Sei sulla pagina 1di 2

PROTECCION

Protección, del latín protectĭo, es la acción y efecto de proteger(resguardar,


defender o amparar a algo o alguien). La protección es un cuidado preventivo ante
un eventual riesgo o problema. Por ejemplo: “Una madre siempre debe dar
protección a su hijo”, “La mujer amenazada pidió protección policial”, “Si vas a
tener relaciones sexuales con una pareja ocasional, no olvides utilizar protección”.

ALIMENTACION

Alimentación es la ingestión de alimento por parte de los organismos para proveerse de sus
necesidades alimenticias, fundamentalmente para conseguir energía y desarrollarse. No se
debe confundir alimentación con nutrición, ya que esta última se da a nivel celular y la
primera es la acción de ingerir un alimento. La nutrición puede ser autótrofa o heterótrofa.

AMOR Y COMPRENSION

Se dice del amor que es un sentimiento que inclina el ánimo hacia lo que le place, es una
inclinación natural hacia un objeto o persona. También significa un objeto de cariño especial para
alguno. De ello se plantea que el amar es la estimación, el aprecio, el cariño hacia las personas o
las cosas.

El amor está en la base de todas las relaciones humanas que se asientan sobre el afecto y la
atracción, de ahí que permee prácticamente todos los sentimientos positivos del hombre. Hay amor
cuando se trabaja, se juega o se ayuda a otro, y para poder formar a un individuo multilateralmente
desarrollado es preciso enseñarle y formarle el saber amar.

Para amar es necesario comprender al otro, de ahí que la comprensión y el amor estén
estrechamente unidos, se ama cuando se comprende, y la falta de comprensión es casi siempre
expresión de la carencia de amor.

NOMBRE

El nombre es la designación o denominación verbal (las denominaciones


no verbales las estudian la iconología y la iconografía) que se le da a una
persona, animal, cosa, o concepto tangible o intangible, concreto o
abstracto, para distinguirlo de otros. Como signo, en general es estudiado
por la semiótica, y como signo en un entorno social, por la semiología.

NACIONALIDAD

Nacionalidad es un concepto polisémico de gran importancia en


las ciencias sociales, el derecho privado, el derecho constitucional y
las relaciones internacionales; que puede referirse a:

 Nacionalidad jurídica, administrativa o de pasaporte: la pertenencia de


una persona a un ordenamiento jurídico concreto. Este vínculo de un
individuo con un Estado genera derechos y deberes recíprocos; y para el
constitucionalismo contemporáneo implica el concepto de soberanía
nacional.1 Por ejemplo: argentino, boliviano, brasileño, chileno,
colombiano, costarricense, cubano, dominicano, ecuatoriano, español,
guatemalteco, hondureño, mexicano, nicaragüense, panameño,
paraguayo, peruano, puertorriqueño, salvadoreño, uruguayo,
venezolano.

SALUD

La salud (del latín salus, -utis)1 es un estado de bienestar o


de equilibrio que puede ser visto a nivel subjetivo (un ser humano asume
como aceptable el estado general en el que se encuentra) o a nivel objetivo
(se constata la ausencia de enfermedades o de factores dañinos en el
sujeto en cuestión). El término salud se contrapone al de enfermedad, y es
objeto de especial atención por parte de la medicina y de las ciencias de la
salud.

VIVIENDA

La vivienda es una edificación cuya principal función es ofrecer refugio y


habitación a las personas, protegiéndolas de las inclemencias climáticas y
de otras amenazas. Otras denominaciones de vivienda
son: apartamento, aposento, casa, domicilio, estancia, hogar, lar, mansión,
morada, piso, etc.

EDUCACION

La educación es el proceso de facilitar el aprendizaje o la adquisición


de conocimientos, habilidades, valores, creencias y hábitos de un grupo de
personas que los transfieren a otras personas, a través de la narración de
cuentos, la discusión, la enseñanza, el ejemplo, la formación o la
investigación. La educación no solo se produce a través de la palabra, pues
además está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes.
Generalmente, la educación se lleva a cabo bajo la dirección de las figuras
de autoridad: los sacerdotes, los padres, los educadores (profesores o
maestros)12, pero los estudiantes también pueden educarse a sí mismos en
un proceso llamado aprendizaje autodidacta.3 Cualquier experiencia que
tenga un efecto formativo en la forma en que uno piensa, siente o actúa
puede considerarse educativa.