Sei sulla pagina 1di 16

Investigaciones Geográficas, Boletín del Instituto de Geografía, UNAM

ISSN 0188-4611, núm. 88, 2015, pp. 75-90, dx.doi.org/10.14350/rig.44603

Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos


teóricos y líneas de investigación en países de América Latina1
Recibido: 17 de febrero de 2014. Aceptado en versión final: 13 de junio de 2014.

Héctor Ávila Sánchez*

Resumen. En la presente contribución se hace un recorrido de la globalización. Destaca la identificación del territorio
por las diversas rutas teóricas y metodológicas que sustentan como categoría conceptul para estudiar sus procesos y formas
a la Geografía rural, en sus modalidades actuales. Se hace de aprehensión, así como los conceptos y las ideas vigen-
especial énfasis en los aportes que establecen la geografía tes en la construcción y la gestión territorial. Se destacan
francesa y la anglosajona. En los inicios de la disciplina, algunas tendencias y líneas de investigación prevalecientes
a principios del siglo XX, destacaba la identificación y la en algunos países de América Latina, donde actualmene se
descripción de los paisajes, influenciada por la importan- analiza la ruralidad no solo desde el discurso geográfico, sino
cia del discurso regionalista. Posteriormente, los estudios a través de diversas disciplinas sociales, abocadas al estudio
geográficos rurales se desarrollaron bajo la influencia de la de los territorios. Se enfatiza en el estudio de la dinámica
Geografía económica, fundamentalmente la descripción urbano-rural, como una de las expresiones actuales de mayor
de las grandes zonas de especialización agrícola a nivel trascendencia y en la que se expresan más vertiginosamente
mundial (zonas de producción de cereales, de agricultura los cambios territoriales.
mediterránea, etc.), para posteriormente, a partir de la
década de los años ochenta, analizar la profundidad de las Palabras clave: Geografía rural; ruralidad; territorio; agri-
transformaciones territoriales que acontecen en el medio cultura; periurbanización; urbanización, transdisciplina;
rural, producto de los cambios en el paradigma productivo América Latina.
fordista y posfordista, así como las modalidades derivadas

1 Se deriva de la investigación “Teoías y desarrollos metoológicos sobre la ruralidad y los territoris rurales. Estado del arte
1990-2010: aplicaciones en la docencia y la investigación”, proyecto PAPIME, clave PE 301712, financiado por la DGAPA-
UNAM.
* Programa de Estudios Regionales, Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM), Universidad Nacional
Autónoma de México, Av. Universidad s/n, Circuito 2, Col. Chamilpa, 62219, Cuernavaca, Morelos. E-mail: ahector@
unam.mx

Cómo citar:

Ávila S., H. (2015), “Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos teóricos y líneas de investigación
en países de América Latina”, Investigaciones Geográficas, Boletín, núm. 88, Instituto de Geografía, UNAM, México,
pp. 75-90, dx.doi.org/10.14350/rig.44603.
Héctor Ávila Sánchez

Recent trends in rural Geography studies. Theoretical


developments and research areas in Latin America
Abstract. In this paper it is made a tour through the various migration as well as proliferation of new non-agricultural
theoretical and methodological routes that support the Ru- activities. Electronic communications and computing have
ral Geography, in its current forms. The article is part of a entered the field, at different levels and this too has changed.
wider investigation into the trends and state of the art of The rural geography as a branch in the study of humanized
rurality between the years 1990 and 2010, with emphasis spaces, analyzes the different ways in which they are spatially
on rural geography perspective and particularly on the embodied such transformations. Precisely rural geography
contributions that establish French geography and Anglo- has been commissioned to give a space character to the te-
Saxon geography. It highlights how these influences have rritorial, economic and social changes that occur in the field,
transcended national geographical schools in some countries with an even greater than other disciplines such as rural
of Latin America. At the beginning of the discipline in the sociology, anthropology or agricultural economics emphasis.
early twentieth century, emphasizing the identification and Now from the decade of the eighties, rural geography gives
description of landscapes, influenced by the importance of particular attention to the residential function and social
regionalist discourse. Subsequently, rural geographical stu- changes that are prevalent in peri-urban, favoring approa-
dies developed under the influence of economic geography, ches to the employment and several third sector activities
mainly describing large areas of agricultural specialization (services and leisure) who develope the new inhabitants.
worldwide (cereal production areas, or Mediterranean It is recognized that peri-urbanization has crossed the
agriculture, etc.). Later, from the decade of the eighties, characterizations and typologies actually recognized. From
analyze the depth of the territorial changes that occur in disciplines such as rural sociology and social anthropology
rural areas, due to changes in the Fordist and post-Fordist is discussed about the location of people in a given area: are
production paradigm, and the arrangements resulting from they urban or rural? Different positions are presented and
globalization. Highlight Post-productivist trends, evident there is a need to review the relevance of the dichotomy
since the late eighties and during the nineties, represented and the hybrid character, intermediate between town and
by the functional diversification of rural areas. In these, country. Finally, emphasizing the identification of territory
have changed the traditional roles of rural spaces, in terms as a conceptual category to study their processes and forms
of food production and land use, with the growing presence of apprehension, as well as the concepts and current ideas in
of non-agricultural functions, such as residential, industrial, construction and territorial management. Highlights some
commercial, transport and recreation, gradually displacing prevailing trends and lines of research in some countries
agricultural activities, changing the face of traditional agri- of Latin America, where currently rurality is analyzed not
cultural areas. Characterization and function of the field, only from the geographical discourse, but through various
start to differentiate. Cities grow, expand and modify their social disciplines devoted to the study of the territories.
links with adjacent rural areas; in rural areas more and In this context, although the Rural Geography has con-
more housing developments. In the great world metropolis tributed concepts and tools that enhance the perception
urbanization advances significantly in the occupation of of territorial expressions of economic and social processes
rural areas, although in some countries, such progress is relies increasingly greater extent, to linking with other
conducted under certain rules of land use, while others are social disciplines. It fulfills with its tasks of spatial analysis
made ​​of chaotic way. However in both cases, are becoming as a discipline.
more confusing the boundaries between city and countrysi-
de. The conditions of agricultural and livestock production Key words: Rural Geography; rurality; territory; agricultu-
have changed; the social composition of rural households has re; peri-urbanization; urbanization; trans-discipline; Latin
become the product of intense national and international America.

INTRODUCCIÓN ampliar, cada vez en mayor medida, el espectro de


la investigación y la caracterización de fenómenos
El estudio de la Geografía rural en diversos países que anteriormente se consideraban de manera
de América Latina es muy heterogéneo y no siem- sectorializada, con enfoques netamente discipli-
pre se le puede considerar con un carácter insti- narios. En este contexto, la Geografía rural ha
tucionalizado. Sin embargo, existen importantes aportado conceptos y herramientas que amplían
avances durante los últimos veinte años, debido la percepción de las expresiones territoriales de los
a la creciente tendencia a la transdisciplinariedad procesos económicos y sociales. Cumple así, con
de los campos del conocimiento que se ocupan sus cometidos como disciplina del análisis espacial.
de lo rural, en los que destaca el territorio como En este artículo se enfatiza en estos aspectos. Lo
unidad metodológica de análisis, que ha permitido que aquí se presenta es parte de una investigación

76 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015


Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos teóricos y líneas de investigación en países de América Latina

más amplia que se ha desarrollado durante 2012 LA GEOGRAFÍA


y 2013, consistente en analizar las tendencias y Y LOS ESTUDIOS RURALES
el estado del arte de la ruralidad, con énfasis en
la perspectiva de la Geografía rural, tanto en la Los estudios sobre el campo, esto es, del espacio
literatura anglosajona como en la francesa y de que tradicionalmente se localiza a partir de los
cómo estas influencias han trascendido en las es- confines de las ciudades, ha sido siempre un im-
cuelas geográficas nacionales en algunos países de portante objeto de conocimiento en los estudios
América Latina. Se estableció como periodicidad geográficos, por ser el ámbito tradicional para el
para el análisis, lo publicado en revistas electrónicas desarrollo de las actividades como la producción
y en libros escritos entre 1990 y 2010. Tal corte de alimentos, la cría de ganado, la pesca o bien la
temporal se estableció bajo la consideración que ya explotación de los bosques; recientemente se han
para entonces las publicaciones daban cuenta de las desarrollado actividades en el medio rural, vincu-
transformaciones territoriales derivadas del cambio ladas con el ocio, el descanso y el contacto con la
del paradigma productivo de la globalización, en naturaleza. Dicha valoración ha estado presente en
los espacios rurales de los países latinoamericanos. los estudios geográficos, aunque se ha modificado
Asimismo, se identificó la manera en que dichos a lo largo del tiempo.
ámbitos se modificaron, además de las nuevas fun- Durante el siglo XX, la caracterización y las
ciones que desempeñaban en un contexto donde las funciones del campo comienzan a diferenciarse.
ciudades o los entramados urbano-metropolitanos Las ciudades han ido creciendo, se han expandido
han establecido las normas de operatividad en las y modificaron sus vínculos con las áreas rurales
jerarquías territoriales. adyacentes; cambió la imagen que tradicionalmente
Igualmente, se encontraron posturas diversas se tenía de este medio rural. Hoy, en el campo, hay
en cuanto a las metodologías para la investiga- cada vez más conjuntos habitacionales, de menor y
ción. Como un hallazgo principal, se reconoció de mayor tamaño. En gran parte de las ciudades del
un deslinde de los enfoques basados en la des- mundo están confusos los límites entre la ciudad
cripción de los procesos rurales sectoriales (fenó- y el campo. Hoy en el medio rural el tipo y las
meno ampliamente enraizado en América Latina), condiciones de la producción agrícola y ganadera
para fortalecer los estudios más vinculados a una han cambiado. Inclusive, la composición social de
perspectiva analítica territorial, lo que necesaria- las familias rurales se ha transformado, producto
mente fortaleció la vinculación transdisciplinaria, de las intensas migraciones hacia las ciudades y
principalmente en las ciencias sociales, en las que hacia otros países, así como por la proliferación de
la geografía ha participado de manera destacada. nuevas actividades no agrícolas. Las comunicacio-
Asimismo, se percibe en la literatura, sobre todo, nes electrónicas y la informática han incursionado
en la de corte latinoamericano, el tratamiento de en el campo, en diferentes niveles, y esto también
nuevas modalidades territoriales en el medio rural lo ha modificado. La Geografía rural, como una
(sistemas agroalimentarios localizados, agricultura rama en el estudio de los espacios humanizados,
familiar, cadenas de valor, entre otras), como un analiza las distintas formas en que se han plasmado
requerimiento para apuntalar la investigación en espacialmente tales transformaciones. Precisamente
cuanto a las políticas públicas para el desarrollo la Geografía rural se ha encargado de darle un ca-
rural, que incidan en el estudio de tales fenómenos rácter espacial a las transformaciones territoriales,
en el espacio rural; en el caso de América Latina económicas y sociales que ocurren en el campo, con
se han constituido como una prioridad, a fin de un énfasis aún mayor al de otras disciplinas como
involucrar a los científicos sociales en análisis cada la sociología rural, la antropología o la economía
vez más precisos acerca de los procesos territoriales agrícola (Ávila, 2010).
rurales, donde la marginación y la pobreza conti- Desde mediados de los años ochenta, los estu-
núan como una constante. dios de Geografía rural prestan particular atención
a la función residencial y a las mutaciones sociales

Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015 ][ 77


Héctor Ávila Sánchez

que prevalecen en el periurbano, privilegiando LA EVOLUCIÓN EN TEORÍAS


los enfoques en torno al empleo y las diversas Y METODOLOGÍAS EN GEOGRAFÍA
actividades (servicios y ocio) que desarrollan los RURAL
nuevos habitantes. Desde la óptica de los estudios
de Geografía urbana, se han explicado las causas El estudio de la Geografía rural como parte de la
de la expansión de las ciudades en el periurbano, a vertiente humana y económico-social de la disci-
partir del atractivo que representan las áreas rurales plina, está determinado por su evolución en cuanto
y también por los efectos de exclusión, debido a a teorías y metodologías, así como también por los
las diferencias de los costos inmobiliarios en las cambios desarrollados en sus grandes ejes teóricos.
ciudades y las políticas de acceso a la propiedad. En las escuelas geográficas de los distintos países
En torno a la Geografía rural, el reconocimiento de América Latina ha sido decisiva la influencia
de la periurbanización ha llevado a traspasar las de la Geografía regional francesa, y las ideas de
caracterizaciones y las tipologías hasta hoy reco- Vidal de La Blache, Pierre George, Daniel Fau-
nocidas. La cuestión gira en torno a la ubicación cher, Bernard Kayser, Claude Bataillon, Michael
de los habitantes en un determinado ámbito: ¿son Phillipponaeu y otros, en la formación de los
urbanos o rurales? Hay quien define su pertenen- geógrafos sociales.
cia al mundo rural (Kayser), o bien quien plantea Igualmente importantes son los aportes de la
la necesidad de revisar la dicotomía y el carácter Geografía anglosajona. En los países latinoameri-
híbrido, intermedio entre campo y ciudad; o bien canos adquieren cada vez más importancia las ca-
de apoyarse en herramientas estadísticas (Vanier) racterizaciones de los entornos rurales, provenientes
para la delimitación y la descripción de este tercer de la geografía norteamericana y canadiense, así
espacio (Bonerandi y Deslondes, 2008). como de la británica. Tienen amplia difusión los
A lo largo del tiempo, la orientación teórica y numerosos trabajos de Paul Cloke y Terry Mardsen,
el sentido de las investigaciones sobre los espacios así como también los de Hugh Clouth, Michael
rurales registraron diversas tendencias, incluso unas Woods, Jo Little, Keith Halfcraft, Phillipe Martin
antagónicas de las otras. Por ejemplo, en la década entre otros.
de los años sesenta comienzan a tener relevancia En América Latina, la Geografía rural ha estado
los enfoques cuantitativos (basados en el análisis vinculada a líneas de investigación de la sociología
factorial, la programación lineal y las regresiones), rural, la economía agrícola y la antropología social,
así como también los análisis bajo un amplio sus- fundamentalmente. Otras disciplinas como el de-
tento teórico del estructuralismo y del marxismo. recho agrario adquirieron presencia, en la medida
Se pretendía evidenciar los mecanismos mediante que las cuestiones referidas a la propiedad de la
los cuales el modo de producción capitalista agu- tierra ocuparon un lugar central en los procesos
dizaba las condiciones de marginación en las áreas territoriales rurales.
rurales de los países pobres, además de acelerar la Destacan en este sentido los desarrollos logrados
proletarización de los campesinos. Una y otra posi- en México, Brasil y Argentina, donde la vertiginosa
ciones contaron con adeptos frente a los esquemas difusión de procesos socio productivos en el campo
de estudio de la Geografía rural, provenientes de (las disputas por la tierra, el apuntalamiento del
la Geografía regional francesa, descriptiva, con su agrobussines, la difusión de la agricultura urbana
particular desarrollo metodológico. A partir de y periurbana, entre otros), impulsó el desarrollo
los años ochenta y hacia fines del siglo XX, estas de líneas de investigación precisas para conocer
tendencias se mantenían y se registraba un mayor ampliamente la expresión territorial de los proce-
esfuerzo metodológico, así como el fortalecimiento sos y sus rápidos cambios. Igualmente, ha tenido
de diversas disciplinas sociales (interdisciplina), que alguna trascendencia la influencia de geógrafos de
ubicaron al territorio como su categoría central de países socialistas, fundamentalmente de la escuela
análisis (García et al., 1995:12-15). soviética (principalmente desde la Geografía regio-
nal), así como la que desarrollaron los geógrafos

78 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015


Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos teóricos y líneas de investigación en países de América Latina

polacos. La escuela francesa fortaleció su discurso dificado su rol tradicional de grandes productores
a través de sus sólidos vínculos con la Geografía de alimentos y de explotación de la tierra, ante la
regional, apuntalando el carácter decisivo de la presencia creciente de funciones no agrícolas, como
acción humana y los procesos sociales en la cons- las residenciales, industriales, comerciales, de trans-
trucción territorial. Pero a partir de la década de portes o de recreo, que desplazaban paulatinamente
los setenta, soplaban ya los aires de renovación y a las actividades agrícolas, cambiando la fisonomía
autonomía, ligados a los fenómenos sociopolíticos de los espacios agrarios tradicionales (Menor,
existentes en el mundo, sobre todo los movimientos 2000). El concepto, surgido en la Gran Bretaña,
de liberación (mayo francés, revolución cubana, ha sido definido como la desintensificación de la
socialismo chileno, reformas agrarias en América producción, la dispersión de las explotaciones y
Latina, movimientos independentistas en el sudeste la diversificación productiva; representa una tran-
asiático y en África). En América del Sur, funda- sición entre dos modos de producción distintos
mentalmente, los trabajos sobre el análisis de los del sector agrario. Así, en la actualidad, la Geografía
espacios rurales se centraban más en aspectos como rural continúa analizando las transformaciones
las reformas agrarias y las luchas por la tierra, bajo que en el ámbito rural plasma el desarrollo de las
metodologías y conceptos estructuralistas, aunque sociedades post-industriales, fundamentalmente
proliferaban ya enfoques de corte cuantitativo. en los países desarrollados y la revalorización que
Esa tendencia continúo durante la década de los han otorgado al uso del espacio, en términos am-
ochenta y se extendió a los años noventa, toda bientales, culturales y paisajísticos. Temas de gran
vez que las expresiones espaciales desarrolladas vigencia en esta vertiente lo constituyen el trabajo
por la penetración y/o expansión de las formas de femenino en el medio rural y la industrialización
producción capitalistas agudizaban la pobreza y la del campo, así como el desarrollo y profusión de las
marginalidad en la población rural, principalmente agroindustrias (espacios naturales y de producción
en los grupos campesinos e indígenas. intensiva). Las investigaciones actuales en torno a
En esta época tomó fuerza una corriente im- la Geografía rural parten de analizar los procesos
pregnada por los principios ambientalistas y ético- del campo, desde una perspectiva interdisciplinaria,
reflexivos, sobre todo a partir de aquellas posiciones sobre todo desde ámbitos teóricos que convergen
que concebían lo rural en términos de posturas y en el territorio, como expresión de la apropiación y
formas de asumir compromisos y actitudes, en uso de los espacios, así como la formación de redes
un planeta con una destrucción acelerada de su de actores, por parte de las comunidades sociales
entorno material. Se reflexionaba sobre las formas (García et al., 1995:14-18).
de vida, las prácticas y actitudes que tenían en el Desde una perspectiva política y económica, el
centro del discurso las tendencias y la dinámica de postproductivismo en el campo implica un profundo
las sociedades contemporáneas acerca de la des- cambio rural y un fuerte reajuste socioeconómico.
trucción paulatina como algo inherente al modo Se ha sugerido también el concepto de agricultura
de vida. Proliferaron los discursos existencialistas de regímenes multifuncionales, como un término
y de modo de vida, así como otros que destacaban más apropiado para conceptuar a la gama de fuer-
la imperiosa necesidad de volver a la naturaleza. zas que forman los espacios rurales en transición
Enfatizaban también en la construcción de alterna- al postproductivismo (Roche, 2002). En resumen,
tivas para los gobiernos nacionales y los organismos este concepto caracteriza las modalidades actuales
internacionales, en busca de modificar los tipos de del cambio agrario; integra a la agricultura a mer-
explotación y mejorar las condiciones de vida en el cados capitalistas, al tiempo que se considera como
medio rural (Paniagua, 2006). parte de un movimiento hacia la modernización
Desde finales de los ochenta y durante los ecológica, como un sinónimo de administración
noventa se comienzan a manifestar las tendencias ambiental estratégica.
posproductivistas, representadas por la diversifica- Otra vertiente, desarrollada principalmente
ción funcional de las áreas rurales. Éstas han mo- en países anglosajones, ha sido identificada como

Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015 ][ 79


Héctor Ávila Sánchez

postmodernista y ha abordado estudios un tanto marcado en forma relevante el devenir de los estu-
novedosos del espacio rural, en temas escasamente dios rurales. Hacia finales de los años cincuenta,
tratados: las relaciones de género, relaciones de los dos grandes ejes en los estudios geográficos
edad, geografía de las enfermedades, los ghettos gay rurales se sustentaban en la distribución y el tipo
y lésbicos; los estilos de vida de los itinerantes (via- de la propiedad agraria; destacaba aun la valora-
jeros mayores, gitanos, etc.); los conflictos sociales ción de los paisajes, así como la relación entre los
entre poblaciones no agrícolas en el medio rural; la componentes de la agricultura con la dinámica
división entre espacios públicos y privados en áreas demográfica y la influencia del ambiente físico.
rurales. Son aspectos a integrarse por completo en El Tratado de Geografía Rural de Pierre George
la planeación del medio rural y el desarrollo de (1974) enfatizaba en las condiciones naturales de
políticas públicas (Murdoch y Pratt, 1993; Cloke, la agricultura, las formas del hábitat rural y los
1987). Se percibe un fortalecimiento del enfoque grandes tipos de agricultura en el mundo. Otros
multidisciplinario a partir de conceptos y herra- autores como Dollfus (1976) incorporaron una
mientas de las ciencias sociales (Ibid.). perspectiva histórico-cultural, al dar relevancia al
Los estudios alternativos del desarrollo rural, concepto de terroir, como expresión de la relevancia
principalmente en los países británicos y en Fran- de la identidad en la ocupación del territorio por
cia, enfatizan en el rol de los estudios de género una colectividad determinada. También han tenido
en el trabajo agrícola, en la ecología política como importancia los estudios sobre la colonización de las
forma postcolonialista y las formas comunitarias tierras, tema en el que destacan los trabajos de Al-
de resistencia, enfocando los reclamos sobre una bert Demangeon, Max Sorré, Marc Bloch y Roger
verdadera políticas de sustentabilidad (movimien- Musset, así como los de Daniel Faucher y Pierre
tos antitransgénicos, Vía Campesina, mecanismos Birot en la década de los años cuarenta (citados en
regulatorios y de consumo en el sistema alimenta- Soto y Fuentes, 1994:156).
rio, etc.). Otras perspectivas en los estudios rurales Las distintas caracterizaciones y los desarrollos
destacan el estudio de la juventud rural, las nuevas teóricos que nutrieron a la Geografía rural conso-
geografías de la agricultura campesina y la de expor- lidaron al concepto de territorio como paradigma
tación, así como la construcción del espacio rural prevaleciente en las últimas décadas, en la identifi-
en el contexto de los nexos producción-consumo cación de las manifestaciones de las estrategias que
(Roche, 2003). despliegan los actores al utilizar los recursos dispo-
nibles, pero también como un espacio en el que se
construyen los vínculos sociales y las identidades
LA TRADICIÓN RURAL FRANCESA individuales y colectivas. En este planteamiento
tuvo una gran influencia la idea del espacio vivido
En los países mediterráneos europeos persiste el (Frémont, 1976), que reforzó la conceptualización
sendero teórico marcado por la geografía rural del territorio como el ámbito donde los habitantes
francesa. Esta disciplina, que inicialmente se ocupó lo viven y se lo apropian, al tiempo que lo asumen
de interpretar y valorar las estructuras rurales, ha como patrimonio.
dejado atrás el carácter descriptivo que entrañaban Otros estudiosos de la ruralidad han dado
los paisajes agrarios, para pasar a una fase donde se cuerpo a contenidos teóricos, que analizan procesos
analizan las interrelaciones de los procesos rurales y actuales en el espacio rural. Muy importante han
las tendencias que expresan la evolución de las eco- sido los aportes de Bernard Kayser (1982), en torno
nomías, a escala global, regional y local en las dis- a los espacios rurales cercanos o bajo la influencia
tintas naciones. de los centros urbanos; su definición de las coronas
La Geografía francesa, en la tradición de la periurbanas, como el ámbito territorial conformado
Geografía humana y regional, fundamentalmente a partir de la deslocalización de la población y las
la influencia de los estudios Vidalianos, ha nutrido actividades productivas, desde las áreas centrales
el pensamiento geográfico en América Latina y ha hacia las periferias e incluso los espacios rurales. De

80 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015


Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos teóricos y líneas de investigación en países de América Latina

igual trascendencia es el concepto de renacimiento del lugar, la renta de la tierra y las condiciones del
rural (Kayser, 1993), que en una tendencia paralela mercado inmobiliario (Banzo, 2005:207-213).
a la contraurbanización, desarrolló la idea en torno Una perspectiva que proviene desde la Geogra-
al regreso al campo, sobre todo en lo referente al fía rural francesa, es la que discute hasta qué grado
mejoramiento en las condiciones de vida, el con- la citada urbanización del campo ha sido contras-
tacto con la naturaleza y el ocio (Ibid.). tada con la ruralización de la ciudad (Mathieu,
Actualmente y desde la década de los noventa, 2006). Se identifica a esta cuestión bajo el concepto
la Geografía rural francesa ha incursionado en el de la urbanidad rural. Se reconoce sin embargo, la
paradigma del desarrollo durable (sustentable), con amplia y creciente preferencia del modo de vida de
la intención de reorientar las viejas temáticas bajo el la población urbana con el modelo de la vida rural
ropaje de la sustentabilidad de los procesos en el es- y con su solidaridad comunitaria, lo que tiende a
pacio rural, en sus dimensiones social, económica y reflejarse cada vez más en el ordenamiento territo-
natural. Desde ahí se han fijado posturas en campos rial (amenagément du territoire). En este contexto,
específicos como la agricultura sostenible, e incluso los migrantes urbanos desarrollan un rol trascen-
la cuestión de las ciudades sostenibles, en términos dental, toda vez que inciden en la mentalidad y
de las relaciones que se establecen en las jerarquías la identidad rural. De ahí que se entrelacen ideas
territoriales contemporáneas. Ha enfatizado en el y formas de vida urbanas como la centralidad, la
análisis de las espacialidades y temporalidades que conveniencia y la diversidad, con los ideales rurales
transcurren en el espacio rural, bajo una perspec- como la solidaridad, la tranquilidad y la vida co-
tiva cada vez más interdisciplinaria. Pretende, así, munal. Tal circunstancia deriva en la condición de
arribar a una más amplia conceptualización del reurbanidad, en la que las formas y normas de vida
Desarrollo Sustentable, sólidamente articulado urbana se reinventan y llevan al abandono de las
con sus entornos social y natural (Mathieu, 2006). dicotomías tradicionales de lo rural y lo urbano,
Dicha discusión ha generado un debate que ha pe- en la búsqueda de nuevos patrones socio-espaciales
netrado profundamente la Asociación de Ruralistas (Woods, 2009:853).
Franceses, al lado de sociólogos, economistas, histo- En una focalización más desde lo urbano, dicha
riadores, antropólogos, agrónomos. Ha derivado en temática ha tomado auge, toda vez que se ha enfa-
posturas o procesos precisos; por un lado, se busca tizado en el rol decisivo de los espacios periféricos
adecuar el discurso como una moda (agricultura de las ciudades, que son actualmente los territorios
durable; biodiversidad; territorios durables, etc.), en los que se expresan dinámicas tan importan-
o por otra parte, incidir por caminos interdiscipli- tes como las que en su momento incidieron en
narios, ante la emergencia de esta noción política la conformación de las ciudades centrales entre
para el establecimiento de políticas públicas (Ibid.). 1960 y 1990. “Las periferias son los laboratorios
La vertiente de los estudios urbano-rurales de lo urbano, en las que se desarrolla la ciudad
ocupa una buena parte de los análisis sobre la del mañana. Las periferias urbanas son la nueva
ruralidad y la territorialidad. En Francia y otros frontera de la investigación” (Dumont y Hellier,
países francófonos se realiza una discusión perma- 2010:11). Ligado a la cuestión del modo de vida,
nente en cuanto a los procesos que ocurren en el se ha definido también el término los cautivos del
periurbano, indistintamente caracterizado como periurbano, a aquellos que llevados por la movilidad
rurubano. En primera instancia, existe un consenso laboral, ocuparon una periferia alejada de la ciudad
en que tal fenómeno se ha constituido en una forma sin sus “ventajas” (habitacionales, de ocio, de dis-
o modo de vida. En la identificación del proceso se ponibilidad de servicios, etc.) situación que se ha
ha reconocido la importancia de algunos factores modificado al paso del tiempo. En ese sentido, la
fundamentales en la dinámica periurbana: la mo- proliferación de la vivienda (sobre todo la casa
vilidad poblacional, la accesibilidad a los centros individual), se ha convertido en el arquetipo del
urbanos, la densidad y expansión de la infraestruc- imaginario periurbano. A eso han contribuido las
tura del transporte urbano y suburbano, la elección políticas públicas territoriales en las grandes ciudades

Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015 ][ 81


Héctor Ávila Sánchez

francesas, que han favorecido el acceso a la propie- Tendencias recientes en la geografía británica
dad y en consecuencia la expansión urbana (Ibid.). plantean fuertes críticas a la manera en que se en-
foca, en la mayoría de los estudios, lo rural y sus
transformaciones en el contexto de la globalización.
LOS ESTUDIOS GEOGRÁFICOS Se señala que, en la espacialización de los procesos
RURALES ANGLOSAJONES rurales, existe un fuerte sesgo espacial urbano, de-
bido a que sus expresiones son más visibles desde
En Gran Bretaña, los estudios de Geografía rural ese ámbito (cultura, economía, transformaciones
han tenido un amplio desarrollo. M. Pacione políticas o ideológicas). Sin embargo, se ha for-
(1983) señalaba que los estudios británicos sobre el talecido la percepción de la globalización en el
medio rural habían tenido una larga tradición, pero campo a partir de la identificación de las cadenas
no es sino hasta la década de los años sesenta en que globales de productos básicos (commodities). Woods
se enfatiza en el análisis histórico, las descripciones (2007) incorpora el concepto de la commodificación
de los asentamientos y los patrones de uso del suelo de los recursos naturales, así como el crecimiento
en el campo. En el periodo de los años setenta a los en cuanto a la producción de paisajes naturales
ochenta, los estudios de Geografía rural enfatizaron para el desarrollo de amenidades. Esta tendencia
en el estudio de la transportación, el empleo y la plantea una nueva forma de analizar los procesos
vivienda rurales; de los alcances de las políticas de que tienen lugar en el espacio rural. Se destaca el
desarrollo en esas áreas, así como fuertes intentos concepto de hibridación, como un proceso central
de desarrollar la teoría y la metodología en los es- en la reconstitución del espacio rural (Ibid.).
tudios rurales (Ibid.). Esa gran tradición proviene La idea del campo global como un híbrido
del hecho de que tales países han experimentado había sido ya planteada con anterioridad; se le
todos los procesos de transformación rural a con- consideraba como un entramado permanente de
secuencia del desarrollo urbano-industrial (Sabaté, vínculos e interacciones contrapuestas; de lo social
1988:185). y lo natural, lo humano y lo social, lo rural y lo
En términos territoriales, en la Gran Bretaña se no rural, lo local y lo global, etc. (Murdoch et al.,
evolucionaba ya hacia una sociedad post-industrial 2003). El campo global se caracteriza por locali-
hacia fines de la década de los años sesenta; una de dades que se transforman por nuevas conexiones
las principales expresiones lo constituía la contraur- y con redes globales, construidas por actores y sus
banización y los estudios sobre los espacios rurales procesos; no se desarrollarían sin la participación
ya identificaban claramente la delimitación de los de los actores locales y las instituciones. Por tanto,
espacios rurales y la franja periurbana alrededor las relaciones políticas en el campo globalizado, más
de las ciudades. Como tendencia paralela, crecía que ocurrir a través de políticas de dominación y
el uso del espacio rural con fines recreativos y de subordinación, tienen lugar a través de micropolí-
mayor contacto con la naturaleza; el cambio en los ticas de negociación e hibridación (Ibid.).
patrones del ocio, la preferencia de los entornos Pese al señalamiento inicial, para Woods (2009)
naturales (el bosque, las costas y las praderas en existe una nueva geografía en torno al campo
lugar de las ciudades). Un sector muy importante globalizado; lo considera un rural constituido y
de la Geografía rural de los años ochenta y prin- modificado por redes de gran dinamismo, vincu-
cipios de los noventa, se enfocó a la consolidación ladas entre sí y con su entorno urbano; se trata de
de la agroindustria (agribussiness), como forma profundas interconexiones que distribuyen poder
predominante de explotación en la Gran Bretaña y oportunidades a través del espacio urbano con
y en la mayoría de los países europeos. Se analizó el que el campo se vincula. A partir de esta idea,
sobre todo lo referente a la difusión de las innova- plantea el concepto de campo global, en contra-
ciones en el medio rural y a la alta concentración de posición a la idea de la ciudad global, bajo la que
capital y tecnología en la producción agropecuaria se ha desarrollado ampliamente la cuestión de las
(Ibid.:190-194). expresiones territoriales de la globalización. Así, el

82 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015


Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos teóricos y líneas de investigación en países de América Latina

campo global es un espacio hipotético que corres- últimos veinte años. En el amplio contexto de la
ponde a una condición de interconectividad global obra, se hace manifiesto el peso de la urbanización
e interdependencia entre las localidades rurales en la organización u ordenamiento de los espacios
(Woods, 2011). y/o territorios, con lo que pasó a un segundo
Otros autores anglosajones otorgan un peso término el estudio de las áreas rurales per se. Tal
importante a los nuevos sentidos y usos del espacio desvalorización de los estudios rurales repercutió
rural; Phillips (1998) da una importante relevancia en la discriminación de su ámbito de estudio y por
a la idea del imaginario social, presente en la geo- tanto, la Geografía rural fue considerada como una
grafía desde las caracterizaciones iniciales de la ru- subdisciplina que establecía un diálogo casi nulo
ralidad. Considera al imaginario social como la cons- con otros cientistas sociales; es por ello que, entre
trucción del espacio rural a partir de las relaciones sus objetivos, el Handbook …, se constituyó en un
comunitarias y sociales de sus habitantes. Posiciona intento de contribuir al desarrollo de una verdadera
a la geografía en el ámbito de los estudios sociales reflexión acerca de los alcances y las innovaciones
y culturales. teóricas desplegados en los estudios rurales, enfo-
Para otros (McCarthy, 2008), en la Geografía cados desde diversas ciencias desde la década de
rural se ha desarrollado una terminología diferente los noventa (vida rural, paisaje, trabajo y ocio). Se
como el nuevo campo, el campo global, el ámbito involucraron ahí posturas teóricas que iban desde
gentrificado y la urbanización de lo rural o rura- posicionamientos a partir de la economía política,
lización de lo urbano. En prácticamente todo el el análisis del poder, el denominado giro cultural en
mundo, las zonas rurales están siendo rápidamente las ciencias sociales y los procesos de cambio, que
transformadas debido al acelerado crecimiento han “reproducido y re- culturizado” las áreas rurales
urbano, el desarrollo exurbano, el crecimiento del en los años recientes (Ibid.:XI). Por tanto, esta obra
área periurbana, así como la urbanización de las enfatizó en el reforzamiento de los lineamientos
áreas rurales; todos estos procesos describen los teórico-metodológicos (en los que destacaban
cambios que tienen lugar en el paisaje. las aproximaciones teóricas que transitaban entre
Si bien existe un creciente fenómeno de migra- la modernización y la post-modernización).
ción a ciertos tipos de áreas rurales y la proliferación Además, incorporó un amplio número de estu-
de desarrollos periurbanos, esta transformación dios de caso en ámbitos claves de investigación,
está ocurriendo en muchos lugares del mundo, importantes en ese momento y para el futuro:
principalmente en países en desarrollo, donde las representaciones culturales y sociales, naturaleza,
áreas rurales para el ocio y el disfrute de la natura- sustentabilidad, nuevos procesos económicos,
leza, están en constante revaloración. Se reconoce relaciones de poder, nuevos patrones de consumo,
la tendencia de utilizar el espacio rural como una identidad y exclusión.
especie de retiro, desde donde se puede trabajar a
distancia, con un confort diferente al de la ciudad;
la economía local se ve beneficiada por cuestiones LA GEOGRAFÍA RURAL
como el crecimiento de los ingresos de ciertas clases EN AMÉRICA LATINA
de profesionistas urbanos, el descenso de restriccio-
nes para la propiedad extranjera en muchos países, En los países latinoamericanos, los estudios de
el desarrollo del transporte y las tecnologías de la Geografía rural priorizan el análisis de las trans-
comunicación. Engloba estos aspectos en lo que formaciones de la agricultura y los cambios en
denomina el idílico rural (Idyllic), (Ibid.) los sistemas de producción (cambio tecnológico,
El Handbook of Rural Studies (Cloke et al., biotecnología, holdings agroalimentarios), así como
2006) es una de las obras que ha tenido una amplia lo referente a la integración comercial en las cadenas
repercusión en los estudios rurales contemporá- regionales y globales. Al tiempo, se refuerza la ten-
neos. Ahí se aborda la situación de la Geografía dencia al estudio de un tema vital: el problema de la
rural anglosajona y su evolución durante los alimentación y el hambre, en sus diferentes escalas.

Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015 ][ 83


Héctor Ávila Sánchez

Un sesgo muy importante desarrollado en los de las aguas. Se plantean incluso conceptos como
últimos treinta años, es el que se deriva de las inter- el de la intermediación, para referirse a la rápida
acciones urbano-rurales, es decir, fenómenos y difusión de los procesos y fenómenos de la interfase
procesos que tienen lugar cuando la ciudad se ex- urbano-rural en las ciudades medias (intermedias)
pande sobre las áreas rurales inmediatas o las que argentinas (Ávila, 2013a).
se encuentran a una distancia considerable para el En Brasil, los estudios que se ocupan de los
movimiento cotidiano de personas y mercancías. fenómenos de la interfase urbano-rural se enfo-
Diversas son las prácticas y modalidades terri- can tanto desde el campo del urbanismo, como
toriales que se desarrollan en la periferia de las de las disciplinas que se ocupan de la ruralidad,
capitales latinoamericanas, sin embargo, se presen- fundamentalmente desde la geografía (Geografía
tan con mayor recurrencia expresiones territoriales agraria), la sociología rural y la antropología. Existe
derivadas de las prácticas agropecuarias y forestales otra vertiente a partir de la cual se analiza la diná-
(agricultura urbana y periurbana), así como tam- mica urbano-rural en la literatura brasileña; con
bién la conformación de unidades y/o conjuntos un sesgo mayor desde la ruralidad, se materializa
habitacionales de alta densidad, segunda residencia, a través del análisis de las disputas agrarias y/o la
o espacios con amenidades para el ocio, en terrenos lucha por la tierra, destacando además la creciente
anteriormente agrícolas. El fenómeno no es ya degradación ambiental del medio rural ocasionada
privativo de las grandes metrópolis, pues al menos por la ocupación urbana de los espacios (en la que
en Brasil, Argentina, México, Chile y Colombia, destaca la desforestación acelerada), así como la
se expresa cada vez con mayor frecuencia en las contaminación derivada del modelo productivista
ciudades intermedias latinoamericanas, también re- agrícola (agrobussiness), (Ibid.).
conocidas como acrópolis o ciudades rurales, a partir Los principales problemas asociados a la exis-
de haber establecido una relación de dependencia tencia del periurbano brasileño se expresan en los
recíproca con su hinterland agrícola. conflictos sobre la propiedad de la tierra, la urba-
En los diferentes países del subcontinente exis- nización y los fraccionamientos ilegales, la especu-
ten marcadas tendencias o líneas de investigación lación informal, los sistemas duales en el mercado
muy definidas acerca de la ruralidad y sus expresio- de las tierras y las formas particulares en cuanto a
nes territoriales. En Argentina, por ejemplo, destaca la propiedad y las edificaciones. Dada su irregular
la profusión de estudios que abordan el fenómeno conformación y su falta de regulación territorial,
de la producción agrícola en zonas urbanas y por lo general afectan a las estructuras ambientales
sobre todo periurbanas (conurbano); otros temas (Ribeiro da Gusmao, 2011:160-162).
involucrados o destacados en las investigaciones En otros países como Chile, Colombia, Vene-
urbano-rurales son los referidos a los mercados zuela, la tendencia en el análisis de los espacios
de tierras generados en este ámbito; igualmente, rurales se ubica en un amplio abanico que consi-
se estudian los encadenamientos productivos, las dera los fenómenos como la precariedad urbana,
organizaciones sociales de vecinos, así como de la urbanización periférica y la agro-urbanización;
productores; las relaciones interculturales que se en el caso de países con una mayor diversificación
establecen entre éstos; las migraciones del campo agraria, como Colombia y Chile, se presentan
hacia las ciudades; la cuestión de las identidades sólidas líneas de investigación en torno a la Nueva
étnicas de migrantes indígenas desde países vecinos Ruralidad, el desarrollo de espacialidades mixtas,
(Bolivia y Paraguay principalmente); cuestiones las urbanizaciones privadas, las desigualdades terri-
de vulnerabilidad y riesgo. Otro tema que ocupa toriales y la agricultura urbana y periurbana. Se
ampliamente la atención de los estudiosos se refiere analizan también las explotaciones de la producción
a la segregación social, a partir de la existencia de vinícola y del café.
los cada vez más numerosos barrios privados de las Desde la Geografía rural se ha abordado el
periferias urbano-rurales (countries); otros temas estudio de la agricultura urbana y periurbana,
de gran interés y vigencia lo son la gestión y el uso como una práctica sistemática y con normativas,

84 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015


Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos teóricos y líneas de investigación en países de América Latina

programas y considerada en las políticas públicas OTROS ENFOQUES EN TORNO


de desarrollo rural. Ha adquirido un rol impor- A LA RURALIDAD LATINOAMERICANA
tante en algunos países latinoamericanos, entre
otros Cuba, Perú, Argentina, Bolivia, Ecuador. No Hoy en día, en el estudio de la ruralidad latinoa-
existe ámbito urbano en las principales capitales de mericana, han ganado un lugar los enfoques donde
América Latina, en el que no se manifieste la acti- la dinámica y organización social, productiva y
vidad agropecuaria en grado diverso. cultural está mediada por la dinámica territorial;
Las interacciones urbano-rurales constituyen donde los procesos productivos consideran una
fenómenos de gran trascendencia que marcan la participación más vinculante de los productores
pauta de la reestructuración territorial y constitu- menores, en su intento de incorporarse de manera
yen expresiones con procesos socio-territoriales y más directa a los circuitos de la comercialización.
ambientales de gran complejidad. Sus ámbitos de Este tipo de prácticas incorpora sobre todo a
expresión ocupan espacios, temporalidades y escalas productores vinculados con los mercados urba-
diferenciadas que deben ser estudiadas a plenitud, nos, como el rasgo distintivo de su actividad. Se
a fin de incidir en la gestión territorial democrática identifican fundamentalmente en prácticas como
y con equidad para los distintos actores sociales e los Sistemas Agroalimentarios Localizados (SIAL) y
institucionales que ahí participan. Es debido a las en la Agricultura Familiar. Se consideran también
crecientes expresiones territoriales en las periferias procesos territoriales inherentes a estas modalidades
de las grandes metrópolis y las ciudades medias lati- como las cadenas de valor y los circuitos cortos de
noamericanas, que la Geografía rural las incorpora producción y consumo.
en su ámbito de estudio. Desde principios del siglo XXI, el enfoque SIAL
El planteamiento de las iniciativas locales y se ha difundido ampliamente a nivel internacional
el desarrollo endógeno ha tomado cierto auge como metodología para el análisis de los procesos
en América Latina, como un planteamiento al- territoriales rurales. Inicialmente como un elemen-
ternativo frente a los desequilibrios ocasionados to analítico, pretende incidir en la activación de
por las relaciones capitalistas en el medio rural. recursos en el combate a la pobreza. La referencia al
Esta corriente está impregnada de un fuerte sesgo territorio y a las culturas alimentarias locales cons-
ambiental (desarrollo sustentable), que en los paí- tituye un elemento central de este enfoque, basado
ses pobres toma cuerpo en el llamado Desarrollo en el estudio de las relaciones hombre-producto-
Rural Territorial (DTR). Se trata de un paradigma territorio. En el surgimiento y proliferación de los
impulsado desde las agencias internacionales para SIAL en los estudios rurales han sido importantes
el desarrollo, como estrategia para enfrentar la mar- los estudios de la agricultura urbana y periurbana,
ginación en los países pobres, por lo menos desde así como los esquemas rururbanos de producción
hace tres décadas (Schejtman y Berdegué, 2003:i). y comercialización, entre otros.
Si bien no existen aún líneas de investigación Los enfoques a partir de la metodología SIAL,
definidas por la Geografía rural en este ámbito además de otros como la gobernanza territorial, los
preciso, el abordaje interdisciplinario involucra en circuitos cortos de la comercialización y los estu-
gran medida la participación de los geógrafos, que dios de proximidad territorial, se encuentran cada
imprimen el énfasis territorial, en las propuestas de vez con mayor frecuencia en los estudios sobre la
políticas públicas para los espacios rurales. Asimis- ruralidad mexicana; sin embargo, su estudio desde
mo, dicha temática se incorpora cada vez en mayor la Geografía rural mexicana es aún poco profuso.
medida en los diferentes posgrados que se ocupan En aquellos estudios donde se han incorporado
del estudio de los territorios rurales. los enfoques señalados, se percibe un tratamiento
transdisciplinario, donde se incorporan puntos de
vista o postulados de diversas disciplinas, a partir
del reconocimiento del territorio como categoría

Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015 ][ 85


Héctor Ávila Sánchez

metodológica, lo que ha dado la pauta a la com- forma de producción y de vida, con una amplia
patibilidad teórica desde los estudios geográficos. presencia en los países latinoamericanos. Se refiere
Estos enfoques provienen fundamentalmente desde a las unidades agropecuarias que incorporan fun-
la perspectiva pluridisciplinaria territorial francesa damentalmente mano de obra familiar y viven casi
(geografía, economía, sociología, antropología, exclusivamente de la actividad agrícola y la cría de
principalmente), donde ha adquirido trascendencia animales en pequeña escala. Tal es su importancia
el concepto de la proximidad territorial, amplia- en América Latina, que en la mayoría de sus países,
mente vinculado a los cada vez más difusos estudios se ubica bajo este concepto a 75% del total de las
en torno al carácter territorial de la rurbanización, unidades productivas. En algunos países (Brasil,
en la que se enfatiza el sesgo de las nuevas moda- Argentina y Uruguay), el desarrollo de la Agricul-
lidades de la dinámica de los territorios rurales, tura Familiar cruza transversalmente las políticas de
intensamente vinculados a la vida urbana. Entre desarrollo territorial, seguridad alimentaria y lucha
los autores más representativos se encuentran contra la pobreza, para instaurarse como políticas
Torre y Beuret (2012), Requier-Desjardins (2010); centrales del Estado (Sabourin et al., 2014).
Boucher (1998); Courlet (2002); Muchnik et al. En teoría, la agricultura familiar es una acti-
(2008); Torres et al. (2010). vidad clave en la reactivación de las economías
Pero también existen importantes desarrollos rurales, con la que se pretende generar estabilidad
en investigaciones de la geografía anglosajona; y arraigo social y nuevos horizontes de desarrollo,
se reagrupan en torno a la escuela denominada sobre todo para la juventud rural. Destacan tam-
“Alternative Food Geographies Literature”, en bién las formas en que los agricultores familiares
las que se estudian principalmente los sistemas tienen acceso a mercados y cadenas de valor, para
caracterizados por las “racionalidades críticas”, a tener mejores oportunidades de comercializar sus
partir de las certificaciones de calidad y origen en productos (Salcedo y Guzmán, 2014:4-5).
los productos alimenticios (Agricultura Biológica y Muy ligados a las prácticas de la agricultura
Producción Integrada). En los trabajos derivados de familiar, se ha vinculado el concepto de las cadenas
dicha escuela se tratan, por lo general, las relaciones de valor o agrocadenas. Según este enfoque, cuyos
entre los alimentos y los territorios, casi exclusiva- planteamientos contienen numerosos componen-
mente en términos del territorio como soporte de tes empresariales y productivistas, si el productor
la producción; también se interesan cada vez más en familiar pretende una inserción efectiva en los
la gobernanza de los sistemas productivos locales, mercados, no puede actuar como un sujeto aislado,
fundamentalmente desde el punto de vista de la sino como un agente activo inserto en un sistema
gobernanza local de la rama productiva (cadenas más integral y complejo, la agrocadena, donde se
de valor) y de las economías de aglomeración que relaciona con otros actores, desarrollando vínculos
se generan (Muchnik et al., 2008:516). horizontales y verticales en busca de promover
En México, el tema ha sido trabajado con cierta equilibrios económicos eficientes e idealmente
profusión, sobre todo desde la Economía Agrícola justos. Desde ahí se posibilita la canalización de la
y la Sociología Rural. Destacan a este respecto, los asistencia técnica. Al estar integrado en un contexto
trabajos compilados por Torres y Larroa (2012); más sinérgico, el agricultor familiar tiene acceso a
Torres et al. (2011). bienes y servicios e información que le permitirá to-
En cuanto al estudio de la agricultura familiar, mar decisiones más informadas para maximizar sus
esta corriente ha adquirido vigencia debido al re- beneficios o minimizar sus pérdidas. En resumen, el
conocimiento de los organismos internacionales (la enfoque de agrocadenas analiza las opciones estra-
FAO y el IICA principalmente), en torno a la persis- tégicas para responder a las demandas de mercado,
tencia de la agricultura campesina. El desarrollo de fomentando la asociatividad y la coordinación ver-
los análisis continúa en ascenso, sobre todo que en tical para canalizar bienes, servicios, información
2014, la FAO ha instituido el año de la Agricultura y asistencia técnica al productor familiar (Gálvez,
Familiar. En términos generales, consiste en una et al., 2014:389-409).

86 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015


Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos teóricos y líneas de investigación en países de América Latina

ALGUNOS ESTUDIOS existencia objetiva de las regiones, conformadas por


DE GEOGRAFÍA RURAL EN MÉXICO geosistemas donde se expresan constantes, variables e
influencias en los procesos regionales. Esta vertiente
La Geografía rural ha enfrentado procesos y fe- metodológica se encuentra presente en todos sus
nómenos comunes de cualquier realidad, como trabajos, pero está ampliamente expuesta en sus dos
por ejemplo, la dificultad de encontrar ejes o hilos obras centrales, las que contienen la esencia de su
conductores en el desarrollo de la disciplina, debido pensamiento regionalista y en las que convergen
fundamentalmente a la superposición de escuelas una buena parte de su obra científica: La división
de pensamiento y la dificultad de ubicar conceptos económica regional de México y también México:
comunes (Paniagua, 2006). Por ello, se ha señalado Formación de regiones económicas. Otras obras de
la imposibilidad de identificar como tal, una escuela carácter general, pero también de gran importancia
institucionalizada de la Geografía rural, como rama en el estudio de los espacios rurales son Recursos
de la geografía mexicana, especializada en el estudio naturales de México y Geografía Económica de México
de los espacios rurales. No obstante, se tiene registro (Ávila, 2013b).
de importantes investigaciones sobre aspectos es- Otro estudio importante que consideró a los
pecíficos como la producción agrícola, las regiones espacios rurales mexicanos, fue el realizado por
agrícolas, la estructura agraria, las organizaciones Claude Bataillon en su investigación Las regiones
campesinas, entre otros. La característica de estos geográficas de México (1969). Bataillon estudió la
estudios ha sido su carácter multidisciplinario, que conformación de las distintas regiones que integran
reafirma en definitiva al territorio, como unidad de al país, en su historia, en su poblamiento y analizó
análisis; de ahí, su fortalecimiento metodológico aspectos como el agrarismo y los recursos natura-
(Ávila, 2010). les, para dar un panorama del México rural. No
En cuanto a estudios desde nuestra disciplina, se trata precisamente de un estudio de Geografía
algunos geógrafos mexicanos han analizado los rural, pero considera a las actividades de ese ámbito
procesos que tienen lugar en el espacio rural. como parte fundamental de la dinámica regional,
Soto y Fuentes (1994:156) los abordaron desde desde las prácticas de susbsistencia, hasta las de
el concepto de la Geografía agraria, que engloba agricultura moderna, que describe ampliamente.
la producción, la comercialización, el hábitat, el En su obra ¿es México un país agrícola?, Atlán-
paisaje, las relaciones entre el campo y la ciudad, tida Coll-Hurtado (1982) realizó un acercamiento
así como la morfología, la estructura agraria y las detallado a la Geografía rural en México. Analizó
formas de utilización del suelo agrícola. El análisis los problemas que obstaculizaban el desarrollo de la
integral de estos elementos permite la identificación agricultura mexicana hacia mediados de la década
y el estudio de las regiones agrícolas. de los años ochenta. Identificó entre los princi-
El profesor Ángel Bassols, en su vasta obra sobre pales problemas, el agotamiento de los suelos, los
las regiones de México, dio un lugar central al es- patrones de tenencia de la tierra, la pobreza de
tudio del campo y la ruralidad. No está por demás los campesinos, la migración rural, la presencia cre-
señalar que en el conocimiento del México rural ciente del capital transnacional, etc. Considerando
fueron fundamentales las vivencias del profesor el rico bagaje de la tradición geográfica francesa, la
con los pueblos yaquis de Sonora, así como en el autora identificaba el papel fundamental que tenían
conocimiento directo de la ruralidad en las regiones las sociedades rurales sobre su entorno. Para el caso
más atrasadas de México (Chiapas, Tehuantepec). de México, se cuestionaba sí el país era verdade-
De cómo las modalidades de la producción en el ramente un país agrícola, interrogante que sirvió
capitalismo generaban situaciones de desigualdad a la vez como la hipótesis central de su estudio.
y pobreza, a partir de la existencia de vicios estruc- Para fundamentarlo, se apoyó en variables como la
turales propios del subdesarrollo y específicamente dispersión de la población rural, la posición de
de México. Bassols estudió la ruralidad en el con- la población nacional con respecto a la PEA agrí-
texto de su principal aportación metodológica, la cola, las calidades de la tierra cultivable, el capital

Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015 ][ 87


Héctor Ávila Sánchez

en la agricultura, la productividad, la dinámica la construcción de las políticas públicas para el


demográfica. Al final de su profuso y documentado medio rural, con un enfoque territorializado, Se
estudio, estableció un panorama regional de la ac- requiere de una práctica que se introduzca en los as-
tividad agrícola hacia mediados de la década de los pectos más intrínsecos de las dinámicas territoriales
ochenta y distinguió como principal rasgo, la escasa y que dé pauta al desarrollo de verdaderos procesos
capacidad del sector en el contexto de la economía endógenos, cuya acción posibilite la puesta en
nacional, en una profunda crisis que persistiría marcha de acciones, donde se fortalezca o consolide
por largo tiempo. Concluyó que el agro mexicano una gestión territorial con la total participación
estaba en esa época profundamente desequilibrado, de los actores en su expresión económica, política
por lo que consideraba que México no era un país y cultural. Es una tarea en la que puede participar
agrícola, mientras subsistieran las condiciones que la Geografía rural, en la organización y gestión de
habían posibilitado la concentración de la tierra y los territorios rurales latinoamericanos.
al tiempo, de una enorme cantidad de campesi- Por tanto, en este ámbito se reivindica el carác-
nos pobres y desarraigados, que abandonaban sus ter transdisciplinario en el que se involucra cada
tierras (Ibid.). vez más la geografía en el análisis de los espacios
rurales. La recurrencia a los métodos y los ejes teó-
ricos de otras disciplinas permite ampliar la visión
¿QUÉ PERSPECTIVAS PARA sobre la conformación y desarrollo de los territorios
LA GEOGRAFÍA EN EL ESTUDIO rurales. No se considera la idea sobre el desfase de
DE LA RURALIDAD? la Geografía rural para analizar la ruralidad. Más
bien, nuestra disciplina reactiva sus métodos (por
En primer lugar, habría que reconocer el aporte que ejemplo, la georreferenciación espacial) y sus pers-
la Geografía rural incorpora a las caracterizaciones pectivas teóricas, junto a los de otras disciplinas que
actuales de los territorios, a partir de la diversidad abordan más plenamente los roles y los procesos
de expresiones que ocurren en la recomposición y de los actores sociales en la construcción de los
la reestructuración territorial. territorios. Esto reafirma el lugar de la geografía y
Hoy en día, la disciplina ha dejado en un se- específicamente de la Geografía rural en el ámbito
gundo plano el carácter descriptivo que la caracte- de las ciencias sociales.
rizó durante una buena parte de su existencia. Su En este sentido es importante fortalecer este
vinculación interdisciplinaria con otros campos del ámbito de investigaciones en México, donde la
conocimiento le ha abierto múltiples posibilidades Geografía rural ha permanecido un tanto rezagada,
de interacción para el análisis y la intervención di- pese a los importantes aportes de los autores ya
recta en los procesos del ordenamiento territorial. señalados. En la actualidad, la dinámica territorial
Este último aspecto se convierte en condición fun- en el contexto de la globalización ha derivado en
damental para atender importante problemáticas una intensa transformación territorial, con procesos
territoriales, derivadas de las rápidas mutaciones cuya expresión espacial es diversa, diferenciada y
que acontecen en los ámbitos rurales, así como en a las que aún hace falta abundar en su análisis. La
aquellos que vinculados a las interacciones con los agenda de temas sobre la ruralidad es amplia, pero
entornos urbanos, que ocasionan profundas modi- algunos de los principales se agrupan en torno a
ficaciones en las economías y las sociedades locales. los siguientes:
Por tanto, es imperativo reconocer la importan-
cia que adquiere el impulso para vincular la investi- 1. La periurbanización, como uno de los fenó-
gación con las propuestas para la implementación menos de mayor envergadura en cuanto a
de políticas públicas, sobre todo en ámbitos que la transformación territorial en los distintos
parecen ser nodales en la resolución de aspectos países, sea cual sea su nivel de desarrollo. En
prioritarios como la pobreza y la desigualdad social. este ámbito está presente una amplia discusión
De ahí la necesidad de elevar a un nivel prioritario respecto al carácter de este espacio de transi-

88 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015


Tendencias recientes en los estudios de Geografía rural. Desarrollos teóricos y líneas de investigación en países de América Latina

ción: ¿rural?, ¿urbano?, ¿espacio simbiótico?, Ávila S., H. (2013b), “Los espacios rurales en la obra de
¿único? Ángel Bassols”, en Delgadillo, J. (comp.), Vida, obra
2. La profusión del modelo tecnológico agrope- y aportes del Geógrafo Ángel Bassols Batalla, Instituto
de Investigaciones Económicas-UNAM, México.
cuario basado en el agrobussiness, pese a los Banzo, M. (2005), “Del espacio al modo de vida: la
costos adversos en cuanto a la permanencia cuestión periurbana en Europa Occidental: los casos
de las sociedades campesinas, así como en de Francia y España”, en Ávila, H. (2005), Lo urbano
lo referente al alto costo para los ecosistemas rural: ¿nuevas expresiones territoriales?, CRIM-UNAM,
locales. En este ámbito se ubica igualmente Morelos, México.
el paulatino avance de la biotecnología en la Bataillon, C. (1969), Las regiones geográficas de México,
Siglo XXI editores, México.
producción agrícola.
Bleckert, H. (1965), Nueve conferencias sobre Geografía
3. Temas como la identidad territorial en los Económica Marxista, Editorial Pueblo y Educación,
espacios rurales, sobre todo por los procesos La Habana.
reinvindicatorios que se viven a nivel mundial Bonerandi, E. y O. Deslandes (2008), “Oú va la géogra-
(en cuanto a la gestión territorial por parte phie rurale”, Géocarrefour. Géographie(s) rural(es) en
de los grupos campesinos y/o indígenas y su question, vol. 83, no. 4, Association des amis de la
difícil lucha por conservar el control de los R.G.L., Paris [http://www.cairn.info/revue-geocar-
refour-2008-4-p-255.htm].
mismos). Boucher, F. (1998), Agroindustria rural en el horizonte
4. La difícil implementación de las políticas del 2000, Instituto Interamericano de Cooperación
rurales sustentables, considerando el gran para la Agricultura (IICA), Centro Regional Andino,
poder político y económico del que gozan las Lima, Perú.
transnacionales agrícolas en la construcción de Cloke, P. (1987), “Concept, Theory and Rural Geo-
las políticas públicas para el desarrollo rural. graphy: a Special Issue”, Journal of Rural Studies,
vol. 3, no. 4, Pergamon Journals Ltd., Great Britain,
5. Las dificultades para conformar y/o fortalecer
pp. 295-296.
la gobernanza territorial en sociedades con Cloke, P., T. Mardsen and P. Mooney (2006), Handbook
vicios estructurales enraizados (concentración of Rural Studies, Sage Editions, London.
de la tierra, segregación social y marginali- Coll-Hurtado, A. (1982), ¿Es México un país agrícola? Un
dad de las sociedades rurales, corrupción, etc.). análisis geográfico, Siglo XXI editores, México.
Tal situación obstaculiza de manera notable Courlet, C. (2002), “Les systemes productifs localisés: un
las posibilidades para la implementación de bilan de la literature”, in Etudes et Recherches sur les
Systemes agraires et le Développement, no. 33.
programas y políticas territoriales sustentables, Dollfus, O. (1976), El espacio geográfico, Oikos Tau,
sobre todo en territorios con poblaciones de Barcelona.
alta marginación. Dumont, M. et E. Heller (2010), “Péripheries sous con-
dition urbaine: vieux probleme, nouveaux chantiers”
En fin, la agenda de investigación es amplia, in Dumont, M. et E. Heller (dirs.), Les nouvelles
con tareas importantes, no solo para los geógrafos, peripheries urbaines. Formes, logiques et modeles de la
ville contemporaine, Collection Espaces et Territoires,
sino para los estudiosos de la ruralidad en general.
Presses Universitaires de Rennes, pp. 11-21.
Frémont, A. (1976), La région, espace vécu, Presses Uni-
versitaires de France, Paris.
REFERENCIAS Gálvez, E., L. Palmitesta, P. Santacoloma y F. Tartanac
(2014), “Agricultura familiar y cadenas de valor:
Ávila S., H. (2010), “La Geografía Rural en México. hacia la eficiencia y la sostenibilidad. El ejemplo de
Antecedentes y desarrollos recientes”, en Hiernaux, Centroamérica”, en Salcedo, S. y L. Guzmán (eds.),
D. (coord.), Construyendo la Geografía Humana. El Agricultura familiar en América Latina y el Caribe:
estado de la cuestión desde México, Anthropos editores- recomendaciones de política, FAO, Santiago de Chile.
UAM Iztapalapa, Barcelona. García Ramón, M. D., A. F. Tulla i Pujol y N. Valdovinos
Ávila S., H. (2013a), Procesos territoriales urbano-rurales (1995), Geografía Rural, Editorial Síntesis, Colección
en América del Sur (estudios de caso en Argentina y Espacios y Sociedades, no. 10, Madrid.
Brasil, Documento mecanografiado.

Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015 ][ 89


Héctor Ávila Sánchez

George, P. (1974), Geografía Rural, Editorial Ariel, colec- Roche, M. (2003), “Rural geography: a stock tally of
ción Elcano, la geografía y sus problemas, Barcelona. 2002”, in Progress in Human Geography, vol. 27, no. 6,
Kayser, B. (coord.; 1982), La production de l’espace périur- Arnold, pp. 779-786.
bain, Centre Interdisciplinaire d’Etudes Urbaines, Sabaté, A. (1988), “Tendencias recientes en geografía
Université de Toulouse-Le Mirail, Travaux et docu- rural a través de los manuales anglosajones”, en
ments du CIEU No. 9. Anales de Geografía de la Universidad Complutense,
Kayser, B. (dir. ; 1993), Naissance de nouvelles campagnes, núm. 8, ediciones de la Universidad Complutense
La Tour d’aigües, Éditions de l’Aube, Paris. de Madrid, Madrid.
Mathieu, N. (2006), “La géographie rurale française Sabourin, E., M. Samper, G. Massardier, O. Sotomayor
face à l’utopie du developpement durable: quelles y J. F. Le Coq (2014), “Una mirada transversal a las
réactions, quelles perspectives?”, Boletín de la AGE, políticas sobre agricultura familiar en América Lati-
no. 41, pp. 39-67. na”, en Políticas públicas y agriculturas familiares en
McCarthy, J. (2008), “Rural geography: globalizing the América Latina y el Caribe. Balances, desafíos y perspec-
countryside”, Progress in Human Geography, vol. 32, tivas (resumen ejecutivo), CEPAL-FAO-CIRAD-PPAL,
no. 1, pp. 129-137. Santiago de Chile.
Menor, J. (2000), “Reflexiones en torno a los modelos Salcedo, S. y L. Guzmán (2014), Agricultura familiar
productivista y postproductivista en la Vega de Gra- en América Latina y el Caribe. Recomendaciones de
nada”, Cuadernos Geográficos, núm. 30, Universidad política. ONU-FAO, Santiago de Chile.
de Granada, España, pp. 415-427. Schejtman, A. y J. Berdegué (2003), Desarrollo Terri-
Muchnik, J., J. Sanz Cañada et G. Torres (2008), “Sys- torial Rural, borrador de trabajo, RIMISP, Santiago
témes agroalimentaires localisés: état de recherches de Chile.
et perspectives”, en Cahiers agricultures, vol. 17, Soto Mora, C. y L. Fuentes Aguilar (1994), “Geografía
no. 6, Nov.-Dec. Agraria”, en Aguilar, G. y J. O. Moncada (comps.),
Murdoch, J. and A. C. Pratt (1993), “Comment. Ru- La Geografía Humana en México: institucionalización y
ral studies: modernism, postmodernism and the desarrollo recientes, UNAM-Fondo de Cultura Econó-
Post-Rural”, Journal of Rural Studies, vol. 9, no. 4, mica, Colección Ediciones Científicas universitarias,
Pergamon Journals Ltd., Great Britain, pp. 411-427. México, pp. 153-164.
Murdoch, J., P. Lowe, N. Ward and T. Mardsen (2003), Torre, A. et J.-E. Beuret (2012), Proximités territoriales,
The differentiated countryside, Routledge, London. Anthropos Economica, Paris.
Pacione, M. (1983), Progress in rural geography, Harper Torres, G. y R. M. Larroa (coords.; 2012), Los sistemas
and Row, London. agroalimentarios localizados. Identidad territorial,
Paniagua, Á. (2006), “Geografía Rural”, en Hiernaux, D. construcción de capital social e instituciones, Centro
y A. Lindón (dirs.), Tratado de Geografía Humana, de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y
Anthropos-Universidad Autónoma Metropolitana, Humanidades -UNAM, México.
Unidad Iztapalapa, México. Torres, G., J. Sanz Cañada y J. Muchnik (coords.; 2010),
Phillips, M. (1998), “The restructuring of social imagi- Territorios rurales: pobreza, acción colectiva y multi-
nations in rural geography”, Journal of Rural Studies, funcionalidad. Claves e interrogantes sobre los siste-
vol. 14, no. 2, Pergamon, Elsevier Science Ltd., mas agroalimentarios localizados, Coordinación de
pp. 121-153. Humanidades-UNAM, México.
Requier-Desjardins, D. (2010), “L’evolution du débat Torres, G., H. A. Ramos y M. Pensado (coords.; 2011),
sur le SYAL: le regard d’un economist”, in Revue Los sistemas agroalimentarios localizados en México:
d’Economie Régionale et Urbaine, no. 4, October, desafíos para el desarrollo y la seguridad alimentaria,
Armand Colin, Paris. Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en
Ribeiro da Gusmao Furtado, M. da F. (2011), “Areas de Ciencias y Humanidades-UNAM, México.
interface Periurbana: desafíos conceituais e metodo- Woods, M. (2007), “Engaging the global countryside:
lógicos”, en Randolph, R. e B. Candice Southern globalization, hibridity and the reconstitution of rural
(orgs.), Expansão Metropolitana e transformação das place”, in Progress in Human Geography, vol. 31, no. 4,
interfaces entre Cidade, Campo e Região na América Sage Publications, pp. 485-507.
Latina, Coletanea Espaco e sociedade, Max Limonade Woods, M. (2009), “Rural geographies: blurring boun-
Editor, São Paulo. daries and making connections”, Progress in Human
Roche, M. (2002), “Rural geography: searching rural geo- Geography, vol. 33, no. 6, pp. 849-858.
graphies”, in Progress in Human Geography, vol. 26, Woods, M. (2011), Rural, Collection Key ideas in Geo-
no. 6, Arnold, pp. 823-829. graphy, Routledge, London-New York.

90 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 88, 2015