Sei sulla pagina 1di 3

Curso Liderazgo de AlabanzaPágina 1

FUNCIONES DEL DIRECTOR DE MÚSICA

El Director o Ministro de Música, tiene tres funciones básicas, que son:

1. Llevar a la congregación a la presencia de Dios en alabanza y adoración, para oír


lo que Dios quiere decirles en cada servicio, pues Dios tiene un plan muy exacto para
cada reunión.
Dios quiere impartir en ese tiempo a cada uno de nosotros algo muy especial.

Salmos 100:2

a. Ser adorador.
b. Tener una relación constante con Dios.
c. Tener conocimiento de Dios, de Sus caminos y de Su presencia.
d. Discernir cual es el mover del Espíritu Santo.
e. Tener una actitud de servicio dentro del cuerpo.
f. Tener amor y compasión hacía la congregación.
g. Tener una vida organizada: ser puntual siempre.
h. Estar bien cimentado en la Palabra, ser fuente de agua viva.
i. Tener una revelación personal y comprensión de lo que es la adoración Bíblica.
j. Estar bien cimentado en los fundamentos básicos de la verdad.
k. Ser una parte esencial en la vida y ministerio de la iglesia.
l. Saber lo que está haciendo Dios dentro de la Iglesia, ciudad y nación.

2. Coordinar con los cantores y los músicos, tanto en su ministerio como fuera de ello.

a. Tener mucha consideración para los cantantes y músicos.


b. Debe ser conocer las distintas formas de adoración.
c. Debe poseer los principios de la música, tales como:

1. Poder mantener la tonalidad.


2. Poder comenzar la canción en los tonos que dan los instrumentos.
3. Tener aptitud para la teoría de música.

3. Preparar a la congregación para la enseñanza de la Palabra.

a. Esta en completa unidad con la iglesia.


b. Conocer la dirección que Dios está dando a la iglesia. Ser sensible al Espíritu
Santo.
c. Estar en sumisión al Pastor Principal.
Curso Liderazgo de AlabanzaPágina 2

FUNCIONES DEL LÍDER DE ALABANZA:

Debe:

1. Estar en buenas relaciones con el Director de Música y los músicos.

a. Evitar las correcciones en público.


b. Evitar la discusión en público.
c. Desarrollar señales que sean fáciles entender y seguir.
d. Tener canciones escogidas, y anotadas con sus tonalidades.

2. No hablar a la congregación durante el tiempo de adoración.

a. El tiempo de adoración no es para exhortación, evitar hablar, mas bien entrar


en el fluir de la alabanza en la unción que Dios, y esto hará que la congregación
entre a la
b. adoración espontáneamente sin la necesidad de exhortaciones.
c. No perder el fluir de Dios por falta de discernimiento.
d. Ser sensible al Espíritu Santo.

3. Escoger en oración los himnos, coros.

a. Desarrollar un objetivo a través de la adoración, según del mover del Espíritu..


b. Cambiar de tema o compás suavemente; ser sensible al fluir del tema.
c. Tener preparadas mas canciones de las necesarias, por si hay que cambiar.
d. Ser sensible al mover del Espíritu, y repetir una canción varias veces (no 10)
pues esto llevará al pueblo al las alturas.
e. Ser flexible ante Dios; permítele que El se mueva según Su voluntad y
soberanía, aunque difiera de las canciones que tienes preparadas.
f. Ser sensible al Espíritu Santo y a la grey, no cantar ni estar parados mas de 20
minutos.
g. No cantar un coro, parar adorar, después cantar otro, parar y cantar …. Mas bien
mantener un orden correlativo, y finalmente a la adoración.
h. Escuchar atentamente a la predica y sensible a escoger el coro en acorde con el
mensaje.

4. Conocer los himnos y coros.

Limitarse a cantar las canciones mas conocidas. No enseñar un coro nuevo cada
semana, pues se hará difícil aprender. No ensayar nuevos coros en los cultos; para esto
están los ensayos semanales del equipo.

5. Ser un Líder fuerte.

a. Es el líder quien debe dirigir y no debe delegar a otros su responsabilidad.


b. La mejor forma de dirigir es con la voz. No entrar con incertidumbre a la
primera nota, pues es de mucha importancia.
Curso Liderazgo de AlabanzaPágina 3

c. Utilizar todo el cuerpo para llevar o dirigir la adoración, pues la congregación lo


seguirá fácilmente. Ej: El levantar las manos, batir las manos, danzar, lo que
haga el líder lo hace la congregación.
d. El que dirige, no cantar en armonía, mas bien seguir la melodía.
e. Mantener un rostro sonriente, tranquilo, y amable.
f. Llevar al pueblo hacia Dios y no hacia si mismo.

6. Ser sensible al tiempo y al fluir del Espíritu Santo.

a. Discernir cuando la reunión debe abrirse al fluir profético. Conocer los


principios bíblicos de los dones del Espíritu.
b. Motivar a los músicos a que toquen con sus instrumentos el cántico del Señor
según 1 Crónicas 24:2.
c. Estar en unidad con el Pastor Principal, quien rectificará el fluir de los dones del
Espíritu.
d. Conocer el tiempo para entregar o terminar; no mas de 20 minutos máximo.

7. Generalidades:

a. Usar variedad y creatividad en las canciones.


Todos los aspectos deben estar funcionando bien: el equipo de sonido, los micros,
monitores, etc. El mal funcionamiento de alguno de ellos puede contribuir a la distracción
de la congregación.