Sei sulla pagina 1di 26

➡ Recibido 16/10/2017

✓ Aceptado 04/12/2017

Resumen
Sin duda alguna, nos hallamos ante una de las composiciones más interpretadas y ce-

‘El Mesías’:
lebradas de toda la historia de la música culta occidental. Del mismo modo, también
es una de las más conocidas: al menos algunas de sus secciones, sobre todo una y por
méritos propios, se han situado en el núcleo de obras que podíamos englobar en el

tradición,
apartado de ‘clásicos populares’, ya que es ampliamente reconocida, tarareada y em-
pleada en televisión, cine y publicidad en todo el mundo.
Incluso, si añadimos que The Messiah (El Mesías), de George Friedrich Haendel (música)

religiosidad
y Charles Hennes (libreto) hace referencia a una de las historias de mayor importancia
en la vida y devenir de la humanidad, la de Jesús de Nazaret, nos encontramos, en glo-
bal, ante una composición sobresaliente en todos los sentidos. Desde la órbita protes-

y magnetismo
tante, no solo aborda el nacimiento de Cristo, sino que también alude a otros momen-
tos clave en el cristianismo como la profecía de Isaías, la pasión, muerte, resurrección,
ascensión y recepción en los cielos de Cristo, la posterior predicación del evangelio,
sus enseñanzas y el día del juicio. Por todo ello, El Mesías es una partitura clave para
acercarnos a la vida y obra de su compositor, del género del oratorio, la Inglaterra de
‘The Messiah’: la primera mitad del siglo XVIII y las formas del aria, el recitativo y el coro tanto desde

tradition, religiosity and el punto de vista del investigador, intérprete o director, melómano o aficionado y del
docente en cualquiera de las etapas educativas.
magnetism En definitiva, en este artículo nos acercaremos a la vida y obra de Haendel, su vincula-
ción con Bach y la génesis y características de El Mesías. Además, incluiremos un poe-
ma que Dubosq escribió sobre Haendel, una discografía y filmografía recomendada
sobre la obra, el índice de la misma y los textos en inglés y español. Tampoco olvida-
remos citar algunas curiosidades, como la relación que le unió dos siglos después con
Jimi Hendrix o un nuevo éxito del alemán nacionalizado inglés en el siglo XXI: el himno
Marco Antonio de la Ossa Martínez de la Champions League.

núm. 19 | Enero 2018


marcoantoniodela@gmail.com
Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Palabras clave
Plástica y Corporal de Cuenca Haendel · Oratorio · El Mesías · Jesús de Nazaret · Inglaterra · Época barroca · Bach
· Mozart · Farinelli · Hasse · Ópera · Royal Academy of Music · Ópera de la Nobleza ·
Universidad de Castilla-La Mancha Porpora · Champions League · Jimi Hendrix

DOI - http://dx.doi.org/10.6035/Artseduca.2018.19.6 Sumario | 103


1. Aproximación a la vida y obra
de Haendel

Abstract Haendel es el más grande compositor bastian Bach y Domenico Scarlatti tam-
Undoubtedly, we are before one of the most performed and celebrated compositions of the que haya existido alguna vez... Descubriría bién vinieron al mundo en esa misma fe-
entire history of Western music. In the same way, it is also one of the best known: at least mi cabeza y me arrodillaría en su tumba. cha. Con lógica añadidura del Cantor de
some of its sections, especially one and by its own merits, have been placed in the core of L. V. Beethoven (Miranda, 2007: 399) Leipzig y según Martín Galán, pertenece,
works that we could include in the section of ‘popular classics’, since it is widely recognized, “junto a... A. Vivaldi, G. P. Telemann y J. P.
hummed and employed in television, film and advertising worldwide. a. Un compositor cosmopolita. Bach y Rameau, al quinteto esencial de compo-
Even if we add that ‘The Messiah’ by George Friedrich Haendel (music) and Charles Hennes Haendel (I) sitores de la primera mitad del siglo XVIII”
(libretto) refers to one of the most important stories in the life and future of humanity, that (2004: 27).
of Jesus of Nazareth, we are, in global, before an outstanding composition in all the senses. La figura de Georg Friedrich Haendel
From the Protestant orbit, he not only addresses the birth of Christ, but also alludes to other ha sido analizada en numerosas ocasio- Es curioso el hecho de que Bach, tam-
key moments in Christianity such as Isaiah’s prophecy, passion, death, resurrection, ascen- nes como la de uno de los primeros mú- bién sajón y como apuntó su segunda
sion and reception in the heavens of Christ, the subsequent preaching of Christ gospel, his sicos cosmopolitas de la edad moderna. mujer en las imprescindibles Crónicas de
teachings and the day of judgment. For all, ‘The Messiah’ is a key score to approach the life Gracias a sus numerosos viajes y residen- Anna Magdalena Bach, “tenía la sensación
and work of its composer, the genre of the oratory, England in the first half of the eight- cias en muy diversos países y además del de que también fuera de la música existía
eenth century and the forms of the aria, the recitative and the choir both from the point of estudio y conocimiento de la música ale- un lazo entre ellos, e hizo varias gestiones
the researcher, interpreter or director, music lover or amateur and of the teacher in any of mana e inglesa, “la genialidad inventiva para encontrarse con Haendel” (1983: 50).
the educational stages. de Händel se alimentaba de una vida en No obstante, dirigió en Leipzig la ejecu-
In short, in this article we will approach the life and work of Haendel, his connection with continuo movimiento, que le permitió in- ción de diferentes obras suyas: “admiraba
Bach and the genesis and characteristics of ‘The Messiah’. In addition, we will include a tegrar los hallazgos formales de la música y le encantaba la música de ese maestro,
poem that Dubosq wrote about Haendel, a discography and recommended filmography francesa e italiana” (Garbini, 2010: 19). y pasaba horas enteras copiando las par-
on the work, the index of the same and the texts in English and Spanish. Nor do we forget to tituras del hombre admirado” (Bach, 1983:
mention some curiosities, such as the relationship that joined him two centuries later with Nació en Halle (Sajonia) el 23 de febre- 50). Este era uno de los métodos que Jo-
Jimi Hendrix or a new success of the nationalized German English in the 21st century: the ro de 1685, octavo y primogénito “hijo de hann Sebastian empleó para conocer el
Champions League anthem. un barbero-cirujano de 62 años y de la estilo compositivo de otros autores que
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


hija de un párroco de 32” (Miranda, 2007: consideraba de referencia.
Keywords 399), Georg y Dorotea, que querían que
Haendel · Oratory · ‘The Messiah’ · Jesus of Nazareth · England · Baroque · Bach · Mozart se dedicara a un trabajo relacionado con En dos ocasiones Bach trató de cono-
· Farinelli · Hasse · Opera · Royal Academy of Music · Porpora · Champions League · Jimi el ámbito legislativo. Sin duda, fue un año cerlo personalmente. Incluso, mientras
Hendrix mágico para la música, ya que Johann Se- residía en Cöthen se trasladó a Halle con

104 | Historia Sumario | 105


motivo de la estancia de Haendel en esta Retornando a nuestro protagonista, Derecho en la Universidad de Halle como segundo violinista en su orquesta, poco
ciudad, aunque no tuvo suerte: cuando para Bukofzer su carrera compositiva se forma de respeto a la voluntad de su pa- después ampliado con el de clavecinista;
llegó el también organista se había mar- puede dividir en varios periodos. De esta dre, interpretó el órgano en una iglesia el joven talento completaba su paga dan-
chado. Con idéntica fortuna, lo intentó de manera, se podría llevar a cabo una sub- calvinista y compuso diferentes partitu- do lecciones privadas de música” (Nuño,
nuevo diez años después: división de su trayectoria si atendemos a ras. A los dieciocho años se centró por 2005: 15).
las etapas que tradicionalmente pasaba completo en el mundo de la música.
Haendel volvió otra vez a Halle, y un artesano en su vida: De ahí partió a Italia, país en el que se
Sebastián le mandó, por mediación Como posteriormente también le ocu- estableció entre 1706 y 1710 para imbuir-
de su hijo, una invitación para que El primero, periodo de aprendizaje rrió a Mozart, los innumerables viajes que se en el estilo operístico trasalpino. Fue
fuese a visitarle a Leipzig, ya que él se alemán, acaba en 1706; el segundo, George Friedrich realizó desde tempra- una estancia muy fructífera, ya que
encontraba indispuesto y no podía periodo de viajes por Italia, concluye na edad le pusieron en contacto directo
emprender el viaje de dicha ciudad a en 1710; el tercero, periodo de maes- con los principales compositores, centros ...conoció las ciudades italianas
Halle. Pero a Haendel le debió de ser tría inglés, se extiende desde 1711 a y estilos musicales del momento. Sirva de importancia musical: Florencia,
imposible ir, y Sebastián se llevó una 1759. Este último periodo comprende para reafirmar esta idea la diversidad de Roma, Nápoles y Venecia.
nueva desilusión y hubo de renunciar dos fases distintas, aunque en reali- formas de escritura que su apellido fue En esta época conoció a Alessandro
a la alegría de conocer al gran compo- dad imbricadas: el periodo operístico presentando a lo largo de su carrera: Hän- Scarlatti, Pasquini, Corelli, Marcello,
sitor, al cual admiraba y de quien su- (1711-circa 1737), que termina con el del en Alemania, Hendel en Italia, Handel Lotti, Gasparini, Steffani y Domenico
ponía que también desease conocer a derrumbe físico de Haendel, y el pe- en Inglaterra y, finalmente, en Francia y Scarlatti (Bukofzer, 2002: 324-325).
su gran paisano (Bach, 1983: 50). riodo de los oratorios, que aunque se España, países que no visitó, se transfor-
inicia en fecha tan temprana como la mó en Haendel, modelo que asumiremos Tras su vuelta a Alemania en 1710 se
Finalmente, Anna Magdalena resumió de 1720 no llega a establecerse plena- en este artículo. Eso sí, respetamos en las emplazó en Hannover, donde fue nom-
bajo su criterio, siempre considerando mente antes de 1738 (2002: 322). citas la forma que cada autor ha elegido brado maestro de capilla sucediendo a
como grandes maestros a los dos compo- para referenciarlo. Steffani. A finales de ese año emprendió
sitores, sus diferencias de carácter y modo Haendel compuso sus primeras obras un nuevo viaje, en esta ocasión hacia
de entender la vida y la música: “Haendel a los once años de edad tras formarse Después de su etapa formativa, Ham- Londres, curiosamente “como auténtico
buscaba al público, viajaba mucho y ganó con Zachow en armonía, contrapunto, burgo, una ciudad de unos setenta mil representante del arte italiano” (Bukofzer,
gran cantidad de dinero, mientras que Se- órgano, clavicordio, violín y oboe. En los habitantes en ese instante fue su primer 2002: 331).
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


bastián huía del ruido y del mundo, y se instrumentos de tecla va a mostrar des- destino de relevancia. La Ópera de Ham-
dedicaba al trabajo tranquilo y silencioso de temprana un muy buen nivel, por lo burgo estaba dirigida desde 1696 por En aquel momento, la ciudad del Táme-
en el seno de su familia” (Bach, 1983: 50- que el príncipe Federico, posteriormente Reinhard Keiser, un compositor alemán sis, que contaba con cerca de seiscientos
51). el rey Federico I de Prusia, le apoyó para influido por la escuela francesa de Lully, mil habitantes, disfrutaba de una dilata-
perfeccionarse en Italia. Además, estudió quien “ofreció a Haendel el puesto de da vida musical. Así, ofrecía unas enor-

106 | Historia Sumario | 107


mes posibilidades tanto para los músicos cionalidad inglesa gracias al rey Jorge I fueron inherentes a esta disyuntiva debi- en 1720 y clausurada en 1737 (días antes
como para los compositores extranjeros: cuando contaba con cuarenta y dos años. do a la asociación que se hizo de la mo- le ocurrió lo mismo a la Ópera de la No-
narquía regente, de origen alemán junto bleza). También fundó en 1729 una nueva
Ningún compositor autóctono ha- a Haendel y su música, eso sí, cayendo en empresa para representar sus obras junto
bía ocupado el trono que dejara va- b. Entre la ópera y el oratorio. Farinelli. claras contradicciones: con otro antiguo profesor de la academia,
cante la muerte de Purcell en 1695. Competencia y política. Dificultades, J. Heidegger, que le abandonó en 1734
Pero una creciente demanda social éxito y personalidad Las ideas que se discutían, en reali- al cumplirse su contrato. Continuó en la
atraía a músicos extranjeros, que dad, no eran artísticas, sino políticas. misma tónica negativa (algunas de sus
eran protegidos por ciertos aristócra- A pesar de que abordó una gran canti- El príncipe de Gales y la fracción anti- óperas más subrayadas en este periodo
tas, participaban en los ya habituales dad de los géneros que se trabajaban en germana de la nobleza inglesa apoya- fueron Orlando y Xerxes, entre otras).
conciertos públicos, componían para su época, la ópera acaparó la mayor parte ba la ‘Opera of Nobility, e intentaron
la escena y alimentaban un boyante de la producción, esfuerzo laboral y eco- ganar terreno contra la corte alemana Ciertamente, la notable ayuda econó-
mercado de música impresa (Martín nómico de Haendel. Obtuvo un esperan- al atacar al extranjero Haendel, al que mica que le dispensaron los dos primeros
Galán, 2004: 31). zador triunfo inicial, pero posteriormente preocupaba muy poco lo paradójico reyes de la dinastía Hannover en las islas
no obtuvo en ella el aplauso deseado. Al de la situación: la facción nacionalis- le sirvieron como red y contrarrestaron
Esta primera visita se puede calificar mismo tiempo, la competencia era durí- ta luchaba empleando el arma de la sus pérdidas en
como muy exitosa, ya que triunfó con su sima, encabezada por la English Opera, ópera italiana extranjera y utilizaba la
ópera Rinaldo: pese a mantener el estilo el italiano Nicolo Porpora, que trabajó en ayuda de extranjeros como Hasse, ale- ...gran cantidad de sus proyectos,
italiano, fue compuesta ex profeso para la Londres a partir de 1733 en la llamada mán italianizado al igual que Haendel que en general fueron deficitarios.
escena londinense y para la voz del cas- Ópera de la Nobleza, o el también alemán (Bukofzter, 2002: 331). Además, los teatros se cerraron seis
trato Nicolini. Del mismo modo, fue intro- Hasse. semanas debido a la muerte de la rei-
ducido en la corte y protagonizó algunos Dicho sea de paso, algunas de estas in- na Carolina, para la que compuso un
conciertos públicos. Esta última compañía, formada por trigas forman parte del argumento de la himno. En otro orden, en 1737 comen-
“un grupo de aristócratas, apoyados por película Farinelli, il castrato (1994). La ban- zaron a afectarle las enfermedades
Tras este viaje, que finalizó en junio el príncipe de Gales” (Martín Galán, 2004: da sonora y la selección de piezas que la que fueron desarrollándose progresi-
de 1711, regresó a Hannover debido a 35), contrató a la mayor parte de los can- integran es obra de Cristopphe Rousset, vamente y le causaron la muerte años
diversos compromisos laborales con la tantes que trabajaban anteriormente con que contó con la agrupación que formó después.
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


corte, aunque el deseo de triunfar en sue- el de Halle, y tuvo como figura principal al en 1991, Les Talents Lyriques.
lo inglés hizo que muy pronto, en 1712, célebre castrato Carlo Brosci, apodado Fa- Incluso, tras el desastroso final de la
retornara a las islas. Como consecuencia, rinelli, al que intentó convencer para que Por su parte, George Friedrich se con- temporada 1740-1741, pasó al dominio
se mudó de forma definitiva a la capital cantara en sus óperas. Además de la con- virtió en el director musical de la Royal público la idea de que el alemán preten-
inglesa en ese mismo año. Obtuvo la na- currencia musical, las disputas políticas Academy of Music, que fue inaugurada día abandonar Londres acuciado por las

108 | Historia Sumario | 109


deudas y por sus enemigos, que arranca- división en tres partes de su estructura y sectores más conservadores británicos. cido. Por fin, consiguió agradar y emocio-
ban los carteles en los que anunciaban la intensidad descriptiva de la música. Pero, a partir de 1745 y tras mostrar su nar al público británico. En poco tiempo,
sus representaciones y trataban de boi- apoyo público a la dinastía reinante tras los gustos predominantes habían cam-
cotear sus estrenos: Para Bukofzter y pese a la dificultad la invasión jacobita de ese año, fue acu- biado:
que podría conllevar definir cada una mulando éxito tras éxito gracias a los que
Socialmente se le discutía abierta- de las clases, el catálogo de oratorios de se denominaron como ‘oratorios de vic- La creciente prosperidad económi-
mente y los resultados económicos de Haendel se puede dividir en tres tipos: “la toria’, que se interpretaron entre 1746 y ca y social de las clases medias había
su empresa eran adversos: su público ópera coral, la cantata coral y el drama 1748. En ese instante, la sociedad britá- llevado a un auge del nacionalismo
rechazaba la ópera, y no terminaba coral” (2002: 341). La mayor parte de los nica aceptó, aplaudió y asumió el género y a una defensa de la iglesia anglica-
de aceptar los oratorios, por más que ejemplos que compuso se situarían en el del oratorio como propio e, incluso, como na sobre la católica por parte de unos
alguno (Saúl, 1739) fuera un éxito tercer grupo. Por el contrario y según su rasgo identitario. Además, los rivales de nuevos espectadores que solo com-
(Martín Galán, 2004: 38). juicio, El Mesías Haendel de mayor entidad y muchos can- prendían su lengua y que estaban
tantes de prestigio habían abandonado dispuestos a sentirse “edificados” por
Pero, por fortuna para George Frie- ...no pertenece a ninguno de estos Londres años atrás: el mensaje moral de la obra al mismo
drich, el oratorio, un género en el que tres grupos Ocupa un lugar único y tiempo que se sentían deleitados por
también había trabajado anteriormente, espléndidamente aislado de todos los Sus oratorios –casi la única faceta las pirotecnias vocales, las brillantes
volvió a relanzar su carrera. Es más: tras demás oratorios. Aunque se ha con- apreciada [en Inglaterra] de su pro- fanfarrias de las trompetas y los tim-
el estreno de El Mesías en Dublín de 1741 vertido en el arquetipo del oratorio ducción-, transformados abiertamen- bales y los vibrantes números de los
fue dejando a un lado la composición de haendeliano debido a su tremenda te en música religiosa que glorificaba coros. A todo esto se unía el innato
óperas para centrarse en ellos en mayor popularidad, en realidad es una obra a la nación británica como pueblo ele- talento para el espectáculo por parte
medida. muy personal y apartada de la pauta gido, formaron parte de las tradicio- del compositor de Halle, quien, desde
general de los oratorios de su com- nes –en gran medida, inventadas- con luego, supo dar espectáculo tanto a la
De esta forma, a su regreso a Londres positor. El Mesías se puede describir que se reelaboraba el pasado para for- corte como a las masas (Banús, 2009:
en septiembre de 1742 se fue especiali- como un oratorio épico desprovisto jarse unas señas de identidad propias. 9-10).
zando en la escritura e interpretación de de acción dramática externa y su fin Y desde entonces esta música se consi-
oratorios en inglés, sobre todo en la épo- exclusivo es la contemplación devota deró tan consustancial a la cultura in- Como vemos, el empleo del inglés fue
ca de Cuaresma, debido a que se prohi- (2002: 342). glesa como el God save the King, el té muy positivo para la recepción de los ora-
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


bían las representaciones teatrales y la de las cinco o la práctica del críquet y torios por los ciudadanos de clase media.
ópera. La mayoría de ellas se celebraban También le salpicaron no pocas polé- otros sports (Martín Galán, 2004: 12). Del mismo modo, el cambio de rumbo de
en el Covent Garden. No obstante, el ora- micas: el hecho de utilizar textos bíblicos los temas también fue positivo debido a
torio comparte con la ópera algunas ca- como base para sus obras no fue bien Por todo ello, Haendel se convirtió en que...
racterísticas, como el empleo de arias, la asumido en un primer momento por los un compositor rico y ampliamente cono-

110 | Historia Sumario | 111


animadas salidas de mal genio o im- cias a que la espada de su rival se estrelló gramaba en estos recitales fue El Mesías.
En una era de prosperidad y de ex- paciencia, las que, con su defectuoso contra un botón del abrigo que llevaba Además,
pansión de su imperio, era imposible inglés, eran extremadamente risibles. puesto” (Nuño, 2005: 15). En lo referente a
que los públicos ingleses no sintiesen Su natural tendencia al ingenio y al su aspecto físico y aparte de lo que pode- ...donó una partitura antes de su
cierta afinidad con el pueblo esco- humor y la feliz forma que tenía de mos apreciar en los retratos y bustos que muerte. Para asegurar que el Hospi-
gido de la antigüedad, cuyos héroes contar los hechos cotidianos de mane- nos han llegado, Roman Rolland lo des- cio pudiera continuar con el beneficio
triunfaban con el favor especial que ra singular, le permitían colocar a las cribió así: anual con el Messiah después de su
les otorgaba Jehová (Grout, Palisca, personas y cosas en situaciones muy muerte, Haendel le dejó “una copia
1999: 544). ridículas (Grout, Palisca, 1999: 539). Era gigantesco, ancho, corpulento. limpia de la partitura y de las partes”
Tenía una cara larga, caballuna, que en un codicilo de su testamento (Ho-
George Friedrich, a pesar de su nue- Poseyó siempre una clara conciencia se hizo bovina con los años y ahoga- gwood, 1988: 211).
va situación económica y social, nunca del valor del tiempo, por lo que no le gus- da en la grasa; dobles carrillos, triple
abandonó un carácter moderado y auste- taba perderlo o entretenerse con gente o mentón, la nariz gruesa, larga y recta,
ro. Al parecer, perdía este tono en la mesa, en situaciones que no consideraba enri- las orejas largas y coloradas. Miraba c. Enfermedades y causas de su
en la que también era del gusto de vinos quecedoras. En consecuencia, la suya fue muy de frente, con una luz burlona en muerte. Haendel y Bach (II)
de Oporto y Madeira; también al progra- una vida la pupila descarada, con un pliegue
mar sus propias propuestas, en las que no irónico en las comisuras de la boca, El 11 de abril de 1759 dirigió la que se-
escatimaba en gastos. Enérgico, vitalista y ...estudiosa y sedentaria que casi grande y fina (1910: 16). ría su última interpretación en vida de El
entregado a su trabajo, nunca acabó de nunca le permitió tomar parte en so- Mesías en el Covent Garden. Falleció tres
dominar el inglés hablado. ciedad, o compartir diversiones públi- También destacó por un cariz solidario días después, 14 de abril, en Londres, la
cas... Cuando sonreía, su señor era el que se reflejó en la realización de nume- ciudad que le había dado de lado en un
El cronista musical Charles Burney, que sol que estallaba tras una nube negra. rosos conciertos benéficos y en su parti- primer momento y le aupó al éxito y a la
conoció personalmente al de Halle, escri- Había un relámpago súbito de inteli- cipación en la creación y mantenimien- fama después. Fue enterrado con todos
bió sobre el temperamento de su colega. gencia, ingenio y buen humor, que bri- to de una sociedad de ayuda a músicos los honores en la Abadía de Westminster.
Lo descubrió como un hombre llaba en su semblante, que casi nunca necesitados. De la misma manera, formó
logré ver en ningún otro (Grout, Palis- parte del consejo directivo del Foundling Apuntamos anteriormente que a los
...impetuoso, tosco y perentorio en ca, 1999: 539). Hospital, un hospicio para niños huérfa- cincuenta y dos años de edad empezó a
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


sus modales y conversación, aunque nos y provenientes de familias pobres. En enfermar con frecuencia. Las crónicas ha-
totalmente despojado de una natu- Incluso, sobrevivió con mucha fortuna esta institución, en la que se involucró ac- blan de una especie de trastorno paralíti-
raleza malvada o de malevolencia; en a un duelo en Hamburgo con el también tivamente, ofreció dos conciertos anuales co que le impedía mover alguna extremi-
realidad, había un sentido original del compositor Johann Mattheson por una para recaudar fondos a partir de 1749. Por dad o distintas partes de su cuerpo. Por
humor y de la afabilidad en sus más disputa laboral, ya que “salvó la vida gra- supuesto, desde 1750 la obra que se pro- ello, solía acudir a baños termales duran-

112 | Historia Sumario | 113


te lapsos prolongados de tiempo. En abril dolores en los ojos. En este trabajo, yo Vino a Leipzig un famoso médico cer las manos, y tenía la impresión de
de 1743, fecha previa a la composición y le ahorraba el que podía, ayudándole cirujano inglés, del que la fama decía que me apretaban el corazón con un
estreno de El Mesías, sufrió unos ataques a copiar e incitando a que hicieran lo que en su patria había operado con torno. Luego le pusieron un vendaje
paralíticos, que esta vez afectaron a su mismo sus hijos y sus alumnos. Pero, éxito muchos casos análogos al de en los ojos, y cuando se lo quitaron al
“lenguaje y entendimiento”, según relató naturalmente, la música que nacía en Sebastián. Se llamaba Juan Taylor. cabo de algún tiempo no solo no veía
Jennens (Miranda, 2007: 400). Años des- su cerebro no podíamos escribírsela. Y Nuestros amigos nos instaban a que mejor, sino mucho peor que antes, y
pués, más en concreto el 13 de febrero así se fue debilitando su vista, y tuve el aprovechásemos la ocasión y nos Taylor aseguró que se imponía otra
de 1751, sufriría la pérdida de la visión de dolor de verle buscar a tientas la puer- confiásemos a la habilidad de aquel operación. También la soportó Sebas-
uno de los ojos. Pese a que se recuperó, ta para entrar o salir, o tocar una silla médico que, con una operación, vol- tián, y su resultado fue que se quedó
en agosto de 1752 un nuevo ataque cere- antes de sentarse. Sin embargo, pedía vería a dejarle a Sebastián los ojos en ciego del todo (Bach, 1983: 180).
bral lo dejó sin visión. El famoso cirujano que le llevásemos más velas cuando condiciones de poder utilizarlos. Se-
del Príncipe de Gales, William Bromfield, quería escribir, como si una luz exte- bastián vacilaba. Primero le asustaba Finalmente, Haendel falleció en su do-
le operó sin éxito: la ceguera no tenía nin- rior más fuerte pudiera compensar la el gran gasto de la operación, y ade- micilio a la edad de 74 años, soltero y sin
gún signo externo de enfermedad. pérdida de la vista (1983: 179). más, temía que la cosa no terminase hijos. El doctor Miranda ha explicado el
satisfactoriamente. Todos le anima- diagnóstico de su enfermedad y las cau-
En este sentido y tristemente, encon- En este sentido, mejoró en parte entre ban, excepto yo, pues, felizmente, me sas de su fallecimiento:
tramos un nuevo paralelismo entre Jo- los años 1753 y 1757, pero en este perio- parecía que había que dejarle decidir
hann Sebastian Bach y Haendel: los dos do “presentó importante sintomatolo- a él solo. La palabra “operación”, refi- En el análisis de los síntomas de
sajones tuvieron serios problemas en su gía depresiva, al verse tan incapacitado” riéndose a los ojos, que son un don de Händel, es claro que presentó un cua-
visión, quizá ocasionados en ambos por (Miranda, 2007: 401). Tal vez le sucedió lo Dios tan delicado, me causaba temor. dro recurrente con síntomas focales
las mismas causas. Con respecto al Cantor mismo que a Johann Sebastian, ya que Pero todos sus amigos repetían cons- neurológicos, de aparición brusca,
de Leipzig y como apuntó Anna Magdale- “aunque él no lo dijo nunca, la idea de la tantemente que la presencia del señor parcialmente reversibles en un inicio,
na Bach, ceguera le asustaba más que la muerte” Taylor en Leipzig era una gran oportu- con dificultad tanto motora como de
(Bach, 1983: 180). En 1758 fue operado de nidad para Sebastián y que no debía lenguaje y visual. Es probable que la
Desde su niñez había forzado el tra- nuevo de la vista por el oftalmólogo iti- dejarla escapar. Finalmente, Sebas- presencia de disartria o afasia haya
bajo de sus ojos, escribiendo sin cesar nerante John Taylor, el mismo que había tián cedió a tantos ruegos e instan- sido considerada como «confusión» o
sus ocurrencias musicales, sin contar la operado a Bach poco antes. El resultado cias, y el célebre médico le prometió problemas de «entendimiento». Toda
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


lectura de las innumerables hojas que en los dos fue igualmente catastrófico. el mejor resultado. Un día vino a casa esta sintomatología es explicable por
contenían la música de sus contempo- La triste historia de Johann Sebastian fue el señor Taylor con sus instrumentos una enfermedad cerebrovascular con
ráneos. Trabajaba hasta muy entrada narrada por su viuda: y se puso a trabajar en los ojos de mi lesiones isquémicas en el hemisferio
la noche a la luz de una vela, a pesar de Sebastián. Este no decía ni una pala- izquierdo... En suma, es factible que
producirle eso con mucha frecuencia bra; pero yo veía crispársele y palide- este genio musical, con un claro perfil

114 | Historia Sumario | 115


de factores de riesgo vascular, haya tenido parálisis recurrentes de su extremidad su- Eso sí, la nueva letra fue encargada al compositor inglés Tony Britten, que empleó el
perior derecha asociadas a disastria o afasia como resultado de un infarto embólico inglés, francés y alemán en la misma. Por ello, extraña sobremanera la inexistencia de
de la arteria cerebral media y que fue interpretado como confusión. Puede haber teni- estrofas en español (desconocemos el motivo de la no inclusión de uno de los idiomas
do una severa estenosis de su arteria carótida izquierda con un embolismo recurrente más hablados en el mundo). Por contra, son los clubes españoles los que más frecuen-
al hemisferio izquierdo y también haber sido el origen de infartos embólicos retinales temente alzan ‘la orejona’, apelativo con el que comúnmente se llama al trofeo que
(2007: 402-403). acredita al vencedor, en los últimos tiempos. Sea como fuere y por sí sola, la música
de Haendel otorga entidad, profundidad y solemnidad a cada encuentro y a la propia
d. Haendel y... ¡¡Jimi Hendrix!! competición.
El himno de la Champions League
Himno de la UEFA Champions League
George Friedrich residió en la calle Brook Street, más en concreto en el número 25, G. F. Haendel, música; Tony Britten, letra
durante veintiséis años. Tal vez es menos conocido de lo que debiera el hecho de que,
dos siglos después de la muerte del alemán nacionalizado inglés, Jimi Hendrix, sin co- Ce sont les meilleiures equips Estos son los mejores equipos.
nocer este dato, también eligió esa misma calle, más en concreto el edificio de al lado, Sie sind die allerbesten Mannschaften Ellos son los mejores equipos.
el número 23, para vivir en su estancia en Londres entre los años 1968 y 1969. Cuando The main event El evento principal.
le comentaron que un gran compositor de la época barroca había vivido en esa misma Die Meister Los campeones.
casa, estudió su vida y escuchó y adquirió una gran cantidad de grabaciones de obras Die Besten Los mejores.
de Haendel, que todavía se pueden consultar. Les Grandes Equipes The Champions Los grandes equipos, los campeones.
Une grande reunion Una gran cita.
El guitarrista ofreció en este domicilio numerosas fiestas y reuniones, a las que asis- Eine große sportliche Veranstaltung Un gran evento deportivo.
tieron músicos como Eric Clapton, The Beatles, The Rolling Stones o The Animals, entre The main event El evento principal.
muchos otros. Hoy en día es un pequeño pero muy interesante museo, que se puede Ils son les meilleurs Ellos son los mejores.
(y debe) visitar, el ‘Handel & Hendrix in London’, inaugurado en 2001 y emplazado en el Sie sind die besten Ellos son los mejores.
25 de Brook Street tras unir ambos bloques por un pequeño pasadizo1. En otro ámbito, These are the champions Estos son los campeones.
Haendel jamás pudo imaginar que, en el futuro, una de las competiciones deportivas
más importantes del mundo tomaría una sección de uno de los himnos que compuso
para la coronación de Jorge II en 1727, Zadock the priest, HWV 258, como referente, y se 3. ‘The Messiah’: el éxito con mayúsculas
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


escucharía por millones de personas en todo el mundo. De esta forma, la Champions
League, el evento futbolístico europeo de clubes de mayor relevancia, tomó la música Llegué a comprender el verdadero espíritu de la cultura musical inglesa, que está
de una de las secciones de esta obra de George Fredrich. relacionado con el espíritu del protestantismo inglés. Esto se refiere al hecho de que
un oratorio atrae al público mucho más que una ópera. Otra ventaja se asegura por
el sentimiento de la audiencia de que una tarde pasada escuchando un oratorio se
1 https://handelhendrix.org/
116 | Historia Sumario | 117
considera una especie de servicio reli- ponerse en un balneario; su compañía Lo cierto es que, desde El Mesías, el ora- de Chandos entre 1718 y 1720, obras
gioso, y es tan aceptable como ir a la habitual de ópera está en la quiebra y torio ganó notablemente en relevancia y maestras de la música eclesiástica an-
iglesia... Por ejemplo, al comienzo del él se ve agobiado por las deudas; Israel majestuosidad, ya que podemos conside- glicana a la cual el compositor acudió
coro ‘Aleluya’ todos consideran apro- en Egipto es mal recibida y sus anti- rar que inició un nuevo género distinto al con frecuencia en busca de material
piado ponerse en pie. Este momento, guos correligionarios le acusan aho- oratorio en italiano y a las óperas que se en préstamo para sus obras posterio-
que probablemente produjo una ex- ra de vulgar; sus óperas ‘Deidamia’ e componían en Londres. Haendel aporta res (1999: 545).
presión de entusiasmo, es seguido, en ‘Himeneo’ apenas son representadas y elementos procedentes de
cada interpretación del ‘Mesías’, con decide no volver a componer para ese Según Bukofzter, a las influencias an-
dolorosa precisión. Richard Wagner, género; y para postre, las intrigas con- ...la masque inglesa, el anthem co- teriores habría que sumar “la del oratorio
1885 (Martínez, 2004: 11). tra su persona no paran de sucederse, ral, el drama clásico francés, el antiguo de Carissimi” (2002: 343). El carácter mo-
llegando al extremo de que los carte- teatro griego y las historias alemanas. numental del estilo coral de Haendel casó
les de sus estrenos son arrancados de Las adaptaciones prácticas al entor- a la perfección con el oratorio, ya que en
a. Génesis, características e las calles (Llade, 2012: online). no londinense también contribuyeron él el sentido de comunidad posee una
influencias. Primeras presentaciones. a convertir a los oratorios de Händel mayor importancia que el individualista.
¿Humanismo, trabajo o religiosidad? La partitura original, llena de “borro- en algo diferente de la ópera conven- Aparte de contar con texto en inglés, los
nes, borraduras y correcciones que se ex- cional del siglo XVIII (Grout, Palisca, coros poseen una gran importancia y se
Este oratorio sacro con texto en inglés tienden por las páginas hasta los últimos 1999: 544). les puede considerar como protagonistas
obra de Charles Jensens, libretista con el compases son muestras evidentes de la gracias a su carácter dramático, épico, a la
que había colaborado en repetidas oca- tempestuosa creación” (Hogwood, 1988: El estudio de la música coral luterana y temporalidad y al notable espacio que les
siones anteriores, se basó en la Versión 158), muestra, en lo musical y por el con- la combinación de coro, orquesta y solis- brinda:
del rey Jaime de la Biblia. Para componer- trario, un resultado sobresaliente. Como tas característica de los centros católicos
lo, Haendel se caracterizó por un ritmo mencionamos, no era la primera incur- del sur de Alemania, sumado a su amplí- En sus oratorios, Händel a menu-
de composición muy elevado, tónica de sión de George Friedrich en el género, simo conocimiento del estilo operístico do utilizaba coros allí donde hubiese
su carrera. De esta manera, escribió The que podemos definir brevemente como italiano y francés, poseyeron una gran empleado un aria en una ópera, es
Messiah HWV56 en Londres en apenas “composiciones de tema generalmente importancia. Sin embargo, para Grout y decir, un comentario o una reflexión
veinticuatro días, entre el 22 de agosto y religioso, escritos para coro, orquesta y Palisca apropiados a una situación surgida
el 14 de septiembre de 1741, un año que, solistas, que no utilizan escenificación” en el transcurso de la acción. Inevita-
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


como vimos, no había sido nada fácil para (Solà, 2015: oline). Curiosamente, conju- ...la tradición coral inglesa fue la blemente la naturaleza colectiva del
el de Halle: ga carácter religioso en el texto y profano que le causó la más honda impresión. grupo coral tiende a investir a estos
si atendemos al espacio en el que habi- Su conquista de este lenguaje musical pasajes con cierto carácter imperso-
Ha tenido problemas de salud y un tualmente se desarrolló, salas de concier- lo logró plenamente en los anthems nal (Grout, Palisca, 1999: 545).
ataque de parálisis le ha obligado a re- tos y teatros en su mayoría. de Chandos, escritos para el duque

118 | Historia Sumario | 119


En otro orden, también encontró un to, a través de conclusiones y crónicas, Pero sus presentaciones posteriores nea, también habría que sumarle un te-
género más económico e inmensamente casi nunca de forma narrativa (1988: en Londres no tuvieron la aclamación de rrenal sentido comercial, de adaptación a
más rentable empresarialmente hablan- 155) su primera escucha. La causa, “no fue en- la sociedad y periodo histórico en el que
do, debido a que no tenía que atender a tendido ni aprobado con el mismo calor vivió y a los gustos de su momento:
vestuario ni decorado. Christopher How- La elección del momento y del lugar por el puritanismo londinense del Covent
good ha subrayado que el triunfo sufrido donde finalmente se estrenó El Mesías Garden” (Garbini, 2010: 19), teatro en el Haendel trataba sus temas, bien sa-
por El Mesías desde su primera represen- se debe a William Cavendish, un repre- que se emplazaron. cros o populares, con un humanismo
tación y su vigencia no debe esconder el sentante del rey inglés en Irlanda. El Lord ético que echa abajo todos los límites
hecho de que, para Haendel, en un pri- invitó a Haendel a dirigir un ciclo de con- Como ya mencionamos, se generó una impuestos por cualquier denomina-
mer momento la obra fuera un proyecto ciertos en Dublín, oferta que el composi- polémica sobre la adecuación de inter- ción. Por este motivo, no hay diferen-
efímero en el que no esperaba lograr una tor aceptó debido a la ya apuntada dura pretar una obra religiosa en teatros pú- cia interna o estilística entre los ora-
gran notoriedad: situación económica que vivía. Tras su blicos. Incluso y bajo el juicio de Grout y torios sacros y los profanos. Están tan
estreno en el New Music Hall de esta ciu- Palisca, “no debe considerarse a estos ora- alejados de la carga emocional perso-
La vigencia actual del ‘Messiah’ dad el 13 de abril de 1742 en un evento torios como música religiosa. Los mismos nal del oratorio alemán, como de la
hace difícil comprender que para matinal benéfico al que asistieron, según están destinados a la sala de conciertos y observancia litúrgica de las Pasiones
Haendel su composición fue una em- las crónicas, unas setecientas personas, se hallan mucho más cerca del teatro que de Bach. El patetismo de los oratorios
presa ocasional, insegura en sus re- el éxito de crítica y público fue más que del servicio litúrgico” (1999: 544). de Haendel es ético; estos no se ven
sultados y probablemente irrepetible. subrayado. En este sentido, cabe citar la consagrados por la dignidad litúrgica,
Es el único oratorio verdaderamente opinión del obispo de Elphon: Bukofzter va más allá al afirmar que, “en sino por las ideas morales y humanita-
‘sacro’ que escribió, fue el único que se su conjunto, no es superior musicalmente rias (Bukofzter, 2002: 342).
interpretó durante toda su vida en un Al igual que Mr. Händel con su ora- a los mejores dramas corales y su fama se
edificio consagrado, y, sin embargo, torio sobrepasa ampliamente a todos debe más a su atracción religiosa univer- Por último, puede ser oportuno alejar-
fue pensando, según las palabras de los otros compositores que conozco, sal que a su excelencia musical” (Bukofz- se de una vez por todas de esas lecturas
Jennens, como ‘un escogido entreteni- así en su más famoso, llamado ‘El Me- ter, 2002: 342). A continuación, continúa románticas y elitistas que dibujan a los
miento’. Aunque quintaesencialmente sías, parece haberse sobrepasado a sí rebatiendo a aquellos que caracterizan grandes compositores e intérpretes en
es obra de un compositor teatral, ca- mismo. El conjunto está más allá de la obra por su gran religiosidad, quizá si- sus biografías como semidioses modéli-
rece de acción en sentido teatral; no todo lo que conocía hasta que lo leí y guiendo la visión novelesca y alejada de cos elegidos, inspirados y tocados por la
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


presenta bandos enfrentados (israe- escuché. Parece ser un tipo de música la realidad que le dedicó Stefan Zweig en gracia divina, situados en una órbita supe-
litas contra filisteos, por ejemplo), no diferente de cualquier otra, y esto es lo sus Momentos estelares de la humanidad. rior al resto de los mortales y emplazados
hay un protagonista concreto, el texto que tiene de particularmente notable Para el autor de La música en la época ba- por encima del bien y del mal que tanto
combina la profecía y su realización y (Hodwood, 1988: 167). rroca, es un ideal ético y humanístico el daño ha hecho a la historia de la música.
el drama se presenta de modo indirec- que subyace. Tal vez y ampliando esta lí- Una aproximación a la persona como lo

120 | Historia Sumario | 121


que fue, un hombre o una mujer con un Al igual que su más ilustre coetáneo, Al parecer, la mayor parte del material sica instrumental y la vocal de Haen-
gran talento en el ámbito musical a es- Johann Sebastian Bach, al músico de musical que plasmó en El Mesías pertene- del, no han sido estudiadas todavía de
tudiar, celebrar y disfrutar, pero también Halle jamás le dolieron prendas a la cía a sus composiciones anteriores: manera sistemática (Bukofzter, 2002:
con defectos y virtudes, aciertos y errores, hora de recurrir a composiciones an- 350).
filias y fobias, amores y desamores, éxitos teriores en momentos en que la falta Para ser una obra compuesta en
y fracasos, como el resto. de inspiración, la premura de tiempo tan poco tiempo, es sorprendente las Si atendemos a las partituras de las que
u otras circunstancias así lo aconse- mínimas evidencias de préstamos de hay referencia, Martín Llade ha llevado a
En este sentido, se han sucedido y re- jaban. Es posible que Haendel sea, de obras. Los más importantes, y musi- cabo un listado de algunas de ellas:
petido hasta la saciedad una gran can- hecho, el compositor más frecuente- calmente los más efectivos, proceden
tidad de frases y sentencias muy poco mente autocitado de la historia de la de sus propias obras: las transforma- La mayor parte de esta música está
rigurosas, por decirlo de alguna manera música occidental (2002: 65). ciones de Haendel de algunos de sus tomada de los Duettos X (entre 1710 y
(entre ellas, las que señalan que alguien recientes duetos italianos en coros. 1713, perteneciente al llamado ‘perío-
componía por mandato o inspiración di- Lo cierto es que esta costumbre fue La utilización ligera y antifonal de las do de Hannover’ del músico), XV y XVI
vina, o para toda la humanidad), que de- muy frecuente en esta época: voces [...] es un contraste precioso del (entre 1740 y 1741, muy poco antes
berían de una vez por todas matizarse o estilo grandioso de otros coros de la de El Mesías). Aunque también la hay
eliminarse y tener en cuenta discursos Haendel tomaba las ideas de donde obra, incluso aunque la adaptación procedente de himnos y oberturas,
científicos con base en la antropología, y de quien le convenía sin reconocer ja- obligó a Haendel a algunos retorci- como es el caso del Aleluya:
la sociología, la investigación musical, la más la deuda. Esta negligencia carac- mientos idiomáticos [...] y algunas
historia y el ámbito económico de las eta- terística fue el resultado del enfoque otras coloraciones irrelevantes (Hod- • Duetto no X: La parte correspon-
pas en las que se inscribió el devenir de su improvisatorio que daba a la compo- wood, 1988: 157). diente a la letra Tacete, ohimé, ta-
vida y obra. sición, lo que explica al mismo tiempo cete dio como resultado el núme-
la enorme rapidez con que solía escri- En su tiempo, nadie apreciaba esta ro 48 O Death, where is thy sting
bir... Solo tomaba prestado aquello práctica como una falta o un delito. De y el 52, el Amén final, ambos de la
b. ¿Materiales ‘prestados’ o (auto) que le era afín o que podía convertir esta manera y en general, tercera parte.
plagio? ¡Aleluya! Mozart y El Mesías mediante revisión en “haendeliano”; • Duetto no XV: Quel fior, che all’al-
además, sabía incorporar estos prés- ...en su conjunto, utilizó más temas ba ride y su segunda parte E’un
Ya en tiempos modernos, se ha critica- tamos de manera tan natural y espon- propios que ajenos. Las relaciones al- fior la vita ancora, dieron como
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


do desde un enfoque actual la circuns- tánea en sus obras que solo hace poco tamente complejas entre las diversas resultado, respectivamente, los
tancia de que Haendel tomara numero- tiempo se ha descubierto que un gran etapas de una misma música en obras números 19 His yoke is easy y el 6,
sos materiales de otras obras. Para Gago, número de ellas son préstamos y es diferentes, hecho que constituye una And he shall purify, situados en la
muy posible que queden aún otras por pista valiosa para la cronología y el parte primera.
descubrir (Bukofzter, 2002: 349-350). complicado intercambio entre la mú-

122 | Historia Sumario | 123


• Dueto no XVI: La segunda parte Tras ese instante, se multiplicaron las
del oratorio también se benefició presentaciones con carácter periódico en Cuando me han presentado a la gente he creído que no podría aguantarme la risa.
de estos temas, tomando del Al- salas de conciertos de las islas y, progre- Algunos, que me conocen per renomé, se han mostrado muy educados y llenos de
tra volta incatenarmi el All we like sivamente, de toda Europa. Incluso, hubo atenciones. Pero otros, que no saben nada de mí, me han mirado con grandes ojos,
sheep del no 24. Por otra parte, presentaciones en las que llegaron a par- pero también, ciertamente, con un aire burlón. Piensan simplemente, que como soy
la estructura del celebérrimo For ticipar pequeño y joven no puede haber nada en mí que sea grande y maduro. Pero pronto
unto us a child is born, no 12, es se enterarán (Ballcells, 2000: 9).
una perfecta trasposición de No, ...más de 4.000 ejecutantes, lo que
di voi non vo’ fidarmi, también de desembocaba en una auténtica locu- Quizá es poco conocido el hecho de que, años más tarde, el salzburgués trabajó
este duetto (2012: online). ra popular. Asimismo, las sociedades arreglando una buena cantidad de oratorios de Haendel por encargo de su amigo y
filarmónicas de diversas ciudades in- protector, el barón Gottfried van Swieten, más en concreto entre 1788 y 1790. Los lle-
Sea como fuere, por fortuna y paula- glesas comenzaron a organizar tam- vó a cabo, en primer lugar, por motivos económicos, ya que estaba pasando en esos
tinamente, El Mesías fue ganándose la bién interpretaciones de El Mesías instantes problemas graves; después, por interés: por ejemplo, en 1782 comentó a su
confianza de público, religiosos y de la y de otros de sus oratorios más po- padre la fascinación que le despertaban distintas composiciones de Bach y el de Halle.
corona. En este sentido, es bien conocida pulares: Judas Maccabaeus, con sus El listado de obras revisadas por Mozart se compuso de
y recurrente la anécdota que protagonizó arias pegadizas; Israel en Egipto con
el rey Jorge II en el célebre Hallelujah! con sus fervorosos coros; Joshua por la Acis y Galatea, K 566 (Viena, noviembre de 1788); El Mesías, K 572 (Viena, marzo de
el que se finaliza la segunda parte: tras es- grandiosidad de una instrumentación 1789); El Festín de Alejandro, K 591 y la Oda para el día de Santa Cecilia, K 592 (ambos
cuchar por primera vez un fragmento del que incluía trompetas y timbales, que en Viena, julio de 1790) (Ortega, 2006: 245).
mismo, no dudó en ponerse de pie. En aportaban una dimensión de solem-
cuanto al motivo, hay quien alude a que nidad muy del gusto del imperio britá- Su labor consistió en una reinstrumentación de la partitura atendiendo a los gustos
la belleza y majestuosidad de la música le nico (Martínez, 2004: 25). y preferencias de su momento. Así, reemplazó el bajo continuo por un refuerzo de la
hizo alzase; para otros, creyó que se tra- orquestación con maderas (Ortega, 2006: 246). También añadió distintos instrumentos
taba de un himno (no obstante, Haendel Por ejemplo, Mozart, que recibió ense- de viento: “dos flautas, una flauta piccolo, dos clarinetes, dos trompas y tres trombo-
había empleado con anterioridad este ñanzas en Londres de “Johann Christian nes, además de escribir música adicional para los fagotes” (Ortega, 2006: 245-246).
tema en dos de ellos). Sea como fuere, lo Bach y de Haendel” (Brion, 1995: 104), es-
cierto es que, al momento, todo el resto tuvo presente en un ensayo en Mannheim Finalmente, El Mesías de Haendel-Mozart fue escuchado por primera vez el 6 de
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


del auditorio le imitó. Por este motivo, de El Mesías. El joven Wolfgang Amadeus marzo de 1789 en el palacio del conde Johann Esterházy, primo del patrón de Haydn,
este hecho se transformó en una tradi- escribió por carta las impresiones que le Nikolaus Esterházy. El arreglo fue posteriormente editado por “Breitkopf & Härtel en
ción que ha llegado hasta nuestros días. despertó algunos de los músicos que no 1803, y todos los arreglos mozartianos de los oratorios de Haendel fueron publicados
estimaron su talento y se dejaron llevar como suplemento a la Neue Mozart Ausgabe entre 1961 y 1973, en ediciones de An-
por su aspecto y su edad: dreas Holschneider” (Ortega, 2006: 246).

124 | Historia Sumario | 125


c. Análisis orquestal y coral. El libreto. Partes y secciones. Referencias bíblicas. estrechamente las cuatro voces, bajos El hecho de que la temática de la mis-
La historia más grande jamás contada. Importancia de los coros. Conclusión y tenores en el agudo, sopranos y con- ma trate de la vida de Jesús y abarque
traltos en el registro medio. Este agru- todo el año litúrgico hace que se suela
En cuanto a la plantilla orquestal y vocal que marcó Haendel para las primeras pre- pamiento se utiliza con frecuencia en representar en Navidad o en Pascua de
sentaciones, tenemos constancia de la que prescribió en 1754 en el concierto las cadencias conclusivas característi- Resurrección (quizá en esta amplitud del
benéfico del Foundling Hospital de Londres: camente händelianas: un allegro coral espectro temporal religioso se encuentre
que culmina sobre un acorde incon- parte de su éxito, al tiempo de centrar el
15 violines (entre primeros y segundos), 5 violas, 3 violonchelos, 2 contrabajos, 4 cluso; un tenso momento de silencio argumento en el poder redentor de Cristo
fagots, 4 oboes, 2 trompetas, 2 trompas, timbales y continuo (órgano y clave): suman y luego los acordes cadenciales finales y en su resurrección).
41. En el coro había 19 cantantes (6 niños y trece voces masculinas), aunque se pedía en tres o cuatro armonías en adagio
a los solistas que lo reforzaran (Solà, 2015: online). espléndidamente sonoras en las que Jennens, que ya había colaborado con
el coro, en único gran estallido sonoro, él en el libreto de Saúl en 1738, estructuró
Y, en lo referente al coro, “contó con veintiséis niños de las dos catedrales, que tam- resume el significado de todo cuanto la partitura al estilo operístico: la dividió
bién aportaron los solistas masculinos, incluyendo dos contratenores” (Hodwood, lo ha precedido (1999: 548). en tres actos que, a su vez, se vertebran
1988: 165). en distintas escenas y cincuenta y cuatro
Bajo el juicio de Bukofzter, “los coros secciones: obertura, una sinfonía pasto-
Musicalmente, destaca por su trabajo melódico, plasmado con gran riqueza en las actúan como protagonista idealizado de ral, dieciséis arias, ocho recitativos acom-
distintas secciones. Las arias fluctúan entre un carácter descriptivo y meditativo. Por su la acción interna, en la cual se mezclan pañados, cinco secos y veintiún coros:
parte, los coros, de gran brillantez y energía, sobresalen en la variedad del empleo de de modo singular la tragedia y el triunfo”
tratamientos polifónicos, homofónicos y partes fugadas. (2002: 341). La primera de ellas narra la predic-
ción del nacimiento de Jesús por los
Si atendemos al análisis de diversos teóricos, encontramos el punto más relevante y Además, “Haendel utilizó técnicas vo- profetas y el relato que de él se hace en
la cualidad más subrayada de la composición de coros. En opinión de Moreno, “Haen- cales procedentes de casi todos los géne- el Evangelio de san Lucas. La segunda
del juega con las voces, haciéndolas correr, perseguirse, preguntarse y responderse ros y los transformó a su grandilocuente trata de la pasión y la gloria de Cristo,
hasta que todas ellas se unen en la frase final, en un efecto plenamente afirmativo” idioma coral” (2002: 344). Y, en opinión de con paráfrasis del profeta Isaías, de los
(2005B: 41). Para Grout y Palisca, el de Halle... Garbini, “en los coros, sin embargo, puede Salmos de la Biblia y de la Epístola a
utilizar libremente los momentos homo- los Romanos de san Pablo. Tres textos
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


Sabía cómo escribir con efectividad para coro... Händel alterna pasajes de textura fónicos más declamatorios, conectándo- del Apocalipsis culminan esta parte
fugada clara con sólidos bloques de armonías, enfrenta una línea melódica de notas los con el efecto contrapuntístico, idóneo con el que sin duda es el movimiento
prolongadas a otra de ritmo más veloz. Todo está pensado para hallarse bien situado para enfatizar la solemnidad del drama más célebre de toda la partitura, el
dentro del ámbito más eficaz de las voces, sobre todo en aquellos momentos en los y dilatar su acompañamiento colectivo” Aleluya. La última parte habla de la
que pretende obtener la máxima plenitud del sonido coral. Händel sabe cómo unir (2010: 19). resurrección de los muertos, por los

126 | Historia Sumario | 127


cuales intercede Jesús. Los textos es- Salvador’, por ejemplo, en lugar de ‘Él es el número para tenor Ev’ry Valley y el coro de un dúo anterior y en un tratamiento
cogidos por Jennens son aquí prácti- justo, y tiene la salvación’” (Hodwood, And the Glory of the Lord, “una exaltada ce- orquestal de notoria intensidad y espiri-
camente sin excepción del Nuevo Tes- 1988: 156) lebración de la gloria de Dios, que se re- tualidad.
tamento, recuperándose para el final velará y de la que serán testigos todos los
una secuencia del Apocalipsis de san De esta manera, Hennes recogió y re- hombres” (Llade, 2012: online). Por su parte, la segunda se dedica a la
Juan que glorifica al Cordero místico, unió en El Mesías los momentos y fiestas pasión, muerte, resurrección y ascensión
símbolo de ese Mesías que es el centro principales que se celebran en la cristian- Haendel y Hennes continúan otorgan- a los cielos de Jesucristo. Se subdivide en
de toda la obra (Moreno, 2005B: 41). dad con un claro protagonista, Jesús. Cu- do un gran protagonismo a las profecías, siete escenas: ‘Christ’s Passion’ (la pasión
riosamente, a él se refieren tanto el coro entonadas por los solistas (bajo, contralto de Cristo), ‘Christ’s Death and Resurrec-
En definitiva, “la historia en él narrada como los solistas, pero ningún personaje y soprano), a los que el coro parece res- tion’ (la muerte y resurrección de Cristo),
se cuenta por medio de cuadros genéri- le da voz ni le representa de forma direc- ponder. Alguna de las arias más subraya- ‘Christ’s Ascension’ (la ascensión de Cris-
cos animados por la singular habilidad de ta. das son But who may abide the day of his to), ‘Christ’s reception in Heaven’ (la recep-
Haendel para dramatizar las letras” (Buko- coming y O thou that tellest good tidings ción de Cristo en el cielo), ‘The beginings
fzter, 2002: 342). El libreto, como apunta- La primera parte, que cuenta con vein- to Sion, el que destaca el ostinato que la of Gospel preaching’ (la predicación del
mos, se basa en una conjunción de textos tiún secciones, se centra en el Adviento caracteriza. En cuanto a los coros, sobre- Evangelio), ‘The world’s rejection of the
bíblicos extraídos en mayor medida del y la Navidad. También se puede subdivi- salen And he shall purify the sons of Levi’s, Gospel’ (el rechazo mundial del Evange-
Antiguo Testamento, aunque también se dir en cinco escenas: ‘Isaiah’ s prophecy “una maravilla de invención polifónica, al lio) y ‘God’s ultimate victory’ (la victoria
introducen algunos fragmentos del Nue- of salvation’ (‘Profecía de salvación de mismo tiempo que uno de los episodios final de Dios). De esta forma, parte del
vo. Isaías’), ‘The coming judgment’ (‘El Juicio más originales de toda la partitura, de abatimiento, dolor y dramatismo para
Final’), ‘The prophecy of Christ’s birth’ (‘La una expresividad más que directa” (Mo- dejar espacio paulatinamente a la alegría
En este sentido, se incluyen profecías y profecía del nacimiento de Cristo’), ‘The reno, 2005B: 41) y el siempre bellísimo y y el éxtasis del triunfo que se cierra con el
referencias a la natividad, crucifixión, as- annunciation to the sheperds’ (‘La anun- delicioso For unto us a Child is born, que Halleluhaj!
censión y redención. Así, toma diecinue- ciación a los pastores’) y ‘Christ’s healing plasma la alegría por el nacimiento de Je-
ve pasajes de Isaías, once de los Salmos, and redemption’ (‘La sanación y reden- sús. En ella, continúa la estructura en la que
siete de otros Profetas, otros tantos de ción de Cristo’). se alternan arias y coros, con predominio
los Evangelios, once de las Epístolas de A continuación, se incluye una nueva de los segundos, que poseen una noto-
San Pablo y cuatro fragmentos extraídos Tras una obertura en forma de sinfonía sinfonía. La natividad de Cristo toma el ria presencia (en esta ocasión sin contar
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


del Apocalipsis, a veces modificándolos inicial al estilo francés de extenso desa- relevo temático, partiendo del relato de con ningún dúo). En cuanto al texto, se
y sumándolos: “el Viejo y el Nuevo Testa- rrollo, serenidad y placidez, las profecías Lucas, aunque poco después retorna a abandona la serenidad anterior al añadir-
mentos están mezclados hábilmente con del Antiguo Testamento, en su mayoría los profetas Zacarías e Isaías, además de se cinco salmos de David y las profecías
adaptaciones e interpretaciones resumi- procedentes del libro de Isaías, en la que Mateo. La primera parte concluye con un de Isaías respecto a la pasión y muerte de
das de la versión autorizada: ‘Él es justo se anuncia la venida del Mesías. Destaca coro que se apoya en dos frases tomadas Jesús. Haendel trató con éxito de ambien-

128 | Historia Sumario | 129


tar cada uno de los números atendiendo Por último, la tercera parte, la de ma- De nuevo, Haendel cede el protagonismo al coro en tres de los últimos números, ya
a la atmósfera en la que se imbuye cada yor brevedad, consta de cuatro escenas: que presta a la comunidad la voz para aclamar la primera venida de Cristo y la que está
uno. Incluye una referencia al Agnus Dei, ‘The promise of eternal life’ (‘La promesa por llegar. Para cerrar la obra, el Amén final subraya una línea marcada por la intensi-
una de las secciones católicas de la misa. de la vida eterna’), ‘The Day of Judgment’ dad, el anhelo e ilusión de un futuro mejor. No obstante, es una de las pocas composi-
Además, diferentes solistas cantan en va- (‘El día del Juicio’), ‘The final conquest of ciones de la historia de la música que ha sido interpretada sin cesuras y con el mismo
rias ocasiones sucesivas una misma parte sin’ (‘La conquista final del pecado’) y ‘The carácter triunfal y magnético desde su estreno hasta nuestros días. Por último, lo más
con un claro motivo, en opinión de Llade: acclamation of the Messiah’ (‘La aclama- importante de todo: en grabación y en concierto, disfruten de El Mesías y del resto de
ción del Mesías’). Se caracteriza por una obras de Haendel.
Es el caso del 34, “Thou art gone up reflexión sobre la victoria de Jesús y el
on high”, confiado por igual al bajo Juicio final para la que toma partes del 4. Duboscq: poema a Haendel
y después a la contralto. El 36, con Nuevo Testamento: la carta a los Corintios
el texto de Romasu nos 10:15 “How y Romanos de san Pablo y el Apocalipsis: HÄNDEL
beautiful are the feet” es expuesto a Georges Duboscq (1897-1938)
lo largo de tres secciones: primero por La muerte de Cristo implica un aire
la soprano; luego por la contralto; de sombrío y doloroso por lo terrible de su Es a veces ardiente, alegre fragua,
nuevo soprano y contralto; para ser naturaleza pero, por encima de todo, que, al dispersar el alba de tinieblas,
cantado finalmente por el coro. Estas persiste la convicción de su futura ve- las chispas y el calor de su tobera
repeticiones, muy propias de la época, nida de entre los muertos, primero al lanzan al cielo azul música alada.
quizás tenían por objeto resaltar un resucitar y después, cuando llegue el Otras, osada y pertinaz muchacha
momento concreto del que el compo- fin del mundo... A partir de ahí los co- que, a la tarde, a la primera estrella,
sitor estuviese muy orgulloso, acaso ros y arias finales, más un dúo entre la al retornar la paz a las tinieblas,
para que el público lo memorizara en contralto y el tenor (‘O death, where mueve las piernas en ligera danza.
una sola velada (2012: online). is thy sting?’, ‘Oh, muerte ¿dónde está La más es todo un pueblo, multitudes
tu victoria?’) se convierten en aires que, ante altares con flores en la plaza,
El punto culminante llega con el Ale- triunfales que aseguran la redención forman un solo majestuoso coro
luya, un auténtico himno que, como ya para los creyentes y despojan, con la y aire traspasan, cielo azul y nubes,
mencionamos, anteriormente el de Halle música, a cuanto de tétrico y horrible de aleluyas del corazón de todos
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


empleó en varias ocasiones, aunque fue pueda entrañar la sonoridad de la pa- como flechas de amor y santa rabia
en este instante en el que alcance su ma- labra “muerte” (Llade, 2012: online). (Alcalá, 2013: 243).
yor popularidad.

130 | Historia Sumario | 131


5.Estructura y textos en inglés y español Escena 4: The annunciation to the sheperds
13. Pifa. Sinfonía pastoral
a. Estructura 14a. There were shepherds abiding in the field (soprano)
14b. And lo, the angel of the Lord (soprano)
The Messiah
HWV 56 15. And the angel said unto them (soprano)
Música: George Friedrich Haendel 16. And suddenly there was with the angel (soprano)
Libreto: Charles Hennes 17. Glory to God in the highest (coro)

Escena 5: Christ’s healing and redemption


PROGRAMA
18. Rejoice greatly, O daughter of Zion (soprano)
PARTE I
Escena 1: Isaiah’s prophecy of salvation 19. Then shall the eyes of the blind be open’d (contralto)
1. Sinfonía (instrumental) 20. He shall feed His flock like a shepherd (contralto y soprano)
2. Comfort ye, comfort ye my people (tenor) 21. His yoke is easy, His burthen is light (coro)
3. Ev’ry valley shall be exalted (tenor)
4. And the glory, the glory of the Lord (coro) PARTE II

Escena 1: Christ’s Passion


Escena 2: The coming judgment
22. Behold the Lamb of God (coro)
5. Thus saith the Lord (bajo)
23. He was despised (contralto)
6. But who may abide the day of his coming (contralto)
24. Surely, He hath borne our griefs and carried our sorrows (coro)
7. And he shall purify (coro)
25. And with His stripes we are healed (coro)

Escena 3: The prophecy of Christ birth 26. All we like sheep have gone astray (coro)
8. Beyold, a virgin shall conceive (contralto) 27. All they that see him laugh him to scrorn (tenor)
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


9. O thou that tallest good tidings to Zion (contralto y coro) 28. He trusted in God (coro)
10. For behold, darkness shall cover the earth (bajo) 29. Thy rebuke hath broken His heart (tenor)
11. The people that walked in darkness (bajo) 30. Behold, and see if there be any sorrow (tenor)
12. For unto us a Child is born (coro)

132 | Historia Sumario | 133


Escena 2: Christ’s Death and Resurrection PARTE III
31. He was cut off out of the land of the living (soprano) Escena 1: The promise of eternal life
32. But Thou didst not leave His soul in hell (tenor) 45. I know that my Redeemer liveth (soprano)
46. Since by man came death (coro)
Escena 3: Christ’s Ascension
33. Lift up your heads, O ye gates (coro) Escena 2: The Day of Judgment
Escena 4: Christ’s reception in Heaven 47. Behold, I tell you a mystery (bajo)
34. Unto which of the angels (tenor) 48. The trumpet shall sound, and the dead shall be rais’d (bajo)
35. Let all the angels of God (coro)
Escena 3: The final conquest of sin
Escena 5: The beginings of Gospel preaching 49. Then shall be brought to pass (alto)
36. Thou art gone up on high (alto) 50. O death, where is thy swing? (alto y tenor)
37. The Lord gave the word (coro) 51. But thanks be to God (coro)
38. How beautiful are the feet of them (soprano) 52. If God be for us (soprano)
39. Their sound is gone out into all lands (tenor)
Escena 4: The acclamation of the Messiah
Escena 6: The world’s rejection of the Gospel 53. Worthy is the Lamb that was slain (coro)
40. Why do the nations so furiously rage together (bajo) 54. Amen (coro)
41. Let us break their bonds asunder (coro)
42. He that dwelleth in heaven (tenor) b. Textos en inglés y español

Escena 7: God’s ultimate victory


43. Thou shalt break them with a rod of iron (tenor)
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


44. Hallelujah (coro)

134 | Historia Sumario | 135


THE MESSIAH EL MESÍAS 4. Chorus 4. Coro
And the glory of the Lord shall be Y la gloria del Señor
FIRST PART PRIMERA PARTE Revealed, and all flesh shall see it Se revelará, y la verán todos
Scene 1: Isaiah’s prophecy of salvation Escena 1: Profecía de salvación de Isaías Togheter: for the mouth of the Lord los hombres y mujeres, juntos,
1. Symphony (Overture) 1. Sinfonía (Obertura) Has spoken it pues ha hablado el Señor.
Grave-Allegro moderato Grave-Allegro moderato (Isaiah, LV: 5) (Isaías, 40: 5)

2. Recitative (tenor) 2. Recitativo (tenor) Scene 2: The coming judgment Escena 2: El Juicio Final
Comfort ye, my people, Consolad, consolad a mi pueblo, 5. Recitative (bass) 5. Recitativo (bajo)
Saith your God; dice vuestro Dios; Thus saith the Lord of hosts; yet Así dice el Señor de los Ejércitos:
Speak ye comfortably to Jerusalem, hablad al corazón de Jerusalén, Once, a little while, and I will shake dentro de poco agitaré el cielo y la tierra,
And cry unto her, that her warfare Is accom- y anunciadle que su lucha The heavens, and the earth, the sea, los mares y la tierra seca.
plished, ha concluido, And the dry land; and I will shake all Haré temblar a todas
That her iniquity is pardoned. su crimen ha sido perdonado. Nations, and the desire of all nations las naciones y se cumplirá el deseo
The voice of him that crieth in the wilder- Una voz clama en el desierto: Shall come. de todos los pueblos.
ness: preparad el camino del Señor, (Haggai, II: 6-7) (Ageo 2: 6-7)
Prepare ye the way of the Lord, enderezad en el desierto
Make straight in the desert un sendero para nuestro Dios. The Lord, whom ye seek, shall El Señor que buscáis pronto vendrá
A higway for our God. (Isaías, 40: 1-3) Suddenly come to His temple, even a su templo, como el mensajero de la
(Isaiah, XL:1-3) The messenger of the covenant, whom alianza, al que adoráis.
Ye delight in: beyold, He shall come, Él vendrá, dijo
3. Aria (tenor) 3. Aria (tenor) Saith the Lord of hosts. el Dios de los Ejércitos.
Every valley shall be exalted, Que todos los valles se eleven, (Malachi, III: 1) (Malaquías, 3: 1)
And every mountain and hill made low: que todas las montañas y colinas se apla-
The crooked straight nen, 6. Aria (bass) 6. Aria (bajo)
And the rough planes plain. que lo torcido se enderece But who may abide the day of His ¿Quién resistirá cuando Él llegue? ¿Quién
(Isaiah, XL: 4) y lo rugoso se alise. Coming? And who shall stand when Heap- quedará en pie cuando venga?
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


(Isaías, 40: 4) peareth? For He is like a refiner’s fire. Porque Él es el fuego purificador.
(Malachi, III: 2) (Malaquías, 3: 2)

136 | Historia Sumario | 137


7. Chorus 7. Coro Behold your God! Arise, shine, ¡He aquí a vuestro Dios! Levántate, res-
And He shall purify the sons of Levi, That Él purificará a los hijos de Leví, y ellos For thy light is come, plandece, porque ha venido su luz.
they may offer unto The Lord and offering ofrecerán al Señor ofrendas adecuadas. And the glory of the Lord is risen upon thee. Y la gloria del Señor se ha alzado sobre ti.
in righteousness. (Malachi, III: 3) (Malaquías, 3: 3) (Isaiah, XL: 9; LX: 1) (Isaías, 40: 9; 60: 1)

Scene 3: The prophecy of Christ’s birth Escena 3: La profecía del nacimiento de 10. Recitative (bass) 10. Recitativo (bajo)
Cristo For, behold, darkness shall cover the Las tinieblas cubrirán la tierra y
8. Recitative (alto) 8. Recitativo (contralto) Earth, and gross darkness the people: but la oscuridad a los pueblos:
Behold, a virgin shall conceive and bear Mirad: una virgen concebirá The Lord shall arise upon thee, and His pero el Señor se alzará sobre ti
a son, and call his name Emmanuel. y dará a luz un hijo, al que llamará Em- Glory shall be seen upon thee. And the. su gloria caerá sobre ti,
“God with us”. manuel. “Dios con nosotros”. Gentiles shall come to thy light, and y los gentiles se acercarán a su luz,
(Isaiah, VII: 14; Matthew, I: 23) (Isaías, 7: 14; Mateo 1: 23) Kings to the brightness of thy rising. y los reyes al resplandor de tu amanecer.
(Isaiah, IX:2-3) (Isaías, 60: 2-3)
9. Aria (alto) 9. Aria (contralto)
O thou that tellest good tidings to Zion, Oh, tú que traes las buenas nuevas a Sión, 11. Aria (bass) 11. Aria (bajo)
Get thee up into the high mountain; súbete a una montaña elevada; The people that walked in darkness El pueblo que caminaba en la oscuridad
O thou that tellest good tidings to Jerusa- Oh, tú que traes las buenas nuevas a Je- Have seen a great light: a and they that ha visto una gran luz. Y sobre los que vi-
lem, rusalén, dwell in the ven en el país de la sombra de la muerte,
Lift it up thy voice with strength; lift it up, alza con fuerza tu voz; álzala, no temas; Land of the shadow of death, upon them ha resplandecido la luz.
be not afraid; say unto the cities of Judah, di a la ciudad de Judá: Hath the light shined? (Isaías, 9: 2)
Behold your God! Arise, shine, ¡He aquí a vuestro Dios! Levántate, res- (Isaiah, IX: 2)
For thy light is come, plandece, porque ha venido su luz.
And the glory of the Lord is risen upon thee. Y la gloria del Señor se ha alzado sobre ti. 12. Chorus 12. Coro
(Isaiah, XL: 9; LX: I) (Isaías, 40: 9; 60: 1) For unto us a child is born, unto us a son Porque nos ha nacido un niño,
Is given: and the government shall be upon se nos ha dado un hijo,
9b. Chorus 9b. Coro His shoulder, and His name shall be called y la soberanía reposará sobre Sus hom-
O thou that tellest good tidings to Zion, Oh, tú que traes las buenas nuevas a Sión, Wonderful, Counsellor, The mighty God, bros,
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


Get thee up into the high mountain; súbete a una montaña elevada; The everlasting Father, y se llamará Maravilloso,
O thou that tellest good tidings to Jerusa- Oh, tú que traes las buenas nuevas a Je- the Prince of Peace. Consejero, Dios todopoderoso,
lem, rusalén, (Isaiah, IX: 6) Padre Eterno, Príncipe de la Paz.
Lift it up thy voice with strength; lift it up, alza con fuerza tu voz; álzala, no temas; (Isaías, 9: 6)
be not afraid; say unto the cities of Judah, di a la ciudad de Judá:

138 | Historia Sumario | 139


Scene 4: The annunciation to the Escena 4: La anunciación a los pastores Scene 5: Christ’s healing and redemption Escena 5: La sanación y redención de
shepherds Cristo
13. Pifa. Pastoral Symphony 13. Pifa. Sinfonía pastoral 18. Aria (soprano) 18. Aria (soprano)
Larguetto e mezzo piano Larguetto e mezzo piano Rejoice greatly, O daughter of Zion; ¡Alegraos, oh hijas de Sión!
Shout, O daughter of Jerusalem: behold, ¡Gritad de júbilo, oh hijas de Jerusalén!
14. Recitative (soprano) 14. Recitativo (soprano) Thy King cometh unto thee. He is the ¡Vuestro rey va hacia vosotras!
There were shepherds abiding in the field, En el campo había pastores Righteous Saviour, and He shall speak Él es el verdadero Salvador,
Keeping match over their flock by night. guardando sus rebaños durante la noche. Peace unto the heathen. y proclama paz a las naciones.
And lo, the angel of the Lord came upon Y he aquí que el ángel del Señor se les (Zechariah, IX: 9-10) (Zacarías, 9: 9-10)
them, And the glory of the Lord shone round apareció, y la gloria del Señor los rodeó
About them, and they were sore afraid. de resplandor, y sintieron un gran temor. 19. Recitative (alto) 19. Recitativo (contralto)
(Luke, II: 8) (Lucas, 2: 8-9) Then shall the eyes of the blind be opened, En ese momento se despegarán los ojos
And the ears of the deaf unstopped; del ciego y se destaparán los oídos de los
15. Recitative (soprano) 15. Recitativo (soprano) Then shall the lame man leap as an hart, sordos;
And the angel said unto them: fear not, for Y el ángel les dijo: no temáis, porque And the tongue of the dumb shallsing. el cojo saltará como un corzo,
Behold, I bring you good tidings of great he aquí que os traigo buenas noticias, (Isaiah, XXXV: 5-6) y cantará la lengua del mudo.
Joy, which shall be to all people. una gran alegría para todos. (Isaías, 35: 5-6)
For unto You is born this day in the city of Porque ha nacido hoy, en la ciudad de
David a Saviour which is Christ the Lord. David, un Salvador, que es Cristo, el Señor. 20. Aria (alto y soprano) 20. Aria (contralto y soprano)
(Luke, II: 10-11) (Lucas, 2, 10-11) He shall feed His flock like a shepherd. Apacentará Su rebaño como un pastor,
He shall gather the lambs with His arm, y recogerá los corderos con Su brazo,
16. Recitativo (soprano) 16. Recitativo (soprano) And carry them in His bosom, and shall y los llevará junto a Su pecho,
And suddenly there was with the angel a Y de repente apareció junto al ángel una Gently lead those that are with young. y guiará suavemente a las recién paridas.
Multitude of the heavenly host, praising multitud de las huestes celestiales, (Isaiah, XL: 2) (Isaías, 40: 11)
God, and saying: alabando a Dios y diciendo:
(Luke II: 13) (Lucas, 2: 13) 21. Chorus 21. Coro
His yoke is easy, and His burden is light. Su yugo es fácil y Su carga ligera.
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


17. Chorus 17. Coro (Matthew, XI: 30) (Mateo, 11: 30)
Glory to God in the highest, ¡Gloria a Dios en las alturas,
And peace on earth, y en la tierra, paz
Good will toward men! a los hombres de buena voluntad!
(Luke, II: 14) (Lucas, 2: 14)

140 | Historia Sumario | 141


SECOND PART SEGUNDA PARTE 26. Chorus 26. Coro
Scene 1: Christ’s Passion Escena 1: La Pasión de Cristo And we like sheep have gone astray, Todos, como ovejas, nos descarriamos,
22. Chorus 22. Coro We have turned everyone to his own way. cada cual se apartó por su camino,
Behold the lamb of God, He aquí el Cordero de Dios And the Lord hath laid on Him Y el Señor cargó en Él
That taketh away the sin of the world. que quita el pecado del mundo. The iniquity of us all. todos nuestros crímenes.
(John, I: 29) (Juan, 1: 29) (Isaiah, LIII: 6) (Isaías, 53: 6)

23. Aria (alto) 24. Aria (contralto) 27. Recitative (tenor) 27. Recitativo (tenor)
He was despised and rejected of men, a Fue despreciado y rechazado por los All they that see Him laugh Him to scorn: Todos los que lo ven se ríen y lo
Man of sorrows and acquainted with grief. hombres, varón de dolores y experimen- They shoot out their lips, and shake their desprecian: hacen muecas y mueven la
He gave His back to the smiters, tado en sufrimiento. Heads, saying: cabeza diciendo:
And His cheeks to them that plucked Dio Su espalda a los flageladores,
Off the hair; He did not His face y Sus mejillas a los que le mesaban la bar- 28. Chorus 28. Coro
From shame and spitting. ba; no ocultó Su rostro He trusted in God that He would Que acuda a Dios y
(Isaiah, LIII: 3; L: 6) de injurias y escupitajos. Deliver Him: let Him deliver Him que lo ponga a salvo,
(Isaías, 53: 3; 50: 6) If He delight in Him que lo libere si tanto lo quiere.
(Psalms, XXII: 8) (Salmos, 22: 8)
24. Chorus 24. Coro
Surely He hath borne our grefs, and Él cargó con nuestras enfermedades 29. Recitativo (tenor) 29. Recitativo (tenor)
Carried our sorrows. He was wounded y sufrió nuestros dolores. Fue herido Thy rebuke hath broken His heart; He is Tus reproches han roto Su Corazón;
For our transgressions. He was bruised for por nuestras rebeliones, fue golpeado Full of heaviness: He looked for some to Él está lleno de tristeza. Buscó a quien se
our Iniquities: the chastisement of our por nuestras iniquidades, Have pity on Him, but there was no man, compadeciera de Él, pero no había nadie,
peace was upon Him. el castigo de nuestra paz fue sobre Él. Neither found He any, to comfort Him. tampoco encontró quien le consolara.
(Isaiah, LIII: 4-5) (Isaías, 53: 4-5) (Psalms, LXIX: 20) (Salmos, 69: 20)

25. Chorus 25. Coro 30. Aria (tenor) 30. Aria (tenor)
And with His stripes we are healed. Y por Sus llagas fuimos curados. Behold and see if there be any Mirad y ved si hay una pena
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


(Isaiah, LIII: 5) (Isaías 53,5) Sorrow like unto His sorrow. que se iguale a Su dolor.
(Lamentations, I: 12) (Lamentaciones, 1: 12)

142 | Historia Sumario | 143


Scene 2: Christ’s Death and Resurrection Escena 2: La muerte y resurrección de 35. Chorus 35. Coro
Cristo Let all the angles of God worship Him. Adórenlo todos los ángeles de Dios.
31. Recitative (soprano) 31. Recitativo (soprano) (Hebrews, 1: 6) (Hebreos, 1: 6)
He was cut off out of the land of the living: Fue desterrado de la tierra donde
For the transgressions of Thy people was vivía. Por los pecados de su pueblo Scene 5: The beginings of Gospel preaching Escena 5: La predicación del Evangelio
He stricken. fue herido. 36. Aria (alto) 36. Aria (contralto)
(Isaiah, 53: 8) (Isaías, 53: 8) Thou art gone up on high, Subiste a la cumbre,
Thou hast led captivity captive hiciste cautivo al captor,
32. Aria (soprano) 32. Aria (soprano) And received gifts for men; y recibiste hombres como tributos, sí,
But Thou didst not leave His soul in hell, Pero Tú no permitiste que su alma Yea, even for Thine enemies rebellious also, incluso de tus enemigos, para que
Nor didst Thou suffer Thu Holy One llegara al infierno, ni que tu Unigénito That the Lord God might dwell among Dios pudiera habitar entre ellos.
To see corruption. conociera la corrupción. them. (Salmos, 2: 9)
(Psalms, XVI :10) (Salmos, 16: 10) (Psalms, LXVIII: 18)

Scene 3: Christ’s Ascension Escena 3: La ascensión de Cristo 37. Chorus 37. Coro
33. Chorus 33. Coro The Lord gave the word: great was El Señor pronunció la palabra:
Lift up your heads, O ye gates; and be ye Lift ¡Abrid vuestros dinteles, puertas! The company of the preachers. Muchos fueron los predicadores.
up, ye everlasting doors; and the King Of ¡Puertas eternas, que va a entrar el Rey (Psalms, LXVIII: 11) (Salmos, 68: 11)
Glory shall come in! Who is this King de la Gloria! ¿Quién es el rey de la Gloria?
Of Glory? The Lord strong and mighty, the El Señor fuerte y poderoso, 38. Aria (soprano) 38. Aria (soprano)
Lord mighty in battle. el Señor poderoso en la batalla. How beautiful are the feet of them ¡Qué hermosos son los pies de aquellos
(Psalms, 24: 7-10) (Salmos, 24: 7-10) That preach the gospel of peace que predican el evangelio de la paz
And bring glad tidings of good things! y traen buenas nuevas!
Scene 4: Christ’s reception in Heaven Escena 4: La recepción de Cristo en el (Romans, X: 15) (Romanos, 10: 15)
Cielo
34. Recitative (tenor) 34. Recitativo (tenor) 39. Chorus 39. Coro
Unto which of the angels said He at any ¿Ante cuál de los ángeles dijo Their sound is gone out into all lands, and Su mensaje llegó a todos los países y su
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


Time, Thou art My Son, this day have Una vez Tú eres mi hijo, hoy te Their words unto the ends of the world. palabra hasta los fines de la tierra.
I begotten Thee he enjendrado? (Romans, II: 18) (Romanos, 10: 18)
(Hebrews, I: 5) (Hebreos, 1: 5)

144 | Historia Sumario | 145


Scene 6: The world’s rejection of the Gospel Escena 6: El rechazo mundial al Evangelio Kingdom of our Lord, and of His Christ; en el reino de nuestro Señor y de Su Cris-
40. Aria (bajo) 40. Aria (bajo) And He shall reign for ever and ever, to;
Why do the nations so furiously rage ¿Por qué las naciones luchan Hallelujah! Él reinará por los siglos de los siglos.
Together, why do the people imagine tan encarnizadamente entre sí, King of Kings, and Lord of Lords, and ¡Aleluya!
A vain thing? The kings of the earth rise y los hombres planean desgracias vanas? He shall reign for ever and ever, Rey de Reyes, y Señor de los Señores, rei-
up, And the rulers take counsel together, Los reyes del mundo conspiran contra Hallelujah! nará por los siglos de los siglos. ¡Aleluya!
against el Señor y su Ungido. (Revelation, XIX: 6; XI: 15;XIX: 16) (Apocalipsis, 19: 6; 11: 15; 19: 16)
The lord, and against His anointed. (Salmos, 2: 1-2)
(Psalms, II: 1-2)
THIRD PART TERCERA PARTE
41. Chorus 41. Coro Scene 1: The promise of eternal life Escena 1: La promesa de la vida eterna
Let us break their bonds asunder, Rompamos sus ataduras 45. Aria (soprano) 45. Aria (soprano)
And cast away their yokes from us. y sacudámonos de su yugo. I know that my Redeemer liveth, and that Yo sé que mi Redentor vive, y que
(Psalms, II: 3) (Salmos, 2: 1-2) He shall stand at the latter day upon the estará en el último día sobre la tierra:
Earth: and though worms destroy this body, y aunque los gusanos destruyan mi cuer-
42. Recitative (tenor) 42. Recitativo (tenor) Yet in my flesh shall I see God. po aún con mi carne he de ver a Dios.
He that dewelleth in heaven shall laugh El Soberano del cielo se ríe de ellos con For now is Christ risen Porque ahora Cristo ha resucitado
them to scorn: the Lord shall have them in desprecio: el Señor se burla de ellos. From the dead, The first fruits de entre los muertos,
derision. (Salmos, 2: 4) Of them that sleeps. los primeros frutos de los que duermen.
(Psalms, II: 4) (Job, XIX: 25-26; I Corinthians, XV: 20) (Job, 19: 25-26; 1 Corintios, 15: 20)

Scene 7: God’ s ultimate victory Escena 7: La victoria final de Dios 46. Chorus 46. Coro
43.Aria (tenor) 43.Aria (tenor) Since the man came death, by man came Así como por el hombre vino la
Thou shalt break them with a rod of iron; Tú los quebrantarás con una barra de hie- also the resurrection of the dead. For as in muerte, también por el hombre vino
Thou shalt dash them in pieces rro; tú los harás pedazos Adam all die, even so in Christ shall all be la resurrección. Pues si por Adán mueren,
like a potter’s vessel. como si fueran vasijas de arcilla. Made alive. por Cristo resucitarán.
(Psalm, II: 9) (Salmos, 2: 9) (I Corinthians, XV: 21-22) (1 Corintios, 15: 21-22)
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


44. Chorus 44. Coro
Hallelujah, for the Lord God! ¡Aleluya!, El Señor Dios Omnipotente rei-
Omnipotent reigneth, Hallelujah! na. ¡Aleluya!
The kingdom of this world is become the El reino de este mundo se ha convertido

146 | Historia Sumario | 147


Scene 2: The Day of Judgment Escena 2: El día del juicio 51. Chorus 51. Coro
47. Recitative (bass) 47. Recitativo (bajo) But thanks be to God, who giveth us the Pero demos las gracias a Dios que nos da
Behold, I tell you a mystery: we shall Atended, os diré un secreto: no todos dor- Victory though our Lord Jesus Christ. la victoria por medio de
Not all sleep, but we shall all be changed. miremos pero todos seremos transforma- (I Corinthians, XV: 57) nuestro Señor Jesucristo.
In a moment, in the twinkling of an eye, dos en un momento, (1 Corintios, 15: 57)
At the last trumpet. en un abrir y cerrar de ojos,
(I Corinthians, XV: 51-52) cuando suene la última trompeta. 52. Aria (soprano) 52. Aria (soprano)
(1 Corintios, 15: 51-52) If God is for us, Si Dios está con nosotros,
Who can be against us? quién se opondrá?
48. Aria (bajo) 48. Aria (bajo) Who shall lay anything to the charge ¿Quién puede acusar a los elegidos
The trumpet shall sound, and the dead La trompeta sonará, Of God’s elect? It is God that justifieth. de Dios? Dios es el que perdona.
Shall be raised incorruptible, and we shall y los muertos se levantarán incorruptos, y Who is the that condemneth? It is Christ ¿A quién tocará condenarlos?
Be changed. For this corruptible must put seremos transformados porque That died, yea rather, that is risen again, Es Cristo que murió, o mejor dicho,
On incorruption, and this mortal must put lo corrupto será incorrupto Who is at the right hand of God, who que resucitó y está a la derecha
On immortality y lo mortal, inmortal Makes intercession for us. de Dios, que intercede por nosotros.
(I Corinthians, XV: 5.2-53) (1 Corintios, 15: 52-53) (Romans, VIII: 31; VIII: 33-34) (Romanos, 8: 31; 8: 33-34)

Scene 3: The final conquest of sin Escena 3: La conquista final del pecado Scene 4: The acclamation of the Messiah Escena 4: La aclamación del Mesías
49. Recitative (alto) 49. Recitativo (contralto) 53. Chorus 53. Coro
Then shall be brought to pass the saying Entonces se cumplirá Worthy is the Lamb that was slain, and Digno es el cordero, que fue inmolado y
That is written, la palabra que está escrita: hath redeemed us to God by his blood, nos ha redimido ante Dios por su sangre,
Death is swallowed up in Victory. la muerte ha sido devorada por la victoria. To receive power, and riches, and wisdom, de recibir el poder, y las riquezas, y la sabi-
(I Corinthians, XV: 54) (1 Corintios, 15: 55-56) And strength, and honour, and glory, and duría, y la fortaleza, y la honra, y la gloria
Blessing. Blessing and honour, glory and y la alabanza. La alabanza y la honra,
50. Duo (alto and tenor) 50. Dúo (contralto y tenor) Power be unto Him that sitteth upon the la gloria y el poder sean para el que está
O Death, where is thy sting? Oh, muerte, ¿dónde está tu aguijón? throne and unto the Lamb, for ever and sentado en el trono, y para el Cordero
O Grave, where is thy victory? Oh sepulcro, ¿dónde está tu victoria? ever. por los siglos de los siglos.
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


The sting of death is sin, El aguijón de la muerte es el pecado, (Revelation, V:12-13) (Apocalipsis, 5: 12-14)
and the strength of sin is the law. y el poder del pecado es la ley.
(I Corinthians, XV: 55-56) (1 Corintios, 15: 57) 54. Chorus 54. Coro
Amen Amén

148 | Historia Sumario | 149


6. Referencias Bibliográficas

Alcalá, Á. (2013). Música, pintura, poesía. Poemas a la música y a los músicos en la lite- Martínez, J. (2004). La resurrección de Händel. Madrid: El País.
ratura europea. Madrid: Sial Ediciones.
Michels, U. (1994). Atlas de música, II. Parte histórica: del Barroco hasta hoy. Madrid:
Bach, A. M. (1983). La pequeña crónica de Anna Magdalena Bach. Barcelona: Juven- Alianza.
tud.
Miranda C., M. (2007). La enfermedad neurológica de Georg Friedrich Händel. Revis-
Ballcells, P. A. (2000). Autorretrato de Mozart a través de su correspondencia. Barcelo- ta Médica Chile, 135 (3), 399-402.
na: El Acantilado.
Moreno, J. C. (2005A). Música de agua y fuego. En Haendel: «Música para los reales
Banús Irusta, R. (2009). «Adiós, falso mundo». Apuntes sobre uno de los grandes fuegos artificiales». «El Mesías» (pp. 27-35). Madrid: RBA.
oratorios de Haendel: «Theodora». En 11 Concierto. Teatro Auditorio. 48 SMR (pp. 9-16).
Cuenca: Semana de Música Religiosa. ______ (2005B). El repertorio. Comentario musical a las dos obras. En Haendel: «Mú-
sica para los reales fuegos artificiales». «El Mesías». (pp. 36-43). Madrid: RBA.
Bukofzer, M. F. (2002). La música en la época barroca. Madrid: Alianza.
Nuño, A. (2005). Biografía; vivir de la música. En Haendel: «Música para los reales fue-
Gago, L. (2002). Debe ser así. En XLI Semana de Música Religiosa de Cuenca, 2002 (pp. gos artificiales». «El Mesías». (13-43). Madrid: RBA.
59-88). Cuenca: Semana de Música Religiosa de Cuenca.
Ortega Basagoiti, R. (2006). «El Mesías» desde el Clasicismo vienés. En XLV Semana
Garbini, L. (2010). Händel: «El Mesías» y la suerte del oratorio. CD Compact, 238, 19- Música Religiosa Cuenca 2006 (pp. 244-258). Cuenca: Semana de Música Religiosa de
20. Cuenca.

Hogwood, C. (1988). Haendel. Madrid: Alianza Editorial. Rolland, R. (1910). Haendel. París: Felix Alcan Editeur.

Llade, M. (2012) «El Mesías» de Haendel [en línea]. Melómano Digital. <http://orfeoed. Rose, S. (2009). Händel: Brokes Passion. En Concierto 7. Teatro Auditorio. 48 SMR (pp.
com/melomano/2012/articulos/claves-para-disfrutar-dealamusica/grandes-obras/ 11-21). Cuenca: Semana de Música Religiosa de Cuenca.
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


el-mesias-de-haendel/> [Consulta: 1-7-2017]
Solà, R. (2005). Händel, el alemán amado por los ingleses [en línea]. http://valencia-
Martín Galán, M. (2004). Händel, compositor áulico. En Händel. «Música acuática». plaza.com/handel-el-aleman-amado-por-los-ingleses [Consulta: 3-7-2017>
’Música para los Reales Fuegos Artificiales (pp. 11-50). Madrid: El País.
Zweig, S. (2016). Momentos estelares de la humanidad. Madrid: Greenbook.

150 | Historia Sumario | 151


7. Discografía y filmografía recomendada

Academy & Chorus of St. Martin in the Fields. Sir Neville Marriner (2003). Handel: Monteverdi Choir. The English Baroque Soloists. John Eliot Gardiner (1992). Händel:
‘Messiah’ [DVD]. Decca Classics 07042339 ‘Messiah’ [CD]. Philips Digital Classics 434 297 2

Choir of Christ Church Cathedral. The Academy of Ancient Music. Christopher Ho- The Sixteen. The Amsterdam Baroque Orchestra. Tom Koopman (2009). The Messiah
gwood (1980). Messiah [CD]. Decca 430 488 2 [CD]. Warner Music 0825656928262

Clare College Choir, Cambridge. Freiburger Barrocorquester. René Jacobs (2006). The English Concert. Trevor Pinnock (2005). George Friedrich Handel: ‘Messiah’. Deutc-
Handel: ‘Messiah’ [CD]. Harmonia Mundi 901928.29 he Grammophon

Concentus Musicus Wien. Nikolaus Harnoncourt (2005). Handel: ‘Messiah’ [CD]. Har- The Sixteen. Harry Christophers (2009). Handel: ‘El Mesías’ [CD]. Coro 16062.
monia Mundi 82876640702
The Choir of King’s College, Cambridge. The Brandeburg Consort. Stephen Cleobury
Corbiau, Gérard (1994). Farinelli, il castrato [película]. Bélgica-Francia-Italia- Alema- (2012). Handel: ‘Messiah’ (2012). Decca 0289 478 3946 0
nia: Stephan Films/K2 Productions/RTL TVI/Italian International Films/Nordrehein-W
estfalen Worcester Cathedral Choir. Grande Ecurie et La Chambre du Roy. Jean-Claude Mal-
goire (1990). Haendel: ‘The Messiah’. Arkiv CD 44787 ♦
Walker, Norman (1945). The great Mr. Handel [película]. Reino Unido: General Films
Distributor

Gabrieli Consort & Players. Paul McCreesh (1996). El Mesías [CD]. Archiv 453 464-2.

Les Arts Florissants. William Christie (1994). Georg Friedrich Haendel: ‘Messiah’ [CD].
Harmonia Mundi 5901498.88

Les Talents Lyriques. Christophe Rousset (1994). Farinelli, il castrato (BSO). Audivis
núm. 19 | Enero 2018

núm. 19 | Enero 2018


Travelling K-1005

Chorus of Les Musiciens du Louvre. Les Musiciens du Louvre. Mark Minkowski (2001).
Handel: ‘Messiah’. Archiv Produktion 0289 471 3412 1

152 | Historia Sumario | 153