Sei sulla pagina 1di 3

Señor Juez de la Unidad Multicompetente del Cantón Pasaje.

Carmen Luisa Cabrera Espinoza, ecuatoriana, mayor de edad, con cédula de


identidad xxxxx, domiciliado en la ciudad de xxxx, en calidad de rectora
encargada, representante legal y presidenta del Consejo Académico Superior del
Instituto Tecnológico Superior José Ochoa León del Cantón Pasaje, Provincia del
Oro; dentro de la Acción de protección número 00148 – 2017 que sigue en contra
nuestra la ciudadana Zarate Soto Estefanía Lilibeth, a Usted comedidamente digo:

Señor Juez; la presente Acción Constitucional de Protección es improcedente; por


carecer de afectación Constitucional; la Institución de Educación Superior a la que
represento; no ha insinuado mucho menos lesionado los derechos
constitucionales de la accionante; como paso a demostrar:

1. Ciertamente que todo acto administrativo que lesione derechos de las personas,
establecidos y garantizados en la Constitución de la Republica son
impugnables y exigibles para su tutela de un Juez Constitucional, pero en el
presente caso ni siquiera existe el acto administrativo, sino un acto
académico, mismo que en ejercicio pleno de autonomía responsable la
Institución tomo.

2. De conformidad con el artículo 14 de la Ley Orgánica de Educación Superior


(LOES), define que “…son instituciones del Sistema de Educación Superior:
a) Las Universidades, escuelas politécnicas públicas y particulares,
debidamente evaluadas y acreditadas, conforme la presente ley; y b) Los
Institutos superiores técnicos, tecnológicos, pedagógicos, de artes y
los conservatorios superiores, tanto públicos como particulares,
debidamente evaluados y acreditados, conforme la presente ley…”;

En este sentido y de acuerdo al artículo 17 de el mismo cuerpo legal, que,


guarda concordancia con el artículo 351 de la Constitución de la República
el Estado, reconoce a las Instituciones de Educación Superior
“…autonomía académica, administrativa, financiera y orgánica, acorde
con los principios establecidos en la Constitución de la República…”;
La autonomía responsable es un concepto que expresa la capacidad para
darse normas a uno mismo, sin influencia de presiones externas; el
ejercicio de esta autonomía responsable consiste (artículo 18 LOES); “…b)
La libertad de expedir sus estatutos en el marco de las disposiciones de la
presente Ley… c) La libertad en la elaboración de sus planes y programas
de estudio en el marco de las disposiciones de la presente Ley… d) La
libertad para nombrar a sus autoridades, profesores o profesoras,
investigadores o investigadoras, las y los servidores y las y los
trabajadores, atendiendo a la alternancia y equidad de género, de
conformidad con la Ley…e) La libertad para gestionar sus procesos
internos… i) La capacidad para determinar sus formas y órganos de
gobierno, en consonancia con los principios de alternancia, equidad de
género, transparencia y derechos políticos señalados por la Constitución de
la República, e integrar tales órganos en representación de la comunidad
universitaria, de acuerdo a esta Ley y los estatutos de cada institución…” ;

Por otro lado, para poder ingresar al Sistema de Educación Superior, como
bien menciona la accionante en el libelo de la demanda, se deben cumplir
varios requisitos, luego de lo cual, conforme a la Ley Orgánica de
Educación Superior, el estudiante pasa a formar parte de la Institución de
Educación Superior, acogiéndose al régimen académico interno y
disposiciones dictadas por cada una de ellas, adicionalmente, es sujeto de
derechos y obligaciones que necesariamente se deben cumplir, dentro de
ellos encontramos (artículo 5 LOES); “…a) Acceder, movilizarse,
permanecer, egresar y titularse sin discriminación conforme sus méritos
académicos…”; cuando hablamos de méritos académicos, nos referimos a
que deben cumplir con actividades propias a cada plan de estudios que
están claramente definidas en el Reglamento de Régimen Académico, es
así que en el caso particular……… (Argumentar proceso académico
adoptado faltas y consideraciones de la IES); consecuentemente la decisión
tomada por la IES, se lo hizo en ejercicio pleno de su autonomía académica
luego de un análisis detallado de todas las faltas academicas cometidas por
la accionante, gozando el acto de total validez y legitimidad.

La Institución de Educación Superior, para garantizar los derechos


Constitucionales consagrados en el artículo 76, literal m) de la Constitución
de la Republica, y de acuerdo al artículo 73 literal n) del Reglamento de
Institutos y Conservatorios, que el Consejo Académico Superior tiene la
obligación de conocer y resolver los asuntos que le sean sometidos por
otras áreas de gobierno de la institución en temas académicos y
disciplinarios como órgano de última instancia y ejercer todas
aquellas atribuciones que no se encuentren asignadas a otros
organismos y a autoridades del instituto, es por ello que la accionante
mediante oficio número xxxxxxx de fecha xxxxxxx, presenta la petición que
su caso sea analizado,

Cumpliendo con el debido proceso y luego del análisis respectivo, el


máximo órgano colegiado superior de la institución, resolvió de forma
motivada, que la peticionaria no cumplió con los requisitos exigidos en el
artículo 22 del Reglamento de Régimen Académico, consecuentemente
rechaza su petición.

Según, el Profesor Herrera Figueredo, la motivación es la "base sobre la


que se estriba el Derecho, la razón principal que afianza y asegura el
mundo jurídico social. Es el conjunto de hechos y de derechos a base de
las cuales se dicta determinada sentencia". Si podemos observar la
resolución impugnada, se determinara que se menciona o se invoca la
norma del ordenamiento jurídica aplicable al caso y por la cual se adopta la
decisión académica, consecuentemente el acto ha sido plenamente
motivado conforme manda la Constitución y la Ley.

Al tratarse de un procedimiento académico, y como una medida de


aplicación de derechos de las y los estudiantes y miembros de la
comunidad educativa de conformidad con el articulo 169 literal p) de la
LOES, le corresponde conocer al Consejo de Educación Superior, todas
las actuaciones que vulneren derechos estudiantiles e incluso imponer
previo procedimiento de ley, sanciones a las Autoridades de la Institución
de Educación Superior.

Esta acción fue adoptada por la ciudadana mediante oficio s/n de fecha 08
de noviembre de 2017, es decir el proceso administrativo – académico
regular aún no ha concluido en su totalidad, en función que el Consejo
de Educación Superior, aun no se ha pronunciado sobre el particular.

Al mantener un proceso abierto sin una resolución definitiva, dentro del


organismo máximo de regulación del sistema CES, la presente acción de
protección incumple el requisito exigido por el artículo 40 numeral 3
de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control;
Constitucional; por lo que la demanda debió ser rechazada por su
autoridad por no cumplir los requisitos mínimos.

Con estos antecedentes, dejamos evidenciado a su Autoridad que se tratan


de actos académicos y no administrativos, que fueron adoptados con
estricto apego a la Constitución y la Ley y que aún no han concluido puesto
que el mismo ha sido planteado a una instancia superior como es el
Consejo Académico Superior; por lo que solicito que en sentencia, se
declare sin lugar la presente acción de protección por carecer de razones
jurídicas de carácter constitucional para ser planteada.