Sei sulla pagina 1di 9

COLEGIO MEXIQUENSE UNIVERSITARIO, CAMPUS LICENCIATURAS

“LA FORMACIÓN DE PROFESIONALES CON CRITERIO HUMANO Y SOCIAL”


CICLO ESCOLAR: 2017-2018

Innovación y contexto; puntos clave del


medio y recurso didáctico.
ASIGNATURA: Medios y recursos didácticos.

DOCENTE: Araceli Cruz Ángeles.

DISCENTE: Beatriz Martínez Martínez


Reyna Cruz Barrios
Hilda Flor Martínez Flores
Camilo Ángeles Cruz
CARRERA: Ciencias de la educación.

CUATRIMESTRE: Séptimo.

Innovación y contexto; puntos clave del medio y recurso didáctico.

La globalización ha acercado importantes avances en diversos aspectos al México actual,


desde que en el 2011 se establecieron las competencias como una base a una educación
para la vida, hasta ahora con el Nuevo Modelo Educativo, en el cual se propone que las
escuelas tengan mayor autonomía curricular para adaptar los contenidos educativos a las
necesidades y contextos específicos de sus estudiantes y su medio.
Se como objetivo la modernización de las escuelas, el convertirlas en auténticas
comunidades de aprendizajes, incorporando tecnologías, ampliando la infraestructura y
con la actualización del docente. El modelo busca apoyar a lo os maestros y directivos
dando menor carga administrativa, mejor infraestructura y acceso a las Tecnologías de la
Información y la Comunicación, conectividad, un presupuesto propio, asistencia técnico–
pedagógica de calidad, y mayor participación de los padres y madres de familia.

México busca una mejor sociedad, ciudadanos mejor preparados a través de una
innovación continua como lo han llegado a hacer diversos países, introducen ahora la
maravilla del Internet en las aulas, el acceder de una manera fácil y rápida a los
contenidos y ser guiados a un conocimiento más aplicable en la vida diaria.

Han transcurrido más de diez años desde que la Subsecretaría de Educación Básica
promoviera la última generación de los libros de texto, once años de que iniciara el
desarrollo de materiales educativos audiovisuales y ocho de la aparición de su primer
producto informático. Esta avanzada en el desarrollo de materiales educativos se cobijó
con las herramientas teóricas en boga de la época, condicionada por el gran apuro de
atender la demanda de una copiosa producción de materiales informativos, curriculares y
didácticos que requería el millón y medio de maestros en servicio; sin embargo en la
actualidad se exige cada vez más, ya no sólo manejar medios físicos.

Con todo esto, a educación se vuelve cada vez más competitiva y para alcanzar un mejor
nivel educativo se requiere del apoyo de recursos que nos ayuden en el proceso de
enseñanza de los estudiantes, como lo son los materiales didácticos, su uso tiende a
guiar y motivar al estudiante en la construcción del conocimiento, es decir, que sirvan de
apoyo en el proceso de aprendizaje de los estudiantes mediante publicaciones de
sistemas pedagógicos innovadores utilizando herramientas tecnológicas, llamativas,
organizadas y con una sistematización plena.

Por lo que a cada momento que se hace uso de estos recursos, ya no hay duda de que
todas estas herramientas se han vuelto cada vez más indispensables, sobre todo para las
diferentes organizaciones educativas de todo el mundo, que en la actualidad se enfrentan
al desafío de una diversidad cada vez más amplia, donde ya no sólo es requerirle
contemplar a un salón de 45 alumnos, ahora se pide que pueda hacer una actividad en la
cual integre a toda esa diversidad, inteligencias múltiples, discapacidades o alteraciones
de la conducta. Por ello se ha exigido una innovación más allá de lo “superficial” y que se
encargue de ser apegada al contexto.

Para una mejor comprensión es necesario hacer una diferencia entre lo que es un medio
didáctico y lo que es un recurso didáctico. Retomando a Moreno (2004), puedo sugerir las
definiciones que el apunta en su texto “La utilización de medios y recursos didácticos en el
aula”, de la siguiente manera: Al medio didáctico lo describe como los instrumentos y
medios que proveen al educador de pautas y criterios para la toma de decisiones, tanto
en la planificación como en la intervención directa en los procesos de enseñanza.
Aquellos artefactos que, en unos casos, utilizando las diferentes formas de representación
simbólica y en otros como referentes directos (objetos), incorporados en estrategias de
enseñanza. Y señala que los recursos didácticos dan Forma de actuar, capacidad de
decidir sobre el tipo de estrategias que se van a utilizar en los procesos de enseñanza,
involucra conocer los medios materiales de que se dispone para conducir el aprendizaje
de los alumnos.

De esta manera se puede observar que la complejidad del medio de enseñanza requiere
de algo más que “saber de un tema”; debe contar con ciertos prerrequisitos para poder
lograr un aprendizaje en el receptor. De ahí que se toma en cuenta el grado de
preparación que el docente adquiere a través de la práctica y la observación.

Así pues los sistemas educativos establecen su currículum en función de unas teorías o
corrientes de pensamiento que lo fundamentan. La diferencia entre unos y otros estriba
básicamente en el protagonismo de los que intervienen, en quiénes y cómo se toman las
decisiones y en la importancia que se da a unos y otros elementos del currículum. En el
ámbito de la práctica el estilo de los centros educativos estará determinado por la opción
o modelo curricular en que fundamenten su forma de hacer.

Mediante pequeñas pautas de análisis, sencillas escalas de observación que m se


pueden construir, guías que permitan comparar, se puede ir elaborando nuestros propios
instrumentos; al tiempo que se diseñan distintas actividades que desarrollen el
conocimiento y estudio crítico de la información que nos llega. Conocer el proceso de
elaboración de la noticia, los recursos que se emplean, las limitaciones, así como el
contexto en el que se desarrolla.

Entendemos como contexto al medio que rodea, un centro educativo es una serie de
elementos y factores que favorecen u obstaculizan el proceso de enseñanza/aprendizaje
en el aula. Para los maestros frente a grupo es de vital importancia conocer el tipo de
contexto en el cual sus alumnos se desenvuelven, los niveles de aprendizaje y
conocimiento adquiridos hasta ese momento y las situaciones sociales y culturales en las
cuales están inmersos; por ejemplo, aunque existen leyes educativas iguales para todo el
territorio español, no se abordan de la misma manera en una Comunidad Autónoma que
en otra y, así mismo, tampoco en una zona rural y en una urbana, en una escuela privada
o en una pública, en una zona de montaña o una costera,

Lundahl (2009:46-47) y Tornberg (2006:17) subrayan la importancia de que los contenidos


y las actividades de la enseñanza deben tener una relación con la realidad fuera del aula,
y, además, que los estudiantes vean esta conexión. Lo que aprenden tiene que tener
sentido. Los resultados de la evaluación nacional de Skolverket (2005:70) muestran que
los alumnos que no aprueban tienen dificultades para hacer una conexión entre lo que
aprenden en clase y las "actividades comunicativas fuera del aula" (Skolverket, 2005:70)
resumiendo, se habla de que una persona es difícil que centre su atención en sólo teoría,
los resultados serán diferentes al acercarlo con la experiencia; ya sea de una forma
vivencia o con simulaciones.

Los profesores al estar en constante práctica en el salón de clases, pueden argumentar el


desarrollo de nuevas formas de enseñanza a través de la observación y de la interacción
con cada uno de los educando. Examinar fortalezas y las debilidades. Los alumnos cada
vez están más informados pero a través de fuentes poco confiables, de ahí la importancia
de una educación que abarque todos esos medios que las nuevas tecnologías nos
otorgan para hacer de las clases más llamativas para los ahora llamados “millennials”

Nadie puede cuestionar hoy el acelerado avance científico y tecnológico que se ha dado
en las últimas décadas, ni como las TIC han impactado las actividades comerciales,
profesionales y personales de amplios sectores de la sociedad (transacciones
económicas y comerciales, ocio y tiempo libre, gestión interna de empresas e
instituciones, actividades profesionales, etc.). Tal cosa es así, que incluso muchos autores
se atreven a señalar que dichas tecnologías han dado pie a la generación de un nuevo
modelo social, al que se ha denominado Sociedad de la Información.

Cuando México se encamino al desarrollo, logro avances significativos en el campo


educativo, dando paso a la primera grande innovación: la inclusión de las TIC´s al aula. A
partir de 1982 la Secretaría de Educación Pública (SEP) inicia con un proyecto para
incorporar la computadora a las aulas de educación primaria y desde entonces hasta el
momento, los esfuerzos se han encaminado con menor o mayor éxito a aprovechar las
potencialidades que los dispositivos tecnológicos y los materiales desarrollados para ellos,
pueden ofrecer al maestro para mejorar la calidad de la educación.

Dentro de un aula con un amplio alcance tecnológico, con las posibilidades para el
aprendizaje tecnológico, el papel del docente se ve como la base, pues el docente debe
conocer el desarrollo de cada uno de los medios. En la actualidad se le considera como
un guía o acompañante. Es fundamental que el profesor estimule el deseo de aprender de
los alumnos, sepa fomentar el interés y la participación y a la vez tendrá que guiar el
proceso de aprendizaje para que exija una actuación frente al grupo-individuo-
mediadores, que se adapte a las necesidades personales y mantenga el nivel de
motivación.

El interés que un alumno le vea a una clase depende del tipo de material que se le
proporciona, de ahí nace la cantidad de motivación que impregnamos desde el inicio.
Actualmente, los materiales concretos son parte de las herramientas didácticas que tienen
los profesores para contribuir al desarrollo de las capacidades de los alumnos. Su función
es diversa puesto que favorecen los aprendizajes mediante la manipulación del objeto de
estudio para el desarrollo cognitivo y motriz, la creatividad, la vivencia de experiencias o el
conocimiento directo del entorno y de los fenómenos que en él se producen (Tonucci,
2002) por ello cada vez el maestro debe estar apoyando la tarea de mantener al alumno
desde su etapa en el jardín de niños hasta un nivel universitario.

El empleo de materiales concretos es un detonador para favorecer el enriquecimiento del


lenguaje, la iniciación de la escritura, el desarrollo de la creatividad para solucionar
problemas y otras habilidades necesarias para su desarrollo integral. Existe una gran
variedad de ellos, como los encajables, los rompecabezas, los moldes, las masas, los
títeres, entre otros. El uso que se les da puede ser libre, cuando los alumnos los toman y
juegan con ellos sin indicación precisa del docente.

Aquí interviene de manera completa el nivel de motivación a dar, como ya antes lo


habíamos mencionado, la motivación es esa chispa que lleva a poder cumplir lo que
tanto se desea, de ello se desprende la capacidad de comprensión que se tenga para
alcanzar los deseos humanos, es decir, los materiales didácticos contribuyen a generar en
los estudiantes expectativas sobre lo que van aprender, que los impulse a trabajar por el
logro de los objetivos.

Es prioritario que la educación articule sistemas de enseñanza que capacite al alumnado


para desarrollar actitudes y habilidades en el manejo y tratamiento de la información. Una
de las nuevas funciones del profesorado apunta en esta dirección. Muchos de los
contenidos de los medios de comunicación, por ejemplo, se muestran oportunos para
llevar a cabo ese análisis. La facilidad técnica y el sencillo manejo de algunos aparatos
nos permitirán grabar o almacenar información para su posterior análisis. Mediante
pequeñas pautas de análisis, sencillas escalas de observación que nosotros mismos
podemos construir, guías que nos permitan comparar, podemos ir elaborando nuestros
propios instrumentos; al tiempo que diseñamos distintas actividades que desarrollen el
conocimiento y estudio crítico de la información que nos llega. Conocer el proceso de
elaboración de la noticia, los recursos que se emplean, los distintos lenguajes, puede
convertirse en una aventura apasionante.

A manera de conclusión se lograría señalar que la educación siempre está en mutación,


adquiere nuevas tecnologías, nuevos métodos, nuevos recursos, pero ante lo demás, se
encuentra la disponibilidad de brindar un conocimiento real a la persona a través de
diversas formas, logrando un acercamiento a una vida futura y de calidad; de igual
manera observamos que el interés del alumno es crucial para el triunfo de nuestros
medios y recursos didácticos.

Los resultados muestran que es importante para los estudiantes que el material se
enfoque en aspectos como el interés personal, la utilidad práctica para el futuro y la
realidad fuera del aula. Cuando el material trata sobre temas de interés personal, facilita la
comprensión puesto que el proceso de aprendizaje depende de cada persona.
Consecuentemente, los estudiantes prestan más atención, y la dedicación y la motivación
aumentan. Todo ello beneficia el aprendizaje. Sin embargo, mientras los planes de
estudios destacan que deben ser centrales las áreas de interés de los estudiantes
(Skolverket, 2000a, 2000b).

No obstante, hemos mencionado que no es posible o conveniente que tenga todo una
relevancia personal, dado que la enseñanza también debe presentar diferentes
perspectivas y despertar nuevos intereses. También es bueno para el interés que el
material trate sobre algo que es útil para el futuro, y cuando algo está considerado útil
aumenta la motivación. Particularmente, los estudiantes quieren que fomente
conocimientos que sean útiles para futuros estudios. Además, los estudiantes quieren que
sea útil para la vida profesional. Un problema se encuentra en no saber cuáles son los
motivos personales que tienen con sus estudios, e incluso es posible que los estudiantes
mismos no lo sepan. Por eso, nos parece fundamental conocer a nuestros estudiantes
para saber cuáles son conocimientos que consideran útiles, pero también usar materiales
que estimulan el interés por usar el español en diferentes maneras.

Las intuiciones geniales, los diseños ambiciosos de política educativa, la puesta al día de
las ideas de frontera en investigación educativa, terminan difuminándose cuando los
entornos escolares concretos son poco propiciatorios. Por lo anterior, es importante
resaltar que las instituciones se convierten en el intermediario que el Estado como
generador de políticas de desarrollo, en este caso educativas, utiliza para ofrecer y llevar
a la población (la comunidad escolar), en arreglo a un marco normativo, los productos y
servicios que necesita y que no obtendría por ningún otro mecanismo.

Sugerencias y aportaciones.

Las posibilidades didácticas de los medios se presentan desde una triple perspectiva:
como un recurso o instrumento del que nos valemos en determinadas circunstancias,
como un medio de expresión y comunicación y como el análisis crítico de la información o
de los contenidos de los medios. De forma esquemática se ha presentado una tabla en la
que se relacionan los usos desde esta triple vertiente en relación con el tipo de material y
su incidencia en el proceso educativo.
Finalmente, se dan criterios de clasificación de los medios y materiales atendiendo a dos
formas distintas de analizar la realidad y que han dado lugar a dos corrientes de
pensamiento educativo, que para sintetizar hemos llamado teoría curricular abierta y
cerrada.
Los principales aspectos que se deben tomar como base para una mejor educación
serían:
1) Fomentar el uso de los medios por parte de los profesores y empleados
2) Ofrecer vías más sencillas de aprovechar sus servicios
3) Popularizar la educación a distancia
4) Investigar, diseñar y producir los medios didácticos
5) Aplicar Triple WWW (World Wide Web)

Conocer el contexto no es suficiente para que los resultados del sistema educativo
mejoren, pues como es lógico, hay que actuar en consonancia. De igual modo, no
podemos esperar que, mágicamente, la mentalidad de la gente o el ánimo de los niños
cambie porque le digamos que "tienes que estudiar a este autor porque es arte de tu
cultura" o por muy lógicas que sean nuestras razones: esforzarse nunca fue popular,
especialmente cuando estás obligado a hacer algo que no te gusta durante la mayor parte
de tu juventud. Mucha gente no se esfuerza ni siquiera ante algo de su interés, pero el
profesor, los padres y el resto de la comunidad educativa no deben dejar que les
desanime no ver resultados inmediatos o no ver los resultados esperados.

BIBLIOGRAFÍA

Cabero, J. (2001). Tecnología Educativa, Diseño y Utilización de medios en la enseñanza.


España: Paidos Iberica, S.A.

Cohen, D. H. 1997. Cómo aprenden los niños. SEP. Biblioteca del Normalista. México.
383 pp.
Harlen, W. (1998). Enseñanza y aprendizaje de las ciencias. Madrid. Ministerio de
Educación y Cultura/Ediciones Morata.

Alonso, C. M., & Gallego, D. J. (1993). Medios audiovisuales y recursos didácticos en el


nuevo enfoque de la educación. Madrid: C.E.C.E.-I.T.E.

Campuzano Ruiz, A. (1992). Tecnologías audiovisuales y educación. Madrid: Ediciones


Akal, S.A.

ZARAGOZA, J., CASSADO, A. (1992). Aspectos técnicos y pedagógicos del ordenador en


la escuela. Madrid: Editorial Bruño