Sei sulla pagina 1di 12

COMANDO EN JEFE DE LAS FF.AA.

DE LA NACIÓN
ESCUELA MILITAR DE INGENIERÍA
¨”MCAL.ANTONIO JOSE DE SUCRE”
BOLIVIA

CONTRATOS
INTEGRANTES:

COPA HUANCA CARLA C4850-X

JIMÉNEZ ZURITA RICHARD C4073-8

MUÑOZ POMA ROSA LIDIA C4920-4

PEREDO MAMANI LENNY C4713-9

PIZO RODRIGUEZ VLADYMIR C2995-5

SEMESTRE: 9vo “B”

CARRERA: INGENIERÍA PETROLERA

MATERIA: COMERCIALIZACIÓN DE HIDROCARBUROS

DOCENTE: ING. ANA CLAUDIA SAAVEDRA

FECHA: 02 DE OCTUBRE DEL 2017

CBBA-BOLIVIA
1. INTRODUCCIÓN

Toda relación contractual, ya sea entre personas naturales o entidades jurídicas, como lo
es una empresa, requiere una estructuración donde se estipulen las responsabilidades,
derechos, obligaciones, defensas y remedios a incumplimientos. El contrato escrito es la
herramienta por excelencia para lograr este fin. Dicho documento resume el acuerdo de
voluntades y expone los menesteres que habrán de regir entre las partes.

Es indispensable saber que el contrato es el soporte básico de las relaciones entre dos o
más personas; sirviendo como la única ley y guardián de las interacciones del día a día
entre éstas. No únicamente indica los actos que se tienen que llevar acabo sino que
estipula cómo se terminarán los acuerdos. El ser humano por naturaleza es egoísta y su
idiosincrasia lo lleva a la auto defensa y búsqueda de remedios y soluciones que logren la
protección personal. El contrato escrito es el balance de acuerdos que eliminan las
emociones en las relaciones contractuales. El contrato oral, por el contrario, está sujeto al
ingenio y malicia de los contratantes. Las partes, en una disputa o litigio, buscan persuadir
e interpretar acuerdos de la manera y forma que mejor los benefician al momento que
surgen los problemas. El contrato escrito rompe con esta dificultad y crea un estado de
derecho mínimo que dicta el proceso, manera y soluciones para las complicaciones
contractuales.

Es de conocimiento general que para salvaguardar derechos en una relación contractual


hay que poner por escrito todo lo acordado. Si no está en el contrato, dicha obligación o
derecho no existe. Sin embargo, concurre un movimiento, llámese cultural o plena
ignorancia, de objetar a la redacción de un contrato escrito. El consejo más significativo que
le dará cualquier abogado es que no actúe hasta que haya un contrato por escrito y no lo
firme sin antes leerlo. Es cierto que cada negocio o actos ordinarios del diario vivir son tan
comunes que acontecen sin mayores pormenores y sin la necesidad de un contrato. No
obstante, de surgir un problema, todo asunto en controversia estará expuesto a la
interpretación arbitraria de las partes. Finalizando en costosos litigios y gastos que se
pudieron evitar firmando un contrato.
2. FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA

2.1. CONTRATO
Un contrato, en términos generales, es definido como un acuerdo privado, oral o escrito,
entre partes que se obligan sobre materia o cosa determinada, y a cuyo cumplimiento
pueden ser compelidas. Es un acuerdo de voluntades que genera derechos y obligaciones
para las partes.

 Para Pothier “El contrato es una convención por la cual una o varias personas se
obligan frente a una o varias otras, a dar, a hacer, a no hacer alguna cosa”
 El Código Civil Italiano define al contrato como “El acuerdo de dos o mas partes para
constituir, regular o extinguir entre si una relación jurídica patrimonial”
 La mayoría de los Códigos civiles contienen una definición de "contrato". Muchos de
ellos, siguen los lineamientos del Código Civil Francés, cuyo artículo 1101
expresa que "El contrato es la convención por la cual una o más personas se
obligan, con otra u otras, a dar, hacer, o no hacer alguna cosa".
 El Código Civil Alemán prescribe que "para la formación de un negocio obligacional
por actos jurídicos, como para toda modificación del contenido de un negocio
obligacional se exige un contrato celebrado entre las partes, salvo que la ley
disponga de otro modo".
 El Código Civil suizo señala que "hay contrato si las partes manifiestan de una
manera concordante su voluntad recíproca; esta manifestación puede ser expresa o
tácita".
 El Código Civil soviético solo expresaba que "Los actos jurídicos, esto es, los actos
que tienden a establecer, modificar o extinguir relaciones de Derecho Civil, pueden
ser unilaterales o bilaterales (contratos)"

2.2. CLASIFICACIÓN DE LOS CONTRATOS:


Los contratos para un mejor desenvolvimiento tanto en su vida jurídica como para el
ejercicio cotidiano que todas las personas realizan con el fin de crear y modificar derechos
y obligaciones, éstos se clasifican de la siguiente manera:
1) SEGÚN LOS REQUISITOS DE FORMACIÓN:

 CONSENSUALES.

Esta clasificación de los contratos se encuentra demarcada dentro de nuestro


ordenamiento jurídico como principio general para la transferencia de la propiedad
mediante el simple consentimiento de una cosa determinada o de cualquier derecho
real o constitución de un derecho real, así lo señala el artículo 521 del código civil
boliviano.

 REALES.

Los contratos reales requieren como regla principal que exista la entrega material de la
cosa para la traslación de la propiedad entre las partes.

 SOLEMNES.

Para la formación de determinados contratos no sólo es necesario que medie


el consentimiento sino que para su validez es necesario que exista la realización de
ciertas formalidades, siendo éste un elemento indispensable en el que la manifestación
del consentimiento deja de ser libre en su forma cuando debe hacerse de manera
determinada, la importancia que la ley le da es especialmente en los actos de
disposición como señala el art. 491 y 492 del código civil.

2) SEGÚN LOS REQUISITOS DE FONDO:

 DE LIBRE DISCUSIÓN.

En éste contrato las partes tienen las posibilidades de discutir ampliamente sobre los
elementos del contrato, como ser sus términos, objeto, plazo, etc. Es así que una vez
conciliados los intereses contrapuestos surge el nacimiento del contrato, los
hermanos MAZEAUD señalan que dentro de ésta clasificación de los contratos se
busca un equilibrio entre las futuras partes contratantes que dispensa al legislador para
intervenir en la formación del contrato de mutuo acuerdo.
 DE ADHESIÓN.

Una de las características fundamentales de estos contratos es la imposibilidad de


negociación entre las partes, por la imposibilidad que una que se tiene para poder
alterar las cláusulas preestablecidas en el contrato o que pueda modificar los alcances y
condiciones del mismo. De igual manera los MAZEAUD indican que es necesaria la
intervención del legislador en búsqueda de impedir que se realicen ciertos abusos por
una de las partes.

 CONTRATO INDIVIDUAL.

Esta clasificación de los contratos se caracteriza porque obliga únicamente a las


personas que han dado su consentimiento, ya sea por si o por medio de sus
representantes, de tal manera que no perjudican a terceros. Para MAZEAUD el contrato
individual es “aquel que sólo obliga a las personas que hayan dado su consentimiento
por si mismas o por medio de sus representantes”.

 CONTRATOS COLECTIVOS.

Por su parte en los contratos colectivos, sus efectos se ven reflejados en personas que
no intervienen directamente en el negocio jurídico, es decir, son aquellos que obligan a
un grupo determinado de personas.

3) DE ACUERDO AL CONTENIDO

SEGÚN LA RECIPROCIDAD DE LAS OBLIGACIONES

 UNILATERALES.

Aquellos que en el momento de su nacimiento solamente genera obligaciones para una


sola de las partes intervinientes, es decir cuando una o mas persona están obligadas
con una o varias más sin que exista la reciprocidad en las obligaciones. De igual
manera llamados contratos IN TUITO PERSONA, un ejemplo de estos es el caso de
la DONACIÓN.
 BILATERALES.

Dentro de ésta clasificación de los contratos al momento de su realización generan


obligaciones recíprocas e interdependientes de las partes.

 LOS SINALAGMÁTICOS IMPERFECTOS.

Puede ocurrir la circunstancia en el que el contrato en el momento de su nacimiento se


trate de un contrato unilateral y que posteriormente por ciertas circunstancias éste se
transformase en un contrato bilateral, se da ésta situación por razones de conservación
de la cosa, es decir la parte que la recibió de manera gratuita para poder conservarla y
que ésta no sufra de ningún deterioro tuvo que haber realizado ciertos actos por parte
del depositario que tuvieron que correr por cuenta suya.

 PLURILATERALES

En éste tipo de contratos existe la intervención de más de dos partes y cuyos efectos se
tornan obligatorios para todas ellas.

Dentro de la reciprocidad e interdependencia de las obligaciones nacidas en los


contratos bilaterales existe una serie de reglas e instituciones que le son propias y que
son necesarias para poder compeler a la otra parte para el cumplimiento de la
obligación o que por razones ajenas a las partes poder solicitar la resolución del
contrato, por implicar ya sea una imposibilidad o un perjuicio, si es que se cumple el
contrato establecido.

 EXCEPCION “NON ADIMPLETI CONTRACTUS”.

Mediante el ejercicio de un principio fundamental “cumple tu primero para que yo


cumpla después” es que se da la facultad a una de las partes a negarse de cumplir con
lo que se había estipulado en el contrato, ya que la otra parte no ofrece ejecutar el
cumplimiento de la prestación.
 RESOLUCIÓN POR INCUMPLIMIENTO CULPABLE.

Se da cuando únicamente una de las partes ha cumplido con su obligación enmarcada


dentro del contrato, mientras que la otra parte de manera voluntaria ha incumplido y se
la debe solicitar acorde a lo establecido en el artículo 568 de nuestro código, es decir
solicitar por vía judicial el cumplimiento de la obligación del que ha incumplido o bien
pedir la resolución del contrato mas la imposición de daños y perjuicios todo esto para
prevenir, en las relaciones bilaterales, que el que haya cumplido se vea perjudicado y
así buscar una reparación al daño causado

 RESOLUCIÓN POR IMPOSIBILIDAD EN EL CUMPLIMIENTO.

Surge por la imposibilidad de una de las partes de poder cumplir con su obligación, por
causas no imputables a su persona, de ésta forma ambas partes quedan obligadas al
cumplimiento de sus obligaciones ya sea por el caso de fuerza mayor, irresistible e
imprevisible, por otra parte ésta resolución no se procede cuando se de el caso
establecido por el artículo 579 del código civil, es decir en los contratos que suponen la
transferencia de un derecho real en el que se presupone que el riesgo lo asume el
propietario.

Su fundamento radica en que se trata de un tipo de contratos consensuales cuya


característica primordial es que la propiedad se transfiere con el simple consentimiento,
aunque la cosa no haya sido entregada ni el precio haya sido pagado. Así mismo el
código señala casos concretos en los que el “enajenante” esta en la obligación de
cumplir con la prestación, esta situación se presenta cuando la cosa ha sido
determinada únicamente en su género por lo tanto el vendedor sigue siendo el
verdadero propietario puesto que no ha existido la transferencia de la propiedad; por
otra parte si la cosa fue individualizada el riesgo esta por cuenta del adquiriente.

 RESOLUCIÓN POR EXCESIVA ONEROSIDAD.

En este tipo de resolución contractual, y siendo éste el motivo de estudio para el


presente trabajo, únicamente se presenta en los contratos de TRACTU
SUCESIVO, cuyo cumplimento se va dando en el transcurso del tiempo, sin embargo
puede ser que dentro del periodo establecido ocurran o se presenten ciertos
acontecimientos o hechos extraordinarios e imprevisibles que supongan que el
cumplimiento por una de las partes se torne excesivamente onerosa, rompiendo de esta
forma el equilibrio que debe existir entre las prestaciones.

Pese a que esta forma de resolución contractual tiene como principal objetivo evitar un
desequilibrio contractual, dentro del ordenamiento jurídico existe una confusión en
cuanto al trato que se le da, puesto que se otorga la posibilidad de resolver el contrato
pero aplicando los mismos efectos que se dan para la resolución por incumplimiento
voluntario, interpretando de esta forma, que se trataría de una resolución contractual
vista como una sanción para el incumplido y no como busca la naturaleza misma de la
resolución contractual por excesiva onerosidad que es el de restablecer el equilibrio en
las contraprestaciones.

4) SEGÚN EL FIN PERSEGUIDO

A) CONTRATOS A TITULO ONEROSO.

Son aquellos contratos que buscan imponer cargas económicas contra el patrimonio de las
partes intervinientes; o como señala la doctrina argentina: “Son a titulo oneroso cuando las
ventajas que procuran a una u otra de las partes no les es concedida sino por una
prestación que ella le ha hecho o que se obliga a hacerle”. Estos a su vez se subdividen
en: CONTRATOS CONMUTATIVOS Y CONTRATOS ALEATORIOS;

I) CONTRATOS CONMUTATIVOS.

Se caracterizan porque la ventaja que se obtiene es susceptible de ser avaluada con la


celebración del acto, es decir si se trata de por ejemplo en la compra-venta de un automóvil
las partes, tanto el comprador como el vendedor, pueden apreciar anticipadamente las
ventajas que obtendrán por el sacrificio que están realizando.

II) CONTRATOS ALEATORIOS.

Al realizar el acto jurídico las partes dependen del elemento “ALEA” del contrato, es decir
de un acontecimiento incierto, que podría afectar tanto a una de las partes como a ambas.
B) CONTRATOS A TITULO GRATUITO.

Contrato en el que una de las partes procura a la otra una ventaja puramente gratuita es
decir de manera desinteresada o de pura liberalidad.

3) SEGÚN LA DURACIÓN DE SUS EFECTOS

 CONTRATOS DE EJECUCIÓN INSTANTÁNEA.

Sus efectos se cumplen de una sola vez en el tiempo, como por ejemplo la compra-venta al
contado.

 CONTRATOS DE TRACTU SUCESIVO.

Se caracteriza porque su cumplimiento se va realizando periódicamente, en un plazo


prolongado de tiempo.

CLASIFICACIÓN POR LAS REGLAS DE INTERPRETACIÓN

 NOMINADOS.

Son aquellos regulados por el ordenamiento jurídico de cada país como ser la compra-
venta, arrendamiento, permuta, etc.

 INNOMINADOS.

Surgen de la propia autonomía de la voluntad de las partes, estas pueden crear una
serie de contratos con el fin de satisfacer ciertas necesidades del momento

2.3. ELEMENTOS DEL CONTRATO: CONSENTIMIENTO, OBJETO Y CAUSA.


Los elementos esenciales de todo contrato vienen enumerados en el art. 1261 Cc, a tenor
del cual: “No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes”:

1. Consentimiento de los contratantes.

2. Objeto cierto que sea materia del contrato.

3. Causa de la obligación que se establezca.


El consentimiento.- El consentimiento se manifiesta por el concurso de la oferta y de la
aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato. Hallándose en
lugares distintos el que hizo la oferta y el que la aceptó, se estará a lo anteriormente
expuesto en el apartado dedicado a la perfección del contrato.

El objeto.- Pueden ser objeto de contrato todas las cosas que no están fuera del comercio
de los hombres, aun las futuras. Igualmente, pueden ser objeto de contrato todos los
servicios que no sean contrarios a las leyes o a las buenas costumbres. En cambio, no
podrán ser objeto de contrato las cosas o servicios imposibles.

La causa.- La causa es elemento esencial del contrato, pues los contratos sin causa, o con
causa ilícita, no producen efecto alguno, siendo ilícita la causa cuando se opone a las leyes
o a la moral. - 151 - Casos y Apuntes de Derecho privado Tripa 29/1/07 12:11 Página 151
Viene definida en el art. 1274 Cc cuando dice que “En los contratos onerosos se entiende
por causa, para cada parte contratante, la prestación o promesa de una cosa o servicio por
la otra parte; en los remuneratorios, el servicio o beneficio que se remunera, y en los de
pura beneficencia, la mera liberalidad del bienhechor.”

2.4. COMO SE FORMAN LOS CONTRATOS

2.5. MODALIDADES DE CONTRATACIÓN INTERNACIONAL

IMPORTANCIA DE UN CONTRATO

La importancia de un contrato escrito se basa esencialmente en la protección de derechos


y obligaciones de los contratantes. Entre los elementos a considerar al momento de entrar
en un contrato están la capacidad legal y socio-cultural de las partes, los términos, el
propósito, la intención, el lugar donde se usará el contrato y el rompimiento del mismo y sus
consecuencias. Ningún contrato es perfecto y el redactor sólo busca anticipar todos los
posibles problemas que puedan surgir de los acuerdos. Un contrato pone en papel estas
situaciones e indica que las partes ya consintieron a resolver sus diferencias de la manera
indicada en el mismo.

Un acuerdo sin contrato escrito es una bomba de tiempo. Toda relación, por más sencilla
que sea, debe constar por escrito. Si una parte objeta el poner en papel los acuerdos y
estipular la manera en cómo se resolverán posibles controversias, dicho acto eleva una
presunción de mala fe y la intención de no cumplir. Un contrato escrito protege a ambas
partes y recoge los deseos de los contratantes en una manera condensada y simple al
momento de la firma, haciendo innecesaria la interpretación que se le pueda dar al
consentimiento y a sus intenciones.

Si existiera la necesidad de litigar el contenido de un contrato o hacer que una parte cumpla
con sus obligaciones, el tribunal partirá por los acuerdos estipulados en el contrato. A
menos que las cláusulas sean contrarias a derecho o política púbica, un juez hará valer las
mismas, sin importar, en la mayoría de los casos, si el convenio es costoso, difícil o justo.
Los contratos escritos no deben ser vistos como un documento de obligación forzosa, sino
como la defensa perfecta cuando una de las partes falta a su compromiso.
3. CONCLUSIONES

La importancia del contrato en las relaciones comerciales radica en que se trata de un


documento escrito en el que quedan reflejadas las obligaciones y las responsabilidades
que asume cada una de las partes implicadas. Así, en el caso de que alguna de las parte lo
incumpla y sea necesario recurrir a la justicia, el proceso será mucho más sencillo, corto y
menos costoso.

4. BIBLIOGRAFÍA

 La Importancia del Contrato Escrito Posted By Por el Lcdo. Omar Carmona || 22-
Sep-2014BIBLIOGRAFÍA.
 Derecho Civil de Bolivia. 2017. Recuperado de:
http://html.rincondelvago.com/derecho-civil-de-bolivia.html.
 Casos y apuntes de derecho Privado. Tema 9. 2011