Sei sulla pagina 1di 7

Lluvia ácida

¿Qué es la lluvia Acida?


La lluvia ácida se forma cuando la humedad en el aire se combina con los óxidos de
nitrógeno, el dióxido de azufre y eltrióxido de azufre emitidos por fábricas, centrales
eléctricas, calderas de calefacción y vehículos que queman carbón o productos derivados
del petróleo que contengan azufre. En interacción con el agua de la lluvia, estos gases
forman ácidos nítricos, ácido sulfuroso y ácido sulfúrico. Finalmente, estas sustancias
químicas caen a la tierra acompañando a lasprecipitaciones, constituyendo la lluvia ácida.

Animales acuáticos y terrestres, árboles y plantas, e incluso infraestructuras humanas


sufren los efectos dañinos de la lluvia ácida. Es culpa del ser humano, que emite óxido de
nitrógeno y el dióxido de azufre de sus fábricas, centrales eléctricas, coches, etc.

Los contaminantes atmosféricos primarios que dan origen a la lluvia ácida pueden recorrer
grandes distancias, siendo trasladados por los vientos cientos o miles de kilómetros antes
de precipitar en forma de rocío, lluvia, llovizna, granizo, nieve, niebla o neblina. Cuando la
precipitación se produce, puede provocar importantes deterioros en el ambiente.

La lluvia normalmente presenta un pH de aproximadamente 5.65 (ligeramente ácido),


debido a la presencia del CO2atmosférico, que forma ácido carbónico, H2CO3. Se considera
lluvia ácida si presenta un pH menor que 5 y puede alcanzar el pH del vinagre (pH 3). Estos
valores de pH se alcanzan por la presencia de ácidos como el ácido sulfuroso, H2SO3, ácido
sulfúrico, H2SO4, y el ácido nítrico, HNO3. Estos ácidos se forman a partir del dióxido de
azufre, SO2, trióxido de azufre, SO3, y el trióxido de nitrógeno que se convierten en ácidos.

Los hidrocarburos y el carbón usados como fuente de energía, en grandes cantidades,


pueden también producir óxidos deazufre y nitrógeno y el dióxido de azufre emitidos por
fábricas, centrales eléctricas y vehículos que queman carbón o productos derivados
del petróleo.
Historia de la Lluvia Ácida

La contaminación del hombre comenzó, a gran escala, con la revolución industrial . Ya en


1852, Robert Angus Smith estudió la lluvia ácida, que ya era un problema, y demostró
que estaba relacionada con la polución del aire en Manchester, Inglaterra.

Pero recién en los años 60 del Siglo XX los científicos comenzaron a estudiar el fenómeno
de la lluvia ácida. El término mismo aparece recién en 1972.

Ya por los 70 la lluvia ácida comenzó a ser un problema grave, por lo que las industrias
comenzaron a ser alejadas de las áreas pobladas, pero no sólo los humanos la sufrimos.
Varios países europeos, Rusia y China son los que más la sufren actualmente. Los peores
son quienes todavía tienen centrales eléctricas que funcionan quemando carbón o diesel.

Lo peor es que muchas veces las deposiciones de la lluvia ácida caen a kilómetros de
distancia de donde se han producido los contaminantes, así que un país puede ser altamente
contaminante, pero los efectos nocivos se pueden sentir en la nación vecina.
Formación de la lluvia ácida
Esto sucede cuando la acidez de la lluvia común entra en reacción con los contaminantes
del aire, principalmente los óxidos de azufre y los óxidos de nitrógeno.

Así, cuando el agua de la lluvia entra en contacto con la contaminación humana de la


atmósfera, forma ácidos sulfúricos y nítricos. Así el agua de lluvia se vuelve más ácida
todavía, con un PH por debajo de 3.

Una gran parte del SO2 (dióxido de azufre) emitido a la atmósfera procede de la emisión
natural que se produce por las erupciones volcánicas, que son fenómenos irregulares. Sin
embargo, una de las fuentes de SO2 es la industria metalúrgica. El SO2 puede proceder
también de otras fuentes, por ejemplo como el sulfuro de dimetilo, (CH3)2S, y otros
derivados, o como sulfuro de hidrógeno, H2S. Estos compuestos se oxidan con el oxígeno
atmosférico dando SO2. Finalmente el SO2 se oxida a SO3(interviniendo en la reacción
radicales hidroxilo y oxígeno) y este SO3 puede quedar disuelto en las gotas de lluvia, es el
de las emisiones de SO2 en procesos de obtención de energía: el carbón, el petróleo y otros
combustibles fósiles contienen azufre en unas cantidades variables(generalmente más del
1 %), y, debido a la combustión, el azufre se oxida a dióxido de azufre.

S + O2 → SO2

Los procesos industriales en los que se genera SO2, por ejemplo, son los de la industria
metalúrgica. En la fase gaseosa el dióxido de azufre se oxida por reacción con el radical
hidroxilo por una reacción intermolecular.

SO2 + OH· → HOSO2· seguida por HOSO2· + O2 → HO2· + SO 3

En presencia del agua atmosférica o sobre superficies húmedas, el trióxido de azufre (SO3)
se convierte rápidamente en ácido sulfúrico (H2SO4).

SO3(g) + H2O (l) → H2SO4(l)

Otra fuente del óxido de azufre son las calderas de calefacción domésticas que usan
combustibles que contiene azufre (ciertos tipos de carbón o gasóleo).

El NO se forma por reacción entre el oxígeno y el nitrógeno atmosféricos a alta


temperatura.
O2 + N2 → 2NO
Una de las fuentes más importantes es a partir de las reacciones producidas en los motores
térmicos de los automóviles y aviones, donde se alcanzan temperaturas muy altas. Este NO
se oxida con el oxígeno atmosférico,
O2 + 2NO → 2NO2, y este 2NO2

y reacciona con el agua dando ácido nítrico (HNO3), que se disuelve en el agua.
3NO2 + H2O → 2HNO3 + NO

Para evitar esta producción se usan en los automóviles con motor de gasolina, los
catalizadores que disocian el óxido antes de emitirlo a la atmósfera. Los vehículos con motor
diesel no pueden llevar catalizadores y por lo tanto, en este momento son los únicos que
producen este gas.

Causas de la Lluvia Ácida

Se suele llamar lluvia ácida, un termino popular, a las precipitaciones húmedas (lluvia,
nieve, aguanieve, niebla y rocío) y también a las deposiciones secas (partículas acidificanes
y gases) que contienen componentes ácidos. Un nombre correcto para la lluvia ácida,
sería deposiciones ácidas.

Ahora la explicación: el agua destilada, que no tiene dióxido de carbono, tiene un PH


neutral de 7. Cualquier líquido con menos de 7 de PH es ácido, y aquellos que tienen un PH
superior son llamados básicos. La lluvia común, o sea no la lluvia ácida, tiene un PH de 5,2
a 5,6, o sea es un agua ligeramente acidificada. Esto es porque el dióxido de carbono y el
agua en el aire reacciones juntas para formar el ácido carbónico, un ácido débil.
Consecuencias de la Lluvia Ácida

Los efectos da la lluvia ácida pueden llegar a ser devastadores, desde la acidificación de ríos,
lagos y mares que dificultan la vida acuática, hasta el desgaste y muerte de la vida vegetal
en bosques. Como si fuera poco, cuando la lluvia ácida cae al suelo, ese agua acidificada
arrastra con los fertilizantes naturales de la tierra, con lo que se da un empobrecimiento
total, que termina estresando a las plantas, ya que les quita sus minerales e iones
esenciales, produciendo así más mortandad. Pero no sólo a los seres vivos afecta, sino
que corroe las construcciones e infraestructuras humanas.

Por ejemplo estatuas y monumentos hechos de mármol o caliza, se deshacen con cada lluvia
ácida.

Incluso un estudio de 2005 descubrió que el sulfato de la lluvia ácida reduce el metano que
se produce en las zonas de pantanos, o sea que a la larga también potencia el efecto
invernadero que ha producido el calentamiento global y el cambio climático que tanto
sufrimos hoy en día.

La lluvia ácida no solo tienes efectos sobre los ecosistemas de animales y plantas, sino que
también tiene efectos nocivos para la salud de los seres humanos. A pesar de que la lluvia
ácida no se ve ni se siente distintas que la lluvia normal, es muy perjudicial. La lluvia en sí
misma no lo es, puesto que incluso podríamos nadar en ella sin tener que preocuparnos.
Son las partículas de gases contaminantes que deja en la atmósfera las que sí son
peligrosas para el ser humano. Estas partículas pueden ser transportadas a cientos, miles
de kilómetros, por ejemplo, por efecto del viento.

No está comprobado que la lluvia ácida tenga efectos nocivos sobre la salud humana a corto
plazo, pero muchas organizaciones advierten sobre los peligros de la exposición prolongada
a este tipo de lluvia. Además, la lluvia ácida sí puede ser causa indirecta en diversos
problemas de salud. Por ejemplo, puede corroer tuberías y provocar que el agua potable
se mezcle con metales de las cañerías antes de llegar a los hogares, por citar un ejemplo.

La acidificación de las aguas de lagos, ríos y mares dificulta el desarrollo de vida acuática en
estas aguas, lo que aumenta en gran medida la mortalidad de peces. Igualmente, afecta
directamente a la vegetación, por lo que produce daños importantes en las zonas forestales,
y acaba con los microorganismos fijadores de N.

El término "lluvia ácida" abarca la sedimentación tanto húmeda como seca de


contaminantes ácidos que pueden producir el deterioro de la superficie de los materiales.
Estos contaminantes que escapan a la atmósfera al quemarse carbón y otros componentes
fósiles reaccionan con el agua y los oxidantes de la atmósfera y se transforman
químicamente en ácido sulfúrico y nítrico. Los compuestos ácidos se precipitan entonces a
la tierra en forma de lluvia, nieve o niebla, o pueden unirse a partículas secas y caer en
forma de sedimentación seca.

La lluvia ácida por su carácter corrosivo, corroe las construcciones y las infraestructuras.
Puede disolver, por ejemplo, el carbonato de calcio, CaCO3, y afectar de esta forma a los
monumentos y edificaciones construidas con mármol o caliza.

Un efecto indirecto muy importante es que los protones, H+, procedentes de la lluvia ácida
arrastran ciertos iones del suelo. Por ejemplo,cationes de hierro, calcio, aluminio, plomo o
zinc. Como consecuencia, se produce un empobrecimiento en ciertos nutrientes esenciales
y el denominado estrés en las plantas, que las hace más vulnerables a las plagas.

Los nitratos y sulfatos, sumados a los cationes lixiviados de los suelos, contribuyen a
la eutrofización de ríos y lagos, embalses y regiones costeras, lo que deteriora sus
condiciones ambientales naturales y afecta negativamente a su aprovechamiento.

Un estudio realizado en 2005 por Vincent Gauci1 de Open University, sugiere que
cantidades relativamente pequeñas de sulfato presentes en la lluvia ácida tienen una fuerte
influencia en la reducción de gas metano producido por metanógenos en áreas pantanosas,
lo cual podría tener un impacto, aunque sea leve, en el efecto invernadero.
Soluciones

Entre las medidas que se pueden tomar para reducir la emisión de los contaminantes
precursores de éste problema tenemos las siguientes:
 Reducir el nivel máximo de azufre en diferentes combustibles.
 Trabajar en conjunto con las fuentes fijas de la industria para establecer disminuciones
en la emisión de SOx y NOx, usando tecnologías para control de emisión de estos
óxidos.
 Impulsar el uso de gas natural en diversas industrias.
 Introducir el convertidor catalítico de tres vías.
 La conversión a gas en vehículos de empresas mercantiles y del gobierno.
 Ampliación del sistema de transporte eléctrico.
 Instalación de equipos de control en distintos establecimientos.
 No agregar muchas sustancias químicas en los cultivos.
 Adición de un compuesto alcalino en lagos y ríos para neutralizar el pH.
 Reducir emisiones, es decir, la quema de combustibles fósiles sigue siendo una de las
formas más baratas de producir electricidad. Hay que invertir en energías alternativas
no contaminantes.
 Invertir dinero, por parte de los gobiernos, en investigación y desarrollo de proyectos
con el fin de reducir la contaminación ambiental.
 Avances en la producción de convertidores catalíticos para coches. Con ellos
conseguiremos eliminar las sustancias químicas en los gases de escape.
 Buscar fuentes alternativas de energía, o sea, producir energía utilizando energías
renovables.
 Más uso por parte de todos los ciudadanos del transporte público en vez de usar los
vehículos propios que contaminan más.
 Ahorro energético. Debemos preocuparnos más por el medio ambiente y la
naturaleza, modificar nuestro comportamiento para no dañar tanto nuestro planeta.