras voces de soprano que en el mundo
han sido, en esta Wally ha perdido buena parte es buena muestra de ello.
CHAIKOVSKI: Sinfonías núms. I, 2 y 3 (sol
de su terciopelo y esmalte y la voz suena un menor, op 13; do menor, op. I 7; re mayor, op.29).
p o c o seca y dura, tanto más cuanto m i s Concertgebouw Orchestra. Dir.; Bernard
vamos ascendiendo en el registro. D d Monaco Haitink. Grabadu en Airaterdam en octubre
sigue cantando con una voz impresionante y de 1979 (númi- I y ] ) y octubre de 1977
S.M.R
aunque los matices nunca fueron lo suyo, en (mjm. 2). No figuran nombres de producción
realidad cantaba bastante mejor de lo que e ingenieros. PHIUPS 420 751-2 2 C D A D D .
DEBUSSY: Images pora orquesto. Trois
algunos hoy pretenden; sus principales proble- Noctumes. Orquesta Sinfónica de Montreal.
mas vienen de la edad: la voz excesivamente Director Charles D u t o i t DECCA 425 502.2
abierta y la tesitura demasiado fcrante para un Q u é i m p o r t a que uno sienta D D D 6 0 ' i r . Grabación: Montreal 5/1988.
tenor heroico de cincuenta y cuatro años. especial predilección p o r dos Productor: Ray Minghull. Ingeniero: John
integróles chaikovskianas que aún Dunkerley.
Cappuccilli, con voz fresca, fácil, amplia y no están trasladadas al soporte CD. Se trata
contundente, sirve de sobra al insulso Gellner, de las firmadas por Markevicb (Philips) y
Encanta pero no encantamiento,
lo mismo que Justino Díaz, al que quizá cabría Rostropovich (EMI). Qué importa. La de
es el que suscitan estas sirenas de
pedirle un timbre más oscuro: ambos en mag- Haitink es una maravilla, por lo que ahora
Montreal: la belleza se da pero d
nffico estado vocal. intentaremos sugerir. Estas tres sinfonías
misterio está ausente. Y notemos que en esa
menores, claramente menores, no lo son en
Cleva. con su profesional idad y oficio habi- niebla musical, o música nebulosa, que es la
cuanto a interpretación por parte de esa
tuales, trata, y más o menos consigue, dar orquesta de Debussy. el juego de timbres ha
orquesta más o menos holandesa y ese direc-
cohesión a una obra a la que, al menos, le falta dejado de ser un accidente, más o menos feliz
t o r que sí lo es plenamente. Es la primera
parcialmente. y certero, para hacerse substancia y. por consi-
mitad de una integral grabada cuado la larga
guiente, asunto decisivo A casi un siglo de dis-
FLdeC historia de amor entre don Bernardo y la
tancia -el que corre- y desde la Pos-modemi-
orquesta de la ciudad de los canales (una de
dad, esta modernidad en la fuente todavía es
ellas, junto a Venecia. Brujas y alguna que no
CHAIKOVSKI: Serenata paro cuerdo en do interrogante y todavía promueve perplejidades.
me atrevo a nombrar) se encontraba -creo- en
mayor, opus 48. SUK: Serenóte poro cuerda en Eludiendo la crudité del clásico Ansermet
su plenitud. Es el momento de acometer
mi bemol mayor, opus ó. I Musici de Montreil. tanto como la lectura estructuro' -pos-serial- de
Mahler y Bruckner. Haitink aún espera para
Director: Yuli Turoviky. C H A N D O S 8659 Boluez -para crtar tan sólo a dos eminentes
grabar Beethoven: nadie podía saber entonces
D D D 6 4 ' M " . Grabación: Quebec 5-6/1988. intérpretes de Debussy-, Dutort nos introduce
que Beethoven sería la despedida, el bnllante
P r o d u c t o r c Ingeniero: Ralph Couzcns. en el tema, aún no cancelado -repito-, en clave
broche de aquella histona de amor que, como
Distribuido por Harmonía Mundi. rovehona. clave para la cual es maestro. Lo que
tcxjos los amores, tiene que terminar un día,
supone refinamiento sumo y apenas provoca-
pero que los amigos de la familia no nos resig-
ción -es verdad que la Modernidad, desde la
Karajan dijo una vez a un entrevis- namos a aceptar. En este Chaikovski naciona-
Pos-Modernidad, provoca apenas-. Es un
tador que todo el mundo le criti- lista, pnmerizo, verbal, intuitivo, premonrtono
Debussy habitado, pues, por un sinnúmero de
caba y acababa luego imitándole: de si mismo, a menudo inmaduro, siempre sin-
infantes difuntos. Tan remoto, en cierto modo,
el síndrome-Karajan ha visitado ciertamente cero hasta el exceso y con primicias de claro
como ellas. ¿Bello? Sin duda. ¿Terrible? En
medio mundo y. con el, la obsesión de la impudor, Haitink da una lección de ausencia
absoluto. Y ¿por qué -se me puede decir-
belleza formal, de la perfecta hechura. Su pre- de complicidades. ¡Se trata de esa fnoldod de
habría de serlo?
sencia privilegia el super-ego y magnifica al la que se ha acusado en ocasiones a Hartink?
Protesengotf. -ambos términos freudianos-: la No, sabemos por nuestra perspectiva (y toda
orquesta/instrumento es la prótesis del dios, en perspectiva es un privilegio) que don Bernardo
este caso.
JXA
60 SCHERZO
6,° CURSO DE
DIRECCIÓN CORAL
Castillo de La Mota
MEDINA DEL CAMPO
(Valladolid)
7 al 16 de Septiembre

Información:
Dirección General de Patrimonio
y Promoción Cultural.
Junta de Castilla y León.
47071-VALLADOLID

Didáctica y profesorado: Música coral contemporánea:


— Javi Busto Sagrado.
Interpretación: Etnomusicología y folklore:
— Alberto Blancafort París. — Miguel Manzano Alonso.
Técnica de Dirección: Trabajo coral con el niño:
— Mercedes Padilla Valencia. — Laurentino Sáenz de Buruaga
y escolanos de El Valle de los Caídos.
Análisis:
— Daniel S. Vega Cernuda. Despertar del cuerpo y expresión corporal:
— M.a Jesús Uranga Arandia.
Trabajo vocal individual y colectivo:
— Lynne Kurzeknabe. Seminarios complementarios.
Coordinación:
Concierto y Seminario coral: José M.a Morate Moyano
«ARS MUSICAE» (Pontevedra) Velardes, 7, 2° E - 47002 - Valladolid
Directora: Margarita Guerra Peinado. Tfno.: 6983) 29 41 14

Junta de ^ H M
Castilla y León
Consejería de Cultura y Bienestar Social
Dirección General de Patrimonio y Promoción Cultural
DISCOS

DVORAK: Los poemas sinfónicos completos DVORAK: Cuarteto de cuerda en fa mayor op cipios de 1984. Quienes admiramos y necesi-
eon la obertura mi patria. 2 CD. I °: Obertura 96 (Cuarteto Janacek). Quíntela de cuerda en tamos los discos, encontramos siempre alguna
Mi patria, op. 62; EJ Ondina op 107; la meco mi bemol mayor op 97 (Miembro* del Octeto explicación.
de oro, op. 109. 2°: Lo brujo del mediodía, op. de Viera). Cuarteto: prod. de Ray Minshull; En este caso es simple: el disco de los
108, la paloma siírestn?, op. 110; la canción del ingeniero: Kenneth WÜkmion; grabado en Emerson mide en el tiempo la distancia que
héroe, op. III. Orquesta Nacional Escocesa. los estudios Decca de W e s t Hampstead, separa un excelente Cuarteto (ayer) de un
D i r e c t o r Neeme Jarvi. C H A N D O S C H A N octubre de 1963. Quinteto: prod. de James Cuarteto único.
8798/9. D D D . 1989. ST\Am, 53'37". Mallinion; ingeniero: Tryggvi Tryggvaton; gra- ¿Apasionado lirismo de la obra de Debussy
bado en Viera, abrí) de 1971. DECCA ADRM o la seducción mágica de la obra de Ravel?. las
Nueva entrega de la integral de la 425 537-2 A D D . Duraciones: 25 1 06' y 33T2" grandes interpretaciones de las dos obras
música sinfónica universal que retp. entendidas como un díptico han pnvilegiado el
Járvi parece empeñado en grabar. pnmer clima (Italiano) o el segundo (Orlando).
¿Cuándo duerme este hombre? y lo bueno es La excelente serie A D R M de Ambas versiones están reeditadas en serie
que los resultados que logra, con formaciones DECCA viene reeditando en serie económica Philips- hay que escucharías para
de todas las categorías, tiene un muy aceptable económica antiguas y exquisitas esperar la versión del cuarteto Drolc que DG.
nivel de calidad media que en ocasiones raya grabaciones camerfsticas de considerable cali- no lo dudamos, se prepara para reeditar y en
en lo excelente. Asi sucede en esta ocasión. Si dad en lo interpretativo y en lo sonoro. En sene económica.
este es el colofón del ciclo sinfónico de este caso une dos registros de distinta época e
Dvorak a cargo de estos interpretes, hay que intérpretes unidos no sólo por el autor, sino P.E
decir que, como tantas veces ocurre, quizá lo por tratarse de sendas obras de cámara de la
me|Or del pastel haya sido la guinda que lo misma época, conocidas ambas con el sobre-
coronaba. Podrían citarse no pocos aspectos nombre de Americano. En efecto, el conocidísi- EYCHENNE: Réquiem, jaequeline Mayeur,
parciales en que directores del pasado o del mo Cuarteto Americano op. 96 y el menos mezzo. Coral Marc - Antoine Charpentier.
presente superan a jarvi. pero globalmente popular Quinieto Americano op. 97 se unen O r q u e s t a Sinfónica Pro A r t e de París.
esta es la mejor versión que de estas bellísimas aquí, por una lógica incontestable, a partir del Dirección: Daniel Som. Grabación: Mée-sur-
e injustamente relegadas paginas existe actual- registro del Cuarteto Janicek (cuando aún vivía Seine, junio 1969. Productor e ingeniero:
mente en el mercado: el claro fraseo huye del Jirí Travnicek) de aquel cuarteto y del escasa- Jean-Marc Laisné. VALOIS C D V 4626. D D D .
foldonsmo efectista; en ningún momento se mente grabado n.9 en re menor y del de los 56'30". Distribuido por Harmonía Mundi.
nos pnva de los adecuados contrastes dinámi- miembros del Octeto de Viena del Quintero
cos y rítmicos que permiten que la música op. 97 y el Sexteto para cuerda op. 4B.
nafre los acontecimientos, pero sin comento- El problema de la validez estética
nos sentimentales ajenos a la propia penpecia Esta versión del Cuarteto op. 9b constituye de una obra como el Réquiem de
(modélico es por ejemplo el comedido trata- una de las referencias de obra tan favorecida Marc Eychenne nos conduciría
miento del final de Lo meco de oro, de la que por las grabaciones, al menos relativamente posiblemente a un debate interminable. Lo
acertadamente se ha elegido la versión Inte- (ya declamos a propósito de la reedición de la cierto es que este músico de nuestros dias se
gra). Pulcra y profunda toma de sonido, aun- integral del Cuarteto de Praga que sólo esta muestra totalmente tradicional en la pieza.
que algo pastosa. agrupación se habla atrevido hasta ahora con Salvo momentos aislados, apuesta por la tona-
todos los cuartetos de Dvorak), junto con lidad. Su Réquiem está un poco en la linea del
otros compatriotas c o m o el Talich o el de Fauré. sobre todo por su dimensión linca,
ARM Smetana. además del de Praga, desde luego. de indudable capacidad seductora en el Pie
El ngor brahmsiano y la leve alegría danzan- jesu. Leves toques messianescos en instrumen-
te nacional hacen contrapunto, por una parte, tación son las avanzadillas de lenguaje hasta las
DVORAK: Concierto pora violln y orquesta er\ en un Lento emocionante y un Finale arrebata- que se permrte acceder Eychenne. El todo
la menor, opus 53. fio manee para violin y dor. Algo semejante sucede con la lectura del viene a resultar un tanto endeble: el tratamien-
orquesto en fe menor, opus I I. Carnaval: Quinteto op. 97, una de las mejores posibles t o del tema del Oies Iroe. dentro del Libera
Obertura, opus 92. Midori, violln. New York junto con la de |osef Suk como viola con el Me, con ecos berliozanos claros, es de un aca-
Phiihannonic. Director: Zubin Mehta. CBS Cuarteto Smetana. El elemento popular (ame- demicismo más bien estéril. La interpretación
MK 44923 DDD 53'I2". Grabación: N. Yori< ncano o no, que en eso es peligroso señalar subraya la parte más valiosa de la partitura su
I9S9. Productor e Ingeniero: Kevin P. fuentes) del Allegro inicial se contrapone a la lado melódico, sin caer en artificiosas moderni-
Boutott. magia sonora de un Larghetto cantabife neo en zaciones de un texto musical que no combate
tenso sosiego. Si a todo esto le unimos que H en ese frente. Desde luego, los medios pues-
Como sí el aire puro, y no otra resultado sonoro del reprocesado es magnífi- tos a disposición de Daniel Stim no son preci-
cuerda, tensa, rozara las cuerdas co, lleno de relieve y realismo, de verosimilitud samente extraordinarios, pero cumplen con
del violln, tal es la voz que la nina y cercanía, podremos concluir que nos encon- profesionalidad. Muy sinceras las intervencio-
Midon conjura en su pequefio violín. Es un tramos ante un disco muy recomendable. nes de Jaequeline Mayeur, que se entrega con
milagro, que. a diferencia de otros, se repite, calor y belleza de timbre en los solos de largo
contradiciendo su misma condición. No tene- aliento, como en ei Agnus Da.
mos la sensación de contacto, con el cierto
desgarro que al contacto es inherente: sucede,
más bien, una inmersión. Las cuerdas, inmersas EAtAt
en d aire que vibra, envueltas en el. vibran con
él. El Romonce en (a menor de Dvorak joven,
1877. derivado de un Cuarteto semiabandona- DEBUSSY. RAVEL: Cuorteio de cuerdos HAENDEL: Chandas Anrhems Vol 3. Patrizia
do, de 1873. Andante con moto en el onginal, Émenon String Quartet C D D G 427 320-2 Kwelb (soprano). James Bowmjn (contrate-
provee a Midon matena ideal para ese sobre- D D D . Grabación: 1984 en Nueva Y o r k . nor), lan Partridge (tenor), Mlehael George
natural modo de hacer. Productor e ingeniero: Max W i k o x , S3"O2". (bajo). The Sixteen C o r o y Orquesta. Dir;
Harry Christophert. C H A N D O S C D D D D
Su versión del Concierto - c o m o el de Quienes hemos admirado sin 0S05, 75'. Grabado en febrero de 1969. en la
Brahms, su modelo, sinfonía, más bien, con vio- reparos las interpretaciones por iglesia de San Judas en Londres. Distribuido
lln obligoao- no es menos bella. Y resplandece, este Cuarteto de las obras de por Harmonía Mundi.
sobre todo, por su fragancia, en el final satura- Beethoven, de Schubert, de Bartotc y reciente-
do de danzas autóctonas: el vrvo /ünont. con su mente de Mozart y de Haydn (Todos C D Sobre la tumba de Haendel reza
revuelto de medidas de dos y tres tiempos, y DG). ¡Cuidado,! en el juego (tan interesante el siguiente grabado de Boecio:
la lenta y melancólica dumko. Mehta y la como instructivo) de la escucha a ciegas, "Modelando la matena, crea estre-
Filarmónica neoyorkina completan el programa pocos podríamos reconocer la especificidad llas". Tal es la impresión que nos causan sus
con una Obertura de Comoval que a nadie sonora del Emerson en este Debussy-Ravel. numerosas obras, sobremanera si están exce-
amarga Y nada que añadir sobre la toma de No es que no esté espléndidamente tocado, lentemente interpretadas corno en el presente
sonido, porque "quien calla, otorga". sino que tal ve* no llegue al equilibrio absoluto registro.
(la viola) de sus grabaciones de los autores
La afinación del grupo inglés nos recuerda
mencionados. Mirando la fecha de grabación,
de inmediato los trabajos realizados por sus
JAA se lee 1986. pero en d libreto se ve otra: pnn-
compatriotas Gardiner y Hogwood.

62 SCHERZO
DISCOS

Una orquestación, con instrumentos origi- ner que aquellas personas, tanto los señores publicar un ciclo completo de estas caracterís-
nales o copias de los mismos, con esta tlmbn- como los músicos de la orquesta, no dudarían ticas. Mientras tanto nos llega este bello disco
ca peculiar unida a unos intérpretes de excep- ni por un momento quién debía ocupar la del MosaJ'ques como muestra de lo que puede
ción, entre los que destaca una Patnaa Kwella plaza vacante de Kopeí/meister. ¡Qué decir del hacerse partiendo de estos presupuestos, tas
angelical, convierten al presente registro en encanto, la gracia, el garbo y aun el humor sen- obras programadas son las últimas que compu-
una referencia para todos aquellos, entre los cillo y sano que doman a estos prodigios de so Haydn dentro del género, e incluso el
que me incluyo, que no concebimos otra agilidad mental y técnica! La escucha de estas Op.77, n.3 nos ha llegado tan sólo como un
visión del barroco cual el desarrollo en estos joyas, con sus alternancias de solos para el luci- fragmento de dos movimientos. Desde luego,
últimos años por agrupaciones de este tipo. miento individual y de tutb que ponen a prue- es casi innecesario insistir en la maestría formal
ba el empaste de las secciones, es recomenda- que denotan las páginas, en las que sale a la luz
Resulta curioso observar hasta qué punto
ble por psicológicamente saludable. A buen una experiencia cuartetlstica de varias décadas.
estas pequeñas agrupaciones que, en ocasio-
seguro que si llevaran la firma de Mozart, esta- Lo que si es interesante es citar la opinión de
nes no sobrepasan diez instrumentistas, son
rian casi permanentemente en los atriles de las Robbins Landon que ve en las obras la
capaces de exponer los temas con mas auda-
orquestas de todo el mundo. impronta del ejemplo beethoveniano. tanto
cia, mas agilidad, marcando más lo planos y las
por su plan tonal como por la melancolía de
voces. Aproximándonos más, en definitiva, a En cuanto a la interpretación, sólo cabe los tiempos lentos. Esta perspectrva habría bas-
estas obras que las pasadas orquestas sobredi- decir que, sin instrumentos de época ni ajus- tado a cualquier otro grupo para romantizar
mensionadas. tarse las partituras originales, está perfecta- sus ejecuciones. El cuarteto Mosaiques, al que
Excelentes obras, inmaculadamente ejecuta- mente a la altura del materia que aborda. se ha podido escuchar interpretando a Haydn
das. ¿Qué más pedir?. Magníficos los solistas y compacto el conjunto en conciertos en España opta por una visión
cuando se solicita su concurso, todos a las clásico. Sus lecturas son contenidas, mas no
J.F.G órdenes de una batuta versátil en matiTaciones asépticas. Con una preocupación constante
y acentos. Buen sonido, con un estudiado por la transparencia y la estructura, los músicos
equilibrio de planos sonoros. encuentran un tono expresivo muy apropiado.
H A Y D N : Sinfonías n° 6. en fie mayor ('la Se sirven muy poco del vibrato, que dosifican
mañana'); n'7, en Do mayor ("tí mediodía^, y A&M. con acierto. Su Op.77, n. I está lleno de vitali-
n° 18 en Sol mayor ('La tarde'). O r q u e i U dad, prestándosele una atención constante al
Phllhirmonia Hungarka. Director: A n u í H A Y D N : Cuartetos OP. 77. Cuarteto ritmo. La elegancia, la emotividad controlada
Dortti. No constan ni productor ni ingenie- M o n i q u e * . C D ASTREE E B799. D D D . (Andante) dominan en el Op.77, n.2.
ro. DECCA Weekend Claisici 421627-2. 62" 15". Grabación: Viana, marzo 1989.
AAD.P.: 1973. C:I989. 7175". Productor Michel Bernsteln, Ingenieros:
María y Michel Btrntteln. Diitribuido por
He aquí una magnifica oportunidad Harmonía Mundi. BMM.
para recuperar en CD las tres sin-
fonías de las partes del día en una Después de las integrales del
interpretación histórica por su valor, no por los Aeolian y el Tatrai - muy débil esta
instrumentos empleados, sin tener que recurrir - quedaba todavía un camino por
o espetar a una integral. Si, como parece casi transitar en la interpretación de los cuartetos
seguro, éstas fueron las obras de presentación de Haydn: la aproximación histórica.
de Haydn en casa de los Estertiazy, cabe supo- Precisamente Hungaroton parece decidida a

CÓRDOBA
cursos
o LEOBROUWER:
"INTERPRETACIÓN Y PRINCIPIOS DE
COMPOSICIÓN APLICADA A LA GUITARRA",
9 al 2 0 de Julio.
o J U A N MONTERO:
'•CURSO PRACTICO DE CONSTRUCCIÓN DE GUITARRA FLAMENCA
Y CLASICA CORDOBESA". 9 al 2 0 de Julio.
o H JORNADAS DE ESTUDIO SOBRE HISTORIA DE LA GUITARRA
Tema: "LA GUITARRA HOY". Intervienen: Antón García Abril,
Gabriel Estarellas, José Miguel Moreno, Sabas de Hoces, Luis Jambóu.
Coordina: Eusebio Riqja. 10 al 19 de Julio.
•f^- r a n AYUNTAMIEN Arca
Organizan:: Vpeatro DECORDOBA de Cultura
INFORMACIÓN: F.P.M. Gran Teatro
Avd*. Gran Capitán, 3 - 14008-CÓRDOBA (España)
Telf». (957) 480644 - 480237 - 486700
Teltfiz ( « 7 ) 487494

SCHERZO 63
DISCOS

H A Y D N : Concierto para violonctlla en do gama extraordinaria de posibilidades. El virtuo- especialista en Mozart tan competente como
mayor. Hob. W/b. I. CP.E. BACH: Concierto sismo es supremo en las Folies d'Espogne. pieza lo es Leopold Hager. y aunque a la orquesta
para víoloncelío en la mayor, Wp-172. BOC- de apariencia imposible que Savall explico con utilizada se le eche a faltar la agilidad y transpa-
CHERINI: Concierto para violoncillo en si total naturalidad. Les voix numaines. a su vez. rencia ideales de otras formaciones en las
bemol mayor. Man Haimovitz . voloncello. nos bnnda el extremo contrario del arte del cuerdas, y una mayor claridad "y bnllantez en
Engliih C h i m b a r O r c h e s t r a . D i r e c t o r : intérprete: el cuidado por la belleza de la las maderas, nos hallamos, en conjunto, ante
Andrew D a v i i . DEUTSCHE GRAMMOP- sonoridad, el reinamiento de la linea melódica. un digno ejemplo de que en Francia, en el
H O N 429 219-2 D D D 66*I2". Grabación: Una vez más. Marais por Savall resurta una campo de la interpretación musical, también
Londres 3/1989. Productor: Steven Paul. experiencia estética memorable. pueden hacerse las cosas bien lejos del mun-
Ingeniero: Gernot von SchuItzendorfF. dana' ruido parisién. Kantorow, que ha cuidado
también, idiomáticamente, de las cadencias, se
muestra como un violinista distinguido en el
La reunión, estilísticamente fraseo e impecable en la afinación: es obligado
homogénea, de tres muestras recordar su trabajo en el Menuetto galante y
significativas, escalonadas a una en el segundo Andante.
década de distancia, del arte del víoloncelío en MENDELSSOHN: Octeío. op. 20 BOCCHE-
el tercer cuarto del siglo dieciocho, es s todas RINI: Quinteto con cello, op. 37. n° 2 Academia
luces atractiva en principio. La impresión que de St Martin-i n-the-Fleldi. No constan ni JO.R.B.
se obtiene, sin embargo, de la escucha es productor ni ingeniero. DECCA Weekend
menos homogénea y tocada de algunas incertí- O a u i c ! 421637-2. AAD. P: 1968. C.:I9B9.
dumbres. SI "56". MOZART: Concierto poro dan'nete y orquesto
De indiscreta un tanto, por ejemplo, puede en Lo. KÓ22. Concierto pora fagot y orquesto
calificarse la versión que Matt Haimovitz fabn- H Gs cierto que la versión del en Si bemot K 191. Sonata para fagot y violón-
ca del recientemente descubierto y ya harto ! I Octeto de Mendelssorin que aquí cello en Si bemol, K 292. Kart Ueister (clarine-
popular Concierto en do de Haydn. La sobre- '_\ se recupera ha sido ampliamente te); Klaus Thunemann (fagot); Stephen Orton
carga de desgarro y un acentuado aire manziai superada por otras postenores, alguna de ellas (violoncillo). Academy of St. Martin in the
en el Modérate de cabeza desvirtúan la natu- debida a la msma Academia. Pero no se otada Fieldt. Director: Sir Neville Marriner. PHI-
ralidad, primera virtud del entonces Vice- que estamos ante una colección de dáseos de LIPS 422 390-2, D D D . Duración: ST47".
Kapetlmeister del Principe Estemázy. la interpretación y esta supuso en su día un Grabación: Londres, septiembre de 1988.
hito histórico de una importancia probable- Productor; Mike Bremner. Ingeniero: Onno
Mis en su salsa, en cambio, hállase ese hie-
mente irrepetible. De todos modos, esta for- Schoroe.
rro cuando tratamos con el Baeh de
Hamburgo, todavía en Berlín, cuyo Concierto, mación alcanzó sin duda mejores resultados en
disponible en tres parodias orginales -para 198Z con una ejecución al mismo tiempo más Magníficas, primorosas y límpidas
clave, para plauta y para violoncello: sírvase Vd. vibrante y más refinada. Por supuesto, ni versiones las ofrecidas aquí de los
mismo- preside un Largo con sordini. mesto. siquiera el hecho curioso de que aquí el tercer Conciertos paro dármete y fagot de
prefigurador de cierto Beethoven temprano y violin este a cargo de una jovencísima lona Mozart. Mamner, perfecto en las dinámicas,
convulso. Brown seria motivo suficiente para elegir este disecciona los planos sonoros con sabio btsturf
registro Como queda dicho, las razones para y diferencia admirablemente, con una
Si el Condeno de Emanuel Bach es un tercio ello deberían en cualquier caso ser otras.
de los disponibles, el de Boccherini. en si Academy en estado de gracia, todos los tim-
bemol, involucra -en el arregto decimonónico Pero esta grabación contiene ademas un bres previstos por el salzburgués. Y cuenta con
de Grützmacher, ai cual se debe- tres concier- bello Quinteto de Bocchenni que, al menos por la colaboración de dos importantes instrumen-
tos del maestro italo-espariol o. mejor, dos lo mhabrtual de su aparición en las estanterías tistas, el clarinetista Kari Leister. de bello soni-
conciertos y una sonata. En efecto: el delicioso de las tiendas de discos y en los programas de do, y el fagotista KJaus Thunemann. muy ajus-
y con razón popular Concierto es un postxhe. los recitales en vivo, aumenta el valor del con- tado en el vibrato y particularmente recio en
afortunado desde luego. Que Haimovrtz. por junto del disco. Por lo mismo, la interpreta- el registro grave, asi como excelente en la
tanto, lo entienda con talante de serenata, muy ción, sin dejar de poderse considerar un clási- cadencia del pnmer movimiento (compuesta
libre, y en la pose de sofet&imo se puede reci- co, goza en la actualidad de mayor vigencia por él mismo) del Condeno para fagot
bir de buen grado La English Chamoer colabo- que en el caso anterior. Destacan la etérea Se incluye también la Sonólo pora fogol y vio-
ra en todos lo casos, para hen o para menos gracilidad con que se expone el segundo movi- loncello K. 292. pieza en tres movimientos
bien. miento. Minuete y el descarriamiento que sin compuesta por Mozart en 1775 para el barón
efectismos se logra transmitir en el tercero. Thaddeus von Dümitz, aficionado a tocar el
fagot y destinatario también de los tres con-
/AA Grave. Gran calidad técnica, con sonido equili-
brado y sin soplos. ciertos para este instrumento compuestos por
nuestro músico de los cuales sólo ha llegado
hasta nosotros el crtado K. 191 Thunemann,
MARAIS: Pitos de viole. Secorvd Uvre, 1701. en muy buena forma también, cuenta aquí con
Jordi Savall, viola d i gamba; Afine ú i l l e t , A.B.M. el plausible sostén del cellista Stephen Orton.
clave; Hopkimon Smith. tiorba. ASTREE E
777a ADD. SmO". Grabación: iglesia rorru-
na de Saint-Lambert-dei-Boi*, Vil/1975. MOZART: Serenata en fie mayor K. 250.
Edición en C D : 1989. Producción: Mkh«l "Hoffner* Jean-Jacquei Kantorow (vioUn).
Bermteln. Ingeniero: Georgei Kiuelhoff, Orquesta de Auvernla. Director: Leopold
Distribuido por Harmonía Mundi. Hagcr. D E N O N digital compacto, C O - MOZART: Cuartetos poro flauta y cuentos en
73870. Duración: ST72" Gnbación: iglesia Re mayor )C 285, en Sol moyor. K 285a, en Do
Han sido ya vanas las ocasiones da b Sainte-Chapelie de Vle le Comte. mayo mayor K 285b y en La mayor K 298. Cuarteto
que hemos tenido de referimos de 1988. Productor: Yoihiharu Kawaguchi. para oboe y cuerdas en Fa mayor K. 370. Jean-
en términos elogiosos a las inter- Ingeniero: Peter Willemoés. Distribuido por Loui» Beaumadler (flauta): M k h e l 8enet
pretaciones de Mann Marais realizadas por Feryía. (oboe); Kenneth Slllito (violin): Taiso
Jordi Savall. En SCHERZO n.38. pags 56-S7 Adamopoulos (viob); Roland Rdoux (violón-
comparábamos de forma somera los estilos La Serenólo "Haffntr" no es única- cello). CALLIOPE CAL 9215, D D D .
dd gambista catalán y Wieland Kuijken, el otro mente una obra elegante con fines Duración: &B*24". Grabación: no consignada.
gran instrumentista en la especialidad de nues- utilitarios -fue encomendada a Productores: Jacques Le Calvé y Den» Le
tros días. Remitimos al lector al lugar indicado Mozart por Segmund HafTner II. miembro de Palee. Ingeniero: Igor Kirkwood. Distribuido
a fin de no reiterar conceptos. Centrándonos una ilustre familia salzburguesa, para los espon- por Harmonía Mundi.
ya en el disco que motiva estas lineas, es evi- sales de su hermana Mane Elizabeth, celebra-
dente que estamos ante un Savall en plenitud dos en 1776- sino una partitura extraordinana
de facultades. Pero no se trata únicamente de Siempre resulta interesante reno-
que recrea magistralmente los moldes de la var la discografla de los CuorteWS
un dominio instrumental arrollador, donde la sonata, y el rondó y el minué, asi como el
. cuestión técnica parece naber sido dejada muy poro pauta (1773-83) de Mozart
movimiento en estilo concertante, en este lástima que el solista que nos propone
atrás, sino ante todo un verdadero recrearse caso con violin solista.
en la producción del sonido, un sonido de una Calliope. Jean-Louis Beaumadier, haga gala
La presente versión está en manos de un constantemente de una emisión de sonido

64 SCHERZO
DISCOS

poco limpia, con excesivos calados. Y decimos MOZART: Réquiem en re menor K-626. Ingrid de Kuijken, que tiene a su favor, además, la
que es una lástima porque dicho sonido resul- Schmithüsen, iop.; Catfierine Patríasz, con.; veracidad de la toma en directo, nos revela el
ta a pesar de todo de especial envergadura, y Neil Mikre ten.; Matthias Hollé, ba|.; lado más sombrío de la partitura. Cuenta con
el fraseo y toda la parte estilística de su inter- Ne derla ni Kamerkoor. La Petlte Banda. excelentes prestaciones vocales, sobresaliendo
pretación son de evidente buen gusto. Director Sigiswald Kui|ken. ACCENT ACC el rocoso trabajo de Halle. Por su parte,
Además, el flautista está en general muy bien 68645 D. DDD (?) 54*02'. Grabación: con- David penitente tiene en común con el
acompasado, sobre texto por la redondez de cierto en d Auditorio de la Casa de la Radio, Réquiem la extraordinaria labor del coro, de
sonido que obtienen Sil lito, Adamopoulos y Bruselas, 6-X-I9B6. Producción: Acccnt, gran definición tímbnca, empaste perfecto e
Pidoux, aunque el primero de los tres no RTBF Y EBU. Ingeniero: Andrea* Glatt. intencionalidad máxima, incluso desde la
siempre se muestre afnado al máximo. Para Distribuida por Harmonía Mundi. manera de acometer la pronunciación, aquí
nosotros, siguen siendo versiones ejemplares muy clara. David es comprendida no como una
de estos Cuartetos -aún no publicadas en CD- pieza menor de Mozart, sino creyendo en ella
la de Michel Debost y el Tno á cordes trancáis
MOZART: Dovid penitente K-468. Ave Verum por primera vez en el disco. Kuijken nos coloca
{EMI, I J 063-10-269) y la fragmentana- sólo
Corpus K-6IB. Krisztina Lakí. *op.: Nicole delante de su teatralidad, muy en relación con
se incluyen los Cuorteios K 285 y K 298- de
Fallien, *op.; Hani-Peter Blochwiti, ten. el barroco, con su dimensión operística y de
Salvador Gratacós con miembros del Cuarteto
Nederlini Kamerkoor. L i Petite Bande. lucimiento vocal, con el decorativismo de algu-
Parrenin (Ensayo, ENY-1 I).
Director: Sigiswald Kui|ken. DEUTSCHE nos números y la sincera emoción de otros,
HARMONÍA MUNDI GD 77045. DDD, como el coro Se ntoi, punisomi También muy
Gracias a las mayores posibilidades del CD 50*55'. Grabación: Haarlem, 19-21/IV/1985. intensa la interpretación óel breve motete Ave
con respecto al disco negro en lo que atañe a Productor: Klaui L Neumann. Ingenieros: Venís Corpum que completa el registro.
la duración, ha sido posible incluir aquí al inte- Tliomas Gillia y Klaui L. Neumann.
resante Cuoiteto pora oboe K. 370, compuesto Distribuido por Ariola.
por Mozart en Munich en 1781 con destino al E.M.M.
oboísta Friedrich Ramm, amigo suyo. Con ello
hemos tenido ocasión de conocer las dotes de
Estos dos discos suponen incursio-
Michel Benet tañedor de su instrumento ai
nes bien distintas en la obra MOZART: Serenata en re, K. 320 Vosfíiom".
estilo típicamente francés, con templadísimo y
mozartiana: una nueva lectura del Morenos en re, K. 335 I y 2. C i m e n t í
grueso sonido mas hábilmente dosificado y
archigrabado Réquiem y una consideración, por Academia dei Moiarteumi Salzburg.
notable elegancia en el canto. El trio de cuer-
una vez madura, del semioívidabo David peni- Director: Sándor Vegh. PHILIPS 122 4I3-2
das rinde de m o d o similar que en los'
lente. Ninguna de las dos interpretaciones es DDD S3'5Í". Grabación: Salzburg 11/1988.
Cuartetos pora flauta
ociosa, proporcionándonos dos mundos del Productor: Martha de Francisco. Ingeniero:
compositor bien diferenciados. Por un lado, el Ko Wrterveen.
Réquiem ha sido entendido - sin ir contra su
JoR.B. estilo - como una compungida y solemne cele- MOZART: Conciertos pora piano n. 18 en si
bración, una auténtica misa mortuoria, que bemol. < 456. y n.19 en fa, K 459. Mtouko
nada tiene que ver con las transparencias y Uchlda, plano. Engliih Chamber Orchestra.
mas de Hogwood. En este sentido, la versión
Director Jeffrey Tate. PHILIPS 422 34B-2

XXI CURSO MANUEL DE FALLA


(25 de junio al 7 de julio)
1. CREACIÓN MUSICAL (Corrposkión): Manuel ENRI- Ibs alumnos que tengan las condiciones necesarias para
QUEZ y LEO 8ROUWER. Conversaciones con Gyoray solicitarlo.
UGFTI. Se harón análisis musicales de las obras de profe- 4. GUITARRA: Leo BROUWER. Profesor ayudante:
sores y alumnos. Eugenio TOBAUNA. Tratará preferentemente ta Músico pa-
2. INTERPRETACIÓN DE LA MÚSICA CONTEMPO- ra guitarro del siglo XX.
RÁNEA: Jesús VILLA ROJO y Manuel ENRIQUEZ. De- 5. VIOLIN: Mkhael THOMAS e Ion BELTON. Técnica
dicado a intérpretes de cualquier instrumento y a y repertorio violinístico del Barroco ol siglo XIX, con espe-
compositores instrumentistas. «Criterios ¡nstrumentales; re- cial detenimiento en el Romanticismo.
novación del mundo sonoro; Grafías musicales; aleatorie- 6. VIOLA: Paul CASSIDY. Curso de las mismas carac-
dad; Improvisación», etc. Se interpretarán obras de los terísticas del anterior.
alumnos de la dase de Composición. 7. VIOLONCHELO: Jocquetne THOMAS. Curso de las
3. INVESTIGACIÓN MUSICAL (Musicología): «La Mú- mismas características del anterior.
sica en d Barroco». Análisis de los obras más representa- 8. PIANO: MÚSICA ESPAÑOLA E HISPANOAMERI-
tivos del Barroco. Francisco BONASTRE, Beatriz CANA; Guíeme) GONZÁLEZ. Criterios interpretativos de
MARTÍNEZ DEL FRESNO, Alberto BLANCAFORT (Prác- la música española e hispanoamericana para piano, lo es-
tica de la Música \focal del Barroco}. Este Curso tendrá peñol en la música extranjera para piano.
un valor de cuatro Créditos de Tercer Ocio del Programa 9. LUTERIA: José Angle CHACÓN. Construcdón, man-
de Doctorado de lo Universidad de Granada para oque- tenimiento y restauracitxi de guitarra e instrumentos de arca

Información:
" Seminarios de Interpretación, Composición, Música del Barroco, Luterio y Música de Cámara dirigidos a lodos los
alumnos participantes en los diversos cursos.
El precio de matrícula de cada curso es de 20.000 ptas. alumnos octivos y 15.000 alumnos oyentes. Hay previsto
un número limitado de Becas.

El ptazo de presentación de solicitudes quedará cerrado el 35 de ¡unió próximo y el 9 de junio para quienes soliciten
beca. Información: «Curso Manuel de Fallo; Apto, de Correos 1129; 18080 Granada», tfros. (958) 26 74 42/47.

SCHERZO 6}
DISCOS

DDD S6'30". Grabación: Londres. 5/1988. hsbrtual. seria, limpia y distante. Barbirolli. al PUCCINI: Crisantemi. Tres minuetos. DONI-
Productor Wilhelrti Hollweg. Ingeniero!: contrano se compromete mas con la partitura, ZETTI: Cuarteto para cuerdas nüm. 9 en Re
Erdo Groot y Roger de Schot. empeñándose en alargar tiempos y periodos menor. VERDI: Cuarteio para cuerdod en Mi
hasta una especie de languidez, a menudo menor (Trinscripciones para orquesta de
El virtuosismo es la nota que molesta. En secciones (Looymosa. ^gnus Dei) cuerdad de Jean-Jacques Kantorow).
domina el Moza/t servido por la los resultados, aun discutibles, aparecen fasci- Orquesta de Auvernia. Director: Jean-
Camerata salzburguesa, donde nantes. El cuarteto vocal para Mozart es Jacques Kantorow. DENON digital compac-
concurren primeras espadas de la talla del homogéneo y experimentado. El elegido para to, CO-73871. Duración: S4'4I". Grabación:
oboista Heinz Holliger. Dos desenfadadas Verdi, uno de los mejores que la época podía Iglesia de Mirefleurs, mayo de 1989.
marchas enmarcan la gran Serenóla, cu/o ofrecer y. como corresponde, muy operístico y Productor Yoshlharu Kawaguchí. Ingeniero:
Andante grasoso, de escritura concertante, se sonoro. Ambas realizaciones hacen un buen Peter Willemoés.. Distribuido por Ferysa.
presta con creces a los primores de estos pul- papel en la extensa lista de versiones de las
quérrimos intérpretes. Y el inefable Andantino dos geniales obras. Está aún por hacer en profundidad
que preside la Serenólo desde su quinto lugar un estudio de las inclinaciones
resplandece en toda su inmaculada belleza. La F.F. (ocasionales o no) cameristicas de
sonoridad es augusta: tanto que a veces no los grandes operistas italianos. Este compacto
parecen miembros camales los que se aplican vendría a proponernos en un.principio un
a producirla. Y es ese toque angélico -u» acercamiento a dicho tema, con el interés adi-
toque sin tacto-, de pulcritud no empanada, el cional de que en d caso de Donizetti y Puccini
que nos priva, o se arriesga a privamos, de la se trata de realizaciones de juventud, Pero
huella del necesario aliento. Creemos percibir MUSSORGSKI: Cuadros de una exposicún.
LISZT: Vais Meftsto número I, Funerales; dicho acercamiento se ve mediatizado por las
un paisaje tan nítidamente fotografiado, que la transen pe iones para orquesta de cuerdas efec-
belleza de la reproducción nos escamotea la Rapsodia húngara n° 12 BALAKIREV:
Islamey Julius Katchen, piano. CD mono tuadas por el propio Kantorow, con lo que la
belleza del asunto. Por eso. una segunda escu- fisonomía sonora y la transparencia ongmales
cha es imprescindible para acertar a oir. DECCA 415961-2. Grabado en los Estudios
Decca, Londres, en 1950 (Cuadros). I9S3 de las obras seleccionadas se pierdem en
(Val*, Funerales) y I9S4. Productores, John parte, con mayor razón por cuanto la
Siendo tantas y tan bien conocidas las her- Orquesta de Auvemia tampoco es una forma-
mosuras diversas que del piano mozartiano Culshaw y Pewr Andry (Rapsodia, lílamey).
Ingeniero de Sonido, Kenneth Wilkinson. ción ideal dentro de las de su genero. En el
cabe esperar, no vacilo al asegurar que la que caso concreto del Cuarteto de Vendi. aun admi-
halla y nos comunica Mitsuko Uchida es una Duración. 68'.
tiendo que éste se sintiera atraído por una ver-
hermosura, como acostumbran a decir nues- sión del mismo a cargo de una orquesta de
tros clásicos del stglo de oro. rara. El sentido Todavía duerme el sueño de los ochenta componentes ofrecida en Londres
de lo raro se ha enrarecido en estos tiempos. justos, a la espera de una reedición hacia 1877. es obligado reconocer lo mucho
Por eso, para predicarlo del hacer de esta en CD demorada inexplicable- que desfavorece una gran formación en movi-
intérprete escogida, ha de devolvérsele su ori- mente, la célebre integral de la músico para mientos como el Prestísimo. Y no emende-
ginal condición de perla escondida. La dulzura piano de Brahms que Julius Katchen completó mos cómo Denon ha podido proponemos
sin azúcar y la profundidad sin desgarro son entre 196-4 y 1966 (un anticipo en 1987 con esta adulteración cuando precisamente este
algunas de las metáforas que sugiere este las opus 24. 25 y 39 no tuvo continuación). mismo sello había publicado ya una versión
piano, cuya voz de madera sobreabunda a los Entre tanto, Decca publica grabaciones muy original y ejemplar de la obra, a cargo del
' impactos y que parece templado en el registro anteriores, de las primeras que realizó el pia- Nuovo Quartetto (ref. 33 CO-1029, DDD).
de la viola, un registro por cierto muy mozar- nista americano nacido en 1926 y fallecido en
tiano. Temo que la English Chamber, impeca- París a la edad de 42 años. Por descontado, se Y, en fn. tampoco la toma de sonido tiene
ble en el acuerdo formal, no sigue en todo y a trata de registros de gran interés, reveladores la calidad a la que el sello japonés nos tiene
todo lo largo el hilo secreto de ese registro. no sólo de la prodigiosa técnica, sino también acostumbrados. No hay una clandad suficiente:
Me lo sugiere, por ejemplo, el Andante un de la sorprendente madurez demostrada por los contomos aparecen desdibujados, como si
poco sostenuto del Decimoctavo Concierta -un Katchen en edad tan temprana, que ayudan a se hubiese puesto una cortina delante de ellos.
presagio de la cavatina L'bo perdutú. de la afligi- centrar su corta carrera fonográfica, de apenas Una lástima.
da Baftwnna-: con la entrada del piano, en teo- 20 anos.
ría menos preparado para esta suerte de roces
tiernos y alargados, percibimos una nueva Con diferencia, lo mejor de este CD es la
dimensión del canto: Hozart acaba de entrar. obra de Mussorgski. tocada con apabullante
Silencio. perfección pero, al tiempo, con excepcional
sensibilidad para su indiscente esentura pianís-
tica. Asombra la segundad, bnllantez e imagina-
JAA ción con que el |oven Katchen aborda esta
endemoniada partitura, demostrando, como
PURCELL: HaiP tmght Cecea (a), Wrio con
from ¡oy refrain? (b). Gillian Fiíher y Tessa
los grandes (con Richter y Berman en cabeza), Bonner (b) (sopranos), James Bowman (con-
que aun las mejores orquestaciones, como las tratenor), Rogers Covey-Crump y John Mark
MOZART: Réquiem en Re Menor. Sheíla de Ravel, son mnecesanas y traicionan el espín- Ainsley (tenores), Michael George y Simón
Anrotrong, sop.; Janet Baker, mez.; Nlcolai tu de los Cuadros. Resulta cunoso comparar Keenlyiide (») (bajos). Coro del New
Gedda, ten.; Dietricn Fi*cher-Die$kau, bar. esta veraón con las mas o menos coetáneas CoNege de Oxford (a) y The King's Coniort
Coro John Alldis. Orquesta de Cámara de Horowitz, ruso de nacimiento: Katchen, Director: Roben King. HYPERION CDA
I n f l e n . Director: Daniel Barenboim. que lo era sólo de origen, es mucho más 66349. Productor: Mark Brown. Ingeniero:
Grabación: Londres 1971. Productor: Suvi auténtico, al servir a la obra con amor y entre- Antony Howell. Grabación: 18-20 de enero
IU| Grubb. Ingeniero: Robert Gooch. ga entusiasta mientras Horowrtz parece usarla de 1989. DDD. Duración: 76'56". Distribuido
VERDI: Messo da Réquiem. Montserrat para lucir su portentosa técnica en un fatigoso por Harmonía Mundl.
Caballé, sop.; Jon Vickerj.ten.; Fio rema ejercicio de autocomplacencia.
Coiiotto, mez.; Ruggero Raimondi, bajo. Constituye este compacto la
Coro y Orquesta Nueva Filarmonía. Espléndida también la vacua obra de
Balakirev y de ínteres mucho menor las pági- segunda entrega de la grabación
Director: Sir John Barbirolii. Grabación: integral de las odas y canciones
Londres 1969-70. Productor R.K. Andenon. nas de Liszt, deslumbrantes en.su ejecución,
pero que Katchen reduce casi exclusivamente festivas de Purcell. veinticuatro en total, a
Ingeniero: Alien Stagg. EMI CZS 762892-1. cargo del Kmg's Consort para Hypenon. La
AJbum de 2 CD, ADD. Duraciones: 7T04" y a puro virtuosismo. Richter y Arrau, por ejem-
plo, han demostrado que bajo esta superficie pnmera de las dos composiciones aquí reuni-
7S'S6". das celebra el día de Santa Cecilia de 1692 y
existen, al menos en Funerales, otras dimensio-
Buena (dea la de reunir estas dos nes y contenidos. En todo caso, un CD brillan- es una de las más inspiradas y justamente
muestras de la misma de difuntos te y atractivo, de sonido muy aceptable, que famosas páginas del Orpheus Bntanmcus; la
aunque tanto clima como presu- merece la pena escuchar. Los comentarios segunda, cronológicamente la última de toda la
puestos difieran diametralmente. Como se aportan datos de interés sobre Katchen, pero sene, festeja el sexto cumpleaños (1695. año
diferencian las dos aproximaciones derectona- resultan algo anecdóticos. de fallecimiento del autor) del duque de
les a sus respectivas tareas. Barenboim no Gloucester, decimoctavo hijo de la que más
tarde había de ser reina Ana y el mas longevo
arriesga nada, da una lectura, como en él es RAM.
66 SCHERZO
p4

Armand-Louis Couperin
Symphonie & Qiutuof
puui deux daveons
W l l i l A M CHRISTIE - DAVID FUU£R

>• J

TROMPFTTE & ORCUE


Francis IHarrfy
J H r i Houbart
WEBER
pou' ciannotte|

CHANT GREGORIEN
DELLER CONSORT
ALFRED DELLER

^a mejor
calidad de grabación-
í'HM.A 19(12.*.''..'7 l CI)
ahora ai mejor precio

h a r m o n í a m u n d i i b é r i c a Avda. Pía del Vent. 24. 08970 SANT JOAN DESPÍ. Barcelona.
DÍSCOS

de ellos: llegó a vivir once amargos años mar-


cados por la enfermedad. Las obras de Purcell
con motivo de ocasiones como Éstas intenta-
ban provocar la exaltación y el entusiasmo
patrióticos en una nación inglesa continuamen- Una muestra de un Director escepcional
te sacudida por las empresas bélicas en el
extenor y preocupada por la difícil continuidad
dinástica de su trono. De modo mis o menos más grandes batutas técnicas y un músico que.
indirecto, a ambas circunstancias aluden res- en palabras de Harold C. Schoenberg (ver
pectivamente los dos textos aquí sólo presen- The Great Conobctors. pág. 335) "lo sabia todo".
tados en ingles. La precisión y la perfección se conjugaban en
Globalmente, esta versión carece de la exu- él a partes iguales. No fue uno de los directo-
berancia interpretativa requerida por el carác- res más queridos de su tiempo: irascible, impa-
ter de las obras. Si bien el coro resulta ágil y CHICAGO SVMPHONV - FRTTZ REINER ciente, rudo, sarcástico. era visto por muchos
transparente en el registro medio, el exceso de sus músicos como un sádico. Para sus cole-
óe reverberación (defecto que tambiin perju- gas era el director de los directores, un músico
dica a un conjunto instrumental que adolece de conocimiento y trasforvdo formidables, que
de un evidente exceso de pesantez) hace que podía hacer cualquier cosa con una orquesta.
la sonoodad pierda desgraciadamente estabili- Poseía una soberbia habilidad para clarificar la
dad en los extremos. Los solistas cumplen dis- más complicada partitura- Nikisch habla sido el
cretamente, con una apreciable falta de brillo creador de su estilo. El propio Reiner decía:
en su conjunto. A la falta de color de Covey- 'Fue él quien me dijo que no debía nunca
Crump se suma el hecho de que Aisley y mover mis brazos a) dingir, sino que tenia que
Bowman parecen tener cambiados los papeles utilizar mis ojos para dar claves' En otras pala-
en la Oda a Sanio Cecilio, sobre todo por lo bras, obtenía el máximo resultado musical con
forzado que llega el primero a las notas agu- el mínimo esfuerzo tísico. Estaba orgulloso de
das. En el lado positivo sólo cabría señalar la RAVEL- Rapsodia española. Pavono paro una su técnica; usaba una gran batuta con pequeña
aportación de la siempre espléndida Tessa infanta difunto. Valses nobles y sentimentales. batida, la más pequeña desde Richard Strauss,
Bonner Alborada del gracioso. DEBUSSY: Iberia. Su batuta se movía en pequeños arcos y los
Orquesta Sinfónica de Chicago. Director: músicos debían prestarle toda su atención,
A&M. Fritz Reiner. RCA Victor Gold Seil 60179, pues estos arcos contenían infinitos matices. Su
ADD. Duración: 67'38*. Grabaciones: personalidad recordaba a la de Toscamni;
Chicago, O r c h e i t r a Hall. 1956-1957. como este. Reiner era un autócrata y un dés-
PURCELL: Weicome ¡o all the pleasures. Productor: Richard Morir. Ingeniero: Lewii pota; no tenia compasión hacia los fallos
Funeral semences. Come ye sons of ort awoy. Layton. humanos, sólo esperaba perfección. Sus ojos
Funeral Music fór Queen Mory. EmUy v i n Evera, de halcón y su penetrante mirada podían para-
iop.; Timothy W i l j o n , contratenor; John lizar a cualquier músico perdido.
Mark AJnsley y Charles Daniels, ten.; David El responsable del departamento
Thomai, baj. Taverner Consort. Taverner de música clásica de RCA en Así es el protagonista de este disco, el
Choir. Tíverner Ptayert. Director Andrew España nos comunica el presu- encargado de dar vida a cuatro partituras de
Parrott. EMI CDC 74963S2. DDD. W W . puesto tercermundista de que dispone para Ravel y a una de Debussy que, en sus manos,
promocionar sus discos, de tal forma que só*o suenan precisas, flexibles, con un férreo con-
Como en muchos de sus otros nos ha hecho llegar uno de los anco que com- trol técnico y emocional que nunca se relaja.
registros, Parrott propone en este ponen el inicio de la fna fteiner Calleaban (lo Todo el material es manejado con seguridad,
compacto soluciones muy perso- mismo sucedió con las senes dedicadas a elegancia y estilo. Los ejemplos de maestría de
nales en sus interpretaciones de obras de Horowitz, Rubmstem, Gandes Voces o este director serian múltiples, por lo cual y
Purcell. Las opciones se basan en una lectura Günther Wand... En fin. menos mal que con para no aburrir al sufrido lector, sugerimos
propia de las fuentes y los documentos dispo- Jascha Heifeti y Arturo Toscanini han echado escuchar cualquier pasaje de la Iberia de
nibles. Son, desde luego, válidas para el estado la casa por la ventana y nos han enviado todas Debussy, a ser posible con partitura (obsérve-
actual de nuestros conocimientos, pero no las las grabaciones disponibles que, por cierto, se los resultados a las numerosas indicaciones
únicas. Asi. la elección de la afinación, distinta serán comentadas en próximos números de tales como "Assez animé, dans un rythme aler-
según las obras (la=39J, para las Odas. la=440. nuestra revista por Pedro Elias y José Luis te mais precis" o "en animant avec une grande
para la música fúnebre) no aparece suficiente- Pérez de Arteaga respectivamente). Declamos intensité dans l'expression"). En definitiva, ver-
mente argumentada en el libreto que acompa- que el inicio de la colección dedicada a Fritz siones con inmensa atención al detalle, sin per-
ña a la grabación. Por lo demás, no es éste el Reiner lo componen cinco compactos: Bartók. der por ello la concepción del todo. Grabación
solo punto en que el músico británico se apar- Prokofiev. Johann y José Strauss, Mahler y, final- muy clara, aunque en ocasiones determinados
ta de la tradición naciente de la interpretación mente, el que encabeza estas lineas. Los cinco instrumentos (por ejemplo, cuerdas en la
purcelliana con instrumentos históricos. Se son hftos discogrSficos y pueden dar una idea fiopsodio espertólo) suenen demasiado alejados.
aleja radicalmente de Gardiner. quien grabó un de lo que fue esta figura excepcional de la Esperamos que RCA española sea consciente
disto con programa muy parecido, que incluía dirección de orquesta. Recordémosla breve- de lo que tiene entre manos.
la oda Come, ye sons ofarl y la Funeral Music mente.
(Erato). Pues, bien, Pan-ott separa tres frag-
mentos como funeral sentences de una pieza Reiner estaba considerado como una de las LPA
que Gardiner presentaba de manera más uni-
taria. No es la única diferencia, ya que ambos
directores leen de forma diferente lo escrito y
ofrecen instrumentaciones diversas. La percu-
sión ha sido eliminada en I i versión que hace A. SCARLATTI: Stabat Mater y Salve Regino En la secular dinastía de los Síobot
Parrott de la Alorcho, resultando menos solem- (primera grabación mundial). Ensamble Mater -de Palestnna a Penderecki-,
ne y trágica que la de Gardiner. Mucho mis Gradiva. Veronique Dletschy. soprano. Alain el episodio que cubre el ocaso del
global es la visión de Parrott de las Odas. Muy Zaepffel, contratenor. ADDA 5BIO46 DOD Barroco y el alba de la época romántica, con
atractivo viene a ser el tono ligero con el que 60'4fl". Grabación: FVis 8/1988. Productor: los clasicos be por medio, luce una coherencia
se encara Weícome to olí che pleasures. Las André Poulain. Ingeniero: Yobnta Skura. genealógica singular. Sus hitos son Alessandro
aportaciones vocales no son de gran talla, aun- ROSS1NI: Stabat Mater. Helen Reíd, soprano; Scarlatti, Gianbattista Pergolese y Goacchino
que cumplen con eficacia. Destaca David Ddla jones -meso- soprano: Arthur Davtj, Rossini. Domenico Scarlatti, hijo de
Thomas por su robustez Un disco, en resu- tenor; Roderlck Garle, bajo. London Alessandro. se desvia no obstante de ese itine-
men, que añadir al debate sobre la interpreta- Symphony Choruj. City of London Sinfonia. rario, acaso por la adsenpción romano de su
ción de la música de Purcell. Director Richard Hickox. CHANDOS 8780 pieza, deliberadamente compuesta en estilo
D D D 59'10". Grabación: Londrej 5/1969. arcaico, esto es polifónico.
Productor Srlan Coufens. Ingeniero: Ralph
Couzenj. Distribuido por Harmonía Mundi. El Stoboi Aloter de Scarlatti padre, por el
LM.M. contrario, instaura un modelo de economía

68 SCHERZO
DISCOS

moderna que se adecúa a la modestia del saber en qué medida evolucionó el concepto ta de relevante interés precisamente porque
cliente, lejos de las pompas vaticanas: la napoli- de Montex desde aquella lejana velada de la incluye, en muy buenas interpretaciones, estos
tana Cofradía de Caballeras de la Virgen de tos última beiíe époque hasta la grabación de 1959 dos caminos fundamentales de la obra pianísti-
Dofores. La versión del Ensemble Gradiva que reedita Decca en un sonido brillante y una ca del gran compositor austríaco.
cuenta con las voces de Veronique Dietschy y interpretación imperecedera en su sentido, su En la Sonoro Op. 42 D 845, Dalberto acen-
Alain Zaepffel, óptimamente educadas para fuerza, sus matices, su lirismo, su sutieza. túa con acierto los parámetros casi orquestales
destilar hasta la última gota de aquella econo- Sospechamos que se trata de un punto de lle- en los que se mueve, asi como aquel tocor
mía admirable -en particular, el contratenor gada, no de una repetición de aciertos mante- poro uno mismo tan propio del Schubert pianis-
dota a su parte de una intimidad contenida nida durante cuarenta y siente anos. Las otras ta. A destacar el delicado juego mecánico con-
que a duras penas una mezzo acertarla a cuatro versiones que no han hecho palidecer seguido en el tema con variaciones del
observar. De ese modo, la quintaesencia paté- la de Monteux son las de Munch. Maazel, Andante poco moto y la gracia y el sentido del
tica de la composición se vierte sin derrame: Dutort y Boulez. Cito aposta en último lugar la humor extraídos del Scherzo. La Sonóla D
notabilísimos el Quis es( homo qui non fleret. de Boulez. Con Boulez estamos en o t r o 157 (inacabada: falta el cuarto movimiento)
entrecortado y cromatico, o el añoso magis- mundo Boulez no supera ni desmiente a tiene un mayor contenido melódico; en ella
tral, dramático. Foc ut portero Chnsti mortem. Munch o a Monteux, sino que habla otro idio- Dalberto se revela como el pianista buscador
Tales dos piezas bastan para augurar larga vida ma, se fija en otros aspectos, desarrolla un dis- de la simplicidad y -en el Menuetto: Allegro
al modelo. curso más sinfónico, más objetivo, menos vivace- de la brillantez. Ambas las halla total-
sugerente y mórbido, cuya fuerza se basa en mente.
La réplica proto-romántica de Rossini aco- una especie de implacable progreso formal
pia recursos mucho mas abundantes, pero en más que dramático que no por ello resurta Los Valses sentimenio'es (asi como el Vals
modo alguno subvierte la agógica del arqueti- frío, distante o débil. Boulez se sitúa aparte de D 978) son un excelente ejemplo de la sensi-
po scarlattiano. Dvorak, más cercano en el los otros cuatro, donde destaca el delicado y bilidad de Schubert por la pieza breve -brevísi-
tiempo, está mucho más lejos. A esa agógica sin embargo decidido discurso de Maazel. la ma: normalmente las aquí incluidas no superan
atiende con magnifica certidumbre Richard grandiosa dramaticidad de Munch (para algu- al minuto de duración- y Dalberto los vierte
Hickox, con la City of London Sinfonía, en una nos, la versión de referencia), la inesperada con igual sensibilidad. Lástima que sólo se
versión que ría de habérselas con rivales de capacidad de progresiones y matices de Dutort hayan incluido doce de los treinta y cuatro que
pnmerfsimo rango -Qulmi en estos meneste- (la única versión plenamente digital, lo que suman en total.
res es inolvidable-. Practicar la necesaria mise- beneficia especialmente los contrastes habitua-
en-scéne de la obra, sin abdicar, ni de su poí-
*ios popular, ni de su fervor para-litúrgico, es
les entre piano y forte de la partitura).
Curiosamente, tres de estas lecturas se fieras
JO.R.&.
un mérito contrastado. Por añadidura, es de son de Decca: Boulez la grabó para CBS y
justicia destacar el canto soberbio de Arthur Munch para RCA. Pero quien abnó el terreno
Davis, tenor dramático, cuyo timbre, at'pico en fonográfico fue Monteux, como le abrió el be SCHUBERT: Fontoslo en do moyor STRA-
estas lides, beneficia -opino- la densidad emo- la escena. Es un Dophnis prácticamente ideal, VINSKI: Dúo Concertante. PROKOFIEV:
cional de la partitura. recomendable, deslumbrante en sonido (la Sonata para vio'fri solo op. 115. RAVEL Sonata
concurrente época de Culshaw en Decca, con pdsíuma (1897). SATIE: Orases vues o drorte
Acida completa su monográfico de Scarlatti
sus inventos publicitarios sobre nuevos tipos el á gauche fsons lunettes)- MILHAUD: Le
con una primicia que nos certifica que su autor
de sonido que en realidad eran tan sólo graba- Printemps Gidon K r e m e r , vio Un. Elena
es aún deficientemente conocido e insuficien-
ciones estereofónicas muy cuidadas). Bashkirova, piano. PHILIPS. Grabado en
temente apreciado. Con los mismos modestos
Suiza, abril y mayo de I9B0.
efectivos del Stabat Mater, tres dúos lentos, un
ana reposada y dos movidas, vierten la vie|a Los tempi de la Rapsodia pueden chocar al
antífona mañana -de tradición aún más remo- compararse con otras grabaciones, pero Se trata de versiones virtuosas de
ta: recuérdese a Dunstable- al hilo de seis pie- Monteux nos convence mmediatemente de un repertorio para violln y piano
zas, cuyo punto álgido recorre las palabras in que ése es uno de los modos posibles con una (excepto la obra de Prokofiev. que
frac lacrymarxim valle a modo de sobrecogedo- gracia especial en estas danzas con las que es para violln solo) muy poco habitual o casi
ra marcha fúnebre. rinde Kavel homenaje a nuestro país, como en desconocido.
otras ocasiones. El disco concluye con una Grabado hace diez arios, este disco es una
Pa/ana tan lánguida y sugerente como era de muestra de los mejores momentos de Gidon
JAA esperar, obra linda y relativamente menor si se
compara con las anteriores. Como en otras
Kremer. con un fraseo impecable, una impre-
sionante capacidad de matiz, de crecimiento y
ocasiones, destacaremos la ventaja que supone adelgazamiento del sonido, de intensidad, y,
el acceso directo, por vía de pistas, a cada uno según se tercie, de lirismo o de distanciamien-
RAVEL Daphnis et Ch/oe (ballet completo).
de los doce números de Dophnis e Chloé. Un to (la Fantasía de Schubert como buen ejem-
Ropsodie Espagnole. Pavone paur une infante
disco generoso y magistral que merece el títu- plo de lo primero, el Oúo Concertante de
défunte. Coro de la Royal Opera House,
lo de histórico de que blasona con justicia la Stravinski como palmaria prueba de lo segun-
Covent Garden (Dphnis). London Symphony
carátula. do). Algunas de las obras aquí incluidas son
O r c h e s t r a . D i r e c t o r : Pierre Monteux.
auténticos descubnmientos, como la implaca-
Grabade el 27-28 de abril de 1959 (Daphnii)
ble Sonata para violln solo de Proltofiev o la
y el I 1-13 de diciembre de 1961 (reno).
Productores: John Culshaw (Daphnis) y Erik S.M.B. juvenil Sonólo de Maurice Ravel, que treinta
arlos antes de terminar su personallsima
Smith (resto). Ingeniero»: Alan Reeve y
Sonoro en so) moyor componía estos quince
Kenneth W i l k i n s o n , respectivamente.
minutos que sólo a veces recuerdan a Fauré y
DECCA ADRM 42S 956-2 Historia. A D D SCHUBERT: Sonotas paro piano en La menor; donde casi siempre está presente la sombra
Precio medio. Duración: 73'42". CD de G. Op Al DS45, y en Mi Mayor. D 157 34 Valses benéfica de César Franck, el Franck de las fra-
Kremer y E. Bashkirova. Es PHIUPS Música Senümemaíes, Op. 50 D 779 (Selección). Vol% ses amplias, intensas, lincas, taróorromanticas:
da Camera 426 387-2 CD A D D . en La Bemo' mayor D 978 Miehel Djlberto el recuerdo de la Sonoto de Franck n'y est
(piano). D E N O N digital compacto. C O - pour ríen. La obra de Sate amplia el humor de
Al margen de las diversar versio- 73787. Duración: 6271'. Grabación: Sala de su título con los de los tres breves movimien-
nes de las surtes orquestales del ChStonyre de Coneaux. febrero de 1989. tos en que se divide: Chora! hypocnte. Fugue a
ballet Dophms et CNoé (estrena- Productor: Yoshiharu Kawaguchi. Ingeniero: tatons, Fantaisie musculaire. Es una obra ya
do en 1912 por los Ballets Rusos, y sumido en Hiroshi Goto. Distribuido por Ferysa, lejana al periodo de Montmartre. estrictamen-
un cierto descuido por el escandalazo de unos te contemporánea de los TVois wjlses du pré-
meses después al estrenarse La sacre du prin- A excepción de la voz humana, óeux oegouté y de Awint-demiéres pensées, con
temps por la misma compañía), que no reco- el piano fue el instrumento con el un humor que en este caso es marca de
gen números dispersos, sino que son partes que más se identificó Schubert. En modernidad y de ausencia de pretensiones
concretas de la obra completa, hay al menos su producción para este instrumento, nos trascendentes. Es el mismo año (1914) de esta
cinco versiones ya históncas y de referencia de encontramos, por un lado, con la ambición e Primavera de Milhaud, una de sus tres prima-
esta magistral aportación para el teatro danza- inventiva de sus Sonólas y Fantasías; y por otro veras, la más breve, muy estimada nada menos
do. La pnmefa de todas ellas en el tiempo es lado con la brevedad y el smtetismo de los que por joseph Siigeti. que la grabó según
la Monteux, que fue quien la estrenó en el Impromptus, los Voíses y los Momentos parece en los afios veinte. En resumen, un delt-
Chátelet el 8 de junio de 1912. Es imposible Alusicotes. Y el compacto que nos ocupa resul-

SCHERZO 69
DISCOS I

cioso recital de música variada y rara (pero no


malsonante, no se asusten, simplemente poco
escuchada) donde es habitual la languidez y el
humor, cboqu'un á son tour. Ciclo Scriabin
SM.B. hacia el futuro, Una obra bella, a veces subli-
me, que en esta década que dejamos atrás no
se ha consolidado -como podríamos haber
esperado- en el gusto pleno de los repertonos
SCHUBERT: Sinfbnh número 9 en Do mayor, sinfónicos y muy poco más en los discografi-
D.944. SCHUMANN: Sinfonía número 4 en re cos.
menor, opus I20. Orquesta Sinfónica de Gustavo Le Pera lleva mas de sesenta años,
Londres. Director. Jo*ef Krlps. CD DECCA en la voz de Gardel, diciéndonos que veinte
A D D 425.957-2. Grabado en octubre de aflos no es nada. Menos aún lo son los nueve
1956 (Schumann) y mayo de 1958 en el desde los que evoco aquella entusiasta reseña.
Klngiway Hall. Londres, Productor, Jvnet Sigo pensando lo mismo, especialmente des-
W í l k e r . Ingeniero: Kenneth W i l k i n i o n . pués de haberla revisado seriamente a propó-
Duraciones: 49'23" (Schubert) y 26'04". sito de la lectura que de la Tercera f Poema
Divino") hizo Muti para EMI (SCHERZO n.36,
Oportunamente recuerda Decca p. 60): ante «el rtinerano sonoro del sinfonis-
la relación de Josef Knps (1902- mo de Scriabin -y sin poder hablar de sus
74) con la Sinfónica de Londres, hallazgos armónicos (el acorde místico, por
de la que fije titular entre 1950 y 1954. De tal ejemplo), de su socialismo humanitano, de sus
relación surgieron algunos registros memora- inclinaciones teosóficas. de su visionaria unión
bles como esta Novena de Schubert que, de los sonoro y lo visual (el caso de Prometeo),
SCR1ABIN: Sinfonías n. I (mi mayor, op. 2b), de su utópico festival de música, Mysterivm,
desde 1958. arto en que fue grabada, figuró n.2 (do menor, op. 29), n.3 (oo menor, op. 43,
como una de las mejores opciones discográii- gran confratemizaoón en el arte que la muerte
'Poema Divino). Poema del Eitasis, op. 54.
cas para esta obra, junto con las de Walter y Promeieo. "Poema del fuego', op. 60. Dorit le impidió llevar a efecto seria conveniente
Szell (CBS). FurtwSngler (DG). Barbirolli (EMI) SofFel. meao (Sinfonía n.l) y Fausto Tenzi. que quien se enfrentara al ciclo de Inbal lo
o Giulini (DG). Krips, nacido y formado en tenor (ídem.): Wolfgang Sacohowa, piano hiciera alternándolo con el de Svetlanov, aun
Viena. ofrece una versión perfectamente idio- (Prometeo): Frankfuter Kantorei (Sinfonía sabiendo que no es Svetlanov quien dirige
mática, muy animada, ligera de tempí y sin n.l y Prometeo). Orquesta Sinfónica de la Prometeo, sino Konstatm tvanov, en una suges-
repeticiones; clara de texturas y fraseada y Radio de Frankfurt. Dir.: Eliahu Inbal. tiva toma en vivo. Ambos son dos grandes
cantada con ternura, afecto y cuidadosa aten- Grabado en Frankfurt entre 1978 y 1979. Sin ciclos, cada uno a su manera (...) En la mitad
ción a los cambios de ambiente y humor pro- indicación de productor ni ingeniero. PHIUPS agonal incide Svetlanov en esa lucha (...) Para
vocados por las modulaciones schubertianas, C l m i c 420 785-2 3 CD ADD. InbaJ parecería un sublime pero individual sufn-
be riqueza inagotable. Este enfoque es plena- miento que se asume en la grandeza de la
mente válido aun al compararlo con el más soledad. En Inbal no hay tanta lucha como
severo, nervioso e incisivo de Szell. o con el En este ciclo sinfónico postehai-
kovskiano (y al decir ado nos refe- comprensión de lo temblé del propio destino.
reposado y prufunejo. mucho más germánico, Tal vez ambos sean dos aspectos del mismo
de FurtwSngler. Recordemos que seis artes nmos a las cinco obras aqui rese-
ñadas) se nos presenta un ámbito sonoro conflicto.' Visto con más perspectiva todavía,
atrás. Knps habla grabado ya una Noveno de Inbal trata de sumir el ciclo de Scnabm dentro
Schubert de igual o superior valor musical, con mds olió de determinada herencia romántica,
que podría haber constituido un precedente. de una especie de normalización. Se diría que
la Concertgebouw, también para Decca. No intentaba colocar a Scnabm junto a Mahler.
obstante, el sonido de este registro con la No creo legitimo aventurarse demasiado en
considerar estas cinco obras como una mues- acaso como preparación de ese ciclo mahlena-
Orquesta londinense, esteneofónico y de cali- no que vendría después, o al menos en una
dad superior, justifica la elección hecha. tra pura y simple de romanticismo tardío. El
ciclo orquestal de Scnabm no existiría sin un lógica semejante. No olvidemos que Mahler,
romanticismo llevado hasta determiandos hace veintitantos años, era un desconocido,
La Cuarto de Schumann, enfocada de modo aunque hoy nos resulte familiar. Un ciclo como
similar, resurta mis opinable (EurtwSngler no extremos (no precisamente formales, en este
caso, ni siquiera en lo que se refiere a reinven- el de Scriabin por Inbal es un éxito en cuanto
admite comparaciones aquí) aunque creo que a irrtegrar con una lógica concreta este reper-
es del todo valida: la perdida de densidad dra- aún o d/soluoon de la forma), pero no seria lo
que es sin esa situación de indefinido paso torio que hoy. unos cuantos años después
mática se compensa en buena medida con la (una década), sabemos no completamente
transparencia de sonondades y el debido ngor hacia un futuro que nadie puede prever (¡hay
quien prevea el futuro?). El ciclo se nutre de integrado. Pero con estos tres discos nos pre-
arquitectónico. En suma, un disco de gran guntamos por qué, y constatamos que no es
valor, como lo son las Sinfonías mozartianaí una ideología extramuskal. Hace diez años,
acaso sólo nueve, en las paginas de flitmo, salu- |usto. Es como si la deuda pendiente de la
por Knps que Philips está reeditando a precio salas de conciertos para con Scnabm siguiera
medio. dé este álbum cuando se trataba de cuatro
elepés. Hallaba allí de un Agón en la primera pendiente. Este bello álbum, reprocesado y
parte de la obra scnabiniana. de un £ros más o trasladado de soporte, parece hoy una especie
menos cósmico en la segunda. La Tercera de merecido desagravio.
RAM Sinfanlo era el gome entre ambas épocas-cate-
gorías. Megalomanía, y al mismo tiempo salto
SCHUMANN: fres romanzos pora oboe y S.M.B.
piano. Op. 94; Noche de 'uno, Op. 39 núm. 5.
KALIVODA: Pieza de sotón para oboe y piano,
Op. 228 PIXIS: Gran Sonóla poro oboe y
piano, Op 35. Paul Dombreeht, oboe. Jos van El bohemo Jan Václav (o |ohann Wenzel) En cuanto al alemán Johann Peter Pixis
Immerseel, piano. ACCENT ACC 78330 D, Kalivoda o Kalliwoda (1801 -1B66) fije compo- (1788-1874), pianista, acompañó frecuente-
digital compacto. Duración: 49'5". Grabación: sitor, director de orquesta y violinista célebre mente en giras de concierto a su hermano
Iglesia Protestante de Bruselas, abril de 1983. en toda Europa Desde IB22 dingió la orques- Fnedrich Wilhelm II (I765-IB42), violinista -y
Productores: Adelheid y Andreas Glatt. ta del Principe Fürstenberg en como tal discípulo y continuador de Viott y de
Ingeniero: no consignado. Distribuido por Donaueschingen, promoviendo la representa- su escuela- y director de orquesta. La Gmn
Harmonía Mundi. ción de las óperas más famosas de la época e Sonólo poro oboe y piano comparte característi-
invitando a solistas como los esposos cas similares con la obra de Kaíivoda. pero en
De verdadera rareza debe califi- Schumann y Uszt Su Piero de Salón paro oboe la Romanze central y sobre todo en el Rondo
carse el presente compacto, dedi- y piano es una agradable pagina de circunstan- se percibe una impronta más específicamente
cado al oboe romántico; tiene cias y de lucimiento, con una esentura para el rossiniana.
además la virtud de recuperar a dos composi- oboe de un melodismo cercano al Sel Canto y Las Tres ranonzos de Schumann. aun mos-
tores de segundo rango pero de indudable una parte pianística de acompañamiento con trando ciertos temas de evidente belleza, están
interés como lo son Kalivoda y Pixis. alguna expansión de corte chopiniano. concebidas muy en sentido dialogal, y es por

70 SCHERZO
Para la creación de la Orquesta Sinfónica de
Sevilla, se convocan las siguientes plazas:

Viola 12
Violoncello 11
Contrabajo 8
Flauta 3
Flauta / Flautín 1
Ohop 3
Oboe / Corno inglés 1

Clarinete / Qarinete bajo 1

Fagot / Contrafagot 1
Trompa 5
Trombón 3
Tuba
Percusión »••«******»****•*«•** • •> * • ^ E

Información y bases:
OKQUCSTA SINTÓNICA DE SEVILLA
Cerrajería, 10 2 u izqda. 41004 SEVILLA
Teléfono 95 456 15 36 Fax 95 456 18 88
DISCOS

lo tanto difícil encontrar una imbricación mis SPONTINI: La Ventóle (Selección). Renée relevante intervención del pnmer violin y la
profunda. Simple, breve e íntimamente came- Mazella, xop. (Julia ); Micheline Grancher, mediocndad (nuevamente) de las cuerdas en
ristica es Noche de Luna m u . (La Gran Vestale); Jean Mollien, ten, su conjunto deslucen un tanto el brillante
Paul Dombrecht es un oboísta de gruesa (Ucinio); Joieph Peyrorv, ten. (Cinna). Coro resultado final. Sobrecoge en particular la emo-
sonoridad al que quizá le falte una mayor RTF y Orquesta Radio Úrica, director Jean- ción con que se resuelven las transiciones
capacidad para dominarla, asi como una afina- Paul Kreder. LA CHANT DU MONDE LDC entre los diversos pasajes de la obra, pocas
ción más precisa, defecto éste que puede sin 278920. I CD, MONO. Duración: 86'36" veces abordada con tal uniformidad de modu-
duda achacarse al instrumento utilizado (un {Doble duración). Grabación pública el 9 de lación.
Tnebert de hacia 1850), Nada que objetar en mano de 1964, Parí*. Dinribuye: Harmonía En resumen: con este disco queda una vez
lo estilístico. D e m o d o similar, Jos van Mundi. más demostrado cómo para lograr cestos de
Immerseel es un pianista de calidad (en este pnmera (o casi), a un gran director ie bastan
caso, flexible en ei sustento sonoro) y un buen Procedente del archivo del mimbres de segunda.
acompañante, pero -valga la redundancia- el (a Instituto Nacional de la
nuestros oídos actuales) defectuoso instru-
mento de Erard que utiliza, fabricado en fecha
Comunicación francés, como tan- A.BM
tos otros interesantes registros ya publicados
similar al oboe de Triebert, no le acompaña. anteriormente, se incluyen en esta amplia
selección las partes más importantes de esta R. STRAUSS: lili Euíenspiegel. Sinfonía Alpina.
ópera spontiniana, que hace treinta aflos resu- O r q u e s t a de Cleveland. D i r . : V l a d i m i r
J0.R.B. citó Callas y luego tomó su revelo Gencer. las Ashkenazy. Producción: Andrew Cornall.
dos en contadas ocasiones. El cuarteto vocal Ingenieros: Simón Eadon y John Pellowe.
protagonista cuenta con exigencias bastante DECCA 425.112-2 D D D , Duración: 64149".
SIBELIUS; Sinfonías numere 5 en M i bemol considerables, no sólo por la extensión sino
mayor, Opus 82. y 7 en Do mayor, opus 105. por el contenido dramático de las partes. El Si bien no considero a Vladimir
Orquesta Filarmónica de Viena. Director, equipo reunido para esta ocasión es modesto Ashkenazy tan gran director de
Leonard Bernstein. C D DG 427647-2 D D D . pero ha trabajado la partitura. Aquí y allá, no orquesta como pianista, la inter-
Grabado en Viena, Konzerthaus. 9/1987 obstante, se manifiestan las carencias. Pero la pretación que hace del Till Euíenspiegel me
( o p u i 82) y en la Muiikveremiaal, 10/1988 publicación tiene un ínteres penfénco: es la parece buena tanto por la vivacidad del ritmo
(opus IOS). Duraciones: 35'34" y 24'54". única que está en el idioma original (francés) que emplea, como por el sentido tragicómico
del estreno de la ópera en 1807. que le impnme, Da la impresión de estar ante
Segunda entrega en el ciclo de un personaje que le interesa y al que trata con
Sinfonías de Sibelius que Bemstein cariño, ante una obra en la que intenta profun-
está llevando a cabo para DG. En F.F. dizar. No quiero con ello decir que la versión
el n ú m e r o 20 de S C H E R Z O comenté la sea genial, sino simplemente buena. Por lo que
extraordinaria -en toda la acepción del adjeti- R. STRAUSS: Muerte y tronsfiguración. 3 se refiere a la Sinfonía Alpina, obra que creo
vo- versión de la Segunda que lo inauguraba. Himnos op. 71. Metamorfosis. Felicity L o t t bastante más comprometida tanto por sus
Las Sinfonías 5 y 7 recogidas en este CD resul- (íoprano; Himnos) y la Orquesta Nacional dimensiones como por su carácter paisajista
tan más tradicionales, especialmente en lo que Escocesa. Director Neeme Jirvi. Productor: que hace inevitable la comparación entre la
atañe a los tempí que. si bien son moderados, Brian Couzeni. Ingeniero: Ralph C o m e n i . música que se escucha y lo que, siguiendo el
como es constumbre en el último Bemstein. Grabado en el Caird Hall de Dundee los d i » programa de la obra, debería sugerimos. Al no
no llegan a parecer morosos como ocurría en 16-IB de agosto de 1988 y el 13 de agosto ser la pura descripción el objeto del poema
la ocasión precedente. El concepto sigue sien- de 1989. C H A N D O S C H A N 8734. D D D . sinfónico, es muy diflcil que no llegue a decep-
do similar y plasmado en sonoridades impo- Duración: 71'29" Distribuido por Harmonía cionarnos. C o m p a r a n d o la versión de
nentes y pastosas pero claras, favorecidas por Mundi. Ashkenazy con la de Bohm con la
una toma sonora densa, un poco oscura de Sttaatskapelle de Dresde (SCHERZO. noviem-
más en la Séptimo. El t o n o del discurso es bre 1988), si bien en ésta el tiempo es algo
épico, de intensidad muy a menudo sobreco- Nueva entrega de la sene dedica- más lento (sólo dura un minuto y medio más)
gedora, y la construcción, perfectamente reali- da a Strauss por el prollfico no por eso resulta aquélla más digerible: es
zada y con miras de largo alcance, es compati- Neeme Jirví con Felicity Lott (en mucho menos efectista, pero a costa de resul-
ble con la atención a los menores detalles de las obras en que se requiere soprano) y la tar mucho menos poética y más pobre en
articulación y fraseo. Admira la tensión que Orquesta Nacional Escocesa, para Chanclos. matices, lo que hace que en conjunto, en su
Bemstein es capaz de crear, de relajar o acu- Considerada en su conjunto, la interpretación audición se aprecie enseguida lo pesada que
mular (Finale de la Quinto), en un alarde de raya a notable altura en este compacto técni- puede llegar a ser esta obra. La grabación de
capacidad rectora que bastarla para situarlo camente cercano a la perfección (profunda y este disco está realizada en 1988 y. técnica-
entre los grandísimos maestros actuales y precisa toma de sonido). mente, es excelente; tratándose de una
pasados. En las Metamorfosis logra JSrvi imponer a orquesta como la de Cleveland que tiene un
una sección de cuerdas más bien discreta en sonido claro y brillante, especialmente en el
La Quintó que Bemstein grabó en Nueva York sus posibilidades una interpretación muy per- metal, con la que Ashkenazy no tiene dificultad
en 1965. y que comentamos en SCHERZO sonal que hace recaer el acento en una pasión en resaltar los planos sonoros, este disco es
hace un par de años (CD económico CBS), ya más fogosa que fúnebre, m i s próxima al recomendable para los que gusta/i de disfrutar
era de referencia. Esta, muy supenor en lo téc- segundo acto del Tristón que al movimiento de las ampulosidades sonoras de Richard
nico y en su ejecución orquestal -es ocioso lento de la Heroica. Strauss, pero no más que otras grabaciones
ponderar la actuación de los filarmónicos de efectuadas por mejores directores.
Los injustamente semidesconocidos
Viena- se sitúa en cabeza de la discografía Para
Himnos op. 71. inmediatamente postenores (y
la Séptimo, que también es sobresaliente, con-
se nota) a La mujer sin sombro, reciben de Lott
cedo primacía a la que Lorin Maazel grabó
la que tal vez sea su peor intervención dentro
para Decca hace 20 anos con la misma ELAD.
de este ciclo de grabaciones.
orquesta: la versión, más incisiva, directa y uni-
taria, se ve favorecida por una toma sonora Su prestigio como brillante straussiana en
ejemplar, sin duda supenor a la de Semstem. otras lides (Arabella, Condesa en Copricdo) no
En esta admirable Sinfonía en Do mayor no debe por ello resentirse: muy probablemente R. STRAUSS: Uno sinfonía alpina, op. 64. Don
cabe olvidar las versiones de Beecham. el contrato firmado no le haya permrtdo eludir Juan, op 20. Orquesta Sinfónica de San
Kussevitzky, Rojdestvensky o Mravmski; la pri- el compromiso. En cualquier caso, carece de la Francisco. Director: Herbert Blomitedt.
mera de ellas se publicará en CD dentro de agilidad vocal para trasladar al oyente el virgor Productor: Andrew Cornall. Ingenieros:
poco. con que Strauss respondió musicalmente en James Lock y John Pellowe. Grabación:
estas melodías a la energía arrebatada de que Davies Symphony Hall, San Francisco, 31 de
En conjunto, un CD excepcional, prometedor Holderiin dotó a sus poemas. mayo-I de junio de I9SS. DDD DECCA
de un ciclo antológico. Comentarios en ale- La joya de este registro se guarda para el 421815-2. Duración 70*12"
mán, inglés, italiano y francés. Este último, fir- final. Nos encontramos en efecto ante una
mado por Harry Halbreich, es difícilmente Muerte y transfiguración deslumbrante, diame- La versión de los dos poemas sin-
mejorable. tralmente opuesta a la pesantez con que tan- fónicos de Strauss que en este
RAM. tas veces se presenta esta página. Sólo la poco compacto se nos ofrece se centra

72 SCHERZO
DISCOS

fundamentalmente en la atención al efecto. be este autor y por tanto de la historia de la VERDI: Falnaff. Geraint Ev»ns, bar. (Falstaff);
Este término nada tiene en principio de peyo- música universal. R o t x r t Merrill, bar. (Ford): Alfredo Kraus.
rativo si no es lo único que se persigue, cosa Por lo que a la Sinfonía alpino respecta, Ten. (Feotón); John Lanigan. ten. (Dr. C í i u j ) ;
que desgraciadamente es aquí el caso. La sínte- contamos con dos tipos de declaraciones del Piero de Palma, ten. (Bardolfo): Giovanni
sis entre la deslumbrante apariencia externa autor como comentario a esta obra: por una Foiani, bj, (Pídola); llva Ugabue, sop. (AJke);
consustancial a la manera de escribir de parte, dijo haberla compuesto con un fin M i r e l l i Freni, l o p . (Nannetca); Gíulíetta
Strauss y la profundización en el contenido puramente descriptivo, despreocupado y Simionato, mez. (Quickfy); Rasalind Elias, sop.
(intelectual y musical) de las obras constituirla devenido, "a la manera en que una vaca da (Meg). RCA Italiana Orchestra and C h o r u i .
el difícil ideal interpretativo. Asi. del Donjuán leche", tras el gran esfuerzo que le había Director Sir Geong Solo. I C D DECCA 417
sólo percibimos de entrada las brillantes fanfa- supuesto £1 caballero de la roso: por otra, 168-2. Fecha de grabación: 1963. Duración
rrias heroicas y aventureras iniciales o la dulzu- consta que privadamente la subtitulaba £ ' IIS'16-,
ra de la canción de amor (compases 232-306; Anticristo y que cuando se enfrentaba a ella
6'3O"-10'tM"); pero la fatta de contenido trági- desde el podio (existe documento sonoro Debemos felicitar a Decca por su
co convierte aquéllas en pompas vacías y hace acreditativo), prescindía de lo superficial para iniciativa de ofrecernos antiguas
empalagosos los momentos de ternura. Con ahondar en lo dionisiaco de la concepción de la grabaciones de su catálogo en las
estos antecedentes, la segunda parte (a partir naturaleza que había plasmado en la partitura. que, como en el caso presente, se unen un
del compás 314; minuto 10 de la grabación) D e nuevo la dualidad. Pues bien, si de alto valor artistisco y una espléndida toma
sencillamente no se entiende, parece no venir Blomstedt se ha dicho como virtud que deja sonora a un asequible precio medio.
a cuento. Falta realce en el tratamiento de los que cada una de las orquestas con que trabaja
que pudiéramos llamar motivos descriptivos exprese su decantada personalidad colectiva. Geraint Evans es demasiado consciente que
de la complqa psicología neurótica del perso- baste decir que aqul-el resultado (aceptable está desempeñando una parte cómica y esto
naje; por ejemplo, el de la relación sentimental cuando se t r a t a , por ejemplo, de la confiere a su concepción del espléndido per-
en la primera aventura amorosa (46-7; I '01"); Staatskapelle de Dresde con Strauss en los sonaje verdiano una excesiva truculencia en
el de la saciedad del protagonista (clarinete atriles) es una Sinfonía alpina la que, si bien no detrimento de la espontaneidad deseable para
cromáticamente descendente en los compases llega a quedar el desagradable regusto a Surte este simpático vividor fracasado: por otra
53 y 55; 16" y IB"): la insistente flauta de la de) Gran Cafan que alguna que otra vez senti- parte, este es un rol idiomático por antonoma-
segunda aventura (197-202; S'34"), que evoca mos con orquestas americanas inferiores a sia donde la intencionalidad y el saber decir
su primera tímida (en esta grabación sobre ésta, no faltan amaneramientos y exageracio- son piedras angulares, aquí es donde su acento
todo) apanción en el Flebile (4B-9: I'09"); etc. nes fuera de lugar véase, por no citar mas que inglés naufraga y se echa de menos a los gran-
Esto socava y hurta al oyente los fundamentos dos ejemplos del comienzo, la pesantez extre- des Taddei. Gobbi. o Stabile. Merrill es un aun-
del comportamiento del protagonista en la ma con que entran los violmes en el número 9 téntico lujazo como Ford: este baritono. pese
escena así llamada "del carnaval' (351-423; de la partitura (l'02*'del n° 3) o su arbitrario a sus limitaciones, contaba con una magnífica
11 '09"-12'40") y del desenlace de la peripecia, esforzando dos compases antes del 17 (I'03" voz auténticamente verdiana; amplia, broncí-
con la entrega del protagonista a la muerte. del n" 4). Estas cosas hacen que la duración nea y rotunda; probablemente, junto al joven
Tanto más grave es esto si se tiene en cuenta exceda en casi diez minutos la del propio Panerai, el mejor Ford llevado al disco. La
que la solución de continuidad con que el Strauss. joven pareía encamada por Kraus y la Freni es
autor enlazó las dos partes de la pieza pasa lo mejor de lo mejor, ambos con las voces
por ser una de las genialidades más conspicuas frescas, juveniles y espontáneas, tal y como
requieren sus personajes, por no entrar en

FUNDACIÓN
JACINTO E INOCENCIO GUERRERO

PREMIOS 1990
VI PREMIO INTERNACIONAL IV PREMIO III PREMIO
DE GUITARRA INTERNACIONAL DE CANTO INTERNACIONAL DE PIANO
S.A.R. LA INFANTA FUNDACIÓN GUERRERO FUNDACIÓN GUERRERO
DOÑA CRISTINA DOTADO CON 1991
DOTADO CON UN MILLÓN DE PESETAS Y DOTADO CON
UN MILLÓN DE PESETAS Y DOSCIENTAS CINCUENTA MIL UN MILLÓN DE PESETAS Y
UN SEGUNDO PREMIO PESETAS AL MEJOR
UN SEGUNDO PREMIO
DE QUINIENTAS MIL PESETAS INTERPRETE DE OBRAS
DE QUINIENTAS MIL PESETAS
derre de INSCRIPCIÓN: 9 de octubre de 1990 DE JACINTO GUERRERO
cierre de inscripción: 2 de octubre de 1991
cierre de INSCRIPCIÓN: I de octubre de 1990
SOLICITUDES DE BASES E INSCRIPCIONES: GRAN VIA, 78 • 28013 MADRID - TELEFONO 247 66 18

SCHERZO 73
DISCOS

consideraciones técnicas o estilísticas, aspectos vaciarla de estndencias agresivas, suavizando A D D y A A D . Duraciones ll'W; 73'SS":
en los que aún hoy siguen siendo paradigmáti- cualquier perfil que pudiese parecer demasia- 7 3 ' 5 8 ' Í 69'20 - ; 7 H 2 " ; 73TJ3'. Grabaciones
cos; como botón de muestra el ana Dal labro do anguloso. Luccon (1975-76): Pithivien (1976); Ginebra
il contó de la que la versión de Kraus es sólo Por este camino podría haberse llegado a (1972). Distribuido por Harmonía Mundi.
parangonable a la de Schipa. Simionato, aun- una amable opereta llena de números pegadi-
que no posee la socarronería y la ampulosidad zos, opción tan legítima como otra cualquiera. Bajo el título general del encabe-
de Barbieri. tiene una belleza vocal, una técnica Pero los responsables no han sido tan drásti- zamiento, la casa Calliope ha reu-
y una sutileza que colocan a su Quicttly entre cos, no se han atrevido a dar este paso con nido siete discos de contenido
las mejores. El resto del reparto bien, con todas sus consecuencias y aquejados de escrú- muy diverso tanto en obras como en autores.
especial mención a llva Ugabue que quizá ha pulos se han acordado de que la pieza funda- Este volumen segundo -desconozco el pnme-
merecido mayor fama de la que tiene. mentalmente fue concebida para actores capa- ro por no haber llegado a mis manos- no es,
ces también de cantar, que se defendían a en absoluto, una novedad discográfica. pues
Sota nos ofrece una gran unidad en una ver-
base de una especie de Sprechgesang.. De este los discos que lo integran aparecieron ya en su
sión muy matizada y enormemente vigorosa,
modo no acaban de renunciar totalmente a la m o m e n t o con carácter independiente.
muy en la linea del Don Corto que grabarla dos
cara plebeya y suburbial y dan entrada a voces Algunos de elfos -obras de César Franck y
artos después también para Decca; aunque
que no proceden de la prestigiosa escena de la Miso de Pentecostés de Messiaen- fiteron favo-
tlmbncamente esté más cuidada la que Karajan
ópera. Asi aparece Milva, eso sí. generosamen- rablemente comentados por mí en esta misma
grabara para EMI junto a Gobbi. es preferible
te arropada por medios técnicos. De este revista.
por calor y espontaneidad la versión en vivo
modo se quiere complacer a todos. El resulta-
del gran Víctor de Sabata. Por b que al prota- £1 álbum abarca los siglos XIX y XX. a tra-
do es un hfbndo algo desconcertante, que
gonista se refiere, quizá el mejor retrato del vés de los autores más representativos de la
recuerda a los discos de ciertos divos operísti-
mismo lo encontraremos en el registro que literatura organlstica francesa en esas dos cen-
cos que se han lanzado a grabar canciones al
para Cetra realizara en 1950 un espléndido turias, prestando una atención especial a las
alimón con estrellas del pop. empresas en las
Giuseppe Taddei. dos grandes (¡guras de César Franck y Olivier
que casi siempre han quedado bastante malpa-
radas. Messiaen. Cinco de los siete discos están
R.deC exclusivamente dedicados a estos dos autores.
Los dos restantes presentan obras proceden-
tes de muy diversa pluma (Boely, Lefébure-
D.CC Wély, Guilmant, Alain, Vieme, Toumemire y
un largo etcétera). El interés del álbum se
W E I L L La ópera de tres peniques. Rané Kollo decanta, de modo manifiesto, hacia Franck y
(Macheath); Mario Adorf (Peachum): Helga VARIOS: El libro de oro del órgano francés
Messiaen. no sólo por razones de espacio,
D e r n e s c h ( f r a u Peaehum); U t e Lemper (Volumen II), Organistas: André Isoir y Louii
como se acaba de indicar, sino también por la
(Polly); M i t a (Jenny); Woffgang Relchmann Thiry. CALUOPE 9921-7. Álbum de 7 discos.
( B r o w n ) : Suianne T r e m p e r ( L u c / ) ; Rolf
Byien <Auirufer). RÍAS Kammerchor y RÍAS
Berlín Sinfonietta. Director: John Maueeri.
C D 430 0 7 5 - 2 D D D . D u r a c i ó n : 73 1 S4'.
Grabación: RÍAS Berlín. Septiembre 1988.
Svetlanov dirije Wagner
Productor: M k h a d H t u . Ingeniero de soni-
exportación, y lo firma un tal Julián Haylock,
do: Stan Goodall.
qusen a veces sufre despistes y es un tanto pin-
toresco en sus comentarios.
El peligro de las orquestas rusas en este
Esta versión p r e t e n d e , según repertorio proviene de lecturas capnchosas
declaración de los promotores, (por ejemplo, la Filarmónica de Leningrado
descargar y liberar a Weill de la toca habitualmente el preludio del tercer acto
para ellos abrumadora presencia de Brecht Se de Lohengñn destacando el ostmato de la trom-
referen a este propósito a la grabación de peta por encima del tema de trombones) y de
1930 dirigida por Theo Mackeben, punto de la aí nación del metal. Con Svetlanov -que era
origen de una escuela interpretativa demasiado y sigue siendo uno de tos mejores directores
centrada en el texto con grave detrimento de orquesta rusos- se evita casi siempre lo pri-
para la música que quedaba, según creen, en mero, con la excepción que después diré;
muy segundo plano. Se trata pues de empezar pero el asunto de la afinación no tiene reme-
a olvidarse del Berlmer En semble y de sus dio, y así. a pesar del excelente fraseo de la
planteamientos comprometidos, potenciado el cuerda y del bello timbre de la madera, no
contenido musical sobre la base de independi- puede evitarse que el metal destaque en exce-
zarlo en la medida lo posible de un libreto que so y con sabor agrio en los t u t t i .
se aligera y en el que se mantienen los tres Conceptualmente, falta también un punto de
habituales de censura, por ejemplo uno de los comprensión de la gran variedad en la ideación
versos de la Balada de la obsesión sexual, 'por W A G N E R : Tannndux'. obertura lonengnn. y en el sonido de las distintas obras programa-
razones de espacio" preludios de los actos / y III. Tnstán e Isoldo. das, y asi. si casi todas las piezas se oyen con
preludto del acto I y Muerte de amor. La interés una por una, el conjunto da un resulta-
Desde estas premisas se explica el haber Walkyno, cabalgata. Sigfndo. Murmullos de la do algo fatigoso. Por ejemplo, la obertura de
dado entrada a cantantes de ópera, cosa que selva. Los maestros cantores de Nuremberg. 7onnhi3user deslumhra en la primera audición,
ya hizo Charles Adler en su grabación de los preludios de tos actos I y III. Orquesta Sinfónica con un (uñoso de la cuerda durante la segunda
50. Ya que puestos a pasar el Rubkón hubiese de la Academia de la URSS. D i r e c t o r : apanción del Himno de Venus enormemente
sido m q o r hacerlo con otros mimbres, pues Yevgeny Svetlinoy, C D MELODIYA. M C D expresivo, lo que parece prometer muchísimo.
los elegidos, Rene Kollo y Helga Demesch. no 183 A D D . Grabación del ano 1980. Duración Después, la impresión se hace más moderada.
se encuentran en un momento especialmente total: 71'S7". Queda referirse al punto caprichoso. En el
feliz de su carrera. Y por otra parte, ya en esta Son escasos los registros rusos preludio del tercer acto de Los maestros can-
linea, es lástima que en un fragmento como el con música de Wagner, aunque tores, el motivo coral del saludo a Lulero
aria de Lucy no se haya contado con una can- en la Unión Soviética jamás se recuerda, por el fraseo y el color de las trom-
tante dotada de los medios mínimos impres- pas, los cantos populares ante lo* iconos de
pronunció anatema contra este teutón quizá
cindibles para afrontar esta página satírica que, Lo Gran Pascua Rusa, una cunosidad más de
porque, en la historia musical de la Rusia eter-
con todo su carácter paródico, exige presta- este disco, en nada inútil, pero que hay que
na, figuran anotados con letras de ora los con-
ciones de rango operístico. Para colmo el escuchar no como introducción a Wagner.
ciertos que Wagner dirigió en San Petersburgo
acompañamiento pianlst>co de este fragmento, sino ya con cierto conocimiento de causa.
y en Moscú, en 1863 por el Correo sovrénco y
destinado a acentuar d sarcasmo se sustituye
reproducido ahora en el cuadernillo explicati-
con un insípido relleno orquestal elaborado
vo. Por cierto, éste está escrito exclusivamente
por el director Jorin Maucen. quien a lo largo
en inglés, pues el disco va destinado a la
de toda la partitura muestra una tendencia a A.FM

74 SCHERZO
"LA MÚSICA"
EN LA
Feria del Libro de Madrid

PARQUE DEL RETIRO


DEL
DE MAYO AL 10 DE JUNIO

BIOGRAFÍAS - UBROS TÉCNICOS


HISTORIAS - LIBROS ANALÍTICOS
ENCICLOPEDIAS - LIBROS SOBRE INSTRUMENTOS
CULTURA y APRECIACIÓN MUSICAL • PEDAGOGÍA MUSICAL
EQB - BUP - MÚSICA JOVEN
JAZZ-POP - ETC..

(ORGANIZAMOS SU BIBLIOTECA MUSICAL SEGÚN SU PRESUPUESTO O INTERÉS, CONSÚLTENOS)

PRECIOS ESPECIALES PARA LAS COMPRAS REALIZADAS EN FERIA.

CASETA
Número AL SERVICIO , K M ; DE LA MÚSICA

BMMI-IP1 mi*

Tata. MI 30 O* - MI 31 M - Ttlu mt*3 HEAM E


D/SCOSI

evidente calidad musical de su obra. Ambo; Carreras, aun en su mejores ción. Menos aún poner sonrisa de conejo
autores son un punto obligado de referencia momentos, como el de la fecha (conejo-erftico con sentido de culpa culturalis-
en la música francesa para órgano de los siglos de la presente grabación, siempre ta que de repente descubre un disco fressseo
XIX y XX, respectivamente. El segundo gran ha dado una de cal y otra de arena al oyente; y popppular...). Se trata de un recital de mis
grupo de autores y obras viene marcado, de un lado tenemos la voz bella y generosa en de una hora compuesto de arreglos para el
sobre todo, por el interés de la novedad. Se el centro y de otro la dificultad be la emisión, quinteto de referencia, interpretado como
trata de compositores muy poco conocidos, fundamentalmente en el registro superior, auténtica música de cámara de repertorio, con
cuyas paginas, como consecuencia de ello, se donde la voz se hace dura opaca y carente de la alegría y la ligereza propias de una música
interpretan en rarísimas ocasiones. Los nom- timbre, debido a que ésta se queda en la gar- sabiamente comercial. Ni más ni menos.
bres de Boély. Lefébure-Wély. Ropartz, ganta en vez de buscar los resonadores facia- El disco es bueno, pero no por porque sea
Gigout Bañé, Bonnal, Nibelle, entre otros, dan les. ligero, sino porque los arreglos lo son. y las
prueba de lo dicho. Sin entrar en su valor interpretaciones están llenas de lo que esta
En cualquier caso las demandas vocales de música pide tener mucha pose de guateque
puramente musical, lo que si se puede afirmar Tosti no son las del repertorio operístico, y el
es que constituyen páginas muy agradables de high-trow (si es que hay guateques así), un fra-
estilo con que sus canciones deben ser abor- seo envidiable para cualquier género, una
escuchar y una buena oportunidad para dadas es mucho más Intimo e introvertido;
ampliar los conocimientos del neo mundo de secuencia llena de picardía en cuanto a tempí y
además, y este es el gran fallo de Carreras, momentos (los rápidos se sobreponen a los
la música. cuando se propone un recita) de un solo autor lentos, los temas simple y llanamente comer-
La interpretación de las obras de Messtaen hay que ofrecer una mayor vanedad en el ciales se codean con algunos clásicos popula-
es realizada por Louis Thiry. quedando a cargo canto y en el planteamiento de cada obra para res...)... con el resultado de una música para
de Andre Isoír las de los restantes autores. La evttar caer en la monotonía, en este sentido la balneario democrático (nada que ver con los
valoración positiva que cabe formular no resul- colaboración del maestro y la invariable selec- balnearios baratos de la región de Murcia). Si
ta novedosa, puesto que ya en otras ocasiones ción de tiempos lentos no ayuda en nada al usted desea tener su balneario en casa, com-
me he referido a las excelentes dotes musica- intérprete. pre este disco. Si usted no se opone a que la
les de ambos organistas. Las obras grabadas en A lo largo de la audición, Carreras ki único música comercial se disfrace de camerística,
el presente álbum confirman, una vez más, que consigue es que recordemos con aftoran- compre este disco. Si usted no tiene prejuicios
este aserto. El magnifico sonido de los órganos za la elegancia y la gracia de Schipa en A vuc- musicales y está dispuesto a que le guste cual-
debe también tenerse en cuenta al enjuiciar la chetío, el corazón de Di Stefano en Non t'amo quier cosa disfrajada de quo/ilé, compre este
labor de ambos interpretes. piu, o bien la pasión de Caruso y la luminosi- disco. Si usted está en medio y quiere encana-
dad de Bjíjrlmg en sus magnificas creaciones de llarse un pelln, compre este disco. Repertorio:
L'alba separo dalla luce l'ombro. Frank Churchill, el de las películas del inefable
F.G.U. En resumen, a nuestro juicio sólo recomenda- Walt Disney (Prod. Inc.) y otros por el estilo;
ble para admiradores del tenor catalán, que pero también Elgar, Gershwin. Satie y Fauré...
consigue el mejor registro con Vorrei morir, desde luego, en sus momentos más llevaderos.
aunque cantado medio tono bajo. Pero, oiga, qué intérpretes, qué quinteto,
madre mía. Da gloria oírlos, o mejor, da gloria
ponerlos mientras uno se toma un purcuá con
R.deC los amigos (música tras la cortina, como pare-
CARLO BERGONZI: Arias d* Aída. Luisa cía desear Ortega, el de las Musicalias y las cir-
Miller. Lo forzó del destino. (( Trovotore, Un bollo TERESA BERGANZA: Arias de Orfeo ed cunstancias). No pienso tirar este disco, me lo
in moschera. L'Afncana, Andrea Chenter, Euridice. La servo padrona. Ciulio Cesore, pienso quedar. Pero..., qué no podía hacer este
Adriana Lecouvrevr, Tosca, Monon Lescaut. Don Medeo. Aíceste, Pande ed Elena, Nina, & barbe- quinteto tocando música de verdad.
Cario. Lo Bohéme. Academia Santa Cecilia, ta de Sevilla, i'lialiana ¡n Algeri, Siobat Moter
Covent Garden Londres. Directores: (Rosiini), Semiramide, La Cenerentolo.
Gawzzeni. Sotó. Serafín. DECCA «1328-2. I Orqueitaí del Convent Garden y Sinfónica
CD, A D D . Duración: 52'18*. Grabación: de Londres. Director: Alcxander Gibion. S.M.&.
I95B. 1959, 1965. Productor e Ingeniero: DECCA 421327-2,1 CD. A D D . Duración:
N.N. Precio económico. 70"2r. Grabación: 1959. 1960. Productor e
Ingeniero: N.N. Precio económico.
LUCIANO PAVAROTTI: Arias de Lo Filie du
He aquí al joven Bergonzi, en un regimení, La favorita, II trovalore. Der
recital del cincuenta y un par de En los comienzos de su carrera Rasenkavalier, Guglielmo Tell. I puritani. La
prestaciones extraídas de óperas como intérprete de estudio, Bohéme. Orquestas Covent Garden, Opera
completas. La distancia vocal entre unas y Berganza dejó impresionada la de Vlena. Filarmónica Viena. Filarmónica
otras es notable, aunque el tenor italiano parte más característica de su repertorio: Berlín. Directores: Bonynge, D o w n í í .
muestre, desde siempre, la solidez técnica, la Rossmi. el barroco, el XVIII. Se adwerte ya su Reicigno. Sotó. Karajan. DECCA 421326-2, I
musicalidad y la solera estilística que son sus panoplia de recursos: una emisión diáfana, una CD. A D D . Duración: 46'43". Grabación:
mejores dotes. La voz, que nunca ha sido califi- coloratura precisa, una afinación impecable. La 1968. 1969. 1971, 1973. Productor e
cada, está menos robusta y timbrada en los voz. incierta en tesitura y no excesivamente Ingeniero: N.N. Precio Económico.
comienzos, pero, en cualquier caso, sirve a nca de timbre, importa menos.
estas páginas con la nobleza de recursos inter- Como artista operística, la cantante madnlefta
pretativos que lo distingue de otros colegas destaca por su comedimiento y elegancia,
mis dotados pero defectuosos en su conjunto, acordes con las paginas clásicas que frecuenta. ¿Qué decir del rotundo (en todo
como el heroico del Monaco o el acariciante Sus mejores logros, en este compacto, son las sentido) Pavarotti, el espectáculo
di Stefano. páginas de Haendel, Cherubini y Paisiello. En el vocal más brillante de estos opa-
cisne de Pesaro obtuvo mejores resultados cos días que corren?
Bergonzi luce más en Verdi que en el veris- más tarde, cuando maduró el punto de distan- Sería abusivo por parte de cualquier critico
mo, más en el medio carácter que las partes te picardía que exigen las heroínas rossinianas. insistir en lo consabido. Toda una emisión en
de impulso puramente lincas. En todo caso, es busca de la luz, del brillo estival mediterráneo,
uno de los grandes de nuestro tiempo y este del color vocal: una voz visible, tangible, dora-
compacto resulta ineludible para contar su his- B.M. da como un cítrico del sur.
toria. Este compacto muestra al joven Pavarotti
con todas las velas desplegadas, sobre todo en
I SALONISTI: Jrons Atíanüc. A músico! Voyage la sucesión de dos agudos de Donizetti y en la
£VM from trie Oíd World lo the New Thomu Füri y empinada romanía de Rossini. Tiene el encan-
Lorenz Haitor, vioNnes. Ferenc SzedÜk, cello. to de la juventud a la cual todo le sobra y
Béla Szedlak. contrabajo. Werner Glger, parece regalarlo a una multitud anónima. En
JOSÉ CARRERAS: Cancione* de Francesco piano. DECCA 425-210-2 I C D DDD 62:27. cierto sentido, está aquí el sumo Pavarotti, el
Piolo Tosti. Engliih Chamber Orchestra, de la primera cosecha, el que logró lo que
D i r e c t o r ; Edoardo Müller. Fecha de No creo que debamos despachar mejor supo y sabe hacer esplender.
Grabación: Octubre de 1979. Duración: este disco en dos palabras, como
S n i " . I CD (ADD) PHILIPS « 6 372-2. podía ser nuestra pnmera tenta- B.M.

76 SCHERZO
DISCOS

ESTUDIO DISCOGRAFICO

Vieja Rusia
stos cinco discos son una pequeña stravinskiano. La densidad de escritura no da para completar el disco dedicado en

E muestra del neo y variado de


Meladya, por ahora muy parcamen-
te difundido en España. Hasta tres con-
resta importancia al violfn cuya máxima
aportación virtuosística tiene lugar en la
cadencia del segundo movimiento a la
su mayor parte a su ballet Cormen-Suite,
recreación de la música de la famosa
ópera. Para nueve instrumentos y poco
ciertos para violín y Orquesta se nos pro- que sabe dar la adecuada réplica el joven menos de diez minutos de duración. Los
ponen en ellos, pertenecientes a univer- Serguei Stadler, un nuevo valor de la gran Frescos (1981) se emparenta con el
sos estéticos muy distintos y hasta irre- constelación de intérpretes soviéticos, Concierto para Orquesta «El tañido de las
conciliables. El concierto de Khachaturian, que estrenó la obra a los 20 años; derro- campanas o con Poetaría» y se inspira en
extrovertido y tradicional es ofrecido con cha pujanza pero al mismo tiempo es las pinturas realizadas por Dionisios,
generosa brillantez y convicción por capaz de insuflar un delicado lirismo a las maestro de la Escuela de Moscú, a princi-
Valery Klimov bien acompañado por ornamentaciones que arropan al severo pios del siglo XVI, en el Monasterio de
SvetJanov en versión de seguro impacto y passacaglia final que tanto recuerda al del Ferapentov, no lejos de la ciudad histórica
supone un agudo contraste con el penúltimo movimiento de la 8o. Sinfonía de Kirilov. El antiguo canto eclesiástico
Concertó de Schoenberg, cuyas extremas de Shostakovich. eslavo sirve de punto de partida pero sin
dificultades supera plausiblemente llana citas ni pastiches; se trata de captar con la
Isakadze; un sonido pequeño y un fraseo En relación con Vieja Rusia hay que máxima simplicidad )a sutileza de las estili-
algo espasmódico malogran una digna tra- poner Los Frescos de Dionisios de zadas figuras pintadas por Dionisios, su
ducción de la mórbida interioridad de Schedrin, obra que se ofrece casi camufla- colorido infamado y vehemente.
esta partitura un tanto descuidada por las Magnífica la interpretación de los solistas
^ : Conáerto para vtoltn
casas discográficas y por los programado- y orquesta, Op. 36. llana Isakadze violín; del Bolshoi dirigidos p o r Alexander
res de conciertos, cosa ésta última expli- Orquesta Sinfónica Académica de la Lazarev, un músico que se ha destacado
cable si se tienen en cuenta sus mons- URSS. Director: Alexander Lazarev. por su anticonformismo y por su dedica-
truosas exigencias, Grabado en 1980. Ingeniero de sonido: ción a la música del siglo X X en todas su
Yuri Kokjaym man isfestacio nes.
Boris Tischenko (Leningrado 1939) . KACHATURIAN: Concierto poro wo-
partió de un academicismo influido por | Un y orquesta en Re menor. Valery Si los frescos pretende revivir experien-
Shostakovich pero luego se dejó guiar por Klamov, violín; Orquesta Sinfónica cias vernáculas. Serguei Taneiev da una
otros postulados como los que se reflejan Académica de la URSS. Director: Yevg lección de occidental ismo, con algunos
en el ciclo vocal-instrumental Suzdal o en Svetlanv. Grabado en 1981. Ingeniera toques localistas de vez en cuando, en sus
de sonido: Severin Pazhukin, C D M C D
el ballet Yaroslavna, adscribibles a una Cuartetos 8 y 9, escritos en 1880-83 y
135 A D D Melodya. Duración: 67\
corriente o movimiento conocido por anteriores por tanto a los oficialmente
Vieja Rusia que o trata de rescatar las for- TISCHENKO: Concierto paro violtn y numerados del I al 6 y que fueron com-
orquesta n. 2 OP. 84. Sergei Stadler, vio-
mas mas arcaicas del folclore. las estructu- puestos entre 1890 y 1905. Son obras
lín; Orquesta Filarmónica da
ras de los cantos antiguos, y que no se Leningrado. Director: Vassily Sinai C D que pueden situarse en la órbita alemana,
limita al ámbito estrictamente musical sino MCD 123 ADSD Melodya. Duración: de una notable madurez a pesar de algu-
que se nutre de otras man i fi estaciones S2'02". Grabado en 1986. Ingeniero da nas ingenuidades y de escritura tersa y
cufturales, la pintura y arquitectura tradi- sonido: Gerhardt Tses. radonofata que ha influido sobre ciertos
cionales, los viejos poemas épicos como BIZET-SCHEDRIN: Cormen-Suite. aspectos de la música soviética y a la que
£) Cantar de la Gesto de /gor, las crónicas Orquesta de Cámara Virtuosos da no hace ningún favor una grabación
los grandes poetas del pasado. Esta Moscú. Director: Vladimir Sptvakov. borrosa y sin los debidos contrastes.
i comente aparece en la música de Butzki, SCHEDRIN: Los frescos de Dionisios.
Volkov, Schedrin e incluso en autores más Conjunto de solistas del Teatro En fin Liapunov, con una muestra de su
hacia la vanguardia c o m o Denlsov, Bolshoí. Director Alexander Lazarev. producción tan ligada al estereotipo ruso,
Schnittke o Slonimski. CD MCD 108 Melodya. Duración: brillantez de orquestación, folclonsmo,
ST4O-. entronque nacionalista, llamada de orien-
Tischenko ha evolucionado luego a un TANEtEV: Cuorteto n. 8 en Do mayor te. Un fel seguidor de Balakirev al que
neorromanticismo de amplios despliegues y Cuarteto n 9 en La mayor. Cuarteto homenajea en este disco en forma de ins-
y sin embargo próximo a una nueva sim- Taneiev de Leningrado. CD MCD 128 trumentación de su rutilante Islamey.
plicidad. A este talante pertenece el A D D Melodya. Duración: 7*¡ 16". Liapunov sentía sin duda una total indife-
Segundo Concierto para violín y orquesta UAPUNOV: Obertura Solemne sobra rencia por lo que pasaba a su alrededor
termiando en 1982, una obra ambiciosa Temas Rusos, Op. 7; Poema Sinfónico como si el tiempo se hubiese congelado.
Ze/azowc wo/o, Op. 37; Hashish, Poema Espléndidas las lecturas de SvetJanov, abo-
en cuatro movimientos, verdadera sinfo-
• Sinfónico Oriento/. Op. 53; Polonesa Op. gado a veces de causas perdidas, uno de
nía con solista, en la que la orquesta es Ib; Balakírev-lslamey (Oren.
gran protagonista, elocuente en ¡a agresi- los pocos intérpretes en cuyas manos las
Liapunov). Orquesta Sinfónica
vidad de los metales y en la magnifica Académica de la URSS. D i r e c t o r : partituras ganan en estatura, parecen
escritura de la percusión, que en el segun- Yevgeny Svetlanov. C D M C D 129 mejores de lo que seguramente son.
do movimiento se mueve con una agili- Melodya. Duración: 69"39". Grabado
dad increíble y en el tercero se entrega a en 1986. Ingenieros de sonido: Olga
una especie de danza barbara de aliento Lttvren y Margarita Kozhukhova.
Domingo del Campo Castel

SCHERZO 77
DISCOS

ESTUDIO DISCOGRAFICO

Apoteosis checa
L
os nueve títulos que ahora reseña- centenario de su nacimiento, lo que nos puede advertirse, en el CD con Hala, las
mos son una muestra importante, llevará a referimos a él más profundamen- grabaciones son recentísimas y plenamen-
aunque azarosa, de las reediciones te). No son los únicos Martinu de esta te digitales.
en CD del acervo de grabaciones nacio- muestra, como veremos ahora. Estos dos Aún quedan por llegar otros CD del
nales que Supraphon lanza al mercado Martinu violinísticos con Suk son los dos legado de Suk transferido a este soporte:
desde la propia Checoslovaquia, prescin- Conciertos para un solo violín compuesto el Concierto de Berg con el Primero de
diendo ya de la manufactura japonesa: por él, al margen de otras piezas concer- Bartók, el de Dvorak (Ancerl, con otras
ahora ellos se lo guisan y ellos se lo tantes en las que aparece más de un violín obras), el Triple Concierto y el Trio
comen, aunque nos invitan a los aficiona- o se encuentra acompañado de otros ins- Archiduque de Beethoven, las Sonólos
dos fieles a su envidiable festín. trumentos solistas. Acompañado por la Primavera y Kreutzer de Beethoven, la
Curiosamente, los cambios en cuanto a Filarmónica Checa, dirigida por Vaclav Sonoto de César Franck (con otras pie-
dependencia japonesa han precedido casi Neumann, hay que hacer notar que el zas)...
inmediatamente a los cambios políticos, segundo de ellos fue publicado en tiem-
aunque estamos seguros de que una cosa pos en España (con otro acoplamiento)
no tiene nada que ver con la otra. Sin por el sello catalán Discophon: da la
duda, ambos son muy bien recibidos, sal- impresión de que en sonido e incluso en Suk, el compositor
vadas las distancias. interpretación hubiera ganado desde
entonces, lo que quiza se deba a un ina-
decuado prensado en aquel momento y a Hace tiempo reseñamos en estas pági-
las ventajas, ahora, del soporte C D (al nas la primera pieza sinfónica de la trilogía
josef Suk. el violinista menos, hasta que se nos destroce la dis- orquestal de Josef Suk. Se trataba de la
coteca ella sólita, como ya han previsto Sinfonía Asrael, en grandiosa interpretación
Cinco de estos nueve títulos están pro- algunos). Como quinta exquisitez de Suk de Neumann y la Filarmónica Checa.
tagonizados por Josef Suk, el gran violinis- un C D que no forma parte, como los Pasek ha dirigido para la misma serie la
ta checo nieto del compositor Josef Suk y otros cuatro, de la serie ]osef Suk segunda entrega, Cuento de estío, y
biznieto de Antonín Dvorak, El legado de Treosury, y que incluye las Sonólos para Neumann de nuevo, la tercera,
Suk el violinista para Supraphon no se violín y plano núms. 2 y 3 y las Cinco Maduración. El propio Neumann la con-
limita ni mucho menos a la música de su Stanzas de Madngal para la misma forma- cluye al grabar Epílogo en 1986 (las ante-
país (pensemos, por ejemplo, en aquel ción, acompañado Suk en este caso por riores se registraron entre 1983 y 1984).
modélico Concierto para violln de Berg. Josef Hala. Se trata de obras de considera- Nos encontramos ante la última entrega
donde le acompañaba la Filarmónica ble interés entre la producción de de una de las aportaciones sinfónicas más
Checa dirigida por Ancert). pero en este Martinu, aunque sin exagerar. importantes de nuestro siglo, al margen
caso nos limitaremos a una selección de Destacaríamos el interés del Segundo con- desde luego de inquietudes renovadoras,
sus múltiples grabaciones de viejos com- cierto pora violín y la Tercera Soneto. Como en un lenguaje posromántico de la mejor
patriotas suyos. En primer lugar, dos ver- ley, de una grandiosidad donde lo nacio-
siones de referencia del Trío autobiográfi-
co de Smetana (sin saberlo, el creador de
ia escuela checa comenzaba con esa obra
una tradición camerlstica autobiográfica
inacabable y fecunda) y del Trio Dumfcy de ncconDiNG
Dvorak, en la que Suk toca con Panenka y
Chuchro, piano y violoncello respectiva-

SUK EPILOGUE
mente, cuando los tres formaban el impe- CZCOt PrilüWíHOrilC
cable Trío Suk pocas grabaciones podran O1ORU5 AT1D ORCriKTfW
servir de paradigma, como ésta, de la , U^OAV MEUMAMM
capacidad de contraste, de matización, de J&IUCKOVA KU5TUCR QAUA
dramaticidad. de sabor popular, que preci-
sa determinada música checa de la prime-
ra ola nacionalista A continuación, tres
sonatas para violín y piano: la única de
Janácek (que además compuso dos piece-
citas para la misma formación), la tardía
Sonata quasi fantasía de Feorster y la muy
afrancesada Sonóte en da menor de
Novák: un delicioso recital cameristico
donde lo nacional ya ha dado paso a otro
tipo de afirmaciones estéticas. En tercer
lugar una amplia selección de lo que fue
álbum doble de Suk con Holebek, y faltan
tas piezas de menor duración (que ade-
más, son más tempranas), y destaca la
Sonatina op. 100, obra de plena madurez,
en una interpretación ya histórica.
Finalmente, dos discos dedicados a
Martinu (del que este año se cumple el

78 SCHtRZO
DISCOS

nalista se ha desbordado para convertirse mite la exageración. Y que no desmerece dos de los setenta y va mas allá con las
en un credo de toda ¡a humanidad: de la afortunada tradición de interpreta- colaboraciones habituales de este intere-
recordemos que si las tres primeras obras ciones fonográficas de estas importantes sante director son formaciones checas, en
de la tetralogía fueron compuestas antes obras. Junto a ellas, las castizas Damos de un repertorio que abarca otros autores
de la independencia de Checoslovaquia Lasskó contrastan por su nacionalismo occidentales (como Haendei, por ejem-
(en 1906. 1909 y 1917). Epílogo es de más primario, y la interpretación es, lógi- plo) y otros compositores checos, como
¡929, cuando ese país se (as prometía camente, de plena garantía. Martina Estos discos de 1981 y 1982
muy felices en plena Europa Central, contienen algunas importantes obras de
junto a los gigantes germano y soviético. Martinu, y los conocíamos ya en LP.
Quiza hoy, precisamente hoy, esta música Y para terminar, otra vez Martinu, ahora Primero uno de ios muchos Dobles con-
suene con otro sentido. Epilogo, por otra con Mackerras ciertos, en este caso doblemente doble,
parte, es la única de las cuatro que porque se trata de una pieza concertante
requiere solistas y orquesta, al modo de Ya conocemos la dedicación checa del
una Noveno de Beethoven particular (de director británico Sir Charles Mackerras.
nuevo salvando las distancias que se con- Esa vocación surge con Janácek a finales
sideren oportunas), final, como ella, de un de los cuarenta, culmina en la grabación
trascendental ciclo. ¡Cuándo escuchare- de Kat'a Kabanovó para Decca a media-
mos algo de esta música aquí, en vivo? "IETANA Tito op. l £ DVORAK Tnb
. 90. Trio Suk. QaKiárt Praga I968 y I97B.
resp. 5UPRAPHON - Josef Suk Trsuury 11
O7W-3 ADD 2 9 W y 3CT43- resp.
Janicek para orquesta
|AMÁC£IO Sonaw poro tfolín y piano FOER5-
ft Sonata qum famoHa paro viaBn y pmno op
Con la Smfontetta y el Toras Bulbo de . NOVAK: Sonata en re menor pora no»i y
Janácek estamos ya en otro terreno. Se anc feset 5u!f v o l h lan Pgienka. piano.
trata de obras más grabadas, más conoci- -tire de 1975.J
das, incluso interpretadas en vivo en •y 11 0705-23
nuestras salas de conciertos. Pensemos en
• a op. 100,
las históricas lecturas del viejo maestro .^v.*.., para viofln
Karel Ancerl, auténtica referencia de ¡: -sd Hotecek.
ambas partituras, de comienzoas de la i „ . i julio de I 9 7 t j
década de los sesenta (¡treinta años ya!). , - Josd Sun Treasiry 11 0701-í para piano, timbales y dos orquestas de
O en Kossler, en Neumann, en Thriik. Y ií'53"y K ' 1 5 ' m p cuerda, de poco más de veinte minutos
entre los extranjeros, Mackerras y Rattle MARTINU. Conaerf •• y aquesto de duración, una obra de considerable
(a este último se la hemos oído en el Real núms I y 1 [ose1 Orquesta fuerza que se da aqui en una interpreta-
de Madrid hace unos diez años). Por no -' Th«a: Vatiay "Joamanri. director. ción que nos seduce y a veces sobrecoge.
iga. noviembre y septiembre de
hablar de la versión de ese checa exiliado ,>. .. .-.-^- J J P R A P M O N • Josef Suk Tn
Es lo típico del temperamento dramático
de la primera hora que es Kubelik, ahora 11 0702-2 ADD ITft' y l'nr resp. de Martinu, que brilla especialmente en
emotivamente regresado a su país para, MARTINU: Sonoras poro mSn y piano núms I j f l determinadas obras de su época final,
excepcionalmente, dirigir música ante sus 3. Cinco Símeos * Madrigal Josef Suk, violtrt como la ópera PosífJfi griega (basada en la
[oseí Hila, piano. Grabación; Praga, KpWmbn: novela de Kazantzakis Oisto de nuevo cru-
y octubre de (987, SUPR«>HON 11 0099-2
apcado, de cuyo inagotable verbo recoge
DDD II--Í2". 24'Sf y 1073" -op.
ÍUK: Epílogo, pieía sinfónica para orquesta, Martinu, en un libreto escrito p o r él
grande y pequeño coro rrvítos. soprano, mismo, tan sólo determinados elementos
barítono y bajo, op. 37 Zora JehlickovS. sopra- esenciales; lamentamos no poder referir-
no, (van Kuui|er, barttono. jan Galla, bap Coros nos a esta ópera debidamente: el año
de la Filarmónica Checa ¡maestro Lubomlr^ Martinu nos permitirá tratarla, y quizá no
Matl). Orquesta filarmónica Cheta; Viclí
Neumann. director. Grabación; Praga.
sólo ésta, sino también la tan diferente y
también magistral jvliette o la clave de tos
• 1986. SUPRAPHON 11 01 lfr-2 DD( sueños) y ios frescos de Piero della
i Francesco, obra de un periodo especial-
'• Buíbo Dantos de 1 mente rico por el logro de una lengua
¡ del Esudo, Bmo:
. i . _ o ¡g86 despojado e intenso que le debe mucho
.nías)
a la dimensión teatral de la música del
:_ . . . . . ''etby compositor (una vocación tan checa, por
taras Bulba) AAD (Daraai). 22'IO". 2 I ' W y otra parte). Ambas obras están servidas
21'05'fesp- en versiones espléndidas, aunque no hay
MARTINU: Doble Concertó poro des orquesto! que olvidar que de Pasión griego fue gra-
de oiertfa. pítu-o / tmftotes l.os frescos * Pieto bada el mismo año, 1981. por Ubor Pésale
paisanos (no se trata, en rigor de una Bouse.
auténtica referencia su doble lectura para y un reparto plenamente checo, mientras
•iio de que el de Mackerras es británico (solistas
D.G.) La de Frantisek Jilek supone una bri-
llantísima Sinfbnietto y un tenso Taras HON (0 3393-2 DI "íf/nesp.
de la Welsh National Opera en su gran
BuJbo, lo cual es más que suficiente, en MAwnwu rV.Miír , en * ac mayoría), aunque ambas producciones
especial para esta última partitura, de una He!en Fiel(| son checas (Bmo para Mackerras, Praga
dificultad realmente diabólica en lo que se ..3). Phihp, para Pesek). Quizá pronto tengamos oca-
refiere a mantener el interés musical sin (líojtaiidis), Geoífre/ Mtueí IFotii). Artriur sión de hacer comparaciones.
que se caiga el discurso. La versión de D avie i (Yannakoi), RiU Cullis (Lemo), Adelantemos que Mackerras usa el libreto
Catherine Savory (Nikolios). Coro de la original en inglés y Pesek se sirve de una
Jflek es la segunda grabación digital checa Filarmónica Checa. Orquesta Filarmónica del
de estas obras (Neuman en 1992, Jflek en traducción checa de Eva Bezdeková.
Estado, Bmo Director Sir Charles Madserras.
1986) y tiene como novedad que la Grabaoón; Bmo. junio de 1981 SUPRAPHON
orquesta es de Bmo, la ciudad morava en 10 Í411-2.DDD 2 C D 5 3 0 9 - y 61 ' t ó ' resp
la que siempre vivió Najácek. Es decir, (Todas «tas referencias están distribuidas en
serla una versión auténtica, si se me per- Esparta
Santiago Martín Bermúdez

7 9 SCHERZO
DISCOS

ESTUDIO DISCOGRAFICO

Viejos tesoros pobremente presentados

R
epasamos brevemente estos cinco
álbumes dobles enviados por CBS,
D i t í U u í «ASTtUfD
de los que ya dimos cuenta en la
Actualidad discografica del pasado mes de
abril. El primer álbum, volumen primero del
integral de Sonólos de Mozart por Glenn
Gould, será tratado con mas extensión en HAYDN
el trabajo que sobre el pianista canadiense THE EARLY LONDON SYMPHONIES
preparamos en un futuro próximo. Por DIE FRÜHEN LONDONER
ahora, digamos que su pulsación y rítmica SINFONiEN NR 9} - 9 8 (OMP«(1 DISCS
cordelan estas obras mas con el mundo de 0 * 1 1 ! HOUÍÍ
CLKVH.ANp URl'HLSTRA U I I 1 1 HUNDEN
Scariatti que con el del salzburgués, excep- GEORGE SZELL PLUS DÍ i mam
tuando los movimientos lentos. íntimos,
delicados y efusivos. El Haydn de Szell es un
cúmulo de virtuosismo orquestal, brillantez,
incistvidad. claridad expositiva y apoyo con-
ceptual; cabe hablar de versiones de refe-
rencia de la seis Sinfonías que recoge el
álbum (de la 93 a la 98), con una relativa
mejora de sonido en esta modalidad de lec-
tura por láser (hemos comparado minucio-
samente los LPs. prensados en Estados
Unidos con los compactos que ahora edita
CBS, y la claridad y transparencia instru-
mental son patrimonio del compacto, si
bien el soplido de fondo permanezca igual
que en los LPs.). Lástima que Szell sólo gra-
base un disco más dedicado a Haydn
{Sinfonías 88 y 104. en sonido monofónico.
también con la Orquesta de Cleveland y de
momento disponible únicamente en LP), ya sla. Su Debussy, de todos conocido, sigue cautivándonos además de por el rigor de
que el suyo y el de Beecham constituyen a pies juntillas todas estas características. la lectura, por la capacidad de convicción
hitos discográficos imprescindibles en la his- y seducción sonora
toria de la música grabada. Discos, pues, importantes, de excelente
MOZART: Sonatas poro piano, volu-
El Mozart y el Mahler de Bruno Walter men /. Glenn Gould (piano). CBS sonido y a precios asequibles, empañados
ya fueron comentados extensamente en 45612, álbum de dos discos ADO. únicamente por abundantes errores de
el articulo que sobre el director alemán Duradón total: 121'19". información en las carátulas de los discos
hicimos Roberto Andrade, A r t u r o HAYDN: Sinfonías 93 a 98. Orquesta (ejemplos: en el álbum Mozart de Bruno
Reverter y quien esto les cuenta en el de Cleveland. Director: George Szell. Walter la mayoría de los números de
pasado número 12 de SCHERZO, con CBS 45673, álbum de dos discos ADD. Kóchel están confundidos, asi como algu-
ocasión de la edición en compacto de Duración total I48'I5" na que otra tonalidad; también está con-
estas obras. Añadamos ahora a lo que allí MOZART: Las seis últimas Sinfonías. fundida la orquesta en la Segunda de
se decía que estos compacto pertenecen Orquesta Sinfónica Columbia. Director; Mahler es la Filarmónica de Nueva York y
a serie económica y que por poco más Bruno Walter. CBS 45676, álbum de no la Sinfónica Columbia); no se especifi-
de dos mil pesetas se puede adquirir dos discos ADD. Duración total: ca si son conciertos en vivo o grabaciones
ahora lo que antes costaba más de seis IS3'32". de estudio (la citada Segunda de Mahler
mil. En consecuencia, serla un error no MAHLER: Sinfonías I y 2. Orquesta es procedente de un concierto público);
adquirir estos discos cuya importancia Sinfónica Columbia. Orquesta tampoco se dan a conocer los respectivos
artística es incuestionable. Filarmónica de Nueva York. Coro productores e ingenieros (en los casos de
La aproximación de Pierre Boluez a Westminster. Emilia Cundari (sop), Walter y Szell creemos que fue John
Debussy combina el culto a la exactitud Maureen Forrester (con.). Director: McCIure); no se indican fechas de graba-
(tímbrica, rítmica, de amplitud, de attura, Bruno Walter. CBS 45675. álbum de ción y, para finalizar, los comentarios
etc) con su concepto férreamente lógico, dos discos ADD. Duración total: (francés-inglés-alemán) son bastante
frío y lúcido. Tal capacidad analítica, que I3I1S4". pobres, llenos de lugares comunes. Así
podría ser un elemento muy útil en los pues, rogamos más precisión y gusto en la
DEBUSSY: Obra orquestal. New
laboratorios musicales y proveer una presentación de unos discos que, por otra
Philharmonia Orchestra. Orquesta de
enorme cantidad de información a los parte, son tesoros en cualquier discoteca
Cleveland. Director Pierre Boulez. CBS
ordenadores, no sería nada si Boulez no que se precie.
45620, álbum de 2 discos A D D .
poseyese además, como posee de hecho, Duración total: 146'16". Enrique Pérez Adrián
un gran temperamento, ductilidad y fanta-

80 SCHERZO
VÍDEOS

Videomanía mozartiana
ue las grandes óperas de Mozart mente brillante en sus comienzos. calculadas, ya que los libretos que se
son joyas imperecederas, nadie lo Amold óstman, su director, que en sus acompañan en versión bilingüe, lo que
duda. Que de los escasos vídeos primeras intervenciones aparecía como es de agradecer, no pueden guardarse
ales que pululan por nuestro mer- un casi diletante, ha alcanzado un consi- con las cintas porque simplemente no
cado, un buen número de ellos com- derable grado de madurez en las últimas caben. Un defecto simple de corregir
prende obras del salzburgués, parece producciones, de tal manera que hoy se En resumen, esta videomanía mozar-
evidente. Visual Ediciones, S A distribuye le puede valorar c o m o un notable tiana nos permite acercarnos a un
en España la coiección de óperas de mozartiano que ha aportado interesan- esfuerzo musical y teatral notabilísimo,
Mozart grabadas en el teatro tes hallazgos en sonido, métrica y acción original, que consigue damos una visión
Drottningholm. La primera producción teatral. diferente de Mozart y de sus grandes
que llegó hasta nosotros fue la versión creaciones dramáticas; la falta de divos,
del Cosí fon tutte, que conocimos prime- de grandes nombres, no es obstáculo
ro en versión discográfica. Excelente en Un ejemplo a seguir para que la música fluya con una alegría
muchos aspectos, la crítica quedó dividi- y naturalidad sorprendentes. Un ejemplo
da entre quienes la admiraron sin tacha y que debería seguirse.
Hoy el Drottningholm Slottsteater es
los que, por tratarse de una versión con
para muchos, entre los que me incluyo,
instrumentos originales y sin grandes
un ejemplo a seguir. Estos cuatro vídeos
voces, la despreciaron. Mi opinión perso- Gerardo Queipo de Uano
que comento son un buen ejemplo de
nal es que se trata de una lectura afta- Onaindía.
ello. En 1981 se graban Los Bodas de
mente interesante, confirmada teatral-
fígaro. La representación tiene un buen
mente por la puesta en escena que nos Los Bodas de Fígaro. Per Ame
nivel escénico y musicalmente la orques-
permitía apreciar la cinta de vídeo. Wahtgren. Mlkael Samuelsso. Erik
ta adquiere matices expresivos muy
peculiares, a pesar de ciertos desajustes Saeden. Ann Chhstine Biel. Torbjorn
y un r i t m o a veces impropio. Lilliequist Coros y Orquesta Barroca
Primer éxito Vocalmente deja que desear bastante en del Teatro de la Corte de
los principales papeles, pero el conjunto Drotthingholm. Director: Amold
óstman. Dirección escénica: Goran
Este primer éxito del Drottningholm se ve y oye con agrado, destacando la
Járvefelt. Dirección Video-televisión:
Slottsteater, musicalmente dirigido por frescura y originalidad de la puesta en
Thomas Olofssonn. SVT-1.1.981.
Amold óstman, nos hizo abrigar espe- escena y un entusiasmo general que se Duración: 186.
ranzas sobre el resto de las produccio- contagia. Don Govanni es para mí el gar-
banzo negro del grupo; fallan demasiadas Don Govann¡. Haakan Hagerard. Bengt
nes que se anunciaban, nada menos que
cosas, no sólo las voces, que no dan la Rundgren. Helena Doese, Goesta
La Flauta Mágica, Las Bodas de Fígaro,
talla, sino el concepto de este drama Winbergh Birgirt Nordin. Erik Saeden.
Don Giovanni y La Finta Giardimera. Tord Wallstroem. Anita Soldh. Coros
Digamos, antes de nada, que el examen giocoso, que resulta blando e ineficaz,
y Orquesta del Teatro de la Corte de
y análisis de las cintas, ha dado resulta- l o flauta Mágica encuentra otros cauces
Drottningholm. Director: A m o l d
dos desiguales, que, curiosamente, se de expresividad, la onquesta está mucho
Óstman. Director escénico: Goran
relacionan directamente con las fechas más centrada y Ostman posee ya una Jarvefelt, Coreografía: Mats Isaksson.
de grabación. A mayor antigüedad, batuta mucho más segura, y los frutos Dirección televisión: Thomas Olofsson.
menos calidad, alcanzándose en las últi- que se alcanzan no se hacen esperar. Grabado en 1987. Duración: 186 minu-
mas (La Finta Gardiniera, Cosí fan tutte y Una bella puesta en escena, un hálito tos.
La Flauta Mágica) un nivel medio estu- mágico y sensual recorre toda la pieza,
de manera impagable. Por último, La Lo Finta Gardiniera. Stuart Kale. Brltt
pendo.
Finta Gardiniera es ya una pequeña obra Marie Arhuhn. Richard Croft. Eva Pilat.
Como pretendo hacer un resumen Annita Skogulnd. Ann Christine Biel.
conjunto de las producciones que se maestra; espléndida la orquesta, los can-
Petteri Salomaa. Coro y Orquesta del
reseñan al final del artículo, parece obli- tantes que no desentonan y un Ostman
Teatro Drottningholm. Director:
gado hablar en general, de la concepción que comprende a Mozart cada día mas y
Arnold óstman. Director de escena:
de las obras, tanto escénica como musi- mejor, convierten a esta cinta en para- Goran JSrvefelt. Coreografía: Regina
calmente, sin perjuicio de dar algún deta- digmática. Beck-Friis. Director televisión: Thomas
lle sobre las condiciones de las cintas La realización televisiva corresponde Olofsson. Grabado en 1988. Duración:
videomagnéticas. en todos los casos a Thomas Olofsson, 148 minutos.
Ante todo, para mí, Drottningholm es Un realizador clásico y a la vez renova- La Rauta Mágica. Ann Chriítlbe Biel.
un ejemplo, una extraordianaria muestra dor, que utiliza las cámaras con tanta Stefan Dahlberg. Lasilo Polgar. Birgit
de lo que puede y debe realizarse con naturalidad como sencillez, sin abuso de Lo u i se Frandsen. Mikael Samuelsson.
medios artísticos y técnicos nada espe- primero planos, con transiciones muy Brigita-Larsson. Anita Soldh. Linnea
ciales, y lo que la sensibilidad y cultura suaves y destacando aquello que Mozart Sallay. Inger Blom. Peteri Salomaa.
de determinadas gentes, puede lograr y sus libretistas subrayan. Las condicio- Magnus Kyhle. Coro y Orquesta del
saliendo de los cánones comerciales nes técnicas de las cintas, tanto por lo Teatro de la Corte de Drottningholm.
habituales. No hay grandes divos, ni exi- que se refiere al sonido, estéreo en Director: Arnold Óstman. Director
mios cantantes, la orquesta, que utiliza todos los casos, como al video, son sim- escénico: Güran Jarvefelt. Director
instrumentos originales o copias de plemente correctas. Las cajas que con- televisión: Thomas Olofsson. Grabado
modelos de la época, no era especial- tienen las cintas no han sido diseñadas ni en 1989. Duración 160 minutos.

SCHERZO 81
LA GUIA

28,29: English Chambee Horszwski, piano. Bach, LES CONTES D'HOFF- Soldh. SodestrOm, Palenus.
Orchestra. Edmon Beethoven, Schumann, MAN (Offenbach) Kohn. 2.4,6J.I2.l4dejunio.
Colomer. Trio de Chopin. Tomasi. Sdiicoff, van Dam, DIE ENTFQRUNG AUS
Barcelona. Rodríguez IS: Dietnch Fischer- Wetting, Orciani, Haddon, DEM SERAIL (Mo/art)
BARCELONA Albert, Cervelló, Dieskau. barítono. Casinelli. 19,23,27 de junio. Ostman. Ciernen.
Hovhaness. Falla. / Cherubini String Quartet. Hellstrom, Croft Morgny,
Orquesta del Teatro Beetíioven. Reimann. Schubert 21.15.27 de junio.
del Uceo 16: Tallis Scholars. Peter MADRID
JO: Noche de flamenco.
Phillips. Purcell,
29,30 de junio: Coro I de julio: Tatyana
24: Cantantes de I? Teatro de la Zarzuela USBOA
del Liceo. Romano Nikdaeva, piano. Bach. Escuela Pears-Bntten.
Gandolfi. Mozart. 2: Jessye Norman. Orquesta Pears-Bntten. LA FIAMMA (Respighi)
Charpentier. Martin Isepp. Purcell, Dido y Collado. Mikó. Caballé. Teatro San Carlos
Éneos Obraztsova. Pons.
LAS PALMAS Ordónez. 5,8,11.14.17 de LOHENGRIN (Wagner)
Ibercánwa U58OA Junio. Koenig. Halmen. Buchner.
Sociedad Filarmónica Meier, Becht, Stamm.
18 de junio: Fundación Gulbenldan Festival Mozart 6,9.12 de junio.
Philharmonia Orchestra. S de Junio: Bruno
Giuseppe Sinopoli. Leonardo Gelber, piano. 3 de (unió: Filarmúnica DON GIOVANNI
Beethoven. de Oslo. Mariss Jansons. (Mozart) Teatro Nacional LONDRES
IS: Sinfónica de Stravinslu. Shostakovich. Eslovaco. I y 2 de Junio
Moxartjana Tenerife. Víctor Pablo 4,5.7,8: Ballet de EL BARBERO DE SEVI- Covent Garden
Pérez. Krystian Zimerman Frankturt LLA (Rossíni) Teatro
4 de ¡ uní o: Solistes de piano. Aniold. Britten, Ljstz. 16: Coro y Orquesta Nacional Eslovaco.
Bartok. LA ZORRITA ASTUTA
Catalunya. Xavier Güell: Gulbenkian. Mictiel Corboz. (Janacek) Rattle. Bryden.
Misha Dichter. piano. Honneger. Watson. Tear. Alien,
Mozart, Sinfonía K84 28: Barbara Hendricks, AMSTERDAM Montagge. Howell.
Condeno paro piano K-488. MADRID Mana Jo3o Pires. Mozart.
Dwertimento k-334. 7.11,15,19,23 25 de junio.
Schubert Nederlandie Opera GUILLAUME TELL
Sinfónica de Madrid (Rossini) Plasson. COK.
EL ÁNGEL DE FUEGO Agache, Merritt, Dean,
Fundación Joan Miró 4 de Junio: Coral de LONDRES (Prokofiev) Chailly, Israel. Kennedy 29 de junio, 4 de
Cámara de la Comunidad Producción de Los Angeles tullo.
14 de junio: Temu's de Madnd. Rafael Frtlhbeck Barbican Centre Music Center Opera.
Tno 8B. Dveramento "Hín- BeHioz, Infanáo de Cima 1.5.8.11,14,18.21.24.17,30
cale. 10 de junio; Kent de junio. ÑAPÓLES
Orquesta de RTVE Magano Nobuko mal,
viola. Takemitsu, Mahler. Teatro Mercadante
BILBAO 14,15 de junto: Arpad 14: Jeffrey Tate. Cho- BOLONIA
Joó. Coro RTVE. Robinson. Liang Un, violln. Mozart, M A N O N (Massenet)
Orquesta ilnfóniea de Miltcheva, Rendall. White Nlelsen, Dvorak. Teatro Comunal* Samaritani. Fassini.
Euikadl Beethoven, M u Sokmnc
Kabaivanska, Sabbatim,
RIGOLETTO (Verdi) Scna.33A10de junio.
S de junio: Miguel Ángel The South Bank Centre Gatti. Cobelli. Anderson. La
Gómez Martínez. Cristina Encuentros con el BeJ Scola, Nucci. VENECIA
Ortiz. piano. Moiart, Villa- Canco 3 de junio: Filarmónica 1.3.5.6,8,10.12 de junto.
Lobos, Schubert. de Berlín. Daniel LaFenk*
22: Miguel Ángel Gómez 1 I de junio: Thomas Barenboim. Schubert,
Martínez. Pedro Corostola, Hampson. Beethoven. BONN LOHENGRIN (Wagner)
cello. Turma, Escudero. 26: Victoria de los 4: Filarmónica de Berlín. Thielemann. Pizzi. Araiza,
Mussorjpló. Angeles. Seiji Oíawa. Murray Norup, Popp. 6.9,12,14,17
Perahia, piano, Mozart, Oper der Stadt de junio.
Sruckner.
GRANADA Festival Mozart 9: Philharmonií DAS RHEINGOLD VIENA
Orchestra. Giuseppe (Wagner) Davies.Riber.
X X X I X Feitival de 12,14,16,1»: Paul Snopoti. Mahler, Sentó. Nimsgern. Bladin, Becht. Staatsoper
Mútka y Dama Badura-Skoda, pianoforte. 17: English Baroque Schwarz. Laurence.
Mozart Sonata* Soloiíts. Montevenli Oioir, 2.6,10,14,17,27.30 de F1ERRABRAS (Schubert)
15 de junio: jos* John Eliot Gardiner. Otter, Junio. Abbado. Berghau;. Holl,
Carreras, Lorenzo Bavaj. RoHe Johnson, Hauptmann, Mattila, Hampson,
Tosti. Tu riña. Fallí. D. TENERIFE McNair. Mozart Blochwitz. Polgar.
Scariatti. Puccini, Massenet 27: The Hanover Band BRUSELAS 9.13.16,19 de junio.
Sinfónica d i Tenerife an Chms. Roy Goodman,
16: Orquesta de Beethover.
Cámara de Israel. Shlomo l& de junio: Víctor 29: Consort of London, Teatro de la Monedi
Mintz. Bach. Vivaldi. Pablo Pérez. Krystian Bach, Concieflos de
17.18: Orquesta Zimerman. piano. Amold. ñrandenburgo. DER ROSENKAVALIER
Brudkner de Linz. Franz Britten. Sibelius. Bartok. 2 de junio: Juan Carlos
(Strauss) Chakarov. Deflo.
Welser-MBst. Strauss. / Mulder, vihuela.
Beckmann, Poulson. Lind,
Bnjckner. Bruch. Val derraban o, Pisador.
Nentwing. 10. 12. IS. 17.
ALDEBURGH Cabezón. Narvaez, Milán
21,22: Ballet de Víctor 20, 22. 24. 27 de junio.
(12 h.)
Ufcrte.
XUII Fenhral de Múilo y - D O N GIOVANNI
23,24: Bayensche BARCELONA
Ana DROTTNINGHOLM (Festival Mozart) (1930 h.)
Staatsoper. Wolfgang
Sawallisch. 9 de junio: The Engtish Gran Teatro de Liceo S: SIMÓN BOCCANE-
2S: Narciso Yepes. gui- Concert. Trevor Pinnock. Tsatro de la Corte
tarra. Lebrero. Querubito. GRA (Teatro del Liceo)
Haydn, Mozart. SIMÓN BOCCANE- (20,50 h.)
E. Halffter, Tárrega. I I : Julián Bream. guita- GRA (Verdi) Mund. GUSTAF ADOLF OCH
Mompou. Albéniz, Falla. rra. Buxtehude, Bacti, Sor, Tommowa-Sintow. Aragall, EBBA BRAHE (Vogler) 9: Pornon. Lislevand,
26,27: Dance Theater of Takemitsu, LJobet Chausson. 3,5,7,9.12 de Schuback, Runsten. vihuelas. Valderribano,
Hariem. 12: Mieczyslaw Junio. Faringer. Hoel, Kleimert, Musarra, Galilei. (12 h.)

82 SCHER2O
DOSIER

La flauta mágica

Papogeno (Opera de Cámara de FOTO. KAUNQWW

L a flauta mágica, como toda obra maestra absoluta, es profundamente ambigua.


Canto a la fraternidad universal en el que Moíart vertió su pasión renovadora, su
llamamiento a la solidaridad de la especie humana en la línea del pensamiento
masónico, La flauta es también un maravilloso cuento de hadas, una
historia para niños en la que el crudo simbolismo del enfrentamiento entre
e! bien y el mal se expresa mediante una música irresistiblemente bella En
nuestro dosier hemos reunido una serie de trabajos
que pueden servir para ampliar la visión de la obra al abarcar temas como la presencia del
espíritu masónico, la importancia de La flauta mágica en la historia general de la
ópera, el sentido del Singspiel o ei papel que en la génesis de la música mozartiana
tuvo Schikaneder. Finalmente señalemos que este dosier es idéntico al contenido
del espacio dedicado a La flauta mágica en el programa de nuestro Festival
Mozart Hemos pensado que lógicamente no todos
nuestros lectores acudirán a éste y que a la vez el interés de los textos es
sustantivo y que por tanto es digno de un conocimiento más general.

SCHÉRZO 83
DOSIER

La flauta: mágica

E
s un hecho bien conocido queDieZauberfióte es mu- relación cromatismo/diatonismo con la estructura rítmica) son
cho más que un mero cuento de hadas acompañado valores que no podemos sino limitarnos a señalar. Veamos pues,
de una música excelsa: no sólo se trata de una medi- tan sólo, uno de los grandes rasgos que articulan música y peri-
tación sobre la condición y el destino humanos (lo que pecia: la elección de las tonalidades como propósito de relato
constituye, por otra parte, la esencia misma de todos trasmutado en arquitectura sonora.
¡os cuentos fantásticos), sino también y por encima de cual- El repertorio de fundamentales a través de las que Die Zau-
quier otra cosa— de un hecho político en primera instancia. berfióte discurre es voluntariamente restringido, deliberadamen-
una reivindicación y una propaganda del simbolismo y el pro- te parco en alteraciones y de extrema diafanidad en sus
pósito de la francmasonería europea, fundamentalmente diri- mecanismos armónicos y sus relaciones de enlaces: punto má-
gida hacia las clases populares. Declaración de principios, en ximo del estilo final mozartiano y su asombrosa sencillez apa-
suma, de quienes habían enunciado y propagado la divisa tná- rente. Se diría que la intención estuviese dirigida, precisamente,
dica de lo que habría de ser (era ya en Francia) la raíz del nue- a potenciar la percepción de las grandes conexiones internas,
vo estado parlamentario de la burguesía revolucionaria: los fuertes nudos de la estructura, Organizada mediante recur-
Libertad, igualdad, fraternidad. La metafonzación argumental sos y formas procedentes en exclusiva del ámbito vocal y casi
y las asociaciones musicales relacionadas con el ritual de la ini- únicamente del mundo operistico (con excepción del sobreco-
ciación masónica han sido sobradamente comentadas como pa- gedor coral vanado del Acto II), la disposición de las recurren-
ra reiterarlas aquí. La perpetua presencia del número tres (eje cias tonales ofrece, sin embargo, la compacta trabazón propia
de una disposición tonal que se abre y se cierra en Mi bemol de lo sinfónico di. Lo que, por otra Darte, se halla en plena co-
mayor): tres bemoles, tres damas, tres genios, tres templos,
veintiún números musicales; el doble plano de caracterización
(material/espiritual) de las dos pare|as de amantes y sus para-
digmas formales respectivos (copla estrófica popular tipo sing-
¡piel/ana de estructura ternaria tipo italiano...), fuga a tres voces
en la obertura, precedida e interrumpida por el acorde triple
invocatorio..., son efementosde una simbologia manifiesta, go-
zosamente exaltada y. probablemente, mucho más pró-
xima a sus iniciales destinatarios, ese público de artesanos que
abarrotara el Teatro An der Wien durante muchas noches con-
secutivas, de lo que puede resultar para nosotros hoy. Die Zau-
berilote fue, en su momento, actualidad casi periodística, a lo
que habia contribuido no poco la represión de Mana Theresia,
gum (Etftctimalt:
la tolerancia de José II. los sucesivos vaivenes de la política inte-
rior de Leopoldo II a partir de la divulgación, el año anterior,
del supuesto complot jacobino, con toda la abyecta palabrería
romana y clerical que le daba cuerpo.
Es, igualmente, bien sabido cómo la propia idea general de Sut i r * Dw M ' « m , »• CMaud e*tf«i"t™
la obra y buena parte de sus detallados avatares proceden del
—^ t i I • > f •
propio Mozart, responsable de su argumento quizá en mayor
medida que Schikaneder mismo. Die Zauberfióte era la em-
presa musical e ideológica con la que el compositor venia so-
ñando desde los lejanos tiempos de Thamos, Komg ¡n Agipten.
muchos de cuyos materiales pueden rastrearse en la partitura
de La nauta, como Schweitzer y Emstem han puesto cumplida-
mente de manifiesto: el famoso triple acorde inicial, sin ir más
lejos. Ante todo ello, ¿cabe extrañarse de que la estructura y
el diseño musical de la obra sea quizá la más finamente cons-
truida de las labores teatrales mozartianas?

Cálculo y espontaneidad

Intentar un análisis pormenorizado de Die Zauberfióte exce-


de enteramente las posibilidades de esta sucinta nota. Sus múl-
tiples sutilezas instrumentales, armónicas, contrapuntistas; la
arrolladura impresión de frescura y espontaneidad (fruto, em-
pero, del más refinado cálculo), esa cualidad que se diría lumi- Pragráirta pan Ij I.' nfpreievrídCíon (íe LJ Fteutá en e' 7edííti An der Wien el
nosa que la música irradia (hija del especialísimo manejo de la 30 de septiembre úe 1791

84 SCHERZO
LA FLAUTA MÁGICA

rrespondencia con la designación de gran ópera con que Mo- rastro. De tal modo, la relación de subdominante es presenta-
zart la tipifica en sus borradores, ignorando la categoría smgspiel da por Mozart (en lógica y perfecta correspondencia con el ideal
que correspondería a su más exacta clasificación. Tal nomen- formalístico del estilo clasico) como más débil que la del 5 °
clatura, aunque incierta, resulta así mucho más definitona acerca grado —el final I está en Do mayor— y sirve, justamente, como
de la sistemática interna de sus relaciones. punto de arranque para la segunda parte del díptico, allí don-
Die Zauberílóte se presenta como sucesión de números ce- de la historia gira sobre sí misma. Por ello canta Papageno su
rrados separados por escenas habladas. Cada uno de esos nú- ana en dicho tono: porque, habiendo sido expulsado de las
meros (arias, dúos, quintetos...) se establece en una tonalidad pruebas por la incapacidad para superar su temor (materiali-
concreta que, en su sección central —o en su diseño melódico, zada en locuacidad irrefrenable) no podrá aspirar sino a reco-
si estamos ante una forma no ternaria sugiere o anticipa en brar su tonalidad perdida, su estado primitivo del que, por otra
no pocas ocasiones la tonalidad del número sucesivo, indepen- parte, en modo alguno pretendió ale¡arse, El itinerario de Pa-
dientemente de la longitud del parlato intermedio. Este dispo mina y Tamino, por el contrario, es de una sinuosidad mucho
sitivo elemental colabora notoriamente a la fluidez del conjunto, más dilatada, hecha de pérdidas y recuperaciones que. tras el
teniendo verdaderos enlaces entre aquello que, por su confi- inicial vislumbre profético -el ana del retrato y el dúo de pre-
guración dramática, aparecía pensado como discontinuo. Asi, sentación de Pamma Bei Mánner welche Liebe fuhlen apare-
la escena inicial, tras la aparición de Tamino en Do menor, tran- cen en Mi bemol mayor (2) les hará transitar por todas las
sita rápidamente por un Sol mayor que constituirá, no ya la sec- tonalidades de la obra, todas las apariencias del ser. hasta con-
ción central del sucesivo trio de las Damas, sino la propia tónica quistar de modo definitivo lo que, otrora, fuese anticipación
asociada al personaje de Papageno (y su posterior escena con transfigurada y casi visionaria.
Monostatos, el segundo quinteto y el dúo final con su recién
llegada compañera). Tal tonalidad es fija para dicho personaje,
sin posterior evolución, subrayando con ello la carencia de de-
sarrollo interior de una figura que —tratada, eso si, con el ma- Núcleo del espectro tonal
yor cariño y respeto por parte del músico— no persigue más
ideales que los derivados de la buena mesa o mejor cama. Cons- E n tal sentido, el diálogo de Tamino y el Sacerdote, ya casi en
tante que sólo se rompe en un significativo lugar: el ana Ein la conclusión del Acto I (una de las músicas más sorprendentes
Mádchen oder Weibchen en Fa mayor, el mismo tono anticipa- y vanguardistas de todo el XVIII, dicho sea entre paréntesis)
do por Pamma en la transición del final del Acto I, cuando los es un verdadero modelo reducido del plan argumental y el sub-
protagonistas vacilan y temen ante la aparición gloriosa de Sa- siguiente mecanismo armónico de la obra. Porque en ese lar-

SCHERZO 85
DOSIER

tono del primer ana de la Rema de la Noche y sus engañosas


promesas, prolongadas en el primer quinteto con las Damas
y reelaborado desde el opuesto punto de vista en el trío de
ios protagonistas con Sarastro. también en idéntica tonalidad.
Finalmente, la presencia del Mi mayor en la pregunta de Tami-
no «¿Cuándo, pues, se aclararán las tinieblas?», anunciando el
aria de Sarastro (de hermosura ciertamente majestuosa In die-
sen heil'gen Hallen, único número de la obra en ese tono (4),
y clave de más complicada armadura (4 sostenidos) de toda
la pieza, el correlato argumental de cuyo alcance se cifra en la
progresión D O (mayor, Monostatos, n.° 13), RE (menor, La Rei-
na, n.° 14), MI (mayor, Sarastro. n.° 15. el aria en cuestión) co-
rrespondiente a esa apasionante sucesión en que los tres
personajes referidos desvelan ya enteramente su genuina iden-
tidad y sentimientos, y en donde la relación de contigüidad to-
nal de|a momentáneamente de estar gobernada por la
articulación codificada de dominantes o relativos menores.
De este modo, si la escena a la que reiteradamente nos veni-
mos refiriendo resulta subyugante en su audición desde una pers-
pectiva meramente expresiva, adentrarnos en su comple|idad
(siquiera sea de modo tan extremadamente superficial y apre-
surado como el presente) revela su hondisimo anclaje desde
el aspecto de la estructura musical y dramática, añadiendo a
la fascinación de su efecto inmediato la admiración que provo-
ca el comprobar su sabiduría. Se trata de la bisagra misma so-
bre la que se articula el posterior giro en la significación de la
totalidad de la ópera, el lugar donde el protagonista inscribe
unas preguntas que deben aplazar su respuesta hasta el acto
posterior, cuando los misterios vayan, lógica y paulatinamente,
desvelándose. Mozart suspende esas contestaciones, pero insi-
núa su específico color tonal: musical y argumentalmente. toda
la segunda parte de la obra se contiene y sintetiza en ese nota-
bilísimo recitativo previo a la conclusión de la primera. En ese
movimiento de condensación y posterior expansión se cifra uno
de los fundamentales aciertos de esta ópera, ciertamente úni-
ca: en esa economia, casi espartana, que logra extender sus
parquísimos recursos hasta recubrir e impregnar la absoluta to-
La represión de Mam Jhf resta contribuyo no poco ¿ i¿ ¿dualidad casi periodística talidad del significante dramático sin la menor vacilación o fisu-
que fue La Flauta en su momento
ra. Suele invocarse a Wagner para enaltecer la trascendencia
go. interminable segmento modulante se recapitulan y anticipan, de la escena que ha constituido el centro de nuestro breve co-
en significativa correspondencia con las palabras y reacciones mentario, y su cuidadoso borrado entre recitativo y arioso. Pe-
de los interlocutores, todo el abanico de tonalidades por don- ro, si reflexionamos en su sólido diatonismo (o por mejor decir:
de la composición se desarrolla, comenzando y acabando en el modo magistral en que el elemento cromático ha sido inte-
ese grado cero encarnado por el Do mayor (asociado a la mú- grado a la estructura diatónica), en su escueta y elemental con-
sica mágica de la propia flauta), alejándose primero hasta La tundencia, en su aplastante sobriedad aforística, habría que
mayor (tres sostenidos: segunda escena de los tres genios) cuan- concluir que su dimensión se extiende más allá de todo eso:
do Tamino se pregunta «¿Es éste el sitial de los Dioses?», y des- lo que aquí se atisba a la vuelta de la esquina es Antón We-
pués hasta La bemol mayor (cuatro bemoles: máximo extravío, bern y último Stravinski. Magia (parcial) de una obra pródi-
tono fugaz que no volveremos a escuchar), correspondiente ga en embelesos que no ha cesado de hechizarnos desde aquel
a la pregunta del sacerdote «¿A dónde te diriges, temerario ex- 30 de septiembre de 1791 que nos deparase su inicial e inter-
tranjero?». Sobre una inestable armonía que se desplaza des- minable sortilegio.
de los sostenidos hacia los bemoles se presentarán tónicas que
sólo adquirirán su significado en la segunda parte de la pieza;
tonos, muchos de ellos, que no pertenecen al Acto I, simple José Luis Téllez
atisbo de la sustancia del segundo. Asi, el transito cadencial so-
bre Re mayor, cuando Tamino declara «Mi deber es salvar a
Pamina», tonalidad que solamente volverá a hallarse en el coro (1) La costumbre de acabar Id opera en el mismo tono de la obertura procede.
de sacerdotes O Isis und Osms, como perfecta contestación en Mozart. de los propios liempos de Thamos 1776
en torno a la vía que el protagonista deberá emprender. Así, (2) Papageno es el otro interprete de este dúo pero la tonalidad pertenece a Pa-
el sol menor, la tonalidad desesperada de Pamma en su Achí, mira, personaje reservado a un mas alto destina, que inicia el canto y La palabra
(explícito mensaie masónico, reivindicación de la fraternidad universal) que Papage-
Ich fübl's (3) que se presenta como correspondencia del pri- no se limita a proseguir
mer rechazo del héroe desde el interior del templo; Pamina (3) La propia de Mozart. también, en su cuadragésima smíonia y su estremecedor
también se cree rechazada por su amante cuando canta su ana: Quintero K-516
en uno y otro caso, todo procede de la ignorancia en que los (4) V. f b r cierto, muy raramente utilizado por el compositor en su música mstru
protagonistas se hallan con respecto a la realidad de la situa- mental. Tan sola curiosamente, en las secciones de trio en los mirsueuos de los K
169. 201. 464. el andante central del Concertó K 219 y tono lundamental del Trio
ción. Así, el breve y tajante Si bemol de la palabra «¡Atrás!». con piano K. 542. tres años anterior a Die Zauberfterte

86 SCHERZO
VALENCIA JULIOL 1.990
DOSIER

La Flauta como
sublimación del singspiel

E
l proceso de di versificación de la ópera sena antigua cho de que la ópera bufa hubiera cobrado boga y desarrollo
en dos ramas, la tradicional y la bufa, ocurrió no sólo en Viena y se practicara con marcado éxito por los composito-
en Italia, sino en todos los paises adonde había llega- res nativos, preparaba el terreno a esta mezcla de estilos. No
do, con mayor o menor fuerza, la opera italiana. En obstante estas trascendentes influencias itálicas, el elemento pre-
los paises no italianos se planteaba un problema más, ponderante en este Singspiel no deja de ser la comedia impro-
a la hora de atraer a las clases populares hacia el género musi- visada de la escena popular vienesa.
cal: el idioma. Ante tales circunstancias estas clases sencillas de- El favor regio y aristocrático concedido a la poesía y al dra-
sarrollaron entonces su propia versión de ópera de tipo popular, ma italianos no lograron asfixiar los gustos del público y el tea-
satírica, cómica, hablada en lengua vernácula. Este proceso dio tro popular, especialmente en Viena, floreció y se desarrolló
lugar a la aparición de géneros específicos en los diferentes paises al ir asimilando estímulos que lograban pasar a través del cor-
por conseguir un teatro musical propio: Opera cómica, en Fran- dón protector tendido en torno de los teatros suburbanos, don-
cia: Singspiel. en Alemania; ballad-opera, en Inglaterra: zarzue- de campeaba una curiosa figura tradicional: Haníwurst Este
la, en España. bufón apareció por primera vez en las comedias populares ale-
El Singspiel(literalmente: representación y canto) es una for- manas del siglo XVI, y cobró popularidad cuando los cómicos
ma específicamente alemana que deriva de la ópera cómica ingleses de la lengua hicieron conocer el clown a sus primos
con la influencia común de la ópera bufa italiana sobre las dos. hermanos del continente. El bufo, a quien se le encargaba a me-
A finales del siglo XVIII. la ópera seria, anquilosada en sus nudo la improvisación de su parte, monopolizaba la atención
fórmulas y aburrimiento, no interesaba más que a un cerrado del auditorio porque ponía de manifiesto tipos cómicos del pue-
público de aristócratas. La ópera bufa italiana giraba en torno blo alemán Lejano pariente del antiguo mimus y descendiente
de sus eternas historias de vejestorios burlados y de fingidas directo del Spielmann medieval, juglar a la vez que ministril, era
doncellas. Será cada vez más el marco de la ópera cómica donde un compuesto de criado, mensajero, picaro, espia, intrigante,
se concentre el esfuerzo de renovación del teatro lírico. brujo: siempre hambriento y sediento y presto para los enre-
El Singspiel alemán siguió durante veinte años el eiemplo fran- dos malévolos: cobarde como el que más y sin embargo no
tés que desde 1752 con Le Devin du Village (El adivino de la abría la boca sin echar bravatas. La comedía, la tragedia y la
aldea) de Rousseau, habla creado el prototipo del género, pe- opera, todas daban cabida a sus vanos apodos, de los cuales
ro no tardó en rebasarlo No contento de conmover quiso ha-
cer pensar y Die Zauberflote (La flauta mágica) habria de ser
la más alta expresión de esta ambición. Los partidarios de la
escuela vienesa. si bien exhiben ocasionalmente influencias sus-
ceptibles de ser atribuidas a Gluck, no entroncaban con él, ni
llegan a sus mismas síntesis dramáticas. En sus óperas germa-
nas se mostraron partidarios del Singspiel y habremos de acer-
carnos a esta fuente y al ejemplo de Mozart si queremos
comprender La flauta mágica.

Nueva escena

ü l Singspiel, producto de las indestructibles apetencias musi-


cales y teatrales del pueblo (su término se usó antes de finales
del siglo XVI) nació, con toda la claridad histórica, durante la
sexta década del siglo XVIII, con el fin de oponer a la ópera
italiana una forma de escena linca nueva, a la vez que popular.
Los muchos Lieder intercalados en la acción por Hiller en sus
Singspielen volvió muy popular el género e hizo que un amplio
sector del público pidiera entusiastamente más de estas obras.
La influencia de Hiller llegó a Viena relativamente tarde, pero
una vez aclimatado se anotó allí sus triunfos más grandes. El
Singspiel vienes extrajo más elementos de la ópera bufa italia-
na que sus congéneres germanos, consecuencia lógica ésta de
la escasa noción que se tenía en la capital imperial de la música
del norte protestante, aparte de que gravitaba allí una cierta
aversión a este estilo norteño. El Singspiel presentaba en su ori-
gen una forma consistente, aunque de escasa envergadura, que
ofrecía ya asimilados, los elementos varios de que procedía.
En Viena era inevitable una nueva mezcla. La infiltración de ele-
mentos itálicos fue tan característico del Singspiel vienes como
el matiz gálico lo había sido de su antepasado germano. El he- P¿p¿geno un Iipo J Ij vt£7 ptntoresco y

88 SCHERZO
LA FLAUTA MÁGICA

los más conocidos eran Pickelhering (arenque salado). Arlequín en 1768 por una simple adaptación alemana (por el libreto) de
y Hanswurst (payaso), el persona^ veterano de la comedia ale- Bastían y Basüana de Favart, parodia en vaudeville del Devin
mana que con el pasar del tiempo se transformarla en Kasper- du village de J.J. Rousseau.
le. que hizo la celebridad de Marinelli, en el Bernardon de Kurtz, En 1778 a la vuelta de su viaje a París proyecta y comienza
hasta llegar a un tipo a la vez pintoresco y encantador, el estú- en Mannheim el melodrama Sémiramis, del que no queda na-
pido Antón, creado por Schikaneder y que encarnaría en 1791 da, Debía tratarse de una adaptación de la tragedia de Voltai-
el personaje de Papageno re para el barón Otto von Gemmingen, gran amigo de Wolfgang,
La creación de un teatro nacional debía figurar necesariamente que llegará a ser su primer Venerable, puesto que Mozart no
en el programa de reformas planteado por un déspota ilustra- se iniciará en la masonería hasta 1784. ]. y B. Massm han olfa-
do, José II soñó unir su nombre a esta iniciativa, de la cual no teado astutamente el olor de misterio que desprende al res-
se habían preocupado sus predecesores, y advirtió que el Sing- pecto la correspondencia entre Mozart y su padre. Se deduce
spiel podía llegar a ser para los alemanes lo que la ópera bufa que este Sémiramis parecía poco confesable, puesto que de-
bía contener como su modelo muchas (deas de la
Aulklarung utilizadas por la propaganda masónica.
Una atmósfera similar rodea la colaboración de Mo-
zart con el barón von Gebler, quien confió al Mo-
zart de 17 años la música de su drama heroico,
Thamos, rey de Egipto. Gebler será también Vene-
4 rabie del compositor salzburgués en 1786. Esta obra
contiene ya en potencia todos los antecedentes del
libreto de La flauta.
Interesa observar que, en sus primeros Singspie-
len. la escritura vocal italianizada de Mozart no siem-
pre se ajusta al texto alemán. No es que la prosodia
musical sea incorrecta, pero los clichés melódicos ita-
lianos frecuentemente no se ajustan a la fonética ale-
mana y las elisiones, naturales en italiano, parecen
arbitrarias en alemán.
La verdadera serie de grandes Smgspielen se abre
con Zaide. partitura inacabada, de 1780. El descu-
brimiento hacia 1940 de su libreto integral nos per-
mite seguir la acción hasta el desenlace. Tanto en esta
obra de carácter serio como en la que le seguiría dos
V/rnj se l¿ cons'der¿b3 el símbolo de id ? jiegte, despreocupada fooíp'i,¡:,ir;¡ y
años después, El rapto en el serrallo, de inclinación
para los italianos. A tal fin, ordenó el establecimiento de un hacia la comicidad, cuyos progresos realizados serán notables.
teatro para la representación del Singspiel en Viena que abrió el compositor le imprime a la orquestación una fuerte caracte-
sus puertas en enero de 1778. con D e Bergknappen, de Ignaz rización exótica, onentalizante; en la estela de la moda de la
Umlauff (1746-1796), vienes de nacimiento y cuyas piezas goza- época, que había inspirado a Montesquieu sus Lettres persa-
ban de |usta fama. nes y los cuentos de Voltaire,
A Viena se la consideraba, y con sobrada razón, el símbolo El rapto fue la obra más importante, en parte porque la ava-
de la ciudad alegre, despreocupada, hospitalaria y artística, cu- laban numerosos críticos alemanes y austríacos considerándo-
yo ambiente era ideal para el teatro lineo. Los nombres de Mü- la una novedad relevante del arte alemán, algo extremadamente
ller, Weigl, Schenk, Wranitzky. dedicados a la ópera cómica significativo, como señaló Goethe en la época en que se dedi-
vienesa. hicieron de la Viena de las postrimerías del siglo XVIII caba a la composición de textos para los músicos menores de
la metrópoli musical por excelencia junto con Dittersdorf y Mo- Weimar.
zart, a quienes correspondió el mérito de elevar el Singspiel
a una mayor jerarquía.
El último Singspiel

El gran secreto de Mozart i-ia flauta mágica es el último Singspiel de Mozart. Numerosas
personas piensan todavía que la obra es una desgraciada com-
.Las obras que Mozart escribió para la escena alemana no ofre- binación de encantadora música con un libreto atolondrado Mo-
cían nada esencialmente nuevo en cuanto a técnica y caracte- zart apreciaba, sobre todo, esta obra. En su lecho de muerte
rísticas generales, pero en Die Entfúhrung aus dem Serail (El siguió la representación, reloj en mano, calculando que «ahora
rapto en el serrallo) y en Die Zauberflote (La flauta mágica) viene la canción de Papageno». Como compositor maduro nun-
llevó el teatro lírico vienes al vértice de su desarrollo. ca le puso música a un texto en el que no creía, siendo la única
El gran secreto de Mozart fue que no recreó la ópera ni so- excepción una representación de encargo. La elementa di Tito.
bre el modelo italiano ni sobre el alemán, ni a partir de la sin- Todo el mundo está de acuerdo en que es una mezcla extraña.
fonía ni a partir de la canción (aunque ambas aparecen en lugar pero el defecto del libreto en no pequeña parte proviene de
prominente en su estilo), sino a partir de la misma música ab- lo que es su mérito en gran parte: la forma en que se cuenta
soluta. De ahi que lograra un estilo natural, admirable y preci- la historia. Y la inventiva del compositor no vacila ni floiea en
so. Llenó la ópera bufa de elementos trágicos y los Smgspielen modo alguna
de una profunda visión de la vida. Este es el significado de Don La flauta mágica de Mozart y Schikaneder respetaba la tradi-
Giovanm y de La flauta mágica, ni una es una tragedia ni la otra ción del Singspiel y la verdad es que se ciñeron a la receta habi-
es una comedia. tual. Pero en ninguna de sus óperas de madurez llegó a ostentar
Mozart debutó en el teatro musical alemán a los doce años un rigor especial que la aparta de la progresión iniciada en Fi-

SCHERZO 89
DOSIER

operísticas y a la otra las canciones sencillas. Además había una


parte hablada y un auténtico ba|o bufo al estilo italiano. Esto
dio como resultado una música mozartiana exquisita y unos de-
liciosos números individuales, pera la estructura de la obra es
insegura. En La flauta mágica, con la experiencia de tres ópe-
ras italianas a sus espaldas, Mozart volvió a intentar dicha sín-
tesis, con la esperanza de crear una auténtica ópera alemana.
El procedimiento no fue fortuito, sino un plan b¡en pensado que
resultó hasta tal punto que debemos considerar La flauta má-
gica como uno de los cimientos primordiales sobre los que se
construirla más adelante la ópera alemana.

Visión doble

.La obra ofrece una visión en un doble plano: uno para su apre-
ciación inmediata, y el otro para una reflexión posterior. El pri-
mer objetivo lo procura al proporcionar buen entretenimiento
y melodias populares; el segundo en el tratamiento del simbo-
lismo masónico que tantas discusiones ha suscitada Así, La flauta
mágica, más allá de cualquier altísimo ideal, es un verdadero
Singspiel en lengua vernácula, en el que cada personaje tenía
su fiel reflejo en la vida cotidiana. En la configuración de Papa-
geno, ia tarea del autor no fue la de conseguir un ser explica-
ble psicológicamente, sino un ser que suscitara el afecto del
público y que. además, fuera aceptado como totalmente hu-
mano. No es el hijo de la naturaleza de Rousseau, sino el bufón
local. Kasperl. el payaso vienes tradicional. Libretista y compo-
sitor procuraran que su nombre fuera una palabra que sonara
italiana y que permitiera el rápido parloteo italiano de la ópera
bufa, que no tiene correspondencia en ningún otro idioma.
El anteproyecto musical de Mozart era extraordinariamente
original. Cada figura de la obra recibía un tratamiento musical
de acuerdo con su rango, expresado en tres niveles separados
pera interrelacionados: el mundo de los humanistas al estilo
masón, que es representado por Sarastro y sus sacerdotes, que
Mozart tocando k
cantarán una música casi de iglesia, dignificada y seria, lo que
sorprende es la aparición, en esta ópera popular, de un solem-
garó y desarrollada hasta COSÍ1. En esta nueva composición lle- ne coral luterano basado en una fuga severa; el mundo heroico
gó Mozart a utilizar gran variedad de estilos y géneros, desde de Tammo y Pamma que se hará patente en la pare|a que canta
la canción popular alemana hasta la vertiginosa coloratura de una dulce música de amor, una música regia; al mundo natura-
la vie]a ópera sena, desde el solemne himno coral hasta la vi- lista de Papageno se le asignará el tono ligero del Singspiel. Só-
vacidad del con|unto de la ópera bufa. Pero, a pesar de que lo la rema de la noche, como representante de la fuerza de
la mezcla es heterogénea, se corresponde con el espíritu del las tinieblas, que únicamente se entiende a sí misma, canta en
cuento de hadas fantástico, y la unidad se mantiene por una el estilo acabado de la ópera sena, dos grandes anas de elabo-
admirable lógica musical basada en concordancias tonales. No rada coloratura y convulsiva arrogancia, que obligan a la can-
compuso ún Singspiel vulgar y corriente, sino una ópera con tante a emitir un Fa agudo (absolutamente la nota más alta del
la dinámica del Smgspiet. repertorio operístico).
Mozart sacó a relucir su excepcional habilidad para crear una
de las obras lincas más hermosas y duraderas de todos los tiem-
Singspiel vienes pos. La fuerza que mantiene todas las cosas unidas es la lógica
del orden tonal y cada uno de los personajes posee su propio
f i e m o s llamado Singspiel a este género, pero deberíamos ca- campo en este orden y Mozart mantiene en sutil equilibrio las
lificarlo como Singspiel vienes, porque es difernte de su homó- distintas áreas tonales.
nimo alemán. En La flauta mágica hay un fuerte deseo de unir En la historia de la música se habla de la reforma de Gluck
el Singspiel alemán ingenuo y burgués con las dos variedades y no de la de Mozart. Gluck podía ser superado, pero Wolf-
de ópera italiana, esa mezcla posee una naturaleza y un tono gang Amadeus. que pasó largo tiempo aprendiendo a manejar
más operísticos y exige unos cantantes de primera magnitud, los hilos de la ópera, empleó recursos que nadie conocía y du-
más que actores que sepan cantar canciones sencillas. Había rante años fue mtelectualmente inaccesible.
intentado esto con anterioridad, en El rapto, si bien aquella obra Die Zauberflóte como Singspiel realmente sublime no ha si-
es deliciosamente fresca y viable, este primer intento suyo de do superado, a pesar de que el teatro musical alemán haya vis-
síntesis no resultó. Dividió a los personajes en dos grupos: una to aparecer el Fidelio de Beethoven, Der Freischútz de Weber
pareja seria y una bufa, al estiio vienes. Ambos grupos constan y sea posible considerar algunas obras dramáticas del siglo X X
de un tenor y una soprano, pero difieren no sólo por su carác- como un resurgimiento del Singspiel.
ter, sino también por la calidad y el estilo de la música que can-
tan. A la pareja seria Mozart le confió las grandes escenas Manuel García Franco
90 SCHERZO
F-AD490R
Concédase un privilegio
en Alta Fidelidad
Conozca por qué los Sistemas
Digitales Full-Size SONY son un
privilegio en Alta Fidelidad:

— Máxima calidad de sonido en cada


uno de sus componentes.
— Compact Disc con filtro digital de
hasta óctuple frecuencia de muestreo,
18 bits de resolución y Sistema "Noise
Shapmg" de SONY.
— Tamaño convencional de excepcional
diseño.
— Cajas acústicas de amplia respuesta
de frecuencia.
— Una extensa gama: más de
10 cadenas diferentes con mando a
distancia y elegantes muebles rack.

Sistemas Digitales Full-Size


Soltcile información llamando gratuitamente al leletono:

900-37 77 77

Audio Digital
DOSIER

El contenido masónico
de La flauta mágica

E
s Muy frecuente encontrarse con la opinión de que La ha sugerido que la idea de partir de Shetos para la esentura
flauta mágica es un singspiel con una música magistral, de un libreto de ópera se debió al mismo Mozart. Creamos
pero que sufre la desagradable condena de verse uni- o no en esta posibilidad, lo cierto es que La nauta mágica es
da a un libreto deleznable. Esta idea del texto, que se la obra-resumen de la música masónica mozartiana.
indina a verlo como una sarta de situaciones absur- De los dos niveles más evidentes que la obra posee, el de
das, sazonadas por unas cuantas chanzas, es sólo posible cuan- la narración popular al modo de los cuentos de hadas y el es-
do no se penetra en su verdadero significado. Independiente- trictamente simbólico, se comprueba claramente cuál era el que
mente del valor literario que quiera otorgársele, lo indiscutible realmente le interesaba a Mozart en cuanto se tiene constan
es que La flauta mágica sigue un plan estructurado de manera cía del camino seguido por la música. Un acabado programa
coherente. Nunca ha de|ado de reconocerse que la obra se con- de tonalidades es el encargado de comunicar el mensaje ma-
cibió a la mayor gloria de la masoneria. mas, en demasiadas sónico. En él se contempla Do mayor como la revelación de
ocasiones, esta declaración de principios es abando-
nada sin profundizarse en el asunto, para volverse de
nuevo a la estupidez, poco menos que congéníta, que
afecta al libreto.
No presenta muchas dificultades despe|ar esta fa-
lacia, desde el instante en que se consigue demos-
trar que la música expresa las mismas ideas que el
texto, que una y otro están al servicio de la simbolo-
gía masónica. Es bien sabido que Mozart, como tan-
tos músicos, artistas en general, y políticos de la
época, ingresó en la masonería, siendo iniciado en
la logia Beneficencia, el 14 de diciembre de 1784. Un
número considerable de sus partituras se relaciona.
de algún modo, con la sociedad secreta, bien como
músicas ceremoniales —que son posiblemente las de
menor entidad estética—, bien deíando entrever, me-
diante claves cuya lectura es de dificultad variable, la
cosmovisión masónica. Fue el propio Mozart el inte-
resado en ofrecer a sus hermanos una obra de las
características de La flauta mágica como prueba de
agradecimiento por lo que el músico creía haber re-
cibido de su imagen de la vida y del hombre.
Los antecedentes estaban dados: en especial la no-
vela esotérica Sethos de Jean Terrasson, publicada
en París en 1731. cuyo conocimiento se convirtió en
obligado para todos los circuios de iluminados y ma-
sones de Europa entera. Algunos pasa|es de La üau-
Xa mágica, como la invocación a Isis y Osiris de
Sarastro o la intervención de los dos hombres con
armadura, no hacen sino imitar sin mucho pudor si-
tuaciones bien definidas que aparecen en Sethos. En
este punto, el libretista —el correligionario de Mo-
zart Emanuel Schikaneder, aunque se ha discutido, se
debe a este hombre de teatro la autoría completa del
texto— no hizo sino maneiar una serie de tópicos.
El Egipto hermético y ucrónico que se adivina como
marco de la acción fue el más socorrido de los luga-
res comunes de la literatura masónica Ese mismo
Egipto ahistórico e ideal que aparece en otra página
de Mozart, Thamos, rey de Egipto, música incidental
para la obra del masón Tobías Philipp von Gebler
que el salzburgués redactó mucho antes de haber si-
do introducido en los misterios. Precisamente ese re-
tomo a Thamos que es La flauta mágica —incluida
la reelaboración de motivos musicales • se explica
a la perfección por la nueva luz del saber masónico
adquirido por Mozart entre una y otra creación. Se fttrtedj del líbrelo ongvtal de La FlauU Magtca mosrrando vs/ios símbolo*; de í.i

92 SCHÉRZO
LA FLAUTA MÁGICA

lo inefable, Mi bemol mayor tiene siempre un sentido miciático, mar «¡lo sé todo 1 », como le dice Sarastro a Pamina, cuando
representando sus tres bemoles los conceptos fundamentales la Reina de la Noche ha encargado a ésta que lo asesine, y des-
del ideario masónico: gravedad, serenidad, perfección. En el de luego no refiriéndose al nivel superficial de los hechos. Hay
extremo opuesto. Sol mayor acompaña al no iniciado y puede simetría en la agrupación por pareas, que se atraen o repelen:
llegar a aludir asimismo a la trivialidad, en tanto que Do me- Sarastro/Rema de la Noche, Tammo/Pamina. Papageno/Monas-
nor es utilizada para crear impresiones siniestras. El trazado, tos, tres Damas/tres niños. Se da igualmente en el paralelismo
que abarca toda la ópera, puede verse también, como en un de las escenas semejantes, como las de indefensión ante el acoso
microcosmos, en ¡a obertura, que viene a constituirse en una sexual de Tamino por las tres Damas y Pamina por Monosta-
descripción instrumental del conflicto. Puede interpretarse que tos, o en la ordenada sucesión de las pruebas para unos y otros.
en ella se efectúa una metáfora del lema masónico Ordo ab Se emplea el 3 como símbolo del masón perfecto (Sarastro,
Chao por el discurrir desde su introducción lenta, repleta de Tamino, Pamina) y el 5 del imperfecto (tres Damas, Reina. Mo-
motivos frustrados, silencios inesperados, e inmersa en un cua- nostatos). Papageno y su pareja, en su prosaica mundanidad,
dro tonal inestable, a la cartesiana arquitectura del Allegro simplemente no cuentan a estos efectos. La lucha alegórica del
fugado. 3 y el S es seguida por la musita ya desde la obertura, donde
se da un claro choque de grupos de acordes que responden
a estos números.
Principio de Simetría Según la óptica masónica. Tamino seria el hombre natural,
pero perfectible. Su instinto —cuya fiereza es bien patente por
L J n riguroso principio de simetría preside el desarrollo de la la fálica serpiente que lo persigue al alzarse el telón— debe ser
acción. Ello no tiene nada de extraño si tenemos en cuenta que dominado. El hecho de que Tamino sea un principe no causa

Congregaron masónica, ceremonia de iniciación de un nuevo hermano en una logia wenesa. Pintura de 1780 aproximadamente

lo que se nos propone es el enfrentamiento de dos polos nun- sino bromas de Papageno y suspicacias en las filas de los sacer-
ca reconciliables: bien-mal, luz-tinieblas, saber-ignorancia. Lógi- dotes de Isis y Osins. Los masones valoran al hombre por lo
camente, para la masonería del siglo de las luces el último que es capaz de hacer, no por su noble cuna. La cuestión no
binomio de los citados era el que mejor expresaba la gran ba- es en absoluto secundaria para una obra escrita a corta distan-
talla histórica que se estaba librando. El hombre admitido en cia de la Revolución Francesa. Papageno, con el que se de|a que
la logia debe elevarse por encima del oscurantismo hasta al- un elemento cómico coexista en la obra con un fondo mucho
canzar el vértice de una pirámide desde el que pueda excla- más seno, es un ser vacuo. Papagena sólo es su imagen espe-

SCHERZO 93
DOSIERl

cular. Las tres Damas, aunque están de parte de la Reina de tana antes que nosotros de las delicias de la compañia de los
la Noche, cumplen la función de poner en marcha el mecanis- dioses».
mo de la iniciación a largo plazo al dar el retrato de Pamina
o Tamma La Rema de la Noche —significativamente carece de Iniciación masónica
nombre propio— encama desde luego el lado del mal, mas si
nos acogemos al psicoanálisis se la podría entender como una
manifestación de lo inconsciente, contrariamente a Sarastro, to-
Lque¡a seFlauta mágica narra un proceso de iniciación masónica,
prepara en el primer acto y consuma en el segundo.
do razón. Es una revolucionaria que socava el orden impuesto La confusión y la ceguera que se dan fuera de la sociedad se-
por el hombre, poseedor de la llave que guarda los místenos. creta están claramente expuestas en el falso cuadro moral que
Mo2art ha pintado su insinceridad en las filigranas vocales de las tres Damas y la Rema describen a Tamino. Le ofrecen aque-
su aparición en escena, indicando con su música algo que se llos valores —felicidad, fortuna, honor— que son los de una con-
adelanta a los acontecimientos del libreto. El personaje de Pa- cepción errónea de la vida. Sólo con la transvaloración que sufre
mina plantea algunas interesantes cuestiones Aunque es mujer luego el principe podrá darse cuenta de que en la fuerza, la
—se parte en la ópera de propuestas misóginas para llegar a belleza y la sabiduría —tríada esencial masónica— se hallan los

U prueba del fuego (acto II) Decorado de Oska: Koíoschln para el Covenl Carden. 1961

un final de signo contrario— está destinada a ser iniciada. Su auténticos bienes. La pareja perfecta, destino final de la trama,
proceso será mucho más arduo que el de Tamino, pues ella se reunirá sólo al pasar las pruebas; fracasan por eso sus en-
deberá sufrir un cambio de universo —simbolizado por el cuentros anteriores. La pareja de mediocres, Papageno y Pa-
rapto— hasta que logre el control. Monostatos. que parece for- pagena, que no aspira a tan altos ideales, se contenta con poblar
mar parte de los seguidores de Sarastro. no engaña a nadie el mundo de réplicas de si mismos. La iniciación es reflejada
con su piel negra como la noche y su mismo nombre que signi- en la ópera con instantes de estricta literalidad, como la solici-
fica el aislado. Los tres niños, homólogos en su bando de las tud de Tamino a las puertas del Templo de la Sabiduría o la
tres Damas, dan cuerpo al renacer a la vida del hombre inicia- imposición del silencio reflexivo. De las preceptivas pruebas de
do en la masonería. Sarastro es el masón perfecto y quizá por los cuatro elementos, se realizan sobre el escenario y a la vista
eso mismo tiene mucho de sobrehumano. Desde una visión las dos primeras, las del agua y el fuego permanecen ocultas.
psicoanalitica es lo consciente. El persona/e, para el cual Mo- El secreto de la sociedad masónica queda así salvaguardado.
zart se inspiró en el influyente masón de sus días Ignaz von Born, La flauta de mágicos poderes, que ayuda a Tamino y Pamina
por él admirado, se supone que encama el bien, por oposición a pasar los momentos supremos, previos a su apoteosis final,
a la Rema, pero un bien que es mucho mas la inalterabilidad no es un talismán como los de los cuentos de hadas, se trata
de un orden dado. Sarastro es inflexible con la debilidad, pues de un símbolo más en una obra plagada de ellos: significa la
al indicársele la posibilidad de que Tamino muera durante el perfección alcanzada por el alma del masón.
curso de las pruebas, se limita a responder: «En tal caso disfru-
Enrique Martínez Miura
94 SCHERZO
UEVA 5ANCA PUB,
r

Esta es la nueva imagen del ICO. Una institución que apoya el esfuerzo y la iniciativa.
Que. desde el presente, apuesta por el futuro. Que. a través de bancos especializados,
da servicio a la empresa, potencia la pesca y la agricultura, apoya a las corporaciones
locales y comunidades autónomas y promueve la vivienda e instalaciones turísticas.
Una nueva banca pública, avanzada y eficaz, para una nueva época.
i o
V'í
BQH
Banco de Crédito Agrícola BANCOHPOIKAWO Banco o* Crédito Industrial Banco de Crédito Local
DOSIER

Un cómico llamado Schikaneder

T
odavía se sigue dudando sobre la absoluta paterni- nes para piano) como el compositor más apto para una segunda
dad de Schikaneder respecto al libreto de La flauta parte de La fíauta mágica.
mágica. Como es sabido, Johann Georg Metzler, que
se hacía llamar Cari Ludwig Giesecke (1761-1833), contó La carrera de un libertino
un día invernal de 1818. en Viena, durante un almuer-
zo, que él habia sido el autor del libro de La flauta mágica. Fbr £ l l músico ambulante, consta, bailarín, dramaturgo, director
otra parte sabemos que ese texto procede de diversas fuen- de teatro, actor, cantante y compositor Emanuel Schikaneder
tes, principalmente de los cuentos de hadas orientales recogi- nació en Straubmg. al pie de la Selva Bávara, el I de septiem-
dos por Wieland en su Dscbnmstan (1786). Uno de esos cuentos, bre de 1751. Se educó en el Gymnasium de los íesuitas de Ra-
Lulu, oder die Zauberfíóte (Lulu. o la flauta mágica) de A.J. Lie- tisbona, capital de la región de la Baja Baviera. Allí formó parte
beskind. parece haber sido el origen de la famosa ópera de del coro de la catedral y muy pronto le vemos como músico
Mozart. ambulante de la troupe de Moser en 1773.
Pues bien, un experto en Schikaneder como Egon von Ko- Al año siguiente apareció como bailarín en Innsbruck. toman-
morzynski. ha negado la supuesta autoría de Giesecke, y tam- do parte en el ballet de la corte. Fbco después, hacia 1775 ó
bién con argumentos más científicos lo ha hecho Rommel. Para 1776, su opereta en tres actos Die Lyranten (llamada también
ellos, como para Peter Branscombe, el único autor del libreto El misero alegre, o los tres estudiantes mendigos) se estrenaba
es Schikaneder. en la capital tirolesa con letra y música del joven bávaro.
Sin embargo, estudioso; modernos como Wolfgang Hildes- En 1777 se trasladó con su compañía a Augsburgo, donde
heimer. insisten en la posibilidad de que haya sido Giesecke el contrajo matrimonio con una de las actrices, Eleonore Arth.
verdadero autor de La flauta mágica, pues cuando se autoatri- Poco después viajaba a Nuremberg con la compañía de Mo-
buyó la autoría en el famoso banquete vienes (información re- ser. Su prestigio había aumentado tanto como para ser invita-
cogida por Julius Cornet. conocido tenor y director de ópera do por el teatro de la corte de Munich, donde protagonizaría
en su Die Opern m Deutschland, Hamburgo 18-49). Giesecke Hamiet. lo que da idea de la elevada formación cultural y tea-
era un científico respetable, profesor de mineralogía de la Ro- tral que había ido haciéndose. Se sabe que en aquella memo-
/al Dublin Society. El científico augsburgués había sido en su rable ocasión, en diciembre de 1777, Schikaneder hubo de
juventud cantante de coro, y hacia 1790 se incorporó a la com- repetir la escena final ante las aclamaciones del auditorio.
pañía de Schikaneder, al que proporcionaba algunos textos, por Sin duda, este hombre polivalente conectaba con el público
lo general extraídos de otras publicaciones. de su tiempo. Y por supuesto, para ello tenia que practicar una
Seguramente Giesecke vino a recalar en Viena atraído por
su afición a la mineralogía, ya que en la capital del imperio aus-
trohúngaro se hallaba el eminente profesor Ignaz von Born. mi-
neralogista ilustre a quien él conocía de Augsburgo, su ciudad
natal (Born habia tenido relación con esta ciudad, de donde
proceden también los Mozart).
Para Hildesheimer, la misoginia explícita en el libro de Die
Zauberfíóte sólo podía provenir de Giesecke y no de dos mu-
jeriegos impenitentes como Mozart y Schikaneder. Por otra par-
te, un científico prestigioso no tenía necesidad de atribuirse una
obra que. por aquella época, apenas gozaba de prestigio lite-
rario, hasta el punto de que, para una representación en el Kárt-
nertortheater en 1801, no se indicaba ya el único nombre que
siempre figuró como autor de su texto: Emanuel Schikaneder.
Ahora bien, hoy parece evidente no sólo el hecho de que
el personaje de Sarastro sea una creación probable de Giesec-
ke. inspirada por su admiración hacia Ignaz von Born (funda-
dor de una logia masónica en la que introdujo también al propio
Giesecke), sino que La flauta mágica haya nacido a impulsos de
una obra suya. En efecto, una refundición literaria de Giesecke
titulada Oberón. rey de los Elfos con música de Paul Wranitzky
(1761-1820), estrenada en Viena el 7 de noviembre de 1789, se-
ria el origen de la petición de Schikaneder a Mozart para que
colaborase con él en algo similar. La muy favorable acogida al
Oberon de Wranitzky. impulsó a Schikaneder a escribir rápi-
damente Die Zauberfíóte y a Mozart a seguir, en cierto modo,
la obra del compositor checo en muchos momentos. Tal vez
por ello Goethe consideró a Wranitzky (sobre el tema de cu-
yo ballet Das Waldmádchen escribió Beethoven doce variacio-

96 SCHERZO
. ,, LA FLAUTA MÁGICA

forma inadecuada de interpretación y una no menos extrava- perial, inauguró e! Teatro an der Wien, uno de los más gran-
gante utilización de recursos escénicos, derivados todavía del des y mejor equipados de entonces. Lo hizo con la gran ópera
teatro barroco. Para hacernos una idea de en qué consistía el heroica de Teyber Alexander, pero los tiempos eran otros y
teatro de Schikaneder, bastaria recordar, a los que sobrepasen el público no respondió como él esperaba. Así que vendió su
la cincuentena, aquellos espectaculares montajes que, por los licencia a Bartholomaus Zitterbarth. a quien años antes había
años 1950, trajo a Madrid el famoso actor, director y escenó- cedido la contratación del Freihaus, y se dedicó tan sólo a ser
grafo Enrique Rambal, quien utilizaba las maquinarias más pe- actor y a escribir comedias o libretos para ser musicados, Des-
regrinas, los movimientos de telones y los más curiosos efectos pués de vender el teatro a un consorcio de nobles a fines de
sonoros para sorprender al público de la época. 1806. abandonó Viena, instalándose en el Teatro de iirno. Por
la Pascua de 1809. regresó a Viena, pero las dificultades econó-
micas y las presiones de los miembros de su compañía acaba-
Schinakeder, director ron volviéndole literalmente loco. Murió el 21 de septiembre
de 1812 con la razón y la fortuna perdidas. En el Teatro Leo-
En el año 1778 era ya Schikaneder director de su compañía, poldstadt se habla ofrecido meses antes una función en su be-
con la que se presentó en numerosas ciudades alemanas. En neficio, donde se representó su comedia Los suecos ante Brún,
1780 fue a Ljubljana (entonces Laybach), un detalle a tener en cuenta por tratarse
Klagenfurt y Linz. poco antes de empezar de un teatro rival del An der Wien.
una larga temporada en Salzburgo, susti- Desde el punto de vista histórico, la obra
tuyendo a otra conocida troupe, la de de Schikaneder tiene una importancia cla-
Boehm. Entre septiembre de 1780, cuan ra, no sólo como autor teatral (sus come-
do Schikaneder comienza su trabajo en dias de Antón siguieron representándose
Salzburgo. y el 5 de noviembre en que Mo- hasta mediado el siglo XIX) de Índole cas-
zart viaja a Munich, no de|a este último de tiza, o como compositor (sabemos que,
asistir a los espectáculos del actor alemán. pocos años antes de La flauta mágica, se
Debemos imaginar lo que supuso para cantó en Viena un singspiel íntegramente
Mozart, en el ostracismo salzburgués, po- suyo titulado El castillo celeste, sino como
der asistir a la Emilia Galotti de Lessmg, al escenógrafo capaz de crear las situaciones
Barbero de Sevilla de Beaumarchais. al más dramáticas y apabullantes.
Hamlet. al Macbeth o al Padre de familia
de Diderot. Entre los Mozart y Schikane-
der se inicia una amistad que lleva a este Aportación esencial
último, por ejemplo, a inscribirse en la so-
ciedad de arqueras a la que pertenecían Rsro su aportación esencial a la historia
los Mozart. Wolfgang no podrá olvidar del arte se cifra en la colaboración con Mo-
aquellos días fantásticos ni el ballet Las es- zart en una Mascnienenkomódie para un
tatuas animadas, donde aparecía el tema teatro de barrio titulada Die Zauberfíóte.
de Donjuán tratado años antes por Gluck. Los pormenores de esta colaboración.
Schikaneder representará para él la liber- y el esfuerzo que el genial músico realizó
tad y ese mundo de ideales y ausencia de para cumplir con el encargo de su amigo
prejuicios al que vagamente había aspira- schikanede y correligionario, son bien conocidos. Es-
do siempre. fuerzo derivado principalmente de sus mu-
Tras una temporada en Bratislava. Emanuel Schikaneder lle- chas ocupaciones y no por falta de interés y hasta de apasiona-
gó por fin a Viena, donde, en noviembre de 1785, se instaló do entusiasmo por él. A la compañía de Schikaneder pertene-
en el Freihaus-Theater auf der Wieden. Tenía un permiso im- cia su cuñada Josepha Hofer (la primera Reina de la Noche)
perial para construir un teatro en un suburbio de Viena, pero y estaba también Barbara Gerl (la primera Papagena), con la
no quiso entonces emplearla Continuó las giras con su com- que tuvo más que palabras durante la elaboración de la músi-
pañía, ofreciendo sus comedias, tragedias, óperas, singspielen ca.
y ballets, Elaboración que se realizó en la pequeña casilla de madera
que le había preparado Schikaneder en el patio de la Freihaus
Estuvo una temporada en el teatro de la corte de los Thurn
para que trabajase a sus anchas, Constanza estaba aquel vera-
und Taxis, en Ratisbona. pero volvió pronto al Freihaus-Theater
no de 1791 en Badén, cerca de Viena, tomando las aguas, y
de Viena, ahora con su mujer, con la que se había reconciliado
a Mozart, solo en el piso de la Rauhensteingasse, se le venía
tras una breve separación. También se llevó con él a los
la casa encima. Con Schikaneder y su grupo se sintió rodeado
cantantes-compositores de Ratisbona, Benedikt, Schack y Franz
de calor humano, de simpatía, de alegres proyectos; gracias a
Xaver Gerl (este último sería el primer Sarastro de la historia)
ellos se disiparon en él algunas inquietudes suscitadas por el com-
A partir de su etapa vienesa, Schikaneder comienza a sustituir
portamiento de su mujer en Badén. A Constanza le horroriza-
las comedias y tragedias sin música, que eran el fuerte de su
ba Emanuef Schikaneder y su pandilla de cómicos y cantantes.
producción, por la Ópera y el singspiel.
Los consideraba «gente disoluta», perniciosos para la salud físi-
Asi le vemos presentar una sene de piezas líricas con libre- ca y moral de su mando. ¿Lo fueron realmente? Es posible, pe-
tos generalmente suyos, por ejemplo, El espep de la Arcadia ra también es cierto que Mozart pudo salir de su rincón solitario
de Süssmayn La montaña del infierno de Wólf; Las pirámida- para reír y cantar con ellos en las tabernas y en los cafés de
des de Babilonia de Mederisch y Winter, o El laberinto de Pe- Viena por última vez.
ter von Winter, pieza totalmente ligada al éxito de La flauta
mágica de Mozart. Éste le sacaria de los apuros financieros que
pasó el año 1790 con el éxito popular de esta ópera.
En 1801. Schikaneder. amparándose en su antigua licencia im- Andrés Ruiz Tarazona

SCHERZO 97
DOSIER

Tipología vocal

L
a /Jaula mágica ofrece, dentro de las obras maestras ximan a él, prefieren otros repertorios). Tradicionalmente
lincas del último Mozart. particularidades que han —teniendo en cuenta además que el diapasón actual es más
de acusarse a la hora de acometer su interpretación alto que el de la época de Mozart— el cometido lo han ve-
vocal. Su planteamiento como parábola, su carácter, nido desempeñando sopranos lírico ligeras, normalmente sin
tantas veces destacada de cantata masónica, de o ra- especiales problemas en agilidades y dotadas de instrumen-
tono, su misma estructura y disposición dramática le conce- tos extensos. Las mejores Reinas de este siglo, ya recogidas
den una especial naturaleza que. lógicamente, afecta a la mú- por el disco, pertenecen por tanto a esta clase: María Ivo-
sica y a la forma de reproducirla. Los personales, en este gun, Antonia Nezhdanova, Fnda Hempel. Erna Berger, En-
contexto, en el que se entremezclan —esquemáticamente ka Kóth, Wilma Lipp, Rita Streich, Lucia Popp... Algunas
en el libreto, no en el pentagrama— ideas y significados de demasiado próximas, por timbre y carácter, a la soubrette
muy alto rango, son arquetípicos, represen-
tan categorías universales. No son seres di-
ferenciados, individualizados, no tienen un
yo definido: son EL hombre puro y LA mu-
jer que está a su lado, LA razón y LA luz,
EL mal y LA oscuridad... Como en ninguna
otra ópera de las grandes de Mozart, ha de
primar aquí el arte del canto en su estado
más puro, a|eno a cualquier adherencia ex-
traña; la calidad tímbrica, el calor de la ex-
presión y la depurada técnica han de pasar
a primer plano. Las características de escri-
tura de cada figura que puebla la fábula es-
tán perfectamente diseñadas, clara e
intencionadamente diversificadas. La línea
vocal es, pues, variada: sencilla o compleja,
llana o florida, recta u ondulante, según los
casos.

Los dos polos

Los dos arquetipos más nítidamente defi-


nidos y más claramente contrapuestos son
la Reina de la Noche y Sarastro, que repre-
sentan conceptos y valores contrarios. La
primera, una de las partes más endiabladas
de toda la literatura operística, ha de ape-
chugar con dos arias muy difíciles por su te-
situra y por su agilidad, que expresan
además cosas muy dispares. En la una (O
zittre nicht) (falsa) ternura maternal, en la
otra (Der Hollé Racha) furor vengativo. Pa-
pel ambivalente, que requiere una muy ex-
tensa tesitura (Fa 3 a Fa 5) / una coloratura
firme y fácil —en particular para las notas
staccato—, combinadas con una intensidad
de acento y una precisión de fraseo y dic-
ción raras de encontrar en una sola vez. El
dramatismo, las aristas del personaje, las
chispas que ha de arrancar su canto, encua-
drado de lleno en el estilo de bravura de
la más rancia ópera sena, exigirían una so-
prano dramática de agilidad, tipo vocal al
que quizá se aproximara Josepha Hofer, cu-
ñada de Mozart y primera Kónigm y que
hoy, lamentablemente, no aparece repre-
teb írrito Pammj en Ui primer^ produti'on de IJ Ftsulá Nág-td.
sentado por ninguna voz (y las que se apro- de Azen*>a

98 SCHERZO
LA FLAUTA MÁGICA

gran artista según las crónicas. Ciñéndonos


a la época fonográfica, recordaremos a los
tradicionales baps negros: Andressen, Hof-
mann, List, Weber. Bohnen, Greindl. Bóh-
me, Frick...: voces de impresión que quizás
no tocaban el auténtico fondo de nobleza
y finura del sacerdote del sol. Algo más se
acercó el imponente Kipnis. Hoy brillan Tai-
vela y Molí sobre todo. Piotr Kaminski se
decanta, a la hora de buscar el cantante
ideal para el papel, por un Pinza —menos
profundo pero más noble y con una belle-
za vocal única—, aunque éste —por razo-
nes idiomáticas fundamentalmente—, lo
mismo que otros grandes Sarastros en po-
tencia, como Plancon. |ournet o Pasero, no
cultivara este repertorio.

El amor emblemático

J e ha dicho en más de una ocasión que


Tamino, «ese instante ideal entre la inocen-
cia y el valor», está a medio camino entre
el Evangelista de la Pasión y Parsifal (Kamms-
ki). Es una bella definición. Nos encontra-
mos, en efecto, con un héroe, un luchador,
un portador de valores —Amor, Libertad,
Saber—. Lo que ha de decir y cantar, el em-
paque dramático del personaje aconsejan
por ello una voz de cierto cuerpo y un in-
térprete valiente. El lirismo —propio de la
esentura mozartiana— ha de combinarse
con un singular heroísmo. No hay notables
exigencias vocales (extensión moderada: Mi
2 a La 3) ni agilidades ni agudos intempesti-
vos. La línea de canto es mesurada, aunque
no falten instantes de enorme intensidad ex-
presiva de diverso signo (Dies Bildnis, diá-
figurines país tes primeras producoona (ít ¡tí fldu¡¿ M¿gn¿ logo con el Sprecher, Sie lebt).
Todo ello nos indica el tipo de tenor que
y por ello alejadas de la entraña del personaje. Edda Moser. precisa Tamino: lírico puro, de timbre cálido, de emisión ní-
en sus buenos tiempos, se acercó algo a él, pero pasó de tida y valiente, sin problemas técnicos en el paso, con posi-
largo. Uno piensa en lo que una voz como la de Rosa Pon- ción cómoda en el registro superior; y con una depuradísima
selle podría haber hecho aquí (aunque el Fa sobreagudo le línea de canto, elegancia en el fraseo, fácil media voz; efusi-
quedara un poco grande). Y lamenta que Joan Sutherland va dicción y vigor a partes iguales. Es decir, y cada uno con
(actuación con Klemperer en el Covent Garden, 1962), con sus características: Tauber, Dermota, Wunderlich, Ludwig,
medios muy interesantes para servir ciertos aspectos de la Simoneau. Sin que sea posible olvidar a otros ilustres como
Rema, no haya insistido luego en cantarla. Urlus, Patzak, Schiotz o Slezak. Probablemente ninguno de
Así como la madre de Pamma ha de ser —y no lo es por ellos —ni nadie— haya tocado en escena, además de can-
las razones apuntadas— un tipo de voz hoy puede decirse tar, la flauta en los solos previstos en la obra para este ins-
que inexistente, su contrario, Sarastro, ha de contar con un trumento, como sí hacía Benedikt Schack, el tenor bohemio
instrumento asimismo rara avis: profundo, noble, extenso, creador del papel, que también era compositor; pero es
homogéneo, rotundo, resonante, que ha de manejarse con difícil que éste les aventajara en calidad vocal y arte.
serena acentuación en un cantabile casi continuo que exige Pamina es la pareja perfecta de Tamino. Una mujer de
una articulación y un control del fiato permanentes, un le- enorme integridad, límpida, transparente, bastante ingenua,
gato y una finura de matices constantes. Sarastro ha de ser, en modo alguno simple; cálida, tierna y valerosa. Es tam-
al tiempo, firme, racional y tierno, persuasivo. Su canto, nor- bién personaje sufriente ante el silencio de su enamorado.
malmente melódico, recorre el espacio existente entre Fa La escritura de su arte no ofrece, en principio, dificultades
sostenido I y Do sostenido 3. Requiere por tanto bajos pro- fuera de serie, con una extensión prudente (Do sostenido
fundos o bajos-cantantes muy sólidos (que pueden acceder 3 a Si bemol 4) y una línea tersa, sin fiorituras ni arabescos,
sin grave quebranto a esta parte considerando la ya comen- como corresponde a la sicología de la hija de la Reina de
tada elevación del diapasón). Ha habido extraordinarios Sa- la Noche —arrancada de las manos de su madre y llevada
rastros que pueden haber superado incluso el alto nivel al buen camino—. Voces frescas, líricas, tímbncamente pu-
alcanzado por Franz Xaver Gerl, creador del personaje, un ras, manejadas con exquisita musicalidad, son las que pide

SCHERZO 99
DOSIER

Decorada
pgra te
Retná de k
Noche de
Simón Quagtio
para el Haf
und
Nationat Tbeater
de Munich en 1818.

son otras tantas exigencias para alcanzar a plasmar la multi- blez, la ingenuidad (no la estupidez) definen a un personaje
tud de matices que atesora el papel. Una de las arias más falto de toda complejidad, ajeno a la ceremonia masónica,
difíciles de toda la literatura operística y también más prosaico, sensual, alejado de lo arquetípico, que interpretó
bellas— es Achs, ich fühí's, que la joven canta creyendo que en las primeras representaciones el propio Schikaneder. buen
Tamino ya no la ama. El suicidio pasa por su mente. Es en actor y regular cantante. Papageno representa, probablemen-
verdad raro encontrar sopranos que acierten a dar, supe- te, el alma infantil y la alegría de vivir de Mozart, tan apega-
rando los problemas técnicos de messa di voce, mezza vo- do en muchos aspectos a las cosas del pueblo y a lo
ce, legato, afinación, colocación y acentuación, esa dimensión doméstico de la existencia. Vitalidad, bnllo timoneo, gracia,
trágica, patética, de desamparo, tremendamente tierna, efu- dotes de actor, nítida dicción han de poseer los Papagenos.
siva, de lirismo de altos vuelos, que posee la página, situada Algunos nombres ilustres y paradigmáticos entre sus intér-
entre el aria y el arioso, con mucho de recitativo dramático pretes: Schmitt-Walter, Rehkenper. Húsch, Kunz, Domgraf-
(Sol menor). Pamina requiere sin duda una gran cantante. Fassbaender. Fischer-Dieskau. Prey. Berry...
Lo fueron en el pape) las enormes Rethberg y Lehmann (Lot- Menor relevancia tienen Papagena —soprano lírico-ligera,
te), la Gadski, la Novotna. o la Schóne. Y, después, un trío especie de sensual soubrette—, Monostatos —tenor corto
sensacional, con el que se agota todo lo que el rico perso- o incluso baritono lírico— o los sacerdotes de las pruebas,
naje puede dar de si: Lemnitz. Grümmer y Seefned. que fueron interpretados en el estreno por actores. Si es
Los demás papeles ofrecen menos problemas, aunque hay importante, en cambio, pese a la brevedad de su particella.
que apresurarse a señalar que las tres damas, ni solistas ni el Sprecher, sacerdote de la iniciación, que solicita un ba|o-
protagonistas en sentido estricto, han de ser encarnadas por cantante o barítono dramático hábil en el recitativa suge-
tres muy buenas cantantes, una soprano, una mezzo y una rente en el acento, noble y circunspecto en su canto; un
contralto a ser posible, pues Mozart previo para ellas pasa- maestro de la declamación lírica (hay algo de Gurnemanz
jes de auténtico compromiso vocal expresivo. Una perfecta en él). Citemos aquí a Borg, Hotter. London y Dieskau.
conjunción entre ellas y una musicalidad fuera de tacha son Los tres genios convienen a tres niños, que en los últimos
precisas para otorgar relevancia y significación al trio. Papa- tiempos sustituyen con ventaia, pese a imperfecciones lógi-
geno (personaje simpático donde los haya) tiene una escri- cas, a las cantantes mayores. Cantan poco los dos hombres
tura central para un barítono lírico (Do sostenido 2 a Mi armados: pero lo que cantan es importante y no fácil, por
3). Es una concesión al singspiel más puro. Las dos arias son lo que suelen ser asignados a un tenor y bajo de cierto fuste.
en realidad dos heder con sus característicos refranes. Lo
sencillo, lo naif han de prevalecer sobre lo burlesco o lo his-
tnónico. La pureza, el sabor de la naturaleza, la falta de do- Arturo Reverter

100 SCHERZO
State Opera Poloni
\ \ \ \ m (La Gran Opera de Poloni

40 CANTANTES
de CORO
*7 MUSCOS

Solistas
Ameba.
Ágata Mynarska
Ukyka
GIRA POR ESPAÑA
Barbara Krahei
Oskar
Jolania Zmuko
Ricardo.
del 5 al 24 de Agosto
Tomas* Zagóreki
Renato Dirección conductor: Solistas
Macie] Krzyaityniah
Azuzena'
Sam:
Antom Bogucki
/M AREK TRACZ EvoWetka

Tom. Leonora
Jetzy KJCiucki Regidor: \ Krvstvna Kuiawinska
Gtudice. Inés
Jacek Gawronski FEUKSTARNAW5KI ISLJQ Napiürkowsko
Siíuano: Aíinnco 1
Slamslaw Jura
Messagieto
Escenoprq/ia; M a i Volghi í USA
Luna
Jacek Gawronski
MALGOZATATRQJNAR JeríyMocflltnski
Ferrando.
Jwzy Kulczycki

Coro ¿le la Opera Nacional de Varsoyia Jacet Gawnjn»i

Orquesta Filarmónica de Opoie


I 1 T
1
Producción: \
1 \

Gran Opera de Polonia * NOS INTERESA CONTACTAR


OPERA MU^S-CA DANZA
TEL.: (961-359 5101 V a l e n c i a
CON EMPRESAS
FAX 1961-359 54 90 (España)
OUE DESEEN PATROCINAR
GIRAS DE OPERA.
OPERA DEL SIGLO XX

Tour saints in three acts" de Virgil Thomson


a había óperas norteamericanas la anuncian ya). Stein es autora de una o Faulkner, son conocidos como gene-

Y antes de la década de los treinta


(por ejemplo, eran abundantes
las óperas de indios). Es cierto que se
larga novela. The Making of Amencans,
traducida al español como Ser america-
nos (Bruguera, dos vols.) Su relación con
ración perdida porque la Stein les puso
ese apelativo; es la misma generación de
Virgil Thomson y los otros nombres cita-
hablan c o m p u e s t o obras c o m o la los pintores cubistas tendrá mucho que dos más amba). Por otra, el intento de
Treemonisha de Scott Joplin, pero su ver con los dos libretos que escribió realizar una música cuya sencillez esen-
estreno hubo de esperar hasta los años para sendas óperas de Virgil Thomson, cial, diatonismo deliberado y base popu-
setenta, la orquestación fue ajena y no como podrá sugerimos más adelante lar -que no simplemente foldórica- per-
t u v o ninguna trascendencia en el una somera descripción de sus presu- mitieran un producto realmente nortea-
momento en que podía haberla tenido puestos dramatúrgicos c o m o ideal mericano, no mimético.
(y mucha). Hay que esperar hasta los correspondencia literaria de los princi- Gertrude Stein pretendía un tipo de
años treinta para que aparezcan óperas pios de sus amigos Picasso y Braque. drama en que los elementos esenciales
auténticamente nacionales en aquel Four saints in three acts es el resultado de la dramaturgia tradicional brillaran por
inmenso país, aún no ganado musical- de una estrecha colaboración entre la su ausencia. Por un parte pretende no
mente para la vanguardia, donde una libretista y el compositor. Por una parte significar nada especial, quería escribir
serie de compositores se esforzaban por están las peculiares teorías estéticas de la una obra «to tell what could be told ¡f
aprehender el legado occidental, hacer inquieta Gertrude Stein. elaboradas en one did not tell anything». Por otra,
un uso más o menos clásico y folclórico contacto con lo más granado de la van- prescinde de ese centro del drama o la
de él y crear una música nacional. En los guardia residente en París en la época comedia occidentales que es el persona-
años treinta se estrenaron al menos cua- final de la be//e époque e incluso más je. Además, se establece una distancio
tro títulos que marcan el despegue de tarde (tengamos en cuenta que esa serie entre la trama (que, en rigor, no existe),
esa escuela operística autóctona: Four de escritores nacidos alrededor del final los acontecimientos, lo narrado, y las
saints in iheree acts (1933) de Virgil del siglo XIX, como Scott Fitzgerald, expectativas del público: es algo paralelo,
Thomson; Porgy and 8ess de George Hemingway, Caldwell, Nathanael West pero no coincidente, con otros tipos de
Gershwin: (1935) Amelia al Bailo de
Gian Cario Menotti, el prolífico y avispa-
do compositor que empezaba su carrera
con este título en 1937; y The devil and
Daniel Webster (1939) de Douglas
Moore. Hoy nos ocuparemos de la pn-
mera de ellas, que adquiere según nues-
tra perspectiva un carácter auténtica-
mente fundacional.

No es posible resumir aquí la amplia


carrera del compositor Virgil Thomson,
uno de los más importantes de esa
generación en la que figuran Gershwin,
Copland, Randall Thompson, Roy Harris
o Walter Pistón, casi todos discípulos de
Nadia Boulanger (el primero de todos, si
no me equivoco, fue Thomson, que
VIVIÓ en París muchos años y allí compu-
so esta primera ópera suya). Es. desde
luego, uno de los fundadores de la
moderna escuela norteamericana, que
desgraciadamente desconocía al que
quizá sea el mayor compositor de esa
enorme nación, Charles Ivés, que /a
había dejado de componer (aunque le
quedaban muchos años de vida) cuando
estos |óvenes leones se ponían a garra-
patear su primer papel pautado.
La libretista Gertrude Stein (1874-
1946), cuya vocación francesa le hizo
vivir en París desde principios de siglo, es
una personalidad arrolladora que tuvo
considerable influencia, de sobra conoci-
da, en los medios artísticos parisienses,
donde impuso toda uan sene de pinto-
res que luego pasarían a la inmortalidad
(recordemos el famoso retrato que le
hizo Picasso inmediatamente antes de su
primera etapa cubista, cuyos volúmenes í Thomson en 1935 : G PtATJ LYN£S

102 SCHERZO
OPERA DEL SIGLO XX

distamamienta teatral que por aquellos ofrecido óperas en las que se evita cui- escenario de Hartford, Connecticut. por
años cristalizan, como el famoso efecto dadosamente que los cantantes canten), la curiosamente llamada Society o f
V de Bertort Brecht o el hieratismo de desde cantilenas de carácter parroquial Friends and Ennemies of Modem Music
Stravinski en obras como Oedtpus Rex o acompañadas o no con órgano hasta (¡la broma no terminaba en la obra
Perséphone. Las cosas ¡ban por ahí en la canciones de sabor popular y coros festi- misma!) Lo curioso es que desde ese
medida en que se había abusado de lo vos o de plegaria. La línea vocal es mismo momento se impuso una tradi-
contrario, esto es, de la identificación, asombrosamente variada y -repetimos- ción para esta ópera: los cantantes eran
del naturalismo convertido en retrato sencillísima. La orquesta es discreta y sin negros, algo que le gustaba mucho a
banal y a menudo histérico, De Thomson por la especial dicción
ahí que la historio de Four sants cantada de los cantantes de
in three octs prescinda de cual- color por si faltaban elementos
quier plot y consista más que de distancia, ironía, broma, guasa
nada en determinados cuadros y falta de realismo, ¡imagínense a
en los que unos santos protago- San Ignacio y a Santa Teresa
nistas (dos santas Teresas, San negros! (Aunque, la verdad, a
Ignacio de Lo/ola, San Chávez y esto estamos acostumbrados:
Santa Settlement) y unos santos conocemos Ebolis. Cármenes o
sumidos en un cora, intercam- Toscas negras,... y hasta holande-
bien cantos en que las palabras ses errantes, y tan ricamente).
son muy a menudo auténtico Ojalá algún día veamos en nues-
nonsense. Y es que el humor tros escenarios líricos una com-
(como puede haberse advertido pañía de cantantes negros ame-
simplemente por la relación de ricanos con esta preciosa mues-
los santos protagonistas, a quie- tra de teatro lírico tan original y
nes hay que añadir el importan- de buena ley.
te concurso de un Compadre y
una Comadre) es un elemento Para terminar, recordemos
esencial de la dramaturgia de que Stein y Thomson volvieron
Stein-Thomson. La ausencia de a componer otra ópera. The
personajes en el sentido de mother of us all, a partir de
caracteres identificabas va más semejantes aunque menos radi-
lejos: a menudo los tipos son cales planteamientos dramatúr-
intercambiables, puesto que gicos. Se trata de una maravilla
nada les liga a si mismos, ni que tardaron en gestar (se
trama, ni enfrentamiento. ni estrenó en 1947) y entonces
progresión dramática, de todo acudieron al movimiento sufra-
lo cual se prescinde cuidadosa- gista americano y a la historia de
mente. su propio país con un gusto de
FOTO YALE UBftAflV
nuevo exquisito y un logro
pretensiones (algo que habría que decir encantador de veras. Thomson tardó
El tratamiento musical da la impresión
de toda !a obra) y deja que el canto sea aún más en c o m p o n e r una t e r c e r a
de un gran cuadro na)f, popular, sencillo.
protagonista, cuando no lo es la danza. ópera, su Lord byran. con t e x t o de J.
La complejidad de esta partitura es inter-
Se trata de una música siempre vivaz y Larson, que estuvo componiendo duran-
na, se da como conjunto, es una com-
marcada, absolutamente opuesta a cual- te toda la década de los sesenta, y que
plejidad en tanto que originalísima pro-
quier sonoridad romántica y a toda iden- no se estrenó hasta 1972. El pasado 25
puesta lírica. Uno de los aspectos funda-
tificación con la ópera tradicional. Se de noviembre, el gran compositor Virgil
mentales de la ingenuidad de primera
trata de una frescura de elevadísimo Thomson cumplió noventa y tres años.
lectura de esta obra la da el ritmo mar-
nivel que nada tiene que ver con esa ¡Enhorabuena!
cadísimo y simple que recorre toda la
obra, a lo que hay que añadir la alegría degeneración folclorista y comercial de
esencial de estos santos que. en cuatro las comedias musicales de Rodgers y
actos (y no en tres, y esto es quizá otra algunas del mismísimo G e r s h w i n .
Estamos ante un producto de una exi- Santiago Martín Berwúdez
broma de la pareja Stein-Thomson),
evolucionan con sus danzas y cantos gencia que contrasta con la sencillez de
(hay un constante intercambio entre los elementos dramatúrgicos y musicales
cora y solistas) primero ante la catedral empleados y con la ausencia de preten-
siones y el despojamiento sistemático de NOTA.-Existe una versión fonográfica de esta
de Avila, después en una campiña cerca ópera:
de Barcelona, a continuación frente al los medios tradicionales de que se han
privado deliberadamente ambos autores. Clamma Dale {Santa Teresa I), Florence Quivar
mar (en el jardín de un monasterio) y (Santa Teresa II). Arthur Thompson (San
finalmente en el cielo, entre el sol y las A no ser que consideremos pretensión Ignacio), William Brown (San Chávez).
nubes. Cabe suponer que aunque la ese otro logro añadido al logro estético Gewndolyn Bradley (Santa Settlement), Betty
acción tiene lugar en la España del siglo de esta ópera: la de ser el primer gran Alien (Comadre). Benjamín Matthews
XVI (una España deliciosamente imagina- titulo de la historia de la ópera nortea- (Compadre). Con otros doce solistas-santos
ria), este último acto sucede en terreno mericana. que forman el coro, más otro coro sin denomi-
neutral. nación. Orchestra of Our Time, dirigida por
Four saints ¡n three octs (denominada Joel Thome. Producción de 1984. Nonesuch
por sus autores, «an opera to be sung», 79035 (2 LP).
Durante toda la obra los solistas y el
coro no paran de cantar (y digo esto significativamente) fue estrenada en ver- Se trata de una excelente muestra de las posi-
porque estamos en un país donde - y no sión de concierto en A n n A r b o r . bilidades de esta ópera tan singular que puede
es un reproche especial- en los últimos Michigan, el 20 de mayo de 1933. El 8 encontrarse en Estados Unidos, Gran Bretaña y
de febrero de 1934 se estrenó en un tal vez en Francia.
años una serie de compositores nos han

103 SCHERZO
DANZA

Nace
una revista
de danza
La Asociación de Profesionales de la
Danza ha editado una revista bimestral
para todos los trabajadores y estudian-
tes del tema. Su nombre es Por la
Danza y en ella podemos encontrar,
desde entrevistas con prestigiosos core-
ógrafos, críticas, noticias importantes
que pasan inadvertidas para los medios
de comunicación y temas jurídicos de
interés especial para bailarines y maes-
tros.
Aunar esfuerzos y luchar entre la
dicotomía de solitarios o solidarios es
uno de sus objetivos. Bienvenidos. The Pau! Taytar Dance Campany FOTO-.]. M/TCHEOAMS-

Retrospectiva de Paul Taylor


Con motivo de los treinta y cinco años de su fundación, la compañía Paul Taylor
Dance Company ha presentado en el City Center de Nueva York dieciséis coreo-
grafías en nueve programas distintos.
Desde las coreografías clásicas de ¡os años 75 y 77 a dos nuevos trabajos de
miembros del grupo, uno de Cathy McCann y otro de Christopher Gillis, han sido
el resumen del feliz cumpleaños.

Las
pirámides
de
Béjart
Mawkx Bíjoit fOTO COLETJE MASSON

El Ballet de Lausanne que dirige un nexo común: El Cairo y Gizeh. do en £1 anillo de los N/be fungos, de
Maunce Béjart presentó a Egipto el También se aborda la personalidad de Wagner, donde se pretende el espectá-
pieza titulada Pirámide con un decorado Alejandro Magno y la cantante Oum culo total: la ópera y la danza, el plano y
único del escenógrafo Roger Bemard. Kalsoum. la orquesta sinfónica, la palabra y el
La música son piezas tradicionales ára- Béjart también ha montado otra canto. El nudo se desarrolla en un estu-
bes y el vestuario está diseñado en su coreografía con la que recorrerá dio donde evoluciona una familia, la del
mayoría por Gianni Versace. Cinco son Europa y Japón esta temporada. Un Ring, reflejada en una compañía de
los temas principales que giran sobre espectáculo alrededor del Ring está basa- danza.

104 SCHERZO
DANZA

ENTREVISTA

Rosángeles Valls, de Ananda Dansa


Ananda Dansa ha presentado en el Madrid en Danza su último trabajo Bosto La haré en el proyecto de Centro
de Dansa. En él, una tribu de mujeres sobrevive, caza y recolecta. SCHERZO Coreográfico que estamos haciendo con
la compañía Júnior, pero no es lo que
habló con Rosángeles sobre su forma de trabajo y el montaje del espectáculo. me interesa. Me interesa hacer algo más
En la compañía afincada en Valencia, su hermano, Edison Valls, se ocupa de la particular aunque sea menos vistoso o
dirección y la parte dramática. menos moderno, no tengo interés en
SCHERZO.- ¿Cómo surge la idea te a los ensayos y nos trae sus maquetas estar en la onda y no me gusta dejarme
matriz de Basta de Dansa} y discutimos los tres, no los tempos sino llevar por las corrientes actuales, prefiero
ROSÁNGELES VALLS.- Terminado el sentimiento de la música, de cada ser honesta conmigo misma.
Homenaje a K sabíamos que teníamos escena. Después se a|ustan los tiempos S.- ¡Qué piones tenéis en esto tempo-
dos años para montar un nuevo trabajo, tanto de la coreografía como el de la rada?
somos una compañía privada y no pode- maqueta. El ha asistido mucho a los R.V.- De entrada vamos a Vitoria y
mos hacer un montaje cada año y en ensayos. Bilbao, después a Alemania y Brasil, en el
este caso lo primero que surgió fue la S.- ¿En esto coreografía
estética; Edison se encarga de la parte has eludido todos tos pasos
dramática, y yo la artística. Pensábamos del lenguaje habitual de la
que era el momento de cerrar un ciclo y dama? ¿Por qué}
abrir otro, Como siempre hemos estado R.V.- Es la marca de
muy interesados por el intérprete, no Ananda. Si hacemos cosas
sólo bailarín, capaz de hacer un montón que otros hacen ya, ¿qué
de cosas en el escenario: cantar, hablar, sentido tiene? El r e t o es
bailar... Siempre hemos quendo ahondar precisamente el que estés
en las raíces, buscar viejos lenguajes que mirando algo y no puedas
siempre son nuevos, actuales. Teníamos decir, esto es Limón, esto es
muy claro que queríamos bailar más, Graham. ésa es la base. Yo
queríamos usar las chalapartas vascas y aprendí todos los estilos.
que necesitábamos usar la voz. Hicimos ¿Cuál es el espíritu creador?
un curso con los mejores chalaparteras Lo que tengo que decir he
del País Vasco y o t r o con Esperanza de hacerlo a partir de mí
Abad trabajando después por nuestra misma, copiar es lo fácil y
cuenta sobre el tema de las relaciones hay escenas en que se me
sexuales o mejor dicho las relaciones escapa
entre los dos sexos. ¡Qué pasaría si lle-
váramos la relación hombre-mujer mas S.- ¿Cómo se reporte eí
lejos? Descubrimos que si las llevásemos trabajo entre el director y lo
más lejos, ya hablan existido. coreógrafo}
R.V.- Siempre es primero
SCHERZO.- ¡Qué referencias antropo- la dramaturgia y la estética,
lógicas tiene vuestro trabajo7. después la coreografía.
R.V.- Hemos intentado, aunque hablá- S.- (Hay algún afán didác-
semos de una sociedad primaria, hacerlo tico en vuestros espectáculos?
dentro de un contexto contemporáneo R.V.- Nunca. Siempre
y el tratamiento de la música, el canto o hemos querido demostrar
las chalapartas son actuales. Bosto de algo que sentimos o que ha "«angelíes ™ FOTO: CASTAÑAR
Dansa tiene muy diferenciado lo que es sucedido, mostrado de una manera dife- verano a Itálica y probablemente la pró-
folklore con danza actual. rente a como lo han expresado. Nunca xima temporada en Nueva Y o r k y
S.- ¿Cuánto tiempo habéis tardado en hemos tenido afán didáctico, nosotros Canadá. Es un salto importante para
producir el espectáculo? mostramos pero no demostramos. nosotros.
R.V.- Ha sido rapidísimo y creo que S.- ¿Cuánto ha costado el montaje? S - Hay países de Europa donde
nos ha faltado un mes de tiempo, desde R.V.- (Tros pensarlo un roto). N o Ananda Dansa tiene un gran prestigio,
enero en serio, antes llevávamos tiempo mucho, diez u once millones. incluso más que en España. ¿A qué se
en cursos, pero a fondo desde enero. S.- ¿Harás algún día una pieza sin dra- debe esto?
Pero como también tenemos la compa- maturgia? ¿Danza por danzat RV,- En el mundo hay muchas com-
ñía Júnior, ha sido un poco de acoplar R.V.- Sí la haré algún día Por gusto, y pañías de danza, muchas. Buenas, malas.
ensayos y actuaciones de los jóvenes. para que dejen de meterse con la regulares, pero sólo hay cuatro estilos,
S.- ¿Cómo es eí trabajo con el músico, opción que hemos tomado, para mí es La danza francesa es la danza francesa y
Pep íiopis? ¿Monta la músico primero o más sencillo hacer danza por danza, es aquí tenemos una gran influencia.
al revés? lo que he aprendido. Creo que es más Ananda no tiene puntos de compara-
R.V.- En este caso hemos empezado fácil seguir los ritmos innovadores actua- ción, somos diferentes y en el extranjero
primero nosotros, teníamos la voz. las les, es algo que nos viene de la misma tienen una tradición muy larga, han visto
chalapartas y la mayor parte de la co- base, Cuando decides hacer lo que no mucho, creo que nos respetan mucho.
reografía sin limpiar. Decidimos si la se lleva como opción tienes que despo-
música debe ayudar a la escena o debe jarte de todas las connotaciones exterio-
ir en contrapunto, a partir de ahí él asis- res.
Jesús Castañar

SCHERZO 105
MÚSICA CONTEMPORÁNEA

In memoriam
Luigi Nono
Luigi! Casi los mismos versos
Luigi! de Julio Huasi con los
Luigi! que Luigi Nono realizó
en los vientos azarosos una de sus más conoci-
de esta tierra das composiciones, nos
seguirás sirven hoy en día para
flameando recordar al gran músico
joven como la revolución que sin renunciar a un
en cada carga de tu pueblo rigor artístico de primer
siempre vivo orden, se convirtió en la
y cercano más viva voz de denuncia
como el dolor de tu partida. de los desamparados.
La ¡dea de la calle, la
como una, Luigi!, ola fábrica. Sus conceptos
de fuerza sobre lo popular en la
pven como la revolución nueva música, asi como
siempre vivo su constante preocupa-
y seguirás flameando ción por t o d o t i p o de
luz oprimidos, son la huella
para vivir. de un hombre de una doblen
portentosa e inusual sensi- campanas dulces
bilidad hacia el ser humano. por
tu juventud.

MR.

El clavecín contemporáneo
Barcelona I9-IV-90. María Luisa Cortada, clave. Obras de Homs. Lewin-Richter, Casablancas, siderar la página de Hans Wemer Henze,
Pueyo. Henze. Llanas. Guinjoan, Soler y Ligeti. Fundado Joan Miró. sin embargo en sus 5ix Absences se mani-
Dentro del ciclo de música del siglo ros, tan alejados del barraco, con los cua- fiesta un mayor rigor constructivo, así
X X que se está celebrando en la les se expresaban los compositores, en como una mayor agilidad para liberarse,
Fundació Miró, se ofreció un interesante esta ocasión, en casi todos ellos eviden- ya sea por el tratamiento del ritmo o del
recital de la conocida davecinista barce- ciaron un deje más cercano al mundo de original desarrollo armónico, de las nor-
lonesa María Lluísa Cortada, que inter- los clásicos antes que al del nuestro tiem- mas del mundo tonal.
pretó siete obras -tres de ellas con po. Más interesantes resultaron los estre-
carácter de estreno- de otros tantos Hasta cierto punto, pues, la casi ausen- nos. Así, en Contexto IV de Albert Llanas
autores catalanes y otras dos debidas a cia de referencias tonales, las disonancias se evidencia una preocupación por salirse
Hans Wemer Henze y Gyorgy Ligeti. o la complejidad de los planteamientos de las propuestas clásicas, si bien además
Bien puede afirmarse que cada una de rítmicos, no constituyeron obstáculo sufi- se revela una excesiva influencia del
las partituras seleccionadas constituía un ciente para que el clave no dejara de Continunm ligetiano. Más personal y válida
mundo personal difícilmente reconcilia- imponer un cierto canon estético que. de pareció ser Chez Gorda Ramos de
ble con el de las restantes composicio- alguna manera, homogeneizó todo el Guinjoan que. aun partiendo de un origi-
nes; no obstante. Mana Lluísa Cortada programa nal pianístico, puede considerarse como
supo situar a cada una en su adecuado una obra de notable adecuación a las
En cuanto a las obras, cabe comentar, peculiaridades sonoras del clave. Y
contexto estético y dar una brillante ver- aunque sea muy brevemente, el mundo
sión de todas ellas. Una cierta flexibilidad Lachrimae de Josep Soler -el tercer estre-
intenonzado y algo austero del Preludio no de la velada- puede considerarse
temperamental fue pues la cualidad bási- de Homs. el poco hábil coí'oge bachiano
ca para que la davecinista enfocara como una lógica prolongación del contor-
que vertebra el Homenaje a Mompou de no sonoro que el compositor se ha ido
correctamente el pulso rítmico, así como Lewin-Richter. la excesiva dependencia a
la agógica y la puntuación del discurso creando partiendo del Tristón wagneriano.
las influencias de la música de Josep Soler El recital terminó con la música siempre
en la interpretación de cada una de las o incluso de la ortodoxia dodecafómca
páginas que componían el variado pro- vital y brillante de Ligeti que aquí, en su
del Adagi i Tocona de Casablancas. así Hunganan Rock, sintetiza, con atractiva
grama. como, en el caso de la Fugo de Pueyo. el realización, el folklore de su Hungría natal
Un aspecto digno de resaltar del reci- artificio formulario, como puro rasgo epi- con el acervo de la música jazzlstica.
tal fue la impresión de vigorosa persona- gonal, de los moldes creativos propios
lidad que manifiesta el sonido del clave. del clasicismo. Dentro de este mismo
En efecto, a pesar de los lenguajes sono- carácter de la obra de Pueyo cabra con- Francisco Taverna-Bech

10ÓSCHEKZO
MÚSICA CONTEMPORÁNEA

Jóvenes
Alcanzados por el dardo deDiana compositores
Madrid. Sala Olimpia. ES buque de Diana: Reparto: Silvia. Dolores Casariego Molioy Ennque Baqueriza
Guardián. |uan P e * o García Marqués. Diana; Paloma Pérez Iñigo. Sombra; Nicanor Cardeitosa. Música: Jos* Madrid: Miércoles 1 de Mayo de 1990. Audrtono
Garda Román. Libreto: Antonio Muño; Molina Dirección Musical: José Ramón Encinar. Dirección de Escena Nacional de Música. Obras de: Roig Francolí, Pérez
Guillermo Heras. Escenografía: José M ' Fernández Isla/Guillermo Heras. Orquesta Sinfónica de Madrid Maseda, J. Rodríguez Picó. X.Maclas, j.Berea, J.López.
Grupo Koan. Dolores Arenas, soprano. María de los
Angeles Novo, violoncelo. José Ramón Encinar, direc-
tor
i exite un género musical pleno de

S tópicos y arquetipos ese es la


ópera. Pero el tópico hoy en día
puede transformarse, ya sea mediante la
Si alguien se refirió acertadamente a la
música contemporánea española aludiendo
a la pluralidad de sus manifiestaciones estéti-
adquisición de una identidad como ele- cas, también habría que hacer referencia a la
mento estructural o a través de la ironía muy generalizada ausencia de ngor compo-
es el más extremo de los casos. El bos- sitivo y de un discurso actualizado.
que de Diana se inserta en la categoría De entre todas las obras programadas en
de la ópera arquetípica dada la conven- el concierto, sólo dos participan de un len-
cional i dad de su5 presupuestos. guaje moderno: Les Adieux de Enrique
X.Maclas y Chakra de |osé Manuel López. Si
Desde la trivialidad de la música, des- bien hay que hacer mención al buen oficio
conectada de la escena, hasta la banali- de Eduardo Pérez Maseda, el resto de las
dad del libreto, recreado en un ambien- obras del programa se caracterizaba por la
te de novela barata, El bosque de Diana vacilación y comodidad estilística impropia
desarrolla un discurso estéril y falto de de una generación situada en la treintena.
convicción en el que la luna llena y bn- La Partita de Miguel Ángel Roig-Francolí
llante, el asesinato o el hombre fugitivo es por su concepción clasicista un vivo
se convierte en el estandarte de los más ejemplo de lo anteriormente descrito.
manidos Oes de la cultural occidental. Concebida a partir de un texto propio, Me
José Ramón Encinar
El libreto se articula a través de una recuerdas tanto y nada de Eduardo Pérez
mal conducida acción, que pretende Maseda se mostró como una de las mejores
Otro de los problemas relacionados composiciones del concierto. La obra pre-
enmendar la inconsisenda de los perso-
con la falta de entidad de la música es el senta una enorme coherencia, tanto formal
najes y la ausencia de contenido de los
emplo de melodías y secuencias absolu- como estilística, y una expresiva línea vocal
diálogos. Antonio Muño? Molina se con-
tamente desvinculadas del universo en la que la soprano Dolores Arenas se per-
forma con la trama en sí, construyendo
sonoro propuesto por el compositor. Si filó como la intérprete ideal para su clima
una historia desprovista de imaginación
bien esto no puede estar realizado con poético-romántico. A Bao a Qu de Jesús
en la que se echan en falta los elemen-
premeditación, es decir, para enfatizar o Rodríguez Picó aburrió por una constante
tos simbólicos, psicológicos y otras com-
poner de relieve un elemento dramático reiteración y una duración desmedida.
plejas relaciones que una verdadera sen-
(el fiash-back por ejemplo), el autor
sibilidad teatral puede establecer y rela- La segunda parte del concierto se inició
podía haberse servido de otro procedi-
cionar. con Les Adieux del compositor vigués
miento, dada la pobreza del resultado.
Sin conocer de antemano el método Enrique X.Maclas, una ambiciosa obra de
Los desaciertos de )osé García Román más de media hora de duración, que ha
de trabajo seguido por José García
se transmiten también al apartado de la alcanzado su versión definitiva después de
Román y Antonio Muñoz Molina, algo
escritura vocal, debiendo gran parte de dos estados previos. La obra incorpora una
se hace claro; la música no habla de sus
la ininteligibilidad del texto al escaso banda magnética y un complejo dispositivo
personajes. Mientras que la escena
conocimiento de esta técnica, que a las de tratamiento electro acústico en tiempo
deambula torpetemente, ésta cede a
habituales arbitrariedades de los cantan- real, un aparato técnico muy usual en el
recursos orquestales gratuitos, en donde
tes con el desplazamiento de las sílabas. quizá el más inquieto y expenmentado com-
una desconcertante percusión pone de
manifiesto la falta de rigor del plantea- La ¡dea del montaje de la ópera dista positor español en el campo de la transfor-
miento mus i cal, I mucho de la calidad ofrecida en otras mación electrónica del sonido. La versión
producciones del Teatro de la Zarzuela, que ofreció el grupo Koan (movimientos I y
Uno de los problemas de £/ bosque aunque esto bien puede ser achacable al IV) prescindía del tratamiento electroacústi-
de Diana lo constituye la falta de rela- escaso presupuesto con que contaba co en tiempo real, ¿es Adieux participa del
ción entre música y escena, cuya conse- esta representación. sugestivo universo sonoro de Maclas, carac-
cuencia más inmediata recae en la pérdi- terizado por un vivo sentido del color y una
da de sentido de los gestos y movimien- A pesar de todo E! bosque de Diana
suerte de discurso quebrado, que hacen de
tos de los cantantes. Este hecho contri- vino a confirmar nuevamente la enorme
su música una manifestación muy personal.
buye a crear un tono de incertidumbre talla artística de José Ramón Encinar, el
director español más capacitado para el Tras el Estudio de José Manuel Berea
entre la audiencia, que asiste al desarro- sonó Chakra de José Manuel López, una
llo de tramas independientes e incone- teatro musical y el repertorio contem-
poráneo. Los músicos se sienten seguros obra de impecable factura que ya había cau-
xas. José García Román parece haberse sado sensación en su estreno en el Festival
olvidado de que cada arte debe asumir en t o d o momento con un director
sobno que conoce y entiende a la per- de Alicante. Chakra exhibe un discurso
su propio lenguaje, expresado por sus moderno en el que la invención sonora se
medios. En el caso de un género como fección lo que está dirigiendo. Marca
con segundad todas las entradas y corri- muestra como el principal eje conductor.
la ópera en el que se aunan diferentes
ge con singular efectividad todos los El grupo Koan estuvo a la altura de otras
formas de discurso artístico, el fin único
desajustes e imprecisiones propias del ocasiones gracias a la gran entrega y conoci-
debiera anular las diferencias de cada
desarrollo escénico. miento de su magnífico director, José
discurso (música, drama) en pos de una
Ramón Encinar.
unidad que es la que proporciona la
identidad como obra única.
Manel Rodeíro
MR.

SCHERZO 107
MÚSICA CONTEMPORÁNEA

El año de Luis de Pablo


990 es, por múltiples razones, el texto de reflexión su pensamiento-de una turas igual al de cualquier periodo históri-

1 año de Luís de Pablo. La celebra-


ción de su 60 aniversario, junto al
estreno de su ópera El viajero indiscreto le
lucidez extraordinaria-ha resultado a
menudo chocante por su particular senti-
do de la cultura. Poco aficionado a la
co de la música. El serialismo integral,
como técnica compositiva, llegó a tener
una vigencia de unos diez años y en ese
han hecho saltar al primer plano de la música de Brahms, Strauss y Mahler, sus período de tiempo se produjo más o
escena cultural. Algo absolutamente inu- reflexiones sobre el romanticismo resul- menos una docena de obras significativas,
sual para un compositor, debido al pro- tan cuando menos originales. "Si el una cantidad equiparable a la de otros
longado divorcio que entre música y cul- Romanticismo es, en Occidente, la entro- periodos de la música. Hay que tener en
tura se ha dado siempre en nuestro país. nización de Nuestra Señora la Locura-y cuenta que el gregoriano duró mucho
vaya si lo es-, la locura de Brahms no va más que el sinfonismo alemán, las cosas
Para que esto haya sucedido ha sido
más allá del dolor de muelas. Y ¡qué decir suceden cada vez más deprisa. La capaci-
necesaria la creación de una extensa y
de Strauss?. Sus muecas son las de una dad de penetración de la música tiene
proltfica obra que ha tenido que ver la luz
pesadilla tras un cena copiosa-Soíome, poco que ver con la duración del periodo
en la mayoría de los casos más allá de
Eleíctra. tantos poemas sinfónicos- o los estético en el que es creada. Para aceptar
nuestras fronteras. A pesar de este reco-
de un contorsionista-Anoduo auf Naxos. esto hay que tener una gran dosis de
nocimiento, Luis de Pablo no se siente
Capñccio, etc..-¡Qué odioso buen sentido buena fe, y eso es algo que no abunda'.
cómodo con calificaciones tales como
fisiológico hay tras ellos!. Por eso quizá
nueva consonancia o nuevo melodismo. Luis de Pablo ha formado a multrtud de
sigue siendo favonto de un público cen-
que algunos sectores de la critica nacional compositores, tanto en España como en
troeuropeo-y aledaños subcoloniales-,
e internacional no han tenido reparo en el extranjero. Sobre cuestiones relaciona-
decidido a no ir más allá de la nata mon-
concederle. 'Creo que se trata de deno- das con la enseñanza musical se ha mani-
tada-Schagobers-como filosofía de la vida.
minaciones reductoras que no entienden festado a menudo. "La enseñanza de la
Y ahora diré, con permiso de Thomas
la evolución normal de un artista. Mi composición musical deberia orientarse a
Mann ¡rugid, leones!.
aportación a la música no se puede defi- dar al alumno la posibilidad de hacerse lo
nir simplemente por el factor melódico. antes posible con su herramienta, la que
De todas formas, ¿qué es consonancia? y Sobre otros pen'odos históricos de la
música, Luis de Pablo se muestra menos le posibilitará una expresión libre y perso-
¿qué es malsonancia?. Hay que tener en nal. Lo cual quiere decir que el sistema
cuenta que a la critica siempre le han elocuente. Así sobre la herencia de la
vanguardia histórica más importante de actual de enseñanza debiera reconsiderar-
sonado mal determinados periodos de la se, ya que lo que se intenta-a sabiendas o
historia de la música. Para mi gusto perso- las últimas décadas, el serialismo integral,
opina' 'Ha quedado un número de parti- no, tanto da- es prolongar extemporánea-
nal suena peor la Cuarta Sinfonía de mente formas que fueron, pero que no
Brahms que cualquier música de son, de hacer música. O sea, que la ense-
Schoenberg y lo mismo dina del Quinteto ñanza debiera ser estadística: mostrar la
con Piano de César Franck en relación a mayor cantidad posible de técnicas -sobre
Le morteau sans mcñw de Pierre Boulez". todo actuales- y hacerlo de forma crítica-
Luis de Pablo ha sido siempre uno de Mostrando sus debilidades -todas las tie-
los compositores más interesados en la nen- y en qué se complementan unas con
música de los más diversos lugares del oirás. Para ello hay un doble auxiliar pre-
planeta. Su obra se asienta en una evolu- cioso: las músicas del remoto pasado
ción coherente, producto de una profun- occidental y las músicas de tradición no
da reflexión sobre la propia creación. A europea",
esto hay que unirle el rigor compositivo
del que la gran mayoría de la música Ante la cuestión de la existencia de
española ha carecido durante tiempo. "El compositores que hayan seguido de una
rigor es necesario cuando se quiere avan- forma directa la linea de Luis de Pablo, el
zar, cuando se quiere cambiar, No es compositor bilbaíno cree: "Algunos se han
posible un cambio estético sin cierta dosis apoyado en obras mías y creo haber sido
de intransigencia. Las relaciones pacíficas permisivo para no imponer un estilo de
vienen cuando no hay agresividad por componer. La formación ha sido amplia
ninguna parte. Transigir supone detener- para que ellos pudiesen elegir luego, ya
se, tener que asumir el hecho de hablar que un profesor debe ser amplio y no
por boca de ganso". debe imponer, sino permitir. Me resisto a
los seminarios porque rara vez versan
sobre composición y se convierten en
Paralelamente a su actividad creadora,
algo meramente informativo. Un compo-
Luis de Pablo ha desarrollado una ince-
sitor debe tener cierto nivel para poder
sante actividad como difusor de la música
empezar a trabajar con rigor. Yo no me
de nuestro tiempo. La publicación en los
veo como un profesor de conservatorio,
años sesenta de su libro Aproximación a
considero que después de haber adquin-
una estética de la música contemporánea,
do una formación tradicional, el alumno
supuso la primera indagación teónca reali-
puede venir si quiere y veré si yo puedo
zada en España sobre los presupuestos
guiarlo. Los problemas serán entendidos
teóricos de la nueva música. En este con-

108 SCHERZO
MÚSICA CONTEMPORÁNEA

a la música se realiza de una forma muy


simple y creo además que la complejidad
matemática no garantiza ningún resultado.
De todas formas uno tiene que saber en
qué mundo se encuentra más a gusto. Si
a Wagner le fue muy bien en el terreno
de la ópera no se le pudiese haber pedi-
do a Brahm5 que hiciese lo mismo. Una
gran parte del talento de un compositor
consiste en saber en qué terreno puede
rendir más. Aunque sí debo reconocer
que la ciencia está cada vez más presente
en nuestra vida".
Luis de Pablo acaba de terminar un
encargo del Ministeno de Cultura Francés
para dos conciertos monográficos que se
le dedicarán en la próxima edición del
Festival del Metz. Se trata de una obra
para flauta y orquesta y un quinteto con
piano titulados Figura en el mar y
Metáforas, respectivamente.
Ha concluido recientemente también
R/cercoie Recordare un encargo de Radío
Nacional de España para metales, percu-
sión, arpa y piano, que incorpora una anti-
gua obra suya para coro, Retratos de la
Conquista. Ahora trabaja simultáneamente
en dos obras para orquesta de treinta
minutos de duración cada una, producto
de dos encargos de las orquestas de
Euskadi y Tenerife. Esta intensa actividad
ha generado una extensa y prolífica obra
que ha abordado casi todos los géneros.
"Nunca he escrito un ballet Sí, uno for-
mando parte de mi ópera El viajero indis-
creto, pero como obra autónoma nunca.
Sin embargo, si se ha utilizado música mía
para algún ballet, como ha ocurrido con
Iniciativas y con Chamán en México".

Maneí Rodeiro.
Luis de Pobló
después de tener una formación, nunca que quiera escribir una ópera tiene que
antes. inventárselo todo".
Luis de Pablo es consciente de las Durante las últimas décadas se ha dado
enormes deficiencias de la enseñanza un interés creciente entre los composito-
artística. 'El problema de la enseñanza res hacia el terreno científico, en donde la
artística es un tema espinosísimo en todas descripción de fenómenos y la especula-
las partes del mundo, sobre todo en occi- ción abstracta se perfilan como materiales c / H u t r U i , 51 - T(t.: « 9 29 47
dente. La razón es que el ser humano susceptibles de ideaciones sonoras. "La
está destinado a ser el depositario de la informática es un medio más de informa- Todos los rfíis
inmensa herencia cultural de todo el pla- ción sonora. No hay que tener prejuicios Música Clísici tn directo
neta, la música del pasado y la de otras ya que se trata de un medio neutro como
culturas, pero con un cnteno de creación. la voz o el piano. Eí arte no va a cambiar
Hoy en día la formación musical no con- su sentido profundo por variar de proce- De lunei a jueves y a las 23,30: CICLOS
siste en evitar las quintas paralelas, es dimientos. Lo único que ocurrirá será que DE MÚSICA CLASICA, dedicadas a un
autor, a un eslilo o a un periodo de la
mejor aprender las técnicas del ars nova y se acelere la circulación de información". Historia de la Música.
del canto gregoriano, porque sirven para Viernes, sábados y domingos, dos actua-
componer hoy en día. Es necesario hacer SCHERZO: -Se lo decía también en el ciones, a las 20,30 y lan 23,30.
sentido de la aplicación de modelos mate-
un re plante amiento general como conse-
máticos para la composición, un poco en (o
cuencia de tanta información. Debemos
linea de XenakJs.
tener en cuenta que antiguamente un
compositor antes de escribir una nota ya
tenía el noventa por ciento de la obra
hecha. Eso hoy no pasa, un compositor
LUIS DE PABLO: " -Xenakis se sirve
cada vez menos de estos procedimientos.
A mí nunca me han interesado, porque
ééiéééié
creo que la aplicación de las matemáticas

SCHERZO 109
Pon tus lágrimas a secar
La noche del 24 al 25 de abril pasado falleció, en Philadelphia, el saxofonJsta
Dexter Gordon, a (a edad de 67 años. Considerado máxima figura del jazz de la
postguerra, Gordon, que pasó casi 15 años de su vida en Europa y también actuó
en España, deja detrás de si una larga serie de grabaciones de gran importancia, la
mayoría de ellas efectuadas para los sellos Blue Note y SteepleChase. Algunas de
estas obras son mencionadas en el poema de nuestro colaborador Ebbe Traberg,
amigo personal del músico desaparecido, dedica a su memoria.'

"There's a jazz sound. You can't Frente a los espejos en medio de la plaza
describe it- recognize it, feel en una sombrerería empecé a comprender mejor
rt. yes... It's yourvoice. It's vigilados por el receloso dueño la importancia de Tadd Dameron
your speakmg voice." probamos toda clase de bomas y supe también
hasta encontrar la más parecida lo que era tocar
Dexter Gordon
a la de Monk. a la espalda de Billie Holiday
"Let's cool one' el sueño
me dijo de todos los saxos tenores.
No te fies de los periódicos. y en taxi nos fuimos por la Gran Via
Están llenos de rumores absurdos hasta llegar al quiosco Dexter saludaba a mis amigos
como el que hoy publican del Dos de Mayo. presentándose como Desideno Gordon
entre otros Allí ("nunca triste, siempre serio")
Heralé Tnbune, Le Monde y El País
según el cual Dexter hubiera fallecido
en el hospital Thomas jefferson
de Philadelphia
el primer martes
de este mes de abnl
alrededor de la medianoche.
Yo me atrevo a afirmar lo contrario
y calificar los telegramas de las agencias
de mentira
pura ficción de cabo a rabo.
Cierto es que hablan de diversas enfer-
medades
consideradas incurables
pero hombres como Dexter no pueden
morir.
A lo sumo en las películas
y bajo pseudónimo.
Ellos están aquí
conscientes de su responsabilidad
de su obligación de sobrevivir
a fin de mantenernos indemnes
libres de todo dolor
y temor,
Tan sencillo es
y repito:
no es verdad
lo que dicen los periódicos.
¿Acaso no acabamos de ver
a Dexter en Moratalaz
firme como el mismísimo califa de
Córdoba
con los pies sólidamente plantados
en las arenas de un desierto
que se parecía al océano rizado
soplando hora tras hora
hasta cubrir la noche del suburbio
de ojos azules?
Tampoco hace mucho
que
él y yo anduvimos Dexter Gordon en Copenhagen, 1965 FOIO.MALONE
por la carrera de San Jerónimo.

110 SCHERZO
JAZZ

Oexter Gorrión en San Sebastián. Í9S7 FOTO: MALONE

y con la botella de Fundador al alcance King Neptune, Jive Femando y Boston Dinamarca.
sobre el mostrador de marmol Bernie This is always
me hablaba de las extrañas costumbres se acercaron you know"
de Billy Eckstine hasta Mrs. Miniver compareció dijo Dexter al marcharse
de las manías de Sonny Stitt en compañía de Lady Ins B, y desapareció con O/'Betsy
que media sus solos y al final llegó incluso Jug su amor secreto
con exactitud matemática de carne y hueso. que heredó con tanto orgullo
(Cherokee: 3:27, Body & Soul:4'32...). Es todo lo que recuerdo de Ben Webster.
Me hizo participe de ciertos detalles pero por la noche Dexter tocó Maravilloso será siempre volverle a ver
de la técnica de Lester Young B'ues Walk yjust Fnends a este hombre
y me contó las circunstancias detrás de la desgastada puerta alto y espigado como Matterhom
en que Wardell Grey desapareció de la calle Marqués de Villamagna. en posesión de una memoria de elefante
tan misteriosamente y de la mirada mas calida
en el desierto de Nevada No más tarde que ayer mas inteligente
aquella noche de mayo de 1955 volví a oír su profunda voz de este mundo.
apenas doce semanas después y su enorme risotada de oso Si tarda
de que Bird desembarcara. que resonaba entre los valles y cumbres. llenare el tiempo de espera
Subimos al Monte Igueldo con Tower of Power, Biting The Apple,
Y de repente aquel deslucido lugar a almorzar A Swmgin' Affair, Swiss Nighis /-///,
se convirtió en un hormiguero de lujo. en el luminoso espacio 8'ows Hot & Cool, Go y The Panther!
Como si de una evocación se tratara encima de la bahía Sabemos lo que es
empezaron a llegar y hablamos de Mingus y de Méjico ¿verdad?
desde un lejano pasado de Minton's y de Madrid La música, hombre...
individuos excéntricos incluso de Manhattan Plaza. La música no hace más que continuar.
todos vagamente relacionados con la Fieles a la rutina nos despedimos La música nos mantiene en vida
música. con un vaso gigante de vodka más de lo que tal vez imaginas.
Viejos conocidos y acordamos un nuevo encuentro en
tales como Society Red y McSplivens Valby Ebbe Traberg
Freddie Freeloader y Stanley The Steamer la próxima vez que fuéramos a Madrid, 25 de abnl de 1990

SCHERZO 111
ALTA FIDELIDAD

¿Perestroika, en digital?
A
ún recuerdo el día en que un fami- lo que aumentaba por momentos la prueba había resultado muy dura, pero
liar mío, de vuelta del Festival de ansiedad de mi tío. que mientras tanto mi tío. con gran entereza, sobreponién-
Pascua de Salzburgo, trajo en su tenía que escuchar con creciente impa- dose, dijo:
equipaje una docena de CD de Karajan y ciencia mis explicaciones sobre las elec- -¿Qué hay que hacer?
su primer lector de CD. Con el desbor- trónicas de válvulas y su manejo, pasó el Al poco tiempo, con afición creciente,
dante entusiasmo de quien viene de ese tiempo establecido. renovó totalmente su equipo, asi como la
gran Festival, entre anécdotas de viaje, - Es suficiente, vamos a ver... disposición de éste en su salón. Se hizo
reciente la audición de memorables ópe- Unos sonidos horribles, una auténtica lector asiduo de publicaciones especiali-
ras y conciertos, pidió mi colaboración perversión musical, salió, no, mejor, fue zadas. Cada nueva incorporación que
para instalar en su equipo: "el modelo escupido por unos viejos altavoces, que aportaba, musicalmente, algo más a su
más reciente, que acaba de salir al mer- llevaban vegetando plácidamente años, y equipo era celebrada como una victoria,
cado." Efectivamente, y cogiendo de sus que estaban instalados de forma apaisada en definitiva; había sobrevivido. Hoy en día
manos aquél que ¡ba a ser su primer lec- en los extremos de la habitación empo- es un audiófilo pro-digital. Ordena alfabé-
tor CD, modelo que no se comercializa- trados en la librería, según mandaban los ticamente su amplia colección de CD en
ba por entonces por España y puesto a la cánones hi-fi de los años sesenta. Tras archivadores. Desde hace tiempo sonríe
obra, me dispuse a conectarlo a su siste- unos primeros e interminables instantes cuando escucha hablar del disco negro y
ma de Alta Fidelidad. Un viejo modelo de de abrumadora desolación, poniendo de la desesperación de los audiófilos por
amplificador integrado, de válvulas, con cara de paisaje por el fracaso, mientras su ya inevitable desaparición.
decenas de interruptores y filtros ¡ba a nos caía encima aquella inmerecida vomi-
ser mi paciente. Tras limpiar cuidadosa- tona acústica, que personalmente ya casi
mente las entradas de conexión, poner me llegaba al cuello, tomé una decisión Gladsnost
en su sitio mandos y botones que el azar heroica en esas circunstancias;
o el descuido habían desordenado, me - Esto es mesctichable y detuve la España ha sido tradicionalmente un
dispuse a realizar el tnjeao. Los viejos audición. país muy pobre en Hi-fi. La autarquía
amplificadores tienen algo, como los vie- Y lo curioso era que, cuando se conec- impuso un sistema de cupos de importa-
jos pianos o las viejas radios a válvulas... taba en phono, a su plato Garrard con la ción y de exagerados aranceles de adua-
ademas de mucho polvo. cápsula Shure, el equipo producía un run- na, sin conseguir por desgracia y salvo
- Ahora te traigo un paño, la verdad rún de lo más normal, como cuando uno excepción un florecimiento de la indus-
es que desde que lo compré no lo he sube en ascensor con ambientación tria electrónica nacional. Nuestro país ha
vuelto a mover de su sitio.- musical, un borrón sonoro de lo más ino- sido, además, muy caro en cuanto a Hi-fi,
Tras dejar académicamente que el fensivo, que me pareció incluso mejor y no sólo por las cuestiones burocráticas
amplificador se calentara unos minutos, que los conciertos por televisión. La aludidas: ¡Quieren ejemplos?

Wodra. Theto, KrefL el ocaso del vmtlo «Sn lógranos»

Í72SCHERZO
ALTA FIDELIDAD

Los años sesenta fueron, por lo gene- o parecido, en cualquier caso; intere ciencia y muy fáciles de amplificar. Otra
ral, peores para la H(-F¡ que los dorados sante. posibilidad complementaria es cambiar
sesenta: desaparecieron las válvulas y de amplificador con el antiguo y sus cajas
aparecen los primeros diseños de transis- Manual del perfecto superviviente. más el plato giradiscos. los niños pueden
tores; en consecuencia, el 90% de los disfrutar de otro equipo en su cuarto y
equipos españoles de Hi-Fi antiguos no Es terrible el dilema de quien posee de paso,., usted queda libre en el salón.
son aprovechables hoy en la era digital, una cadena* recién comprada. Pero Vanas marcas ofrecen modelos asequi-
pero lo que es peor, siguiendo una tradi- también puede tener solución. Si están bles para sustituir con éxito y sin excesi-
cional costumbre doméstica, la mayoría interesados en mejorar su audición y des- vo dispendio al que compró su cadena,
de sus propietarios han sustituido /a a cartan eso de empezar de cero, que tan- en concreto me refiero a los pequeños
estos ancianos, que consideran tan sólo tas veces se indica en los comercios, les integrados ingleses: Mission Cyrus I,
trastos,