Sei sulla pagina 1di 116

REVISTA DE MÚSICA

Año V - n.u 46 - Julio/Agosto 1990 - 450 Pías.


I
SIMÓN RATTLE

LA OPERA EN ESPAÑA

SIMÓN RATTLE
un camino tranquilo
Nuevo convertidor Bitstream D/A

CO BITSTREAM - Philips cambió hosto ahora »- EL MODELO A SEGUIR *• Algunas de sus

todos los conceptos del sonido con la otras ventajas han convertido lo tecnología Bitstream en el

invención y desabollo del Compact Disc •• Y ahora introduce modelo a seguir •• Como, por ejemplo, que la respuesta de

otro Cambio revolucionario: La Tecnología Bitstream *• la gama medio de frecuencias ofrezca ahora un abanico tan

Mediante ésta, el proceso de conversión de la señai digital extenso de volores, que lo voz se distinga con una precisión y

del sistema CD en sonido es aún más perfecto •- UN BIT ES claridad absoluto, que las señales de bajo nivel no admitan

MUCHO MAS •" Básicamente la tecnología Bitstream se comparación y que la "imagen estéreo" se optimice de tal

basa en lo utilización de conversores digitales/analógicos de modo que desaparezca el efecto estéreo homogeneizado •-

un solo bit "- De esta forma, lo señal binario originaria mul- Es significativo, por ejemplo, que una de los más prestigiosas

ti-bits procedente del reproductor del Compact Disc se con- revistas sobre sonido le hoyo concedido el premio "Techno-

EL MAYOR INVENTO DESDE EL COMPACT DISC


TAMBIÉN ES DE PHILIPS.

vierte en un flujo de dato: de un solo bit de alta velocidad *- logy Award" "• SÍ desea información más detallada, visite

Un solo bil que se muestrea instantánea mente 256 veces •* Y a su distribuidor Philips y compruebe

las ventajas de tener un solo valor de corriente inmedia- por sí mismo la calidad de los nue-

tamente se hace notar *• Todo el proceso de conversión es vos reproductores CD de Philips

digital sin utilizar divisiones de corriente analógicos •- Por lo equipados con DAC Bitstream.

tanto, la conversión siempre será de gran precisión, sin erro-

res ni fluctuaciones, sin alinealidodes ni distorsiones "• Resu-

miendo: un sonido que alcanza una perfección desconocida

PHILIPS
Edita
SCHERZO EDITORIAL. S.A
O Marqués de Mondéjar. Jl 1° C
28028 Madrid.
Telef (91)246 76 2?
Fax (91) 256 18 64
Presidente
Gerardo Queipa de Llano Año V n.° 46 - JULIO-AGOSTO - 450 pías.
Director
Amonio Moral
Director Adfunlo
|dwier Alfaya
Redactor /efe
Ennque Martinez Miura
Consejo de Redacción
Javier Atfaya, Roberto Andrade Malde. Dünungo del
Campo CasTel. Santiago Martín Bermúdez. Antonio
Moral, |osé Lu* F£rez de Arteaga. Arturo Reverter. |o$e
LÜR Téllez
Secciones
Redacctonen Barcetow Francesc X Mata Redacción SUMARIO
en Valencia: Blas Cortés. Actualrdad Enrique Martínez
M>ur3 yjaver Alfaya Discos Enrique Pérez Adrián Li-
bros Xoan Manuel Carrera. Alta Fidelidad Alfredo OPINIÓN 4
Orozco \&zi Ebbe Traberg. Música contemporánea:
Manuel Rodera Educación musita!: Víctor Pnegc Dan-
TRIBUNA LIBRE:
za Jesús Castañar — Escuche, Francisco Diez del Corral 8
Colaboran en este numero
ACTUALIDAD 10
Javier Alfaya, Roger AJier. Roberto Andrade Malde. ESTUDIO:
Luis Andreu. Alfredo Brotons Muñoz, Josep Mará BI_K — Músicos excéntricos: Sorab|i y Scelsi. Francisco Ramos.. 35
quests. Ricardo de Cala. |uar> Antonio Carnbrefeng Ro
ca Domingo cfel Campo Castel Sansón Carrasco. Luis ENTREVISTA:
Fernando Carvajal Bláquez. Eduardo Gasaniíeva Pe- — Simón Rattle: un camino tranquilo, ¡osé Luis Pérez de Aríeags. . 41
draja. |esu5 Castañar. Miguel Ángel Coria. Rías COJ--
lév Francisco Diez del Corraf. Pedro Elias. Fernando ACTUALIDAD DISCOGRAFICA 51
Fraga, Roma™? Gandolf r florentino Gracia UEnHas. Al REFERENCIAS:
Iredo Kraus. | o w Antonro Lacarcek Kenneth LoveEand.
Santiago M í r t m Bermudez, [oaquin Martin de Sagar- — La opus 14 de Berlioz, Pedro Elias 54
minaga. fnnqüe Martínez Miura. frantesc X Maca. DISCOS ! 58
Blas Malagoró. L U Ü Morales Giacomán. Wolfgang
Amadeus Mozart. Alfredo Orozco Buezo, Rafael Or ESTUDIOS DISCOGRAFICOS:
tega Ba^ago'Li. Lurs de Pablo. |ose Luis Pérez de Ar — Bntten: Cuatro óperas y una propina, Santiago Martin Bermúdez 73
Teaga, Gerardo Queipo de Llano Onamdía. Francisco
Ramos. Arturo Revene-, |ordiRibera» Befgos. tduar- — Ni uno ni otro, Roberto Andrade Malde ,.. 76
do Rincón. Manel Rodeno. Anloni Ros Marbár Andrea — Europa exilia pero no ahoga. Pedro Elias 77
Rurz Tarazonar lose Luiz Téilez, Pifar Tomas Gonz¿
lez. Ebbe Traberg. fsabel Uriana. Juan Ángel Vela del — £1 legado de Erich Kleiber, Arturo Reverter 78
Campo. A l & t r l Vifardell. Franc^co |c^e Vrflalba Ta- LIBROS 80
lavera.
LA GUÍA 82
Coordina d Dos-er de este numero1 DOSIER: La ópera en España 83
Juan Ángel Vela del Campo. — Ver y oír, Juan Ángel Vela del Campo 84
Diseño de portada; — Las voces, Arturo Reverter ,. 85
Arquetipo.
— Sobre las voces españolas, Alfredo Kraus 89
Foto de portada EMI
— Los públicos, Francisco José Villalba Talavera 90
Maqueta1 Arantza Quntarilta.
— Pensando en voz alta, Luis de Pablo 93
Admimst racen.
Cnstobaf Andú|ar (Contabilidad). Cretina Miltel ( d í - — Los teatros, Juan Antonio Cambreleng Roca 94
trrbucion y suscripciones). Soma Yuste (secretariaJ. — ¿Otra vez el Real?. Antont Ros Marbá 97
Fubiradad — Propuesta para un plan general de salubridad canora. José Luis Téllez 89
Doble Espacio
General Yague. 10 • 28020-Madrid
— E! coro: una función institucional, Romano GandoKi 101
Teléh {9¡) 555 67 67 597 f; 63 — El Liceu de los 90, josep Mana Busquéis 102
Fax (91) 556 13 07 — Protagonismo de Sevilla en la ópera. Luis Andreu 103
Impr-me MARTE. S.A
MÚSICA CONTEMPORÁNEA:
Telef f9l) 472 84 00
Fotocomposicón1 Lumimar, S A — Luigi Nono: ética y arte, Manuel Rodeiro 104
Alba«n?. 48 50 • 28037-Madnd. — Enrique X. Macias: La estética del movimiento, Mánel Rodeiro.. 106
Telé". {91) 2ÍH 30 0F • Fax (911 204 9b 4fl DANZA, Jesús Castañar. 107
Depósito lega! M-4IB22 1985 JAZZ:
ISSN 0213 4302
— Episodios, Ebbe Traberg 108
SCHERZO es una publicación de carácter plural y no
pertenece ru esli adscrita i ningún organismo pübhco ALTA FIDELIDAD:
m privado. La diretción respeta la libertad de o p r e - — ¿Perestroika en digital? (Continuación), Eduardo Casanueva Pedraja \ 10
sión de 5us colaboradores Lm lejetm firmados son de
la exclusiva rttportsabilfdad de los firmantes, no s'Pn — La institución Decca, Alfredo Orozco Buezo III
do por tanto opinión oflaal de la revota EFEMÉRIDES, Luis Fernando Carvajal Blázquez 114

SCHERZO 3
OPINIÓN

Por una vez, seamos serios

nos declaraciones polémicas de Mari Car- edición para 1991, con presencias como la de lo

U
men Palma, directora del Festival Internacio- Orquesta de la Gewandhas de Leipzig con Kurt
nal de Mús/co y Danza de Granada, a una Mosur al frente, un Don Giovanni dirigido por Ros
revista profesional extranjera, han provoca- Morbo con Raimondi y la O. de Cámara holandesa,
do una notable marejada tanto en la referi- etc., de lo que nos congratulamos. Pero queda pen-
da ciudad como en otros lugares, (que, por fortuna, diente una explicación de por qué lo que se ofrece
parece haber remitido). Independientemente de lo este año en el primero de nuestros festivales, es ton
que haya de justo o de injusto en esos declaraciones mediano.
-lo que lo directora del Festival dice, por ejempio, Pero nos quedamos en la anécdota. Hace años en
sobre el estado más que preocupante de la educación Madrid se armó un revuelo considerable porque la
musical va, como diría uñ castizo, a misa -lo que directora del festival de Otoño había dado empleo o
resulta irritante es que las airadas reacciones en con- un pariente suyo en la venta de entradas. En casos
tra se produzcan por los aspectos más superficiales y semejantes boy gentes que se recubren de inmediato
anecdóticos de éstas. Nadie ha discutido la asevera- con un manto de puritanismo inaguantable, converti-
ción dé que la vistosa política de construcción de audi- das en vestales integérrimas que se ofenden con la
torios por parte del gobierno no se complementa con más mínima. Sin embargo, pocas críticas sólidas y sol-
uno adecuado atención a los urgentes problemas ventes se non hecho o un Festival como ése, que se
estructuróles de nuestra músico. Sin embargo alguna los merece y muy serias.
observación sobre el carácter de la ciudad andaluza La cuestión estnba en que si ocurre en política, ¿por
han provocado reacciones verdaderamente calderonia- qué no va a ocumr en lo cultura en genero' y con la
nas. Ha habido incluso quien ha exigido que Man músico en concreto? Entre nosotros los polémicas
Carmen Palma sea declarada 'persona non grata" en adquieren enseguida el vuelo gallináceo de riñas de
Granada. patio de vecindad, con el subsiguiente escamoteo de
Resulta curiosa y cosi divertida la tendencia que existe las cuestiones de fondo, Nos peleamos con una
en nuestra país o quedarse con el aspecto pintoresco pasión digno de mejor causa, alborotamos, gritamos y
de las cosas y soslayor en cambio las polémicas de la sustancia de lo debatido se trivializa en chascam'llos.
fondo sobre los verdaderos problemas. Que sepamos Y las razones de que los cosas marchen mal quedan
nadie ha dicho uno palabra sobre el bajón de calidad ocultas en una nube de palabras que no quieren decir
absolutamente nada.
que este año ha sufrido el Festival gronodlno ni sus
causas. De una programación importante -que incluía, De vez en cuando convenia que alguien resucitara el
entre otras, las actuaciones de la 0.5. de San Francis- filipesco Sosegaos para que fuéramos capaces de
co con H. Blomstedt y la de Montreal con Ch. Dutoit- sentamos en tomo a una mesa y sin crispociones dia-
se ba pasado a otra que reduce a un nivel más bien logáramos sobre lo que va mal -que es, por desgracio,
provinciano al festival. Hay en perspectiva una buena mucho- en nuestro sufnda y doliente vida musical.

4SCHERZO
OPINIÓN

UNA BROMA MUSICAL


DISPARATE MUSICAL

Disparate en carne viva (II)


a mili de Mateo terminó como

L
ca? ¿Qué sitio tenia él con su viola, sus
había empezado, o sea, mal. El Forqueray, Marais o Bach, en esta abo-
chaval volvió a su casa con unos rregada sociedad plagada de conven-
cuantos meses de menos en lo que a cionalismos, modas y contramodas?
dedos se refiere, y reanudó su carrera Todo esto se le vino a la mente a
de derecho, que poco después finalizó Mateo según llegaba, tras consejo uná-
con éxrto, aunque seguía sin entender nime de sus próximos, a la consulta del
por qué demonios la había hecho. Dr. López, por más señas psiquíatra.
Encontrar empleo como gambista Esta era su última esperanza. Evidente-
no era moco de pavo, y Mateo se mente, algo no funcionaba bien en su
resignó a trabajar como abogado, por- cabeza, o por lo menos eso se hablan
que ya no estaba en edad de seguir preocupado de transmitirle un puñado
con la sopa boba y en su casa le empe- de oímos caritativas Aquel día Mateo,
zaban a mirar mal. Comenzó en el el loco por la música, empezó a monr
departamento de personal de una un poco, de forma casi imperceptible
e de confesar que me siento

H
empresa importante, fue ascendiendo, hasta para él mismo. Aquel día Mateo.
satisfecho. Se es narcisista hasta se casó y, en una palabra, pasó por el empleado, el consumidor, el nuevo
después de muerto. Mi festival, el todas las etapas que hoy en día se con- ñmster man, empezaba una nueva vida,
III Festival Mozart de Madrid, que. aun- sideran normales en una persona nor- para satisfacción general de su entorno
mal. La viola da gamba seguía entusias- y de todos los Bruster que le rodeaban.
que algunos lo ignoran, organiza esta
mando a Mateo, pero éste veía con La suya sería en adelante una vida llena
excelsa revista, ha sido un éxito. Sobre horror que cada día pasaba más tiem- de intereses, plazos, cuentas cormen-
todo un éxito de público. Disfrutar de po en la oficina y menos en su casa, tes y no tan corrientes, totales, parcia-
mí música sigue siendo un manjar extra- más ligado a papeles que nada le inte- les, T.AE..S, convenios colectivos, pluses,
ordinario. Sin perjuicio de las versiones resaban y menos a su quendo instru- planes de pensiones, chequeos para
mento. Pasados cinco o seis años, ver sí va bien el colesterol (para com-
que ios polacos y checos dieron de mis
Mateo empezó a preguntarse casi por probar que va fatal y poder decir que
óperas, lo mejor era la expresión de todo. ¿En qué catecismo figuraba el no se puede comer casi de nada, que
felicidad de las gentes cuando sallan del pecado de tocar la viola da gamba? queda muy bien), stress, medidas con-
teatro. Ni Chaves después de las elec- ¿Por qué a finales del siglo X X la prácti- tra el ídem, carreras de fondo para
ciones en Andalucía. Ni Maradona des- ca musical, por lo menos a nivel ama- mantener el tipo, reuniones, comités,
teur, seguía siendo mayontanamenté despidos, acuerdos, tratados, campa-
pués del gol de Argentina a Brasil, ñas, anuncios, mosíers, siglas, calidades
cosa de señoritas, con todo respeto
La verdad es que me estoy haciendo para ellas? ¿Por qué un músico como él de vida (7), disfrute la diferencia, hacien-
muy culto con esto del Mundial de fút- no podía ganarse suficientemente bien do somos iodos (menos el hermanísi-
la vida? ¿Cómo casar la creciente oferta mo), sevillanas, discos de luísito, comi-
bol, Polster y Rodax suenan más por el
musical con una sociedad que cada vez das, cenas, motivaciones, íytes, kibby-
Prater que Haydn o Fu*, Asi son las concede menos tiempo libre al público, tes, megabytes, casos, populanzaciones,
cosas. Monry resucitar para ver. Millo- último destinatario del invento? ¿Cómo divulgaciones y climas de distensión. En
nes de seres humanos pendientes de asistir impertérrito a la irresistible ascen- una palabra, una vida normal, que ade-
estos jovenzuelos de pantalón corto sión de irrespetuosos luisitos mientras más era valorada muy positivamente por
en provincias se disuelven orquestas? el entorno de Mateo. Sólo una cosa no
que persiguen, no siempre con frenesí,
¿Cómo entender los súbitos intereses había cambiado y quizá no cambiaría
ese pelotón de cuero llamado balón. de la ¡es, café o management society en nunca: Mateo seguía sin entender nada.
Yo mismo hablando de fútbol... Es el estos campos culturales, cuando ellos El era la viva encamación del disparate.
signo de los tiempos. Si mr padre levan- mismos contribuyen a un creciente ¿O era al revés?
tara la cabeza, los ponían a todos a desmantelamiento de lo que al ser
humano le queda de tal, incluyendo en
ensayar el violín hasta que se les destro-
ello a la cultura y, clara está, a la músi-
zaran los dedos.
Rafael Ortega
Tengo que hacer algo para escapar
de esta trampa en la que ríos envuelven
a todos, mortales e inmortales. Echo de
menos mi vie¡o clave, las charietas con i interesantes
Nannerl, las discusiones con Constanza, \ ?!W\ escuela Jo'Duina • in\cnhti\e hoy mhnuí
la falta de dinero, mis cervezas con llámenos!
«T SOTO MESA
w*—
Schikaneder, el papel pautado, mi billar.,,
experimento la sensación de que no 2478583/2482927
debí aceptar esta resurreción pagada
Losf.lniH.i •<•• "-.mil,11711 2
porque, meinen lieben, esto da bastante
S.mlrlli"• tlt-ri J
asco. Baños de experiencia nos avala/1 JHHI.I MMíHID

VV.AM.

SCHERZO 5
OPINIÓN

BACHILLERÍAS ÁNGULOS

Más pobres
De officiis
risis definitiva de la Orquesta Filar- extremos lamentables. Esas depaupera-

Ofertas C mónica Bética de Sevilla, desapari-


ción de la Sinfónica de Valladolid,
de la de Asturias... La cuenta empieza a
das ciudades donde había media docena
de conciertos al año y unas cuantas con-
ferencias sí que eran signo de subdese-
• ASESORES empresa artística sol- ser larga y sobre todo, el signo es inquie- rrollo y no el hecho de que cada ciudad
vente. Sustancioso contrato hasta 3 I tante. Lo que resulta más duro, más des- o cada comunidad autónoma quieran
diciembre 92. Preferible directores concertante es la indiferencia con que se tener una vida propia. Ojalá hubiera en
centro cultural oficial o en buenas reciben semejantes noticias. Parece España una cincuentena de orquestas
relaciones con Murcia. como si siglos de centralismo no hubie- sinfónicas como existen en países meno-
• TENOR amplio espectro para ran demostrado largamente su ineficacia res en envergadura y en población. Las
asesor Expo 92. Ofrécese 53.400.000 para hacer marchar las cosas públicas. Se habría buenas, menos buenas, medio-
ptas. hasta 31 octubre 92. Gastos des- dice; pero si lo que hace falta es que en cres o malas. Pero habría vida, oportuni-
plazamiento y galas aparte. Inútil curri- el país haya dos o tres orquestas buenas dades para estrenar obras de composi-
culum. Basta decir nombre. de verdad. Lo demás no vale la pena. tores poco conocidos, posibilidades de
• SEÑORITAS buena presencia Asi que a uno se le ponen los dientes llegar a la música en directo, sin la
para grata compañía directivos feste- largos cuando ve por el mundo adelan- mediación del disco, etc.
jos 92. No necesanos conocimientos te, por Europa y por EE.UU.. el signo es Sin duda, en esa oferta mútiple, des-
musicales o artísticos. También chicos. precisamente el contrario: cada vez mas central izadora, que surge en el país con
• CONCIERTOS para grupos sin descentralización de la música (donde la gran indignación de algunos, es caótica
escrúpulos dispuestos a montar lo ha habido, como en Francia), cada vez en muchas ocasiones, y eso es necesario
que sea con tal de que pueda colar en más conjuntos sinfónicos o cameristicos corregirlo. Pero lo que es como para
magno centenario. provincianos.. Aquí, sin embargo, hay una echarse a llorar es la nostalgia por ese
mentalidad largamente arraigada que orden de cementerio (por escasez, por
tiene una peculiar idea del Estado según miedo) en el que tantos años ha vivido
la cual éste tiene dos centros -uno de la vida cultural -y lo demás- en España.
Demanda!
ellos aceptado más bien a regañadien- El hecho de que un estudiante de direc-
tes- a los cuales hay que sacrificarlo ción en un conservatorio provinciano
* MURCIANO, experiencia en pasi- todo. Asi la vida cultural debería centrar- trabaje con una orquesta, por modesta
llos y despachos de ayuntamiento, se en Madnd y en Barcelona: los demás que ésta sea, es un signo saludable. Al
diputación, ministerio de cultura, caja a mirar abobados y a hacer un via|ecito menos el estudiante sabra por experien-
de ahorros y otras, ofrécese como al año al foro para echar una cana al aire cia propia, personal, qué significa estar
director de festivales o asesor de fes- si se tercia y admirar -si se es leído- su en medio de una cincuentena de músi-
tejos. Abstenerse ofertas por debajo oferta cultural. cos y tratar de que suenen acordados.
de 10.000.000 ptas.
No va uno a ponerse solemne por- No es poca cosa.
•DIRECTOR teatro oficial en acti- que no vale la pena, pero sí recordar Volver a los viejos esquemas es volver
vo ofrécese como asesor de puesta que el centralismo político y cultural a las viejas miserias. No sé en otras par-
en marcha de edificios, 9.100.000 español ha sido una catástrofe histórica, tes, pero en este país desde luego que
ptas. hasta 12 octubre 92. a la cual se deben muchos de nuestros cualquier tiempo pasado fue mejor.
• REPRESENTANTE para grupos o males presentes. La pobreza de la vida
solistas tímidos. Comisión a convenir cultural española llegó en las provincias a Javier Atfaya
entre 25-30%. Amplios contactos con
la mafia en Siracusa, Chicago, Marsella,
CARTAS mes de febrero, un recurso contencioso-
etc.
admmistrativo ante la Audiencia Territonal
•SEÑORA legítima de asesor Expo
92. Funcionaría en excedencia ayunta-
Referencias de La Coruña.
2' Que antenormente a la celebración
miento de Murcia. Aceptaría algo en
Sevilla por dos años. 5.000 000 ptas.
personales de las oposiciones para profesores espe-
ciales de Música - cuya impugnación
anuales. constituye el objetivo de mi recurso con-
" BACHILLER por Salamanca ase- Con referencia a una carta dirigida a tra el Ayuntamiento- yo no conocía para
sorarla musicalmente a marquesas o usted, señor Director, y publicada en el nada y tampoco había oído nunca el nom-
duquesas. Casi sin exigencias. mes de mayo último, y en la que se me bre del autor de la carta que se digna
" M Ú S I C O titulado en composi- cita con mis apellidos, creo un deber -por citarme. (Y le pido perdón por no cono-
ción, rn us ico logia, pedagogía musical, lo mucho que le debo a la música- y un cer a la que ahora me entero resulta ser
piano y vanos instrumentos (veinte deber - p o r referencias personales- hacer una personalidad tan destacada en el
años de estudios). Daría clases parti- las siguientes aclaraciones: mundo de la música). Y qué mal le podía
culares de lo que fuera a cambio de la I* Que mi carta iba dirigida al Alcalde haber hecho nunca una siquiera llamada
comida. del Ayuntamiento de Vigo. Y que de telefónica; entre otras raaones. porque
hecho es contra él única y exclusivamente nunca supe ni su teléfono ni su domicilio.
(y más concretamente, contra una deci- 3' Q u e en todo caso, de lo que él
Sansón Carrasco sión del Pleno de dicho Ayuntamiento) mismo escribe, parece deducirse clara-
contra quien tengo presentado desde el mente que no está en posesión de la trtu-

6 SCHEBZO
OPINIÓN

"Para ser profesor especial de un Con-


AL MARGEN servatorio Superior es obligatorio estar en
posesión del titulo de Profesor Superior o
Mastuerzos del título Profesional del Plan de 1942'. Y
el Conservatorio de Vigo es Superior.
Entonces... En cuanto al Conservatorio
raves majaderos, tontos solem- que él cita, me limito a precisar que dicho

G
trona a otra, una parálisis progresiva
nes, brillan en esos consejos Conservatorio sólo ha sido reconocido
aqueja a nuestra música. A lo peor
asesores que nuestra candida como Superior entre septiembre-octubre
alguien ha pensado f?) que con la sufl,
Administración convoca para diluir su del año pasado.
la Avant-Garde de los 60. los derviches
responsabilidad. Si causa general asom- giróvagos y otras curiosidades y rumas Y con esto doy por definitivamente
bro que tan notorios memos aconsejen por el estilo ya ha cumplido con la zanjada esta modesta querella. Agrade-
a los funcionarios, no menos común patna. Pues no, ni muchísimo menos. Es ciéndole sinceramente, señor Director.
desconsuelo producen los colegiados preciso hacer un supremo esfuerzo tanto la publicación de mi Carta abierta al
disparates que entre todos fatalmente para evitar que nuestro patrimonio Alcalde de Vigo como la de estas simples
perpetran. -histórico y actual- sucumba ante sus aclaraciones personales. Y me atrevo a
Asi las cosas, no es raro que suceda circunstanciales (y ojalá que transito- esperar que tanto la carta como las acla-
lo que ocurre, pues ya dirán Uds. si es rios) administradores y los benditos raciones puedan ayudar a elevar un poco
pasar el que dimita fulana, se marche que orientan sus traspiés, sin olvidar a la dignidad de una Profesión y de un Arte
zutano o que, por contra, mengano se esa docena de tartufos que abusan de tan degradados en la actualidad por cierto
la tnste condición de tantos lilas para tipo de políticos y de política musical.
quede, quien sabe, ¡Ay!, si para siempre.
¡Santa inocencia! ¿A quién pueden inte- aliviarles los presupuestos.
resar tales ¡das y venidas? luán Lago Casal
Pero mientras estos individuos carga- Vigo
dos de letras desbocados de una pol- M/gue/ Ángel Coria

lación adecuada para ocupar la plaza que permite la docencia en los Conservatorios
ocupa. Y éste es el auténtico quid de la de Música.
cuestión y por lo que me vi obligado a Y en cuanto al título de flauta al que se
referirme a él, cuidando siempre de no refiere, también en este caso me limito a
citar su nombre. citar textualmente la respuesta que a este
En efecto. El afirma que es Licenciado respecto me ha dado el Organismo cita-
en Historia del Arte. Pues bien, con refe- do: "£! Viejo KDíolín"
rencia a este punto, en respuesta a unas
preguntas hechas por este servidor y con-
testadas por escrito por la Subdirección
General de Coordinación y de la Alta Ins-
Dos erratas ESPECIALIDAD EN INSTRUMENTOS
DE ARCO MÉTODOS-ACCESORIOS
pección y de la Comunicaciones Autonó- Dos ilustres colaboradores de SCHER- CUERDAS-ESTUCHES, etc.
micas del Ministerio de Educación y Cien- Z O han visto alterados sus nombres por FOTOCOPIAS-COMPACT DISC CLASICO
cia, se me contesta textualmente; errata en sendos artículos aparecidos en
«En aplicación del art. 14 del Decreto la sección de «Tribuna Libre». Se trata de Espíritu santo, 41
de 10 de septiembre de 1966, el Titulo José Manuel Caballero Bortald y Antonio
28004 MADRID Telef. 522 47 56
de Licenciado en Historia del Arte no Fetres. A los dos nuestras excusas.

Licenciado en Musicología

En el curso 1990-91 se impartirán los cursos de cuarto y quinto de la especialidad de musicología,


además de los cursos de doctorado. Pueden cursar la especialidad de musicología aquellos
alumnos que hayan superado el primer ciclo de Geografía e Historia; está en estudio la
posibilidad de que otros alumnos de carreras de humanidades puedan acceder asimismo a dicha
especialidad. Son imprescindibles los siguientes conocimientos de técnica musical: armonía
a un nivel equivalente al de tercer curso de conservatorio, nociones de contrapunto y
dominio de un instrumento a nivel de grado medio.
INFORMACIÓN: Departamento de música
Patio de escuelas, 3, 29
37008 SALAMANCA
Tel.: (923} 29 44 00. Ext. 1238

5CHERZO 7
OPINIÓN

TRIBUNA UBRE

Escuche
D
eje /a de darle vueltas al asunto, que no merece la pena.
Póngase a gusto, SI. quítese los zapatos, que los zapatos, ya
es sabido, siempre aprietan. Y ahora, con delicadeza, con
suma delicadeza, escoja un disco, compacto o de vinilo, pero, a ser
posible, de música clásica Mozart, por ejemplo. Y en las fechas que
estamos, mejor que mejor; la primavera y Mozart siempre han
hecho muy buenas migas. Aunque en esto, como en todo, Mozart
sea también muy especial, desde luego.
Colóquelo ya en el aparato. Pulse el botoncito o la tedilla... y
olvídese. Olvídese de la oficina, cada día más siniestra, de Pedro y
de Juan, que hay que ver cómo son, parece mentira, y mira tú que
lo de Consuelo, si es que es increíble. Y de la bulla, y de la furia, y
del dinero, sí, del dinero, que no se puede estar siempre pensando
en lo mismo. En fin, para qué andamos por las ramas: olvídese de
todo. De todo, que es nada. Olvídese y escuche: esa sonrisa intac-
ta, esa melancolía esperanzada, esa delgada claridad tan suntuosa. Y
esa brisa, y ese amor, y ese temblor. Y ese mar, grave de sombra,
también, que tanta luz anticipa. ¿A que si? ¿A que es un poco como
si tocara el corazón del mundo? ¿Como si, al escuchar esas músicas,
supiera más, conociera más, se reconociera incluso?
Y es lógico. La música, como cualquier otro arte, es también una
fuente de conocimiento. En definitiva, nuestro sentir y nuestro pen-
sar remiten a una idéntica experiencia; la de la vida. De ahí que el
arte sea, en cierto modo, otra forma de saber. Así decía Marx -y
ustedes perdonen que, tal como está el patio, uno siga erre que
erre- que las novelas de Balzac le habían enseñado más sobre las
historia moderna de Francia que todos los eruditos tochos que se
habla tragado. Y asi también un pasaje de Mozart, por ejemplo,
puede ¡lustrarle a uno más sobre el sentido último de lo que al
mundo le pasa, que toda la masa de información que consume, al
tiempo que se consume. Aunque en la música, por su carácter
supraformal y abstracto, esa relación entre sentimiento y conoci-
miento, arte y saber, pueda parecer pura metáfora.
Sin embargo, escuche: ¿oye cómo es el mundo? Seguro que sí,

Francisco Diez del Corral

8SCHERZO
ACTUALIDAD

RENTERÍA .OGROÑO

Un nuevo
Musikaste
De nuevo el Teatro Bretón
ción, disfrutó de un continuo
flujo cultural del que ha
La Semana Musical de Rentería (Gui-
carecido en años posterio-
púzcoa), celebró su vigésimo octava edi-
res. Entre las innumerables
ción entre el 21 y el 26 de mayo. La Coral
actuaciones musicales que el
Andra Mari, que dmge José Luis Amorena.
Bretón acogió, y para dar
y Eresbil (Archivo de la música vasca)
idea de la calidad de sus
pueden sentirse orgullosos de esta gran
programas, nombraremos a
muestra musical en la que lo propio es
dos artistas nojanos de altu-
atendido del modo más inteligente,
ra indiscutible: la pianista
Este año hubo una importante recupe- Estrella Sacristán y el violinis-
ración, la del compositor alavés Juan Gar- ta Celso Díaz; y a los espa-
cía de Salazar (1639-1710), notable poli- ñoles y extranjeros como
fonista que ocupó cargos en Burgos. Pilar Bayona, Iturbi, Argenta,
Toro, Burgo de Osma y Zamora. El con- Yepes, Cortot, Katchen, Trio
cierto dedicado a García de Salazar como de París, Cuarteto de Versa-
a cargo de la Capilla Peñaflorida. fundada lles...; sin contar con la legión
por el musicólogo Jon Bagues, uno de los Interior del Teatro FOTO:CAMAM OSCURA de orquestas de estos y
pilares de Musikaste. Al frente de la capilla otros lares que sería imposi-
está el director, musicólogo y davecinista El día 22 de mayo reabrió sus puertas ble enumerar.
José Rada, eminente personalidad dentro el logrones Teatro Bretón, con lo que la
Durante todo el mes de junio, a modo
del ámbito de la música barroca, especial- capital nojana recuperó un digno espacio
de inauguración de las que hace época, se
mente en la de nuestro país. para la cultura que le faltaba desde que,
ha ofrecido al público riojano un ambicio-
Como viene siendo costumbre, hubo en el año 1979, un fuego arrasó el edifi-
so y denso programa de actuaciones:
un concierto dedicado a compositores cio, del que sólo ha podido mantenerse la
Ballet Nacional de España. Opera de
vascos de vanguardia. El Grupo Instru- fachada.
Cámara de Varsovia, Orquesta Sinfónica
mental de la Escuela de Música Jesús Gun- El Teatro Bretón, nacido Quintana en
de Moscú, Piccolo Teatro di Milano,
di de Vitoria estrenó obras de Guerenba- 1879, fue construido por suscripción volun-
Compañía Estatal del Folklore Soviético,
rrena, Extremiana, Osteriz. Mendizábal, tario. Entre sus primeros suscriptores
Els Joglars, etc.
Lauzurika, Ibáñez Inbarria y Sofía Martínez. constan algunos proceres riojanos cuya
importancia trasciende lo local: el General Bienvenido sea un nuevo lugar para la
La tradición de conciertos homenaje y música, el teatro, la danza y todo el arte
conmemoraciones tuvbo este año espe- Espartero, el Marqués de Murrieta, D. Prá-
xedes Mateo Sagasta, etc. que depende, para su desgracia, de un
cial relieve en la figura del bilbaíno Andrés escenario, Desde ahora lo que importa es
Isasi (1890-1940), de quien se pudieron En este Teatro recibieron alimento cul-
quién, cómo y cuándo eí Teatro Bretón año-
escuchar obras de cámara, corales y sinfó- tural (y musical, que es lo que nos ocupa)
rado por aquellos logroñeses que recuer-
nicas. Dos poemas sinfónicos de corte muchas generaciones de riojanos.
dan su esplendor y sus fantasmas benig-
wagneriano y una obra para violin y Compañías de Zarzuela nacionales y ope-
nos, que habrá que hacer revivir a base de
orquesta (Berceuse trágica) constituyeron rísticas de Italia, recalaban en Logroño
calidad (único alimento que soportan,
el meollo de un espléndido concierto de camino del País Vasco y aprovechaban
como todos sabemos), A quien corres-
la Orquesta Sinfónica de Euskadi, dirigida programa, día y taquilla para beneficio
ponda.
por José Luis Temes, en el que también se suyo y de la ciudad, que a costa de su
oyeron obras de José María Etxebarrieta, carácter de cruce de caminos, y de su afi- Isabel Urueña
de José Luis Itunalde y del recientemente
fallecido Tomás Garbizu, este último de
gran relieve en el mundo coral guipuzcoa-
no.
Colom en Gerona
Muskaste ha rendido homenaje a otros Ciento setenta años después de su composición, las tres últimas sonatas para piano
compositores de quienes se cumplía algu- de Beethoven siguen siendo obras que raramente aparecen en los programas de los pia-
nistas. Josep María Colom se ha atrevido con la número 31, en la bemol y el I de junio,
na conmemoración, como Ambrosio en el auditorio de la Mercé de Gerona nos la ha ofrecido en un concierto que incluía
Muaia (1690-1763). José Ignacio Aldalur ademas dos Rondas de Mozart y las Variaciones sobre un Jema de Paganini de Brahms,
(1829-1890), Gregono Sera (1890-1937). obra en la que Colom realizó una verdadera exhibición de sus enormes facultades técni-
Julián Barrenetxea (1890-1951), Vicente cas, de su sentido interpretativo y de la belleza de su sonido. Personalmente, yo hubiera
Beobide (1890-1975) y Juan Urteaga. preferido escuchar las Variaciones Hoendel del mismo autor, que me parecen una obra
fallecido el presente año. más profunda, aunque menos aparentemente bnllante. Pero lo verdaderamente impor-
tante del concierto estuvo en la interpretación de la bellísima Sonata beethoveniana,
Durante la Semana se ha presentado obra nada fácil, sobre todo debido a la dificultad de ofrecer una versión coherente de
una edición facsimilar, prologada por José este inmenso fresco que acaba con una de las más herniosas fugas escritas por el autor.
Antonio Arana Martija, del Cancionero Y Josep María Colom consiguió una versión bella, grandiosa por momentos que le valió
Popular Vasco (1922-1924) de Resurrec- un merecido éxito y que le obligó a prolongar el concierto con tres nuevas obras, un
Nocturno y un Estudio de Chopin y uno de los Caprichos de Brahms. Pero insistimos.
ción Maria de Azkue, toda una joya inen- donde Colom demostró sobre todo su gran valor como pianista fue en la difícil Sonora
contrable de la poesía y la música tradi- de Beethoven..
cional de Euskalem'a,
£ R
Andrés Ruiz Tarazona

SCHERZO 9
ACTUALIDAD

La vuelta
de Celibidache
La caída del régimen de Nicolae Ceaucescu, en las
tremendas circunstancias bien conocidas, y la instauración
de un régimen democrático en Rumania, ha supuesto,
como no podía ser menos, una notable flexibilización
de la vida cultural que ha dejado atrás la miserable
pompa neoestalinista de la dictadura. Por lo pronto
ha comenzado la recuperación de hombres y mujeres
de la cultura que habían tenido que abandonar el país
en los años amargos. Este es el caso de Andreí Serban
nacionalizado en los EE.UU y que trabajaba hasta hace
poco como productor del Grand Théatre de Ginebra.
Serban, que tiene cuarenta y seis años, que se exilió en
1969, ha sido nombrado director del Teatro Nacional
y de la Opera Estatal Rumana. Otro de los recuperados
por Rumania ha sido su figura musical más internacional:
Sergiu Celibidache. Celibidache. que apenas había visitado
su patria desde el final de la II Guerra Mundial, ha vuelto
para dirigir en la Sala de Conciertos Ateneum de Bucarest
Sin duda el regreso del gran director significará una
reactivación de la vida musical del país que ha dado en
este siglo una sene de nombres imborrables como
Lipatti, Clara Haskill, Enesco o el propio Celibidache,
figuras de proyección universal, artistas indiscutibles
en el arte de la interpretación o el de la composición
o de las dos actividades a la vez, como es el caso de
Georges Enesco.

Celibitfcxhe

La casa
por la ventana
Opulenta oferta operística la de la Expo 92, que se ha refleja-
do con importantes titulares en la prensa del país, de lo cual hay
que congratularse (aunque sea de modo tangencial) porque la
música alcanza así entre nosotros un cierto protagonismo. Placi-
do Domingo ha sido nombrado asesor artístico de la Expo y su
primera consecuencia ha sido la contratación de una serie de
fastuosos espectáculos de ópera. Nada menos que siete gran-
des teatros internacionales estarán presentes en el de la Maes-
tranza de Sevilla entre los meses de abnl y octubre de 1992.
Tomen nota: la Viena Staatsoper, bajo la dirección de Claudio
Abbado, con Don Qovanni; la Metropolitan Opera House con
¡ames Levíne, que representará Fidelio de Beethoven y La Fan-
aulla del West de Puccini: el Teatro alia Scala, con Riccardo
Muti, que representará (.o Truviato de Verdi; la Royal Opera
House (Covent Garden) con la Carmen de Bizet el Maggio
Musicale Fiorentino con Zubin Mehta, que interpretará te
Nozze di Fígaro de Mozart, y La (orza del destino de Vendí; el
Festival de Opera Rossmi de Pessaro que vendrá con II barbie-
re di Siviglia: la Dresden Semperoper que representará El
holandés errante de Richard Wagner. A lo cual hay que añadir
el Teatro Lineo Nacional de la Zarzuela que traerá El gato
montes de Manuel Penella. Se ha buscado como nexo de las
óperas a representar el que su acción se desarrolle en Sevilla,
como es el caso de Le nozze, Don Giovonni, Fidelio, II barbiere.
La (orza, Carmen y El gato montes. Así, pues, nos encontra-
mos con una programación excepcional, que sin duda
aumentara el brillo de la Exposición Universal de Sevilla
Plácido Domingo, asesor en Sevilla

iOSCHERZO
ACTUALIDAD

El mutis
de e
Muti o

Está claro que la Orquesta de Filadel-


fia, una de las más legendarias orquestas
mundiales, no va a repetir con el italiano
Riccardo Muti el casi record de perma-
nencia que estableció con el húngaro
Eugéne O r m a n d y . Por una sencilla
razón y es que Muti se va de Filadelfta,
después de veinte años de relación con
la Orquesta. La separación parece ser
amistosa -en su carta de despedida Muti
se expresa en tonos de un patetismo ftccordo MuU
verdiano- y la Orquesta agradecida por
lo fecundo de la unión ha ofrecido a su director el título de Laureóte Conductor, una dis-
tinción que seguramente no tiene traducción en español. Muti ha sido director de la
Orquesta durante sólo diez años -Ormandy la dirigió durante treinta y cinco años-, aun-
que durante otros diez estuvo a su frente como director invitado, De lo que no cabe
duda es que Muti no volverá a Londres, con la Ph¡Iharmonía, con la que trabajó muchos
años y de la que es fama que se separó poco amistosamente. En la citada carta de des-
pedida -de hecho Muti dejará a la Orquesta de Filadelfia el 31 de agosto de 1992- se
citan razones privadas: 'necesito mas tiempo para mi vida personal". Sea como fuere
otra importante director deja su puesto y el podio de otra gran orquesta queda vacante.
¿Qué se apuestan a que lo ocupa alguien venido del Este ex-socialista?.

La historia
de un soldado Presencia
Excelente el espectáculo que con direc-
ción musical de Juan Udaeta y artística y
Noruega
coreográfica de Antonio Llopis se presen-
tó en el teatro Nacional Mana Guerrero Los meses de mayo y junio han sido
de La historio de un soldado de Ramuz- testigos en Madrid de una importante
Stravinski (versión castellana del poeta presencia de la música noruega. El punto
Luis García Montero). Participaban en el culminante fue la actuación de la excelen-
espectáculo el Teatro de la Danza de te Orquesta Filarmónica de Oslo, que diri-
Madrid y la Joven Orquesta Nacional de ge Manss Jansons. un estupendo maestro,
España, con producción del Centro Dra- bien conocido por el público español. En
mático Nacional. Se estrenó en el mes de las Jomados Noruegas de Músico -que ese
mayo de 1989 y de él nos ocupamos fue su nombre oficial- hubo también un
varias veces en esta revista. Ahora esta excelente grupo vocal llamado Kalenda
afortunada producción va a salir al extran- Maya, que interpretó música medieval
jero, después de ser paseada por casi nórdica y española, el Trio Grieg. que
toda España- en el mes de junio gira por interpretó obras, entre otras, del gran
EE.UU y en el otoño, gira europea. Un compositor noruego que le ha dado nom-
trabajo eficaz e imaginativo, bien concebi- bre y también de Haydn. Mendelssohn.
do y excelentemente realizado. Algo no Thoressen. Beethoven y Chaicovski, la
muy frecuente en este país donde los organista Kare Nordstoga del trompetista
trabajos de qualité suelen encargarse a los E. Antón sen. que hicieron juntos obras de
que vienen de fuera, dejando para aquí lo Olsen. Torelli. Martini, Hovhaness. etc, el
de andar por casa. En este caso el bello pianista Per Lundberg y el cellista Truls
texto del suizo Ramuz y la maravillosa Mork, la soprano Toril Carlsen y el pianis-
música del gran Stravinski han tenido una ta Tore Dinstad, etc. El concierto final
feliz interpretación que puede alcanzar corrió a cargo de la Orquesta de Cámara
dimensión internacional. Enhorabuena y a Noruega, que dirige la británica lona
ver si el ejemplo cunde. Brown.
EdvcJid Grieg

SCHERZO 11
ACTUALIDAD

Homenaje en la "Resi1
Espléndida idea la de la dirección de la Residencia de Estudiantes de Madrid, que fiel a
su glonoso pasado, se está conviniendo en uno de los centros culturales más dinámicos
e inteligentes de nuestra ciudad. Para conmemorar el Día Europeo de la Música se orga-
nizó un concierto homenaje a dos grandes figuras de la cultura española de nuestro siglo,
supervivientes de lo que J.C. Mamer ha llamado, con justas palabras, su "edad de plata",
es decir el periodo que comprende los decenios de 1920 y 1930 hasta la guerra civil:
Rosa García Ascot y Jesús Bal y Gay. Emilio Casares ofreció una breve y sustanciosa con-
ferencia bajo el titulo de jesús Bal y Goy y Roso García Ascot en el contexto de la genera-
ción del 27, a lo que siguió la actuación de Rosa Torres Pardo, Jesús Villa Rojo y Gerardo
López Laguna estaba anunciada también la de Mansa Arderius, que no asistió por una
repentina indisposición. Rosa Torres Pardo tocó excelentemente una composición de
Congreso Rosa García Ascot Preludio dedicado a Dolores Umiaa, una obra tan atractiva como los
Preludios que recientemente interpretó Mansa Ardenus en un homenaje a la composito-
En mayo de 1980 se celebró en Lieja ra y pianista, al cual nos hemos refendo recientemente en estas mismas páginas. Final-
(Bélgica) el Primer Congreso Internacional mente el clarinetista Jesús Villa Rojo y el pianista Gerardo López Laguna tocaron muy
del Teatro Lírico, cuyo objetivo era dar a bien una estupenda Sonólo pora clarinete y piano de Bal y Gay. De los dos homenajeados
los profesionales de la ópera la posibilidad sólo pudimos contar con la presencia de Rosa García Ascot ya que su marido se encon-
de reunirse para confrontar experiencias y traba indispuesto. En resumen, un hermoso homenaje más que merecido, al que asistió
estudiar la evolución actual del género. esta vez un nutrido público, a dos figuras que representan lo más hermosamente libre y
Posteriormente se celebraron los congre- renovador de nuestra cultura. Y en el marco ideal del salón de actos de la legendaria
sos segundo y tercero de Verona y en Resi.
Varsovia. Este año se celebrará el cuarto
en Bilbao, en el que participan como
organizadores el Ayuntamiento de la ciu-
dad y el Teatro Arriaga Las tres ponen-
cias proyectadas son las siguientes: Mece-
nazgo, Sponsonng y Poderes Públicos; Difu-
sión de la Opera y los problemas de dere-
chos; e Importancia de lo crítica con respec-
to a la evolución del gusto música' contem-
poráneo Dejando a un lado la utilización
de un barbarismo como sponsor y sponso-
nng que se está colando un poco en todas
partes en este lamentable proceso de
depauperación del idioma al que asistimos
sin saber muy bien lo que hacer -hay cada
vez más gente (en especial ejecutivos)
que dicen horrores como target por obje-
tivo o testeor por probar- el Congreso se
presenta como muy interesante. En él
participaran como ponentes dos colabo-
radores de SCHERZO, los dos únicos
españoles:Juan Ángel Vela del Campo,
que será ponente en el primero de los
apartados mencionados, y José Luis Téllez.
que lo será en el tercero.
Tealm Amaga de ñilbao

Reginald Goodall
Curiosa figura la de Reginald Goodall. el Berg, ópera que luego dirigiría en el dingir en este teatro, Goodall alcanzó sus
director británico fallecido recientemente Covent Ganden. En 1946 tuvo a su cargo mayores éxitos con la English National
a los ochenta y cinco años. Goodall, que la segunda representación de Lo violación Opera en la cual dingió B anillo y Tristón e
era tenido en las islas británicas por uno de Lucrecia de Benjamin Britten, que Isolda en traducción inglesa, en versiones
de los mejores intérpretes contemporá- estrenó Ansermet Posteriormente grabó que pasaron luego al disco. Hombre de
neos de Wagner, había sido ayudante en esa ópera en seis discos de 78 revolucio- vida reservada, consideraba a Wagner el
Alemania de directores de la talla de nes para HMV, bajo la supervisión del mayor de los músicos existentes, pero no
Furtwángler, Knappersbusch, Klemperer y compositor. Poco apreciado por Georg se puede decir que fuera de Gran Bretaña
Clemens Krauss y habia trabajado con Solti, que en su época de director general se le estimara realmente como director
Erich Kleiber en el Wozzeck de Alban del Covent Garden no le invitó nunca a wagneriano.

/ 2 SCHERZO
ACTUALIDAD

Siempre Casáis
No se puede decir que la democracia la créme de la música se reunían ba¡o el
española se haya acordado mucho de magisterio del artista de Vendrell. Lo
aquel artista genial y ejemplar ciudada- que ha/, sin embargo, sigue mantenien-
no que se llamó Pau Casáis. Salvo en su do un nivel muy estimable. Marcel Lan-
tierra natal. Cataluña, Casáis ha sido dowski será este año el compositor
olvidado, en su dimensión política y invitado en Prades y entre los artistas
humanista unas veces por ignorancia - que participarán en el festival nos
con la envidia uno de nuestros males encontramos con nombres como los
más extendidos-, otras por oportunis- de Victoria de los Angeles, jean-Jacques
mo. Sea como fuere la figura del gran Kantorow, Karl Engel, Jean-Francois
músico es recordada en los demás paí- Heisser, Arto Noras, Paul Tortelier,
ses europeos / en los EE.UU mucho María de la Pau, Gerard Poulet etc. A
más que en España. Sin ir más lejos, lo que hay que añadir a conjuntos
cada año, en el mes de agosto, se cele- como el Festival Strings Lúceme, dirigi-
bra en Prades el festival que él iniciara da por Rudolf Baumgartner, la Orquesta
hace ahora cuarenta años, en 1950. La de Cámara Eslovaca con Warchal, la de
abadía de San Miguel de Cuxá es esce- Munich, la Escocesa, etc, Para quien David Pountney. director de producciones de la
nario del encuentro de artistas que se esté interesado en más datos debe acu- ENO.
reúnen en t o r n o a la memoria de dir a la siguiente dirección: Festival
Casáis. Tal vez el festival no sea de los Pablo Casals-rue Víctor Hugo. 66500
más brillantes, ni los nombres de los Prades. - Tel, 68963307. - Fax.
artistas asistentes tengan el esplendor
que tenían antaño, cuando la créme de
68965095, La temporada
de la ENO
Dientes largos se le ponen a uno de
sana envidia al tener en sus manos el
avance de programación de la EngJish
National Opera, uno de los ejemplos más
Clases en Hilversum altos que existen en el mundo occidental
de compañía estable sin grandes divos
pero de una elevada calidad artística. La
ENO -cuyo actual director general es
Peter Joñas y el musical Mark Eider- sólo
Durante poco más de tiene una mácula, en especial para el no
dos semanas, entre el 13 anglopártante, y es que las óperas se can-
de agosto y el I de sep- tan en inglés y es un poco duro escuchar
tiembre se celebrarán en Lo donna é mobile o La o darem la mano
Hilversum (Holanda) las en la lengua de Shakespeare. Pero si uno
European International se olvida de eso -y a veces se olvida dada
Conductora Masterdass. la calidad de las producciones que se le
que constituyen uno de ofrecen- puede disfrutar de las excelen-
los cursos de dirección cias de una orquesta y coro y de un con-
más afamados de la post- junto de cantantes notables. Para la tem-
guerra europa. Estos cur- porada que se inicia en otoño de este año
sos, fundados en 1953, hay anunciadas veintiuna óperas. Tomen
tienen también sede nota: del repertorio italiano, Tosca, Gtanni
desde 1985 en Manches- Schicchi y Madame butterfly de Puccini, de
ter. Su dirección artística Mozart La flauta mágica, Cosí fon tutte y
corre a cargo del maestro Don Govannt, el Wozzefc de Alban Berg,
japonés Hiroyuki Iwaki, El castillo de barbozut de Bartok. Doktor
H/forufo Iwaki que sucede en este pues- Faust de Ferruccio Busoni, Pélleas et Mdi-
t o a directores como sonde de Debussy, Oedipus rex de Stran-
vinski, Russalka de Dvorak, Solóme de
Cario Zecchi, Jean Foumet Franco Ferrara, Willem van Otertoo, Kinll Kondrashin o Fer- Richard Strauss, Leor de Aribert Reimann,
dinand LeFtner. Por estos cursos, en los que coopera la Corporación Radiofónica de y Lady Macbeth de Mtsenk de Shostako-
Holanda, la BBC y la Fundación Eduard van Beinum, han pasado artistas de la talla de vich. A lo cual hay que añadir del reperto-
Bernard Haitink, Gary Bertini, Gerd Albrecht, Eliahu Inbal. Claudio Samone, Hans Graf. rio británico dos óperas de Benjamín Brit-
etc. Los cursos tienen la ventaja de que los estudiantes pueden disponer de una ten -Peter Grimes y Tbe Tum of Screw-,
orquesta sinfónica profesional -la de la radio de Hilversum- de notable altura. Los parti- Femimore and Gerda de Delius, Greek de
cipantes se dividen en activos, cuyo limite de edad son los treinta y seis años, y observa- Mark-Anthony Tumage y Timón of Athens
dores. El precio de los cursos es para los primeros de 500 florines (unas veinticinco mil de Stephen Oliven No está mal, ¿verdad?.
pesetas) y para los segundos, de 250.

SCHERZO 13
ACTUALIDAD

Más baile
Seguimos que no paramos en esto del baile de di recto res.de I
cual ya hemos dado cumplida cuenta en algunas de nuestra; noti-
cias breves. Con los cambios que vienen del Este el mercado direc-
toral se llena hasta los topes y ya debe haber incluso empresarios
dispuestos a jugar a la baja. Hay estrellas rampantes que vienen del
ex frío que se están situando a un elevadoy mas que merecido
alto nivel en el palmares occidental- tan plagado en los últimos
años de falsos valores. Ahí está el caso del checoeslovaco Libor
Pesek. que hace una carrera triunfal en el Reino Unido o el germa-
no oriental Claus Peter Flor, sustituto de Sanderiing y de Herbig en
la excelente Sinfónica de Berlín y que ha pasado -como ya les
hemos informado a la no menos excelente Tonhalle de Zurich. En
el caso de Sinopoli el viaje es al revés. Se dice que el titular rtaliano
de la Philharmoma londinense se va a Dresde, pero no para regir
los destinos de la legendaria y maravillosa Staatskapelle sino de la
Filarmónica, a la que este año hemos escuchado en España con un
director más bien flojito al frente. Otra noticia importante es que el
suizo Charles Dutort, que elevó a la Sinfónica de Montreal a attura
verdaderamente internacional, ha sido tentado por una orquesta
irregular y difícil, pero que puede ser esplendorosa cuando tiene a
su frente a un gran maestro:la Nacional de Francia. Dutort. paradig-
ma del director concienzudo y de exquisita sensibilidad artísticia,
Owriés Dutwt fOTO: DECCA
no las debe de tener todas consigo, por tentadora que sea la
oferta, al pensar en los quebraderos de cabeza que la
orquesta ha provocado a más de un notable director.

Ala
memoria
de Nuevo Festival
GézaAnda en Andorra
Un nuevo festival se celebrará entre los
dias 28 de septiembre y 8 de octubre del
Nacido en 1921 en Budapest, al morir ano en curso y su escenario será Andorra
en Suiza en 1976 Géza Anda era uno de la Vella. Habrá conciertos y ballet con un
los mejores pianistas europeos de su total de sólo seis espectáculos pero, dada
época, descollante de manera especial en la calidad de ios artistas invitados, verda-
su compatriota Béla Bartók y en Mozart, deramente prometedores, Actuará el
pero también en Gneg, en Schumann o Ballet de Cámara de Viena con el coro La
en Brahms. A los dos años del fallecimien- Capella, Alfredo Kraus dará un recital
t o del gran pianista, su viuda, Hortense acompañado por Edelmiro Arnattes, con
Anda-Bührle, creó una fundación con el obras de Duparc, Massenet Falla, Tunna y
les tales como Sandor Vegh -que fue gran Tosti, Teresa Berganza, con Alvarez Pare-
nombre de su marido cuyo fin era organi- amigo personal de Anda-, Peter E. Andriy.
zar un Concurso Géza Anda cada tres años. jo al piano, cantará compositores italianos,
Hornero Francesch, Andrei Gavrilov, españoles y franceses, Paul Badura-Skoda
El concurso, que se celebrará en su próxi- Agostmo Onzio, Andras Schiff y Keito
ma edición en junio de 1991 en Zurich interpretará al piano obras de Mozart,
Toyama. La prueba final del concurso se Haydn y Beethoven y habni también dos
tiene como piezas obhgatonas obras de celebrará en el concierto final de éste, en
los compositores más amba menciona- conjuntos, el Wiener Nonett y la Orques-
la Tonhalle de Zurich. Los finalistas serán ta de Cámara de Praga A lo cual se aña-
dos, más Beethoven, Schubert. Chopm y acompañados por la Orquesta de Tonha-
Chaicovski, músicos todos ellos que se dirán clases magistrales de Kraus -con
lle dmgida por Hiroshi Wakasugi. Quien Imma Peñalver al piano- y de Badura-
cuentan entre aquellos con los que se desee más información debe dirigirse al
sentía más identificado Anda. En el jurado Skoda. Así, pues, un programa limitado
Secretariat Concours Géza Anda. Tonha- pero prometedor. Esperemos que el festi-
se encuentran prestigiosas figuras de la lle -Gesellschaft Zunch- Gotthardstrasse
interpretación o de la enseñanza musica- val se consolide. Bienvenido.
5.CH-8OO2 Zurich,

74SCHERZO
ACTUALIDAD

Nueva
orquesta
Siempre hemos opinado que la música
de cámara es la mejor manera de ayudar
al público a seguir o comenzar el camino
de la afición a este arte. Por ello, cada vez
que nace un conjunto de cámara, cuarte-
tos, tríos, orquestas de cámara, no pode-
mos menos de regocijarnos. Es lo que
ocurre al saludar la creación de la Orques-
tra de cambra de L'Empordó que dirige el
pianista Caries Col I y Costa, un músico de
reconocida valia como instrumentista que
comienza ahora una nueva carrera, la de
la dirección de orquesta. Fundada en
1989. ha realizado su presentación en
Gerona, Figueras y Barcelona, donde ha
Adolfo MarsiHach y Jaime Terceíra presentado en concierto el programa que
ha grabado en un disco compacto para
Audio-Visuals de Sama. En et programa se
incluían el Andante del Cuarteto en do

Patrocinios para la música menor de Eduardo Toldrá y el pequeño


poema para cobla de Joaquín Serra Puig-
soliu. ambos en versión orquestal, magnífi-
camente realizada, de Aureli Vila, así
como L'amorincert de Xavier Trull, canta-
Se ha dicho muchas veces que la difusión y promoción de la música de cámara es uno do por la soprano Carmen Bustamante. El
de los signos inconfundibles del desarrollo de la cultura musical de un país. Por eso nues- resultado del trabaio de este con|unto de
tro saludo alborozado a Caja de Madnd que, a través de su presidente Jaime Terceiro, catorce músicos de cuerda es digno de
ha firmado un acuerdo de colaboración con el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y destacar, sobre todo si se tiene en cuenta
de la Música, representado por su director general Adolfo Marsillach. Esa colaboración el breve tiempo que llevan de rodaje
significa que la entidad cancana aportará treinta y seis millones en concepto de patroci- como tal conjunto. Es también interesante
nio del XIII Cido de Cámara y Polifonía. Este año el ciclo se anuncia especialmente inte- su preocupación por la elección de pro-
resante, ya que se cuenta con la participación de agrupaciones cameristicas tan sobresa- gramas que se salgan de lo corriente y su
lientes como el Cuarteto Borodin -que hará una integral de los cuartetos de Shostaco- dedicación a la música catalana. Desea-
vich, de superlativo interés-, el Alban Berg. el Orlando, el de la Filarmónica de Berlín, el mos los mejores éxitos para la recién
Trio Mendelssohn, etc. El coro Nacional -en excelente momento bajo la dirección de nacida orquesta.
Alberto Blancafort- dará dos conciertos con obras de Stravinski, Victoria y üszt. Desta-
quemos entre los solistas a pianistas como Lazar Berman y André Watts y cantantes
como Shirley Verret y Anne Sophíe von Otter.

En honor
a Albéniz
Dos espléndidas iniciativas de la Funda- Alfonso Camín, Fernández Arbós. Turina,
ción Aíbéniz. La primera una soberbia etc.. la Fundación ha editado facsimilar-
Exposición Albéniz y su tiempo, cuyo mente un Itbnto, Isaac Albéniz de Antonio
Comisario es el ilustre crítico y musicólo- Guerra y Alarcón y un interesantísimo
go Enrique Franco. La Exposición, que se texto del propio compositor impresiones
presento en Barcelona entre el 18 de y Dianos de Viaje. Por otra parte. La citada
mayo y el 10 de junio, ha viajado a Grana- fundación ha organizado un ciclo titulado
da y pasará luego a Santander. Campro- Medalla de Oro en el cual han actuado el
dón. Valencia, Zaragoza y Bilbao. En ganador del premio internacional Van Cli-
Madnd se podra visitar en la Fundación bum, Alexei Sultanov; el del Harveys
Santillana a lo largo del mes de noviem- Leed, Bladimir Orchinikov: el del Chai-
bre. Además del estupendo catalogo de la covski, Barry Douglas: el del Vianna de
exposición, en el que figuran artículos y Motta, Arturo Pizarra; el de Santander,
semblanzas de Juan Ramón Jiménez, Euge- David Alien Wehr; y el del Arthur Rubins-
nio d'Ors, Tomás Bretón, Felipe Pedrell, tein, lan Fountain, Dowd Alien Wehr

SCHERZO 15
ACTUALIDAD

MADRID

Recuperar a Rincón

D
entro de la pasada tempora- maestro en sentido estricto. Su pri-
da del Ciclo de Cámara y mera obra fue la Sonatina paro piano
Polifonía, la pianista Cristina (1943), luego destruida por su exi-
Bruno estrenó la obra Homenaje a gente autor.
Ravel de Eduardo Rincón Este com-
positor santanderino, nacido en
1924, reside desde hace tiempo en Influencias
Cataluña. Su vida constituye un caso
extraordinario, pues, aunque lleva Entre las influencias que Rincón
escribiendo música desde 1943 y descubre en su propia música hay
tiene ya un catálogo considerable, un puesto para Scriabin en las pági-
sólo en 1985 pudo escuchar inter- nas pianísticas. La revelación de las
pretada una obra suya, cuando el desconocidas obras del visionario
Quinto Cuarteto de cuerda y la Quin- ruso marcó toda una época en la
ta Sonata para piona fueron tocadas España de los años cuarenta y cin-
para grabaciones radiofónicas. Poco cuenta. Rincón admite que formó
después, la propia Cristina Bruno parte de los fascinados. A comien-
estrenó, en diciembre de 1986, JOS de los sesenta su escritura tonal
Scherzo, una pieza dedicada por Rin- hizo crisis Desde 1963 Rjncón es un
cón a nuestra revista con motivo de compositor serial. Su vía se halla
su primer aniversario. cerca de Berg. en el sentido de que
el dodecafonismo estricto le parece
una estética seca y encorsetada. Su
Honda necesidad interior obra más cercana a Schoenberg es
la llamada Variaciones señales (1970).
Rincón, sin embargo, admira al crea-
Eduardo Rincón compone res-
dor del sistema, cuyo Tratado de
pondiendo a los imperativos de una
Armonía ha estudiado en profundi-
honda necesidad interior. El que
dad. El compositor español piensa
luego su música sea tocada o no es Eduardo Rincón
que todo método ha de estar al servicio
algo ajeno a sus preocupaciones. Esta cir- el Réquiem fieramente humana en el que de la expresividad, por ello su tratamiento
cunstancia está privando, muy probable- Rincón ha trabajado recientemente. Pero de la sene está marcado por la libertad; se
mente, al actual panorama español de una incluso una pieza de gran alcance puede admiten relaciones tonales, que adquieren
voz importante y original. Quizá alguien nacer sencillamente al imaginar un título el carácter de instantes de reposo. Su esti-
pudiera pensar que estamos ante un caso sugestivo, caso éste de Tríptico de trfpncos. lo, forjado en el aislamiento y el silencio,
de amazeurismo- Nada de eso. Rincón es posible denominación de una obra que es la voz personal de un creador íntegro.
una persona extremadamente rigurosa y fue suscitada por la contemplación de los Curiosamente, y como lo expresa el pro-
autoexigente. Muchas de sus obras- el tres grandes conjuntos del Bosco; El carro pio Rincón, después ha comprobado con
compositor revisa constantemente sus de heno, ios tentaciones de Son Antonio y cierto asombro la semejanza de algunas
producciones anteriores -han sido rehe- Eí ¡ardín de tos delicias. Tríptico de trípticos de sus soluciones con las propuestas por
chas por completo y algunas hasta han es hoy una realidad Partitura compuesta Dalí apíceo I la.
conocido cuatro redacciones distintas. entre 1985 y 1986, se destina a una
El proceso creativo de nuestro autor nutrida orquesta y su ejecución, que dese-
Es urgente que el amplio catálogo de
conlleva una elaboración estrictamente aríamos temprana, cubrirá seguramente
Rincón - 2 óperas, 2 sinfonías, Variaciones
mental que se extiende en ocasiones a lo una hora.
para orquesta, I Concierto para violonce-
largo de años. Rincón parte siempre de Eduardo Rincón siempre quiso estudiar llo, 5 Cuartetos de cuerda, 3 Cuartetos de
una serie a la que luego aplica los conoci- música durante su infancia, pero las cir- viento, Cinco 5onatas para piano vaya
dos procedimientos de aumentación, cunstancias no se lo permitieron. A los 15 siendo dado a conocer. Nos consta que
retrograd ación, fragmentación, etc. Cuan- años conoce la cárcel, víctima de la repre- un famoso director de orquesta español
do la obra en curso de composición se sión franquista. Su contacto, en tal situa- está estudiando una de sus obras orques-
encuentra totalmente estructurada sólo ción, con el violinista León Bravo y el tales con ánimo de estrenarla. Sí a Eduar-
entonces es fijada sobre el papel. El traba- compositor vasco Galdona determina con do Rincón le basta con que su música
jo de escritura es ya rapidísimo. Asi, por fuerza inusitada su necesidad de ser com- suene en su cabeza, la cultura española no
ejemplo, la Sonata pora violoncetlo quedó positor. Tras esta etapa negra, toca el puede permitirse semejante lujo.
definitivamente escrita en dos días. El piano de oído e incluso inventa para uso
punto de partida para una nueva obra se propio un sistema de notación alfabética.
puede encontrar en un vanado surtido de Luego vendrá la formación autodidacta.
acicates, La palabra puede ser uno de Rincón reconoce haber recibido impor-
ellos, como lo es la de Blas de Otero para tantes consejos, pero nunca tuvo un Enrique Martínez Miura

7 6 SCHERZO
ACTUALIDAD

Fulgores bizantinos Extraña


pareja
Madrid. Teatro La Zarzuela S-VI-90: La homma (Respighi). Montserrat Caballé (Silvana). Elena Obraztsova
(Eudossia), Juan Pon? (Basilio). Amonio Ordóñez (Donello) Orquesta Sinfónica de Madnd Coro deí Teatro Lineo
Naconal. Dirección musical: José Collado. Dirección escénica: AnOras Miltó. Producción de la Opera Estatal de
Hungría.
Madrid. Encuentros con el Bel Canto. Natalia Trorts-
kaya, soprano y Jaime Aragall, tenor. Aras y Dúos de
Cilea. Puccini, Massenet y Verdi Ennque RICCI, piano.
Sala Fénix, 18 de mayo.

Soprano y tenor tienen escasa cone-


xión, ni por colorido vocal, menos por uti-
lización de instrumentos. Voces que fusio-
nan con dificultad y que sólo coinciden en
las carencias: los dos, a pesar de los años
de rodaje (sobre todo el tenor, más vete-
rano), parecen principiantes: ella por su
inexperiencia, él por la inseguridad. Dife-
rencias que llegan incluso a actitudes cor-
porales diversas frente al público: la sopra-
no se entrega, acercándose peligrosamen-
te al proscenio; el tenor se acurruca |unto
al piano, se encoge allí, como queriendo
pasar desapercibido. Mal podía funcionar
la empresa común. Las dos arias de aper-
turas, de Aduano Lecouvieur, fueron terro-
Esceno de Lo Fiamma en el Teatro de La Zarzuela FOTO CHICHO ríficas: la Traitskaya luchó contra la envol-
Ottorino Respighi y su libretista habi- se fue entonando a medida que transcu- vente melodía, carente de fato; Aragall
tual, Claudio Guastalla, trabajaron con un rrió la representación, pero la realidad fue soltó un gallo. Pero, por parte femenina,
fervor sin precedentes (según la mu|er del más bien contraria. Al margen de la dic- las cosas fueron ganando. La cantante rusa
músico) en la ardua tarea de completar ción poco clara, construyó un primer acto. cuenta con unos medios excelentes; una
La Fiamma, estrenada en la Opera de buena parte del segundo y el dúo de voz generosa, bella y con volumen, sola-
Roma en 1934. Se trata de una obra amor con que se inicia el título haciendo mente limitada por su registro grave,
musicalmente muy desigual, cuyo estilo valer un canto inteligentemente medido, donde el sonido se hace débil, cuando no
ampuloso delata al autor de los Pinos de con amoldamientos y filados tendentes a entubado. La intérprete es vulgar y apara-
Romo y sugiere también a un Richard aligerar el peso vocal de su comprometi- tosa, escasamente musical. Del resto de
Strauss que se sirviera a menudo de pro- do rol. Diferentes son las partes en que la su prestación destacaríamos algunas frases
cedimientos de esentura arcaizantes. La excesiva presión abdominal desestabiliza del dúo del acto I de Fosca y el entusias-
tendencia del compositor a aprovechar la firmeza del sonido, cuyas oscilaciones mo que contagió en el Sola, perduta,
modelos pretéritos se refleja incluso en el pueden resultar algo molestas. El barítono abbandonaia de la Manon pucciniana, Ara-
uso del stiie rappresentoí/vo monteverdia- Juan Pons fue el encargado de otorgar gall está dotado de esa voz armoniosa
no, rastreable en momentos como el dúo relieve al breve pero significativo cometi- que todos conocemos, aterciopelada y
de amor del Tercer Acto. Otros procedi- do de Basilio haciendo valer, como tantas fúlgida, que el miedo del intérprete redu-
mientos o citas no sugieren tal grado de veces, su sinceridad y su gran entrega, si ce a niveles de debutante. Todo puede
elaboración. Asi. Basilio canta durante el bien la voz muestra ciertas hoquedades y pasar en una actuación del tenor, desde el
Segundo Acto una melodía calcada del algún síntoma de fatiga. El mayor mal de milagro hasta el desastre. Pareció recupe-
gran dúo del Primer Acto de Tosca de Elena Obraztsova es que se cree una con- rarse Aragall con un Adiós a la vida modé-
Puccini, mientras que las referencias al tralto dramática y tal creencia la empu|a a lico (salvo algún desajuste final), pero,
más puro verismo tampoco escasean. forzar la voz y a ensanchar el sonido cada contradiciendo el principio general de que
vez más artificialmente, dejando entrever la voz va ganando a medida que el espec-
En un loable esfuerzo por evitar cami- sólo de cuando en cuando su auténtico táculo avanza, en el resto de la velada fue
nos trillados. La Zarzuela nos propone un color lírico, a pnon muy atractivo. Es una perdiendo aplomo el cantante, el sonido
titulo que contiene, pese a su carácter lástima que Eudossia, mujer fuerte y tem- se iba enturbiando, el intérprete vacilaba.
ecléctico, momentos del me|or y más peramental, le dé alas para insistir aún más No obstante, algunos bellos y gratificantes
efectivo teatro cantado, como la escena en sus devaneos vocales. momentos en el centro de su voz volvie-
de la Evocación que cierra el Acto Segun- ron a demostramos que Aragall. posee,
do, José Collado concertó acertadamente La escenografía, de inspiración bizantina, posiblemente, la mejor voz de tenor que
orquesta, solistas y masa coral, demos- fue visualmente tan agradable como con- hoy existe. Enrique Ricci. al piano, bnndó
trando capacidad para adaptarse a la mul- vencional. Preferible, en cualquier caso, a algunos ejemplos de intensidad, belleza y
tiplicidad de estilos de la obra y extraer el las metáforas sobre el poder, las ambicio- musicalidad que se echaban de menos en
sentido de un Imsmo fundamentalmente nes ocultas y la lucha de clases con que las voces de los solistas.
estático, cuyos resortes principales se acti- de un tiempo a esta parte se aflige al des-
van desde la orquesta. concertado espectador en tantos teatros
La inercia crítica tendería a decir que de ópera.
Montserrat Caballé comenzó su encama-
ción de Silvana de manera algo incierta y Joaquin Martin de Sagarmínaga Fernando Fraga

SCHERZO 7 7
ACTUALIDAD

Teresa Verdera, una nueva voz


Los premios, entregados por Suso chado en bastante tiempo, puede gustar o
Manategui en calidad de secretario ejecuti- no el timbre de su voz, pero nadie puede
vo y del jurado, correspondieron a la dejar de reconocer su plena adecuación al
soprano española Teresa Verdera ana de Tonio de La Filie du Régimen! a la
(1.000.000 de pesetas y además un pre- que hizo valientemente frente.
mio especial otorgado por el público), al Todavía resulta más sorprendente el
tenor estadounidense Craig Step (500.000 hecho de que no obtuviera ningún premio
pesetas), y al tenor español Ernesto Grisa- al tenor coreano Sung Whan Cho, quien
les (250.000 pesetas), en la vertiente de cantó el ana Dich baue Ganz, la cual suele
Opera. En la modalidad de Lied y Orato- omitirse en El Rapto del Serrallo de
rio el primer premio quedó desierto, Mozart, con medios vocales en perfecta
obteniendo los premios segundo y tercero consonancia con sus propósitos. Voz líqui-
el tenor británico Lyndon Atkinson y la da y fluida dueño de un musitado dominio
soprano americana Kendra Colton, respec- del estilo mozartiano. su realización fue
tivamente. También fueron premiados la tanto más valorable por cuanto supo esca-
soprano española Inmaculada Egido, decla- par a los automatismos y lagunas de asimi-
rada mejor intérprete de Vendí, el barítono lación tan frecuentes en los intérpretes
mexicano Jesús Suaste Aguirre, mejor orientales.
intérprete de Mozart, y la mezzosoprano No hay cielo sin nubes y al término de
Nancy Herrera, ganadora del premio tan apretadas y emocionantes jornadas
especial otorgado al mejor participante queda flotando en el aire un fatídico inte-
canario. rrogante, Descontando que existen buenas
Esta es la decisión del jurado y no la voces y seguirá habiéndolas y que existen
vamos a discutir, por supuesto, pero al también (lo demuestran concursos como
margen de la adjudicación de los galardo- éste) cantantes sensibles ¡Qué mano negra
nes hay cantantes que merecen un entra repentinamente en acción y frena su
Teresa todera ganadora del Pnmer premio del comentario más pormenorizado. Es el posible desarrollo artístico?
Concurso 'Alfreda Kraus" caso del tenor americano Craig Step, cuya
Para un cronista seria decididamente materia prima es un fenómeno en sí
incómodo verse obligado a escribir sobre misma. En posesión de los agudos más
un concurso de canto de nivel mediocre. frescos y mejor colocados que he escu- Joaquín Martín de Sagarmínaga
Afortunadamente, hacerlo sobre la prime-
ra edición del Concurso Internacional
«Alfredo Kraus» se convierte en un placer
al comprobar, precisamente, el elevado
Ensoñaciones nórdicas
nivel de preparación de sus participantes. Mjdrtd. Auditorio Nacional 12 de juno. (Sala de Cámara). Orquesta de Cámara de Noruega lona Brown
El lector habrá podido verificar con sus
(directora). Obras de Mozart y Haydn.
propios oídos, por medio de la grabación
televisiva ofrecida recientemente a través
Hace poco tiempo el Auditorio fue tes- Imposible encontrar una obra más fuer-
del segundo canal, la sucesión de sorpresas tigo de un memorable concierto ofreci- temente expresiva, invadida en idéntica
agradables que constituyo la audición de do por la Orquesta de Cámara de proporción por luces y sombras, que la
los quince finalistas. Noruega en compañía de Rostropovich. Sinfonía Concertante, para violFn y viola.
Las pruebas de selección fueron agota- Dicha orquesta, de sonido impetuoso de Mozart, fruto tan diferente al que ini-
doras. Dieron comienzo en Madrid el día aunque bien calibrado, llamó entonces la ció el concierto, lona Brown volvió a bri-
15 de mayo y continuaron durante los días atención por la capacidad que tenían sus llar, esta vez como violinista, dándose el
16, 17 y 18 en el Teatro Guiniguada de músicos para fusionarse con el gran caso de que el joven ejecutante de la
Las Palmas. cellista o dialogar con él. Pues bien, sin la parte de viola Terje Tennessen, tras un
El día antenor a la final (prevista para el presencia de tan omnipotente invitado comienzo algo apagado llegó a superar
20 de mayo en el Teatro Pérez Galdós) también son capaces de rayar a gran en tersura, ya que no en volumen, al ins-
comentaba con cierto aire de modestia altura. Iniciaron el programa con la trumento de su jefa de filas.
Alfredo Kraus que era casi milagrosa la cali- entrañable Pequeña Músico Nocturna, Fuera del programa oficial, ambos intér-
dad artística de gran número de los partici- exponente de un Mozart sin nubarro- pretes revalidaron la excelente impre-
pantes, En realidad, el hecho no es tan nes, desenfadada y radiante como lo fue sión causada interpretando un dúo de
casual y habría que derivar su explicación la propia interpretación. Las cosas cam- Mozart sin acompañamiento orquestal, y
del propio prestigio de Alfredo Kraus den- biaron radi cálmete en el inicio de la Sin- aún añadieron los intereses al tocar una
fonfa N" 49 de Haydn, una obra maestra hermosa melodía del compositor norue-
tro del mundo del canto y de la incuestio-
del periodo medio en la que Haydn es go Evard Gneg, Primavera, en la que,
nable talla del |urado calificador. Por si sola
capaz de combinar efusión y tragedia como es lógico, dominan ese algo a
la mera enumeración es extraordinaria' con tanta habilidad como Mozart. lona veces indefinible que llamamos idioma.
Alfredo Kraus (presidente), Fedora Barbien. Brown obtuvo de sus músicos un sonido
Ingnd Bjoner, Pedro Lavirgen, Luis Andreu grave, casi luctoso, con aportaciones
(ex-director artístico del Liceo y director precisas de todos los instrumetos y una
del Teatro de la Maestranza de Sevilla), atmósfera de gran recogimiento.
Luciano Albertí (director de la Academia Joaquín Martín de Sagarmínaga
Chiggiana de Siena) y un notable etcétera.

18 SCHERZO
ACTUALIDAD

Más tumulto Semper fidelis


que solemnidad Madrid. El concierto barroco; Ñapóles, Roma, Veneda. Concierto en s* bemol mayor para cuerda y continuo: Per-
gales! Concierto en re mayor paro ^o/onceto y cuerdos: Leo: Concierto en do mayor pora clavecín y cuerdos Gionjaní,
Mldnd. Teatro Monumental 14-VI-90 Orquesta y Gwaeito Grosso op ó n° 2: Corel I L Concertó pQ'C cuerdas y continuo n " 3 la Cesta". A. Marcelo. Sonata paro cuer-
Coro de RTVEJ Arpad J06 (director). Faye Robinson dos y contmuo op. 2 na 6: Albinoni. Concierto para Cuentos RV i 58. Concierto op 8 n.° 7. Contrarío op. 6 n.° 11. Las
(soprano), Alexandnna Milcheva (mezzo|, David Ren- cuatro estacones1 Vwakúi.
dall (tenor). Willard White (bajo). Beethoven, Misa
solemne.

La Missa Sotemnis de Beethoven se


aparta diametral mente de las misas de la
tradición vienesa que contribuyeron a for-
jar su estilo. Incluso las dos últimas gran-
des composiciones sacras de Schubert
(que son estrictamente contemporáneas),
siendo obras bellísimas no dejan de ser
creaciones extremadamente amables, de
curso más previsible, frente a esta perso-
nalísima y a la vez desbordante profesión
de fe beethoven i ana.
No era mala, en principio, la ¡dea de
escoger este inmenso fresco sinfónico-
coral para clausurar una nueva temporada
de la Orquesta de Radiotelevisión Espa-
ñola que ha cosechado buenos aciertos
en lo que a programación se refiere. El
problema es que la obra abunda en com-
plejidades y su traducción, aun siendo
aseada, no pasó de lo primario. El*director
Arpad Joó, que finalizaba con este con-
cierto sus dos años de titularidad al frente
de la agrupación, se dejó llevar en mas de
un momento por efectos de trazo grueso,
remansándose notablemente en el Sanc-
tus y en el Agnus Deí finales, en los cuales
fraseó más plásticamente. Incurrió en algu-
nas brusquedades al cortar determinadas
intervenciones corales, generando abrup-
tos vacíos de sonido, lo que fue especial-
mente evidente en la clausura de cada
una de las partes. El coro cantó a veces í MUSKÍ FOTO: TON WITSIERS/PHIUP5
demasiado fuerte, llegando a tapar a la I Musici han vuelto al Auditorio Nacio- anteriores, y lo que es más importante, el
orquesta y haciendo perder equilibrio y nal bajo los auspicios del Centro Superior conjunto no se resiente y permanece con
cohesión al conjunto. Los momentos más de Investigación y Promoción de la Música sus méritos primigenios, hoy igual que
atronadores fueron, sin duda, el Quoniam de la Universidad Autónoma de Madrid. ayer.
tu sotas Sanctum del Glano y algunos frag- Semper fidelis: al estilo, a la manera inata- El éxrto fue grande en las dos jomadas,
mentos del Credo -el himno más largo y cable de entender el barroco, esta voz y si alguien quiso recordar cómo leen el
de más compleja edificación-, dulcificán- desde el punto de vista de las tres más barroco los ingleses o los alemanes, o citó
dose bastante en los dos números que importantes escuelas italianas, representa- a Hamoncourt fue debidamente acallado.
siguen. das por tres ciudades de la importancia de Todo parece permanecer cuando I Musici
Roma, Ñapóles y Venecia. En dos noches suben al escenario. El público disfrutó de
No era tampoco de óptima calidad, seguidas los instrumentistas del conjunto lo lindo.
hablando en términos de conjunto, el italiano han dejado sentado que las
cuarteto vocal, aunque también mejoró a modas, los ismos, los cambios de estilo,
no les afectan y su modo de tocar sigue
6.Q.LL0.
partir del final del Oedo. Faye Robmson y
Alejandrina Milcheva, pese a las desigual- siendo tan válido hoy como hace treinta
dades vocales o los problemas de volu- años.
men, demostraron poseer mayor dase SUSCRÍBASE A
Ni Félix Ayo, ni Pina Carmirelli, por
que el endeble tenor David Rendall o que
citar algunos de los primeros violmes del SCHERZO
el bajo Willard White, mejor dotado pero
grupo que ya no están en él. han hecho
de escasa adherencia estilística. 10NUMEROS/AÑO
notar su ausencia, pues quienes les susti-
tuyen aportan igualmente calidades muy 4.000 ptas.
válidas. Hoy Federico Agostini nos da su
Joaquín Martin de Sagarmínaga fuerza y vitalidad, su clase, al nivel de los

SCHERZO 19
ACTUALIDAD

de su instrumento, más que por un fraseo


BARCELONA depurado.
Además del cuarteto protagonista, el
personaje de Paolo Albiam tiene gran
relieve como ocurre cuando lo interpreta
Aragall vuelve al liceo un artista como Carlos Chausson; este
cantante que posee una voz no muy inte-
resante logra con su trabajo y su inteligen-
cia imponerse y dar credibilidad al perso-
Barcelona. Gran Teatre del üceu. 31 -5-TO Simón Bocconegro (Verdi| - Anna Tomova Simow (Ame!ia-Maria).
Jaume Aragatl (Gabnelle Adorno) Piero Cappuccilh (Sirron Boccanegra). Paul Phshka (|acopo Fiesco). Carlos
naje; su mérito es grande por la intensi-
Chausson (Paolo Albianí) - Orquesta y coro d d Gran Tearre del Ltceu - Dlo. J Uwe Mund. dad, el fraseo y la intención que pone.
Completaba el reparto Alfonso
Existen obras que han tenido una Echevarría como Pietro, con una
carrera fácil desde su estreno, y otras labor muy interesante y cumplieron
que, en cambio, su cambio hacia el en sus cortos papeles Antón i Comas
éxito ha sido más difícil. Este es el como capitán y M 1 Angels Sarroca
caso del Simón Boccanegra verdiano, como doncella.
que después de su estreno el 12 de
marzo de 1857, con más éxito de Cuando hablemos de una particu-
critica que de público, tuvo que lar versión nos referimos a la forma
esperar muchos años, hasta el triunfo como Uwe Mund ve esta obra ver-
de Aldo, para que el compositor, que diana; por un lado la orquesta estuvo
amaba mucho esta ópera, a la vez cohesionada en todas las familias,
que era consciente de sus defectos, con una gran fuerza en la cuerda,
motivado y ayudado en la revisión especialmente en los violoncellos,
del libreto por Amgo Boito, reforma- pero por el otro la versión que nos
ra la obra, para en esta segunda ver- presentaba era más ruidosa que dra-
sión tuviera un gran éxito, que sin mática, y además con unos cambios
embargo no le conllevarla su entrada de ritmo que perjudicaban el melo-
en el repertorio clásico, hasta que en dismo y el canto verdiano; así en el
los últimos tiempos ha adquirido su aria de Fiesco del prólogo fue de una
verdadera dimensión. lentitud exasperante, mientras que al
final de este mismo prólogo somete
Este año tenia el interés especial al coro y a la orquesta a un ritmo
de la reaparición, después de vanos desenfrenado, que resta belleza a la
años de ausencia, de Jaume Aragall, al interpretación coral. Al ana de Maria
que el público barcelonés profesa un le falta sutileza y transparencia meló-
especial cariño, y expresión del dica, mientras que en el dúo entre
mismo fueron los repetidos aplausos padre e hija el volumen de la orques-
que le prodigó, algunos cortando ta e$ excesivo y no permite disfrutar
momentos poco apropiados. El tenor de todo el espacio melódico; la con-
catalán, que ha grabado reciente- ñofía cepción de Verdi de Uwe Mund se
mente la obra con Georg Solti, Simón Boccanegra e n ei Liceo FOTO: parece más del gran compositor requiere
demostró que mantiene su maravillosa hija, triste cuando debe abandonarla. Su donde el dramatismo es fuerza, no volu-
voz, que con el tiempo conserva su gran Simón continúa impresionando por la men, y donde la melodía es para expresar
belleza y frescor, a la vez que ha aumenta- fuerza y madurez que impnme al persona- sentimientos en los que la voz también
do en volumen, que además en esta oca- je. tiene parle importante. Por lo que respec-
sión surgía fresca y relajada como hacia ta al aspecto escénico digamos que los
Se presentaba en el Liceu Anna Tomc-
tiempo no le oíamos; también frecuente- decorados, coproducción del üceu con el
wa-Smtow, una de las sopranos preferidas
mente pudimos constatar un fraseo con Teatre Royal de la Monnaie de Bruselas,
de Herbert von Karajan y. cómo no, su
intención, donde había fuerza e intensidad son más bien típicos de la dirección del
presencia motivaba gran expectación; se
en los momentos dramáticos, y también teatro belga, esquemáticos, con una visión
trata de una soprano de gran musicalidad,
contención y sutileza en los dúos con que quiere ser moderna, con unos fondos
con un notable registro agudo y un estu-
María; creo que es mucho el camino reco- que al final pecan de reiterativos, y con la
diado fraseo, pero aunque el personaje de
rrido en el sentido de la obra que podría iluminación no es suficiente para crear el
Amelia-Mana no era tan dramático como
acabar de redondear. Ya conocíamos la climax dramático. Tampoco la dirección
otros personajes verdianos, necesita una
versión de Piero Cappuccilli del desgracia- escénica aportó grandes cosas, con situa-
voz de timbre a la vez penetrante y acari-
do y a la vez feliz personaje de haberlo ciones discutibles como la salida del cuer-
ciador que tenga consistencia en los regis-
cantado en el Liceu hace unos años y en po de Mana en el prólogo, o las luchas
tros central y grave, cualidades que no
aquella memorable ocasión maravilló por entre patricios y plebeyos que entran y
son lo fuerte de la voz de esta cantante;
su concepción del personaje, tanto por su salen en la escena del Consejo. Mención
fue una gran profesional a la que segura-
autoridad escénica como por la fuerza especial merece el coro que tanto en las
mente en otro repertorio hubiera podido
penetrante de su voz lírica, pero con escenas de canto recogido como las de
demostrar mejor sus cualidades. De las
cuerpo; hoy en día las cualidades artísticas fuerza dramática demostraron arta calidad.
veces que hemos oído a Paul Plishka en el
se mantiene, le da una calidad humana
Liceu es seguramente en este Fiesco
impresionante, su fraseo es intencionado y
donde su voz ha destacado más; brillante
expresivo, duro cuando se dirige a todos,
en el registro central, valiente en el regis-
y armonioso cuando pide paz y amor, con
tro alto y consistente en el registro grave
alegría desbordante cuando descubre a su
supo imponerse en su papel por la fuerza
Alben Vilardell

20 SCHERZO
ACTUALIDAD

trumentación straussiana. Entre los can-

Un dudoso canto a la muerte tantes brilló con especial fulgor la cristali-


na y ligera voz de Edita Gruberová,
impecable en su Grossmdchtige Prínzess/n
Barcelona. Principales intérpretes: Mechth i Id Gessendorft Paul Frey; Edita Gnjberovi; Trudeliese que terminó -en contra de lo normal
Wolfgang Rauch; vblker Vogel. Orquesta Sinfónica del Gran Teatro del Liceo. Dirección:Jánas Kutvi Producción: en una ópera alemana- con una prolon-
Opera de Colonia. Vestuario y dirección escénica fa cargo de jutta Gleue) de |ean-Pierre Ponneile. Gran Teatro
gada y ruidosa ovación interruptora.
del uceo. 23 de abnl de 1990.
Gustó mucho también Mechthild Ges-
Ponnelle realizó en esta ópera otra de sendorf en el papel de Anadne, al que la
sus preciosistas construcciones escénicas voz, bella, tersa de timbre, cálida en la
de arrebatadora belleza. Esto no quita emisión, prestó la estatura que no le
que la interpretación de Ponnelle de la sobra a la intérprete en lo físico.
obra no sea discutible, empezando por Trudeliese Schmidt que volvía al Liceo
el hecho de situar la obra en 1916, fecha después de su bello, fascinante Sextus de
del estreno, con lo que el tono despecti- La Ctemenza é Tito, fue aclamada por su
vo con que el noble amo de la mansión sinceridad interpretativa, su generosa
trata a los músicos y demás empleados entrega y su poderosa personalidad
pierde fuerza y sentido. escénica, aunque su voz presentaba, sin
En efecto, los artistas estás relegados embargo, perceptibles puntos áfonos,
por el inculto Mecenas a un cobertizo especialmente en la zona alta. En cuanto
del palacio, en su parte mas degradada, a Paul Frey, con sensibles problemas de
junto a un viejo coche de punto y un emisión vocal -el rol es corto, pero de
bello, pero estropeado, automóvil (el dureza cuasi wagnenana- no convenció
tercero que se matriculó en Viena, se al público y tuvo que oír la justificada
deduce). Pero es mucho peor la tergi- censura de las alturas, bastante contun-
versación del sentido de la obra, que es dente.
un canto a la renovación y a la vida. Pon- Los cuatro personajes bufos y las tres
nelle, transformando a Bacchus en Her- ninfas completaron con solvencia no
mes. le da un mortífero caduceo, con el siempre homogénea el equipo principal,
que traspasa a Anadne (en abierta opo- j u n t o con el notable t e n o r W í l f n e d
sición a lo que la obr-a dice en t o d o Gahmlích, el barítono Barry Mora y
momento), haciendo de esta ópera un Heinz Holecek - e l mayordomo- muy
canto a la muerte. Obsesión insistente adecuado en el aspecto escénico.
por Thánatos que ya vimos -con justa
indignación- en el bello, pero comprimi-
do Offeo de Gluck de hace algunas tem-
Edito Gruberovo en Madne aufNaxos Roger A/íer
poradas.

Secundariamente, al ver esta esceno-


grafía ponnelliana para la Ariadne, el
público del Liceo ha podido descubrir
Un Haendel memorable
que Nuria Espert se inspiró tal vez en EUrcelon», Palau de la Música. London Baroque. Solistas: Loma Anderson, Carol)m Watkinion y David
exceso en ella para la realización de su Thomas. D i r Charles MeoWn. Obra: Ad, GokÉea e Pafóemo de HindeL Ciclo Eurocotitert Palau de la Músi-
ca.
Betoo.
El ciclo Euroconcert, que durante toda su temporada se ha caracterizado por la
arta calidad de sus espectáculos, ha conseguido un nuevo triunfo con el estreno en
España de la ópera de Hándel Azi. Goloteo e Polifemo. La programación de esta
Espléndida escenografía ópera-pastoral (que no hay que confundir con la obra posterior titulada Acis and
Galatea) llamó la atención de inmediato de los amantes de la música barroca y de
Ert conjunto resultaba muy atractiva los aficionados a la ópera. Para esta representación se ha cxontado, sin lugar a dudas,
por la espléndida escenografía, sobre con una formación de verdaderos especialistas dentro del campo de la música
todo el jardín de rocailie con su tupido y barroca, The London Baroque. El bajo David Thomas que cantó el papel de Polife-
modernista bosque de árboles en la mo, fue sin lugar a dudas, el gran triunfador de la noche; lució en todas sus interven-
parte arta y los recovecos de la fuente ciones una voz portentosa que recorría todos los registros de bajo sin ninguna difi-
con sus cuevas en el centro. La repre- cultad y a veces incluso los sobrepasaba como hizo en su intervención fina!. Ya su
sentación bufa tiene mucho más de primera pieza, Sibilar t'angui d'Alerto fue toda una demostración de técnica y de
espectáculo germánico que de farsa ita- dominio vocal, que mantuvo en sus sucesivas intervenciones en las que alternó gogs
liana, pero el movimiento funciona con cómicos con las dos solistas. La soprano Loma Anderson, que cantaba el papel de
Aci consiguió con su aria Verso g/d Palmo uno de los momentos más brillantes de
gran perfección y el espectador tiene
toda la noche. Su voz de una gran calidad y de una técnica brillante, supo combinar-
siempre solicitada la atención.
se a la perfección con la de la contralto Carolyn Watkinson, que cantaba el papel de
János Kulka imprimió un buen nivel a Galatea, que cantó la difícil aria fleché tuom e Petra avampi con notable finura.
la orquesta, aunque en honor a la ver-
dad, no extrajo de la fascinante música Asi, pues, Euroconcert, con este estreno, vuelve a reafirmar su categoría y el exce-
de Richard Strauss más que una parte de lente criterio a la hora de seleccionar su programación.
su unción linca en los pasajes, justamente
célebres, en que las voces adquieren esa F.X.M
fusión casi mozartiana con refinada ins-

22 SCHERZO
ACTUALIDAD

Festival en Torroella de Montgrí


Este año el Festival Internacional de tas y formaciones de primer" orden, y en la concierto que ofrecerá l'Orfeó Cátala y la
Música de Torroella de Montgrí, que se presente edición de los Solistas de Viena, Orquesta de Cambra del Palau de Música
iniciará el 7 de julio con un recital pianísti- de la soprano Renata Scotto. de los Scho- Catalana interpretando la Alisa de la Coro-
co de Joaquín Achúcarro y finalizará en el lars Baroque Emsemble, de los Madrigalis- nación y el Réquiem de Mozart (14-7); el
Palau de la Música de Barcelona con el tas de Praga y del excelente guitarrista recital del flautista marsellés Jean Pierre
estreno mundial del Réquiem a la memo- Jaume Torrent Rampal (I-B); el recital de la soprano
ria de Salvador Espnu de Xavier Bengue- Renata Scotto (11-8).
rel. cumple su primer decenio. Genero lírico
La presente edición se caracteriza por Para los amantes del género lírico que Francesc X. Mata
la superación constante en su programa- durante los meses de verano se concen-
ción y sin lugar a duda por el estreno tran en su mayoría en las comarcas del
mundial del Réquiem de Xavier Benguerel,
que tendrá lugar el viernes 5 de octubre
Empordan. el I I de agosto tendrán la
oportunidad de escuchar a la soprano ita-
Misha Dichter
en la Iglesia de Torroella de Montgri. vol-
viéndose a representar los días 6 y 7 de
octubre en el Palau de la Música de Bar-
liana Renata Scotto que. acompañada al
piano por Vicenzo Scalera, cantara arias
de Rossim. Mozart, Debussy, Catalaní y
en la
celona. Para este evento los responsables
del Festival han conseguido reunir a un
Respighi.
También dentro de la presente edición
Mozartiana
conjunto de solistas de primer orden hay un espacio dedicado a los amantes Baraten. Palau de la Música Catalana. 4-vl-
compuesto por Eduard Giménez, Carlos del jazz que podrán disfrutar con las for- 90. Misha Dichter. piano. Orquesta Sotóte! de
Chausson, Enriqueta Tarrés y Nelibel Catalunya. Director Xavier Güell. Obías de
maciones Claude Bolling Big Band y Tete Mozart
Martínez. El Coro y la Orquestra Simfóni- Montoliu Trío.
ca del Liceu bajo la dirección del maestro La organización de Mozartiana
Romano Gandolfi completarán el reparto, Entre los días 15 y 3 I de agosto ten-
drán lugar también en Torroella de Mont- situó este concierto sin duda sin tener
a los cuales se unirá el cantante Uuís Uach en cuenta el carácter festivo del
que no ha querido perderse la participa- gri el Vil Curs Internacional de Música
bajo la dirección del violinista Rodney Lunes de Pentecostés, motivo por el
ción en este estreno mundial. cual el Palau de la Música Catalana
Fnend y con la participación de The Royal
College String Ensemble. estaba menos concurrido de lo que
Este Festival, que año tras año ha ido
hubiera sido de desear, ya que el
aumentando su prestigio internacional, va De las veintidós manifestaciones musi-
solista. Misha Dichter. bien merecía la
consiguiendo su objetivo de atraer a solis- cales que forman este festival destacan; el
asistencia.
Efectivamente, la parte central de la
velada, con el Concierto número 23
para piano y orquesta de Mozart, fue
Curso internacional de un indudable nivel musical; Misha
Dichter tal vez toca el concierto con
exceso de amable superficialidad en
Dentro del X Festival Internacional de un alumno: clases de música de cámara los tiempos extremos, pero en el
Música de Torroella de Montgrí. tendrá bajo la dirección de los profesores del movimiento lento nos dio una sobria
lugar durante este verano la Vil edición curso, todos los estudiantes participarán lección de interpretación y elegancia,
del Curso Internacional de Música, organi- en grupos de música de cámara en donde arropada en una seguridad impertérri-
zado por Juventudes Musicales de Torro- participarán músicos de la Royal College ta y un equilibro formal muy sugesti-
ella de Montgrí y por la Fundación de la String Ensemble, formada por una selec- vo que no cerraba la puerta a la emo-
Caixa de Catalunya, que pretende dar la ción de los mejores alumnos de cuerda tividad, aunque la mantenía muy con-
oportunidad a los estudiantes de música de este centro; conciertos públicos una trolada.
de cursos superiores y postgraduados. de vez que cada grupo de cámara tenga la La orquesta, que actuó aquí con
poder ampliar sus conocimientos teóricos obra preparada para interpretarla y una soltura y dignidad, tocó al principio
y prácticos gracias al seguimiento de un selección de los participantes formaran la una sinfonía de juventud del divino
programa de trabajo preparado por un Orquesta Sinfónica del Curso bajo la Mozart la número I I, en la que se
claustro de profesores del Royal College dirección de los profesores Rodney Fned ajustó relativamente bien el gesto, a
of Music de Londres bajo la dirección del y Xavier Joaquim, que interpretarán un veces exuberante, de su director,
prestigioso violinista Rodney Fried. En concierto dentro del X Festival Interna- quien estuvo muy adecuado en el
este curso podrán participar los estudian- cional de Música de Torroella de Montgrí Drvertimento r¡° 17, K.334 cuya exten-
tes de violín. viola, violoncello, clarinete, con obras de Mendelssohn. Cervelló, sa partitura resultó quizás con un
flauta, oboe, guitarra y percusión. El plan Rodngo y Mozart adarme de monotonía en las repeti-
de estudios incluye: clases individuales de ciones, pero en general fue interpre-
técnica y de interpretación musical; lec- La Fundación de la Caixa de Catalunya
tada con elegancia y claridad.
ciones magistrales en donde el profesor ha convocado 80 becas para participar en
explicará y comentara con los estudiantes este curso.
la interpretación de una obra a cargo de FF. X. M. Roger Alíer

SCHERZO 23
ACTUALIDAD

Merritt en el liceo
. Gran Teatro del Uceo. Chns Merrit^ tenor Hament Lawson-Sain, piano. Obras be Gludí, HSndel,
Durante. Bel I mi. Rosan, Dupa/t, Massenet Schumann. Schubert. Braínns y Richard StraJH Al servicio
de Mozart
Barcelona. Palau de la Música Catalana. 14 de
mayo de 1990 Mozartiana. Luciana Sefra y Soliste de
Catalunya bajo la dirección de Xavier Güell

Dentro del ciclo Mozartiana, que tanto


hace por la divulgación de las páginas
menos conocidas de este compositor, se
dedica penodicamente una de las sesiones
al aspecto vocal, y en esta ocasión hemos
tenido la suerte de contar con la soprano
geno ve sa Luciana Serra, a la que ya admi-
ramos en su Norina del Don Posqua/e
donizettiano la pasada temporada en el
Chns Merritt en el Teatro de La Zarzuela cantando Enroone en Abril de 1988 fOm¡. ALCÁNTARA Teatro Grec. Especialistas en obras bel-
Después del recital de June Anderson, Brahms y Richard Strauss las cantó con un canttstas de soprano lírico-ligero, y tam-
que no llegó a contentar del todo a los gran gusto, pero el público no volvió a bién de determinadas obras del composi-
operistas del Liceu, habla una cierta curio- conectar con el tenor hasta que escuchó tor de Salzburgo. posee una voz pene-
sidad por ver si el tenor norteamericano otra aria de Rossim 0 áo cnide/ de Tancre- trante, de bello color, timbrada, homogé-
Chns Memtt triunfarla en un teatro que d¡, con unos agudos bien proyectados nea en todos los registros y una exquisita
lo esperaba con las uñas afiladas. Segura- -cosa que no siempre consigue actual- musicalidad. A pesar, según se anunció, de
mente al tenor le habia llegado, por su mente este tenor-. Acompañado por la no estar en perfectas condiciones, dio una
parte, la onda de que en el Liceu no todos pianista Hariet Lawson-Sain saludó repeti- lección de profesionalidad y supo imprimir
son flores, porque el tenor desde un buen damente al público y finalmente concedió a cada página la versión oportuna. Inició
principio niíentó ganarse al público dos bises: el primero fue Una furtiva lagri- su recital con Voi avete un cor fedele K
haciéndose el gracioso, dialogando con el ma de L'Ete/r d'Amore que cantó con una 217, en la que demostró su buena técni-
público, haciendo coméntanos sobre el segundad y una calidad interpretativa que ca, en un ana difícil, siguiendo con A ques-
calor y anunciando la incorporación de hizo pensar que este tenor, si abandona to seno, donde después de un recitativo
una canción más de las dos que habia de en el futuro el campo de la exhibición con un depurado fraseo resolvió el aria
Bellmi en el programa El público se man- vocal, puede continuar en el registro Unco con sutileza, para acabar la pnmera parte
tuvo a la expectativa, ya que el debut del como un intérprete más que suficiente. El con Misero dove son donde alternaba la
tenor norteamericano habla despertado segundo bis fue el que acabó por trans- fuerza con un fraseo bello y contundente.
un moderado interés centrado, sobre formar el recital en un éxito completo: el Inició la segunda parte con Nehmt meinen
todo, en su bien divulgada capacidad para ana de Tomo de La filie du régiment de donk K 383, cantada con estilo sencillo y
hacer unos agudos increíbles en las óperas Donizetti, con sus nueve do de pecho, sobno para terminar con Ah lo previa, K
rossinianas y donizettianas. Precisamente que Chris Merritt fue saltanejo brillante- 272, que previene en Come scogl/o del
fue con "el ana Sí ñamarla io g/uro de Lo mente, uno detrás de otro, después de Cosí fon lurte, interpretada con valentía y
Certerentota de Rossini, al final de la pnme- haberse quitado previamente la corbata brillantez. Fue la suya una actuación llena
ra parte, que Chns Merritt consiguió con- de lazo que llevaba para cantar con más de grandes cualidades, correspondida por
vencer por fin al difícil público del teatro comodidad, finalizando con un espectacu- un público no muy numeroso, pero que
de que realmente valió la pena haberse lar y larguísimo último agudo. El público, supo calibrar a la artista que actuaba.
desplazado, Sin duda, ya en las canciones que incluso se olvidó de toser durante las
y arias anteriores habla demostrado una dos últimas propinas, aclamó al tenor que El resto de la velada se completaba con
buena calidad de voz y una elegancia en se excusó de no poder ofrecer más bises, la Sinfonía núm 6, K 43, y la Sinfonía núm
las frases no siempre típica en los cantan- ya que, como dijo textualmente, el esfuer- 30, K 202. en las que la Orquesta Solistes
tes norteamericanos, sobre todo, en las zo hecho en el ana de Tancredi le había de Catalunya, bajo la dirección de Xavier
canciones de Bellini y en el ana de Gluck dejado exhausto. Güell nos dio de la primera una versión
0 del mío do/ce ardor de Pande ed Etena poco transparente con una cuerda a la
Del recital pueden deducirse dos cosas: que le faltaba un sonido más sutil, y un
que Chns Memtt sigue siendo un tenor metal falto de un sonido más comparto y
de pnmera, y que, a pesar de todas las redondeado, siendo lo más conseguido el
Canciones francesas
prédicas de antaño, el do de pecho sigue Úrtimo movimiento, características que se
En la segunda parte, las canciones fran- siendo la obsesión de los públicos de repitieron en la Sinfonía núm. 30, y en la
cesas de Duparc y Massenet y los Heder ópera. obertura de Lo
¿emanes de Schumann. Schubert -Lo Tru-
cha, cantada con mucha elegancia-, Francesc X. Mato Atbert Vilardetl

24 SCHEBZO
ACTUALIDAD

VALENCIA
Brillante
Recital de Adolfo Bueso despedida
Valencia. Palau de la r-lúsca. 3-S de junio de 1990.
Valencia. Palau de la Música 16-5-90. Debussy; Suiíe flefgomosque, Eslampes, Preludios (libro primero)- Adolfo Beethoven: Sinfonía n" ó. en Fo mayor, op 66. 'Posto-
ral' Stravinskr La consagración de lo primoveta
Orquesta Municipal de Valencia. Dinsctor Manuel Gal-
El joven pianista valenciano Adolfo duf. Concierto extraordinario.
mados nunca decaen en la flaccidez. Tras
Bueso volvía a presentarse en el Palau tras adaptar la sonoridad del piano a la peque-
su actuación en la temporada 1986-87, en ña, pero magnífica de acústica, sala B del Como colofón del curso 1989-1990,
la que estrenó en Valencia el Pnmer Con- Palau, Bueso logró progresivamente la tuvimos un concierto doble repartido
cierto para piano y orquesta de Prokofiev. pulsación precisa y la contención del pedal entre una soleada mañana dominical del
De repertorio centrado fundamentalmen- requeridas. Hubo excelentes momentos primer verano valenciano y un húmeda
te en la música clásica y romántica, ha en la Su/te Bergamasque, como en el Oo/r tarde de martes no menos típica. En con-
abordado en varias ocasiones el impresio- de /une, y en Estampes, por la regulación junto, el resultado fue notable, y aunque,
nismo. El libro pnmero de los Preludios de dinámica en La soirée dans Granade, De en consonancia con el clima, hubo aftiba-
Debussy ya lo interpretó hace tres años los Preludios destacaron la nítida oposición jos y también diferencias entre ambas ver-
en el Centro Cultural de la Caja de Aho- rítmica de Serenade interrompue, el ade- siones, nos ratificamos plenamente en la
rros. La superior versión que ha ofrecido cuado juego de pedales en Lo vent dans la opinión de que a esta formación, con los
ahora en el Palau nos confirma su exce- píame, la delicada atmósfera conseguidas recursos humanos con que en este
lente momento. El pianismo de Bueso en Lo filie aux cheveux de Un y en Lo coi- momento cuenta, lo que le hace falta es
siempre se ha caracterizado por la hédral engloutie y, particularmente, en Des tiempo y tranquilidad para ensayar seria-
claridad expresiva y el cuidado estilístico, pos sur lo neige. La pieza de Satie, ofrecida mente piezas de repertorio más o menos
apoyados en una técnica suficiente. Su de propina, nos acabó de confirmar la difíciles pero hasta ahora pocas veces
aproximación a Debussy parte de una solidez de Adolfo Bueso. Y que, como en abordadas con eficacia, y lo que le sobra
sensibilidad y una voluntad de claridad el caso de otro joven pianista valenciano, son sobresaltos y empresas megalómanas.
mozartianas y de un pulso temperamental Bertomeu jaume, debería prodigarse más
que el pianista valenciano posee sin osten- en nuestros conciertos. Por ejemplo, en En general, el empaste fue bueno (des-
tación. Su interpretación de Debussy, los ciclos que se preparan para la conme- tacaremos el diálogo entre el clarinete y
entre el intimismo y el registro vago y la moración mozartiana. las cuerdas al final del pnmer movimiento
expresión contundente, tiene siempre de la Sexta) y las texturas pulcras. Hilando
perfiles claros y los pasajes más ensimis- fino, acaso el domingo Beethoven resulta-
Blas Cortés ra demasiado crispado en la exposición
del Allegro festivo y en el final (donde
además faltó unidad en el tegoto de los
violines. compensado por un curioso y
muy hermoso efecto de eco lejano en las
violas); por contra, en las dos ejecuciones
el bramido de los elementos desatados en
la tormenta brilló por su ausencia y el
Andante pecó de un exceso de languidez
que hizo que por momentos la expresión
se perdiera en la opacidad (tal vez en el
podio debiera habérsele dado más juego
a la mano izquierda). De cualquier modo,
quizá no sea justo ser tan puntilloso, con-
siderando de dónde viene esta orquesta,
adonde va y con qué paso se desplaza;
lento, pero seguro.

Con Stravinski pasó algo extraño. Tras


un no muy prometedor arranque, en las
dos ocasiones la interpretación fue ganan-
do en calidad, la orquesta fue afianzándo-
se, guiada por una batuta sobria y clara, y
si el domingo, junto a algunos momentos
previos en que se echó de menos mayor
agresividad, ya gustó el crescendo del final
de la primera parte, el martes ese pasaje y
el resto de la pieza fueron interpretados
con una espectacularidad francamente
sobresaliente. El éxito de público, no
tanto de taquilla, fue. con justicia, muy
caluroso.

Adolfo Bueso
Alfredo Rrotóns Muñoz

SCHERZO 25
C O N C I T O S

CICLO
En la temporada 1990/91 el XIII CICLO DE CÁMARA Y POLIFONÍA constará de
54 programas distribuidos en tres ciclos, A, B y C, de dieciocho conciertos cada
uno. Dichos conciertos tendrán lugar siempre en martes y jueves (excepto los miér-
coles días 27 de febrero y 6 de marzo de 1991). Se pueden adquirir abonos indis-
tintamente para uno, dos o los tres ciclos, siempre que existan disponibilidades
en las taquillas del Auditorio, a partir del 21 de junio de 1990.

ZONA A ZONA B
Abono 25.600 ptas. Abono . . . 15.000 ptas.
Venta libre 1.600 ptas. Venta libre 1.000 ptas.
Todos los conciertos comenzarán a las 19.30 horas y se celebrarán en la Sala de Cámara, ex-
cepto los correspondientes a los días 8 de enero, 12 de marzo, 23 de abril y 21 de mayo de
1991, que tendrán lugar en la Sala Sinfónica. Horario de taquillas: lunes 17.00 a 19.00. Martes
a viernes 10.00 a 17.00. Sábado 11.00 a 13.00.

CICLO A CONCIERTO 1 CICLO A CONCIERTO 22 CICLO A CONCIERTO 44 Director y solista: Nicolás Chutnachen-
co, violin.
Martes, 23 octubre 1990 Jueves. 17 enero 1991 Jueves. 11 abnl 1991
J S BACH Concierto pata vidin y orquesta en
ORQUESTA DE CÁMARA DE PRAGA CUARTETO GUARNERI JUANA GUILLEM, flauta. La menor. BWV 1041 B BARTÓK Divertimen-
J C ARRIABA Guaríalo paia cuerdas núm ?_ Miembros del cuarteto Bellas Ales "In- to para cueidas
A DVORAK Surte Checa en He mayor. Op 39
B MARTINU Serénala num 2 A VIVALDI K SZYMJANOSWKI Cuarteto para cuerdas tegral de los Cuartetos de Mozart pata
Concierto pata dos trompetas en Do mayor F núm i . Op 37 P I CHAIKOVSKI Cuarteto pa- CICLO B CONCIERTO 5
flauta y cuetda"
IX/1. R 537 J HAYDN Síntoma en Sol mayor ra cuerdas en Re mayor. Op 11
"La sorpresa". HoD IflM W A. MOZART Cuarteto en Re mayor. K 285 Martes, 6 noviembre 1990
Cuarteto en Do mayor. K1712B5h Cuarteto en
CICLO A CONCIERTO 29 Sol maya. K 285 a Cuarteto en La mayor. K 298 LONDON BRASS VIRTUOSI
CICLO A CONCIERTO 4 Obras de G F Haenflel. Purcell. W. B y d , A
Jueves. 14 febrero 1991 Gabrielí, Oartie T Susato. E. B. Bntten. Bemard
Jueves. 1 noviembre 1990 CICLO A CONCIERTO 47
SHIRLEY VERRET, mezzosoprano Henze, W. Waltori. T L J Bourgeois.
BRUNO GELBER, piano Martes, 23 abril 1991
Rectal lírico
Programa a determinar CICLO B CONCIERTO 6
CORO NACIONAL DE ESPAÑA
CICLO A CONCIERTO 7 CICLO A CONCIERTO 31 Director Alberto Blancafort. Jueves. 15 noviembre 1990

Jueves. 21 lebrero 1991 T L DE VICTORIA Otticium deluriclorum F AMANCIO PRADA


Martes, 13 noviembre 1990 LISZT V(a GIUCIS
ORQUESTA DE CÁMARA ESPAÑOLA "Trovadores, místeos y románticos" (canciones
TRIO MENDELSSOHN (Este concierto se celebrará en la Sala Srtonca) sobre poemas de Juan del Enzina. Lope de Vs-
X MONTSALVATGE. Trio 1989, para xiolin. vio- Concertino-director. Víctor Martin ga. Santa Teresa, San Juan de la Cruz y Rosa-
loncnelo y piano R SCHUMANN Trio núm 1 CICLO A CONCIERTO 48 lia de Castro)
Solista L Fenyves vioh'n
para violin. violonchelo y piano en Re menor. W A MOZART Divertimento en Re mayor. K
Op 63 B SMETANA Trio para violin violonche- Jueves. 25 abril 1991 CICLO B CONCIERTO 10
136 Adagio y Rondó Divertimento en Fa ma-
lo y piano, en Sol menor O p 15
yor. K 138 Concierto en Fa mayoi K 13B Con- DÚO AGUIRRE-MARTIN. violonchelo Jueves. 22 noviembre 1990
cierto para violin y orquesta, núm. 5. en La ma- y violin
CICLO A CONCIERTO 11 CUARTETO ALBAN BERG
yor, K 216, "El turco" J GIGOAN Obra Oe estreno M f W E L Sona B BARTOK Cuarteto para c u s d a . núm 2, Op
Martes. 27 noviembre 1990 tine H REUNTER Missa brevis (para mezzo-
CONCIERTO 34 soprano. violla viola y violonchelo) MARÍA 17 W A MOZART Cuarteto para cuerda en Re
DÚO AYO-JIMÉNEZ, violin y piano CICLO A
ARAGÓN, mezzosoprano mayor. K 575 B BARTÓK Cuarteto para cuer-
W A MOZART Sonata en Fa mayor K 376 So-
Jueves. 28 lebrero 1991 da núm 4
nata en Mi menor K 304 Sonata en La mayor, CONCIERTO 51
CUARTETO BORODIN CICLO A
K 305 Sonata en Do mayor K 303 Sonata en CICLO B CONCIERTO 13
Mi bemol maya K 380 D SHOSTAKOVICH. Integral be los Cuartetos Jueves, 9 mayo 1991
para cuerda III MIRIAM FRIED. violin Martes. 4 diciembre 1990
CICLO A CONCIERTO 14 DÚO AYO-JIMÉNEZ
CICLO A CONCIERTO 37 ALAN MARKS. paño
W A. MOZAFÍT. Sonata en Do maye»; K 403 S o
Jueves. 6 diciembre 1990 L V BEETHOVEN Sonala num 3 en Mi be-
mol mayor BAFÍTOK Sonala núm 1 J nata en Sol mayor K 301 Sonata en Re mayor
DÚO AYO-JIMÉNEZ, violin y piano. Jueves. 7 marzo 1991
BRAMMS Sonala num 2 en La mayor F K 306 Sonala en Fa mayor. K 377 Sonata en
W A MOZART Sonala en Mi bemol mayor. K CUARTETO BORODIN SCHUMANN Tres Romanzas. Op 28 & bemol mayor. K 454
302 Sonata en Si bemol mayor. K 372 Sonala D SHOSTAKOVICH Integral de los Cuartetos
en Mi oemol mayor K 481 Sonata en La ma- oa<a cuetOa VI CICLO A COMCIERTO 53 CICLO B CONCIERTO 16
yor. K 402 Sonala en La mayor, K 526
Jueves. 16 mayo 1991 Jueves 13 diciembre 1990
CICLO A CONCIERTO IB CICLO A CONCIERTO 39
THE SWINGLE SINGERS JOAQUÍN SORIANO, piano.
Jueves. 20 diciembre 1990 Jueves 14 marzo 1991 W A MOZART Fantasía en Do menor K 396
Director: Jonathan Ratbbne
CORAL CANTIGA ORQUESTA Y CORO DE LA COMU- R SCHUMANN Kreisienana. O p 16 S RACH'
Obras de Mazarí Bach. Rosara. Granados. De-
"Música nawi<>fia del agio XVIII Villanescos del NIDAD DE MADRID MANINQFF variaciones sobre un lema 0e Core-
bussy y Chaikovski
Padre Antoni Soler La Escuela de Montserrat «i. Op 42 M SCRIABN Ocno esWWos, Op A2
Director. Miguel Graba
CICLO A CONCIERTO 20 Solistas a determinar CICLO B CONCIERTO 2
W A MOZART Diverttmento num t i . K 251
Jueves. 1Ü enera 1991 Jueves. 25 octubre 1990
Dos Moteles (Sarcia Mana Maier Dei. K 273 y
TRIO DE BARCELONA Misericordias Domini K 222) B ALIS María 6e ORQUESTA DE CÁMARA REINA SOFÍA
F MENDELSSOHN Trio núm 2 en Do menor. Magdala. Op 12/
O p 66 D SHOSTAKOVICH Trio en Mi menor
Op 67
P O 1 9 9 0 / 9 1
CICLO B CONCICERTO 19 CICLO B CONCIERTO 46 So*slas Víctor Marlin, violln Salvador Tudsla CICLO C CONCIERTO 41
oboe Antonio Anas, flauta María feresa Chen-
Martes. 8 enero 1991 Jueves. 18 abril 1991 lo cémbalo Jueves. 21 marzo 1991
RUGGIERO RAIMONDI, bap CUARTETO JUILLIARD J 5 BACH Concierto para violin y oboe (re- ORQUESTA Y CORO SOCEWD EVCH |
Recita) lineo W A MOZAHT Cuarteto en Re menor. K 421 construcción según el BWV 10601 Ofrenda mu-
sca!. EWV 1079 W A MOZAFII Msa en S bemeí mayor K 275
(Este concierto se cetetrará en C M V WEBERN Seis Bagatelas F SCHU- J S BACH Concierto para vnín. en Mi maya I
BBfíT Cuarteto en Sol mayor. Op 161 BíW 1042 CarBla 'Her; und Munú und H und
CICLO C CONCIERTO 21
CICLO B CONCIERTO 23 Leben". BVW 147
CICLO B CONCIERTO 49 Martes, 15 enero 1991
Martes. 2Z enero 1991
Martes. 30 abril 1991 HORACIO GUTIÉRREZ, paño CICLO C CONCIERTO 43
ORQUESTA DE CÁMARA VILLA DE
MADRID DÚO ZANETTI-TURINA Programa a determinar
1 Martes 9 abnl 1991
Directora: Mercedes Padilla ' La Sonata para paño a cuatro manos
en Europa" CICLO C CONCIERTO 24 ORQUESTA DE CÁMARA VILLA DE
Solista Angeá Jesús García, viain
W A MOZAHT Concierto para violfo y orques- CH BURNEY Sonala núm 8 en Fa mayor W Jueves, 24 enero 1991 MADRID
ta en Re mayor. K 211 Concierto para vidín y A MOZART Sonala en Sol maye" K 487 A F Directora Mercedes Padilla.
SCHUBEHT Fantasía en Fa menor. Op 103. D CUARTETO ORLANDO
orquesta en S bemol maye, K 207 Rondó pa- SokSa Aheio Martas flauta
940 J L TüRINA Sonata y Tocalta (1990). M F J. HAYDN Cuarteto para cuerdas, núm 6. O p
ra wolín y orquesta en St bemol mayor, K 269 MUSSQRGSKY Sonata en Do mayor (inconclu- J FVO1ELBEL Canon A vTUMX* Conoert)
64 L V BEETHOVEfJ Cuarteto para cuerdas
Concierto para vtolin y orquesta en Re maye* sa] F POULENC SonalB en F=a menor, Op 95 B SMETANA Cuarteto pa- nüm 5 en Fa mayor para lauta de pee Op 10
K218 ra cuerdas núm I. en Mi menor. "Aus meinem Condeno en Do m^or para Rama sopramna G
CICLO B CONCIERTO 52 Leberi 1 P TELEMANN Den Qmae L BOCOCRINI Mu-
CICLO B CONCIERTO 25 sca nocturna de Madrtf
Martes, 14 mayo 1991 CICLO C CONCIERTO 26
Jueves. 31 enero 1991 QUINTETO AUBADE. Grupo de venta
Martes, 5 lebrero 1991 CICLO C CONCIERTO 45
THE SCHOLARS, Grupo vocal e ins- L V.6EETHQVEN QuinteloenMi bemd. para CUARTETO FILARMÓNICA DE BERLÍN
trumental paño, oboe, clarinete, trompa y faga. O p 16 Martes, 16 abnl 1991
G F HAENDEL Acis y Galatea. HVW. 49 F POULENC Sexteto para enano flauta, oboe, W A MOZART Cuarteto en Sol mayor. K 3fl7 ENSEMBLE WIEN-BERLIN
clarinete, [rompa y lagot Cuarteto en Si bemol mavoi. K 589 F SCHU'
CICLO B CONCIERTO 27 BEFTT Cuarteto núm 13 en La menor. Op 39. (Sofcstas de las Filarmónicas de Viena y

Jueves. 7 febrero 1991


CICLO C CONCIERTO 3
0 804 Berlín).

Martes, 30 octubre 1990 CICLO C CONCIERTO 28 F DANZI Qjnlelo en Sd. Op 5&2 W A. MO-
TRÍO DE MOSCÚ ZART SeienaH en Do m e r a K 406 J IBERT Tres
L V BEETHOVEN Tno núm 1 en Mi bemol fría ORQUESTA CLASICA DE MADRID Martes, 12 febrero 1991 pezas DTHAS para ourte)o de v e n u P HINDE
yor. Op 1 Tflo núm 5 en Re mayor. Op 70 Trio Director: Luis Izquierdo ORQUESTA DE CÁMARA MITH "Klane Kamermus*11. Op 2i¡¿ (1923
núm 7 en Si bemol mayor Op 97
Solista Ratael Ta>bo recitador D'AUVERGNE
"En romo a García Lorca" CCLOC COMCIERTO 50
CICLO B CONCIERTO 30 M OHANA Llanto por Ignacio Sánchez Meiias Director. Jean Jacques Kantorow.
M. CASTILLO. Siete senetes torquenos A GAR- B BARTÚK Oivemmento SRANCHOMME Va- Martes 7 mayo 1991
Manes. 19 feOrero 1991 CÍA ABRIL Tres canciones de Garda Lorca
LAZAR BERMAN. piaña naciones sobre lemas rusos y escoceses P
SCHUBERT Cuarteto en Re menor. D 810 La TRIO TUCKWEL-AMSTRONG-
F LHZT Sánala Darle Sposalino Soneto niim CICLO C CONCIERTO 6 muerte y la doncela1'. (arreglo para orquesa de V1GNOLES
1CM del Petrarca Sonala en Si menor cuerda de Gustav Uahler) H STRAUSS Alpron. Op 15 (aeprana trompa y
Jueves. 8 noviembre 1990
paño] "Sias Usier (soprano y paño) C SAINT
CICLO B CONCIERTO 33 SEMA (Grupo vocal e instrumental) CICLO C CONCIERTO 32 SAENS Romance Op 67 (trompa y paño) F
Cantigas de Alfonso X el Sabio (Concierto con SCHUBERT M Oem Strom. O p 119 (soprano,
Miércoles. 27 lebrero 1991 montaje visual) Martes, 26 feOrero 1991
trompa y panol E B BRITTEN Cabarel Songs
CUARTETO BOBODIN CUARTETO BORODIN (soprano y pano¡ P DUKAS Vianele (trompa y
CICLO C CONCIERTO 9 piano) G OONIZETTI Lamore funesto (sopranQ
O SHOSTAKOVICH Integral de los Cuartetos D SHOSTAKOVICH Integral de los Cuartetes
para cuerda II Martes, 20 noviembre 1990 para cuerda I trompa y paño)
ANNE SOFIE VON OTTER, mezzoso- CICLO C
CICLO 8 CONCIErTiO 36 CONCIERTO 35 CCLOC CONCIERTO 54
prano
Miércoles. 6 marzo 1991 Martes. 5 marzo 1991
H WOLF "Cancionero español". Martes 21 mayo 1991
CUARTETO BORODIN CUARTETO BORODIN
CICLO C CONCIERTO D SHOSTAKOVICH Integral detosCuartetos CORO NACIONAL DE ESPAÑA
D Sriostatóvicri Integral de los Cuartetos para
para cuerda IV Orador: Alberto Blancefort.
cuerda V Jueves. 29 noviembre 1990
DÚO AYO-JIMÉNEZ, violín y piano CICLO C CONCIERTO 38 I STFWWNSKI La histcna del soUaOo Las boüas
CICLO B CONCIERTO 40 W A MOZART Sonata en Do mayor. K 404 So- [Este coreare se ceteCrará en la Sala Snfónca)
nata en Sol mayor. K 379 Sonata en Do mayor Martes, 12 marzo 1991
Martes. 19 marzo 1991 K 296 Sonata en Fa mayor. K 547 Sonata en ANDRE WATTS, piano
ORQUESTA DE CÁMARA ESPAÑOLA Si bemol mayor. K 378 Programa a determinar
CORO NACIONAL DE ESPAÑA (Este cerceno se celebrará en la Sala Sintónica)
Director Alberto Blancafort. CICLO C CONCIERTO 15
Solistas Qaire Powell. soprano Manuel Cid. Martes. 11 diciembre 1990
tenor THE KING SINGER'S
H PURCELL DKJO y Eneas Espirituales negrus.
CICLO B CONCIERTO 42 CICLO C CONCIERTO 17
Jueves 4 abril 1991 Martes. IB diciembre 1990
CONJUNTO DE CÁMARA FRANZ ORQUESTA DE CÁMARA ESPAÑOLA
SCHUBERT Concertino-director. Víctor Martin.
F SCHUBERT O í r t e l o en La mayot D 667 'La
Trucha". Quinteto en Do mayor, • 956

AUDITORIO
MINISTERIO DE CULTURA NACIONAL
retiiuioNacionoiifcKis fl(tti«i L-bCHnrasydeki Musicn r\r Km icir- A
ACTUALIDAD

El proyecto "Música 92"

E
l Proyecto Músico 92, que se deno- Filarmónica y el secretario de ésta -cuyo de 13 nuevos recintos o espacios musica-
minó al principio, vivaldianamente. presidente es ahora Ramón Almazán- les que incluye una auditorio en el conser-
Los Cuatro Estaciones, se ha consti- Javier Casal, es subdirector del Palau. Por vatono, uno en Castellón y la adquisición
tuido con la ambición de convertir a otra parte el Teatro Pnncipal pasa a ser y acondicionamiento de algunos teatros o
Valencia en el centro principal de las acti- gestionado por el Instituto Valenciano de la construcción de auditorios cenados o
vidades musicales en el fáustico 1992 y Artes Escénicas y Musicales (IVAECM). de abiertos en Elche, Cheste, Torrente,
frente al protagonismo de Barcelona, la Generalrtat, y su director musical, José Sagunto, Gandía, Alcoy, Orihuela, entre
Madrid y Sevilla. Valencia, como tercera Ruvira, es persona dialogante, destacado otras poblaciones. Por último, un proyec-
capital española, quiere asomar musical- impulsor de la música contemporánea en to de reforma en la enseñanza musical,
mente la cabeza entre el tumulto del 92 Valencia y decidido, como su antecesor responsabilidad de la Generalitat proble-
tras sentirse marginada de ese eje privi- en el cargo Javier Casal, a promover una ma complejo y esencial; un proyecto de
legiado de la autovía Barcelona- futura actividad operística. Esta última, colaboración con la RTV valenciana: publi-
Madrid-Sevilla. Dado que estas capitales como veremos, parece casi revocada caciones y grabaciones en tomo a la músi-
desarrollarán también una destacada acti- incomprensiblemente en el proyecto ca valenciana, entre las cuales se incluye la
vidad musical, al proyecto Música 92 sólo Música 92. de El árbol de Diana, con un elenco de
le cabe aprovechar ¡a gira de grandes suficiente altura y una buena difusión
orquestas y solistas y añadir algunas sor- internacional, algo pendiente desde el
presas importantes: tras el primitivo sueño Objetivos reestreno de la obra en 1983.
faraónico, el resultado será más realista y Además de la programación de grandes
práctico, pues afectara fundamentalmente conciertos sinfónicos y danza, los objeti-
al antes y después del 92. Ya desde este La Opera
vos más importantes afectan al Palau,
trimestre, el festival Música 92, constituido necesitado de algunas reformas y de un Aparte de la importancia de la creación
definitivamente y cuyo comisionado es detallado estudio para subsanar proble- de todas estas infraestructuras y de las
Emili Soler, colabora estrechamente con mas acústicos, y consideran: la creación de prioridades sociales del proyecto, dos son
el Palau de la Música, con lo que el presu- un centro de investigación y documenta- los extremos que promueven primordial-
puesto, que dependía del Ayuntamiento, ción musicológica en relación con el Con- mente la auténtica afición musical: la edu-
se verá progresivamente incrementado servatorio, la creación de una red de cación musical, todavía por reintegrar ade-
desde la Generalrtat Valenciana. Música 92 fonotecas, la citada creación de una cuadamente desde la escuela a la
comienza, pues, este año, culmina en el Orquesta de la Comunidad Valenciana Universidad, y el concierto o la represen-
92 y su objetivo prioritario es, en palabras (denominación, al parecer inamovible, que tación lírica de calidad, de gran altura.
de Emili Soler. «Crear y consolidar Falta, pues, la ópera. Hay que insistir
las estructuras musicales, tanto en en la obvia importancia del teatro de
equipos de trabajo como en infra- ópera como centro de gravedad en
estructuras, y crear las bases huma- cualquier ciudad musical y en la que
nas y matenales que con posteriori- confluyen actividades teatrales, cora-
dad al Festival permanezcan como les, de balllet, y en su carácter for-
patrimonio cultural de la Comuni- mativo para orquestas y batutas.
dad Valenciana». La financiación se Algunas representaciones, como las
completara, además de las súplicas de II matrimonia segreto, coproducida
al Ministerio de Cultura (Valencia por el IVAECM, han demostrado
tiene en este sentido una cierta tra- que no es imposible. Disponemos
dición de Cenicienta), con la cola- de un Teatro Principal con el foso
boración de patrocinios privados y ampliado y excelente acústica, de
con la venta de derechos de televi- una Orquesta, un consolidado Coro
sión. Las intenciones en los citados de Valencia, algunos importantes
proyectos y con la venta de dere- cantantes valencianos, un Centro
chos de televisión. Las intenciones Dramático de la Generalitat que
en los citados proyectos de Emili debería y podría abastecer la escena
Soler son excelentes, pero muy operística. Las producciones propias
complicadas de cumplir en todos de determinado repertorio, las
sus extremos. De momento hay coproducciones, la contratación de
que señalar que se ha producido grandes figuras y de algunos teatros
una cierta osmosis o ánimo de cola- estables son fórmulas que en con-
boración entre las distintas institu- junto pueden posibilitar una tempo-
ciones y tras los enfrenamientos rada de ópera. En una reciente reu-
más o menos tácitos antes tan fre- nión. Emili Soler, comisionado para
cuentes en Valencia. La Generalitat Música 92. prometió reconsiderar la
colabora con el Palau a través de ópera entre las prioridades de su
£ Llons y E. Giménez en I! matrimonio segrelo, única ópera que
Música 92. la Consellen'a de Cultura proyecto, ante la apasionada reivindi-
financiará a partir de 1991 el 90 ha copiaduado el IVAECM. cación operística que le planteamos los
por cien de la Orquesta Municipal que. no me gusta; me parece más natural y asistentes.
para entonces será Orquesta de la Comu- eufónica la de Orquesta Sinfónica de
nidad Valenciana, el director del Palau. Valencia), de una Joven Orquesta de la
Manuel Muñoz, es vocal en la Sociedad Comunidad Valenciana y de una Compa-
ñía de ballet. Hay que añadir la creación Blas Cortés

28 SCHERZO
ittetmímUk
16 DEJIUOL
Dilluns. a les 22,30 H. Jardín* del Palau Dissabte, a les 20 H. Placa del Poblé Dlumenge. a les ¿2JO H. Muraües del Carme
Recital Placido Domingo Concert Montserrat Caballé ijosep Carreras Orquestra de l'Ópera Nacional de Sophia
Ensembie Whien {Memhro de la Yienna Cor i Orquestra de ¡Ópera Saclonal de amb .\atier Gúell
l'hilhünnunic Orchestra) Sophla
Eugene Kohn (Piano) -DAGOST
Ohres: I' pan. Shuhen. Bach. Beethoven. ToMi, •i D'.4(;gsT Dimarts. a ¡es 22JO H. Esglesia
Tchaikusky. Verdi, Donizetii. Puccini, Glea. Lchar, Divendres, a les 19,30 H. Claustre Recital Cario Bergonzi
Strauss 21™ part: Compositor espanyols Concert Claudi Arimany Vicenzo Scalera. {Piano)
Obres Per determinar
~MY.\ÜOST
Dijouí, a ¡es 22JO H.jardins del Palau Divendres. a les 22JO H. Muraties del Carme VD'AGOST
"ROMEO ETJIUETTE" de S. ProkoBev Recital Paata Burchuladze Dijous a les 22JO H.jardins del Palau
Currogrrfia Madimir YassUiev Orquestra de ¡Ópera .Vacional de Sophia "SAMSO\ ETDALIIA" de C. Salnt-Saéns
Director Mstlslar Rostroporich Director. Per determinar (Segona Fundó)
Solista: Maximiliano Guerra Obres. Per tleierminar
Jove Orquestra Germano-Soviética 10 DWGOST
Ballet del Teatre Stanisla\sk¡ de Moscou ^ DAGOST Direndres. a les 22,30 tt. MuraUes del Carme
Dissabte, a les 19,30 H. Esglesia •VISA IA MAMMA"
'IDEjlVOi. ~
Orquestra de Cambra de L 'Emporda LE CftVIEVIEVZE ED iftCOWEXIESZE
Dissabte, a tes 22,30 H. .Hura/te del Carme TEATRALl
Per deitrminar i DAGOST de 0. Donizettí
Dissabte, a les 22JO H.jardins del Paiau Montserrat Caballé. Juan Pons. ¡sabe! Rey,
'-DHJI'UOL ~ SAhlSOSETDAMA"de C. Mnt-Saens Carlos Cbausson. Miguel Ángel Zapater
Direndres, a les 22,fO H. Muralles de! Carme Josep Carreras. Starjana Liptnsek, Matteo Nova proJuicio: Llorens Corbelk
Per determinar Manuguerra, Brian Terfel. Miguel Ángel Zapawr Diretciu escénica: Emilio Sagi
Nova producciú: Mario Yanarelli Direcció imisicul:/o,*é Collado
'SDEJIIJOL ~ Directio escénica: Tito Capobianco Orquestra, Cors i Ballet de ¡'Opera Nacional de
Dissabte, a les 22JO H. .Hura/Íes del Carme Oirecdü musical Jacques Delacote Sophia
Gala d'Estretíes del Ballet amb Julio Bocea Orquestra, Cors i Ballet de ¡'Ópera \aciona!
de Sophia

VENDA ANTICIPADA DE LOCALITATS A TOTES LES OFICINES DE LA


CAIXA DE CATALUNYA
ACTUALIDAD

Festival de Granada: Un buen comienzo


Comenzó la trigesimonovena edición del desajustes que deslucieron considerable- volviendo a brillar la orquesta, por su alto
Festival Internacional de Música y Danza de mente la interpretación, sobre todo en el nivel interpretativo.
Granada y rio ha estado exenta de polémi- Concierto de Aranjuez donde la falta de
ca esta iniciación. Unas declaraciones de la acoplamiento se hizo más patente. Narci- Salomé en el Carlos V
directora del Festival. Mancarmen Palma, al so Yepes volvió a ofrecer su versión de Los escenarios habituales del Festival
parecer no bien interpretadas, originaron esta obra tantas veces por él interpretada. empezaron a cobrar protagonismo a partir
una pequeña revolucionen esta Granada, Mejor fortuna corno la Obertura para del domingo día 17 con la versión escenifi-
con opiniones encontradas que iban cada de la Salomé de R, Strauss, según
desde el apoyo a la directora del cer- una producción del Bnjcknerhaus Linz
tamen hasta su petición de cese. en colaboración con el Festival del
Incluso algún edil del grupo mixto de
Granada. Para la semiescemficación se
la Corporación Municipal se descolga-
habilitó la galería del Palacio de Carlos
ba pidiendo la declaración de persona
non grato para Mancarmen Palma. Al V, uniéndose con una estructura
final las aguas volvieron a su cauce y metálica al pozo donde estaba aprisio-
el Patronato del Festival unánime- nado el Bautista justo en el patio de
mente tomó la decisión de no acep- butacas. La semíescenificación es com-
tar la dimisión de la directora. Pero ple|a y en muchos momentos brillante.
esto no pasa de lo puramente anec- aunque también puede resultar un
dótico porque lo que de verdad tanto discutible, Pero los efectos son
importa es que ya tenemos el Festival francamente óptimos. En lo musical
en marcha e incluso ha habido un cable- hablar de brillantez porque la
avance del programa del año 91 que partitura estuvo servida por la exce-
cuenta, entre otras cosas atractivas. lente Bruckner-Orchester Unz bajo la
con la presencia de Gewandhaus de dirección - m u y buena- de Franz
Leipzig, con Kurt Masur, la Orquesta Welser- Móst. A sus órdenes un
de Cámara de Holanda, con Ros elenco disciplinado y seguro con una
Marbá y Alicia de Larrocha; la Sinfóni- Sabine Hass espléndida de voz y de
ca de Tenerife dirigida por Víctor matices, bien secundada por el barfto-
Pablo Pérez y por Tamas Pal: la no Anthony Raffell. El resto también
Orquesta de Cámara de Escocia, con
rayó a una buena altura. Pero sobre
P. M. Davis, asi como la presencia de
todo destacó una orquesta poderosa,
los grupos La Chapelle Royale, dirigi-
da por Philippe Herreweghe, con La limpia, con una ejecución bnllante, que
Creación de Haydn; y la Koening Sabir* Hasa en Sabme obtuvo el máximo resultado de
Strauss.
FOTO: GONZÁLEZ MOÍLRO Y l a B r u c k r l e r Orchester Linz se des-
Ensemble. Tres ballets como son el de cuerda del granadino José García Román, pidió de Granada con un programa inte-
Montecarlo, el de la Opera del Estado de obra hermosísima, muy bien escrita y grado por el Concierto para woífn n" I, de
Berlín y el Nacional de España: un ciclo en donde la orquesta-toda ella de cuerda- Max Brucn y la Sinfonía n° 7 de Bruckner.
la calle que es la ruta de la seda con los dio la verdadera medida de sus posibilida- Dingía Enk Eichhom. Como solista se pre-
tambores y la percusión de China, Japón, des. Como ocurnria con la segunda parte sentó el joven Serghei Knlov al que se le
Manchuna y Turkestán. También estará la del programa donde tanto el Adogio de advierten muy buenas condiciones, pero
integral de las sonatas para pianoforte de Barber como la Serenata para cuerdas de que todavía no alcanza ese grado óptimo,
Mozart. en versión de Badura Skoda; un Chaikovski tuvo una cumplida interpreta- ya que tuvo problemas de afinación en el
recital de Bnggrte Fasssbaender y la repre- ción que abocó en un éxito legítimo y sin pnmer movimiento y luego hubo siempre
sentación de Don Giovonni, con Ruggero la menor mácula. Enhorabuena al Ayunta- una falta de entendimiento director-
Raimondi, Roberta Alexander, Cristina miento por la valentía que ha tenido al orquesta-solista, posiblemente debido a
Weidmger y Alfonso Echevarría. O sea, luchar por conseguir que este sueño gra- que micialmente no iba a ser Eichhom el
que se avecina un Festival 91 realmente nadino se haya convertido en realidad. Y que dingiera. Además el veterano maestro
atractivo. el sábado día 16 tuvimos ocasión de escu- no supo encontrar ese punto de lirismo y
Y el Festival del 90 se iniciaba el viernes char un excelente elenco, de verdadera mórbido? que aparece configurado en el
14 con la presentación de la Orquesta de calidad, como era la Orquesta de Cámara concierto de Bruch, por lo que el resultado
Cámara de Granada, asistiendo a esta fun- de Israel que tuvo como director y solista final fue muy irregular. Otra cosa muy dis-
ción inaugural S. M. la Rema Doña Sofía. El a Shlomo Mmtz. Programa más que atrac- tinta resultó la versión de la 7° de Bruck-
audiftorio totalmente lleno y una primera tivo que hizo llenarse el Auditorio. Una ner. muy brillante, a la que sin embargo hay
parte con obras de Baguen García Román primera parte integrada por una Sinfonía que oponer el que en algunos momentos
y Rodrigo para completar el concierto n° 5 de J. Ch. Bach, y sobre todo la Surte el metal sobresaliese excesivamente sobre
con obras de Barber y Chaikovski. La pre- n° 3 en Re Mayor de Juan Sebastián Bach. una cuerda sobna, sin que se tuviera muy
sentación de la Orquesta de Cámara de dieron ocasión a que escucháramos una en cuenta todo lo relacionado con los pla-
Granada, dirigida por Misha Rachlevsky, cuerda compacta, segura, de sonido nquí- nos sonoros en perfecto equilibrio que
fue afortunada s¡ bien hay que destacar simo, con un viento ajustado y un timbal debe presidir una cuidada versión de esta
que en la primera parte se acusó mucho excelente en todo momento. Después la obra de Bruckner,
la incorporación de un viento ajeno a la segunda parte sirvió para e! gran lucimien-
propia orquesta, lo que originó unos to de Shlomo Mintz como violín solista, José Antonio Lacárcel

JO SCHERZO
ACTUALIDAD

LONDRES

Animales y humanos
Londr«. Royi Opera House Corivent Garden. J instantes emoción al mente muy vividos. y maternal, Diana Montague, como el
(o ¡amia astuta 7-VJ-9O.
Thomas Alien, cantando y actuando de zorro, llevó su parte confidencialmente y
Aunque las óperas de Janacek han sido forma soberbia como el guardabosques, obtuvo una figura escénica creíble. Los
representadas ocasionalmente en Gran pinta al hombre endurecido y vigoroso papeles de los animales estuvieron pinto-
Bretaña, su amplia popularidad actual que llega lentamente a relacionarse con rescamente dibujados. La primera noche
procede directamente del emprendedor la naturaleza que le desconcierta un destacaba por ser la presentación en el
ciclo de cinco de ellas montado por la poco, pero que gradualmente consigue Covent Garden de Simón Rattle. Es hoy
Welsh National Opera, en las imaginati- comprender en sus realidades y final- el director más quendo del público musi-
vas escenografías de David Pountney. mente alcanza la unidad con los anima- cal británico, como quedó demostrado
entre 1975 y 1981 Hoy. gracias a las les, un momento logrado con absoluta con el recibimiento que le dio el elemen-
giras de la Welsh, Janacek es en Inglate- belleza en el montaje de Bryden. Robert to más joven de la audiencia (fue uno de
rra un gran negocio de taquilla, y la Tear, como el maestro de escuela, estu- los Proms de la Royal Opera). Extrajo de
nueva producción de Lo zomta astuta en vo completamente pasmoso en su acep- la ejecución orquestal una vibración
el Covent Garden (donde nunca antes tación del amor desilusionado, magistral mágica, las frases cortas de Janacek fue-
había sido presentada) hará mucho por Gwynne Howell en el autoexamen del ron insufladas de sentido y las páginas
asegurar esta situación. Recibió una ova- sacerdote. Lilian Watson, sin embargo , más exuberantes dotadas de un brillo
ción tumultuosa, y merecida además. proporcionó el éxrto personal más extra- radiante. Con la visión escénica y la inter-
ondinano. En el papel de la zorrita, cantó pretación musical tan bien integradas,
Lo que hace tan efectiva esta produc- constantemente con una frescura llamati- este montaje fue en todos los sentidos
ción de Bill Bryden es el cariño con que va e interpretó con gran versatilidad, una devota realización del genio único
se ha entrado en la obra. Los animales como un animal humanizado impredeci- de janacek.
estuvieron en cantad o ram ente recreados, ble. en un momento peligrosamente ino-
aunque sin un trazo de falso sentimenta- cente, al siguiente una criatura indoma-
lismo. El modelo de sus movimientos fue ble, hija de lo salvaje, luego caprichosa,
ideado por Stuart Hopps, extrayéndolo más tarde madurada por la experiencia
de una observación astuta. Los decora- Kenneth Loveland
dos de William Dudley.
naturalistas en su mayor
parte, simbólicos en oca-
siones, transmitían sutil-
mente el paso de las esta-
ciones, desde la verde fres-
cura de la primavera hasta
el invierno, pelado y salpi-
cado de nieve, y de aquí
de nuevo a la primavera.
Desde luego, éste es el
tema de la ópera. Trata de
la renovación y de la pro-
mesa de renovación, que
inevitablemente están
siempre rondando por
alguna parte en los monta-
jes de Bryden, con tantos
m o m e n t o s de encanto,
ingenio y casi pothos, todo
con un propósito. La difi-
cultad de las relaciones del
hombre con la naturaleza
son expresadas agudamen-
te. Bryden pretende que
las debilidades personales
de los humanos deberían
aceptarse, y puesto que el
reparto respondió tan inte-
ligentemente a las ideas de
Bryden, se consiguieron G Howell, T Alien

y R. Tear en La zomta askjíu. • FOTO' CÜV£ BARDA

SCHERZO 31
ACTUALIDAD

MILÁN

Por fin Violeta y Alfredo,


como los soñó Verdi
V
eintiséis años ausente tras el fiasco viejas glorias que se desgarren las vestidu- romántica, tradicional, quizá en exceso
Karajan -Freni. Veintiséis años en la ras, ése es su pappel, opino que los profe- estática para el coro, pero eficaz para los
urna ocupada por el recuerdo sionales de la añoranza, que siempre han cantantes jóvenes con los que contaba en
imperecedero de Callas- Giulinj. Devo- existido, lo que deben hacer es quedarse esta representación, volcándose en Fabri-
ción incondicional a una de las más gran- en casa llorando sobre el disco/recuerdo y zini y bastante menos con Alagna al que
des sopranos/artistas de todos los tiem- dejamos a los que creemos en el futuro se le notó toda la representación más
pos en perjuicio de Lo travioío. una de las disfrutar de nuestra ignorancia con alegría atento a la batuta de Muti que a su amada
más hermosas partituras de la historia de y satisfacción. Precisamente en una de las Violeta, sin embargo, en los dúos tuvo
la ópera, en perjuicio de quien la creó, innumerables crónicas aparecidas en los momentos de sentida emoción. Nunca la
Verdi. Historias de la Scala, pareja Violeta/Alfredo me ha
historias de la ópera. Y todos parecido más convincente, más
creen que es el recuerdo de natural, lejana a cualquier engo-
la gran diva griega el que ha Iamiento. Sin embargo, la labor
impedido la resurrección de de la Cavani en su aparente sen-
la exquisita partitura, pero no cillez, estuvo llena de detalles
es así, ya en 1951 Renata sutiles, inteligentes, así, en el
Tebaldi fue objeto de un tercer acto la aparición de unos
abucheo sonado por su invitados con enormes cabezas
interpretación de Violeta, en de cuervo, verdaderos emisarios
el liceo mi lañes. de la muerte, creó una atmósfe-
ra inquietante de la mejor ley. El
¿Quién sino Muti podría vestuario bellísimo de Gabriel la
atreverse a aquello por lo Pescucci sirvió a la historia per-
que incluso Karajan se vio fectamente sin caer en excesos.
defenestrado? Claro que en Así como el decorado de una
1964 el recuerdo Callas/Vio- noble sencillez excepto en el
leta (en su día de éxito tercer acto que fue verdadera-
menos unánime de lo que la mente fastuoso, en tonos rojos,
gente piensa) estaba más pero muy lejano a las vulgarida-
reciente. A pesar de los años des de Zefirelli.
transcurridos, el mito/reali-
dad ha superado el tiempo El coro cantó a la perfección y
merced al disco y todavía la orquesta estuvo perfecta. La
para algunos, muchos, aque- Scala ha dado ei beneplácito al
lla Traviata de Callas, Di Ste- trío protagonista de la ópera.
fano. Bastiamni y Giuliani, Paolo Coni como Germont
producida por Luchino Vis- posee una voz llena, una exce-
co nti con decorados de Lila lente línea de canto, pero se
De Nobili. permanece como resiente en la zona aguda que,
versión ideal de la ópera por en general, se le nota un tanto
su intensidad musical, vocal y forzada; con todo, una notable
dramática (eso que hoy día intervención.
testigos presenciales del
acontecimiento no creo que La pareja protagonista fue una
¡mono fabnzmi hizo una Mofeta conmovedora FOTO'l£W & MASOTTI
queden más de una docena en el auténtica joya... Roberto Aiagna,
mundo). Por todo esto, aún en 1990 el periódicos italianos de estos días sobre la un tenor francés de veintiséis años, es
desafio era evidente. Muti ha evitado, con traviaia de la Scala. un viejo aficionado Alfredo, }oven, con una voz bellísima, fácil
mucha inteligencia, un reparto de lujo o declaraba, tras cuarenta años de especta- en el agudo, apasionado, sirvió a la parti-
voces conocidas y como ya anunció cuan- dor en el teatro milanés: "Es malo compa- tura con entrega total aunque con miedo,
do se hizo cargo de la Scala. haria que el rar, Fabrizini no es Callas ni tiene por qué comprensible, a que algo no saliera a
Verdi de Traviata, Trovmore y R/go'etto serlo. Tampoco Pavarotti es Gigli y nadie gusto de Muti que después del 'Oh mío
regresase a la catedral de la ópera con protesta por ello". La pasión se ha desata- nmorsoL Oh infam ia!" del II acto le dedi-
voces nuevas y con éxito. do. Verdi sonreirá viendo cómo su hija có una amplia sonrisa cuando la Scala le
favorita sigue tan viva, hermosa y amada tributó una ovación cenada. Una maravi-
como el día en que la dio vida. llosa promesa realidad que con los años
El pasado, por muy glonoso que sea, no
madurara el personaje, pero que ya es el
debe impedir que obras maestras de la Liliana Cavani, la mujer temblé del cine mejor Alfredo que se puede encontrar en
lírica estén ausentes de los escenarios por italiano, no ha querido esta vez escandali- nuestros días.
eso de que antes... Las plañideras de las zar a nadie y ha recreado una Traviata

32 SCHERZO
MI INCREMENTA ENUN 89°
US VENTAS DEL MERCAD
LASICO EN EL AÑO 1989-9
En la reciente convención de marketinj
de EMI-Classics Internacional, celebraí
el pasado mes de mayo en el hostal d»
La Gavina, en S'Agaró, Gerona, se hiz<
entrega de sendos premios de oro a
compañías:

EMI RECORDS (UK), por el éxito


de ventas obtenido con las
«Cuatro estaciones» de Vivaldi
interpretadas por Nigel Kennedy
(+500.000 unidades).
"ÉMI C L A S S I C S M A R K E T I N G
QOLD AWAHD
Prueotad lo EMI FRANCIA, por las altas ventas
EMI SPAIN
1« ecWsvInj llw hlghoet n l u pofcanloge ¡nena» conseguidas con el álbum
ovgr !h« prsvlous yoar In Ib»
EMI C l a s s l c a G r o u p «Los más célebres coros de ópera».
(or til* budget y «ir 1969/90
EMI CLASSICS
LONDON EMI ESPAÑA, por el alto incremento
MAV 1990
de ventas realizado en el ejercicio
1989-90.

Ir. James Fifield,


[residente de EMI Music
/orldwide, hace entrega
leí premio al Sr. Roberto
lortillo, Director
leí Departamento Clásico
le EMI España, en
Iresencia del Sr. Rafael
Director General
le Emi Music Group,
ACTUALIDAD

Tiziana Fabnzini en Violeta era la


expectación de la noche. Pequeña, de ras-
gos grandes, una voz expresiva, no bella
en todos los registros, pero con excelente
técnica, hizo una Violeta conmovedora,
ajena a cualquier manierismo, generosa,
musical, no se puede pedir más en una
cantante de 29 años que tenía que luchar
La plaga
con la sombra de María Callas y que ha
logrado un triunfo apoteósico. merecido.
Por supuesto que ésta es su primera Trav-
de las cancelaciones
viota a nivel internacional tendrá que Durante el mes de mayo la oferta Cuando oigo hablar de un reparto
hacerse más suya (ahora ha sido la Travio- musical de la capital austríaca produce, joven y de conjunto me echo inmediata-
to que Muti ha quendo), por supuesto comparativamente, un inevitable sonro- mente a temblar y no suele ser sin
que hay cosas que se pueden mejorar, jo en las carteleras españolas. El presti- motivo.
pero será partiendo del notable altísimo, gio Festival de Viena ha reunido a artis- No era mala la idea de resarcirse un
no del aprobado como algunos creían de tas del calibre de Georg Solti, Sergiu día después viendo la E/ektra de Kupfer
antemano. Personalmente, nunca en mi Celibidache, Cario Mana Giulini, Qaudio y Abbado en el mismo teatro, pero la
vida ha habido (y he escuchado muchas) Abbado o Gennadi Rozhdestvensky, las- intención no se vio coronada por el
una Violeta que me gustase, que me emo- trando pocas jomadas con programa- éxito. El responsable musical, acosado
cionase más que Fabrizini, exquisita en el ciones de relleno. El d'a 27 el trtular de por los problemas de salud y el exceso
medio tono, en las filadas, poderosa en el la Filarmónica de Berlín, Claudio Abba- de trabajo de los últimos tiempos aban-
agudo, aunque en el primer acto, que do, ofreció en el Musikverein un sustan- donó la producción dejándola en
cioso concierto al frente de otra de sus manos del joven Christof Prick, antago-
hace sensacionalmente, es en el que se
orquestas: la de Cámara de Europa Los nista del diablo en una cunosa apuesta
evidencia mas que su voz es para cometi-
problemas articulatorios que dificultan sobre si era o no capaz de lograr que a
dos de más peso. Su actuación alcanzó
algo los movimientos del maestro italia- los cantantes no se les oyera una sola
niveles extraordinarios en el resto de la no hicieron mas parco que de costum- frase en toda la función. En su día habló
representación y el público enloqueció. bre su gesto, pero la interpretación tuvo ya F. J. Villalba del montaje de Kupfer en
¡Brava! la ligereza espumosa y la claridad típicas esta revista. Añadamos apenas que el
del director. Ofreció dos obras de Pro- resultado musical, sin Abbado constitu-
kofiev, Pedro y e/ Lobo (que tuvo en la yó una prueba innecesaria y de resulta-
El verdadero factótum voz de Barbara Sukova una remilgada dos forzosamente insuficientes para los
Ricardo Muti fue el verdadero factótum narradora), y la Sinfonía Clásica, de con- integrantes del reparto, en el cual figura-
de la noche, atento a todo con delicadeza cepción y trazo un tanto precipitados. ban nombres del prestigio de Christa
de miniaturista ofreció una Traviata mti- Lo mejor de la velada fueron las dos Ludwig, Eva Marton y James King.
obras ravelianas: el Concierto en Sol
mista, lírica, llena de contrastes, emocio-
Mayor y Mi Aladre la Oca. La primera Para el día 31 estaba previsto en el
nante, sentida, maravillosa en fin. Su
contó con la elaboración extraordinaria Kozerthaus un Mefistófeles de lujo que.
acompañamiento a los cantantes fue cui-
de Martha Argén ch, pianista de sonido como tantas veces sucede, se quedó en
dadoso, sutil y en el concertante del ter- carnoso y técnica potente, mucho más un simple Mefistófeles interesante tam-
cer acto combinó las voces sin que se preocupada por la expresividad que por bién a causa de las cancelaciones de
perdiera una nota, todo audible, armonio- la fría perfección formal. Mi Madre la última hora. Cario Franci sustituyó al ini-
so. Por supuesto, dio la versión Integra, Oca tuvo un tratamiento intimista, de cialmente previsto Gavazzeni con quien
con todas las repeticiones, sin algunos de impecable definición tímbnca. sin lograr no se había llegado a un acuerdo sobre
los agudos que el mal gusto había añadido de todas maneras la atmósfera de el régimen de ensayos. Dirigifi la estu-
a la partitura y sin una concesión a aquello encantamiento y misterio que envolvió penda Sinfónica Vienesa con habilidad
que no fuese Verdi. pero un Verdi enri- la reciente versión madnleña de Cario para mimar a los cantantes y permitirles
quecido, profundo, refinado en fin; para Mana Giulini. frasear a su gusto, pero también con
mí el non plus ultra de las recreaciones en buenas dosis de digna rutina. Más grave
vivo de la maravillosa ópera del maestro fue la deserción del inconmensurable
El 28 aguardaba una leve decepción tenor Cario Bergonzi, cuya bronquitis
de Roncóle.
al escuchar en la Staatsoper Cosí fan motivada por el aire acondicionado del
La ópera está viva y la crisis de cantan- tune, representada este año en muchas hotel facilitó la alternativa de un Giorgio
tes es la cns<5 de los cantantes no ¡avenes. ciudades europeas con motivo de su Lamberti sin pena ni glona. Asi, entre
200 aniversario. No fue, por supuesto, tanto accidente, resultó especialmente
Muti ha apostado por la juventud y ha
culpa del director, el siempre personal sabrosa la intervención del bajo ameri-
ganado la apuesta, que las vre/os glorias se
(sobre t o d o en la elección de los cano Samuel Ramey, que cantó la exi-
queden con su mito y su maestría, pero
tempi) Nikolaus Hamoncourt Tampo- gente parte de Mefistófeles con envidia-
para la ópera en el escenano, para el futu- co del veterano barítono Ronaldo
ro de la ópera, bienvenidos los jóvenes, ble autondad vocal. Lástima que el tftu-
Panerai, quien puso en su Don Alfonso lo boitiano, ópera poco o nada espon-
sobre todo cuando son del calibre de si no vigor vocal s( las suficientes dosis
Fabnzmi, Alagna y nuestra María Bayo, tánea, contenga un rol trtular tan trucu-
de cinismo y socarronería. La culpa hay lento y unilateral que impide a Ramey
La Scala. una vez más, ha hecho bnllar que buscarla mas bien en las dos pare- exhibir sus notables dotes para el canto
su gloria un tanto empañada en los últi- jas protagonistas, cuyos ro/es estuvieron noble,
mos tiempos. a cargo de los impersonales Robería
Alexander, Margaret Hintermeier.
Deon van der W a l t y Lucio Gallo.
Joaquín Martin de Sagarminaga
Francisco Villalba

34 SCHERZO
ESTUDIO

Músicos excéntricos

C
on la muerte en los últimos tiempos contraria a lo que habitualmente se con- segundo heredó en 1932 la fortuna de su
de los ya ancianos Kaikhosru Sorab sidera como profesión musical, rehuyen- difunto padre, lo que le permitió en lo
JI yGiacmto Scelsi desaparecí ero n'dos do de la vida musical pública por razones sucesivo no tener que trabaiar para vi-
de los mas significativos compositores de artísticas y morales siempre de espaldas vir) se recluyeron en sendas mansiones
este siglo, que podríamos encuadrar en a la interpretación de su música. Para Ivés ubicadas, en el caso del italiano, en una
un imaginario grupo de excéntricos (to- lo importante radicaba solamente en ser villa en las afueras de Roma, y en un cas-
mando este término en su sentido más Músico; la misma actitud se contempla en tillo de propiedad familiar denominada
literal) o apartados del mundo musical muchas de sus copias en Europa o Esta- «Torre de Granito», en el caso del britá-
ronvencional. Sólo hasta hace unos po- dos Unidos' un parcial o a veces comple- nica quien además no dudó en colocar
cos años la critica ha empezado a repa- to rechazo del sistema vigente del negocio un cartel a la entrada donde se advertía
rar en una sene de autores que. por y la industria musical, de la eiecución en que «... no eran bienvenidas las visitas».
razones de apartamiento de escuelas y concierto, reemplazándolo por una idio-
tendencias dominantes no ha sabido con- sincrática interpretación de la realidad Las excentricidades de Scelsi y Sorabji
siderar hasta ahora en sus valores |ustos.
Este tipo de compositor automargmado
se ha venido dando desde finales del XIX
cast se podría decir que con la figura ex-
travagante de Satie. quien inaugura esta
escuda, con su rechazo a los formulismos
y clichés de su época, y tras él han segui-
do sus pasos, inconscientemente por su
puesto, otros compositores que han
tenido por bandera la ruptura absoluta
con los mecanismos habituales de com-
posición y de posterior edición e inter-
pretación de su obras, cuando no
adoptan una postura visceralmente con-
traria a la eiecución pública de su música.

Compositores excéntricos antaño pe-


ro aceptados plenamente desde hace
tiempo, absorbidos por critica y público
y clasificados hoy como vanguardia dási
ca son Busoni, Scriabm, Várese o Ivés.
Mientras, permanecen aún en la catego-
ría de excluidos y pendientes por clasifi-
car y asimilar nombres como Nícolai
Medtner (1880-1951). Leo Omstem (1892').
Nikolai Obuchov (1892-195-1) e Ivan
Wyschnegradsky (1893-1979) procedentes
de la Unión Soviética. Havergal Brian
(1876-1972) y Sorabji (1892-1988) en Gran
Bretaña. Fartem Valen (1887-1952) y Alian
Pettersson (1911-1980) en Escandinava, Síffti r>o se dfytiDd fotografiar ÍQIO p'oporooniba ene i
Matthijs Vermeulen (1888-1967) en Holan-
da, Nikos Skalkottas (19041949) en Gre- musical. Medtner y Sorabji, virtuosos del no van parejas en cuanto a la difusión de
cia. Scelsi (1904-1988) en Italia, o piano, deliberadamente rechazaron hacer su música. Si el primero ha logrado im-
Nancarrow (1912) en EE.UU. A primera de ése su talento un vehículo para la pro- poner una parte, reducida desde luego,
vista, estos compositores no parecen te- pagación de su obra; Vermeulen y Pet- de su catálogo en programas de música
ner una estética común, como no sea la tersson. por otra parte, con absoluta de cámara (caso de los cuartetos de cuer-
de su condición de outsiders y, según el legitimidad, hubieran podido demandar das, que repetidamente ha interpretado
punto de vista del observador, la necesi- por daños y perjuicios a aquellos empre- el cuarteto Arditti o las piezas vocales
dad de hallar una explicación a la autoex- sarios y críticos que de forma obstinada Cantos de Capricornio, dedicados a su
dusion de todo ambiente musical impidieron la normal propagación de sus amiga y cantante Michiko Hirayama). el
mundano. Un paradigma evidente de se- obras, bajo el pretexto de considerarlas segundo sólo levantaría la veda de pro-
me|ante tipo de autores lo tenemos en fuera de los cánones normales. hibición de interpretación de su música
la figura de Charles Ivés, quien sería con- en 1975. aun cuando un año después tan
siderado algo más que un excéntrico por Tanto Scelsi como Sorabji. aprovechan- sólo en diciembre de 1976, llegó a atacar
su forma de vida, su propia experiencia do sus poderosos medios económicos (el y herir a Jouty Salomón, que incluyó una

SCHERZO 35
ESTUDIO

pieza de Sorabji en un concierto que ofre- namental, hay que añadir la longitud Yo». El texto de las piezas no posee sig-
ció en Londres. Finalmente, en el verano desmesurada de prácticamente todas su nifcación aparente, como sucede en los
de 1977, también en Londres. Solomon piezas importantes y a las abrumadoras mantras del Ribet, y sólo funciona por su
conseguiría estrenar con éxito la Tercera dificultades técnicas que plantean, para coherencia estrictamente musical. La in-
Sonata para piano de Sorab|i, lo que com comprender que se ale|asen de ellas to- fluencia oriental lleva a Scelsi a elaborar
adió con la primera grabación integral de dos los potenciales intérpretes. El aspec- piezas de carácter contemplativo, estáti-
la obra mayor del compositor, la Opus to de la longitud de las piezas es muy fácil cas, enriquecidas desde su interior mis-
Cía vicembalisticum. de ilustrar; sólo 10 obras para piano po- mo por las potentes y ricas tensiones que
drían completar un programa de no me- de alli fluyen. Ejemplo paradigmático son
También llegó a proscribir la interpre- nos de 2 horas. Su predilección por lo las Quattro pezzi (1959) sobre una sola
tación de su música el norteamericano, enorme puede ser anormal en Occiden- nota (sucesivamente fa. si, la bemol y la
nacionalizado mejicano, Conlon Nanea te, pero en las músicas persa e hmdu. natural), que contienen infinitas variacio-
rrow, quien desde 1941 se atrincheraría li- donde bebe Sorabji, las interpretaciones nes de entonación, articulación y timbre
teralmente en Méjico, leps de toda de un concierto habitual pueden abarcar Scelsi se plantea aquí el explotar una nue-
actividad musical pública, entregado en toda una noche. Efectivamente. Sorabji va concepción de la escucha, una audi-
cuerpoy alma a la composición de pie- parece haberse fascinado por la profusión ción del sonido en el que importen su
zas, él las llama Estudios, para piano, que del detalle y la naturaleza improvisatona estatismo, su permanencia y su semejan-
luego transcribe pacientemente a rollos de buena parte de la elaborada ornamen- za en el discurso de la obra, asi como la
de pianola, logrando asi unas sonorida- tación del Arte y la Música asiáticos, y es experiencia de la percepción sobre la ba-
des tlmbncas absolutamente orginales. Se en la organización métrica, muy libre se- se de un continuo en constante transfor-
elimina, de esta forma, la presencia del gún los cánones europeos, donde hay que mación tanto en el fondo como en la
intermediario entre el autor y el público. encontrar en mayor medida la presencia superficie. Casi se podría hablar de per-
o sea. el intérprete. hindú en su música. cepción tridimensional a la que llega Scelsi
tras una serie de experiencias sonoras ba-
Hay un miedo evidente a la desvirtúa- En Scelsi la unidad mística de los suce- sadas en la acústica estática de su prime-
Ilación de lo escrito en la partitura por sos sonoros será el principio y fin de sus ra maestro. Scnabin. Al igual que el
parte de estos compositores, y les obli- obras. Sobre todo en las de madurez, hay músico ruso. Scelsi se proponía alcanzar
ga a observar al intérprete poco menos siempre un vinculo muy visible con el Es- una especie de música universal pero, en
que como un falseador en potencia. Ya te, que ya está explícito en los mismos su caso, a través de la unión de las tradi-
tenemos dos puntos en común entre los títulos: Pehat. Anahit. Taiagaru. Znobis, ciones orientales y occidentales.
compositores excéntricos: el recelo ante Hynos... Perfectamente identificado con
la e|ecución de su obra, y su condición la tradición oriental, Scelsi considera al Otros músicos de inspiración mística y
de marginados. Raro aún existe un ter- músico no como un inventor o artesano con clara mfluenaa de las ideas de Scna-
cer aspecto que los relaciona estrecha- sino como un mensajero, como alguien bin fueron los soviéticos Obuchov y
mente entre si: la presencia de un elegido para revelar la belleza interior del Wyschnegradsky y el finlandés Ernest Pm-
sentimiento místico fuertemente ligado a goud (182-1942). Obuchov ciertamente se
la producción musical de buena parte de basó, en un principio, en la joven escuela
estos compositores. Los dos más influi- soviética a la que pertenecieron Bal'mont
dos por el misticismo oriental son, preci- en poesía y Scriabm en música, para pos-
samente, Sorabji y Scelsi. No es de teriormente, ya en París, sufrir una fuer-
extrañar en el caso del primero, como hi- te crisis mística cristiana, como lo van a
|o de padre persa que era (su nombre denotar muchos de sus títulos (el funda-
completo es Kaiknosru Shapurji Sorab|i). mental es La hvre de vie, para voces so-
Esa influencia le marcará en toda su obra. listas, coro, piano y orquesta. 1926).
Sorabji elaborará "a partir de creencias Como en la Rusia ortodoxa, domina en
místicas en su poderes demiúrgicos, un él la idea de que las imágenes religiosas
lenguaje de extraordinaria complejidad son regalos del cielo y no obras de los
que abarca la base armónica europea y humanos, terminando por considerar sus
tipos de melodías y dibujos rítmicos asi propias obras como «... tablas de simbo
métricos orientales, con lo que crea un los y formas para el culto» y a él mismo
emorme e intrincado edificio sonoro Su como revelador o comunicados y no co-
obra emblemática es Opus Clavtcemba- mo autor. De hecho, firmaba como «Ni
hsticum (1930). para piano solo, de casi colas el Iluminado» y empleaba su propia
tres horas de duración, dividida en tres sangre para señalar las distintas secciones
partes, con doce secciones principales de sus partituras. Pmgoud fue también
que, por sus títulos, sugieren una fuerte scriabiniano en su misticismo y musical
deuda con la música barroca (Introito, mundo. Y de esa filosofía emergen, por mente combinó la influencia del moder-
Coral. Fantasía, Fuga. Cadenza. etc.) En eiemplo, obras como la anteriormente nismo con el lenguaje expresionista
efecto, el piano es el instrumento favori- mencionada Cantos de Capricornio ¡Canto del Espacia La ultima aventura de
to de Sorab|i. para el que escribirá el (19621972): ciclo de 19 piezas para voz. Pierrot, La mujer eterna).
grueso de su obra, exactamente 3b com- compuestas según el modelo hmdu. en
posiciones, todas de gran complejidad, lo el que el sonido es considerado como Wyschnegradsky conservó de Scnabm
que ha sido también motivo y razón del portador de la gran cultura de la medi- la idea del ultracromatismo. Siempre so-
por qué de tan escasas interpretaciones tación, símbolo mismo del principio crea- ñó, como el autor de Prometeo, por
publicas de su obra. Y es que a esa com- dor del mundo, que, según Scelsi, «... una obra de carácter universal que lleva-
plejidad armónica, a la proliferación or- disuelve la subjetividad y la conciencia del ra a la humanidad a la consdencia cós-

36 SCHERZO
z

' •

VERDI

CHIARA • PAVAROTTI
DIMITROVA • NUCCI • BURCHULADZE
Orehestra e coro del Teatro alk Scala
LORIN MAAZEL
'-'A

••••i"

i:

PolyGram
ESTUDIO

¡a Virgen (1921). y Leo Ornstem (I892-?)


abandonó pronto esa influencia medita-
tiva para derivar hacia el mundo de los
futuristas, pera su personalidad no fue ca-
paz de aportar nada destacable en este
terreno.

El sentimiento místico está también


presente, aunque más mitigado, en el ho-
landés Matthi|s Vermeulen, quien por
cierto coincide con Wyschnegradsky en
el París de los años 20 y 30. A diferencia
del soviética que asumió una vida de ana-
coreta, Vermeulen hubo de sufrir el apar-
tamiento forzoso y el desprecio de la
critica, el público y los empresarios de su
país de manera obstinada casi hasta el fi-
nal de su vida. En efecto, \fermeulen creía
firmemente en los podeies místicos de
la Música. Con idea de realzar la univer-
salidad de los elementos melódicos, rít-
micos y contrapuntisticos. introduce en
sus composiciones una base, que funcio-
na como el antiguo cantus firmus. sobre
la que desarrollará un esquema muy di-
versificado de melodías interdependien-
tes de carácter atonal. Los presupuestos
musicales de Wsrmeuien comienzan en los
mismos títulos de sus sinfonias. son posi-
tivistas y siempre hacen referencia al fu-
turo (la n.° 2: «Prelude a la Nouvelle
journée»; la 7: «Dithyrambes pour les
Temps á Venir»; la 5: "Les lendemains
chantants») ^ r m e u l e n cree que su mú-
sica tiene el deber de ale|ar al oyente de
las desgracias del presente, de forma que
pretende orientar a la audiencia hacia el
futura no tanto porque él conozca los de-
talles de ese futuro, sino porque posee
la fe suficiente como para pensar espin-
tualmente que será sin duda mejor que
el presente. A Vermeulen le preocupa la
expresión musical de la belleza, la alegría.
el amor y sobre todo el cómo poder ac-
ceder a ellos a través de la música. Esta-
t-onton Ninarrov. en octubre de ba convencido de que -la sensación de
¡aro
fuerza que ejercen las cosas en movimien-
mica, una especie de mezcla de todas mismo. Wyschnegradsky también se ba- to, como e¡ amor, que hacen girar al sol
las artes °que provocarla el encuentro saría eri los pensamientos de Scriabm para y a las estrellas, es en realidad la Músi-
redentor capaz de teanimar las fuerzas la correspondencia entre ios sonidos y los ca». En toda su producción, Vermeulen
de la consciencia cósmica escondidas en colores paralelamente a la escala cromá- intentarla captar y liberar algo de esas
lo más profundo del inconsciente del ser tica de los sonidos, Wyschnegradsky es- sensaciones apuntadas, e igualmente, sus
humano». "Este proyecto... continúan tableció una escala gradual en doce escritos están plagados de la fuerte emo-
las palabras del propio Wyschnegradsky- colores cuyos elementos quedan organi- ción que contiene su música y de las mis-
... esta visión, responden a (acreencia que zados con rigor en circuios formando es- mas reflexiones místicas y revelaciones.
comparto con Scriabm: la fe en el poder pecies de mosaicos. Pero, como también
trascendental del Arte en general y de la en el caso de Scnabin. no pasó todo de Las condiciones de automargínación de
Música en particular». Todas estas ideas un mero y extravagante proyecto. Alian Pettersson son tan particulares co-
las "plasma Wyschnegradsky en la que es mo las que se pueden extraer de sus mis-
la obra de toda su vida: La ¡ornada de Se percibe uria cierta influencia de mas declaraciones, en 1961, para la revista
la existencia (1917, con revisiones en los Wyschnegradsky y Obuthov en otros Ñutida Musik: «Siento más afinidad con
años 1927 y 1947), para recitador y gran compositores soviéticos, sobre todo en los criminales, con aquellos que son lla-
orquesta. El continuum sonoro aquí pro el empleo de la microinterválica: Arthur mados criminales, que con el resto de la
puesto tiene el papel de símbolo y en la Loune (1692-1966) se concentro en la mis- gente, no por su llamada criminalidad en
plenitud de ese contmuum del tiempo y tica tan sólo en un breve período de su si. sino por su anhelo de libertad, su an-
el espacio verá el autor el acto creador vida, cuando compone los Lamentos de gustia y sufrimiento, su. en definitiva, sen-

38 SCHÉRZO
ESTUDIO

ti miento de ser un desplazado de la da ale|ada de la sociedad musical, retiro Fbdríamos ampliar la lista de casos de
sociedad», o de estas oirás palabras pa- aún más imperioso si tenemos en cuenta apartamientos deseados o forzados en \¿
ra Intyg de Estocolmo, en 1975: "Mi ma que por esas mismas fechas contrajo una música del siglo X X , como el de Fartein
tenal es mi propia vida, la de los benditos grave enfermedad, artritis reumática, que \fa\en. cuyas fuentes de inspiración, el cris-
y la de tas condenados, dije una vez Bien, a la postre le convertiría en un inválido, tianismo y la naturaleza, lo acercan mu-
la gente de nuestra época, la de la socie prisionero en su propia casa, un 4." piso cho a los dos compositores franceses más
dad confortable, puede pensar que seme sin ascensor en un viejo edificio del sur relevantes de esta estética: KoecNin y
jante lenguaie puede pecar de ambición de Estocolma Asi permaneció durante 20 Messiaen. o citar también al griego Skal-
dramática, y esa (usta equivocación suya años hasta que, gracias a su esposa, acep kottas, que se mantuvo recluido en su ca
revela una lalla de personalidad como si, tó un cambio más ventajoso de residen sa de Atenas desde su vuelta de Berlín
moldeadas esas gentes en un entorno mi- cía en 1976, justo cuando su música (1933). donde conoció a Schonberg y asi-
serable, tuviesen la convicción firme de comenzaba a obtener el eco y el aprecio miló la técnica dodecafónica. hasta su
que esa miseria sólo se desarrolla leps que él tanto había deseado. muerte, dedicándose exclusivamente a la
de ellos mismos». composición, pero bastarán estos nom-
La música de Pettersson era juzgada bres aquí mencionados para dar una idea
Criado en un ambiente familiar insano por su contemporáneos como pasada de de la existencia de un grupo de compo-
y en extremas condiciones de pobreza y moda, de un sabor a rancio que en reali sitores que. desconectados entre si esté-
enfermedades. Pettersson. desde muy jo- dad no posee, si se la escucha detenida liLamente. poseen más de un punto en
ven, e influido por los gustos de su ma- mente, sino más bien de un acusado común: su rechazo de los convenciona-
dre, se dedicó en cuerpo y alma al estudio aliento expresionista, aunque alejado de lismos de la vida musical y su convicción
de la Filosofía y la Religión, para termi- la escritura serial, en toda su importante en un lenguaie musical propio, sin deudas
nar siendo la Música el arte que domina- producción sinfónica. A Pettersson no le con las escuelas o tendencias imperantes
ra su vida. Desgraciadamente encontrarla interesaban las estéticas de retorno al cla- en su tiempo. Marginados del repertorio
obstáculos a cada paso para la interpre- sicismo tan en boga entre los sinfonistas habitual de los programas de conciertos,
tación de su obra, como fueron los ca- nórdicos de su época. En todo caso, si pero cuyo legado musical comienza a des-
sos de los conjuntos de canciones de 1935 hemos de tomar una referencia estilísti- pertar el interés de los críticos (un libro
y 1915. los Barefoot Songs. rechazados cas para su música, esa seria la sinfonía enteramente dedicado a Sorabjp. por Paul
por distintas agrupaciones suecas a las mahleriana: mismo sentido de grandiosi- Rapoport, se anuncia para este año), de
que molestaban seguramente el tono pe dad de diseño y expresividad apasiona los editores discográfiúos (la reciente gra-
•amista y depresivo de su música. Baste da. De cualquier forma habría que bación de la obra completa de vermeu
decir como ejemplo de lo poco que m convenir que, más que la propia música, len en la casa holandesa Donemus) y de
teresaba su obra a sus compatriotas, que de no especial complicación por otra par los aficionados fanáticos (la creación en
en el periodo de los diez años que van te, hubo de ser su temperamento irascí- París de la Asociación Ivan Wyschne-
de 1953 a 1963, en que Ftettersson escn ble. su independencia de carácter y su gradsky).
Diría, entre otras, hasta cinco grandes verbosidad poco escrupulosa, las que lle-
obras orquestales; otras tuvieron que es varían a sus compatriotas a pensárselo
perar hasta doce años. Es en esa época mucho antes de programar sus obras en
cuando decide firmemente llevar una vi los conciertos. Francisco Ramos

BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN Rellene y envíe escos cupones

sclv&ézo
d Marqués de Mondeiar, N 4° C - 28028 MADRID
Tel. 246 76 22 • Fax 256 18 64

Deseo suscribirme, hasta nuevo aviso, a la revista SCHERZO i partir del numero . . por periodos
renovables automáticamente de un año natural (diez números), cuyo importe 4,000 pesetas (1) abonar* de a siguiente forma:

• Transferencia bancada a la ce 15.7300 del BANCO HISPANO AMERICANQ Sucursal 0319,


Dr. Gómez Ulla, 2 28028 MADRID
• Fbr talón bancarro ad|unto
• Por giro postal
H Ton o r e n s Is rnenla n ° HP O)
He 199 Firmarlo.
Atentamente.

(It Las suscripciones para el e*tran|ero importaran por correo ordinario ^.000 péselas •/ por avian £> 000 péselas para Europa y7 0Ü0 para Amerrca.
y deberán ser abonadas mediante cheque bancanc
[2} Táchese lo que no proceda

Nnmhro

nnmmlin

Pnhlannn Tplofnnn

Números atrasados: 425 peas.


• • • • • • • •

Oferta especial
VERANO 1990
ENTREVISTA

Simón Rattle:
Un camino tranquilo i980 de'í O q . '
C idsd C " ! J —- " •'
ri1 rt •
U C
' " " •' : ::<• • :it-
-^•. -cil r , 'i li i. í-T>^- .'
1

, ' Í : : ' ?8Ü), Ran.e t;_. aeíGf IV=I


roa.r'" r "f""c de Caro P"1lar,, G ,
. d'^cetc n v ttido de
O" • ••^icn.c.-. d e
una pr-
confr~*\ido p-_' •. . : .
conjunto estado.i" den-.-

e Be'" 'n

~e s1.. caí v e n .

recúrveme de la chan,i. R,itl!e,


esaoritíineo v ab.eno. .idiso menos
q j e h.ice una déc^d,"!, pero con la
ógic.i con\ ecón de cue no puede n
debe ••efii.ee .v d una "í.i-xn de
orttroMCjj heíerodoMi1!, habl.i di* f o r " \ i
p.i^i.id.;, to-n.indose s-empa\ de
-i.inciM cas: 5istc"i.!t'i;.i. unos segundos
q . i e a vec-" 1 ; • ' •••••-••>n ..>r- h,-¡^t,i u n

mc» e\poi"4 sus ccitwos. sin diet


en cl d o ^ ' i , i l linio, pero con lili.!
lír^wr,! que ,vq,¡ cu.iiqL.icr

Derfccíjiiento ¡o que h.ice. lo que


quiere hjcei" v có-no la quicce hLici;r. v
•'i.!i ,iún. s«il)e pt'iíeci.vionte bien
CÓTIO hajte evp'icit^o y no párete
.liberar diída • • " • • - ' T i i!e todn
i>np De fir > par- i • .)de si;
k'iiní*'.! .: fiada i"i gran in t.\idi de lo-
cirii. : , i - nteri.k (únale1- 'u,ivor.tiii)O'-.
finp.iii'iiU >u tilinte y su íijjur.i ton el
dn'Citoi i,¡so M.K',-. jansotis. en:ies.^:.i-
do en c^i.is rms''Ta- páj;iri,i-. en el
nOmcr'o pr-ot L'dento d-.1 SCf II K, '(.1 I I
i'['^)Oi"..ií»U" d f l'ítc :t'pon.lje (¡mere
.i^i.ideícr l.i [til:il)iii.Rión bi ind,iil,i
p.ir.i l,i rc,ili7,iirÓ!i riel IHIMIIH ,i RIIIK-IIU
['otmki, rvcftmdi'i n , — -•• •
C l.i-HO tic Li fimi<¡ I MI ••• '
Yi'huil.! Sh,i¡>ini, (!»i'(h" (Ir pn-ii1.,! ,
(>i tjmnt "ón de I MI I I.ISMI •. de I nndii's
ENTREVISTA

CHERZO.-Un momento antes de conectar este mag-

S
netófono estobo usted habiéndonos de Roberto Gerhard,
el compositor español, nacido en Cataluña y fallecido
aquí, en el Reino Unido, en 1970, como subdito británi-
co. Ya sabe usted que él llegó a ser Decano de la Uni-
versidad de Cambridge. No sabio que estuviera usted interesado
en su música.
SIMÓN RATTLE-iOh, si. muchísimo! Y no acierto a expli-
carme cómo su figura no goza de un mayor predicamento.
Bueno, si lo tiene en el Reino Unido, pero he podido com-
probar que apenas es conocido fuera de Inglaterra, incluso
creo que en España apenas se toca su música. Y yo tengo un
recuerdo personal muy especial de Gerhard, porque mi pri-
mer compromiso profesional, siendo apenas un muchacho,
fue el de interpretar la parte de percusión de su Tercera Sinfo-
nía en un concierto de la Orquesta Filarmónica de Liverpool,
que dirigía Sir Charles Groves. La Orquesta de Liverpool tocó
muchas de sus obras, aunque naturalmente la Orquesta que
mas obras ha tocado de Gerhard ha sido la Sinfónica de la
BBC. Yo me acuerdo muy bien, de niño, de asistir a todos
estos conciertos, y la fascinación que me producía su música.
Por cierto, que esa Tercera Sinfonía «Coilages» es una obra
magnífica, como lo es su Ballet Don Quijote.
S.-Le confesaré que yo tengo una especial predilección por la
Sinfonía n.° 4 «Nueva York», que es ton difícil de tocar.
5.R.-SÍ, es una obra magnifica, pero fíjese, yo no creo que
sea tan difícil, creo que la dificultad de tocar esa música desde
el punto de vista técnico, está ya superada; subsiste la com-
plejidad de la construcción arquitectónica, pero hoy la obra
no plantea problema ninguno a una Orquesta medianamente
digna.
S.-¿Usted cree que hoy es más fácil tocar toda eso música?
SX-Defmitivamente sí, sobre todo para las orquestas que
no se han detenido en la música de Mahler. Pero, en cual-
quier caso, creo que es una vergüenza lo poco que se inter-
preta la obra de Gerhand: estoy convencido de que, como en
el caso de Mahler, su tiempo llegará. La verdad es que a mi nsos); la realidad es que yo había empezado a dirigir, en tér-
me gustaría algún día interpretar sus obras, la mayor parte de minos profesionales, a una edad muy temprana, pero no creo
sus obras; el problema es que uno, hoy en día, dedica gran que eso sea lo importante. ¿Por qué supone que un músico,
parte de su tiempo a las obras de autores que todavía están un director de orquesta debe alcanzar la madurez a los trein-
vivos, en activo, y hay que organizarse un poco los periodos ta años? Yo no lo creo así. Yo no veo razón ninguna para ir
de trabajo, pero me gustaria muchísimo abordar un día esa depnsa, es más, de hecho, creo que para que un músico pro-
música y grabaría, desde luego que sí. grese con seriedad debe ir despacio. Yo no creo en la veloci-
S.-Le agradezco mucho esas palabras sobre Gerhard. Yo creo dad, y en lo que sí creo es en la importancia de trabajar con
que en mi país, más concretamente en Madnd, todavía somos un número reducido de formaciones, incluso de personas, y
muchos los que recordamos su concierto, ya va a hacer mós de eso se acerca bastante al ideal que yo tengo de lo que es la
una década, con la Orquesta Filarmónica de Londres, en el Tea- dirección de orquesta, porque trabajar con las mismas perso-
tro Real, que fue su pnmera actuación, y de momento la única, nas, con pocos grupos, durante un tiempo muy continuado,
en España: recuerdo que interpretó usted las Variaciones Enig- te da la oportunidad de tener un desarrollo propio. Eso me
ma de E/gor. La Sinfonieta de janacek y un concierto de piano parece mucho más atractivo que el vagabundeo, de una ciu-
con aquella maravillosa intérprete que fuera Roso Soboter. deso- dad a otra, con muy pocos programas escasamente prepara-
pareada poco después en un accidente de aviación. Sólo ahora, dos, con mínimos ensayos, y resultados sólo medianamente
en el mes de julio, vuelve usted a visitamos, tras una carrera aceptables: todo eso está muy alejado de la concepción qi
internacional, que quizó empezara entonces, en los días de yo tengo de la música y del progreso. Eso es, no un trabajo.
aquel concierto de Madnd, pausada y tranquila: usted ha debu- una chapuza, y no me gustan ese tipo de chapuzas.
tado con la Filarmónica de flerfín hace sólo dos años, y sigue tra- S.-En estos momentos hay obras que. tanto a usted como a
bajando fundamentalmente en Birmingham. sin un interés espe- la Orquesta de Birmmgham. tienen perfectamente adheridos a la
cial por los circuitos de las grandes orquestas. ¿Nos puede expli- piel. Me gustaría preguntarle cuánto tiempo necesito usted pora
car la filosofa de este tardío planteamiento de su carrera? preparar, con su propia orquesta, una abra que, por ejemplo.
S.R-¿Ha visto usted la fecha de mi nacimiento? ahora mismo ya es de su repertorio habitual, la Sexta Sinfonía
S.-Pues sí. usted noció en 1955 y t/ene ohoro 35 años. de Gustov Mahler.
S.R.-Bueno, se lo pregunto porque se dará usted cuenta S,R.-Depende. depende de muchas cosas, depende de lo
de que estoy literalmente al comienzo de mi carrera, esto es que, exactamente, pretendamos hacer. Es obvio que hay
solamente el principio. Quiero decir que cuando usted me obras que ahora mismo ya tenemos muy claramente dentro
vio en España yo tendría 25 años de edad: vamos, acababa de de nuestro repertorio, y otras que lentamente se van incor-
salir del cascarón, yo creo que no debía ni tener barba (entre porando al mismo. Pero, para contestar a su pregunta, y res-

42SCHERZO
SIMÓN RATTLE

tamente la misma opinión, que nunca la dirigía, fuese cual


fuese la ocasión, sin cuatro ensayos previos, no importa cuán-
tas veces lo hubiera hecho con la misma orquesta, jy es muy
pecto concretamente a la Sexto Sinfonía de Mahler, le diré cunoso, porque precisamente ése es el tiempo de ensayo
que para preparar la grabación que acabamos de hacer volvi- que esa obra precisa, exactamente ése! Bueno, cuando noso-
mos a ensayar la obra durante cuatro días completos, lo cual, tros empezamos a trabajar esa obra hicimos, naturalmente,
dentro de los baremos de trabajo de una orquesta extranjera, muchos más ensayos: con páginas de esa magnitud, hay siem-
puede resultar algo inusual; y le diré que previamente la ha- pre algo de misterio en ellas, uno debe acercarse a las mismas
blamos llevado en toumeé. Pero, bueno, todo esto tiene una con un tremendo respeto; creo, incluso, que la forma ideal de
finalidad, quiero decir que cuando tú haces un disco, o por lo prepararlas, de ensayarlas, es hacer un trabajo parecido al de
menos yo lo veo así, tratas de hacer algo especial, algo real- un cuarteto de cuerda cuando prepara una obra, todo el
mente especial. La orquesta, mi orquesta quiero decir, por mundo tiene que estar concienciado acerca de la pieza, y hay
otra parte puede ser extraordinariamente rápida, y a veces es que trabajar en profundidad, hasta descubrir los últimos reco-
perfectamente posible ensayar una pieza el mismo día del vecos, si es que esto es posible, de la partitura, no de manera
concierto, por la mañana, y obtener óptimos resultados, pero que siempre se repita la misma interpretación, quiero decir
yo no soy muy aficionado a ello, aunque a veces lo he hecho. que los resultados no tienen por qué ser siempre los mismos,
También pienso que hay ocasiones en las que un exceso de pero sí es preciso crear un fundamento, una base de trabajo,
ensayo puede ser peligroso, y que hay obras que realmente un conocimiento profundo y duradero de la obra. Es algo asi
necesitan muy poco ensayo. Es complicado encontrar el como cuando uno vuela en un avión, en un aeroplano, real-
balance medio, perdone, el punto de equilibrio medio en mente cada vuelo puede ser completamente distinto, ¡pero la
todo esto, porque realmente es muy excitante ensayar ruta la tienes que tener muy clara, porque si no te estrellas!
mucho una obra, con tu propia orquesta, pero a veces corres (con grandes gesros en ios brazos, imitando a un pájaro que tra-
el peligro de abrir muchas puertas que quedan luego sin tara de volar).
explorar,.,, pero, bueno, esto es lo fascinante de este trabajo, S.-Usted acaba de grabar ta Sexta Sinfonía de Mahler, que
sobre todo cuando la orquesta conoce bien al director. Pero recordamos haberle oído en los Proms, en uno transmisión de
también todo esto depende de las obras. Fíjese, en el verano R.N.E., hace ya algunos años. En aquella oportunidad usted invir-
vamos a España con una pieza, que es la Novena Sinfonía de tió el orden de los movimientos centrales, tocó en segundo lugar
Beethoven, de la que Karajan solia decir, y yo sostengo exac- el Andante y en pnmer lugar el Scherzo, a la inversa de lo que

SCHERZO -í,7
ENTREVISTA

FOTO-ALAN WOOO/EMt

figura en la partitura. ¿Sigue usted manteniendo este orden alte- exactamente ese orden, el Andante va en segundo lugar. No
rado de los movimientos internos? sé, toda esta cuestión me recuerda la falta de curiosidad que
S.R.-Absolutamente. creo que ésta es una materia en la parece haber acerca de las ideas originales de Beethoven en
que es inexcusable e imperdonable la falta de interés que los su Quinta Sinfonía: quiero decir, como usted sabrá, que Beet-
directores de orquesta parecen haber tomado en ella. Sabe- hoven. inicialmente, prescindió del pasaje de enlace entre el
mos muy bien que Mahler escribió el Andante antes que el tercer movimiento y el cuarto, o sea, que el cuarto empezaba
Scherzo, aunque pensaba ubicarlo imcialmente en tercer por separado, de una forma diferente, y sabemos cómo era
lugar pero justamente antes de la primera interpretación esa primera versión; naturalmente, tenemos la habitual, pero,
decidió cambiar ese orden, y colocar el Andante en segundo ¿por qué no hemos de tener curiosidad por conocer cómo
lugar, y as! dio a conocer la obra, y asi la interpretó virtual- sonaba aquella primera idea?, creo que éste es un mal de
mente hasta el final de su vida. Y ese orden se mantuvo nuestro tiempo, en el fondo es una cuestión de rutina, falta
durante décadas, hasta que en los años cincuenta llegó la edi- muchas veces curiosidad por conocer las cosas en profundi-
ción critica de la partitura. Bueno, yo no pretendo decir que dad.
debamos soñar, pero me parece algo excesivo enmendarle la S -Disculpe, ¿y no se altera, con esto inversión de ios movi-
plana al compositor sabemos que Mahler retocaba siempre mientos centrales, el plan tonal de la obra?: al colocar el Andante
sus obras, rehacía la instrumentación, y siempre las mejoraba, en segunda posición rompemos la doble progresión en la de los
siempre cada nueva revisión mejoraba el trabajo previo, pero dos primeros movimientos, e intercalamos una secuencia en mi
en este caso Mahler parece haber tenido pocas dudas, quiero bemol mayor, para tener luego dos secuencias que propenden
decir que él siempre interpretó los movimientos centrales de hacia el la menor conclusivo.
la Sexto Sinfonía en ese orden, primero el Andante y luego el S.R.-ftras uno pouso muy larga). Es cunoso cómo la gente
Scherzo: ¿quién demonios somos nosotros para pretender se empeña en reforzar sus juicios en la matena...
enmendar su propio pensamiento? Esta es una de las ocasio- S.-Lamento haberle molestado de esa forma...
nes en las que discrepo abiertamente de la musicología y del S.R.-(reaccionando muy sorprendido, como si las palabras
trabajo científico de esa edición de la partitura. Realmente la anteriores las hubiera dicho exclusivamente para sí) ¡No, bueno,
estructura, el diseño de la obra exigía que este... idilio, si pode- perdone, si no me estaba refiriendo a usted! No. lo que que-
mos llamarlo asi, que es el tiempo lento, fuera en segundo na decir, y pensaba en voz alta, es que la gente se extraña de
lugar. De hecho, no tenemos evidencia alguna de que Mahler que Mahler pueda haber construido una estructura sinfónica
se replanteara este tema, y la misma tradición de las interpre- que progresara desde la menor, hasta mi bemol mayor, y él
taciones de los años 10 y 20 prueban que no alteró su mane- hizo cosas aún mucho más extrañas que todo esto. Para mí,
ra de ver la estructura de la obra: yo he investigado cuidado- cuando uno oye la progresión que va del Scherzo hasta el
samente todo lo que he podido acerca de las interpretacio- Finale. habiendo partido desde el la mayor hasta el mi bemol,
nes de los años 20, de los pocos músicos que dtngian la obra, que es, por cierto, también la clave armónica del conflicto en
y en todos, la mayoría, además, conocieron a Mahler, se da el desarrollo del primer movimiento y. bueno, al final del

44 SCHERZO
MAURIZIO POLUNI
Exclusively on Deutsche Grammophon

Ludwig van Beethoven


SONATEN OPP. 109-110-111
Maurizio Pollini

Ludwig van Beelhoven


Sonatenopp.101 106»Hammerklavier»
Maurizio Pollini

ROBEHT SCHUMANN ARNOLD SCHOENBERC


Klavlcrkonxartc • Piano Concertó»
Mauruio IWÜrt
Beflin» miVk&rnanker • Ojudto Abbado

Franz LISZL
SONATEH-MOLL-SONATA 1 N B M I N O R
"" "MAUR17IÓPOLÜÑI
ENTREVISTA

scherzo él se desplaza desde mi menor, con un la y un do daba, aquel punto en donde precisamente en su revisión de
natural, hasta do menor, con un do y un mi bemol, y para mí la partitura, Mahler cambió la orquestación, allí donde eliminó
quizá ésta es la mejor prueba, porque aquí tenemos el inter- el tercer golpe de martillo, que él temía iba a matarle si lo
valo del diablo, así llamado, con ese combate entre el opti- dirigía; pero, más y más, la idea de ese tercer golpe de marti-
mismo y el pesimismo, donde tenemos la creencia, casi la llo se me ha ¡do convirtiendo en una necesidad, así que he
certeza, de que la Sinfonía puede acabar bien, en una tonali- vuelto a la orquestación original, no a la revisada, y ahora
dad mayor, quiero decir que esto refuerza el sentido del hago que el percusionista dé ese tercer y fundamental marti-
combate en la obra y la hace algo menos fatalista, porque yo llazo. Es curioso, es como si se tratara de una sinfonía de
casi seria más partidano de creer en la posible victoria de una Shostakovich, en la que uno necesita conocer los gestos y las
tonalidad mayor en esta sinfonía, aún más que en la Quintó. claves secretas que la obra contiene: al incluir este golpe, este
Bueno, yo creo que todo esto está en la música. Pero es muy tercer golpe de martillo, he sentido una especie de alivio,
curioso: las mismas personas que se queda- como si las cosas hubieran vuelto a su
rían absolutamente horrorizadas si usted sitio, estuvieran ahora donde tienen que
alterara la más mínima brizna de la orques- estar y. por ejemplo, ese impresionante
tación, te miran de arriba a abajo, y pare- coral conclusivo de los trombones, cobra
cen decirte: «bueno, sí, Mahler era un gran todo su efecto y su sentido después del
genio, ¿quién puede dudarlo?, pero desde tercer Hommerscntag. ¿Sabe7, es curioso,
luego era absolutamente incompetente en la primera de esta última serie de inter-
para juzgar el orden de sus propios movi-
mientos». Esa clase de arrogancia..., bueno,
me recuerda a.., {como dudando si llevar la
comparación que esto o punto de hacer
hasta sus últimas consecuencias)..., a...,
bueno, me recuerda a la arrogancia de
«N
tengo
pretaciones estuve, durante toda la obra,
temiendo que cuando llegara el momento
de dar el tercer golpe de martillo, éste no
se produjera, ¡volviera a pasar lo mismo
que la primera vez que interpreté la pieza!
Afortunadamente, el golpe se dio, y todas
nuestro actual Primer Ministro, ¡que parece las demás veces ha funcionado perfecta-
en muchas ocasiones creer ser la única per- mente bien, pero, ¡es tan fácil ser supersti-
sona capacitada para pensar en este país! interés cioso con esta obra !, ¡te temes siempre
(entre grandes risos de todos ios presentes). que vaya a ocurrir alguna catástrofe, como
S.-Bien, y después de esto aún me gusta- ninguno las que la propia partitura profetiza!, pero,
mire, sobre esto todavía puedo polemizar,
ría preguntarle cuántos golpes de martillo
incluye usted en el último movimiento, ¿dos o
tres?
en participar quiero decir que puedo tener dudas, que
puede haber otras vanantes, pero en cam-
bio no tengo ninguna duda acerca del
S.R_-Yo tengo una historia personal muy
interesante con este tema de los golpes de
en tema del orden de los movimientos cen-
trales: fíjese que incluso antes de que los
martillo. Bueno, aquí entramos en una face-
ta ligeramente diferente, muy relacionada una materiales estuvieran terminados de copiar
para la primera interpretación de la obra,
con la psicología, puesto que ya sabe usted ya Mahler había establecido el orden
que esta cuestión tenía una honda significa-
ción para el propio Mahler. En mi primera
carrera» Andante-Scherzo, y nunca lo cambió. El
tema de los golpes de martillo es distinto,
interpretación de la obra, que tuvo lugar en porque aquí hay un miedo personal de
1974, cuando yo tenía 19 años, decidí rein- Mahler a su propia mortalidad, y sólo fue
corporar el tercer golpe de martillo: por- después del año 1907 cuando aconteci-
que yo tenía la sensación de que, de hecho, mientos trágicos le afectaron directamente, tanto a él como a
todo el movimiento estaba construido en torno a esto, por- su familia, que decidió retirar el tercer golpe de martillo por
que está allí, y yo sentía que tenía una enorme importancia genuma superstición. Pero hoy yo tengo la sensación de que
estructural, asi que tienes que saber, que percibir que aquel esa es la única forma posible de hacer que ese movimiento
golpe de martillo está realmente allí, y así es como yo lo funcione, incluyendo ese último golpe de martillo, Pero
entendí entonces, y por eso di el tercer Hammerschlag. entiendo que no es la única solución posible, y que puede
Bueno, lo ensayamos así, y el concierto fue estupendamente haber quien lo vea de otra manera.
bien..., hasta el tercer golpe de martillo, porque justamente al
llegar a ese punto toda la sección de percusión se hizo un lío, 5.-Poco antes de comenzar esto conversación mencionaba
hubo una confusión terrible, y el golpe nunca se llegó a dar. Y usted a Herbeit von Karajan. ¿Tuvo oportunidad de tratarle per-
podríamos decir que a partir de ese momento me volví un sonalmente?
poco supersticioso, a la manera de Mahler, y desde ese día ya S.R.-SÍ, ciertamente, al final ya de su carrera, exactamente
solamente incluí dos golpes de martillo en todas mis interpre- dos años antes de su muerte. Fue en Berlín, al producirse mi
taciones postenores de la obra (todo esto lo ha venido relatan- debut con la Filarmónica en 1987. En el trato, él fue... cordial.
do como una especie de cuento de brujas, con un ceno tono pero cordial sin exageración.
malicioso, y con guiños hacia la audiencia, que en este instante S.—¿Qué quiere dec/ríísin exageración»?
de la entrevista incluía uno de sus hijos). Bueno, esto ha sido así S.R.-Pues que fue como el encuentro de..., bueno, un
hasta mi última serie de interpretaciones de la obra, cuando recluta con un viejo soldado, ¿me entiende?, nada de prolegó-
cada vez más empecé a sentir la sensación de que algo falta- menos innecesarios, nada de aspectos tutelares, en fin, no
ba, de que realmente toda la estructura del movimiento final hubo relación padre-hijo, sino un estricto trato profesional, el
propende hacia ese punto, tiene su centro de gravedad en de un anciano victorioso militar, bruñido por mil guerras, que
ese instante, y llegué incluso a hacer que el solista de percu- conversa animadamente con un joven oficial. Un trato absolu-
sión que manejaba el martillo lo tomara y lo dejara, para que tamente profesional, sin ñoñerías ni pedanterías, lo cual, lo
el público que viera que allí estaba ese tercer golpe que no se digo sinceramente, yo encontré muy refrescante. Solamente

46 SCHbRZO
SIMÓN RATTLE

FOTO: GODFREY Mac DOMNKJEMI

charlé con él durante una tarde, algo más de una hora, y fue obras citadas, su grabación coincidió en el tiempo con la de Kurt
una estupenda conversación sobre la práctica de la música y Sanderting, a la que usted se refería en el libreto del álbum, men-
la vida, igualmente práctica de los músicos. cionando sus coincidencias y discrepancias con algunas de las
S.-Desde 1987, usted ha desarrollado una excelente relación revisiones que Sanderling había hecho del trabajo de Cooke.
con la Filarmónica de Berlín. Según creo todavía no no debutado S.R.-Sí, es cierto, y es cunoso, porque en aquel momento
al frente de la otra Filarmónica, la de Viena. yo creo que solamente Sanderímg, jimmy Levme y yo inter-
S.R.-No, todavía no. Bueno, jdemos tiempo para todo! pretábamos la obra, y los tres la llevamos al disco casi a la
Verá, es que yo no tengo ninguna prisa. ¡Sabe usted que vez. Bueno, respecto de Sanderling, dé|eme decirle que es
Barenboim hace sólo unos meses ha dingido por vez pnmera una figura por la que yo siento total reverencia, le considero
a la Filarmónica de Viena? ¡Dios mío!, le puedo asegurar que uno de los más grandes directores en activo. Y es curioso
no tengo interés ninguno en participar en una carrera; no me que, partiendo de puntos de vista similares y de una misma
interesan los records de juventud, casi me interesan más los edición, la de Cooke. los dos llegamos a la conclusión de la
de vejez, quiero decirle que no me importarla ser el director necesidad de alterar, de mahlerizar algunos pasajes en los que
que debutó más anciano con la Filarmónica de Viena, si es Cooke parecía haber mostrado cierta timidez, pero, paradóji-
que tal cosa se produce alguna vez: a lo mejor no llego a camente, con resoluciones prácticas diferentes. La verdad es
tocar nunca, en toda mi vida, con esa orquesta, pero no es que esa Décima Sinfonía ha estado muy unida a toda mi carre-
importante, no tiene que ver nada con mis metas. Es mejor ra, yo creo que la he debido tocar unas cincuenta veces,
esperar. La verdad es que no sé cuantos matrimonios se pue- durante un tiempo fue la pieza que más interpretaba: ¡ha lle-
den tener a la vez sin acabar perfectamente loco (entre risos), gado a ser como un miembro más de mi familia!, y hay algo
/ o prefiero tener sólo unos pocos matrimonios, me conside- fantástico en esa obra, que es a la vez una maldición y al
ro un polígamo moderado, y ahora mismo, por ejemplo, tiempo una bendición, que no hay tradición interpretativa nin-
estoy encantado del afair que tenemos la Filarmónica de Ber- guna, que arrancas de cero y, tal cual si estuvieras ante una de
lín y yo, con muchísimos proyectos inmediatos y con un esas esculturas inacabadas de Miguel Ángel, tienes que con-
excelente trabajo realizado durante estos dos años. trolarte a ti mismo en tu afán de creatividad a la hora de
S.-Es interesonte observar que al principio de su carrera disco- transmitir la imagen completa de esa escultura, en este caso
gráfica, usted grabó virtoalmente el comienzo y el final de la pro- el resultado sonoro de una partitura inacabada. La verdad es
ducción mahlenana, la Décima Sinfonía en la Perfoming Versión que es una obra que valoro de forma extraordinaria, y que,
de Derydc Cooke, y Das Klagende Lied. En lo primera de las por asombroso que pueda parecer, a mí. y sé de algunos

SCHERZO47
ENTREVISTA

FOTO GODFREr Mac OOMNIC/EMi

otros directores jóvenes a los que les ha ocurrido lo mismo, Tocamos la Fantasía sobre un tema de Tbomas Taltis de Vaug-
les ha servido esa música como plataforma para un mayor y han Williams, el Concierto para Clarinete de Mozart -interpre-
más profundo entendimiento del resto de la obra de Mahler. tado por uno de mis compañeros-, una pieza de un autor
La verdad es que yo quema volver a grabar esa pieza, porque joven, otro miembro de la escuela que posteriormente aban-
entiendo que en el mundo de los discos sólo si tienes de donó la música por completo, la Sinfonía inconclusa de Schu-
veras algo nuevo que decir o tu planteamiento integral acerca bert, y algunas piezas de Malcolm Amold. Era lo que podía-
de una pieza ha cambiado, debes replantearte volver a inter- mos tocar entonces, ¡y la verdad es que era una buena canti-
pretarla en estudio; a mí me gustaría volver a tocar, en los dad de música! Es curioso, pero en aquellos años, quiero
próximos años, esa Décimo Sinfonía, que en Birmingham decir los primeros de mi carrera, mi repertorio basculaba
hemos hecho cantidad de veces, y que vamos a volver a lle- entre Haydn y Mozart, y la música más rabiosamente con-
var a los programas la próxima temporada y que quizá tam- temporánea.
bién interprete con la Filarmónica de Berlín en el futuro. La S.-¿Se acuerda del repertorio que dingió en su pnmer concier-
verdad es que el tema del repertorio es complejo, porque en to con una orquesta profesional?
los últimos meses estoy tocando muchísima música de S.R.-S¡, me acuerdo muy bien, fue en Bonn, durante un
Brahms: hasta un cierto momento yo sólo tocaba el Cuarteto concurso de dirección de orquesta, e interpreté Donjuon de
con Piano en la versión orquestal de Shoenberg. pero ahora Richard Strauss. Muy depnsa, por cierto, demasiado depnsa.
mismo estoy volcado en toda la obra orquestal de Brahms. S.-¿Qué personalidades del mundo musical tuvieron una
Una pieza en la que he empezado a trabajar hace relativa- influencia sobre usted, quiero decir en ios años en que comenza-
mente poco tiempo es la Creación de Haydn, que hemos gra- ba su carrera como director?
bado en Birmmgham, y que al ser una obra tan nueva para S.R.-Le dina tres nombres fundamentales, de los cuales uno
mi, cada toma parecía representar una obra distinta, ha sido sólo me es conocido a través de las grabaciones de radio y de
una experiencia fantástica tocar esta excelsa música. Pero, en los discos: Furtwaengler, Giulmi y Boulez. De los dos últimos,
fin, respecto de Mahler, la verdad es que yo fui un mahleriano yo creo que de joven asistía absolutamente a todos los con-
extraordinariamente precoz, porque con diecisiete años ya ciertos que ellos daban en Londres. Boulez, muy especialmen-
dingí las Sinfonías Segundo y Cuarta, la Segundo Sinfonía ha sido te, en mis años de formación fue una experiencia de choque1
otra de esas obras que ha estado muy vinculada a mi carrera, en aquella época, él era el principal director de la Orquesta
la he tocado casi tantas veces como la Décima, y. bueno, algo Sinfónica de la B.B.C., y yo asistía a todos sus ensayos, concier-
así ha ocumdo en el caso de la Sexto, sólo la llevé al disco tos, y a aquellas veladas increíbles en donde él, no solamente
cuando realmente consideré que tenia un entendimiento váli- tocaba, sino que explicaba las obras a la audiencia. Yo creo
do de lo que esa música expresaba. que aquellos años con la BBC fueron algo mágico para la vida
S.-¿Se acordaría en este momento de ios obras que formoran musical londinense, son los años en donde también Giulint,
su pnmer concierto? que es realmente otro planeta, trabajaba casi a diario con
S.R.-Sí, me acuerdo muy bien, ese concierto tuvo lugar nosotros, y yo pienso que toda esa fue una época dorada.
cuando yo tenía 15 años de edad, con una orquesta que yo También fue para mi muy importante el encuentro con un
había formado con compañeros de mi escuela de música. director de orquesta británico, no muy conocido, pero por el

•ÍÍÍSCHERZO
LLUIS CLARET
KODALY • Sonate pour violoncelle op 8
Sonate pour violoncelle et piano op 4

LLUIS CLARET ROSE-MARIE CABESTANY

r
1
*

v\
HMC 401335 MC

KODALY. Sonata para violoncelo Op. 8


Sonata para violoncelo y piano Op. 4. Piano ROSE MARIE CABESTANY

h a r m o n í a m u n d i i b é r i c a Avda. Pía del Vent, 24. 08970 SANT JOAN DESPÍ. Barcelona.
ENTREVISTA

que yo siento una enorme estima, John Carewe. Carewe estu- t o r que trabaje con los músicos de Birmingham, es que es una
dió en París, con Olivier Messiaen, y posee una panorámica orquesta que ama la música, y esto, por tremendo y extraordi-
asombrosa de conocimientos acerca de los estilos musicales, nario que parezca, es algo que cada día, tengo esa impresión,
con él aprendí muchísimo acerca de estructura, armonía y fra- resulta menos frecuente, Ed Smith, al fin. fue designado mana-
seo, y también a poseer un determinado instinto acerca del ger de la orquesta, en votación de los propios músicos, y poco
estilo clásico. De hecho, todavía hoy, John y yo seguimos en después de su llegada me propuso como sucesor de Fremaux,
contacto, nuestra relación pasó, tras un primer estado de una decisión que fue igualmente apoyada por la orquesta, con
maestro-discípulo, a la de clases magistrales, y postenormente lo que se da la peculiaridad de que tanto el responsable admi-
duradera amistad. Es una de las personas que más aprecio y nistrativo del conjunto como el titular musical han llegado a
cuyos consejos y opiniones valoro sobremanera. sus puestos por designación de los propios componentes de
S.-¿Podría hablarme un poco acerca de las enseñanzas recibi- la agrupación. Nosotros fuimos llamados sucesivamente, tal
das a Través de Giulini? como le cuento, dentro de un proceso de cambio: quiero
S.Pv-Bueno, yo creo que Giulini es una de las razones pro- decir que la orquesta quería cambiar, quena dar un salto cuali-
fundas de mi dedicación a la dirección de orquesta: cuando tativo y mejorar, y los músicos entendieron que nosotros
yo era un adolescente, recuerdo la impresión tremenda que podíamos colaborar en esa progresión hacia adelante. La ver-
me produjo la primera vez que le vi dirigir, esa mezcla extra- dad es que en el curso de estos años mi relación con la
ordinaria de drama y humanidad, que todavía hoy persiste en orquesta ha llegado a ser tan especial, tan íntima en el terreno
sus interpretaciones, en su forma, en general, de acercarse al puramente musical, que esa misma relación me hace estar
fenómeno musical. Para mí es algo casi milagroso el que nos indefenso, con otras orquestas, en ciertas áreas del repertorio.
hayamos podido llamar colegas en Los Angeles; todavía Hay una faceta, además, muy especial y significativa en la
recuerdo el estupor que me produjo su llamada telefónica, Orquesta de Birminghan, es un conjunto al que le gusta y le
cuando me ofreció ser principal director invitado de la Filar- interesa la música contemporánea, que entiende la necesidad
mónica de Los Angeles, un puesto que todavía hoy conservo. de cultivar la música, no solamente de nuestro siglo, sino la
Me dijo por teléfono que conocía bien mi trabajo, y pensaba que se está escribiendo en nuestros días. En ese aspecto, para
que tenía buenas referencias acerca de mi aproximación a la mi la de Birmingham es un modelo de lo que una orquesta
música, pero que le alegraría que pudiéramos charlar relajada- debe ser, o más exactamente lo que debe ser una orquesta
mente acerca del tema, y me sugirió encontrarme con él, en del futuro, una orquesta alejada del modelo de los años 50,
un almuerzo, en Milán, Fui a verle, efectivamente, y recuerdo todavía hoy perfectamente en uso e imperante en términos
que estuvimos hablando casi t o d o el tiempo de política, generales. Creo, y lo lamento por quien piense lo contrario,
recuerda que él me narró algunas de sus increíbles experien- que el futuro juega totalmente en contra de esas orquestas
cias con el gobierno fascista en la Italia de la Segunda Guerra que apenas tienen 50, 60 ó 70 páginas en su repertorio, todas
Mundial, y se mostró muy interesado por la situación política ellas encuadrables dentro de un lapso de tiempo inferior a un
aquí, en el Remo Unido, y la verdad es que hablamos muy siglo, es decir, un repertorio que se basa exclusivamente en
poco de música, y mucho sobre las personas, el mundo y el una pequeña parcela de la historia de la música, y que lleva a
hombre en general. En fin. esa entrevista fue suficiente, y esos conjuntos a interpretar Haydn y Mozart como si tocaran
luego tuvimos ocasión de vemos, aunque quizá no con la fre- Brahms, y a Bach y Haendel como si tocaran... ¡Dios sabrá qué!
cuencia que yo hubiera deseado, en Los Angeles: es, en cual- Lo interesante, lo excitante de mi trabajo en Birmingham es
quier caso, una figura en la que yo siempre pienso con amore. que existen áreas de experiencia que son exploradas conjun-
De otra parte, su tragedia personal, el temblé problema de la tamente, tanto por los músicos como por mí mismo. Piense,
enfermedad de su esposa, creo que ha sido algo devastador por ejemplo, que ésta es la única orquesta del Reino Unido
para él, aunque, gracias a Dios, no nos ha privado por entero que ha creado su propio grupo de música contemporánea, un
de su contnbución a la música. grupo surgido de la orquesta, que yo he dirigido ya en alguna
ocasión, pero que funciona de manera autónoma. Mire, hoy
S.-Como última pregunta, me parecería interesante que nos hasta el público sabe cuál es el vibrato adecuado en una obra
hablara un poco o cerco de la historia de su relación con la de Mozart, y comprende perfectamente cuándo le están
Orquesto de Birmingham. dando gato por liebre, cuándo se interpreta algo completa-
S.FL-En el fondo es una historia muy sencilla, y el origen mente fuera de toda idoneidad estilística: pienso que la política
está en el manager de la orquesta, Ed Smith, un buen amigo de meter a los compositores, a la fuerza, en chaquetas que no
mío desde los tiempos del colegio. Smith fue el gerente de la son de su talla, empieza a ser una rutina del pasado. Incluso en
primera orquesta que yo dingí, una orquesta |uvenil, y poste- la Orquesta de Birmingham existe un potencial grupo, igual-
normente fue el número dos de la Orquesta de Liverpool, mente surgido de la orquesta, dedicado a la interpretación de
cuando yo trabajaba en ella como percusionista. Nos conoce- la música antigua. Todo esto, quede claro, sin pedanterías ni
mos desde hace más de veinte años, y hay entre nosotros una sofismas de ningún tipo, como facetas diversas de la realidad
estupenda relación de amistad, ¡lo cual es muy insólito entre de hacer la música, con atención a la música de Cámara, a la
un rnanager y el director titular de una orquesta, que a veces de nuestro tiempo y a la Antigua, y naturalmente cultivando
ni se hablan entre sí! Los dos, por otra parte, conocíamos muy un repertorio que hoy, creo, es el más amplio y diverso de
bien a la Orquesta de Birmingham, a la que habíamos tenido cualquier formación en el Reino Unido. Yo entiendo que ésa
ocasión de escuchar en Liverpool, / a que con una relativa fre- es la orquesta del mañana, que ésa es la fuerza para la supervi-
cuencia nos visitaba, durante la época de titularidad de Louis vencia de la Orquesta Sinfónica, y en ese sentido, no me aver-
Fremaux. A mi siempre me impresionó el reinamiento sonoro güenzo de decirlo, creo que la Sinfónica de la ciudad de Bir-
de esta orquesta, un sonido distinto, muy especial, de una mingham es una agrupación que señala un camino válido de
caracteristica sensibilidad gálica. Posteriormente, dingí en dos cara al futuro, y particularmente me siento honrado y feliz de
ocasiones a la orquesta, al comienzo de mi carrera profesional, formar parte de esa trayectona.
y la relación entre los músicos y yo fue siempre excelente,
basada, sobre todo, en mi afecto, en mi respeto hacia sus
maneras interpretativas. Quizá una de las características que
más pueden impresionar, no sólo a mí, sino a cualquier direc- José Luis Pérez de Arteaga

50SCHERZO
DISCOS

ACTUUDAD DISCOGRAFICA

Hunt; Una propuesta diferente


por O t t o Klemperer,
Sonatas de Beethoven por
Edwin Fischer, recitales de
Fritz Wunderlich, Astrid
Varnay, Elisabeth Sch-
warzkopf, Kirsten Flagstad,
de nuevo Maria Callas,
etc. Otro Anillo del Nibe-
tungo, pero esta vez en la
recreación de Hans Knap-
pertsbusch dentro del
Festival de Bayreuth de
1958; una edición de
Karajan con muchas de
sus más importantes ver-
siones de óperas y con-
ciertos Uve: Cormen, Don
Govanni, Aldo, Tannhóuser,
Tosca Fidelio, La creación.
la Pasión según San Moteo,
Parsifal, etc. (y esto es
sólo una pequeña mues-
tra). Como se ve, esta-
mos ante una propuesta
diferente y que muchos
Otto Klempe/er consideramos como idó-
n alguna que otra ocasión se intentó números de nuestra revista. Para abrir nea en lo que a grabaciones discográfi-

E sistematizar en nuestro país la


importación de grabaciones proce-
dentes de conciertos públicos y represen-
boca, aquí tienen algunos títulos que
pondrán los dientes largos a más de uno ,
sin contar con el atractivo precio econó-
cas se refiere. No olvidemos aquella
frase de Rafael Kubelik:'Uno de los
males menores seria hacer las grabacio-
nes en conciertos públicos'... Ni más,
taciones de óperas en vivo, pero los mico (entre 1.250 y 1.850 pesetas cada
resultados siempre fueran mediocres, por disco): todas las óperas protagonizadas ni menos: ustedes le darán la ra-
no decir rematadamente malos, /a que se por Mana Callas procedentes de repre- zón al escuchar cualquiera de estos
metían en el mismo saco a creadores del sentaciones en público. El anillo del Nibe- registros.
calibre de Callas, FurtwSngler o Cantelli lungo por
junto a ¡lustres desconocidos que no Fur-twangler
hacían otra cosa que desorientar a los (Scala de
posibles compradores de aquellas graba- Milán 1950),
ciones. Si a ello añadimos unos precios el Fidelio del
desorbitados y unos registros que no mismo di-
alcanzaban la mínima calidad exigí ble, lle- rector con
garemos a la conclusión de que los res- F l a g s t a d,
ponsables de aquellos lanzamientos, ade- P a t 2 a k,
más de buscar sólo el interés material, no SchOffer y
sabían muy bien por dónde iban los tiros. Schwarzkopf
Ahora, las cosas han cambiado sensi- (Salzburgo
blemente. La empresa Diverdi, compues- 1950), dos
ta p o r auténticos conoisseurs, ha Octavas de
comenzado a distribuir en España el Bruckner
legendario catálogo Hunt. formado por
varias secciones entre las que destacan las
siguientes: Ediciones FurtwSngler y Kara-
(ediciones
Nowak
Haas res-
y ROPOULOS
jan, Hunt-clasica, Hunt-grandes intérpre- pectivamen- RIGE
tes, Mito y Academia. El sonido es bueno
en la mayoria de ios casos (nada que ver
con las antiguas grabaciones Cetra), apar-
te) dirigidas
también por
Furtwángler,
AHLER
te de que muchas de ellas son registros varias Sinfo- SINFONÍA N.9
totalmente inéditos procedentes de emi- nías de
soras de radio. Todos estos discos, publi- M o z a r t,
cados sin excepción en soporte compac- Beethoven y
to, se irán comentando en sucesivos Bruckner

SCHERZO 51
DISCOS

NOTICIAS

• Neeme JSrvi vuefve de nuevo a nues-


tras páginas con ocasión de su nombra-
miento de director musical de la Orquesta
5infónica de Detroit Sus últimos discos han
sido la Surte de Le Bourgeois Gentifaomme
de Richard Strauss con la Sinfonietta de
Estocolmo para BIS, y Los cuadros de una
exposición de Mussorgsky (orquestación de
Ravel) con la Sinfónica de Chicago para
Chandos.
" Daniel Barenboim será el responsable
musical de la nueva grabación de Parsifai
para la firma francesa Erato. La orquesta
será la Filarmónica de Berlín, y los principa-
les solistas: Wattraud Meier, Siegfned Jeru-
salem y José van Dam. Sobre el papel,
todo first doss... Ya veremos.
"Gennadi Rohzdestvensky acaba de
grabar al frente de la Orquesta Filarmónica
de Londres dos orquestaciones célebres: la
de Schónberg del Primer Cuarteto con piano
de Brahms, y la de Respighi de los Etudes-
tabkaux de Rachmaninov. Él disco ha sido
registrado por Collins Qassics.
•Enrice» Caruso salta de nuevo a la
actualidad con la publicación de todas sus
Fría Reiner
grabaciones en 23 discos compactos en sis-
FOTO: KA tema NoNoise. La empresa que comercia-
lizará este gigantesco empeño es Bayer
Records, y en España será distribuido por
Diverdi.
• Lorin Maazeí ha finalizado por fin su
Mas Reiner y Horowitz ciclo Mahler con la Filarmónica de Viena.
Sony Classical acaba de publicar la Octava
aprovechando la retransmisión televisiva de
esta gigantesca obra el pasado 29 de junio
con la filarmónica de Munich (la orquesta

R
CA va publicando con cuentagotas Bruschino, Scala á seta y Guillermo Tell) y, de Celibidache). Suponemos que en Espa-
nuevos ejemplares de dos de sus finalmente, dos poemas sinfónicos de ña nunca la veremos...
más afamados artistas: Vladimir Richard Strauss: Sinfonía doméstica y Muer- •Joseph Siigeti y Béla Bartók protago-
Horowitz y Frítz Reiner. Del primero aca- te y transfursión (todas con la Sinfónica de nizan la reedición en compacto de un reci-
ban de aparecer, un disco de Sonatas de Chicago, salvo Muerte y trans/igurocMÍn, tal que tuvo lugar en 1940 con Sonólas de
Beethoven (Appasionata. Claro de luna y que está interpretada por la RCA Víctor Beethoven, Debussy y el propio Bartók. El
Waidstein}, otro con el célebre Concierto Orchestra). Y nos vamos de RCA, ya que compacto, excelentemente reconstruido,
n" I de Chaikovski (dirigido por Toscani- el Gola Seal acaba de publicar dentro de pertenece a la firma Vanguard USA,
ní) y, finalmente, el popular Concierto su colección Vocal senes, recitales de empresa que cuenta con la mayor parte
Emperador de Beethoven (con Fritz Rei- Zinka Milanov (Bellini, Verdi, Mascagni, del legado fonográfico del gran Hermann
Scherchen: ¿Para cuándo su publicación en
ner en el podio). Por otro lado, la Fntz Puccini), Licia Albanese (Puccini, Mozart,
CDÍ
Reiner Collectlon se amplia con tres volú- Verdi y Chaikovski), Bienamino Gigli
menes mas: las sinfonías Primero y Sexta (Donizetti, Ponchielli, Puccini y Gounod), • Dereck Solomons, conocido sobre
todo en España por sus extraordinarias
de Beethoven, oberturas de Rossini (Bor- Lauritz Melchior (Wagner, Schumann) y,
versiones de las Sinfonías de Haydn Sturm
bero. Urraca ladrona, Cenerentola, Signar finalmente, Kirsten Flagstad (Wagner). und Drang al frente del conjunto L'Estro
Armónico (CBS), acaba de grabar un disco
dedicado a oberturas de Rossini con una
agrupación denominada The Authentic
Orchestra para Collins Classics, Con la
Música del siglo XX misma orquesta y para la misma empresa
grabará también todas las Sinfonías de
Schumann.
• Clemens Krausi ha sido llevado de
Decca. como antes lo había hecho Deutsche Grammophon con su serie Gásteos del
nuevo al compacto con su versión del ora-
siglo XX, ha comenzado a publicar en discos compactos de precio reducido grabaciones
torio de Haydn Die Johresze/ten (Las Esta-
con música de nuestro siglo en interpretaciones sobresalientes. La colección, denomina- ciones). La orquesta: la Filarmónica de
da Enterprise, ha salido al mercado del disco en diez ejemplares en su pnmer lanzamien- Viena, los solistas: Trude Eipperle, Julius
to; Messiaen, Khachatunan, Beno, Ligeti, janácek, Szymanoswki. Schónberg, Stravinski, Patzak y Georg Hann. La grabación, de
Honegger y Poulenc son traducidos por batutas como las de Antal Dorati, David Ather- 1942. ha sido reprocesada por Harmonía
ton, Rudolf Kempe. Claudio Abbado, Sir Colin Davis y Emest Ansermet Mundi.

52 SCHERZO
51MUSIKA HAMABOSTALDIA' QUINCENA MUSICAL
DONOSTIA-SAN SEBASTIAN

TEATRO VICTORIA EUGENIA AYUNTAMIENTO


AGOSTO BASÍLICA SANTA MARÍA
LUCIA DI LAMMERMOOR, G. Donizetli AGOSTO
Director Musical- FRIEDRICH HAIDER MÚSICA DEL SIGLO XX " * " £ * f,«?
Director escena- GIANCARLO DEL MONACO
Decorados MICHAEL SCOTT
20 3 25 Estrenos de encargos a G Aulestia, R. Lszte.no,
M. Castillo
Producción: Teatro de Dortmund
Kathleen Cassello, Franco Fariña. Paolo Com,
Alfonso Echeverría, Jorge Antón JÓVENES INTERPRETES
CORAL ANDRA MARI Director JL Ansorena Patrocinado por CAJA DE AHORROS MUNICIPAL
ORQUESTA SINFÓNICA DE EUSKADI DE SAN SEBASTIAN Y CAJA DE GUIPÚZCOA
Patrocinado por CAJA DE AHORROS MUNICIPAL
DE SAN SEBASTIAN Y CAJA DE GUIPÚZCOA TEATRO PRINCIPAL
OCTETO DE THE ACADEMY OF AGOSTO
ST. MARTIN IN THE FIELDS
Obras de WA. Mozan MÚSICA DE CÁMARA
Patrocinado por BANCO GUIPUZCOANO Patrocinado por BANCO GUIPUZCOANO

ORQUESTA SINFÓNICA DE BILBAO


Director: CRISTÓBAL HALFFTER
VELÓDROMO DE ANOETA
Jard Van Nes, Keith Lewis AGOSTO
Obras de X. Montsalvatge y G Mahler BALLET DEL GRAN TEATRO
(-La canción de la tierra-)
KATIA Y MARIELLE LA0EOUE
gggj DE LA OPERA DE MINSK
«Cascanueces», P Chaikovsky,
Obras de C Debussy, I Stravinsky, M. Ravei, •íspartaco-, A. Kachaturian
L Bernstem Patrocinado por DONOSTI GAS
ROSSINIANA
Director CARLO RIZZI POLIDEPORTIVO DE ANOETA
Luciana Sena, Martme Dupuy Rockwell Blake, AGOSTO
Simone Aíaimo.
Coral Andra Mari, Director: J.L. Ansorena PLACIDO DOMINGO
Orquesta Sinfónica de Euskadi Orqueste Sinfónica de Euskadi
Obras de G Rossini Orfeón Donostiarra. Director: J.A. Sainz
Director Eugene Khon
ORQUESTA FILARMÓNICA CHECA Opera-Zarzuela
ORFEÓN DONOSTIARRA,
Director: J.A. Samz Patrocinado por IBERDUERO
Director VACLAV NEUMANN
Jard tón tes. '3.' Sintonía». G Mahler BASÍLICA SANTA MARÍA DEL CORO
ORQUESTA FILARMÓNICA CHECA AGOSTO '
Director: JIRI BELOHLAVEK ORFEÓN DONOSTIARRA
André Watts M' Coro Saenz, órgano; Juan Manuel Gómez
Obras de WA. Mozart, J Brahms, L, Janacek. de Edeta. trompa
ORQUESTA FILARMÓNICA CHECA Director JOSÉ ANTONIO SAINZ
Director. JIRI BELOHLAVEK Patrocinado por CAJA LABORAL POPULAR
Obras de B. Martinu. A. Dvorak. JOSÉ MANUEL AZCUE
SEPTIEMBRE Integral de la obra de órgano de César Franck

I MARILYN HORNE
I M. Katz Obras de G.F. Hándei, G. Rossini,
PALACIO DE MIRAMAR
P Viardot-Garcia AGOSTO
EXPOSICIÓN DE ESTRUCTURAS
Orquesta Amadeus-Txotxongiilo Taldea, Wim Mertens-Coral
Eskilaia, Benito Lertxundi
20 ai 25 MUSICALES PARA LA INFANCIA
Etienne Favre
Patrocinado por CAJA DE AHORROS
MUNICIPAL DE SAN SEBASTIAN
Organizado por el Excmo. Ayuntamiento de San Sebastián. Con
el patrocinio de la Diputación Foral de Guipúzcoa y el Departa- Y CAJA DE GUIPÚZCOA
mento de Cultura y Turismo del Gobierno Vasco Colatsoración
del Ministerio de Cultura, Instituto Nacional de las Artes Escéni- 20-25 de Agosto Vil Curso Internacional de órgano romántico
cas y dé la Música e Iberduero. Cursos de Interpretación y conciertos

INFORMACIÓN: TEATRO VICTORIA EUGENIA • SAN SEBASTIAN / Tel oficina. 943 • 4812 38 / 48 12 39 / Fax: 943 - 43 07 02 / Tel. taquilla: 943 • 481160
DISCOS

REFERENCIAS
La Opus 14 deBerlioz:
La Sinfonía Fantástica y Lelio
ntenté e intento en mis criticas que pre- el final de la obra, Lelio. En una grabación de en unos vasos peculiares: cráneos de sus

I fiero llamar reseñas huir del 'esta-(no)-


es-buena-porque-(no)-me-gusta' para
compartir con el hipotético lector un acerca-
1980 con José Carreras y Thomas Alien, el
coro |ohn Alldis y la Landon Symphony.
Colín Davis omite, ;Ay!. los recitados (CO
Philips 416 961, con Les nuits d'étéj. Eliahu
antiguos amantes (de ellas) jBerlioz dixit!
Todo parece perfecto pero, ¡Ay!, Berlioz
quería que Oh mi felicidad fuese interpretado
por otro tenor que no fuera Lelio, ya que se
miento a la coherencia (o no) de las inter-
pretaciones. Abordar (o ser abordado por) mbal con la Orquesta Sinfónica de Radio trata de ¡la voz imaginaria de Lelio! Inbal
una obro de arte, que sea la obra escrita o su Frankfurt ofrece el Opus (4 en su totalidad y accediendo a los deseos ahorrativos de la
interpretación, a partir de los signos (y refe- con las partes recitadas: son indispensables casa Denon, confunde, pues, a Lelio con su
rencias, y auto-referencias) intrínsecos a la por tres razones: I) porque asi lo ha desea- voz imaginaria.
misma obra y producidos por ella, si no es la do el compositor; 2) por consiguiente por- Su interpretación de la primera parte de
única, puede ser la reflexión más estimable que se crea una dramatizaron del espacio la obra (la Fantástica) es tan coherente (per-
para quien piensa que las preguntas no tie- sonoro. La música orquestal a veces sobre- fecta) como la de Colin Davis; Inbal prefiere
nen por meta el ser resueltas sino transfor- poniéndose a la voz de Lelio (o a veces cre- subrayar, sin embargo, otro aspecto de la
mar a los preguntantes» ando rupturas) enlaza con las partes canta- modernidad de Berlioz: Alfred de Vigny dijo:
das por Horatio. En el mismo canto El pes- •Berlioz corta la armonía en dos" y el com-
cador, la balada cantada por Horatio está positor Claude Ballif añade: "los trozos caen
¡El Opus I4Í o: La "Sinfonía Fantástica*no continuamente interrumpida (y comentada) y vuelan en pedazos": y Berlioz "la música en
existe por Lelio; y 3) los monólogos constituyen un la fuerza de la juventud hace lo que quiere".
verdadero credo artístico (existencial) de Y es lo que hace Inbal: percibimos estos
Berlioz (y era su total derecho) fue tajan- Beriioz; y 3bis) ver el próximo capitulo. Las pedazos (son tres): los objetos sonoros
te:'El programa de concierto será distribui- voces son de todo punto excelentes: Daniel caracterizados (no funcionales, armónica-
do al público cuando la Fantástico sea inter- Mesguich (Lelio) es violento y apasionado, mente hablando); los elementos armónicos
pretada dramáticamente, es decir, seguida sabe crear unos huecos de gracia soñadora; sostén de la melodía; una armonía flotante
por ledo. Lelio o el retomo a la vida tiene que contrasta con el cantor a todo pecho (como que el oído (la imaginación) puede intentar
ser escuchado inmediatamente después de lo deseaba Schumann) de Keith Lewis completar. (2CDs Denon CO-73118-9).
la Sinfonía fantástica, ya que se trata de su (Horatio). En cuanto a Waíton Gronross. su
final (soy yo quien subrayo) y de su comple- delicioso acento finlandés no ha gustado a
mis colegas franceses, sin embargo, y a pesar- La única (hasta hoy 11 de mayo de 1990)
mento'. versión completa
de su exotismo, fue escogido como jefe de
Existen en el mercado unas veinticinco los bandidos napolitanos; no tenemos
grabaciones disponibles de la Sinfonía Fantás- ninguna pena en imaginar a este bravo capi- Happening futurista digno de los Herma-
tica Inacabada, inacabada ya que solamente tán beber a la salud de sus nuevas queridas nos Marx según Ballif, Lelio, para el musicólo-
tres directores se han esforzado en grabar la go Dominique Druhen, nos permite enten-
obra Integramente, y aun peor, uno sólo de
estos tres directores ha grabado la obra tal
como lo deseaba, al menos en términos de
color vocal, Berlioz.
BERLIOZ
Syniphouie íantastique
El OPUS 14 y el OPUS 14 bis a medias
THE LONDON
Colín Davis grabó dos versiones de la CLASSICAL PLAYERS
fantástica: únicamente en la segunda (1974)
con el Concertgebouw de Amsterdam utili- IÍOGFK
za (con una excepción) los instrumentos
prescritos por Berlioz (el cometo, por ejem-
plo): además efectúa (como lo indica el
compositor) la repetición en Revenes. Pas-
sróns, y la repetición del pnmer episodio en
la Marche au supfce. Intérpretes privilegiados
de Debussy. los miembros del Concertge-
J. NORRINGTON"

bouw solicitados por Davis crean las cone-


xiones impresionistas propias de la obra: el
clima de irrealidad del vals parisino (un bal), y
tal vez mis aún en el tercer movimiento
(Scéne aux champs) el diálogo entre el oboe
y el como inglés, su eco (flauta y violln)
anuncian, mágicamente, el Preludio a la siesta
del fauno.
Y de manera más general hay un Elemen-
to debtissysw que fascina a Davis (y de rebo-
te, nos fascina): este movimiento, habría que
decir esta movida, del espacio sonoro: un
desplazamiento de las líneas sonoras dentro
de la materia sonora, pero a la vez comple-
tamente integrada en ella, mdisociable. Nin-
guna otra versión, se atreve a teñir la Fontús-
Í Í O con tanta melancolía, casi dulzura. (CD
Philips 411 425-2). Las cosas se tuercen con

54 SCHERZO
DISCOS

reprochable). El Allegro agitoto es apposio-


nato assat, o sea; el primer tiempo resurta
más rápido en esta versión; el segundo (Un
bal), mucho más rápido que en las otras ver-
siones; así como el Adagio del tercer tiem-
po, en el cual Norrington rehuye los con-
ceptos wagnerianos; La marcha al suplido es
más lenta que lo que acostnjmbramos a oír,
no es una carrera (aquí, otra vez Norrington
escoge el tiempo indicado por Berlioz; en
cuanto al último tiempo, resulta un poco
más largo. ¡No es culpa de Nornngton si
todos los demás lo hacen al revés! El abani-
co sonoro de Berlioz nos es restituido, con
sus efectos de movimiento con cuatro arpas
pequeñas (y no dos grandes) estipuladas por
el compositor en Un Bai; las trompas con un
juego de bouché, la mezcla (querida por Ber-
lioz) entre trompetas sin pistón y cometto, el
oficiado con su sonido específico {también
empleado por Mendelssohn)... Tantas mara-
villas... ¿Cómo es posible que esta interpreta-
ción haya recibido tantos insultos (no ha/
otra palabra)? Con tanto refinamiento, resul-
ta más aterrador aún, presentar esta obra en
su mitad. (The London Classical Players. CD
EMI 7 49541).

Carlos Parca, ¡Dogon!

'Asistimos a una lucha de elementos"


(Debussy). Parta es quien plantea de manera
más radical, o quien deniega el supuesto
programa de la sinfonía: solicita los elemen-
tos musicales en vez de seguir paso a paso
los pretextos literarios; a una estética de
valones, sustituye una estética de significacio-
nes que no anticipe la belleza eventual de la
obra. Berlioz. evidentemente, no facilita el
acercamiento no-programático: fue el pnme-
ro en confundir a sus historiadores y cohor-
tes de intérpretes (y auditores) en cuanto a
la estrecha dependencia entre su obra y su
vida: "Mi vida es una novela que me interesa
muchísimo".Según Michel Gu¡ornar, Berlioz
representaría a un testigo perfecto; ¡raras
veces la discordancia ha sido expresada de
manera tan absoluta! Paita entiende o tradu-
ce el programa como una máscara literaria:
la exigencia intenor por (crear) una sinfonía
fantástica ha inventado a Harriet Smrthscm,.,
¡ya que el (un) compositor no hace un acto
de creación según como vive, sino que vive
Caballero Dogún. Colección Mme. Cnaule. según como crea su música! En esta versión
el sonido musical, el sonido literario y la
der o asistir a la Fantástico desde los bastido- Jean Van Gorp (capitán de bandidos); NKO- materia sonora son tres ramas de un mismo
res. En efecto. Lelio podría ser el taller del lai Gedda en la voz imaginaria de Lelio (el lenguaje primerizo: la música se adelanta al
compositor, su cocina casi. Tal vez jamás un efecto de irreal ruptura es, valga la redun- hecho literario, se sitúa entre el inconsciente
compositor se atrevió a tanto: representar dancia, extraordinario). Esta versión escapa a sin imágenes y la representación interior
su propio papel en un escenario, exponien- las equiparaciones, ya que es la única en res- consciente. Este pasaje del estudio de Marius
do el génesis de la obra. Habrá que esperar petar los deseos del compositor... salvo, ¡Ay!, Schneider sobre la cosmogonía de los
a Sylvano Bussotti en su ópera Lorenzaccio en términos de orquestación. (2 CDs econó- Dogon ilustra (al menos místicamente) estos
para un proyecto similar. Mirando hacia atrás micos EMI- CZS 7 62739 2). propósitos: ...Entre las tinieblas y la luz del
(cronológicamente) encontraríamos un posi- primer día. la música se adelanta al lenguaje
ble antepasado en II combattimento... de inteligible, como la aurora que precede al
Monteverdi. o muy cerca de nosostros en el Purismo a medias o Norrington ¡n fraganti día... A medida que los sonidos se hacen
segundo capitulo de la segunda parte del más precisos, este lenguaje primero se divide:
Quijote. Don Américo Castro hace notar ...Y con agravamiento de nocturnidad. Por una parte se hace música y otra: frases
que por primera vez en nuestra historia, el encima de la tnvial polémica ¡nstrumentos- sometidas al pensamiento lógico; una tercera
personaje habla de si mismo corno persona- onginales-o-no, la versión de Roger Norring- parte se transforma poco a poco en mate-
je, pidiendo un reconocimiento en nombre ton corresponde a nuesto legítimo deseo ria'.
de su existencia a veces reaL a veces litera- (necesidad si no obligación) de escuchar esta
ria. De ahí a Pirandello... parte de la obra al menos, tal como la conci- En oposición total a Norrington, Paita
Esta versión fue grabada por jean Marti- bió Berlioz. El intérprete revisa, según su sacude la partitura y los tiempos: no efectúa
non y la Orquesta de la ORTF en 1973/74. costumbre, los tempi, y recurre a los indica- la repetición en el primer movimiento; la
Jean Topart (Lelio); Chales Burles (Horatio): dos en la partitura (opción difícilmente marcha al suplicio es una carrera hacia el

SCHERZO 5 5
DISCOS

abismo (4 minutos contra 7'25 para


Norrington); el critico escrupuloso reprocha-
rá la exageración de los sforzandi-piano
(compases 348-372 en el Dies froe) que
transforman las blancas con puntillo en
negras al final del pasaje. El crítico anglosajón
BERLIOZ
podrá también, en este mismo movimiento, Symphony Fantastique
señalar con reprobación que las campanas
suenan a contratiempo (es verdad), mientras
otro critico que no se prohibe toda visión
de esteta podrá replicar que en este día de
ira todo va al revés, y saludar la precisión de
la polimtmia (estructuras ternarias/binarias)
CARLOS PAITA
con que trata Carlos Paita este ritmo de London Symphony Orchestro
chacarrera (CD Lodia LO-CD 777, grabado
en 1978 con una irreconoctble London
Symphony). Grand Prix du Disque

Karajan y la música francesa

Mientras Carlos Paita exalta, en su ver-


sión, las características musicales propias de
todo arte barroco (Shakespeare, Bemini... o
Bertioz), o sea su movimiento, su geometría
no repetitiva, su anti-unidad, en lo que tiene
de anti-Boileau. de anti-Lenotre, de anti-
francés casi, Karajan (James Gahvay habló de
los problemas del director con la música
francesa) da en la fantástica una visión ver-
sallesca del clasicismo como la que podían
tener Bouvard o Pécuchet en el siglo XIX
La preponderancia de las cuerdas sobre los
vientos no respeta (o transforma) el
(des)equilibno de la orquestación estipulado
por Berlioz, y tal ver sea por esto o por
cortar todo atisbo de referencia telúrica
(Paita), o bien por el acabado orquestal, las Aquí tampoco insistiremos, ya que el direc- nica checa (1985) se acuerda del nivel alcan-
razones que transforman la (al fin y al cabo) tor ha dado sus razones, ya se trate de zado con Ancerl. mientras Kosler realiza una
Fantástica en un glaseado objeto de salón. Mozart, Beethoven o de cualquier otro síntesis entre el arte de este último y el de
Mientras Parta no respeta las indicaciones compositor. {Filarmónica de Berlín. 1975. Bemstein, Una extraordinaria versión afín al
metronómicas de algunos tiempos (pero DG 415 325). espíritu de Parta, si no con su fetra (Suprap-
mantiene los tiempos internos), Karajan no hon 37-7722).
respeta ni el tiempo general ni los relativos.
Dutoit y la Melodía de timbres
Charles Itunch y la fiebre romántica
En 1984 Charles Dutoit consigue
una versión que, sin ser un remóte Intérprete berliozano de referencia para la
de la de Davis, recoge muchas mayoría de mis colegas. Munch podría ser el
opciones: mismo alejamiento de anti-Davis, exalta la expresión apasionada
lo espectacular, mismo tempera- querida por Beriioz, trata cada frase, cada
mento retenido, mismo equilibno sonido aislado con intenso temblor, como lo
entre la violencia y la ensoñación. quena Schumann. Esta interpretación sigue
Mientras Davis establecía conexio- el programa (añadido posteriormente por
nes con Debussy, Dutort privilegia 8eriioz) y puede ser considerada como una
(de manera premonitoria) la Klong- de las referencias (a pesar de una ligera pre-
forbenharmonie, haciendo notar la ponderancia de las cuerdas sobre los vien-
diferencia entre la instrumentación tos), dependiendo del grado febril del audi-
(a partir de la escritura pianística) y tor... Munch grabó la fantástica dos veces
la orquestación (el sonido pensado con Paris (1967 EMI I 105952) y, mas febnl
con su timbre propio). La torna de aún con Boston (1954 RCA RD 86210, CDs
sonido hace justicia a la concepción. con el Réquiem).
(Decca 414 203-2. Sinfónica de
Montreal).
Otras versiones

Zoenek Kosler y el "Acorde de Jean Foumet (con Tokio Metropolitan,


Ruido" CD Denon) utiliza una edición que no
corresponde a la original de Beriioz pero
'El acorde de ruido y el unisono señalamos que Le Monde de la Musique le
de ruido revelan un encanto singular dedicó un ,Choc! las versiones de Boulez
y hasta algunas imprecisas y secretas (completa), de Beecham y de Mitropoulos
armonías1 (Beriioz). Escuchemos por no deben tardar en ser reeditadas.
ejemplo en los compases 420 y sg.
(Tpo I) cómo Kosler realiza esta
Máscara Dan explosión de luz y acero. La filarmó- Pedro E/ios

55SCHERZO
ESTRENA PIANO
POR 198.000 PTS. (]\ \ [M II IIH)J

i NUEVO Y CON =amJ


GARANTÍA DE CINCO
AÑOS
NUESTRO MEJOR REGALO ES
EL PRECIO.
DE OCHO PAÍSES HEMOS
REUNIDO CATORCE MARCAS
DE PIANOS NUEVOS, DE
OCASIÓN Y SEGUNDA MANO.
FINANCIACIÓN HASTA
60 MESES.

h_
I
Calidad y garantía.
II. 1. trente al Teatro Real Ríos Rosas, 8
(Madrid) (Madrid)
Hernán Cortés. <S Ció va, 4
(Majadahonda) (Alcalá de Henares)
DISCOS

ALBINO NI: Concretos a anco op. 9 noms.: I, 4, y extrovertidos. Aquí la sonoridad, a cambio, es BEETHOVEN: Sonotos poro piano narra 29 en
ó, 7. 10 y 12 I Muski. Félix Ayo, violín. Heinz impecable. Si bemol mayor, Op. 106, ''Hammeftlavier" y 28
Holliger. oboe. Maurice Bourgue. oboe. María en Lo mayor. Op. 101. (colección "Les Sonates
Teresa Garatti. clave. PHILIPS 426 OBO-2. BAi pour le piano-forte sur Instruments d'épo-
Grabado en 1.967. A D D . Duración: 59:35. que", vol.6). Paul BadurvSkoda, hammerflü-
gel. AUDIVIS-ASTREE e 8698. A A D . Dura-
Reciente aún la vistta de I Musici a B A C H : Suites para clave. Surte en Mi BWV ción: S9'30". Grabación: Viena. diciembre de
Madrid en los Conciertos de la /006o. Su/te en lo SVW 818o. Suite en M i I97B. P r o d u c t o r Michel Bernstein. Ingenie-
Universidad Autónoma, oyendo bemol BVW 819o, Suite en Do flWV 997. Emer ros: Thomas Gallia y Pe re Casulleras.
este disco, se confirma plenamente la impre- Buekley, clave. Tipo de grabación sin especifi-
sión de que el conjunto italiano ha sido capa/ car, realizada en Arles 1989. por Tilomas Advirtamos ante t o d o que, de
de mantener, a lo largo de su ya dilatada exis- Gallia. CD. Harmonía Mundi HMC 901300. acuerdo con la colección a la que
tencia, una cohesión, un estilo y una calidad 60'51". pertenece el presente compacto.
que perduran por encima de modas Albinoni Badura-Skoda utiliza un Hammerflúgel Conrad
en sus manos suena señonal. acabado, perfecto " Y o u look palé and interesting" Graf fabricado en Viena hacia 1824 y pertene-
en la expresión y los solistas de pnmefa clase dice un personaje de ShenOan (en ciente a su propia colección. A estas alturas
nos dan una soberana lección al violin. al oboe The Duenna, creo) a su belleza; asi resulta ocioso decir que Badura-Skoda es un
y al clave, donde Maria Teresa Garatti hace aparecen estas obras poco conocidas, al menos gran pianista, pero, por muy contemporáneo
verdaderas diabluras. Otro gran disco de esta en su versión clavecinlstica: pálidas, pues la Pri- de Beethoven que sea el instrumento utilizado,
sene de precio medio de Philips, que en com- mero Suite (una transcnpoón de la Patita BWV no creemos que sea el mis idóneo para expre-
pacto mejora sensiblemente ta audición, 1006. tal vez destinada al laúd) gana (?) en sar toda la complejidad sintáctica de la Hom-
sobrecarga sonora y en claridad polifónica lo mentlovíer Es evidente que. con esta magna
que pierde en tensión y brillantez timbnca; la Sonata, Beethoven miraba más allá de su tiem-
G.Q.ÍLO Suite en Mi bemol (adaptación de la BWV 819) po, hacia un instrumento de tal potencia y lim-
quedó sin acabar... ¡E interesantes! asi las inter- pieza sonora que sólo podría ciarse en el futu-
preta Emer Buckley, como una reflexión sobre ro. De poco sirve pues, -o en todo caso, el
BACH: Misa en si menor BWV 231 Elísaberfi intereses puramente arqueológico- interpretar-
los grandes ciclos posteriores: Invenciones, dave
Schwankopf, soprano. Kathleen Ferrier. con- la con el instrumento elegido por el pianista el
bien temperado. Partittjs...
tralto. Walther Ludwig, tenor. AHred Poell, sonido es frágil, digno en ocasiones de un piano
En The sensitive, Shelley exarta unas pequeñas
barítono. Paul Schsffler, bajo. Sociedad de de juguete, y falta una mayor redondez y reso-
flores sin demasiado perfume ni brillo, pero
Canto y Orquesta Filarmónica de Viena. Gra- nancia. Ello es especialmente notorio en la fuga
ornantes (loving),
bado en el Festival Bach de Viena, el 15 de a tres voces del Allegro nsoluto -digna antece-
junio de 1950. Conciertos brandenburgueses n. I sora de la Gran Fugo originaria del Cuorteto Op.
en fa mayor y n.J en sol mayor. Filarmónica P.E
de Berlín. Grabado en Salzburgo, el 20 de
m a n o de 1967. Director; Herbert von Kara-
jan. Regrabado en 1989 bajo la dirección
musical de Nicos Velissiotis. Hunt Produc-
tions I C D K A R 212. Dos compactos de
7B.30 y 76.49 de duración. Precio económico.
Distribuye Diverdi.
Excelente ciclo
manifiesta el autor, consigue una visión global
La misa bachiana es una obra pre- plausiblemente unitaria. Se aprecia una preo-

w ferida de Karajan y cuenta con él


para sus mejores lecturas moder-
nas. Ante todo, por el dominio conceptual que
cupación constante por el texto, lo que da a
las lecturas del Italiano una dimensión de
modernidad interpretativa. El color instrumen-
tiene el maestro austríaco de la partitura como tal, el virtuosismo de cada uno de los músi-
un todo complejo y coherente. Con las masas cos, la indudable brillantez de las ejecuciones
construye un colosal espacio sonoro, una cate- se integran en un todo de gran claridad expo-
dral barroca que es, a la vez. un teatro, en el sitiva, exactamente equilibrado entre los cua-
cual se escenifican las diversas secciones del t r o componentes. N o falta desde luego, la
conjunto. Alli la sonoridad puede reducirse a la pasión mediterránea, que dota a las versiones
intimidad cameristica. quedar estática de con- de una tensión constante. Dentro del conjun-
templación o activarse en largos relatos. Si el to, el Cuarteto Italiano se mueve más a sus
Gorro es un himno celebratono oe la Creación anchas en los Cuartetos Op. 18, aquí aristocrá-
y su Creador, el Credo es una epopeya, un ticos y haydnianos como pocas veces se han
cuento con episodios y contrastes de atmósfe- podido escuchar en disco. Los Cuartetos de la
ra. El final es inm6wl y adoratono. pues recono- época media, Opp. 59, ?4 y °5 no desmere-
ce la llegada del Cordero Pascua! que redime al cen be este arranque, si bien cabe recordar el
hombre del Credo en el escenano del Gloria. fuego del Amadeus. El Italiano es cálido pero
Más allá de esta inteligencia constructiva. Kara- sus versiones de estas obras no poseen la
jan pone en juego su maestría óe concertador. redondez total de las dedicadas a las seis pn-
la limpieza de su polifonía, el neo timbre de los meras piezas del ciclo. Por articulación y con-
BEETHOVEN: Los cuartetos pora cuerdo.
solos, la nitidez Oe la dicción, la alternancia de trol dinámico, los últimos Cuartetos son ejecu-
Cuarteto Italiano. PHILIPS 10 C D en tres
imponencia y confidencia, que es el secreto ciones irreprochables, aun con su omisión de
matizado de esta obra gigantesca. álbumes. A D D . Duraciones totales: 16301".
la exploración de los caminos más ovonzodos
Los solistas son. obviamente, óptimos. Desta- I64-S2". I I S ' 4 4 " . 426 046-2. 420 7 9 7 - 1 426 que nos fueran revelados por el Cuarteto
can Schfjffler por su autoridad patriarca!, Lud- 050-2. Grabaciones; 1967-1975. Edición en' LaSalle. La reedición en disco compacto de
wig por la limpieza de emisión y señorío de CD: 1989. esta interpretación de suprema elegancia de
estilo y, cómo no. Ferrier, la mítica contralto los Cuartetos de Beethoven no es sino un
inglesa que justificarla, sólo por su Agnus Dei, En tanto se dan a conocer las acto de justicia, que pone a disposición del
toda la exhumación: concentrada, esplendorosa posibilidades de la interpreta- comprador un ciclo ya histórico, ahora pre-
de timbre, elevada a lo sublime por el misticis- ción del extraordinario legado sentado con magnifico sonido. Sólo puede
mo de su elocución. Vaya esta obra maestra de cuartetistico beethoveniano con instrumentos reprochársele a Philips el haber distnbuido las
la interpretación por algunas vacilaciones sono- onginales (¿acometerá este empeño el MosaV- obras en diez compactos, por mucho que
ras, propias del l<vt. ques?), esta opción se coloca dentro de las éstos sean de precio moderado.
pnmerfsimas que ofrece la fonografía. El Italia-
no, a pesar del amplio margen temporal
Los conciertos de complemento son una usado para su registro, y teniendo en cuenta
muestra de la eficacia de Karajan como maneja- las tres claras fases estilísticas con las que se
dor de orquestas. Desde un punto de vista E.M.M.
bachiano. excesivamente bnliantes, románticos

58 SCHERZO
DISCOS

130-, y sólo el doliente Adagio sostenuto resul- BRAHMS. Los tres Cuartetos con piano, opus 25 Trampler (Philips). Por ello, y a pesar de las
ta mínimamente soportable. Distinto es el caso en sol menor, opus 26 en La menor y opus 60 en excelentes condiciones técnicas de estos CD.
de la Sonata Op. 101, que por su condición de do menor, T r i o Borodín (Luba Edlina, piano; ilustrados con estupendas notas de William
la obra donde neluce la más suprema y concen- Rostislav Dubinsky, violín; Yuli T u r o v j k y , Mann, mi primera recomendación tria hacia la
trada compostura (Wagner dixit). el recurso chelo) con Rivka Golani, viola. Caja con dos versión citada de RichterTBorodin para el Cuar-
del hammerflügel resulta más aceptable; Badu- CD D D D CHANDOS Chan 8809/10. Graba- teto en lo. que podría complementarse con la
ra-Skoda logra un versión totalmente idiomáti- do en Colches te r, Inglaterra, 14 a 16/1986. de Rubmstein y el Cuarteto Guamieri para las
ca. Productor e ingeniero de sonido, Brian Cou- otras dos (CD de precio medio RCA), aunque
Destaquemos, en fin, que ha colaborado en la zens. Duraciones: 43 - 24". 5S'5O" y 39'4I". personalmente prefiera en la opus 25 la graba-
toma de sonido, muy diáfana, el barcelonés ción de Gilels y el Amadeus, cuya reedición por
Pere Casulleras, también organista y miembro DG es de esperar no se demore. También
La combinación camerística y trio
del desaparecido Ars Musicae, uno de los gru- seria de agradecer que EMI hiciera lo propio
de cuerda, que solemos llamar
pos señeros en el ámbito de la música antigua. con las de Solchanny el Cuarteto Húngaro. No
cuarteto con piano, no es muy fre-
obstante, la propuesta de Chandos es reco-
cuente y la relación de grandes autores que la
mendable y perfectamente válida para disfrutar
jo.fta cultivaron es más bien reducida: Mozart. Beetho-
ven, Schumann, Dvorak y Faure, además de
de estas preciosas composiciones.
Brahms con las obras que motivan esta reseña.
BOCCHERINI: Quintetos Op. 57, ns. 2,3 y 6. Consecuentemente, el número de grupos esta- RAM.
Patrick Cohén, fortepiano. Cuarteto Mosaí- bles de este tipo es mucho menor que el de
quei. ASTREE E 6721- D D D . 61'. Grabación: cuartetos de cuerda o tríos con piano. No obs-
Auditorio de ñame, noviembre 1989. Ingenie- tante, la historia fonográfica de estas composicio- CHAIKOVSKI: Romeo y Julieta. RIMSKY-KOR-
ros: Michel Bernstein y Charlotte de Keran- nes de Brahms se remonta a los años 20 y 30, SAKOV: Capricho esparto/ y Gran Pascua rusa.
flee'h. Distribuido por Harmonía Mundi. con las grabaciones pioneras que del opus 25 MUSSORGSKY: Una noche en el Monte Pelado.
realizaron Harold Bauer con el Cuarteto Ronza- Orquesta Sinfónica de Chicago dirigida por
ley, y el equipo liderado por el violinista Adolf Daniel B a r e n b o i m . G r a b a c i ó n de 1977.
La figura de Luigí Bocchenni crece Busch con su yerno Rudolf Serkín al piano.
constantemente y lo hace gracias a DEUSTCHE G R A M M O P H O N 429 365-2
Según mi criterio, hasta la fecha ningún grupo D D D . Duración: 61.57 minutos. Precio eco-
discos de la categoría artística del ha grabado una versión definitiva del conjunto
que comentamos. Cohén y los miembros del nómico.
de los tres Cuartetos, y en tal sentido es bienve-
Cuarteto Mosaiques abordan los tres Quintetos nida la del Trio Borodm con Rivka Golani a la
Op 57 -¡para cuándlos los tres restantes de los viola, que la casa inglesa Chandos ha recogido Un programa de obras tan trajina-
seis dedicados por el compositor a la Nación en una toma óptica. Las tres interpretaciones das tiene sus ventajas y sus incon-
francesa?- como las magnif cas obras de clasicis- son destacables: cálidas, bien conjuntas y afina- venientes. Entre las primeras, la
mo pleno que son. En ellas evidencia el italiano das y con amplitud dinámica; pero a mi gusto, simpatía del escucha con lo conocido y las refe-
residente en Madrid un dominio por de más demasiado proclives a subrayar los aspectos líri- rencias literarias y cinematográficas que ayudan
completo de las necesidades de la música de cos de las obras, que lleva a los músicos rusos a y fastidian a una limpia percepción de la música.
cámara. Ha/ contactos evidentes con el lengua- adoptar una marcha muy premiosa, En concre- Entre los segundos, la abrumadora cantidad de
je internacional entonces vigente -Haydn, to, la opus 26 les dura 56 minutos frente a los versiones de referencia, con sus incontables
Mozart- pero no es menos clara la fortlsima 41 del Cuarteto Busch (que omite la reexposi- variantes interpretativas.
impronta española de estos pentagramas. Los ción en el primer movimiento) o los 47 del Este compacto reúne a tres rusos más o menos
intérpretes han sabido equilibrar ambos aspec- admirable conjunto formado por Sviatoslav coetáneos en la plenitud de sus disidencias esté-
tos: lo español no es deíado de lado, pero tam- Richter con miembros del Cuarteto Borodin ticas: Chatkovsld invoca al idealismo romántico.
poco se enfatiza hasta volver esta música algo (cfr. crítica de EPA. Scherzo 25). referencia RJmsky al pintoresquismo y Mussorgsky anuncia
exageradamente castizo, ¡unto a esta visión, se para esta obra. Esos tempí tan lentos, van en el expresionismo, no obstante los retoques
incide en los Quintólos como paginas que cuen- detrimento de los episodios dramáticos, no amables y los colorines que le ha puesto el pro-
tan con el fortepiano con una misión concenan- sólo en la opus 60 (la más intensa a este res- pio Rimsky con su sabiduría de orquestador.
te. Las interpretaciones cuentan con un color pecto) sino también en las otras dos, como el Barenboim. dispuesto a dejamos impresa la
seductor y no menos una rítmica vivísima. Son espléndido desarrollo en el Allegro inicial de la enciclopedia histórica de la música, afronta la
idóneas, en definitiva, para que estos tres Quin- opus 26. al que falta energía y pasión; y restan tarea con sus medios habituales, o sea a niveles
tetos nos sean revelados en su melancolía -eran brillantez e impulso los finales húngaros de ésta mínimos. Lee con corrección y con limpieza,
malos tiempos para el compositor- y su grace- y de la opus 25. Los Busch, por ejemplo, son opaca la orquesta en unas páginas donde ha de
jo, en su perfección de esentura y su calida mucho más expeditivos en el Andante de brillar, arriesga escasamente una puesta en
expresividad. aquélla sin caer para nada en la aridez que afec- escena que estas obras claman desde la narra-
ta a las versiones del Trío Bellas Artes con ción chaicovskiana a la descripción climática de
Rimsky, pasando por la viñeta lúgubre y gótica
E.M.M.

e t n o s etnos
Apdo. 53046

MÚSICA — etnos
28080 - Madrid
Telef. 247 54 14
Fax: 248 56 35
— Ensayo
CLASICA — Ministerio de Educación y Ciencia
— Audiovisuals de Sarria (Catalunya Música.
ESPAÑOLA Associacio Catalana de Compositors)
— Asociación de Compositores Sinfónicos Españoles
de los siglos IX al XX — Caja de Ahorros de Zamora
— Otros
Más de J50 Discos. Más de 200 Compositores Españoles. Más de 250 Intérpretes

SCHERZO 59
DISCOS

violín y trompas con arpa, en el final de Morsyas).


La orquesta de La Haya es excelente. Sabemos
quejoseph Knps interpretaba a todos los com-
positores como si de Mozart se tratara: Hans
Vonk. este disco lo revela, parecía interpretar a
Mozart y Beethoven (sus discos de los concier-
tos con Chnstian Zachanas) como si de Die-
penbrock se tratara; se encuentra pues en un
universo idiomático. ¿Cuántos compositores
más por descubrir?

RE
DUFAUT: Surte en do menor. Suífe en la rnenor.
Surte en so' menor. Suile en do mayor. Pavana en
mi menor. Hopkinton Srnjth. laúd. ASTREE E
7735. AAD. 54'. Grabación: Domaine de Ver-
nou, Indre y Loire, noviembre 1976. Edición
en CD: 1989. Producción: Michel Bernitein.
Ingeniero: Thomai Gal lia. Distribuido por
Harmonía Mundi.

En este registro se dan elementos


contradictorios. Posee el indudable
valor de damos a conocer obras
de Fran^ois Dufaut, uno de los mis grandes
laudistas franceses del siglo XVII. Smrth ha res-
catado para la grabación piezas conservadas en
María Caltas FOTO C STEINER manuscritos y que el intérprete agnjpó como
surtes, siguiendo la forma de hacer de la época,
si bien entonces el resultado se daba como
Grabación imprescindible fruto de un agolpamiento ocasional, no porque
ya se pensase en la surte como un todo. Inter-
pretativamente, el disco no consigue dar la
DONIZETTI: lucía di Lammermoor. Mari» Serafín, más prepotentes, desafiantes. Aquí la impresión de una linea coherente y mantenida.
Callas, jop. (Lucia); Giuseppe DI Stefano, voz suena con una fragilidad escalofriante, des- El sonido de Smith es desigual, áspero en algu-
ten. (Edgardo); Rolando Paneral, bar. (Enri- camada, etérea (ai mismo tiempo que el ins- nas zonas, no siempre limpio. Su manera de
co); Nicola Zacearía, ba|. (Raimondo). Coro trumento está firme, situado). La escena de la tocar cae algunas veces en lo excesivamente
Scala de Milán, orquesta RÍAS de Berlín. locura, sobre todo, como di'max inevitable de entrecortado y. si logra momentos instnjmen-
Director: Herbert von Karajan. Grabación: todos los momentos anteriores, es de una talmente más conseguidos, las varias piezas
Berlín. 1955. Hunt 2 HUNTCD 502, dura- talla dramático-musical impactante. Es la parecen faltas de unidad interna.
ciones: 55'30" y 66'00". AAD. Distribuido auténtica voz de la locura aluanada. (De todas
por Diverdl. Precio económico. las interpretaciones antológicas de Callas esta
de Lucia es agobiantemente cansina para el LM.M.
¿Qué decir aún de esta graba- oyente. La soprano no da tregua: es preciso
ción mítica que tantos rios de no perderse una sílaba, un sonido. Con Kara-
jan siempre atento a subrayarlo, tornearlo). GLINKA: Obertura de ftusston y LudmiKo- MUS-
tinta y elogios ha despertado en
Al lado de Callas, el arte visceral (y algo vens- SORGSKI: Preludio de Kovantchina (orq.:
sus treinta y cinco años de existencia? A esa
ta) de Di Stefano complementa eí retrato Rimsky): Una noche en el Monte Pelado (arr.:
distancia sigue manteniendo su aura de mila-
espiritual de la protagonista. Panerai y Zacca- Rimsky). BORODIN: Obertura y Danzas potavt-
grosa y original interpretación, que abrió cami-
na dan color y nivel al equipo. Entre los siorws de & prfnope Igor (compl. y orq.: Rimsky
nos y rompió con tópicos. Karajan consigue
secúndanos es preciso destacar al Arturo de y Glazunov). Coro (director John Aldiss) y
un clima dramático, especialmente vivido, ya
Giuseppe Zampien, un tenor que poco Orquesta Sinfónica de Londreí. D i r e c t o r
desde la sucinta introducción. Luego, se com-
después emprenderla una buena carrera Georg Solti. No constan ni productor ni inge-
plica con la intérprete femenina, para crear
sobre todo en Alemania. Grabación impres- niero. DECCA "Weekend Claisics11 ( " W M -
una tensión, una convicción, de una fuerza
cindible. kend in Ruiiia") 41 76898-2. ADD. P.: 1966.
teatral impresionante. Sin olvidar la parte
C ; 1989. 4602 1 .
musical. Se canta siempre: se canta dramática-
mente. Callas evita sus Lucia anteriores con
F.F. Llegado al Covent Garden en
1961. a quien para el común de las
gentes serla luego Sir Georg Sotti
del Modesto borrachín. El fraseo es cuadrado y C H A N D O S C H A N 8821 D D D 1989 La (¡oh!), su alopecia galopante, la fogosidad de su
las partes lincas van servidas con languidez. En Haya, por Ralph Couiens. Productor: Brian temperamento y la acerada soma que suele dis-
el Capricho esparto) opta por el sonido y el Couiens. 76'27". tinguir a los músicos de atril británicos no tarda-
machaconeo de la charanga, lo cual es acerta- ron en ganarle el confioso remoquete de la cala-
do, siempre que se piense en Rimsky como vera chllona. El oyente de la obertura de ftuss-
¡Cuántos compositores por descu-
orquestador de la charanga, lan, en la versión que aquí se recupera, al punto
brir? Es una alegría nueva que pro-
Las tomas, a pesar de los años transcurridos, darí sin duda por buenos los desaforados gntos
cura este tipo de disco, en vez de
ofrecen limpieza y hondura de planos, y un con que a buen seguro nuestro hombre alentó
la escandalosa costumbre de intentar vender-
color que acompaña el ceniciento clima de la o regañó a los miembros de la LSO durante los
nos a toda costa y por todos medios las inter-
interpretación general. ensayos: los resudados son sencillamente impo-
pretaciones refritas del más-gran-director-del-
nentes. No es fácil decidir si en el elogio debe
sigío-etc. Este disco cumple con la función mági-
ponerse el acento en el electrizante nervio rít-
ca de la discogrsfia: a través de la música adivi-
mico, la claridad expositiva de la linea melódica
namos a un hombre: neurasténico, o al menos
o la calidad del sonido {diríase que artificialmen-
ciclotlmico, páginas alegres de De Cogéis y
te abrillantado para la ocasión). Menos impre-
DIEPENBROCK: Obras orquestoíes, Vol. I De menos (EJektra); a un hombre a buen seguro
sionante pero sin dejar con todo de rayar a gran
Vogeís. Marsyas Suite; Himno para violln y orques- culto (referencias, con personalidad, a Debussy,
altura es la interpretación de los demás topica-
ta, Elektra. Emmy Verhey (vln) Resídentie a Wagner) con un gran saber composicional (la
zos rusos que se recogen en esta afortunada
O r c h e t t r a T h e Hague. H a n * Vonk. C D sabia combinación entre los tres temas, flauta,

60 SCHERZO
DISCOS

selección a partir de dos discos negros. Mención sons. Creo que son suficientes ingredientes pero nos descubre la verdadera dimensión
honorífica merece el coro en las Danzas, con como para no dudarlo. Si no tiene estos bellos sonora de la obra. Como señala Robert King en
una intervención modélica por lo compacta, refritos que son los conciertos para dos coros, o las notas del folleto que acompaña al disco, la
versátil y ajustada. Kovontefww y los compases si los posee en vi ni lo, aprovechen la ocasión y reunión de tan nutnda banda de instrumentos
finales de La noche están impregnados de esa adquieran un Haendel denso, proteico, brillante originales es un dato significativo de la buena
fragancia vaporosa, mistenosa, mágica, que sólo y magnifico, a la inglesa. Gran disco, por el que marcha de esta comente estilística, que, pese a
consiguen transmitir una orquesta y un director no pasa el tiempo. quien pese, sigue cabalgando.
en auténtico estado de gracia.
G.Q.U.O. LM.M.
AB.M.
HAENDEL Conciertos pora oboe nums.: I, 2 y 3. HANSEN: Soneto para cometo y piano en mi
GRIEG: Concierto poro piano y orquesto en la Concieno grosso op. 3 n. 3. Soneto o 5. Concierto bemol mayor ENESCO: Leyenda, pora trompeto
menor, op. Jó. CHOPIN: Concieno para piano y Grosso "Alesronder Fest". Obertura HWV 337/8. y piano. HINDEMITH. Sonoto para trompeta y
orquesta n. /. en mi menor; opus I1. Dinu Lipatti Hompipe HWV 356- Heinz Holliger oboe. John piano SCHMITT; Surte Op. 133. para trompeta
y orquesta Philharmonia (dir.: Alceo Galliera) Tunnell, violto. Richard Adenay: Flauta. Leslie y piano. LIGETI-HOWARTH: Misterios deJ
y Tonhalle de Zurich (dir.: Oteo Ackermann) Pearsons: órgano y clave. James Tyler: chita- Macabro. Hakan Hardenberger (trompeta)
respectivamente. Grabados en Londres. rrone. English Chamber Orchestra. Director: Roland Póntinen (piano). Productura: Martha
Abbey Road Studlos, el 1 0 / 19 de septiembre Raymond Leppard. PHILIPS 426 002-2. Graba- de Francisco. Ingenieros: Willem van Leeu-
de 1947, y en la Tonhaile de Zurich. el 7 de do en I . 9 7 L 7 1 A D D . Duración: 70:34. wen, Cess Hei|koop. Grabación; Le Chaux-
febrera de 1950. Regrabaciones de Anthony de-Fonds (Suiza), [unió de 1989 y mano de
Griffith y Keith Hardwick. EMI Cedar C D H 7 199. DDD PHIUPS 426144-2. 48148".
Estas grabaciones Philips de los
634972. Duración: 66.08 min. Precio medio.
años 70 marcaron un hito en su
época y hoy en día se pueden En primer lugar, ha de felicitarse a
Reúne este compacto la clásica paladear con la misma fruición que entonces. El todos cuantos han participado en la
versión de Grieg producida en tiempo parece que no ha pasado, y resisten elaboración de este registro por
Londres por Walter Legge, y una cualquier comparación que se les enfrente. Lep- haberse decidido a abordar un repertorio tan
actuación en vivo, captada por un aficionado pard encontró una vía admirable de expresión poco frecuentado. Pocas obras existen para
anónimo, en Zunch, A pesar de las diferencias de la música barroca y sus versiones de las trompeta (menos aún cometa) y piano, y rara
ténicas, el mismo dios del teclado pasa por obras de Haendel siempre habrá que colocarlas vez se encuentra una grabación de las mismas. En
ambas, en su breve estancia terrenal, con enfer- en muy alto lugar. Este disco es un excelente efecto, trátase de dos timbres a primera vista
medad y todo. Asi de avaras son, con frecuen- ejemplo de cuanto decimos. Tres Conciertos de sencillamente antagónicos Pues bien, este disco
cia, las divinidades. oboe, extraordinanamente tocados por la magia demuestra que para vencer estas dificultades soto
del oboe de Holliger, el gran Concierto Alexon- es preciso aplicar la suficiente dosis de talento.
Decir, una vez mas, que Lipatti tenia todos los
der Fest, y otras piezas menores, encuentran Desde el prácticamente desconocido compositor
dones del pianista es una sosada y una verdad.
toda la pomposidad, picardía, fuerza y elegancia sueco Thorvald Hansen hasta el francés Florent
Que era vigoroso y sutil, nítido y cálido, que
que exige siempre el gran Haendel. Disco muy Schmrtt, pasando por Enesco y Hmdemrth (Liget
cantaba y rubaba con un equilibno intocable de
bien aprovechado, pues nos ofrece mis de 70 es otra cosa), cada uno resuelve el problema de
sentimiento y control, que guardaba las distan-
minutos de música, y que su paso del disco una manera diferente. Hansen con una delicade-
cias debidas a la partitura y jugaba todo su
negro al compacto mejora el ya de por sF buen za que atempera el contraste hasta hermanar
talento expresivo en cada obra, que, básica-
sonido ongrnal. ambos instrumentos en una aparente sencillez
mente romántico, era bien capaz de distinguir a
Chopin del tardío sentimentalismo griegiano, sin nada fácil de lograr. Enesco recurriendo a un fol-
caer, nunca, ni en baja sensiblería ni siquiera en clonsmo sabio, melancólico y evocador, que dota
suspense a lo sublime...
G.Q.LLO. a su obra de un exotismo domesticado muy
apropiado para el exotismo que en sí comporta
Esta dos obras, disienten, en otro orden, por su esta combinación instrumental. Hindemith
calidad ténica y por la eficacia de los directores HAENDEL The Four Coronotiort Anthems. Musick encuentra cauce para expresar el desgarro inte-
acompañantes. Grieg con Galliera tiene un nivel fbr he Hayal ftrEworta. The Choir of New Colle- nor producido por la apurada situación personal
brillante para su tiempo, que permite recuperar ge, O x f o r d . The King's Consort. Director: y política en que se encontraba en el momento
un pnmer plano del solista, con una presencia y Roben King. HYPERION CDA 66350. DDD. de componer su pieza (1939. a punto de partir
una riqueza tlmbrica admirables. Galliera se S6'S2". Grabación: Londres, enero 1989, Pro- para Estados Unidos), con una música fúnebre
muestra perito en seguir a la estrella y no ale- d u c t o r : Mark B r o w n Ingeniero: A n t ó n y final de trompeta en el Conservatorio de París,
jarse ni acercarse en exceso. El concierto en Howell. Distribuido por Harmonía MundL reúne las dificultades técnicas que son de esperar
vivo tiene una toma empírica, más lejana y de en tales casos, sin por ello limitarse a ser una
timbres un poco embotados. Ackermann. en La elección del programa, de gran mera sucesión de obstáculos virtuosistas. El caso
una parte poco lucida, está discreto, coherencia, es por si mismo uno de Ligeti es un poco diferente: en realidad, el
üpatti habría de monr ese mismo afto de 1950. de los valores que hacen que esta mérito ha de atnbuirse más bien a Howarth.
Insistió en ser inmortal. Lo hizo con humildad grabación sea enormemente interesante. Se arreglista de la pieza en ocasión muy especial a
de buen trabajador. Y lo está consiguiendo a recoge música haendeliana relacionada con partir de dos anas de la ópera E( gran mocobro.
fuerza de genio. hechos destacados de la histona de Inglaterra, Los dos jóvenes intérpretes suecos se muestran
Asi. los cuatros Anihems de la ceremonia de en todo momento a la altura de las exigencias
coronación de Jorge II (1727) y la música para planteadas. Destacan el dominio de su instru-
B.M. mento por parte del trompetista y la segundad
acompasar los fuegos artificiales que saludaron
la paz que puso fin a la Guerra de Sucesión del acompañamiento pianístico. Es una pena
austríaca (1749). Naturalmente, estas piezas t e - que, por razones obvias, este trabajo vaya a
HAENDEL Tres conciertos poro dos coros; interesar casi únicamente a los especialistas.
ñen en común, por su carácter oficial, una ten-
nums.: 2, I y 3. Concieno en fa mayor HWV
dencia evidente al bnllo y la espectaculandad.
335b. Concertó en fa mayar HWV 331 y Con-
La interpretación de King de los Anthems, sin
cierto en te mayor HWV 335a. Órgano y clave:
embargo, evita toda vacua ampulosidad, crean-
Leslie Peirsons. Engliih Chamber Orchestra.
do, cuando es preciso, sonondades recogidas. A.R.M.
Director: Raymond Leppard. Grabaciones en
Es muy sobresaliente la participación del coro,
ios años 1.987 y 1.968, 1971 y 1972. PHILIPS
de voces masculinas únicamente, con su color
« 2 949-2. Duración: 1:12:25. A D D . HAYDN: Sinfonías en do, o, 78, en Si bemo),
inequívocamente británico. En cuanto a la Royal
fireivorfcs MusiC, si que se depliega aquí todo el n.102 Orpheus Chamber Orchestra. CD DG
Supongo que al leer el encabeza- aparato barroca tal y como fue pensado por 218-2. 4S147". DDD New York I9S8 por
miento se habrán fi|ado en varias Haendel para la ocasión. King ha seguido la ver- Stephan Schellmann. Productores: Steven
cosas importantes: la fecha de gra- sión original (24 oboes, 12 fagotes, 9 trompe- Paul, Wohf Eriehion.
bación de las obras, la generosa duración del tas, 9 trompas y 4 juegos de timbales), llevada
disco (más de una hora y doce minutos) y que ahora por primera vez al disco con instrumen- A finales de los setenta Derek
Leppard y sus huestes tocan y dingen a Haen- tos barrocos. La lectura acaso no sea muy vivaz, Solomons y L'Estro Armónico
del, con un clavecimsta de primera: Lestie Pear- emprendían una aventura discográ-

SCHERZO 61
DISCOS

fea tai vez sólo equiparable con la grabación de en plena juventud por la envidia de los otros MOZART; Dwertiinento número 15 en Si bemol
las Sonetos de Beethoven por Badura-Skoda. dioses. mayor K 287/K 27IH. Serénalo en fle mayor, K
De aquella integral Haydn son sólo disponibles La Coronación en vivo es notoriamente mejor 239. Orquesta Inglesa de Cámara. Director,
hoy dos álbumes de tres compactos (CBS) que la de estudio. Karajan está concentrado y Jeffrey Tate. CD EMI D D D CDC 7.49946.2.
¡Ingratitud inadmisible de la casa discográfica! cuidadoso de la variedad expresiva, lo cual no Grabado en la Sala Henry W o o d , Londres.
Con instrumentistas de primer orden (Mackin- es frecuente en su etapa final. Los solistas, 12/1988. Productor, David Groves. Ingeniero
tosh, Pleeth. Gooswin...) y con instrumentos excelentes, superan a las masas, mucho mas de sonido: David Flower. Duraciones: 48'30"
originales. L'Estro Armónico, dirigido desde modestas que sus colegas de Viena. y 12'59".
dentro, a la antigua usanza por el Maiue vroímis- Por fin, está la página verdiana que parece
le. Solomons, desmenuzaba el discurso (y el hecha con los retales de ese inmenso tapiz La desproporción entre el abru-
arte) haydiano, los diferentes estilos, las sinfoní- existencia! y funéreo que es la misa de difuntos. mador número de registros de las
as operísticas, las Sturm und Drang. las Parisi- Un ensayo de evocación de la vieja polifonía últimos Sinfonías de Mozart y del
nas,... con nuevos recursos orquestales, que permite delicioso Divertimenro K. 287 no viene justiíca-
a Karajan trabajar con juegos de volúmenes y da por la diferencia de calidad entre aquéllas y
Frans Brüggen intenta (y consigue) una fasci- dinámicas contrapuestas.
nante aplicación de un criterio romántico éste, que en su género, al igual que la Serénalo
Si el sonido no es el que podría obtenerse con que le acompaña aquí, son obras maestras -o
(amplios rubatos, fluctuación de ternpi, sombrí- medios más profesionales, en cambio tiene la
as amenazas) o de un criterio alia Furtwangler, poco menos- que deben figurar en toda disco-
intensidad de lo vivo y único, y permite conser- teca. De ahí que este CD sea recomedable
a una orquesta utilizando un timbre instrumen- var algunas voces de las rnis calificadas en su
tal adaptado a su repertono. para quienes no posean estas deliciosas partitu-
toempo que. de otra forma, callarían tras la dis- ras, que son interpretadas con gusto y buen
Orpheus, en lo que puede ser una integral, cografla formal.
consigue desvelar el aspecto camedstico de las estilo por la siempre excelente English Cham-
sinfonías. Tocan sin director, y tal vez de esta ber Orchestra. dirigida por un notable mozar-
manera, sólo se conseguir (hacer) oír la filigrana tiano. Jeflrey Tate, que se benefcia del concur-
BM
cincelada por el cello solista, trompas y timbal
en sordina (Tpo 2 de la 102), la relación con el
Trío paro piano n.40 (Menuet), la superposición
entre la melodía popular y la intelectual timbn-
ca instrumental, compensada con creces por la
interpretación llena de sorpresas, de increíbles
La espontaneidad
cambios dramáticos, de alegría y virtuosismo MOZART: Quintetos poto cuerda. Numero 3 sobresalientes: afinación perfecta, equilibrio
transcendental (perfección inaudita), no tendría en Do mayor, KV 515. Número 4 en sol menor; de voces, elegancia, espontaneidad, entusias-
que molestar al punsta. en todo caso no más KV 516. Cuarteto Alban Berg con Markus mo... Tales son algunos rasgos de su interpre-
que algunos fraseos de BrOggen. W o l f , viola. ( G ü n t e r Pichler y Gerhard tación, a cuyo éxito contribuye una grabación
Delante de tanta belleza espiritual, parece un Schulz, violines; Th ornas Kakuska, viola y clara y natural. Los Alban Berg evocan admi-
poco soez hablar de dinero, pero a 46 minutos Valentín Erben, cello). CD EMI D D D CDC rablemente los diferentes estados de ánimo y
el CD, esta futura integral se anuncia costosa. 7.49085.2. Grabado en 12/1986, Iglesia ambientes sonoros que caractenzan a cada
Los más optimistas dicen que más vale 46 Evangélica, Seon. Productor e Ingeniero de una de estas Óos obras maestras, tan diferen-
minutos bien interpretados que 78 abumdos. sonido, johann - Nikolaus Matthes. Duracio- tes entre si y que, como afrma Robín Gol-
nes. 33'SJ" y 33'SI". di ng en sus coméntanos, pueden ponerse en
paralelo con las Sinfonías Al y 40. en idénticas
RE (unto con el de clarinete KV
tonalidades de Do y sol. Esa gama de matices
va desde el tono galante en el Minué de la K
581. estos dos sublimes Quinie- 515, acentuado al observar las reprticiones
las son la cima de la música de prescritas, hasta el dramático Allegro que
H A Y D N : La Creación. Gundula J a n o w i t i , cámara mozartiana: huelga añadir nada para
soprano. Fritz Wunderlích, tenor. Kim Borg, abre la K. 516 o su desolado Andante.
justificar su obligado conocimiento y disfrute. Mientras Philips no reedite las versiones de
bajo. Hermann Prey, barítono. C o r o de Ami- El Cuarteto Alban Berg es familiar a los meló-
gos de la Música de Viena y Orquesta Filar- Grumiaux y sus colaboradores, los Eterg
manos en vitud de sus numerosos registros, dominan una discografia no muy abundante.
mónica de Viena. Grabado en la Gran Sala de entre los que destacan sus integrales Beetho-
Conciertos de Saliburgo, el 29 de agosto de Recomendable no: obhgatono.
ven, Bartok y Brahms, amén de otros discos
I96S. MOZART: Miso de lo Coronación. Helen con obras de Haydn, Schuberi, Debussy-
Donath, soprano. Tatiana Troyanos, contral- Ravel o la Segunda escuela de Viena. Helo
to. W e m e r Krenn. tenor. Franí CraSJ, bajo. ahora dedicado ¿i Mo?,"jri, con resultados
VERDI: Te Deum. Coros de la RAÍ y Orquesta R.A.M.
de la RAÍ de Roma. Grabado en el Palacio Pío
de Roma, el 20 de mayo de 1967. Director
Herbert von Karajan. Reprocesado en 1989
con la dirección artística de Nicos Velissioüs.
Hunt Productions 2 CDKAR 303. D o í com-
pactos de 77.33 y 69.20 de duración. Precio
económico. Distribuye Diverdi.

Haydn, en el limite del racionalismo


ilustrado y la nueva sensibilidad
romántica, en la t o r m e n t o s a y
jocunda zona del Sturm urxí Orong, es una de
las gollerías de Karajan. Ambos eran austríacos,
pensativos y cachondos. Esta Creación es. por
una parte, la explicación razonable y didáctica
de las Esenturas, con ejemplos de una impre-
sionismo noif de infalible encanto; y. por otra.
un ensayo general de salida del campo, pantels-
ta y humanitaria, canto final de los hombres a
ese Dios que los ha creado fraternos en un
mundo armonioso y bello, merecedor de toda
celebración.
Karajan está brioso, colorido, atento al matiz,
magistral en el montaje. Lo siguen unos instru-
mentos de óptima calidad, a contar de Jano-
witz. en su medio natural, y Wunderlich, tal
vez el mejor tenor de su generación, quebrado Cuonew ñioan Berg

62 SCHERZO
DISCOS

so de solistas tan revelantes como nuestro pai-


sano el violinista José Luis García Asensio.
Dicho esto, debo confesar que el proporciona-
do y elegante Mozart de Tate me parece tradi-
cional en exceso y prefiero las texturas más
Una sonoridad torrencial
transparentes del Academy Chamber Ensemble con dirección escénica del escritor Curzío
en el K 287, y el vigor incisivo que el eterna- Malaparte, esta versión ejemplar viene algo
mente joven Sandor Vegh logra al frente de la perjudicada por el sonido que. mejorado con
Camerata del Mozarteum salzburgués en la respecto al LP, no resulta todavía ideal: exis-
Serenóla K. 239. Esta última proposición me ten baches sonoros, las voces pierden, a
parece especialmente renovadora y atractiva. veces, presencia. Mitropoulos realiza una
minuciosa lectura de la obra, elocuentemente
orquestada por Puccini. Su sonoridad es
RAM. torrencial y llena de colorido: una batuta pre-
ferentemente descriptiva, más renuente al
énfasis teatral (dúo Minnie-Rance, final acto
MENDELSSOHN: Ocíelo pora ajenias, Op 20 II). Lirismo y musicalidad a raudales en una
RAFF: Octeto pora cuentos Op. 176. Academy concepción que evita la vulgaridad y la cursi-
O f Saint Manin-ln-ihe-Fields Chamber lería {la lección bíblica del acto I). Además
Ensamble. C D C H A N D O S C H A N 8790. Mrtropoulos tuvo la suerte de reunir un ter-
D D D Londres 1989 por Trygg Tryggvason. ceto vocal inmejorable. Steber era una sopra-
Productor. Tim Oldham. SS'26". no de voz (y, por ende, repertorio) nada
comente. Con un centro lineo, el instrumen-
"El Octeto ha de ser interpretado to adquiría en los graves una densidad noto-
en un estilo orquestal. Las dinámi- ria y en el fulgurante agudo una infalible des-
cas tienen que sobresalir más brus- treza. Registro este último preciso para la
camente que habitualmente en este tipo de buena definición de la fanciullo (esas frases
piezas", aconsejaba Mendelssohn (cito de decisivas: s'amavantonto,su.su come 'e ste'le y
memoria). ¿Este tipo de piezas? ¿Ataque de bastantes mis). A la Stefaer se le puede acha-
modestia, o ironía del adolescente frente a una car falta de teatralidad en momentos que
obra sin precedente? Dos cuartetos de cuerdas piden un poco de desmesura (Olivero en
se juntan en un amplio conjunto en el cual sus Trieste 59 lo sabe bien), pero en su caso es la
miembros están tratados en todas las permuta- batuta que impide excesos. Steber encuentra
ciones posibles. La Academia de Saint-Martm- en Del Monaco la pareja perfecta (los dos
in-The-Fields parace tomar algunas indicaciones cantantes interpretan, en e! dúo del acto II.
al pie de la letra: eslío sinfónico, este tipo de unos compases, siempre omitidos, que traba-
pieza... Un Mendelssohn clásico que no se na jan la octava aguda con prodigalidad). A Del
despegado aún de sus sinfonías de juventud. El Monaco se le podria pedir algo de lirismo en
Cleveland y el Meliora (CD Telare) no se dejan muchas frases de los dúos con la soprano en
llevar por los sabios consejos del compositor, una interpretación que tiende siempre a
salvo en cuanto a la enfatización de los matices: poner de relieve lo más extemo del persona-
un Mendelssohn creador, a punto de escribir £( je, pero el tenor da una estatura a Ramerrez
suerlo de uno Noche oe Verano. ¿Obra sinfónica, supenor a la que haría en grabación de estu-
equilibrio entre micro-formaciones? Tal vez la dio (con Tebaldi) cuatro años después. Basta
grabación (a punto de saiir) con instrumentos escuchar la incandescente versión de Una
originales (y con Momea Hugget) presente parola solo, non mi ofenderá para establecer
otras soluciones (preguntas). La obra de Raff Dimit/i Müvpoulos las diferencias. Se conoce ya la presencia
no plantea tales problemas. vocal de Guelfi. arrogante y firme, de baríto-
no dramático, que es lo que precisa el papel
PUCCINI: La fanaullc del Wesr. Eleanor Ste-
y no riqueza de matices o variedad expresiva
ber, sop. (Minnie); Mario del Monaco, ten.
P.£ (talón de Aquiles del cantante romano). Un
(Johnson); Gian G í á t o m o Guelfi, bar.
extenso equipo, con nombres conocidos y
(Ranee); Giorgio Tozzi, baj. (Wallace).
solventes, completan el cost, cantantes todos
Orquesta y coro del Teatro Comunal de
RACHMANINOV: Obras de Rachmamnov. en perfecto italiano (¡Ay, al fin sin anglosajo-
Florencia. Director: D i m i t r i Mitropulos.
nes!), entre los que destaca, por su sabrosa
Mussorgjky, Schubert. Rimsky Koriakov y Hunt 2 Huntcd 565, A D D . Duraciones:
intervención, Giorgo Tozzi, que hace muy
Fritz Kreiiler. Tomas originales: años 1919 o 60'40" y 74'36". Grabación: Florencia. 1954.
bien la melancólica cantinela La mía mammo
1929. DECCA Historie 425 964-2 DM. Dura- Distribuida por DiverdL
che faro del acto I.
ción: 59.15 minutos. Precio medio.
En la década de los cincuenta
A la vez que se desarrollaba el esta ópera puccmiana conoció
disco de grabación acústica, diver- (Las versiones aludidas al inicio son estas:
un resurgimiento y precisamen- Frazzoni, Corelli, Gobbi, Votto la de la Scala;
sas compañías de aparatos afines te de este periodo se conservan, tomadas las
crearon los rollos neumáticos que, adosados a Olivero, Limarilli, Puglisi. Basile la de Tneste,
tres en vivo, las mejores versiones de la obra: recomendable por la soprano).
pianos especiales, reproducían las interpreta- Scala l956.Tneste 1959 y la que se comenta.
ciones de los grandes virtuosos. Welte-Mig- Realizada en el Mayo Musical Florentino y
non (1906), Aeolian Company (1911) y F.F.
Ampico (1913) fueron las más notonas. En
este último sello dejó su testimonio el pianista
ruso, cuyos registros fueron pasados a piano y
regrabados, para este compacto, en 1978 y propias del pianismo del siglo XIX. Hay lógica SCHUBERT: Viaje de invierno, 0. 911 O b f Bar.
1979. en la lectura, graduación de los efectos, aun en barítono. Geoffrey Parsons. piano. CD EMI
los osfjrwd mas cabezotas y los timbres perla- D D D CDC 7.49J34.2. Grabado en el Estudio
El resultado es deslumbrante: Rachmaninov dos y campanilleantes, los graves de artillería y I, Abbey Road, Londres. Productor, David R.
está ahí. volumétrico, presente, nítido. Hacien- los mbov más ensoñadores En ellos. Rchmaní- Murray. Ingeniero de Sonido. Mark Vigars.
do sus propias partituras y rachmanizanda las nov pasa no sólo sobre una época, sobre el Duración, 75' 17".
demás, entre las cuales no f i t a el himno nacio- gusto anticuado de las transe npcion es, con una
nal norteamericano. estética de la lectura trasnochada: pasa sobre si En tiempos de escasez baritonal
Tampoco de|a de sorprendemos, aparte del mismo y. en una alucinante puesta en escena, como los que vivimos es explica-
despliegue y del virtuosismo consabidos, lo se nos pone al lado. ble que EMI mime a Olaf Bar. can-
moderno que resulta el intérprete al oírlo con tante educado, sensible y de voz grata, y le
sonido contemporáneo, no obstante su estética encomiende una nueva versión del ciclo por
tardorromántica y una panoplia de recursos flM antonomasia en la historia del lied, que ha sido

SCHERZO 63
DISCOSl

Conservatorio de París. D i r e c t o r . Pierre


Monteux. No constan ni productor ni inge-
Nuevo Rossini niero. DECCA -Weekend Clasiiet" 421635-
2 . A D D . P . : 1971.C: 1969. 54'3<T.
en el plano compositivo, un esbozo de Tan-
credi. Sin que ello suponga un menosprecio de Mucho debe la música que se ha
las bellezas de esta ópera de un compositor oído en el siglo XX a la figura de
de veinte años rectén cumplidos. Por lo ade- Pierre Monteux, aunque no fuese
lantado, la vocalidad de Ciro es la de Tancreiji, más que por haber estrenado un buen número
aunque en ésta la coloratura es algo mas com- de piezas clave en la historia más reciente de
plicada. Oro precisa una mezzosoprano capaz este arte: la Consagración y Petnishka de Stra-
de combinar la frase dilatada del canto spiono- vmsfci. Juegos de Debussy. Dopbnis y Oiloé de
to con el virtuosismo, por un lado, y el énfasis Ravel... Sin embargo, hay que reconocer que su
concítalo, por el otro. Véase, sin titubeos, el aportación como intérprete no siempre res-
ejemplo Manlyn Home. Catenna Calvi no es, pondió c o m o merecían los importantes
obviamente, Home, pero su rendimiento es momentos que le tocó vrvir y la fama que éstos
siempre digno, por momentos notable. Más le reportaron. Buena prueba de ello son las dos
dotada para el momento lírico, en el canto <ie grabaciones que recoge este compacto, que
fuerza la voz se queda algo atrás, empalidece sólo pueden recomendársele al coleccionista o,
el color, el sonido se angosta. Estilísticamente eso si. a quien quiera deleitarse una vez más
eficaz (la cantante está preparando para con otra magnifica, exquisita intervención del
Montpellier II croaatxo m Egipto meyerbenano) gran pianista Julius Katchen. El resto aparece
su arte se acerca al de Manne Dupuy más que correcto pero falto de nervio, opaco, muy
al de Valentín i-Terraní, dos colegas frecuentes poco estimulante. A estas alturas, de ambas
en este repertono. piezas hay en el mercado muchas propuestas
mucho más interesantes y, desde luego, de
Daniela Dessy es un nombre mejor conocido, sonido mucho más brillante. Tai vez si valdría la
sobre todo tras el espaldarazo de Muti paja pena recuperar las versiones que de ambas pie-
quien grabó Gilda en Rigoleao. Su voz es de zas registró el director pansiense con la Sinfóni-
calidad media, por timbre y anchura. Musical ca de Boston.
y aplicada, encuentra su talón de Aquiles en
las notas mis agudas, donde la voz se hace En cuanto a la edición, en esta colección se
metálica. La coloratura está siempre resuelta echan en general de menos datos técnicos y
aunque, a menudo con dificultad: durante un textos que subrayen las razones y la importan-
tiempo la soprano incidió en repertono pesa- cia de la recuperación de las interpretaciones
do (Desdémona) y ello se nota N o obstante, que se ofrecen. En esta ocasión, además, dar
en un papel que podría hacer Ricciarelli, la como fecha de producción, 1971. añade un
Rossini Dessy superarla a ésta en honradez musical y grave motivo de despiste: Monteux, naodo en
en seriedad estilística. El peruano Ernesto 1875, falleció en 1964.
ROSSINI: Oro in Babilonia. Emetlo Palacio. Palacio es un elemento asociado a las óperas
t e n . ( B a l d a s i a r e ) ; Daniela Dessy, sop. rossmiañas,Impecable de afinación, dominador
(Amira); Caterina Calvi, mez. (Ciro). C o r o de recursos, vencedor de dificultades (el
A.B.M.
Olea de Regio Calabria. Orquesta Sinfónica papel, escnto para &anchi es de extrema exi-
de San Remo. D i r e c t o r R i i i i . H U N T 2 gencia) Palacio es un Tenonno impecable de
C D A K IOS, 74'29" y 74136". Grabación: en adecuación a su rol de Baldasare. pero que es SCHUMANN: Oüros pora oboe y piano: 3
vivo Savona, 1988. Distribuida por Diverdi. fácil añorar en el papel un instrumento mas Romanzen, Op. 94; Abendiied. Op. 8 a 12: Adagio
contundente, como seria el de Chns Merritt y A/legra en Lo bemol mayor. Op. 70; foníasies-
Esta es una primicia auténtica sin o Rockwell Blake. Los secúndanos, todos con üjcke, Op. 73; Fragmentos de 5 Siütke un Volks-
ningún precedente fragmentario ana á sorbetto. cumplen sin especial despun- ton, Op. 102. Heinz Holliger. oboe y Alfred
(obertura, aria), algo frecuente te. Sin hacer hincapié en la genialidad rossmia- Brenttel, piano. C D 426 366-2, A D D , PHI-
en el caso de Rossini. Además la edición es na de haber escrito para Argene un ana LIPS. Grabación: Londres, septiembre 1979.
ajena al mecanismo normal de conocimiento sobre sólo una nota, el Si bemol de la octava Productor e ingeniero de sonido: No figuran.
de los títulos del músico: ni proviene del Festi- central de la mezzo. ya que la cantante del Colección Múíica de Cámara.
val de Pesaro, ni cuenta con el aval de una estreno, según palabras del músico, única-
revisión critica de Gosset o Zedda. No es mente se la podía soportar dando esa nota
Cario Riza acaba de ganar ¡ntemacionalmen- N o se p o n e n de acuerdo los
obstáculo para que esta realización se sitúe al comentaristas sobre el alcance y
nivel de cualquiera que venga respaldada por te su revalida como director de música de
Rossini. con su Cenerentofo para el Covent las repercusiones que sobre su
aquéllos garantes. Oro es la quinta ópera rossi- última manera compositiva tuvieron los prime-
niana. aunque por fecha de estreno habría Garden. Algo que en Italia ya había consegui-
do, a pesar de su juventud y corta carreta. Su ros síntomas de la enfermedad que llevó a
que adelantar en un número del cómputo, ya Schumann a la alienación mental.
que por composición es unos años anterior lectura es elegante y vivida, teatral y minucio-
sa. (Al ser una t o m a en vivo, en algún Es una cuestión difícil de zanjar. Hay quien se
Demeirio y Poltbio, estrenada, sin embargo, dos ha inclinado a pensar que supuso un grave que-
meses después. Por la misma razón, uro es la momento se escucha una maquinaria que
señala el cambio escénico. No molesta dema- branto para sus fuerzas creadoras con la conse-
primera Opera Sena que se conoció a Rossini. cuencia de un lenguaje introvertido y hasta
El esquerra formal, la escritura musical de esta siado pero es preciso comentario).
desabrido, sin la potente originalidad de sus
ópera guarda similitudes con Aureliona m Pot- etapas precedentes. A los mismos efectos
miro y Tanaeá. De hecho. Oro parece, argu- negativos le arrastró, según las mismas voces,
mentalmente, una anticipación de Aureliano y. su obsesión por alcanzar la respetabilidad aca-
F.F. démica y hasta la coherencia formal, al precio
esta última de encopetar y marchitar la lozania
del discurso. Otros ven sin embargo en las
grabado hasta la saciedad. Asi. este CD deberá veterano Parsons Adecuada toma de sonido obras postreras, con todos sus efectos, un uni-
competir, sólo en la tesitura bantonal, con las con buena presentación, que incluye comenta- verso fascinante, un intento extremo por alcan-
versiones de Hünsch, Hotter (3), Souzay. Prey nos y los poemas de Wilhelm Müller en ale- zar hasta los limites de la expresión romántica.
y las incorrtables de Fischer-Dieskau. Iodos ellas mán, inglés /francés. al par de un testimonio único de la desintegra-
de referencia. Algunas han sido comentadas en ción y colapso final de una personalidad escin-
estas páginas. RAM dida y atormentada.
Por descontado, el ¡oven Bar no alcanza esas
alturas, pero resulta agradable, personal y. en Las composiciones que comprende este disco
suma, convincente en sus propios términos y STRAVINSKI: £1 Pájara de fuego (a). Petrusfiko fueron escritas en 1849 año especialmente
digno de escucha. Colaboración excelente del (b). Juliuj Katchen (piano, b) y Orquesta del fecundo, y pertenecen a un género al que acu-

64 SCHERZO
DISCOS

día por primera vez. al dúo para instrumento


melódico y piano. Nota común es su depen- de las mejores lecturas consagradas por la tra-
dencia del cuento de hadas, de sus estructuras dición añadida (Cehbidache. GiulmL). Nomng-
ton recupera la sonoridad en la que necesaria-
narrativas, de sus imágenes soñadoras, melan-
cólicas, y fantásticas tal y como las evocaron un
Tieck o un Hoflrnann; sueños de un universo
Schubert mente tuvo que pensar el compositor una
orquesta clásica, del t p o de la usada por el
director británico para las sinfonás de Beetho-
natal que está en tobas partes y en ninguna,
como decía Noval¡s.
Con este estado de ánimo deben afrontarse
diferente ven, a la que le ha sido añadida la presencia de
tres trombones. Con este planteamiento, las
texturas be la obra de Schubert se nos ofrecen
estas músicas destinadas al ámbito doméstico.
con una transparencia total, Como la pieza no
Precisamente por ello y para superar dificulta-
fue editada en vida del músico, Nomngton na
des no fueron concebidas para un instrumen-
acudido al manuscrito para extraer de el un
t o específico, en función de su idiomatismo
fraseo coherente con el texto. Asi. ha conse-
como en el caso de un W e b e r , sino que
guido despojar su versión de las ampulosidades
desde el primer momento estaban previstas
tardorrománticas. que se han obstinado en
alternativas. De hecho sólo las 3 Romonzos
enlazar la Noveno con Bruckner En muchos
Op. 94 contemplan el oboe como primera
aspectos, esta Novena tiene un sello clásico,
opción. Pero la elección de este instrumento
como en la elección de tempí rápidos, en espe-
para la totalidad de las pieza; programadas no
cial para el Andante con moto y no tanto para
es un capricho desprovisto de lógica y en
el Scherzo. Pero es en este molde que la une a
t o d o caso proporciona la oportunidad de
la herencia de Mozart y Beethoven donde los
escuchar al extraordinario Heinz Holliger, ur>
elementos expresivos del romanticismo tem-
músico muy completo, con un importante
prano cobran toda su significación de apertura
capítulo de compositor. En el Op. 73 Fonta-
a un mundo estético inexplorado. La agitación
siestücfce como única excepción se utiliza el
nerviosa en el pnmer movimiento, el canto lie-
oboe d'amore que por su registro más grave
derftlico de los instrumentos a b largo de toda
nos aproxima en cierta medida al clarinete,
la sinfonía son rasgos de romanticismo puro.
primera alternativa prevista.
Fiel a uno de sus pnnopios interpretativos inal-
El acompañamiento de Brendel es t o d o un fioger Nomngton EMI
terables, Nomngton respeta todas las indica-
ejemplo de lo que debe ser un piano dialogan-
SCHUBERT: Sinfonía n.9 en do mayor D 944 ciones del manuscrito schubertano, con lo Que
te en obras de esta naturaleza en las que el
"Grande". The London CUsskal Playerí, se convierte en el primer director que ha
teclado crea algo más que el paisaje desvaido
Director: Roger Norrington. EMI C D C 7 seguido absolutamente todas las repeticiones
de fondo. Disco de gran interés para quienes
•49949 2. D D D . S8'20". Grabación: Londres, presentas. A partir de atora conoceremos un
deseen internarse en el universo más recóndito
IX-X-1988. Productor; David R. Murray. poco mejor la Grande de Schubert
de un músico que una y otra vez se escapa a
Ingeniero: Mike Clemente.
los análisis convencionales.

Ena interpretación de la Noveno de Schubert


parte de presupuestos radicalmente distintos EMM.
D.CC

FUNDACIÓN
ISAAC ALBENIZ

CURSO DE PEGADOGIA ESPECIALIZADA DEL PIANO


E INSTRUMENTOS DE CUERDA (Violín y Violoncello)
SANTANDER (España)
Del 13 al 24 de agosto de 1990
Paraninfo de la Magdalena (U.I.M.P.)

Director: Federico Sopeña

Profesores: Louise Behrend, Directora y Fundadora, -The School for Strings-, Nueva York.
Sheila Keats, Directora Adjunta, -The School for Strings», Nueva York.
Cnanning Robbins, Profesor, «Juilliard School of Music», Nueva York.

Fecha limite de inscripción: Información sobre matrícula y becas:


15 de julio de 1990.
FUNDACIÓN ISAAC ALBENIZ
Perechos de inscripción: Secretaría Académica
Alumnos directos, 33.350 ptas. O Príncipe de Vergara, 80. 1." B
Alumnos oyentes, 16.850 ptas. 28006 MADRID (España)
Residentes en Cantabria, derechos de inscripción reducidos T&ios.: (91) 262 98 56 / 261 20 61 / 563 20 13
DISCOS

VIVALDI: Conciertos para flauta dulce RV 444, conciertos que (>ara flauta dulce salieron de las toda prueba y una forma de entender Vivaldi
442. 445. 441 y 443. Camerata KMn. DEUTS- manos del cura n>p. Michael Schneider, solista en las antípodas de los italianos. Para rni gusto,
CHE H A R M O N Í A M U N D I . GD 77016. Dura- en todos ellos, utiliza una flauta dulce sopranino todo perfectamente válido y sin tacha. Un disco
ción: 48:30. Solista: Michael Schneider. Graba- para los Conciertos RV 444, 445 y 443 y la flau- que se hace corto, apoyado en una producción
do en Febrero de 1.987 en Hamburgo. D D D . ta dulce soprano en los Conciertos RV 442 y técnica de pnmerísima calidad, Disfrútenlo que
44Í. no se' arrepentirán.
Siete instrumentistas de primera Estamos ante unas versiones vivas, vivísimas,
clase integran en esta grabación la dina yo. donde di lado de una cierta dureza de GQILO.
Camerata Kbln, para ofrecemos los sonido del conjunto, destaca un virtuosismo a

WAGNER: D oro del flhírt. James Morrit, Bar.

Otra Aída ( W o t a n ) , Siegfried L o r t n i , bar. (Donner),


Mark Baker, ten. (Froh), Siegfried Jerusalem,
ten. (Loge), Ekkehard Wlischiha, bar. (Alberi-
co). Heini Zednik, te. (Mime), Kurt Molí, bajo
(Fasolt), Jan-Heorik Rootenng, bajo (Fafner),
Crista Ludwig, mezio (Fricka). Mari Anne
Haggander, sopr. (Freía). Birgitta Svender,
contr. (Erda), Hei-Kyung Hong, Diane Keiling
y Meredith Panons. sopr. (hijas del Rhin).
Grabado en el Manhattan Center de Nueva
York, en abril y mayo de 1988. Productor:
Cord Garben. Ingeniero: Wolfgang Mitlehner.
Asistente: Max Epstein. Orquesta del teatro
Metropolitano de Nueva York, dirigida por
James Levine. Tres compactos D G G stereo
427 607-2 GH 3. Duraciones: 55.18, 49.14 y
52.21.

Como parte de su tetralogía. Levi-


ne nos ofrece el prologo, después
de haber conocido su pnmera jor-
nada. Una partitura que da mucho campo al
director y menos a los cantantes, sometidos a
unas melopeas literarias y a escasos trozos
identificables. En contra, lo mis memorables de
la obra son su preludio, suerte de genial des-
cripción del nacimiento de la tonalidad, los
interludios del alba, descenso y ascenso del
mundo inferior, el fcotossd cierre, con castillo
titánico, tormenta y arto ms al mismo precio.
Una cosmogonía en clave de scherzo lineo, que
Levine prefiere traducir a corree.
María Ovara y Chena Dunitrovo en la Ada de la Sedo
El director, como siempre, es un concertador
impecable, un lector sin nesgos y un intérprete
VERDI: Aido. Mari» Chiara. l o p . (Aída). de la Price y la Milanov, por ejemplo, consi- eficaz. poco imaginativo y bastante vulgar. Hace
Luciano Pavaroni. ten. (Ramad*i), Chena gue con una técnica depurada y una emisión pensar más en Leonard Bemstem que en Solti
Dim¡trova, i o p . (Ammeris), Leo Nucci, bar. delicada, un tercer acto de auténtica altura. A o Karajan, por no ir más le|OS. Su Oro está muy
(Amonasro). Paata Burehubdze, bj. (Ramfis). Pavarottt le falta algo de calor, como siempre, bien expuesto, pero carece de intensidad y la
Lulgi Roni, baj- (lira). Orquesta y coro del y algo de la típica fuerza verdiana en el fraseo, narración languidece por falta de contrastes y
teatro alia Seal a de Milán. Director: Lorin pero la voz que ha ganado en belleza con el de trámite verdaderamente dramático.
Maazel. 3 C D DECCA 417 439-2. Duración: paso de los años, al ganar algo más de oscun- Del robusto elenco destacan algunos timbres
151*36". Grabación: Studio Abanella, Milín: dad tiene momentos en los que se expande ilustres (Molí y Ludwig esta última con auton-
Diciembre de 1985, Enero 1986, maravillosamente alcanzando su cota mis alta dad aunque también veterania). el suave lirismo
en el dúo del N i lo. misterioso 6e la diosa telúrica (Svenden) y las
Realizada con posterioridad a su Las voces graves son harinas de otros costa- tres ninfas. El divino Wotan e s t i a veces, un
edición teatral y con un reperto- les, en primer lugar y dada la carencia de poco apurado en su zona aguda, y lo mismo
rio casi idéntica, la presente gra- menos, la Dimitrova. una de las pocas sopra- pasa con Albench y Loge, aunque sus intérpre-
bación de una de las óperas más llevadas al nos dramáticas del panorama actual, se hace tes los vierten con presencia y nitidez teatrales.
disco es con segundad una de las mejores cargo de dar vida a Amneris. la falta de ade- La orquesta, opulente de timbres, es la sonori-
versiones que el panorama lírico actual puede cuación del color con el de una mezzosopra- dad más bella de este compacto, y los técnicos
ofrecemos. no habla por si sola. Nucci tiene una vez casi de sonido la sirven por los labenntos de cana-
de tenor y Amonasro es uno de los baritonos les que la traen a nuestra comparecencia.
La única pega que puede ponérsele es que
todos los componentes del elenco son de mis dramáticos de Venji, independientemen-
condición bastante más linca de lo que sus te de o t r o t i p o de consideraciones, nos
partituras demandan, y los dos mayores acier- encontramos ante un caso igual al de Dimi- BA1
tos de Maazel son el enorme equilibrio con- trova. El caso de Burchulacbe es exactamente
seguido tanto en el plano vocal como en el el contrario; él si tiene la voz, pero no sabe
orquestal, y plantear todo el desarrollo desde qué hacer con ella, la emisión es excesiva-
WASSENAER (Atrib. Pergoleji). 6 Concerti
una óptica intimista, casi cameristica. empresa mente desigual y forzada para conseguir
Armonio. Camerata Bern. Director: Thomas
difícil en una obra inflluida en momentos por mayor volumen y oscuridad.
Füri. C D ARCHIV Produktion. GALLERÍA.
el estilo de la gran ópera francesa, pero per- A pesar de todo, en conjunto funciona y se
Stereo 427 138-2 A D D . Duración: S B ^ r .
mitiendo a las voces espaciarse a sus anchas. escucha con agrado aunque sean preferibles
Grabación: Berna. DRS Studio, septiembre de
Por lo demás, su dirección es bnllante. nítida otras versiones como las de Karajan con Ber-
1988. Ingeniero de Sonido: Hans-Peter Sch-
y vigorosa, sólo algo morosa en contados gonzi y Simionato, o la de la Callas de estu-
weigmann.
momentos. La orquesta y el coro espléndi- dio, o la de Bjürling, con un quinteto vocal
dos. irrepetible.
No parecen existir ya dudas sobre
La Chiara es hoy por hoy la Aída oficial y la atnbución al conde van Wasse-
aunque no tiene la morbidez y la opulencia R-deC naer de los Conciertos Annúnicoj.
largo tiempo puestos bajo la firma prestigiosa

66 SCHERZO
DISCOS

de Pergolesi. El afiam musicológico ha tocado Tramito. Macbeth. Lwso Miller. II trovatore Con que tenemos conocimiento, como la memora-
a su fin poniendo las cosas en su punto pero al otros solistas, varias orquestas y Abbado, ble y, por qué no, inmortal del gran Julián
mismo tiempo sugiere, entre otras cuestiones, Maaiel, Giulini, Sinopoli y C Kleíber. DGG Bream.
la de si se conoce realmente a los clásicos, 429367-2. ADD y DDD. Duración: 54' 52". Esperamos conocer más y mejor a este intér-
incluso a los más renombrados, Al final, las Precio económico. prete alemán, que a través de este registro nos
pruebas documentales, como ocurre con el deja un buen sabor de boca.
Réquiem de Mozart y tantas obras en similar Todas las grabaciones, realizadas
situación, han dicho la última palabra y las razo- entre 1976-1984, están tomadas LM.G.
nes estilísticas se han revelado insuficientes a la de ediciones completas de las ópe-
hora de fijar de forma indiscutible una atribu- ras. Domingo, la voz luminosa y contundente,
ción. intérprete siempre entusiasmado y cansmático. GUSTAV LEONHARDT: Recital de Clave.
Quizá por el morbo de la desmMcación estos ofrece en estas páginas verdi anas desiguales Obras de Bacti, Couperin, Purcoll, K un ñau
conciertos se editan una y otra vez, lo que resultados. Mas apto como aguerrido coman- Scarlatti. Rayer, Boiimariier, Fevrier, y Rame-
empieza a ser excesivo, con independencia de dante de las fuerzas egipcias que sutil y atrevido au. PHILIPS 426 352-2 D D D 6S- 59". Grab».
su valor que no se discute. Pero contrasta esta Duque de Mantua encuentra el tenor, a menu- do en Haarlem (Holanda). Septiembre, 1988.
insistencia con la desidia mostrada hacia otros do, sonoridades opulentas en vez de vanedad Ingeniero de Sonido: Ko Witteveen. Produc-
capítulos musicales de la época. Piénsese por de matices. En general su Verdi más destacado t o r Mike Bremmer.
ejemplo en las Escudas de Bolonia o Milán que es el que corresponde a personajes de medio
permanecen en un casi olvido. El cambio de carácter, tales como fticcardo del tallo o
Acostumbrados a las grabaciones
paternidad de estos conciertos no parece Rodolfo de Luisa Miller (¿Por qué no incluir el
monográficas de un autor, este
haber afectado a un grupo tan pulcro y asépti- brioso reettatrvo. que es lo que Domingo domi-
disco empieza por sorprender por
co como la Camerata de Berna para el que las na mejor?. La DG. prolija por explotar su catá-
el repertono elegido. Un total de catorce pie-
cuestiones estilísticas no revisten especial logo verdiano d d tenor, incluye el añoso de
zas breves escogidas entre lo más representati-
importancia. Se apela a un estilo internacional a Ismaele en Nabucca, dirigido febrilmente por
vo del repertono barroco (siglos XVII y XVIII),
una lengua franca, que ciertamente es una reali- Sinopoli. Hubiera sido preferible que incluyera
añadiendo, eso s(, alguna obra menos conocida
dad pero no hasta el punto de ahogar cualquier el ana de Don Carias. En fin, el recital se com-
como es la Allemanda de J. N. P. Rayer, en re
voz personal. Buen sonido cuya nitidez es real- pleta con arias de Alfredo (y el Brindis con
menor, o La Délectable de Février.
zada por las virtudes del compacto. Cotrubas), Macduff y Mannco. Un disco para
Resulta también curioso, al analizar las obras
aficionados tibios a la ópera (que nadie piense
elegidas, comparar las dificultades técnicas e
mal: el aficionado accomplie ya tendrá las edi-
interpretativas de todas ellas, ya que al lado de
D.CC ciones completas).
algunas bastante complejas encontramos otras
en el extremo contrario.
Parece que estamos ante un recital de los que
F.F.
ECITAL se suelen ofrecer para presentar las posibilida-
des de un instrumento nuevo. De ser asi, esto
tiene únicamente sentido en una sesión en
FALLA Homenaje a Debussy. MARTIN: Cuatro VFVO; programar un disco de estas característi-
AIRS DE COUR. obras de Mauduit, Thibaut piezas breves. SMITH-BRINDLE:EJ Polifemo de cas, en cambio, roza lo absurdo. El escaso inte-
de Courvllle, Badil le, Guédron, Le Fégueux, oro. HENZE: Efdrauch TROJAHN: Fontosíos rés del registro es responsabilidad de la casa
Moulinié, boéíset, Rué. Nigel Rogers. tenor: paro guitarra. BRANDMULLER: Canción linca y editora, no del propio Leonhartit. cuyas inter-
Anthony Bailes, laúd. EMI CD CDM 7630702. Danza de muerte. Reinbert Evers: guitarra. pretaciones son, desde luego, magistrales. Pero
ADD. Grabación: Iglesia evangélica de Seon, D i s c o c o m p a c t o D D D , M D + G L 3292. las obras forman un conjunto demasiado inco-
6-9/IX-I976. Trantferencra a CD: 1989. Pro- DABRINGHAUS U N D GRIMM. Duración: nexo como para que el disco tenga algo nuevo
d u c t o r Gerd Berg. Ingeniero: Johann Niko- 72' 32". Producido en Alemania del Oeste en o interesante que proponer. Por ejemplo, ¿cuál
laus Matches. I9S7. Ingeniero de sonido: Peter Scluh. Ois* es el sentido de incluir el aria de las Variaciones
tribu ¡dora; Feryía. Gotóberg 7 o un Petjueflo Preludio.
Bajo ef término de OJIS de cour se
conoce la principal manifestación Desconocido hasta ahora por este
monódica profana desarrollada en cronista, tomamos contacto gracias P.T.G.
Francia de 1571 a 1650-60. Aunque hubo tam- j l disco con el guitarrista alemán
bién piezas dentro de este apartado para cinco Reinbert Evers.
o seis voces, la canción a solo con acompaña- A través de este homogéneo registro podemos EVA LÍND: Arias de Romeo etjufette. Mignon.
miento, generalmente el laúd, instrumento llevar a cabo una composición de lugar y com- iolané, Bisabeth o La filie du proícrrt, / «esfiri siri-
entonces omnipresente en el país, fue la que prender que estamos frente a un guitarrista liani. Lo Sonámbula, ¡Ah! rammenia. o bella Irene.
mejor satisfizo las necesidades del público cor- muy hecho que seguramente, no es siquiera la Orquesta de Radio Munich. Director: Heinz
tesano al que iba destinada. Las pnmeras déca- primera vez que graba. Walberg. PHILIPS 422397-2. D D D . 48' 26".
das del siglo XVII vieron un enriquecimiento Grabación: Munich, I9S8. Productor: W i l -
Existe además un hecho importante que llega
extraordinario del air de cour, en especial helm MeisCer. Ingeniero: Gerda Koch.
hasta nosotros con el conocimiento de este
durante el reinado de Louis XIII. El presente
compacto: Como antaño Andrés Segovia pro-
disco se centra precisamente en esta época,
piciara la composición de obras ongí nales para En un momento en que la cuerda
ofreciendo una selección de air á boire. Entre
guitarra a los compositores de su tiempo, de soprano carece de una repre-
los autores reunidos, resultan muy representati-
ejemplo seguido después por Julián Bream. sentante de auténtica categoria
vos, por su facilidad melódica y refinamiento,
Reinbert Evers presenta tres interesantes obras, Spinto, por no hablar de la más inusitada de
Guédron, Moulmié y Boesset
motivadas por él, de los más importantes com- dramática, proliferan las de instrumento de lige-
Nigel Rogers, conocido por sus interpretacio-
positores alemanes del momento: tal es el caso ra. Tal es el caso de la austnaca Eva Lnd, quien
nes de monodia italiana, nos revela el lirismo
de Tilo Medek. Manfred Trojann y Theo Brand- la última temporada madrileña pasó un tanto
microcosmos. Se mueve con soltura dentro de
müller. inadvertida como Sophíe en Wenher. La Lmd
la libertad que dan los airs. que no suelen pre-
sentar indicaciones de compás en el interior be De esta manera, este compacto presenta una tiene una pequeña y bella voz sopranil, su colo-
cada frase. El tratamiento de los intérpretes visión de las obras capitales compuestas para ratura no es extraordinana, pero si segura; su
crea un efecto de intimidad y un espontáneo guitarra en el Siglo XX. Visión que da comien- agudo, firme y suficiente: la intérprete, en
fluir melódico. El laúd, en segundo plano, dibuja zo con el Homenaje a Debussy de Manuel De general, resulta escolar y con bastante camino
un delicado y poético fondo al canto de Falla, quizá la menos feliz de las interpretacio- que recorrer {tiene sólo 23 años). Del reperto-
Rogers. nes de Evers. Evidentemente se maneja mejor no que se incluye en disco, su pnmer recital en
en el estilo anglosajón, y lo conoce mas. solitano, destaca su mayor adecuación y como-
Reibert Evers hace gala de un toque muy refi- didad para el catalogo estrictamente francés, es
nado, de un sonido muy elaborado y penetran- decir, Gounod, Delibes, Meyerbeer y Thomas,
E.MM te. Merced a la redondez sonora que le es y especialmente la polonesa de Philme (de Mig-
característica, consigue una versión del Noctur- non) y el vals de Juliette (de Gounod), por
nal de Sanjamm Bntten verdaderamente muy encima de Dinorah o Lakmé, donde, después
PLACIDO DOMINGO: Arias de Verdi. Aída. de interpretaciones por todos conocidas, se
lograda, equiparable a las mejores versiones de
Rigaleaa, Un folio in rnaschera. Nabucco, La

SCHERZO 67
DISCOS

necesrta una voz con más peso especifico. Lo Aunque parte de su éxito (fulgu- 1930. I CD (ADD) EMI serie Rafertnces
mismo podria decirse del terrorifico bolero de rante e inmediato) se debió a su CDH 763499 1
I vespn sidltane, dónete la joven cantarte evita belleza y capacidad de actuación,
las notas graves en función de alcanzar la nota detras del nombre de la Moflo se hallaba una Gracias a la maravillosa recons-
aguda final que, sin embargo, le queda algo páli- cantante de exquisita sensibilidad, musicalidad trucción realizada por los técnicos
da O la escena final de Sonámbula, demasiado de ley y hábil disposición para la pintura del de Emi podemos apreciar toda la
larga para un registro de intérprete aún en for- personaje. Con una voz de rara belleza, pastosa belleza de la voz de la gran mezzo en el mejor
mación. Las dos páginas donizettianas son inte- y cálida, de limitado alcance, pudo, sin embar- momento be su carrera.
resantes por su novedad: la Cavatina ¡Ah! ram- go, a base de disciplina, incorporar un vasto y La emisión aerea y la gran flexibilidad del instru-
mento. o bella Irene, perlenenciente a un con- oneroso repertorio. Este recital da prueba ele mento se muestran ideales para ftossine donde
junto de canciones, y el ana de Elisabeth, de la ello. A pesar de que a la hora de la valoración, la cantante exhibe una voz de una homogenei-
ópera postumamente estrenada en francés del sus mejores logros se encuentran en terreno dad sorprendente en todos los registros.
compositor bergamasco La fiíle du prosent. de soprano linca (Pamina) o soubrette (Despi- Mucho se ha dicho sobre si su voz era de
Wallberg dmge a la orquesta mumquesa, real- na. Musetta. Zeriina), siempre detras de cual- auténtica mezzo o si era, más bien, una sopra-
zando la labor de la intérprete vocal Una quiera de las interpretaciones de este disco, no corta: de acuerdo que el agudo era un tanto
buena tarjeta de presentación de Eva Lnd. apansce una artista sena y trabajadora, encanta- aflautado, pero no es, ni muchísimo menos, un
dora y sugestiva. caso aislado entre sus colegas, y por otra parte
si bien el centro y el grave no son excesiva-
F.F. mente opulentos, si están perfectamente
F.F. impostados y son considerablemente superio-
res a los de muchas que consiguen volumen a
MARJANA LIPOVSEK: Recital operístico con base de forzar y engolar.
obras de Haendel. Gfuck. Mozar-t, Verdi. PETER SCHRElEh (Tenor) y WOLFGANG De las páginas que no ofrece, a destacar por
Bizet, Massenet y Saint-Saéns. Orqueita de ía SAWALLISCH (piano). Rectal con obras de gracia, virtuosismo y modernidad de estilo Uno
Radio de Munich, dirigida por Giuseppe Pata- Brahini, Prokofiev y Síhumann. Grabado en «oce poco fa y Naggui all'affanno ambas modéli-
né. Grabado en la Radio de Baviera entre el vivo, en Munich, el 6 de febrero de 1984. Pro- cas y la maravilosa selección de Cormen donde
13 yel 14 de abril de 1989. Productor: W o l - ductor: Tomen Schreier. Ingeniero: Wolf- nos muestra una cigarrera enormemente calida,
fran G r a u l . Ingeniero: Alfons Seebacher. gang Meyscheider. PHILIPS DDD 426137-2 femenina y sensual, muy en la linea de la que
ORFEO C 179891 A Digital. Duración: S51 PH. Duración: 71' 46". hoy es heredera Teresa Berganza.
03". Distribuido por Harmonía Muntji,
Schreier ha circulado con abundan-
üpovsek tiene una muy merecida cia por el mundo del canto mozar- ftdeC
fama como cantante de oratono y tiano y como tenor de oratorio Se
de cámara. Cuenta con un instru- lo ha podido juzgar menos como intérprete de
mento parco pero bello, con una emisión aca- cámara y. teniendo en cuenta este recital en IL CONCERTÓ PALATINO D I BOLOGNA.
bada y sólida y un instrumental interpretativo vivo, propinas incluidas (cuando no, el Nogal Música del norte de Italia para cornetti y
basado en una dicción nrtida, un fraseo inteli- de Schumann y la Nano de Brahms). es lástima t r o m b o n e s ( 1 5 8 0 - 1 6 5 0 ) . O b r a s de G.
gente y una cultura aplicada y amplia. Es nota- que asi no haya ocurrido. Gabriel i, Trombetti, Usper, Palestrina, Me ru-
ble como intérprete de canción alemana de Nuestro tenor cuenta con un órgano suficiente, lo. Trofeo, Gussago, Viadana, Cavalii y Verniz-
este siglo, con sus matices y vanantes. aunque sin privilegios, que maneía con extrema tí. Concertó Palatino. ACCENT ACC 8861
El presente compacto muestra, una vez más. habilidad y dominio, sobre todo en un registro D. D D D , 6 1 ' 22".
cómo las luces del escenario operístico pueden agudo no del todo grato y un tanto plano. Des- Grabación Begijnhofkerk. Sint-Truiden, Bélgi-
ofuscar la inteligencia de los mejores. taca por la concentración de timbre en el cen- ca, abril I9S9. Producción y grabación: Adel-
Lipovsek no cuenta ni con medios vocales ni tro y el pasaje, donde insisten sus partes tenori- held y Andreas Glatt. Distribuido por Harmo-
con temperamento ni vocación interpretativos les de Mozart. sus medias voces, sus notas mix- nía Mundi.
para la ópera, ni siquiera para las exigencias tas, la blandura acariciante que logra por medio
estáticas y racionalistas del clasicismo. Mucho de un fno control del aliento.
menos para dar la chulería de Carmen o la En otro plano, el interpretativo, Schreier logra Este hermoso disco no propone
bíblica cachondez de Dalila. Y muchísimo sorprender por su propiedad y su ductilidad. un retrato sonara de una practica
menos para darse tortazos con pesos pesados Aborda un Brahms dialectal y unas canciones instrumental muy frecuente en la
de la ópera italiana, como la Azucena o la prin- infantiles de Prokofiev, piezas todas ellas infre- Italia de transición al barroco. En concreto, se
cesa de Eboli. cuentes y que vierte con expresividad y gracia, trata de un homenaje -el propio nombre del
destacando en la intención verbal y lo rotundo grupo de intérpretes va también en su honor-
Upovsek está escasa de registro, pobre de tim- del fraseo. ai famoso Concertó Palatino de Bolonia. Como
bre, exigida e incómoda. Vaya dicho todo esto no se conserva el repertorio manejado por
para imaginar el mal rato que habrá pasado en Amor de poeto es un trajinadlsimo ciclo schu- estos ejecutantes, la grabación ofrece un pro-
el estudio de grabación. No se puede mezclar, manniano, que cuenta con versiones de refe- grama elaborado a base de obras de músicos
en una misma plaza y una misma tarde, un rencia para todo gusto Acaso sabiendo esto. de la ciudad y otros compositores italianos que
novillo v un toro bravo. El torero no puede Schreier ha optado por un enfoque novedo- escribieron piezas para la combinación, como
estar igualmente bien en los dos lances. so, que especula, sobre todo, con su claro Gabrieli en Venecia. Se escuchan, asi, páginas
La orquesta muniquesa es conducida por Pata- timbre de tenor ligero. Ello le permite traducir policorales, p e r o también composiciones
né con aplastante rutina y vulgaridad. Es un los poemas de Heme a una clave juvenil. Se menos espectaculares, como las versiones ins-
director que lo ha leído todo y no ha. recreado trata de un poeta enamorado y sufriente de trumentales de motetes de Palestnna.
nada. Con un cantante esplendoroso a flanco, mal de amores, pero también de un mucha- Ademas de la recuperación de un repertorio
habría pasado a un polvoriento último plano. cho encantado con que todo eso le ocurra -sólo Gabriel es llevado al disco en ocasiones-,
Pero con una Upovsek fuera de lugar, su cacha- por primera vez. Contrasta el humor cam- los miembros del grupo Concertó Palatino han
rrerío se vuelve fastidioso. biante de la música y su concentrado frag- rescatado una sonoridad especifica, lejos de
mentansmo y obtiene un resultado de nota- algunos ampulosos acercamientos a este tipo
de música. Sobre un continuo de órgano y chi-
a AI. ble eficacia.
tarrone. se estratifican con claridad trombones
Sawallisch, experto en acompañar cantantes y cometí. Resulta admirable el trabajo de estos
desde el podio orquestal, sigue a Schreier con últimos, por la agilidad de sus ornamentaciones
ANNA MOFFO: Arias de La Sohéme, tos modestia y destreza. No es poco de un acom- y fiorituras, asi como por la diafanidad de su
Bodas de Fígaro, Don Giovonni, Cosí fon Tinte, Lo pañante, acaso poco para un pianista. linea de canto. Los intérpretes han resuelto el
Flauta mágKO, Lucio di Lommeimoor, El barbero programa de su disco desde la unidad concep-
de Seviíto, Puntan:, La Sonnambula, R/goletto y La tual, lo que encaja, con toda lógica, con su pro-
Troviata. Exultóte jubílale Scala de Milán y Phll- pósito de brindar una visión coherente de uso
harmonia Orchestra, Votto, Galliera y Davis. musical en un marco concreto espacio-tempo-
EMI C D M 7634132. A D D , Duración: 74' S4". ral
Grabación: 1956-58-59. Productores: W , C O N C H I T A SUPERVIA: Anas de II Sorbiere di
Legge y W . Jellinek. Ingenieros: R. Beckett y Siviglia, La Csnerentola, L'ltaliana ir> Algen y Car-
H. Davidson. men. Grabaciones efectuada» entre 1917 y EM.M
68 SCHERZO
DISCOS

MÚSICA DE CÁMARA PARA INSTRUMEN- posee una buena realización y un lenguaje de autores de música organístíca escrita por
TOS DE VIENTO: O b r x de Debussy. Remé, coherente. compositores cuya actividad artística estuvo
Bona, Benzon, Hoffding, Riisager y Francaix. A continuación se puede oír el Concierto do ligada a Venecia por motivos diversos. La gra-
Selandia Ensemble. Grabación: 1968-69, Skan- Verana de Manuel Seco, quien ha estudiado bación, que abarca un amplio abanico temporal
sekapellet, HeiJerod. Productor: Nils Wint- composición con Carmelo Bemaola y Franco (siglos XVI al XIX). presenta una extensa rela-
her. Ingeniero: Kl»ui Byrith. K O N T R A - Donatoni. Ongi nal mente escrito para oboe y ción de obras raras y de autores cuyos nom-
P U N K T 32032. D D D . D i s t r i b u i d o p o r cuarteto de cuerda, el Concierto do Verona se bres son prácticamente desconocidos, salvo,
Nahud. puede interpretar también con orquesta de claro eslá, los de Andrea y Govanni Gabrieli.
cuerda. Se estructura en tres movimientos y Los nombres de Francesco Cavalli y Baldassare
El Selandia Ensemble es un quinte- participa de un lenguaje de tono clasicista basa- Galuppi son. posiblemente, menos ignorados.
to de instrumentos de viento for- do en el concepto de melodía y acompaña- Los restantes incluidos en el disco -Annibale
mado por Ingnd Holcj (flauta). miento. La obra posee además fuertes reminis- Padovano, Andrea Lucchesi. Ferdinando Berto-
Neis Eje (oboe). Bo Sand (clarinete), Jacob Kd- cencias de estilos antiguos. ni y Alessandro Grazioli- permanecen en el
ding (trompa) y Klauí Fredenksen (Fagot). ...eí Cavase ovare silence del compositor madri- más absoluto olvido. Desde un punto de vista
Nos proponen aquí un recital de música de leño residente en Viena, Mauricio Sotelo es la puramente musical las obras que ofrecen
cámara con predominio de lo ligero y en inter- obra que emplea un lenguaje mas actualizado y mayor interés son las de los autores menciona-
pretaciones realmente viertuosas. junto a que logra una mayor coherencia estilística La dos en primer término. No ocurre asi con las
Debussy (Petrte surte para quinteto de viento y obra se articula a través de relaciones en las del segundo grupo, en las que dicho interés
Syrinx) hay obras breves que podrían calificarse que el timbre y la dinámica adquieren una gran radica más en el hecho de tratarse de paginas
de simplemente lindos (como la Pastora/e de preponderancia. raras que en su va¡or musical. El olvido de estos
Remé o las Tres piezas nocturnas de Eugéne autores por la posterioridad podría, tal vez.
Bozza, pero no sólo estas). Otras son pintores- deberse a este importante factor o, al menos,
cas como los Otólogos poro oboe y clarinete de M.R. podría ser una de !as causas que han contribui-
Fmn Hoffding. Otras humorísticas, como el do a ello. Es, no obstante, aventurado emitir un
Divertimiento tripartito de Knudage Riisager o el juicio seguro en tal sentido, ya que para ello
Cuarteto de Jean Francaix. Nada de especial VARIOS: Piezas breves de Racbmanivov, Mus- sería necesano tener un mayor y mejor conoci-
profundidad (para qué, dirán ustedes) ni de sorgsty Tchoitovski. Shostatovich, Hayan, Mazar, miento de !a obra de estos compositores, cosa
enorme inspiración. Eso si. tampoco ninguna Sorber, Bocchenní, Strauss {/osef Y Jononn II) y que, por el momento, no parece fácil de conse-
propuesta vanguardista. Es un disco cuya músi- Wewítemps Orquesta de Cámara Tehaikovski. guir.
ca no asusta. Se me ocurre que tiene que ver D i r e c t o r : Laiar G o i m a . CBS MASTER-
mucho con la músico mueble que parecieron WORKS MK 45529, DDD. Duración: 481 Los órganos utilizados para la grabación fueron
proponer los Seis hace ahora unos setenta 92". Grabación: Audífono Richard son de la los de San Martos, San Zacarías y Santa María
anos. Lo dicho: lindo y bien tocado. Quizá sea Universidad de Princeton, 1988. Productor del Rosario, los tres fueron en Venecia, Se trata
suficiente. Gary Schultz. Ingeniero: Bud Gnham. de instrumentos más bien pequeños -algo
mayor el de San Marcos-, aunque de excelen-
Música para tí Joyos de la Música te sonido. La interpretación, a cargo de Rober-
S.M.B. Qástca. Orchestral Fovourites... éstos to Micconi, se mantiene en una línea discreta y
son algunos de los títulos que resul- aceptable en general.
tarían apropiadísimos al presente compacto, que, En conclusión, un disco sin duda interesante
OBRAS SELECCIONADAS EN EL II PREMIO a pesar de su minútale escasamente generoso, para los coleccionistas de obras y autores raros.
SGAE 1988. Augustí Charles: Ambiente ofrece una ambiciosa y disparatada amalgama de Su valor musical, como ya he indicado, es dis-
(14.52). Alvaro Guibert: Luisyona (5.48). piezas breves de celebres compositores, como cutible.
Manuel Seco:Concierto do Verona I (5.53) II por ejemplo el Adagio para cuerdas de Barber o
(2.51) III (3.13). Mauricio Sotelo:...« l'ovare el dichoso Minuetto del Quinteto pora cuerdos en F.G.U.
sifence (16.49). Grupo Circulo. Carmen Gui- Mi mayor, Op. 13. N.° 5 de bocchenní (gracias os
llem. oboe. Director José Luis Temes. Graba- sean dadas, númenes protectores, no se incluyen
ción realizada en los esludios Trak de Madrid, ni el Adagio de Albinoni en el arreglo de Remo
en septiembre de 1999. con Juan Ignacio Cua- Giazotto ni el Conon de Pacrielbel!}.
drado como técnico y Suso Siii como pro-
ductor. La impresión de realización en Ibero-
Pero lo peor del caso reside en que. en este
incomestible luto fruto, un buen número de las
MÚSICAS TRADICIONALES
fon, en Costada. Madrid. Las obras del disco páginas escogidas -como el Vocalise de Rach-
están editadas por Emec de Madrid, publica- maninov. cuatro de los Veinticuotro Preludios
para piano, Op. 34 de Shostakovich o el Souve- NUSRATH FATEN ALI KHAN: En concierto
ción de la Sociedad General de Autores de
nir d'Amenque de Vieuxtemps- han sido en París, Vol. 3, 4 y l,¡amtí (canto de alaban-
España. Diseno de Alberto Corazón/Investiga-
maleadas por la obsesión arregaza del Señor za a Dios), No(-i - snanf (alabanza Baba :Farid
ción Gráfica.
Gosman, y sólo algunas de ellas -como la Pan- ud Din), tres poemas. Intérpretes. Ñus raí
tomima de tes Peiíís fiíens de Mozart o la Piz- Futen Ali Khan acompañado por cuatro can-
Grabación de las obras selecciona- ZKato-Poka de los Strauss- se benefician de su canees solistas, coro de cinco cantantes, dos
das en el II Premio de la Sociedad instrumentación y fisonomía originales. Ya armoniums portátiles, un tabla, 3 CDS Ocora
General de Autores de España, que saben pues ustedes a qué atenerse (vendidos en un paquete) C SS9 072/073/074.
quedó desierto en esta edición. El compacto Por lo demás, no puede negarse que la Grabación 1988. DDD. 3 h 2 2 ' 4 l " .
resulta de interés ya que se traía de una de las Orquesta de Cámara Tchaikovski (fundada en
rarísimas ocasiones en las que se graba y edita 1975 y formada en parte por músicos soviéti- El Sema árabe (como el Shema
música de jóvenes compositores españoles, cos emigrados a los E.UA, como es el caso del hebreo) designa la escucha (con
que puede servir para que el oyente se haga propio Gosman) es un buen, e incluso notable todas sus connotaciones); de esta
una idea de la diversidad estétrca de la que dis- conjunto, a pesar de leves fallos de afinación, y escucha (y de cualquier otra) nació en India y
fruta en nuestro país la música contemporánea la toma de sonido merece destacarse por su en Pakistán, la palabra: ka-ul y los que practican
El Grupo Circulo, dirigido por José Luis Temes diafanidad y amplitud. los ka-ulai-5 (los franceses y los anglosajones
realiza una correcta interpretación de las obras, escriben estas palabras, para adaptarlas a su
asistido por su productor habitual Suso Sátz. fonética: Kawwal y Kaeeali).
El disco se inicia con Ambients del catalán El Kawwali (pues) o majfel es-semá (reunión
AgustI Charles, sin duda alguna el compositor JO.R.B. de quienes escuchan) pertenece a la mística
más premiado de cuantos existen en España. musulmana, a pesar de la relación ambigua
Como su mismo título indica la obra recrea entre la ortodoxia del Islam y la música, que
diferentes ambientes sobre los que sobrevuela VARIOS. Alúsico de árgano veneciano Roberto
tiene que ser exclusivamente devocional. Sin
el espíritu del free-jazz. Charles emplea un len- Micconi. órgano. MOTETTE 10561, D D D .
embargo (el placer producido por) la música
guaje muy ecléctico y consigue situaciones de Duración: 51' I I " . Grabación: Venecia. 1983.
mdostanl era tan indisociable de la vida (social y
enorme inventiva. Distribuido por Harmonía Mundi.
religiosa), que, entre proselitismo e influencias
recíprocas se creó una música que alcanza el
Luisyano es una composición de Alvaro Gui- El presente disco, ofrecido por el límte mismo de la devoción estática.
bert, alumno del director del grupo. José Luis sello alemán Motette, incluye una Nusrath Fateh Ali Khan (Jan para nosotros) es
Temes y de Manuel Dimbawdyo. La obra visión amplia, tanto de obras como

SCHERZO 69
XXXK Festival 30
MIEMBRO DE

SAMANO: FuiEa&fa nf 1. pam piano


Estrmo B&solulo. Encardo del Festival
CASTILLO: Preludio, Diferencia. Toccau
ALBENIZ: Suile Iberia (2' cuaderno)

Dfl I I Plua Porteada I Í J « nackt


BALLET NACIONAL Dt ESPAÑA
JOSÉ ANTONIO, d i m w anislKO
JOSÉ ANTONIO/PRIETO: Fandango de
Soler
CRANERO/RAVEU Albonda del
traciou
GRANERO/RAVEL- Bolero
SÁNCHEZ/'LUCIA: Loj "Iwanlos

Ha I I Plau Porlk*4a I0J0 aacnc


O/teru en íoníirrliL Estrena en España
HAYDN: L.'ánima del filósofos ossia, (Meo
tú Euridice
PAMELA COBURN. socar»: Euridicc
SYLVIA GREENBERC. soprano. Genio
UWE HEILMANN, lenor. OrfM
ALAN TITUS, Oírilono. Creóme
OLIVER W1DMER. bijo: fHulo
GACHINGER KANTOREI STUTTGART
ORQUESTA DE CÁMARA CARL PHI
JULIO THE SCOTTISH CHA MBER OR-
CHESTRA LIPP EMANUEL BACH
ANTUNI ROS MARBA director HELMUTH RILLINC. direclor

Mi M Pito PnnfcMb I t j * ancle Dia 4 Plan Porteada I * - » noca* Ma » Urna fmtíait H J t aockc
Jomada Inaugural X CONCURSO INTERNACIONAL DE BALLET NACIONAL DE ESRtfiA
JULIO BOCCA • BALLET ARGENTINO PIANO DE SANTANDER. Ftnal sin- JOSÉ ANTONIO, director irtlílKO
- ELEONORA CASSANO fónico Progianu dia !*
PrtítnltKion en España ORQUESTA SINFÓNICA DE RTVE
• LOPEZ/PIAZZOLA-VIVAI.DI: Dos ARPAD JOO. direclor IMa U Ctat Ksflkl I t j * ascac
Mundos Eslreno. Encorvo del Festival ReaCal BRIGITTE FASSBAENDER. nwi-
• PL1SSTESK Y-LA VROSK Y/GOUNOD: IMa í P l u * rvrlkWa IGJO HKlK zosopcano
La roche de lAfelpurglQ X CONCURSO INTERNACIONAL DE WOLFRAM RIEGEM. piano
• PETlfH/MINKUS: Don Qui.DK, p u de PIANO DE SANTANDER. Final sin- LOEWE. SCHUBERT, BRAHMS
deu* fónico
Duración: 2h. apro*. ORQUESTA SINFÓNICA DE RTIE IMa IS Plua Poitieada ItJM aveht
AUPAD JOO. director BALLET NACIONAL DE ESPAÑA
Dia 31 Ftu» Parteada 1«Jt aoca* JOSÉ ANTONIO, dirrclof anisiico
JULIO BOCCA - BALLET ARGENTINO Ka í Ilaxa Pnr(lca4a IV »cbc JOSÉ ANTONIO/NIETO Don Juan
- ELEONORA CASSANO ORQUESTA SINFÓNICA DE RTVE
• DOLLAR/BANFIELD; El cómbale, ARPAD !OO, direclor y •jjlWa Dia I I Phua Portka4a KUfl mtrt»
- P u d e deux a confirmar AKR1AUA. Obcnura M BAILE! CRISTINA HOYOS
• MOLLAJOLI/tARIOS AUTORES AR- LISZ? "Ebdlrniailj (variaciones sobre el Ptrsenlación rn Santander
GENTINOS: Tanaca v Milonju Din irte) Sueños flamencos. Coreógrafo:
• PETIPA/MINKUS: Don Quivxc. p u de KODALYJ Dtnau de (ülanla HOYOS-MARÍN
deu* BARTOK1 t i mandarín maravilloso Suue Muslo: ARRIACA-FREIRErHOYOS
Duración 2 h. 10 m aprox Duración. 1 h. 40 m.
Dta4 naxa 4rt Af nnUBtnia 11 Mí*í
AGOSTO COMEDIA NTS Dta Fiaia Pdrtfaé* I t J * asea*
Dtmon». léiiro al aire librr BALLET CRISTINA HOYOS
Duración1 1 ri. 15 m. Sueños nameiKos
THE SCOTTISH CHAMBER OR-
CHESTRA Día 7 Cine Kouka 10.30 noche Ma I I Plua rurUoda I0J» aockc
LELLA CUBERLI. soplarlo Ricilal TATIANA NIKOi^EVA. (limo BALLET RUSO DEL GRAN TEATRO
LUCIA VALENTÍN!, rntuosoorano BACH: Wu-iiciontj GdUbcnj DE LA OPERA DE MINSK
ANTONI ROS MARBA, director YELISARIEV/JACHATURUN: Esoanaco
• PERGOLESI. Slabat Malci Dial PIBIB fortiné* IMwkf
• MOZART Sinronii n:' 31 en mi tumol COMEDIANTS Dia 12 Pta» Ponteada K J t a«c*»
mayor LaNil BALLET RUSO DEL GRAN TEATRO
DuraciOnj 1 h. 45 m. DE LA OPERA DE MINSK
DMI Pkua Potltaá* MJtaoibr YELISARIEV/TVHAIKOVSKI: Casca-
X CONCURSO INTERNACIONAL DE IOJ« awkc
PIANO DE SANTANDER. Final r«/O HOHENSALZBURC
Caman RIÍIZ: Trio d la memorit de un héroe IMa lí Flaia PorlkMla Itjt Mía*
THE SCOTTISH CHAMBER OR- Eslrrna absoluto Etiiaigo del Festival SCHLESWIG-HOLSTEIN FESTIVAL
CHESTRA MO2ART Trio en Si lleinol nnyor KV W2 ORCHESTRA
ANTONI ROS MARBA. dirccKH DVORAK: Dumki Trio MSTISLAV ROSTROPOVITCH. vio-
loncello
W. i n m Ponknda I0J9 MUH Dt> 10 O H KaMka 11J0 andK SEMYON BYCHKOK director
X CONCURSO INTERNACIONAL DE ReciCal GUILLERMO GONZÁLEZ, piano DVORAK: ConcicTIO para violoncillo y or-
PIANO Dt SANTANDER. Final SCHUBERT. 4 Improfllpiui. D 939. Op. questa
Caman pos. H i SHOSTAKOVITCH: Sinfonía n." 5. Op. 41
Internacional de Santander
JULIO - 29 AGOSTO 1990
\SOCIACION EUROPEA DE FESTIVALES

LAURENTINO SAENZ DE BURUAGA, direelor 1* • II Agwto


Día 24 Plata Perneada 10.30 nuche CBDIO moEaTabr y gregoriano
ORQUESTA SINFÓNICA DE MADRID Ensayos en la Plaza Ponicada. Fotognfías de Pedro
ORFEÓN DONOSTIARRA húazudos.
JOSÉ RAMÓN ENCINAR, director GERARDO R1FON, órgano
Homenaje a CARME/O BERNAOLA. JOSÉ ANTONIO SAINZ, dlrecioi
LUIS DE PABLO v CRISTÓBAL Atona
I. MADINA. MOZAKT. FAURE. BACH, Exteriores Plora Porlicada Exposición al aire libre
HALFFTER MENDELSSOHN. HAENUEL
STRAVINSKY Monuroenium pro Ge Palacios y Casonas de Cantabria.
II. CARBJZU: Mita Benedicta CAJA CANTABRIA
suaJdo SOLISTAS DE CATALUÑA
DE PA8IO: Elcphanls I v m I Nave Solutiva
XAVIER OUELL, directoi Albín y Markus Orillen.
BERNAOLA Abemak SCHONBERG. Pierrul Luruire
HALFFTER: Tierno de I tono y Batalla UIMP
LA MISA DEL FESTIVAL
Imperial Recital GABRIEL ESTARELLAS. guitarra I - 9 Afoslo
La guitarra en la música española de hoy Palacete. Erntutií-adero
M i 13 Pana PortJeaáa 1»JO KKkt CORO SAMAN [ECO
ORQUESTA SINFÓNICA DE BILBAO Nuevas adquisiciones de la Fundación Banco Hispano
Canio gregoriano Americano UIMP
JARD VAN NES. mezzosoprano
KEITH LEWIS, tenor
CRISTÓBAL HALFFTER. director MARCOS HISTÓRICOS II AfOMO - * StBtiemkrt
MAHLER: La canción de la I ierra Palacete. Embarcadero
AMPUERO: Sanrimnn de ta Bkn A p u t d d j . s. XVIII. Ricardo Lorenzo, arquiteclo.
BARCF.NA MAYOR Piala.
Dfa 2 * P b u Participa I0J0 Bockt CASTRO URDÍALES; Iglesia Santa Maria. s. XIII.
ORIJUtSTA FILARMÓNICA CHUCA COBRECES: Abadía Cisttrcitnsr «Viíceli-. INSTITUCIONES
ORFEÓN DONOSTIARRA COMILLAS- Iglesia de Sin Cristóbal, s. XVI. Palacio
JARD VAN NES, mezzosoprano DIPUTACIÓN REGIONAL DE CANTABRIA
JOSÉ ANTONIO SAINZ. director coro de Sobrellano. Consejería de Cuhura
VACLAV NEUMANN, direcio. LOREDO: Iglnia de Mira. Sia. de UCIS AYUNTAMIENTO DE SAfJTANDER
MAHLER: Sinfonía n." 3 en re menor IX)S CORRALES DE BUELNA: Santuaiio de Ntra. MINISTERIO Ub CULTURA
Sra. de las CaWai, s. XVII. Instituto Nduonal de los Artes Escénicas y de la
Día H A»™**» Hrfloaal « i Culattta. ClalUUn NOJA: Iflesii de San Pedro. Música.
4 Boche SAN VICENTE DEL MAR: Coítgiala de Sania
OÍMC/M7X COfM£ D£ L>1 UNIVER- Juliana, s. XII Torre de Don Borja. Fundación PATROCINADORES
SIDAD DE CANTABRIA Sanlihana.
LES NATIONS DE AMSTERDAM. Gru- SANTOÑA. Iglesia de Santa María del Puerlo, s. X I I , BANCO SANTANDER
po instjunKMaJ UDALLA: Iglesia de Santa Marina, i X I I I . CDMC: CENTRO PARA LA DIFUSIÓN DE LA
LYNNE KURZEKNABE. directora MÚSICA CONTEMPORÁNEA
Dos Mnocot Espilla-llalla, s XVII ENCUENTROS CON... CAJA CANTABRIA
Día» Ftau Ponteada 1*,» Melle JULIO BOCCA CÁMARA DE COMERCIO. INDUSTRIA Y
Jamado de Clausuro ANTÓN] ROS MARBA NAVEGACIÓN DE CANTABRIA
TANGLLWIXID SYMPHONY OR- COMÉD1ANTS C0LLINS-OXM.S.A.
CHESTRA GUILLERMO GONZÁLEZ-NOBEL SAMANO INTRA CORPORACIÓN FINANCIERA. S-A,
LEONARD BERNSTEIN. direcioj BALLET NACIONAL DE ESPAÑA UNIVERSIDAD DE C A L A B R I A
CRISTINA HOYOS UIMP: UNIVERSIDAD INTERNACIONAL
MARCOS HISTÓRICOS DE CANTABRIA MSTISLAV ROSTROPOVITCH MENENDEZ PELA YO
WHISKY J B GRAN RESERVA
XX CIClít FESTIVAL 1>E MÚSICA CORAL Y DE CARMtLO BE RX AOL A
ÓRGANO LUIS DE PABLO
CRISTÓBAL HALfTTER NOTAS DE ÍNTERES
Santuario de la Bien Aparecida.
MARRON/AMPUERO
Festival de voces. Etlrcnos líe LARRAURJ. ESTRENOS-ENCARGOS — Se comenzara puntualmente a la hora indicada. Nn
%e permitirá la entrada duran ic la interpretación de
AULE5TIA las obras.
Canio greioriano- Música religiosa del s. XX (JOTZON AULESTIA: Antialdalze.
MANUEL CASTILLO: Cuanelo de cuerda. — El festival en los Pueblos:
Centenaria de l i muerte de CESAR FRANCK B
lucalkladn una hora antes en la propia sede del
ORtíULSTA DE CÁMARA DEL FESTIVAL FRANZ JOSEPH HAVDN Limma áe\ filósofo, «sia,
Orfeo ed Euridicc. concierto, en aqudloa lugares en que la enirada
BRESCIA-BFRGAMO. llalla no sea graiuita.
AGOSTIZO OHMIO, dirtcloi JULIO LOPEZ/PIAZZOLA-V1VALDI: Dos Mundos
VALENTÍN RUIZ: Trío a la rnemor» de un herw. — Reserva de localidad» en la Oficina de la Piaza
Condeno barroco Ponicada del día 5 de julio natía el día 18 de
SCO1 A GREGORIANA DE LA CATEDRAL DE NOBEL SAMANO: taniasii n" I. para piano
agosto, de lunes a sábado.
BRUJAS. Beljiíi — Taquillas: Pateo Pereda.
ROCER DFRLIWE. direclor
Canto gregoriano Abiertas día de actuación de II a I ) h. y de 17.30 a
TOMAS MARCO 21.20 h.
HANS PIZKA, trompa, (rompa alfilan Dfis sin actuación de II a 13 h. y de 17.30 a
i.A. SÁNCHEZ BALLESTEROS, trompa JOSÉ LUIS TELLEZ
20.30 h.
ESTEBAN EI.I7ONDO, OTíano — Los encuentros con... Entrada iraluiia.
Mü&m del Barroco. Romantiei&mo y Conlcmpordnea EXPOSICIONES
THE REAL GROUP Suecia — Marcos alternativos en cito de lluvia:
MARGARETA BENGTSON. soprano Julio - A | M o • Barcena Mayor' Iglesia Parroquial
KA1AR1NA WILCZEWSKI, lito Torre Don Borjo, Fundación Santulona • San Vicente de la Barquera: Iglesia de Santa
ANDRÉS EDENRCTH. lenor Docnntevh y Jujol. dos vertiente* del modemúmo. Mana de lo! Angelo, t. XIII
ANDERS JALKEUS, bajo UIMP
INFORMACIÓN
Jan * o a l U JuHo - 3f Afasia
CORO ESKIFAIA Pabellón Municipal de la Magdalena Oficina del Festival: Anda, de Cabo Sóido. 15 - 5?
JAVIER BUSTO, directo! Homenaje a Juantxu Rodríguez UIMP J900I SANTANDER. Arañado de Correos « I ,
Muaica rehsiou del s- XX Teléfonos: 942/2] OS OS - 21 0) 4 !
THE SCHOLARS M J n l o - 19 Atona «42/ 31 48 i ) • )] 4S 19
THE SCHOLARS BAROQUE ENSEMBLE Sala de Exposiciones de la Cámaro de Comercio. Tela: 31822 degr e
MONTEVERDI Vnpro delta Berna Vcrjiot Industria y Navegación de Cantabria lelefai: «42/11 47 67
SCHOLA GREGORIANA HISPANA RobtnoOnllo. Oficinas de Información de Santander y Cantabria,
DISCOS

un extraordinario artista (no se debería emple- gravadón A D D de 1962, reeditados I9S9. A óeva ya no era adolescente, la gracia de Knshna
ar esta palabra), y una verdadera star de los 6152. 2h., 46'. parece haberle traído la embriaguez sensual para
festivales multitudinarios, y en concierto como L'INDE: Danza devoóonal de Orina. C D Arion descnbr los divinos amores.
en disco hay que rendirse ante su cansma («un A f t N 64045. Grabación: 197S A A D 44' 54'. La obra de Jayadeva evoca la India imaginaria
ruiseñor escondido detrás de un hipopótamo» Intérpretes. Disco I y 2: Pandít Ragunath Pani- (tal vez real en un cruce de cultura;
decía Sofía Noel, con admiración); pero, y no grahí (canto) y Hermanta Kumar Das (sitar). la del hombre del norte con su voluntad de
quiero ser aguaf estas, esta promoción como si Disco I. jayantha Kumar Mukherjee (flauta), organización, amenazado y atravesado por la
el único o del mejor Kawwal se tratara es un Banamali Baharana (tambor pakhawaj). Sanjugi- orgia lírica de la cultura melanisada de Padna-
poco despreciativa para con otros maestros, ta (tanpura). Disco 2: Gurú Kelucharan Maha- vati. su mujer, y bailarina del templo de Jaghan-
por ejemplo: Raza, Muhammad Uaman, Ustad prata (maestro de danza y tambor mardala). nata India imaginaria y arte grandioso de una
jafar Husain Jan. Ustad Fayaz Jan. Mahmud Mohini-Mohan Pattnaik (flauta), con la partici- expresividad sin igual, y si la música europea
Nizami y un largo etc. El deber de las casas dis- pación de la bailarína Sanjukta Panigrahi. puede que sea supenor en cuanto a la armonía
cográficas consiste también en una divulgación calculada y equilibrada (según Elie Faure), en
y no sólo en una rentabilidad. ninguna otra música encontramos una imagen
O t r o pequeño detalle concerniente a la pre- Se trata de dos tesoros discograf- del universo de un linsmo tan tremendo, ani-
sentación: el Kawwali tiene que someterse a cos excepcionales; el pnmer disco mado por la voz de los bosques y n'os, el soplo
unas obligaciones; puja (alabanzas a D i o ; , (Ota Gtwnda ) es además absoluta- de las bestias, el deslizar de las serpientes, los
Muhammad) Ali a los antos su-s). jamen mente indispensable. El Gito GtMrtcfa.el equiva- movimientos y gemidos del amor, las formas de
(teñe que ser cantado en horas que no inter- lente del Cantar detoscontares, refleja el amor furor, de la voluptuosidad y de la ternura. En
fieren con los rezos), moícone (en un lugar de Radha y Khshna. y está representado a través este arte de solistas, es una multitud quien
ritualmente purificado, y en general retirado). de esculturas, pinturas, bailes y cantos en todas canta y hace temblar en la materia misma los
jwoni (asamblea constituida por hermanos, o las regiones de la India. Nos llega en la versión gritos de dolor y de alegría, las quejas, los sollo-
personas con pensamientos puros). Ya que de Jayadeva. bajo la forma de un gran poema líri- zos, los suspiros, los murmullos y hasta los
algunas de estas obligaciones no se cumplen, co, casi una ópera para cantante solista, en 26 espasmos de este canto.
¿porqué en los comentarios que acompañan a escenas. Jayadeva. onundo del Norte de la India Pienso en el texto (traducido en francés e
los discos, no decirio así. y presentar estos se casó con Padmavati, hija de un brahmán del inglés), pienso en los intéipretes oriundos de
conciertos c o m o son: un extraordinario sur del país dravida. El encuentro se hizo en Pun, Orissa. todos maestros de sus artes, y pienso
espectáculo? y lo cuento no por mera anécdota la cultura de en el baile de Sanjulcta Panigraphi (se la oye
Orissa. entre el norte y el sur de la India partici- bailar en esta grabación efectuada en el museo
pa de las culturas nindostaní y camática. Poeta Galliera, durante una de sus visitas parisinas)
de la corte de Sena. Jayadeva introduce en el acompañada por el canto de su mando Pandit
RE culto oficial del Amor (se), la doctnna Sahaj, en Ragunath.
pos de la sublimización de la libido, no a través
de la castidad, sino a través de una elevación
GITA G O V I N D A (en la tradición conservada progresiva del gozo. En una edad en la cual jaya-
el templo Jagannatha, Puri 3 CDS AUVIDIS P.E

proximanente

72 SCHERZO
DISCOS

ESTUDIO DISCOGRAFICO
Britten:
Otras cuatro óperas y una propina
En el número 24 de la revista SCHER- La muerte en Veneaa, 1973. Henry James se traducía mejor en sonido
Z O se incluyó un Dosier relativo a Ben- Las dos primeras son ejemplo de y en teatro mediante esos recursos
jamín Britten con motivo de los setenta y ópera de cámara, lo cual constituyó una voluntariamente limitados.
cinco años del nacimiento de este singu- de las opciones estéticas más importan- Ese espíritu permanecería en obras
lar compositor. El autor de estas lineas tes por parte de Bntten. No olvidemos como Eí sueño de uno noche de verano,
trazaba allí uno apretada introducción al que este compositor no era el típico cre- otra creación del English Opera Group,
mundo operístico de este músico que de ador ajeno a la realidad de su tiempo y en este caso para Aldeburgh. El dispositi-
manera tan original y profunda supo de su público, que compone en la sole- vo orquestal es mayor que los catorce
comprender lo Unco-dramático. El teatro dad de su escritorio y su teclado, sino músicos de Lo vuelta de tuerca, pero
parece algo consustancial a Britten; ahí
están sus quince títulos operísticos, diez
de los cuales son óperas de duración
normal y planteamiento estético suficien-
temente ambicioso como para significar
una aportación decisiva a ese género que
supone fenecido desde que en 1925
Berg compusiera Wozzeck. Pero además
del Dosier del n." 24 de esta revista, el
lanzamiento paulatino p o r parte de
Decca del legado fonográfico de obras
de Britten (dirigidas por él o al menos
artísticamente condicionadas en su tra-
ducción sonora), nos ha permitido acer-
camos a él en recientes entregas dentro
de estas páginas amarillas. Los cuatro
álbumes que reseñamos ahora son la
tercera entrega del imprescindible legado
lírico de Bntten. nombre con el que evo-
camos a uno de los pocos operistas con-
tinuos de nuestro siglo (es decir, que
siempre compusieron ópera en una Benjamfrí Britten, Peter Pears y Kathieen Ferner.
secuencia que abarca más o menos una
mayoría significativa de su vida creativa), que siempre lo hizo en contacto con un mucho menor que cualquier orquesta de
como Richard Strauss, Leos Janácek o elemento teatral dado, un grupo (el foso, El espíritu de esta maravillosa tra-
Sergei Prokofiev. English Opera Group), unos cantantes, ducción del mundo feérico de Shakespe-
una realidad escénica. Cuando estrena are es, pues, el mismo del misterioso e
La violación de Lucrecio ha conseguido inquietante programa de variaciones que
que los elementos limitados propios de mancan el implacable giro o vuelta de la
Fechas y características la posguerra y de nombres que, como el tuerca fantasmal, y desde luego del rea-
suyo, aún no están consagrados, se cons- lismo distanciado de La violación de
Como en otras ocasiones, cederé a (a tituyan en dispositivo y recursos apropia- Lucrecia, ópera en la que se ensayó por
manía de las fechas, que en mi opinión dos para su lenguaje en formación. Pero vez primera ese breve dispositivo, en
suelen colocar a las cosas en su sitio, en 1954, año del estreno en la Fenice este caso quinteto de arcos, cuatro músi-
pues el sitio de las cosas es, antes que veneciana de Lo vuelta de tuerca, Britten cos para las maderas (aunque tocan siete
todo, su ubicación en el tiempo. A! mar- ya es un compositor indiscutible, impres- instrumentos) arpa, trompa, percusión y
gen de la Fedra, cantata (monólogo, en cindible en la gran nónima de creadores piano (este último a cargo del director,
rigor, y por eso no está de más en esta vivos, que no necesita hacer de la necesi- aunque no es una imposición absoluta).
serie y en su concreto acoplamiento), dad virtud en lo que se refiere a efectivos Y ese canto del cisne (inesperado, por
que acompaña a Lo violación de Lucrecia, en el foso o en el escenario, Sin embar- otra parte), que es Muerte en Veneda, lo
que sirve de lucimiento a Janet Baker y go, el carácter cameristico de la ópera se prolonga en cierto sentido, aunque
que fue dirigida por Steuart Bedford en ha convertido ya en una opción estética, ahora nos encontremos ante un com-
un registro de 1977, unos meses poste- y por ello el reducido dispositivo del promiso, como lo es el que a lo largo de
rior al fallecimiento de Bntten, nos foso y la escasa plantilla de cantantes es diecisiete escenas la acción se concentre
encontramos con cuatro óperas de otras algo que tiene que ver más con una en un monólogo fundamental y una serie
tantas décadas en que el músico británi- elección que con una necesidad. Ade- de visiones en las que el ballet es un ele-
co se dedicó a! teatro. más, con toda probabilidad consideró mento importante (en consecuencia, se
Britten, junto con su libretista, Myfanwy trata de una dimensión que se pierde
Lo violación de Lucrecia, 1947. Piper, que el mundo sugerido, ambiguo, por completo en un registro puramente
La vuelta de tuerca, 1954. intimista. fantasmal de la breve novela de sonoro, desprovisto de imagen), hasta el
El sueño de una noche de verano, 1960.

SCHERZO 73
DISCOS

punto de que el Tadzio de esta versión en el nivel técnico como interpretativo ca. El caso de La vuelta de tuerca es muy
lírica de la novela de Thomas Mann es alcanzaron las grabaciones de Britten diferente, ya que se trata de una esplén-
un personaje interpretado por un baila- para Decca Para el gran público el atrac- dida adaptación de un relato cuyo senti-
rín, genial traducción de la adolescente tivo de La violación de Lucrecia es sin nin- do radica en la ambigüedad, la polisemia,
figura también muda del novelista de gún género de dudas menor que el de la sugerencia, elementos difíciles de dar
Lübeck y que de manera tan decisiva y las obras que han merecido repetición, en cualquiera de los medios dramáticos
sorprendente supo reflejar en imágenes pero es que además es difícil superar a (el teatro, la ópera, el cine). Lógicamen-
cinematográficas Luchino Visconti en la esa Janet Baker en su mejor momento te, la versión operística no puede evitar
persona del actor sueco Bjom Andresen. (se trata de una grabación de 1970), la carnalidad, la presencia de los persona-
Por cierto, Visconti y Britten trabajaron secundada por Heather Harper y Peter jes, incluso se atreve a presentar a los
en sus respectivas adaptaciones más o Pears en su ejemplar cometido de coro- dos espectros, Quint y Miss Jessel, en la
menos al mismo tiempo y sin que apa- individual, si se me permite la aparente novela teñidos por lo impreciso de la
rentemente hubiera nada parecido a paradoja, y Ben|amin Luxon y John Shir- evocación. Recordemos lo bien que lo
espionaje industrial. La película de Visconti ley-Quirk en los enfrentados generales consiguieron Jack Clayton y Truman
se estrenó en 1971, dos años antes que romanos. Se trata, como puede verse, de Capote, por su parte, en la película The
la ópera de Britten. un registro tardío de una obra que fue innocents (suspense, en España), de 1961.
estrenada veintitrés años antes nada T a n t o la película c o m o la ópera lo
La cantata Fedra, a la que nos refería-
menos que por Kathleen Ferrier Las resuelven todo con media docena de
mos al principio, que acompaña a la
prestaciones vocales del reparto reseña- personajes, incluidos los aparecidos, si no
ópera más reciente de esta muestra de
do son muy adecuadas, pero sería tal vez tenemos en cuenta el tenor del prólogo,
cuatro, es estricta contemporánea de La
necesario advertir que la linea de cada a cargo del mismo cantante que asume
muerte en Venecia, y su carácter ¡Irico-
papel nada tiene que ver con el canto el papel de Quint Ese reparto tan breve
d r a m á t i c o es evidente, c o m o buen
habitúa! de la ópera tradicional (se trata y ajustado y la logradtsima ambientación
monólogo estricto que es {y ya hemos
de cometidos esencialmente distancia- (interior, cerrada, aislada) dan el carácter
señalado cuánto de monólogo hay en la
dos, con una especie de constante pues- camerístico de ópera tan singular. Desta-
última ópera de Britten). El empareja-
ta en cuestión del dramatismo tanto en ca en ella con justicia Jennifer Vyvyan,
miento en un doble álbum de Fedra y La
personajes como en situaciones), sin que soprano que conoce perfectamente el
violación de Lucrecia supone una especie
por eso desaparezca el canto, ni mucho mundo de Britten. con quien ha colabo-
de cierre del circulo en que parece dibu-
menos. rado en otras óperas. Es el mismo caso
jarse el itinerario estético de Britten
de Joan Cross, una britteniana de prime-
como dramaturgo: la lejanía entre Lucre- La violación de Lucrecio es adaptación ra hora. El enfrentamiento entre ambas
cio y Fedra se convierte en cercanía en de una pieza teatral ( A n d r é Obey, (institutriz y Mrs. Grose, respectivamen-
virtud de su destacada categoría como 1934), y la estricta dramaturgia no supo- te), es uno de los puntales de esta reali-
heroínas-víctimas de la antigüedad. ne especiales drficuHades, al margen de la zación. El otro es el de! triángulo del que
origiralísima y aportadera traducción lin-
Cuatro registros de referencia

La estética de Britten en el teatro es


lo suficientemente abierta y asequible,
con la adecuada dosis de canto, expresi-
vidad, sentido del tiempo y de lo pura-
mente escénico como para no producir-
le terror a los operófilos habituales, que
se limitan a unos cuantos títulos y, sobre
todo, a la presencia de divos elevados a
la categoría de mitos. El hecho de que
no se aterrorice demasiado no quiere
decir que el operista medio (no típico,
pues éste tiene curiosidad, atrevimiento
y. a veces, no se deja dar gato por lie-
bre), busque obras como i as de Britten
ni las diferencie demasiado, a la hora de
no acudir al teatro, de las aportaciones
de la vanguardia más exigente.
Lógicamente, todo esto son razones
para que cada título operístico de Britten
haya sido grabado una vez tan sólo, con
excepciones como Peter Grimes y La
vuelta de tuerca (Philips y Colin Davis se
atrevieron con una segunda versión de
ambas): Pero tal vez hay una razón de
peso para que nadie se atreva asi como
así a grabar de nuevo obras como los
otros tres títulos que acompañan a la
adaptación de la novela de James. Esta
razón puede ser la perfección que tanto

74 SCHERZO
DISCOS

ejemplo, jennifer Vyvyan. que estrenó el


papel de Titania), Se trata de una obra
de amplio reparto en la que no hay pro-
tagonistas exclusivos, en la que son sufi-
cientes unas voces de calidad sin deman-
das extraordinarias y una batuta hábil-
mente concertadora de un conjunto
vivaz con ese difícil equilibrio teatral que
precisa la comedia. Britten y sus cantan-
tes lo aseguran en un registro que da
plena respuesta a las demandas de fanta-
sía, ensueño, sugestión e irrealidad de
esta obra maestra
Y terminamos con Muerte en Venecio,
la única de estas cuatro óperas no dirigi-
da por el propio Britten, que es sustitui-
do por uno de sus colaboradores más
íntimos, Steuart Bedford, con bastante
fortuna a pesar de las dificultades de una
partitura donde la orquesta tiene
momentos en solitario bastante compro-
metidos. La obra tiene multitud de per-
sonajes (unos cantan y otros bailan),
pero el peso fundamental está en el
tenor (Aschenbach), en una serie de
monólogos punteados con diversos diá-
logos con personajes episódicos que
asume siempre el mismo barítono (un
viajero, un viejo verde, un gondolero, un
barbero, un músico callejero, etc.). En
ambos cometidos, Peter Pears y john
Shirley-Quirfc realizan una auténtica pro-
eza. Él primero por la asombrosa cons-
trucción lírico-dramática de un personaje
Mrs. Grose parece excluida: tnstitutri*- BRITTEN: Phaeáo |anet Baker. English Chamber riquísimo más que complejo, desbordan-
niños-espectros. Vyvyan realiza una Orchutra. nir: Steuart Bedford. "The 'Cpe oí te de un mundo interior que requiere un
magistral construcción de su personaje a Lucelia janet Baker (Lucrecia). Benjamín linón
(Tarquinlul), John Shirley-Quirk (collatlnul). amplio despliegue de matices. Y el
partir de esas dos relaciones: la realidad Petar Pean (coro masculino), Heather Harper segundo por la necesaria versatilidad
seca de Mrs. Grose y la lucha contra el (toro femenino) Engliih Chamber Orchestra. para la sugerencia de cada uno de los
Direccion: Ben|amin Brinen. Productores. Rjy
mal y la defensa de los niños (o, si se Minshull (ambas) y Miníale Woolcock (Luceoa). tipos que le son encomendados.
prefiere, contra los productos de su aca- Ingeniero): John Duokertey (Phiedra). Kenneth
lorada fantasía, opción que resulta evi- Wilkmson y Jims Lock (Lucrena). Grabaciones; En resumen; cuatro referencias (sólo
Atl Saims'. Petercham. mano de 1977 (Phaedn) Lo vue'ta de tuerca tiene competencia
dente en el film de Clayton). El reparto y The Maltings. Siape, |ulio de (970. DECCA
es exactamente el mismo del estreno (London). 425 666-2 (2 CU). Duncionei: I5'24" con otra grabación, muy afortunada y de
(Phaedra) y 10772' (LutretU). excelente sonido, llevada además a
veneciano, y la grabación es su conse- BRITTEN: The u n c( tf« sc/ew Jennifer V m »
cuencia inmediata. (the Govemeu}. Joan CroB (Mrs. Grose). David vídeo-disco, la firmada por Colin Davis),
Hemmlnji (Miles), Olive Dyer (Flora). Peter de otras tantas óperas de especial
Ya dijimos en aquella apretada intro- P«ars (thc Prologue y Quiñi), Arda Mandikian importancia en el mundo de la lírica de
ducción del número 24 que Britten nunca (Miss Jessel). English Opera Group Orchestra.
nuestro siglo. Absolutamente recomen-
Director: Benjamín Bricten. Sin Indicación de
repetía tema. Con El sueño de una noche productor», ingenieros o lugar de grabación. dables para los interesados en ese
de verano acude nuestro compositor al Gritado en 1954. DECCA (Londor,). 425 672-2
mundo. Lo mismo que en la primera
mundo de la fantasía feérica shakesperia- (2 CD)t DuriCFÓn: I05W. ADD monoaural.
BRITTEN: A Mtdsummer Nigbt's D'mm Alfred reseña dedicada a otros títulos teatrales
na vista por el prisma de la época de Deller (Oberon). Ellabeth Harwood (T/ona). de Britten, podríamos hacer una reco-
Purcell, autor que conocía muy bien y Stephen Teiry (Puck), John Shlrley-Wuirk fTr*-
mendación especial entre los cuatro títu-
MUJ). Helen W i m (Hippolyta). Peter Pean
que interpretó e incluso grabó. El papel (Lpander). Choír* oi Downsiüe and Emanuel los: si allí destacábamos 6i//y Budd. a
de Oberon. además, está pensado para Schools. London Symphony Orcfieitra. Direc-
quien sólo quisiera adquirir uno de aque-
Alfred Deller, gran intérprete de Purcell. ción- Benjamín Britten. Productor |otin Cubhaw.
Grabación: Walthamitow Auembl/ Hall, Lon- llos álbumes, en este caso dudaríamos
Esta maravillosa ópera (maravillosa por dres, 1966. DECCA (London). AIS 663-1 (2 entre La vuelta de tuerca y El suefío de
su trama y por sus méritos), constituye CO) Duración: 144'12". ADD.
una noche de verano. Tal vez, desgarrán-
BRITTEN: Deolfi m Venice Pcter Peiri (Aschen*
uno de los mayores logros fonográficos b&ch), John SMrley-Quirk (varios cometrdoi). dosenos el corazón, optaríamos por la
de la discografta de Britten (no en vano James Bowman (voi de Apolo). Kennvth Bowen
primera. En cualquier caso, la sección
es una producción del ya mítico John (portero del SotBl). Con otroj papeles a cargo
de miembro* del Engliih Opera Group. English Opera del sigío XX le dedicaremos algún
Culshaw, controvertido productor que Chamber Orchescra. Dirección: Steuart Be*ord. día una atención especial a esa genial
se conocía la aguja de navegar). Grabada Productores: Hay MinshuH y Richard Beswick.
adaptación de la novela de Henry james.
Ingenieros: Kenneth Wilklnion y James Lock.
seis años después de su estreno en Grabación: The Maldngs. Snapt. abril de 1974.
Aldeburgh, el reparto sólo conserva algu- D€CCA (London). 42S bt.S-2 (2 CD). Duncion:
nos nombres del cast original (falta, por \4¥\r.AD0.
Santiago Martín Bermúdez

SCHERZO 75
DISCOS I

ESTUDIO DISCOGRAFICO

Ni uno ni otro
hí están, al frente de los mejores una obra tan bienhumorada

A conjuntos operísticos (V¡ena. La


Scala) y orquestales (Berlín, Filadelfia)
y situados en la cúspide de la fama a los
como la Obertura Académi-
ca: su Goudeamus igitur
parece exageradamente
57 (Abbado) y 49 (Muti) años de edad, grave y solemne, y si
rodeados de la tecnología más moderna y Brahms lo hubiera querido
de todas las D posibles. Y, sin embargo, ni así, no hubiera orquestado
uno ni otro logran realizar una Segundo de a base de triángulo, bombo
Brahms del nivel previsible y exigible. y platillo. Y aun los cambios
De entre las grabaciones recientes, la de ritmo y humor en el ter-
de Sir Colin Davis para RCA (SCHERZO. cer tiempo de la Sinfonía,
39) me parece superior a éstas aun con- tan bien realizados técnica-
tando con una orquesta mucho más joven mente por Muti y su
y de renombre inferior, cual es la de la orquesta (los berlineses y
Radio Bávara. (Es curioso señalar la hostili- Abbado resultan algo pesa-
dad mal disimulada de Gramophone hacia dotes), suenan poco gozo-
las Sinfonías 2 y 3 de Brahms que ha gra- sos. En este sentido, el viejo
bado Sir Colin antaño profeta en su Toscanini, bien poco con-
tierra...). Davis no es un brahmsiano nato, vincente en Brahms, era
ni por sus orígenes ni por su formación ni mucho más garbosa.
por afinidad particular alguna, pero aborda Abbado, por su parte, se
estas obras con afecto, lucide? y calor que beneficia de su formación

Claudio Abbado FOTO: O.G

años. Giulini los supera en todo momen-


to, incluidas las maravillosas Codas de los
tiempos I y 3 que, especialmente la últi-
ma, a Abbado y Muti los sorprende con
su habitual expresión taciturna. Para
colmo, ofrece como complemento una
antilógica Tercero Sinfonía: ¿qué harán con
ella Muti y Abbado? Terminemos diciendo
que este último consigue, en la Ropsodia
paro contralto, lo mejor de estos dos CD,
apoyando admirablemente a una notable
Lipovsek que. mire usted por donde, tam-
poco logra ahuyentar el recuerdo de Lud-
wig o janet Baker y, menos aún, el de
Kathleen Ferrier.

Roberto Andrade Malde


Riccardo Muti FOTO:] Stefftwn

dan excelentes resultados. Abbado y Muti vienesa y de una Orquesta de tradición BRAHMS; Sinfonía número 2, en fie
parecen, en cambio, cumplir sin gran entu- brahmsiana muy superior a la de Filadelfia. mayor, opus 73. Rapsodia para contrato,
siasmo una tarea impuesta por la firma Y asi, en los dos primeros movimientos se opuí 53. Marjana Lipovsek, contralto.
discográfica. Los grandes intérpretes de la desenvuelve mejor y con más estilo que Emst-Senff-Chor. Orquesta Filarmónica
opus 73 de Brahms, repetidamente crta- Muti quien, por el contrario, vence en ter- de Berlín. Director: Claudio Abbado.
dos en estas páginas -Gíulini, Monteux, cero y cuarto. Pero ambos se ven neta- CD DG 427 643-2 DDD. Grabado en la
Walter y Wand, entre otros- ofrecen una mente superados por un Giulini que, al Sala Philharmonie, Berlín, 9/1988. Pro-
recreación personal propia, muy diferen- frente de la Filarmonía (EMI), sabe enten- ductores, Günther Breest y ChristopKer
ciada, lo que no ocurre con ninguno de der y materializar a la perfección cada una Alder. Ingeniero de sonido: Günter
los dos grandísimos maestros italianos en de las indicaciones de matiz ("tranquillo", Hermanns. Duraciones 45'58" y 1 3 W .
la música de Brahms "grazioso", "con spmto", todas ellas en len- Sinfonía número 2, opus 73. Obertura
Mientras WaJter y Monteux saben son- gua del Dante, como pueden observar) Académica, opus 80, Orquesta de filadel-
reír e iluminar la sonoridad orquestal aun que Brahms esparce a manos llenas por fia. Director: Riccardo Muti. Grabado
en los momentos más sombríos de la esta obra tan amada y que le sirvió para en Fitadelfia, 10/1988. CD Philips DDD
obra -Adagio non troppo- Muti es inva- exorcizar el demonio de su opus 68, que 422334-2. Duraciones: 45103" y IO128".
riablemente serio, casi ceñudo, incluso en le habla perseguido durante más de 20

76 SCHERZO
DISCOS

ESTUDIO DISCOGRAFICO

Europa exilia pero no ahoga


pletamente adaptado (y en completa
coherencia) con su fraseo, con su expre-
sión o su expresividad, la escucha equipa-
rada entre sus dos grabaciones del Sibe-
lius podrían cualificar a Heifetz de intér-
prete temperamental. Jascha Heifetz o la
glonficación del instante, ¡un buen tftulo!
Los críticos-fósiles (a quienes me refería
al principio) han reprochado los tiempos
inhabitualmente rápidos en ca5¡ todas las
interpretaciones de Heifetz. Cuestión de
gusto, pena hoy. después de algunas inter-
pretaciones (Kremer-Hamoncourt en los
conciertos de Mozart o hasta Grumiaux-
HaskiH en las sonatas de Mozart), el
reproche cae, inutilizable, o tal vez se
transforma en un posible elogio.
¿Su perfección? Patente en cada nota,
timbrada en todas las cuerdas, en todos
los registros; en su organización general
de la interpretación; en su organización
general de la interpretación, solamente
equiparable a la de un Glenn Gould o de
un Benedetti-Michelangeli. Los mas per-
Jascha Heifetz versos se podrán fijar en un pequeño
ascha Heifetz no tuvo en la Europa librio de su sonido entre el shmaltz de detalle; el acorde de Mi en el compás 187

J de la postguerra el renombre de
Menuhin, Oistraj o Stem; esta Europa
ha preferido (hasta hace muy poco)
olvidar a sus exiliados, sobre todo cuando
Oistraj y la (bella) aspereza de Kremen y
sobre todo el control de la paleta de su
peculiar vibrato, de sus vibratos distintos
(apretado, largo, hinchado o débil) com-
(Tiempo tercera del Concierto K 219 de
Mozart), Y para quienes sean tan exigen-
tes que no se conforman con la perfec-
ción les diremos un pequeño secreto;
el exilio tuvo f n en América del Norte Heifetz no era perfecto, al menos en dos
(Arceri, Kubaleck Horowitz, Buschs, Ser- SCHUBERT: fantasía D 934 BRAHMS: aspectos. En las trescientas obras que
kin...) y además cuando este exilio estuvo Qiorteto para piano Op. 60. dejó grabadas, se olvidó por completo de
acompañado de éxito (o reconocimien- BEETMOVEN: Trio Op. (, n°2. Jucha Hel- Bartok, y ¡más grave aún! en el Concierto
to)... Poco importaba el lugar de naci- f e a (vln). Sanford Schonbach y Wllllam de Mozart, no sé que edición utilizó, pero
Primrose (vía). Gregor Piacigorsky (do),
miento (Lituania, en este caso), la cultura Brooks Smrth y Jacob Lateiner (piano). CD
al final del tercer tiempo varias páginas
materna Heifetz, al igual que otros músi- RCA (precio medio) GD 87873 A D D son escamoteadas,
cos norteamericanos, fue calumniado por 1960/68. 7 TOO.
los guardianes patentados del gusto musi- MOZAftT: Concierta n°5 K 219 Sonoro Heifetz ha muerto, podemos sin miedo
cal: "violinista seco, frío y mecánico" ¡tal ÍÜ7S. Quinte» K 516 Jaíha Heifea (vln y dejarnos conmover hastaJas lagrimas.
fue, durante muchas generaciones, la sen- dirección}. Orquesta de cámara (anónima).
tencia! G.B. Shaw, a principio de siglo, le Israel Baker (yin). WiHiam Primrose y Virgi- Pedro Uías.
nia Majewski (vía). Gregor ftatijjorsky (do).
dijo a Heifetz; "para realmente ser conoci- Erooks Smlch fpno). CD RCA (precio
do y aplaudido en Europa, tendria que, de medio) GD 87B69.ADD (excelente).
vez en cuando, introducir alguna nota 1954/63. 73'37".
incierta'. BEETHOVEN: Serenarle Op (Trío en Ré
M) SPOHR: Concierro n°B Op 47 (¡n modo
Este desprecio por parte de la crítica y d'una scena contente} Doble cuarteto OP 65.
(por consiguiente) del público no fue, evi- Jucha Heifea (vln) RCA Víctor Orchei-
dentemente y menos mal, compartido ira. Izler Saloman (Dir). Pierre Amoya!. c / H u r r ! » , 57 - Ttl.T 419 19 41
por los violinistas (alumnos y maestros) Israel Baker, Paul Rosenthal (vln). Millón
Thomaj, Alian Harshman. WiHlam Primoro- Todos los d ú i
que reconocieron, en todo tiempo y en se (vb). Gregor Piatigonky, Laurence Lej- Múlici Clásici en diredo
todo lugar, a Jascha Heifetz (y a o t r o ser (cío). CD RCA (precio medio) GD
genio un poco olvidado; Yossif Hassid) B7B70. ADD. 1954/68. 65'06. De lunes a ¡ueves y a las 2 3 . » CICLOS
como el ideal inasequible. DE MÚSICA CLASICA, dedicados a un
CASTELNUEVO-TEDESCO: Concierto autor, a un estilo o a un periodo de la
Al contrario de muchos de sus (¿?) n°2 FERGUSSON: Sonólo n°í Op. í; Trio. Historia de ¡a Música.
KAREN KATCHATURIAN: Sonora Op i. Viernes, sábados y domingo-», dos actua-
pares, Heifetz interpretó y grabó mucha joseph de Puquale (vía). Gregor Piatigonky ciones, a las 20.30 y las 23,30.
música de cámara, y en estos discos se (do). Lilian Sceuber (pno). CD RECA (pre-
puede, tal vez, de manera más patente, mio medio ) GD B7B72. AOD 1954/66,
discernir algunas de sus características más tns".
esenciales: su perfección siempre; el equi-

SCHERZO 77
DISCOS

ESTUDIO DÍSCOGRAFICO

El legado de Erich Kleiber


concisa, rítmicamente podía ser menos, las voces aparecen admira-
perfecta -por su norte blemente tratadas e integradas en la corrien-
seguro y su flexibilidad te dramática de la forma más lógica, prestán-
enriquecedora-, elegan- dose al juego variadísimo que propone la
temente estilizada, sin endiblada escritura straussiana. para la que
excesos, de tempí justí- todo matiz es poco, y a la férrea conducción
simos, como Ench Klei- de Kleiber. que no perdona ni una sola ano-
ber, vienes de naci- tación del pentagrama ni va nunca más allá
miento, músico extra- de lo que éste dice y exige, en un caso parti-
ordmano. artista emi- cularmente paradigmático de lo que podría
nente, que nos dejó denominarse objetivismo creativo. Qué duda
antes de morir, en cabe de que muchas de estas premisas inter-
enero de 1956, algunos pretativas fueron recogidas por el hijo de
testimonios discográfi- este impresionante director -de cuyo naci-
cos de excepción: uno miento se cumple este verano un siglo-, el
de ellos es, sin duda, hoy famosísimo y excéntnco Carlos Kleiber,
este Caballero de la autor de una versión, en cartel durante años
raso, que se nos brinda en Munich, fiel a los postulados paternos,
ahora, respetando su aunque alimentados con un ardor y un
buen sonido de origen romanticismo muy personales.
que aparece exento de
soplidos, en soporte El equipo de cantantes de este clasico de
compacto. Durante Decca funciona a la perfección aun cuando
años, y aún hoy, esta quepa hacer determinadas matizaciones.
versión fue pnmerisima Mana Reming, algo mayor en el momento de
opción. Sigue conser- la grabación (habla nacido en 1901), muestra
vando, frente a otras una clase, un saber estar y decir, una elegan-
que posteriormente cia ejemplares, si bien su voz, un punto
han aparecido en el opaca, algo apretadilla en ocasiones, no estu-
mercado, una fres- viera ya en las mejores condiciones. Sena
cura, una gracia y
FOTO: DECCA una claridad ejem-
plares. Todo está
tnch KletDer
No es fácil conseguir una interpretación
-y sin perder ni un átomo de calor o
de altura, redonda, de esta "Comedia en expresividad- excepcionalmente medido
música', de esta extensa y exquisita recrea- en la dirección de Kleiber, que sabe
ción de la Viena de Mana Teresa confeccio- crear, del modo más sencillo y natural,
nada por el tándem Strauss-Hofmannsthaí. tensiones dramáticas partiendo de un
Se requiere para ello la presencia creativa de fraseo singularmente conciso y ceñido y
varios elementos no siempre en condiciones de una sobriedad acentual proverbial en
de reunir cuatro cantantes de primerisima su batuta. Las respectivas introducciones
(tres sopranos, o dos sopranos y una mezzo, a cada uno de los tres actos encuentran
y un bajo de singulares cualidades), una en su mano una reproducción que toda-
vía y a 46 anos vista no conocen nval tal
orquesta de extremo virtuosismo y brillo y,
es la milagrosa proporción que guardan
en particular, un director como la copa de un entre si los planos sonoros que las con-
pino, capaz de articular elocuentemente los forman, ¡a meridiana claridad con que
sonidos contenidos en una partitura unos y otros se combinan y superponen,
especialmente nca. vanada, alusiva, contrasta- la justeza de los ataques, la inspirada
da y complejísima: un maestro concertada- elección del tempo de base, el estableci-
de altos vuelos, nguroso. de batuta muy clara miento de un adecuado diseño rttmico
y precisa, estilísticamente depurado, de pale- que hace moverse, crecer fluidamente,
ta sonora refinada y colorista, hábil en el alimentado por una implacable dinámica
interna, el discurso, en pocas ocasiones
manejo y dosificación del arte del rubato, efi-
tan intensamente dramático. Hay que
caz en la aplicación de factores expresivos descubrirse ante la impecable realización,
básicos en esta música como son las distintas insuperada, del fügato -en ese diabólico 12/8Seno Jurimac fOTO: fAYÉA
gradaciones dinámicas, las diversas formas de asentado sobre nerviosísimas corcheas- que Jurinac resurta modélica en un papel que
rallentando, el portamento y, sobre todo, el abre el tercer acto. Y, en general, ante la paseó por toda Europa. Soprano lírica, de las
glissando. mágica continuidad que. de principio al fin. llamadas anchas, tiene un timbre cálido y una
tiene esta interpretación en la que nada especial sensualidad al frasear Octavian juve-
Pocos directores tan aptos para aunar sobra ni nada faíta, en la que se respira un nil y ardiente que -aunque la escritura no es
todo ello y para plasmarlo globalmente en aire puro -el del arte- y en la que, como no muy grave, y por eso suelen cantar la parte a
una versión equilibrada, cálida y transparente, veces sopranos- encuentra oeftos proble-

78 SCHERZO
DISCOS

Luówig Weber. como e< Saron Ochs. ordinanas a Octavian, y Teresa StidvRandall,
fOTOí FAYER Sophie refinadísima, casi instrumental, aun-
que de agudos a veces fips, que empasta
admirablemente con aquéllas y que contri-
buye a obtener una reproducción del dúo
de presentación de la rosa, del trio final y del
dúo de cierre inmejorables e históricas. Edel-
mann, por su parte, hace en esta versión un
Barón de Ochs eficaz, un tanto grueso en
ciertos momentos pero de sólida prestación
vocal (aunque mas que de bajo la suya era
una voz de barítono dramático), Karajan
grabó de nuevo la obra para DG en 1984
sin superar aquel logro, aunque hay que
reconocer que consiguió de ia Filarmónica
de Viena unas sonoridades únicas y que la
versión tiene en su conjunto una suntuosi-
dad tlmbrica y una amplitud extraordinarias y
Hilde Gueden como que cuenta con voces espléndidas: Tomowa-
Smtow, Manscala plausible, de bella voz y
excelente linea; Batea, en uno de sus mayo-
res éxitos para el disco, que hace un Octa-
vian cantado y dicho dentro de los cánones
más auténticos; Janet Perry, un poco sosita
pero de voz y estilo adecuados (muy bien
trabajados sin duda por la batuta): Kurt Molí,
bajo de verdad, con los graves que se nece-
mas en la zona inferior, donde el volumen sitan y el color exigido, modélico y no tan
se empequeñece, la emisión se descon- histriónico como Edeimann...
trola y el timbre pierde esmalte. Su pareja
es la siempre segura, fácil y correcta Hilde
Gueden, que brinda una Sophie adecuada A reseñar en este pequeño repaso las
pero no particularmente exquisita y con versiones de Soíi. ya citada (Decca, 1968),
su habitual gangosidad en la emisión. muy bien dirigida igualmente, teatral, en su
Contundente, bien cantado, de justa punto, justa de tempi, y de impactante
comicidad, el Ochs de Ludwig Weber. sonoridad (Filarmónica de Viena otra vez),
Profesional y eficaz, como de costumbre, que maneja un equipo de canto bueno pero
Alfred Poell; entonado y conjuntado el sin los brillos antedichos en el que destaca la
resto del extenso reparto. Antón Oermo- sentida Manscala de la Crespm, vista con
ta es un Sdnger de excelente línea, un una clase de gran artista, pero irregular de
poco justo (en esta episódica pero nada medios vocales. Abuen nivel Minton y
facü intervención bnlla por encima de los Donath y flojito Jungwirth. Más vibrante y
demás Pavarotti en la versión de Sohti), fogosa, no siempre equilibrada pero estima-
Protagonista de excepción es. por bilísima en cualquier caso, la realizada por
supuesto, una Filarmónica de Viena absoluta- sonoridad de las consonantes, envueltas en Bemstein en 1971 (CBS) a raíz de sus repe-
mente identificada con una ópera que habría el raro metal de su timbre, otorgando una tidos éxitos de Viena y con el mismo elenco
de llevar al disco en otras tres ocasiones. lancinante melancolía a la Manscala, papel en utilizado en las representaciones de la Staat-
Esta recreación de Kleiber se sitúa, por tanto, el que no tenia rival (¿Cómo olvidar su soper: Chnsta Ludwig, aquí una buena
en el mas atto nivel y admrte difícilmente, en monólogo del final del primer acto con la MarieTherese, un tanto apuradilla en la
el aspecto directorial. parangón con alguna frase Der Herr Grafwetss ohnehim. que anun- zona afta, lejos de su Octavian anterior;
otra. Y eso que -suerte que tiene esta obre cia su despedida de una amor que se va?, Gwyneth Jones, fuera de sitio, algo destem-
de Strauss- las hay espléndidas. Empezando ¿cómo no tener siempre en la memoria ese plada, como Quirtquirt (luego sería, en las
por aquella antigua versión de Kempe (Ura- fch weiss auch ™*. Car nix, que confirma la representaciones de Munich, una mejor
nia, 1950). con el delicado Octavian de Tiara separación poco antes del trio último?); Maríscala); Lucia Popp. la más destacada del
Lemnte Y continuando, ya en 1957, con una Chnsta Ludwig, en plenitud, que otorga, con reparto, una de las más sutiles y encantado-
interpretación hoy también legendaria (y ya sus poderosos medios de mezzosoprano. ras Sophie; Walter Berry, Ochs, más que
reeditada por EMI en CD) de Karajan, que fácil arriba y abajo, y con su buena linea de estimable y de inesperado juego en los gra-
se confirmaba como un maestro de refina- canto, una vitalidad y una credibilidad extra- ves, aunque leps del ideal...
miento sonoro excepcional y que conseguía
-a costa quizá de perder un tanto la pers- La versión de Edo de Waart, para Philips,
STRAUSS: Der Rosentow/ier. Mari» Reininj, queda bastante por debajo de las citadas a
pectiva dramática-, en virtud también de un sopnno {Maríscala); Ludwig Weber, bs)o
alargamiento eventual de los tempi, recrear (Ochs); Sena Jurlnac. soprano (Octavian); pesar de los buenos momentos de Lear,
maravíliosamente la peculiar y un tanto deca- Alfred PoeJI. barítono (faninal): Hiltte Gueden, Von Stade, Werting y Bastin. Hoy es posible
dente atmósfera straussiana apoyado en una soprano {Sophie); Judeth Hellwig, soprano encontral alguna reedición de los fragmentos
fenomai Philharmonia de Londres y en un (Mírianne); Pelen Klein, tenor (Valiacihl): de esta ópera grabados en 1933 para His
equipo de cantantes de primera magnitud Hllde ftüssel-Ma}dan. meso (Annina): Antón Masters Voice. bajo la experta dirección de
DvmiQü, tenor {un cantanre); Waker Berry.
encabezado por un trio femenino que, como barítono (un sargento)... Coro de la Saatsoper
Robert Heger. por un reparto clásico y
tal, no ha sido, ni probablemente sera jamás, de Viena. Orquesta Filarmónica de Viena- conocedor encabezado por Lotte Lehmann,
mejorado: Elisabeth Schwarzkopf en estado Director Erich Kleiber. Grabada en Junio de Elisabeth Schumann, Marie Olczewska y
de gracia, diciendo, matizando hasta el infini- 1954 en la Musikverein de Viena. Productores: Richard Mayr. Un plato apetitoso para colec-
to, sintiendo cada frase, cada silaba, con esa Vicior OTof y James Walker. Ingenieros de cionistas y nostálgicos.
ionido- Cyfil Windebank v Jack La**. 3 CD
singularísima manera de ligar, de prolongar la ADDDECCA Historie 415 9S0-2 7I 1 J9",
W. by\r. Total; l»7"6".
Arturo Reverter

SCHERZO 79
LIBROS

ALAIN PARÍS: Diccionario de intérpretes Versión y adaptación de José Ramón aficionado medio puede desconocer o de
y de la interpretación musical en el siglo XX. Rubio.Taurus. Madrid, 1990. 318 paginas. cuyo verdadero sentido puede dudar,
Traducido por Juan Sáinz de los Terre- como bebop, blues, cool, funky, gospel,
r o s . Edición española ampliado p o r Se trata de una guía relativamente breve hot. rag. rythm and blues, riff, spintual,
Michel Royer, Antonio Ruiz-Pipó y José y considerablemente útil donde el aficiona- swing, vamp... Encontrará los nombres de
Luis Sotoca. T u r n e r Música. Madrid do puede encontrarlo prácticamente conjuntos, ya que no halló los grandes
1989. 878 páginas. todo... con las excepciones que ahora nombres individuales que puede encontrar
advertiremos. Quizá no tendría sentido en cualquier otra parte: A r t Ensemble o f
Quienes hemos utilizado a menucio las hacer un nuevo diccionario de nombres, al Chicago. Modern jazz Quartet. jazz
ediciones francesas de este Diccionario de menos de grandes nombres, y por lo tanto Mesengers y muchos más. Y, desde luego,
Alain París no podemos sino recomendar el lector no encontrará las voces corres- podrá satisfacer su curiosidad sobre lo que
el uso de esta versión española ampliada y pondientes a Ellington, Davis, Parker. Kol- se cocía en locales de la fama de Apollo
al mismo tiempo estar de enhorabuena. trane, Hawkins, Powell. Coleman, Mingus. Theater. el Clef Club, el Cotton Club, el
De manera escueta y exhaustiva el diccio- Gillespie, Monk y tantísimos otros. Pero sí Minton's Playhouse y muchos otros pala-
nario contiene la casi totalidad de los encontrará sus apodos cuando los tengan, cios o antros del jazz
nombres de instrumentistas, cantantes y y asi puede acudir a informarse en voces José Ramón Rubio ha completado una
directores de orquesta de nuestro siglo, y como Bird (Charlie Parker), Bix (Beider- excelente traducción con un buen puñado
una buena parte de las agrupaciones e ins- de términos (nombres, locales, medios de
tituciones (orquestas sinfónicas y de cáma- comunicación, etc.) del jazz en España "no
ra, coros, teatros de ópera, grupos y con- tendría sentido -escribe Rubio- que el lec-
juntos de música antigua. cameHstica, etc. Alain Páris tor español saliera de este libro sabiendo
etc) de la misma centuria Unas setecientas
páginas para los primeros y unas ciento DICCIONARIO dónde puede comprar discos de jazz en
Londres, pero no en Madrid o Barcelona".
cuarenta para los segundos, más un índice DE INTÉRPRETES Es decir, con esta gula puede usted ave-
onomástico clasificado por especialidad í DI- t.\ !\11.RI'Rhl'\i;tí»N MUSICAL
(instrumento, cuerda vocal, dirección 1,\ II SK.I II X \ riguar qué diablos sucedía en Tik Pan
orquestal). Son biografías breves, apreta- Al ley, qué es en realidad una jamm ses-
das, esenciales, donde lo que importa es el sion, qué pasa con Hariem o Storyville,
elemento musical al margen de otras con- qué es un cakewalk, qué es eso de Dixie y
sideraciones. O referencias sobre origen, de Dixieland Jazz, cómo evolucionó el
desarrollo y principales aportaciones en el propio jazz, qué hacían en el Savoy Ballro-
caso de grupos o instituciones. Resulta om y quién era Buddy Bolden... Detene-
curiosa alguna ausencia como la del acaso mos aquí nuestros ejemplos porque no es
más importante coro profesional de nues- cuestión de reproducirles a ustedes todo
tro pasls, el Coro Nacional, cuando sF apa- el diccionario. Pero esta muestra quizá
rece el veterano, excelente y más limitado haya servido para demostrar que se trata
(es amateur) Orfeón Donostiarra, y el de un libro que se reseña él sólito: basta
Coro Nacional de París (también aficiona- con hacer uso de él en unas cuantas oca-
dos), pero serla mezquino mirar con lupa siones para darse cuenta del aserto. La
las omisiones cuando son tan abundantes Gula cuenta con un amplio índice de nom-
y generosas las presencias y se ha realiza- bres y un buen montón de ilustraciones y
do un evidente esfuerzo de puesta al día y planos (como, por ejemplo. Hariem).
TURNER
ampliación española en esta edición tradu-
cida Las biografías, salvo algún caso que
podemos comprender, incluyen la fecha
S.M.B.
exacta de nacimiento de los intérpretes, o
el año y fechas de los directores de cada becke), Cannonball (Adderly), Count
agrupación. La utilidad de la obra está VERANO MUSICAL DE
(Basie). Duke (Ellington), Jelly Roll (Mor-
garantizada. La puesta al dFa es encomia- ZUMAIA
ton), Lady Day (Billie Holiday), Mezz
ble, tanta como para incluir a Enedina Uo- FESTIVAL INTERNACIONAL
(Mezzrow). Satchmo {Louis Armstrong),
ris, aunque no hasta el punto de llegar a la Cursos de interpretación
etc. etc.
jovencisima Gloria Fabuel. En resumen, Conciertos
SI podrá encontrar cualquier instrumen- l - l l de agosto de 1990
una publicación de considerable utilidad
to de jazz, con su historia, sus datos su GYORGT 5ANDOR
para quienes sean melómanos, aficionados
cometido en el jazz antes, después y Piano
a la escucha de Radio Dos, discófagos o MAXENCE LARRIE U
ahora. Y una amplia relación de festivales,
simples cunosos del mundo de la música. Flauta
ciudades y barrios importantes y menos KOENRAAD ELLEGIERS
importantes para el género, publicaciones, Vmlin
danzas de todo tipo y mucho argot. El MIGUEL ÁNGEL GIROLLET
Guitarra
curioso lector podrá saber cuál ha sido el MASSIMO SARDI
cometido, por ejemplo, del ferrocarril, el Técnica Vocal
R.MR alcohol y la prohibición en la historia del LUCHY MANCISIDOR
Pedagogia Musical
jazz: o lo que han hecho por él o a partir Información Caía de Cultura Palacio Foronda
de él el cine y el gramófono, Es especial- Teléfono (943) 861056 (lunes, miércoles y
PETER. CLAYTON & PETER GAM- mente importante la exhaustiva selección viernes. (7 a 19 horas)
20750 ZUMAIA GUIPÚZCOA (España)
M O N D : JAZZ A-Z, Guia alfabética de tos de términos de gran importancia que el
nombres, 'os lugares yfasgentes del jazz.

80 SCHERZO
1^ HO
Í 4 k _ JT6
Gran Teatro Gran Teatro Gfan Teatro Gran Teatro Gran Teatro
Gran Teatro
G A l RIEL Gruaéi EUOTRSK: Madrid Fianwaca: ORQUESTA CIUDAD LEO KOTTKE

ESTARÉ LIAS t n «I F I M M K O : 2230 Serie C RAÚL, LOS LOSADA/ DE CÓRDOBA: 2230 Serie C
MAMO «UVA/ AMALGAMA Dirtctor Imitada:
2230 Sene C
ZAMBRA DEL 22'30 Serie C LEO BROUWER
Soliitai inirtadot:
SUIIOMONTE
KHIRO SUZUKI y
22'30 Serie B
KOSTAS KOTSWUS
Z1'30 Sene B

Gran Teatro Teairo de la Gran Teairo Gran Teatro Teatro de (a Teatro de la

Axerquía "FRAGMENTOS DE GRAN CALA Axerquia Axerqula


I0HN WILLIAMS
IOHN McLAUGLJH UN SUEftO": DE LA CUTARRA B.B. KING LOS RONALDOS
22'30 Serie B
22'30 Serie A IOHN WILLIAMS, 2100 Serie D 22 30 Serie * 22 30 Serie A

Venta previa: INTMLLJMANI y FESTIVAL FLAMENCO Venta previa: Venta previa:

1 000 Pías. PACOKflA 2330 Serie D 1.200 Ptas 1.000 Ptas.


22'30 Serie A

Plaza de Toros Teatro de la Teatro de la Teatro de la Teatro de la Conservatorio

(por confirmar) Axerquia Axerqula Axerqula Axerqula U S E ANTÓN»

RADIO FUTURA VICENTE AMKO. MANO NEGRA MEPASS EL LEBRUANO con la ROORKUEZ J

2200 Sene * JOAO SOSCO "Orwwita Andaluif Orquesta rf« Ctmara:


22'DO Serie A 2T00 Serie 6
(Praducctia F.I.6.) da TÍR|«r" "Víanlo de Libertad"
Venta previa: Precio único
Venta previa: (•ttr*M)
22'00 Serie B 1 000 Ptas. 2200 Sene B
1 200 Ptas. 21'00 Serie C
Precio único Precio único
Precio único

PflECIO OE LAS LOCALIDADES


ie •£ 1 500 Ptas (Venia previa, 1 200 Ptas ]
le A 1 300 Pías
le B 1 000 Ptas
Gran Teairo Conservatorio Gran Teairo IB C 700 Ptas
NARCISO YEPÍS "ORQUESTA CIUDAD ZIRVAD DANZA le D 400 P t u
TDIO DE CÓRDOBA" co> " U FUERZA DEL VENTA OE LOCALIDADES
2100 Serie A FRAHCISCO CUENCA OESTlrW Previa en al G'nn Teatro. • partir dsl 3 de |ullo
O 1200 Serie D F.I.C.
Ptra los conciertos en 103 recinto de los concierto*, desde 2 ftoras
anres de4 cnmienío
Precio único 2TOO Serie B Para m i i información. TeM» (9S7| 4MZ37-4806o<

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS
• Cursos del Centro Flamenco Paco Pefla-
— "Cursos d i guitarra flámenes y clasica" (9/21 julio)
— Profesorado Paco Pena. Ricardo Mendeville. John Wilhams. Benjamín Varrjery, Raúl, AngeJa Grana
dos Susana Madrid
• Cursos del Ayuntamiento de Círdooa/F P M Oran Teatro
— "intarprelación y principios de comaosición aplicadot a la Guitarra" (9/14 )uHo).
— Profesorado Leo Brouwe-r
— "Curso práctico de consirucckón da guitarra flamenca y cláitca cordoO**a" f9/2O luiko).
— Profesorado Juan Montero Aguilera
— "If Jornadss de estudio sobre la hislona de IB guitarra" Coordinador Eusebio R'°JB
Invitados Antón García Abril José M Morena. Sabas de Hocesr Loui& Jambón
• Publicación» 1 - Catalogo de la £*potición Homeneie a la guitarra córdobas*
2 • Aclai de las I Jornadas sobre Historia de la Guitarra. InlormKlon:
F P M
• Enpo»icion Momenaie a la guitarrería cordobesa" (B/30|ullo). Gran Teatro
Av0 Gran
a Convocatorias - Concurso de comoasicion para guitarra. ' Capilin. 3
AYUNTAMIENTO
- Peca de inveatigaciOn
Dotación de fondos organolúgicoa, bibliográficas y fonoFOgico&.
140O8-CÓRDOBA (Esparta)
Teléfonos [957] 460237-480644
Organizan:
KCÓRDOBA Vpeatro
Vuestra Pop-Rockera (julio-agosto) Telefav (957) 4874^4 CENTRO FLAMENCO PACO PENA

QUINTOCENTENABIO ^
LA GUÍA

Thomas Hampson. barílono- Barenboim. Kupfer 30 de Asociación "Música barroca'.


• CONCIERTOS 27 d< agotta Filamiónica Krenek, Mahler. Dvorak. julio. 11. 2* de agosto. Francisco de Ro|as. 9. ÍB0I0
Checa. Orfeón Donostiarra. -Marjana üpovselt. GOTTERDAMMERUNG Madnd.
BARCELONA Vaclav Neumann. Mahler. Gerard Wyss. Zemltnsk/. (Wagner) Barenboim. Kup-
Tercero. Martin, Schoenberg, Strauss. fer. 1. 13. 26 d« agosto. XII CURSO INTERNA-
29: Filarmónita Checa, 18: Orquesta Suiza del CIONAL DE MÚSICA
Fundación Joan Miró Andre Watts, piano. Jin Festival. Zdenek Macal. DROTTNINGHQLM ANTIGUA DE DAftOCA.
Belohlavek, piano. Mozart. <ubdik, Martinu. Daroca, Zaragoza. 3-12 de
12 de julio: Grupo Pho- Brahmas, Janacek. 22: Orquesta Suiza del Feítlval de Opera agosto. Profesores: Mona-
nos. Russmyol, Nui*, Beren- 30: Filarmónica Checa- Jin Festival. Michael Gielen. cordio y clavicordio, Michel
guer, Capdevilla, Bmcic. BehlcJavek. Martinu, Dvor*. Sch reker. Schumann, Zem- DIE ENTFUEHRUNG Bignens; Bajón y fagot barro-
19: Rosin Trio. Blacher, linsky. AUS DEM SERAIL (Mozart) co, josep Borras; Rauta tra-
Genimer. Koetsier. Clarke, 23: Igor Oístrakh, Natalia Ostman, Oemen Hellstrom. vesera. Agostmo Orillo;
Acker. LONDRES Serzalova. Mozart, Franck. Crnft Morgny. 6, 8 d« julio. oboe, Nils Fertoer; clave y
24: Classic Wind Enienv Suk Schumann-ríreisler. Ljszt IPHIGENIE EN TAURIDE órgano. Jan Willem Jansen;
Dle. Stravmski, Casanovas. 2S: Sinfónica de San Fran- (Gluclt ) Ostman. Radok. canto. Guillemette Laurens;
The South Bank Centre cisco. Henbert Blomstedt. Beck-Frns. Mamiripelto, arpa, Nuria Llopis; órgano,
Bruckner. Qmnto. Smith, Salomaa. Sigrnunds- jesús Martin Moro: violfn
MADRID I de |u)la: Cuarteto Boro- 2fr: Trio Beaux Arts son, Roth. Krani. 28, 30 de barroco, Emilio Moreno;
din. Mozart. Bntten. Schu- Haydn. Zemlinslfy, Schubert julio. I. 3. 6de ifosto. Laúd, Paul O'Dette; vbla de
Ibermúnca bert 27: Maunzio Pdlmi. Cho- LA RNTA GIARDINIERA gamba, Pere Ros; Dirección
3: Philharmonia Qrches- pm. Ber& Schoenber¿ Stra- (Mozart) Ostman jarvefelt. coral. Martin SchmKft come-
7 de |ullo: Orquesta y tra. Giuseppe Sinopok Scia- vinski. Dauna, Aruhn. Croft. Sko- ta, Jeremy West; teoría
Coros de la Ciudad de Btr- fnno. Mozart Schubert 28. 29; Orquesta NDR de glmd, Biel 10, 11 de aputo. musical, Alvaro Zaldfvar.
mingham. Simón Rattle. 29. 30, 3l:MÜ5Íc»deJava Hamburgo. Günter Wand. Información (976) 239652.
Beethoven. Noveno. yBali. Scnubert Bnjckner. Krrysrtof GLYNDEBOURNE
Penderedti. Mistilav Rostro- V ESCUELA DE VERA-
povich. Sibelius, Penderedo, NO. Javea. Alicante. 16-29
29: Música Antiqua de FuOvil de Opera de agosta Profesores1 flauta.
SAN LORENZO DE EL Promaníde Concern Colonia. Schmelzer, Biber, Raymond Guiot oboe, Tho-
ESCORIAL Telemann. Purcell, Pezel. NEW YEAR (Tippett) mas Indermühle; clarinete.
20 de julio: BBC Orques- J0.3I; Filarmónica de Ber- Davis. Hall. Reíd. Manager, Walter Boeykens; clarinete
ta y Coro Andrew Davis. lín. Daniel Bansnboim. Befg. Lott. Taddei. Egerton. <ue- bajo. Jan Guns; fagot y músi-
XII Curso de Múika Bam» Mahler. Segundo. Mahler. Schoenberg, Beetho- bler. 1.6. 13, 28. 30 de ca de cámara. Dick Noyen;
cay Rococó 22: The Enghsh Concert ven. julio. 1,7.9. 13, ISde agos- trompa, Vicente Zarzo:
and Choir. Trevor pinnodt to. trombón, bombardmo y
11 de agoito: Ensemble Haendel. ñehhozzor KATA KABANOVA tuba. Jesús Juan Onola; vtoHn,
Baroque de Limoges. Jean- 23: London Sinfometta OPERA Qanacek) Davjs. Lehnhoff. Chnstophe Guiot cello, F*hi-
Michel Hasler. Haendel. and Chorus. David Atberton. Gustafion, Hartle, Palmer, lippe Gherondi Información
1 1 Pablo Caro, Fortepia- Tippett, The Ice Breo/c BARCaONA Wrnter, Adams. Z 8. 15, 19. (96) 331 SS 68.
no. Camidge. Wesleoy, 6 de i f o i t o : Orquesta de 21.23 de julio.
Hook. la radio Sueca. Esa-Pekka DIE Z A U B E R F L O T E V CURSO INTERNA-
23: Ptlilippe Foulon, Ven- Salonen. Mahler. Sápumc. G n n Teatro del uceo (Mozartl Zagrosek. Sellars. CIONAL DE INSTRUMEN-
tura Rico, violas da gamba: 14; Philharmonia Orches- Hagley, Héctor, Doss, Has- TOS DE CUERDA. Luarca,
Jean-Michel Hasler. clave. tra. Giuseppe SinopoN. LESCONTESD'HOFF- kin. Miles 5, 7.9. I I da julio. Astunas Profesores: guitarra.
OrUz. Simpson, Strauss. MANN {Offenbach) Kotln. CAPRICClOfR. Strauss) Gerardo Arriaga; viola,
24: José Migud Moreno, 15: Monteverdi Choir. Tomasi. Schicoff, van Dam, Haitmk. Cox. Fassbaender, Wieslaw Reckucty; violín, |.
vihuela y laúd. Milán. Cabe- Englisn Baroque Soloists. Weltmg. Casmelli, I, 5 d« Lott Taddei, Black. M, IB, Ramón Hevia: cello, Ignacio
zón, Dowland. John Eiiot Gardmer. Gluck, julio. 20, 22.24. 26 de julio. 3. 5. Alonso, Información: (985)
25: La Stravaganza. Haen- Orféo y Euridice. 11. 17, 19,21 de agoito. 640676.
del. 17; The Sixteen. Harry FALSTAFFfVerd.) Macke-
26: Neocantes. Guerrero. Chnstophers. Bach. Poulenc. MADRID rras. Hall. Hagley, Kenny. Pal- VI CURSO DE DIREC-
Mudarra. 19: B8C Orquesta y mer. Desden, van Alian. 29, CIÓN CORAL Castillo de
28: Marta Almajano. Coro. Lothar Zagrosek. 31 d* Julio. 2. 4. 6. 8. 10. la Mota. Medina del Campo.
soprano: Ángel Sampedro. Haydn, lo creación Teatro da la Zarruela 12. 14. 16. IB, 20, 12 de Valladolid. 7-I6/IX-I990.
violln; Nuria Llopis, arpa: 25: London Classical Pla- agosto. Información: (983) 2941 14.
Gerardo Arriaga, guitarra y yers. Schütz Choir. Roger IPU RITAN I (Bel 11 n.) Roa.
tiorba: ftziar Atutxa, viola de Nomngton. Mozart, La /¿u- Sagi. Devla. Canooni, Sandi- LONDRES
gamba. Duron, Marín. Lrte- nero. I. 4. 7. 10. I ) de
res. 26: B8C Orquesta y |ullo. Royal Opera Houie Covent RETRANSMISIONES EN
19: Stephen Prston. flau- Coro. Gennady Rozhdest- Garden FtADIO2
ta, Emer Buckley. dave. vensky. Dvorak Bertioz. BAYREUTH
Haendel. Stanley, Byrd. 27: Tno Beaux A r t l . GUILLAUME TELL (ROS- 2 de julio: Festival de Gra-
30: Paul Dombrecht. Hayan, Ravel, Schubert SINI) Plasson Con. Laven- nada- lessye Norman, Geof-
oboe; Emilio Moreno, violín; 28: Filarrnónica de Rotter- Richard Wagner Festspi«le der, Agaclie, Krtchen, Memtl frey Parsons, piano Purcell,
Gordon Murray, clave; W8u- dam. James Conlon. Mo^tft Kennedy, Cuberii. 4. 7. 12. Brahms, Mahler, Satie. Falla.
ter Moler, cello. Haendel. Mahler. DER F L I E G E N D E I6da|ullo. 22.25 h.
Pía. Gemmiani. 30: Filarmónica de Lon- HOLLANDER (Wagner) 5: Teatro del Uceo.
31: Charles Brett, contra- dres. ICaus TenmtedL ABred Sinopoh Dorn. 2S de julio. XII CURSO DE MÚSICA Offenbach. Les Comes
tenor; CatheHne Thomason- Brendel. piano Weber. 4,7. 14, I9.27daagono. BARROCA Y ROCOCÓ d'Hoffmonn 20.50 h.
lyon. soprano; Emer Bucldey. Brahms. Beethoven, LOHENGRIN (Wagner) San Lorenzo de El Escorial. 7: Covent Garden. Rossi-
clave; Phihppe Foulon, viola Schneider. Herzog. 26 de I-VIII/I-IX. Profesores: m, Gurtíaume Te/1. IB^Oh
de gamba. Haendel, PurxeJI, julio. 3, 15, <B, 38dea|o>- Canto, Charles Brett; nauta 10: Teatro de la Zarzuel.
Jones. LUCERNA to. de Pico y Conjunto. Lisbet BeHmi. I Punwn. 19.55 h.
I de Mpttemnre: Purcell PARSIFAL (Wagner) Levi- Martens: Flauta travesera, 25: Bayreutn Wagner. B
Quartet. Purcell. Blow, ne Wagner. 1,6, 14, 17.20 Stephen Preston: violfn y holandés arana. 17,50 h.
Locke. de agosto. viola, Isabel Serrano: clave. 24: Bayreuth. Wagner.
Semanal Inumacionaleí d* DAS R H E I N G O L D Emer Buckley; Guitarras, tior- Lohengnn 15.50 h.
Música (Wagner) Barenboim. Kup- ba y vihuela, Gerardo Ama- 28: Proms de Londres.
fer. 27 d« julio. B. 21 de ga: viola de gamba y violón- Ciudad de Birmingham.
SAN SEBASTIAN 15 d* i j o n o : Orquesta agosto. cello barroco, Phillppe Fou- Rattle. Brahms, Debussy,
Suna del Festival <urt DIEWALKURE (Wagner) kjn; Música de cámara, Emi- Adams. 20,25.
Sanderimg. Mahler, Novena. Berenboim. Kupfer. 28 da lio Moreno; Conjunto Coral.
29: Mozarteum de Salz-
Quincena Musical Donos- 17: Joven Orquesta Gus- julio- 9. 22 de agoito. Germán Torrellas; Danza,
burgo. Orquesta Mozar-
tiarra tav Mahler Vaclav Neumann. SIEGFRIED (Wagner) Ana Yepes. Información:
teum. Schlmer. 10.50 h.

SCHERZO 82
DOSIER

La ópera en España

Un pateo de lo apero, por Govami

D
e todas las formas de arte, la ópera es la que requiere una coincidencia de esfuerzos
mas compleja. Si el centro es la obra musical en sí, a su alrededor se organiza un
conjunto de especialidades que van desde la dirección musical hasta la luminotecnia,
pasando por la poesía, el canto, la escenografía, la coreografía, etc. Una urdimbre intrincada
y casi laberíntica que hace del producto acabado, la ópera que vemos en el escenario, un
resultado que refleja con bastante fidelidad el entramado profundo de la cultura de un país.
Objeto durante años de una especie de desdén intelectual como espectáculo de élite por
excelencia, la ópera ha resurgido en los últimos tiempos en sus cenizas y a pesar
de rutinas y frivolidades mundanas tiene ante sí un porvenir que se nos antoja
esplendoroso. SCHERZO ha querido reunir a un grupo de personalidades que traten del
estado de la cuestión ópera en estos momentos. Entre esas personalidades se cuentan
figuras que trabajan directamente en el campo operístico -Alfredo Kraus. Antoni Ros
Marbá, Romano Gandolfi. Luis Andreu-, un compositor -Luis de Pablo- / diversos críticos y
musicólogos como J.A. Cambreleng. José Luis Téllez, Arturo Reverter, Francisco José Villalba
y Juan Angef Vela del Campo, que ha coordinado este dosier.

SCHERZO 83
DOSIER

Acuarela de Oskor Lo ópera de Viena en tos años 30

Ver y oír
estamos en un mundo de imágenes y consumo, de marketíng y

E
l espectador de ópera como el de música clásica en
general- suele disponer en su casa de una notable representación. Los equipos escénicos (director, escenógrafo,
colección de grabaciones disc ©gráficas. Asi, salvo en figurinista, iluminador) contribuyen al menos algunas veces a
estrenos u óperas desconocidas, cuando asiste a una dar una dimensión intelectual, moderna, de la ópera. Algunos
representación ha escuchado previamente varias ver- espectadores piensan que su protagonismo es excesivo, antina-
siones. En el teatro en vivo, compara, comprueba, constata, tural. ' N o son más que una tapadera para encubrir la cnsis
relaciona. Muchas veces se desilusiona. vocal", dicen Es cierto que si no hay buenas voces no hay
El espectador de ópera es, en muchos casos, viajero. Acude, ópera satisfactoria, pero también que la dimensión visual puede
aquí y allá, a los espectáculos. Recuerda tal o cual versión que ser enriquecedora. Las aportaciones de Strehier, Ronconi, Che-
el tiempo idealiza. Vuelve a comparar. Y como es un amante reau, Kupfer, Sellars, Lavelli. Visconti, Brook. Pizzi, Hampe, Her-
de la perfección, su satisfacción nunca es completa. Es algo con ;og, o, en nuestro país, Pasqual. Plaza, Alonso. Espert, Gas, Sud-
lo que hay que contar rez, han sido, en gran número de ocasiones, refrescantes.
Las óperas, además, no sólo se escuchan; también, se ven. La Muchos teatros han potenciado las producciones; han dado
segunda mitad de este siglo ha sido testigo de una gran revolu- a la escena un protagonismo hasta ahora desconocido.
ción en las puestas en escena. La capacidad de maniobra de los divos -y sus grupos de pre-
En los años cincuenta Wieland Wagner ofrecía un nuevo sión- pasa a un segundo plano, con lo que es mas difícil volver
concepto de lo que es la presentación visual, de la importancia a los bofos de antaño. Y aunque las cosas no estén tan claras, el
de la luz {extema e interna) Los caminos abiertos en parte por equilibrio de las diferentes fuerzas es mayor. Se corre, desde
A. Appia encontraban un punto de llegada. Maria Callas conse- luego, el peligro de sustituir una dictadura por otra, pero la ten-
guía una comunicación teatral de una intensidad sin preceden- sión dialéctica, bien encauzada, es positiva.
tes. Imponía una presencia. Ya nada podía seguir igual. Al menos para el espectador actual en que la contemplación
Los registas han adquirido categoría de divos, dentro del visual complementa y se integra en el placer de escuchar.
espectáculo operístico global. Es lógico. Son las puestas en
escena las que llevan asociadas el signo distintivo de la sorpre-
sa, de la novedad. También, la discusión. N o olvidemos que Juan Ángel Vela del Campo

H4 SCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

Las voces
spaña, ya se sabe, es país de contrastes, de

E
parado|as, de claroscuros; de contradiccio-
nes.. ¿Hay algo mas contradictorio, realmen-
te, que haber sido, de siempre, un predio
dominado por la colonización operística ita-
liana (en primer lugar), francesa y alemana y ser, al
tiempo, cuna de algunas de las voces más famosas y
mejores del orbe? ¿O tener el honor de ser la patria,
el lugar de origen de dos grandes cantantes y sobre
todo eximios maestros como Manuel García padre
e hijo y, a la vez, uno de los páramos más yermos
-con pocas excepciones- en cuanto a enseñanza y
pedagogía vocal se refiere? ¿Cómo se entiende que
sin teatros de ópera -hoy menos que antaño- o de
zarzuela -inexistentes como tales en la actualidad,
puede decirse-, sin maestros de fuste, hayan floreci-
do las privilegiadas gargantas que, aparte la dinastía
de los García (con las hijas y nietos), pronto fuera
de España, desde Gayarre hasta aquí convierten a
este territorio en un auténtico y sorprendente ver-
gel canoro, exportador y distribuidor de voces sin-
gulares?

He ahí el problema; la marcha del país, en busca


del pan y del éxito fuera de nuestras fronteras,
generación tras generación, de multitud de cantan-
tes que luego, una vez retirados, no siempre han
asentado sus reales, con ánimos pedagógicos (aun-
que, lógicamente, no todos sirven para el cometi-
do), en este suelo. Sólo en contadas excepciones -y
generalmente las menos significativas- se ha podido
crear en España escuelas, estilos, líneas artísticas y
técnicas dependientes de la personalidad de un
maestro y de la asunción de sus enseñanzas. Ha fal-
tado fluidez en la transmisión de conocimientos.
Aquí y allá han aparecido más que florecido-
Ehsobeth Gríjmmer.
núcleos, dependientes de este o aquel profesor, rei-
nos de taifas, grupos o grupúsculos de enseñantes y enseñados incorrectos modos de utilizar la voz cantada anteriores al siglo
que no han llegado a crear una madeja ni a sentar las bases de XVIII y procuró un método de proyectar el sonido, de impos-
una política -el Estado también ha tenido su culpa, por supues- tar, de modular, de emplear expresivamente ef instrumento
to, una culpa histórica- educativo-vocal coherente. El exilio fonador, encontró en el compositor y maestro napolitano
voluntario de los cantantes en edad de merecer, en edad de Nicola Porpora (1686-1768) un fundamental valedor e impul-
profesionalizarse, ante la falta de centros en los que desarrollar sor. Uno de sus más aventajados alumnos fue Cario Broschi,
su labor es del todo punto lógico, como lo es la búsqueda más luego contratenor famoso con el nombre de Fannellí, quien se
allá de los Pinneos de la ciencia, del consejo sabio y práctico estableció en Madrid en 1737 y supo, con su depuradísimo arte
del maestro nguroso y verdadero, aquel que conoce las bases de canto, crear escuela y favorecer la penetración de las com-
esenciales de la técnica y las sabe aplicar, con la correspondien- pañías italianas, cuyos miembros, es cierto, poseían el conoci-
te matización y desviación, a cada alumno según su capacidad y miento de las nuevas técnicas, aunque su presencia habría de
caracteristícas; a cada repertorio de acuerdo con su naturaleza; suponer, junto a la lógica impregnación que de ellas se haría a
a cada estilo conforme a su raíz histórica. A veces la emigración los cantantes hispanos, el comienzo de la colonización que en
se produce para ampliar, para perfeccionar, para mejorar lo buena medida, con otros planteamientos y circunstancias, aún
que aquí se ha recibido, puede que incluso con arreglo a presu- persiste y que impediría en gran parte el crecimiento autóno-
puestos correctamente planteados y entendidos. mo, el desarrollo de una ópera nacional - l o que sí tendría lugar,
pese a la misma dominación, en otras latitudes- y que, en con-
trapartida, alentaría la consolidación de un meritorio subgénero:
la zarzuela. Cantaron, enseñaron y difundieron su repertorio
La larga marcha -el de moda- aquellos artistas en teatros como el del Buen
Retiro, el de los Caños del Peral, el de la Cruz y el del Principe.
L a llamada técnica belcantista, que reunió y perfeccionó los

SCHERZO 85
DOSIER

En este caldo de cultivo -que ya quisiéramos hoy- se fueron


forjando vocaciones y realidades vocales, cuando podían volca-
das hacia lo foráneo. Una Real Orden de 1799, que prohibía
ingenuamente "cantar, bailar y representar en otros idiomas y
por otros artistas que no fueran los nacionales", fue poco más
o menos que papel mojado.

1755, una fecha importante

El 22 de enero de 1755 fue una fecha importante para la


historia del canto, español y mundial, porque tal día nada en
Sevilla Manuel García que habría de ser con el tiempo un tenor
lineo -típico ejemplo, en buena parte creado por él, de tenor
baritonal rossiniano y mozartiano. hoy inexistente casi por
completo- de extraordinaria calidad y un maestro insigne que
supo trasladar sus conocimientos -herencia italiana unida a
aportaciones propias y a una larga experiencia-^a sus tres hijos.
Manuel, María (de Malibran) y Paulina (Viardot) y a discípulos
de la talla de Menc-Lelande. Nourrit y Favelli. Pero lo hizo ya
fuera de España (murió en París), en donde realmente no llegó
a forjar escuela, en actitud propiciada por la misma inercia de
los acontecimientos, idéntica a la que posteriormente determi-
naría las ausencias de otros cantantes hispanos de su país, que,
curiosamente, y actualmente todavía, van a encontrar fuera lo
que salió de aquí. Porque la estela de García no se ha perdido:
hoy está presente en los métodos de los grandes profesores y
de las mejores academias de canto del mundo.

La larga línea puede seguirse sin demasiada dificultad si se


parte de las conexiones y parentescos entre escuelas y nom-
bres señeros en la especialidad. Así, tenemos que el principal
heredero del tenor sevillano fue su hijo Manuel, nacido en
Madrid en 1805 y fallecido en Londres 101 años más tarde.
Abandonó pronto, por problemas físicos, una carrera de barí-
tono y se dedicó a la enseñanza y a escribir textos tan impor- M g u e f fleto e n 1919
tantes como el famoso Tratado completo del arte del canto. para el cantante, una clara ayuda oficial, unos horizontes, una
Inventó el laringoscopio y contó entre sus pupilos a Jenny Lind, docencia en condiciones, se hacen especialmente sangrantes.
Erminia Frezzolini. Charles Stanley y, sobre todo, a Salvatore
Marchesi, a su mujer Matilde y a Julius Stockhausen. Sucedió
que la Marchesi enseñó a gente como Emma Calvé. Gabrielle Resplandores
Krauss. Celestine Galli-Marié, Emma Eames, Anna D'Angeri,
Ellen Gulbranson. Emma Nevada, Nellie Melba, Selma Kurz y
Antonieta Fricci (maestra de Cesira Ferram); y que Stockhau- L-onsiderando lo dicho hasta aquí -el éxodo, la carencia de
sen, francés, educó en estas artes a |ohannes Messchaert. teatros en los que cantar (aunque en otras épocas hubiera
holandés, que, a su vez, adiestró a la alemana Franziska Mar- muchos más que hoy), la invasión transalpina (que tuvo, como
tienssen-Lohmann. decidida partidaria de la más pura escuela se ha apuntado, su lado bueno), la falta de una polftica educati-
italiana, profesora de Elisabeth Grümmer. quien enseñó a va, la escasa preparación de la mayoría de los maestros hasta
muchísima gente, española también... Claro que cada maestrillo parece un milagro que en esta tierra se hayan producido inter-
tiene su librillo y su pauta, pero las letras, con un dibujo o con mitentes y en algún caso maravillosos resplandores, que hayan
otro, son siempre las mismas. Es lástima que actualmente, en surgido figuras, nombres de excepción que. de misteriosa
aras de obtener una técnica para salir del paso -cosa que no se manera -intuición, atavismo, inspiración, magia, influjo divino-,
logra muchas veces- , se hayan perdido bastantes de los rasgos han recuperado esencias y virtudes canoras de aquellas que
definitorios de la gran tradición y se tienda a un canto más uni- poseían a manos llenas los García y que, en determinada medi-
forme, desconocedor de problemas estilísticos, funcional, stan- da, tras ser difundidas por Europa, han retornado a su lugar de
dard, que no ahonda en los porqués de la escritura ni se plan- origen o, mejor, al sitio en donde crecieron y tomaron cuerpo
tea cómo resolver canónicamente cuestiones básicas -incluso para adaptarse a las demandas del fin del belcantismo puro y
en el repertorio verísta o, más aún, en el contemporáneo más del comienzo del primer romanticismo.
rabioso- tales como medias voces, falsetes, reguladores, con-
trol del Hato, ataques, técnica de legato... Hay una indefinición Hay que pensar que la madre naturaleza ha sido generosa
permanente, una carencia de norte en cuanto a tipos vocales y con las gargantas hispanas y ha dotado a muchas de ellas de la
a elección de repertorio. Problemas que en nuestro país, en los facultad de emitir potentes, hermosos, vibrantes y bien timbra-
que han faltado durante tanto tiempo, si es que las hubo alguna dos sonidos articulados a la hora de cantar. Otra cuestión es la
vez. una continuidad, una normativa, una base de actuación de que la forma de hacerlo sea siempre la correcta. España, se
ha dicho en multitud de ocasiones con no poca razón, es tierra

SÓSCHER2O
LA OPERA EN ESPAÑA

de buenas voces, lo que en principio, asi a secas, no tiene, no con buena coloratura. las que han brillado a mayor altura;
tiene por qué, nada que ver con su adecuada utilización y su sobre todo en la eclosión de finales y principios de siglo, deja-
justa proyección. Es posible que muchas de ellas se hayan per- das atrás las épocas históricas de cantantes como las famosas
dido para el arte (canción, zarzuela, ópera) por inexistencia de Correa: Bamentos, Pareto, De Hidalgo. Capsir. Huguet Gal-
medios, de ayudas, de maestros. Lo que sí parece claro es que vany... Todos dieron pronto el salto al extranjero, acercándose
esos milagrosos resplandores, que todavía brillan con alguna a su país muy de vez en cuando, o casi nunca, como los esplén-
frecuencia, son producto sí no de la casualidad, sí de la unión didos tenores Constantino y Cortís, que se pasearon por el
de unas dotes innatas con ía voluntad de pulirlas y la existencia mundo con una generación de diferencia; y eso que en su
de enormes dosis de autodidactismo. La mayor parte de las época existía -aparte otros teatros de poca monta y el islote
voces españolas que han sido y son algo en el panorama inter- del Liceo- el Real de Madrid, que. aunque siempre mal organi-
nacional, las que han sobresalido por encima de la media, lo zado, pasando de empresario en empresario, era un magnifico
han sido casi por si mismas, por su excepcional valía de origen y conservador reducto. En él cantó por última vez Gayarre, "el
y por el empeño de sus poseedores en adecentarlas. Pense- tenor de la voz de ángel', que aparte su talento natural, sí había
mos, por ejemplo, en un caso como el de Fleta. Sólo una inteli- tenido la suerte de contar -fuera de España- con las enseñan-
gencia natural, una poderosa intuición explican que pudiera zas de un maestro insigne, el italiano Lamperti. forjador de más
adornar su portentosa voz con una técnica tan precisa y un de una voz señera.
arte tan acabado teniendo en cuenta que no llegó a establecer
relación con ningún maestro de talla: unos años en el Conser-
vatorio de Barcelona y lecciones en Italia con la soprano Luisa
Pierrick (que más tarde seria su esposa).
La penuria
La del cantante aragonés es una de las voces que mejor ¡lus-
tran y definen las características propias de todas las españolas
de tenor, cuerda en la que España ha estado siempre a gran t i Real se cerró en 1925 (con La bofiéme en versión de Fleta).
nivel (aunque la de él tuviera un centro y graves casi baritona- Fue el fin de una época si no rutilante, sí receptiva y en ocasio-
les en algunas ocasiones): cálida vibración, color rotundamente nes espectacular, con gran presencia de los grandes divos, que
tenonl, solidez en la zona inferior, amplitud en la medía, robus- hizo de Madrid primera plaza durante decenios, y con una pro-
tez en la superior, agudos luminosos, buena extensión y pro- gramación más bien conservadora, que sólo marginalmente
yección muy franca unida a veces a una cierta guturalidad, contemplaba los títulos españoles; cosa lógica al no haberse
como la del propio Fleta o la de Gáyame, o nasalidad como la podido levantar, pese a los esfuerzos de Arrieta, Barbieri, Chapí
de Lázaro. De la misma manera que en la parcela femenina han o Bretón, una ópera nacional. A partir de aquel año, en medio
sido las sopranos, y dentro de éstas las ligeras o lírico-ligeras de la penumbra, que se hizo negrura absoluta después de la
guerra y que motivó la casi completa desaparición del género,
quedaron las excepciones de un Liceo que malvivía y de los
cortos y modestos festivales de provincias. Es verdaderamente
milagroso -una vez más, la paradoja- que, a despecho de todo
ello, continuaran surgiendo voces de calidad, algunas excepcio-
nales; y siempre en el reino de lo lírico, lo luminoso: Victoria de
los Angeles, terciopelo y cristal: Pilar Lorengar, íntima y cálida
vibración; Teresa Berganza, mezzo aguda de áureos reflejos;
Montserrat Caballé, pureza instrumental... Y los tenores: Alfre-
do Kraus. el maestro: Plácido Domingo, en origen timbre pla-
teado y penetrante: José Carreras, de destelllos sensuales y
mediterráneos: Jaime Aragall. homogéneo, caluroso, hermosísi-
mo color... Son los más grandes, no todos a la misma altura
técnica ni en su mejor momento ya. Pero siguen llevando con
cierta dignidad aún el pabellón del canto español sin que parez-
ca que vayan a tener por ahora claros sustitutos. Voces líricas y
plenas, rotundas, vibrantes. Nada equivalente en las tesituras
más graves. Ningún bajo después de Mardones, pocos baríto-
nos, a no ser Ausensi y, en el campo de la zarzuela, Sagi-Barba,
Sagi Vela y Redondo.

Hoy, sin que la existencia de tales voces lo contradiga, vivi-


mos en una situación de penuria que poco a poco, muy difícil-
mente, va remontándose merced al mantenimiento, a base de
notables esfuerzos, de algunos festivales (en Bilbao, Valencia,
Oviedo o Málaga), que incluyen repertorios trillados; a la super-
vivencia del Liceo, reorganizado hace pocos años y que ha
mejorado sensiblemente su oferta (con lo que arrastra un
importante déficit); y, por supuesto, a la actividad en las últimas
temporadas del Teatro Lírico Nacional La Zarzuela que, con
problemas y una política discutible, ha levantado en buena
medida la lánguida vida operística de la capital. Aunque no
siempre se hagan las cosas con rigor, se esté muchas veces al
Teresa Berganza, mezzo agudo de áureos fe/tejos
capricho del divo o al interés de los agentes y empresarios,

SCHER2O 87
DOSIER

Cuando hace unos veinte años se creó, en virtud


las influencias de la antigua soprano y maestra Lola
Rodríguez de Aragón, la Escuela de Canto, una puer-
ta pareció abrirse en el terreno de la enseñanza prac-
ticada con rigor y seriedad. Los modos de actuar de
la ilustre profesora y su propia técnica de canto no
acabaron de permitir que el esfuerzo cuajara del
todo. Pequeñas políticas, ciertas incoherencias, la
misma carga de elrtismo que el proyecto revestía lo
impidieron. Quedaba como excesivamente al mar-
gen de la realidad general. Hoy. fallecida hace años la
fundadora, la institución, en la que se han sucedido
los directores, no ha terminado de encontrar su
rumbo, su organicidad, su valor práctico. Y eso que
en su seno no puede negarse que existen algunos
notables profesores, en ciertos casos antiguos pupi-
los de la vie|a maestra y que. en teoría, las disciplinas
programadas son adecuadas. Sucede que, por lo que
sea, no acaban de surgir figuras, nombres de auténti-
co peso a los que se pueda predecir un futuro. A lo
sumo tres o cuatro. Aunque no debe echarse en
saco roto la posibilidad de contar con muchos de
ellos - no todos van a ser divos en potencia- para
pequeñas partes y segundos papeles. La situación no
es buena tampoco en los conservatorios, que ya se
sabe que, en conjunto, por lo que respecta al plan
general de enseñanza, no son precisamente modéli-
cos; en lo tocante al canto no iba a ser de otro
modo. Pero, hay que insistir con independencia de la
mayor o menor valía de las voces, de la mejor o
peor técnica que hayan aprendido o asumido, lo
que necesitan para crecer y foguearse son salas, tea-
tros, lugares donde expandirse y prosperar ante un
público.

¿Un futuro mejor?

Jln unos cuantos meses puede que se reabra el Tea-


tro Real. Ahí, en un teatro nacional de la ópera, radi-
cará el futuro de muchos de los que ahora tratan de
despuntar puede que vocaciones frustradas se recu-
peren para la causa y que, incluso, aumente el núme-
Alfredo Krous. el maestra
ro de los que quieren estudiar para triunfar en el
perjudicando con ello el buen gusto y equilibrio en la selección, momento en el que va a haber un centro en el que desarrollar
y en definitiva, d público (que, en general, y por razones muy unas habilidades canoras, Sin embargo, no hay que engañarse;
lógicas sigue siendo en su ma/oria reaccionario y conservador). el Real, por bien organizado y dirigido que esté, por muy buena
Lejos quedan aquellos tiempos en los que, sólo en Madnd, labor que realice, no será a la postre más que un parche,
había doce teatros y varios con su orquesta, cantantes y tramo- importante y gigantesco pero un parche. Las carencias, los lími-
yas: aparte el Real, el Español, Princesa, Comedia, Eslava, Zar- tes presupuestarios, la inexistencia de un plan coherente, de
zuela, Novedades, Apolo, Romea..., que servían también, claro, una red de teatros, la escasez de buenos maestros, capaces de
la zarzuela. Y en cada capital de provincia se contaba con un profundizar y extraer todos los entresijos de la compleja mate-
coliseo en condiciones. El arte lineo, qué duda cabe, estaba más ria que es la técnica del canto, lo determinan. Es posible que,
extendido y mejor repartido, se hacía participar en él a más sin embargo, el milagro siga produciéndose y continúen apare-
gente; y en las clases populares hacia furor el género chico. La ciendo en este suelo tan pródigo, buenas voces, representantes
verdad es que. aparte unos cuantos Tocos, en los que se ha de una escuela española que sólo existe a retazos y que funda-
invertido dinero por la administración, que lucen con cierto bri- ra, hace casi dos siglos, Manuel García, nombre y figura a los
llo, la situación es en la actualidad menos alentadora. Porque que, al final, siempre hay que retomar.
voces, y buenas, las ha habido prácticamente siempre en nues-
tro país como ya se ha dicho, y ahora cantan menos aquí por-
que no tienen más que cuatro o cinco lugares decentes para
hacerlo. A veces solamente gracias a los recitales con piano es Arturo Reverter
posible escuchar a alguna de nuestras laringes de oro
Director de Raéo 2

##SCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

Sobre lasvoces españolas


veces se habla, sobre todo en el extranjero, de una la trayectoria individual de cada artista e intérprete prima

A escuela española de voces, pero yo creo que ésta


es una opinión errónea, tal vez debida a un desco-
nocimiento de la realidad y de la histona profesional
de las grandes voces de nuestro país. S¡ nos atene-
mos al aspecto educacional, a la trayectoria de aprendizaje de
ios cantantes españoles consagrados, tanto Victoria de los
Angeles, Caballé, Jaime Aragall, Carreras o Plácido Domingo,
sobre un estilo homogéneo o una técnica común que puedan
caracterizar las voces, los recursos y la forma de cantar de los
cantantes españoles.
Es posible que esta idea de las escuela española pueda
tener origen en el libro sobre técnicas del canto que escribió
el padre de la famosa soprano Malibrán... Pero me inclino a
pensar que ha sido más bien el desconocimiento de la lejanía
podemos apreciar que se han formado en lugares y con pro- lo que ha propiciado esta idea un tanto superficial, otorgando
fesores diferentes. origen y fisonomía inexistentes al grupo relativamente nume-
Teniendo en cuenta que las técnicas empleadas por los roso de grandes voces españolas, por el hecho de haber naci-
diversos maestros son diferentes, queda sin fundamento la do en España.
idea de una escuela española de voces, La técnica que yo utilizo, la de la voz en máscara, la aprendí
En este aspecto como en tantos otros de nuestra cultura, en Italia de mi maestra Mercedes Llopart: a pesar de la escasa
información que desafortunada-
mente poseemos acerca de las
voces y técnicas utilizadas por
cantantes históricos, tenemos
noticias de que el maestro Lam-
perti enseñó a Julián Gayarre
precisamente esta técnica de
canto.
También he oído con bastante
frecuencia comentarios relativos
a la crisis de voces que se produ-
cirá dentro de algún tiempo. Hay
un cierto temor, no carente de
fundamento, de que en la nueva
generación no hay voces con la
categoría suficiente para suplan-
tar en su día a las actualmente
consagradas.
En mi opinión, creo que hay
que matizar entre la existencia
real de cantantes y los problemas
que impiden a estas voces mate-
rializarse felizmente. El hecho de
que haya jóvenes con auténticas
capacidades lo prueba, sin ir más
lejos, la final del Concurso Inter-
nacional de Canto Alfredo Kraus,
donde se probaron voces exce-
lentes. Sin embargo, hay un cier-
to descalabro que debe achacar-
se a la mala orientación ofrecida
por los enseñantes. Este fallo en
el largo camino de aprendizaje
puede malograr a un cantante,
aparte de las carencias de disci-
plina que atañen a los alumnos y
sin la cual la carrera hacia la con-
sagración queda seriamente afec-
tada.

La Molerán, hga de Manuel Goroa como Desdémona. por Pefrezzi.


Alfredo Kraus
SCHERZO 89
DOSIER

Los públicos
ace años estaba con un grupo de amigos de diferen- dos, pero los directores de orquesta, los de escena y los esce-

H
te nacionalidad y, en su mayoría, críticos musicales nógrafos sí, y hay que confesar que un espectáculo en Glynde-
discutiendo sobre la representación a la que había- boume es casi siempre una experiencia inolvidable. Un reloj
mos asistido aquella tarde en uno de los festivales de que funciona a la, casi, perfección y en el que la conjunción
música más prestigiosos de Europa y, cómo no, sur- música/teatro alcanza niveles envidiables.
gió el tema de lo que nos gustaba, de lo que consideramos El público británico es seno, comedido pera capaz de las
bueno y menos bueno, de los cantantes, directores de orques- más generosas reacciones cuando algo le complace y del más
ta, directores de escena, escenógrafos, etc. Si un aficionado frió silencio cuando le disgusta.
medio nos hubiera escuchado, habría llegado a la conclusión de Todas estas circunstancias han contribuido a que Gran Breta-
que nada es intangible ni dogma de fe en el arte y menos en la ña sea hoy en día una de las grandes potencias operísticas del
Opera. Quizá Mirella Freni se salvase de la refriega junto con mundo merced a compositores como Britten y Tippett y un
Kleiber y alguno mas que no recuerdo; todos los demás queda- plantel de cantantes muy profesionales y tremendamente pre-
ron reducidos a cenizas por unos y otros. parados para la escena.
Es evidente que la apreciación crítica del fenómeno operísti-
co varia de un país a otro, igual que varia también el concepto
que el público tiene de él. El imperio de los directores de escena
En Gran Bretaña, que por algo es la tierra del teatro y de los
grandes actores, la Opera es un espectáculo sobre todo teatral. En Alemania y Austria el panorama cambia, estamos en el
El decorado sirve para enmarcar la acción, no es necesario imperio de los directores de escena. Friedrich, Kupfer, Wunder,
derrochar miles de libras en escenografía; lo que importa es Berghaus, Kapmüller crean espectáculos operísticos a su mayor
cómo se desarrolla el contexto
dramático de la Opera, no dónde
se desarrolla. Al público británico le
interesa la interpretación del texto,
el servicio al drama y, por supuesto,
a la música siempre que esa música
esté, incluso desde el foso de la
orquesta, al servicio del escenario.
Q u e la orquesta suene bien es
importante pero lo es más que el
director sepa darle el impulso, el
sentido que la ópera representada
requiere,
La misma teoría rige en la esce-
na: el coro se ha de mover con
naturalidad, cantar bien y no pro-
ducir la sensación de un grupo de
testaferros a la espera de las entra-
das del director de orquesta. Pero
en lo que el público británico se
diferencia más del de otras latitudes
es en el capitulo de los cantantes.
Esto no quiere decir que no enlo-
quezcan con Pavarotti, Domingo,
Baltsa y otros, sino que en Gran
Bretaña se perdonan muchas cosas
a un cantante si tiene tempera- Grabado de la primero representación en b ópera de Viena el 25 de mayo de 1869
mentó dramático, escena; sin embargo, a otros que son verda- glona, dan la vuelta a los textos, los politizan, los desmitifican,
deros perfeccionistas canoros no se les justifica jamás sus insufi- los destruyen, los recomponen; todo está en función de sus
ciencias teatrales. Ejemplo fehaciente es el de la soprano Jose- deseos, los escenógrafos, los figurinistas, los cantantes y, en oca-
phine Barstow que, aunque poseedora de medios vocales más siones, hasta el director de orquesta. Así vemos a los pobres
que discutibles, arrebata al público británico por su portentosa cantantes saltando como atletas olímpicos, corriendo, colum-
expresividad en el escenario. Para la media del operófilo britá- piándose y, claro,¿in resuello para hacer lo que deben, que es
nico, el personaje ha de estar interpretado por el/la cantante cantar. En Alemania, no tanto en Austria, que un espectáculo
de forma que lo haga creíble y si esto no es así, lo consideran sea bello en el sentido tradicional, para ellos burgués, de la pala-
inválido. bra es casi deleznable y el respeto al texto de una ópera es
El Non plus ultra de lo que es la Opera en Gran Bretaña es el delito de leso arte propio de subdesarrollados artísticos. Lo
festival de Glyndeboume. Allí los artistas no suelen ser conoci- importante son las ideas; lo malo es que son siempre las mis-

90 SCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

mas: la lucha de clases, ia destrucción de los ideales, ei peligro En Salzburgo los montajes son menos polémicos que en Bay-
de la alienación por al arte. Sin embargo, cuando uno de estos reuth pero quizá aún más aburridos. Afortunadamente los
grandes ¿ideólogos? del espectáculo acierta, puede hacer cosas directores de orquesta suelen ser de primera y los cantantes, al
sensacionales, casi siempre discutibles, pero magníficas en su menos, correctos y. en ocasiones, excelentes.
Aun asi, y en descargo de tan
virulenta diatriba, tengo que reco-
nocer que el público no festivalero
de lengua alemana es un verdadero
lince con los directores de orquesta
y las orquestas. De esto entienden
más que ningún otro. Su enorme
tradición sinfónica les ha acostum-
brado a seguir la música en la
Opera con una sensibilidad de la
que carecen los aficionados medios
de otras latitudes. Ya puede cantar
el/la más grande, ya puede tratarse
de la representación más inteligen-
te, si el foso no funciona podemos
estar seguros de asistir a un escán-
dalo. Si con los cantantes son más
comprensivos, para los directores
de orquesta pueden transformarse
en una pesadilla. En Viena y Munich
cualquiera puede empuñar la batu-
ta; ¡cuántos mediocres lo hacen!; el
dirigir allí no supone pertenercer a
la élite, pero pobre del que no lo
FOTO-Muzto n a g a a | menos, con discreción. No
Teatro de Lo Scala con Víctor de Sabam en el podro
olvidaré una representación de Andrea Chenier en Viena en la
conjunto. Incluso, en ocasiones, su profundización en los textos que el director era un español, "de cuyo nombre prefiero olvi-
ilumina rincones insospechados de los mismos, dándoles una darme", que al terminar el espectáculo sufrió una de las más
trascendencia inesperada. Para contrarrestar este lastre, los tea- copiosas lluvias de bufidos que he presenciado en mi vida. Y
tros alemanes cuentan con excelentes orquestas en el foso y eso que los cantantes, salvo un excepcional Zancanaro, tam-
con buenos coros. bién estuvieron rematadamente mal. Sin embargo ¡qué bravos
A pesar de todo y centrándome en los grandes teatros de desaforados cuando en el podio se sube Kleiber, Abbado o
Austria y Alemania (léase Wiener Staatsoper, Opera de Sawallisch!.
Munich, Opera de Berlín Occidental, Operas de Hamburgo.
Frankfurt, Colonia) y en los grandes festivales de verano en Austria y Alemania son los países en los que triunfan Nor-
Munich, Bayreuth y Salzburgo, tengo que decir que el panora- man. Marton, Margaret Prince, Domingo, Pavarotti, Carreras,
ma operístico en estas latitudes no es nada del otro mundo. Gruberova. Los adoran, los miman, los obsequian con cientos
Por supuesto que en las primeras representaciones los directo- de minutos de aplausos, pero también aceptan a cantantes de
res de escena suelen ser importantes; los directores de orques- menos entidad incluso a los impresentables en el mundo latino.
ta, salvo Sawallisch. Abbado y Kleiber, no tanto y los cantantes,
aun siendo de primera linea, generalmente no han ensayado
mucho porque el oído de los austríacos y alemanes es un tanto Espectáculo de los espectáculos
peculiar para las voces y. en general, conformista y en muchas
ocasiones sordo (en este caso se salvan ciertos aficionados vie- Y llegamos a Italia En la maravillosa península del Arte tam-
neses que pueden alcanzar niveles de ferocidad notables). bién la Opera y su público tienen peculiaridades que los dife-
rencian y lo convierten, para mi, en el país privilegiado para el
"espectáculo de los espectáculos". Sus orquestas son el punto
Aplaudirlo todo flaco pero cómo suenan a las órdenes de Muti. Kleiber. Bems-
tein, Solti, Ferro; sus directores de escena son maravillosos:
En Alemania y Austria casi siempre se aplaude todo y esto Strehler, Ronconi. Peír Allí; sus escenógrafos, inigualables. Pero
del aplauso llega a niveles de papanatismo agudo en Bayreuth y en Italia prima el cantante y si falla, mal asunto. Y no digamos si
leve en Salzburgo. Me entusiasma Wagner, por eso el público falla en la Scala de Milán o en el Regio de Parma. En la Scala no
que más me exaspera es el de Bayreuth. En este festival se importa el prestigio que tenga un artisita vocal, no importa la
aplaude todo y pobre del que muestre su descontento. En la edad ni la fama producto de la publicidad. Allí, o se canta o el
última Tetralogía a la que tuve la desgracia de asistir en Bay- fiasco. La Scala ha denostado a Callas, titulado de "vergüenza
reuth, se aplaudió con igual intensidad a la deleznable Devoran nacional" a la Scotto, enviado (en un Emant con Muti) a cantar
Polaski en Brünnhilde que años antes a la gloriosa Hildegard la Bohéme a Mirella Freni, pateado a Pavarotti en Lucia, insulta-
Behrens en el mismo papel. Y asi todo. Es un público que se do a Caballé en una noche poco afortunada, abochornado a
siente satisfecho por haber logrado las localidades y le importa Chris Merrit este año en la Msperos y un largo etc. capaz de
un rábano lo que allí pase. Menos mal que un reducidísimo hacer temblar al cantante mas templado. La Scala es la catedral
grupo se encarga de compensar tal adocenamiento con protes- de la Opera y sus feroces toggionisti. que por cierto tienen
tas airadas y atronadoras. manías, amores y odios con, si se quiere, más notoriedad que

5CHERZO 91
DOSIER

en otros teatros, se consideran algo así como la salvaguarda de dioseo/fos de hoy, y que también pierde la cabeza por las voces.
la pureza del Templo de la lírica. En los años que llevo asistien- Para no hacer demasiado prolija esta enumeración, dejo para
do a la ópera en este m¡ teatro favonio, no he escuchado una el final el público español que mejor conozco: el de Madrid. En
ovación cerrada mas que a Ghena Dimitrova en Turando! con Madrid, el aficionado es de diversa tipología. Primero están los
Maazel y por supuesto, esto se repite de forma casi automática, ofiaonados de toda la vida que a su vez se subdividen en dos
con el Maestro Muti. Además, la Scala tiene una virtud sobre grupos. En uno se encuentran los que han escuchado mucho
los otros grandes teatros dei mundo: en la Scala se abre la en lata (en disco), que son de una dureza inusitada, dureza pro-
puerta a los cantan- ducida porque el
tes de la nueva directo es más grati-
generación. Los ficante que la graba-
resultados no siem- ción, pero también
pre son los apeteci- más sometido a las
dos pero, cuántas fragilidades de la
veces surgen los condición humana.
milagros: Manca di Estos no se dan
Níssa, Nuzía Focille, cuenta que en nin-
Luciana D'lntini, gún teatro de antes
Amelia Felle. Paolo cantaban todos ios
Coni. William días Caniglia. Muzio,
Mateuzzi, con los Stignani, Callas. Per-
que Muti se siente a tile, Gigli, Schippa,
sus anchas, con los Bjorling, Bergonzi,
que hace música. Christoff, Kipnis,
Esta labor didáctica Melchior, Flagstad,
de Muti la olvidan Varnay, ni dirigían
sus detractores. siempre Kleiber, De
Con estos repartos Sabata, Furtwaen-
jóvenes el público gler, Kríps. Mítro-
de la Scala muestra poulos, Krauss, Wal-
una generosidad ter, Toscanini, Kna.
insospechada. Les B teatro del ¿*eo por Mestres Pero el aficionado
FOTO MAS
de este tipo madrileño parece empeñado en creerlo así. El otro
piden que lo que hacen lo hagan bien y, como en brazos de grupo de aficionados de toda la vida agrupa a personas que por
Muti lo hacen muy bien, los premian sin reservas. Nadie en la suerte sí están acostumbradas a la realidad, éstos son más com-
Scaía pretende que una voz apta para Mozart, Rossini o Pergo- prensivos, menos duros a la hora de la crítica y mucho menos
lesi sea menos válida por carecer de la amplitud que requiere exaltados a ia hora del reconocimiento, pero cuando se exarta
un Verdi o un Puccini. Por supuesto en la Scala también se hay un noventa por ciento de probabilidades de que la repre-
añoran aquellos torrentes sonoros y artísticos que antaño la sentación haya sido un éxito sin trampa. Éxito que sin embargo
anegaron, pero su público, muy preparado, también sabe que hay que poner en duda casi siempre cuando en el escenario
entonces se destrozaba a Rossini. Gmarosa y Pergolesi, que, aparecen Caballé, Berganza, Kraus. Domingo o Carreras. Enton-
excepto rarísimas ocasiones, el belcanto sufria el lastre de un ces suele haber más fanatismo incontrolado que verdadero
verismo del peor gusto que también afectaba, hablo en térmi- reconocimiento a una labor artística más o menos válida Este
nos meramente musicales, no emocionales, a la interpretación es además un público reacio a cualquier novedad, le huele a
verdiana chamusquina todo lo que sea ópera de nuestro tiempo. Dirán
que Wozzeck. y Lutu son grandes obras de teatro con música
Y hablando de públicos especializados, qué decir del público
insufrible, entre ellos hay muchos que prefieren los deleznables
del más exquisito Festival operístico de Italia: el de Pesaro, Allí
Olea, Giordano, Ponchielli y demás engendros de la calaña
no existe el glamour de Salzburgo, ni la pedantería ignorante
vensta a la mistenosa belleza de un Pelleas et Mehsande, a la
del de Bayreuth. ni la prepotencia de los loggionisti de la Scala,
fuerza telúrica de una Elektra, a la hermosa decadencia de un
sin embargo en Pesaro hay gente tan refinada como en Salz-
Caballero de la Roso, a la profundidad psicológica de una crea-
burgo. más intelectual que en Bayreuth y tan exigente como en
ción de Janacek y, si me apuran, a la gloria irrepetible de esa
la Scala. En Pesaro el aficionado busca buena música, buena
cumbre, ésta ya no del siglo XX, que es el Falstaff verdi ano.
ópera en el mas amplio sentido de la palabra. Fuera de mer-
cantilismos, políticas discográficas y publicidades gratuitas. El
lujo de Pesaro es el conjunto. Un verdadero festival de, por y Finalmente, están los aficionados jóvenes, generalmente
para la música y por supuesto Ad majorem glonam Rossini. libres de prejuicios, generosos, menos preparados, que aplau-
El público de nuestro país es vanopmto, caprichoso, entendi- den casi todo pero que también muestran una actitud mucho
do, exigente y vocinglero. Entre nosotros privan los amantes más abierta a lo novedoso, la semilla de los que serán aficiona-
del gorgorito, es decir, los que van a la ópera exclusivamente a dos de siempre en el futuro y que serán mejores aficionados
escuchar voces. En este sentido los bilbaínos se llevan la palma. que nosotros porque han podido disfrutar y sufrir la verdad de
Representaciones de cochambre a nivel escénico, pobres en la la Opera en la escena no exclusivamente en las grabaciones
orquesta, pero rutilantes de grandes superestrellas. El público que hoy en día no son más engañifas con sonido de laborato-
de Barcelona, el más afortunado por disponer del único gran rio, producto más de la técnica que del arte.
teatro y verdadero teatro de la Opera del país, con tempora-
das abundantes en títulos, con repartos, últimamente, de
excepción, con tradición ininterrumpida es un público que
adora a sus ídolos de ayer pero sumamente riguroso con los Francisco José Villalba

92 SCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

Pensando
en voz
alta
plos? Son tantos que seria redundante dar-
los. La ópera es un género con casi nula
capacidad de realismo textual. Cuando éste
se busca, ha de aceptarse que, de una u
otra forma, será trascendido, Más vale
saberlo para, si tal es el propósito, contro-
larlo y utilizarlo: querámoslo o no, si la
obra está lograda, crearemos arquetipos; si
no lo está, sólo espantajos.
Antropólogos, teólogos, pensadores y
otro; teóricos han podido entonar el bien
conocido coro de plañideras sobre nuestro
mundo sin mitos. ¿Les creeremos? No quien
esto escribe: el mero hecho de poder
seguir ideando lugares en donde música,
voces / drama se dan la mano para engen-
drar la emoción que ilumina zonas desco-
nocidas de ese pozo sin fondo que es
nuestro inconsciente, bastaría para des-
mentirles, Pero esa emoción nada tiene de
borrachera y sí todo de embriaguez: una
embrutece, otra nos hace alcanzar el éxta-
sis del que salimos mejor equipados para
seguir viviendo dignamente.
Teatro musícof de Luis de Pablo y Luciano Berro
Algún impaciente preguntará cuáles son
a ópera, género excesivo por excelencia. Necesidad esos mitos de hoy, de los que nuestras óperas son trasunto.

L
humana de perpetua expansión, de no reconocer limi- ¿Cómo contestarle, si justamente el mito requiere vivirse como
tes (¿un litlle bongl): pirámides, petroglifos nazcas, gue- mecanismo inconsciente para ser operativo? N o caigamos en la
rreros del Emperador Amarillo, el pobrecito de Asís... fácil trampa de aceptar los fantoches ofrecidos por la propa-
(forma; no estéticas: ¡oposiciones a notarías, marcas ganda, nacidos para ser mitos y por ende irremediablemente
olímpicas!...). vacíos, sin más valor que el trapicheo económico. La cosa es
Así. un arte que exige la exclusiva a sus cultivadores. Como bastante más profunda y mucho menos mane|able e incluye,
tal. desmesurado, generador de histerias, egocéntrico, diviniza- aunque lo ignoren, a quienes se hacen la vanidosa ilusión de
dor y destructor crearlos. ¡Crear mitos! ¡Si lo único posible es responder a sus
mandatos! La respuesta, que la habrá, la darán nuestros herede-
Es sabido: la ópera nació de la mano del mrto, se llame Orfeo,
ros lejanos: los que ya no crean en ellos y por eso los puedan
Kathakali. Tambor de sedo o Lo serpiente blanca. Cuando al
ver. Conformémonos, como siempre ha sido el caso, con hacer
género le asaltan nostalgias de realismo -nuestros dioses han
nuestras propuestas con rigor, lucidez, pasión y originalidad.
muerto- se convierte en bufo, en vensta, en kabuki, en kyogen,
¡No es bastante?
en ópera revolucionaria china... y el cortocircuito es inevitable;
saltan los fusibles entre la realidad y su representación: ésta se
deforma por el exceso propio del género: cómico, panfletario
o (pese a todo: tal es la fuerza del espectáculo) mftico. ¿Ejem- Luis de Pablo

SCHERZO 95
DOSIER

Los teatros
a carencia de ópera en España, género venido a servicio principal de la ópera y sólo otro, el Teatro de la Zar-

L
menos a lo largo del presente siglo en nuestro país, zuela de Madrid, se rescató en 1956 para su dedicación a
ha ocasionado que su renacer en los últimos tiempos nuestro género lírico y posteriormente a la ópera como Tea-
encuentre como problema de enorme trascendencia tro Nacional.
el hecho de que ha de enfrentarse a una infraestruc- El Teatro Real, en Madrid, es ejemplo de la desidia y del
tura obsoleta e insuficiente, pues nuestros teatros -sin excep- desinterés que durante largos años han presidido la vida ope-
ciones- a comienzo de los años 80 ofrecían un lamentable rística española.
estado de conservación, siendo incapaces de afrontar con No más de 10 teatros repartidos por toda España han con-
dignidad el reto de montar y producir ópera en igualdad de servado actividad operística esporádica, motivada por diver-
condiciones que las casas de ópera centroeuropeas o amen- sos estímulos públicos o privados.
canas de tradición.
Este hecho, perfectamente constatable aún hoy en día, ha
tenido remedio parcial, considerándose que aún no se ha Sólo un teatro bien equipado
recorrido ni la mitad del camino requerido para llegar a la
meta de la adecuación y modernización exigidas, cuya conse- Sólo un teatro, el Teatro de la Zarzuela, a partir de 1988,
cución permitiría decir que en España se puede producir y está decentemente equipado con medios escenográficos
organizar ópera como en cualquier otro país modélico en el modernos, lo que no quiere decir que sean completamente
género, i.e. Alemania, Inglaterra, ftalia, etc. equiparables a otros teatros modernos del extranjero-
Y como veremos a continuación, no se trata sólo de la Todos los teatros, incluido el Gran Teatro del Liceo y los
dotación de infraestructura escenográfica y demás equipos y casi veinte teatros que han integrado el plan de rehabilitación
medios necesarios para el montaje de las producciones ope- teatral acometido -a partir de 1984- conjuntamente por el
rísticas, sino de equipamiento para la realización de esceno- MOPU y el Ministerio de Cultura, carecen de maquinaria y
grafías y el equipamiento extemo ad hoc de los teatros, y la aparatos teatrales adecuados a la hora presente, pues la
posibilidad de éstos de contar con los medios promocionales inversión realizada en ellos ha sido fundamentalmente arqui-
y organizativos que permitan una actividad normal y rentable tectónica y decorativa, y mínimamente afecta a la dotación de
-en todos los sentidos- de la vida de nuestra ópera. Tal sus escenarios y su maquinaria, equipamiento eléctrico
carencia condiciona además la naturaleza de las organizacio- moderno, etc., y no digamos, a la dotación de equipamientos
nes y los sistemas seguidos de cara al público -temporadas, y medios de almacenaje y talleres habituales en teatros con
festivales, semanas, etc.- que marcan y determinan el produc- actividad operística normal.
t o servido al aficionado. Con el positivo plan de rehabilitación de teatros que se ha
Nuestros teatros, distribuidos por toda la geografía españo- llevado a cabo parcialmente, como se ha dicho, se ha relanza-
la en casi todas las caprtales de provincia y ciudades importan- do la actividad de nuestra ópera, impulsada ahora por fondos
tes, f l o r e c i e r o n en su
mayoría en la segunda
mitad del siglo X I X y prin-
cipios del X X , r e s p o n -
d i e n d o a un m o m e n t o
social y cultural en el que
la ópera era uno de los
pocos medios de solaz y
de expansión, y de cono-
c i m i e n t o h u m a n o y de
relación con el exterior
por cuanto como género
importado de otros países
permitía el conocimiento
de otras costumbres y sig-
nificaba la aceptación de
otras influencias.
Ciertos números y
datos p u e d e n dar una
idea:
De más de 50 teatros
catalogados, sólo uno. el
Liceo de Barcelona, ha
permanecido constante
El Gran Teatro del Uceo, de participación mixta defondospúblicos y privados
desde su construcción al

94 SCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

z3

El Teatro de la Zarzuela,
único decentemente
equipado con medios
escenográficos modernos.

públicos regionales o municipales, coincidiendo en cierto


modo la renovación de esa infraestructura lírica teatral con ía
aparición de una nueva -aunque también incompleta- dota-
ción humana de orquestas y coros que hace quince años no
existían.

Relanzamiento

Este relanzamiento señalado, exceptuando Madrid y Barce-


lona, se asienta casi siempre sobre los cimientos de [a activi-
dad privada de determinadas organizaciones de aficionados
(Amigos de la Opera) que bien por su vida actual o bien por-
que crearon algún día una afición al género, posibilitan el que
la semilla del dinero público (en teatros, orquestas, organiza-
ciones) no caiga en terreno baldío, sino en embriones de
clientela cuya expansión y aumento son notorios. Sirva el
ejemplo de Vizcaya, donde los Amigos de la Opera (ABAO)
viven y organizan su temporada, y conviven con las produc-
ciones del remodelado y rescatado Teatro Arriaga y nutren,
sin lugar a duda, gran parte de la clientela de este teatro
público. En cualquier caso, hay intentos de umficación.
Pera si hemos calificado de positivo el plan de rehabilita-
ción de teatros, también lo hemos llamado parcial, viniendo
tal calificativo no sólo porque lógicamente -y por diversas
razones- no podían ser todos los teatros de España, sino por-
que -y esto es lo grave- la puesta al día de esos teatros ha
sido incompleta ya que insistimos en que no se ha abordado
a fondo la dotación de modernos medios de escenografía miento, si bien se desconocen los esquemas de funciona-
con la maquinaria teatral moderna que los tiempos actuales miento del mismo.
permiten y exigen. Tal hecho que es subsanable si el esfuerzo En lo expuesto se apunta ya cuáles son los protagonistas
realizado no queda a medio camino y de manera global o actuales de la organización operística española. Entes públicos
particular se pone al día la potenciación escenográfica espa- como el Estado, Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, o
ñola, condiciona notablemente el tipo de producción operisti- privados, como Asociaciones de Amigos de la Opera, son los
ca hoy permisible en los diversos puntos de nuestra geografía que de manera continuada o esporádica ofrecen ópera a sus
en que fructifica esa ópera. Salvando el caso de Barcelona, no públicos respectivos. Caso aislado y único es el Teatro de la
existe en España, ni se vislumbra la posibilidad por ahora, de Zarzuela, en Madrid, como Teatro Nacional financiado ínte-
que exista una temporada de ópera -no Festivaí- a lo largo de gramente con fondo públicos del Gobierno .Central, y tímidas
todo el año, como ocurre en otros países europeos de con- aportaciones pnvadas (patrocinadores) pues significan poco
diciones culturales, sociales y económicas similares. El caso de dentro del presupuesto total de Teatro. Este se encuentra
Madrid es aparte puesto que la oferta anual del Teatro apoyado básicamente -en cuanto a público- en una organiza-
Nacional Lineo de la Zarzuela se verá reemplazada por lo ción privada de Amigos de la Opera que fue en su día el
que venga desde el Teatro Real, en fase de reacondiciona- motor del renacer operístico de nuestra capital y está llamada
SCHERZO 95
DOSIER

hoy a jugar un papel renovador en el próximo Teatro Real. que permita el abaratamiento y la mayor calidad de nuestra
Prueba de ello es la diferente demanda de asistencia en fun- producción propia, por el esfuerzo coordinado y conjunto de
ción de los pocos títulos de repertono y de los intérpretes, vanos teatros cuyas condiciones o circunstancias físicas y eco-
sean divos o sean desconocidos. nómicas sean análogas. La producción propia, esto es, la crea-
De participación mixta de fondos públicos y privados se ción para un teatro de decorados, muebles, trajes, etc., se ve
puede calificar al Gran Teatro del Liceo, en Barcelona, con dificultada en España por la escasa existencia de talleres y
una propiedad ayudada sustancialmente por el Gobierno expertos en esas materias. Precisamente el despertar de la
Central, Autónomo y Municipal. Al mérito de haber sabido ópera y la exigencia de esos talleres y esos artesanos justifica-
comprender la necesidad de colaboración pública y privada ria socialmente el empleo de dinero, público y privado, en el
actual, como único medio de hacer frente a la economía de sector, ya que significa creación de puestos de trabajo alta-
la ópera si se quiere mente cualificados.
hacer con dignidad y Tampoco puede
categoría y máximo concebirse un floreci-
nivel. miento definitivo de la
Además del supuesto ópera en España si no
de Bilbao, donde toda- se establecen las bases
vía coexiste un teatro legales para la financia-
público como el Amaga ción privada que per-
con los Festivales priva- mitan la afluencia de
dos de la ABAO, tene- esos fondos no públi-
mos otros ejemplos cos a la ópera como
como los de Valencia o parte de la cultura,
Málaga, donde con fon- con los correspon-
dos públicos se mantie- dientes resortes fisca-
nen teatros con esporá- les, desgravatorios y
dica producción de estimulantes a la inver-
ópera, o ejemplos como sión en cultura. Se
los de Oviedo, Las Pal- habla frecuentemente
mas, Tenerife, La Coru- de la Ley de Mecenaz-
ña, donde SUS témpora- Ei leaüo Amaga, público, coexiste con tos í-esíirates privadas de ¡a ABAO. go, o de otras iniciati-
das de ópera están vas legales similares, o
financiadas y organizadas por Asociaciones de Amigos de la existen propósitos concretos como los de la Conmemora-
Opera con subvención parcial de fondos públicos. ción de V Centenario del Descubrimiento o los Juegos Olím-
Y después de eso, nada o muy poco: Palma de Mallorca, picos o Madrid Capital Cultural, pero poco o nada se consi-
San Sebastián, Santander, Valladohd, Sabadell, ofrecen con gue, al manden de que sea necesario abundar en una campa-
gran mérito ocasionales óperas, con vocación de permanen- ña psicológica y educativa que lleve a los detentadores del
cia y con lucha constante contra los elementos, en un desper- posible dinero cultural a decidirse por el apoyo a actividades
tar loable de su afición y sus organizadores. culturales no rentables en términos económicos directos.
Con esos sistemas de actuación cabe preguntarse si es fac- El reconocimiento de la necesidad del llamado mecenazgo
tible un modelo uniforme de organización operística para el va implícito no sólo en la conducta de los particulares que
futuro, o si es absolutamente necesario el buscar ese modelo, buscan la subvención oficial o privada, sino del propio Estado
o si por el contrario, no hace falta buscar uniformidad alguna que también recaba de esos particulares -empresas- la cola-
dejando que libremente cada enclave operístico pueda orga- boración para financiar sus actividades. La Orquesta Nacional
nizarse a su modo y manera. de España. Ballet Bacional, Opera en la Zarzuela, cuentan
desde 1984 para acá con la contnbución estable de determi-
nadas empresas privadas o públicas que ayudan a paliar la
Vacio legal carencia de fondo públicos para el sostenimiento de esos
La uniformidad no tiene porqué ser deseable en sí, salvo el conjuntos oficiales o de esas actividades puntuales -ciclos,
caso de que responda a estímulos o condicionantes positivos, giras, etc.-, en demostración de que al menos la coordinación
cuales puedan ser la creación de mecanismos administrativos entre la gestión y la función, pública y privada, debe producir-
y políticos que lleven a una mejor coordinación de la gestión se para mantener y relanzar la cultura en todos los géneros,
operística entre el sector público y el pnvado o la promulga- no estando exenta la ópera de este condicionante.
ción de leyes que regulen el sector y establezcan unos Como resumen y colofón digamos que el sentido del
supuestos objetivos de vida y financiación de las organizacio- movimiento de la ópera en España es ascendente, pues aun-
nes -teatros- de la ópera con mejora definitiva y puesta al día que se camina desde un casi páramo en los últimos años se
de la infraestructura teatral, asiste a un despertar de la afición y de los organizadores, si
Sin esa base normativa, ni un reconocimiento público del bien se tropieza, entre otras cosas, con una infraestructura
fenómeno operístico, pues el vacio legal en España es casi inadecuada, una carencia legislativa al efecto, y con ciertas
total, no puede pensarse en llegar a conseguir teatros distri- mentalidades condicionadas por un pasado reciente, reactas a
buidos por nuestra geografía nacional enteramente dedicados reconocer el valor cultural y social de la ópera.
a la ópera, o principalmente dedicados a ella y. ni pensarse
tampoco en una actitud sena de cara a la producción operís- Juan Antonio Cambreleng Roca
tica, necesitada por otra parte de unas bases de coordinación tEjt-dinaor general de Múika)

ÍXÍSCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

B teatro Real podrá enfrentarse al


2000 con fas mejores condiciones
técnicas

¿Otra vez
el Real?
I, lector. Otra vez el Real. La vieja cuestión vuelve a Otra faceta de la filosofía regidora del Teatro Real es la pre-

S
hacerse candente, y desde las altas esferas se desliza ocupación por recuperar la ópera española escrita durante los
una mirada de nostalgia y de amor hacia las paredes años en los que parecía que sólo el estilo italianizante era capaz
agrietadas e implorantes del tantas veces ilustre tea- de ofrecer garantías de solvencia artística, y mucho menos, por
tro de la ópera". Con estas palabras un tanto cursi- supuesto, eran los favores que se le tributaban al sólido arte
lonas comienza Matilde Muñoz el último capitulo de Historio de' alemán en donde el wagnerismo fue arte floreciente en la
Teatro Real que se publicó a principios de 1946. sociedad catalana de la misma época. H a / buenas razones para
Ahora, después de un largo paréntesis como Teatro de creer que en nuestros archivos se pueden encontrar obras no
Opera, y en plena fase de reconversión del Teatro Real, se plan- exentas de calidad y que merecerían el interés del público.
tea de nuevo la cuestión: ¿cómo enfocar este importante coliseo Dice Azorin en un artículo publicado en 1948 en el diario
en el futuro? Muchas cosas han cambiado desde que se oyó en ABC que la historia del Teatro Real es la propia historia de la
1925 la última obra y. gracias a los avances tecnológicos, el viejo sensibilidad española en la segunda mitad del siglo XIX y parte
Teatro podra enfrentarse al año 2000 con las mejores condicio- del siglo XX. Yo quisiera creer que esto no es sólo una bené-
nes técnicas y volver a rendir homenaje a los compositores que vola exageración pues /a hemos comenzado a escribir las nue-
tantas pasiones suscitaron y suscitan. Pero no sólo las obras vas páginas de esta Historia del Teatro Real.
escritas antaño pasarán la reválida sino también los composito-
res de nuestro tiempo deben estar presentes dentro de la diná-
mica en que la novedad, como alternativa al repertorio, impnme
un espíritu creativo a la reciente andadura de nuestro Real Antoni Ros Marbd

SCHERZO 9 7
DOSIER

Propuesta para un plan general de


salubridad canora
Las miserias del repertorio y cómo combatirlas victoriosamente
entes bienintencionadas suelen afirmar

G
-con mayor buena fe que acierto- que
en los últimos tiempos se asiste en los
teatros españoles del ramo a una cierta
revitalización del repertorio. Adúcense
para justificar tan benévola tesis cienos títulos (II
turco In Italia, jenufa, Lulu, Aboses und Aaron. La
Fiamma, E/mione, Tancredi, La Dama de Picos, Arti-
la...), en verdad nada habituales, que han podido
presenciarse en las temporadas más recientes. El
inventario podría resultar verosímil de no reparar
en el hecho incuestionable de que, de las obras
citadas, tan sólo dos pertenecen en realidad al
siglo X X (Respighi escribía música del X I X y la
pieza de ]anacek está prácticamente acabada antes
de 1903), con lo que dicha renovación aparece en
realidad como lo que verdaderamente es: una
prolongación de los dispositivos operísticos de
toda la vida (el betcanta, el melodrama, el natura-
lismo...) dilatado a través de ejemplos no frecuen-
tes que, en su mayoría, proceden además de los
compositores sempiternos.
Jenufa dejanacek, en el Liceo de Bortetono
Quiérese con ello decir que no puede hablarse en modo de Chaikovski nos quedan por conocer?. ¿Son de uso común
alguno de remozamiento del deleite operístico dejando de las de Rimsky, Borodin, Glinka, Dargomynzkhy, Bortyansky,
lado el substrato esencial de la naturaleza del código musical Pashkevich, Rachmaninov, Arensky o Gretchaninov? Dicho
y dramático que se pone en escena: código que escasamente sea sin exceder la frontera de 1900.
se remonta más atrás cié las primeras décadas de 1800, que La falacia de los asertos acerca de la moda y la buena salud
ignora a buen número de autores del mismo novecerrto y que de la ópera no puede sostenerse. Los escenarios son museos,
parece haberse detenido en la linde de mil novecientos vein- cenotafios de ilustres difuntos -siempre de los mismos difun-
titantos. La situación se manifiesta aún más lamentable si pen- tos- henchidos del vapor mefítico de los viejos héroes y sus
samos en autores corno el checo amba mencionado, una de tortuosos y grandilocuentes destinos. Vaharada insalubre aun-
las figuras esenciales de la música teatral anterior a la Segunda que, a qué negarlo, subyugante, en la que el aficionado anhela
Gran Guerra, cuya esporádica presencia entre nosotros no ha de buen grado naufragar. N o es cierto que al público le guste
agotado siquiera la totalidad de su producción, que tampoco la ópera: hace bien poco, el estreno de la última obra de Luis
es precisamente demasiado copiosa. Consideración fácilmen- de Pablo (un trabajo soberbio que gozó de una interpreta-
te extensible al asi llamado repertorio es/ovo. ¿Cuántas óperas ción excelente y una puesta en escena sumamente cuidada)

Ascenso y caída de la andad de Mohogonny de Kun Wejíí. En el Teolrü Colón ae Buenos Aires

ÍWSCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

Puntan/ deberá perseguirse de


modo particularmente sañudo.
Artículo Segundo: Interdicción de
difundir de forma pública por
radio, televisión o prensa, o de
manera privada mediante inter-
cambio, cualquier grabación fono-
gráfica o magnetoscópica corres-
podiente a cualquiera de las obras
incluidas en el articulo anterior. El
veto se hará igualmente extensivo
a partituras o libretos. A los con-
traventores se les requisará el
material correspondiente, siendo
condenados a no poder escuchar
otra cosa sino el Concierto de Aran-
juez durante el resto de su existen-
cia (que, desde luego, no será
mucho).
Articulo Tercero: Reprogramación
obligatoria de las temporadas líricas
con participación exclusiva de
composiciones debidas a Britten,
Handel, Rameau, Messiaen, Niel-
sen, Cimarosa, Bartok, Cornelius,
Ligeti, Nono, Poulenc. Scarlatti,
Berio, Ravel, Zimmermann, Aifano,
Ll amor de tos íres naranjas de Prokofieff Por So Opera North. Debussy, Martinu, Busoni, Zem-
tuvo la virtud de arrojar de sus butacas a casi un tercio de los linsky, Bussotti, Dallapicola, Rihm, von Einem, Monteverdi,
espectadores que, por cierto y en contra de lo que suele Roussel, Dessau, Caccini, Schónberg, Strauss, Zandonai, Berg,
suceder con otros títulos, no tuvieron problema alguno para Stravinski, Weill, Vivaldi, Schubert. Henze, Pfitzner, Prokofieff,
hacerse con la pertinente localidad. Lo que la gente parece Shostakovich, Purcell, Reimann, Milhaud, Schrecker, Fauré,
querer es La Traviata o RlgoletXo: incluso los previsibles furarés Haydn, Hindemith, Dukas, Gluck. Tippett, Sallinen y otros de
por presenciar la reciente Dama de Picas amainaron no poco similar catadura a quienes, por desdicha, es bien raro ver en
cuando se supo que Plácido Domingo no encabezaría el car-
tel. Que el protagonista fuese luego encomendado a Yuri
Marusin, el primer tenor del Bolshoi (que estuvo poco menos
que insuperable), que toda la representación alcanzase un
nivel musical excelente, no es cosa que parezca hacer la
menor mella en el presunto amante de la ópera. Al aficionado
medio lo que le gusta son los intérpretes (de acuerdo con un
cierto mecanismo publicitario: su calidad real es cosa que
pocas gentes disciernen) y, como quiera que éstos suelen fre-
cuentar por lo común (y salvo honrosas excepciones) un
repertono muy trillado, los supuestos entusiasmos filarmóni-
cos del público tampoco suelen prolongarse por encima de
los treinta títulos, veinticinco de los cuales, al menos, son ita-
lianos del pasado siglo. Continuar ofreciéndolos incansable-
mente no admite otra disculpa que la perfección: pero Kraus
no hay más que uno.

Así tas cosas, uno se atreve a proponer a las Autoridades


algunas medidas profilácticas que, aplicadas con la suficiente
celendad y rigor, pudieran poner coto a situación tan vitupe-
rable como la que se ha descrito en las líneas precedentes.
Los puntos principales podrían resumirse así:
Articulo Pnmero: Prohibición absoluta de interpretar pública
o privadamente (incluido el afeitado) obras o fragmentos de
ellas pertenecientes a Verdi, Puccmi, Domzetti, Bellini, Wag-
ner, Ponchielli, dea, Leoncavallo, Catalaní, Massenet, Meyer-
beer, Gounod. Mascagni, Menotti, Giordano y, en general,
todo autor belcantista, romántico, vensta o sus epígonos
(salvo los aquí desconocidos) por un período no inferior a
treinta años, bajo pena de enviar a los responsables del teatro
correspondiente al último cuadro de Aída, En todo caso, I Lear de Reimann. En la Engtati Nanonol Opera

SCHERZO 99
DOSIER

Albert Herring de
Briden En ei Couerct
GonJen íondinense

las carteleras con un mínimo de asiduidad. Para mayor varie- su examen minucioso y su más que deleitable -por lo trans-
dad, se intercalarían operetas de Strauss II, Lortzmg, Léhar, gresiva- contemplación, con el mismo entusiasmo con el que
Offenbach y jaraneros similares. generaciones anteriores estudiamos en su día (y seguimos
Artículo Cuarto: Se declara obligatoria la interpretación de. al haciéndolo) los escritos de Marx, Engels, Lenin, Mao. Althus-
menos, una obra de Mozart, otra de Rossini y el Boris Godu- ser y tantos más que tal vez no hubiesen despertado nuestro
nov cada temporada. interés y estimulado nuestra inteligencia de no haber sido
Articulo Quinto: Se añadirá a la reseña orientativa contenida declarados ilegales por el franquismo.
en el articulo tercero los exáticos nombres del repertorio De este modo, las generaciones venideras aprenderían a su
eslavo citados en las consideraciones previas, a los que se propio riesgo y llegarían realmente a amar y conocer esa con-
sumarían los de Dvorak. Szymanowski, Smetana y algún otro. siderable serie de obras maestras sin obsesionarse neurótica-
Incremento igualmente extensible a los llamados eslavos pro- mente con la presencia de los supuestos divos (ya que cual-
pios: Martín y Soler. Terradellas, Falla, Lrteres, Duron. Bretón, quier Boccanegra estaría igualmente perseguido), y en razón
Torrejón (de Velasco), Nebra, Toldrá, Granados, Rodríguez exclusiva de su propia valía teatral y sonora, sin sombra de las
de Hita, Gerhard, Camicer y los demás. vergonzantes motivaciones que constituyen hoy su abono y
Articulo Sexto: Se procederá a la creación de un teatro (y su su alimento: el interés por el drama cantado sería propio de
correspondiente compañía fija) dedicado exclusivamente al gentes disconformes y de corazón aguerrido, adquiriendo de
cultivo de la zarzuela chica y las tonadillas dieciochescas. Se paso un nada desdeñable papel de oposición política, en lugar
excluirá toda composición posterior a 1908 (fecha del falleci- de constituir el solaz de pisaverdes, mercachifles, tiranuelos,
miento de Federico Chueca) y toda obra en tres actos que hez ministerial y señores de Porcelanosa (que. por cierto.
no proceda del catálogo de Barbien. luego se marchan antes del tercer acto de La Dama de Picas)
Entre tanto, los autores y las obras recogidas en los tres últi-
Fácil es imaginar las consecuencias de estas disposiciones: mos artículos habrían logrado al fin hacerse imprescindibles. Y
incremento desmesurado de viajes a Londres, París, Milán, y cuando los ahora |óvenes llegasen al poder y, tras cortar el
Viena en vuelos charter de abortistas reconvertidos, prolifera- correspondiente número de cabezas, revocasen el interdicto
ción de nuevos diseños de objetos de regalo equivalentes a tan larga y severamente mantenido, cuando Nemorino y
los antiguos Guemicas (pañohtos, quimonos, espadas rotas, Hans Sachs, Radamés y Cavaradossi, Leonora y Brünnhilde
camas de agonizar tuberculosas, jubones con joroba incorpo- emergiesen otra vez, aún más resplandecientes tras los años
rada, abrigos para ocultar cadáveres, coches de punto para oscuros, para compartir su gloria con Emilia Marty y Anne
raptar sopranos, cálices para apurar filtros y ponzoñas...) que Truelove. con Billy Budd y con el Rey Príamo. los amantes del
los disidentes se ofrecerían unos a otros en señal de complici- teatro y de la música podremos al cabo monr serenamente,
dad, así como la aparición de un intenso comercio clandesti- mientras Elvira prodama, renacida, su arrebatador infortunio.
no de Normas, Trovadores. Bohémes, Tristones y tantas y tantas
piezas como son hoy de indiscriminado y sonámbulo consu-
mo, y cuya exclusión gubernativa del repertorio crearía incon-
tenible pasión hacia su música, con el inevitable corolario de
José Luis Téltez
/OOSCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

El coro:
¿Una función institucional?
ara introducimos en un breve análisis referido a la fun- mento (e! coro) como han surgido los estímulos más poéticos

P
cionalidad de nuestros teatros, de nuestras institucio- de una literatura compositiva inspiradora de los grandes genios
nes de conciertos, y en el contexto de una demanda de todos los siglos.
siempre creciente de disfrute de la música, es preciso Entrando más en detalle en el núcleo de la cuestión, hemos
ponerse de acuerdo sustancial mente sobre un con- de preguntamos: quien aspira a integrarse en un coro, ¡posee
cepto básico: los conjuntos artísticos (orquestas y coros) cons- un grado de preparación suficiente?
tituyen las columnas vertebrales y el verdadero patrimonio Hechas algunas excepciones, podemos afirmar que, más allá
insustituible para el desarrollo de la cultura musical. de conocimientos teóricos bastante vagos y de una lectura
La calidad de sus productos debiera asumir una tarea prima- musical incierta y aproximativa, no existen condiciones en
ria tal que revistiera el carácter de servicio social. medida suficiente. Los intervalos (para entendemos: la indivi-
Debe presumirse que, en relación con el reconocimiento dualización de los sonidos a través de la lectura) constituyen un
institucional de esta función, se requiere -como, por otra parte, obstáculo de base insuperable. Consiguientemente, sucede que
para cualquier otro servicio-, un nivel de óptima profesionali- no sólo deben ser archivados textos de música contemporánea
dad a través del cual se atiendan exigencias intrínsecas para el -o, en el mejor de los casos exigen tiempos de ensayos inimagi-
crecimiento cultural de una sociedad. nables- sino que incluso la asimilación de cualquier texto fuera
Esta fue también la síntesis del pensamiento de Toscanini del repertorio común presenta objetivamente dificultades exce-
que, alrededor de 1920, fue el primero en realizar la creación sivas de realización.
del Ente Autónomo de la Scala. Pienso personalmente que las Escuelas y los Conservatorios
No quisiéramos eludir, en esta óptica, algunas reflexiones están escasamente dotados de una programación orientada
que debieran concordar con las de aquellos orientados hacia la resolución de estos factores negativos.
politicamente al desarrollo de una sociedad siempre más tensa Aún más: los instructores, los maestros de coro nombrados
hacia el enriquecimiento del propio bagaje cultural, a la cabeza de los conjuntos, ¿poseen los requisitos necesarios,
En este sentido, y con referencia específica al coro, podemos sobre todo los de carácter psicológico, para afrontar responsa-
afirmar que la ausencia de una adecuada voluntad político-cul- bilidades especificas y para crear asi en el curso del estudio ini-
tural de puesta al día y de búsqueda de un nivel mas alto de cial un interés constante y un justo clima de tensión ideal inte-
rior?
A menudo sucede que el ins-
tructor posee títulos y diplomas
(piano, composición, etc.) pera difí-
cilmente dispone de conocimientos
profundos sobre la técnica vocal y
coral: ello tiene como consecuen-
cia que se encuentre a oscuras al
afrontar las problemáticas de carác-
ter psicológico (¡en mi opinión la
componente más compleja!) cuya
solución favorece después la solici-
tación del máximo protagonismo
de cada elemento individual, con-
vertido en parte integrante del
con|unto.

Es a la luz de estas concisas, si


bien apresuradas, reflexiones,
como debemos auspiciar una
mayor profundización en la bús-
queda de posibles soluciones.
Una política cultural, p o r lo
tanto, de puesta aJ día, de progra-
mación sena del estudio, que se
Aídarepresentadoen lo Arena de Verana imponga con el fin de hacer más
profesional ¡dad ha acabado por producir deterioros que no ágil y funcional un proyecto serio que debiera constituir la base
pueden escapar a la atención de los operadores culturales. de una sociedad en evolución.
Surgen interrogantes que necesitan respuestas concretas, so
pena de la decadencia de una disciplina, cuya componente (el
conjunto de tantas voces humanas) ha creado desde siempre Romano Gandolfi
sensaciones mágicas e inimitables. Es a través de este instru- Director del Coro deí Liceo dt Barcelona.
r d d Coro de la Scoia dt Mitón

SCHERZO 101
DOSIER

El liceu
de los 90
Entre tos proyectos del Gran Teatro del Liceo
está el de potenciar la creación de nueras
títulos operísticos.
En la foto de abajo, uno esceno de Cristóbal
Colón, de Balada.

i la década de los 80 significó para el Liceu un replan- dotarse de los elementos necesarios para potenciar el desa-

S
teo de su forma histórica de gestión y del enfoque de rrollo armónico de su actividad, tanto cualitativa como cuanti-
sus objetivos culturales, la década de los 90 será para tativamente. Proyectará su fuerza cultural en el ámbito ciuda-
el Liceu un periodo de confirmación definitiva de su dano y universal. Dedicará grandes esfuerzos a las nuevas
política cultural, consolidando una nueva dinámica de generaciones, atrayendo al público infantil y juvenil y prepa-
gestión. Sin embargo, también vivirá el gran reto de demoler rando y promoviendo a los nuevos valores artísticos que
parte de su patrimonio inmobiliario, para reconvertir este estas generaciones nos puedan aportar, Programará dentro
centro de la cultura en un teatro moderno desde el punto de de sus temporadas las grandes obras de repertorio clásico
vista técnico y espacial, sin modificar para nada la bella junto con obras de autores contemporáneos, potenciando
armonía arquitectónica de su sala, que goza de una acústica también el interés hacia nuestros compositores, para que con
perfecta. sus nuevas obras se ennquezca el panorama operístico. Los
grandes directores de orquesta, escenógrafos y directores de
Cuando esta gran obra está a punto de cumplir su 150 ani-
escena completarán, junto a las grandes figuras del bel canto,
versario de existencia, se ha asumido al reto de potenciaría y
el proyecto operístico de esta década.
actualizarla según las exigencias de la época en que vivimos y
para que se perpetúe en el futuro.
El Teatro va a basar la vida artistica de esta década en la Josep Mana Rasquéis
consolidación de su estructura técnica y artística. Este deberá (Admintsüador dt¡ Consora det Gran Ttatrt tíd LJCCÜ)

/02SCHERZO
LA OPERA EN ESPAÑA

Protagonismo de Sevilla en la Opera


ecir que Sevilla es quizá la ciudad más vinculada a la El gran tenor José Carreras dijo en una ocasión: 'Músicos y

D ópera, me parece obvio, pues son muchos los


autores que directa o indirectamente han vinculado
su obra musical a la ciudad del Guadalquivir,
Si Sevilla, con ocasión de su Exposición Universal
de 1992, prepara acontecimientos que sólo excepcional men-
te pueden verse, escucharse y apreciarse, debe ser éste el ini-
cio, ya que poseerá uno de los mejores Teatros de Opera de
libretistas han situado a Sevilla como marco de su fantasía,
¿Por qué no aprovechar el camino así trazado?". Es mucho lo
que hay de verdad en estas frases. Creo que en los pasados
años ha perdido Sevilla algunas ocasiones para poder respirar
ópera. En este momento excepcional, esta ciudad maravillosa
que es Sevilla no puede ni debe perder la ocasión de ser
sede permanente de ópera en directo, consolidando las
Europa, el de la Maestranza, de sentar definitivamente las estruauras creadas con ocasión de Expo 92. Serán muchas
bases para que Sevilla tenga ópera permanentemente crean- las citas importantes que tendrá Sevilla durante los seis meses
do si no una Temporada Oficial un Festival como los de irrepetibles de abril a octubre de ¡992; creo que sólo el
Edimburgo, Saizburgo, Vero na, Bayreuth, etc. hecho de poder señalar el interés por estar flisicamente pre-
sentes con todas sus masas estables la Scala de Milán, Metro-
politan Opera House de New York, Maggio Musicale Fioren-
tino, Staatsoper de Viena. Opera Festival Rossini de Pesaro,
Protagonismo de Sevilla Teatro Lírico Nacional la Zarzuela, etc., y la presencia de las
en la Opera batutas, entre otras, de Claudio Abbado, James Levine, Ric-
cardo Muti, Lorin Maazel, Cario Maria Giulini. etc.. y de agru-
Tampoco crear un Festival Sevillano de la Opera puede ser paciones sinfónicas como Sinfónica de Viena. Filarmónica de
empresa fácil, pero hay ciudades que han conseguido hacer
Berlín, New Philharmoma
Orchestra, Filarmónica de
Leningrado, London Symp-
hony, etc., además de la
presencia de la Orquesta
Nacional de España y de la
Orquesta Sinfónica de
RTVE, entre otras, da una
idea de la magnitud del pro-
yecto y del momento histó-
nco que puede vivir la ciu-
dad de Sevilla, que no debe
absolutamente perder. Este
esfuerzo que representa
para todos poder concluir
un programa tan ambicioso,
debe tener continuidad y
crear las Instituciones los
órganos de gobierno para el
buen funcionamiento de las
estructuras, institucionalizar
la ópera y los conciertos
sinfónicos de gran nivel, con
batutas mundiales, entrando
en los circuitos de las gran-
des agrupaciones.

Sevilla se prepara desde


hace tiempo para todo lo
Moqueta del proyecto del Teatro de la Maestranza que se avecina en los próxi-
de su Festival uno de los motores económicos que las sostie- mos años con la terminación del Teatro de la Maestranza y la
ne, hasta el punto de haberse convertido en auténticos cen- creación de la Orquesta Sinfónica de Sevilla; que Sevilla
tros turísticos de la Cultura. pueda vivir y respirar buena ópera y buena música en el futu-
La posibilidad de vincular a Plácido Domingo al futuro Fes- ro, es el reto de todos los que vivimos ese maravilloso
tival me parece necesario, pues no cabe duda ninguna que sin mundo, que deseamos pueda ser compartido en el futuro
Herbert von Karajan el Festival de Saizburgo no hubiera sido por todos y cada uno de los sevillanos.
lo que es y Munich sin la presencia de Wolfgang Sawallisch
no había adquirido el rango de Festival, entre otros muchos Luis Andreu
ejemplos, pues ellos tomaron la responsabilidad final del pro- (Director Artístico dtl
yecto. Teatro de h Maestranza de

SCHERZO 103
MÚSICA CONTEMPORÁNEA

Luigi Nono: Etica y arte


a muy lamentable e inesperada canónicas, sobre la serie de la op. 41 (Oda anos sesenta estarán marcados también

L muerte del compositor italiano Luigi


Nono frusto la ansiada entrevista
que SCHERZO tenia previsto realizarle.
Ahora sólo nos queda sumamos a un
a Napoleón), de Schoenberg. El estreno
tendría lugar bajo la batuta de Scherchen
y supondría un pequeño escándalo.
Desde sus primeras composiciones
por la música para la escena, con la que
Nono ampliará su dispositivo para su cada
vez más acusado compromiso político.
En el encuentro con la electrónica,
pequeño homenaje al que fue una de las -muy vinculadas a la Escuela de Viena en N o n o atenderá a dos preocupaciones
principales figuras de la composición surgi- general-, Luigi Nono se presenta como fundamentales: la espacial ización del soni-
das después de la Segunda Guerra Mun- un músico personal, poniendo de relieve do y la formulación musical de ideas res-
dial y una de las personalidades más influ- algunos elementos que muy pronto se pecto a la necesidad de una nueva escu-
yentes en las nuevas generaciones. harían característicos de su producción, cha de la música.
Se podrían comentar, y sobre todo como un particular empleo del silencio La obra más representativa de este
ensalzar, multitud de aspectos de la obra como elemento estructural, el gusto por período será La fabbrico iltuminata y A flo-
de Luigi Nono, tanto en su vertiente pura- las sonoridades apenas perceptibles y una resta é jovem e che/a de vida, dedicada al
mente musical, como en su actitud de intensa expresividad. Frente Nacional de Liberación del Viet-
intelectual comprometido. Y habría que A las mencionadas Variaciones le sigue nam. En esta misma línea surge también
esclarecer una cuestión primordial: su beli- la Poltfónica-Monoáa-Ritmica, que incorpo- una de las más polémicas obras de Nono:
gerancia en el terreno político atendió fun- ra también sutiles sonoridades casi inaudi- Conrrappumo diallehco alia mente, inspira-
damentalmente a la denuncia de las injusti- bles. Con estas páginas Nono se inserta da en el cómico madngal II festino nella
cias de tipo social y a la solidaridad con los directamente en la comente estética sera di giovedi grosso ovonti cena, del poli-
más oprimidos, antes que a los aspectos imperante en aquellos años: el serialismo fomsta Adriano Banchieri (1609). La polé-
puramente ideológicos. Nono militó con integral. De entre todos los compositores mica surgió como causa de la censura de
el ejemplo y son muchas las personas y denominados de vanguardia sólo Edgar que fue objeto cuando fue presentada
causas que obtuvieron de él ayuda perso- Várese e lannis Xenakis permanecerían al por la RAÍ al Premio Italia de 1968, El
nal. Su interés por lo popular y por lo que margen de esta corriente. Contrappunto está dedicada a Douglas
él denominó un nuevo tipo de folklore Bravo, líder del Frente para la Liberación
nunca hicieron decaer el más alto grado La presencia de Edgar Várese en los Nacional de Venezuela.
de rigor artístico, algo inusual en los cursos de Darmstadt sorprendería enor-
embaucadores de la cultura que él tanto memente a algunos compositores, tanto En los años setenta Nono se mantiene
denunció. Antes de incidir en aspectos de por la radicalidad de sus presupuestos fiel a su compromiso y los únicos cambios
su perfil musical -indisoluble en sus princi- musicales como por su renovado universo verdaderamente significativos atienden a
pios éticos-, se vuelve necesario iniciar un sonoro, impregnado de una presencia de una mayor radica I ización de planteamien-
pequeño recorrido por su vida y obra, la percusión como nunca antes había exis- tos y a una lúcida introspección en su
dado el gran nivel de desconocimiento tido en la música occidental, Luigi Nono habitual estilo. Durante el período
existente en España hacia su persona. se mostraría muy sensible a esta influencia. 1971-72 compone la que quizá llegaría a
Entre 1951 y 1953 compone el Epitafio ser su obra mas conocida, Como una ola
por Federico García Larca, la primera obra de fuerza y luz, inspirada en el poema que
de su producción que incorpora la voz el poeta argentino Julio Huasi escribiera
humana. A partir de la introducción de con motivo de la muerte del jefe del
Los primeros años
este elemento comienzan a hacerse Movimiento de Izquierda Revolucionaria
patentes en su música las reivindicaciones de Chile. Luciano Cruz. En esta obra inicia
Luigi Nono nace el 29 de enero de
en contra de las injusticias. Así nace Lo vic- Nono una importante colaboración con el
1924 en Venecia. Realiza sus primeros
toire de Guemica sobre textos del poeta gran pianista Maunzio Pollmi. que alcanza-
estudios musicales en el conservatorio de
Paul Eiuard. Tras diversas composiciones, ría su punto culminante en espléndida
dicha ciudad, bajo la dirección de Frances-
entre las que destacan los Canti per 13 e obra para piano solo y cinta magnética.
co Malipiero. Este encuentro resultarla
muy trascendental, ya que Malipiero le ("contri per 24 instrumenti. Nono alcanza
descubriría la música de Dallapiccola y con II canto sospeso un estilo cada vez
establecería el primer contacto con la más personal, caracterizado por la ruptura
Sofferte onde serene.
música de Schoenberg y Webem. Poco con los elementos temáticos de obras
más tarde trabaría contacto también con precedentes y por la presencia de nuevos
hallazgos formales. Tras la composición de una importante
las dos personas que más influencia ejer- obra escénica Al gran solé canco d'amore
cerían sobre él, nos referimos al composi- surge esta obra importante desde el
tor Bruno Madema y al genial director de punto de vista de la evolución estética del
orquesta alemán, Hermann Scherchen. autor. Nono abandona aquí los grandes
Un nuevo camino
La principal influencia de Maderna resi- contrastes, el intrincado contrapunto, los
diría en la profundizarán en la obra de La década de los 60 va a significar para materiales homogéneos y un sinfín de ele-
Antón Webem. que le serviría al joven Luigi Nono la profundización sobre su mentos característicos de su anterior pro-
Nono como punto de partida para la propio estilo y el encuentra con la electró- ducción. La obra se trata de sacar partido
introspección en su propio lenguaje. En nica. Esta alternativa condicionara sensible- en la experimentación de las posibilidades
los célebres cursos de Darmstadt comien- mente toda su evolución posterior, apoya- técnicas del virtuoso pianista Maunzio
za a presentar sus pnmeras composicio- da también por el abandono de las rigide- Pollini. La característica fundamental del
nes entre las que destaca Variaciones ces propias del serialismo integral. Los tratamiento musical reside en el estudio

104 SCHERZO
MÚSICA CONTEMPORÁNEA

de las sonoridades con particular interés su pensamiento acerca del hecho de obra de Luigi Nono estuvo siempre aso-
en los ecos y reverberaciones sonoras hacer música. Sus originales visiones y ciada a un espíritu critico, siempre alerta a
producto de la profundizaron en el estu- planteamientos teóricos generaron el la realidad más inmediata. La elección de
dio de la forma de ataque y en el uso del entusiasmo de las generaciones que le la voz humana y el desarrollo escénico
pedal. El papel de la banda magnética es sucedieron debido a que supo evitar el suponen el medio idóneo para la repre-
de suma independencia respecto al deve- callejón sin salida en el que otros compo- sentación de unas preocupaciones que
nir del piano y se hace por momentos casi sitores quedaron inmersos. Los manifies- van más allá de la intrínseca construcción
musical abstracta, aunque
constituyen una parte indi-
soluble de ésta.
Se podría decir sin ningún
tipo de sentimentalismo que
Luigi Nono -según los que
le conocían- era un amante
de la diversión y además
adoraba a la gente. Una per-
sonalidad tan humana como
la suya hace establecer de
repente una asociación con
Mozart y Alban Berg. Los
tres participaban de una raíz
psicológica similar y lo que
es más importante, su amor
por la gente les hizo conce-
bir una obra que les vincula-
se a la sociedad a la que se
sentían ligados. Ahí están Lo
/lauto mágica, Wozzeck Lufa
y la inmensa obra de Nono.
Quizá lo más sorprendente
de esta asociación y la que la
sugiere es que los tres nacie-
ron bajo el signo de Acuano.
Para quien crea en los desi-
gmios de los astros, dispone
aquí de un campo de abono
para establecer conjeturas.
tuigi Nono La vinculación de Nono con la realidad
imperceptible. Sofferte onde serene debe tos musicales de Nono se encuentran socio-politica se remonta a obras como II
su genialidad al sutil clima general y a su desde el inicio de su carrera como com- canto sospeso, cuyo texto está compuesto
discurso continuamente renovado a tra- posrtor y tienen como pnmer punto de a partir de cartas de condenados a muer-
vés de diferentes visiones de un mismo referencia significativo, su célebre confe- te de la resistencia anti-fascista europea.
objeto musical. rencia Presencio histórica en la música de En La fabbnco Illuminata introducirá soni-
hoy. dictada en Darmstadt en 1959. Esta dos procedentes de la fábrica, iniciando
incesante actividad teórica se mantendría así una línea directa con la más cruda rea-
La última etapa hasta et final de su vida y estaña presidida lidad, que le llevará también a la utilización
en todo momento por la reivindicación de sonidos de la calle, cantos de manifes-
del hecho de componer como un acto tantes, gritos, etc.. Esta actitud quedaría
Con Sofferte onde serene Nono halla el
dotado de libertad. «En lugar de escuchar perfectamente reflejada por las palabras
punto de partida para la consecución de
el silencio, en lugar de escuchar a los del compositor Armando Gentilucci.
dos de las obras más significativas de su
otros, uno espera escucharse a si mismo «Nono ha hablado a menudo de la calle,
última producción: el cuarteto de cuerda
de la fábrica, como lugares típicos en los
Fragmente-StiHte an Diohma y la escénica una vez más. Es una repetición que resulta
académica, conservadora, reaccionaria. Es cuales nacía un nuevo folklore: grabando
Prometeo. En el Cuarteto Nono acentúa,
un muro contra los pensamientos, contra ruidos y sonidos en Italsider, en la Bienal.
como nunca lo había hecho antes, su pre-
lo que no es posible, aún hoy en día, cantos obreros, o utilizando como textos
ocupación por lo apenas perceptible,
explicar (...). Se ama la comodidad, la las pintadas en los muros, se comporta
manteniéndose fiel a su idea de que lo
repetición, los mitos, se ama el escuchar quizá -en un sentido obviamente muy
inaudible puede ser más extremadamente
siempre lo mismo, con esas pequeñas laxo- análogamente a un Bártok cuando
tenso que lo audible. Esta máxima se haría
diferencias que permiten demostrar inteli- deambulaba de Hungría al Asia Menor
patente también en la excelente composi-
para buscar con rigor un vínculo musical
ción orquestal A Cario Scarpa, arcbitetto. ai gencia. Escuchar la música es muy difícil.
Yo creo que, hoy en día, es un fenómeno (sonoro) auténtico con el mundo campe-
suoi infinitó possibili.
raro. Se escuchan cosas literarias, se escu- sino». (Armendo Gentilucci; Introáuzíone
cha lo que se ha escrito, se escucha a uno alia músico electrónica. Milán, Feltnnelli).
mismo en una proyección...» ( L Nono:
El artista Luigi Nono «L'erreur comme necessrté», en la Revue
Musicale Su/sse.
A menudo se ha hablado de la activi-
dad política de Luigí Nono y se ha olvida- Al margen de cuestiones de imagina-
do la cuestión fundamental que reside en ción e inventiva puramente musicales, la Alone/ Rodeiro

SCHERZO 105
MÚSICA CONTEMPORÁNEA

ENTREVISTA

Enrique X. Matías
La estética del movimiento
l gallego Enrique X. Macias (Vigo tnjmental inmediatamente una respuesta a los dos mundos (instrumental y electróni-

E 1958) es sin duda alguna uno de los


compositores españoles de mayor
proyección y vocación internacionales.
Tras una formación musical autodidacta,
esa presentación. Como una especie de
terapia y ajuste a la percepción de aconte-
cimientos. El asunto está en, cada vez,
proyectar y concebir una eficacia mayor.
co): uno está conducido por el otro,
según el momento.
En Les Adieux aparece también una de
las preocupaciones musicales más acusa-
participó en los célebres cursos interna- No te hablo de eficacia en términos bana- das de Macías como es la representación
cionales de Darmstadt. becado por el ins- les o pensando de la composición desde del movimiento entendido mediante la
tituto de nueva música de dicha ciudad. una perspectiva tradicional o reaciaA>elige- asociación de tiempo y espacio. «El plan-
Posteriormente su paso por los Estudios rante. No planteo esa idea de eficacia en teamiento espacial de trayectonas y des-
de la Radio Finlandesa (Helsinki 1981). la términos de capacidad de actualización de plazamientos de Tránsito asume un nuevo
Academia de Música de Cracovia (Polonia tu potencial imaginario/creativo a los perfil en el I movimiento de Les Adieux :
1982) asi como por el Instituto de Sono- medios con los que trabaja, y además ritmizaciones transpuestas de aconteci-
logla de Utrecht (Holanda) crearían en él teniendo o tomando en consideración mientos puntuales (normalmente acordes
una constante preocupación por el aspec- como diría Nunes- que deberías ir por o breves figuraciones) de los quince ins-
to más puramente tísico del sonido. delante de esos medios técnicos, al tiem- trumentistas elegidos por secciones o sub-
El pasado 12 de mayo el Ensemble po que fueras empapándote de los mis- grupos. En fin, sería complejo explicar
2e2m. dirigido por Paul Mefano, interpre- mos para que se integren naturalmente dicho proceso. En el segundo movimiento
tó en el Centro Georges Pompidou de dentro de tu técnica.» hay una sistematización de la transposi-
París su obra Les Aéeux. «Para mi el tiem- Les Aáeux, una de las obras más impor- ción por medio del harmonizar Podría
po real me ha posibilitado canalizar preo- tantes de su catálogo, fue recientemente haber una cercanía de planteamientos
cupaciones musicales que en cierto modo presentada en Madnd (movimientos I y entre este movimiento de Les Adieux y el
ya estaban presentes cuando comencé a IV) por el grupo Koan dirigido por José movimiento de un tiempo desplazado de
trabajar música para banda magnética en Ramón Encinar. «En Les Adieux no sólo Tránsito. En ambos hay una explotación
estudio. Sobre todo en lo que se refiere a voy a utilizar tratamiento en el tiempo muy pormenarizada del harmonizar con
la capacidad de un diálogo real e interacti- real, sino también la banda magnética, todos los acontecimientos en delay de 4 a
vo entre los dos medios: el instrumental y Esta está utilizada en dos aspectos bien 8 segundos».
el electroacústico. Quizá sea algo muy diferenciados, en el movimiento I y en el Enrique X. Macías se encuentra muy
nimio decirlo, pero el mundo electroacús- III. En el I, todos los acontecimientos de la satisfecho de la última obra de su catálogo
tico me permitió crear un alargamiento banda son como una suerte de duplicación Nobilissima Visione II, recientemente estre-
que evidenciase una nueva perspectiva del del mundo instrumental. De ahí que la nada dentro de los Tage fur neue musik
mundo instrumental. As!, con Tránsito fue sincronización sea milimétrica. En el III, hay de Zünch. «El III movimiento de Les
mi primer trabajo efectivo con unos un planteamiento de contraposiciones de Adieux motivó posteriormente una obra
medios mínimamente aptos para autónoma: Nobilissima Visione II. No
conseguir ciertos resultados a las se trata de una reinstrumentación
previsiones que tenía. Sobre todo sino de una actualización de un
en esta obra existe ya una proble- potencial puesto en cruzamiento con
mática que incide en el aspecto material de mi Sonólo para piano, y así
espacial, es decir, no sólo hay un me da como resultado una obra con-
tratamiento que afecta a la altura, certante para piano, 9 instrumentos,
timbre, etc. sino que también hay banda magnética y íive e/ectronic Este
una concepción de trayectorias y último consiste en la utilización de un
desplazamientos del sonido amplifi- íompler con pequeños segmentos
cado de los instrumentos como (compases virtuales del III movimiento
elemento estructural. En concreto, de Les Adieux), que van a ser super-
en Tránsito utilicé el PSO de! Espa- puestos a ese nuevo material actuali-
ce Musical de París, institución en zado. Una suerte de superposición de
la que trabajé con mi amigo obras o más bien de un mismo mate-
Augusto Mannis». Este Proccesei. rial leído e instrumentado de forma
Spatial Octofonique permitía cre.ii diferente. Además en el III movimien-
trayectorias complejas (diversas to de Les Adieux como en Nobilissima
trayectorias fueron diseñadas) y II se han creado por medio de síntesis
proyectarlas en un espacio ortofó- numérica sonidos que van a utilizarse,
nico en tomo al público. tanto en las bandas magnéticas de
ambas obras, como en tiempo real
Sobre Tránsito continúa Enrique por medio de un teclado».
X. Macías. «También en esta obra
queda perfilada la concepción anti- El próximo 29 de octubre Nobilissi-
fónica (para mí) de la transforma- ma Visione II será estrenada en una
ción en tiempo real; es decir, para nueva versión en el Mozarteum de
crear una claridad del gesto com- Salzburgo.
positivo en un caso como éste
deberá haber una presentación ins- Eraique Matías FOTO: Etoc Lozano Mane! Rodeiro

Í06SCHERZO
DANZA

Danza en El Ballet
AixenProvence du Nord
El XIV Festival de Aix contara, del 6 al
20 de Julio, con la participación de dos Año Mazarí es el titulo de la gira que
compañías españolas. Metros, dirigida por tiene preparada el Ballet du Nord para su
Ramón Oller. montará ¿Qué posó con las temporada de 1991.
magdalenas?, pieza que se presentó en el Réquiem está coreografiado en esta oca-
último Madnd en Danza, basada en textos sión por Jean-Paul Comelin. hoy director
de Margüente Yourcenar, que obtuvo un del Arizona Ballet, que más que pensar
gran éxito. La pareja formada por Mana que una misa de difuntos no se baila cree
Muñoz y Pep Ramis. Mal Pelo, ofrece su que el Réquiem 'es una misa para los artis-
nueva creación Lucos y dentro del aparta- tas de todos los tiempos y un homenaje a
do de cine podra verse la pelicula de Car- sus cualidades: valentía, sensibilidad y amor
los Saura Bodas de Sangre. a la religión del arte".
La representación francesa estará enca- El Ballet du Nord incluirá en su gira del
bezada por Catherine Diverres con su 91 Coppetia. con música de Delibes y core-
pieza fragmento, el grupo Emile Dubois ografía del cubano-americano Alfonso
con Los misterios de Subal, Domimque Cata, director de la compañía.
Bagouet Por los norteamencanos estarán La música de Mozart ha servido de
Fíandy Warsaw. alumno de Trsha Brown, soporte e inspiración para grandes coreó-
que en dos años ha conquistado una repu- grafos. Balanchine compuso Sinfonía Con-
tada fama de coreógrafo, O'Vertigo Danza certante y Divertimento número 15, John
de Canadá con dos programas diferentes1 Cranko coreografió Concierto para flauta y
Chevy Dream con un coche de los años Arpa. Béjart coreografía Lo Flauta Mágica.
cincuenta en escena y un título aún no Donjuán y otras piezas menores. Hans Van
definido; la alemana Susan Linke, acompa- Manem compuso su Quinteto, sobre tres
ñada de Urs Dietnch. mostrará su creación adagios, estrenado en 1974 y en 1988 el
Afecto y Efecto, cuyo éxito está garantizado coreógrafo catalán Cese Gelabert; Ahora
Superficies de Avelina Arguelles FOTO CASTAÑAR por la calidad de la coreografa. le toca el turno al Ballet du Nord.

Avelina
Arguelles
Una de las más innovadoras, prestigiosas
y a la vez depuradas coreógrafas de nues-
tro panorama es la catalana Avelina Argue-
lles. Su grupo Compañía de Danza Con-
temporánea Avelina Arguelles hasta ahora
tenia dos programas en su repertorio; uno
formado por piezas cortas, todas ellas pre-
miadas en concursos coreográficos y el
otro Perfums. producido por la Generalitat
de Cataluña.
Arguelles presentará en el festival de
Tardor de Barcelona su tercer montaje:
Ahora me toco bailar con la más fea; inspira-
do en la muerte, debido a una desgracia 5 Tangos, por el Bofe de Víctor Ullate. FOTO: OWAÑAR
familar en el seno de su familia, tiene con-
notaciones estéticas de Frida Kahlo. Aveli-
na Arguelles, profesora en la Escuela Supe-
rior del Instituto del Teatro de Barcelona
en la sección de Danza Contemporánea,
Víctor Ullate, internacional
es licenciada en filosofía pura y trabaja casi El Ballet de Víctor Ullate no descansa, aparte de la temporada ofrecida en Madrid con
siempre con objetos y elementos poco dos programas diferentes, estara este verano en San Sebastián. Huesca y Castelldefels,
usuales dentro de los escenarios, b que entre otros lugares.
proporciona a sus montajes un gran impac-
Después iniciarán su penplo internacional viajando pnmero a Cuba donde participarán
to plástico que acerca la danza incluso al
en el XII Festival internacional de Ballet de La Habana mvrtados por su directora Alicia
público no iniciado.
Alonso. Seguidamente volarán a Moscú y Lenmgrado para participar en el festival bailar
Además en el Festival de Tardor podrá Espoño que en Diciembre se celebrará en Rusia. Junto con Ullate viajarán los dos ballets
verse a Cese Gelabert. Toni Mira, el Ballet que dependen de los presupuestos nacionales. El Lírico y el Nacional de España.
de Víctor Ullate y la compañía sueca Cull-
berg Ballet • Jesús Castañar

SCHERZO 107
JAZZ

Episodios
pesar de ocupar todavía un lugar tros difícilmente olvidaremos. Asistimos meditación a dos voces, penetrada por

A muy discreto en la periferia del


¡azz. España ha sido a través de
los tiempos el escenario de algunos
acontecimientos musicales de cierta
a un encuentro entre dos grandes soña-
dores románticos que hacían de una
materia musical muy conocida pura
un lirismo de gran peso. El jazz dispone
de muy contados solistas tan inmediata-
mente indentificables como estos dos
magia poética. De especial interés era instrumentistas que aquella noche de
importancia, pero nunca, hasta la fecha, una larga improvisación sobre Lover San Isidro juntaron sus fuerzas para ale-
de encuentros al máximo nivel. Sin Man, standard que figura, en el reperto- jarse por un instante del rabioso indivi-
embargo, algo que recordaremos siem- no de la mayoría de los músicos, pero dualismo que tienen en común (y que
pre ocurrió de manera casi inexplicable, que pocas veces habrá recibido un tra- en el fondo les separa...).
a mediados del mes de mayo, en el tamiento tan delicado. Fue. sin duda, el Dos días después el milagro se repitió
pequeño y mal acondicionado teatro momento cumbre de una profunda en una estudio de la televisión española
Principe Gran Vía, donde se desarrolló
el X Festival de Jazz de Madrid. Ante un
público restringido que en su mayoría
no parecía darse cuenta de la importan-
cia def evento, se volvieron a encontrar
por primera vez en muchos años dos
grandes improvisadores para unir sus
dotes y fuerzas de creación espontánea
en un concierto de los más impresio-
nantes que se recuerdan.

Los dos músicos en cuestión eran el


saxo alto Lee Konitz y el pianista Paul
Bley, destacados pioneros del jazz de
vanguardia cuyos caminos sinuosos, por
muy extraño que pueda parecer, sólo se
habían cruzado fugazmente en un par de
ocasiones anteriores. Separados por casi
seis años, se hallan a la misma distancia
de los sesenta, edad que normalmente
significa el principio del ocaso para los
jazzmen. No así para estos dos genios.
Bley, que siendo el más joven muestra
un profundo respeto por su ilustre com-
pañero mayor, nos ha sorprendido y
maravillado en la última década con una
sene de grabaciones de enorme impac-
to, realizadas prácticamente todas ellas
por el sello danés SteepleChase -por
ejemplo: My Standard (SCCD-3 12 14),
The Neorness Of You (SCCD-31246),
Bebop (SCCD-31259)- se encuentra en
una fase de inspiración aparentemente
sin límites. Y lo mismo se puede decir de
Konitz, incansable viajero que pasa la
mayor parte de su tiempo paseándose
por los cinco continentes, sobre todo
por Europa y con una especial atracción
por los países nórdicos. A este saxofo-
nista se le suele escuchar en pequeñas
formaciones y rodeado de músicos ¡oca-
les, mientras que el pianista prefiere
actuar en solitano.

La idea de unirles en dúo (no se sabe


muy bien de quién venia) parecía con-
vencer y gustar a los dos, y el resultado
fue un concierto que algunos de noso-
Paul bley, en Motínt}...

ÍOSSCHERZO
JAZZ

cuyo programa semanal, y ahora terri-


blemente nocturno, jazz entre amigos
tuvo la oportunidad de grabar 45 minu-
tos de la música exquisita que produce
este dúo inédito. Apenas se contaba
con dos horas para realizar el siempre
complicado trabajo ante las cámaras, y
cierto nerviosismo se hizo notar en el
equipo técnico cuando Paul Bley, den-
tro de la cordialidad y ía educación que
le caracterizan, montó el número al cual
nos tiene acostumbrados a los que le
conocemos. Tal vez para ganar el tiem-
po necesario para la reflexión suele
buscar los pretextos menos ortodoxos
de retrasar las grabaciones. Célebres
son sus quejas maniáticas que le mues-
tran a este canadiense aparentemente
tan tranquilo, como un perfecto excén-
trico con rasgos de sádico y de cínico
que no dejan de fascinar.

Esta vez hubo un sinfín de problemas


absolutamente imprevisibles con la ban-
queta del piano que no tenía la altura
adecuada. Ante la posibilidad de des-
montar las ruedas de los pies del pesa-
do instrumento se buscaron hasta
media docena de guías telefónicas que
no sirvieron de nada. Todos los inten-
tos de satisfacer las exigencias del músi-
co resultaron vanos, hasta que alguien
tuvo la feliz idea de montar una caja de
cerveza encima de la silla y cubrirla con
una tela negra. Mientras tanto Konitz
habla estado ensayando en solitario,
armado de una gran paciencia .Con
todo el mundo al borde de un ataque
de nervios, se pudo iniciar la grabación
que luego, claro está, se realizó con una
facilidad asombrosa.

El piano era un Bechstein que, según


Bley, 'tiene un sonido sobrecogedor
que te hace arrepentirte de tu juven-
tud". Y exactamente así fue la música. Lee Konitz, en Madnd....
Después de sendas improvisaciones Las horas emocionantes pasadas en Sola!, Andrew Hill y Michel Petrucciani.
totalmente libres -Konitz sobre su pro- aquel estudio permitieron cimentar una el trombonista Albert Mangelsdorff, los
pia composición Round & Round & ya antigua amistad con dos de las per- contrabajistas Red Mitchell y Nieis-Hen-
Round, Bley sobre Porgy de George sonalidades más fascinantes que cono- ning Orsted Pedersen entre muchos
Gershwin- los dos músicos unieron sus cemos dentro del mundillo jazzístico. Es otros. Los dúos de Paul Bley son igual-
voces en una maravillosa andadura por de esperar que este insólito encuentro mente famosos, y entre sus colaborado-
temas tales como Svveet & Lovety, All en España conduzca en breve a la gra-
The Things You Are, Whot's New y, cómo
res podemos mencionar el batería Paul
bación del CD que nos haría a todos Motian, el contrabajista Gary Peacock y
no, otra vez Lover Man. Programa más aún más felices. A este nivel la fórmula
fácil y, si me apuran, tampoco mejor no el vibrafonista Gary Burton con quien
del dúo resulta idónea. No olvidemos grabó hace escasas semanas un CO en
ha grabado jazz entre amigos en sus casi que la discografla de Lee Konitz es ya
seis años de existencia. Sus huéspedes Copenhague que a buen seguro causará
rica en experiencias similares. Uno de
eran en esta ocasión dos auténticos sensación cuando se edite a principios
sus discos más famosos, de 1967, se
genios que, aparte de ser incapaces de del próximo otoño.
intitula precisamente Duets (Milestone
cometer un solo error, siempre logran VDJ-I57I E) e incluye una serie de citas Y es que la música más pura nace
sorprender positivamente, El fruto de del gran solista con músicos como el cuando los grandes poetas se reúnen a
tanto esfuerzo se podrá contemplar y pianista Dick Katz, el guitarrista Jim Hall, solas...
escuchar dentro de pocas semanas. el saxofonlsta Joe Henderson y el trom-
¡Que nadie con auténtico interés por la petista Ray Nance. Más tarde grabó
música creativa se lo pierda! mano a mano con los pianistas Martial
Ebbe Traberg
SCHEBZO 109
ALTA FIDELIDAD

¿Perestroika, en digital?
(continuación)
a comentado ya lo de poner un si de I a 1,5 metros, con un mínimo de 30 das. No puede poner altavoces en sopor-
*H
AT\ equipo a los niños?, sigamos pues.
De las ideas que expuse el mes
cm de separación de la pared posterior y
no paralelos a ésta, sino ligeramente orien-
tes... y no investiguemos las causas: existen
para usted altavoces diseñados para ir
tados hacia el centro de la zona de audi- empotrados en la librería
pasado, quizá, la más atractiva le resulte la
de cambiar amplificador y altavoces. Se ción, en donde teóricamente debe usted La comodidad y la acústica en la balan-
puede hacer también escalonadamente, estar colocado, a una distancia como regla za: ya tiene un buen dilema.
pero si usted ha desechado esta posibili- general, de una vez y media de la que Es mi teoría favorita para comprar,
dad y está decidido a cambiar las dos existe entre altavoces. Éstos deben estar modificar o hacer evolucionar equipos,
cosas, es una buena señal; dentro de poco srtuados vertí cal mente a la misma altura de Si usted dispone de una cantidad limita-
no seré yo quien adoctrine a sus amigos, ya la cabeza del oyente, cuando esté sentado. da de dinero para comprar y decorar un
vera como no me equivoco. Pero antes Los altavoces deben formar con usted por piso, puede hacer dos cosas;
que nada, tengo que decirle: ¡bienvenido!... consiguiente, un triángulo isóscefes. A) Comprar y decorar totalmente el
usted ya sobe lo que significa. B) Que los altavoces deben ir instalados piso recién adquirido,
imprescindiblemente en soportes apropia- B) Comprar un piso más caro e instalar-
dos, de no ser así, parte de sus virtudes se se de forma provisional.
Una vuelta por su sala de estar esfuman: la rigidez y estabilidad de los De la primera forma está usted total-

Es la última vez que la llamo así. Desde


ahora, para nosotros, es la sala de audición.
Es éste un concepto básico que hay que
defender a toda costa: si es preciso y asi se
nos exige, incluso de forma heroica. Los
mayores enemigos de los audiófilos son
sin duda los tresillos descolocados, los flo-
reros-obstáculo, el comedor ése. que nos
va a quedar tan mono y, por supuesto, las
visitas intempestivas. No se preocupe: hay
recetes para todo.
Disposiaón publicitario de un equipo de sonido. Bonilaparo Ver". Recomendada paro Audiófl/os "sordos*
La sala y su equipo de audición son
incompatibles con la televisión y el video. soportes es una premisa básica para obte- mente instalado. Pero de la segunda disfru-
Asi, sencillamente. Quizá por eso se sue- ner un buen rendimiento de su compra ta de un piso mayor, con mejor vista o
len instalar juntos. La instalación de audio Lo va a entender rápidamente: el efecto más céntrico: y puede, una vez recuperado
se complementa con su biblioteca y por de un buen soporte es como el del trípo- económicamente, decorado a su gusto.
supuesto con la discoteca: los equipos se de en fotografía, no creo, pues, que quiera Es lo que llamo teoría de la puerta
compran para oír música. No creo que tener audiciones movidos o borrosos. abierta,
esté de más el decirlo. Un examen detenido y evaluación per- Fundamentalmente, en éste su caso, es
Le recomendamos, pues, que plantee el sonal de la habitación le hará a usted sacar posible por la elección de pantallas acústi-
tema con su familia de forma estratégica. las conclusiones pertinentes. Añado otras cas de calidad y precio supenor a lo que
es mucho mejor decir "podríamos instalar recomendaciones generales: la zona a ins- usted micialmente había previsto, con solu-
aquí la biblioteca, o cambiar esta planta a... talar las pantallas es preferible que sea más ciones factibles de amplificación. Para ello
y hacer las concesiones precisas en otros reflectante acústicamente que en la que va las pantallas deben ser de calidad audiófáo.
aspectos. No deje traslucir en ningún a efectuar la audición. Los libros, alfombras bien comercializadas, fáciles de amplificar y
momento que su propósito real es acondi- y moquetas, maternales absorbentes de de eficiencia elevada, con excepciones.
cionar la sala. para la anadón. sonido, pueden ser una solución de com- En una pequeña habitación, un amigo
Aun antes de comprar cualquier apara- promiso para acondicionar de forma mío instaló hace tiempo una Spendor
to, usted ya posee un elemento básico del doméstica su sala, pues la mayoría de las LS3/5A. Amplificada durante más de dos
sistema de reproducción sonora, quizá el habitaciones son excesivamente reverbe- años por un pequeño y musical integrado
más importante: la habitación en donde lo rantes y de paredes perturbadoras acústica- inglés a plena satisfacción de su propieta-
va a instalar. Salvo privilegiados que dispo- mente. No importa que su habitación sea rio, recientemente ha sustituido a éste por
nen de una sala específica para la audición, pequeña, pero las dimensiones son factor la ideal amplificación para esta pantalla:
sueño de todo audiófilo. lo normal es el determinante para escoger los altavoces. electrónica a válvulas. La diferencia es
compromiso doméstico. Observe a estos Las paredes paralelas desnudas producen notable, pero mi amigo sabía micialmente
efectos, cómo está decorada, cuáles son ondas estacionarias, procure, pues, con la a dónde quena llegar compró la caja que
las posibilidades reales de modifi