Sei sulla pagina 1di 1

Conmemoración del XXVI aniversario del genocidio de Khojaly

El pasado día 19, la embajada de Azerbaijan conmemoró, con un acto íntimo en Madrid, el
XXVI aniversario de la matanza de Khojaly. Este episodio, uno de los más oscuros de finales
del siglo XX, es recordado con amargor no solo por Azerbaijan, sino por todos los que
amamos la libertad y la democracia, y rechazamos el odio y la violencia.

Entre el 25 y el 26 de febrero de 1992, en el contexto de la guerra de Nagorno Karabaj,


tropas armenias apoyadas por el ejército ruso cometieron un brutal genocidio contra el
pueblo azerí. Más de 613 civiles, incluyendo 108 mujeres y 83 niños, fueron asesinados
impunemente. Todo esto en un contexto en pleno invierno y bajo un asedio de la ciudad que
careció durante dos meses de luz y gas.

Según Human Rights Watch -quien monitorizó e informó de los eventos- la tragedia ocurrió
cuando "una gran columna de residentes, acompañada de una docena de combatientes en
retirada, abandonó la ciudad al caer las fuerzas armenias. Al acercarse a la frontera con
Azerbaiyán, se encontraron con un puesto militar de Armenia que les disparó cruelmente".
A pesar que en veintiseis años no se ha dictado justicia para las víctimas de Khojaly a nivel
internacional condenando el cruel gesto armeno-ruso, numerosos países han mostrado
solidaridad con el pueblo azerí. La OIC (Organización de Cooperación Islámica) en 2010
dictó una resolución de reconocimiento al genocidio y países como Colombia, Estados
Unidos, Pakistán o México, quien dispuso de un monumento en homenaje a Khojaly.

Junta Islámica, invitada al evento, transmitió su pésame y su deseo de justicia para Khojaly
al embajador de Azerbaijan en España, el Excmo. Sr. Anar Maharramov. Siempre en la
línea de respeto a los derechos humanos y de ética que mantiene nuestra organización.

El acto contó con la presencia de numerosas autoridades diplomáticas y públicas. Tras un


emotivo discurso del embajador Maharramov en el cual se deshizo de la palabra venganza
para abrazar la palabra justicia, el embajador turco Ömer Önhon brindó unas firmes
palabras de apoyo al pueblo azerí y de recuerdo a las víctimas de Khojaly. Por último, el
diputado José María Chiquillo Barber, como gran conocedor de Asia Central, mostró las
condolencias en nombre de España e invitó a hacer justicia a favor de las víctimas de este
cruel genocidio.

Tras los discursos, el acto prosiguió con la proyección del documental "Justicia para
Khojaly" que contextualizaba la situación y la interpretación de piezas musicales de Qara
Qarayev, uno de los músicos más emblemáticos de Azerbaijan. El evento finalizó con dos
exposiciones, una fotográfica y otra artística con dibujos de los niños supervivientes.