Sei sulla pagina 1di 24
Grado 10 Lenguaje - Unidad 2 Descubre el papel transformador de las palabras Nombre:
Grado 10
Lenguaje - Unidad 2
Descubre el papel
transformador de las
palabras
Nombre:
Tema Análisis de funciones sintácticas
Tema
Análisis de funciones
sintácticas

Curso:

Nombre: Tema Análisis de funciones sintácticas Curso: “Simplifiquemos la gramática antes de que la gramática

“Simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros.”

Gabriel García Márquez (1927-2014) Escritor colombiano.

Existen diversas maneras de hablar. El lenguaje nos permite comunicarnos de diferentes maneras que a la vez facilitan que nos entendamos. Esto se logra gracias a diferentes reglas que la misma lengua ha establecido para que todo funcione bien. Con las siguientes actividades podrás comprender las relaciones entre las oraciones, conocer los tipos de subordinación, elegir un tipo de marcador según la idea que se quiera presentar, evitar el uso inapropiado de la preposición “de” y aplicar diversas funciones del adjetivo.

Actividad Introductoria: De héroes principales y subordinados.

Introductoria: De héroes principales y subordinados. Observa la animación llamada De héroes principales y

Observa la animación llamada De héroes principales y subordinados y responde las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es la relación entre los personajes de la animación y las oraciones principales, subordinadas y los marcadores textuales?

animación y las oraciones principales, subordinadas y los marcadores textuales? 1 Análisis de funciones sintácticas

2.

¿Qué pasa con las oraciones que pronuncian Batichucho, Rogina y Alfredipe cuando uno

de ellos no está presente? ¿Qué pasa cuando los tres están juntos y conectados entre sí?

pasa cuando los tres están juntos y conectados entre sí? 3. ¿Qué son las oraciones principales,

3. ¿Qué son las oraciones principales, subordinadas y los marcadores textuales?

principales, subordinadas y los marcadores textuales? 4. ¿Cuáles son las funciones de las oraciones

4. ¿Cuáles son las funciones de las oraciones principales, subordinadas y los marcadores

textuales?

funciones de las oraciones principales, subordinadas y los marcadores textuales? 2 Análisis de funciones sintácticas
»  Construir textos con cohesión. »  Comprender las relaciones entre las oraciones. »

»  Construir textos con cohesión.

»  Comprender las relaciones entre las oraciones.

»  Conocer los tipos de subordinación entre las oraciones.

»  Elegir un tipo de marcador según la idea que se quiera presentar.

»  Evitar el uso inapropiado de la preposición “de”.

»  Aplicar diversas funciones del adjetivo a un texto.

Actividad 1: Héroes, héroes de apoyo y mayordomos. Oraciones principales, subordinadas y marcadores textuales.
Actividad 1: Héroes, héroes de apoyo y mayordomos.
Oraciones principales, subordinadas y marcadores textuales.
Oraciones principales, subordinadas y marcadores textuales. En parejas, respondamos las siguientes preguntas, teniendo

En parejas, respondamos las siguientes preguntas, teniendo en cuenta el párrafo aquí abajo (señala las palabras con colores como aparece en la pantalla):

Así los villanos se unen cuando quieren acabar con la paz. Pero la ciudad no está sola porque sus héroes la defienden. Y es que mientras existamos defenderemos a los nuestros. Por eso lucharemos unidos hasta que el crimen termine.

1. ¿Cuáles son las oraciones principales y cuáles las subordinadas?

termine. 1. ¿Cuáles son las oraciones principales y cuáles las subordinadas? 3 Análisis de funciones sintácticas

2.

¿Cómo podemos identificar estas oraciones?

2. ¿Cómo podemos identificar estas oraciones? 3. ¿Para qué sirven los marcadores textuales? Ahora veamos las

3. ¿Para qué sirven los marcadores textuales?

oraciones? 3. ¿Para qué sirven los marcadores textuales? Ahora veamos las definiciones que nos dan los
oraciones? 3. ¿Para qué sirven los marcadores textuales? Ahora veamos las definiciones que nos dan los

Ahora veamos las definiciones que nos dan los personajes sobre marcadores textuales, oraciones principales y oraciones subordinadas:

Los marcadores textuales Sirven para estructurar el texto y guiar al lector. Se pueden usar
Los marcadores textuales
Sirven para estructurar el texto y guiar al lector. Se
pueden usar para organizar y relacionar fragmentos
relativamente extensos del texto (párrafo, apartado,
grupo de oraciones) o fragmentos más breves
(oraciones, frases). Suelen colocarse en las posiciones
importantes del texto (inicio de párrafo o frase), para
que el lector los distinga de un vistazo, incluso antes
de empezar a leer, y pueda hacerse una idea de la
organización del texto.
Ejemplos: Por ejemplo, en suma, también, además,
incluso, hasta, entonces, por eso, en cambio, luego,
finalmente.
Las oraciones principales Son aquellas oraciones independientes que poseen sentido por sí mismas, aun al
Las oraciones principales
Son aquellas oraciones independientes que poseen
sentido por sí mismas, aun al dejar de lado las
oraciones que la anteceden y suceden. Estas oraciones
principales son las encargadas de presentar una idea
principal, no pueden eliminarse del párrafo ya que
esto, eliminaría el sentido lógico del texto.
Las oraciones subordinadas Son aquellas oraciones que deben estar antecedidas por enlaces, estos pueden ser
Las oraciones subordinadas
Son aquellas oraciones que deben estar antecedidas
por enlaces, estos pueden ser pronombres o adverbios
(y, o, que, quien, el cual, cuyo, donde, como, cuando,
cuanto….) Estas oraciones ayudan a complementar la
oración principal y no poseen sentido por sí mismas.
Funcionan como sujeto, atributo o complemento

Actividad 2: Ahora en papel.

sujeto, atributo o complemento Actividad 2: Ahora en papel. Lee el ensayo El mito de Sísifo

Lee el ensayo El mito de Sísifo de Albert Camus que se encuentra a continuación. Ten en cuenta las oraciones principales, las oraciones subordinadas y los marcadores textuales. Tu docente mostrará en pantalla los dos primeros párrafos, compara tus respuestas. Después, realizarás un trabajo en grupo. El salón se dividirá en tres subgrupos (P, S y M), cada subgrupo estará conformado por parejas y cada una será la encargada de hallar las oraciones principales, subordinadas o marcadores textuales que encuentren en el ensayo. Al finalizar el trabajo se comparte con los compañeros.

Albert Camus Sintes fue un novelista, ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista francés nacido en Mondovi,
Albert Camus Sintes fue un novelista, ensayista, dramaturgo,
filósofo y periodista francés nacido en Mondovi, Argelia, el 7
de noviembre de 1913, falleció en Villeblevin, Francia, el 4 de
enero de 1960.
En su variada obra desarrolló un humanismo fundado en la
conciencia del absurdo de la condición humana. En 1957, a la
edad de 44 años, se le concedió el Premio Nobel de Literatura
por «el conjunto de una obra que pone de relieve los
problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de
hoy».
Tomado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Camus
Por United Press International.
http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Camus#mediaviewer/File:Albert_Camus,_gagnant_de_prix_Nobel,_portrait_en_buste,_
pos%C3%A9_au_bureau,_faisant_face_%C3%A0_gauche,_cigarette_de_tabagisme.jpg

EL MITO DE SÍSIFO

Albert Camus

Los dioses habían condenado a Sísifo a rodar sin cesar una roca hasta la cima de una montaña desde donde la piedra volvería a caer por su propio peso. Habían pensado con algún fundamento que no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza.

Si se ha de creer a Homero, Sísifo era el más sabio y prudente de los mortales. No obstante, según otra tradición, se inclinaba al oficio de bandido. No veo en ello contradicción. Difieren las opiniones sobre los motivos que le convirtieron en un trabajador inútil en los infiernos. Se le reprocha, ante todo, alguna ligereza con los dioses. Reveló sus secretos.

Egina, hija de Asopo, fue raptada por Júpiter. Al padre le asombró esa desaparición y se quejó

a Sísifo. Éste, que conocía el rapto, se ofreció

a informar sobre él a Asopo con la condición de que diese agua a la ciudadela de Corinto. Prefirió la bendición del agua a los rayos celestes. Por ello le castigaron enviándole al infierno. Homero nos cuenta también que Sísifo había encadenado a la Muerte. Plutón no pudo soportar el espectáculo de su imperio desierto y silencioso. Envió al dios de la guerra, quien liberó a la Muerte de manos de su vencedor.

Se dice también que Sísifo, cuando estaba a punto de morir, quiso imprudentemente poner a prueba el amor de su esposa. Le ordenó que arrojara su cuerpo sin sepultura en medio de la plaza pública. Sísifo se encontró en los infiernos y allí irritado por una obediencia tan contraria al amor humano, obtuvo de Plutón el permiso para volver a la tierra con objeto de castigar a su esposa. Pero cuando volvió a ver este mundo, a gustar del agua y el sol, de las piedras cálidas y el mar, ya no quiso volver a la sombra infernal. Los llamamientos, las iras y las advertencias no sirvieron para nada. Vivió muchos años más ante la curva del golfo, la mar brillante y las sonrisas de la tierra. Fue necesario un decreto de los dioses. Mercurio bajó a la tierra a coger al audaz por la fuerza, le apartó de sus goces y le llevó por la fuerza a los infiernos, donde estaba ya preparada su roca.

Se ha comprendido ya que Sísifo es el héroe absurdo. Lo es en tanto por sus pasiones como por su tormento. Su desprecio de los dioses, su odio a la muerte y su apasionamiento por la vida le valieron ese suplicio indecible en el que todo el ser dedica a no acabar nada. Es el precio que hay que pagar por las pasiones de

esta tierra. No se nos dice nada sobre Sísifo en los infiernos. Los mitos están hechos para que la imaginación los anime. Con respecto

a éste, lo único que se ve es todo el esfuerzo

de un cuerpo tenso para levantar la enorme piedra, hacerla rodar y ayudarla a subir una pendiente cien veces recorrida; se ve el rostro crispado, la mejilla pegada a la piedra, la ayuda de un hombro que recibe la masa cubierta de arcilla, de un pie que la calza, la tensión de los brazos, la seguridad enteramente humana de dos manos llenas de tierra. Al final de ese largo esfuerzo, medido por el espacio sin cielo y el tiempo sin profundidad, se alcanza la meta. Sísifo ve entonces como la piedra desciende en algunos instantes hacia ese mundo inferior desde el que habrá de volverla a subir hacia las cimas, y baja de nuevo a la llanura.

Sísifo me interesa durante ese regreso, esa pausa. Un rostro que sufre tan cerca de las

piedras es ya él mismo piedra. Veo a ese hombre volver a bajar con paso lento pero igual hacia el tormento cuyo fin no conocerá. Esta hora que es como una respiración y que vuelve tan seguramente como su desdicha, es la hora de la conciencia. En cada uno de los instantes en que abandona las cimas y se hunde poco a poco en las guaridas de los dioses, es superior

a su destino. Es más fuerte que su roca.

Si este mito es trágico lo es porque su protagonista tiene conciencia. ¿En qué

consistiría, en efecto, su castigo si a cada paso le sostuviera la esperanza de conseguir su propósito? El obrero actual trabaja durante todos los días de su vida en las mismas tareas

y ese destino no es menos absurdo. Pero no

es trágico sino en los raros momentos en que se hace consciente. Sísifo, proletario de los dioses, impotente y rebelde conoce toda la magnitud de su condición miserable: en ella piensa durante su descenso. La clarividencia que debía constituir su tormento consuma al mismo tiempo su victoria. No hay destino que no venza con el desprecio.

Por lo tanto, si el descenso se hace algunos días con dolor, puede hacerse también con alegría. Esta palabra no está de más. Sigo imaginándome a Sísifo volviendo hacia su

roca, y el dolor estaba al comienzo. Cuando

las imágenes de la tierra se aferran demasiado fuertemente al recuerdo, cuando el llamamiento de la dicha se hace demasiado apremiante, sucede que la tristeza surge en el corazón del hombre: es la victoria de la roca, la roca misma. La inmensa angustia es demasiado pesada para poderla sobrellevar. Son nuestras noches de Getsemaní. Pero las verdades aplastantes perecen al ser reconocidas. Así, Edipo obedece primeramente al destino sin saberlo, pero su tragedia comienza en el momento en que sabe. Pero en el mismo instante, ciego y desesperado, reconoce que el único vínculo que le une al mundo es la mano fresca de una muchacha. Entonces resuena una frase desesperada: “A pesar de tantas pruebas, mi edad avanzada y

la grandeza de mi alma me hacen juzgar que

todo está bien”. El Edipo de Sófocles, como el Kirilov de Dostoievsky, da así la fórmula de la victoria absurda. La sabiduría antigua coincide con el heroismo moderno.

No se descubre lo absurdo sin sentirse tentado a escribir algún manual de la dicha. “Eh, cómo! ¿Por caminos tan estrechos…?”. Pero no hay más que un mundo. La dicha y lo absurdo son dos hijos de la misma tierra. Son inseparables. Sería un error decir que la dicha nace forzosamente del descubrimiento absurdo.

Sucede también que la sensación de lo absurdo nace de la dicha. “Juzgo que todo está bien”, dice Edipo, y esta palabra es sagrada. Resuena en el universo feroz y limitado del hombre. Enseña que todo no es ni ha sido agotado. Expulsa de este mundo a un dios que había entrado en él con la insatisfacción y afición

a los dolores inútiles. Hace del destino un

asunto humano, que debe ser arreglado entre los hombres.

Toda la alegría silenciosa de Sísifo consiste en eso. Su destino le pertenece. Su roca es su cosa. Del mismo modo el hombre absurdo, cuando contempla su tormento, hace callar a todos los ídolos. En el universo vuelto de pronto a su silencio se alzan las mil vocecitas maravillosas de la tierra. Llamamientos inconscientes y

constituyen el reverso necesario y el premio de la victoria.

No hay sol sin sombra y es necesario conocer la noche. El hombre absurdo dice que sí y su esfuerzo no terminará nunca. Si hay un destino personal, no hay un destino superior, o, por lo menos no hay más que uno al que juzga fatal y despreciable. Por lo demás, sabe que es dueño de sus días. En ese instante sutil en que el hombre vuelve sobre su vida, como Sísifo vuelve hacia su roca, en ese ligero giro, contempla esa serie de actos desvinculados que se convierten en su destino, creado por él, unido bajo la mirada de su memoria y pronto sellado por su muerte. Así, persuadido del origen enteramente humano de todo lo que es humano, ciego que desea ver y que sabe que la noche no tiene fin, está siempre en marcha. La roca sigue rodando.

Dejo a Sísifo al pie de la montaña. Se vuelve a encontrar siempre su carga. Pero Sísifo enseña la fidelidad superior que niega a los dioses y levanta las rocas. El también juzga que todo está bien. Este universo en adelante sin amo no le parece estéril ni fútil. Cada uno de los granos de esta piedra, cada trozo mineral de esta montaña llena de oscuridad forma por sí solo un mundo. El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre. Hay que imaginarse a Sísifo dichoso.

Recuperado de: http://blog.pseudolog.com/article/ el-mito-de-sisifo-albert-camus

Ten presente la siguiente información en el desarrollo de esta actividad:

Oraciones Principales

Son las encargadas de presentar la idea principal de un texto o párrafo.

Son independientes, por esto:

Poseen sentido por sí mismas.

No pueden ser eliminadas.

Pueden dejar de lado las oraciones que la anteceden y la suceden.

Oraciones Subordinadas

Se necesita acompañar las oraciones principales con subordinadas para dar más sentido al texto.

No poseen sentido por sí mismas, del mismo modo que:

Si se eliminan, el texto no pierde sentido.

Funcionan como sujeto atributivo o complemento directo.

Son antecedidas por enlaces como pronombres o adverbios. (Y, o, quien, el, cual, cuyo, donde, como, cuando, cuanto, etc.)

Marcadores Textuales

Son los que estructuran el texto para guiar al lector.

Suelen ir en las posiciones importantes del texto.

Inicio del párrafo u oración

Cuenta con la intención de relacionar fragmentos.

Extensos párrafos o apartados

Breves oraciones o frases

¿En qué momento los usamos?

Para introducir el tema del texto: Para iniciar un nuevo tema: • El objetivo principal
Para introducir el tema del texto:
Para iniciar un nuevo tema:
• El objetivo principal de…
• Con respecto a…
• Me propongo a discutir…
• En lo que concierne a…
Para detallar:
Para resumir:
• Por ejemplo…
• En resumen…
• En particular…
• En suma…

Actividad 3: Escríbelo tú.

particular… • En suma… Actividad 3: Escríbelo tú. Ahora, tienes que escribir un ensayo sobre la

Ahora, tienes que escribir un ensayo sobre la importancia de los héroes de apoyo para los superhéroes, o sobre el tema que desees. Ten en cuenta, que este ensayo debe contener oraciones principales, subordinadas y marcadores textuales.

10 Análisis de funciones sintácticas
11 Análisis de funciones sintácticas
12 Análisis de funciones sintácticas

Cuando lo termines, en parejas compartes el texto y revisas el de tu compañero basándote en la siguiente rejilla de corrección:

Lista de verificación del ensayo

Si

No

 

¿En el texto se ve claramente una introducción, un cuerpo y una conclusión?

Organización del ensayo

¿En la introducción se contextualiza suficientemente al lector?

¿La introducción contiene una frase que muestre la tesis del autor?

 

¿Es claro el propósito del ensayo?

¿Hay relaciones claras entre las ideas presentadas en el texto?

¿Cada párrafo guía al lector hacia una sustentación de la tesis?

 

¿El ensayo muestra con claridad a qué audiencia está dirigido?

Contenido y

¿El ensayo tiene una longitud apropiada? Es decir ¿no es ni muy largo ni muy corto?

estilo del

 

ensayo

¿El autor presenta ejemplos y detalles suficientes que den una idea clara de lo que quiere decir?

¿El tono en el que el autor se dirige a la audiencia es apropiado?

¿El lenguaje que el autor utiliza es convincente, claro y conciso?

¿Utiliza el autor un lenguaje apropiado y es creativo al momento de expresar sus ideas?

Fuentes presentadas en el ensayo

¿Son confiables las fuentes presentadas por el autor?

¿Están bien referenciadas las fuentes que se citan en el texto?

¿El texto contiene planteamientos confusos o falsos?

 

¿El autor emplea de manera correcta reglas gramaticales y de puntuación?

Puntuación,

¿El texto tiene errores de digitación?

ortografía y

¿El texto evidencia el buen uso de las mayúsculas y minúsculas?

redacción

Visualmente ¿el texto está bien organizado, con márgenes correctas, fuente y tamaño de la letra?

¿El autor hace uso de palabras variadas y sinónimos para evitar la repetición?

Comentarios y sugerencias:
Comentarios y sugerencias:

Actividad 4: De que: Una historia de horror.

y sugerencias: Actividad 4: De que: Una historia de horror. Observa el video Una historia de

Observa el video Una historia de horror, después responde las siguientes preguntas:

1. ¿Qué es el dequeísmo?

, después responde las siguientes preguntas: 1. ¿Qué es el dequeísmo? 14 Análisis de funciones sintácticas

2.

¿Qué podemos hacer para saber si estamos haciendo buen uso de las palabras DE y QUE?

saber si estamos haciendo buen uso de las palabras DE y QUE? 3. ¿En qué momento

3. ¿En qué momento no se puede usar DE QUE?

uso de las palabras DE y QUE? 3. ¿En qué momento no se puede usar DE

Ten en cuenta la siguiente información para el desarrollo de esta actividad:

El dequeísmo se da cuando se emplea indebidamente de que en lugar de que con verbos que no tienen un complemento de régimen* sino un complemento directo** .

Las construcciones en las que no debe aparecer:

Actos de pensamiento, Emociones o estados de ánimo, mandato o prohibición, actos de habla, percepciones físicas o mentales

En los actos de pensamiento, verbos como estos no pueden ir acompañados de: de que.

Pensar, creer, deducir, considerar, concluir.

En los actos del habla, verbos como estos no pueden ir acompañados de: de que.

• Negar, decir, afirmar, sostener, asegurar

Las emociones o estados de ánimo, verbos como estos no pueden ir acompañados de: de que.

Temer, Sospechar, lamentar, desear.

Para expresar mandato, consejo o prohibición, verbos como estos no pueden ir acompañados de: de que.

Ordenar, mandar, negar, impedir, aconsejar.

Sistemas para saber si es normativo utilizar la preposición de:

1. Sustituyendo la oración subordinada (desde el que en adelante) por un pronombre como algo o un sustantivo: este suceso.

• Le informo de que el plazo finalizará en 3 días -> Le informo de este suceso, le informo de algo

2. ¿Qué podemos hacer para saber si estamos haciendo buen uso de las palabras DE y QUE?

¿De qué se preocupa? -> Se preocupa de que

* Complemento de régimen: Es un complemento (palabra o palabras), exigido por el verbo de la oración. Sin él, determinados verbos no podrían funcionar. Ej. La decisión influyó en ti.

** Complemente directo: Es un complemento (palabras o palabra), que reciben de manera directa la acción del verbo.

Ejercicio
Ejercicio
reciben de manera directa la acción del verbo. Ejercicio Ahora, encontrarás una carta que Ramiro escribe

Ahora, encontrarás una carta que Ramiro escribe a su madre después de un mes sin verla. Ramiro está estudiando, pero no es consciente del dequeísmo, por esto, debes resaltar el uso incorrecto del de que en la carta. Después, lo comparas con las respuestas que el docente muestra.

Mamá: Te escribo para contarte de que todo me ha salido muy bien. Tengo muy
Mamá:
Te escribo para contarte de que todo me ha salido muy bien. Tengo muy buenos
compañeros que me ayudan a entender cosas que no puedo hacer solo. He considerado
de que me puedo quedar unos meses más. No dudo de que me harás muchas falta, la
misma que te haré a ti y a mis hermanos, pero lo más importante es que estando acá
pienso de que al final todo habrá valido la pena. Soy consciente de todo lo que haces
por mí, quizás no te lo demuestre bien, a lo mejor es que todavía soy muy pequeño.
Aun así, puedo asegurar de que eres la mejor mamá.
Con orgullo de que te pueda tener.
Tu hijo Ramiro.

Actividad 5: Algunas oraciones y sus funciones.

hijo Ramiro. Actividad 5: Algunas oraciones y sus funciones. En parejas, según tus conocimientos y los

En parejas, según tus conocimientos y los de tu compañero, discutan sobre qué son las oraciones atributivas, predicativas y sustantivas. Ten en cuenta la siguiente información para el desarrollo de esta actividad:

Oraciones Atributivas

Son aquellas oraciones simples cuyo predicado está formado por un verbo copulativo (sirve para igualar o asociar el sujeto con el predicado: ser, estar o parecer), más un complemento denominado atributo, los cuales entendemos por adjetivos que modifican al sujeto.

A continuación veremos algunos ejemplos de oraciones atributivas:

Elena es alta (es representa el verbo copulativo y alta el atributo).

El partido fue emocionante (fue, representa el verbo copulativo y emocionante el atributo).

De esta manera, podemos reconocer cómo están constituidas las oraciones atributivas. Otros ejemplos son:

El trabajo es agotador.

Eso que dijo parece cierto.

Oraciones Predicativas

Son las que el verbo constituye por sí mismo el predicado. Es decir, el núcleo de la oración es un verbo predicativo (denota acción). Encontramos diversas clases de oraciones predicativas.

La primera es la Transitiva, la cual necesita un complemento directo porque el verbo lo requiere para concretar su significado.

En cambio, las Intransitivas, carecen de complemento directo, ya que el verbo no lo admite.

También encontramos las Reflexivas, éstas poseen un verbo reflexivo, es decir

aquellos verbos que demuestran que la acción del verbo recae sobre el mismo sujeto.

Seguido encontramos las Recíprocas, que se construyen con un verbo recíproco, o sea, verbos que se refieren a acciones mutuas.

A continuación veremos algunos ejemplos de oraciones predicativas:

Transitiva: Escribí una carta a mis abuelos (Una carta es el complemento directo

que provee el significado).

Intransitivas: Roberto duerme (No encontramos ningún complemento).

Reflexivas: Él se admira a sí mismo (El verbo admirar, recae sobre el sujeto).

Recíprocas: Felipe y Vicente se gritaron con furia (El verbo presenta una acción realizada por los dos sujetos).

Oraciones Sustantivas

Son aquellas que desempeñan la misma función que un nombre o sustantivo dentro de una oración simple. La mejor prueba para identificar una oración sustantiva es sustituida por el pronombre eso.

A continuación veremos un ejemplo de oracion sustantiva:

Tengo la certeza de que volverá (Tengo certeza de eso)

Ejercicio
Ejercicio
Ejercicio A continuación, encontrarás una conversación entre Batichucho, Rogina y Alfredipe sobre un nuevo villano que

A continuación, encontrarás una conversación entre Batichucho, Rogina y Alfredipe sobre un nuevo

villano que azota la ciudad. Debes identificar las oraciones atributivas, predicativas y sustantivas

y responder las siguientes preguntas:
y
responder las siguientes preguntas:
atributivas, predicativas y sustantivas y responder las siguientes preguntas: 19 Análisis de funciones sintácticas
19
19
atributivas, predicativas y sustantivas y responder las siguientes preguntas: 19 Análisis de funciones sintácticas

Análisis de funciones sintácticas

1.

¿En qué oraciones se utilizan atributos?

1. ¿En qué oraciones se utilizan atributos? 2. ¿Encuentras alguna oración subordinada que pueda remplazarse por

2. ¿Encuentras alguna oración subordinada que pueda remplazarse por la palabra “eso”?

subordinada que pueda remplazarse por la palabra “eso”? 3. ¿Encuentras alguna oración en la que el

3. ¿Encuentras alguna oración en la que el verbo constituya por sí mismo el predicado?

en la que el verbo constituya por sí mismo el predicado? Ejercicio Ahora que ya conoces
Ejercicio
Ejercicio
el verbo constituya por sí mismo el predicado? Ejercicio Ahora que ya conoces bien los conceptos,

Ahora que ya conoces bien los conceptos, úsalos. En parejas, revisa el ensayo de tu compañero que se escribió anteriormente, identifica ejemplos en estas oraciones: atributivas, predicativas o sustantivas. No olvides revisar si la cohesión y la coherencia son apropiadas.

Después de escuchar los consejos de tu compañero, reescribe tu propio ensayo. Si no tiene estas oraciones, agrégalas.

21 Análisis de funciones sintácticas
22 Análisis de funciones sintácticas
Grado 10 Lenguaje - Unidad 2 Descubre el papel transformador de las palabras
Grado 10
Lenguaje - Unidad 2
Descubre el papel
transformador de las
palabras
Tema Análisis de funciones sintácticas
Tema
Análisis de funciones
sintácticas
de las palabras Tema Análisis de funciones sintácticas Ahora en un pequeño grupo juega ahorcado. Inventa
de las palabras Tema Análisis de funciones sintácticas Ahora en un pequeño grupo juega ahorcado. Inventa

Ahora en un pequeño grupo juega ahorcado. Inventa una oración, no muy extensa, tus compañeros deben adivinarla y decir de qué aspecto gramatical hace parte, si es una oración subordinada, una principal, o un marcador textual etc.

es una oración subordinada, una principal, o un marcador textual etc. 1. 2. 23 Análisis de
1. 2.
1.
2.
Grado 10 Lenguaje - Unidad 2 Descubre el papel transformador de las palabras Nombre:
Grado 10
Lenguaje - Unidad 2
Descubre el papel
transformador de las
palabras
Nombre:
Tema Análisis de funciones sintácticas
Tema
Análisis de funciones
sintácticas

Curso:

Nombre: Tema Análisis de funciones sintácticas Curso: Lee el ensayo de otro compañero tomando el rol
Nombre: Tema Análisis de funciones sintácticas Curso: Lee el ensayo de otro compañero tomando el rol

Lee el ensayo de otro compañero tomando el rol de evaluador. Revisa si las especificaciones solicitadas se encuentran en el texto usando la tabla de evaluación. Después, ante todo el grupo pueden exponer la dificultad o la facilidad que experimentaron en la escritura del ensayo.

la facilidad que experimentaron en la escritura del ensayo. Lista de referencias Fundación Wikimedia, Inc. (2014)

Lista de referencias

en la escritura del ensayo. Lista de referencias Fundación Wikimedia, Inc. (2014) Albert Camus Recuperado

Fundación Wikimedia, Inc. (2014) Albert Camus Recuperado de: http://es.wikipedia.org/ wiki/Albert_CamusCamus, Albert (1942) El Mito de Sísifo. Recuperado de: http://blog.pseudolog. com/article/el-mito-de-sisifo-albert-camus

United Press International. (1957) Albert Camus, gagnant de prix Nobel, portrait de buste, posé au bureau, faisant face à gauche, avec une cigarette. Recuperado de: http://es.wikipedia. org/wiki/Albert_Camus#mediaviewer/File:Albert_Camus,_gagnant_de_prix_Nobel,_portrait_en_

buste,_pos%C3%A9_au_bureau,_faisant_face_%C3%A0_gauche,_cigarette_de_tabagisme.jpg