Sei sulla pagina 1di 14

Video Facebook: ¿Quién es Pablo Delgadillo?

Una historia de fe y perseverancia para todo emprendedor que quiera tener éxito en Internet.

TRANSCRIPCIÓN:

¿Cómo cambiaría tu vida si supieras esos secretos poderosos para vivir y

tener el sueño de vivir 100% de los negocios a través de Internet?

¿Cómo cambiaría tu vida si supieras exactamente lo que tú necesitas

para aumentar tus ingresos, si quieres despedir a tu jefe, si quieres despedir

ese trabajo que ya es algo que te provoca en este momento insatisfacción?

Hola, te saludo Pablo Delgadillo, y a través de este video te quiero

compartir todos los secretos que me han ayudado a estar a lo largo de diez

años desarrollando negocios en Internet.

Querido amigo, querida amiga, créeme que este camino no ha sido nada

fácil, no ha sido nada sencillo.

Sabes por qué estoy en este momento compartiendo contigo las tres

claves o secretos que te van a ayudar a vivir 100% de los negocios por

Internet, y construir un modelo de negocio exitoso, lo estoy haciendo porque

deseo, que tanto tú como yo, podamos ser una fuente de luz e inspiración en la

vida de miles o incluso de millones de personas para que puedan materializar

sus sueños.

Porque yo sé que cada persona tiene un sueño, tiene un deseo y tiene

una pasión, y con mi experiencia y mi historia personal, que te voy a compartir

a continuación, quiero ayudarte a que puedas evitar ese dolor que produce el

no conseguir los resultados esperados, y sobre todo compartir una mayor

esperanza en tu vida.

Y además otra razón es porque quiero sinceramente contribuir en la vida de más personas para que puedan alcanzar ese bienestar económico que buscan, para que puedan salir de sus deudas, y sobre todo para que sean jefes y dueños de su propio destino.

Por eso te voy a compartir toda mi historia personal y tres pasos probados para que puedas vender por Internet en 3 días o menos.

Créeme que si yo hubiera sabido toda esta información hace diez años me hubiera ahorrado muchas desveladas, me hubiera ahorrado muchas frustraciones, de no saber exactamente cómo arrancar, no saber exactamente cuáles eran esos pasos necesarios para empezar esta travesía de tener un negocio en Internet.

Yo empecé en este camino de los negocios por Internet, y toda esta fascinante aventura, en el año 2.008, en ese tiempo yo me dedicaba a lo que es el deporte del atletismo, estaba en la universidad y llegó a mi mundo, en el verano del 2.008, un libro que se llama “¿Por qué ese idiota es rico, y yo no?”.

En ese entonces estaba de vacaciones, y ese libro me inspiro a querer conocer más sobre los negocios por Internet, y fue ese mismo año que comencé la aventura de meterme en este mundo del marketing digital.

En ese momento solamente me interesaba investigar y aprender, no disponía de mucho tiempo para dedicarle a los negocios por Internet, y en mis tiempos libres estaba practicando deportes, así que sólo me di a la tarea de investigar todo lo que podía acerca de lo que eran los negocios por Internet.

Yo no sabía cuáles eran los pasos a seguir, no podía aterrizar todas esas ideas y sueños; de hecho si en aquel momento yo hubiera sabido todo lo que sé ahora, me hubiera ahorrado mucho tiempo y muchas frustraciones.

Si en aquel momento yo hubiera sabido que lo único que necesitaba para vender por Internet eran tres sencillo pasos:

1. Tener una oferta irresistible.

2. Construir un sistema.

3. Y enviar tráfico a ese sistema.

Sin duda alguna hubiera avanzado mucho más rápido.

Por eso yo creo que toda esta travesía, todos los desafíos que he enfrentado en mi carrera han sido por algo, y que han sido para que pueda inspirar a más personas a que vayan rumbo a sus sueños y objetivos.

Posteriormente en el año 2.009 solamente me pasaba investigando y entonces supe que lo que necesitaba era tomar esto con un negocio y no solamente como un hobbie, yo sabía que necesitaba invertir en mi mismo, en mi educación.

En ese momento mis padres no estaban pasando por un momento económico bueno, así que tomé la decisión de entrar a trabajar en el ayuntamiento, donde duré siete meses.

Esa fue para mí una transición dolorosa, porque en ese momento ya estaba en los últimos años de mi carrera deportiva, y sabía que si quería dedicarme de manera profesional debía entrenar más duro y hacerlo de tiempo completo.

Desagradecidamente en México no se apoya el deporte como tal, y ser un deportista de alto rendimiento no es un negocio rentable.

Fue entonces cuando tomé la decisión de dejar el atletismo de forma profesional, y decidí dedicarle más tiempo a formarme y capacitarme en los negocios por Internet.

Mientras tanto trabajé unos siete meses en el ayuntamiento, y prácticamente ahorraba casi todo lo que ganaba en aquel entonces, y todo eso lo destinaba a comprar cursos y entrenamientos.

Los primeros cursos que compré fueron: “Generando Tráfico”, “Crea Tu Producto” e “Internet y Éxito”.

Y realmente esos cursos aceleraron mis resultados, estaba comprando cursos de personas que ya habían logrado resultados en Internet pero había algo más importante que era el hecho de tener la confianza de contar con ese mapa o modelo de negocios que en determinado momento les había funcionado a ellos.

Desde ese entonces las cosas han cambiado mucho en el entorno digital, porque en aquel tiempo no había muchas cosas que hoy en día ayudan a

acelerar los resultados en los negocios por Internet, como por ejemplo el What`s App o las transmisiones en vivo, y además mis conocimientos eran muy escasos.

De modo que ahorre dinero durante esos siete meses y comencé a comprar mis primeros cursos, que me ayudaron a acelerar la curva de aprendizaje, y ya comenzaba a encaminarme a tener mis primeros resultados.

Sin embargo a principios del 2.010 me sacaron del ayuntamiento porque hubo cambios en la administración, y de repente me quedé sin nada, y mis padres me preguntaban: “¿Qué vas a hacer ahora?”.

En ese momento ya había planeado casarme con quien actualmente es mi esposa, y uno de mis objetivos era cumplirle el sueño a ella de comprar una casa y casarnos en un lugar espectacular en la playa, y tener una boda de ensueño.

Entonces esas eran mis motivaciones en aquel momento, no obstante me quede sin nada y naturalmente tenía ese temor de “¿qué iba a hacer?”.

Al mismo tiempo mis padres y mi esposa veían ese encierro de estar horas y horas frente a la computadora, investigando sobre los negocios por Internet, como si fuera una pérdida de tiempo.

Y me decían que era mejor buscar un trabajo, y de hecho donde hice mi proyecto de la universidad, que era una pastelería muy famosa en Puerto Vallarta, me ofrecieron trabajo para que yo fuera el Gerente de Marketing y después de pensarlo mucho, lo rechacé.

Porque yo sabía que había algo más grande para mí, yo sabía que iba a cumplir mi sueño.

Fue entonces cuando uno de mis primeros mentores me dijo:

Pablo, con la información que tú ya sabes no necesitas más, es todo lo que tú necesitas para que puedas aprender a vender por Internet, y lo único que necesitas es hacer las cosas lo suficientemente buenas”.

Eso fue un cambio de paradigma para mí, porque por aquel entonces yo quería hacer las cosas perfectas, que salieran excelentes, y esa frase de mi mentor me ayudo a tomar acción continua.

Así que lo que hice fue que en 15 días organicé un evento presencial en Puerto Vallarta sobre el tema de redes sociales, y afortunadamente fue todo un éxito.

Por supuesto que hubo mucho estrés en el proceso pero junto con dos socios y veinte asistentes logramos llenar ese evento presencial.

Y ese evento me dio la confianza en mí mismo, y ante mi pareja y mi familia, de que yo realmente podría generar mis propios ingresos y conseguir mis propios recursos.

De los cursos que te comenté que estaba tomando surgió una sociedad con una persona que había conocido en esos cursos, quien era una persona experta en la parte tecnológica.

De hecho te confieso que incluso hoy en día la parte de la tecnología no es mi fuerte, mi fuerte es la estrategia, y en este punto es muy importante que tú como emprendedor sepas que no necesitas hacer todo tu sólo, ya que ese es uno de los graves problemas que tienen los emprendedores, que quieren hacer absolutamente todo, quieren hacer el diseño, quieren producir sus videos, editarlos, crear la pagina web, etc.

Es decir hay muchas cosas técnicas para realizar en el proceso pero yo te aseguro que lo único que necesitas es tener tres puntos: una oferta irresistible, un sistema y una fuente de tráfico.

Toda la parte tecnológica trata de delegarla, como yo lo hice en su momento, que me asocie con esta persona, en lugar de pagarle, que tenía la misma hambre de triunfo que yo, y con eso comenzamos a generar las primeras ventas en el nicho del estrés.

Funcionó e incluso hubo personas que nos ayudaron a promocionar ese producto, y en ese entonces ya estaba generando sólo con los negocios por Internet entre US$ 400 y US$ 600 al mes, que era prácticamente el doble de lo que me pagaban en el trabajo que tenía.

Posteriormente sacamos otro producto relacionado al nicho del mal aliento.

Y tal vez te estés preguntando: ¿Qué cosas nos funcionaron para empezar a vender esos primeros productos?

En primer lugar, la clave para poder crear esos productos fue que usamos como base los productos PLR o productos con marca privada, entonces lo que hicimos fue empaquetar la información que nos brindaban esos productos, que nos daban la carta de venta, la página de captura, el producto, etc.

Y realizamos un rediseño de imagen y re-empaquetamiento para que ese producto PLR pudiera ser vendido.

La oferta eran esos productos PLR, y ya todo venía prediseñado, sólo hicimos algunos retoques especiales, y gracias al curso en el cual aprendimos a generar tráfico, comenzamos a promocionarlo, en un primer momento lo que principalmente usábamos era SEO y Google Adwords.

En ese tiempo apenas estaba empezando Facebook, y apenas se estaba conociendo en el mundo de los marketeros.

Pero lo que más nos ayudo fue que un afiliado comenzó a promocionar estos productos como loco y eso nos permitió comenzar a generar buenos ingresos.

Así que comencé a darme cuenta del potencial de los nichos de mercado por Internet y posteriormente mi socio me convenció de pagar una consultoría a un consultor de negocios, que era Carlos Juez, y lo contratamos en dos ocasiones.

La primera fue cuando vimos que estaba funcionando lo de los negocios por Internet y quisimos compartir esa información con más emprendedores para que empezaran a poner sus negocios por Internet.

Gran parte de lo que ya estábamos generando en los negocios por Internet, fue para pagar esta consultoría inicial, donde pagamos US$ 200 para que nos corrigiera la carta de venta, y posteriormente a través de varios socios pagamos una consultoría muy importante de US$ 2.500.

Quiero confesarte que esa primera vez lo pensamos mucho, imagínate US$ 2.500 (que si bien se dividió entre cuatro socios) era mucho dinero pero

fue realmente este proyecto el que hizo despegar mi carrera en los negocios por Internet.

Fue algo que llevo su tiempo, fueron unos ocho meses de trabajo para dar a luz este proyecto, pero la promesa era muy grande para que realmente pudiéramos dar un salto cuántico en los negocios por Internet.

Y la verdad que muchas veces para poder realmente dar ese salto cuántico y llegar al siguiente nivel debes hacer inversiones como estas, invertir en personas que saben.

Entonces tomamos la decisión, invertimos y trabajamos muy duro durante ocho meses para hacer ese lanzamiento que rompió todos los records en los negocios por Internet en español en aquel entonces.

Así que en el año 2.011 lanzamos el producto de “Negocio a la Carta”, e imagínate que tan importante y poderoso fue que me permitió comprar mi primera casa a la edad de 22 años.

Imagínate lo que fue para un joven con ilusiones y sueños, ver cristalizada esa meta de comprar su casa.

Fue un lanzamiento muy poderoso, las primeras 300 ventas se hicieron en 7 minutos, generamos 1.000 ventas en aproximadamente tres días y cerramos aproximadamente con 1.500 ventas en 4 días.

Con lo cual generamos más o menos unos US$ 50.000 mensuales, que me dio un ingreso muy importante durante todo el año 2.011.

Cabe destacar que este gran éxito también fue la punta de lanza para que yo me empezara a aburrir de hacer exactamente lo mismo, porque básicamente era un ingreso fijo, seguro e importante, por lo cual comencé a aburrirme y no sabía que seguiría en mi carrera.

De modo que comencé a lanzar otros cursos con otros expertos, por ejemplo el curso “Creadores de Abundancia”, o el curso que lancé con Carlos Juez, “Licencia para Imprimir Dinero” que fue todo un éxito.

Y después de estos grandes éxitos, es cuando empecé a ver otros tipos de retos, muchas veces cuando estás en la cumbre más alta es que debes comenzar a ver otros tipos de montaña.

En ese momento no sabía cuál era el siguiente paso a seguir, y es por eso que una persona me ofreció una oportunidad de un negocio de multinivel en el último cuatrimestre de 2.011, y no lo pensé demasiado, y en la primera semana logré que 50 personas se unieran a mi oportunidad de multinivel, y aproximadamente se generaron US$ 500 adicionales.

Lo que no estaba nada mal para ser la primera semana, e hice mis cálculos y vi el gran potencial que tenía.

Pero desafortunadamente en ese punto más alto de mi carrera fue cuando comenzó la debacle, y descuidé mi principal negocio por Internet que eran los productos de información, que ya me estaban generando dinero y solamente me empecé a enfocar 100% en el multinivel.

Ya para finales de ese 2.011 mis ingresos en Internet comenzaron a caer, la membresía que duró un año estaba por terminar, y la red de multinivel que había generado que ya era de 200 personas no despegaba porque realmente no sabía tanto en lo relacionado en la industria del multinivel, por todo ello mis ingresos comenzaron a disminuir, y los problemas serios, los problemas reales comenzaron en enero de 2.012.

Porque si bien ya había generado un ingreso importante y pude tener algunos ahorros, realmente no sabía en cuanto a la parte del negocio cual era el siguiente paso.

Al mismo tiempo que mis ingresos disminuían, mis gastos se quintuplicaban, fue un momento muy difícil, comencé a dar muchos tarjetazos en ese 2.012 para sobrevivir.

Y si bien realicé otros lanzamientos en Internet, no tuvieron la repercusión de lo que fue “Negocio a la Carta”.

Creo que después de que tienes un éxito así de grande, todo se te hace chico, aunque hagas 200 o 500 ventas, después de ese impacto prácticamente cualquier cosa se te hace pequeña.

Entonces el 2.012 fue un año de mucha inestabilidad pero lo peor estaba a punto de llegar.

Ya en el año 2.013 puedo decir que fue un año muy desafiante, un año en el que perdí esa confianza porque no veía los resultados que años atrás estaba teniendo, fue para mí un periodo muy oscuro.

Y si bien nunca dejé de generar ingresos, mis gastos se duplicaron al

estar casado, y fue en ese momento cuando empezó a rondar por mi mente la idea de ¿qué pasaría si complemento estos ingresos que tengo por Internet con ingresos adicionales?”.

Y

comencé a buscar empleo por Internet en muchos portales.

Y

si bien conseguí un empleo en el que duré aproximadamente unos

cinco meses, todo eso fue un golpe tremendo a mi ego, ya que después de triunfar tener que volver a un trabajo tradicional donde no me sentía bien, a pesar de que era algo relacionado a lo que había estudiado, una agencia de marketing, pero fue un momento difícil, donde tenía un sentimiento de derrota.

Lo más triste del caso es que cuando empecé a generar ingresos a través de un sueldo, fue que prácticamente mis ingresos por Internet se comenzaron a secar, sólo me alcazaba para el autorespondedor y el hosting.

Y si bien muchas personas en mi lugar hubieran dicho: “eso ya pasó, fue

algo temporalo un mero golpe de suerte”, yo no dejé los negocios por Internet porque había algo dentro de mí que tenía esperanza.

Algo dentro de mi me mantenía con fe, porque si hubiera sabido que lo único que necesitaba era generar una oferta, a través de un lanzamiento nuevo, a través de ofrecer mis servicios o programas de coaching o hacer eventos presenciales como hice al principio, no se me hubiera pasado por mi cabeza tener un empleo tradicional.

A todo esto se le sumaba el detalle logístico que era que en ese momento

no tenía Internet en mi casa por problemas de la zona donde vivo, y por ello tenía que ir donde mis padres para poder conectarme.

Entonces mi rutina en ese momento era la siguiente: me levantaba a las 5 de la mañana, salía del trabajo a las 5 o 6 de la tarde, y llegaba a la casa de mis padres para trabajar y quedarme hasta las 1 de la mañana.

Imagínate que esto duró cinco meses, y llegar a mi casa y ver que mis ingresos por Internet se habían secado, eran momentos duros, de llanto y desesperación porque no sabía cómo iba a pagar todas las deudas que venía arrastrando.

Sin duda fue un acto de fe lo que me mantuvo, y en ese tiempo yo había escuchado algo de la Programación Neurolingüística y empecé a interiorizarme más.

Y fue cuando conocí al Doctor Edmundo Velazco, después de que mi

hermano convenció a mi papá para comprar un curso que se llama Facilitadores de Programación Neurolingüísticay curiosamente yo fui la persona que en esos cinco meses realicé todo el curso.

Y eso me ayudo a tener una mayor confianza en mí mismo y regresar a

tener fe, y encaminarme otra vez a los negocios por Internet.

Entonces en Agosto del 2.013 me llega un correo del Doctor Edmundo Velazco, donde lo habían invitado al evento “Los Maestros de Internet” y hubo algo dentro de mí que dijo: “Pablo Delgadillo tú tienes que estar allí en ese evento”.

En aquel momento no tenía visa, y solamente faltaban tres semanas, así que moví cielo, mar y tierra, y di un tarjetazo de más de US$ 2.000 para comprar mi pasaje de avión y la entrada al evento, y otro tarjetazo para pagar lo necesario para la visa.

Es decir en el año 2.012 ya había solicitado esa visa pero en el año 2.013 tuve que pagar un saldo adicional para que me la pudieran otorgar.

Y más que conocimiento lo que estaba realmente buscando en ese

evento era recuperar mi confianza, yo sabía que tenía que ir, y para conseguir

la visa fue una aventura titánica.

Fui a la ciudad de Guadalajara y finalmente me la aprobaron pero el detalle fue que cuando yo ya iba en el autobús, más o menos a eso de las 11 de la mañana, me llego una llamada de la embajada y me dijeron que la visa ya había sido aprobada, pero sólo tenía dos horas para regresar a la embajada.

Tuve que bajarme del autobús y pedir un aventón, y tenía que llegar a tiempo sí o sí porque ya había pagado todo y tenía fe de que me la iban a dar.

Así que gracias a esa aventura fue que finalmente puede estar en “Los Maestros de Internet.

Muchas veces las personas toman cursos, toman decisiones, pero cuando estás en el punto más bajo es cuando el único camino que tú tienes es ir hacia arriba.

Así que después de ese evento regrese con mucha motivación y un gran compromiso de pagar todo lo invertido, porque además compré otro curso que

se llamaba “Celebridad Instantánea”, donde uno de los bonos especiales era

una entrevista que me realizaría Álvaro Mendoza.

Entonces regrese muy motivado y a la semana hice otro re-lanzamiento pero no funcionó.

Pero yo sabía que sí o sí debía pagar todas mis deudas e inversiones, entonces afortunadamente para ese tiempo conocí a un chef de Puerto Vallarta que tenía una comunidad de más de 200.000 fans, y no los estaba monetizando.

Entonces nos asociamos e hicimos un lanzamiento de recetas de cocina y generamos en ese lanzamiento más de US$ 5.000 en ventas, con lo cual pude

comenzar a pagar parte de las deudas, y sobre todo me ayudo a generar esa confianza que estaba buscando, y finalmente renuncié a mi trabajo y me dije a

mi mismo: “Voy a luchar por el lugar que antes tuve”.

Entonces esos 30 días fueron cruciales porque fui capaz de recobrar mi confianza, con ese lanzamiento de más de US$ 5.000.

En ese caso la oferta irresistible que creamos fue un curso de recetas de cocina que ofrecimos a US$ 19,95 y más de 200 personas lo adquirieron, y aparte hicimos una venta adicional de un taller de recetas de cocinas de US$ 97 y aproximadamente de 10 a 15 personas lo compraron.

Fue entonces cuando

comencé a aplicar las

ventas de

alto valor,

ofreciendo mis servicios de coaching que en ese tiempo tenían un precio de

US$ 1.000 o US$ 1.500, y eso fue lo que me comenzó a encarrilar nuevamente en el éxito en los negocios por Internet.

Posteriormente en Enero del 2.014 escribí mi libro “La Magia de Internet” que se convirtió en bestseller.

De ahí en adelante si bien hubo pequeños altibajos en mi carrera, mis ingresos y situación económica se empezaron a consolidar, y a partir de allí me empecé a empoderar, pude ayudar a más personas, y me empezaron a contratar diversos clientes para que yo les desarrollara sus cartas de venta.

De modo que comencé a tener más clientes, trabajando en diversos nichos de mercado, y fue cuando fui finalmente speaker en “Los Maestros de Internet” en Colombia.

Eso me ayudo a tener aún más posicionamiento, y de hecho muchos de mis clientes actuales todavía se acuerdan de mí gracias a esa conferencia.

Y si te fijas verás que prácticamente todos los caminos se fueron dando

de manera natural, gracias a Dios o al Universo, se empezaron a unir esas

piezas para que yo empezara a tener resultados y dije: “Wow, todo esto lo tengo que compartir en algún momento”.

Y a partir del año 2.014 hasta ahora todos han sido años muy buenos.

E incluso fui invitado a participar en el reality de la “La Nueva Estrella de Internet”.

La primera vez que lo escuche me llamó la atención pero decidí no participar, en eso momento la invitación venía de una oferta de afiliados de Luis Eduardo Barón.

La segunda vez igualmente.

Y en la tercera promoción, que era la última oportunidad, fue cuando

decidí participar.

Realmente créeme que no fue nada fácil, cientos de personas calificaron para participar de este reality, por lo que hubo un filtro de entre doce o quince personas, y me tomó por sorpresa que yo fuera parte de esos últimos doce.

Y un día que venía de hacer ejercicio recibí a través de un What´s App un

mensaje de Luis Eduardo Barón que decía: “Pablo, te necesito en 5 minutos para hacerte la entrevista y saber si tu vas a ser parte de los últimos seis finalistas”.

Así que finalmente había sido elegido y comenzamos a grabar todos los capítulos o episodios de “La Nueva Estrella de Internet”.

Y terminé siendo uno de los tres finalistas de este reality.

Ahora ya conoces mi historia y quiero que sepas que mi objetivo es poderte ayudar a que a pesar de todo lo retos o dificultades que puedas

encontrar en el camino, e incluso cuando más oscuridad haya, créeme que vas

a poder salir de ese túnel.

Te cuento todo esto que es algo realmente muy personal e intimo porque yo sé que podemos, tú y yo, ser una esperanza, que podemos transcender, y ser una fuente de luz para muchas personas.

Por eso yo me pongo en tus zapatos, y sé que podemos ayudar a más personas porque muchas veces el hecho de tardarte tanto tiempo puede hacer que tengas presión de tus familiares, e incluso de la misma sociedad, de que te busques un trabajo tradicional que tal vez no te guste, solamente por querer generar ingresos.

Te confieso que a mí los negocios por Internet me han cambiado realmente la vida, gracias esa oportunidad de elegir mi propio destino, no tener horarios, y de lograr la autorrealización de hacer lo que amo.

Así que te aseguro que no es lo mismo cuando tú sabes o lees correos de

personas que te dicen que los negocios por Internet son una gran oportunidad,

a que tú mismo seas esa persona que lo está viviendo, y seas esa persona en la cual otros se vean reflejados.

Y sobre todo los negocios por Internet me brindan la posibilidad de estar

con mi hija cuando yo lo quiera y ella lo necesite, y saber que le daré un futuro mejor, y que cuento con un ingreso para darle todo lo que requiera.

Y que mi esposa, que me ha acompañado en todo momento durante este

proceso, no tenga que tener un trabajo adicional como en su momento lo tuvo,

y pueda dedicarse más al hogar y juntos darle más bendiciones a nuestra hermosa hija Paulina.

Tener también la oportunidad de ser un generador de casos de éxito, lo cual es algo impagable porque al mismo tiempo que estoy generando ingresos, estoy ayudando a otras personas.

Y finalmente estoy cumpliendo mi propósito de vida de “Ser una fuente de luz e inspiración en la vida de billones de personas para que puedan materializar sus sueños a través del marketing digital y la transformación de la conciencia”.

Entonces créeme que tú estás a tan sólo tres pasos de cambiar tu vida.

Sólo debes tener una oferta irresistible en la cual lo único que necesitas es definir con precisión a tu cliente ideal, e identificar exactamente sus botones emocionales, crear esa oferta irresistible y mostrarla a personas interesadas.

¿Cómo la vas a poder mostrar? A través de un sistema de marketing simple y efectivo.

Hoy por hoy puedes hacerlo a través de What´s App Marketing, a través del Email Marketing, a través de Facebook Live y también a través de plataformas de tráfico.

Es decir estás tan sólo una campaña de publicidad para empezar a ver resultados.

Realmente creo que podemos, tú y yo, ser una fuente de luz, de inspiración y de esperanza, ayudando a eliminar el dolor de aquellas personas que desean mejorar sus ingresos y crecer su negocio pero no saben cómo hacerlo.

Tu amigo Pablo Delgadillo