Sei sulla pagina 1di 1

Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Derechos Humanos – Licenciatura en Ciencias Sociales


Lorena López Carrillo – 20162155230

Reseña sobre ‘Discurso sobre la libertad de los antiguos comparada con la de los modernos’
Constant, B. (1989), La libertad de los antiguos comparada con la de los modernos, CEPC,
Madrid.

En 1819, Benjamin Constant pronuncia un discurso comparando la libertad de la edad antigua


con la libertad de la reciente desarrollada modernidad. En este discurso, pronuncia diferentes
características de ambos sistemas y busca mostrar los elementos que aún se conservan de esta
época.
Como principio básico, la libertad de los antiguos para Constant es un ejercicio. Mientras
que la libertad de los modernos es algo particularmente precioso.
Constant (1819), explica la forma de organización de los antiguos, manifestada en la
democracia ateniense, para poder ilustrar la forma de libertad existente en ese momento. Para
los antiguos, la libertad estaba basada en la colectividad, en la participación pública y en
factores específicos como la ciudadanía. Así mismo, la libertad individual estaba
profundamente controlada. Otro factor que menciona Constant, la situación bélica entre los
pueblos que estaban muy cerca debido a los estrechos límites territoriales, generaba la
privación de la libertad de forma incontrolada.
La libertad de los modernos, al contrario que la de los antiguos, estaba basada desde los
derechos que se entendieron como libertades, con las nuevas ideas liberales que reafirmaron
este modelo. La libertad de los modernos cambia sustancialmente gracias a la nueva
organización social que conformaba estados más grandes en cantidad de personas y en límites
territoriales más extendidos. Para la modernidad, se logra conseguir lo que se desea por
medio del comercio, los modernos acaban con las guerras constantes expandiendo el
comercio. De esta manera, la libertad no consiste solamente en participar en la vida pública:
una persona es libre cuando se respetan sus derechos, entre ellos, el de elegir a quienes se
han de encargar de gestionar los asuntos públicos, permitiéndole disfrutar con independencia
de su vida privada.
Constant se mostraba contrario a las teorías de las antiguas sociedades como la griega, al
considerar que estaban basadas en la libertad de unos pocos, además de ser inaplicable a los
estados modernos que eran más grandes que las polis de la antigüedad. Así mismo, su teoría
de las libertades se basaba en la posesión y disfrute de los derechos civiles, de la conquista
de la ley y de la libertad como principio amplio en la sociedad.