Sei sulla pagina 1di 4

TEMA 1.

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Causas inmediatas del conflicto


Azcona, p. 23-30

El darwinismo fue una doctrina muy influyente, que determinaba el carácter evolutivo de la especie humana
y, en consecuencia, la superioridad de unas razas sobre otras. Sobre esta teoría, en la década de 1920 surge,
bajo la influencia de pensadores como Sorel (Francia), Pareto y D’Annunzio (Italia) una ideología basada en
las raíces del marxismo, pero eliminando de sus postulados la lucha de clases y el método revolucionario
para la obtención del poder: el fascismo. Esta corriente política respetaba el capitalismo pero limitaba la
función de las empresas privadas dándole más poder al estado, en cuanto a la organización de la producción
y a la distribución de bienes, si bien no de forma tan extrema como en el modelo socialista.

El fascismo se basaba en:


1. El gobierno de los más capacitados.
2. La anulación del pluripartidismo y del dogma liberal, al igual que el idealismo marxista.
3. Una ideología totalitarista y expansiva, que pretendía extenderse por todo el mundo.

El fascismo se instaló en toda Europa, ya que, además de los países en los que triunfaron regímenes de esta
ideología, en muchos otros tenían una importante representación parlamentaria. En España tuvo su mejor
exponente en la dictadura de Miguel Primo de Rivera. Europa se hallaba, por lo tanto, entre dos
totalitarismos: el fascismo y el comunismo. Con el estallido en 1929 de la Crisis Bursátil que comenzó en
Nueva York, las economías occidentales quedaron muy dañadas y ello supuso el desprestigio de los
gobiernos democráticos, fortaleciendo la doctrina fascista.

Aunque son muchas las circunstancias que desembocaron en la Segunda Guerra Mundial (es necesario
recalcar que diversos historiadores defienden que ésta tuvo su origen en la I Guerra Mundial y en el honor de
las naciones derrotadas entonces) es indiscutible que las razones inmediatas de la misma están relacionadas
con las pretensiones de la Alemania nacional-socialista de Adolf Hitler de anexionar varios territorios
limítrofes. Hitler se había autonombrado Führer tras la muerte de Hindenburg en 1934, había rearmado el
país, violando el Tratado de Versalles, que puso fin a la Gran Guerra (1914-1918); había implantado el
servicio militar obligatorio, retirado a Alemania de la Sociedad de Naciones y firmado pactos con Italia y
Japón. Asumió el control de los ejércitos (aunque no era militar), y anexionó Austria el 12 de marzo de 1938,
con un masivo apoyo popular (Anschluss). En octubre de 1938, Alemania ocupa la región checoslovaca de
los Sudetes, y en marzo de 1939 se hace con el control del resto del territorio. Finalmente, la invasión de
Polonia el 1 de septiembre de 1939 desencadena el estallido de la guerra.

En lo referente a la personalidad de Hitler existen diversas teorías, no obstante todas ellas comparten que en
su mente confluían los instintos más viles y el mesianismo más sublime. Su voz era atiplada, a veces
temblorosa, reflejaba una personalidad de impulsos básicos. En la única grabación que se conserva de él
hablando normalmente (es decir, no siendo un discurso político) en una comida con su amante, expresa una
voz tranquila, radicalmente diferente a la de los discursos y arengas militares. Más allá de su ideología
política, como ocurrió con otros dictadores contemporáneos, Hitler realizó una política ajustada a sus
intereses personales, que se basaba en sus propias convicciones sustentadas en un profundo egocentrismo.
No obstante, lo que más destaca de él es su ausencia absoluta de compasión pese a que él no mataba a nadie
personalmente y se sobrecogía con la visión de los cadáveres. Aunque afirmaba amar a su pueblo, tras la
derrota de sus ejércitos en Stalingrado Hitler cambió radicalmente de parecer (como lo comunicó a su
arquitecto y ministro de armamento, Albert Speer, en el búnker de la Cancillería), motivo por el cual el
régimen nacional-socialista se terminó volviendo contra sí mismo.
Otra teoría acerca de la estructura de la personalidad de Adolf Hitler tiene que ver con sus múltiples
afecciones y enfermedades: impotencia sexual, afección pulmonar, espasmos en la pierna izquierda, mareos,
daños auditivos, sintomas paranoides y un profundo y dramático envejecimiento debido, principalmente, a
que sufría el mal de Parkinson, irreversible, y que en aquella época aseguraba su muerte a corto plazo. Estos
pueden ser los motivos principales de que adelantase la guerra y agilizase sus episodios. Además el
empeoramiento de las enfermedades (especialmente el Parkinson) de Hitler coincidió cronológicamente con
los episodios de mayor represión durante la guerra.

En cualquier caso, el arraigo del nacionalsocialismo en el pueblo alemán era muy fuerte, ya que varios años
después de 1945 una parte significativa de la sociedad seguía pensando que el nacional-socialismo era una
buena idea mal llevada a la práctica.

-Expansionismo alemán
Un pilar fundamental del fascismo es el ultranacionalismo. Hitler pretendía la creación de un gran estado
alemán, étnicamente y lingüísticamente homogéneo. Para ello, anexionó Austria, y también la región
checoslovaca de los Sudetes, que era rica en yacimientos minerales y contaba con la mayor fábrica de armas
de Europa. En la Conferencia de Munich (29 de septiembre de 1938), reunidas Inglaterra, Italia, Francia y
Alemania, se otorga a Hitler el control de la región. No satisfecho con ello, en marzo de 1939 invade el resto
del país, estableciendo un protectorado fascista en Bohemia-Moravia, y una república en Eslovaquia, no
germánica, pero también bajo control nazi.

En Polonia, desde abril de 1939, Alemania pretendía crear una vía de comunicación con la ciudad de Danzig,
de población mayoritariamente alemana. El rechazo de Inglaterra y Francia a esta iniciativa motivó el enfado
de Hitler, que pasó a reclamar todo el corredor polaco creado por el Tratado de Versalles. Paralelamente,
Alemania había firmado el Pacto de Acero con Italia el 22 de mayo, y el Tratado de no agresión entre el
Tercer Reich y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (Pacto Ribbentrop-Mólotov) con la URSS el 23
de agosto. Estos acuerdos garantizaban a Hitler vía libre para ocupar Polonia, y establecían las condiciones
de reparto del este de Europa entre Alemania y la URSS. Finalmente, Alemania atacó Polonia el 1 de
septiembre de 1939. En virtud de sus alianzas con el país atacado, Inglaterra y Francia declararon la guerra al
III Reich el 3 de septiembre. Stalin atacó Polonia por el este el día 17 de septiembre. Seguidamente, otros
países tomaron partido por uno u otro bando, y el mundo se dividió en dos bloques de combatientes:
1. Los Aliados: EE.UU., Inglaterra y la Commonwealth, Francia, Bélgica, Holnada, Polonia,
Checoslovaquia, Noruega, Yugoslavia, Grecia, y sus respectivas colonias, más la URSS y China.
2. El Eje: Alemania, Japón, Italia, Austria, Rumanía, Eslovaquia, Hungría, Bulgaria y Finlandia.

HMA 13-1-2011

Escenarios de operaciones bélicas


Azcona, p. 30-39

El 1 de septiembre de 1939 cinco ejércitos alemanes invaden Polonia con cobertura generalizada dea viación
y blindados, además de una poderosa artillería. Al mismo tiempo que atacaban los ejércitos aleman,es los
rusos al invadir las provincias polacas de Bielorrusia y Ucrania, cogiendo las tropas de este país entre dos
fuegos. Rusos y alemanes se repartieron el territorio a través del llamado “Protocolo de Moscú” que
especificaba la división. En este momento, las relaciones entre Alemania y la URSS eran excepcionales.

-De la conquista de Francia a los combates extraeuropeos. El gobierno francés firmó dos amnisticios a
Alemania e Italia,respectivamente, el 22 y el 24 de junio de 1949 que permitían la ocupación de dos tercios
del país por parte de las tropas nazis, mientras que el terreno no invadido era dirigido por un gobierno
colaboracionista desde Vichy cuyas máximas figuras políticas eran Petain y Laval, quienes iniciaron su
propio proceso de regeneración social. Sólo la voz de Gaulle, desde Londrés, fomentaba la resistencia de una
Francia Libre. En agosto los italianos ocupan la Somalia británica y en noviembre de ese mismo año los
propios británicos desalojan a los italianos de la zona de África oriental.

-La operación Barbarroja. Las relaciones entre la URSS y Alemania quiebran en noviembre de 1940, a raíz
de la visita de Molotov a Berlín. Más adelante, el 22 de junio de 1941, el ejército alemán penetró en las
estepas rusas comenzando la llamada “Operación Barbarroja”. Hitler tenía de Rusia un concepto de pueblo
bárbaro; pretendía esclavizar a su población y llevar a cabo proyectos de gran envergadura, tales como una
autopista Berlín-Moscú o un gran lago artificial para el abastecimiento de Europa central. A diferencia de
otras invasiones, en esta operación las tropas alemanas cometieron violaciones y saqueos, lo cual fue
vengado por los soviéticos en su posterior avance hacia Berlín. En la Operación Barbarroja, tres grupos
operan por el norte, centro y sur de en dirección a Leningrado, Moscú y Kiev. Al lado de las filas alemanas
intervienen soldados de diferentes países (Hungría, Rumanía, Italia, Finlandia, Eslovequia...). Aunque el
ejército nazi consigue llegar a cuarenta kilómetros de Moscú y poner sitio a Leningrado (sobrepasando
Kiev), el desgaste ante la defensa rusa y la llegada del invierno detienen la ofensiva. Pese a ello, al término
de 1941 las conquistas y alianzas del fascismo alcanzaban su máxima extensión.

-El retroceso de los Ejércitos Invasores y el principio del fin. En 1942 tuvo lugar la batalla de El Alamein,
donde el octavo ejército británico de Montgomery derrotó a las tropas italo-alemanas de Rommel. Los
Aliados desembarcan en Sicilia el 9 de junio de 1943, el 24 de ese mismo mes el Gran Consejo Fascista
mandó destituir al Duce y lo encarceló, nombrando en su lugar a Badoglio para que formara gobierno, lo
cual lleva a que al día siguiente 25 de junio de 1943 el gobierno de Mussolini cayera. Italia pasó a estar bajo
control de Estados Unidos, con un gobierno de filiación marxista.

Paracaidistas del ejército alemán liberaron a Mussolini enviándolo al norte para que se pusiera al frente de la
República Social Italiana de Saló. La Italia Liberada acordó un pacto con los Aliados, por lo que el país
pasaba de ser enemigo a ser del ejército Aliado, participando en el final de la guerra con ejército propio. En
ese mismo momento, la Italia ocupada por los alemanes llegó a aunar 20.000 combatientes de la resistencia
antinazi. Tras la caída de la República de Saló, Mussolini trató de huir a Suiza pero fue descubierto por
miembros de la resistencia que lo fusilaron sin juicio previo junto a su amante (Clara Petacci) y sus
colaboradores más leales (Iterace y Farinacci). Los cuerpos sin vida fueron trasladados a Milán donde se
expusieron en la Piazzale Loreto colgados por los pies.

-Desembarco en Normandía y final de la Alemania nazi. Los Aliados deciden atacar Alemania por el
flanco norte medianta la complicada y costosa operación del desembarco en Normandía. Esta operación se
saldó con un sonoro éxito histórico en junio de 1944 que condujo a la liberación de París. Mientras todo el
territorio galo iba pasando a manos de los Aliados gracias a otro desembarco en Provenza que remontó el
valle del Ródano. Las divisiones germanas se ven obligadas al repliegue ante el peligro de envolvimiento y,
en septiembre, los Aliados alcanzan la frontera germana (no belga) donde fracasa el último contraataque nazi
en la batalla de Árdenas.

En el desembarco de Normandía se utilizaron lenguajes muy poco usuales por parte de los Aliados para que
los nazis no supieran las coordenadas de los norteamericanos y sus tropas adscritas en la conquista europea.

Finalmente los ejércitos aliados occidentales se lanzan al asalto de la Alemania hitleriana atravesando el Rhin
a la vez que los rusos hacen lo mismo trapasandoo el Oder. La última resistencia de los alemanes se hizo casa
por casa al tiempo que Hitler se quitaba la vida junto a Eva Braum (con la que se había casado poco antes),
de esta manera Hitler se pega un disparo mientras mastica una pastilla de cianuro. Los cadáveres de ambos
fueron quemados por agentes de las SS. El 9 de Mayo de 1945 se firma la rendición definitiva de Alemania.
Cabe destacar que Alemanía nunca firmó la paz ya que firma, simplemente, una rendición.

HMA 17-1-2011

-La bomba atómica. Los últimos episodios de la Segunda Guerra Mundial tuvieron lugar en el frente
oriental, con el enfrentamiento de los Aliados contra Japón. Estados Unidos, bajo el mando del general
McArthur, obligó a las tropas japonesas a retirarse de Filipinas en marzo de 1945.Estados Unidos decició
atacar directamente a Japón antes de liberar los territorios ocupados. La tenaz resistencia nipona motivó al
presidente estadounidense, Harry S. Truman, al lanzamiento de sendas bombas atómicas, los días 6 y 9 de
agosto, sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. A raíz de estos hechos, el gobierno de Hiro Hito aceptó
la rendición incondicional el 14 de agosto.
La decisión de utilizar las bombas atómicas fue una decisión personal del presidente Truman. Ambas
ciudades se eligieron debido a que en ellas no había ningún presidente occidental, aunque se amenazó a los
japoneses con continuar con bombardeos de este tipo si no deponían las armas. El motivo del uso de las
armas atómicas era la dificultad de conquistar Japón por los medios convencionales.

-El protagonismo de USA. La alianza que se opuso a las fuerzas del Eje se formó a finales de 1941. Los
Estados Unidos sufieron una grave derrota en Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, que les motivó a
entrar en combate con las potencias del Eje.

La solución final
Azcona, p. 44-60

La «Solución Final» hace referencia al método nazi para la aniquilación del pueblo judío. Se buscaba un
método rápido y que no dejara constancia de los crímenes ante los ojos del mundo. Para ello se utilizaron los
campos de concentración y exterminio con diferentes procedimientos, tales como los hornos crematorios, las
cámaras de gas o las inyecciones letales. Para evitar dejar pruebas, Hitler reunió a las personalidades más
significativas del régimen (Wannsee, febrero 1942) y les instó a ofrecerle una solución final para el
aniquilamiento de 12 millones de judíos que existían por entonces en el mundo occidental (6 millones en
Europa Oriental). Toda la población judía europea fue llevada en trenes y vagones para ganado a campos de
concentración y exterminio especializados en tales fines y situados, fundamentalmente, en Polonia.

► La Zona Gris
Ver en Megavideo
Descarga de Megaupload (Premium)

HMA 20-1-2011