Sei sulla pagina 1di 3

SENTENCIA N° 360/2.012, JUZGADO DE LO PENAL, BARCELONA.

Procedimiento penal por un delito continuado de coacciones, contra Darío, y actuando como
acusación particular Dña. Sandra.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: Los presentes autos de Procedimiento Abreviado dimanan de las Diligencias Previas
número 2975/2.007 del Juzgado de Instrucción número 9 de los de Barcelona.

SEGUNDO:
 Se le considera autor de un delito continuado de coacciones del art. 172 1º y 74 del CP, sin
la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, solicitando
la pena de 3 años y 6 meses de prisión con la accesorias de inhabilitación para el derecho
de sufragio pasivo.
 El Fiscal pide una indemnización para Sandra de 6.000 euros y costas.
 Ministerio Fiscal le imputa un delito contra la integridad moral, previsto y penado en el art.
173 del CP, pidiendo por el delito de coacciones la pena de 3 años de privación de libertad,
y por el delito que imputa de forma subsidiaria la pena de 2 años de privación de libertad.
 Referente a la responsabilidad civil, se le exige 30.000 euros a razón de 1500 euros por año
trascurrido en condiciones de indignidad, insalubridad y riesgo, y en 3000 euros más por el
tiempo empleado en acudir a las diferentes instancias para defender sus derechos.
 La Defensa se solicitó la libre absolución.

TERCERO: señaló día y hora para la celebración del Juicio Oral.

CUARTO: después del Juicio Oral se crearon unas conclusiones provisionales, quedando a
continuación los autos Vistos para Sentencia.

QUINTO: la tramitación de las presentes actuaciones se ha seguido las prescripciones legales.

HECHOS PROBADOS
ÚNICO: Darío pretendió forzar a Sandra a abandonar en contra de su voluntad la vivienda que
venía ocupando desde que nació, teniendo firmado un contrato de arredramiento suscrito por su
difunto padre, aunque al fallecer este se subrogó a dicho contrato con calidad de inquilina en 1973.
A partir de 2008 Darío realizo una serie de actos para perturbar a Sandra en el uso y disfrute
pacifico de su vivienda, impidiendo el ejercicio de sus derechos inherentes a su condición de
arrendataria.

Está vivía en condiciones que implicaban un riesgo para salud e integridad física y psíquica, optó
por dirigirse al Ayuntamiento de Barcelona y exponerle sus quejas.

Tras varias denuncias seguidas por los años por las que Darío no cambio su comportamiento,
provocaron en Sandra problemas en su salud psíquica, padeciendo cuadros de ansiedad y
depresivos.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO: delito continuado de coacciones del artículo 172 1ª y 74 del CP.

SEGUNDO: caso de mobbing o asedio inmobiliario (blockbusting).

TERCERO: no concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, ni ninguna


causa de atenuación pide la defensa.
A la hora de determinar la pena a imponer, se tiene en cuenta lo dispuesto en el artículo 66 6º del
CP ya que el acusado carece de antecedentes penales, y por su formación específica en el sector,
frente a la de la querellante, una señora viuda con pocos recursos y escasa formación.

CUARTO: según el art. 109 del CP que toda persona responsable criminalmente lo es también
civilmente.
El Ministerio Fiscal pide en favor de la Sra. Sandra una indemnización de 6.000 euros por los daños
y perjuicios sufridos.

QUINTO: según los arts. 109 de CP y 239 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, las
costas procesales deben ser impuestas al acusado, incluidas las de la acusación particular.

FALLO
Se condena a Darío como responsable criminal en concepto de autor de un delito continuado de
coacciones, sin la sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad
criminal a la pena de TRES AÑOS DE PRISIÓN, con accesoria de inhabilitación para el derecho de
sufragio pasivo.
Asimismo, se le condena al pago de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular, y
a que indemnice a Sandra en la cantidad de 18.000 euros por los daños y perjuicios causados. Esta
cantidad devengará el interés legal.