Sei sulla pagina 1di 5

EQUIPANDO A LOS

MÚSICOS DE LA
IGLESIA

Felipe Gaxiola

LECTURA BÍBLICA: Salmo 150

INTRODUCCIÓN: Desde los tiempos más remotos hasta


hoy, la música y el canto de alabanzas han ocupado un lugar
muy primordial en la adoración a Dios. Nuestra iglesia desde
sus principios se ha visto sumamente enriquecida por el uso de
estos dos factores prominentes y necesarios en nuestras
actividades. Ahora que en nuestras congregaciones se está
dando mucho énfasis a los dos medios de adoración, es
oportuno estudiar los conceptos bíblicos básicos para darnos
cuenta que la Biblia tiene mucho que decir acerca de la música
instrumental y del canto.

I. LA MÚSICA Y SU INFLUENCIA

1. La influencia de la música puede ser para bien o para mal.

a. La música puede ser la responsable de la conducta


humana en determinado momento. Cuando se escucha
música, consciente o inconscientemente desarrolla en el
cerebro una experiencia emocional. Muchas personas en
cuanto oyen la música comienzan a mover sus pies de
manera inconsciente.

b. Cualquier persona que oiga música va a ser afectada para


el bien o para el mal, dependiendo del tipo de música que
esté escuchando.

c. Fácilmente la música puede inducir a una persona a un


acto sexual, si la melodía que se escuche tiene orientación
sexual.

1
2. Ejemplos bíblicos de influencia positiva de la música:

a. Cuando Dios salvó milagrosamente al pueblo de Israel


en el cruzamiento del Mar Rojo, se dice que María,
hermana de Moisés, tomó el pandero y con las demás
mujeres comenzaron a glorificar a Dios diciendo: “Cantad a
Jehová porque en extremo se ha engrandecido” (Éx.
15:20,21). Por medio de la alabanza, expresaron el gozo y
gratitud que había en sus corazones.

b. Lo mismo hizo David y el pueblo cuando conducían el arca


a Jerusalén “David y toda la casa de Israel danzaban
delante de Jehová con toda clase de instrumentos de
madera de haya; con arpas, salterios, panderos, flautas y
címbalos” (1ª S. 6:5)

c. La música tiene efectos terapéuticos, como en el caso del


rey Saúl quien se sentía aliviado de su profunda depresión
cuando David le tocaba el arpa. (1ª S.16:14-26).

II. LA MÚSICA ENTRE EL PUEBLO DE ISRAEL

1. Algunos de los usos de la música pueden verse en:

a. Las celebraciones de victoria y de grandes eventos. Tras la


muerte de Goliat las mujeres de Israel danzaban con
cánticos de alegría y con instrumentos musicales (1ª S.
18:6, 7).

b. En las fiestas familiares. Un escritor llamado


Filón escribió
que los judíos pasaban noches enteras
cantando su música.

c. En las diversiones de la corte y en las casas de


gente rica. Isaías menciona el uso de “arpas,
vihuelas, tamboriles y flautas en las casas de gente rica”
(Is. 5:12).

2
III. INSTRUMENTOS MUSICALES DEL PUEBLO
DE ISRAEL
1. El Arpa era el instrumento
básico de la orquesta en
el templo (1 R. 10:12).
2. La Bocina. Instrumento de
viento que los hebreos
fabricaban de cuernos de
carnero y cabras.

3. Los címbalos instrumentos


de percusión, que tenían la forma de dos platillos que se
golpeaban entre sí. Otros instrumentos era el pandero, el
salterio, el decacordio, etc. (Sal. 150)

IV. LA MÚSICA COMO UN MINISTERIO

1. Bases del ministerio de música. El rey David fue quién


organizó con esmero el coro y la orquesta que ministraban
en el tabernáculo (1ª Cr. 15:16-24).

2. El desarrollo del ministerio de la música estaba subordinado


a los sacerdotes. (1ª Cr. 23:28) Actualmente este ministerio
no debe trabajar independiente del liderazgo del pastor
local.

3. Los músicos levitas eran sostenidos financieramente como


trabajadores de tiempo completo. (1ª Cr. 9:33) Se justifica
entonces que en algunas iglesias de nuestra propia
organización, se den casos de músicos que reciben sueldo.

V. CONDICIONES PARA UN MINISTERIO


MUSICAL DE ÉXITO

1. Organización y control. David delineó cuidadosamente la


posición y campo de acción de los músicos. A cada músico
se le instruyó en qué consistía su ministerio, cuándo y
dónde y cómo lo tenía que desempeñar (1ª Cr. 23:25-31).

3
2. Entrenamiento musical (1ª Cr. 15:22). Se cuenta que un
cantante levita recibía cuando menos cinco años de
entrenamiento antes de ejercer su profesión.

3. Preparación espiritual. Los músicos levitas eran separados


y ordenados para su ministerio como el resto de los
sacerdotes (1ª Cr. 15:12-16). Estamos tan necesitados de
músicos que ponemos a tocar a cualquiera, con la
esperanza que su testimonio mejore ocupándolo en el
ministerio musical.

VI. LECCIONES SOBRE EL USO DE LA MÚSICA


EN EL TEMPLO

1. Debe de haber una distinción entre la música secular,


usada como entretenimiento social y la música compuesta
para cantarse en la casa de Dios. Cantar himnos con
música de canciones mundanas es casi un sacrilegio.

2. Es importante que nuestro canto incluya un equilibrio de


música tradicional y moderna. Una combinación de himnos
antiguos y autóctonos con los modernos “coritos”.

3. En la música de la iglesia se debe expresar el deleite, el


gozo sin descuidar la reverencia tan escasa en la música y
adoración modernas. Cambian las costumbres, los estilos
de música, pero Dios tiene que ser adorado con respeto y
reverencia, porque El no cambia.

CONCLUSIÓN: Esperamos que las consideraciones


antes expuestas nos ayuden a no caer en los errores de
muchos adoradores modernos que basan su música en la auto
gratificación en lugar de la glorificación de Dios.

Una verdadera preparación y concientización de lo que es la


música sagrada, nos equipará con los medios necesarios para
ser mejores adoradores.

4
AUTO EVALUACIÓN: Por favor conteste las
siguientes preguntas.

1. Mencione dos ejemplos de la influencia de la música para


bien o para mal.

2. ¿Cuáles de los instrumentos musicales de la música en la


Biblia eran de: cuerdas, de percusión y de viento?

3. ¿Por qué cree usted que es bueno que se canten himnos


modernos en nuestras iglesias?

4. ¿Por qué cree usted que no es bueno que no se canten


nuestros himnos tradicionales en nuestras
congregaciones?