Sei sulla pagina 1di 5

Adolescencia – Perfil psicológico

Lic. Daniel Merino – Psicólogo


Ciudad Autónoma de Buenos Aires

ANNA FREUD

· Difícil señalar el límite entre lo normal y lo patológico en la adolescencia y


considera toda la conmoción de este período de la vida como normal.

· La adolescencia más que una etapa es un proceso y desarrollo atravesando


desequilibrios e inestabilidades.

· Establece así su identidad

SINDROME DE LA ADOLESCENCIA NORMAL


· SINDROME: Entidad Clínica

· NORMALIDAD: Fuera de la Patología

ARMINDA ABERASTURY
Duelos en la adolescencia.

1) Duelo por el cuerpo infantil perdido.

2) Duelo por el rol y la identidad infantiles.

3) Duelo por los padres de la infancia.

SINDROME DE LA ADOLESCENCIA NORMAL

· Búsqueda de sí mismo y de la identidad.

· Tendencia grupal

· Necesidad de intelectualizar y fantasear

· Crisis religiosas

· Desubicación temporal

· Evolución sexual manifiesta

· Actitud social reivindicatoria

· Contradicciones sucesivas en la conducta

SINDROME DE LA ADOLESCENCIA NORMAL

· Separación progresiva de los padres

· Constantes fluctuaciones del humor y el estado de ánimo.


BUSQUEDA DE SI MISMO Y DE LA IDENTIDAD.

· Proceso de duelo por el cuerpo infantil.

· Identidad negativa (Erikson)

· Identidades transitorias, identidades circunstanciales (aspectos de la identidad


adolescentes)

· La presencia externa de los padres empieza hacerse innecesaria.

LA TENDENCIA GRUPAL

· Uniformidad como defensa (seguridad y estima personal)

· Se transfiere al grupo la dependencia anterior con la estructura familiar.

· Posteriormente la separación del grupo le servirá para asumir su identidad


adulta.

NECESIDAD DE INTELECTUALIZAR Y FANTASEAR

· Forma típica del pensamiento adolescente

· Mecanismos defensivos frente a situaciones de pérdida (cuerpo, padres de la


infancia)

LAS CRISIS RELIGIOSAS

· Ateo exacerbado o místico fervoroso

· Intentos de solución de la angustia del Yo con identificaciones positivas.

· Aceptación de la posible muerte de sus padres.

· Enfrentamiento de la muerte definitiva de parte de su cuerpo infantil.

LA DESUBICACION TEMPORAL

· Las urgencias son enormes y las postergaciones irracionales.

LA EVOLUCION SEXUAL

· Contacto genital de tipo exploratorio más que de procreación

· Vínculos intensos pero frágiles

· Evolución del autoerotismo hacia una heterosexualidad.

· Modificación clara de su cuerpo


CONTRADICCIONES SUCESIVAS EN LA CONDUCTA

· Conducta dominada por la acción

· No puede mantener una línea de conducta rígida

· Personalidad “esponjosa” (permeable, recibe y proyecta )

SEPARACION PROGRESIVA DE LOS PADRES

· Uno de los principales duelos

· Los padres niegan el crecimiento de los hijos y los hijos viven a los padres como
persecutorios

· Identificaciones con sustitutos parentales

FLUCTUACIONES DEL HUMOR Y DEL ESTADO DE ANIMO

· Sentimiento básico de ansiedad y depresión acompañaran como substrato a


la adolescencia.

· Fracaso ante la búsqueda de satisfacciones ==è sentimiento de soledad y


aburrimiento

Poder aceptar la anormalidad habitual en el adolescente vista desde el ángulo de la


personalidad sana permitirá un acercamiento más productivo a este período de la vida.
Podrá determinar el entender al adolescente desde el punto de vista adulto, facilitándole
su proceso evolutivo hacia la identidad que busca y necesita.

El adolescente, como hemos visto en la presentación anterior, se encuentra en un


constante devenir, un camino a recorrer que lo llevará a su lugar de adulto.
El coro puede llegar a ser un buen camino. En él es donde comienza a agruparse según
los rasgos en común que parten de la identificación con compañeros que tienen el mismo
registro de voz, voz que irá descubriendo a medida que crezca e irá modificándose como
rasgo de carácter sexual secundario.
Comenzará a sentirse parte de un todo y aprenderá la importancia de la tarea en común,
donde cada uno aportará lo suyo para lograr un resultado final en conjunto, que será
puesto a evaluación hacia otro (el público) que agradecerá y retribuirá en el mejor de los
casos con un aplauso, aplauso que reforzará sus aspectos positivos, reforzando su
autoestima tan vapuleada en esta etapa.
Verá en la imagen del director la figura paterna que organiza, que marca la ley, que
exige, que reconoce y disfruta de los logros de cada uno y del conjunto.
El adolescente revivirá en cada indicación de su maestro la imagen paterna no
persecutoria, aquella que trata de reconocer y alentar cada logro.
Sentirá que necesita del par como el par necesita de él, lo que le servirá para la
búsqueda de si mismo y de su identidad, logrado a través de su grupo de referencia
(coro).
Fantaseara ser un gran cantante, necesitará intelectualizar las emociones para no sentirse
tan vulnerable, buscará cumplir con los tiempos de los ensayos, el coro le servirá como
primer contacto con la actividad social que podrá satisfacer a partir de conciertos a
beneficio o para recaudar fondos.
Vendrán a los ensayos a veces exultantes, otras introvertidos, a veces tristes otras alegres,
pero mas allá de todo sentirán Uds., como maestros, que son aquellos que pueden
ayudarlos a transitar un camino de vacilaciones y certezas, acompañándolos en esta
etapa. Y cuando ellos mismos sean adultos, podrán volver a disfrutar de esos momentos a
partir del recuerdo, de logros compartidos, de alegrías y tristezas.
Uds. son los artesanos, tienen el material a mano, golpeen su diapasón, den la nota y
disfrútenlo.
Muchas gracias
Daniel  Merino ‑ Psicólogo 

Se  graduó  como Licenciado  en Psicología en  la  Universidad    John    F.    Kennedy, 1989,  y  como  Enfermero 
Profesional en  Cruz Roja Argentina en 1983. 
Ha participado en numerosas jornadas y congresos de psicología como disertante, panelista y moderador en 
diversas ciudades de Argentina, Chile, Uruguay, Perú e Italia. 

Ha publicado numerosos trabajos como autor y como colaborador acerca de psicopatología en transplantes 
renales, transplantes cardíacos, tratamientos en pacientes con hemodiálisis, etc. 

Ha sido Psicólogo Coordinador del Grupo Recreativo, Servicio N 17, Hospital T. Borda entre 1994 y 1997 y en 


el área de niñez y adolescencia ha sido Psicólogo a cargo del Gabinete Psicopedagógico del Instituto Nuevo 
Colegio Burzaco entre 1990 y  2000. 
Actualmente se desempeña como Psicólogo del Equipo de Interconsultas y Coordinador de Psicopatología 
del Equipo de Trasplante Renal y Cardíaco del Hospital Cosme Argerich de la Ciudad Autónoma de Buenos 
Aires, y como Psicólogo del Centro Nefrológico Lanús. 
Asimismo  desde  la  adolescencia  ha  cantado  en  coros,  integrando  actualmente  el  coro  de  ópera  del  Inst. 
Munic. de Música de Avellaneda (Teatro Roma) 

E mail: merino_daniel @hotmail.com