Sei sulla pagina 1di 5

ADORACIÓN AL SANTÍSIMO

Guión para el mes vocacional 2010

GUIA: Iniciamos nuestra oración cantando.


Un canto de entrada

LECTOR 1: Durante el Mes vocacional, queremos dar un tiempo para


estar frente a Jesús Sacramentado y escuchar lo que nos dice.
Aquietemos nuestro corazón, hagamos un recorrido de lo que ha sido
el día y entreguemos nuestras preocupaciones al Señor.
Breve Silencio

Canto, ¡Qué bien se está aquí! (Letra y música de Carlos Seoane)

GUÍA: Invocamos la Santísima Trinidad, en el nombre del Padre y del


Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Expresemos nuestra fe.

Creo, Dios mío, que estoy en tu presencia,


que me amas y escuchas mi oración.
Tú eres grande y santo, yo te adoro.
Tú me lo has dado todo, yo te doy gracias.
Te he ofendido con mis malas acciones,
yo te pido perdón de todo corazón.
Tú eres muy bueno, yo te pido que me ayudes
para ser cada día mejor.
Amén.
GUIA:
Recibimos, unidos como hermanos, la presencia de Jesús
Sacramentado.

Canto, “No fijéis los ojos”

SE EXPONE EL SANTISIMO
Breve Silencio

GUÍA: Invocamos al Espíritu Santo para escuchar la Palabra,


cantando
Canto: Ven, Espíritu Santo Creador

LECTOR 1: Evangelio según San Juan ( Jn 6, 48-54)


“Yo soy el pan de vida. Sus antepasados, que comieron el maná en el
desierto murieron. Aquí tienen el pan que ha bajado del cielo para
que lo coman y ya no mueran. Yo soy el pan vivo que ha bajado del
cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. El pan que yo
daré será mi carne, y la daré para vida del mundo”
Los judíos discutían entre sí: ¿Cómo puede éste darnos de comer
carne? Jesús les dijo :”En verdad les digo: si no comen la carne del
Hijo del Hombre y no beben su sangre, no tienen vida en ustedes. El
que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo
resucitaré en el último día”.

Palabra del Dios


Canto…

LECTOR 2:
Las palabras de Jesús nos expresa esta verdad, se nos da en comida
y bebida , para que nuestra respuesta sea comer su carne y beber su
sangre.
Los invitamos a ir escuchando nuevamente cada una de estas
palabras.

LECTOR 1:
“Yo soy el pan de vida”.

BREVE SILENCIO

Antífona

LECTOR 2:
“Sus antepasados, que comieron el maná en el desierto murieron.”

BREVE SILENCIO

Antífona
LECTOR 1:
“Aquí tienen el pan que ha bajado del cielo para que lo coman y ya no
mueran”.

BREVE SILENCIO

Antífona

LECTOR 2:

“Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan
vivirá para siempre”.

BREVE SILENCIO

Antífona

LECTOR 1:
“El pan que yo daré será mi carne, y la daré para vida del mundo”

BREVE SILENCIO

Antífona

LECTOR 2:
”En verdad les digo: si no comen la carne del Hijo del Hombre y no
beben su sangre, no tienen vida en ustedes”.

BREVE SILENCIO

Antífona

LECTOR 1:
“El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo
resucitaré en el último día”.

BREVE SILENCIO

Antífona

GUIA:
Señor Jesús, te pedimos para que siempre estemos preparados para
recibirte en el Pan que alimenta y da vida, que como comunidad nos
alimentemos con tu presencia viva y real.
Te damos gracias, por poder recibirte en nuestro corazón y quedarte
con nosotros.

LECTOR 1
Te pedimos por los sacerdotes para que cada día se alimenten del
pan de vida y puedan dar vida en sus comunidades.
Te damos gracias por los sacerdotes que nos han alimentado con tu
Cuerpo y tu Sangre.
LECTOR 2
Te pedimos por las familias de nuestra comunidad, para que se
preparen y acerquen a recibir a Jesús Sacramentado.
Te damos gracias por sentirnos llamados a ser parte de la familia de
Dios.
LECTOR 1
Te pedimos especialmente por las parejas de pololos , para que
siempre busquen la fuerza del amor en la comunión.
Te damos gracias porque en nuestras comunidades surgen
vocaciones al matrimonio.
LECTOR 2:
Te pedimos por los jóvenes de nuestra comunidad para que cada día
alimenten su vocación en la Eucaristía.
Te damos gracias por aquellos jóvenes que preparan a los niños para
recibirte en la comunión.

GUIA:
Para concluir este rato de adoración y oración rezamos juntos la
oración por las vocaciones:

ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

Buen Pastor, Señor Jesucristo,


que sientes compasión al ver a las muchedumbres
como ovejas sin Pastor.
Te pedimos que envíes a tu Iglesia
Sacerdotes según tu corazón, que nos alimenten
con tu Cuerpo y con tu Sangre.
Diáconos que sirvan en el ministerio sagrado
y en la caridad a sus hermanos.
Religiosos y Religiosas que, por la santidad de sus vidas,
sean signos y testigos de tu Reino.
Laicos, que como fermento
en medio del mundo, proclamen y construyan tu
Reino por el ejercicio de su diario quehacer.
Fortalece a los que has llamado,
ayúdalos a crecer en amor y santidad,
para que respondan plenamente a su vocación.
María, Madre y Reina de las vocaciones,
ruega por nosotros.

Amén
BENDICIÓN CON EL SANTÍSIMO
SACERDOTE
Alabanzas de desagravio

Bendito sea Dios


Bendito sea su santo Nombre
Bendito sea Jesucristo, Dios y Hombre verdadero.
Bendito sea el Nombre de Jesús.
Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
Bendita sea su Preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito.
Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo Esposo.
Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

V. Les diste pan del cielo


R. Que contiene en sí todo deleite.

Oremos.
Oh Dios, que en este admirable sacramento nos dejaste el memorial
de tu Pasión, te pedimos nos concedas venerar de tal modo los
sagrados misterios de tu Cuerpo y de tu Sangre, que
experimentemos constantemente el fruto de tu redención. Tú que
vives y reinas por los siglos de los siglos.
R: Amén

GUIA: Terminamos nuestra adoración al Señor cantando.


Canto de envío.