Sei sulla pagina 1di 114
UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ FACULTAD DE CIENCIAS MATEMÁTICAS, FÍSICAS Y QUÍMICAS ESCUELA DE INGENIERÍA QUÍMICA

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ FACULTAD DE CIENCIAS MATEMÁTICAS, FÍSICAS Y QUÍMICAS ESCUELA DE INGENIERÍA QUÍMICA

FACULTAD DE CIENCIAS MATEMÁTICAS, FÍSICAS Y QUÍMICAS ESCUELA DE INGENIERÍA QUÍMICA

TRABAJO DE TITULACIÓN PREVIO A LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO DE:

INGENIEROS QUÍMICOS MODALIDAD INVESTIGATIVA

TEMA:

“DETERMINACIÓN DE LA INFLUENCIA DE LAS VARIABLES FUNDAMENTALES EN LA REACCIÓN DE TRANSESTERIFICACIÓN DEL PIÑÓN (Jatropha Curcas L.) DE LA PROVINCIA DE MANABÍ”.

AUTORES:

INTRIAGO GUERRERO FRANCISCO EDUARDO VALDIVIEZO CUENCA GEMA GISELLY

TUTOR:

DR. SEGUNDO GARCÍA MUENTES

REVISOR:

ING. CARLOS MOREIRA MENDOZA Mg.Sc

PORTOVIEJO MANABÍ ECUADOR

2016

TUTOR: DR. SEGUNDO GARCÍA MUENTES REVISOR: ING. CARLOS MOREIRA MENDOZA Mg.Sc PORTOVIEJO – MANABÍ – ECUADOR

DEDICATORIA

A Dios Padre Todopoderoso quien me regala su amor infinito en cada paso que doy. A mis padres Jorge Valdiviezo y Giselly Cuenca que han logrado de mí ser una persona de bien. A mi hijo Jaico Alarcón que es mi inspiración para superarme día a día. A mis amigas que sin ellas seguramente este camino de estudios se me hubiera dificultado mucho más. A mi enamorado Darwin Briones quien ha sido mi apoyo incondicional en todos los momentos tanto académico y familiar. Gema Giselly Valdiviezo Cuenca

Este trabajo primeramente se lo dedico a Dios quien me guía con su amor infinito en cada paso que doy y me ha permitido culminar con éxito mis estudios, a mis padres Eduardo Intriago y Miria Guerrero que son ejemplos a seguir y estuvieron siempre a mi lado brindándome su mano amiga dándome a cada instante una palabra de aliento para llegar a culminar mi profesión, a mis hermanas Patricia y Martha que fueron fuente de luz, convirtiéndose en pilares fundamentales para mi formación profesional. Francisco Eduardo Intriago Guerrero

AGRADECIMIENTO

Nuestra gratitud a la Universidad Técnica de Manabí virtuosa Alma Mater de la educación superior en la provincia de Manabí, a la Facultad de Ciencias Matemáticas, Físicas y Químicas, que nos abrieron sus puertas y siempre creyeron en nosotros cuando ingresamos con la esperanza de ser mejores en un mañana; a las autoridades y a todo el personal docente de la carrera de Ingeniería Química. Agradecido con el Dr. Segundo García Muentes por confiar en nosotros, y proponer trabajar en su proyecto de doctorado, además de orientarnos y apoyarnos para cumplir una meta más en nuestras vidas. Un agradecimiento especial a la Ing. Carlos Moreira Mendoza revisor de nuestro trabajo de titulación, quien con sus conocimientos nos encamino para alcanzar el éxito anhelado, bajo su coordinación y orientación., en todo momento. Al Lcdo. Oswaldo García quien siempre estuvo dispuesto a ayudarnos y guiarnos en las prácticas de laboratorio en la realización de los ensayos de titulación. En general a nuestros familiares y amigos, que de una forma u otra fueron un verdadero apoyo y motivación, para lograr lo que ahora es una realidad.

Los autores

CERTIFICACIÓN DEL TUTOR DEL TRABAJO DE TITULACIÓN

CERTIFICACIÓN DEL TUTOR DEL TRABAJO DE TITULACIÓN IV

INFORME DE REVISOR TRABAJO DE TITULACIÓN

INFORME DE REVISOR TRABAJO DE TITULACIÓN V

DECLARACIÓN DE AUTORÍA

DECLARACIÓN DE AUTORÍA VI

INDICE DE CONTENIDO PRELIMINAR

PORTADA

DEDICATORIA

II

AGRADECIMIENTO

III

CERTIFICACIÓN DEL TUTOR DEL TRABAJO DE TITULACIÓN

IV

INFORME DE REVISOR TRABAJO DE TITULACIÓN

IV

DECLARACIÓN DE AUTORÍA

¡Error! Marcador no definido.

ÍNDICE DE FIGURAS

 

XII

ÍNDICE

DE

TABLAS

XIII

RESUMEN

XIV

SUMMARY

XV

 

CUERPO

1. TEMA

 

1

2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

1

2.1. Descripción de la Realidad Problemática

1

2.2. Delimitación del Problema

 

2

2.2.1. Delimitación

Espacial

2

2.2.2. Delimitación

Temporal

2

2.3.

Formulación del Problema

 

3

3. REVISIÓN DE LA LITERATURA Y MARCO TEÓRICO

3

3.1. ANTECEDENTES

 

3

3.2. JUSTIFICACIÓN

 

4

3.3. MARCO TEÓRICO

 

5

3.3.1.

Biocombustibles

5

3.3.1.1. Tipos de biocombustible

6

3.3.1.2. Biodiésel

7

3.3.1.3. Características generales

8

3.3.1.4. Usos del biodiésel como combustible

9

3.3.1.5. Ventajas e inconvenientes en la utilización de biodiesel como combustible

…………………………………………………………………………

9

3.3.1.6. Materias primas para la producción de biocombustibles

12

3.3.1.6.1. Aceites

12

3.3.1.6.2. Alcoholes

14

3.3.1.6.3. Catalizadores

 

15

3.3.2.

Jatropha Curcas L. (Piñón)

15

3.3.2.1. Características

15

3.3.2.2. Extracción de aceite y producción de biodiesel de Jatropha Curcas L

16

3.3.2.3. Refinamiento del aceite

18

3.3.2.4. Propiedades físico - químicas del aceite

20

3.3.2.5. Pasta Resultante

 

20

3.3.2.6. Reacciones

21

3.3.2.6.1. Reacción de esterificación

21

3.3.2.6.2. Mecanismo

de

saponificación

26

3.3.2.6.3. Mecanismo

de

transesterificación

27

3.3.3.

Proceso de obtención del biocombustible

31

3.3.3.1. Diagrama de proceso para la obtención de biodiésel

31

3.3.3.2. Producción de aceite de Jatropha Curcas

33

3.3.3.3.

Producción de biodiesel del aceite crudo de Jatropha Curcas

34

 

3.3.3.4. Insumos

34

3.3.3.5. Productos

35

3.3.3.6. Los biocombustibles en el mercado mundial

35

3.3.4.

Control de calidad

36

3.3.4.1. Marco legal para la producción de biocombustibles

36

3.3.4.2. Normas de calidad del biodiésel

37

4. SOSTENIBILIDAD

38

4.1.

Aspectos económicos

38

4.1.1. Ingresos y fuentes de trabajo

38

4.1.2. Abastecimiento energético

39

4.2.

Aspectos ecológicos

39

4.2.1.

Reducción de las emisiones de los gases de efecto invernadero

39

4.3.

Aspectos socio-culturales

39

4.3.2. Relaciones de poder y género

40

4.3.3. Políticas implementadas en relación a la producción de biocombustibles

40

4.3.4. Manejo ambiental

41

5. IMPACTO DE LA PRODUCCIÓN DE BIODIESEL DE LA JATROPHA CURCAS

L. A PEQUEÑA ESCALA DE SOSTENIBILIDAD

42

 

5.1. Introducción

42

5.2. Seguridad

energética

44

5.3. Seguridad

alimentaria

44

5.4. Propiedad de la tierra

45

6.

VISUALIZACIÓN Y ALCANCE DEL ESTUDIO

46

7.

ELABORACIÓN DE HIPÓTESIS Y DEFINICIÓN DE VARIABLES

47

7.1. Hipótesis

47

7.2. Variables y su Operacionalización

47

7.3. Operacionalización de las variables

47

8. DESARROLLO DEL DISEÑO DE INVESTIGACIÓN

49

8.1. Objetivos

49

8.2. Campo de acción

49

8.3. Diseño

metodológico

49

8.3.3.1. Parámetros Físicos Químicos

51

8.3.3.2. Mezclado

57

8.3.3.3. Decantación

57

8.3.3.4. Lavado

57

8.3.3.5. Secado

58

8.3.3.6. Titulaciones

58

8.4. Diseño experimental

59

9. DEFINICIÓN Y SELECCIÓN DE LA MUESTRA

61

9.1. Obtención del aceite de la Jatropha Curcas

61

9.2. Obtención del biodiésel a partir de la Jatropha Curcas

61

10.

RECOLECCIÓN DE DATOS

63

10.1. Cálculos

de acidez titulable

63

10.2. Cálculos del número ácido

64

10.3. Cálculos del índice de yodo titulable

65

10.4. Cálculos de la densidad

66

10.5. Cálculos del punto de inflamación

67

10.6.

Cálculos de la viscosidad cinemática

68

10.7. Cálculos del índice de cetano

69

10.8. Cálculos

de la gravedad API

70

11.

ANÁLISIS

DE LOS

RESULTADOS

71

11.1. Análisis de acidez titulable

71

11.2. Resultado del número ácido titulable

72

11.3. Resultado del índice de yodo titulable

73

11.4. Resultado de la densidad

 

74

11.5. Resultado del punto de inflamación (copa cerrada)

75

11.6. Resultado de la viscosidad cinemática (capa de vidrio)

76

11.7. Resultado del índice de cetano

77

11.8. Resultado

de la gravedad API

78

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS

79

CONCLUSIONES

 

81

RECOMENDACIONES

82

REFERENCIAL

PRESUPUESTO

 

83

CRONOGRAMA

84

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

85

ANEXOS

 

91

ÍNDICE DE FIGURAS

Figura 1.

Proceso de refinación…………………………………………

Figura 2.

Esquema de reacciones……………

………………………………

Figura 3.

Mecanismo de esterificación de Fischer……………………………

Figura 4.

Mecanismo del proceso de saponificación de ésteres

……….……

Figura 5.

Reacción de transesterificación de triglicéridos (TG) mediante

Figura 6.

metanol en medio básico ….……………………………………… Secuencia de reacciones reversibles en la transesterificación de

Figura 7.

triglicéridos………………………………………………………… Diagrama de procesos para la obtención de biodiésel……………….

Pg.

15

18

19

23

24

25

29

ÍNDICE DE TABLAS

 

Pg.

Tabla 1.

Características del biodiésel y diésel de petróleo………………

 

6

Tabla 2.

Ventajas e inconvenientes en la utilización de biodiésel como

combustible…………………………………………………………

7

Tabla 3.

Ácidos grasos insaturados……………………………………………

8

Tabla 4.

Ácidos grasos saturados ……………………………………………

9

Tabla 5.

Características de la Jatropha Curcas L.……………………………

12

Tabla 6.

Rendimientos de extracción………………………………………….

14

Tabla 7.

Propiedades del aceite de Jatropha Curcas L……………

 

16

Tabla 8.

Producción de piñón en Manabí…………

……………

30

Tabla 9.

Requisitos del biodiésel para mezcla con combustible diésel………………………………………………………………… 34

Tabla 10.

Listado de biocombustibles……………………………………

……

37

Tabla 11.

Producción de biodiésel……………………………………

56

Tabla 12.

Muestras de biodiésel………………………………………

56

Tabla 13.

Valores para determinar de la acidez titulable

… …

59

Tabla 14.

Valores para determinar número de ácido………….………….…….

60

Tabla 15.

Valores para determinar índice de yodo titulable….…………………

61

Tabla 16.

Valores para determinar densidad……………………………………

62

Tabla 17.

Punto de inflamación……………………

………… ………………

63

Tabla 18.

Viscosidad cinemática……

…………………………………………

64

Tabla 19.

Valores para determinar índice de cetano……… …………………… 65

Tabla 20.

Valores para determinar gravedad API

………

……………………

66

Tabla 21.

Análisis del índice de acidez titulable….……… ……………………

67

Tabla 22.

Análisis del número ácido titulable….………….……………………

68

Tabla 23.

Análisis del índice de yodo titulable….……… ……………………

69

Tabla 24.

Análisis de la densidad……….….……………

……………………

70

Tabla 25.

Análisis del punto de inflamación…

….………

……………………

71

Tabla 26.

Análisis de la viscosidad cinemática…

….………

…………………

72

Tabla 27.

Análisis del índice de cetano……

….………

…………………

73

Tabla 28.

Análisis de la gravedad API……

….………

………………

74

Tabla 29.

Presupuesto……………………………………… ………………

76

RESUMEN

En las últimas décadas el interés en los biocombustibles ha aumentado considerablemente para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Dado que en un mundo con exigencias energéticas y ambientalistas que se van incrementando continuamente a lo largo del tiempo, el problema de la energía es un gran reto emprender y el progreso en los costos de comercialización de los combustibles fósiles así también el daño que producen en el ambiente, han logrado

originar el estudio sobre métodos de elaboración de energías alternativas que no provoquen emanaciones o las reduzcan en la mayor cuantía. Las políticas nacionales

e internacionales para promover los biocombustibles provocan una demanda más alta

de biocombustibles líquidos como bioetanol y biodiesel. Es por esto que surge el interés de usar insumos agrícolas como fuentes de materia prima para la producción de biocombustible. Se considera pertinente explorar nuevas fuentes generadoras de

energía renovable a partir de otras especies vegetales. Más del 95% de la materia prima para la producción de biodiesel se obtiene a partir de aceites vegetales debido

a que se produce ampliamente en muchas regiones y la calidad del biodiesel obtenido

a partir de estos aceites se acerca mucho al combustible diésel. Es por esto que se han

utilizado granos como la soya, mostaza, girasol, palma africana, nuez, maíz, Jatropha Curcas L., palanga y mango marino para la obtención de aceites vegetales y el paso de los mismas a biodiesel cuyo uso no es nuevo. Pues hace más de 100 años el investigador alemán Rudolph Diesel inventó y diseñó el motor diésel de combustión interna que funcionó con aceite de maní como combustible. El piñón, es un arbusto perenne que crece en zonas secas, tropicales y en terrenos degradados de baja fertilidad, que no son apropiados para otros cultivos. En el Ecuador se encuentra desde el nivel del mar hasta los 1500 metros de altura.

SUMMARY

In recent decades, interest in biofuels has increased significantly to reduce greenhouse gas (GHG) emissions.

Given that in a world with energy and environmental demands that are continuously increasing over time, the energy problem is a great challenge to undertake and the progress in the costs of commercialization of fossil fuels as well as the damage they produce in The environment, have led to the study of alternative energy production methods that do not cause emanations or reduce them to the greatest extent. National and international policies to promote biofuels result in higher demand for liquid biofuels such as bioethanol and biodiesel. This is why there is an interest in using agricultural inputs as sources of raw material for the production of biofuel. It is considered appropriate to explore new sources of renewable energy from other plant species. More than 95% of the raw material for biodiesel production is obtained from vegetable oils because it is produced widely in many regions and the quality of the biodiesel obtained from these oils is very close to the diesel fuel. This is why grains such as soybean, mustard, sunflower, African palm, walnut, maize, Jatropha Curcas L., palanga and mango have been used to obtain vegetable oils and the passage of them to biodiesel whose use is not new. For more than 100 years the German researcher Rudolph Diesel invented and designed the internal combustion diesel engine that ran with peanut oil as fuel. The pinion is a perennial shrub that grows in dry, tropical and degraded areas of low fertility, which are not suitable for other crops. In Ecuador it is found from sea level to 1500 meters high.

1.

TEMA

“Determinación de la influencia de las variables fundamentales en la reacción de transesterificación del piñón (Jatropha Curcas L.) de la provincia de Manabí”.

2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

2.1. Descripción de la Realidad Problemática

La concentración de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera ha aumentado en las últimas décadas, debido a los combustibles y la deforestación. La concentración atmosférica de dióxido de carbono (CO2) aumentó de 280 ppm (partes por millón) en 1750 hasta 387 ppm en el 2009 esta concentración actual es la mayor en los últimos 65 años. Por esta razón la temperatura media del planeta ha subido 0.74 grados centígrados y en ese mismo periodo el nivel del mar se ha elevado entre 12 y 22 centímetros (ITDG, 2007). Las consecuencias de un cambio climático debido al calentamiento de la tierra serían; las inundaciones, especialmente en zonas bajas de todos los continentes, huracanes y lluvias torrenciales en zonas tropicales, sequias en zonas áridas y olas de calor.

Por el mundo entero se ha formulado acuerdos para combatir el cambio climatológico. En 1992 se aprobó el convenio marco del cambio climatológico de las Naciones Unidas. El objetivo en este convenio fue reducir la concentración la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, para evitar el cambio climatológico. En 1997 se formuló el “Protocolo de Kyoto” donde los países industrializados acordaron reducir la emisión de los gases de efecto invernadero dentro de los años 2008 y 2012 con un promedio de 5% en comparación de 1990 (VROM, 2009). En diciembre del 2009, en Copenhagen, los líderes del mundo se reunieron para llegar a un nuevo convenio climatológico en sustitución al “Protocolo de Kyoto” el cual fue aprobado en el 2012.

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) es una de las razones por las que en las últimas décadas el interés al uso de biocombustibles ha crecido considerablemente. Las otras razones son disminuir la dependencia de los combustibles fósiles y el aumento en la seguridad energética. Se calcula que la demanda mundial de energía aumentaría en un 60% en los 25 años siguientes (ITDG, 2007). De modo que el agotamiento de combustibles fósiles es una realidad inminente. La demanda mundial de energía en el año 2006 fue 11.900 Millones de Toneladas de Petróleo (MTOE) (IIAP, 2008). La mayor parte proviene de fuentes de energía renovables. La energía de biomasa representa el 10% la mayor parte de las fuentes de energía renovables. La producción de biodiesel tuvo un crecimiento espectacular en los últimos años disminuyendo la dependencia a los combustibles (importados).

2.2. Delimitación del Problema

2.2.1. Delimitación Espacial

La determinación de la influencia de las variables fundamentales en la reacción de transesterificación se realizará en El Laboratorio de Química - área física correspondiente a la Escuela de Ingeniería Química de la Universidad Técnica de Manabí.

2.2.2. Delimitación Temporal

Para el desarrollo de esta investigación se consideró información existente desde el año 2000 hasta el 2016 y su desarrollo estará basado al cronograma actividades.

2.3.

Formulación del Problema

¿Cómo

influyen

las

variables

fundamentales

en

la

reacción

de

transesterificación del piñón (Jatropha Curcas L.) de la provincia de Manabí?

3. REVISIÓN DE LA LITERATURA Y MARCO TEÓRICO

3.1. ANTECEDENTES

Los biocombustibles son combustibles orgánicos primarios y/o secundarios

derivados de la biomasa. Las principales formas de utilización de los biocombustibles son: la combustión que produce calor aplicable a la calefacción urbana, a procesos industriales o a la generación de electricidad, y a la carburación de motores térmicos, tanto de explosión como de combustión interna (De Juana , De Francisco, Santos, Herrero, & Crespo, 2003). Debido a la importancia hoy en día de disminuir los gases de efecto invernadero (GEI), se han realizado diversos estudios de carácter investigativo y experimental que influyen de manera positiva en el uso adecuado de los biocombustibles. Solís Bonilla y otros (2011) realizaron un estudio llamado “Guía para la producción de piñón mexicano (Jatropha Curcas L.) en Chiapas, en donde se enfocan

a la producción de Piñón Blanco (Jatropha Curcas L.) para elaborar biocombustibles

a partir de este aceite vegetal con fines en el mejoramiento de la calidad atmosférica. En Perú se realizó un estudio sobre la “Producción de biodiesel de palma aceitera y el piñón (Jatropha Curcas L.) en la Amazonía del Perú y el impacto para la sostenibilidad” en la cual evaluaron la producción de ambas especies, siendo más alta la de palma aceitera que la del piñón (Jatropha Curcas L), debido a que no se produce aún biocombustible a partir del Piñón Blanco; además establecieron que estos cultivos son utilizados parcialmente como fertilizantes artificiales y abonos orgánicos. Enunciando también la obtención del biodiesel mediante un proceso de esterificación.

En otro estudio se determinó las variables que afectan en la reacción de transesterificación del aceite crudo de palma para la producción de biodiesel cuya finalidad era optimizar la obtención del biodiesel mediante la metanólisis básica del aceite crudo de palma colombiana. Analizando variables como relación molar y la cantidad de catalizador utilizada.

3.2.

JUSTIFICACIÓN

La importancia de la determinación de las variables fundamentales que influyen en la reacción de transesterificación del piñón (Jatropha Curcas L.) de la provincia de Manabí radica en la optimización de los parámetros de control óptimos para la obtención de un biocombustible de calidad. Muchos trabajos se han dedicado al estudio de la producción del piñón (Jatropha Curcas L.) para la producción de biodiesel, pero solo como proyecto investigativo, sin llegar hacer considerado como una alternativa real y viable para quienes se involucren. Actualmente existen estudios sobre la obtención de biodiesel a partir de la Jatropha Curcas L., pero no aún en la provincia de Manabí, lo que será de gran impulso económico-ambiental a la localidad, tanto para los usuarios que adquieran el biocombustible como para los agricultores que tendrán como meta abastecer a los productores de este biodiésel para su fabricación. Por lo que esta investigación si es manipulada de la forma adecuada se lograrán grandes resultados positivos para el crecimiento de la provincia de Manabí.

3.3.MARCO TEÓRICO

3.3.1.

Biocombustibles

Los biocombustibles son combustibles orgánicos primarios y/o secundarios derivados de la biomasa. Estos pueden ser sólidos, gaseosos o líquidos (FAO, 2001). Las principales formas de utilización de los biocombustibles son: la combustión para producir calor aplicable a la calefacción urbana, a procesos industriales o a la generación de electricidad, ya a la carburación en motores térmicos, tanto de explosión como de combustión interna (De Juana , De Francisco, Santos, Herrero, & Crespo, 2003). Dentro de los combustibles se encuentran los biocarburantes, término que agrupa al conjunto de combustibles líquidos de origen vegetal que provienen de las distintas reacciones físico-químicas que ha sufrido la materia orgánica. Los biocarburantes se pueden dividir en dos grupos básicos. Por una parte, se encuentran los bioalcoholes, que provienen de la fermentación alcohólica de cultivos vegetales ricos en azúcares y, por otra, los bioaceites, derivados de diversos tipos de especies oleaginosas, así como también de la transformación de los aceites vegetales usados. La ventaja de estos tipos de combustibles radica en su origen. Provienen de material de forraje vegetal, al cual se le ha extraído parte del dióxido de carbono que se podría liberar de la atmósfera, de manera que contribuye a minimizar el efecto de los gases invernadero (Fundación Terra, 2002; APPA & PricewaterCoopers, 2005; UGT,

2007).

En cuanto a su aplicación en los motores de combustión interna, el biodiesel puede ser mezclado con diésel tradicional o incluso sustituirlo totalmente. Hecho similar ocurre con el bioetanol para la sustitución o mezclado con la gasolina convencional (APPA & PricewaterCoopers, 2005; UGT, 2005). Para que los biocombustibles de origen agrícola sean una alternativa energética real, se necesita que estos productos, no sólo presenten características equivalentes a los de procedencia fósil, sino también que, en el conjunto de procesos de obtención, se consigan balances energéticos positivos y lleguen al mercado de un

conste similar al de los productos derivados del petróleo a los que se sustituyen (Ballesteros, 2003). Las emisiones de 2 evitadas debido a la utilización de los biocarburantes dependen de su proceso de producción. Se considera que por la utilización de un litro de combustible se emiten unos 3,2, kg de 2 (incluyendo las emisiones derivadas de la producción, el transporte, etc). Aunque los biocombustibles fósiles que emiten 2 por litro de biocarburante, por lo que se puede considerar una nueva manera realista que se evitan alrededor de 2-2,5 kg de 2 por litro de biocaeburante de los 3,2 kg emitidos por el biodiesel convencional (Ballesteros, 2003). En términos generales, la producción de biocarburantes pueden ofrecer la oportunidad de diversificar la actividad agrícola, reducir la dependencia con respecto a los combustibles fósiles (principalmente el petróleo) y contribuir al crecimiento económico regional de forma sostenible (Reijnders, 2006; Comisión de las Comunidades Europeas, 2006; Hidal y Demirbas, 2007).

3.3.1.1. Tipos de biocombustible

Según la combinación que se haga, resultan varios tipos de biocombustibles (Vilma, 2010):

Biodiesel. Es el resultado de combinar biocombustibles con aceites

vegetales de soja, palma, girasol, colza o canola, que en muchos casos se cultivan exclusivamente para estos fines. Se emplea en motores de maquinarias y transporte pesado en sustitución del diésel. Los principales países productores de biodiesel son:

o

Alemania, 63%

o

Francia, 17%

o

Estados Unidos, 10%

o

Italia, 7%

o

Austria, 3%

Bioetanol. Denominado también etanol de biomasa, es un alcohol que se obtiene por fermentación de productos azucarados como remolacha,

caña de azúcar o sorgo, o también de trigo, cebada y maíz. El resultado final puede sustituir los combustibles altamente contaminantes tal es el caso de la gasolina o nafta. Los principales países productores de bioetanol son:

o

Brasil, 45%

o

Estados Unidos, 44%

o

China, 6%

o

Unión Europea, 3%

o

India, 1%

o

Otros 1%

Biogas. Se obtiene a partir de la degradación de desechos orgánicos por efecto de microorganismos que proliferan por falta de oxígeno (ambiente anaeróbico). Este sistema es útil para el tratamiento de residuos biodegradables, dado que produce combustible que empleado en turbinas plantas generadoras produce energía eléctrica. También se emplea en estufas, hornos, calderas y secadoras, y en la agroindustria, como abono orgánico.

3.3.1.2.

Biodiésel

Además, presenta un punto de inflamación superior. Por todo ello, el biodiésel puede mezclarse con el gasóleo para su uso en motores e incluso sustituirlo totalmente si se adaptan éstos convenientemente (Montenegro , 2010). La definición de biodiésel propuesta por las especificaciones ASTM 1 lo define como “Ésteres monoalquílinos de ácidos grasos de cadena larga derivados de lípidos renovables tales como aceites vegetales y que se emplean en los motores de ignición de compresión (motores diésel) o en calderas de calefacción” (Montenegro , 2010).

1 ASTM, American Standards for Testing and Materials.

3.3.1.3.

Características generales

El biodiesel es un combustible sustituido del gasóleo para motores diésel, el cual puede ser producido partiendo de materias primas agrícolas (aceites vegetales y/o grasas animales) (Schmidt & Van Gerpen, 2001). Posee las mismas propiedades del combustible diésel empleado como combustible para automóviles, camiones, ómnibus y puede ser mezclado en cualquier proporción con el biodiesel obtenido de

la refinación del petróleo (Larosa, 2001; 2003; Ballesteros, 2003).

Para el caso chileno, este combustible es definido como “Combustible líquido compuesto por una mezcla de ésteres de alquílicos obtenidos mediante una reacción química de transesterificación o conversión de ácidos grasos a ésteres metílicos o ésteres etílicos. A partir de aceites vegetales, grasa animal o el aceite comestible usado” (Comisión Nacional de Energía de Chile, 2007). Este combustible puede utilizarse puro (B100, conocido como “gasoil verde”),

o en las mezclas de diferentes concentraciones con el diésel de petróleo. La mezcla

más utilizada en nuestros días es al 20%, es decir 20 partes de éter vegetal y 80 partes de petrodiésel. Cuando es utilizado como aditivo, sus concentraciones normalmente

no superan el 5% (Stratta, 2000; Demirbas, 2007). Uno de los principales beneficios de biodiesel es su bajo contenido azufre y que, debido a la presencia de oxígeno en su composición química, su combustión es más completa, reduciendo la emisión de partículas, monóxido de carbono e hidrocarburos no quemados, entre otros contaminantes (Larosa, 2001; 2003, Ballesteros, 2003). Por otro lado, durante su proceso de producción se obtiene un subproducto altamente valorado, como es el caso de la glicerina, la cual luego de su purificación puede ser utiliza, en múltiples usos, en la industria farmacéutica y cosmética, donde cuenta con una gran demanda (Castro, Castillo, Nazario, Coello, & Calle, 2006).

3.3.1.4.

Usos del biodiésel como combustible

El biodiésel es utilizado como combustible de automoción, ha de señalarse que las características de los ésteres son más parecidas a las del gasoil que las del aceite vegetal sin modificar. La viscosidad del éster es dos veces superior a la del gasoil frente a diez veces o más de la del aceite crudo; además el índice de cetano de los ésteres es superior, siendo los valores adecuados para su uso como combustible. ASTM ha especificado distintas pruebas que se deben realizar a los combustibles para asegurar su correcto funcionamiento (Montenegro , 2010).

3.3.1.5. Ventajas e inconvenientes en la utilización de biodiesel como combustible

El biodiésel, utilizado como combustible líquido, presenta ventajas energéticas, medioambientales y económicas (Linaza , 2007). Los motores diésel de hoy requieren un combustible que sea limpio al quemarlo, además de permanecer estable najo las distintas condiciones en las que opera. El biodiésel es el único combustible alternativo que puede usarse directamente en cualquier motor diésel, sin ser necesario ningún tipo de modificación. Como sus propiedades son similares al combustible diésel de petróleo, se pueden mezclar ambos en cualquier proporción, sin ningún tipo de problema (Hilbert, 2007). El biodiésel tiene unas propiedades físicas similares a las del gasóleo (densidad equivalente, viscosidad solo ligeramente superior), sin embargo, como inconvenientes presenta un menos poder calorífico (alrededor de un 10%) y un comportamiento inferior a bajas temperaturas como tendencia al solidificarse en condiciones de frío extremas, lo que obliga a que deba ser tratado con aditivos específicos al igual que, por otra parte, se realiza con el propio gasóleo. Como ventajas cabe recalcar que presenta un número de cetano superior al del gasóleo, mejorándolo si se emplea como aditivo de éste y presenta un punto de infamación

más alto, permitiendo un almacenamiento mucho más seguro (Hilbert, 2007). Un resumen de estas características se presenta en la tabla 1.

Propiedad

Diésel de

Aceite

Biodiésel

Aceite

Biodiesel de

petróleo

girasol

girasol

colza

colza

Densidad

 

especifica

0,835

0,924

0,88

0,0916

0,88

(

3 )

 

Viscosidad

 

(cSt) a:

20ºC

5,1

65,8

---

77,8

7,5

50ºC

2,6

34,9

4,22

25,7

3,8

PCS

 

(⁄)

9,216

8,76

8,472

8,928

---

PCI

 

(⁄)

8,496

8,194

7,930

8,232

7,944

Número de

 

>45

33

45-51

45-51

52-56

cetano

 

Residuo de

 

carbonoso

0,15

0,42

0,05

0,25

0,02

 

(%)

 

Azufre (%)

0,005

0,01

0,001

0,002

0,001

Tabla 1. Características del biodiésel y diésel de petróleo Fuente. Manzanares, 2007.

Las bajas emisiones de biodiésel hacen de él un combustible ideal para el uso en las áreas marinas, parques nacionales, bosques y sobre todo en las grandes ciudades. Un resumen de las ventajas e inconvenientes que presenta este combustible se expone en la tabla 2 (EPA, 2002, Lapuerta et al., 2002, 2005; Knothe et al., 2005; Ishikura, 2005; Manzanares, 2007).

Ventajas

Inconvenientes

El biodiésel es un recurso renovable, biodegradable y no tóxico.

El biodiésel posee alrededor de 8% menos de energía por litro que el diésel, viéndose afectada la potencia y el consumo del motor.

Costos elevados de producción.

Es oxigenado, lo que hace que produzca menores emisiones de

monóxido de carbono, de hidrocarburos no quemados y de partículas de humo, constituyendo a

la disminución de los gases de efecto invernadero.

Puede ser usado directamente en motores de inyección directa, sin

necesidad de adaptaciones especiales.

El desempeño de los motores registra diferencias significativas en relación a los combustibles fósiles, debido a su alto poder lubricante.

Bajo los 0ºC pueden existir problemas de congelación del biodiésel y depósitos del motor.

Aumento de emisiones de aldehídos y de NO x.

Requiere de grandes superficies de terreno para obtener materia prima.

Al ser un buen solvente, puede disolver sedimentos presentes en el sistema de combustión del motor y causar obstrucción de filtros en su primer uso de motores que operan con diésel, por lo que se recomienda hacer una limpieza del sistema de combustible al cambiar de diésel a biodiésel.

El manejo es más seguro, pues posee flash point (punto de inflamación) muy alto.

Los

gases

resultantes

de

la

combustión

no

contienen

SO x,

El biodiésel se oxida con más rapidez que el diésel, característica que puede ser un problema para el almacenamiento a largo plazo para este producto. El biodiésel viejo se vuelve ácido y forma sedimentos saliendo de los estándares de calidad.

principales causantes de la lluvia ácida.

Desarrollo local y regional: Mejora la cohesión económica y social y posibilita la creación de puestos de trabajo.

Revitalización de áreas rurales.

 

Puede contribuir a reducir la dependencia de combustible fósil del país.

No es compatible con algunos tipos de materiales como plásticos, caucho, cobre (y sus aleaciones), plomo y zinc.

Puede contribuir a la reducción de importaciones de diésel.

Tabla 2. Ventajas e inconvenientes en la utilización de biodiésel como combustible.

Fuente. Linaza, 2007.

3.3.1.6.

Materias primas para la producción de biocombustibles

Las materias primas que se pueden emplear en la obtención de biodiésel son muy variadas y puedes clasificarse (De Juana , De Francisco, Santos, Herrero, & Crespo, 2003):

3.3.1.6.1.

Aceites

Los aceites, así como las grasas, son triglicéridos de glicerol (también llamado glicerina, 1, 2, 3 propanotriol o solo propanotriol). El glicerol es capaz de enlazar tres radicales de ácidos grasos llamados carboxilatos. Dichos radicales grasos por lo general son distintos entre sí; pueden ser saturados o insaturados. La molécula se llama triacilglicérido otriacilglicerol. Los radicales grasos pueden ser desde 12 carbonos de cadena hasta 22 y 24 carbonos de extensión de cadena. Existen en la naturaleza al menos 50 ácidos grasos (Guerra Reyes & Ramos Robaina, 2009). Algunos radicales grasos característicos provienen de alguno de los siguientes ácidos grasos, Tabla 3:

Ácido linoleico

Ácido linolénico

Ácido oleico

Ácido palmitoleico

C18:2

C18:3

C18:1

C16:1

Tabla 3. Ácidos grasos insaturados Fuente. Moreira Santos (2013).

Estos ácidos son los llamados ácidos grasos insaturados o ácidos grasos esenciales, llamados así porque el organismo humano no es capaz de sintetizarlos por

sí mismo, y es necesario por tanto ingerirlos en los alimentos ( Moreira Santos, 2013). Los ácidos grasos saturados son los siguientes, Tabla 4:

Ácido esteárico

C18:0

Ácido palmítico

C16:0

Tabla 4. Ácidos grasos saturados

Fuente.

Moreira Santos, 2013.

Para el caso de los aceites los carboxilatos contienen insaturados o enlaces dieno o trieno, que le dan la característica líquida a temperatura ambiente. Los aceites son mezclas de triglicéridos cuya composición les da características particulares. Los aceites insaturados como los casos ya expuestos, son susceptibles de ser hidrogenados para producir mantecas hidrogenadas industriales de determinado grado de insaturación o índice de yodo, que se destinan para margarinas y mantecas de repostería. Son aceites de gran importancia los omega 3 y los omega 6, que son polinsaturados, muy abundantes en peces de aguas heladas. La fuente de aceite vegetal suele ser aceite de colza, ya que es una especie con alto contenido de aceite, que se adapta bien a los climas fríos. Sin embargo, existen otras variedades con mayor rendimiento por hectárea, tales como la palma de aceite (Elaeis guineensis), la Curcas

o Jatropha, etc. También se pueden utilizar aceites usados (por ejemplo, aceites de

fritura), en cuyo caso la materia prima es muy barata, y además se reciclan lo que en otro caso serían residuos. Existen otras materias primas de las cuales se puede extraer aceite para utilizarlas en el proceso de producción de biodiesel. Las materias primas más utilizadas en la selva amazónica son la Jatropha o Curcas L. (piñón en portugués), sacha inchi, el ricino (mamona en portugués) y la palma aceitera. Además, otra materia prima utilizada es la grasa animal, la cual produce mayores problemas

en el proceso de fabricación, aunque el producto final es de igual calidad que el biodiesel de aceite, exceptuando su punto de solidificación (Guerra Reyes & Ramos Robaina, 2009).

3.3.1.6.2.

Alcoholes

El metanol proviene del petróleo, aunque puede producirse por pirólisis de la madera. El etanol proviene de las plantas o del petróleo, y hay un método para destilarlo caseramente. El etanol se conoce con varios nombres: alcohol etílico, CH- H CHH-OH, alcohol del vino o de la cerveza. Ambos alcoholes son muy peligrosos, el metanol más (Guerra Reyes & Ramos Robaina, 2009). Los alcoholes que tradicionalmente se usan en la transesterificación son de cadena corta, principalmente metanol (Rashid, 2008) y etanol (Alamu, 2008). Se pueden utilizar otros alcoholes como propanol, isopropanol, butanol y pentanol (Encinar, 2008). El metanol tiene un menor costo y presenta algunas ventajas químicas y físicas sobre el resto de los alcoholes, como su rapidez de reacción con los triglicéridos y que disuelve fácilmente el NaOH (Rashid, 2008). Es importante resaltar la alta toxicidad del metanol y su inflamabilidad, y que éste se obtiene principalmente de fuentes fósiles no renovables como el gas metano. El etanol, en cambio, proviene de materias primas renovables: caña de azúcar, remolacha azucarera, y otros vegetales celulósicos (Girard, 2006). Por eso el etanol es de particular interés principalmente porque es menos costoso que el metanol en algunas regiones del mundo (Moser, 2009). También es posible obtenerlo mediante destilación seca de la madera, pero este proceso aún no se aplica a gran escala. Sin embargo, la formación de éster etílico comparativamente es más difícil que la de éster metílico, especialmente la formación de una emulsión estable durante la etanólisis es un problema (Zhou, 2006). El etanol y el metanol no se disuelven con los triglicéridos a temperatura ambiente y la mezcla debe ser agitada mecánicamente para permitir la difusión. Durante la reacción generalmente se forma una emulsión, en la metanólisis esta

emulsión desciende rápidamente formándose una capa rica en glicerol quedándose en la parte superior otra zona rica en éster metílico. En cambio, en la etanólisis esta emulsión no es estable y se complica mucho la separación y purificación de los ésteres etílicos. La emulsión está causada en parte por la formación de monoglicéridos diglicéridos intermedios que contienen tanto grupos hidróxidos polares como cadenas de hidrocarburos no polares (Guerra Reyes & Ramos Robaina, 2009).

3.3.1.6.3.

Catalizadores

El catalizador puede ser hidróxido de sodio (NaOH) o hidróxido de potasio (KOH). Los productores domésticos experimentados usan KOH, con el cual se genera un subproducto utilizable: fertilizante de potasio. Para ambas sustancias el proceso es el mismo, salvo que se necesitaría 1,4 veces más KOH que NaOH (Guerra Reyes & Ramos Robaina, 2009).

3.3.2. Jatropha Curcas L. (Piñón)

El piñón tropical (Jatropha Curcas L.) es una oleaginosa perenne, de crecimiento rápido, porte arbustivo con 2 a 3 metros de alto, pero en condiciones espaciales alcanza hasta 8 metros; el grosor de tronco es de 20 cm en la base, con brotación a corta altura de varios tallos, la corteza lisa en el color blanco grisácea (Cruz V., 2008).

3.3.2.1.

Características

La Jatropha Curcas L. o piñón blanco pertenece a la familia Euphorbiaceae. Es un arbusto grande, de crecimiento rápido, cuya altura normal es de dos hasta tres metros, pero puede alcanzar ocho metros en condiciones especiales (Alfonso Bartoli, 2008). Sus hojas y frutos son tóxicos para animales y humanos, pero posee más de 150 propiedades medicinales, como purgante, tratamientos curativos, entre otras. Este cultivo es una especie arbustiva perenne por lo que su cosecha es manual. El aceite es extraído de las semillas y de los frutos y es fácilmente transformado a diésel,

también como subproducto se obtiene el glicerol que es una materia prima principal para elaboración de jabones. De la harina, que queda como deshecho en la extracción

de aceite, se puede elaborar abonos orgánicos o alimentos de ganado vacuno, previo

a una destoxificación (Ocrospoma Ramirez, 2008). Las características más

importantes están descritas en la tabla.5.

Descripción

Características

Nombre científico Familia

Jatropha Curcas L. Euphorbicea. 45 hasta 50 años. Se adapta a suelos pobres, arenosos y/o alcalinos Se encuentra en los trópicos y subtrópicos. Resiste normalmente el calor, aunque también soporta bajas temperaturas. Su requerimiento de agua es sumamente bajo, y puede soportar largos períodos de sequedad. Dentro de 9000 y 1200 milímetros por año. Dentro de 0 y 1800 sobre el nivel del mar Abono, planta medicinal, cerca viva, biodiésel.

Suelos

Temperatura

Precipitación

Altura

Uso

Tabla 5. Características de la Jatropha Curcas L. Fuente. Ocrospoma Ramirez, Achten, (2008).

3.3.2.2. Extracción de aceite y producción de biodiesel de Jatropha Curcas L.

La empresa pública INIAP (Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias) tiene instalaciones adecuadas para la extracción de aceite de Jatropha Curcas L. y es dicha identidad quienes han podido proporcionar el aceite de la Jatropha Curcas L. para luego poder ser sometido a un proceso de catálisis alcalina obteniendo así el biocombustible mediante ensayos de laboratorios.

La primera etapa en el proceso de producción de biodiésel es la extracción del aceite. Dependiendo de la escala de producción, la etapa de extracción se hace presente de la siguiente manera (Rodriguez , 2009):

Pequeña escala: por compresión en frío a nivel artesanal.

Gran escala: por refinación dentro de plantas industriales.

A pequeña escala las semillas son sometidas a compresión, el aceite fresco puede estar contaminado con pequeñas partículas de pulpa, las cuales son retiradas ya sea por decantación o por un filtro. Después de que el aceite es extraído, el material residual (con un contenido de aceite entre 20 y 33%) puede ser utilizado como alimento para animales o como sustrato para la producción de biogás (Rodriguez , 2009). A gran escala se usa extracción con solventes. Primero las materias primas deben ser secadas hasta un contenido de humedad entre el 5 - 7% para ser almacenadas herméticamente, después del proceso de descascaramiento (solamente si se almacenarán por más de 10 días), para evitar la humidificación. Después de este tratamiento las semillas se compactan y se almacenan acondicionando la temperatura y humedad. El ajuste de humedad es importante ya que si es alta dificulta la penetración del solvente y si es baja la compactación será más efectiva con el mismo efecto anterior. El acondicionamiento de la temperatura alrededor de 80 ºC es importante para desactivar a los microorganismos, evitar el coagulamiento de proteínas y el manchado de la prensa. El proceso de extracción con solventes es más eficiente pero más costoso, normalmente se usa hexano como solvente por su disponibilidad y bajo precio. La solución de aceite y solvente se somete a un proceso de destilación para su separación, el solvente puede ser reutilizado en el proceso. La extracción con solvente produce un aceite con una pureza mayor, pero la extracción mecánica tiene un mayor rendimiento a expensas de la contaminación del aceite, en la tabla 6 se reportan las eficiencias de extracción para las dos alternativas.

Materia prima

Unidades

Jatropha curcas l.

Rendimiento cultivo Contenido total de aceite Eficiencia de extracción de aceite Extracción mecánica Extracción por solventes Rendimiento de aceite Extracción mecánica

(t/h)

2

(%)

35

 

(%)

70

(%)

96

 

(Kg/l)

4,1

 

(l/ha)

533

Extracción por solventes

(Kg/l)

2,7

 

730

(l/ha) Tabla 6. Rendimientos de la extracción Fuente. SENER.IDB-GTZ (2006).

3.3.2.3. Refinamiento del aceite

Después de la extracción el aceite debe ser sometido a una etapa de refinamiento para remover sustancias indeseables tales como: ceras, ácidos grasos libres, tocoferoles, colorantes, humedad, etc., para producir un aceite con las propiedades físicas y químicas requeridas en la obtención de biodiésel. Durante esta etapa se pierde entre un 4 y 8% del aceite (Mittelbach & Remschmidt, 2004). En la figura 1 se reporta el proceso de refinación.

Aceite sin refinar

Aceite sin refinar Hidróxido de potasio o sodio Tierra de blanqueo Neutralización Blanqueo Deshidratación Aceite puro

Hidróxido de potasio o sodio

Tierra de blanqueo

sin refinar Hidróxido de potasio o sodio Tierra de blanqueo Neutralización Blanqueo Deshidratación Aceite puro
sin refinar Hidróxido de potasio o sodio Tierra de blanqueo Neutralización Blanqueo Deshidratación Aceite puro

Neutralización

de potasio o sodio Tierra de blanqueo Neutralización Blanqueo Deshidratación Aceite puro refinado Figura 1.

Blanqueo

potasio o sodio Tierra de blanqueo Neutralización Blanqueo Deshidratación Aceite puro refinado Figura 1. Proceso de

Deshidratación

Tierra de blanqueo Neutralización Blanqueo Deshidratación Aceite puro refinado Figura 1. Proceso de refinación

Aceite puro refinado

Figura 1. Proceso de refinación Fuente. Mitelbach, & Remschmidt, 2004.

Jabónde refinación Fuente. Mitelbach, & Remschmidt, 2004. Tierra de blanqueo, sucia Agua  Neutralización: Se

Fuente. Mitelbach, & Remschmidt, 2004. Jabón Tierra de blanqueo, sucia Agua  Neutralización: Se

Tierra de blanqueo, suciaFuente. Mitelbach, & Remschmidt, 2004. Jabón Agua  Neutralización: Se neutraliza los ácidos grasos

& Remschmidt, 2004. Jabón Tierra de blanqueo, sucia Agua  Neutralización: Se neutraliza los ácidos grasos

Agua& Remschmidt, 2004. Jabón Tierra de blanqueo, sucia  Neutralización: Se neutraliza los ácidos grasos

Remschmidt, 2004. Jabón Tierra de blanqueo, sucia Agua  Neutralización: Se neutraliza los ácidos grasos

Neutralización: Se neutraliza los ácidos grasos libres (hasta llevarlos a una concentración menor al 3%) con una solución básica de NaOH produciéndose jabón el cual es insoluble con el aceite y es fácilmente separado por lavados con agua; además remueven fenoles, compuestos grasos oxidados y metales pesados (Rutz & Janssen, 2007).

Blanqueo: La remoción de colorantes se hace por medio de materiales adsorbentes tales como: tierras diatomeas, sílica gel y carbón activado; con el fin de mejorar la capacidad de almacenamiento del biodiesel (Rutz & Janssen, 2007).

Deshidratación: Se realiza por destilación a baja presión o por absorción con nitrógeno (Mittelbach & Remschmidt, 2004)

19

3.3.2.4. Propiedades físico - químicas del aceite

El aceite obtenido es de color amarillo claro, inoloro y tiene un ligero sabor a nuez, éste contiene 21% de ácidos grasos saturados y 79% ácidos insaturados (Cruz V., 2008). El aceite de la semilla de Jatropha curcas posee las siguientes propiedades físico-químicas:

Propiedades

Aceite de Jatropha Curcas L

Densidad (g/ml) Viscosidad a 40°C Capacidad calorífica (mj/kg) Punto de llamarada (ºC) Punto de nube (ºC)

0,920

3,5

39,7

240

16

Tabla 7. Propiedades del aceite de Jatropha Curcas L. Fuente. Ramesh D (2004).

El índice de saponificación es de 196, el de yodo de 99,06, el de acidez de 13,86, el de ésteres de 182,1, el de hidroxilo 8,53, el de acetilo 8.48, la materia insaponificable de 0,82%, el índice de refracción a 25 °C es de 1,4688. El índice de yodo indica que contiene mayor cantidad de ácidos grasos insaturados que los aceites de oliva, palma y ricino e igual cantidad que el aceite de cacahuate y menor que el aceite de maíz. Los índices de hidroxilo y acetilo indican que el aceite de J. curcas contiene mono y/o diglicéridos (Cruz V., 2008).

3.3.2.5. Pasta Resultante

La semilla contiene aproximadamente 30-32% de proteína y 60-66% de lípidos. La cáscara es aproximadamente 43% de la semilla y el grano 57% del cual el 30% es grasa cruda. Además, contiene minerales como fósforo, calcio, sodio, potasio y magnesio. La pasta resultante posee un alto contenido de proteína por lo

que puede ser destinada a la alimentación animal si se le realiza un proceso de detoxificación para eliminar los compuestos químicos tóxicos que son la curcina y diterpenos (De La Vega, 2006). La solución más factible para este subproducto resultante es el uso como fertilizante en los campos agrícolas de la Jatropha curcas u otras especies cultivadas (Rodriguez , 2009).

3.3.2.6.

Reacciones

Dentro de la producción de biodiesel se pueden dar tres reacciones:

esterificación, saponificación y transesterificación. Por lo cual uno de los principales problemas que tiene el proceso de producción de biodiesel es la formación de sales sódicas de los ácidos carboxílicos (jabones), bien sea por saponificación de ésteres o por acción de los triglicéridos con el agua, es por ello que para mayor eficiencia y/o aprovechamiento máximo de la principal materia prima (aceite) se debe analizar la cantidad de ácidos grasos libres con el objeto de obtener un criterio decisivo para una implementación de una reacción de esterificación en el sistema o proceso.

3.3.2.6.1. Reacción de esterificación

Para poder trabajar con materias primas ácidas (contenido alto de ácidos grasos libres) es necesario eliminar los ácidos grasos libres a valores de acidez muy bajos preferentemente menores a 3% a través de la esterificación, de lo contrario se produce una formación excesiva de jabones durante la reacción de transesterificación, lo cual dificulta el proceso de purificación del biodiesel, además disminuye el rendimiento del proceso (Pisarello M., 2010).

Figura 2. Esquema de reacciones. Fuente. Pisarello M. (2010) . Para eliminar los ácidos grasos
Figura 2. Esquema de reacciones. Fuente. Pisarello M. (2010) . Para eliminar los ácidos grasos

Figura 2. Esquema de reacciones. Fuente. Pisarello M. (2010).

Para eliminar los ácidos grasos la materia prima se puede someter a una etapa de neutralización, en la cual se pierde una parte de la misma; o bien realizar la esterificación de los ácidos grasos convirtiéndolos en biodiesel (Elizalde & Rodríguez, 2009).

a) Mecanismo de esterificación

Los ácidos carboxílicos reaccionan con alcoholes en presencia de un catalizador ácido formando ésteres y agua (reacción de esterificación de Fischer)

(Elizalde & Rodríguez, 2009).

de Fischer) (Elizalde & Rodríguez, 2009). Para desplazar el equilibrio hacia la formación del éster,

Para desplazar el equilibrio hacia la formación del éster, se añade un exceso del ácido carboxílico o del alcohol. También se puede aumentar la proporción de éster en el equilibrio eliminando el agua formada en la reacción [12]. Este resultado es consistente con el mecanismo de esterificación que se indica en la figura 3.

Figura 3. Mecanismo de esterificación de Fischer. ºFuente. Química Orgánica (2008). El mecanismo se inicia

Figura 3. Mecanismo de esterificación de Fischer. ºFuente. Química Orgánica (2008).

El mecanismo se inicia con la protonación del grupo carbonilo del ácido carboxílico, lo que provoca un aumento de la electrofilia de este grupo. A continuación, el metanol ataca al grupo carbonilo protonado para formar un intermedio tetraédrico, que rápidamente, mediante un proceso de intercambio protónico forma un nuevo intermedio tetraédrico que contiene un grupo saliente: el agua. La regeneración del grupo carbonilo provoca la expulsión de agua y la formación del éster protonado. Finalmente, el intercambio protónico con una molécula de agua regenera el catalizador ácido. Si se sigue el mecanismo en la forma directa se tiene el mecanismo para la reacción de esterificación catalizada por ácido. Si se sigue el mecanismo desde el final, en forma 16 inversa, se tiene el mecanismo de la reacción de hidrólisis, catalizada por ácido, de los ésteres (Elizalde & Rodríguez,

2009):

ácido, de los ésteres (Elizalde & Rodríguez, 2009): Si se desea esterificar un ácido hay que

Si se desea esterificar un ácido hay que utilizar un exceso de alcohol y, si es posible, eliminar el agua de la reacción. Si se desea hidrolizar un éster hay que emplear un exceso de agua, por ejemplo, con reflujo de éster en una disolución acuosa de HCl o H2SO4 diluidos (Química Orgánica, 2008).

b) Reacción de esterificación con distintos tipos de alcoholes

La esterificación de una muestra con un valor inicial de acidez de 18 (gr. de ácido oleico/100gr de muestra) con metanol, etanol absoluto y con etanol 96% se alcanzan valores finales de acidez de 2; 4,8 11,5; respectivamente, conservando una

relación molar alcohol: ácidos grasos de 12: 1, 60 ºC y 0,21% de ácido sulfúrico (respecto a la mezcla reaccionante) (Pisarello M., 2010).

c) Incidencia de la cantidad de catalizador en la reacción

Se han realizado estudios de aumento de la concentración de catalizador desde 0,21% a 0,5%, manteniendo la relación metanol: ácidos grasos (12:1) y la temperatura

(60 ºC); los cuales indican que la velocidad de reacción aumenta significativamente, logrando reducir la acidez de la muestra a 7,5 y 1, respectivamente (Pisarello M.,

2010).

d) Reacción de esterificación con distintos porcentajes de alcohol

No hay una diferencia significativa en la velocidad de disminución de la acidez al modificar la relación metanol: ácidos grasos, 9:1 (30%v), 12:1 (40%v) y 15:1 (50%v) (Pisarello M., 2010) . Sin embargo, los valores finales de acidez en el equilibrio difieren ligeramente de acuerdo a la cantidad de alcohol agregada, lo cual es esperado en función de la estequiometria de la reacción y el desplazamiento de equilibrio al aumentar la relación de reactivos. No es muy clara la respuesta dinámica del sistema, mostrando una insensibilidad a la concentración de metanol; es posible que la aparición de una segunda fase esté enmascarando el comportamiento cinético (Pisarello M., 2010).

e) Efecto de la temperatura en la reacción de esterificación

Teniendo en cuenta que se trabaja a presión atmosférica con reflujo, se ha tomado como temperatura límite la temperatura de ebullición correspondiente del alcohol puro. Se ha reportado en el caso de la transesterificación con metanol, que el aumento de temperatura por encima de 65 °C conduce a una menor conversión que

ha 60 °C. A 30 ºC y 60 ºC se alcanzan valores finales de acidez de 11,5 y 4,5, respectivamente (Pisarello M., 2010).

f) Análisis de la temperatura en la reacción de esterificación

En la mayoría de las experiencias para facilidad de cálculos se cuenta con sistemas homogéneos al principio de la reacción ya que se trabaja con materias primas libres de agua, a 60-70 ºC (Pisarello M., 2010), pero con el transcurso de la reacción se va produciendo agua y se da la formación de la fase acuosa. Por otro lado, la

velocidad de reacción se ve desfavorecida con la formación de la nueva fase ya que disminuye la cantidad de alcohol (reactivo) y catalizador en la fase orgánica, que es donde ocurre la reacción de esterificación y aparecen los problemas de transferencia de masa, que pueden llegar a ser controlantes de la velocidad si la agitación es insuficiente (Elizalde & Rodríguez, 2009).

Temperatura: La velocidad de reacción se ve favorecida por el aumento de

la temperatura de reacción. No obstante, en este sistema no es conveniente aumentar la temperatura por encima del punto de ebullición del alcohol puro, para evitar disminuir la concentración efectiva del reactivo en la fase líquida, con la consiguiente disminución de la velocidad de reacción (Pisarello M., 2010).

Cantidad de alcohol: El aumento de la cantidad de alcohol en la reacción de

esterificación no aumenta significativamente su velocidad, sin embargo, a bajos volúmenes de alcohol se forma una emulsión y por consiguiente una difícil separación de la fase acuosa, es por ello, que diversos estudios recomiendan trabajar con contenidos altos de alcohol (relación molar 15:1) (Pisarello M., 2010), para que se dé en mayor cantidad la formación de la fase acuosa y facilidad de separación del agua.

Cantidad de catalizador: El aumento de la concentración de catalizador,

manteniendo constante la relación metanol: ácidos grasos y la temperatura, aumenta la velocidad de reacción. Cabe notar que se debe trabajar con la más alta posible concentración de catalizador para satisfacer la relación molar 15:1 de alcohol y ácidos grasos, con lo consiguiente evitar que disminuya la cantidad de catalizador en la fase orgánica. Para la decisión de la cantidad de catalizador se puede tomar como

referencia: si se tiene una muestra de 18 gr de ácidos libres en 100 gr de muestra es recomendable trabajar con 0,5% de catalizador (Pisarello M., 2010). Por último, una vez transcurrida la reacción de esterificación es de vital importancia separar la fase acuosa antes de proceder a la transesterificación con el objeto de evitar que se dé acabo la reacción de saponificación (Torissi, 2006).

3.3.2.6.2. Mecanismo de saponificación

Los ésteres se pueden hidrolizar no solo en medio ácido, sino también en medio básico. El proceso de hidrólisis básica de los ésteres se denomina saponificación.

básica de los ésteres se denomina saponificación. Esta reacción, al contrario que el proceso de

Esta reacción, al contrario que el proceso de esterificación de Fischer, es irreversible. “El ion hidróxido ataca al carbonilo del éster formando un intermedio tetraédrico. Cuando se regenera el grupo carbonilo se produce la eliminación del ión alcóxido y se forma un ácido carboxílico. Una rápida transferencia de protón forma el carboxilato y el alcohol. Este último paso es muy exotérmico y desplaza los dos equilibrios anteriores del proceso de saponificación hacia su terminación, haciendo que el proceso sea irreversible” (Química Orgánica, 2008).

el proceso sea irreversible” (Química Orgánica, 2008). Figura 4. Mecanismo del proceso de saponificación de

Figura 4. Mecanismo del proceso de saponificación de ésteres. Fuente. Química Orgánica (2008).

Una vez realizada la esterificación de los ácidos grasos, la mezcla de ésteres y triglicéridos se somete a la reacción de transesterificación de la misma manera que se trabaja con las grasas y los aceites (Pisarello M., 2010).

3.3.2.6.3. Mecanismo de transesterificación

La transesterificación es un término general que se utiliza para designar a las reacciones orgánicas en las cuales se produce un intercambio o sustitución del grupo acilo o alquilo de éster. Así, si un éster interactúa con un alcohol para sustituir su grupo alquilo por el del alcohol, la reacción se denomina alcohólisis; si el éster reacciona con un ácido carboxílico para sustituir su grupo acilo por el del ácido se conoce como acidólisis, y si existe un intercambio entre los grupos acilo y alquilo de los ésteres diferentes, la reacción se denomina interesterificación (Torissi, 2006). Específicamente en la producción de biodiesel la transesterificación se la define como la reacción en la cual los triglicéridos presentes en el aceite de Jatropha Cucas L. se combinan con un alcohol de bajo peso molecular (metanol) en presencia de un catalizador básico (NaOH), para formar glicerina y una mezcla de ésteres grasos (figura 5).

formar glicerina y una mezcla de ésteres grasos (figura 5). Figura 5. Reacción de transesterificación de

Figura 5. Reacción de transesterificación de triglicéridos (TG) mediante metanol en medio básico. Fuente. Química Orgánica (2008).

Los ésteres grasos obtenidos a partir de la reacción anterior, poseen propiedades y tamaños similares a los constituyentes del combustible diésel, y es lo que se conoce como biodiesel, su origen biológico y renovable viene enfatizado por el prefijo “bio” que lo diferencia del tradicional combustible diésel derivado del petróleo (Torissi, 2006).

a) Consideraciones generales de la transesterificación Si bien se han descrito diferentes procesos y condiciones experimentales para la producción de biodiesel, la transesterificación de aceites y grasas mediante alcoholes de bajo peso molecular como el metanol y la utilización de catalizadores básicos como el hidróxido de potasio o hidróxido de sodio, sigue considerándose como la opción más ventajosa en términos de economía, rendimiento, rapidez de reacción y calidad de producto obtenido (Torissi, 2006). Como muestra la figura 3.6, la estequiometria de la reacción de transesterificación requiere tres moles de alcohol por cada mol de triglicérido, químicamente consiste en una secuencia de tres reacciones reversibles consecutivas (figura 6), en las cuales el triglicérido es 20 convertido en diglicérido, monoglicérido y glicerol, produciéndose en cada una de ellas, una molécula de éster por cada glicérido involucrado (Torissi, 2006).

de éster por cada glicérido involucrado (Torissi, 2006). Figura 6. Secuencia de reacciones reversibles en la

Figura 6. Secuencia de reacciones reversibles en la transesterificación de triglicéridos. Fuente. Torossi Favio (2006).

b) Mecanismo de la transesterificación

La transesterificación de grasas y aceites en medio básico, es un buen ejemplo

de una reacción de sustitución nucleofílica en el grupo acilo (carbonilo) que transcurre

a través de un mecanismo de adición-eliminación con la intervención de un

intermedio de reacción tetraédrico. La misma que se puede formular en tres pasos:

Se produce un ataque nucleofílico del alcóxido al átomo de carbono del carbonilo del triglicérido para formar un intermedio tetraédrico

Posteriormente reacciona con una molécula de alcohol para regenerar el anión alcóxido.

Finalmente, el intermedio de reacción tetraédrico se reorganiza para dar un diglicérido y el correspondiente éster metílico.

c)

Parámetros que afectan la reacción de transesterificación

Las principales variables que afectan la reacción de transesterificación son:

calidad del aceite, relación molar entre el alcohol y el aceite, tipo y concentración de catalizador, agitación, temperatura y tiempo de reacción (Torissi, 2006).

Calidad del aceite: Al mencionar de calidad del aceite se refiere tanto a la acidez como a su contenido acuoso, que son parámetros importantes a tener en cuenta; es recomendable partir de aceites de baja acidez para minimizar la formación de jabones. La transesterificación en medio básico requiere de reactivos anhidros, por lo que la previa eliminación del agua de los aceites y la utilización de hidróxido de potasio o sodio y metanol de alta pureza son condiciones para no desestimar, y así, evitar al máximo la esterificación o hidrólisis (Torissi, 2006).

Relación molar entre el alcohol y el aceite: Los ésteres metílicos son los más obtenidos debido a varias razones. Una razón es el bajo precio del metanol comparado con el de otros alcoholes. Generalmente los ésteres metílicos son de baja viscosidad, por lo tanto, esto mejora el proceso de inyección y asegura la mejor atomización del combustible en la cámara de combustión (García,

2005). Por su polaridad y estructura en cadena corta el efecto de una posible polimerización es también disminuido (Torissi, 2006). Si bien la estequiometria para la reacción de transesterificación requiere tres moles de alcohol por mol de aceite (3:1), en la práctica se incrementa a relaciones mayores para desplazar el equilibrio hacia una mayor formación de ésteres metílicos, con el cuidado de que una proporción mayor de alcohol dificultaría la posterior separación del glicerol debido a un aumento de su solubilidad; estudios cinéticos (con un tiempo de reacción de 100 min) de la transesterificación del aceite de Jatropha Curcas L. indican que a una relación molar de alcohol: aceite de 6:1, 9:1, 12:1, 15:1, 18:1 y 24:1 se han alcanzado con versiones del 93; 94,5; 95; 96,2; 96,3; y 96,3%; respectivamente (Torissi,

2006).

Tipo y concentración de catalizador: La utilización de catalizadores básicos como el hidróxido de sodio, ha sido descrita como la más conveniente para aceites, aunque requieren menos temperatura y tiempo de reacción, presenta el inconveniente de propiciar una saponificación de forma simultánea a la transesterificación. Como la velocidad de reacción viene determinada por el ataque de un nucleófilo (ya sea el ión alcóxido en la transesterificación o bien el hidróxido en la saponificación), es de suma importancia la utilización de reactivos anhidros para minimizar la presencia de agua, permitiendo que el ataque del metóxido sea el determinante de la velocidad de reacción, esto sumado a un exceso de alcohol que desplace el equilibrio hacia la formación de ésteres metílicos, permitirá atenuar el efecto de la reacción de saponificación que no es reversible. Para aceites con una acidez inferior al 5%, se sugiere la utilización de un 1% p/p de catalizador siempre que se mantengan constantes los demás parámetros de reacción‟ (Torissi, 2006), sin embargo, para la transesterificación del aceite de Jatropha Curcas L. es suficiente trabajar con 0,6% p/p de catalizador (Gupta & Sastry).

3.3.3.

Proceso de obtención del biocombustible

Para obtener el biodiesel a partir de la Jatropha Curcas L. es necesario seguir el siguiente procedimiento:

Preparar una solución de NaOH (1% - 2% - 3%) con de metanol (27,68 ml, 36,9 ml, 46,13 ml).

Pesar 100 g de aceite de piñón.

Colocar el aceite de piñón en un matraz de doble boca y calentarlo hasta llegar a una temperatura de 52ºC o 62°C.

Una vez que el aceite alcance la temperatura deseada se procede a vaciar la solución de metóxido en el matraz que contiene el aceite con cuidado para que no se dé el proceso de saponificación.

Se toma el tiempo de contacto desde que cae la primera gota de biodiesel.

Una vez haya pasado los 15 min, 30 min, 45 min, 60 min, 75 min y 90 min se procede a detener la reacción sometiéndolo a bajas temperaturas (colocar en una cuba con hielo).

Luego de eso se deja 24 h para iniciar el lavado.

3.3.3.1. Diagrama de proceso para la obtención de biodiésel

Para la obtención del biocombustible es necesario seguir una serie de pasos, que se mostrarán en el siguiente diagrama de procesos elaborado por los autores:

Metanol

Hidróxido de

sodio

Aceite

 Metanol  Hidróxido de sodio  Aceite Agua Mezclado     Decantación Glicerina y trazas
Agua
Agua

Mezclado

 Hidróxido de sodio  Aceite Agua Mezclado     Decantación Glicerina y trazas de grasas
 
   
 

Decantación

Glicerina y trazas de grasas

    Decantación Glicerina y trazas de grasas     Lavado Agua con glicerina    
 
   
 

Lavado

Agua con glicerina

   
Biocombustible    

Biocombustible

   

Secado

Secado Trazas de agua  

Trazas de agua

 
Biocombustible  

Biocombustible

 

Filtración

Filtración Impurezas  

Impurezas

 
 
  Filtración Impurezas     Biocombistible Figura 7. Diagrama de procesos para la

Biocombistible

Figura 7. Diagrama de procesos para la obtención de biodiésel.

Fuente. Guerrero F, Valdiviezo G (2016).

Mezclado (agitación, temperatura y tiempo de reacción): Los reactivos

intervinientes, así como los que se producen en el transcurso de la reacción,

constituyen un sistema heterogéneo que requiere de una constante y eficiente

agitación. La reacción de transesterificación puede ocurrir aún a una 22

temperatura de 25 °C (Torissi, 2006), si bien su incremento es directamente

proporcional a la velocidad de reacción, posee un intervalo limitado por el

punto de ebullición del metanol (64,6 °C) y por las reacciones secundarias de

formación de jabones, debiéndose mantener entre 37 y 65 °C (Gupta &

Sastry). El tiempo de reacción depende de la temperatura, durante el primer

minuto, la reacción transcurre lentamente debido a la dispersión del metóxido,

pero aumenta rápidamente alcanzando en cinco minutos, porcentajes

32

próximos al 84,7; 61,6 y 49,3% de ésteres metílicos a 65, 45 y 25 °C, respectivamente (Torissi, 2006).

Decantación: Esta operación permite separar las fases de las diferentes sustancias que se formen por cuestión de densidad (Biodiesel o glicerina; inclusive aceite vegetal sin reaccionar).

Lavado: Esta operación se la realiza seis veces con la finalidad de separar las trazadas de glicerina y otras impurezas presentes en el biodiesel, se agrega agua al 20% del peso del biodiesel y se procede a lavar lentamente para evitar la formación de jabones. El agua se debe depositar en una trampa de grasa para evitar la contaminación de la misma por el desagüe.

Secado: Se lleva a cabo a 106ºC en una estufa por un tiempo de 60 minutos, con la finalidad de eliminar el contenido de agua presente en el biodiesel.

Filtrado: esta operación consiste en retirar cualquier partícula (impureza) que se haya incorporado en el proceso al biocombustible. Se lo realiza con un papel filtro.

3.3.3.2. Producción de aceite de Jatropha Curcas L.

En Manabí existe alrededor de 7 mil kilómetros de cercas vivas de Jatropha Curcas L. (piñón), información obtenida del INIAP entidad del Estado ecuatoriano. Además de esto llevan un control sobre la extracción de este aceite como combustible para el Proyecto Piñón para Galápagos (Isla Floreana), el cual consiste en la sustitución del diésel por el aceite de piñón, proyecto que se viene llevando a cabo desde el 2008. Llevando un control de la producción de aceite a partir de la Jatropha Curcas L. es posible evidenciarla en la tabla 8 que se muestra a continuación.

Zona Técnico

Años

Comunidad

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

Total

Acopiar

(qq)

(qq)

(qq)

(qq)

(qq)

(qq)

(qq)

(qq)

General

Centro

183

236

1100

1894

763

1322

1971

227

7696

Norte

---

---

913

867

575

599

1149

69

4173

Sur

352

469

1031

1186

463

186

232

146

4066

Total General

532

705

3044

3947

1801

2107

3353

442

15935

Tabla 8. Producción de piñón en Manabí. Fuente. INIAP (2016).

3.3.3.3. Producción de biodiesel del aceite crudo de Jatropha Curcas L.

El aceite crudo de Jatropha Curcas L. se transforma en biodiesel a través un proceso de transesterificación. El rendimiento máximo es después 90 minutos tiempo de reacción con 60 ºC (Lam & Mohamed, 2009). En el año 2004 se notifica el interés del país en la producción de biocombustibles lo que permite que el Estado busque las alternativas necesarias para la construcción de plantas y el financiamiento para la elaboración de biocombustibles en el país fortaleciendo ya su implementación de primeras producciones y exportaciones en los años 2005 y 2006 abriendo las oportunidades comerciales, a pesar de que la Jatropha Curcas L. no es tan competitiva como lo es la palma africana como materia prima para producir biocombustibles representando al 0,95% a nivel mundial (Terán , 2008).

3.3.3.4. Insumos

Insumos que se usa en el proceso de producción son alcohol (metanol o etanol 18%) y un catalizador (1,0%). Como alcohol se usa metanol. Como catalizador se usa un catalizador como hidróxido de sodio NaOH (Lam & Mohamed, 2009).

3.3.3.5.

Productos

El producto principal es biodisél que se puede usar directamente para

combustible como B100 (combustible sintético obtenido a partir de aceites vegetales

o animales mediante un proceso industrial denominado Transesterificación o

Esterificación) o que se puede mezclar con diésel en B2 o B5 (porcentaje de mezcla 95% de combustible fósil y 5% de biodiésel). El subproducto es glicerina que se puede usar para procesar jabones o pinturas (Lam & Mohamed, 2009).

3.3.3.6. Los biocombustibles en el mercado mundial

El mercado potencial de los biocombustibles depende por una parte de la magnitud de la demanda de los combustibles fósiles que serán requeridos en el transporte (gasolina, GNC, GLP y diésel) y de las posibilidades tecnológicas de los motores para admitir las mezclas con tales combustibles. En el 2005 el biometanol representa alrededor del 2% del mercado mundial de gasolinas y el biodiésel solo el 2% del mercado diésel, sin embargo, estos mercados, especialmente el bioetanol, se encuentra en rápida expansión. De acuerdo a información de la Agencia Internacional de Energía se espera que la demanda de combustibles para el transporte se incremente fuertemente en las próximas décadas, especialmente en las regiones en desarrollo y para el 2030 el consumo de ese sector será un 55% más alto que en el 2004 (Terán , 2008). A su vez la expansión prevista para la porción mercado de los biocombustibles

el transporte automotor se expandiría desde el 1% desde el 2005 hasta un 4% en 2030, de acuerdo con el prime escenario, y hasta un 7% en el mismo horizonte, en el Escenario de Política (INEN, 2008). De acuerdo con este análisis prospectivo, los ritmos de expansión anual promedio serían de 7% y 9% respectivamente, el mayor incremento en el consumo

en

de

biocombustibles se prevé, de acuerdo con ese análisis, se daría en Estados Unidos,

el

mayor mercado actual para tales combustibles. Europa constituye el segundo

mercado en importancia relativa, superando al Brasil a partir del 2010 (Terán , 2008).

Aunque la porción de mercado de los biocombustibles permanece alta en este país, se espera que la tasa de penetración en la Unión Europea es mayor en ambos escenarios (Terán , 2008).

3.3.4. Control de calidad

3.3.4.1. Marco legal para la producción de biocombustibles

En el 2008 se aprueba una nueva Constitución que da una gran importancia a los derechos de la naturaleza, estableciendo en su artículo 14 el derecho de la población a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, que garantice la sostenibilidad y el buen vivir (Reyes, 2009) Por otro lado, en lo que respecta al sector energético la misma define expresamente en el artículo 15 que el Estado promoverá, en el sector público y privado, el uso de tecnologías ambientalmente limpias y de energías alternativas no contaminantes y de bajo impacto; además a través de su artículo 83, determina como deberes y responsabilidades de los ciudadanos, el respeto a los derechos de la naturaleza, preservar un ambiente sano y utilizar los recursos naturales de modo racional, sustentable y sostenible; los artículos son la base principal de cómo se debería considerar un posible cambio de las fuentes de uso energía en el país Reyes,

2009).

El biodiésel que propone el Gobierno ecuatoriano llamado Ecopaís está integrada por una composición del 5% etanol, una variante de combustible de origen orgánico que proviene del maíz y la caña de azúcar. Desde el 2010 este tipo de combustible ya se comercializa en algunos sectores del litoral ecuatoriano, suplantando a la gasolina Extra en el país (Acelerado, 2016). Correa afirmó que la gasolina de etanol cumple con los mismos estándares de la Extra, en cuanto potencia y precio, pero dijo que brinda otros beneficios como mayor protección a los motores (Acelerado, 2016). Las características técnicas del biodiésel obtenido lo hacen completamente compatible para ser mezclado con diésel proveniente de la industria del petróleo, las

especificaciones de la calidad de un combustible y/o biocombustible tienen por objetivo garantizar que el producto pueda ser utilizado en los motores y no ocasione fallas durante su uso.

3.3.4.2. Normas de calidad del biodiésel

Las normas encontradas para la producción y caracterización del biodiesel son las Normas ASTM y las ISO, según estas normas se pueden hacer análisis mediante titulaciones, equipos e instrumentos de laboratorio que permiten obtener los resultados de los parámetros evaluados según las normas. A continuación, en la tabla 9, se muestran los valores a seguir.

Propiedad

Unidades

Requisito

Métodos de Ensayo

   

ASTM D4052

Densidad (15ºC)

/ 3

860-900

 

ISO 3675

 

ASTM D613

Número de cetano

Cetanos

47 mínimo

 

ISO5165

Viscosidad (cinemática

 

ASTM D445

2 /

1,9 6,0

40ºC)

 

ISO 3104

 

ASTM D93

Punto de inflamación

º

120 mínimo

 

ISO 2719

ASTM D664

Número ácido

 

0,5 máximo

/

EN 14111

Índice de yodo

100

120 máximo

EN 14111

Gravedad API

grados

Reportar

ASTM D287

Tabla 9. Requisitos del biodiésel para mezcla con combustibles diésel. Fuente. BioSC. S.A

4.

SOSTENIBILIDAD

La palabra sostenibilidad procede de la palabra latina “sustenar” que significa mantener o algo que dura para siempre. El concepto de sostenibilidad alcanzó fama mediante el informe “Our commonFuture” conocido mejor como el “informe de Brundtland” que fue elaborado en 1987 por la Comisión Mundial del Medioambiente y Desarrollo (WCED). En el informe Brundtland el concepto de desarrollo sostenible fue definido como “un desarrollo que satisface las necesidades de la generación de hoy sin poner en peligro las necesidades de las futuras generaciones” (Cörvers, 2004).

4.1. Aspectos económicos

4.1.1. Ingresos y fuentes de trabajo

La rentabilidad de un cultivo depende de los costos de producción y los ingresos. Mediante un análisis de los costos y los ingresos se analiza si el cultivo Jatropha Curcas L. es rentable para los/ las pequeños(as) y medianos(as) productores. Muchas veces los pequeños productores no incluyen la mano de obra en los costos de producción. Por esta razón se ha realizado dos cálculos, uno incluyendo la mano de obra en los costos de producción y otra excluyéndola. También se ha analizado si la producción de biodiesel a partir de aceite de Jatropha Curcas L. aporta a las fuentes de trabajo local (Bruinsma, 2009). A nivel de Manabí existen aproximadamente siete mil kilómetros lineales de sembrío de piñón en los linderos de las propiedades, lo cual da un beneficio económico a los campesinos, pues el costo por quintal es de 8 dólares en cáscara y 12 dólares en semillas (La Hora, 2012).

4.1.2.

Abastecimiento energético

Se evalúa el aporte de la producción de biodiésel al abastecimiento energético local y la disminución del consumo de los biocombustibles tradicionales y combustibles fósiles (Bruinsma, 2009).

4.2. Aspectos ecológicos

4.2.1. Reducción de las emisiones de los gases de efecto invernadero

El dióxido de carbono (CO) es uno de los gases del efecto invernadero (GEI) más importantes. El uso de la energía de origen fósil para la producción de biocombustibles causa emisiones de dióxido de carbono ( 2 ). Adicionalmente, cambios en el uso de la tierra pueden ocasionar emisiones y pérdidas de sumideros de dióxido de carbono. Este puede reducir las ventajas de los biocombustibles desde el punto de vista de las emisiones de GEI (Huijbregts & Reijnders, 2006). En cuanto a la emisión de otros gases de efecto invernadero, el óxido de nitrógeno (NO) queda libre con la aplicación de fertilizantes nitrógenos. Tres hasta cinco por ciento del nitrógeno aplicado se transforma en óxido de nitrógeno ( 2 ). No es un gas de efecto invernadero muy fuerte, es decir 296 veces más fuerte que ( 2 ) (Crutzen, Smith, Mosier, & Winiwarter, 2008) .

4.2.2. Biodiversidad

La biodiversidad es la variación de los ecosistemas naturales y la variación de las formas de la vida. Este estudio permite esclarecer las zonas de recolección de la Jatropha Curcas L. para la producción de aceite de piñón.

4.3. Aspectos socio-culturales

4.3.1. Acceso a las tierras

Extensión de la producción de los biocombustibles resulta, en la mayoría de los casos, en una competencia de tierra. Este puede causar desplazamiento de los

pequeños y medianos productores con débiles derechos de la tierra (FAO, 2008). Con respecto al valor de las tierras, debería analizarse si existe una presión hacia el alza y desplazamiento de pequeños y medianos productores (Bruinsma, 2009).

4.3.2.

Relaciones de poder y género

Globalmente se analiza el impacto de la producción de biocombustibles para las relaciones de poder de los pequeños y medianos productores (Bruinsma, 2009).

4.3.3.

Políticas

biocombustibles

implementadas

en

relación

a

la

producción

de

Los biocombustibles considerados dentro de la política de producción son los siguientes:

Bioetanol

Biohidrógeno

Bio-oi

Pellets de materia cruda

Biodiesel

Aceites vegetales puros

Carbón de leña

Gas pobre

 

Biocombustibles

Biometanol

Biogás

Etanol

sintéticos

Biodimetileter

Bioalcohol

Bricketts de carbón

Etanol anhídrido

Tabla 10. Listado de biocombustibles. Fuente. Misterio de Electricidad y Energía Renovable. Elaborado. Alexandra Reyes.

4.3.4.

Manejo ambiental

La constitución de la República en su artículo 275 establece que todos los sistemas que conforman el régimen de desarrollo (económicos, políticos, socio- culturales y ambientales) deben garantizar la realización del buen vivir, y que toda organización del Estado y la actuación de poderes públicos están al servicio de los ciudadanos que habitan en el Ecuador (PRO ECUADOR, 2013).

5. IMPACTO DE LA PRODUCCIÓN DE BIODIESEL DE LA JATROPHA CURCAS L. A PEQUEÑA ESCALA DE SOSTENIBILIDAD

5.1.

Introducción

El ser humano, desde su existencia ha dependido de su entorno para obtener energía. Previo al desarrollo industrial se utilizaba los animales, los vegetales, la fuerza del viento y del agua para obtenerla y producir calor, luz y poder transportarse. Luego se pasó a utilizar fuentes de energía almacenada de recursos fósiles, primero fue el carbón y posteriormente el petróleo y el gas natural (Reyes, 2009). Actualmente, los combustibles fósiles y la energía nuclear proporcionan cada año alrededor del 90% de la energía que se utiliza en el mundo. Pero las reservas de combustibles fósiles son limitadas y, en mayor o menor grado, son contaminantes (Reyes, 2009). Desde mediados del siglo XX con el crecimiento de la población, la extensión de la producción industrial y el uso masivo de tecnologías, comenzó a crecer la preocupación por el agotamiento de las reservas de petróleo y el deterioro ambiental. Desde entonces, se impulsó el desarrollo de energías alternativas; entre ellas, los biocombustibles (Reyes, 2009). Cabe indicar que la utilización de combustibles extraídos de vegetales no es una práctica actual Rudolf Diesel aplicó este prototipo a uno de sus experimentos, pero el petróleo se perfilaba como un producto barato, eficiente y fácilmente disponible. Con el tiempo la dependencia del petróleo y sus consecuencias dañinas al medio ambiente han hecho que se fortalezca la relación entre desarrollo, energía y entorno plantea nuevos desafíos para la sostenibilidad en un mundo interdependiente y globalizado, en el cual las soluciones de primera mano se encuentran en los escenarios locales de gestión energética, tanto en los países en desarrollo como en los industrializados (Reyes, 2009).

En el caso de los biocombustibles o también conocidos como alternativa de agroenergía, según sus defensores y creadores, favorecen al equilibrio medio ambiental manteniendo un desarrollo sostenible en su producción. Este tipo de producto ha sido considerado como una solución para los países del primer mundo

principalmente para disminuir la dependencia que se tiene de los combustibles fósiles

y los problemas económicos que sus precios han ocasionado (Reyes, 2009). Pero la realidad que refleja la producción de biocombustibles es otra; la misma está llena de muchos riesgos ambientales que no tienen relación con un desarrolla

sostenible que hoy en día requiere el planeta, entre ellos podemos mencionar la destrucción de bosques, reducción drástica de productos alimenticios, entre otros; un gran ejemplo es Brasil en donde se han deforestado 21 millones de hectáreas de bosque para sembrar soja para la producción de biocombustibles. Con este resultado surgen algunas preguntas ¿en realidad la producción de biocombustibles mantendría

el equilibrio ambiental y sería sustentable?, o ¿se convertiría en un producto más cuya

fabricación se concentra en el beneficio y poder económico de los países que buscan su producción? La mayoría de científicos consideran, que la fabricación de estos combustibles

puede variar positiva o negativamente dependiendo del tipo de cultivo, la tecnología

y las particularidades de cada país; si su producción destruye bosques, pantanos y

manglares, su proceso no es sustentable (Reyes, 2009). El pensamiento netamente económico de la producción de este tipo de energía se debe a la actual coyuntura de los precios de petróleo y sus derivados, y el interés de reducir su dependencia del llamado “oro negro”. Este efecto económico ha mostrado que cuando los precios del crudo son elevados se han desarrollado nuevas tecnologías de fuentes de energía como el biodiesel (Reyes, 2009). Ecuador es un país dependiente de la exportación de petróleo y cuyas condiciones actuales del sector energético no garantiza autosuficiencia para satisfacer una demanda que crece cada año, ni asegura sostenibilidad en términos económicos, ambientales o sociales se debe determinar las fortalezas y amenazas que se tiene al querer producir biocombustibles.

Después de cuatro décadas de exportación de crudo, el país todavía importa derivados de petróleo para mejorar una producción nacional de combustibles de mala calidad y abastecer a un mercado caracterizado por el subsidio cuyo gasto es equivalente a la mitad de la deuda externa durante la última década (Reyes, 2009). Para que el país pueda producir biocombustibles se debe contar con grandes plantaciones de soja, palma, girasol, caña de azúcar, entre otros, lo que el país no posee, esto podría causar que se busquen tierras para este tipo de producción y se comiencen a destruir ecosistemas y por ende se desarrolle una producción no sustentable; sin embargo, la elaboración de biocombustibles es parte de la nueva política de desarrollo del Estado, en el 2004 se crea el Comité Nacional de Biocombustibles, para formalizar políticas de fabricación de esta agroenergía (Reyes,

2009).

5.2. Seguridad energética

Las fuentes de energía que se usan en la Amazona son los biocombustibles tradicionales como leña y los combustibles fósiles como diésel, gasolina y kerosene. Todos(as) los/las personas usan leña para cocinar y kerosene para la iluminación. Para transporte y máquinas usan diésel y gasolina, según los autores Elizalde & Rodríguez

(2009).

El área de Jatropha Curcas L. en el momento es demasiado pequeña para aportar a la demanda de biodiésel local y nacional. En cuanto a expectativas futuras según el INIAP existen las posibilidades del cultivo. Para promover el cultivo de este arbusto sería importante validar un paquete tecnológico y crear un mercado local para las semillas secas. En contraste la producción por hectárea de Jatropha Curcas L. es bajo de modo que su producción debe ser elevada para cumplir con la demanda según las perspectivas formadas.

5.3. Seguridad alimentaria

Dentro de la alimentación “las grasas y aceites” cumplen una función muy importante. Estas representan la fuente principal de energía procedente de los

alimentos, garantizan la absorción y transporte de las vitaminas A, D, K, E y de sustancias con actividad antioxidante, como los carotenoides y compuestos fenólicos, que se encuentran disueltos en ellas (González, 2010 ). El aceite de piñón es, por la presencia de ésteres de forbol, tóxico y por lo tanto solo puede ser usado para la producción de biodiesel. Por esta razón la Jatropha Curcas L. no compite con la producción de aceites vegetales y grasas para el uso humano. El cultivo de Jatropha Curcas L. en asociación con los cultivos alimentarios no tiene un impacto negativo para la seguridad alimentaria.

5.4. Propiedad de la tierra

La Jatropha Curcas L. crece en casi cualquier tipo de terreno incluso terrenos arenosos y pedregosos; las hojas que caen de esta planta enriquecen el suelo haciéndolo todavía más fértil. Climáticamente hablando, se encuentra mayormente en los trópicos y subtrópicos, aunque también puede resistir a las bajas temperaturas. Requiere muy poca agua y resiste periodos largos de sequía deshojándose para reducir la transpiración (Piedra, 2008). Debido a estas razones ya argumentadas se necesitará de incentivos para aquellas personas que se dedican a la agricultura o posean grandes extensiones de terrenos alejadas (zonas rurales), para que se motiven a sembrar este arbusto, aunque sea como cercas vivas; proponiendo esto como una opción rentable para ellos con la ventaja del escaso cuidado que Jatropha Curcas L. requiere.

6.

VISUALIZACIÓN Y ALCANCE DEL ESTUDIO

Este trabajo investigación consistió en la obtención de biocombustible a partir de la Jatropha Curcas L (piñón), teniendo como materia prima el aceite vegetal de la semilla de piñón, este aceite fue otorgado por Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), otras sustancias o componentes utilizados fueron el metanol e hidróxido de sodio; jugando con la concentración de cada una de estas variables, además, del tiempo y temperatura, resaltado que la homogenización es un parámetro fundamental para obtener el producto. Se aplicaron diferentes concentraciones de las variables a cada muestra preparada, con la finalidad de determinar las condiciones óptimas para la obtención del biocombustible, que muestre las características más cercanas según las normas de calidad ASTM para biodiésel. Así mismo, se realizaron análisis físico químicos, conocida también como caracterización de las muestras preparadas tales como lo son: índice de acidez, número de acidez, índice de yodo, densidad, punto de inflamación, viscosidad, índice de cetano, gravedad API; llevando a cabo la realización de estos ensayos en el Laboratorio de Química de la Escuela de Ingeniería Química de la Universidad Técnica de Manabí y en el Laboratorio de la Unidad de Control de Calidad, Aguas, Petróleo y Medio Ambiente UCC de la Universidad de Guayaquil por falta de equipos se buscó como recurso este último laboratorio acreditado (Certificado de Acreditación N°: OAE LE C 08-003); para hacer la debida comparación sobre las muestras que se encuentran dentro de las normas que rige las características del biodiesel como lo son la ASTM D4052, D613, D445, D93, D664, D287-82. Finalmente logrando establecer las condiciones óptimas para producir un biodiésel que se encuentre dentro de especificaciones.

7.

ELABORACIÓN

VARIABLES

7.1. Hipótesis

DE

HIPÓTESIS

Y

DEFINICIÓN

DE

Afectarán en la reacción de transesterificación del piñón (Jatropha Curcas L.) las variables fundamentales (concentración, pH, acidez, tiempo de reacción y temperatura).

7.2. Variables y su Operacionalización

7.2.1. Variable dependiente

Influencia de variables fundamentales

7.2.2. Variable independiente

Reacción de transesterificación

7.3. Operacionalización de las variables

Variable Independiente: Influencia de variables fundamentales

Conceptualización

Categoría

Indicadores

Técnica

La transesterificación de aceites vegetales depende de las condiciones de reacción utilizadas en el proceso, tales como:

Variables

pH, temperatura, tiempo de reacción, acidez y concentración.

del proceso

Ensayos de

laboratorio

 

(Termómetro,

temperatura, tiempo de reacción, concentración y pH.

potenciómetro y

Control de

Equipos de

métodos

variables

laboratorio

volumétricos)

Variable Dependiente: Reacción de transesterificación

Conceptualización

Categoría

Indicadores

Técnica

Una reacción de transesterificación consiste en la transformación de un tipo de éster en otro. Cuando el éster original reacciona con un alcohol, la reacción de transesterificación se denomina alcohólisis. Se basa en la reacción de moléculas triacilgliceridos con alcoholes de bajo peso molecular (metanol, etanol, propanol, butanol) para producir esteres y glicerina.

Obtención

Extracción del grano de piñón en aceite

 

del aceite

vegetal

Ensayos de

 

laboratorio

(Termómetro,

potenciómetro

Obtención

Conversión

y métodos

del

del aceite

volumétricos)

biodiesel

en biodiesel

8.

DESARROLLO DEL DISEÑO DE INVESTIGACIÓN

8.1. Objetivos

8.1.1. Objetivo General

Determinar la influencia de las variables fundamentales en la reacción de transesterificación del piñón (Jatropha Curcas L.), mediante ensayos de laboratorio.

8.1.2. Objetivos Específicos

Identificar las variables que afectan a la reacción de transesterificación.

Definir el proceso de obtención del biocombustible a partir del piñón (Jatropha Curcas L.).

Determinar las condiciones óptimas para la obtención del biocombustible.

8.2. Campo de acción

Este trabajo de titulación tiene diferentes campos de acción, entre ellos la Química y la Petroquímica para obtener un producto a escala laboratorio, permitiendo que a través de la demanda potencial del biocombustible en el Ecuador se pueda llevar a la producción escala Industrial.

8.3. Diseño metodológico

8.3.1. Tipo de investigación

El presente proyecto de investigación se basó en la experimentación, para obtener la recopilación de los datos, que permitió determinar las condiciones óptimas

para obtener un biodiesel que cumpla con estándares de calidad.

8.3.2. Métodos de investigación

Se utilizaron métodos cualitativos y cuantitativos para describir la investigación, controlando la variable independiente, para ellos se recurrió a la

recolección de datos para comprobar la hipótesis en base al análisis estadístico para así establecer la acción de las variables sobre la hipótesis.

8.3.3.

Técnicas

Las técnicas que se utilizaron en la experimentación a escala de laboratorio (ensayos de laboratorio) se basaron en protocolos estandarizados como lo son las

titulaciones, en donde toda la información se obtuvo de artículos científicos especializados al tema.

a.

Materiales

Matraz Erlenmeyer

Vasos de precipitación

Bureta

Probetas

Pipetas

Espátula

Luna de vidrio

Mortero

Cono de separación

Soporte

Pinzas

Refrigerante

Pastilla

Embudo

Tapón

Imán

b. Equipos

Balanza Analítica

Placa Calefactora

Homogeneizador

Termómetro Infrarrojo

Termómetro de Mercurio

Estufa

c. Sustancias y Reactivos

Aceite de Piñón

Metanol

Hidróxido de Sodio

Ácido Acético

Reactivo de Wibs

Cloroformo

Fenolftaleína

Agua destilada

8.3.3.1. Parámetros Físicos Químicos

a. Acidez titulable

Los aceites y grasas presentan de forma natural acidez libre, es decir, ácidos grasos no combinados, debido al hidrólisis de alguno de los triglicéridos. Esta acidez

se mide con el índice de acidez, que se define como el número de miligramos de hidróxido de potasio que se requieren para neutralizar los ácidos grasos libres contenidos en 1 g de muestra. El método consiste en la disolución de la muestra en una mezcla de disolventes y la valoración de los ácidos grasos libres mediante una solución de hidróxido de potasio comercial (León, Goméz, & Rejinders, 2009).

El procedimiento utilizado para la determinación del índice de acidez es el siguiente:

Se añaden 10 mL de agua destilada en un vaso de precipitados de 250

mL.

Se añaden 2 gramos del biocombustible y 2 o 3 gotas de fenolftaleína.

Se valora con KOH 0,092 N comercial.

Sobre el vaso de precipitados que contiene la anterior.

Se valora con KOH 0,09 N comercial.

Se realizan dos determinaciones. El índice de acidez será la media de los dos valores obtenidos que están dados por la siguiente expresión:

= ∗ ∗

(1)

Siendo:

MKOH el peso molecular del KOH en g·mol-1; NKOH la normalidad de la disolución de KOH utilizada para valorar; VKOH el volumen en mL, de disolución de KOH comercial gastado en la valoración.

b. Número Ácido

El número de acidez es el tanto por ciento en masa de ácidos grasos libres, expresados como ácido oleico, en la muestra. El número de acidez se determina a partir del índice de acidez según la expresión:

ú á = ∗∗∗100%

(2)

MKOH el peso molecular del KOH en g·mol-1; NKOH la normalidad de la disolución de KOH utilizada para valorar; VKOH el volumen en mL, de disolución de KOH comercial gastado en la valoración. Pm peso de la muestra en gramos

c. Índice de Yodo tilulable

El índice de yodo es una medida de las insaturaciones de grasas y aceites y se expresa en tanto por ciento en masa de yodo absorbido por una masa de la muestra.

Será tanto mayor cuanto mayor sea el número de dobles enlaces por unidad de grasa o aceite (Dinis & Pardal, 2012). El procedimiento para la determinación del índice de yodo es el siguiente:

Se pesan cerca de 0,20 a 0,30 g de biodiesel en un matraz Erlenmeyer.

Se añaden 10 mL de CCl4 y se agita.

Se adicionan 25 mL de Reactivo de Wibs y se agita de nuevo.

Se tapa el matraz y se deja a oscuras durante una hora.

Se adicionan 20 mL de disolución de yoduro de potasio 0,1 g·mL-1 en agua y 100 mL de agua destilada.

Se valoran con tiosulfato de sódico 0,0895 N en agua.

Como indicador se emplea almidón. Se añaden 4 o 5 gotas de indicador casi al final de la valoración. La aproximación al punto final se observa ya que el yodo es

autoindicador, no obstante, el almidón da mayor precisión (León, Goméz, & Rejinders, 2009).

= × × ×100

(3)

Siendo:

V el volumen, en mL, de Na 2 S 2 O 3 gastado en la valoración del blanco; VTc el volumen, en mL, de Na 2 S 2 O 3 gastado en la valoración de la muestra; N normalidad del Na 2 S 2 O 3; mEq miliequivalente de Na 2 S 2 O 3 ; Pm peso de la muestra;

d. Densidad Para la determinación de la densidad se utilizan matraces de 100 mL. Por diferencia de pesada se calcula la masa de biodiesel contenida en el interior de dichos matraces lo que, junto con el volumen, proporciona la densidad. Por otra parte, conociendo la temperatura a la cual se ha efectuado la determinación, es posible conocer la densidad a 15 ºC (León, Goméz, & Rejinders, 2009).

ρ 15 = ρT + 0,723 (T − 15)

(4)

Siendo:

ρ15 la densidad a 15 ºC en kg·m-3; ρT la densidad a una temperatura T (ºC) en kg·m-3. Para poder utilizar la anterior correlación es necesario que la temperatura T, a la que se hecho la medida de la densidad, esté comprendida entre 20 y 40 ºC.

e. Punto de inflamación

El punto de inflamación es la temperatura en la que una llama provoca la inflamación de los vapores emitidos por encima de la superficie de un combustible. El punto de combustión es la temperatura en la que una llama provoca la inflamación de un combustible, permaneciendo visible la inflamación durante al menos cinco segundos (León, Goméz, & Rejinders, 2009). Para la determinación de estas propiedades se emplea el método Cleveland en vaso abierto, que aparece en la norma UNE-EN ISO 2598 y que consta de los siguientes pasos:

Se llevan 74 mL de biodiesel al vaso abierto, hasta cubrir el enrase del vaso.

Se enciende el mechero adosado.

Se conecta la calefacción. La velocidad de calentamiento varía en función de la cercanía a la temperatura esperada de inflamación.

A intervalos de temperaturas de 1 ºC se realiza un barrido con la llama del mechero por la superficie del combustible. Es muy importante la ausencia de corrientes de aire.

Se anotan las temperaturas de inflamación y combustión y se corta la combustión por asfixia (León, Goméz, & Rejinders, 2009).

f. Viscosidad La determinación de la viscosidad se puede realizar mediante dos métodos:

utilizando el viscosímetro de Ostwald (de acuerdo con la norma UNE EN ISO 3104) para viscosidades de 7 a 35 cSt, y utilizando el viscosímetro de rotación de Brookfield para viscosidades superiores. El viscosímetro de Ostwald es un instrumento de vidrio cuyo fundamento consiste en medir el tiempo que tarda un volumen de un líquido, contenido entre dos enrases, en pasar por un capilar, sólo por la acción de la gravedad. La medida debe realizarse a 40 ºC, para eso se introduce el viscosímetro en un baño termostático a dicha temperatura. La viscosidad cinemática es directamente proporcional al tiempo que tarda en caer el líquido (León, Goméz, & Rejinders, 2009).

Siendo:

μ = K ∙ t

(5)

μ la viscosidad cinemática en cSt; t el tiempo en segundos; K la constante del viscosímetro. El procedimiento para llevar a cabo la medición consta de las etapas que se indican a continuación:

En primer lugar, se procede al llenado del viscosímetro con el biodiesel, para ello se invierte el instrumento introduciendo el ramal de menor diámetro en un vaso que contiene el líquido;

Sobre el ramal de mayor diámetro se ejerce una succión y el líquido comienza a ascender. Una vez que el líquido ha sobrepasado las dos marcas se para la succión y se vuelve a invertir el instrumento;

El viscosímetro se introduce en un baño de agua a 40 ºC. Una vez que ha transcurrido un tiempo suficiente que permita al biodiesel alcanzar dicha temperatura, se aplica una succión por el ramal de menor diámetro hasta que supere la marca superior;

Cuando el líquido comience a caer libremente y alcance la primera marca se pone en marcha el cronómetro. El cronómetro se parará cuando el nivel del líquido llegue a la segunda marca. En cada

determinación de la viscosidad se realizan dos mediciones tomándose el valor 006Dedio de ambas.

g. Índice de Cetano

El índice de cetano mide la facilidad de inflamación de un combustible para un motor diésel. El comportamiento del combustible se compara con el de dos hidrocarburos puros elegidos como referencia, el n-cetano o hexadecano, al que se le atribuye el número de cetano cien y el α-metilnaftaleno que recibe el número cero. La

medida normalizada del número de cetano se efectúa en un motor diseñado para ello (norma ASTM D613 y la norma EN ISO 5165) y a partir del número se obtiene el índice de cetano. Sin embargo, existen correlaciones como la incluida en la norma que muestran como determinar el índice de cetano, directamente, a partir de la temperatura del 50% de destilado y de la densidad a 15 ºC del combustible (León, Goméz, & Rejinders, 2009).

I. cetano = 454,74 − 1641,416ρ 15 + 0,774(ρ 15 ) 2 − 0,554T 50% + 97,803(logT 50% ) 2

(6)

Siendo:

ρ15°C la densidad a 15 ºC en g·mL-1; T50% la temperatura del 50 % de destilado en ºC.

h. Gravedad API

Escala de gravedad específica desarrollada por el Instituto Estadounidense del Petróleo (American Petroleum Institute, API) para medir la densidad relativa de diversos líquidos de petróleo, expresada en grados. La gravedad API está graduada en grados en un instrumento de hidrómetro y fue diseñada de manera tal que la

La

mayoría de los valores quedaran entre 10° y 70° de gravedad API (BioSC. S.A.) fórmula arbitraria utilizada para obtener este efecto es:

Donde:

Gravedad API =

141,5

60 − 131

GE a

(7)

GE es la gravedad específica del fluido.

8.3.3.2. Mezclado

Es la operación unitaria que permite producir una distribución al azar de partículas dentro de un sistema; también puede entenderse como un sistema ordenado en el que las partículas presentan un patrón o unidad repetitiva (mezclado ordenado). Cuyo objetivo es asegurar una distribución homogénea de los componentes de una sustancia. La eficiencia del proceso del mezclado depende de la velocidad de mezclado, la selección del mezclador, tiempo de mezclado. La selección del tipo de mezclador depende del tipo de material a mezclar (características como tamaño de partículas, forma, área superficial y densidad) (Castillo, 2012).

8.3.3.3. Decantación

La decantación se utiliza para separar mezclas heterogéneas, que pueden estar conformadas por una sustancia líquida y una sólida, o por dos sustancias líquidas. Significa sedimentar, colocarse una de las sustancias en la base de la otra, por efecto de sus distintas densidades, lo que permite separarlas. El caso de decantación de un sólido en un líquido, es muy común en los procesos de potabilización del agua, para extraer las partículas más pesadas, antes de la filtración. Se lo deja reposar, y al cabo de un tiempo, las partículas del sólido suspendidas en el líquido se depositarán en el fondo del recipiente. Cuando esto sucede, el líquido se pasa a otro recipiente, dejando en la base el sólido, que podrá extraerse con facilidad (Castillo, 2012).

8.3.3.4. Lavado

Se pone primero agua en el recipiente hasta completar aproximadamente un tercio del volumen. Luego, agregar el biodiesel. Después de agitar con cuidado estos dos líquidos, se deja que repose algunas horas hasta que se ve claramente la separación de los dos líquidos. El biodiesel limpio queda encima y el agua con los jabones disueltos se puede sacar por una válvula en el fondo del recipiente. Puede

repetir este proceso dos o tres veces para retirar todo el jabón. El segundo lavado y el tercero pueden hacerse sólo con agua. Después del tercer lavado, el agua que queda puede separarse calentando lentamente hasta que el agua se evapore completamente y el biodiésel deje de borbotear. El producto final deberá tener pH 7. El agua del tercer lavado puede usarse para el primer lavado del siguiente lote. También se puede probar enfriar el biodiésel para que los restos de jabón y de lejía sedimenten más rápido. Con este método el biodiésel queda bastante limpio en poco tiempo. El biodiésel tiene un aspecto más limpio y cristalino después de lavarlo (McCabe, 2002).

8.3.3.5. Secado

La operación de secado es una operación de transferencia de masa de contacto gas - sólido, donde la humedad contenida en el sólido se transfiere por evaporación hacia la fase gaseosa, en base a la diferencia entre la presión de vapor ejercida por el sólido húmedo y la presión parcial de vapor de la corriente gaseosa. El secado se describe como un proceso de eliminación de substancias volátiles (Humedad) para producir un producto sólido y seco. La humedad se presenta como una solución liquida dentro del sólido, es decir; en la microestructura del mismo. La velocidad a la cual el secado es realizado está determinada por la velocidad a la cual los dos procesos, mencionados anteriormente, se llevan a cabo. La transferencia de energía, en de calor, de los alrededores hacia el sólido húmedo puede ocurrir como resultado de convección, conducción y/o radiación y en algunos casos se puede presentar una combinación de dos efectos (McCabe, 2002).

8.3.3.6. Titulaciones

La valoración o titulación es un método de análisis químico cuantitativo en el laboratorio que se utiliza para determinar la concentración desconocida de un reactivo conocido. Debido a que las medidas de volumen desempeñan un papel fundamental en las titulaciones, se le conoce también como análisis volumétrico. Una titulación o valoración comienza con un vaso de precipitados o matraz Erlenmeyer conteniendo un volumen preciso del reactivo a analizar y una pequeña cantidad de indicador,

colocado debajo de una bureta que contiene la disolución estándar. Controlando cuidadosamente la cantidad añadida, es posible detectar el punto en el que el indicador cambia de color. Si el indicador ha sido elegido correctamente, este debería ser también el punto de neutralización de los dos reactivos. Leyendo en la escala de la bureta sabremos con precisión el volumen de disolución añadida (Rosenfeld, 1999).

8.4. Diseño experimental

Para determinar las condiciones óptimas para la obtención del biodiésel, es necesario jugar con las variables fundamentales, para determinar cómo influye en los resultados arrojados según la práctica de laboratorio. Recalcando que de las nueve muestras que se tomaron en cuenta para realizar dicha investigación; solo cuatro de ellas fueron posibles de obtener, debido a que, por factores de homogenización, concentración de hidróxido de sodio (NaOH), metanol, tiempo de agitación y temperatura se produjo una reacción de saponificación, en donde lo que se obtuvo como producto jabón. En la tabla 11 se muestran los parámetros a los que se trabajó para obtener las muestras de biocombustibles para esta investigación. Producción de biodiésel

%NaOH

Relación ml metanol - g grasa

Temperatura (ºC)

Tiempo (min)

1

1

27,68 100

62

30

2

1

27,68 100

62

45

3

1

27,68 100

52

60

4

3

27,68 100

52

60

5

1

36,9 100

62

45

6

1

46,13 100

52

45

7

2

46,13 100

52

45

8

3

27,68 100

62

15

9

3

36,9 100

52

30

Tabla 11. Producción de biodiésel. Elaborado por. Intriago Francisco, Valdiviezo Gema

Las muestras 1, 2, 4, 8 y 9 fueron aquellas que se saponificaron, por ende, no fue posible realizar los análisis previstos para caracterizar los biocombustibles obtenidos. Obteniendo las siguientes muestras para realizar la investigación. Producción de biodiésel

%NaOH

Relación ml metanol - g grasa

Temperatura (ºC)

Tiempo (min)

1

1

36,9 100

62

45

2

2

46,13 100

52

45

3

1

27,68 100

52

60

4

1

46,13 100

52

45

Tabla 12. Muestras de biodiésel. Elaborado por. Intriago Francisco, Valdiviezo Gema.

9.

DEFINICIÓN Y SELECCIÓN DE LA MUESTRA

Las muestras que se manipularon a partir de la Jatropha Curcas L (piñón). fueron el aceite vegetal extraído del grano; y el biocombustible a partir del aceite vegetal en combinación de otras sustancias o componentes.

9.1. Obtención del aceite de la Jatropha Curcas L.

El aceite vegetal (materia prima) de la Jatropha Curcas L (piñón) fue cedido u otorgado por el Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), en donde se encargan de la extracción del aceite a partir del grano o semilla de piñón. El proceso de obtención del aceite de piñón se lo muestra en el capítulo 3 (figura 1).

9.2. Obtención del biodiésel a partir de la Jatropha Curcas L.

El biodiésel o biocombustible se obtiene a partir de la combinación y conversión de una mezcla de sustancias o componentes fundamentales para obtener este producto amigable con el ecosistema. El proceso de obtención del biodiésel a partir del piñón se lo muestra en el capítulo 3 (figura 7).

9.2.1.

Materiales

La materia prima que se utilizó para la obtención del biocombustible fueron el aceite vegetal de la Jatropha Curcas L., metanol e hidróxido de sodio (NaOH). Para cada una de las muestras se utilizaron diferentes concentraciones de las variables fundamentales en el Laboratorio de Química y Toxicología, así como también en el Laboratorio de la Unidad de Control de Calidad, Aguas, Petróleo y Medio Ambiente en la ciudad de Guayaquil por la escasez de equipos para la realización de todos los ensayos para la caracterización adecuada del biocombustible.

9.2.2.

Preparación

Para obtener el biodiesel a partir de la Jatropha Curcas L. (piñón) es necesario

seguir el siguiente procedimiento:

Preparar una solución de NaOH (1% - 2% - 3%) con de metanol (27,68 ml, 36,9 ml, 46,13 ml).

Pesar 100 g de aceite de piñón.

Colocar el aceite de piñón en un matraz de doble boca y calentarlo hasta llegar a una temperatura de 52ºC o 62°C.

Una vez que el aceite alcance la temperatura deseada se procede a vaciar la solución de metóxido en el matraz que contiene el aceite con cuidado para que no se dé el proceso de saponificación.

Se toma el tiempo de contacto desde que cae la primera gota de biodiesel.

Una vez haya pasado los 15 min, 30 min, 45 min, 60 min, 75 min y 90 min se procede a detener la reacción sometiéndolo a bajas temperaturas (colocar en una cuba con hielo).

Luego de eso se deja 24 h para iniciar el lavado.

10. RECOLECCIÓN DE DATOS

10.1. Cálculos de acidez titulable

A continuación (tabla 13) se muestran los valores y cálculos necesarios para

determinar la acidez titulable en las diferentes muestras obtenidas.

Tabla 13. Valores para determinar de la acidez titulable

Muestra

Volumen Consumido (KOH)

Masa

 

(ml)

(g)

1

0,3

2,0579

2

0,4

2,0169

3

0,4

2,0234

4

0,36

2,0012

Fuente. Intriago & Valdiviezo, 2016.

Elaborado por. Intriago Francisco, Valdiviezo Gema.

= ∗ ∗

(1)

1. = 0,3 ∗ 0,092 ∗ 0,056 ∗ 1000 = 1,5456

2. = 0,4 ∗ 0,092 ∗ 0,056 ∗ 1000 = 2,0608

3. = 0,4 ∗ 0,092 ∗ 0,056 ∗ 1000 = 2,0608

4. = 0,35 ∗ 0,092 ∗ 0,056 ∗ 1000 = 1,8032

10.2. Cálculos del número ácido

A continuación (tabla 14) se muestran los valores y cálculos necesarios para determinar el número ácido en las diferentes muestras obtenidas.

Tabla 14. Valores para determinar número ácido. Volumen Consumido (KOH)

Muestra

(ml)

Masa

(g)

1

2

3

4

0,3

2,0579

0,4

2,0169

0,4

2,0234

0,36

2,0012

Fuente. Intriago & Valdiviezo, 2016. Elaborado por. Intriago Francisco, Valdiviezo Gema.

ú á = ∗∗∗100%

1. ú á = 0,3∗0,0895∗0,232∗100

2,0579

2. ú á = 0,4∗0,0895∗0,232∗100

2,0169

3. ú á = 0,4∗0,0895∗0,232∗100

2,0234

4. ú á = 0,4∗0,0895∗0,232∗100

2,0012

= 0,3679 á

= 0,5005 á

= 0,4989 á

= 0,4414 á

100

100

100

100

(2)

10.3.

Cálculos del índice de yodo titulable

A continuación (tabla 15) se muestran los valores y cálculos necesarios para determinar el índice de yodo en las diferentes muestras obtenidas.

Tabla 15. Valores para determinar índice de yodo titulable.

Muestra

Volumen Consumido (KOH)

Volumen Blanco(KOH)

Masa

 

(ml)

(ml)

(g)

1

14,0

 

0.2611

2

11,5

0,2196

3

11,0

31

0,2016

4

13,0

0,2301

Fuente. Intriago & Valdiviezo, 2016. Elaborado por. Intriago Francisco, Valdiviezo Gema.

= × × ×100

1. = (31−14)∗0,0895∗0,1269∗100

0,2611

=

73,9480

100

2. = (31−11,5)∗0,0895∗0,1269∗100

0,2196

= 100,8525

100

3. = (31−11)∗0,0895∗0,1269∗100

0,2016

4. = (31−13)∗0,0895∗0,1269∗100

0,2301

= 112,67

100

= 88,8465

100

(3)

10.4. Cálculos de la densidad