Sei sulla pagina 1di 2

Conclusión

En conclusión de la técnica es eliminar las impurezas del 100% y transformarlo en


material hidrófilo, usando como agente de descrude con la solución de hidróxido
de sodio al 50%, y simultáneamente aprenderá a blanquear a la madeja de hilo y
el yute con un agente oxidante. En esta práctica se utiliza el ácido acético para
enjuagar y eliminar los residuos de hidróxido de sodio.

El objetivo de la técnica de descrude es eliminar las impurezas del algodón y


transformarlo en un material hidrófilo, ya que pueda absorber para esto en la
práctica logramos observar los comportamientos de cada una de las muestras, se
fue dando diferente color a la madeja de hilo de algodón y al yute, al igual que su
textura cambio y se transformó en un material más suave y con absorción
tomando en cuenta que el color de la fibra fue de un color clara al sacarla ya que
contiene impurezas naturales como cera, pectina y alcoholes, así como impurezas
provenientes de su procesamiento tales como el material de encolado, la suciedad
y el aceite. Estas sustancias se eliminan del tejido mediante detergentes alcalinos
o soluciones jabonosas. Además, el descrude del algodón hace que las fibras se
vean más blancas y sean más absorbentes en las etapas siguientes de blanqueo y
teñido. El descrude de algodón con frecuencia se llevó a cabo por una operación
de ebullición de 1 hora para dejar actuar al hidróxido de sodio y así poder
observar los cambios de las muestras y sus comportamientos.

Este proceso, como ya habíamos mencionado antes, sirve para preparar la fibra
que posteriormente ocuparemos para hacerle un teñido, eliminaremos impurezas,
blanquearemos el algodón, ya que el algodón naturalmente trae un tono
amarillezco y a la hora te teñir la fibra nos afecta muchísimo