Sei sulla pagina 1di 32

Arrendamiento financiero

El arrendamiento financiero, alquiler con derecho de compra, leasing


financiero, arrendamiento por renting o leasing operativo es un contrato mediante el
cual, el arrendador traspasa el derecho a usar un bien a un arrendatario, a cambio del
pago de rentas de arrendamiento durante un plazo determinado, al término del cual el
arrendatario tiene la opción de comprar el bien arrendado pagando un precio determinado,
devolverlo o renovar el contrato.
En efecto, vencido el término del contrato, el arrendatario tiene la facultad de adquirir el
bien a un precio determinado, que se denomina «residual», pues su cálculo viene dado por
la diferencia entre el precio originario pagado por el arrendador (más los intereses y
gastos) y las cantidades abonadas por el arrendatario al arrendador. Si el arrendatario no
ejerce la opción de adquirir el bien, deberá devolverlo al arrendador, salvo que el contrato
se prorrogue.

Índice
[ocultar]

 1Antecedentes

 2Derecho real

 3Naturaleza jurídica

o 3.1Contrato atípico

o 3.2Contrato mixto

 4Una operación financiera

 5Características

 6Costo

 7Utilización

 8Ventajas y desventajas

o 8.1Ventajas

o 8.2Desventajas

 9Véase también

 10Referencias

 11Enlaces externos

Antecedentes[editar]
A lo largo del siglo XX, un conjunto de instituciones contractuales, en su mayoría
originadas en el common law y perfeccionadas en el contexto negocial norteamericano, se
han expandido hacia los países de tradición codificada o lo del civil law en los que, si bien
han alcanzado tipicidad social, resultan difíciles de aprender por las categorías
tradicionales del Derecho, motivo por el cual algunas de ellas son consideradas como
contratos atípicos. Entre los más conocidos y que son de mayor operatividad en nuestro
medio, se pueden citar los siguientes: leasing, factoring, underwriting, franchising, know
how, merchandising, swap, etc., el fideicomiso y los negocios de securitización. Dentro de
este contexto el leasing se ha ganado un lugar especial, sus antecedentes se remontan a
5,000 años a.C., época en que fue utilizado por los sumarios, el leasing es un contrato
cuya tipificación se ha ido configurando como una forma de financiamento y prestación de
servicios.
Se trata de un fenómeno económico singular cuyo desenvolvimiento comienza con la
expansión del ferrocarril a mediados del siglo XIX, cuando en Inglaterra se constituyen las
primeras sociedades de responsabilidad limitada que tiene por objeto realizar operaciones
de leasing; de la misma manera, en los E.U.A. En 1952 se funda una sociedad de leasing
en San Francisco, la United States Leasing Corporation, para dar respuesta a algunas
necesidades para las cuales las técnicas financieras que existían eran insuficientes.
Empezaron a usar eslóganes como "leadership not ownership", con el que se pretendía
generar la idea de que para un empresario que utiliza vehículos, máquinas y locales
industriales, poco importa si son de su propiedad, con tal de que los tenga a su
disposición; o el de "pas as you earn" que su significado es simplemente que las
obligaciones resultantes del leasing.
1
En los 70's y a inicios de los 80's , el leasing alcanza su expansión mundial.

Derecho real[editar]
Encuadrar al leasing como un contrato significa dejar de lado la posición sostenida en
nuestro medio por un sector minoritario de la doctrina, que consideraba el leasing como
"un instituto jurídico con trascendencia real que otorga al tomador el uso y goce sobre una
cosa ajena".
El proyecto de la Comisión Federal del 1993 mantuvo el mismo criterio, pero con
referencia a los inmuebles pensó en el leasing. Giovanoli caracteriza al leasing como un
desmembramiento de la propiedad en el tiempo, descartando la comparación a los
arrendamientos inmobiliarios de los países de Europa, que no confieren derechos reales al
locatario de un inmueble, en algunas ocasiones se exija su inscripción en el registro.
En el leasing mobiliario, la opción de compra juega un rol fundamental, constituyendo tanto
en Francia como en Bélgica, el principio distintivo del leasing.

Naturaleza jurídica[editar]
Contrato atípico[editar]
El leasing no es reconducible a ninguno de los contratos típicos, y en particular:
a)no al mutuo, no obstante ser, una financiación verdadera y propia, falta la obligación de
restituir al mutuante las cosas fungibles pasadas en propiedad al mutuario.
b)no al comodato, por la onerosidad que lo distingue.
c)no a la venta y en particular a la venta en cuotas con reserva de la propiedad, con la cual
presenta alguna afinidad, porque falta el pasaje de la propiedad del vendedor al
comprador.
d) no a la locación o al arrendamiento, porque sobre la afinidad indudablemente existente
prevalecen las diferencias: mientras que en el arrendamiento cualquiera puede ser locador,
en el leasing el locador es siempre una sociedad que ejerce profesionalmente una
actividad.
Contrato mixto[editar]
La doctrina Italiana considera al leasing como un contrato mixto, formado por un
arrendamiento y una promesa unilateral de venta por parte del arrendador.
Esta modalidad se encuadra como un contrato mixto en razón de que la intención
económica de los sujetos está estrechamente vinculada a ellos y la estructura jurídica
característica del alquiler de equipo de producción presenta diferencias con el esquema
típico, consistente en la actividad intermediaria desarrollada entre el fabricante y el usuario
de los equipos o bienes.2

Una operación financiera[editar]


Parte de la doctrina interpreta al leasing, en primer lugar, como una operación financiera,
ya que al ser el tomador quien elige por si mismo el bien del proveedor, la propiedad del
dador queda despojada prácticamente de todos sus atributos normales, por lo que el
interés del dador de la operación pasa a ser puramente financiero y se limita a recuperar el
monto de su inversión en capital; y en segundo lugar que el contrato de locación entre el
dador y el tomador se concluye por un periodo que toma en cuenta el tiempo que insume
la amortización económica.
También se ha destacado que la finalidad de financiación es siempre obtenida a través de
la utilización de modelos contractuales típicos que se conocen generalmente como
contratos de crédito, entre los que podemos encontrar el mutuo. Pero el perfil teleológico
del leasing no se tipifica en ninguno de los contratos que son usados con una finalidad de
financiación. 3

Características[editar]
Este contrato tiene una serie de atributos que lo distinguen y que pueden variar de acuerdo
a la legislación vigente en cada país:

1. Como más arriba se ha dicho, al finalizar el contrato, el arrendador financiero está


obligado a ofrecer a su cliente (arrendatario financiero) la posibilidad de adquirir el
bien. Esta nota no se comparte con el contrato de arrendamiento, aunque pueda
tener características similares al leasing.

2. En opinión de los doctores Uría (ya fallecido), Menéndez, Sánchez Calero y otros,
[cita requerida]
no puede calificarse como un contrato de arrendamiento o una variedad
del arrendamiento, ya que la función del contrato mercantil de leasing no es tanto
ceder el uso de un bien (mueble o inmueble), cuanto financiar la posibilidad de
explotarlo o disfrutarlo, como una alternativa al préstamo de dinero o a otros
contratos de financiación.

3. Durante toda la vida del contrato, la entidad de leasing (arrendador financiero)


mantiene la titularidad sobre el bien objeto del contrato, aunque no responde de
los vicios que pueda aquejar al bien, es el arrendatario financiero (el usuario),
quien corre con los deterioros y la pérdida del susodicho bien.

4. El leasing no es un préstamo de uso (contrato que se denomina comodato),


aunque también se asemeje a él.

5. Este contrato puede llevar aparejada una cláusula por la cual el cliente está
obligado a soportar las inspecciones que sobre el bien desee hacer el propietario
del mismo (entidad arrendadora de leasing), e igualmente, el cliente estaría
obligado a pagar a su costa un seguro al que le obliga la entidad de leasing.

6. Frente al incumplimiento del cliente, la entidad de leasing podrá ejercer acciones


declarativas o ejecutivas (si cuenta con un título de esta naturaleza para ejercitar
su derecho). Además puede resolver el contrato e instar al juez, a través de un
corto procedimiento procesal, la recuperación del bien objeto del contrato. Todo
ello, sin perjuicio de que el cliente haga valer otras pretensiones relativas al
contrato de leasing en el procedimiento declarativo que corresponda.

7. Si el arrendatario financiero fuere declarado en concurso de acreedores, la entidad


de leasing, como propietaria del bien, puede interponer su «tercería de dominio».

8. Contiene distintas ventajas de carácter fiscal para las empresas ya que es la


entidad de leasing la que hace frente al pago de los impuestos indirectos
(IVA e IGIC) de la adquisición del bien que no son repercutidos al arrendatario
financiero para el cálculo de las cuotas, ya que el impuesto que recae sobre estas
cuotas (IVA o IGIC) para el arrendatario financiero no se debe a la adquisición del
bien sino al servicio de arrendamiento del mismo.

Costo[editar]
Hay dos tipos de costos de leasing, uno es el coste de depreciación que es el más caro de
estos dos factores y el coste del préstamo del dinero (es el coste financiero que varia
según el tipo de interés aplicable por la entidad arrendadora).
El coste del leasing será un interés más el cálculo de la amortización del equipo; dicho
coste resulta muy adecuado para empresas con poco capital, además de las ventajas
fiscales que tiene.
Para el cálculo del pago mensual total (incluyendo el coste de depreciación más el coste
del préstamo del dinero) se utiliza la siguiente fórmula:4

Donde:
R - Pago mensual
V - Valor actual del bien
F - Valor final del bien o valor residual (opción de compra)
i - Tasa de interés (expresada en términos mensuales)
N - Número de periodos o mensualidades

Utilización[editar]
Una persona o empresa necesita un determinado bien, pero no está
en condiciones de destinar recursos para su adquisición. Entonces, se
comprende con alguna compañía de leasing u otra institución
financiera que lo ofrezca, para que esta, de acuerdo con las
especificaciones y requerimientos técnicos dados por el interesado, la
adquiera. Luego se lo entrega a la persona para que lo utilice durante
un plazo definido, a cambio del pago de una cierta cantidad de dinero,
expresada en cuotas periódicas que deben ser siempre iguales o
ascendentes. La operación se formaliza a través de un contrato de
arrendamiento financiero con opción de compra. Una vez que se
cumple el periodo acordado, el cliente o arrendatario puede adquirir el
bien, siempre que pague una cuota adicional que suele ser igual a las
vencidas anteriormente y con la que se perfecciona la compraventa
del bien. Se debe tener presente que el acuerdo entre ambas partes
es irrevocable: el bien no puede ser devuelto a la compañía de leasing
antes del plazo convenido. La duración contractual para poder
acogerse a los beneficios fiscales debe tener un periodo de duración
de al menos dos años, en caso de bienes muebles, y de al menos 10
años en caso de bienes inmuebles. Con este sistema es posible
obtener casi cualquier equipo o maquinaria. Incluso si se comercializa
en el extranjero.
Es una figura utilizada fundamentalmente por empresas. El contrato
del leasing suele durar tanto como la vida económica del elemento
patrimonial en cuestión, que al final del periodo de alquiler puede ser
comprado.
Por lo general el leasing es usado para cosas que se deprecian o se
tornan obsoletos en un plazo no muy largo, como los vehículos o los
ordenadores.
El importe de las cuotas de arrendamiento financiero incorpora la
amortización del bien, los intereses del capital productivo (coste
financiero), los gastos administrativos y a veces una prima de
riesgo por si falla la empresa arrendataria. A esta cuota se le añaden
los impuestos indirectos vigentes para este tipo de operaciones (por
ejemplo, el IVA).
Existe una modalidad parecida que también es muy usada por las
empresas el denominado renting. El renting es un arrendamiento
simple que generalmente no ofrece dentro del contrato opción de
compra al cliente, y por tanto no se contempla en el balance de las
empresas arrendatarias.5

Ventajas y desventajas[editar]
Ventajas[editar]

 Se puede financiar el 100% de la inversión.

 Se mantiene libre la capacidad de endeudamiento del cliente.

 Flexible en plazos, cantidades y acceso a servicios.

 Permite conservar las condiciones de venta al contado.

 La cuota de amortización es gasto tributario, por lo cual el valor


total del equipo salvo la cantidad de la opción de compra se
rebaja como gasto, en un plazo que puede ser menor al de
la depreciación acelerada. La empresa así, puede obtener
importantes ahorros tributarios.

 Mínima conservación del capital de trabajo.

 Oportunidad de renovación tecnológica.

 Rapidez en la operación.

 El leasing permite el mantenimiento de la propiedad de la


empresa. En caso contrario (sin leasing), si en una actividad
comercial se requiere una fuente de inversión para nuevos
equipos, es frecuente que se haga la financiación del proyecto
con aumentos de capital o emisión de acciones de pago, lo que
implica, en muchos casos, dividir la propiedad de la empresa
entre nuevos socios reduciéndose el grado de control sobre la
compañía.
Desventajas[editar]
 Se accede a la propiedad del bien, a veces al final del contrato, al
ejercer la opción de compra.

 No permite entregar el bien hasta la finalización del contrato.

 Existencia de cláusulas penales previstas por incumplimiento de


obligaciones contractuales.

 Coste a veces mayor que el de otras formas de financiación, en


particular cuando se producen descensos en los tipos de interés.

 Al final del contrato se le cobrará un monto adicional por todo


aquello que disminuya el valor de reventa del bien.

El arrendamiento financiero o
leasing
Marlene Taipe

 Finanzas

 08.06.2004

 9 minutos de lectura

análisis e instrumentos de crédito

INTRODUCCIÓN:

El arrendamiento financiero tambien conocido como “leasing” es un contrato


mediante el cual la arrendadora se compromete a otorgar el uso o goce
temporal de un bien al arrendatario, ya sea persona física o moral, obligándose
este último a pagar una renta periódica que cubra el valor original del bien, más
la carga financiera, y los gastos adicionales que contemple el contrato.

ARRENDAMIENTO FINANCIERO O LEASING

DEFINICIÓN:

Se entiende por arrendamiento financiero, el contrato mediante el cual el


arrendador concede el uso y goce de determinados bienes, muebles e
inmuebles, por un plazo de cumplimiento forzoso al arrendatario, obligándose
éste último a pagar un canon de arrendamiento y otros costos establecidos por
el arrendador. Al final del plazo estipulado el arrendatario tendrá la opción de
comprar el bien a un precio predefinido, devolverlo o prorrogar el plazo del
contrato por periodos ulteriores.
ELEMENTOS:

a. Elementos personales:

1. Proveedor: La persona natural o jurídica, salvadoreña o


extranjera quetransfiere al arrendador la propiedad del bien objeto del contrato.
El proveedor puede ser una persona que se dedica habitual o profesionalmente
a la venta de bienes, o una persona que ocasionalmente enajena un bien o el
mismo arrendador, es decir El dador o proveedor debe ser una entidad
financiera o una sociedad que tenga por objeto operaciones financieras.

2. Arrendador: La persona natural o jurídica que entrega bienes en


arrendamiento financiero a uno o más arrendatarios.

3. Arrendatario: La persona natural o jurídica, nacional o extranjera que al


celebrar contrato de arrendamiento financiero, obtiene derecho al uso, goce y
explotación económica del bien, en los términos y condiciones contractuales
respectivos.

por Taboola
Sponsored Links
.

Iraquí gana gran lotería de EE.UU....¡desde Bagdad! Y los latinos


quieren seguir sus pasostheLotter.com

Convierte una Inversión Mínima en un Ingreso Mensual A3 Trading

Usa tu capital para generar tus propios beneficios. PE cro - Desk

b. Elementos esenciales:

1. La cosa, el bien o bienes: Se refiere al bien que se dará en arrendamiento.

2. El precio: Que sea determinable al hacerse exigible.

3. El tiempo: En el arrendamiento, como lo indica su carácter temporal en la


definición, el tiempo es un elemento esencial.

C. Elementos de validez:

1. Capacidad de goce y de ejercicio

2. Ausencia de vicios del consentimiento.

OBLIGACIONES:

• Obligaciones del Proveedor


Son obligaciones del Proveedor:

a) Entregar el bien objeto en arrendamiento financiero al arrendatario cuando el


arrendador lo autorice;

b) Asegurar que los bienes por arrendar se encuentren libres de todo


gravamen, en buen funcionamiento y sin vicios ocultos.

c) Responder por los reclamos cubiertos por las garantías de los bienes en
arrendamiento.

d) Cumplir con las leyes de protección al consumidor; y

e) Otras que se pacten entre las partes.

• Obligaciones del Arrendador

El Arrendador que celebre contrato de arrendamiento financiero queda obligado


a:

a) Pagar al proveedor oportunamente el precio acordado del bien;

b) Mantener los bienes arrendados, libres de embargos durante la vigencia del


contrato, para asegurar la tranquila tenencia, uso y goce del bien por el
Arrendatario.

c) El saneamiento por evicción; y

d) Las demás obligaciones estipuladas libremente entre las partes y las


señaladas en la presente Ley.

El Arrendador, previo acuerdo de las partes, podrá ceder al Arrendatario todos


los derechos y acciones que en este sentido tenga contra el Proveedor.

En los casos en que el Arrendador sea también Proveedor, le serán aplicables,


además, las obligaciones que estipula el Artículo cuarto de la presente Ley.

• Obligaciones del Arrendatario

El Arrendatario se obliga, durante la vigencia del contrato de arrendamiento


financiero, a:

a) Pagar las rentas o cánones en el plazo estipulado en el contrato;

b) Asumir los riesgos y beneficios asociados con la naturaleza puramente física


y económica del bien;

c) Responder, civil y penalmente, por el uso del bien arrendado;


d) Respetar el derecho de propiedad de los bienes y hacerlo valer frente a
terceros. Por lo tanto, en los eventos de quiebra, concurso de acreedores, o
reestructuración forzosa de obligaciones, los bienes en arrendamiento
financiero que explote el Arrendatario, no formarán parte de su masa de bienes
y estarán excluidos de la misma para los efectos de ley; y

e) Las demás obligaciones estipuladas libremente entre las partes y las


señaladas en la presente ley.

EXISTEN VARIAS CLASES DE ARRENDAMIENTO:

A. Arrendamiento Financiero.

El arrendamiento financiero es aquel mediante el cual una empresa


(arrendadora financiera), se obliga a comprar un bien para conceder el uso de
éste a un cliente (arrendatario), durante un plazo forzoso, el arrendatario a su
vez se obliga a pagar una renta, que se puede fijar desde un principio entre las
partes, siempre y cuando ésta sea suficiente para cubrir el valor de adquisición
del bien, y en su caso los gastos accesorios aplicables.

Al término de la relación contractual, el arrendatario puede optar por comprar el


activo a un precio inferior al del mercado, mismo que se puede fijar desde el
inicio del contrato, prolongar el plazo del contrato a rentas inferiores a las
anteriores o bien participar con la arrendadora de la venta del bien a un tercero.

B. Arrendamiento Puro.

Sigue los principios básicos del arrendamiento financiero con la salvedad de


que otorga la posesión, pero no establece un mecanismo para otorgar la
propiedad. En esta modalidad del arrendamiento, el arrendatario no tiene la
opción de comprar el bien al término del contrato, por lo que la arrendadora le
dará aviso de la terminación del contrato, en dicha notificación, se establecerá
el valor de mercado del bien, ello a efecto de que en su caso, el arrendatario
manifieste su deseo de adquirir el bien al valor indicado.

En caso de que el arrendatario no compre el bien, la arrendadora podrá


venderlo a un tercero a valor de mercado o darlo a un tercero en arrendamiento
puro o financiero, sin que éstas se consideren opciones terminales.

C. Sale & Lease back.

Consiste en la venta de un bien propiedad del arrendatario a una arrendadora


financiera y ésta a su vez posteriormente se lo arrienda al arrendatario.

Ello mejora las condiciones de liquidez de este último, ya que le permite


disfrutar de los servicios del bien a cambio de pagos sucesivos por el mismo
durante la vigencia del contrato en incluso haber recibido una suma de dinero
por el mismo bien al haberlo vendido. Se deberá consultar con cada
arrendadora, cuales son los bienes susceptibles de este tipo de financiamiento.
En términos contables el leasing representa un gasto por lo cual en varios
lugares del mundo puede deducirse de sus ingresos con el consecuente alivio
fiscal.

FORMALIZACIÓN DEL CONTRATO

El contrato de arrendamiento financiero deberá constar por escrito, ya sea en


escritura pública o en documento privado autenticado. Para que dicho contrato
sea oponible ante terceros, deberá inscribirse en el Registro de Comercio,
siendo los costos y derechos que cause dicho registro, por cuenta del
Arrendatario, salvo pacto expreso en contrario.

FORMAS DE TERMINACIÓN

Al término del contrato, el arrendador puede decidir entre las siguientes


opciones:

1. Ejercer la opción de compra. Pagando por el bien un porcentaje del valor


original, que desde el inicio se puede convenir, siempre y cuando la cantidad
que resulte sea inferior al valor del mercado del bien, al momento de ejercerla.

2. Participar en el producto de la venta del bien arrendado. La Arrendadora


pondrá a la venta el bien objeto del arrendamiento y le entregará al arrendatario
un porcentaje (que fijarán las partes de común acuerdo) de la cantidad que se
obtenga.

3. Renovar el contrato con un monto menor de rentas. Es decir, prolongar el


tiempo del contrato, disminuyendo el importe de las rentas que hasta esa fecha
el arrendador venía pagando.

PROHIBICIONES

Los Arrendatarios no podrán transferir ni transmitir los bienes amparados al


contrato de arrendamiento financiero, ni perfeccionar garantías reales sobre
ellos por obligaciones contraídas, ni incluirlos dentro de la masa de bienes en
eventos de insolvencia, quiebra, disolución, liquidación o proceso de
reorganización de obligaciones. El Arrendador podrá obtener la indemnización
de los perjuicios que le causen dichos actos o acciones de terceros, sin
perjuicio de las sanciones penales a que haya lugar.

RENTAS Y PLAZOS CONTRACTUALES

El plazo contractual es un derecho del Arrendador, el cual no podrá ser


modificado sin que medie su aceptación y la compensación plena de los
perjuicios que le cause dicha modificación. Para todos los efectos legales, se
presume que el Arrendador sufre, por causa de la modificación del plazo
contractual, perjuicios por valor de las sumas de dinero que hubiere recibido de
haberse mantenido en vigencia el contrato, los cuales podrán estimarse
contractualmente.
La obligación del Arrendatario a pagar las rentas o cánones derivados de todo
contrato de arrendamiento financiero, es incondicional y, por lo tanto, se hace
exigible en todo evento, sea que el Arrendatario esté o no explotando el bien,
en razón de que los riesgos de la explotación del bien corren íntegra y
exclusivamente por cuenta de éste.

Lo anterior no se aplicará cuando las causas de la no utilización o explotación


del bien arrendado sean imputables al Arrendador.

SEGUROS

Las partes podrán acordar los riesgos asegurables, conforme a la naturaleza


de los bienes. Todos los riesgos asegurados y no asegurados corren por
cuenta del Arrendatario.

El beneficiario de la póliza de seguro será el Arrendador; y el Arrendatario será


responsable por cualquier deducible o monto que la liquidación no cubra.
Cualquier excedente que resultare de una liquidación, después de cubrir todos
los costos y gastos del Arrendador así como de las obligaciones del contrato,
se reintegrará al Arrendatario.

TRIBUTACIONES

Todos los tributos, impuestos, tasas, multas, sanciones, infracciones o


penalizaciones que graven la tenencia, posesión, explotación o circulación de
los bienes dados en arrendamiento serán cubiertos por el Arrendatario.

INEMBARGABILIDAD

Cualquier controversia sobre la pretensión de incorporar a la masa de la


quiebra o de la liquidación de un Arrendatario, bienes en arrendamiento, deberá
resolverse reconociendo el derecho exclusivo de propiedad del Arrendador y
negando toda pretensión a incorporar tales bienes dentro de la masa de la
quiebra o liquidación del Arrendatario. Por su parte, el Arrendador en caso de
quiebra no podrá incorporar en su masa de bienes aquellos otorgados en
arrendamiento.

APLICACIÓN

• Leasing pagado en periodos vencidos

Si se realiza un contrato de arrendamiento financiero leasing, en el cual el


costo del bien esta determinado por un $C y por el cual el arrendatario se
compromete a pagar una canon mensual de arrendamiento de $R, durante n
meses y al vencimiento del contrato, el arrendatario tiene la opción de adquirir
el bien por $S. Si el arrendador desea ganar una tasa i. La ecuación de valor
quedará matemáticamente:

C = R an¬i + S (1 + i)-n
Lo anterior se puede ver claramente elaborando una tabla para un leasing para
una situación de este tipo.

EJEMPLO: El costo de un bien de capital de $800.000, con una ración de seis


meses y con un valor de opción de compra al vencimiento del contrato,
equivalente al 10% del valor del costo. Suponga una tasa del 4% efectivo
mensual y que el canon de arrendamiento es vencido.

SOLUCIÓN: La ecuación de valor esta dada por:

800.000 = R a6¬4% + 80.000 (1 + 0.04)-6

R = 140.548,57

El pago que realiza la empresa por el arrendamiento financiero de bienes


representa un gasto y por lo tanto es deducible de impuestos, produciéndose
un beneficio fiscal.

La tabla de leasing es igual a una tabla de amortización:

n Opción compra Interés Canon Amortización

0 800.000

1 691.451,43 32.000 140.548,57 108.548,57

2 578.560,92 27.658,06 140.548,57 112.890,51

3 461.154,79 23.142,44 140.548,57 117.406,13

4 339.052,41 18.446,19 140.548,57 122.102,38

5 212.065,94 13.562,10 140.548,57 126.986,47


6 80.000 8.482,64 140.548,57 132.065,93

• Leasing pagado en periodos anticipados

Si se realiza un contrato de arrendamiento financiero leasing, en el cual el


costo del bien esta determinado por un $ C y por el cual el arrendatario se
compromete a pagar una canon mensual de arrendamiento de $ R, durante n
meses pagaderos al principio de cada mes. Al vencimiento del contrato el
arrendador tiene la opción de adquirir el bien por $ S. Si el arrendador desea
ganar una tasa i. se debe tener en cuenta que, si el canon de arrendamiento es
anticipado, el primer pago se hará en el período cero; o sea cubre el período
que va desde 0 hasta 1 y el último pago se hace en n – 1 y corresponde al
periodo que se inicia en n – 1 y termina en n. Además, puesto que n
corresponde al vencimiento del contrato, es ahí donde está la opción de
compra por $ S. Entonces la ecuación de valor quedará matemáticamente:

C = R än¬i + S (1 + i)-n

C = R an¬i (1 + i) + S (1 + i)-n

Frente a este tipo de pago del leasing y aplicándolo al ejemplo anterior se tiene
que el canon de arrendamiento será:

800.000 = R a6¬4% (1 + 0.04) + 80.000 (1 + 0.04)-6

R = 135.142,86

En el período cero, se inicia la tabla con una opción de compra de:

S = 800.000 – 135.142,86

S = 664.857,14

Por lo tanto, solo quedan por pagar cinco arriendos, más la opción final de
compra:

n Opción compra Interés Canon Amortización

0 664.857,14

1 556.308,57 26.594,29 135.142,86 108.548,57


2 443.418,05 22.252,34 135.142,86 112.890,52

3 326.011,91 17.736,72 135.142,86 117.406,14

4 203.909,53 13.040,48 135.142,86 122.102,38

5 76.923,05 8.156,38 135.142,86 126.986,47

6 0 3.076,95 80.000 76.923.05

El arrendatario no puede calcular la TIR en un contrato de arrendamiento


leasing, puesto que el cálculo de una TIR exige que haya ingresos y egresos y
el arrendatario solo tiene egresos; sin embargo, si se toman en cuenta los
ingresos que genera tal bien, entonces si es factible calcular una TIR. En el
caso del arrendador, si se puede calcular una TIR del leasing, pues su egreso
es el costo del bien que se compra y sus ingresos son os canon de
arrendamiento que recibe, más la opción de compra. De lo anterior se deduce
que, si el arrendatario desea evaluar alternativas de inversión, donde una de
ellas es un leasing, el uso del VPN puede ser mas aconsejable que la TIR.

BIBLIOGRAFIA

www.google.com

1. LEY DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO

www.abansa.org.sv/html_marcolegal/ley_arrendamiento_financiero.pdf

2. CRITERIOS MATEMÁTICOS DEL ARRENDAMIENTO FINANCIERO


(LEASING)

Criterios matemáticos del arrendamiento financiero o leasing

3. ARRENDAMIENTO FINANCIERO
www.condusef.gob.mx/cuadros_comparativos/arrendadoras/arrendadoras

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo


Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquí


Compártelo con tu mundo
 Facebook

 Twitter

por Taboola
Enlaces Patrocinados
.

Iraquí gana gran lotería de EE.UU....¡desde Bagdad! Y los


latinos quieren seguir sus pasostheLotter.com

Convierte una Inversión Mínima en un Ingreso MensualA3 Trading

Usa tu capital para generar tus propios beneficios.PE cro - Desk

1 million people have fallen in love with this language


learning appBabbel
Este es el juego más adictivo de 2017Vikings: Juego en Linea Gratis

Los peruanos nacidos entre 1941 y 1981 son elegibles para


una mejor paga encuestasCompare Encuestas

Escrito por:
M Marlene Taipe
Cita esta página

 APA

 MLA

 CHICAGO

 ICONTEC

Taipe Marlene. (2004, Junio 8). El arrendamiento financiero o


leasing. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/el-
arrendamiento-financiero-o-leasing/
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de armin_vogel en Flickr

 Acerca de
 ABC Temático

 Archivo

 Contacto

 Paute aquí

 Términos de Uso

 © 2000 - 2017 WebProfit Ltda.

HIDE

Divorcio

Obra pictórica chilena de principios del siglo XX en la que se representa una ruptura matrimonial.
En Chile, el divorcio fue incorporado en la legislación el año 2004, luego de una década de discusión
y una intensa oposición por parte de la Iglesia católica.

El divorcio (del latín divortium) es la disolución del matrimonio, mientras que, en un


sentido amplio, se refiere al proceso que tiene como intención dar término a una unión
conyugal.1 En términos legales modernos, el divorcio fue asentado por primera vez en
el Código Civil francés de 1804,n 1 2 siguiendo por cierto aquellos postulados que veían al
matrimonio como una verdadera unión libre (para contraerlo basta el acuerdo libre de los
esposos), y al divorcio como una necesidad natural; 3 en este sentido, el divorcio moderno
nace como una degeneración de un matrimonio vincular cristiano, siguiendo la lógica de la
secularización de éste,4 teniendo por cierto raíces provenientes del Derecho romano.5 6
El divorcio se diferencia de la separación de hecho en que, dependiendo del ordenamiento
jurídico de cada país, puede tener o no algunos efectos jurídicos; por ejemplo para los
casos de Chile esta situación fáctica es una de las causales para solicitar la declaración de
divorcio. Respecto a la separación legal en tanto, ésta sí es reconocida legalmente en
diversos ordenamientos jurídicos, teniendo en consecuencia un mayor número de efectos
jurídicos que la separación de hecho, aunque a diferencia del divorcio, no pone término al
matrimonio. Por otro lado, no se debe confundir con la anulación del matrimonio, que no es
más que el declarar que el matrimonio nunca existió, y que no solo se encuentra regulado
en el ordenamiento jurídico de algunos países, sino que, además, se encuentra regulado
en el derecho canónico con larga data.7
A día de hoy, sólo las Filipinas y Ciudad del Vaticano no permiten el divorcio en su
ordenamiento jurídico. Por otro lado, en mayo de 2011 Malta votó a favor de la inclusión de
la disolución matrimonial en su legislación a través de un referéndum no
vinculante,8 aprobándose posteriormente su legalización en el Parlamento durante el mes
de julio,9 siendo el último país del mundo en legalizarlo luego de Chile (que lo aprobó
en 2004). En el Congreso de Filipinas en tanto, se ha iniciado a fines del primer semestre
de 2011 un debate en torno a una potencial ley que lo incorpore en su ordenamiento
jurídico.10 [actualizar]

Índice
[ocultar]

 1Historia

 2Causas del divorcio

o 2.1Causas psicosociales y económicas

o 2.2Causas jurídicas

 3Familia y divorcio

 4Tipos de divorcio

o 4.1Divorcio administrativo

o 4.2Divorcio por sentencia judicial

 4.2.1Divorcio voluntario

 4.2.2Divorcio por mutuo consentimiento

 4.2.3Divorcio sin el consentimiento de alguna de las partes

 4.2.4Divorcio incausado

 5Divorcio y nulidad matrimonial

 6Regulación por país

o 6.1España
o 6.2Colombia

o 6.3México

o 6.4Chile

 7Véase también

 8Notas y referencias

o 8.1Referencias

Historia[editar]

Divorcio de Napoleón Bonaparte y Josefina por los artistas Bosselman - Chasselat.

Ley de divorcio de 1903 hecha por el político francés Alfred Naquet (1834-1916)
Panfleto de G. K. Chesterton "Divorcio versus democracia"

Marilyn Monroe firmando acta de divorcio con el representante de Joe Di Maggio

La institución del divorcio es casi tan antigua como la del matrimonio, si bien muchas
culturas no lo admitían por cuestiones religiosas, sociales o económicas.
La mayoría de las civilizaciones que regulaban la institución del matrimonio nunca la
consideraron indisoluble, y su ruptura generalmente era solicitada por los hombres.
Aunque en algunas de ellas, el nacimiento de un hijo le otorgaba al vínculo el carácter de
indisoluble.
En muchas sociedades antiguas también era motivo de muerte, como en la
antigua Babilonia, donde el divorcio podía ser pedido por cualquiera de los cónyuges, pero
el adulterio de las mujeres era penado con la muerte.
Los celtas practicaban la endogamia (matrimonio de personas de ascendencia común o
naturales de una pequeña localidad o comarca), excepto los nobles que solían tener más
de una esposa. Era habitual la práctica de contraer matrimonio por un período establecido
de tiempo, tras el cual los contrayentes eran libres, pero también era habitual el divorcio.
En América, los hombres Aztecas solo podían tener una esposa y se la
denominaba Cihuatlantli, Nociuauh o Áhuatlantli (esto es mujer legítima),11 y aunque se
aceptaba la poliginia, solo la primera mujer tenía el carácter de esposa. En este contexto,
el divorcio era consentido, pudiendo ser solicitado tanto por el hombre como por la mujer;
así, al lograrse -vía sentencia judicial- se quedaba habilitado para contraer
nuevamente matrimonio.12
Entre los hebreos, los varones podían repudiar a sus esposas sin necesidad de
argumentar la causa de tal actitud; bastaba con informar al Sanedrín. También existía el
divorcio por mutuo disenso, pero las razones de las mujeres eran sometidas a un análisis
más riguroso que las del hombre.
También en la antigua Grecia existía el divorcio por mutuo disenso y la repudiación, pero el
hombre debía restituir la dote a la familia de la mujer en caso de separación.
En el alto Imperio romano los casos más frecuentes eran los de concubinato y la unión
libre, en todas las clases sociales. El matrimonio, cuando se practicaba, obedecía a un
objetivo puramente económico: la transmisión del patrimonio a los descendientes directos
en vez de otros miembros de la familia o la sociedad y a una política de perpetuar la casta
de los ciudadanos. Si se carecía de patrimonio era innecesario casarse, y si se era
esclavo, imposible (recién a partir del siglo III les estuvo permitido casarse a los esclavos).
La inestabilidad de las parejas parece haber sido muy frecuente y el número de divorcios
muy alto.13
En el bajo Imperio romano el divorcio era algo poco común, hasta la época de los
emperadores, en donde se acuñó la máxima "matrimonia debent esse libera” (los
matrimonios deben ser libres), en donde el esposo o la esposa podían renunciar a él si así
lo querían.
Con la llegada del cristianismo, el divorcio se prohibió debido a la concepción del
matrimonio como un sacramento instituido por Dios y cuyo vínculo era irrompible. A partir
del siglo X, aunque el divorcio estaba prohibido, existía la Nulidad matrimonial, es decir, el
matrimonio se declaraba nulo si se demostraba que no había existido por diferentes
razones. Eran los tribunales eclesiásticos quienes tramitaban las declaraciones de nulidad
matrimonial.
Sin embargo, la Reforma de Lutero, admitió el divorcio aunque únicamente en casos muy
graves. Esta reforma, incluso provocó que Inglaterra abrazara la misma debido a que su
rey, Enrique VIII deseaba divorciarse de su esposa, Catalina, y la Iglesia de Roma no se lo
permitía.
En 1796, Francia incorporó la ruptura del vínculo matrimonial en la ley promulgada el 20 de
noviembre, que sirvió de antecedente a muchas de las legislaciones vigentes.
Italia en 1970 fue de los últimos grandes países europeos en aprobarlo definitivamente.
Irlanda y Malta lo aprobaron en referéndum en 1995 y 2011 respectivamente. 14
El divorcio ha causado grandes polémicas en los países mayoritariamente católicos, pues
la Iglesia Católica no considera posible el divorcio. El 28 de mayo de 2011, Malta fue el
último país de la Unión Europea en legalizar, tras referéndum, el divorcio por un 52% de
apoyos.9

Causas del divorcio[editar]


Causas psicosociales y económicas[editar]

Caricatura japonesa que muestra a un enojado Richard Arkwright expulsando a su esposa que le
rompió deliberadamente su experimento

Diversas investigaciones se han abocado a tratar de determinar cuáles podrían ser las
variables que presentan un mayor riesgo de divorcio, aunque no necesariamente se puede
presumir que son aquellas las causales directas de éste. 15 Entre estos factores, se pueden
mencionar: matrimonios a corta edad, pobreza, desempleo, bajo nivel educacional,
convivencia con otra (o la misma) pareja antes del matrimonio, 16 tener un hijo o hija antes
del matrimonio ya sea propio (de ambos) o de alguno de los contrayentes, diferencias
raciales,17 tener un historial de otros matrimonios anteriores, divorcio en la familia de
origen,18 entre otros.
Otras investigaciones indican que una de las potenciales causas en el incremento de las
tasas de divorcio ha sido el cambio de roles dentro del matrimonio, principalmente
asociado a la incursión de las mujeres en el mercado laboral gracias a crecientes
oportunidades en educación y empleo en conjunto con políticas más activas de
inclusión,19 indicándose que en muchos casos, la relación entre un mayor número de horas
dedicadas al trabajo y la probabilidad de divorcio es más fuerte en aquellas familias de
ingresos medios y en las que el marido desaprueba el trabajo de la esposa,20 o bien, en las
que el marido trabaja menos horas que la esposa haciendo que la interacción de pareja
disminuya, especialmente en el caso de los primeros años del matrimonio.21 Por otro lado,
y respecto a la independencia lograda por la mujer al acceder al mundo del trabajo, varias
investigaciones aluden a la existencia de una débil relación con la probabilidad de
divorcio.22
Causas bastante más raras pero a veces no menos frecuentes son
el ronquido insoportable de uno de los cónyuges,23 falta de higiene personal, adicciones a
distracciones, política, deportes o hobbies.
Causas jurídicas[editar]
Según el ordenamiento jurídico de cada país, las causas de divorcio pueden ser varias,
entre las que se pueden mencionar el mutuo disenso, la bigamia, existencia de
alguna enfermedad física o mental que ponga en riesgo la vida del otro cónyuge, la
violación de los deberes inherentes al matrimonio, abandono malicioso, entre otros.
Por ejemplo, dentro de las causas del rompimiento matrimonial que están en el Código
Civil de Puerto Rico, se encuentran: la primera es por la muerte de uno de los cónyuges; la
segunda, si el matrimonio se declara nulo y la última por el divorcio legalmente obtenido y
también si existe agresión hacia la pareja. Se obtiene el divorcio si hay adulterio, si uno de
los cónyuges es condenado por un delito grave, por embriaguez habitual o uso constante
morfina o cualquier otro narcótico. Trato cruel o injurias graves, abandono por un término
mayor de un año, disfunción eréctil permanente sin solución presentada después del
matrimonio. El conato del marido o de la mujer para corromper a sus hijos o prostituir a sus
hijos, la propuesta del marido para prostituir a su mujer, la separación de ambos cónyuges
por un periodo de tiempo sin interrupciones de más de dos años y la enfermedad mental
incurable de los cónyuges sobrevenida después del matrimonio, por un periodo de más de
siete años, cuando impida gravemente la convivencia. 24

Familia y divorcio[editar]
El divorcio no es el problema, sino el resultado de un conjunto de inconvenientes,
desavenencias y problemáticas vividas en el contexto del matrimonio que puede radicar
con uno u ambos cónyuges,19 catalogándose por un sinnúmero de investigadores como el
segundo proceso más estresante durante la edad adulta, inmediatamente después de la
muerte de uno de los cónyuges.25
Algunos autores, tomando como elemento de análisis al adulto divorciado que es padre y/o
miembro de la familia, indican que el divorcio es el gran responsable de las profundas
alteraciones que sufre el sistema familiar post divorcio, obligando a sus subsistemas a
reorganizarse estructuralmente; en efecto, para el caso de los hijos/as por ejemplo, se
señala que la capacidad que estos tienen respecto a su funcionamiento adaptativo
dependen no solo de las características del sistema familiar existente durante
el matrimonio, sino que también de las relaciones co-parentales que se dan después de
finalizado el proceso de divorcio.25
Por otro lado, algunos autores afirman que el proceso de divorcio impactaría en el
bienestar de los niños/as,26 pudiéndose asociar a algunos problemas que éstos
externalizan, tales como comportamientos agresivos o tendencia a quebrar reglas,
mientras que a nivel interno, con problemas de ansiedad y depresión. En particular,
autores católicos y sociólogos conservadores cuestionan mucho las consencuencias del
mismo y relacionan el divorcio con la delincuencia juvenil.27 Otros investigadores
consideran que lo que impacta en los hijos es el conflicto parental y no el divorcio. 28 Slater
y Haber hicieron una investigación en 1984 que mostró un mayor índice de ansiedad y
baja autoestima en niños pertenecientes a familias unidas con alto índice de conflictividad
matrimonial que en niños pertenecientes a familias divorciadas con bajo nivel de
conflictividad entre los progenitores.28 Investigadores como MacLouglin y Whitfield (1984)
encontraron que la separación de los padres, en parejas conflictivas, puede ser una
liberación y alivio para los hijos y que en esos casos el divorcio trae consigo una
oportunidad de crecimiento y mayor autonomía para los hijos. 28 Amato y Keith (1991)
demostraron que las diferencias entre niños de parejas divorciadas y no divorciadas era
relativamente pequeña y se basaban más en el nivel de conflictividad de la pareja parental
que en el hecho de haberse divorciado o no.29 El divorcio está causado por varios
problemas desde hace tiempo, provocando así la separación de los padres y el malestar
de los hijos. De todos modos, se debería también considerar que si una pareja con hijos se
está divorciando, es posible que anteriormente hubiera peleas y/o discusiones que
afectasen el bienestar de los hijos, siendo en ciertos casos más daniño no recurrir a un
divorcio.30 31

Tipos de divorcio[editar]
Divorcio administrativo[editar]
Las sentencias solo pueden ser dictadas por autoridad jurisdiccional, sin embargo, en
algunos casos expresamente determinados por la ley, se otorga a otra autoridad la facultad
para declarar disuelto un vínculo matrimonial.[¿dónde?]
Para que la autoridad pueda declarar el divorcio los solicitantes deben ser mayores de
edad, no deben tener hijos y de común acuerdo deben haber liquidado la sociedad
conyugal, si se hubiesen casado bajo ese régimen. 32
*EL DIVORCIO INCAUSADO O EXPRESS en México:
Es un proceso que se promueve ante un Juez de lo Familiar, sin que se requiera
mencionar, justificar o probar la causa para pedirlo, se dejan sin efectos las causales y
basta que sea solicitado por cualquiera de los cónyuges manifestando simplemente su
deseo de no querer continuar con el matrimonio, al demandar el divorcio incausado y
concluir el proceso, será disuelto el vínculo matrimonial, aun y cuando una de las partes no
esté de acuerdo. A la demanda del divorcio incausado se deberá acompañar una
propuesta de convenio en el que se le propone a la otra parte como finiquitar los temas
adyacentes al matrimonio como lo son, en su caso: El monto de la Pensión Alimenticia
para los hijos y/o cónyuge, La Guarda y Custodia de los hijos menores de edad y el
régimen de visitas, la repartición de bienes y liquidación de la sociedad conyugal, entre
otros. Una vez admitida la demanda el Juez ordenara sea notificada a la otra parte, quien
deberá contestar lo que a su derecho convenga y presentar en su caso la contra propuesta
de convenio o admitir las propuestas que le han sido presentadas, se deberá llevar a cabo
una audiencia en la que se buscara llegar a un acuerdo sobre todos los puntos
relacionados en el convenio y contra propuesta, si ambas partes llegan a un acuerdo sobre
todos los puntos se dictara la sentencia que disuelve el vínculo matrimonial y en la que se
establecen los derechos y obligaciones que quedaran a cargo de cada uno, si no se
pusieren de acuerdo se dictara también la sentencia que disuelve el vínculo matrimonial
pero se dejaran a salvo sus derechos para que las controversias resultantes las solucionen
mediante los procedimientos aplicables posteriores a la sentencia.
Divorcio por sentencia judicial[editar]
Los puntos que comúnmente contempla una sentencia de divorcio judicial son:

1. Disolución del vínculo matrimonial y en consecuencia la aptitud de los divorciados


para contraer nuevas nupcias.

1. Las medidas adicionales que decreta el juez de familia como son:

 Si existe o no, y en qué porcentaje, una pensión de alimentos, que deberá


pagar el padre a la madre o viceversa en favor de sus hijos. Nuestra sociedad
ha ido cambiando y en muchas localidades los roles de vida también han
evolucionado y las mujeres son un pilar en la manutención económica del
hogar, al grado que en algunos casos se han convertido en las proveedoras de
las finanzas de la familia dejando a los hombres el rol de supervisión de hogar
y educación de hijos, motivo por el cual de forma más repetitiva a los hombres,
que tienen el cuidado personal de sus hijos, la autoridad judicial les otorga el
derecho de que la mujer les pague una pensión alimenticia y de igual forma
más reiteradamente nos encontramos con casos en los cuales los hijos
concebidos se quedan bajo la guarda y custodia del padre.

 Repartición de bienes que se adquirieron durante el matrimonio. En la mayoría


de las legislaciones, los bienes obtenidos o adquiridos durante el matrimonio
pertenece por igual a ambos cónyuges (excepto en las legislaciones que se
contempla el matrimonio bajo el régimen de separación de bienes o el régimen
de participación en los gananciales), no así los bienes provenientes
de herencias que pertenecen enteramente al cónyuge que los recibiera o las
donaciones. Sin embargo en algunas legislaciones se permite
las capitulaciones matrimoniales o acuerdos prenupciales donde los cónyuges
pueden determinar todo tipo de cuestiones inherentes a los bienes anteriores
al matrimonio y también a los obtenidos con posterioridad, inclusive hasta se
suelen establecer indemnizaciones ante una eventual ruptura del vínculo que
los unía.

 Situación jurídica de los padres en relación a los hijos, dentro de lo que


encontramos:

 A qué progenitor le corresponde la guarda y custodia del o los menores


(aunque puede ser compartida).

 Establece la forma de convivencia que tendrá con sus hijos la madre o el padre
que NO tiene la guarda y custodia.

 Las obligaciones que cada progenitor tendrá que cumplir respecto de la


manutención alimentaria de los hijos (pensión alimenticia). La sentencia judicial
de divorcio fija si el padre o la madre o ambos aportarán económicamente para
solventar las necesidades alimentarias de los hijos, y fija de igual forma qué
porcentaje o qué importe deberá aportar el deudor alimentario. Por pensión
alimenticia la mayoría de las legislaciones mundiales contempla que la
integran la comida, vestido, estudios y esparcimiento.
Respecto de la pensión alimenticia, esta puede ser efectiva hasta tanto los hijos
cumplan la mayoría de edad, que –según la legislación de cada país- puede ser a los
18 o a los 21 años, momento en el cual los cónyuges dejan de tener la obligación legal
de mantenerlos económicamente. Esta obligación, en muchos casos, no se extingue si
el hijo tiene algún padecimiento físico o mental que le impidiera mantenerse por sus
propios medios o necesita la manutención para proseguir con sus estudios. Por el
contrario, puede extinguirse antes de las edades mencionadas si el menor fuera
emancipado por sus padres.
En la mayor parte de los ordenamientos jurídicos se contemplan alguno de los
siguientes tipos de divorcios:
Divorcio voluntario[editar]
Éste procedimiento de divorcio es por mutuo consentimiento, es decir, con la voluntad
de ambos cónyuges para disolver el vínculo. Se distingue del necesario, que se
promueve de manera unilateral, sin el consentimiento del otro cónyuge. Su objeto es
demostrar la causal de divorcio necesario, propuesta como materia de la acreditación,
ante los tribunales.
Divorcio por mutuo consentimiento[editar]
Es la disolución del vínculo matrimonial que se obtiene gracias a una sentencia judicial
que pone fin a un procedimiento, el cual se inició por una solicitud en la que ambos
cónyuges estuvieron de acuerdo en realizar y han cumplido con todos los requisitos
legales que la ley marca para lograr se dicte sentencia.
Procedimiento genérico: Estando de acuerdo ambos cónyuges comparecen o se
presentan (por escrito o de forma personal y verbal dependiendo de cada legislación)
ante la autoridad judicial competente (normalmente un juez familiar) y solicitan se
decrete en sentencia definitiva el divorcio, por lo que, una vez que los cónyuges
realizan todos los pasos legales, obtienen la sentencia de divorcio.
Divorcio sin el consentimiento de alguna de las partes[editar]
Siempre y cuando tenga sustento en alguna de las causales que el ordenamiento
jurídico del respectivo país o estado mencione.
En general, es la disolución del vínculo matrimonial que se obtiene gracias a una
sentencia judicial que pone fin a un procedimiento el cual inició por la petición o
demanda de uno de los cónyuges en la cual dicho cónyuge solicitante sin el
consentimiento del otro pide al Juez la terminación del vínculo matrimonial y la petición
o demanda tiene apoyo en hechos que la ley considera como suficientes para que se
otorgue el divorcio (causales de divorcio)".
En algunos países o localidades de diversos países este es conocido como divorcio
necesario (contested divorce, en inglés). Para solicitar al Juez que se decrete el
divorcio necesario, es requisito que el cónyuge solicitante pruebe que su esposo o
esposa ha realizado o incurrido en hechos que la ley marca como suficientes para que
opere el divorcio.
Las causales de divorcio de cada país varían en función de su propio ordenamiento
jurídico, pudiéndose encontrar:

 Violencia intrafamiliar (lesiones, injurias, violencia psicológica o física).

 Adicciones que afecten al núcleo familiar o a alguno de sus integrantes (Ejemplo


adicción a drogas, juegos, etc).

 Ser sentenciado a pena corporal por delito grave que no alcance el beneficio de
libertad bajo caución o fianza.

 Adulterio.

 Bigamia.

 Incitar u obligar a cualquier integrante a cometer un delito.

 Conductas que ponen en peligro la integridad física o psicológica de cualquiera de


los integrantes de la familia.

 Abandono injustificado del hogar.

 Infecciones de transmisión sexual incurables.

 Falta de cumplimiento intencional a las obligaciones alimentarias.

 Delito cometido en contra de uno de los cónyuges o de los hijos.

 Cese de la convivencia. En Chile, para solicitar este tipo de divorcio, la ley exige
que los cónyuges hayan cesado su convivencia común, al menos hace tres años.
Algunas de las causales previamente enumeradas, dan lugar al denominado
Divorcio por Culpa o Culposo.
Divorcio incausado[editar]
En algunas partes del mundo, como España y la Ciudad de México, existe otra
modalidad de divorcio que es unilateral o sin causa o "expres", que no requiere del
consentimiento de ambos cónyuges, ni la expresión de una causa concreta que lo
justifique o se tenga que probar en juicio, para que el juez de lo familiar decrete la
disolución del matrimonio en el corto plazo. Esto ha motivado que a menudo se le
denomine divorcio exprés (también divorcio express). Es equivalente a lo que en inglés
se denomina no-fault divorce.
En el caso específico de la reforma en la Ciudad de México, donde el término jurídico
es divorcio por mutuo consentimiento, primero se decreta el divorcio y después se
tramitan uno o más expedientes para la resolución de los temas relativos a la patria
potestad, la guarda y custodia de los menores, la pensión alimenticia, el derecho de
convivencia o visita, la partición de bienes, y en su caso, la compensación a favor del
cónyuge que se haya dedicado prioritariamente a las labores del hogar y a la crianza
temprana de los hijos, todo lo cual puede llevarse varios meses o años más. 33 34 35
En Argentina a partir de la vigencia en agosto del año 2015 de la reforma del Código
Civil y Comercial Argentino aparece por primera vez la figura del llamado "divorcio
express". A partir del 1° de agosto de 2015, las personas pueden formular una petición
de divorcio sin la necesidad de contar con el consentimiento del otro cónyuge. La
persona que peticiona el divorcio debe limintarse a acreditar la existencia del
matrimonio (mediante la exhibición del acta o partida de matrimonio) y acompañar una
propuesta reguladora de los efectos del divorcio. Esta propuesta debe contener las
previsiones respecto a cómo se liquidarán los bienes, a quién se le atribuirá el uso de
la vivienda familiar y el cuidado de los hijos menores de edad.
A pesar de la reforma, el divorcio en Argentina sigue siendo un trámite judicial (no
administrativo), con lo cual la sentencia de divorcio es dictada por un juez civil y es
necesaria la intervención profesional de un abogado matriculado. 36
El tiempo aproximado en que se obtiene la sentencia de divorcio es de 1 mes a 3
meses.

Divorcio y nulidad matrimonial[editar]


El divorcio se diferencia de la nulidad matrimonial en que el primero es la disolución
del vínculo válidamente contraído mientras que la nulidad es la declaración de con
efectos retroactivos de que nunca hubo matrimonio. La nulidad matrimonial civil viene
regulada, cualquiera que sea la forma de su celebración, en la normativa propia de los
diversos países.
En el caso de la nulidad eclesiástica son muchas otras las causas que pueden hacer
nulo el matrimonio ante la Iglesia católica, como la inmadurez, las adicciones u otros
trastornos o excluir alguna propiedad esencial del matrimonio (Véase Blog sobre las
nulidades matrimoniales).

Regulación por país[editar]


España[editar]
En España el Fuero Juzgo lo admitía en casos de sodomía del marido, inducción a
la prostitución de la mujer y adulterio de esta. Posteriormente Las Siete Partidas lo
prohibieron.
La primera vez que se reconoció el derecho al divorcio en España fue en
la Constitución de 1931 de la Segunda República Española y la primera ley que lo
reguló fue la Ley de Divorcio de 1932 que aprobaron las Cortes republicanas, a pesar
de la oposición de la Iglesia Católica y de los partidos católicos integrados en
la Minoría Agraria y en la Minoría vasco-navarra. La dictadura del general
Franco abolió esa ley y no fue hasta el período conocido como «transición» que se
aprobó en España una nueva ley de divorcio, en 1981, a propuesta del
ministro Fernández Ordóñez, y de nuevo con la oposición de la Iglesia Católica y del
sector demócrata-cristiano del partido que gobernaba entonces Unión de Centro
Democrático. Durante el primer gobierno socialista de Felipe González Márquez se
reformó la ley de 1981 para agilizar los trámites de separación y divorcio de los
matrimonios, y de nuevo la Iglesia se opuso calificando la ley de "divorcio exprés".
Colombia[editar]
En Colombia, es posible realizar el divorcio en un día, la duración del trámite depende
de si; existen hijos menores de edad, debido a que se debe presentar un acuerdo ante
un juez de familia y este procedimiento puede tardar aproximadamente 15 días
dependiendo el juzgado. Sin embargo, el divorcio por sí solo en Colombia no es válido
ya que es necesario realizar un proceso extra; liquidación de la sociedad Conyugal, la
liquidación de la sociedad conyugal se realiza con el fin de dividir el patrimonio que se
construyó durante la unión, es decir: se dividen los activos y pasivo en 50 y 50%, los
dos cónyuges tienen exactamente los mismo derechos en la liquidación de la sociedad
conyugal. www.divorcioencolombia.co
Es importante tener en cuenta que siempre que existan hijos se debe hacer un
acuerdo donde se pacte la cuota alimentaria, visitas, vacaciones, educación y salud.
México[editar]
Antes de la Ley de Relaciones Familiares expedida en el puerto de Veracruz por el
Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Venustiano Carranza, el 12 de abril de
1917, el matrimonio era un lazo jurídico indisoluble, pues sólo se autorizaba por el
Estado el divorcio en cuanto al lecho y a la habitación (separación de cuerpos), pero
dejaba vivo el matrimonio y no permitía a los divorciados contraer otro.
El Código Civil de 1928, hasta antes de su reforma del 3 de octubre de 2008, además
de permitir, como hasta ahora, la disolución del matrimonio, establecía tres clases de
divorcio, a saber:
-El Divorcio administrativo ante el Juez del Registro Civil, aún vigente, en el que se
requiere que los esposos sean mayores de edad, tengan más de un año de casados,
sin hijos vivos o concebidos y de común acuerdo hayan liquidado la sociedad
conyugal, si bajo ese régimen se casaron.
-El divorcio judicial denominado voluntario o de mutuo consentimiento, que procedía
cuando sea cual fuere la edad de los cónyuges, y habiendo procreado hijos, estaban
de acuerdo en disolver el vínculo conyugal, para lo cual celebraban un convenio que
sometían a la aprobación del Juez de primera instancia para regular las relaciones
jurídicas que persistían disuelto ese lazo.
-El divorcio judicial contencioso o necesario, que podía demandarse por el cónyuge
inocente cuando el otro había incurrido en alguno de los supuestos enunciados en el
entonces artículo 267 del Código Civil para el Distrito Federal y que se consideraban
como causas de divorcio.
Ahora bien, con motivo de la reforma verificada mediante decreto publicado en la
Gaceta Oficial del Distrito Federal, el 3 de octubre de 2008, el legislador local del
Distrito Federal conservó la posibilidad de que los cónyuges se divorcien
administrativamente y derogó tanto las disposiciones que preveían el divorcio
necesario, como el artículo 273 del Código Civil para el Distrito Federal, que fijaba el
divorcio por mutuo consentimiento; al mismo tiempo instituyó el divorcio sin expresión
de causa, el cual se distingue por un régimen de fácil paso a la disolución del vínculo
matrimonial, pues para acceder a él, es suficiente la solicitud unilateral de uno de los
cónyuges a quien se le libera de la carga de expresar la causa que generó esa
petición a la que, por regla general, el Juez habrá de acceder.
Para considerar la adición de ese tipo de divorcio al sistema jurídico del Distrito
Federal, el legislador partió de la base de que en los juicios en que se demanda el
rompimiento del vínculo matrimonial las partes sufren un desgaste mayor que
trasciende, incluso, a los hijos y al resto de la familiar; de ahí que, ante la necesidad de
evitar que ese proceso erosione mayormente el núcleo familiar y con la finalidad de
evitar enfrentamientos entre personas y familiar que alientan entre ellos odio, violencia,
egoísmo y acciones maliciosas, lo que suele trascender al equilibrio anímico no tan
sólo de los hijos, sino también de los miembros que integran ese núcleo familiar, se
resolvió incorporar ese tipo proceso a la codificación local.
Así surgió la posibilidad, para el Distrito Federal, de que los cónyuges pudieran acudir
ante los órganos jurisdiccionales, a pedir de manera unilateral y de forma libre, la
disolución del vínculo matrimonial, sin descuidar en forma alguna las obligaciones
derivadas del matrimonio.
Véase también: Divorcio exprés en México

Chile[editar]
Artículo principal: Divorcio en Chile

En Chile, el divorcio fue establecido el año 2004 por la Nueva Ley de Matrimonio Civil,
siendo uno de los últimos países en el mundo en incorporarlo a su ordenamiento.

Véase también[editar]
 Nulidad matrimonial

 Separación matrimonial

 Leopoldo Bard (su propuesta de instaurar el divorcio en Argentina entre 1922 y


1930)

 Ley española de Divorcio de 1932

 Paternidad (derecho)

Notas y referencias[editar]
1. Volver arriba↑ Se debe indicar que en Francia el divorcio fue admitido vía el Decr.
de 20 de sept. de 1792, donde se suprimió la separación legal y admitió el divorcio en
función de ciertas causales.

Referencias[editar]

1. Volver arriba↑ «La Definición de Divorcio | El Divorcio Colaborativo» (en inglés


estadounidense). Consultado el 30 de agosto de 2016.

2. Volver arriba↑ Corral Talciani, Hernán (2007). «La compensación económica en el


divorcio y la nulidad matrimonial». Revista Chilena de Derecho 34 (1): 23-
40. doi:10.4067/S0718-34372007000100003. ISSN 0718-3437.

3. Volver arriba↑ María Ángeles, Félix (1988). El divorcio en el derecho francés.


Barcelona: Edicions Universitat Barcelona. p. 315. ISBN 9788475285290.

4. Volver arriba↑ D'Ors, Álvaro (1989). «Homoclisis: congruencia y tiempo histórico».


En Instituto de Investigaciones de Historia del Derecho. Revista de historia del
derecho, Volúmenes 1-2. Santiago de Chile: Editorial Jurídica de Chile. p. 389. issn
0325-1918.

5. Volver arriba↑ Caballario, Domingo (1846). Instituciones del derecho Canónico, en


la que se trata de la antigua y nueva disciplina de la Iglesia, y de las causas de las
mutaciones, Volúmenes 4-6. Madrid: Universidad Complutense de Madrid. p. 308.

6. Volver arriba↑ Baraona González, Jorge (2005). «¿Puede demandarse el Divorcio,


cuando ya se ha debatido y resuelto judicialmente la Separación Judicial?». Revista
Ius et Praxis 11 (2): 261-271. doi:10.4067/S0718-00122005000200008. ISSN 0718-0012.
7. Volver arriba↑ Salinas, Carlos (1993). «El proceso canónico de nulidad matrimonial,
I: tribunales y primera instancia». Revista de Derecho de la Pontificia Universidad
Católica de Valparaíso15: 545-589. ISSN 0718-6851.

8. Volver arriba↑ BBC Mundo (29 de mayo de 2011). «Malta dice "Sí" al
divorcio» (HTML). www.bbc.co.uk. Consultado el 16 de agosto de 2011.

9. ↑ Saltar a:a b BBC Mundo (25 de julio de 2011). «MPs in Catholic Malta pass historic
law on divorce» (HTML) (en inglés). www.bbc.co.uk. Consultado el 24 de agosto de
2011.

10. Volver arriba↑ Ong, Christine (1 de junio de 2011). «Philippines debates divorce
bill» (HTML) (en inglés). www.channelnewsasia.com. Consultado el 24 de agosto de
2011.

11. Volver arriba↑ Rocha, Arturo (2003). Los valores que unen a México: los valores
propios de la mexicanidad : una contribución a la experiencia de México con una
insistencia particular en las virtudes morales. México, D. F.: Fundación México Unido.
p. 334. ISBN 9789685856003.

12. Volver arriba↑ Ortiz Lazcano, Assael (2001). Cincuenta años de divorcio en
Hidalgo: características y tendencias sociodemográficas, 1950-2000. Hidalgo:
Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. p. 272. ISBN 9789707690523.

13. Volver arriba↑ Veyne, Paul (1984). «Familia y amor durante el alto Imperio
Romano». Amor, familia, sexualidad. Barcelona, editorial Argot. ISBN 978-848-586-009-8.

14. Volver arriba↑ Diario El País, divorcio en


Irlanda http://internacional.elpais.com/internacional/2011/05/29/actualidad/1306620005
_850215.html Diario El País, divorcio en
Malta http://internacional.elpais.com/internacional/2011/05/29/actualidad/1306620005_
850215.html

15. Volver arriba↑ Amato, Paul (2010). «Research on Divorce: Continuing Trends and
New Developments». Journal of Marriage & Family (en inglés) 72 (3): 650-
666. doi:10.1111/j.1741-3737.2010.00723.x. ISSN 0022-2445.

16. Volver arriba↑ Goodwin, P.; Mosher, W.; Chandra, A. (2010). «Marriage and
Cohabitation in the United States: A Statistical Portrait Based on Cycle 6 (2002) of the
National Survey of Family Growth». Vital and Health Statistics (en inglés) 23 (28): 1-
45. PMID 12183886.

17. Volver arriba↑ Sweeney, Megan; Phillips, Julie (2004). «Understanding racial
differences in marital disruption: Recent trends and explanations». Journal of Marriage
& Family (en inglés) 66 (3): 639-650. doi:10.1111/j.0022-2445.2004.00043.x. ISSN 0022-2445.

18. Volver arriba↑ Amato, Paul R.; DeBoer, Danelle (2001). «The Transmission of
Marital Instability across Generations: Relationship Skills or Commitment to
Marriage?». Journal of Marriage & Family (en inglés) 63 (4): 1038-
1051. doi:10.1111/j.1741-3737.2001.01038.x. ISSN 0022-2445.

19. ↑ Saltar a:a b Rodríguez, Miriam (1982). Génesis de la Obra el Divorcio...Problema


o Solución. Puerto Rico: Universidad de Puerto Rico. p. 218.

20. Volver arriba↑ Spitze, Glenna; South, Scott J. (1985). «Women's Employment, Time
Expenditure, and Divorce». Journal of Family Issues (en inglés) 6 (3): 307-
329. doi:10.1177/019251385006003004. ISSN 1552-5481.
21. Volver arriba↑ Poortman, Anne-Rigt (2005). «How Work Affects Divorce: The
Mediating Role of Financial and Time Pressures». Journal of Family Issues (en
inglés) 26 (2): 168-195. doi:10.1177/0192513X04270228. ISSN 1552-5481.

22. Volver arriba↑ Sayer, Liana; Bianchi, Suzanne M. (2000). «Women's Economic
Independence and the Probability of Divorce: A Review and Reexamination». Journal
of Family Issues (en inglés)21 (7): 906-943. doi:10.1177/019251300021007005. ISSN 1552-5481.

23. Volver arriba↑ Schoenstein, Ralph. (1997). «Silence is golden for spouses--and
makers of snoring cures». Insight on the News (en inglés) 13 (3): 38-40. ISSN 1051-4880.

24. Volver arriba↑ Pagani, Pedro (1987). Figueroa Ferrer V.E.L.A. divorcio por
consentimiento mutuo: una decisión de cambio y su importancia como agente de
cambio social. Puerto Rico: Universidad de Puerto Rico. p. 24, 25, 26.

25. ↑ Saltar a:a b Lamela, Diogo; Figueiredoa, Bárbara; Bastos, Alicia


(2010). «Adaptação ao Divórcio e Relações Coparentais: Contributos da Teoria da
Vinculação» (PDF). Psicologia: Reflexão e Crítica (en portugués) 23 (3): 562-
574. doi:10.1590/S0102-79722010000300017. ISSN 0102-7972.

26. Volver arriba↑ Larson y col. (2004). El inesperado legado del divorcio en Edith
Walerstein (2001). Santiago de Chile. Editorial Atlántida.

27. Volver arriba↑ Alberdi, Inés (1979). Historia y sociología del divorcio en España.
Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas. ISBN 9788474760064. Consultado el 4 de
enero de 2017.

28. ↑ Saltar a:a b c Craig A Everett (2013). Divorce and the next generation : effects on
young adults' patterns of intimacy and expectations for marriage. Oxfordshire, England:
Routledge. ISBN 9781315859491. Consultado el 4 de enero de 2017.

29. Volver arriba↑ Psicología de la adolescencia. Madrid: Ediciones Morata, S.L.


2003. ISBN 9788471126153.

30. Volver arriba↑ Amato Paul R. (2000). «The consequences of divorce for adults and
children». Journal of Marriage & Family (en inglés) 62 (4): 1269-1287. doi:10.1111/j.1741-
3737.2000.01269.x. ISSN 0022-2445.

31. Volver arriba↑ Hetherington, EM; Stanley-Hagan, M. (1999). «The adjustment of


children with divorced parents: a risk and resiliency perspective». Journal of Child
Psychology and Psychiatry (en inglés) 40 (1): 129-140. doi:10.1111/1469-
7610.00427. ISSN 0021-9630. PMID 10102729.

32. Volver arriba↑ Octava Epoca, Registro: 213754, Tribunales Colegiados de Circuito,
Tesis Aislada, Seminario Judicial de la Federación, XIII, Enero de 1994 Civil, Tesis: I
Primero. C.68C,p.209

33. Volver arriba↑ Bartolini, M., Vallejos, C., Pérez, C. González, E., (2011). El divorcio
exprés en México: Una reforma que no atiende a las necesidades sociales. Revista
Académica. Facultad de Derecho. Universidad La Salle, IX, 17.

34. Volver arriba↑ Sobre el divorcio por voluntad unilateral del cónyuge (Consultado
martes 5 de noviembre de 2013)
35. Volver arriba↑ Texto vigente del Código Civil para el Distrito Federal. Asamblea
Legislativa del Distrito Federal. IV Legislatura. (Consultado martes 5 de noviembre de
2013)

36. Volver arriba↑ «Estudio de divorcios. Abogados de divorcio en Capital


Federal.». Estudio de divorcios. Abogados de divorcio en Capital Federal. Consultado
el 22 de febrero de 2017.
Categoría:
 Divorcio