Sei sulla pagina 1di 3

Sofía Rodríguez Márquez

Número de cuenta: 660006894

Licenciatura en Psicología

Materia: Adolescencia y juventud

Profesor: Lic. Sergio Rodríguez Guerrero

Tema: Conclusiones sobre la adolescencia

Fecha de presentación: 21/01/16


Adolescencia

Los seres humanos tenemos un sin fin de tareas vitales que nos llevan a tener un
papel importante dentro de la sociedad, esto abarca desde que nacemos hasta nuestra
senectud. Sin duda una de las tareas que nos acompañara el resto de nuestras vidas es el
crecimiento continuo, en múltiples aspectos de nuestra vida como lo son: racionalidad,
emocionalidad y capacidad de convivencia. Es aquí cuando descubrimos que durante
nuestra adolescencia, la tarea continua del cambio representa una restauración psicológica
la cual nos llevó a transformarnos en adultos.

Para llevar a cabo el cumplimiento de estas tareas centrales y conseguir esa


transformación, se verán involucrados diversos factores, que en buena parte se encargaran
de definir el tipo de integración que alcanzaremos en la adultez. En la adolescencia se
transita por un periodo de autoconocimiento, que nos permite construir una personalidad
firme.

En múltiples ocasiones el adolescente encuentra obstáculos e inconvenientes generados en


su persona y entorno, estos problemas pueden derivar disturbios emocionales dificultades
en la relación con ellos mismos y con sus semejantes, adicciones y comportamientos
destructivos. El apoyo familiar es fundamental para el desarrollo del adolescente. Sin
embargo, al igual que el joven que pasa por esta etapa, los padres tampoco están preparados
para la transición que sus hijos tendrán hacia la vida adulta, es de vital importancia que los
padres tengan comunicación con sus hijos y los orienten hacia el encuentro de su identidad.
En el caso de las personas que se ocupan de la educación de los adolescentes, su tarea
primordial es fomentar las capacidades que son de vital importancia para su desarrollo en
esta etapa de la vida como son: el pensamiento abstracto, la aptitud creadora o el espíritu
científico.

El principal cambio que se vive en la adolescencia tiene que ver con la aceptación y
adaptación al nuevo cuerpo, ese cuerpo que es muy diferente al que teníamos de niño o niña
y hace que los adolescentes presenten un rechazo a la transformación y añoranza a la
infancia.
Esta nueva apariencia, no solo modificara la relación y su autioconcepto, sino también
conlleva un cambio en las relaciones con otras personas. Pues a vista del entorno al dejar
atrás el cuerpo de niño o niña, las personas adultas te perciben de manera diferente, y
esperan que “si tu cuerpo es de adulto, actúes como adulto“, en estas situaciones se puede
causar un conflicto si se delegan responsabilidades para las que emocionalmente no están
preparados.

“Un proceso propio de la etapa adolescente es la adquisición de nuevas capacidades de


pensamiento. Lo que sucede es que en la infancia, se tiene un pensamiento de tipo concreto,
es decir centrado en una sola cosa a la vez y basado en el aquí y ahora de la realidad (lo que
se ve). En cambio, en la adolescencia se adquiere una forma de pensar de tipo formal o
hipotético-deductivo, con la cual se puede razonar e ir más allá de las experiencias
concretas.” (Grinder, 2008)
En ocasiones el adolescente se aísla del mundo y recrea las relaciones en la fantasía, como
forma de elaboración para un posterior acercamiento. Pero siente que el futuro está afuera,
en otra parte. Quiere conocer lugares y personas, probar cosas diferentes. De este modo,
experimentando, descubriendo, va conformando su nueva identidad. Las primeras
relaciones con objetos exteriores son de carácter narcisista. Ama a alguien que se le parece,
o que es como él o ella quisiera ser. Incluso en muchos casos elige alguien del mismo sexo
o con características sexuales ambiguas, o alguien que acepta todas sus ideas/propuestas.

Y es aquí donde se encuentran algunos riesgos ya que cuando el adolescente empatiza con
ciertos personajes que dentro de un grupo ejercen presión en ellos que no saben tomar
decisiones por sí mismos, porque siempre alguien está decidiendo por él, y cuando se atreve
a mencionar algo, no es escuchado, y este tipo de hijos los encontramos entre los padres
autocráticos, quienes no les han dado las bases para que sepan tomar decisiones
responsables y maduras, por lo tanto, por un lado el no saber decir no, porque no está
acostumbrado, y por el otro porque no se atreve a llevar la contraria; pero también hay otro
tipo de adolescentes que no saben tomar decisiones acertadas y esto es porque hace todo lo
que quiere, ya que no tiene control sobre sí mismo, porque no le enseñaron lo que es el
control, por lo tanto, al hacer lo que quiere, no dimensiona los efectos negativos que pueda
tener en su salud; los que están menos expuestos, pero no exentos, son los hijos de padres
democráticos, aunque claro, la presión de grupo a veces es tan fuerte que hasta el más
ecuánime cae.

Otro de los peligros a los que se expone el adolescente como lo vimos en la película kids,
es a las enfermedades de transmisión sexual; la conducta sexual también puede llevarse a
cabo por la presión del grupo, por el escaso o nulo conocimiento de las enfermedades y de
los métodos de prevención, pueden adquirir cualquiera de las enfermedades al
tener relaciones sexuales sin protección.

Haciendo una recopilación de lo visto en clase, argumento que la adolescencia es una etapa
significativa en la vida del ser humano, en ésta se define e integra la personalidad del
individuo, tomando en cuenta que es un ser biopsicosocial, los cambios tanto biológicos,
como cognitivos y sociales coadyuvan en esto, es en esta etapa cuando se dan los cambios
que son relativamente permanentes, ya que el crecimiento dura toda la vida, pero de aquí se
parte para la etapa adulta, por eso se dice que es la etapa de transición, porque el niño se
convierte en adulto, los cambios que se experimentan en esta etapa, son la pauta para la
vida adulta.
La influencia de los padres en los adolescentes es decisiva para superar la etapa sanamente,
porque a través del estilo paternal que ejerza es como ayudará al adolescente a pasar a la
siguiente etapa sin conflicto, lo cual no quiere decir que no experimente algunos conflictos,
pero estos son parte del crecimiento, paradójicamente a través de ellos adquiere
responsabilidad y autonomía.