Sei sulla pagina 1di 5

M12. U1. S1. Actividad 1.

Características del delito.

Estudiante: Fernando Avila Castro.


Matrícula: ES162000250
Escuela: UnADM.
Programa educativo: Licenciatura en Derecho.
Nivel: Licenciatura.
Módulo 12: Responsabilidad penal y punibilidad.
Unidad 1: Los delitos y la responsabilidad penal.
Sesión 1: Los elementos del injusto penal.
Actividad 1: Características del delito.
Docente: Lic. David Alberto Gamboa Tello.
Fecha: 16 de abril de 2018
Desarrollo
1. Identifica a partir del texto de apoyo del módulo 5 que corresponda, las
características del delito.

Jurídico-formal

Una vez encontrado el origen, cabe considerar que el delito puede ser estudiado a partir de
su noción formal, misma que nos lleva a ubicar su sustento en la propia norma penal.

Jurídico-sustancial

La noción jurídico-sustancial del delito va más allá de algo práctico o sencillo establecido
en la norma, ya que busca la naturaleza o esencia del mismo. A pesar de los criterios
vertidos por cada uno de los exponentes en el tema, cabe mencionar que en su noción
sustancial podemos aludir a que el delito refiere a una conducta humana, pues sólo los
seres humanos son susceptibles de la aplicación del Derecho Penal.

Conducta: Será el comportamiento que despliegue el sujeto y que podrá ser activo (hacer)
u omisivo (no hacer), al momento de la comisión del ilícito y que depende del tipo específico
de delito, así como las características que para la comisión del mismo, exige la ley.

Tipicidad: Es la descripción de todas y cada una de las características que debe reunir una
conducta para ser considerada delito. Éstas se encuentran en el libro segundo del Código
Penal estableciendo claramente la descripción del mismo. Cuando dicha conducta no
corresponde justamente con la descripción de la ley, estaremos ante el elemento negativo.

Antijuridicidad: Ocurre cuando la conducta típica contraría la norma jurídica. Refiere a la


conducta que atenta contra los bienes o valores establecidos, para el desenvolvimiento de
una sociedad, mismos que son indispensables para garantizar su bienestar; cuando el
sujeto los pone en peligro o los daña, actúa de manera antijurídica.

Responsabilidad: Es la consecuencia jurídica derivada de la comisión de un hecho tipificado


en una ley penal por un sujeto imputable, siempre que dicho hecho sea contrario al orden
jurídico y punible conforme a la misma.

Culpabilidad: Es el reproche penal, el reclamo social hecho al sujeto por comportarse


contrariamente a la norma, estando en posibilidad de conducirse conforme a la ley.
Imputabilidad: Es la capacidad de entender y querer, estando en condiciones físicas y
psíquicas permitiendo el comportamiento conforme a la norma. La imputabilidad reviste la
capacidad condicionada por la madurez y salud mental de comprender el carácter
antijurídico de la propia acción u omisión y determinarse de acuerdo a esta comprensión.
De la imputabilidad depende la existencia de la responsabilidad y culpabilidad, como es de
verse cuando un sujeto goza de la capacidad para comprender que su conducta lesiona los
intereses de sus semejantes y adecúa su actuación a esa comprensión.

Punibilidad: Amenaza legal a una pena o una sanción que la propia ley establece y que está
previstas en cada tipo penal.

Condicionalidad objetiva: Son las circunstancias exigidas por la ley penal para la imposición
de la pena. Son establecidas en la legislación en algunos tipos penales, para que dicha
pena tenga aplicación. No pertenecen al tipo del delito, ni a un elemento de éste y no
condicionan la antijuricidad. A veces tienen que ver con la intencionalidad del sujeto, otras
con aspectos referentes a su persecución, entre otros.

Presupuestos del delito

Son las circunstancias jurídicas o hechos cuya existencia debe ser previa a la realización
del ilícito y que necesariamente deberán concurrir para la configuración de cualquier ilícito,
pues su ausencia implica la imposibilidad de integrarlo.

Elementos subjetivos y objetivos del delito

Sujetos del delito: En el derecho penal es necesario hablar de dos tipos de sujetos, los que
cometen el ilícito (sujeto activo) y el que reciente sus efectos (sujeto pasivo), pudiendo
haber pluralidad en uno y otro.

Objetos el delito: En el caso del Derecho Penal, se distinguen dos clases de objetos del
delito: el material y el jurídico. En este caso, no se debe entender la palabra objeto como
una cosa física. El objeto material será sobre el que recae el daño o peligro ocasionado por
la comisión de un delito. Éste podrá ser una persona o una cosa dependiendo del caso en
particular. Al tratarse de una persona, recaerá en ella misma las figuras del sujeto pasivo y
del objeto material como en el caso del homicidio, donde el objeto material es la persona
misma, coincidiendo con el sujeto pasivo que es sobre quien recae la conducta desplegada
por el activo.
Cuando el daño recae en una cosa mueble, el objeto material será la cosa afectada,
mientras que el sujeto pasivo será quien resulte ser el propietario de la cosa. El objeto
jurídico será el interés jurídicamente tutelado y que la acción o la omisión del activo
lesionen, como podrían ser la vida, la propiedad, el patrimonio, la libertad, etcétera.

Desarrollo del delito

La comisión de los delitos tiene una vida más o menos larga desde que ésta aparece como
una simple idea en la mente del futuro delincuente, hasta que la lleva a la práctica. Esto es
llamado iter criminis o camino del crimen o del delito. Los delitos que siguen este proceso
serán los delitos dolosos, ya que en ellos se requiere necesariamente la voluntad del activo
para delinquir. En el caso de los delitos culposos, no transitan por este camino de
preparación, toda vez que para que un delito culposo se materialice, no se requiere de la
voluntad del activo, pues son producto de la falta de precaución, la imprudencia, impericia,
efecto de las condiciones adversas de la naturaleza, etcétera. Por lo tanto, el delito culposo
nace a la vida jurídica en el momento mismo de su ejecución.

Desarrollo del delito iter criminis.

La vida del delito tiene dos fases: una interna (que se da en la mente del futuro delincuente
sin que haya externado nada, pues inicia al momento en que se genera en su mente y
termina en la toma de decisión de proseguir en la preparación hacia la comisión del delito)
y otra externa (en la que el futuro delincuente da inicio a los preparativos necesarios y
concluye con la ejecución del delito, ya sea con la consumación, o bien, con alguna otra
posibilidad como el desistimiento o la tentativa). (UnADM, 2017)

2. Explica con tus propias palabras la definición de cada una, de acuerdo a lo que
recuerdes.

Jurídico formal: ubicar el delito conforme se establece en la ley penal.

Jurídico sustancial: la ley penal solo se puede aplicar al ser humano.


Condicionalidad objetiva: son las circunstancias que se exigen por medio de la ley penal
para la imputación de la pena o castigo.

Presupuestos del delito: son los hechos que se presumen antes de cometer el delito.

Sujetos del delito: para la comisión de un delito, hay un sujeto activo y otro pasivo, pudiendo
haber pluralidad de ellos.

Objetos del delito: material, cuando el daño causado por el delito recae en alguien; jurídico,
cuando recae sobre un interés jurídicamente tutelado.

Desarrollo del delito: doloso, cuando se preparan de manera premeditada y, culposo,


cuando suceden por falta de precaución.

El desarrollo del delito tiene una fase interna cuando se fragua en la mente del sujeto que
puede delinquir, y la fase externa, cuando el sujeto prepara fa forma de cometer el delito.

3. Lee en el texto de apoyo de esta sesión los apartados correspondientes a dichas


características.

4. Contrasta tus respuestas con lo estudiado del tema en ambos módulos.

Las respuestas son semejantes porque son parte del mismo desarrollo de estudio.

Fuente de consulta
UnADM. (2017). Fundamentos del delito y los delitos en particular (Módulo 5, Sesión 3).
México, Ciudad de México, México.