Sei sulla pagina 1di 6

Aristóteles: ideales políticos

LA NUEVA CIENCIA DE LA POLÌTICA

la Política, por ejemplo, el libro VII, en el que pretende Aristóteles la construcción de un estado ideal, va aparentemente
detrás del libro III, de los libros IV, V y VI, que se refieren a los estados reales y no al ideal, constituye un grupo aparte. Por
esta razón se suelen colocar los libros VII y VIII después del libro III, y los libros IV y VI al final; existe sin embargo una
conexión entre el estudio de la monarquía hecho casi al final del libro III Y de la oligarquía y la democracia que aparece en
el IV.

la Política, tal como la conocemos, es obra de Aristóteles. El texto pertenece a dos etapas distintas y cae, en consecuencia,
en dos partes principales.

En primer término, una parte que trata del estado ideal y de las tres anteriores acerca de él. Esta parte comprende
el libro II, que es un estudio histórico de las teorías más antiguas realmente notable por la crítica de Platón; el libro
III, que contiene un estudio de la naturaleza del estado y de la ciudadanía, pero que trata de ser una introducción
a una teoría del estado ideal y los libros VII y VIII, relativos a la construcción del estado ideal.

En segundo término, hay un estudio de los estados reales, principalmente la democracia y la oligarquía, junto con
las causas de su decadencia eran los mejores medios de darles estabilidad, está constituido por los libros IV,V y
VI. Jeager atribuye a esta segunda parte una fecha posterior a la apertura del Liceo, suponiendo que representa
una vuelta la filosofía política que después de la investigación de las ciento cincuenta y ocho constituciones griegas
o durante ella. Los libros IV, V y VI FUERON insertos por Aristóteles en medio de la redacción original, con lo que
la obra ideal se amplió hasta convertirse en un tratado General de ciencia política. Por último, Jaeger cree que el
libro I fue el último escrito y que se redactó a modo de introducción general al tratado amplio, aunque se une de
modo apresurado en perfecto con el libro II.

la Política trata de constituir un tratado sobre una sola ciencia; la Política representados estados del pensamiento
aristotélico que se distinguen por la distancia recorrida en el camino de la emancipación de la influencia platónica, o en el
intento de trazar una línea de pensamiento e investigación característicamente propia.

Aristóteles concibió una ciencia o un arte de la política escala mucho más amplia. La nueva ciencia debía ser general esto
es, debe ocuparse de las formas de gobierno reales a la vez que de las ideales y debería enseñar el arte de gobernar y
organizar estados, cualquiera que fuese su forma del modo que se desease. Esta nueva ciencia general de la política era,
pues, no sólo implica y descriptiva sino en algunos aspectos independiente de toda finalidad ética, ya que un estadista
puede tener necesidad de ser perito en el gobierno, aun para regir un estado malo con arreglo a la nueva idea, la ciencia
de la política comprendía tanto el conocimiento del bien político, absoluto y relativo, como el de la mecánica política, y
cada caso para una finalidad inferior o aun mala. Esta ampliación del concepto de filosofía política constituye la concepción
más característicamente aristotélica.

La fuente de la primera está constituida por los libros II, III, VII y VIII. La fuente de la segunda la forman los libros IV, V y VI.
El capítulo inicial es el libro I.

LAS CALSES DE AUTRIDAD

el genio de Aristóteles es más obvio, aunque menos original en comparación con platón. En todas las partes de la Política
en las que se trata del estado ideal, se pone de manifiesto unas diferencias esenciales de Platón y Aristóteles ponte; lo
que esté denomina estado ideal es siempre lo que constituye para Platón del estado segundo en orden de bondad. La
repudiación del comunismo a que nos acabamos de referir muestra que el estado ideal de la República no fue aceptado
nunca por Aristóteles, ni siquiera como ideal. El ideal aristotélico los siempre el gobierno con arreglo a normas jurídicas y
nunca el despótico, ni siquiera en el caso de que fuese despotismo ilustrado del filósofo-rey. En consecuencia, Aristóteles
aceptó desde un principio el punto de vista de Las leyes, de que En todo estado bueno ese verano último debe ser la ley y
no ninguna persona. Esta distinción entre diferentes especies de autoridad es tan importante para Aristóteles. Es "una
comunidad de iguales que aspira a la mejor “vida posible" y deja de ser unidad auténtica política si la discrepancia entre
sus miembros es tan grande que estos dejan de tener la misma "virtud".

EL IMPERIO DE LA LEY

Aristóteles acepta la supremacía de la norma jurídica como marca distintiva del gobierno y no sólo como una desgraciada
necesidad. La ley es "la razón desprovista de pasión"; y la analogía que acostumbraba a presentar Platón entre la política
y la medicina es equivocada. Si la relación política ha de permitir libertad, tiene que ser de tal tipo el subtítulo no abandone
por entero su juicio y su responsabilidad, y esto es posible siempre que, tanto el gobernante como el gobernado, se
encuentra en una situación determinada por la ley. La autoridad "desapasionada" de la ley no ocupa el lugar del
magistrado, pero da la autoridad del magistrado una cualidad moral que no podría tener de otro modo. Como observa
Aristóteles, el gobernante que se ajusta a las leyes gobierna sobre súbditos que obedecen voluntariamente; gobierna por
el consentimiento y es enteramente distinto de un dictador.

El gobierno con arreglo a derecho, tal como Aristóteles entiende la expresión, tiene tres elementos principales:

En primer término, el gobierno el interés público o general, a diferencia del gobierno faccioso o tiránico, que
actualmente es de una sola clase o individuo.

En segundo lugar, es un régimen jurídico en el sentido de que el gobierno se realiza mediante regulaciones
generales y no por decretos arbitrarios, y también en el sentido más vago de que el gobierno no se burla de las
costumbres y convenciones permanentes de la constitución política.

Tercer lugar, el gobierno con arreglo a derecho y cada gobierno de súbditos que obedece voluntariamente y se
diferencia del despotismo, que se apoya únicamente en la fuerza.

Aristóteles no definió nunca realidad el gobierno con arreglo a derecho. la sugestión formulada en las leyes de que la ley
no debe considerarse una apariencia, sino como condición indispensable de una vida moral y civilizada.

el ideal político aristotélico coincide enteramente con el de Platón en lo que se refiere a señalar como finalidad principal
del estado un propósito ético. Aristóteles limitó su ideal a la ciudad estado, el grupo pequeño de en el cual la vida del
estado es la vida social y ciudadanos que solapa los intereses de familia, religión trato personal amistoso.

El estudio de Aristóteles se dedica por entero a la educación liberal y muestra, en grado mucho mayor que el de Platón,
un verdadero desprecio por lo útil. El gobierno del estado ideal sugiere también la influencia de Las leyes. La propiedad
debe ser poseída en privado, el utilizado en común. El suelo ha de ser trabajado por esclavo y se excluye de la ciudadanía
a los artesanos, basándose en que la virtud es cosa posible para hombres cuyo tiempo se dedica por entero al trabajo
manual.

EL CONFLICTO ENTRE LO REAL Y LO IDEAL

Un estado es una sucesión de hombres

encaminada a conseguir la mejor vida moral posible. Desde el punto de vista una constitución es, como dice Aristóteles,
una organización de ciudadanos o, como dice en otra parte, un modo de vida, y en la forma de gobierno es expresión del
modo de vida que el estado trata de fomentar. un estado dura únicamente lo que dura su forma de gobierno, ya que un
cambio en la forma de gobierno significaría un cambio de constitución o del "modo de vida". Derecho, constitución,
estado, forma de gobierno, tienen todos a coincidir, ya que desde mi punto de vista moral todos ellos son igualmente
relativos a los fines que son la causa de que exista la asociación.

Como señala Aristóteles, el hombre bueno y el ciudadano bueno no puede ser por completo idénticos, más que en un
estado ideal en efecto a menos que las finalidades del estado sean las mejores posibles, su realización exigirá a los
ciudadanos un modo de vida inferior al mejor posible. En los estados reales tiene que haber diferentes especies de
ciudadanos con diferentes clases "virtud".
complejidades de su problema aparece cuando Aristóteles entre estudiar la clasificación de las formas de gobierno.
Adopta aquí la clasificación de seis términos utilizados por Platón en El político. Con ello tiene un grupo de tres formas
puras (o estado sujetos a la ley)-monarquía, aristocracia y democracia moderada -y tres formas puras (o estados
despóticos)-tiranía oligarquía y democracia extremada demagogia. La única diferencia entre la exposición platónica y
aristotélica consiste -y ello no parece tener importancia-en que la primera presenta las formas puras como estado
sometidos a la ley, en tanto que la última las presenta como estados gobernados para el bien general.

Lo que todo el mundo entiende por oligarquía es el gobierno de los ricos, así como por democracia se entiende el gobierno
de los pobres. Es cierto que hay muchos pobres y pocos ricos pero ello no hace que los números relativos ambos grupos
describan las dos clases de estado. La esencia de ello consiste en que hay dos títulos diferentes de poder, basados uno en
los derechos de la propiedad y el otro en el bienestar del mayor número posible de seres humanos.

LOS DIVERSOS Y CONTRAPUESTOS TÍTULOS DE PODER

Es evidente que Aristóteles se ha ocupado de una disputa perenne de la ética política con incomparable sentido común.
La conclusión de que ninguna clase tiene un título absoluto de poder refuerza el principio de que la ley debe ser suprema,
de que esa autoridad impersonal está menos sujeta a la pasión de lo que puede pretender estarlo los hombres.

Aristóteles creía que sólo la monarquía y la aristocracia y en algún título que pueda permitir que se les considere como
estados ideales. La monarquía debe ser teóricamente la mejor forma de gobierno, si se da por supuesto que es posible
encontrar organizar y virtuoso. Aristóteles no está del todo seguro de que ni siquiera tal hombre tuviera que un derecho
indiscutible a gobernar. Atribuye tanta importancia a la igualdad que debería existir entre los ciudadanos del mismo
estado, que discute si aún la vida perfecta podría subir una excepción. El problema de la igualdad se plantea todas las
formas de gobierno tanto unas como impura.

Aristóteles se inclina admitir que la monarquía sería adecuada a una sociedad en la que una familia fuese muy superior a
todas las demás en virtud y en capacidad política. Observa que la monarquía sometida la ley no es, en realidad, una forma
de gobierno y, si esto se toma literalmente, el hecho de que el gobierno bueno tenga que reconocer la supremacía de la
monarquía jurídica excluye en realidad a la monarquía de las formas puras de gobierno. Una monarquía equipo local
corresponde más bien la autoridad doméstica que la política.

La nueva concepción consistía en unir la investigación empírica con la consideración, más especulativa de los ideales
políticos. Los ideales morales-supremacía de la ley, la libertad e igualdad de los ciudadanos, el gobierno con arreglo
derecho, el perfeccionamiento de los hombres en una vida civilizada-son siempre para Aristóteles los fines para los que
debe existir el estado.
ARISTÓTELES: REALIDADES POLÍTICAS

el arte completo del político tiene que tomar los gobiernos tal como son y hacer lo mejor que pueda con los medios a su
alcance.

En el libro III de la Política había estudiado Aristóteles la virtud de un hombre bueno y la de un ciudadano bueno y había
tratado no-identidad como problema. Esta diferenciación entre la ética y la política que señala el comienzo de las
disciplinas como objetos de investigación distintos, pero con esos es un ejemplo del asombroso poder de organización
lógica que presenta en conjunto la filosofía aristotélica. Por virtud de esta capacidad, en la que superó con mucho a Platón.

FORMAS DE GOBIERNO POLÍTICAS Y ÉTICAS

Lo que el estadista platicó necesita saber, para poder operar en el gobierno real, es cuántas clases de oligarquía y
democracia y que leyes son adecuadas a cada uno de estos tipos de constitución.

la constitución era una "ordenación de los ciudadanos" o modo de vida editado en mayor o menor medida la organización
exterior del estado. Mientras predominasen en la mente de Aristóteles el aspecto ético del estado, espera un punto de
vista normal. En efecto, el factor determinante en cualquier estado se hallaría constituido por los valores éticos que
estuviese destinada a realizar la asociación de ciudadanos; las finalidades morales de los ciudadanos en su vida común
sería la cosa esencial que aquellos tuvieron en común y, por ende, por así decirlo, "la vida del estado".

Aristóteles ha introducido desde el primer momento en el estudio de los estados reales varias distinciones importantes:

En primer lugar, ya se ha hecho referncia a la discriminación entre el política. Esto iba implícito en el plan de
estudiar la constitución real aparte de la ideal, y se destaca por la mayor importancia que se da la definición de
constitución como ordenamiento de magistraturas. Ahora distingue también la ley de la estructura política del
gobierno organizado. Aún más importante es el discernimiento entre la estructura política y la estructura social y
económica que hay tras ellas. Un gobierno democrático en la forma puede gobernar oligárquica mente, en tanto
que un gobierno oligárquico puede gobernar en forma democrática.

El uso hecho por Aristóteles de este doble análisis del estado-órganos políticos y clases unidas por la semejanza de
intereses económicos.

algunos de los factores económicos tienden a producir un estado sometido a las leyes y otros un tipo puesto, y lo mismo
puede afirmarse que los factores políticos.

LOS PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS Y OLIGÁRQUICO

Las democracias difieren, por lo que respecta a sus constituciones políticas, con arreglo a su mayor o menor amplitud y
ello depende, por lo general, de la forma en que usen o dejen de usar una cualificación basada en la propiedad. una
democracia puede no sólo abstenerse de imponer ninguna cualificación, sino para a sus ciudadanos (como ocurría en
Atenas) una gratificación por el cumplimiento de los deberes de jurado y aún por la asistencia a la asamblea de la ciudad,
lo que implica dar una prima a la asistencia de los pobres. Las democracias difieren también cuál sea la estructura
económica del estado. Aristóteles considera que la mejor especie de democracia es en la que el pueblo tiene un poder
considerable y enfrentar la clase gobernante con la posibilidad de utilizarlo, pero en la medida en que los gobernadores
actúan con moderación, el pueblo les deja en libertad de hacer lo que les parezca mejor.

Es normal en la monarquía una cualificación basada en la propiedad o la exigencia de alguna condición de propiedad,
tanto para la ciudadanía como para el ejercicio de las magistraturas, pero la cualificación puede ser más o menos elevada.
La oligarquía puede tener una base amplia en la población o limitar el poder a una pequeña facción. Tal acción puede
constituir un grupo cerrado que confía los cargos públicos a sus miembros sin aparentar siquiera y se hace una elección.

Una oligarquía de problemas inverso del que se presenta en una democracia: consiste en mantener el poder en manos de
una clase relativamente pequeña, pidiendo que esa clase prima demasiado a las masas, ya que la presión producida casi
seguramente desórdenes. Y siete Aristóteles, la agresión por parte de los ricos es probable que la agresión de las masas,
consecuencia es más difícil regular la oligarquía que la democracia. A la vez, una oligarquía que tengo una amplia base de
población en la que la riqueza está repartida con cierta igualdad puede ser una forma de gobierno sometida la ley.

Distingue tres ramas que se dan, hasta cierto punto, en todo gobierno.

Se da en primer lugar la rama deliberante que ejerce el poder jurídico final del estado en materias tales como
declarar la guerra y hacer la paz, concluir tratados, examinar las cuentas de los magistrados y legislar.

En segundo término, hay varios magistrados o funcionarios administrativos

Por último se encuentra la judicatura.

Cada una de esas ramas puede estar organizada de modo democrático oligárquico, o más o menos democrático
oligárquico.

EL MEJOR ESTADO POSIBLE EN LA PRÁCTICA.

El análisis de los factores políticos de la democracia y la oligarquía ha llevado a Aristóteles a una posición en la que puede
considerar el problema que viene ahora ocupar el lugar de la construcción del estado ideal, es decir, el de qué forma de
gobierno es mejor para la mayoría de los estados. Tal forma de gobierno no es, en ningún sentido, ideal no es sino la mejor
que, en conjunto, es posible practicar y que resulta de evitar los extremos de la democracia y la oligarquía que la
experiencia ha demostrado ser peligrosa. Esta forma de estado es la que Aristóteles denomina gobierno constitucional.

la constitución se aparta demasiado del gobierno popular para que se la pueda denominar democracia moderada.

la característica distintiva de este mejor estado posible en la práctica consiste en que es una forma mixta de gobierno en
la que se combinan prudentemente la oligarquía y la democracia. Fundamento social de la existencia de una gran clase
media compuesta de quienes no son muy ricos ni pobres. Puede existir una cualificación basada en la propiedad, pero
sólo una cualificación moderada, o pueden existir cualificación basada en la propiedad no emplearse el sorteo en la
elección de magistrados.

El príncipe del estado de clase media es el equilibrio, equilibrio que entre los factores que tienen forzosamente que incluir
en todo sistema político.

Los describe como calidad y cantidad. El primer incluye las influencias políticas derivadas del prestigio de la riqueza, el
nacimiento, la posición y la educación; el segundo es el mero peso de los números. Si predomina el primero, el gobierno
se convierte en oligárquico; si el segundo, en democracia.

Aristóteles encuentra la seguridad en los números, ya que cree que la sabiduría colectiva de una opinión pública moderada
y piensa que no es fácil corromper a un número grande de personas. En el libro V Aristóteles estudia in extenso las causas
de las evoluciones y las medidas políticas que pueden emplearse para impedirlas.

Tanto la oligarquía como la democracia se encuentran en una situación de equilibrio inestable, como resultado de ello,
ambas corren el riesgo de arruinarse por ser demasiado oligárquica o democrática, respectivamente. Un estadista cuyo
problema práctico consiste en gobernar un estado de cualesquiera de esas clases tiene que pedirle que lleve a sus últimas
consecuencias la lógica de sus propias instituciones. Cuanto más oligárquica tiende a ser una oligarquía, tanto más
pendiente a ser gobernado por una facción opresora y, amargamente, cuanto más democrática llega a ser una democracia,
en mayor medida tiende a estar gobernada por el populacho.

Es mejor procedimiento de gobernar tener las menores apariencias posibles de tiranía, y, al menos, un interés por el
bienestar público y, en cualquier caso, evitar la exhibición pública de los vicios del tirano. A la larga, ninguna forma de
gobierno puede ser permanente, a menos que tenga el apoyo de las fuerzas políticas y económicas más importantes del
estado-tanto por lo que se refiere a la calidad como a la cantidad-y por esta razón es, por lo general, buena política ganarse
la lealtad de la clase media. El estado tiene que ser lo más parecido posible a un gobierno de clase media.

EL NUEVO ARTE DEL ESTADISTA


La concepción satírica de un tipo nuevo y más general decencia política que comprenda o no sólo un estudio del significado
ético del estado, sino también un estudio empírico de los elementos, tanto políticos como sociales. El objetivo sigue siendo
el mismo en la medida en que pretende encontrar un arte del hombre de estado capaz de dirigir la vida política hacia fines
moralmente valiosos por medios racionalmente escogidos. Para dar el estado su verdadero sentido es hora que hay que
revisar mediante la inteligencia; es la materia de una ciencia. El método de libre construcción intelectual-bastante
adecuado para una filosofía que adopta las matemáticas como tipo de todo conocimiento que le estaba.

para Aristóteles la agencia política pasó a ser empírica, aunque no exclusivamente descriptiva; y el arte incluía la mejora
de la vida política, aunque tal cosa tuviera que hacerse en escala modesta. En la primera parte del libro I volvió, sin
embargo, al problema fundamental de la naturaleza y convención, ya que para su teoría, como para la de Platón, era
necesario mostrar el estado tiene un valor moral intrínseco y no es sólo una imposición de fuerza arbitraria.

La polis, dice, es una forma de comunidad. Una comunidad una unión de personas desemejantes que, a causa de sus
diferencias, pueden satisfacer sus necesidades mediante el cambio de bienes y servicios. objeto de esta distinción es
diferenciar la autoridad-sobre la esposa, esclavos vía de la autoridad política.

Se trata de la referencia al crecimiento o desarrollo histórico. ―considera las cosas en su origen y principio, tanto si se
trata de una polis, como de cualquier otra cosa, estima tendrá una visión más clara de ellas." En efecto, Aristóteles no
considera nunca que ninguna unidad social distinta de la ciudad-estado griega llene las necesidades de una vida civilizada.
la forma más elevada de las artes de la civil sólo se puede conseguir en la ciudad-estado.

LA NATURALEZA COMO DESARROLLO

El sentido y el valor del estado surge del hecho de que el estado es una sociedad de toda ciencia y todo arte, y este es el
argumento final de Aristóteles contra quienes sostienen que la ley y la moral son cuestiones convencionales el argumento,
tal como lo emplea Aristóteles, representa una cuidadosa definición del término "naturaleza", redefinición que puede
adaptarse a todas las ramas de la ciencia y convertirse en principio general de una filosofía.

La familia, dice Aristóteles, es anterior en el tiempo, pero la polis es anterior "por naturaleza"; es decir, es la comunidad
de desarrollo más completo y, por consiguiente, es la que mejor muestra lo que haya implícito en la comunidad. Por la
misma razón la vida de la polis muestra lo que es intrínsecamente la naturaleza humana. el uso que hace Aristóteles de la
palabra naturaleza con referencia a la sociedad tiene un significado doble. Es cierto que los hombres son instintivamente
sociales porque se necesitan recíprocamente. El estado es natural porque contiene la posibilidad de una vida plenamente
civilizada, presenta un campo de acción para el arte del estadista. La aplicación del entendimiento y la voluntad no crea
aquella pero puede conducir a un despliegue más perfecto de sus posibilidades innatas.

Éstos tres factores, denominados por Aristóteles forma, materia y movimiento, son los elementos fundamentales que
constituyen la naturaleza. Comprender tanto lo posible como real. Investigaciones combinan siempre dos finalidades.
Tiene que ser empíricas y descriptivas, porque sin el conocimiento de lo real no puede decirse de qué medios dispone o
cómo operan tales medios casos de ser utilizados. Pero tiene que considerar también la dimensión ideal de los hechos, ya
que, el estadista no podría conocer la forma en que debía utilizar sus medios para conseguir el mejor resultado que le
permitiera lograr su material.