Sei sulla pagina 1di 2

JESUS EL SALVADOR DEL MUNDO

Es tradición en el Perú y el mundo celebrar la Semana Santa, festividad que nos invita a
reflexionar sobre la muerte injusta de nuestro Señor Jesucristo, quien por amor a su padre y a
nosotros murió en la cruz y se consagro como Salvador del mundo.

La celebración de esta festividad se celebra de diferentes formas dependiendo la cultura de


los pueblos. Semana Santa es un tiempo de reflexión para todo cristiano en el que recuerdan la
entrega de Jesús con su muerte y resurrección. Esta celebración cristiana ocurre durante la
temporada de la pascua y es de suma importancia porque es cuando se recuerda los eventos
principales que forman la base de esta fe.

La creencia principal del cristianismo es que Dios envió a su hijo Jesús al mundo para redimir al
humano de sus pecados. Para lograr esto, Jesús murió en una cruz como sacrificio, tomando el
lugar del pecador. Los evangelios nos explican cómo se desarrolló este acto: Jesús fue acusado,
fue arrestado, fue juzgado y condenado a muerte. Aunque era inocente, murió como un
criminal en la cruz y después fue sepultado en una tumba. Al tercer día resucitó y, de acuerdo
a la Biblia, cientos de personas fueron testigos de esto.

Semana santa dura desde el domingo de palmas hasta el domingo de resurrección. El domingo
de palmas recuerda la entrada triunfante de Jesús a Jerusalén. En esta ciudad los enemigos de
Jesús estaban listos para acusarlo de blasfemia. Fueron exitosos y el jueves de esa semana fue
arrestado. De ahí viene la observación del jueves santo. El juicio de Jesús no fue largo porque
el pueblo tenía la presión de que las fiestas de la pascua estaban a punto de empezar.

Así que fue crucificado el día siguiente día. Ese día, viernes, se recuerda como el viernes santo.
La celebración dura el sábado santo y termina el domingo, el tercer día cuando Jesús resucitó.
Este último día de la Semana Santa es de gran alegría para la comunidad cristiana porque
celebran que Jesús venció la muerte y abrió el camino hacia la vida eterna.

Las iglesias cristianas ofrecen una variedad de servicios y programas durante Semana Santa y
cada servicio tiene un tono, un ambiente y una concentración diferente.

El domingo de palmas, por ejemplo, es un servicio animado donde se incorporan canticos e


himnos alegres que exaltan la majestad de Jesús. Los servicios de jueves santos, viernes santos
y sábado santo son más solemnes porque fueron días de gran dolor y sufrimiento tanto para
Jesucristo como para sus seguidores. La alegría regresa el domingo de resurrección porque
representa la victoria sobre la muerte y una vida nueva.

Durante el viernes santo es común en comunidades latinas y católicas organizar una parada del
vía crucis, que literalmente significada camino hacia la cruz. Un hombre vestido como Jesús y
con una corona de espinas, rodeado de soldados romanos y otros personajes bíblicos, carga
una cruz mientras el pueblo lo sigue por varias estaciones que representan distintos eventos
de la historia. En cada estación hay una oración o lectura bíblica. Muchas personas se
abstienen de comer carne durante el viernes santo y algunas empresas y organizaciones
cierran sus oficinas este día.
También es costumbre participar de algún tipo de ayuno o abstinencia durante la época de la
cuaresma, que es un tiempo de reflexión y arrepentimiento que empieza 40 días antes del
domingo de resurrección con el miércoles de las cenizas.

Símbolos religiosos

Ramos de palmas: Cuando llegó a Jerusalén, el pueblo recibió a Jesús con alegría, alabanzas y
alzando palmas en su honor.

El burro: Jesús entro a Jerusalén en un burro.

La oveja: Como los corderos que los judíos ofrecían en sacrificio durante la celebraciones de la
pascua, Jesús fue nuestro cordero, ofrecido en cambio por el perdón de nuestros pecados.

La cruz: La cruz representa el sacrificio de Jesús y la sangre que derramó.

Corona de espina: Como burla, los soldados colocaron una corona de espinas sobre la cabeza
de Jesús. Esa corona ha llegado a simbolizar la tortura que Jesús soporto y el rechazo de
muchos hacia su majestad divina.

Tumba vacía: La tumba vacía es el motivo de celebración durante el domingo de resurrección.

Los lirios: El blanco de los lirios representa la pureza de Jesús y la vida nueva.

El color morado: Representa la majestad de Jesús (conversión y penitencia).

El color rojo: Representa la sangre de Jesús.

La Santa Cena: El pan representa el cuerpo de Jesús y el vino su sangre.

En esta ocasión los invito a tomar conciencia y a reflexionar sobre la muerte injusta de Cristo y
el significado que tiene para nosotros la palabra de Dios, la misma que alimenta nuestro
espíritu, reafirma nuestra fe y nos conduce a la salvación y a la vida nueva.