Sei sulla pagina 1di 16

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITÉCNICA DE LA
FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA
NÚCLEO ARAGUA - EXTENSIÓN COLONIA TOVAR
DEFENSA INTEGRAL DE NACION VI

COMITÉ DE ORDEN INTERNO

COMITÉ DE ORDEN INTERNO

CONCEPTOS BÁSICOS DEL ORDEN INTERNO:

El Orden Interno se define como:

• Una situación de paz en el territorio nacional y de equilibrio en


las estructuras socio-jurídico-político del Estado, regulado por el derecho
público y poder político, orientado a mantener el Estado de Derecho con el fin
de lograr el desarrollo nacional; es pues un concepto de naturaleza
esencialmente política.

• Por otra parte es la Organización del Estado decidida por el pueblo soberano
en la Constitución, a través de la cual ejecutar su Administración en función
de la seguridad, el desarrollo y progreso de la Nación. Allí no sólo se
establece su estructura sino también se definen los procesos electorales para
la asignación de cargos y las responsabilidades de los funcionarios que los
ocuparan.

• Es la situación de paz social en el territorio de un Estado, regulada por el


derecho público y el poder político, resultante del equilibrio permanente de
las relaciones entre los organismos del Estado y de éste con la colectividad,
permitiendo el normal funcionamiento de la institucionalidad socio-jurídico-
político, con la finalidad de promover el desarrollo nacional.

• "Es la necesaria situación de tranquilidad, disciplina y subordinación en un


Estado, dentro de la estructura antagónica de la sociedad que lo conforma,
para alcanzar y/o mantener los Objetivos Nacionales y la capacidad del
mismo, para dentro de la norma jurídica, restituir estos factores cuando se
vean afectados por causas endógenas o exógenos a él".

• “Situación de paz o tranquilidad dentro del territorio y demás espacios


geográficos de la República, donde las autoridades competentes y las
instituciones públicas y privadas cumplen, sin perturbaciones y a plenitud,
con sus fines esenciales, y los ciudadanos interactúan armónicamente en el
cumplimiento de los deberes, disfrute de las garantías y derechos
constitucionales, consolidando los valores de libertad, independencia,
solidaridad, bien común, integridad territorial, convivencia y recta aplicación
de las leyes, en un clima de absoluta participación democrática”.

• “Un estado o situación que se fundamenta en normas jurídicas, establece la


idea rectora de convivencia social y tiene como finalidad el bien común,
entendiéndose que la amplitud del término abarca los ámbitos político,
económico, social y militar”.
• “La situación en la cual están garantizadas, la estabilidad y normal
funcionamiento de la institucionalidad político jurídica establecida en el
estado. Su mantenimiento y control, demandan previsiones y acciones que el
gobierno debe adoptar permanentemente, llevando implícita la posibilidad de
declarar los regímenes de excepción que prevé la constitución política”.

Tomando como base lo anteriormente planteado se procederá a realizar un


análisis de contenido de cada uno de los conceptos emitidos, siendo el resultado
el constructo que dentro de los elementos básicos se han tomados,
considerándose para ello los análisis de contenido y así concebir el constructo
siguiente:

El "Orden Interno" se fundamenta en la necesidad de mantener la paz entre


los ciudadanos y la Seguridad Nacional, bienes que se argumentarán como
supremos e indispensables, para la sobrevivencia de la República de la cual se
trate y superiores a cualquier otro bien que tenga que ser sacrificado en su
consecución.

En lo que respecta al "Orden Interno" el Estado, tiene la obligatoria


necesidad de responder a la defensa de los derechos y garantías que exprese la
Carta Magna y a aquellos otros derechos inherentes a la persona humana, así
no sean recogidos por el Derecho Positivo. El “Orden Interno” de acuerdo a la
Constitución Bolivariana de Venezuela, es un "estatus", es decir, un determinado
estado de organización institucional, que permite al Estado y a los ciudadanos la
consecución de sus fines.

Con esta representación, como producto de todos los elementos


considerados podemos inferir que el constructo sería concebido de la forma
siguiente:

“El Orden Interno es el estatus u organización institucional que se logra sobre


la base de la Constitución y demás leyes de la República, que le permite al
Estado-Nación la consecución de sus fines.”

LEYES QUE FUNDAMENTAN EL ORDEN INTERNO EN VENEZUELA


• Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
• Ley Orgánica de Seguridad de la Nación.
• Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas Nacional.
• Ley Orgánica de los Estados de Excepción.

Para apoyar el termino de Orden Interno, como argumento básico legal referido
en la Constitución de la República aprobada en el año de 1999, en dónde el
término Orden Interno se encuentra incluido en los artículos 23, 328 y 329, que a
continuación se expresan con el análisis respectivo:

En el artículo 23: Los Tratados, Pactos y Convenciones relativos a Derechos


Humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y
prevalecen en el Orden Interno, en la medida en que contengan normas sobre
su goce y ejercicio más favorables a las establecidas por esta Constitución y la
Ley de la República, y son de aplicación inmediata y directa por los Tribunales y
demás órganos del Poder Público.

El análisis al término Orden Interno contenido en el artículo antes citado, está


referido directamente con los Derechos Humanos, de lo cual, todos los actos
administrativos que en esa materia sean promulgados en el contexto
internacional en la que Venezuela sea miembro o signatario, serán acatados por
las instituciones con competencia en la materia y su carácter de prevalecer en el
Orden Interno, constituye una disposición que va directamente relacionada con
el hecho de que dicho término, involucra a todos los Poderes del Estado y de
esta forma se consolida que el responsable del mantenimiento del Orden
Interno, en esa materia son las instituciones tribunalicias como parte del Poder
Judicial.

El otro artículo a considerar es el 328 que textualmente expresa:

La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente


profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la
Independencia y Soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio
geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del
Orden Interno y la participación activa en el Desarrollo Nacional, de acuerdo con
esta Constitución y la Ley. En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio
exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política
alguna. Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la
subordinación. La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la
Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral
dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión, con un
régimen de seguridad social integral propio, según lo establezca su respectiva
Ley Orgánica.

El análisis a este artículo, se realizará de acuerdo a la definición del alcance


del término Orden Interno que establece la Constitución, y en lo que respecta a
la organización de la Fuerza Armada Nacional, considerando su participación en
el mantenimiento del Orden Interno, para garantizar la Independencia, la
Soberanía de la Nación y asegurando la integridad del espacio geográfico,
mediante la defensa militar, acción propia del estamento militar, debido a ello, la
acción que le corresponde a la Fuerza Armada como Institución del Estado, se
circunscribe en el mantenimiento del Orden Interno, a través de la defensa
militar, cuyo propósito está en primer término, a la protección de las amenazas
que atenten contra la independencia y Soberanía de la Nación y asegurar la
integridad del espacio geográfico.

Al continuar realizando el análisis y consolidando la idea del mundo actual, se


observa, que la Fuerza Armada no sólo justifica su existencia atendiendo a una
amenaza armada exterior para proteger al Estado, también debemos considerar
que se presentan amenazas interiores, de la cual la Fuerza Armada debe hacer
frente, pero siempre su función primigenia de responsabilidad será sobre la base
de una defensa militar. Por ende, contenido en el artículo, establece el término
“cooperación en el mantenimiento del Orden Interno“, y surge la pregunta ¿sobre
qué bases conceptuales se establece este mantenimiento?, siendo la respuesta,
a que la Fuerza Armada Nacional en lo que se corresponde con Venezuela,
cumple funciones de apoyo a otros sectores e instituciones del Estado, cuyas
responsabilidades recaen de igual forma en consolidar cada una de las
necesidades propias de la sociedad, en la que el Estado a través de los poderes
e instituciones desarrollan sus actividades para satisfacer sus demandas y
garantizar la vida propia del Estado.

Sobre este análisis, encontramos a un nuevo término, cuya orientación dentro


del campo sistémico, se encuentra signado por el hecho que el Estado requiere
de un orden para ejercer sus procesos, los cuales se organizan a través de los
poderes que facultan a las instituciones para ejercer ese poder dentro del
sistema y mediante un Orden Interno, el cual debe mantenerse y en este caso
en particular la Fuerza Armada Nacional coopera, atendiendo a la necesidad de
los hechos, la disponibilidad de recursos y capacitación especializada, para
hacer frente a tal necesidad.

En el artículo 329, se establece lo siguiente:

“El Ejército, la Armada y la Aviación tienen como responsabilidad esencial la


planificación, ejecución y control de las operaciones militares requeridas para
asegurar la Defensa de la Nación. La Guardia Nacional cooperará en el
desarrollo de dichas operaciones y tendrá como responsabilidad básica la
conducción de las operaciones exigidas para el mantenimiento del Orden Interno
del país. La Fuerza Armada Nacional podrá ejercer las actividades de policía
administrativa y de investigación penal que le atribuya la ley.

Este artículo es una ampliación del artículo 328 y en él, se delimitan cada una
de las responsabilidades de los Componentes de la Fuerza Armada Nacional, en
lo que a planificación, ejecución y control se refiere a las operaciones militares,
responsabilidad que recae en el Ejército, Armada y Aviación; y la Guardia
Nacional cooperará en dichas operaciones teniendo como responsabilidad
básica la conducción de las operaciones exigidas para el mantenimiento
del Orden Interno del país, todo ello nos consolida un pensamiento de que este
Componente será el único que realizará este tipo de operaciones, ya que en el
artículo anteriormente analizado dicha responsabilidad es también de los demás
Componentes.

Una vez conceptualizado el término Orden Interno, considerando la relación


desarrollada en el campo filosófico y jurídico en el marco de la Constitución
Bolivariana de Venezuela de 1999, el definir su alcance, se requiere para
contemplar lo que representa el mantenimiento del Orden Interno, debido a ello
se procederá a realizar un análisis con relación a su significado.
Ley Orgánica de Seguridad de la Nación Gaceta Oficial Número: 37.594
del 18-12-02 LA ASAMBLEA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA
DE VENEZUELA

Capítulo II De la Defensa Integral de la Nación


Orden interno

Artículo 18. El Estado garantiza la preservación del orden interno, entendido


éste como el estado en el cual se administra justicia y se consolidan los valores
y principios consagrados en la Constitución y las leyes, mediante las previsiones
y acciones que aseguren el cumplimiento de los deberes y el disfrute de los
derechos y garantías por parte de los ciudadanos y ciudadanas.

Fuerza Armada Nacional

Artículo 20. La Fuerza Armada Nacional constituye uno de los elementos


fundamentales para la defensa integral de la Nación, organizada por el Estado
para conducir su defensa militar en corresponsabilidad con la sociedad. Sus
componentes, en sus respectivos ámbitos de acción, tienen como
responsabilidad la planificación, ejecución y control de las operaciones militares,
a los efectos de garantizar la independencia y soberanía de la Nación, asegurar
la integridad del territorio y demás espacios geográficos de la República, así
como la cooperación en el mantenimiento del orden interno. Las leyes
determinarán la participación de la Fuerza Armada Nacional en el desarrollo
integral de la Nación.

Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional

TÍTULO I
Disposiciones Generales

Misión de la Fuerza Armada Nacional

Artículo 2. La Fuerza Armada Nacional organizada por el Estado, regida por


los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y
corresponsabilidad, tiene la misión de garantizar la independencia y la soberanía
de la nación, asegurar la integración territorial, la seguridad de la nación, la
participación activa en el desarrollo nacional, la cooperación en el mantenimiento
del orden interno y la defensa del ejercicio democrático de la voluntad popular
consagrada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y leyes
de la República.

LEY ORGÁNICA SOBRE LOS ESTADOS DE EXCEPCIÓN

TÍTULO II DE LOS DIVERSOS ESTADOS DE EXCEPCIÓN Y SUS


DISPOSICIONES COMUNES

Capítulo III Del estado de conmoción interior.

Artículo 13. Podrá decretarse el estado de conmoción interior en caso de


conflicto interno, que ponga seriamente en peligro la seguridad de la Nación, de
sus ciudadanos o ciudadanas y de sus instituciones, el cual no podrá exceder de
noventa días, siendo prorrogable hasta por noventa días más. Constituyen
causas, entre otras, para declarar el estado de conmoción interior, todas
aquellas circunstancias excepcionales que impliquen grandes perturbaciones del
orden público interno y que signifiquen un notorio o inminente peligro para la
estabilidad institucional, la convivencia ciudadana, la seguridad pública, el
mantenimiento del orden libre y democrático; o cuando el funcionamiento de los
Poderes Públicos esté interrumpido.

MANTENIMIENTO DEL ORDEN INTERNO

El diccionario enciclopédico Quillet (1978), establece dentro de un sin número


de consideraciones de esta palabra, “como un efecto de defender un sistema”.
El diccionario Larousse Moderno (1992) expresa que mantenimiento es
“conservación” y establece como ejemplo el mantenimiento del orden.

Con todo ello, nos queda interpretar entonces, que es el mantenimiento del
Orden Interno y sobre la base de la conceptualización del término esgrimido
como “la organización institucional que se logra sobre la base de la Constitución
y demás leyes de la República, que le permite al Estado-Nación la consecución
de sus fines.”. El mantener en este caso, significa el cumplir con la Constitución
ya que en ella, se establecen todas las consideraciones de funcionamiento de un
sistema que ha sido concebido para que funcione, entendiéndose que Estado-
Nación, no es tan sólo Gobierno y se hace esta acotación por la gran confusión
de su significación.

La Constitución contempla en su texto aspectos relacionados con todos


aquellos valores, principios, deberes, derechos, obligaciones, estructura y
funciones que deben regir, para el hombre de ese Estado y a los poderes de
línea horizontal (Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Ciudadano) así como
los de línea vertical (Nacional, Estadal y Municipal). Ahora bien, considerando lo
planteado, el mantenimiento del Orden Interno, debe interpretarse desde una
concepción totalmente sistémica, en la que todos los elementos y órganos que
forman parte de la Nación de un Estado, cumplen con sus obligaciones y
deberes a través de un Derecho, el cual está consagrado sobre la base de la
Constitución, la cual recoge todas sus características y las enmarca para la
consecución de uno o varios objetivos, en torno a ello la conceptualización del
término mantenimiento del Orden Interno se establece como:

“el cumplimiento de la Constitución y demás leyes de la República por


parte de todos los elementos que conforman un Estado - Nación, que le
permita la consecución de sus fines.”

Como acotación importante que se debe dejar claro, es que en ningún


momento se debe asociar, que por el hecho que un Estado - Nación cuente con
una Constitución, se garantizará el mantenimiento de su Orden Interno, ya que
para lograr tal fin, como sistema el orden establecido debe ser revisado y
ajustado constantemente con el propósito de evaluar los resultados obtenidos,
pero siempre sobre premisas que el cumplimiento de la norma, deba ser
aplicado de acuerdo al marco legal que le consagra a los elementos, el derecho
de ejercer sus facultades y exigir el cumplimiento de sus responsabilidades,
sobre el precepto de una corresponsabilidad que tiene como objetivo el bien
común del Estado - Nación.

El mantenimiento del Orden Interno, debe ser interpretado en que todos y


cada uno de los ciudadanos, debemos cumplir con los deberes que nos
consagra el Texto Constitucional y que así como tenemos deberes que cumplir,
estamos protegidos de unos derechos a los cuales, los diferentes Poderes del
Estado deben respetar y cumplir en cada una de las instituciones que lo
conforman con las funciones por las cuales han sido creados.

Al desarrollar la conceptualización del termino Orden Interno, se puede


comprobar que el mismo está directamente vinculado con la Constitución que
estructura al Estado, lo cual sería la primera forma de defender a éste, mediante
el ejercicio de las tareas que una sociedad requiere, a fin de lograr una serie de
condiciones que le permitan su existencia y desarrollo.

Debido a ello no podría pensarse en concebir una estructura funcional, cuyo


fin no sea el de lograr alcanzar en el día a día del ejercicio de sus funciones
hacia el desarrollo, la seguridad requerida a través de la aplicación de procesos
y dentro de estos se encuentra la defensa.

Por todo lo dicho, se debe entender la defensa para alcanzar la Seguridad de


una Nación, como las acciones emprendidas en los diversos ámbitos del Poder
Nacional, para lograr el efecto de lograr una segura sensación cuya plenitud
resulta difícil de lograr, pues se requiere de un delicado equilibrio de todos los
factores y elementos que intervienen, por un lado y la visualización y
determinación de las Amenazas Internas y Externas, por el otro, de lo cual el
consejo de Defensa de la Nación, a través de los diferentes organismos que lo
conforman, deben elaborar la política pública que integre los esfuerzos de varios
entes ya sean públicos o privados para satisfacer el logro deseado, que no debe
ser otro que la Seguridad de la Nación.

Tampoco puede considerarse la Defensa de la Nación como un fin en sí


mismo, sino sólo como un medio para lograr un fin superior: el bien común, el
cual tiene expresión práctica de lograr o preservar los Objetivos Nacionales que
se encuentran en todos los Textos Constitucionales.

FACTORES DE RIESGO Y AMENAZAS QUE INFLUYEN EN EL ORDEN


INTERNO
Dentro de este contexto existen una gran diversidad de factores de riesgos,
que vienen a convertirse en elementos vinculantes que representan graves
amenazas no solo para el Mundo, sino que además dentro del ámbito del Orden
Interno y del Orden Internacional, causan entre otras: muerte, dolor, secuestros,
destrucción y un sin fin de acciones terroristas-delictivas, capaz de desestabilizar
el Orden Democrático establecido y constituido de cualquier Estado-Nación.

Existen además otros que están asociados con amenazas externas a la


Seguridad Nacional, siendo algunos de ellos los siguientes:

• El manejo de la negociación política en los conflictos internos.


• Debilidad en la lucha contra el crimen organizado transnacional;
• Concesiones estratégicas en la lucha contra el terrorismo periférico
nacional;
• La intromisión de diferendos y conflictos que enfrenten fuerzas
fundamentalistas e ideológicas;
• Parcialización política y abandono diplomático en conflictos de límites
territoriales y de soberanía.
• Políticas aislantes en el contexto hemisférico y regional.
• Bajo nivel de tecnologías funcionales, para la prestación de los servicios
entre Naciones.

Como se ha podido observar, esta serie de factores de riesgos estructurales y


coyunturales, están implícitos pero altamente sistemáticos, respecto a la
Seguridad Nacional del País y que en algunos casos guardan relación con las
amenazas externas.

A continuación y en consideración a estos factores de riesgos, que se han


convertido en elementos vinculantes que representan graves amenazas
externas, pero que afectan al Orden Interno de gran parte del globo terráqueo,
vamos a proceder a referirnos, a aquellos riesgos emergentes (nuevas
amenazas) que tradicionalmente se han situado en la esfera de la Seguridad
Interior, pero que actualmente están cobrando una dimensión internacional cada
vez mayor. A continuación se exponen cuales vienen a ser estas nuevas
amenazas, determinadas entre otras por:
Resulta evidente que la mayoría de los riesgos expuestos no son
radicalmente nuevos, en mayor o menor medida, en razón a que ya estamos
sufriendo sus consecuencias, contiéndase esas amenazas en un objetivo
potencial de organizaciones terroristas o criminales, que atentan contra nuestros
intereses. Lo novedoso es la dimensión que previsiblemente pueden adoptar
algunos de ellos en un futuro relativamente próximo y la progresiva incapacidad
de los Estados desarrollados para hacerles frente de forma eficaz con los
instrumentos tradicionales. Se impone, por tanto, una reflexión sobre las
respuestas que debemos dar a estos retos.

El Orden Interno que se está analizando, a pesar de que es de reciente


definición, siempre ha existido y las sociedades civilizadas se han caracterizado
por tener un orden, para la relación entre sus habitantes que buscan el bienestar
de todos.

Por ende el termino Orden Interno, es un término amplio que establece la


idea rectora de la actuación y relación de los integrantes de una comunidad y
ajustarlas a las normas establecidas, necesarios como garantía de paz y
tranquilidad que tiene inmerso dentro de sí el término orden público y que
genera la sensación o la certeza de la seguridad interna y que de acuerdo a la
normativa vigente, ella está referida a dos situaciones: una situación normal y
otra anormal.

El Orden Interno por su magnitud debe concebirse de una forma amplia y


permanente, que integre los diferentes campos del poder (político, económico,
social y militar) para que exista un equilibrio de paz y armonía. Una manera de
percibirlo es a través de desórdenes públicos en grandes magnitudes, los
órganos del poder público y el pueblo son los actores involucrados para atender
los problemas de Orden Interno.

AMENAZAS QUE INFLUYEN EN EL ORDEN INTERNO Y EXTERNO EN


VENEZUELA

En el momento actual Venezuela enfrenta circunstancias de inseguridad


interna y de algunos elementos que provienen del exterior.

En lo interno, la situación presenta características de incertidumbre individual


y colectiva, conjuntamente con debilidades de los órganos públicos; entre otras
se incluyen las siguientes:

• Corrupción administrativa;
• Inseguridad individual y colectiva;
• Inseguridad de bienes e instalaciones;
• Delincuencia y criminalidad;
• Narcotráfico;
• Manifestaciones de descontento popular;
• Desorden público;
• Subversión;
• Amenazas de terrorismo; y
• Declaración en desobediencia de algunos sectores de la sociedad civil y
de la institución militar.

En lo externo, es importante destacar que el mantenimiento del orden interno


es un requisito indispensable para el desarrollo de la seguridad externa. Ante
este cuadro interno se debe reconocer que en el ámbito externo Venezuela se
constituye en un objetivo estratégico por sus fronteras y recursos debido a que:

• Es un país productor de petróleo y otros recursos de importancia


estratégica mundial;
• Está situado en el centro geo-político del área más conflictiva que la
constituye el área del Caribe, donde afloran presiones de todo orden y de
variada intensidad; y
• Está rodeada de vecinos con quienes a pesar de las relaciones
cooperativas, se mantienen negociaciones complicadas y se han
presentado actitudes antagónicas y conflictivas.

La defensa puede ser externa cuando se visualiza en el ámbito internacional


o bien puede operar en el ámbito intra-societario a nivel del sistema político.

CONCLUSIONES

Para culminar con el presente trabajo de análisis, podemos concluir que:

El Orden Interno es un término tan amplio, que el responsable del mismo es


el Poder Público Nacional, a través de los diferentes poderes (Ejecutivo,
Legislativo, Judicial, Electoral y Ciudadano), adicionándoles a éste,
Gobernadores de Estado y Alcaldes.

En atención de los Objetivos Nacionales y sus Intereses, las Constituciones


Nacionales, establecen los fines y dictan sus ordenamientos estructurales,
distribuyendo y asignando a los diversos órganos y sectores, sus respectivas
responsabilidades, las cuales deberán cumplirse en las diferentes Leyes
Orgánicas, Ordinarias y Reglamentos que deberán actualizarse en un futuro
inmediato.
Para contribuir al logro de los Objetivos Nacionales y preservar la Soberanía
Nacional, cada Estado tiene la necesidad y la obligación de guardar y proteger
los espacios de la Nación que jurisdiccional, siendo estos:

Todo ello se resume en respeto al sistema democrático y al estado de


derecho; pero, algo importante que hay necesidad de señalar cuando se trata
del Orden Interno, son los factores del poder del Estado:

• Político
• Económico
• Social
• Militar

Es entonces obligante para el Estado, a través del Gobierno, mantener el


orden político, social y económico y, el orden militar lo ha descansado sobre sus
Fuerzas Armadas Nacionales y /o Fuerza Pública, es pues ésta quien debe crear
toda la doctrina de empleo para lograr la Defensa de la Nación. Es comprensible
entender la diferencia que hace el Estado entre el Orden Militar y el Orden
Interno, que frente a la multiplicidad de las amenazas (internas y/o externas) que
se ciernen sobre un país y en particular que puedan de cualquier forma atentar
contra el Orden Interno, se comprende claramente que el Estado tiene la
necesidad de que adopte una estrategia global de acción-respuesta, que tenga
por objeto evitar, impedir o eliminar las acciones desestabilizadoras, a fin de
garantizar el Orden Interno del país.

Para finalizar esta asignatura, se expone a continuación de manera gráfica,


como de forma resumida se puede comprender el concepto, corresponsabilidad
y la aplicabilidad del Orden Interno, fundamentados en: el Bien común, un
ambiente de paz y enorme sentido de pertenencia.
BIBLIOGRAFIA

• Asamblea Nacional. Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela. Caracas. 1999.

• Betancourt, R. Lineamientos para un modelo del sistema político


Venezolano en la toma de decisiones de Seguridad y Defensa Trabajo de
Grado. Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional (IAEDEN) Caracas.
2000.

• Blyde, G. Comunicación enviada al Estado Mayor General de la Guardia


Nacional. Caracas. 2001. Comunicado N° CG‑CO‑0844,
emanado de la Guardia Nacional de Venezuela. De fecha 27/03/2000.

• Cova, O. El Orden Interno para el empleo de la Guardia Nacional de


Venezuela. Trabajo de Grado. Instituto de Altos Estudios de la Defensa
Nacional (IAEDEN) Caracas. 2000.

• Damiani, R. La Planificación y la Doctrina para el Empleo de las


Unidades de la Guardia Nacional en actuaciones de Orden Público.
Trabajo de Grado. Caracas. IAEDEN. 1994.

• Diccionario Enciclopédico Quillet. Tomo 6to. Editorial Cumbre. México DF.


1978. Estado Mayor de la Guardia Nacional. Glosario de Términos Caracas.
1978.