Sei sulla pagina 1di 6

EL EMBARAZO PRECOZ

Concepto de Precoz
El término precoz se emplea para dar cuenta de aquello que es prematuro,
temprano o que sucede antes de lo previsto. Aquello o aquel que se
caracteriza por ser prematuro, temprano o pasa antes de lo esperado La
palabra suele aplicarse con frecuencia a las siguientes cuestiones: un fruto,
un proceso y una persona. Cuando se aplica a un fruto entran en vigencia
referencias como temprano y prematuro; mientras tanto, cuando se está
ante un proceso calificado de precoz, implicará que el mismo ha aparecido
antes de lo habitual. Cuando se aplica a personas implica la presencia de
cualidades o la realización de acciones que son frecuentes en edades
maduras. Y cuando se emplea asociado a una persona, significará que la
misma, de una muy corta edad, presenta cualidades y actitudes que son
más frecuentes en una edad más madura. Por ejemplo, cuando un niño
muy pequeño presenta un talento especial hacia una determinada actividad
que no es considerada propia de su edad, tal es el caso de interpretar una
pieza musical en piano, se hablará de su talento precoz.
Ahora bien, no siempre que una persona sea precoz en algo implicará algo
positivo como en el caso expuesto líneas arriba, sino que en otros casos o
contextos la precocidad no será algo positivo sino muy por el contrario.

EL EMBARAZO PRECOZ. Es aquel embarazo que se produce


en niñas y adolescentes. A partir de la pubertad, comienza el proceso de
cambios físicos que convierte a la niña en un adulto capaz de la
reproducción sexual. Esto no quiere decir, sin embargo, que la niña esté
preparada para ser madre.
En concreto muchas son las consecuencias negativas que tiene que una
pequeña de esta edad quede en embarazada. Entre las mismas podríamos
destacar, por ejemplo, un brutal cambio emocional que la lleve a la
depresión y también una ruptura de su vida hasta ese momento. Y es que
debe hacer frente no sólo a una carga de adulto, como es tener un hijo, sino
también a ver paralizados sus proyectos formativos, laborales o de vida.
Todo ello a su vez trae consigo que a su vez el bebé que nace pueda estar
sometido a los problemas físicos y mentales de la madre lo que suponga al
final que él tenga que enfrentarse a sufrir patologías tales como ceguera,
mal formación o diversos retrasos psíquicos.
Según diversos estudios, el embarazo precoz es cada vez más frecuente.
Se trata de un problema de prioridad para la salud pública por el alto riesgo
de mortalidad que suele presentar. Los bebés de madres adolescentes, por
lo general, presentan bajo peso al nacer y suelen ser prematuros.
El embarazo precoz está vinculado a una cierta situación social, que
combina la falta de educación en materia de reproducción y
comportamientos sexuales, la falta de conciencia propia de la edad y otros
factores, como puede ser la pobreza (que obliga a vivir en situaciones de
hacinamiento, por ejemplo). En muchas ocasiones, incluso, el embarazo
precoz está vinculado a violaciones.
Y todo ello sin olvidar otras causas que igualmente se encuentran entre las
principales originarias del llamado embarazo precoz. Así, entre las mismas
se hallan también el consumo de todo tipo drogas, una falta de modelos
adecuados en la joven, violencia en el seno de la familia y la influencia de
vivir en un entorno donde es frecuente que las mujeres queden
embarazadas a edad muy temprana.
Es común que el embarazo precoz sea condenado a nivel social y familiar.
La adolescente embarazada es vista como “culpable” de una
situación “indeseada”, por lo que suele ser discriminada y no cuenta con el
apoyo que necesita. Por eso, los especialistas insisten en que la madre
precoz debe contar con la asistencia de la familia y ser acompañada en las
visitas a los médicos y en los cuidados.
De todas formas, los médicos resaltan que es necesario trabajar en
la prevención de los embarazos precoces, con campañas de
concienciación, educación sexual y el reparto gratuito de métodos
anticonceptivos.
En este caso podemos decir que se establecen tres modelos de prevención:
Primaria. Consiste en desarrollar todo tipo de medidas, fundamentalmente
educativas y sociales, para evitar que se produzca el embarazo precoz. Se
encamina hacia el cambio de comportamientos sexuales.
Secundaria. En este caso lo que se intenta es que una vez el embarazo ha
tenido lugar se limiten los problemas que él trae consigo, es decir, persigue
la evolución satisfactoria tanto de la madre como del bebé.
Terciaria. Tiene como objetivo el conseguir la felicidad y estabilidad del
bebé.
EL EMBARAZO PRECOZ EN PERÚ
Cada día, 15 niñas de entre 11 y 15 años se convierten en madres en el
Perú, poniendo en riesgo su salud y su futuro. En 2015, dieron a luz 1,538
niñas de entre 11 y 14 años y 3,950 de 15 años.
En el Perú, desde hace mucho tiempo se hablaba de niñas menores de 15
años que resultaban embarazadas y se convertían en madres, pero el tema
no era visible, en gran parte por la falta de información. Sin embargo,
recientes datos proporcionados por el Registro Nacional de Identificación y
Estado Civil (Reniec) y el Ministerio de Salud (Minsa) confirman que el
problema existe y se ha agravado en los últimos años.
Según el Reniec, en el 2015 se registraron 1,538 casos de madres entre los
11 y 14 años de edad que acudieron a esta institución para declarar el
nacimiento de sus hijos. Ese mismo año se registraron 3,950 madres de 15
años de edad. Los mayores registros ocurrieron en la selva (40% en
promedio) y en los departamentos de la costa norte del Perú (Tumbes,
Tacna, Ica y Lambayeque).
Las cifras del Minsa confirman la tendencia. En la última década, la cifra de
madres menores de 15 años pasó de 936 casos en 2005 a 1,040
nacimientos en el año 2015. Esto quiere decir que en el Perú, cada día del
año, al menos 4 menores de 15 años de edad se convierten en madres,
mientras que entre las adolescente de 15 años se registra un promedio de
11 partos al día.
 Riesgo para la salud
Elena Zúñiga, representante del Fondo de Población de Naciones Unidas
(UNFPA) en el Perú, señaló que las madres menores de 16 años tienen
cuatro veces más riesgos de morir en el parto que una mujer mayor de 20
años.
Debido a que el 32% del total de nacimientos registrados en este grupo de
edad habría ocurrido fuera de un establecimiento de salud, hay altas
probabilidades de riesgo para la vida de la madre y del recién nacido,
puesto que las condiciones de higiene e inmunización que rodean el parto
podrían influir para la presencia de infecciones.
 Vida sexual temprana
Para Zúñiga, una de las causas por las que aumentó el embarazo en
menores de 15 años sería el inicio cada vez más temprano de las
relaciones sexuales. Según los datos del Ministerio de la Mujer,
aproximadamente el 40% de los jóvenes inicia su vida sexual antes de los
18 años, en muchos casos por factores culturales, porque hay muchas
familias donde se consiente esta práctica desde más jóvenes.
"Si la tendencia sigue así, hay una alta probabilidad de que una de cada
siete adolescentes cumpla 18 años de edad habiendo sido madre, pero,
peor aún, hay una gran probabilidad de que el 3% de las niñas menores de
15 años vivan en unión o matrimonio. Aunque la cifra parece pequeña, eso
significa miles de personas y no hay políticas públicas específicas para
atender esta problemática", advirtió la representante del UNFPA.
 Falta educación sexual
Explicó que la Ley General de Salud prohíbe dar información sobre estos
temas a menores que no acudan acompañados de sus padres. Para bajar
la tasa de embarazos adolescentes necesita de una política concertada, así
como de reforzar la inversión para tomar mejores decisiones.
La ex ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Marcela Huaita,
reconoció que actualmente falta una política pública para prevenir esta
situación. Sin embargo, señaló que las cifras presentadas servirán como
evidencia para que se planteen planes y metas claras en lo que respecta al
embarazo adolescente.
"Los embarazos de menores de 14 años son violaciones. Las niñas
menores de 14 años no pueden tomar decisiones sobre iniciar relaciones
sexuales con la responsabilidad que esto conlleva. Nuestras niñas madres
en algunos casos han sido agredidas directamente por un varón, pero en
otros casos son agredidas por el entorno social que permite el inicio de la
vida sexual demasiado temprano. Por eso estamos dejando evidencia sobre
la situación que enfrentan las adolescentes para la toma de decisiones y
que en el futuro se revierta la situación", anotó la ex ministra.

TOME NOTA:
 América Latina es el segundo del mundo donde la tasa de embarazo adolescente
es más elevada, después de África.
 Pese a las medidas que se han implementado para evitar que la cifra de
embarazos adolescentes siga creciendo, en muchos países hubo retrocesos por
la falta de políticas públicas.
 La legislación peruana sanciona con penas no menores de 30 años de cárcel a
quienes tienen relaciones sexuales con una menor de 14 años o menos.
 Se dicta cadena perpetua si el denunciado tiene cualquier vínculo de familiaridad
con la víctima o alguna posición que le implique ganar su confianza. En esos
casos no proceden los beneficios penitenciarios, la redención de pena o cualquier
otra medida.

¿CUÁL ES LA CAUSA DEL EMBARAZO ADOLESCENTE?


No existe una específica, en realidad son muchas y pueden ser individuales,
familiares, sociales, económicos o culturales.
Personales:
 Edad de la menarquía precoz
 Deseo de independencia
 Falta de información acerca de su anatomía y fisiología.
 Desconocimiento de métodos anticonceptivos y de su uso correcto.
 Sentimiento de soledad, incomprensión y baja autoestima.
 Uso y abuso de alcohol y drogas.
 Rebeldía natural y búsqueda de identidad y nuevas experiencias.
 Sentirse invulnerables porque “eso les ocurre a otros y a mí no”.

Familiares:
 Inestabilidad familiar
 Ejemplo familiar de embarazo adolescente: Varios estudios muestran que si
los progenitores fueron padres adolescentes, es más probable que sus hijos
lo sean. “Se dice que es por imitación o porque la joven piensa: “si tú te
embarazaste a mi edad, ¿por qué no lo voy a hacer yo?”.
 Falta de comunicación interfamiliar.
 Provenir de familias disfuncionales.

Sociales:
 Cambio de valores sociales
 Estrato social bajo: Algunos estudios muestran que a mayor grado de
escolaridad y solvencia económica hay menos embarazos en jóvenes,
aunque ninguno de estos factores garantiza, por ejemplo, que una familia
no sea disfuncional.
 Presión grupal y de pareja para tener relaciones sexuales –a veces en
forma esporádica- como una forma de demostrar que es “más hombre o
más mujer”.
 Influencia de los medios masivos de comunicación social.
 Abuso sexual.
 Pornografía y prostitución de adolescentes.
Culturales:
 Sobre todo en áreas rurales hay poblaciones en donde no hay más
expectativa de vida que casarse y tener hijos.
En ocasiones, los jóvenes no mantienen una buena relación familiar y
cuando se presenta alguna situación no toman las decisiones adecuadas o
no tienen la confianza para dialogar en familia en temas como la sexualidad,
lo que puede traer como consecuencia embarazos no deseados.
Se plantea además la posibilidad de que el embarazo adolescente sea una
forma de escapar del mundo del trabajo y del mundo escolar, si la
adolescente no se siente capaz de enfrentar las exigencias escolares y/o
laborales. Así, al embarazarse no se le puede exigir como al resto, porque
ella ha adquirido otras responsabilidades que pertenecen al mundo de los
adultos.
Se señala además la presencia de una autoestima disminuida, habiéndose
encontrado en varios estudios que las adolescentes embarazadas
mostraban un bajo concepto de sí mismas. Se argumenta que buscan
afecto para compensar su propia inseguridad.
Diversos estudios sobre fecundidad en adolescentes coinciden en que las
relaciones familiares influyen considerablemente en el comportamiento
sexual de la adolescente. La comunicación familiar es un factor
determinante de las relaciones que se establece en el núcleo familiar y las
relaciones que se establecerán con los demás.

Además:
 El inicio temprano de las relaciones sexuales.
 No hubo educación sexual básica, tampoco existen lugares confidenciales
donde los menores puedan acudir para prevenir un embarazo.
 Desconocimiento de los métodos anticonceptivos básicos efectivos.
 Los adolescentes no utilizan métodos anticonceptivos por temor a
solicitarlos.