Sei sulla pagina 1di 2

Andando con el Arca.

Mensaje 18 de marzo. Asamblea Armenia.

Basado en el relato bíblico de 1 Cr. 13: 1 – 14; 15: 1 – 16: 4.


Relato paralelo 2 S. 6: 1 – 22.

1 Cr. 13: 1 – 4 "Si os parece bien y si es la voluntad de Dios". Recordando el Arca. ¿Propósito de restauración
espiritual?
v. 5 – 6 Quiriat-jearim = Baala de Judá. ¿Qué hace el Arca allí?
Un poco de contexto histórico: Peregrinaje del Arca.
Silo – Asdod (Filisteos) – Bet-semes – Quiriat-jearim… 1 S. 5:1; 6:1 – 7:2

¿Por qué trasladar el Arca a Jerusalén? También conocida como el Arca del pacto o del testimonio.

1. ¿Qué es? Ex. 24:12 y Ex. 25: 10 – 11; 18 - 22.

2. Relación con el pueblo.


- Guía en el desierto Nm 10: 35 – 36.
- Guía en la conquista de Canaán Jos. 3: 1 – 6.

Nota: Como símbolo, el Arca es un instrumento poderoso por toda su historia y lo que representa en el imaginario
del pueblo, en el contexto religioso y político.

Retomamos la pregunta, entonces, ¿por qué trasladar el Arca? – Unidad del reino - Jerusalén recién conquistada
y nueva capital del reino de David.

El traslado. 1 Cr. 13: 7 – 10.

v. 7 – 8 Pompa (carro nuevo), música, danza, gran jolgorio: Tremendo gozo.

v. 9 – 10 PERO… El gozo se convierte en tristeza. ¿Por qué? ¿Qué salió mal? La Palabra califica de "temeridad" el
acto de Uza.

Temeridad: Imprudencia, exponerse a riesgos innecesarios, actuar o pensar sin fundamento.

El error.

1. Propósito del traslado: David pretendía usar el Arca como símbolo de unidad y validación de su reinado. Lo
sagrado y santo de Dios cuando se aplica para otro propósito que Su gloria, deja de ser bendición. Ver ejemplo
en 1 S. 4: 1 – 11.

2. Traslado indigno: Empieza con un acercamiento indigno. Nm 4: 4 – 6, 10, 15, 17 – 20. Aquí se comprende la
"temeridad" de Uza.

Nota: No era con carros nuevos y gran fiesta que se iba a honrar a Dios con dicho traslado, debía ser según las
disposiciones expresas del Señor. El traslado así visto, era un fracaso desde el principio y el "gozo" de un aparente
buen acto, no es suficiente, no es garantía.

Ver también Lv. 10: 1 – 3.

Nota: La obra debe ser según la expresa voluntad de Dios y es un error que puede estar sucediendo en nuestros
ministerios y diario vivir. Nuestro testimonio, que es nuestro principal ministerio, puede ser fuego extraño
delante del Señor. Ahora no tenemos un Arca del testimonio, pero tenemos La Palabra y el Espíritu Santo.

Tristeza y temor. 1 Cr. 13: 11.

Ver lo sucedido en Bet-semes 1 S. 6: 13 – 15.

Nota: Todo al principio era muy digno, correcto, de honra… pero, en medio de su buen obrar, seguros de sí
mismos, hicieron más de la cuenta arrastrados por su pasión y criterio, fueron un paso más allá de lo permitido.

¿Son nuestras buenas intenciones de acuerdo a la voluntad de Dios? ¿Nos acercamos por simple curiosidad?
¿Porque es una buena costumbre?: Confesión de fe – Congregarse – Bautismo – Cena del Señor… ¿Guardar las
formas sin entender su trascendente esencia es suficiente para dar verdadera honra a Dios en y con nuestras
vidas?

Ver también Jer. 9: 8 -15, Os. 7: 14 y 1 Co. 11:20.


Nota: Dura palabra y tal vez pensemos que son casos extremos a lo que venimos diciendo, pero, ¿qué tan lejos
estamos de esto? 'Cumplir' un deber santo a medias, de forma equivocada, altera su naturaleza santa, se
pervierte.

Reconociendo nuestra indignidad. 1 Cr. 13: 12 – 14.

Al ser confrontados por el Señor respecto hay 2 opciones de reacción.

1. Fobia: temor y repulsa, que degenera en descuido y abandono. 1 Cr. 13: 13 y 1 S. 6: 20 – 21.

2. Aceptamos con mansedumbre, nos rendimos al Señor, corregimos dejándolo obrar al Espíritu Santo, para
bendición. 1 Cr. 13: 14.

Nota: ¿Difícil? Flp. 3: 7 -14. Si Pablo no pretendía alcanzar ya dicho estado, ¿a qué se refiere entonces Jesús en
Mt. 11: 29 – 30? Puestos los ojos en Jesús, él nos libra de toda carga.

Pensemos en el alcance de las palabras en Hebreos 11: 6, y meditemos también en esto: No hay término medio
(Ap. 3: 15 – 17).

Bendición y gozo. 1 Cr. 13: 14.

¿Por qué el Arca no causo lloro sino bendición en casa de Obed-edom, el geteo (Por tanto, de origen filisteo)?

También fue así en Quiriat-jearim e iremos allá por la respuesta: 1 S. 7: 1 "Santificaron… para que guardara".

Ver 2 S. 6: 12. Al ver bendición obrada por el Arca, guiado por el buen testimonio en casa del Obed-edom, David
recibe luz, comprende y actúa en consecuencia 1 Cr. 15: 1 – 16.

Nota: ¿Y ahora qué sucede? Santificación – preparación, obediencia al mandato de Dios, y entonces hay
verdadero gozo, el gozo de un obrero aprobado, de un pueblo en comunión, entre ellos y su Dios.

Continuar con la lectura de 1 Cr. 15: 26 – 28.

Nota: El grande y verdadero sacrificio debe estar en el primer lugar, nutriendo nuestras actitudes y actividades.

Ver lo que enseña Jesús en Lc. 10: 41 – 42.

Nota: Cuando no tenemos los ojos en Jesús, las obras realizadas no son sino la mitad del servicio al Señor, se
convierten en carga y estorbo, roban el verdadero gozo, que es el que siempre permanece a pesar de lo externo.
Debemos escoger la mejor parte, prepararnos para vivir en su amor, estar a los pies de Jesús es nuestro
verdadero culto, culto racional, a los pies de Jesús, nuestro primer amor sin distraernos con nada más, por bueno
que esto sea (Ap. 2: 1 – 5).

Cuando nos acercamos a Dios con reverencia, en el verdadero temor que es nacido del amor, la obra es
verdadero y el gozo santo y completo, habitamos en sana comunión que es la única forma de estar en conexión
con Él.

Ver 1 Cr. 16: 1 – 4. Cuando nos santificamos y actuamos guiados por su voluntad, sólo entonces, el Señor obra a
través de nosotros, nos ministra y a otros también, nos bendice y nos hace bendición, hay fruto de vida eterna.

Terminar leyendo 1 Cr. 16: 28 – 29. Podemos decir con total certeza, que Dios reina.