Sei sulla pagina 1di 2

Período del reino unido, desde el 1095 al 975 a.C .

Desde la unción de Saúl hasta la ascensión al trono, de Roboam


1 Samuel 11—31; 1 Reyes 1—11

I La Teocracia en el pueblo de Israel (Dt. 17.14–20)


Israel era un reino de Dios. En los inicios de su organización en el Sinaí, Dios sería el
verdadero Rey de ellos. Moisés fue un representante de Dios frente al pueblo y los sumos
sacerdotes obraban como jueces, también en obediencia a Dios. Todo esto hasta que el pueblo
en su deslealtad a Jehová, pidió a Samuel un rey, que fue aceptado por Dios, y posteriormente,
de cuya línea de David, nacería el Mesías prometido. “Rey de reyes y Señor de señores”.

II El Reinado de Saúl Saúl fue ungido en privado por Samuel, para ser rey de israel. Era
(De 1095 al 1055 a.C.1 Sam.11-31) el hijo de Cis, de la pequeña tribu de Benjamín.
Cubre la elección de Saúl. Su unción en privado, su elección en público, su coronación
en Gilgal. Saúl reinó hasta que fue rechazado por Dios. Su elección en público fue en Mizpa, por suerte divina. Con su
Saúl fue un genio militar, defendió al pueblo mientras estaba en peligro, colocándolo victoria frente a los amonitas, calló a los que se oponían a su reinado y sin
en posición de poder militar, frente a naciones vecinas. Su obstinación, deslealtad y más oposición, fue coronado en Gilgal, como rey de Israel.
desobediencia delante de Jehová, provocó su rechazo por parte de Dios, y salida para
dar lugar a uno que sería conforme al corazón de Dios. A David (Hch.13:22).
Saúl fue desechado por Dios. Cuando fue ordenado a destruir a
Amalec y todo lo que tenía; desobedeció a Jehová. Desde ese día
III Vida y Reinado de David
(Desde el 1055 al 1015 a.C. 1 Samuel 16—31;
sufrió el rechazo de Dios y abandono de Samuel. Acercándose no solo
2 Samuel; 1 Reyes 1—11.11; 1 Crónicas 11—29) al fin de su reinado, sino de sus días en la tierra.
David fue ungido en privado por Samuel, para ser el nuevo rey. Era pastor de
ovejas. Luego es llamado para servir como músico de la corte de Saúl, sin que éste El rey David, nació en Belén, lugar donde nació nuestro Salvador.
sepa todavía que sería su sucesor. David vence a Goliat, en el enfrentamiento contra Fue hijo de Isaí, bisnieto de Booz y de Rut. Su reinado fue memorable e
los filisteos, y se gana la admiración del pueblo, pero a su vez despierta los celos ilustre, siendo el mejor de la historia hebrea.
en Saúl, quien intenta matarlo sin éxito, pues Dios estaba con David.
La marca del reinado de David fue la fe en Dios, la lealtad y
IV Reinado de Salomón (1 Reyes 2—11; 2 Crónicas 1—9) gratitud a Dios. Atributos que lo distinguieron más de otro rey,
Salomón fue el primer rey hebreo que nació dentro de la realeza. David a pesar dejando en su nación una huella imborrable.
de tener otros hijos, eligió a Salomón como su sucesor. Preparó todo para que
suba al trono luego de su muerte, pues es posible que Salomón fuera el más Salomón, un rey sabio. *Al inicio de su reinado Salomón pide
calificado para ello. Y sucedió a su padre en un ambiente de paz. sabiduría para gobernar correctamente a su pueblo y Dios le concede.
*A Salomón le tocó construir el templo de Dios, además de otras
V El Surgimiento De Los Profetas
edificaciones, como un palacio para él y otro para la hija del faraón.
En su misma era, y por varios siglos después, Moisés se destaca con una *El pueblo se volcó al comercio.
grandeza solitaria. No se nombra profeta hasta Samuel. El profeta con su
impresionante mensaje, era la contraparte necesaria del rey. Con Samuel y la
monarquía se da inicio a la etapa de los grandes profetas hasta el cierre del
Antiguo Testamento. Su importancia fue decreciendo hasta Salomón.

VI Literatura del Período


La época de David y Salomón se ve especialmente marcada por un espléndido SEBAP-
brote de literatura poética y de “sabiduría”. 72 de los Salmos son atribuidos a
Saludos: Doris Zenobia Mantilla Mujica
David, y 2 (Sal. 72 y 128) a Salomón. Las obras principales son Proverbios,
Eclesiastés y el Cantar de Cantares.
“Tú, Soberano SEÑOR, has sido mi esperanza;
en ti he confiado desde mi juventud.
6
De ti he dependido desde que nací;
del vientre materno me hiciste nacer.
¡Por siempre te alabaré!”
(Salmos 71:5-6)

¡Jesús es mi Rey!