Sei sulla pagina 1di 5

Glosario de los principales problemas psicológicos y

trastornos mentales.

Alucinaciones Se trata de la percepción de evento u objeto que no ocurre en la realidad en el momento presente; puede involucrar cualquiera de los sentidos (es decir, el visual, auditivo, gustativo, olfatorio o táctil).

Anorexia Trastorno alimenticio en el que las personas se privan intencionalmente de comida.

Comportamiento suicida

Acciones realizadas por la persona que está pensando o planeando su propia muerte.

Delirio Percepción considerada como verdadera por quien la percibe, a pesar de ser errónea. Existen varios tipos de delirio (por ejemplo, delirios de grandeza).

Depresión Trastorno depresivo caracterizado por sentimientos extremos de tristeza, falta de autoestima y desaliento.

Esquizofrenia Uno de los trastornos más complejos de la salud mental; consiste en una perturbación severa, crónica y incapacitante del cerebro.

Euforia Sensación de júbilo o bienestar que no está basada en la realidad y por lo general es exagerada.

Fobia Temor incontrolable, irracional y persistente ante un objeto, situación o actividad específicos.

Manía Trastorno del estado de ánimo que puede caracterizarse por gran júbilo, impulsividad, irritabilidad, rapidez al hablar, nerviosismo, distracción y, o falta de sentido común.

Pensamiento suicida Ideas de suicidio o deseo de quitarse la vida.

Síndrome Asperger Es un trastorno del desarrollo cerebral muy frecuente (de 3 a 7 por cada 1.000 niños de 7 a 16 años), que tiene mayor incidencia en niños que niñas. La persona que lo presenta tiene un aspecto normal, capacidad normal de inteligencia, frecuentemente, habilidades especiales en áreas restringidas, pero tiene problemas para relacionarse con los demás y en ocasiones presentan comportamientos inadecuados.

La persona Asperger presenta un pensar distinto. Su pensar es lógico, concreto e hiperrealista. Su discapacidad no es evidente, sólo se manifiesta al nivel de comportamientos sociales inadecuados proporcionándoles a ellos y sus familiares problemas.

Trastorno afectivo (También llamado trastorno del estado de ánimo.) Categoría dentro de los problemas de la salud mental que incluye los trastornos depresivos.

Trastorno de ansiedad Trastorno mental que provoca en quienes lo padecen preocupación y tensión crónicas y exageradas que no parecen tener causa justificada. Las personas que padecen este trastorno suelen preocuparse en exceso por la salud, la situación económica, la familia o el trabajo, y temen de continuo que ocurran catástrofes.

Trastorno del espectro autista (TEA) Es una condición neurológica y de desarrollo que comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende.

Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) Éste retrasa el desarrollo del lenguaje en niños que no tienen pérdida de audición ni otra causa física. Por lo regular, los niños que lo padecen no dicen ninguna palabra hasta que cumplen los 2 años de edad aproximadamente y a los 3, pueden hablar pero es difícil comprenderlos porque tienen problemas al articular.

Trastorno por Déficit de Atención (TDAH) Se caracteriza por la dificultad para concentrarse así como por problemas de conducta. Sus 3 principales síntomas son inatención, impulsividad y distracción, y parte de confirmar el diagnóstico es monitorear si están presentes por seis meses al menos. A las personas con TDAH les cuesta trabajo regular dónde, cuándo y por cuánto tiempo dirigen y controlan la atención y sus acciones. Suelen ser distraídos, desorganizados y tienen problemas para seguir instrucciones, finalizar tareas o esperar turnos.

Trastornos de procesamiento auditivo Ocurre cuando es difícil procesar e interpretar con precisión la información que escuchan. Estos niños tienen una capacidad para oír normal pero se les dificulta procesar (entender, diferenciar y darle sentido) los sonidos que escuchan, en especial cuando hay ruidos de fondo. Se puede confundir con el TDAH y el autismo ya que en los tres se afecta la capacidad para escuchar y entender lo que se oye. La diferencia consiste en que en este trastorno las dificultad es entender los sonidos de lo que se dice y no su significado. A largo plazo, esta alteración puede provocar dificultades para hablar y disminuir la capacidad de la memoria auditiva.

Trastornos sensoriales Estos se refiere a problemas para organizar y procesar los estímulos que reciben los niños a través de los sentidos: vista, oído, olfato, gusto, tacto, conciencia corporal (propiocepción) y el sentido del espacio (vestibular). Quienes lo sufren pueden mostrarse hipersensibles o, por el contrario, poco sensibles a estos estímulos. El síntoma más común es la dificultad para procesar la información relacionada con el movimiento de su cuerpo en el espacio, la orientación del mismo y su postura.

Trastornos de aprendizaje Es la incapacidad de recibir, procesar, recordar y comunicar información. Estos niños tienen una agudeza visual y auditiva normal, pero les cuesta trabajo asimilar uno o más tipos de datos (auditivos, visuales, sensoriales) y, en consecuencia, realizar alguna tarea como escuchar, leer o realizar cálculos. Este tipo de trastornos incluyen la dislexia (trastorno de la lectura), disgrafía (de la escritura) y discalculia (en los procesos matemáticos). Aunque no se consideran un problema emocional, afectan gravemente este aspecto, ya que no pueden entender ciertas claves sociales.

Trastornos en el desarrollo cognitivo Entre estos se incluye el síndrome de Down y se refieren a la discapacidad de adquirir, manifestar o expresar los conocimientos. Esta es una condición adquirida durante la gestación, el nacimiento o la infancia por ciertos límites en el funcionamiento intelectual, motriz, sensorial (vista y oído) y en la conducta adaptativa (interacción social). Según sea un entorno (más o menos tolerante y facilitador), la discapacidad se expresará de manera diferente.

Trastorno de pánico Se caracteriza por ataques de pánico crónicos, repetidos e inesperados, episodios de temor abrumador de encontrarse en peligro sin una causa que lo justifique. En los intervalos entre un ataque de pánico y otro, las personas que padecen trastorno de pánico se preocupan excesivamente por cuándo y dónde volverán a experimentar el próximo ataque de pánico.

Trastorno de la personalidad antisocial Las personas que tienen este trastorno típicamente no tienen en cuenta los sentimientos, propiedad, autoridad y respeto hacia los demás en busca del propio beneficio. Esto puede incluir acciones violentas o agresivas que afectan o implican a otros individuos, sin un sentimiento de remordimiento ni culpabilidad por sus actos destructores.

Trastorno de la personalidad narcisista Las personas que tienen este trastorno presentan sentimientos excesivamente exagerados de autovaloración, grandiosidad y superioridad en relación con los demás. Las personas que tienen personalidad narcisista suelen explotar a las personas que no los admiran y son demasiado sensibles a las críticas, juicios de valor y fracasos.

Trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva Las personas que tienen este trastorno se muestran inflexibles ante el cambio y se molestan si la rutina se ve alterada debido a su obsesión por el orden. Por consiguiente, son ansiosas y tienen dificultad para completar las tareas y tomar decisiones. Las personas que tienen personalidad obsesivo-compulsiva suelen sentirse incómodas en situaciones que están fuera de su control y como consecuencia de ello tienen dificultad para mantener relaciones interpersonales positivas y sanas.

Trastorno obsesivo compulsivo (su sigla en inglés es OCD) Trastorno de ansiedad en el cual quienes lo padecen tienen un pensamiento, temor o preocupación irracional que tratan de superar mediante una actividad ritual para reducir su ansiedad. Las imágenes o pensamientos perturbadores y frecuentes se denominan obsesiones y los rituales que se llevan a cabo para evitarlos o disiparlos se llaman compulsiones.