Sei sulla pagina 1di 3

CAPITAL INTELECTUAL

ELABORADO POR: KELLY JOHANA CASALLAS CRUZ

C.C.52.902.079

GRUPO: 40156

CORPORACIÓN UNIFICADA NACIONAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR - CUN

PROGRAMA DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS

MODALIDAD DISTANCIA

BOGOTÁ, D.C.

2016
CAPITAL INTELECTUAL

El capital intelectual es el conocimiento intelectual de una organización, esta información es intangible y


produce valor. La Gestión del Conocimiento identifica y analiza las acciones para desarrollar con el fin de
alcanzar los objetivos organizacionales.

Este concepto es muy amplio y resiente, además en marca tres ramas: i. Capital humano: Capacidades y
destrezas que cada colaborador aporta a la organización y el mismo conocimiento, ii. Capital organizacional:
Todos aquellos elementos con los que cuenta la organización como manuales de procesos, bases de datos, la
propiedad intelectual, iii. Capital relacional: Se refiere a los diferentes clientes (fijos) y las relaciones empresa-
clientes.

Las características de la Gerencia del Capital humano, es un conjunto de procesos y sistemas que permiten
que el capital intelectual aumente dentro de una organización de forma progresiva, a través de la capacidad
de solución de problemas, para lograr y crear ventajas competitivas. Otra de sus características es que se
aumenta cuando se comparte a diferencia de los recursos materiales, cuando se comparte el conocimiento es
ilimitado. Una de sus funciones es generar ventaja competitiva, esencial para empresas manufactureras y de
servicios, y su capital intelectual. La fidelización de los colaboradores es fundamental para que el
conocimiento permanezca en la organización y no hallan fugas de información, y manteniendo la motivación
de los colaboradores de la organización, siendo un generador del éxito de la empresa. A través de la
eficiencia y la satisfacción permanente de los clientes.

Con las nuevas tendencias de reconocer los activos intangibles, las grandes organizaciones se dieron cuenta
que dichos recursos humanos representaban la eficiencia y la productividad.

Los primeros esfuerzos del sector empresarial para medir el capital intelectual fue por Skandia, desde la
decana de los ochenta, observo que la teoría de la administración no se acomodada al buen uso de los
conocimientos, llevando a reconocer que la fortaleza competitiva no estaba en los activos contables, sino por
el contrario estaba en los bienes intangibles y desarrollando la manera de hacerlos crecer a través de
elementos nuevos como, el talento individual y la capacidad de manejar la competencia. En 1991 se creó el
departamento de Capital Intelectual en los mismos niveles jerárquicos que cualquier otro departamento de la
compañía. Este modelo se basa en el convencimiento de que el valor verdadero del rendimiento de una
compañía, está en su capacidad de crear valor sostenible, se basa en que divide el valor del mercado, capital
financiero y capital intelectual. El capital del conocimiento es un recurso ilimitado que se utiliza para la
productividad a través del conocimiento tácito y el conocimiento práctico que poseen todos los colaboradores
de la organización. En cuanto a la economía del conocimiento tiene como fin la generación y explotación de
este para crear crecimiento económico y bienestar social, esta economía contiene elementos tales como: el
desempeño, económico, marco institucional, sistemas de innovación permanente, educación y recursos
humanos calificados. La alineación dentro de la empresa se realiza mediante las estrategias que esta delimita
en la visión, misión y los objetivos y que la gerencia debe tener en cuenta todas las áreas para poder alcanzar
los objetivos.
En el manejo del Capital Intelectual las organizaciones se enfrentan a muchos problemas, desde la selección
equivoca del personal, que no encaja con los perfiles del cargo o tiene una capacitación, ni competencias para
poder desarrollar los cargos. También se puede notar que en muchas organizaciones es ausente la
motivación y el clima laboral, causando que los colaboradores no se sientan empoderados y fidelizados a la
organización, y al trabajar de este modo se afecta la productividad y la competitividad de la organización. Las
falencias de las organizaciones se encuentra en el mal manejo del recurso humano y a su vez del capital
intelectual cuando no se les da la importancia requerida, y no se aplica el PHVA adecuadamente. Estas
falencias pueden causar problemas en las organizaciones por ejemplo: Cuándo no hay rumbo estratégico,
cuando no hay visión y valores compartidos, cuando no se aplica el lineamiento entre la visión y los sistemas
de la organización.

Las megatendencias del siglo XXI del Capital Intelectual, según Alvín y Heid Toffler están enfocadas primero:

 Foco en riqueza antes que en rentabilidad: Se resume en la capacidad de adquirir, crear, aplicar y
producir capital intelectual, clave para el éxito competitivo aplicando la innovación e ideas en la
economía del siglo XXI.

 Propiedades intrínsecas del conocimiento como fuente de riqueza: tiene siete características: i. El
conocimiento puede ser compartido aumentando la riqueza ii. Es intangible iii.no lineal iv. El
conocimiento es relacional v. el conocimiento es combinable vi. El conocimiento es portable vii. El
conocimiento puede ser comprimido.

 Choque de velocidades: Las tres olas tecnológicas coexisten y producen un choque entre las
velocidades, sociales, industriales y del conocimiento.

Las megatendencias en el entorno global son: La globalización, calidad total, Downsizing, Benchmarking,
paradigmas, Planeamiento Estratégico, Coaching, Tecnología, Feed bank, Reingeniería, Telemarketing,
Desarrollo Corporativo, Automangement, Empowerment, Autsourcing.

La gerencia y los procesos administrativos, van de la mano ya que las funciones del uno van encadenas con
las funciones del otro, los dos buscando el mismo fin. Conformando un grupo interdisciplinario, para definir
objetivos y resultados, la asignación de tareas, delegación y autogestión, motivación, monitoreo y seguimiento
del equipo de trabajo y de las actividades, sin olvidar el liderazgo y la autonomía. Dentro de las actividades
que se deben realizar para obtener los resultados deseados está fomentar la gestión del conocimiento entre
los individuos de la organización, divulgar el conocimiento en las actividades diarias de los colaboradores, la
comunicación debe ser fluida y asertiva, socializar el conocimiento en las diferentes áreas de la organización.
La auditoría del Capital Intelectual juega un papel importante en la medición del mismo dentro de la
organización.

En la Gestión del Capital Intelectual, sus objetivos son: identificar las necesidades de conocimiento de la
empresa en el ámbito interno y externo, formular estrategias de alcance organizacional para el desarrollo, de
igual manera incentivar permanentemente el mejoramiento continuo de todos los procesos de la organización,
siempre utilizando el conocimiento interno y externo. Monitorear todos los logros obtenidos mediante la
aplicación del conocimiento. A través de las estrategias utilizadas por la organización se pueden lograr todos
los objetivos propuestos para que la organización con su Capital Intelectual, generen riqueza por su
competitividad y calidad en el servicio y productos.