Sei sulla pagina 1di 6

La base del calendario maya, según algunos, está en culturas más antiguas como la Olmeca; para otros, el origen es

propio de la civilización maya; dado que es similar al calendario mexica, se considera una evidencia de que en toda
Meso-américa utilizaban el mismo sistema calendárico.

El calendario maya consiste en dos diferentes clases conocidas como cuentas de tiempo que transcurren
simultáneamente: el Sagrado, Tzolkin o Bucxok de 260 días, el Civil, Haab, de 365 días y la cuenta larga.

El calendario maya es cíclico, porque se repite cada 52 años mayas. En la cuenta larga, el tiempo de cómputo
comienza el 0.0.0.0.0 4 ahau 8 cumkú que sería el 13 de agosto del 3.114 a. C. en el calendario gregoriano y terminará
el 21 de diciembre de 2012.

La casta sacerdotal maya, llamada Ah Kin, era poseedora de conocimientos matemáticos y astronómicos que
interpretaba de acuerdo a su cosmovisión religiosa, los años que iniciaban, los venideros y el destino del hombre.

Descripción
Es un calendario de 260 días Tzolkin, que tiene 20 meses (kines) combinados con trece numerales (guarismos). El
Tzolkín se combinaba con el calendario Haab de 365 días (kines) de 18 meses (uinales) de 20 días (kines) cada uno y
cinco días adicionales Uayeb, para formar un ciclo sincronizado que duraba 52 tunes o Haabs, 18.980 kines (días).

La cuenta larga era utilizada para distinguir cuándo ocurrió un evento con respecto a otro evento del tzolkín y haab. El
sistema es básicamente vigesimal (base 20), y cada unidad representa un múltiplo de 20, dependiendo de su posición
de derecha a izquierda en el número, con la importante excepción de la segunda posición, que representa 18 x 20, o
360 días.

Algunas inscripciones mayas de la cuenta larga están suplementadas por lo que se llama Serie Lunar, otra forma del
calendario que provee información de la fase lunar.

Otra forma de medir los tiempos era medir ciclos solares como equinoccios y solsticios, ciclos venusianos que dan
seguimiento a las apariciones y conjunciones de Venus al inicio de la mañana y la noche. Muchos eventos en este ciclo
eran considerados adversos y malignos, y ocasionalmente se coordinaban las guerras para que coincidieran con fases
de este ciclo.

Los ciclos se relacionan con diferentes dioses y eventos cósmicos.

Es así como el Quinto Sol representa el final del ciclo estelar asociado a la luna y el inicio del periodo conocido como El
sexto sol asociado al regreso de Kukulkan como nuevo Mesías.

B’atz – Mono
Es el nawal de todas las artes, tejidos y artistas. B’atz es el tiempo, el tiempo infinito, la espiritualidad, creador de la
vida y de la sabiduría, es el principio de la inteligencia.

E – Camino
El nawal E simboliza el camino y el destino, es el viaje, la travesía y el trayecto. Es amable, trabajador, cariñoso,
alegre y cuidadoso.

Iq’ – Viento
Es el viento y la vida. se conoce como el nawal de la lluvia. Personas nobles que se involucran en los problemas de
otros fácilmente, van y vienen de un lugar a otro, como el aire.

Aq’ab’al – Amanecer
Es el símbolo de la mano y de la aurora formada por los primeros rayos del sol. Significa amanecer, aurora, luz,
claridad, nuevo día. Es la renovación de energía.

K’at – Red
Símbolo del fuego y de la red, significa cautiverio y ausencia de libertad. Personas con mucho fuego en su ser,
manejan energías positivas y negativas.

Tzi’kin – Pájaro
Es el símbolo de la suerte, la fortuna y los bienes materiales. Es el nahual de las aves y la libertad, de personas
que construyen su propio bienestar.

Tz’i’ – Tepescuintle
Significa perro, mapache, secretario, escritura, justicia, autoridad, guardián de la ley material y espiritual. Es la
fidelidad, la autoridad y la ley. Por tanto, es el guardián de la ley natural y espiritual.

Tijax – Piedra
Es la energía de la persona que cura en la cultura maya. Es el poder del trueno y el rayo. La persona que nace bajo
la influencia de este día, puede ser un gran curandero o médico con mucha energía en las manos.
Ajmaq – Pecador
Es considerado como el día para pedir perdón por los pecadores, por el espíritu de los muertos y vivos. La persona
que nace en este día posee sabiduría, inteligencia, es valiente. Representa lo más oscuro de la noche y el primer
rayo de luz.

Keme – Tecolote
Símbolo de la disolución final de todas las cosas, buenas y malas. Significa tecolote y muerte. Puede restar fuerza
a una persona o fortalecerla. Personas con habilidad para las artes y oficios.

Kan – Movimiento
Es el símbolo de la Gran Energía que creó el Universo, la evaluación humana y el desarrollo espiritual. Es la
sabiduría y el ciclo del tiempo, significa justicia y equilibrio.

Imox – Pez
Símbolo de las fuerzas ocultas del universo, es el nombre de las cosas secretas, es la capacidad de sentir lo que
otros no sienten. Es la esencia de nuestra conciencia y de nuestra mente, es el nawal o espíritu del agua.

Kej – Venado
El nawal del Kej es muy masculino, tienen carácter y voz fuertes y es de alguna manera varonil. Simboliza venado,
los cuatro sostenes, los cuatro pilares, es decir los cuatro puntos cardinales.

Q’anil – Semilla
Simboliza los cuatro colores del maíz existentes en Mesoamérica: rojo, negro, blanco y amarillo. Los cuatro colores
de la piel de la humanidad. Los cuatro puntos cardinales del universo.

Toj – Ofrenda
Significa pago, ofrenda y agradecimiento. Se agradece el sol, el agua, el aire, el alimento y todo lo que nos rodea y
lo que hemos recibido de la Madre Tierra. Los que nacen en Toj, algunas veces, son los que pagan la deuda de la
familia, por eso es que pueden sufrir problemas de salud.

Ajpu – Luz
Es la luz y es la representación del Abuelo Sol. Significa cerbatanero, cazador, tirador y caminante. Es la fuerza
regenerativa, el ciclo de la vida, la facultad para tener a toda la galaxia.

Kawoq – Relámpago
Es la dualidad del fuego sagrado en función de la espiritualidad maya. Proporciona capacidad y habilidad para
curar y orientar, mantiene la energía y la fertilidad. Facilita la unidad y el cuidado de la familia.

No’j – Sabiduria
Es el nawal de la inteligencia, es el buen consejo según los abuelos y abuelas. El que nace bajo la influencia del
No’j será inteligente, activo y tendrá buenos pensamientos, siempre y cuando sepa manejar las energías del día.

Ix – Madre Tierra
Representa los lugares o centros ceremoniales donde se llevan a cabo las ceremonias. Es el nawal de los ceros,
de las fortalezas espirituales y es el guardián de la montaña.

Aj – Hogar
Simboliza todo lo que se relaciona al hogar y la familia. El bastón del poder de las virtudes divinas, sensatez, la
palabra sagrada. Es el nawal de las artes y la integridad de la fe. Personas que no pueden negarse para otros.

El calendario solar es aquel calendario cuyos días indican la posición de la Tierra en su revolución en torno al Sol.
Los calendarios elaborados de esta forma poseen un año de 365 días, que se amplia normalmente agregando un
día extra en los años bisiestos.
El primer calendario solar fue el calendario egipcio, tras una reforma que sustituyó por éste el tradicional calendario
lunar. El calendario solar fue adoptado posteriormente por el calendario juliano, antecedente del calendario
gregoriano.
Otro calendario solar es el calendario persa.
Calendario solar. Es un calendario cuyos días indican la posición de la Tierra en su revolución en
torno al Sol. [1] Posee un año de 365 5 h, 48 m, y 45,5 s. Están basados sobre la duración del año
trópico, o sea el intervalo de tiempo entre dos equinoccios de primavera, o sea 365,2422 días
Historia
El calendario no es más que un sistema de medida del tiempo que muestra la división del tiempo en
días meses y años basados en fenómenos astronómicos. Estas divisiones se basan en los
movimientos de la tierra y las apariciones regulares del sol y la luna. Un día es el tiempo medio
necesario para que [[la Tier realice una rotación sobre su eje.
El primer calendario solar que existió, fue el calendario egipcio, que sustituyó el tradicional calendario
lunar, con 365 días divididos en 12 meses de 30 días cada uno, con 5 días extras al final llamados
epagómenos, añadiéndosele 1 día extra cada cuatro años a partir del año 238 a.C. por orden del
rey Ptolomeo III lo que lo asemejaba al año bisiesto moderno.
Con posterioridad este calendario fue adoptado por el calendario juliano elaborado con la ayuda del
astrólogo Sosígenes de Alejandría y establecido por el emperador Julio César en el año 45 a.C. con
una duración de 365 ¼ días (365 días y 6 horas), este calendario fue ajustado en el año 46 a.C. a las
estaciones del año y para ello ampliaron los meses a 15 con una duración entonces de 445 días lo
que provocó que ese año fuera llamado el año de la confusión por su longitud.
Tiempo después este calendario fue abolido por el calendario gregoriano establecido por
el Papa Gregorio XIII en marzo de 1582 al demostrarse que la tierra giraba alrededor del sol más
lentamente, según los cálculos del Papa eran 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos, 11 minutos
y 14 segundos menos de lo que se creía.
El calendario solar

La medición de un año en el calendario solar se basa en una rotación de la Tierra alrededor del Sol y
es llamado año estacional, tropical o solar. Un año solar contiene 365 días, 5 h, 48 m, y 45,5 s.
Inicialmente un mes se calculaba, por los pueblos antiguos, como el tiempo entre dos Lunas llenas, o
el número de días necesarios para que la Luna circunde la Tierra lo que es igual a 29,5 días. Dicha
medición, llamada mes lunar o sinódico, originaba un año lunar de 354 días, 11 días más cortó que el
año solar.
Tipos de calendarios solares
Dentro de los calendarios solares se encuentran el calendario egipcio, el calendario etíope,
el calendario solar tailandés y el calendario persa por solo citar algunos, todos con una precisión
asombrosa, en el tiempo que invierte la Tierra en dar la vuelta al Sol, con solo una milésima de punto
decimal de diferencia en relación con los cálculos de la ciencia actual.
Un calendario lunar es la forma de calcular los años no según los ciclos del Sol (calendario solar, como el
calendario occidental) sino según los de la luna. En el calendario lunar, cada lunación corresponde a un «mes
lunar»; es decir, a cada período comprendido entre dos momentos en que la luna se halla exactamente en la
misma fase (sea esta creciente o menguante) se le llama «mes lunar». Cada mes lunar corresponde a 29,53 días
solares.
El «mes lunar» siempre fue utilizado por los seres humanos para calcular ciertas regularidades en la Naturaleza,
como el ciclo sexual de las mujeres o las mareas. El comienzo del mes lunar es un punto arbitrario que varía según
la cultura; así, por ejemplo, el calendario chino considera a la luna nueva (es decir, al primer día en que la luna no
se ve en el cielo) como el comienzo del mes, mientras que otros calendarios lunares y lunisolares toman como
primer día del mes a la primera luna creciente.
La mayoría de las culturas tuvieron y tienen un calendario lunisolar; es decir, calendarios que no solo tienen en
cuenta los ciclos de la luna, sino también los del sol, que determinan las estaciones. Como suele haber doce meses
lunares por cada año solar, a la repetición de doce lunas se la llamó año lunar. Ahora bien, como los años lunares
no coinciden con los años solares, cada tanto hay un año solar con trece lunas; los calendarios lunisolares, a pesar
de guiarse según los meses de la luna, añaden cuando corresponde un mes al año, que se intercala, para que el
comienzo del nuevo año solar tenga doce lunas. Los calendarios chino, hindú y judíoson lunisolares. En la cultura
occidental cristiana, si bien el calendario es solar para la mayoría de los efectos prácticos, ciertas fechas (como
la Pascua) se fijan según un calendario lunisolar.
Los calendarios estrictamente lunares son los que consideran un año por cada doce meses lunares, como
el calendario incaico o el musulmán.
En 2013 se descubrió un calendario lunar en el castillo de Crathes (Escocia), que data del año 8000 a. C.12