Sei sulla pagina 1di 19

1

SACRAMENTOS PARA LA VIDA

FERNANDO MENESES CUCHUMBE

UNIVERSIDAD SANTO TOMAS

FACULTAD DE EDUCACION

LICENCIATURA EN FILOSOFIA Y EDUCACION RELIGIOSA

CAU - NEIVA

2017-1
2

SACRAMENTOS PARA LA VIDA

FERNANDO MENESES CUCHUMBE

PRESENTADO AL MAESTRO:

CARLOS ANDRÉS PINTO LÓPEZ

UNIVERSIDAD SANTO TOMAS

FACULTAD DE EDUCACION

LICENCIATURA EN FILOSOFIA Y EDUCACION RELIGIOSA

CAU - NEIVA

2017-1
3

“«De latere Christi in Cruce pendentis lancea percusso, Sacramenta


Ecclesiae profluxerunt». (S.Agustín )

Alistándonos para el encuentro ALUMNOS DE 6°


Col. Luis Edgar Durán – Paicol (H)
1. Se le dará una hoja a cada uno de los estudiantes dividida en dos partes, para que en uno de los
lados definan con sus palabras ¿Qué entienden por sacramento? en el otro extremo de la hoja
cada estudiante hará un dibujo o signo que haga referencia a los sacramentos.

2. Se alistarán hojas verdes de un árbol de acuerdo al número de niños (Signo de vida).

3. El centro del escenario se adorna con dos signos: UN ÁRBOL SECO (Chamizo) Y UN ÁRBOL VIVO:
(EL PECADO Y LA GRACIA) – También se adornarán con elementos alusivos a cada Sacramento.

4. Por medio del Vídeo Beam se proyectarán imágenes y frases alusivas al tema de los
SACRAMENTOS: efecto, signo, acción, rito… materia – forma - Ministro.

INTRO – ACOGIDA - SACRAMENTOS

1. Iniciamos esta sesión con el canto: “PRECIOSA SANGRE”. Ver anexo 1.


2. Se le narra la historia: “El pan bueno y el Pan malo”. Ver anexo 2.
3. Se le entrega la hoja verde de árbol a cada niño y como acto simbólico, la colocan
en una de las puntas del chamizo. EL CHAMIZO SE TRANSFORMA, porque cada hoja es
un NACER PARA DIOS: Reflexión: PECADO – GRACIA (Anexo 3)

“Los sacramentos, como "fuerzas que brotan" del Cuerpo de Cristo (cf
Lc 5,17; 6,19; 8,46) siempre vivo y vivificante, y como acciones del
Espíritu Santo que actúa en su Cuerpo que es la Iglesia, son "las obras
maestras de Dios" en la nueva y eterna Alianza” (CIC 1116).
4

Hacia dónde vamos con los Sacramentos

Los estudiantes analizarán el tema de los Sacramento como fundamentos esenciales de la Teología y
lo realizarán a través de un Cruci - sacramentos. (Ver anexo 3).

Canción- Los 7 sacramentos: https://www.youtube.com/watch?v=jZUmtZUjDM4&list=RDjZUmtZUjDM4#t=91

En sintonía con la Palabra

- Mateo 28,19 - Lucas 15,11-31 - Juan 20, 23 - Lucas 22,19-20 - Hechos 8,14-15 - Marcos
10,6-9 - Lucas 10,16 - Hechos ( 6,6) - Santiago 5,14-15

Plenaria—Grupal: Teología de los sacramentos

Se dividirá el curso en 10 grupos y se le asignarán a 3 de ellos la parte introductoria de los


sacramentos: Definición del término, componentes – y a los 7 restantes el significado de cada uno de
ellos. (ANEXO 4)

Cada estudiante al ver las imágenes de los sacramentos (canción) en el video; la realización del cruci-
sacramentos; la proclamación de la Palabra de Dios y los temas de la Teología de los Sacramentos…
Describen a través de un dibujo o un signo, la importancia de los Sacramentos en la vida del cristiano
y lo explicarán a sus compañeros (Recurso:
Nuestra Las sacramental
Vivencia fichas).

Los niños después de haber profundizado a través de la Teología sacramental expresada a


través de escritos, dibujos… textos. Expresan algunos recuerdos o sentimientos de su vida en
torno a los sacramentos (Experiencias, anécdotas…).

Qué te enseñó el tema

1. El signo de colocar una hoja verde (Nacer sacramental) a un chamizo seco y darle vida
es el ejemplo palpable de cómo debemos adaptar nuestras vidas a la experiencia con Dios
(Misión - sacramentos). Los chicos a través de anécdotas, conceptos y dibujos, expresan
el sentir de la temática abordada.
2. Cada niño se compromete a reanimar y fortalecer aquellos sacramentos de la iniciación
cristiana que ya han recibido (Bautismo – Confirmación - Eucaristía) como apertura en el
amor al Tú y camino a DIOS.

Dialoga con tu corazón

Los sacramentos: Historia de amor de Dios al hombre

Concluiremos nuestra reflexión a través de un video “Firmes en la fe” donde escucharemos


cómo la acción del Espíritu de Dios actúa en cada uno de nosotros a través de signos y
acciones como ya lo expresamos anteriormente.
https://www.youtube.com/watch?v=m8U9yVV7ErQ
5

ALUMNOS DE 6° - Col. Luis Edgar Durán– (Paicol H)

1. Canción: Preciosa sangre – Jonathan Castillo

Inmolado en el calvario...
él mostró su amor por mí
todo peso de pecado, sucios pecados,
encima el llevó... y en un momento importante,
y en un instante muy decisivo, fue por él,
oh por mi amado, mi amado padre
quería a mi salvar.

/SANGRE QUE ME DA LA PAZ


SANGRE QUE ME PURIFICA
SANGRE QUE ME REDIME
PRECIOSA SANGRE
LA SANGRE DE JESUS/

Despreciado y desechado el varón de dolor


el sufrió nuestras dolencias y fue herido
por nuestra rebelión…
Mas angustiado y afligido hasta la muerte
no abrió su boca… de su trono hasta el pesebre
del pesebre al calvario y del calvario a mí.
https://www.youtube.com/watch?v=3YK8X-CYyTw

2. EL PAN BUENO Y EL PAN MALO

EL PAN BUENO: erase una vez un pan, tierno, crujiente, de olor agradable y aspecto apetitoso, el
pan se encontró rodeado de niños, que tenían muchas ganas de comer. Cuando el pan sintió que le
cortaba el cuchillo, no dijo nada, pero pensó…
El pan despedazado sintió que moría pero al sentir las manos, la boca de los niños, se sintió alegre,
de pronto el pan se dio cuenta de que no había muerto, se había transformado.

EL PAN MALO: erase una vez un pan, tierno, crujiente, de olor agradable y aspecto apetitoso, pero
cuando vio a los niños, el pan tuvo miedo y empezó a gritar, corrió a esconderse y se puso duro y
fue a dar al basurero.
6

3. PECADO - GRACIA

El pecado original es el primer pecado cometido por la primera pareja humana, mismo

que es transmitido por herencia a todos sus descendientes. Adán y Eva transmitieron

a toda su descendencia la naturaleza humana herida, es decir con las consecuencias

del pecado original, privada por tanto de la santidad y de la justicia original. Desde

ese momento todos los hombres nacen con el pecado original. (GS 22)

Como consecuencia del pecado, la naturaleza humana quedó debilitada de sus fuerzas,

sometida al sufrimiento, a la ignorancia, a la muerte, e inclinada al pecado. Con el

pecado original todos los hombres pierden la Vida Divina y la imagen de Dios queda

deformada (CIC # 418).

La gracia es una participación gratuita de la vida sobrenatural de Dios. Inicia con el

Bautismo y se pierde cada vez que se comete un pecado grave. Ahora bien, la gracia

puede perderse o aumentarse, a pesar de ser la gracia gratuita el hombre puede

favorecer su recepción o impedir su fruto (CIC 1996-1997).

Concluye el Padre de la Iglesia S. Agustín: “la justificación del impío es una obra más

grande que la creación del cielo y de la tierra, porque el cielo y la tierra pasarán,

mientras la salvación y la justificación de los elegidos permanecerán”.

“La gracia es Dios mismo en su autocomunicación, que se ha derramado sobre toda

carne, y no lo ha hecho tan sólo sobre algunos signados sino como acto de amor a

todos por medio de los sacramentos” (Ranher, 2005)


7

4. CRUCI - SACRAMENTOS
8

5. TEOLOGÍA DE LOS SACRAMENTOS - FICHAS

FICHA I: EL BAUTISMO
Es parte fundamental de la iniciación cristiana e implica un catecumenado. El sentido y la gracia
están en los ritos: la señal de la cruz, la impronta de Cristo; la Palabra de Dios, la Verdad que
suscita la fe; los exorcismos, liberación del pecado; la confesión de fe; el agua bautismal, materia
del sacramento; el rito esencial, la muerte al pecado y la entrada a la vida trinitaria; la unción con
el santo crisma, el Don del Espíritu Santo; la vestidura blanca, revestirse de Cristo; el cirio, que
Cristo ha iluminado al neófito; el padrenuestro, la oración de los hijos de Dios; la bendición
solemne. Todo no bautizado puede recibir el bautismo; si es adulto, el catecumenado es pre-
bautismal y es por voluntad personal, si es niño, post-bautismal y es por la gratuidad de la gracia
salvífica. Es necesaria la fe, incluso la comunitaria. Bautiza cualquiera que tenga la intención de la
Iglesia y use la fórmula trinitaria (Católica, http://www.vatican.va, págs. # 1229-1256).

FICHA II: LA CONFIRMACIÓN


Recuerda, pues, que has recibido el signo espiritual, el Espíritu de sabiduría e inteligencia, el
Espíritu de consejo y de fortaleza, el Espíritu de conocimiento y de piedad, el Espíritu de temor
santo, y guarda lo que has recibido. Dios Padre te ha marcado con su signo, Cristo Señor te ha
confirmado y ha puesto en tu corazón la prenda del Espíritu (S. Ambrosio) (Mislekturas, 2007).

Es necesaria para la plenitud de la gracia bautismal. El Espíritu del Señor era anunciado en el
Antiguo Testamento como el que reposaría sobre el Mesías, y se cumplió en Jesucristo. Debía ser
comunicado a todo el pueblo mesiánico y así lo hizo Jesús sobre los apóstoles el día de Pascua y en
Pentecostés. Desde entonces, la imposición de las manos sucedía al bautismo, a la que luego se
añadió la unción con óleo perfumado. Este sacramento confirma la fe bautismal y robustece esa
gracia. En Oriente muestra mejor la unidad al bautismo, en Occidente, la comunión con el obispo
(Católica, Vatican.va, págs. # 1285-1292).

La unción significa abundancia y alegría, purificación y agilidad, curación, belleza, santidad y


fuerza. Es signo de consagración a Jesucristo y Su misión. Recibimos el sello del Espíritu Santo que
marca la pertenencia total al servicio de Cristo. Se renuevan las promesas bautismales para
manifestar la prolongación de ésta con el bautismo. El rito esencial es la unción en la frente y luego
la imposición de las manos diciendo “Accipe signaculum doni Spiritus Sancti”. El beso de la paz
manifiesta la comunión eclesial con el obispo. Se recibe la efusión especial del Espíritu Santo como
en Pentecostés y profundiza la gracia bautismal. Sólo se da una vez, y marca de manera indeleble
en el alma y confiere el poder de confesar a Cristo públicamente. La recibe cualquier bautizado no
confirmado, incluso los niños en peligro de muerte, pero se debe estar en estado de gracia, y la
confiere el obispo o cualquiera a quien le conceda la facultad (Católica, Vatican.va, págs. # 1293-
1314).

FICHA III: LA EUCARISTÍA


Porque este pan y este vino han sido, según la expresión antigua "eucaristizados",
llamamos a este alimento Eucaristía y nadie puede tomar parte en él si no cree en la
verdad de lo que se enseña entre nosotros, si no ha recibido el baño para el perdón
9

de los pecados y el nuevo nacimiento, y si no vive según los preceptos de Cristo (S.
Justino) (El Sacramento de la Eucaristía III Parte).

Culmina la iniciación cristiana. Es fuente y cima de toda la vida cristiana y, por lo


tanto, contiene todo el bien espiritual de la Iglesia. Significa y realiza la comunión de
vida con Dios y la unidad de Su Pueblo. Nos une a la Liturgia del Cielo. Es el
compendio de nuestra fe. Se llama: Eucaristía (eucharistein y eulogein), Banquete del
Señor, Fracción del Pan, Asamblea eucarística, Memorial, Sacrificio, Comunión, Santa
Misa. En Melquisedec hay una prefiguración, ya que en la Antigua Alianza eran
ofrecidos el pan y el vino como primicias al Señor. En la Pascua judía recuerdan la
Palabra de Dios y la alegría de la espera mesiánica. Luego, el mismo Jesucristo la
instituye habiéndola prefigurado antes en las multiplicaciones de los panes. (Católica,
Vatican.va, págs. # 1322-1344)

El día que se llama día del sol tiene lugar la reunión en un mismo sitio de todos los que
habitan en la ciudad o en el campo. Se leen las memorias de los Apóstoles y los
escritos de los profetas, tanto tiempo como es posible. Cuando el lector ha terminado,
el que preside toma la palabra para incitar y exhortar a la imitación de tan bellas
cosas. Luego nos levantamos todos juntos y oramos por nosotros...y por todos los
demás donde quiera que estén a fin de que seamos hallados justos en nuestra vida y
nuestras acciones y seamos fieles a los mandamientos para alcanzar así la salvación
eterna. Cuando termina esta oración nos besamos unos a otros: Luego se lleva al que
preside a los hermanos pan y una copa de agua y de vino mezclados. El presidente los
toma y eleva alabanza y gloria al Padre del universo, por el nombre del Hijo y del
Espíritu Santo y da gracias (en griego: eucharistian) largamente porque hayamos sido
juzgados dignos de estos dones. Cuando terminan las oraciones y las acciones de
gracias todo el pueblo presente pronuncia una aclamación diciendo: Amén. Cuando el
que preside ha hecho la acción de gracias y el pueblo le ha respondido, los que entre
nosotros se llaman diáconos distribuyen a todos los que están presentes pan, vino y
agua "eucaristizados" y los llevan a los ausentes (S. Justino) (ti, 2005)

Siempre ha tenido dos momentos: la Liturgia de la Palabra y la Eucarística. Todos se


reúnen y Cristo preside, sigue la Liturgia de la Palabra, se presentan las ofrendas
según el gesto de Melquisedec, sigue la anáfora: el prefacio dando gracias al Padre,
por Cristo en el Espíritu Santo, la epíclesis sobre el pan y el vino, el relato de la
institución, la anamnesis, las intercesiones, y la comunión precedida por la oración del
Señor y la fracción del pan. Ofrecemos al Padre lo mismo que Él nos ha dado. Es
acción de gracias al Padre por la Creación, la redención y la santificación; es memorial
del sacrificio de Cristo recordando la redención y proclamándola a todos y
actualizándola (sacrificio de Cristo y Eucaristía son un solo sacrificio) y haciéndola
sacrificio de la Iglesia entera; y es presencia de Cristo por el Espíritu de una manera
sustancialmente real mediante la transustanciación. Es comunión de todos, que
10

acrecienta nuestra unión con Cristo, nos separa del pecado y nos une en un solo
Cuerpo, prenda de la gloria futura (Católica, Vatican.va, págs. # 1345-1405).

FICHA IV: PENITENCIA

Dice S. Agustín “El que confiesa sus pecados actúa ya con Dios. Dios acusa tus
pecados, si tú también te acusas, te unes a Dios. El hombre y el pecador, son por así
decirlo, dos realidades: cuando oyes hablar del hombre, es Dios quien lo ha hecho;
cuando oyes hablar del pecador, es el hombre mismo quien lo ha hecho. Destruye lo
que tú has hecho para que Dios salve lo que él ha hecho... Cuando comienzas a
detestar lo que has hecho, entonces tus obras buenas comienzan porque reconoces tus
obras malas. El comienzo de las obras buenas es la confesión de las obras malas.
Haces la verdad y vienes a la Luz”. (Patricio, 2015)

Se le llama de conversión, de la penitencia, de la confesión, del perdón, de


reconciliación. La iniciación no suprime la fragilidad humana ni la concupiscencia, por lo
que es necesario una conversión segunda y constante con una dimensión comunitaria
con miras a la santidad. La penitencia ha de ser realizada primero interiormente,
como una metanoia, acompañada de un animi cruciatus y una compunctio cordis. Se
manifiesta de diversas maneras, especialmente ayuno, oración y limosna como gestos
de reconciliación, que se intensifican en momentos específicos del año y que se
alimentan de la Eucaristía. Es Dios quien perdona, pero Cristo le dio la autoridad a la
Iglesia de perdonar en Su Nombre. Mueve al pecador a tener en su corazón,
contrición; en la boca, confesión; y en la obra, humildad y satisfacción. Es
responsabilidad sólo de los presbíteros y los obispos. Al anticipar el juicio final,
reconcilia con Dios y con la Iglesia. Las indulgencias son parte del sacramento. Debe
hacerse en una celebración comunitaria (Católica, Vatican.va, págs. # 1422-1484).

FICHA V: UNCIÓN DE LOS ENFERMOS

¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren
sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor. Y la oración de la fe salvará al
enfermo, y el Señor hará que se levante, y si hubiera cometidos pecados, le serán
perdonados (St 5,14–15).

La enfermedad es un problema de la vida humana, y en el Antiguo Testamento era


vivida de cara a Dios. La compasión de Cristo hacia los enfermos es un signo de la
visita de Dios a los seres humanos. Cristo envía a sanar a los enfermos como carisma
de curación, y la Iglesia cree que hay un sacramento destinado a reconfortar a los
atribulados por la enfermedad. La recibe quien esté en peligro de muerte, y en
enfermedad grave. Sólo los sacerdotes son sus ministros. Tiene una celebración
comunitaria: imposición de manos, oración por los enfermos en la fe, unción con óleo
11

bendecido. Ofrece consuelo, paz y ánimo ante las enfermedades, y quiere llevar a la
curación del alma y del cuerpo; el enfermo se une a la pasión de Cristo y, así,
contribuyen al bien del Pueblo de Dios. La Eucaristía como viático es parte del
sacramento para los que van a partir de esta vida. (Católica, Vatican.va, págs. # 1499-
1525)
FICHA VI: ORDEN SACERDOTAL
Que todos reverencien a los diáconos como a Jesucristo, como también al obispo, que
es imagen del Padre, y a los presbíteros como al senado de Dios y como a la asamblea
de los apóstoles: sin ellos no se puede hablar de Iglesia. S. Ignacio de Antioquía
(Catholic.net, Los diáconos permanentes).

Es una consagración. En la Antigua Alianza eran quienes, elegidos por Dios, intervenían
ante Él a favor de los seres humanos, anunciaban la Palabra de Dios y restablecían la
comunión con Él. Estas prefiguraciones se cumplen en el único mediador, Cristo Jesús,
quien realiza el sacrificio redentor de una vez por todas. La participación en este
sacerdocio es de dos modos: bautismal y ministerial; en este último es que se da el
servicio eclesial in persona Christi Capitis, en nombre de toda la Iglesia. Este
ministerio se ejerce en tres grados: episcopal (plenitud del sacerdocio), presbiteral
(cooperador de los obispos) y diaconal (en orden al ministerio). De celebración
comunitaria, destaca la imposición de manos por parte del obispo válidamente ordenado
y la unción con el santo crisma –obispo y presbítero–. Sólo los varones bautizados lo
reciben, y no es un derecho sino un don inmerecido, que tiene como signo de vida
nueva el celibato. Confiere carácter, asistido por la gracia de ser configurado con
Cristo Sacerdote, Maestro y Pastor (Católica, Vatican.va, págs. # 1536-1589).

FICHA VII: MATRIMONIO


¿De dónde voy a sacar la fuerza para describir de manera satisfactoria la dicha del
matrimonio que celebra la Iglesia, que confirma la ofrenda, que sella la bendición? Los
ángeles lo proclaman, el Padre celestial lo ratifica... ¡Qué matrimonio el de dos
cristianos, unidos por una sola esperanza, un solo deseo, una sola disciplina, el mismo
servicio! Los dos hijos de un mismo Padre, servidores de un mismo Señor; nada los
separa, ni en el espíritu ni en la carne; al contrario, son verdaderamente dos en una
sola carne. Donde la carne es una, también es uno el espíritu (Tertuliano) (Familia,
2010)

Es una alianza elevada a sacramento por Cristo. Es parte del plan de Dios y es parte
de la naturaleza misma del hombre y de la mujer en el orden de la Creación. Subsiste
a pesar del pecado, y un ejemplo es la pedagogía de la antigua Ley. En el Señor, la
ley del Amor es la que prevalece, y se vincula a la virginidad porque ambos son dones
de Dios. Se celebra con disposición adecuada, porque los esposos son los ministros de
la gracia de Cristo en el sacramento. Implica un consentimiento libre y responsable, y,
por lo tanto, informado. Esta información debe ser más cuidadosa con los matrimonios
12

mixtos. El amor conyugal es asumido en el amor divino, por esto los esposos son
sacramento en el mundo y Cristo es la fuente de esa gracia. Conlleva a una unión única
e indisoluble, por lo que se requiere fidelidad a ejemplo de la de Dios, y abierta a la
fecundidad y al servicio de la vida como tarea fundamental. Esta es la primera
Iglesia, la Iglesia Doméstica, ya que los padres anuncian la fe con la palabra y el
ejemplo y fomentan la vocación de cada uno. (Católica, http://www.vatican.va, págs. #
1601-1658).

SACRAMENTO: (Guzmán, 2016)

FICHA VIII: Grandes teólogos

A. HUGO DE SAN VICTOR (1096-1141)


1. Obra: De sacramentis christianae fidei: los sacramentos son considerados al
interno del panorama amplio de toda la economía salvífica.
2. Todas las intervenciones salvíficas de Dios en la historia, desde la creación a
la encarnación, son contempladas en clave sacramental.
3. Los sacramentos de la Nueva Alianza han sido sustituidos a los de la Antigua
Alianza y a los del estado de naturaleza.
4. Para él los sacramentos son ante todo remedium para el hombre pecador. La
acción pedagógica de Dios a través de las acciones sacramentales tienen tres
vertientes: ad humiliationem, ad eruditionem, ad exercitationem hominis.
Son tres los componentes que forman parte constitutiva del sacramento: su
carácter de signo, la institución por Cristo, y la santificación por la gracia
contenida en el sacramento.
6. Emplea la imagen del recipiente: los sacramentos contienen la gracia, igual que
los vasos contienen la medicina para el enfermo.
7. El bautismo y la Eucaristía son los sacramenta principalia.

B. PEDRO LOMBARDO (1090 - 1160)


1. Escribió las “Sentencias”, resumen de la teología. Escrito en cuatro libros; el
cuarto libro trata sobre los sacramentos.
2. En este libro da la definición clásica de sacramento: “aquello que es signo de la
gracia de Dios y forma de la gracia invisible, de tal manera que es a la vez su
imagen y causa”.
3. La novedad es que introduce el concepto de causa con referencia a la eficacia
(decir que “causan” es más preciso que decir “confieren”).
La eficacia es el aspecto específico que distingue al sacramento de cualquier otro
signo, aunque sea sagrado. De este modo se habría encontrado la clave para efectuar
la distinción clara del sacramento respecto a las demás celebraciones sagradas.

4. Dice que los sacramentos de la Antigua Ley no lo son en sentido propio ya que
solo eran signo de una cosa sagrada pero no daban la gracia.
13

5. A partir de la sistematización lograda por Pedro Lombardo, se dará un trabajo


ulterior:
a) Elemento sensible constitutivo del sacramento: dio pie a elaborar la doctrina
de la materia y forma.
b) Elemento simbólico o sacramental que deriva de la intención misma de Cristo:
dio pie a distintas explicaciones teológicas que explican la institución de los
sacramentos por Cristo.
c) La relación del signo externo con la res significada y con la gracia producida:
dio pie al tema básico de la causalidad de los sacramentos y distintas formas
de concebirla.

C. SANTO TOMÁS DE AQUINO (1224/5 - 1274)

1. Sacramento es el signo de una realidad espiritual en cuanto que santifica a los


hombres (sacramentum est signum rei sacrae inquantum est santificans
homines).
2. Los sacramentos son prolongación del misterio de Cristo, del Verbo encarnado;
obran en virtud de la pasión de Cristo, y esta se aplica a los hombres
mediante los sacramentos. Los sacramentos reciben su eficacia del mismo
Verbo encarnado.
Por medio de los sacramentos la eficacia de la pasión de Cristo supera la
barrera de espacio y tiempo y alcanza a los hombres de cada generación. De
ahí que se conciban como una prolongación de la humanidad santísima de
Jesucristo.
3. Explica la necesidad de los sacramentos en primer lugar por la naturaleza del
hombre (Dios se adapta al modo humano de conocer) y solo en segundo lugar
como medicina espiritual.
4. Pone de relieve la triple vertiente de la significación del sacramento: signo
rememorativo de la pasión de Cristo, que ya pasó (signa rememorativa); signo
manifestativo de la gracia, que se produce en nosotros mediante esta pasión
(signa demostrativa); y anuncio y prenda de la gloria futura (signa
prognostica).
Los sacramentos designan: el fundamento de nuestra santificación (la pasión y
resurrección de Cristo); la forma de nuestra santificación: la gracia y las
virtudes (seguimiento de Cristo y configuración con él); la meta de nuestra
santificación: la vida eterna.
5. Los sacramentos son acciones santas del culto divino y de la santificación del
hombre dotadas de eficacia significante.
6. Son a la vez signos y causa: no son causa principal de la santidad (solo Dios),
sino causa instrumental o segunda y por tanto se pueden llamar instrumentos
de santificación. Su eficacia no viene de la naturaleza, sino de la potencia de
Dios ya que por su naturaleza no son más que acciones humanas unidas a la
recitación de fórmulas determinadas.
14

7. ¿Qué es lo prioritario, ser causa o signo de la gracia? Causar la santidad es


prioritario. En los sacramentos de la Nueva ley el ser signo deriva del ser
causa sacramental. Sin la eficacia de los sacramentos, los gestos y las
palabras quedarían vacías de significado.

Los sacramentos del AT no son como dos especies de un género común, sino más bien
como las partes de un concepto análogo. El analogado principal son los sacramentos de
la Nueva Ley porque significan y causan la santidad. Los que solo significan la santidad
son sacramentos solo en un cierto sentido.

FICHA IX: Grandes teólogos

D. LA ESCOLÁSTICA

1. La escolástica perfecciona el vocabulario técnico de la teología sacramentaria.


2. La distinción entre forma y virtus, entre signum y res, están recogidas de
SAN AGUSTÍN.
La dualidad materia - forma es de GUILLERMO DE AUXERRE (+1231). Traduce la
clásica composición verbum – elementum. En el XIII ya es universalmente acogida y
entra, al menos como términos, en las exposiciones oficiales de la doctrina de la
Iglesia.
4. Opus operatum y opus operantis de la Glosa del Pseudo PEDRO DE POITIERS.
5. Character dominicus fue tomada de san Agustín y aplicada al bautismo y la
confirmación por HUGUCCIO (+1210)

E. LIMITACIONES DE LA ESCOLÁSTICA

1. La escolástica ha puesto las bases cristológicas del orden sacramental; sin


embargo, no ha favorecido suficientemente una contemplación pneumatologica.
2. Además, un déficit de eclesiología. El tratado de sacramentos sigue al de
cristología y no al de eclesiología que hace de puente de conexión. Se insiste
en la edificación personal y en el beneficio para el individuo, sin mucha
repercusión de la comunidad creyente.
3. La escolástica se caracteriza por un deseo de definición y exactitud; pero
corre el riesgo de no captar la riqueza de una visión más sintética y amplia.
4. La cristiandad medieval vive sin referencia a un mundo que no existe o es
reconocido como una realidad exterior. La no distinción entre Iglesia y mundo
ha configurado el tratado de sacramentos, sin poder dar relieve al tema de la
Iglesia como sacramento del mundo. Como consecuencia las afirmaciones
sacramentales elaboradas en este contexto, al ser trasplantadas a un contexto
diferente, necesitan un radical replanteamiento, so pena de caer en el
anacronismo y en la irrelevancia.
15

FICHA X: Grandes teólogos

F. MARTÍN LUTERO (1483 - 1546)

1. El problema no está en lo que afirma, sino en lo que niega: sola fide, sola
gratia, sola Scriptura.
2. Sitúa la fe en el centro de su doctrina sacramentaria. La eficacia está en la
fe, no en la acción sacramental, no hay en los sacramentos una fuerza
santificadora.
3. Niega valor de los sacramentos en cuanto causan la gracia. Reconocía cierto
valor en ellos pero solo como signos. Los sacramentos tienen valor como puro
testimonio. La sola fe es lo que hace eficaz algo.
4. Decía: «el signo es señal de la promesa divina de la justificación. El
sacramento es solo un signo que te recuerda que has sido justificado».
5. Hay una relación personal entre Dios y el hombre, que acontece en la
correlación –originada por Dios– de la palabra y la fe.

La eficacia de los sacramentos es del mismo orden que la predicación. Los


sacramentos son palabras de promesa, a las que se le añade un signo. Los
sacramentos del bautismo y Eucaristía se limitan a hacer visible la palabra del
Señor, verbum visible.

7. Los sacramentos de la antigua Ley eran igual de eficaces que los de la nueva
Ley.

Redujo los sacramentos de siete a dos: Bautismo y Eucaristía. No queda clara


su posición con respecto a la Penitencia.

G. CONCILIO DE TRENTO (1545 - 1563)

• Contesta a la Reforma Protestante y pasa a la historia como el “Concilio de los


sacramentos”. La sesión 7ma del año 1547 enunció 13 proposiciones (DH 1601-
1613) sobre los sacramentos a través de los cuales se precisaba la doctrina
católica. El decreto sobre los sacramentos debe entenderse como una
prolongación de la doctrina sobre la justificación.

• 1°: Son siete e instituidos por Cristo. Número e institución.

2°: Distintos a los de la AL. Presenta la doctrina de los reformadores que


equipaban los sacramentos de la AL a los de la NL. El concilio de Florencia ya
16

había enseñado que los sacramentos de la AL no causaban la gracia, sino que


solo la significaban ya que esta habría de darse por la pasión de Cristo.

3°: Especificidad de cada sacramento. Distintos entre sí.

4°: Necesarios para la salvación. No solo fe.

5°: No instituidos solo para alimentar la fe.

6°: Contienen y confieren la gracia que significan. En la primera parte afirma


la eficacia de los sacramentos para dar la gracia. La expresión «contener y
dar la gracia» era habitual entre los teólogos escolásticos y ya la había
empleado el Concilio de Florencia (FLORENCIA, 1955, pág. DH 1310).

7°: Siempre dan la gracia en cuanto depende Dios.

8°: Se confiere la gracia ex opere operato.

9°: El bautismo, la confirmación y el orden imprimen carácter.

10°: No todo cristiano puede administrar los sacramentos.

11°: De parte del ministro se requiere la intención de hacer lo que hace la


Iglesia.

12°: La eficacia de los sacramentos no depende de la condición moral del


ministro.

13°: Los ritos recibidos y aprobados de la Iglesia no pueden cambiarse o ser


omitidos.
17

REFERENTES BIBLIOGRÁFICOS

59, S. (s.f.). Sobre el sagrado concilio. En C. V. II, Sobre el sagrado concilio.

Borobio, D. (1983). “El modelo simbólico de sacramentología”.

Catholic.net. (02 de mayo de 2017). catholic.ne. Recuperado el 2017, de catholic.ne:

http://www.es.catholic.net/op/articulos/7192/la-graciadon-sobrenatural-que-

dios-concede-para-alcanzar-la-vida-eterna

Catholic.net. (s.f.). Los diáconos permanentes. Recuperado el 2017, de Los diáconos

permanentes: http://es.catholic.net/op/articulos/9396/cat/435/los-diaconos-

permanentes.html

Católica, C. d. (s.f.). http://www.vatican.va. Obtenido de http://www.vatican.va:

http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p123a9p3_sp.html

Católica, C. d. (s.f.). Vatican.va. Recuperado el 10 de marzo de 2017, de Vatican.va:

http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p123a9p2_sp.html

Codina, V. (2008). La eclesiología desde América Latina. España: Verbo divino.

CONGAR, Y. (s.f.). LA IGLESIA COMO PUEBLO DE DIOS. Obtenido de LA

IGLESIA COMO PUEBLO DE DIOS:

http://www.seleccionesdeteologia.net/selecciones/llib/vol31/121/121_congar.pdf

Dionisio, P. . (s.f.). De eccl. hierarchia III. En P. Dionisio, De eccl. hierarchia III (págs.

PG 3, 424).

Dussel, E. (1992). La historia de la Iglesia en América Latina. Madrid : Mundo negro -

Esquila misional.
18

Dussel, E. D. (2002). Historia de la Iglesia en América Latina. Bogtá D.C.: Universidad

Santo Tomás.

El Sacramento de la Eucaristía III Parte. (s.f.). Recuperado el marzo de 2017, de El

Sacramento de la Eucaristía III Parte:

http://formacionpastoralparalaicos.blogspot.com.co/2012/08/el-sacramento-de-

la-eucaristia-3-parte.html

Familia, L. S. (febrero de 2010). http://lossacramentosdelafamilia.blogspot.com.co.

Recuperado el 2017, de http://lossacramentosdelafamilia.blogspot.com.co:

http://lossacramentosdelafamilia.blogspot.com.co/2014/06/la-gracia-del-

sacramento-del-matrimonio.html

FLORENCIA, C. D. (1955). Mercaba.org. Recuperado el 2017, de Mercaba.org:

http://www.mercaba.org/Rialp/F/florencia_concilio_de.htm

Gentium, L. (21 de Noviembre de 1964). Vatican.va. Recuperado el 10 de marzo de

2017, de Vatican.va:

http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-

ii_const_19641121_lumen-gentium_sp.html

Gentium, L. (s.f.). http://www.vatican.va. Obtenido de http://www.vatican.va:

http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-

ii_const_19641121_lumen-gentium_en.html

Guzmán, B. (14 de mayo de 2016). Padres de la iglesia y los sacramentos. Recuperado

el 2017, de Padres de la iglesia y los sacramentos:

https://www.slideshare.net/brunoalexys7/padres-de-la-iglesia-sacramentos

II, P. J. (1992). Catecismo de la Iglesia Católica (CEC). Roma - Italia.

Mislekturas. (julio de 2007). cursodedoctrina.blogspot.com. Recuperado el 2017, de

cursodedoctrina.blogspot.com:
19

http://cursodedoctrina.blogspot.com.co/2007/07/xix-tema-los-sacramentos-el-

bautismo-la.html

Patricio, P. (enero de 2015). Padrepatricio.com. Recuperado el 2017, de

Padrepatricio.com:

http://www.padrepatricio.com/index.php/component/content/article/7-

editorial/6028-conviertanse-y-crean-en-el-evangelio?format=pdf

Ranher, K. (2005). Sobre la inefabilidad de Dios. Barcelona: Herder.

ti, T. s. (2005). La Misa de los primeros cristianos. Obtenido de Tengoseddeti.org:

http://www.tengoseddeti.org/article/la-misa-de-los-primeros-cristianos/