Sei sulla pagina 1di 7

ORIGEN, EVOLUACION Y PROSPÈCTIVA DE LA PEDAGOGIA COMO DISCIPLINA

ORIGEN,

DISCIPLINA

EVOLUCION

Y

José Alfredo Gómez Díaz.

PROSPECTIVA

DE

LA

PEDAGOGIA

COMO

Actualmente existe un dilema: ¿Es la pedagogía una ciencia o una disciplina?, para esto hay que cuestionarse a cerca del origen histórico de la pedagogía, el concepto de ciencia y definir si es ciencia o no, ¿por qué?, según Carlos Hoyos Medina, en su libro:

Epistemología y objeto pedagógico, ¿es la pedagogía una ciencia?, menciona que “La pedagogía como disciplina es actualmente objeto de atención desde múltiples niveles de actividad profesional. Tradicionalmente confinada a la docencia, hoy se le concibe operando en diversas dimensiones: investigación, planeación, evaluación, capacitación, etcétera y se le cita en diferentes quehaceres: desarrollo de comunidad, salud, política, etcétera. En su interior, sin embargo, parece debatirse en un mar de confusiones” 2 pero vayamos por partes, según el origen de la palabra pedagógico, se menciona que:”de acuerdo con Milaret… la palabra pedagógica es prácticamente renacentista y obviamente no tuvo la curiosidad de revisar sus propias afirmaciones. Como todos sabemos, al fundarse las escuelas en la Grecia Clásica- que no son invento griego de la mesopotámia-se crea la figura del pedagogo, el servidor, esclavo, las mas de las veces, que tenia como tarea llevar a los niños a la escuela, básicamente, a la escuela del didascalo. El contenido de la escuela del didascalo, era la didajè, la enseñanza puramente formal, por lo que el pedagogo adquirió con el paso del tiempo el cometido de la educación cívica y moral de los niños, de suerte que desde la época clásica tenemos perfectamente claro que cuando hablamos de didáctica estamos hablando de enseñanza y cuando hablamos de pedagogía estamos hablando de educación.

La palabra pedagogo creció y se multiplico bíblicamente, obediente. De la palabra pedagogo surgió el primer vocablo que serviría para designar el oficio. Si una persona

2 HOYO, Medina Carlos Ángel. (1997). Epistemología Objetivo Pedagógico ¿ Es la Pedagogía una Ciencia?. Plaza y Valdés. Coordinación de Humanidades. UNAM. México. 9.

que es herrero se dedica a la herrería, obviamente una persona que es pedagogo se dedica a la pedagogía. Es un hecho que la palabra pedagogía surgió en la grecia clásica y la encontramos registrada en libros. En el Orestes de Euripides está la palabra pedagogía.En el Timeo de Platón esta la palabra pedagogía como sinónimo de educación. Debemos preparar nuestra parte racional, la que ejerce el control del todo, para una buena pedagogía, dice Platón en el Timeo. Utiliza también la palabra pedagogía en la republica y la encontramos así mismo en Plutarco en sobre la educación de los niños. Bien, en los padres griegos de la iglesia la palabra tuvo larga vida. La tenemos en Irineo de Lyos, Cirilo de Alejandría, quien fuera santo hasta el siglo XVIII, escribió un libro que se llama el pedagogo, en el cual nos habla en la diferencia entre la pedagogía de dios y las otras pedagogías. San Juan Crisóstomo, al analizar la importancia de la adecuada selección del pedagogo habla de la pedagogía, del oficio del pedagogo, como arte y como ciencia, lo menciona como tecne-arte- y episteme-ciencia.

Si es un hecho que la palabra pedagogía se perdió, no entro a las lenguas vernáculas de occidente… pero en ultima instancia, la palabra pedagogía procede del griego clásico se preservo en toda la tradición de oriente, regreso a todos los idiomas europeos en los XV y XVI, menos al ingles, y la estamos perdiendo en las postrimerías del siglo XX 3 .

Si nos damos cuenta, antiguamente la pedagogía no era sinónimo de educación, su referencia mas cercana es la del esclavo que llevaba a los niños a la escuela, como se observa con esta sencilla explicación, pedagogía no trabajo, ni adquirió un concepto de disciplina propia, desde aquí puedo comprender el entorno al litigio entre su identidad científica; en mi concepto, la pedagogía no formo un conjunto de conocimientos, es decir de estudio, del que haya aportado algún saber peculiar, su origen se remonta a la actividad y al desarrollo histórico de disciplina, carente de objeto propio, de ahí que actualmente su diversidad ya explicada por el Doctor Carlos Hoyos Medina.

Con el tiempo el pedagogo empezó impartir conocimientos a los niños y se generalizó de que al hablar de educación se hacía referencia a la pedagogía, desde aquí empezó el juego de palabras no identificadas, como un significado distinto que se

3 MORENO, y de los Arcos Enrique. “sobre el vocablo PEDAGOGIA” Paedagogium, año 2 num. 12. México, D:F., Julio-Agosto, 2002, pp.4-6-

encuentran en un mismo campo. Con el paso de los años la pedagogía se vio influenciada por las teorías del conocimiento que pertenecía a la filosofía en la circunferencia de explicación de qué era el conocimiento, cómo se desarrollaba e influía en el pensamiento del hombre, prácticamente en la educación. Estas explicaciones eran aportadas desde Platón hasta John Locke, en el juego aquel de que el objeto determinaba al sujeto. Toda ésta historia se llamó gnoseología, pero fue con René Descártes que puso en tela de juicio éstas ideas al afirmar que primero pienso y luego existo, con esto quiso decir que el sujeto es el que determina al objeto, con todo ello le siguió Kant, entre otros autores, para decir que todo aquel que de aportes de nuevo conocimiento debe ser bajo ésta filosofía, nada más que ahora ya no con el rango de gnoseología, sino como epistemología, ésta epistemología va ser como la juez que determinará quien entra al círculo de verdaderos, probados científicamente, aquí la historia juega un papel importante como la acompañante que explica que es lo que sucede con el tiempo y, uno de esos tiempos se llamó positivismo, creado por Augusto Comte, en un escenario donde se generalizó que el conocimiento debe estar fuera de todo escepticismo, subjetivismo y todo lo que se le parezca.

Como pedagogos tenemos la tarea de construir conocimiento empezando a analizar los diferentes paradigmas, reflexionando su historia, encontrar la verdadera forma de eregir información y conocimiento en los educandos. La prospectiva es y será mejorar el conocimiento, difundirla y sobre todo que contribuya a la calidad educativa de nuestro entorno.

¿LA PEDAGOGIA COMO CIENCIA?

En mi forma de pensar, hablar del término educación como ciencia, se sostienen desde el punto de vista científico, con el método tradicional hipotético-deductivo, haciendo referencia que la educación ha tomado ayuda de la psicología experimental para comprender y explicar el proceso enseñanza-aprendizaje, desde un punto de vista conductual. Aunque cabe hacer referencia también que el concepto de educación se torna más a un concepto ideológico, político, cultural de una época, no deja de percibirse tampoco su reivindicación conductual, tan manejado y estudiado por: Pavlov, Skinner, Bandura y todos los pensadores de la corriente conductista, además de las

teorías cognitivas de Brunner, Ausubel, Gagné, etecétera. Ante toda esta explicación, yo si considero a la educación como ciencia, pero el término positivista, hallando justificación en el círculo de Viene 4 de científicos que dicen cuando es científico o no un conocimiento.

Entonces, haciendo una diferencia en el término de educación, yo manejaría el concepto pedagogía, entendiendo a la pedagogía como laque integra un contenido multidisciplinar (científico-dialéctico-filosófico) y no solo la que abarca un estudio como en el caso de la educación.

La pedagogía le queda la tarea de ver como se construye el conocimiento en la escuela, de la planeación, administración educativa, etcétera, en una relación sujeto- objeto, abarcando su sentido epistémico, esa sería una de las formas, porque el aspecto de la docencia bastaría para analizar y reflexionar la propuesta de Gimeno Sacristán y Ángel Pérez Gómez, en un libro titulado: Comprender y transformar la enseñanza. La pedagogía no se puede reducir a observar la conducta o solo en explicaciones para generalizar la educación, sin tomar contextos socioculturales, sino que “La pedagogía puede ser objeto de un estudio epistemológico. Se trata de explicar la práctica que influye en torno a la misma, así como de observar de qué manera el teórico de la pedagogía contienen el quehacer específico de la misma” 5 que abarcan muchos aspectos a cuestionar, a criticar, a reconstruir en el ámbito educativo; como pedagogos, nuestra tarea está con lo que he mencionado antes en su quehacer de la construcción del conocimiento, si es así, entonces comprendemos que la pedagogía estaría encontrando su objeto de estudio que sería el desarrollo del conocimiento en si mismo, en el ser humano, por mencionar alguno, además de su sentido existencialista.

Aun en este dilema, yo visualizo que el estudio de la pedagogía se ubica en tres dimensiones; la teoría crítica, la interdisciplinariedad y lo hermenéutico en el conocimiento, sin embargo, en relación a ello, debe existir un diálogo entre ciencias de la educación y pedagogía para explicar su diferencia y/o sus relaciones.

4 “…éste era un grupo de filósofos, matemáticos, físicos, sociológicos y lingüistas reunidos en torno a Moritz Schlick –maestro de la Universidad de Viena-, para tratar cuestiones lógicas y epistemológicas. La orientación matemática de los miembros del Círculo de Viena fortaleció la tendencia a dar mayor rigor y exactitud a las investigaciones filosóficas”. Cfr. González Luz del Carmen (2000). Et-al. La verdad en el pragmatismo en: Filosofía. Séptima reimpresión. Nueva imagen. México. Pp-117. 5 Ibidem., p. 67.

Entonces, no queda otra tarea que hacer comprender a los científicos del círculo de Viena que para hablar de ciencia ( o como dice ángel Díaz Barriga: “…teoría de la ciencia y teoría del conocimiento” 6 se dice que buscar su sentido histórico, filosófico y su desarrollo a lo largo de la humanidad, además de su influencia de ideologías y que era lo que perneaba para producir conocimientos en aquellos tiempos; por otro lado, si se hace caso que para construir conocimiento se tiene que pasar el método natural a las ciencias sociales, entonces se habla de ciencias de la educación, pero si buscamos la dialéctica, reivindicando que la relación sujeto-objeto se construye conocimiento, entonces hablamos de pedagogía, entendiendo que se vale de si misma con sus propios métodos, sus propias formas de investigación; Ángel Díaz Barriga menciona al respecto. “… la teoría de paciencia aborda el problema de la explicación. El simplismo –que no es lo mismo que la falta de rigor lógico- se encuentra en su incapacidad de plantear el problema de la construcción de un fenómeno social y humano para colocarlo como objeto de conocimiento; por lo tanto explica, sin comprender, leyes nomológicas bunguianas” 7 . Este simplismo se ha generalizado, no comprende que las ciencias desde sus tiempos se le hizo a un lado para investigar solamente lo natural, pero que el problema que han tenido las sociedad como la Revolución Francesa, entre otros acontecimientos en siglos pasados, han inquietado al hombre para decir que el ser humano también es objeto de estudio; porque como menciona Verónica Mata García que “La educación sostiene relaciones semejantes pero no idénticas a las que la pedagogía misma sostienen con la sociedad” 8

Al comprender todo esto, dejaríamos a tras que la exísteme de la pedagogía no es fantasía, sino que es tan ciencia como lo es la física o la química, entendiendo sus diversidades, puedo decir que: “Si exigimos que una teoría adecuada de la ciencia y sus métodos sea compatible con la historia y la práctica contemporánea de la física, entonces no disponemos de ninguna” 9 pero tenemos que ser concientes como pedagogos que necesitamos comprender nuestro quehacer, buscar nuevos conocimientos, a través de la investigación, para el beneficio de la sociedad y para quienes trabajamos, ya sea, en la docencia, la administración educativa, la capacitación, investigación o extensión

6 Ibidem, p. 105.

7 Ibidem. P. 136

8 Ibidem., p. 121.

9 CHALMERS, Alan F. (1982). ¿Qué es esa cosa llamada ciencia?. 18 edición. Siglo XXI, México.45.

de la cultura; en la perspectiva actual, no debemos olvidar que la pedagogía tiene su integridad; teórica, práctica y científica, humanista y dialéctica. Solo podemos entender a la pedagogía, trabajando como verdaderos pedagogos, interesados en la búsqueda constantes de nueva información y conocimiento para el mejoramiento de nuestro quehacer laboral y sin perder de vista el momento social en que vivimos, por que aun con los cambios sociales, el pedagogo siempre lo debe entender y adecuar a u oficio; esto se logra con la preparación constante, la reflexión y crítica de nuestro trabajo.

RESUMEN

Aunque la pedagogía a lo largo de la historia, haya carecido de objeto de estudio, hoy la podemos caracterizar como una ciencia, en su quehacer educativo y ubicarnos en tres dimensiones: la teoría, la multidisciplinariedad y la hermenéutica.

Los pedagogos y pedagogas de ahorra debemos estar en la búsqueda constante de información y conocimiento a través de la investigación para mejorar nuestro quehacer, ya sea en la docencia, la planeación, evaluación, la capacitación y extensión de la cultura y así8 contribuir en el desarrollo de la comunidad, salud, política y cultural.

El carácter integral de la pedagogía (la formación desconocimiento en el ser humano, la didáctica y la filosofía) son sus valores máximos y en esto encontramos nuestro quehacer profesional y su carácter integral ya mencionado antes en este ensayo; sin embargo, no debemos olvidar el diálogo que debe existir entre las ciencias de la educación y la pedagogía por la complejidad que presentan en su definición profesional.

Nuestro compromiso como profesionistas, está en la investigación, docencia y extensión de la cultura; ser autodidácticas e informarnos para mejorar nuestro quehacer. La multidisciplinariedad es un elemento valioso que tenemos como pedagogos, solo falta comprenderlos bien y ser concientes de ello.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. HOYOS, Medina Carlos Ángel (1997). Epistemología y objeto pedagógico. ¿Es la pedagogía una ciencia?- Plaza y Valdés. Coordinación de humanidades. UNAM, México. P.9.

2. CHALMERS, Alan F. (1982). ¿Qué es esa cosa llamada ciencia?. 18 edición. Siglo XXI, México.

3. MENDEZ, González Luz del Carmen (2000), Et-al. La verdad en el pragmatismo en: Filosofía. Séptima reimpresión. Nueva imagen. México.

4. MORENO, y de los Arcos Enrique. “Sobre el vocablo PEDAGOGIA”. Paedagogium, año 2,número 12.México, D. F., julio-agosto, 2002.

OBRAS DE COLSULTA

1. MONSERRAT, Bartomeu (1992). Et-al. Epistemología o fantasía. El drama de la pedagogía. primera edición. UPN, México.

2. MONTSERRAT, Bartomeu (1995). Et-al. En nombre de la pedagogía. UPN, Colección Archivos. No. 3, México.

3. VÁZQUEZ, Elisa Bertha (1999). Et-al. Epistémico.La querella del saber. Lucerna Diógenes, México.