Sei sulla pagina 1di 5

Tipología funcional

Arquitectura Historicista

Museo Británico de Londres

La entrada principal del Museo está orientada hacia el Sur-Este, colinda


con la calle Great Russell, tiene 12 escalones con pasamanos a cada lado. En
ambos extremos, hay salva escaleras que se accionan manualmente y están
dotados de un sistema de alarma para solicitar asistencia en caso de que fuera
necesario. La entrada de Montague Place está a nivel del suelo y cuenta con
un ascensor para acceder a las diferentes plantas del Museo

Primera y Segunda planta del Museo Británico

Accediendo por el Patio Principal nos situaremos en la Planta Principal


del Museo Británico, donde podremos contemplar objetos y obras del antiguo
Egipto y otras civilizaciones del Próximo Oriente, antigüedades de Roma y
Grecia, entre los que destacan los mármoles del Partenón, así como
colecciones de Asia y otras culturas del mundo como la gran figura de piedra
de la isla de Pascua.

Sótano del Museo Británico

La principal atracción de la planta sótano es la galería Sainsbury que


realiza un completo recorrido por la historia y el arte africanos. Hay otras partes
interesantes de la planta que muestran piezas de Próximo Oriente, Grecia y
Roma, la gran pega es que las salas de esta zona no están interconectadas
sino que tendremos que subir a la planta superior para luego bajar.
Diagrama de las Áreas del Sótano

Pero en general, el museo está dotado de muchos espacios que en


conjunto hacen que todo funcione armoniosamente, tiene tres niveles con
grandes salas de exhibición, plaza, sala de lectura, sanitarios, vestíbulos,
restaurant, café, tiendas, guarda ropa, información guía, escaleras y centros
educativos.

Corte del Museo Británico


Tipología Formal

Arquitectura Historicista

Museo Británico de Londres

La fachada principal y el acceso con columnas y frontón clásicos tienen


una escala monumental para intentar reflejar lo maravillosos de la colección y
los objetos que se exhiben en su interior. Poco a poco se fueron configurando
los cuatro lados del edificio, que tiene planta cuadrada y un patio central interior
que debía ser en origen un jardín pero en el 1852 se le construyó la sala de
lectura y la biblioteca en forma de cilindro, perdiendo el espacio.

Vista del Museo Británico desde la calle

Se podría decir que querían representar en este museo la expresión de la


grandeza de una nación con un gran pasado y siempre preocupada por la
cultura. Esto se puede aprecia muy fácilmente por la monumentalidad de la
edificación en general, solo el Gran Atrio posee unas dimensiones de
90x70mts.

Entre los elementos más jerárquicos de este museo podríamos resaltar la


cúpula, la sala de lectura, la monumentalidad de la entrada principal y el Gran
Atrio.
Sección de la Cúpula del Museo Británico

Actualmente un elemento muy resaltante de esta edificación es la cubierta de


vidrio diseñada por el arquitecto Norman Foster, recuperando uno de los
espacios más singulares y escondidos de Londres, el gran patio de este
museo, que desde 1857 no estaba abierto al público.La estructura de cubierta,
construida en acero y vidrio, envuelve el tambor cilíndrico de la Sala de
Lectura, creando un espacio acondicionado climáticamente, cuya altura, debido
a las restricciones del planeamiento local, no supera la altura de las
edificaciones que conforman el patio y no entorpece la visión exterior de las
fachadas clásicas del museo

Vista del Techo del Museo Británic