Sei sulla pagina 1di 7

COMISIONES DE REGULACIÓN Y SU JUSTIFICACIÓN EN EL ORDENAMIENTO

JURÍDICO COLOMBIANO.

LUCIANO ARRIETA GARCIA

C.C 72.296.325

C.E 110161007

FRANK ANDRES LORA VIVES

C.C 1.083.561.180

C.E 110161030

ALVARO JOSE FUENTES LINERO

C.C 1.065.571.998

C.E 110161026

SERGIO MUÑOZ CASTRO

C.C 1.128.125.564

C.E 110161093

RAFAEL BLADIMIRO ARQUEZ JIMENEZ

C.C 9.270.977

C.E 110161005

DOCENTE: DR. CARMELO PERDOMO

UNIVERSIDAD LIBRE DE BARRANQUILLA

ESPECIALIZACIÓN EN DERECHO ADMINISTRATIVO

MODULO: ESTRUCTURA, ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA Y COMPETENCIAS DE


LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL

PRIMER SEMESTRE. GRUPO B

2016.

1
TABLA DE CONTENIDO

1. Participación del Estado en el Desarrollo Económico y Estructura de


la Administración Pública.

2. Creación y Naturaleza de las Comisiones de Regulación.

3. Definición de Comisiones de Regulación.

4. Funciones de las Comisiones de Regulación.

5. Se Justifica la Existencia de las Comisiones de Regulación en el


Ordenamiento Jurídico Colombiano y Existe alguna Entidad que pueda
cumplir sus funciones.

2
PARTICIPACIÓN DEL ESTADO EN EL DESARROLLO ECONÓMICO Y
ESTRUCTURA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA.

A la luz de la Constitución Política de 1991 el Estado tiene la obligación dirigir el


desarrollo de la economía del país, el cual se realiza mediante la participación
armónica de las tres ramas del poder público y los diferentes organismos
administrativos autónomos e independientes. Esta influencia del estado en las
decisiones económicas y el rumbo que lleva la nación en este sector financiero y
de servicios públicos, es fruto del desarrollo histórico, normativo y jurisprudencial
sobre el tema, en este último caso la Corte Constitucional, en la pluricitada
Sentencia C-150 de 2003, se ha encargado de hacer un recuento de las distintas
modalidades que puede tener dicha intervención del estado en la economía, citas
que transcribimos ampliamente por su carácter pedagógico en la materia:

“Ahora bien, la intervención del Estado en la economía puede ser de diferente tipo, sin que siempre
pueda efectuarse una diferenciación clara entre las formas de intervención correspondientes. Así,
por ejemplo, en la doctrina (DELVOLVÉ, 1998:17 y ss.) se habla de intervención estatal global,
cuando versa sobre la economía como un todo, sectorial, cuando recae en una determinada área de
actividad, o particular, si apunta a una cierta situación como por ejemplo a la de una empresa; de
intervención estatal directa, cuando recae sobre la existencia o la actividad de los agentes
económicos, o indirecta, cuando está orientada no a la actividad económica propiamente dicha sino
al resultado de la misma; intervención unilateral, cuando el estado autoriza, prohíbe o reglamenta
una actividad económica, o intervención convencional, cuando el estado pacta con los agentes
económicos las políticas o programas que propenden por el interés general; intervención por vía
directiva, cuando el estado adopta medidas que orientan a los agentes económicos privados, o
intervención por vía de gestión, cuando el estado se hace cargo el mismo de actividades
económicas por medio de personas jurídicas generalmente públicas”1

Antes de seguir se debe tener en cuenta que los servicios públicos hacen parte
del sector económico y financiero del estado pero con una finalidad social como lo
es el brindar comodidad a la población en general, la cual tiene derecho a vivir en
condiciones dignas, con facilidades para cubrir todas sus necesidades básicas. Es
en este aspecto que se vuelve primordial el estado, pues si en el recaen la mayor
participación y dirección para satisfacer las necesidades de las personas y el
interés general resulta claro que se deben escoger criterios y herramientas que
sirvan para la regulación de cómo se adquiere y se brindan esos servicios
públicos.

Se tiene, entonces, que el reconocimiento de los servicios públicos como


actividades económicas, no solo no excluye sino que fundamenta la intervención
del estado para garantizar la eficiencia de la prestación del servicio y los derechos
de los usuarios, mediante la limitación de la libertad económica de los
operadores.2 Es con este ánimo que el legislador mediante la Ley 142 de 1994

1 República de Colombia. Rama Judicial. Corte Constitucional. Sentencia C-150 de 2003. Magistrado Ponente DR. MANUEL JOSÉ CEPEDA
ESPINOSA.
2
Análisis a partir de las funciones jurisdiccionales de la Comisión de Regulación de Comunicaciones. Julián Andrés Pimiento Echeverri.
Página web http://revistas.uexternado.edu.co/index.php/Deradm/article/view/3493/3559. A fecha 2/mayo/2016.

3
con la finalidad de controlar una actividad económica como lo son los servicios
públicos crea una serie de unidades administrativas especiales denominadas
comisiones de regulación.

CREACIÓN Y NATURALEZA DE LAS COMISIONES DE REGULACIÓN

La Ley 142 de 1994, entre otros aspectos fue expedida como alternativa de
apoyo para el crecimiento de una economía dinámica vinculada al mercado
global. Se compone de diez títulos, de entre los que se encuentran (ii) rol de los
prestadores de los servicios públicos, régimen de los actos y contratos de las
empresas; (iv) regulación, control y vigilancia del Estado; (viii) normas especiales
para algunos servicios como por ejemplo agua potable, saneamiento, energía
eléctrica y gas combustible; En ellos se condensan los componentes más
importantes de la regulación legal atinente a los servicios públicos domiciliarios,
cuyo régimen especial pone de presente “la importancia que el Constituyente
otorgó a los servicios públicos como instrumentos para la realización de los fines
del Estado Social de Derecho, así como para la plena vigencia de los derechos
constitucionales que garantizan una existencia digna”. De igual forma el artículo
69 de la Ley 142 de 1994 dispuso la creación de las Comisiones de Regulación,
como unidades administrativas especiales, con independencia técnica,
administrativa y patrimonial, adscritas al respectivo Ministerio del Ramo que
regulan. Los entes creados fueron los siguientes: (i) Comisión de Regulación de
Agua Potable y Saneamiento Básico, adscrita al Ministerio de Desarrollo
Económico; (ii) Comisión de Regulación de Energía y Gas Combustible, adscrita al
Ministerio de Minas y Energía; y (iii) Comisión de Regulación de
Telecomunicaciones, adscrita al Ministerio de Comunicaciones. De esta manera,
las Comisiones de Regulación, hacen parte de la Rama Ejecutiva del Poder
Público, tienen asignadas funciones administrativas y respecto de ellas el
Presidente de la República es suprema autoridad administrativa.3 De igual forma
mediante la ley 1122 del 2007 en su artículo 3 crea la Comisión de Regulación en
Salud.

DEFINICIÓN DE COMISIÓN DE REGULACIÓN

La Corte Constitucional percibe la regulación como "una forma de intervención


estatal en la economía, y se convierte en una eficaz herramienta constitucional
tendiente a evitar que la sola operación de las leyes del mercado pueda
desdibujar los fines sociales de nuestro estado (Preámbulo, artículos 1, 2, 333,
334, 365, 367 y 370 CP)."4 Está claro a la luz de los artículos 68 y s.s. de la ley
142 de 1994 que las comisiones de regulación buscan la eficiencia de los servicios
públicos domiciliarios, que en palabras del jurista DR. GIL BOTERO (2009:10), la

3República de Colombia. Rama judicial. Corte constitucional. Sentencia C-263/13. Magistrado ponente DR.JORGE IVÁN PALACIO.
4
República de Colombia. Rama judicial. Corte constitucional. SENTENCIA C-1162/00. Magistrado ponente DR. JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ
GALINDO.

4
regulación es "la técnica de intervención del estado en un sector económico,
orientada a evitar distorsiones en los mercados y de manera específica a
garantizar la libre competencia". De estas definiciones es claro identificar los tres
elementos que componen las comisiones de regulación que son: 1. Se trata de
una expresión del poder del estado de intervención en la economía, 2. Hay un
alto grado de tecnicidad de la actividad regulatoria y 3. Esta tecnicidad da
sustento a las decisiones adoptadas por las Comisiones de Regulación, como ente
instrumental creado para realizar dicha actividad. Resulta evidente el porqué de
la existencia de estas unidades administrativas que forman parte integra de
nuestro ordenamiento tanto jurídico como funcional en un estado social de
derecho como lo es Colombia. Estas comisiones están conformadas por tres
organismos que son: 1. la Comisión de Regulación que estará integrada a su vez
por el Ministro del Gabinete Presidencial respectivo, un Comité de Expertos
Comisionados de dedicación exclusiva designados por el Presidente de la
República y el Director del Departamento Nacional de Planeación, A las
Comisiones asistirá, únicamente con voz, el Superintendente de Servicios
Públicos; 2. La Coordinación General conformada por la Coordinación Ejecutiva y
la Coordinación Administrativa; 3. Las Áreas Ejecutoras que son una unión
tripartita de una Oficina de Regulación y Políticas de Competencia, una Oficina
Técnica y la Oficina Jurídica.

FUNCIONES DE LAS COMISIONES DE REGULACIÓN

El artículo 48 de la ley 489 de 1998 estipula que las comisiones de regulación de


servicios públicos domiciliarios se sujetarán en cuanto a su estructura,
organización y funcionamiento a lo dispuesto en los correspondientes actos de
creación. Las funciones de regulación son específicas de intervención socio
económica, por lo cual se revisten de un carácter técnico, sectorial y permanente,
y que están llamadas a ser ejercidas de conformidad tanto con la Constitución
como con la ley y las disposiciones gubernamentales, y en todo caso sujetas a las
formalidades previstas en lo pertinente en el Código de Procedimiento
Administrativo y de lo Contencioso Administrativo y a los controles pertinentes de
carácter administrativo y judicial. De igual forma son funciones especiales de la
comisión las enumeradas en el artículo 73 de la 142 de 1994, y es función
general la siguiente: “tienen la función de regular los monopolios en la prestación
de los servicios públicos, cuando la competencia no sea, de hecho, posible; y, en
los demás casos, la de promover la competencia entre quienes presten servicios
públicos, para que las operaciones de los monopolistas o de los competidores
sean económicamente eficientes, no impliquen abusos de la posición dominante,
y produzcan servicios de calidad.” Se tiene entonces que las funciones inherentes
a las comisiones de regulación les son atribuidas por medio de la Constitución, la
Ley y aquellas funciones delegadas por el Presidente de la República, tal como lo
dicta el artículo 68 de la ley 142 de 1994; de igual forma el mismo articulado

5
establece que las funciones que cumplan las comisiones son de potestad
delegataria del presidente, en caso tal de que este no lo quisiera así estarían bajo
el cumplimiento directo de la oficina presidencial.

SE JUSTIFICA LA EXISTENCIA DE LAS COMISIONES DE REGULACIÓN EN


EL ORDENAMIENTO JURÍDICO COLOMBIANO Y EXISTE ALGUNA ENTIDAD
QUE PUEDA CUMPLIR SUS FUNCIONES.

Como bien consagra el artículo 68 de la ley 142 de 1994, las comisiones de


regulación son unidades administrativas especiales, que gozan de independencia
administrativa, técnica y patrimonial. A estas entidades se les ha dado la
competencia para regular el servicio público respectivo de su naturaleza. Es
importante subrayar que las comisiones de regulación son un fenómeno
innovador del derecho administrativo en Latinoamérica y solamente a partir de la
Ley 142 de 1994 se crearon estas como entidades independientes, aun cuando
estos mismos entes son la prolongación de unas unidades administrativas,
dependiente de los ministerios. En esa medida es menester anotar que cada
comisión independiente tiene una función específica que como su nombre lo
indica es la regulación socio y económica de los monopolios que maneja cada
operador del servicio público domiciliario.

Ahora bien, haciendo énfasis en desarrollar la respuesta de la pregunta


formulada, es importante destacar que el ahínco del legislador por crear estas
agencias reguladoras es darle autonomía e independencia como sus
características más fundamentales y a su vez ser un mecanismo de garantía a la
interferencia política de las funciones que desarrollan.

Desde el punto de vista jurisprudencial la Corte Constitucional estableció que las


Comisiones no son entidades omnímodas por encima de las leyes y del Presidente
de la Republica, la decisión con ponencia del Dr. JOSE GREGORIO HERNANDEZ,
respalda la ley 142 de 1994, ley que creo las Comisiones Reguladoras de agua
potable y saneamiento básico, la de energía y gas combustible y
telecomunicaciones.

Igualmente la Sala Plena señala que las funciones de las Comisiones Reguladoras
son de naturaleza administrativa y deben estar sujetas estrictamente a la
Constitución y la ley y a los decretos reglamentaros que expide el Presidente de
la Republica y no pueden llevar vacíos legislativo.

La Corte advierte que la facultad reguladora asignada a las comisiones se debe


ejercer respecto de las materias señaladas en la Constitución en el artículo 370, y
siempre y cuando se dé la autorización del Presidente de la Republica.

Añade que la Presidencia con base en la ley, las políticas generales de


administración y control de eficiencia de los servicios Públicos Domiciliarios, por

6
otra parte señala que todas las decisiones que tomen las Comisiones deben
ajustarse a la ley y la Constitución Nacional, y proscribe cualquier posibilidad de
tomarlas con criterios propios.

En desarrollo con esta jurisprudencia, y la ley 142 de 1994 justifico la existencia


misma de estas Comisiones porque más de un organismo administrativo
colégialo, con facultades de la misma naturaleza, actúa como garante de la
Constitución y la Ley, ante la posibilidad de la vulneración de los derechos
fundamentales en desarrollo de la prestación de los servicios domiciliarios
prestados por una entidad de orden particular, recuerden que esta es la manera
como el Estado entra a regular la prestación de estos servicios, otro punto de
vista que creemos importante es que el ciudadano ante la ausencia del estado
frente a un abuso y/o vía de hecho cometida por una entidad privada no tendría
como garantizar nuestros derechos fundamentales conculcados por este actuar.

Según las consideraciones anteriormente vistas podríamos concluir que si es


justificada la existencia de estas comisiones ya que sus funciones son meramente
de regulación y no hay otra entidad(es) que cumpla a cabalidad estas
características, ya que podríamos decir que las superintendencias tienen más un
carácter de vigilancia y coercitividad que de regulación. De igual forma es
menester el destacar que las comisiones de regulación son un brazo desarticulado
de la organización estatal y al contrario de entorpecer o redundar, su finalidad
más allá de las características y funciones previamente señaladas, es
descongestionar o desahogar a otras entidades que se apoyan en estas para
complementar su misión o tarea.

De esta manera que creemos conveniente y justificable la existencia misma de


estas comisiones que están llamadas a obrar en nombre de la Constitución y la
Ley de manera restrictiva, lo que si deberíamos reflexionar y sobre la escogencia
de dichos funcionarios que conforman dichas entidades estatales, toda vez que
las Comisiones como tal están llamadas a salvaguardar nuestros derechos y
tomar las decisiones conforme a la Constitución, la ley y los Decretos
Presidenciales, salirse de estos parámetros se configuraría como una vía de
hecho, y una posible demanda administrativa contra el Estado.