Sei sulla pagina 1di 3

PREPARADO PARA EL ENCUENTRO CON DIOS

Salmo 90:1-12

Vers 12 “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón
sabiduría”

Julio Cesar fue agredido con dagas por sus conspiradores quienes abrieron paso a
BRUTUS a que diera el golpe final y fue ahí cuando en el último respiro Cesar
exclamo la frase “TU QUOQUE BRUTUS FILI MI”. TU TAMBIEN BRUTUS HIJO MIO

Cada día que Dios nos permite vivir debemos estar preparados, porque no
sabemos que nos puede pasar o en QUE momento podemos perecer

Una de las cosas que más preocupa a la gente es la muerte, no a donde ir a pasar
la eternidad

Cada persona escoge en vida en que sitio pasar la eternidad, solo hay dos sitios:
1.- Aceptar a Cristo como nuestro único camino a Dios y pasar una eternidad con
el Señor
2.- Rechazar la oferta de Cristo y vivir una vida sin comunión con Dios y pasar toda
la eternidad en el infierno

¿DE QUE MANERA NOS PODEMOS PREPARAR CADA DIA PARA EL


ENCUENTRO CON DIOS?

1.- Renovando cada día nuestra vida personal: Efesios 4:22 “En cuanto a la
pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a
los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente
¿Cómo nos renovamos cada día?
a.- Por medio de la oración: Colosenses 4:2 “Perseverad en la oración, velando
en ella con acción de gracias”
b.- Por medio de la meditación de la Palabra de Dios: Juan 5:39 “Escudriñad las
Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas
son las que dan testimonio de mí;
c.- Por medio de la comunión unos con otros: Hechos 2:46 “Y perseverando
unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos
con alegría y sencillez de corazón”
d.- Viviendo en santidad: Efesios 4:24: y vestíos del nuevo hombre, creado
según Dios en la justicia y santidad de la verdad
El vestido del nuevo hombre es santidad, sinceridad, transparencia, honradez,
compromiso
2.- Siendo sinceros con el Señor: Apocalipsis 3:15 “Yo conozco tus obras,
que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!”
¿Cuántos somos sinceros con el Señor?
a.- ¿Cómo son nuestras obras?: Eclesiastés 9:10 Todo lo que te viniere a la
mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay
obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.
Aquí no se trata de las obras que muchas veces se hacen con la creencia de que
ellas nos harán salvos.
Aquí se trata es de como es el estilo de vida cristiana que estamos viviendo, de
cómo es nuestro servicio al Señor
b.- Servir al Señor sinceramente: Romanos 12:11 “En lo que requiere diligencia,
no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor ”
¿Servimos al Señor sinceramente y de todo corazón? ¿O lo hacemos porque nos
toca, porque me obligaron?
c.- El trabajo sincero tiene buena paga: 1ª Corintios 15:58: “Así que, hermanos
míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre,
sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano ”
Cuando nos guardamos para el Señor y le servimos estamos sembrando para
nuestra generación: Salmo 112:2 “Su descendencia será poderosa en la tierra;
La generación de los rectos será bendita”

3.- Teniendo un corazón recto: Ezequiel 36:26-27 “Os daré corazón nuevo,
y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón
de piedra, y os daré un corazón de carne ” “Y pondré dentro de vosotros mi
Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los
pongáis por obra”
a.- Un corazón recto es un corazón QUEBRANTADO y CONTRITO: Salmo 51:17
“Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado
no despreciarás tú, oh Dios”
b.- Un corazón recto es un corazón PURIFICADO: Mateo 5:8 “Bienaventurados
los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”
El Señor para purificarnos nos moldeará, nos hará nueva criatura, nos dolerá pero
al final seremos purificados para su honra y su gloria

4.- Aprovechando bien el tiempo y las oportunidades de servicio: Efesios


5:15-16 “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como
sabios” “Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”
¿En que gastamos nuestro tiempo?
El tiempo es un arma de doble filo: si se aprovecha se obtienen grandes
beneficios. Si se malgasta, nunca se recuperará, y no se podrá pasar de la
mediocridad
¿CÓMO ES EL TIEMPO DE LA VIDA DEL HOMBRE?
A- Inicialmente, el hombre comenzó a vivir largamente sobre la tierra:
Matusalén vivió 969 años, Gn.5:27. El pecado acortó la vida del hombre, Gn.6:3.
Aunque este último pasaje habla sobre 120 años, en uno de los salmos se
menciona que la vida humana llegaría solamente a los 70 años, Salmo 90:10.
B- La brevedad de la vida queda establecida en todo el Antiguo Testamento:
1- Jacob se quejó de haber vivido sólo 130 años, Gn.47:9.
2-El salmista reclama al Señor diciendo que el tiempo de vida es insignificante,
Salmo 89:47.
3-En el salmo 90:9 se dice que la vida es tan breve como un pensamiento. En otro
lugar se dice que es como una sombra, 1ª Cro.29:15.
Santiago la llama neblina, Stg.4:14.

VALORANDO EL TIEMPO
El señor Jesús lo valoró: Juan 9:4. “Me es necesario hacer las cosas del que me
envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar”.