Sei sulla pagina 1di 1

Wayshowing/Wayfinding

Pablo Tesone
“Wayfinding” es un término que a muchos diseñadores y
fabricantes de señales y sistemas de señalización les gusta utilizar.
Reivindican que trabajan con wayfinding. Tal vez lo hagan, pero
no encontraron el camino hacia un lenguaje preciso. En su trabajo
como escritores de señales, ellos deberían ocuparse de
“wayshowing”. Wayshowing se relaciona con wayfinding de la
misma manera que escribir se relaciona con leer y que hablar con
escuchar. El propósito de wayshowing es facilitar el wayfinding.
Wayshowing son los medios. Wayfinding es el fin.

Per Mollerup, 2005

Tanto wayshowing como wayfinding no encuentran en el idioma espa-


ñol un término equiparable, sobre todo por ser palabras compuestas.
Así, el primero hace referencia a “mostrar el camino”, mientras que el
segundo a “buscar/encontrar el camino”.
Si desglosamos los términos y los trasladamos a un concepto más gene-
ral, wayshowing nos habla de la utilización de todas las herramientas
para mostrar el camino. Este camino es el que todo sujeto debe realizar
para cumplir con su meta en un contexto determinado. Como se ve en el
artículo Sign-Posting Information Design -visión que puede ser comple-
mentada con La Psicología de los Objetos Cotidianos- inclusive la acción
más sencilla tiene como objetivo el alcance de una meta mayor. Así, por
ejemplo, subir una escalera no es un fin en sí mismo, sino el medio para
llegar de un piso al siguiente.
En relación a nuestra área temática, la comunicación visual en el en-
torno no es un fin, sino el medio necesario para facilitar el tránsito de
un usuario en determinado lugar, brindándole la información necesaria
para el cumplimiento de un objetivo más amplio.
Por su parte, el usuario -dadas las características humanas- tiene en su es-
encia el sentido de la búsqueda. Ahora bien, esta búsqueda siempre está
acompañada de un objetivo. A su vez, podríamos decir que este objetivo es
el que aprovecha el hombre para descubrir cosas nuevas. El wayfinding es
producto de esta conducta del sujeto. Mejor dicho, es esta conducta.
Llevando este razonamiento hacia el plano de nuestra disciplina, tenemos
aquí a los dos conceptos antes mencionados o, como dice Mollerup, el fin
y el medio. Sumado a ésto, la tarea del diseñador deberá concentrarse en
medio con la vista en el fin, pero nunca el suyo, sino el del usuario.