Sei sulla pagina 1di 8

“NO HAY OTRO EVANGELIO” Gal. 1:7-8.

POR AMOR DE MI MISMO / Is.


43:25.

“Yo, yo soy el que borro tus


rebeliones por amor de mí mismo,
y no me acordaré de tus pecados.”
(Isaías 43:25 )

Este es un fragmento de las Sagradas


Escrituras que trae a memoria el estado
del pueblo de Dios frente a su Salvador,
quien había efectuado siempre magníficas
obras de salvación, librando batallas a
favor de los suyos con grandes victorias
de carácter inusitadas, hasta algunas muy
difíciles de creer. Sin dudas que en
algunas de ellas, la fe que es de
Jesucristo, se tiene que hacer manifiesta
para comprender tal acción de Dios.
Este estado al que me refiero, es un
mover de decadencia de este pueblo.
Hablo de declinación, desde del punto de
vista bíblico de desobediencia, rebelión y
obstinación ya que después de haber visto
Pastor LUIS O. TARROZA VOL. IX
1
“NO HAY OTRO EVANGELIO” Gal. 1:7-8.

todas las maravillas magnánimas


efectuadas por esta Gran Adalid, volvían
a sucesivas acciones idolátricas,
desagradables al Señor.
Ellos sabían que tales acciones eran
repulsivas delante de su Salvador eterno,
pero aún así retornaban a realizarlo una
y otra vez.
El Señor en su gran misericordia enviaba
mensajeros trayendo su voluntad genuina,
reales pregoneros de justicia celestial.
Todos eran torturados y matados por
traer la verdad de Dios y hacer notoria la
voz del Creador en medio de una
generación perversa y maligna.
Pero de esta forma, se describe la
naturaleza humana, siempre inclinada, su
elección hacia el error, a lo malo, a
descender en su condición. Realmente
incapaz de correr hacia los brazos del
Hacedor de todas las cosas, el Dios trino,
Padre-Hijo-Espíritu Santo.

“y no queréis venir a mí para que


tengáis vida.”
(Juan 5:40 )

Podemos ver que el Señor Jesús define la


voluntad humana en un estado de
incapacidad, de elegir algo bueno. Quien
2 VOL. IX Pastor LUIS O.
TARROZA
“NO HAY OTRO EVANGELIO” Gal. 1:7-8.

podría decir que no necesita algo de


Dios, que no necesita de la vida Divina,
de ser regado por las aguas salvíficas que
vienen del trono del Cordero. Sin
embargo, cuando las personas reciben el
mensaje de salvación se mofan y expresan
burlas por los hechos que desconocen.
Tales situaciones, se repitieron desde los
tiempos remotos, en la antigüedad antes
de Cristo, en los tiempos en que Jesús el
Cristo anduvo en la tierra y en estos
tiempos donde la iglesia de Cristo es la
pregonera de las verdades del dispensar
de Dios.
Por eso el Señor dice como comienzo,
“Yo, Yo Soy…”, es Él mismo y no hay
otro más que Él, que pueda borrar las
rebeliones de sus elegidos. Por más que
las personas se hagan para sí estatuas e
imágenes, tales idolatrías no pueden
hacer nada a favor de las personas que la
adoran e invocan su favor. Son actos
estériles y sin efectos favorables, por el
contario les acarrean miseria, desdeñas
que se atraen en contra de sus hogares.


No te harás imagen, ni ninguna
semejanza de lo que esté arriba en
el cielo, ni abajo en la tierra, ni en

Pastor LUIS O. TARROZA VOL. IX


3
“NO HAY OTRO EVANGELIO” Gal. 1:7-8.

las aguas debajo de la


tierra.”(Éxodo 20:4)

El acto solo de hacerse imagen ya es


rebelarse contra de Dios. Algunos dicen
que no las adoran, sino que las veneran.
Aquí no es esa la cuestión, sino que no
hay que hacerse imagen, esto
primeramente y mucho menos adorarlas.
Esta es tan solo una parte de lo que es
rebelión; la idolatría, es una de las fases.
Si profundizamos este concepto podríamos
decir que es todo lo que se aleja de la
voluntad revelada de Dios, ya que estas
enseñanzas se encuentran en la Biblia, la
Palabra de Dios.
De ahí que el Señor nos dice que nadie
más que Él es Dios. Y que toda obra de
redención salvadora es efectuada por
amor de si mismo.
El acto de borrar rebeliones y pecados,
son parte del carácter de Dios, ya que
ningún hombre puede hacerlo. Para poder
redimir y hacer perfectos a los que son
rescatados es necesario un sacrificio tal,
que sea simplemente perfecto.
La voluntad de Dios en la biblia nos dice
que el Hijo, la segunda persona de la
Trinidad de Dios, haciéndose hombre
consumó la obra de redención del pueblo
4 VOL. IX Pastor LUIS O.
TARROZA
“NO HAY OTRO EVANGELIO” Gal. 1:7-8.

elegido. Este acuerdo que fue efectuado


desde antes de la fundación de este
mundo entre Padre-Hijo-Espíritu Santo es
sellado con la Sangre del Cordero, como
el PACTO DE LA SANGRE ETERNA.
Sabiendo Dios que el hombre es
completamente limitado en sus actos e
inclinado al mal en sus decisiones. Tenía
que existir este acuerdo perfecto de Dios
consigo mismo. Donde el Padre amó tanto
a su Hijo que le escogió un pueblo que
iba a ser perfecto como lo es Él, siendo
el Primogénito entre muchos hermanos. El
Hijo amó tanto al Padre que llevo la obra
de rescate hasta la muerte derramando su
Sangre preciosa para que Él fuera el
Padre eterno de un pueblo de adoradores
y sacerdotes celestiales. El Espíritu Santo
amó tanto al Padre que hizo toda la
maravilla de creación conocida, desde la
pequeñez celular hasta él astro más
refulgente en la espansibidad cósmica. El
mismo Espíritu muestra su amor para con
el Hijo ejecutando la obra Vicaria de
Cristo Jesús, santificando a su pueblo
escogido y testificando de los hechos
gloriosos de Jesús como el Cristo.
El Padre y el Hijo demuestran su amor
hacia el Espíritu de una forma muy
particular, haciendo manifiesta su
Pastor LUIS O. TARROZA VOL. IX
5
“NO HAY OTRO EVANGELIO” Gal. 1:7-8.

presencia, poder y gobierno universal a


través de Él.
Que representación gloriosa es ésta;
conocemos al Padre a través de el Hijo
que se encarnó en Jesús y ahora que está
reinando junto con el Padre, es el postrer
Adán, Espíritu vivificante quien se hace
uno con su pueblo para hacer notorio que
ha borrado sus rebeliones y nunca más ha
de acordarse de sus pecados.
Qué demostración de misericordia y amor
haciéndonos partícipes de este don
inmerecido al unirse con nosotros sus
hijos


Pero el que se une al Señor, un
espíritu es con él.”
(1ª Corintios 6:17)

Quien podrá deshacer semejante obra, un


Pacto perfecto, una Obra de redención
perfecta que se manifestará por completo
con la glorificación de los santos. Ser
partícipes de esta gracia, solo por estar
en Cristo, por haber sido rociados por la
Sangre de Jesucristo.
Recibimos del Señor este consuelo, que
nos dice:”POR AMOR DE MI MISMO”

6 VOL. IX Pastor LUIS O.


TARROZA
“NO HAY OTRO EVANGELIO” Gal. 1:7-8.

Pastor LUIS O. TARROZA VOL. IX


7
“NO HAY OTRO EVANGELIO” Gal. 1:7-8.

IGLESIA CRISTIANA
TABERNÁCULO DEL
SEÑOR JESUCRISTO

Reuniones:
Martes, Jueves 19 Hs.
Domingos 18 Hs.

Dirección: Av.27 de Febrero


5652.

solamentencristo@yahoo.com.ar

8 VOL. IX Pastor LUIS O.


TARROZA