Sei sulla pagina 1di 124

Universidad Rafael Landívar

Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales


Área Privada Sustantiva

DERECHO CIVIL

1.- CONCEPTOS GENERALES DE DERECHO CIVIL

La palabra Derecho viene de la palabra latina directum, participio pasado del verbo
dirigere, compuesto de la voz rego, que significa regir, gobernar y de la preposición “de”,
que refuerza el sentido y la significación. De acuerdo con esta etimología, Derecho es lo
directo, lo rígido, lo recto. Según Geny, Derecho es el conjunto de reglas a las cuales
está sometida la conducta exterior del hombre en sus relaciones son sus semejantes,
bajo la inspiración de la idea natural de justicia.

Concepto: Conjunto de doctrinas y normas jurídicas que estudian a la persona como


sujeto de derecho, las relaciones de la familia y sus bienes. ( ius civile = derecho de la
ciudad / ius gentium = derecho de un pueblo).
Para el tratadista Manuel Albdalejo el Derecho Civil es el Derecho Privado general que
regula las relaciones más comunes de la vida humana. Por su parte, Julian Bonnecase lo
define como la “rama del derecho privado que determina la personalidad, regula las
relaciones de familia y la estructura de las obligaciones y la forma de apropiación de
bienes.

Derecho Civil con Relación al Derecho Privado y Público:

Diversas teorías han tratado de explicar la diferencia fundamental que origina esta
clasificación del Derecho Público y Privado. Algunos autores ven en el derecho Público las
normas de organización de la sociedad y en el Derecho Privado normas de conducta de
los individuos que la integran.

Son varias las diferencias existentes entre el Derecho Público y el Derecho Privado entre
las cuales se mencionan:

Derecho Público: Es fundamentalmente irrenunciable, imperativo, la interpretación es


estricta, las facultades deben ser establecidas expresamente. El derecho Público según la
Teoría de los fines que persigue la norma y los sujetos a que se refiere, son aquellas
normas que tienen por sujeto al Estado y regulan las relaciones políticas, y Derecho
Privado aquellas normas que tiene por sujeto al individuo y regulan la actividad privada
de ellos. Pero para Ruggiero, al lado del Estado existen otros agregados políticos
menores y, contratio sensu, el Estado puede obrar como un particular cualquiera.
Además, no solamente las personas investidas del ius imperii pertenecen a la esfera del
Derecho Público, sino que en éste entran también los individuos singulares en cuanto
participan con determinados poderes en el ejercicio de la soberanía, en este sentido se
habla de derechos públicos subjetivos.

Derecho Privado: En el Derecho Privado los individuos pueden o no ejercitar las


facultades que les corresponde, también priva el principio de la autonomía de la
voluntad, la interpretación los individuos están facultados para hacer todo aquello que la
ley no les prohíbe

El Derecho Civil ha sido considerado como Derecho Privado General y Común. Se dice
que el Derecho Civil es general porque rige las relaciones jurídicas generales y ordinarias
del ser humano en cuanto a tal, con abstracción de cualesquiera otras circunstancias:
raza, nacionalidad, profesión, sexo, etc.
Por otro lado, el Derecho Civil se considera común, porque norma todas las relaciones
jurídicas privadas de los hombres, que no están regidas por una rama especial; y porque
sus normas y principios se proyectan en las demás ramas del Derecho, cuando ellas no
aparecen inspiradas por principio o preceptos propios o particulares, es decir, que con
relación al Derecho Civil las demás ramas del Derecho Privado son normas de excepción,
pues cuando el Derecho Especial carece de alguna regulación propia, entonces se aplican
las normas generales del Derecho Civil, que es el Derecho Común por excelencia.

Combinado el criterio de la posición y carácter con que los sujetos intervienen en la


relación jurídica, con el de los fines que persigue la norma, el derecho Público comprende
fundamentalmente todas aquellas normas regulan la estructura y funcionamiento del

1
Estado (derecho constitucional, administrativo), o la función de tutela o garantía que el
Estado presta al orden jurídico (derecho penal), ordenando las formas y modos de realizar
la protección jurídica (derecho procesal). Por lo tanto, el Derecho Privado abarca en
esencia la regulación de las relaciones patrimoniales de las personas colocadas en
condiciones de paridad (sean entes públicos o individuales), la tutela de los bienes
ideales que a la persona pertenecen, o la posición familiar de ésta. El derecho privado
incluye no sólo el derecho civil, sino también el derecho mercantil.

Para concluir el derecho público es el conjunto de normas orientadas hacia el interés


general, que regulan la organización y la actividad del Estado y de los demás entes
políticos menores; o disciplinan las relaciones entre los particulares y las organizaciones
políticas. Derecho Privado es, por el contrario, el conjunto de normas orientadas hacia el
interés particular, con gran trascendencia de las voluntades humanas, que regulan la
relación de los particulares entre sí o las relaciones entre éstos y el Estado o las demás
organizaciones, con tal que ésta no ejerza en la relación funciones de poder político o
soberano.

Derecho Civil con Relación al Derecho Subjetivo y Objetivo:


El derecho es un vocablo de significación compleja, para su mejor comprensión se divide
en tres acepciones importantes:

 Derecho Abstracto: Se entiende por la propia justicia, la equidad. El hombre,


como ser sociable, encuentra en sus relaciones los recursos o medios
indispensables para cumplir su misión, de ello surge la necesidad del empleo de
la fuerza para mantener las relaciones equitativas o imperio del Derecho.

 Derecho Objetivo: (norma agenda) Conjunto de preceptos legales a que el


hombre debe ajustar su conducta en el seno de determinada sociedad.
Conjunto de normas jurídicas que forman el ordenamiento jurídico vigente.
Los tratadistas definen el Derecho Objetivo como el conjunto de preceptos que disciplinan
imperiosamente la actividad humana para encauzar la conducta del hombre hacia el
bien. Por su parte Ruggiero da una definición más acertada sobre el Derecho Objetivo,
definiéndolo como “el conjunto de las reglas impuestas a los particulares en sus
relaciones externas con carácter de universalidad, emanadas de los órganos
competentes y obligatorias mediante la coacción.”

 Derecho Subjetivo: ( Facultas Agendi) Las facultades que dichas normas


conceden y garantizan a los individuos sometidos a ellas. Conjunto de
facultades que corresponden al individuo y que éste puede ejercitar par hacer
efectivas las potestades jurídicas que las normas legales le reconocen.
Castan Tobeñas, define al Derecho Subjetivo como la facultad reconocida y garantizada a
una persona por el ordenamiento jurídico. Para él esta facultad, tiene dos facetas: I. La
posibilidad de hacer o de querer, conforme al imperativo y dentro de sus límites, que
puede llamarse elemento interno. II. Constituido por la imposibilidad de todo
impedimento ajeno y por la posibilidad correspondiente de reaccionar contra éste.
Se da una posibilidad de exigir de otros el respeto, elemento al cual se le puede
denominar como el elemento externo.

Derecho Civil y su Campo de Aplicación:


El derecho civil está integrado de las normas fundamentales de la Personalidad, la Familia
y el Patrimonio. Las reglas sobre la personalidad se refieren a la persona en sí y no a sus
relaciones con los demás; regulan la existencia y capacidad de las personas físicas o
individuales y de las personas jurídicas.
Las normas sobre familia rigen la organización de ésta, los derechos y deberes que
surgen del parentesco, matrimonio, paternidad y filiación matrimonial, de la adopción,
de la patria potestad, de los alimentos entre los parientes, de la tutela, del patrimonio
familiar, etc.
Las reglas sobre el patrimonio (conjunto de derechos y obligaciones estimables en dinero)
disciplinan o concerniente a los derechos reales, los derechos personales, los derechos
sucesorios por causa de muerte, etc.

Ámbito de Derecho Civil Guatemalteco:


Comprende los siguientes campos:

A) Derecho de la Personalidad

2
Persona Individual o física:
Existencia
Duración
Atributos: Nombre, estado y capacidad
Domicilio
Ausencia

Persona Jurídica o colectiva:


Los mismos caracteres de la persona individual, con excepción de la ausencia

B) Derecho de la Familia

Matrimonio
Unión de Hecho
Patria Potestad
Parentesco
Alimentos
Filiación
Adopción
Tutela
Patrimonio Familiar
Derecho Registral Civil o simplemente Registro Civil

C) Derecho Patrimonial

Los bienes y demás derechos reales


La sucesión Hereditaria: Testamentaria e Intestada o Legal
Registro de la Propiedad
Derecho de Obligaciones
Obligaciones
Contratos en particular

Están regulados en el Código Civil = Decreto Ley 106 entró en vigencia el 1 de julio de
1964, cual se divide en 5 libros:

Libro I De las Personas y la Familia arts. 1 al 441


Libro IIDe los bienes de la propiedad y demás Derechos Reales arts. 442 al 916
Libro III De la Sucesión Hereditaria arts. 917 al 1,123
Libro IV Del Registro de la Propiedad arts. 1,124 al 1,250
Libro V De las Obligaciones:
De las obligaciones en general arts. 1251 al 1673
De los Contratos en Particular arts. 1674 al 2,180

2.- LA PERSONA

Definición:
Todo ser capaz de adquirir o ejercer derechos y contraer obligaciones. Todo ser humano,
distinto de los demás seres vivos, por sus atribuciones intelectuales y morales. El
tratadista Puig Peña ha definido la persona como “todo ser o entidad susceptible de
figurar como término subjetivo en una relación jurídica”. El citado autor entiende por
relación jurídica “toda relación de vida, reconocida y sancionada por el Derecho”.
Para Manuel Osorio, persona es todo ser o entidad capaz de derechos y obligaciones,
aunque no tenga existencia individual física, como las corporaciones, asociaciones,
sociedades y fundaciones. Se advierte que el concepto de todas estas definiciones
resulta sumamente amplio, porque no se circunscribe a las personas como individuos de
la especie humana, sino que incluye también a las entidades que, sin tener esa condición
pueden estar afectadas de obligaciones y derechos. Las primeras son llamadas personas
físicas, naturales, individuales o de existencia física, y las segundas son llamadas
jurídicas y también morales e ideales, son las que se encuentran formadas por
determinación de la ley.

3
Etimología:
Persona es una vocablo integrado del verbo latino sonare, sonar, y del prefijo pero, que le
acentúa. En los albores del teatro griego personas eran las mascaras utilizadas en las
representaciones. Prestaban un doble oficio: reconocer o distinguir a los actores y
amplificar el sonido de la voz de los mismos. Con el transcurso del tiempo de operó
el fenómeno idiomático del olvido del sentido etimológico, hasta aplicarse tal término
(persona) a los seres o miembros de la humanidad, amén de las connotaciones
jurídicas, gramatical o de otra índole que también tiene o puede tener.
En el lenguaje jurídico se llama persona a todo ser capaz de derechos y obligaciones. El
término persona es más amplio que sujeto de derecho, ya que todo sujeto de derecho
será persona; pero no toda persona será sujeto de derecho, porque la actuación supone
la aptitud o susceptibilidad, pero no viceversa.

Persona Individual y persona jurídica:


Tradicionalmente las personas se han clasificado en individuales y jurídicas. Las
individuales han sido llamadas físicas o naturales. Las jurídicas han recibido varias
denominaciones: morales, colectivas, sociales e incorporables, o simplemente
entidades. Savigny es el creador del término “persona jurídica”.
Persona Individual: Todo ser de la especie humana, es decir, todo ser nacido de una
mujer. Entre algunos juristas se han suscitado polémicas en torno a la cuestión de si
los seres monstruosos de deformen (los llamados abortos de la naturaleza) pueden
considerarse personas para los efectos jurídicos; y se llegó a la conclusión que si, ya
que no hay razón valedera que justifique tal exclusión.
Manuel Osorio dice que persona individual es todo hombre y mujer como sujeto jurídico,
con capacidad para ejercer derechos y contraer y cumplir obligaciones. Las persona
individuales también llamadas naturales de dividen según su enfoque jurídico en: a)
por el sexo: en hombre y mujer, aparte la discutida condición de los hermafroditas; b)
por su realidad corporal externa, en nacidos y concebidos; c) por la capacidad de
obrar: en mayores y menores de edad; d) por el estado civil: solteros y casados; e)
por la nacionalidad o ciudadanía: en nacionales y extranjeros, con la especie
intermedia de los naturalizados en un país; f) Por lo administrativo o municipal en:
vecinos, residentes y transeúntes.

El artículo 4 del C. C. Dice que la persona individual se identifica con el nombre con que
se inscriba su nacimiento en el Registro Civil, el que se compone del nombre propio del
apellido de sus padres casados, o el de sus padres no casados que lo hubieren
reconocido. (Regulación en el C. C. Del art. 1 al 14).

Persona Jurídica: Resultado de una ficción de la ley, capaz de ejercer derechos y


contraer obligaciones civiles y de ser representada judicial y extrajudicialmente. Las
personas jurídicas nacen por creación o autorización de la ley. El artículo 15 del C.C.
establece quienes son persona jurídicas dentro de nuestra legislación.
Las personas jurídicas pueden dividirse en dos grupos: de derecho público: el Estado,
municipalidades, etc.; de derecho privado: las asociaciones, fundaciones, sociedades etc.

Existencia Legal y Natural de la Persona:


La existencia legal de las personas individuales comienza con el nacimiento. Desde
entonces inicia la personalidad civil del ser humano y se extingue con la muerte. (art. 1
C.C.). Las personas individuales de existencia natural o visible son capaces de adquirir
derecho y contraer obligaciones. La existencia natural de las persona individuales
principia desde su concepción en el seno materno. Es evidente que todos los seres
concebidos requieren protección en cuanto a los derechos que por su existencia legal
puedan llegar a obtener, si nacieren vivos. Es la protección de los derechos eventuales
del que está por nacer. Sobre este particular el C.C. en su art. 1, dice que al que está por
nacer se le considera nacido para todo lo que le favorece, siempre que nazca en
condiciones de viabilidad. De nacer vivo los derechos eventuales se convierten
automáticamente en derecho adquiridos.
La existencia o vida de las personas individuales termina con su muerte natural. Se
entiende, por muerte natural la cesación de la vida por cualquier causa o medio.

Premoriencia y Conmoriencia: Neologismo. Muerte simultánea de dos o más


personas. Si ellas ha perecido en un peligro común, se presume que la muerte ha sido
simultánea, salvo probar que fue sucesiva. El tema de si los fallecimientos fueron
simultáneos o sucesivos tiene importancia jurídica a efectos de determinar los derechos
sucesorios de los respectivos herederos. ( art. 3 C.C.).

4
Cuando en un suceso o acontecimiento trágico determinado, fallecieron dos o más
personas, y hubiere necesidad de determinar (para efectos sucesorios), cuál de ellas
murió antes o primero que las otras, si se llegare a comprobar esta circunstancia, se está
en el caso de la premorencia.
Si no se lograre establecer quién de ellas falleció primero, se presume que todas
murieron al mismo tiempo, sin que se pueda alegar transmisión alguna de derechos entre
ellas.
La simultaneidad de la muerte es la primera impresión que se experimenta, la primera
deducción que hace nuestra menta; por tal razón la conmorencia se establece como una
presunción de la ley, prima facie, pero con carácter iuris tantum, es decir que admite
prueba en contrario.

Nacimientos múltiples:
De conformidad con el art. 2 del C.C. si dos o más personas nace de un mismo parto, se
considerarán iguales en los derechos civiles que dependen de la edad. En Guatemala, no
existen derecho de primogenitura: todos los hijos gozan de igualdad de derechos civiles.
De la misma igualdad disfrutan todas las personas individuales, sin discriminación de
raza, color, sexo, religión, nacimiento, posición económica o social, u opiniones políticas.

3.- La personalidad

Definición: Aptitud para ser sujeto de derechos y deberes o de relaciones jurídicas. La


apreciación de la persona, física o jurídica, considerada en si misma, en cuanto a su
existencia y capacidad, como sujeto de derecho, determina y constituye la personalidad.

Derecho de la personalidad: Bonnecase define el derecho de personalidad como el


conjunto de reglas e instituciones que se aplican a la persona considerada en si misma,
en su individuación y en su poder de acción. Individuación, es el conjunto de elementos
que permiten, por una parte, distinguirla socialmente; y por la otra, determinar cuándo es
necesario afectarla jurídicamente. Los elementos que permiten distinguirla son el
nombre, el estado y el domicilio.
Para Castán Tobeñas el derecho de personalidad, es la facultad concreta de que están
investidos todos los sujetos que tienen personalidad.

Teorías sobre la Personalidad:


Sobre el origen de la personalidad
Teoría de la Concepción: La personalidad principia desde que está concebido el ser. Se
basa en el principio de que la personalidad se inicia desde el momento de la concepción.
Si la personalidad jurídica, afirman sus seguidores, es inherente al ser humano, resulta
lógico y consecuente que sea reconocida a partir de la concepción, máxime si se toma en
cuenta que la ley protege la existencia humana aún antes del nacimiento. Está teoría no
ha tenido, ni en la antigüedad ni en los tiempos modernos, una aceptación más o menos
general. Se la ha criticado, porque científicamente resulta muy difícil, y quizás imposible
hasta ahora, comprobar el día en que la mujer ha concebido. Un hecho tan importante
como lo es determinar cuándo comienza la personalidad, no puede quedar sujeto a la
eventualidad de una difícil prueba.

Teoría del nacimiento: Se funda en que durante la concepción el feto no tiene vida
independiente de la madre, y en que el reconocimiento de su personalidad tropezaría con
el inconveniente práctico de la imposibilidad de determinar el momento de la concepción
(Castán Tobeñas. Tomo I).
Tiene ancestro romano. El momento en que la criatura nace, es el momento en que
principia la personalidad. El nacimiento implica que el nuevo ser humano tiene vida
propia independiente de la vida de la madre, y es un hecho que puede ser objeto de
prueba razonablemente fehaciente.

Teoría de la viabilidad: Exige para el reconocimiento de la persona no sólo el hecho de


nacer ésta viva, sino, además, la aptitud para seguir viviendo fuera del claustro materno
(viable significa capaz de vivir = vitae habilis=) (Castán Tobeñas. Tomo I).

Agrega esta teoría, al hecho físico del nacimiento, el requisito de que le nacido tenga
condiciones de viabilidad, de que sea viable, es decir, que haya nacido con aptitud
fisiológica para seguir viviendo fuera del vientre materno, por sí solo.

Teoría ecléctica: Trata de conjugar las teorías anteriores. En su expresión más


generalizada, fija el inicio de la personalidad en el momento del nacimiento,

5
reconociendo desde la concepción derechos al ser aún no nacido, bajo la condición de
que nazca vivo. Otra tendencia, exige además del nacimiento, las condiciones de
viabilidad, que el ser sea viable, apto para seguir viviendo.
La personalidad comienza con el nacimiento, pero la retrotrae al momento de la
concepción para todo lo que beneficie al que está por nacer.
El art. 1 del C.C. dispone que la personalidad civil comienza con el nacimiento y termina
con la muerte; sin embargo, al que está por nacer se le considera nacido para todo lo que
le favorece, siempre que nazca en condiciones de viabilidad.
Nacsciturus: “Ser humano meramente concebido, mientras permanece en el seno
materno”.
Algunos tratadistas estiman que la protección dada al nasciturus, es en virtud de
consideraciones a la madre. Ello está fuera de lógica, porque el propósito y finalidad
fundamental es brindar esa protección al hombre que se espera. Otros opinan que la
indicada protección crea un derecho sin sujeto; lo cual no se puede aceptar en la
doctrina, porque todo derecho tiene un sujeto.
Capacidad: Aptitud que tiene un persona para adquirir derechos y contraer obligaciones
de hecho y de derecho.
La capacidad puede ser absoluta y relativa (art. 8 y 9 C.C.)
Capacidad de Derecho o de Goce: aptitud de adqurir derechos, ser titular de ellos y ser
sujeto de derecho; es inherente a las personas.
Capacidad de Hecho o de ejercicio: aptitud legal de una persona para ejercer
personalmente por sí misma, los derechos que le correspondan. Se presume la
capacidad de las personas.
Existen casos en que las personas no tienen capacidad de derecho para ciertas cosas
específicas que señala la ley: los incapaces para otorgar testamento.
Los actos de incapaces son nulos. Los anteriores a la declaratoria de interdicción son
anulables; si se trata de una perturbación mental transitoria el acto es anulable pero
debe probarse la perturbación. (art. 9 C.C.)
Incapacidad: art. 9 C.C. La declaratoria de interdicción produce, desde la fecha en que
sea establecida en sentencia firme, incapacidad absoluta de la persona para el ejercicio
de sus derechos.
Las perturbaciones mentales transitorias no determinan la incapacidad de obrar, pero son
nulas las declaraciones de voluntad emitidas en tales situaciones.
Art. 13 C.C. incapacidad relativa.
Interdicción: Es el estado en que se encuentran las personas que han sido incapacitas
para la realización de todos o de algunos actos de la vida civil; dementes pródigos,
quebrados o condenados a ciertas penas. Únicamente por decisión judicial puede ser
sujeta a interdicción de una persona. (Manuel Osorio). Arts. 9 y 12 C.C. Declaratoria
judicial que determina la ineptitud de una persona para adquirir de derechos y contraer
obligaciones por sí misma ya sea por incapacidad mental congénita o adquirida.

Atributos de la Personalidad: Son tres los atributos:


a) nombre: es un elemento que sirve para diferencia o distinguir a una persona
dentro de la familia o de la sociedad.
b) Estado: determina el lugar o situación que jurídicamente le corresponde en orden a
sus relaciones de familia.
c) La capacidad: establece el grado de aptitud para ejercitar derechos y contraer
obligaciones.
d) Domicilio: sede jurídica de las personas
e) Patrimonio:

El Nombre: Consta de dos partes: el nombre propio, prenombre, nombre de pila o de


bautizo; y el patronímico, nombre de familia o de apellido. Ambos son inseparables en
materia jurídica, aunque no en lo social. Jurídicamente el nombre es indivisible. (art. 4
C.C.)
La adquisición del apellido tiene lugar en los siguientes casos:
a) Filiación: (art. 4 C.C.)
b) Adopción (art. 232 C.C.)
c) Matrimonio (art. 108 C.C.)

El apellido se pierde por extinción del derecho de filiación, por cesación o por revocación
de la adopción; y respecto de la mujer por nulidad o disolución de su matrimonio.
Caracteres del Nombre: Absolutos y Relativos
Absolutos: oponibilidad erga omnes; inalienabilidad e imprescriptibilidad.
Por la oponibilidad erga omnes el nombre puede hacerse valer en cualquier caso, tiempo
y ante cualquier persona.

6
Por la inalienabilidad, no puede ser enajenado en modo alguno, bajo ningún título. Sin
embargo, desde otro punto de vista, puede transmitirse: por filiación, por adopción o por
matrimonio.
Por imprescriptibilidad, el nombre o el derechos al mismo no se puede extinguir por
ninguna causa.

Relativos: inmutabilidad e irrenunciabilidad


Por la inmutabilidad debe entenderse strictu sensu que el derecho al nombre no es
susceptible de cambio. El derecho a tener un nombre in inmutable.
Por la irrenunciabilidad, en sentido estricto el derecho al nombre no se puede renunciar,
dado que jurídicamente, la persona humana necesita de nombre.

El estado Civil: Es la calidad de una persona en orden a sus relaciones de familia, en


cuanto le otorga o impone determinado derechos y obligaciones civiles.
Salvat estima que el estado civil tiene por objeto determinar el número y naturaleza de
los derechos que incumben a las personas.

Clasificación del Estado Civil:


a) en relación con la nación:
1. Nacionales
2. Extranjeros

b) en relación con la familia:


1. en función con el matrimonio: a) soltero, b) casado o conviviente de hecho,
c) viudo, y d ) divorciado.

Identificación de Persona:
Art. 5 C.C. El que constante y públicamente use un nombre propio distinto del que consta
en su partida de nacimiento, o use incompleto su nombre, u omita alguno de los apellidos
que le corresponden, puede establecer su identificación por medio de declaración jurada
hecha en escritura pública, por la misma persona si fuere mayor de edad o por sus pares
que ejercieren la patria potestad, o por cualquiera que tenga interés en su identificación.
La identificación de la persona se puede establecer en cualquiera de los siguientes casos:
a) por el uso constante y público de un nombre propio distinto del que aparece en su
partida de nacimiento.
b) Cuando el interesado use incompleto su nombre.
c) Cuando se omita algunos de los apellidos que le correspondan.
La identificación de persona se tramita conforme el art 440 del C.P.C y M.

4.- Personas Jurídicas:

Persona Jurídica es el resultado de una ficción de la ley, capaz de ejercer derechos y


contraer obligaciones civiles y de ser representada judicial y extrajudicialmente. Las
personas jurídicas nacen por creación o autorización de la ley. Son personas jurídicas los
municipios, las sociedades, instituciones de beneficencia o asistencia social, las
fundaciones, las corporaciones.
Ruggiero, dice que las personas jurídicas constituyen una unidad orgánica, resultante de
una colectividad organizada de un conjunto de bienes, a la que para la consecución de un
fin social durable y permanente, el Estado le reconoce una capacidad de derechos
patrimoniales.
Art 15 del C.C. establece quienes son personas jurídicas, así mismo el art. 67 de la
Constitución Política señala a las personas jurídicas.
Características:
a) conjunto de personas y bienes
b) Tiene un fin constante por desarrollar o cristalizar, que no puede ser llevado a cabo
por una sola persona.
c) Posee un reconocimiento legal. La ley la declara y reconoce como persona jurídica.
d) Puede ser sujeto de derecho.
Atributos de la persona jurídica:
a) personalidad y capacidad = considerada en sí misma, en cuanto a su existencia y
capacidad como sujeto de derecho. En cuando a la capacidad debe decirse que las
personas jurídicas tienen capacidad de derecho (de goce ) que adquieren desde el
momento de su constitución.(art. 16 C.C.)
b) Nombre = es variable, ya que está sujeto a las circunstancias de nacimiento de la
persona jurídica.
c) Domicilio = arts. 38 y 39 C.C.

7
d) Patrimonio =

Clasificación:
Por la forma de su constitución:
a) Tipo Asociacional = estado, municipalidades, instituciones de derecho público (USAC,
IGSS, BANGUAT, etc), sociedades, universidades, iglesias, asociaciones y
corporaciones en general.
b) Tipo Fundacional = Fundaciones

Por el Fin u objetivo que persiguen:


a) Necesarias o de derecho público = estado, municipalidades, instituciones de derecho
público
b) Voluntarias de Interés Privado = Asociaciones, Sociedades, Corporaciones,
Consorcios, Fundaciones.

Las fundaciones han sido definidas como afectaciones de capital o capitales afectados a
una finalidad determinada, generalmente de tipo benéfico, de asistencia social educativo
etc. (arts. 20, 21, 22 C.C.).
Las entidades de interés público, como los establecimientos de asistencia social y otras
instituciones similares regulan su capacidad civil por las leyes que las hayan creado o
reconocido (arts. 18 C.C.)

La capacidad de las asociaciones se regulará por las normas de su institución aprobadas


por el Ejecutivo, cuando no hubieren sido creadas por el estado (art. 18 C.C.).

Las regulaciones sobre el establecimiento y funcionamiento de compañías o asociaciones


extranjeras contenido el los arts. 28, 29, 30 y 31 C.C.

Personas jurídicas constituidas en el extranjero


Son también personas jurídicas los Estados extranjeros, cada una de sus provincias o
municipios, los establecimientos, corporaciones, o asociaciones existentes en países
extranjeros, y que existieren en ellos con iguales condiciones que los del artículo anterior.

El problema que plantean las personas jurídicas constituidas en el extranjero debe ser
considerado en el derecho internacional privado, al cual remitimos. Por nuestra parte,
hemos de limitarnos a indicar brevemente cuáles son las soluciones que han prevalecido
en los principales tópicos de esta materia.

Estados extranjeros:
En cuanto a los Estados extranjeros reconocidos expresa o tácitamente como miembros
de la comunidad internacional, pueden actuar sin ningún otro requisito, como personas
jurídicas en nuestro país; igualmente, pueden hacerlo sus provincias y municipalidades,
así como las otras personas de derecho publico que actúen como órganos de aquellos
(entes autárquicos).

Personas de derecho privado; la cuestión de la autorización:


Estas personas constituidas en el extranjero tienen personería en un país siempre que
reúnan las mismas condiciones exigidas por el mismo.
Para actuar en un nuestro ¿necesitan estas personas jurídicas la autorización previa del
Estado? Según la opinión prevaleciente en la jurisprudencia y doctrinas nacionales de
México, es necesario hacer una distinción: si se trata de la realización de actos aislados,
la autorización no es necesaria; en cambio, sí lo es si se pretende ejercer una actividad
permanente en el país. Esta solución es, sin duda alguna, la que más se ajusta a las leyes
vigentes, y la que mejor consulta la defensa de los intereses públicos en juego.

En lo que atañe a las sociedades comerciales, el Código de Comercio autoriza


expresamente a las entidades constituidas fuera del país a celebrar actos aislados de
comercio que no sean contrarios a nuestras leyes. De donde se desprende que, para
comerciar habitualmente, se requiere la autorización previa del Poder Ejecutivo. De esta
exigencia están exentas las sociedades anónimas constituidas en el extranjero, las que
podrán funcionar sin necesidad de autorización especial del Poder Ejecutivo.

(VER ART. 22 AL 31 DEL CODIGO CIVIL)

5- El domicilio:

8
Concepto y Etimología
Domicilio proviene del latín domus, casa, hogar. La real Academia Española ofrece 3
acepciones: 1. Morada fija y permanente. 2. Lugar en que legalmente se considera
establecida una persona para el cumplimiento de sus obligaciones y el ejercicio de sus
derechos, 3. Casa en que uno habita o se hospeda. El domicilio se constituye
voluntariamente por la residencia en un lugar con ánimo de permanecer en él (art. 32
C.C.). Se presume el ánimo de permanecer, por la residencia continua durante un año en
un lugar. Cesará la presunción si se comprobare que la residencia es accidental o que se
tiene en otra parte.
El domicilio es una residencia calificada o habitual. El domicilio de una persona jurídica es
el que se designa en el documento en que conste su creación, o en defecto, el lugar en
que tenga su administración o sus oficinas centrales (arts. 38 y 39 C.C.)

Clasificación del Domicilio


Domicilio Voluntario o Real: se constituye voluntariamente por la residencia en un lugar
con ánimo de permanecer en él. (art. 32 C.C.)
Domicilio Múltiple o Plural: Si una persona vive alternativamente o tiene ocupaciones
habituales en varios lugares, se considera domiciliada en cualquiera de ellos. (art. 34
C.C.)
Domicilio Circunstancial o Accidental: La persona que no tiene residencia habitual se
considera domiciliada en el lugar donde se encuentra. (art. 35 C.C.)
Domicilio Legal: Es el lugar en donde la ley fija su residencia para el ejercicio de sus
derechos y el cumplimiento de sus obligaciones. (art. Art. 37 C.C.)
Domicilio Contractual, especial o electivo: Las personas en sus contratos pueden designar
un domicilio especial para el cumplimiento de las obligaciones que éstos originen. (art.
40. C.C.)

Elementos: externo u Objetivo = residencia, el asiento de una persona en un lugar y


elemento interno o Subjetivo = ánimo de permanencia.
Caracteres del Domicilio:
Fijo: significa que el domicilio sea estable. No debe confundirse con el concepto de
inmutable
Obligatorio: quiere decir necesario y existente siempre, de acuerdo con el objeto jurídico
del domicilio

Residencia: Domicilio, morada, habitación. Permanencia o estancia en un lugar o pais.


Presencia y vivienda de determinados funcionarios en donde desempeñan sus cargos o
funciones, exigida como obligación aneja a su ejercicio. En algunos países, exigencia de
responsabilidad política a los principales gobernantes y autoridades. Proceso, autos
seguidos al residenciado.

Vecindad: Circunscripción municipal en que una persona reside (art. 41) (arts. 17 y 18
C. Municipal)
En general significa calidad de vecino, o sea persona que habita con otros en un mismo
pueblo, barrio o casa, en habitación independiente. También quien tiene casa y hogar en
un pueblo y contribuye a las cargas o repartimientos aun cuando no viva en él. Asimismo
en algunas legislaciones, quien ha ganado los derechos propios de la vecindad en un
pueblo, por haber habitado en él durante el tiempo determinado por la ley.
Bien se comprende la amplia serie de cuestiones que pueden promoverse en las
relaciones de vecindad. Pero lo que principalmente interesa es que los miembros que
constituyen la de un pueblo son los que tienen que contribuir a las cargas municipales
para la prestación de los servicios que les corresponden.
En algunos municipios se forman por determinación de la ley, de las ordenanzas
municipales o por espontaneidad de los vecinos, las llamadas “juntas vecinales”, que
tienen como misión coadyuvar con las autoridades municipales.

Domicilio de las personas jurídicas

El domicilio de para corporaciones, establecimientos y asociaciones autorizadas por las


leyes o por el gobierno, es el lugar donde esta situada su dirección o administración, si en
sus estatutos o en la autorización que se les dio, no tuviesen un domicilio señalado.

El domicilio de las personas jurídicas está determinado, en primer lugar, por los estatutos
o por la autorización que les dio vida; a falta de ellos, por el lugar en donde se encuentra
la dirección y administración.

9
En el caso de las sociedades o compañías comerciales tengan muchos establecimientos o
sucursales, tienen su domicilio especial en el lugar de dichos establecimientos, para solo
la ejecución de las obligaciones allí contraídas por los agentes locales de la sociedad. Es
perfectamente justo que las personas que contratan con las agencias o sucursales de una
empresa comercial, no se vean obligadas mas tarde a plantear sus reclamaciones a otro
lugar, ubicado quizás a gran distancia.

No siempre resulta claro, sin embargo si la representación que tiene acreditado una casa
de comercio en algún punto del interior del país es o no una sucursal, esto es, que
autorice a demandarla en ese lugar. Es está una cuestión de hecho, que debe resolver el
juez apreciando la importancia comercial del establecimiento del establecimiento local y
extensión de los poderes conferidos al gerente o jefe de ella.

6. La Ausencia.
Concepto y naturaleza jurídica
Concepto común: En lenguaje corriente ausencia significa la no presencia de una
persona en el lugar donde debería encontrarse.
Concepto legal: En lenguaje legal o forense ausencia ha denotado el estado de una
persona que desaparece del lugar de su domicilio, se ignora su paradero, y su existencia
se considera o llega a ser incierta.
Este concepto tradicional, que reconocen unánimemente todos los tratadistas de
Derecho Civil, aparece en segundo plano en el art. 42 de nuestro Código Civil, que
encabeza el capítulo de la Ausencia. Dice el inco. Final de dicha disposición legal: “Se
considera también ausente, para los efectos legales, la persona que ha desparecido de su
domicilio y cuyo paradero se ignora.
La declaración judicial de ausencia es un acto grave y trascendental, que no se justifica
para el simple nombramiento de representante judicial o guardador ad-litem de alguien
que, por impresión, salió del país sin dejar apoderado suficiente, como el que va en viaje
de negocios o gira turística, o de estudios o por razones de salud etc, y que no está
comprendido en las circunstancias que rodean la ausencia legal tradicional ya que se
conoce su destino o paradero, se tienen noticias suyas, y sobre todo la certeza de su
existencia.
Para obtener tal nombramiento, bastaría como está regulado en otras legislaciones con
acreditar los extremos pertinentes, en unas diligencias sumarias, con intervención del
Ministerio Público.

Declaración de ausencia y sus efectos


La declaración de ausencia produce efectos patrimoniales, familiares y sociales.
Los efectos patrimoniales consisten en la administración de los bienes del ausente, por
un guardador, o por sus parientes. Ya se vio que son llamados en primer término su
cónyuge e hijos, y en su defecto los parientes consanguíneos en el orden sucesorio legal.
En cuanto a los efectos familiares, es obvio determinar que el cónyuge presente tendrá
de modo exclusivo la patria potestad sobre los hijos comunes menores, con todos sus
derechos y obligaciones.
En lo referente a efectos sociales, las sociedades corporaciones o asociaciones de que el
ausente forme parte, podrán sufrir o no alteraciones, o extinguirse, según se disponga en
el instrumento constitutivo o estatuto correspondiente.

Administración de los bienes del ausente


En rigor, la administración de los bienes del ausente comienza desde que se confían en
depósito al defensor específico o a un depositario ad hoc, porque, en cierto modo, el
depositario realiza y cumple funciones administrativas y no solamente de mera custodia,
máxime si la naturaleza de los bienes así lo requiere o exige.
Empero la verdadera administración se inicia con la entrega de los bienes, en tal
carácter, al guardador o a los parientes del ausente, una vez que la ausencia ha sido
declarada.
Las disposiciones relativas a la administración, contenidas en el código civil Art. 44 y
sigtes. Y el código procesal civil y mercantil art. 418 y sigtes, se resumen así:
El guardador deberá solicitar al juez de Primera instancia el discernimiento del cargo, y
antes de confirmarlo o discernirlo, el juez podrá seguir, de oficio, una información sobre la
moralidad y aptitudes del nombrado. Con el resultado, el juez confirmará o no el
nombramiento y, en caso afirmativo, discernirá el cargo. Inmediatamente se procederá
al inventario y avalúo de los bienes que se habrá de administrar, así como al
otorgamiento de garantía suficiente (fianza, prenda, hipoteca, etc).

10
Si se tratare de un guardador común recibirá retribución anual, conforme lo dispuesto
para la tutela, es decir, que oscilará entre el 5% y el 15% anual de las rentas y productos
líquidos de los bienes Art. 340 cc. En cambio, la retribución de administrador pariente
serán los frutos naturales y civiles de los bienes. Art. 59 CC.
Las excusas o impedimentos para el ejercicio del cargo deberán presentarse dentro de
quince días, contados de la fecha de la notificación del nombramiento. Sin embargo, los
que sobrevinieren durante el ejercicio serán admisibles en cualquier tiempo. Mientras no
esté aceptada la excusa y discernido el cargo a otra persona, el que haya propuesto la
excusa o impedimento no podrá separarse de la administración.
Para la enajenación o gravamen de los bienes el administrador deberá obtener
autorización o licencia judicial, mediante la justificación de urgente necesidad o
manifiesta utilidad del acto que se pretende verificar.
En general, el administrador de bienes del ausente está sujeto a todas las restricciones,
prohibiciones y obligaciones de los tutores y protutores, principalmente a la rendición de
cuentas, y como es obvio, a las responsabilidades que se puedan deducir en su contra.
El administrador tendrá la representación judicial y extrajudicial del ausente.

Muerte Presunta
Efectos de la declaración de muerte presunta

La declaración de muerte presunta produce también efectos patrimoniales, familiares y


sociales.
El inmediato y más importante efecto de tipo patrimonial es conceder vía libre a los
herederos testamentarios o legales del muerto presunto, para pedir la posesión definitiva
de los bienes.
Como consecuencia o derivación implícita de la posesión efectiva los herederos podrán
enajenar o gravar los bienes a cualquier título.
Los poseedores de los bienes deberán prestar las pensiones alimenticias a quienes
tengan derecho a ello, en los términos que la ley establece. Art. 73.cc.
Los poseedores de los bienes (herederos o legatarios) están impedidos legalmente de
adquirirlos por prescripción. Art. 76 cc.
Desde que se sepa, por noticia comprobada, que el ausente vive, los herederos dejan de
ser poseedores de los bienes y se convierten automáticamente en administradores o
guardadores de los mismos Art. 71 cc.
En el campo familiar la declaración de muerte presunta causa la disolución del
matrimonio. Como consecuencia, el cónyuge sobreviviente, queda autorizado para
volverse a casar. En caso lo haga, el nuevo matrimonio será válido aunque el ausente
viva, a no ser que los cónyuges o uno de ellos conociera la circunstancia de estar vivo el
ausente. En este caso, la acción de nulidad corresponde al ausente o al cónyuge que
haya ignorado, al casarse, que aquél vivia. Esta acción prescribe a los sesis meses
contados para el ausente, desde la fecha en que tuvo conocimiento del nuevo
matrimonio, y para el cónyuge, desde que supo la supervivencia del ausente.
Es lógico que la muerte presunta repercuta en el derecho de patria potestad sobre los
hijos sujetos a ella quedando el cónyuge sobreviviente como único titular de ese derecho.
Al regreso del ausente que se presumía muerto, ipso ipso recupera éste sus derechos de
patria potestad.
En cuanto a los efectos sociales, la declaración de muerte presunta determinará la
modificación o terminación de las asociaciones etc, de que sea miembro o socio el
muerto presunto, según se prevea en la escritura social, estatutos o documento creador.

Cuándo se declara la muerte presunta


Lo establece claramente el art. 63cc. que dispone: “Transcurridos cinco años desde que
se decretó la administración por los parientes, o desde que se tuvo la última noticia del
ausente, podrá declararse la muerte presunta de éste y, en tal caso, podrán sus
herederos testamentarios o legales, pedir la posesión de la herencia”.
Dentro de una sana hermenéutica, la ley fija dos puntos de partida para el cómputo de
los cinco años: 1) Desde que se decretó la administración de los bienes del ausente, por
sus parientes, y 2) Desde que se tuvieron de él últimas noticias.
Para el caso del primer cómputo no hay ninguna dificultad. Para el segundo, es menester
que en la resolución judicial de declaración de ausencia se fije o se establezca la fecha de
las últimas noticias, para de esa fecha iniciar la cuenta de los cinco años. Podría darse el
caso también que durante el curso de la administración se recibieren noticias,
debidamente comprobadas, del ausente. ¿Qué pasaría entonces? ¿Se interrumpiría el
término de cinco años, comenzado a correr a partir del decreto de administración? La
respuesta tiene que ser afirmativa, y si no se vuelve a saber del ausente, el término de
cinco años se tendrá que contar necesariamente desde la fecha de las últimas noticias
recibidas, legalmente comprobadas.

11
Muerte presunta extraordinaria
Con carácter extraordinario la ley ofrece, taxativamente, tres casos que dan lugar a la
declaración de muerte presunta. Efectivamente, el Ar. 64 c.c. dice a la letra.
“Podrá asimismo declararse la muerte presunta”
a) De la persona que despareciere durante una guerra en que haya tomado parte o
se hubiere encontrado en la zona de operaciones, cuando haya transcurrido un año
de terminada la guerra sin que se tenga noticia de ella.
b) De la persona que se hubiere encontrado a bordo de un buque náufrago, o al
verificarse un accidente de aviación, cuando haya transcurrido un año de su
desaparición, y
c) De la persona cuyo cadáver no haya sido encontrado y hubiere desparecido por
causa de explosión, incendio, terremoto, derrumbe, inundación y otro siniestro”.

Como lógicamente se colige la declaración de muerte presunta se hará por la autoridad


judicial, y la correspondiente sentencia será inscrita en el Registro Civil del domicilio del
presunto muerto. Art. 418 c.c.
Ahora bien, ¿en qué término se podrá hacer tal declaración? Para los casos contenidos
en los incisos a) y b) del art. 64 cc después de transcurrido un año de terminada la guerra
sin que se hayan tenido noticias de la persona desaparecida, o de la desaparición de la
que se encontraba a bordo del buque náufrago o de la aeronave que sufrió el accidente
(de aviación).
Respecto del caso contemplado en el inciso c) del art. 64 c.c. la ley no señala término
para la indicada declaración de presunción de muerte.
Cabe hacer notar que este caso presenta dos 2) matices: 1) Cuando consta la fecha del
siniesro, y 2) Cuando no consta.
Cuando se tratare del primer aspecto (1) por analogía se habrá de aplicar el transcurso
del plazo de un año, que se ixige para los casos a) y b) del art. 64 c.c.: porque como reza
el viejo aforismo “donde existe la misma razón, se aplica la misma disposición”.
Cuando no consta la fecha del siniestro, en cualquier tiempo podrá promoverse la
solicitud de tal declaración; y entonces habrá de tener aplicación del art. 65 c.c. que
literalmente dice:
Cuando no constare la fecha del siniestro en que se presume fallecida alguna persona, el
juez fijará el día y la hora que se reputen ser lo de la muerte, en vista de las
circunstancias en que pueda haber ocurrido y de las pruebas que presente los
interesados.
A falta de datos acerca de la hora del fallecimiento, se fijará como tal, la última hora del
día presuntivo de la muerte”.

7. La familia
Concepto
El vocablo familia ofrece varios significados. Uno de carácter general con que se designa
“el conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y aines”. Otro, un poco más
limitado, con el que llamamos al grupo de personas vinculadas entre si por parentesco,
que viven juntas, bajo la autoridad de una de ellas; o también el “conjunto de personas
que viven bajo el mismo techo bajo la dirección y dependencia económica del jefe de la
casa”. Y otro, en sentido estricto, conque se designa el parentesco más próximo y
cercano: el grupo formado por el padre, la madre y los hijos comunes. Esta acepción, con
alguna variante, es la que ha alcanzado la categoría de sentido jurídico, que se puede
traducir como “el conjunto de personas unidas por el matrimonio y por el vinculo de
parentesco”.
En esta última definición se puede observar que, dentro de la familia, se reconocen tres
clases de relaciones:
1) Relación conyugal (entre cónyuges o esposos);
2) Relación paterno-filial (entre padre e hijos);
3) Relación parentales (entre parientes).
En sentido amplio, Salvat define la familia como “el conjunto de descendientes,
ascendientes y afines de un linaje”.
Planiol, en sentido estricto, dice de la familia que es “un conjunto de personas unidas por
los vínculos del matrimonio, parentesco o la adopción”.

Importancia de la familia en los ámbitos social, económico y político


Se aprecia su importancia desde tres puntos de vista; social, político y económico.
En el ámbito social se destaca su importancia en indiscutible relevancia, precisamente
porque la familia constituye la célula fundamental de la sociedad. A este respecto,

12
dentro de las Garantías Sociales de nuestra Constitución, el Art. 85, en su inciso primero,
dice lo siguiente:
“El Estado emitirá las leyes y disposiciones necesarias para la protección de la familia
como elemento fundamental de la sociedad y velará por el cumplimiento de las
obligaciones que de ellas se deriven. Promoverá su organización sobre la base jurídica
del matrimonio. Este acto lo autorizarán los funcionarios que determine la ley. Además
podrán autorizarlo los ministros de culto facultados por la autoridad administrativa
correspondiente”.
Por otra parte, la relación conyugal y familiar crea entre sus componentes espíritu de
responsabilidad, el propósito de observar buenas costumbres, el fomento de los hábitos
de trabajo, orden y economía. El carácter moral y religioso de los padres se proyecta en
los hijos, en los que llega a tener honda repercusión.
El espíritu de unidad y de solidaridad es uno de los pilares de la estabilidad de la familia;
y habrá de cultivarse con esmero.
Una familia fundada en principios cristianos tiene que ser ordenada, unida y ejemplar.
En el campo político la familia es un valioso elemento en la organización del Estado. En
los últimos tiempos éste se ha preocupado en brindarle adecuada protección.
En el campo económico se parecía claramente la función de la familia a través del trabajo
y la adquisición de bienes. En Guatemala el régimen económico del matrimonio se regula
por las capitulaciones otorgadas por los consortes antes o en el acto de la celebración el
matrimonio art. 116 c.c,. empero, aunque se halla establecida la comunidad absoluta de
bienes, en la actualidad se tiene la tendencia de adoptar la separación absoluta o la
comunidad de gananciales Art. 122, 123 y 124 c.c. Esto es debido principalmente a la
independencia o liberación de la mujer, que ya no es el ama de casa tradicional: ella ha
salido de su hogar y llegado a las fábricas, comercios, oficinas particulares y
gubernamentales, vida universitaria, funciones políticas etc,, no sólo para cooperar con el
hombre en el sostenimiento de la carga económica familiar art. 111 c.c. sino para
realizarse en la vida como ser humano, con la dignidad y derechos a que es acreedora y
que antes le habían sido negados.

El derecho de Familia
El Derecho de Familia puede enfocarse desde dos angulos: objetivo y subjetivo.
En sentido objetivo es el conjunto de normas que se regulan las relaciones de las
personas que constituyen un grupo familiar o una familia.
En sentido subjetivo se define como “el conjunto de derechos que nacen de las relaciones
que dentro del grupo familiar mantienen los miembros de esta familia con los demás para
cumplimiento de los fines de la unidad familiar”.
En general, el Derecho de Familia comprende el conjunto de normas reguladoras del
matrimonio y sus implicaciones, paternidad y filiación, patria potestad y tutela,
alimentos, adopción y todo lo referente al Estado Civil de las Personas.

Fuentes del Derecho de Familia


En el derecho guatemalteco se reconocen cuatro fuentes del Derecho de Familia:
a) El matrimonio;
b) La unión de hecho;
c) La filiación;
d) La adopción;
Conviene destacar que la unión de hecho es una institución social familiar muy particular
en nuestro país, dato que, en otros, tal forma de integrar la familia no se conoce.

Características del Derecho de Familia


Las principales son las siguientes:
1) Contiene un sustrato de carácter eminentemente moral, derivado
fundamentalmente del Derecho Canónico.
2) Predominio de las relaciones personales sobre las relaciones patrimoniales.
3) Primacía del interés social sobre el interés individual, y una más frecuente
intervención del Estado para proteger al más débil en la familia.
4) Las relaciones familiares son a la vez derechos y deberes.
5) Los derechos de la familia son inalienables e intransmisibles, irrenunciables e
imprescriptibles
6) Los derechos de la familia no están condicionados, ni pueden estar constituidos
con sujeción al término.
7) Carácter obligatorio o de orden público de las leyes relativas a la familia.
Por la naturaleza de las características anotadas se ha pretendido considerar el
Derecho de Familia como Derecho Público.

Parentesco Consanguíneo

13
La fuente ordinaria del parentesco consanguineo es el matrimonio. En efecto, ya se vio
que en virtud del enlace matrimonial los cónyuges se convierten en parientes, pero no
forman grado (art. 190 c.c.) luego, vienen los hijos, los nietos; y surge entonces un
complejo de relaciones parentales.
Además del matrimonio, el parentesco por consanguinidad lo produce también la
maternidad extramatrimonial, conocida tradicionalmente como maternidad natural. Tal
parentesco se da entre el hijo extramatrimonial y los ascendientes, descendientes y
colaterales de la madre.

Parentesco por Afinidad


La afinidad es un parentesco por analogía y semejanza, que nace por causa del
matrimonio entre uno de los cónyuges y los parientes consanguíneos del otro. Es un
parentesco por la ley, llamado comúnmente parentesco político. Su vida o duración es
precaria, pues concluye por la disolución del matrimonio (ar. 198 c.c.) En esto se
diferencia, en un aspecto, del parentesco por consanguinidad, que es inextinguible.
En otras legislaciones, no en la guatemalteca, se contempla la afinidad ilegitima, como
resultado de relaciones extramatrimoniales, para ciertos calificados actos jurídicos
(impedimentos procésales etc).

Efectos Jurídicos del Parentesco


La importancia del parentesco se advierte claramente en lo relativo al matrimonio,
alimentos, excusas, implicancias y recusaciones de funcionarios judiciales, impedimentos
notariales...
Los efectos jurídicos que se pueden derivar son tres:
1) Derechos
2) Obligaciones
3) Incapacidades o impedimentos
Los derechos los podemos apreciar en las sucesiones o herencia.
También los advertimos en la patria potestad y los alimentos; empero, en estos casos,
tales derechos tienen valor correlativo, es decir, para unos son efectivamente tales, para
otros son obligaciones.
Las incapacidades o impedimentos se ven en los siguientes casos: Para contraer
matrimonio, los hermanos y medio-hermanos; los ascendientes y descendientes que
hayan estado ligados por afinidad art. 88 c.c. Para que el marido y mujer puedan
efectuar entre si compraventas art. 1792 c.c. Para que el notario pueda autorizar actos o
contratos de sus parientes art. 77 c. De N. Etc.

8.- El Matrimonio
Definición y Etimología:
Del latín mater (madre), formado a partir de patrimoniun (patrimonio), cuyo sufijo
monium de origen oscuro. Oficio de la madre, aunque con más propiedad se debería
decir carga de la madre, porque es ella quien lleva, de producirse, el peso mayor antes
del parto, en el parto y después del parto; así como el oficio del padre, es o era, el
sostenimiento económico de la familia.

El matrimonio en este sentido significa el conjunto de normas que rigen el matrimonio.


Una institución jurídica es un conjunto de normas de igual naturaleza que regulan un todo
orgánico y persiguen una misma finalidad. El matrimonio con un acto jurídico que tiene
por objeto determinar la aplicación permanente de todo un estatuto de derecho a un
individuo o a un conjunto de individuos, para crear situaciones jurídicas concretas que
constituyen un verdadero estado, por cuanto que no se agotan por la realización de las
mismas sino que permiten su renovación continua. El matrimonio es un acto mixto
debido a que se constituye no sólo por el consentimiento de los consortes, sino también
por la intervención que tiene el Registro Civil.

Carácter del Matrimonio:


a) Es una institución de naturaleza jurídica, supuesto está regida exclusivamente por la
ley.
b) Es una institución de orden civil, organizada y tutelada por el Estado con
independencia del carácter religioso o canónico
c) Es una institución de orden público, dado que está absolutamente excluida o
sustraída del imperio del principio de autonomía de la voluntad de las partes
contrayentes; a quienes les está vedado aportar las leyes o normas correspondientes
para crearse u régimen diferente.
d) Es un contrato porque nace y se funda en el consentimiento de los contrayentes;
tiene su origen en el acuerdo de voluntades de dos personas, con ánimo de obligarse.
Naturalmente que es un contrato sui-géneris porque se diferencia de los demás

14
contratos, en razón de que se rigen por normas legales, de interés público y, por
ende, no susceptibles de ser alteradas por los contratantes y que prohíben someterlo
a condiciones suspensivas o resolutorias.
e) Está fundado en el principio monogámico; la unión de un solo varón con una sola
mujer. La ley no autoriza la poligamia simultánea; aunque si la poligamia sucesiva o
sucesión de matrimonios legales por disolución del matrimonio anterior.
f) Su característica fundamental es la perpetuidad. Esta debe entenderse en el sentido
de estabilidad. Es evidente que el complejo de intereses de todo orden que nacen del
matrimonio, requieren tanto para los propios cónyuges, como para la familia y la
sociedad en general, su conservación y mantenimiento.
5El matrimonio es una de las instituciones sociales de mayor relevancia,
indiscutiblemente que es la célula núcleo o base jurídica de la familia. La institución del
matrimonio es el lógico y natural resultado de la necesidad orgánica y social del hombre
y la mujer. Es obvio que los dos elementos de la especie humana, se completan al
entidad matrimonial, para su perpetuación y bienestar común.

Clasificación doctrinaria
I. por su carácter:
- civil o laico
- religioso
II. por su consumación:
- rato
- consumado
III. por su fuerza obligatoria:
- válido
- insubsistente
IV. por su forma de celebración:
- ordinario o regular
- extraordinario o irregular

 LOS ESPONSALES
En el sistema romano, los esponsales “sponsalia”, se distinguían claramente del
matrimonio en el derecho romano clásico; pero es probable que en su origen
representasen el elemento consensual del matrimonio, el compromiso de tomarse por
marido y mujer, y que la deductio puellae, no fuese sino la ejecución de este contrato,
que se componía de dos actos sucesivos, el compromiso y la consumación del
matrimonio. En el Derecho clásico, los esponsales ya no son obligatorios, pueden los
novios desligarse de ellos, siendo esto consecuencia del derecho que se reconocía ya a
los dos cónyuges, de romper el mismo matrimonio.
Los esponsales son la promesa de casarse que se hacen el varón y la mujer, con
reciproca aceptación; tal promesa no se podrá invocar para que se realice el matrimonio,
ni para demandar por incumplimiento daños y perjuicios (80 c.c.)
Los esponsales son la promesa de matrimonio mutuamente aceptada. Constituyen
unhecho privado que no produce ninguna obligación ante la ley civil.
Los bienes o cosas que se donan o entregan como prenda del cumplimiento de una
promesa o contrato se denominan arras.
La acción para exigir el cumplimiento de la promesa, deberá entablarse dentro de los tres
meses siguientes al vencimiento del plazo convencional o legal. Vencido éste plazo, sin
que se haya ejercitado la acción, las partes quedan libres de toda obligación. En este
caso, si hubo arras, las devolverá quien las recibió.

 APTITUD PARA CONTRAER MATRIMONIO


La aptitud para contraer matrimonio está determinada por la mayoría de edad (81
c.c.), por el hecho que los contrayentes hubiesen cumplido los dieciocho años de edad,
sin obstar que puede contraerlo el varón mayor de dieciséis y la mujer mayor de catorce,
siempre que medie la autorización conjunta del padre y de la madre (81, 82, 83, 84 c.c.),
o de uno de ellos, y si ninguno puede hacerlo por un juez. El Código Civil fija la mayoría
de edad como punto de partida a efecto de precisar la aptitud legal para contraer
matrimonio, a manera de excepción dispone que puede celebrarlo el varón mayor de
dieciséis y la mujer mayor de catorce. La ley da primordial da primordial importancia a la
aptitud física como determinante para la celebración del matrimonio.

 IMPEDIMENTOS PARA CONTRAER MATRIMONIO


Son los hechos o circunstancias que constituyen obstáculo legal para la celebración
del Matrimonio.
Clasificación:
Impedimentos dirimentes: Están constituidos por aquellas

15
prohibiciones cuya violación produce la nulidad del
matrimonio.

Absolutos: Imposibilidad de una persona de casarse, provocan


la insubsistencia y nulidad del matrimonio (88 y
144 c.c.)
Relativos: Imposibilidad de una persona de casarse
con determinada persona, pueden causar la
anulación del matrimonio (145 c.c.)

Impedimentos Impidientes: Son prohibiciones cuya contravención no


afecta la validez del acto, sólo da lugar a sanciones
legales (89 c.c.).

 EL MATRIMONIO INSUBSISTENCIA, ILÍCITO, ANULABLE Y PUTATIVO


INSUBSISTENCIA
Es el impedimento absoluto para contraer matrimonio que tienen:
Parientes consanguíneos en línea recta, y en lo colateral, los hermanos, medio
hermanos;
Ascendientes y descendientes que hayan estado ligados por afinidad;
Los casados o unidos de hecho, con persona distinta de su conviviente.
ANULABILIDAD
Es una acción que busca declarar al matrimonio nulo, por haberse celebrado
mediante lo siguiente:
Cuando uno o ambos cónyuges han consentido por error, dolo o coacción.
Del que adolezca de impotencia absoluta o relativa para la procreación,
siempre que por su naturaleza sea perpetua, incurable y anterior al
matrimonio.
Incapacidad mental al momento de celebrarlo.
Autor, cómplice o encubridor de la muerte de un cónyuge, con el
cónyuge sobreviviente.
ILICITO
Por los requisitos concurrentes u omitidos, al matrimonio lícito se contrapone el ilícito,
este último puede ser nulo, en cuyo caso es discutible la calificación de matrimonio,
nunca existente para la ley; requisitos contenidos en el párrafo III, capítulo I, título II de la
Familia.
PUTATIVO
El artículo 89 señala los casos en que no se pueden celebrar matrimonios, según el
artículo 90 si no obstante lo preceptuado en artículo 89 se celebrara un matrimonio, este
será válido pero el funcionario y las personas culpables serán responsables de
conformidad con la ley.

 MATRIMONIOS ESPECIALES
a) In artículo mortis causa (105 c.c.)
b) El de militares en campaña o plaza sitiada (107 c.c.)

 DEBERES Y DERECHOS QUE NACEN DEL MATRIMONIO


(Artículos 108 al 115 c.c.)
Derecho de la mujer de agregar a su propio apellido el del cónyuge.
Representación conyugal corresponde a ambos.
Obligación del marido a suministrar todo lo necesario para el sostenimiento del hogar.
Obligación de la mujer al sostenimiento del hogar en forma equitativa.
Derecho preferente de la mujer sobre el sueldo del marido.
Ambos cónyuges tienen la obligación de atender y cuidar de sus hijos.

 CELEBRACIÓN DEL MATRIMONIO


Cumplidos los requisitos formales previstos en el código (arts. 94, 95, 96, 97 c.c.), y
cerciorado el funcionario de la capacidad y aptitud de los contrayentes, señalará, si estos
así lo solicitan día y hora para la celebración del matrimonio, o procederá su celebración
inmediata (98). La ceremonia de la celebración de matrimonio es el acto solemne con el
que culminan las diligencias iniciadas a ese efecto. Para celebrar el matrimonio civil, el
funcionario autorizante, en presencia de los contrayentes, da lectura a los artículos 78 y
108 a 114 del Código Civil; recibe de cada uno de los contrayentes su consentimiento y ,
en seguida, los declara unidos en matrimonio (99). El funcionario debe levantar del
matrimonio acta correspondiente, que ha de ser aceptada y firmada por los cónyuges, los
testigos, y entregar inmediatamente constancia a los contrayentes (99 y 100) (101)

16
9. RÉGIMEN ECONÓMICO DEL MATRIMONIO
 EFECTOS PATRIMONIALES DEL MATRIMONIO
A la par de las relaciones de carácter personalísimo, se generan entre los cónyuges, por
razón del matrimonio, relaciones de naturaleza patrimonial que el derecho regula para
evitar que puedan incidir en el buen suceso de aquéllas y para precisar el ámbito
económico de la unión conyugal, a manera que los bienes y obligaciones presentes y
futuros del varón y de la mujer sean regidos por principios que en un momento dado
permitan conocer la situación de unos y otros, tanto en relación con los propios esposos
como respecto a terceras personas. El matrimonio no solo constituye un estado civil, sino
que determina un régimen patrimonial; porque la ley civil tiene previsto, como obligatorio
y exclusivo, o como supletorio ante el silencio de los contrayentes, el sistema patrimonial
de bienes que ha de regir en el hogar constituido. (116 a 140).

 CAPITULACIONES MATRIMONIALES. DEFINICIÓN Y OBLIGATORIEDAD


Son los pactos que otorgan los contrayentes para establecer y regular el régimen
económico del matrimonio (117 c.c.)
El artículo 118 del c.c. establece los casos específicos en que son obligatorias las
capitulaciones matrimoniales.

 CLASIFICACIÓN DE LOS REGÍMENES ECONÓMICOS EN EL DERECHO


GUATEMALTECO
Son las disposiciones acordadas por los contrayentes, antes o en el acto de celebración
del Matrimonio (puede ser mediante capitulaciones matrimoniales), en virtud de las
cuales disponen la forma en que se administrará el patrimonio presente y futuro en la
relación marital.
a) Comunidad Absoluta (art. 122 c.c.)
b) Separación Absoluta (art. 123 c.c.)
c) Comunidad de Gananciales (art. 124 c.c.)

 COMUNIDAD ABSOLUTA
Todos los bienes aportados al matrimonio por los contrayentes o adquiridos durante el
mismo, pertenecen al patrimonio conyugal y se dividirán por mitad al disolverse el
matrimonio.

 SEPARACIÓN ABSOLUTA
Cada cónyuge conserva la propiedad y administración de los bienes que le pertenecen y
será dueño absoluto de sus frutos.

 COMUNIDAD DE GANANCIALES
El marido y la mujer conservan la propiedad de los bienes que tenían al contraer
matrimonio y de os que adquieran durante él, por título gratuito o con el valor de unos y
otros; pero harán suyos por mitad al disolverse el patrimonio conyugal los bienes:
a) Los frutos de los bienes propios.
b) Los que se compren con esos frutos.
c) Los que adquieran con su trabajo.

 LIQUIDACIÓN DEL PATRIMONIO CONYUGAL


(140, 141, 142 y 143 c.c.) Concluida la comunidad de bienes se procederá a su
liquidación. Si el régimen económico fuere el de comunidad parcial, los bienes que
queden después de pagar las cargas y obligaciones de la comunidad y de reintegrar los
bienes propios de cada cónyuge, son gananciales que corresponderán mitad por mitad, a
marido y mujer y a sus respectivos herederos.

10. MODIFICACIÓN Y DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO

 CAUSAS DE DISOLUCIÓN
Muerte de uno de los cónyuges, declaración de muerte presunta de uno de los
cónyuges, divorcio.

Muerte natural y muerte presunta de uno de los cónyuges


La muerte de uno de los cónyuges como causal de disolución del matrimonio, es un
hecho natural de efectos jurídicos, no produce dificultades.
La declaración de muerte presunta produce como efecto inmediato la disolución del
matrimonio y autoriza al cónyuge para contraer nuevo matrimonio (77 c.c.)

17
Separación y divorcio (ver art. 154 c.c.)
Separación: Es la causa modificativa del matrimonio, en donde se interrumpe la vida en
común, sin ruptura definitiva del vínculo, por acto unilateral de uno de los cónyuges, por
acuerdo mutuo o por decisión judicial.
Divorcio: Ruptura del vínculo matrimonial por la resolución judicial pronunciada por
funcionario competente, previos los trámites y formalidades legales.

 CAUSALES DE SEPARACIÓN Y DIVORCIO


1) Mutuo acuerdo o mutuo consentimiento de los cónyuges;
2) Por voluntad de uno de los cónyuges, fundada en una causa determinada
señalada en la ley.

 DIVORCIO Y SEPARACIÓN POR MUTUO ACUERDO Y POR CAUSAL


DETERMINADA
DIVORCIO y SEPARACIÓN POR MUTUO ACUERDO: La separación o divorcio por
mutuo acuerdo de los cónyuges, no podrá pedirse sino después de un año, contado
desde la fecha en que se celebró el matrimonio (154 c.c.)
El art. 163 preceptúa que si la separación o el divorcio se solicitaren por mutuo
acuerdo, los cónyuges deberán presentar un proyecto de convenio. Conforme el art. 164,
es al juez a quien corresponde, bajo su responsabilidad, calificar la garantía y asegurar
satisfactoriamente las obligaciones de los cónyuges. El art. 165 dispone que no podrá
declararse el divorcio mientras no estén suficientemente garantizadas la alimentación y
educación de los hijos.
DIVORCIO POR CAUSA DETERMINADA: Es el típico divorcio absoluto o vincular en
cuanto constituye precisamente la forma admitida por las legislaciones que no aceptan el
divorcio por mutuo consentimiento. Dichas causas conforme el artículo 155, son las
siguientes:
1. La infidelidad de cualquiera de los cónyuges;
2. Los malos tratamientos de obra, las riñas y las disputas continuas, las injurias
graves, ofensas al honor, y en general, al conducta que haga insoportable la
vida en común;
3. El atentado de uno de los cónyuges contra la vida del otro o de los hijos;
4. La separación o abandono voluntario de la casa conyugal o la ausencia
inmotivada, por más de un año;
5. El hecho de que la mujer dé a luz durante el matrimonio, a un hijo concebido
antes de su celebración, siempre que el marido no haya tenido conocimiento
del embarazo antes del matrimonio;
6. La incitación del marido para prostituir a la mujer o corromper a los hijos;
7. La negativa infundada de uno de los cónyuges a cumplir con el otro o con los
hijos comunes, los deberes de asistencia y alimentación a que están legalmente
obligados;
8. La disipación de la hacienda doméstica;
9. Los hábitos del juego o la embriaguez;
10.La denuncia de delito o acusación calumniosa hecha por un cónyuge contra el
otro;
11.La condena de uno de los cónyuges, en sentencia firme, por delito contra la
propiedad o por otro común con pena mayor de cinco años de prisión;
12.La enfermedad grave, incurable y contagiosa, perjudicial al otro cónyuge o a la
descendencia;
13.La impotencia absoluta y relativa para la procreación, siempre que por su
naturaleza sea incurable y posterior al matrimonio;
14.La enfermedad incurable de uno de los cónyuges;
15.La separación de personas declarada en sentencia firme
El artículo 158 fue adicionado por el decreto-ley 218, en el sentido de que no
puede declararse el divorcio o la separación con el simple allanamiento de la parte
demandada, ni es suficiente prueba para declararlos la confesión de la parte demandada
sobre la causa que los motiva.

 EFECTOS COMUNES Y PROPIOS DE LA SEPARACIÓN Y EL DIVORCIO


COMUNES: - liquidación del patrimonio conyugal; - derecho de alimentos a favor del
cónyuge inculpable; - suspensión o pérdida de la patria potestad, cuando la causal de
separación o divorcio la lleve consigo y haya petición expresa de parte interesada. (159
c.c.)
PROPIOS DE LA SEPARACIÓN: -subsistencia del vínculo matrimonial; - el cónyuge
inculpable de la separación tiene derecho a la sucesión intestada del otro (160 Y 1082
C.C.); - la mujer puede continuar usan el apellido del marido.

18
PROPIOS DEL DIVORCIO: - disolución del vínculo conyugal (161); - la mujer pierde el
derecho de seguir usando el apellido del marido (171); - el parentesco por afinidad se
extingue (198); - Extinción del derecho de sucesión intestada.

11. LA UNIÓN DE HECHO


CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA
Es la institución social de un hombre y una mujer con capacidad para contraer
matrimonio, se juntan maridablemente, sin estar casados entre sí con el propósito de un
hogar y vida en común más o menos duradera cumpliendo los mismos fines que el
matrimonio, y con el plazo mínimo y condiciones para que goce de la protección legal.
NATURALEZA JURÍDICA: institución social que cumple con fines similares al matrimonio, y
busca dar legalidad a uniones anteriormente consideradas ilícitas e inmorales. Institución
social que tiene la necesidad de brindarle protección legal a la mujer ya los hijos.

ANTECEDENTES EN LA LEGISLACIÓN GUATEMALTECA


Constitución de 1945 art. 74 decía el Estado promoverá la organización de la familia
sobre la base jurídica del matrimonio, el cual descansa en la igualdad absoluta de
derechos para ambos cónyuges; la ley determina los casos en que, por razón de equidad,
la unión entre personas con capacidad legal para contraer matrimonio, debe ser
equiparada, para su estabilidad y singularidad al matrimonio civil.
En 1947 se dictó el estatuto de uniones de hecho Decreto Legislativo 444.
En la Constitución de 1956 ya no se mencionan los caracteres de esta unión, solamente
se limita a decir que la ley determina lo relativo a uniones de hecho.
El Código Civil de 1964 se equipara la unión de hecho al matrimonio, y la regula (173 c.c.)
La Constitución de 1965 la regula en el artículo 86: La ley determinará la protección que
corresponde a la mujer y a los hijos dentro de la unión de hecho y lo relativo a la forma
de obtener su reconocimiento.

DIFERENCIAS Y SIMILITUDES CON EL MATRIMONIO


El matrimonio cuyos efectos se producen a partir de la fecha de celebración del mismo.
La unión de hecho (173 c.c.) sus efectos se retrotraen a partir de la fecha en que la
misma se inició
Tanto el matrimonio como la unión de hecho declarada crean un estado permanente
hasta su disolución: el primero con carácter de invariable, no así el segundo, que puede
transformarse en estado matrimonial (189 c.c.)
Si bien los efectos de la unión de hecho declarada reflejan casi todos los efectos del
matrimonio, en realidad corresponden a figuras jurídicas distintas.

 REQUISITOS (Artículos 173 AL 178 Código Civil)


a) capacidad legal para contraer matrimonio;
b) que exista hogar (o haya existido);
c) que la vida en común se haya mantenido en forma constante y estable por tres
años como mínimo;
d) Que se cumpla o haya cumplido con los fines del matrimonio;

 UNIÓN DE HECHO VOLUNTARIA Y JUDICIAL


VOLUNTARIA: 173 c.c., se declara y formaliza ente el alcalde municipal por medio de acta
o ante notario en acta o escritura.
CONTENCIOSA O JUDICIAL: 178 c.c., es la que declara el funcionario judicial competente,
mediante sentencia.

 EFECTOS JURÍDICOS Y ECONÓMICOS


a) los unidos, mientras no se haya disuelto esa unión, tienen impedimento
absoluto para contraer matrimonio, con persona distinta (88 c.c.)
b) los bienes comunes no podrán gravarse ni enajenarse sin consentimiento de
ambos (176 c.c.)
c) los convivientes de hecho se heredarán (184 inc. Primero c.c.)
d) las disposiciones relativas al matrimonio, tienen validez para la unión de hecho
(184 c.c.)
e) los hijos nacidos después de ciento ochenta días de la fecha fijada como
principio de la unión de hecho y los nacidos dentro de los trescientos días
siguientes al día en que la unión ceso, se reputan hijos del varón con quien la
madre estuvo unida (182 c.c. num. 1)
f) Si no hubiere escritura de separación de bienes los adquiridos durante la unión
de hecho se reputan bienes de ambos (182 num. 2 c.c.)
g) derecho de una de las partes de solicitar la declaración de ausencia de la otra y
una vez declarada, pedir la cesación de su unión con el ausente (182 num. 3

19
c.c.)
h) en caso de fallecimiento de uno de ellos, el sobreviviente puede pedir la
liquidación del haber común y adjudicación de bienes(182 num. 4 c.c.)
i) sujeción del hombre y la mujer a los derechos y obligaciones de los cónyuges
durante el matrimonio (182 num. 5 c.c.)

EXTINCIÓN O CESACIÓN
La unión de hecho se puede hacer cesar o disolver por la vía voluntaria o por la vía
contenciosa.
Por la vía voluntaria se puede hacer cesar por mutuo acuerdo de varón y mujer, en la
misma forma que se constituyo (183 c.c.), deberá cumplir con lo que dispone el art. 163
c.c.
En cuanto a la cesación contenciosa, que tiene que ser judicial, se observaran las
disposiciones del divorcio ordinario o forzado, pudiéndose invocar por consiguiente
cualesquiera de las causales que contiene el art. 155 c.c. (183 c.c.)

12. PATERNIDAD Y FILIACIÓN


CONCEPTOS GENERALES
Filiación: Como el vínculo de carácter biológico y jurídico existente entre los padres, las
madres y los hijos, o bien, entre uno solo de aquellos y éstos, que tiene su origen en la
concepción natural de la persona humana y que al estar declarado en forma legal, hace
derivar entre los mismo, diversos derechos y obligaciones recíprocos.
Cuando la relación de filiación se la considera por parte del padre o de la madre, toma
respectivamente los nombres de paternidad o maternidad.
Clases de filiación
1. Matrimonial. La del hijo concebido dentro del matrimonio.
2. Cuasimatrimonial: La del hijo nacido dentro de la unión de hecho
debidamente declarada y registrada.
3. Extramatrimonial: La del hijo procreado fuera de matrimonio o de
la unión de hecho no declarada y registrada.
4. Adoptiva.

 ANTECEDENTES HISTÓRICOS EN LA LEGISLACIÓN GUATEMALTECA


En el Código Civil de Guatemala de 1933 se suprimió la clasificación de hijos legítimos e
ilegítimos, y se sustituyo por la de hijos de matrimonio y fuera de matrimonio.
En la Constitución de 1945, en el articulo 76 se consigno que no se reconocían
desigualdades legales entre los hijos.
En la Constitución de 1956 se disponía que no se reconocían desigualdades entre los
hijos, todos tenían idénticos derechos.
En la Constitución del 65 se estatuía que todos los hijos eran iguales ante la ley y tenían
idénticos derechos.
El articulo 209 del Código Civil estipula que todos los hijos procreados fuera del
matrimonio, gozan de iguales derechos que los hijos nacidos de matrimonio.

DEBERES Y DERECHOS DERIVADOS DE LA FILIACIÓN


Derechos respecto a los hijos, sucesión intestada y a los alimentos si fueren menores de
edad.
a) Igualdad de los derechos de los hijos fuera y dentro del matrimonio.
b) Derechos y deberes derivados de la patria potestad.

PRESUNCIÓN E IMPUGNACIÓN DE LA PATERNIDAD


Es evidente que como la presunción de paternidad (199 c.c.) admite prueba en contrario,
el marido de la madre tiene perfecto derecho de impugnar la paternidad que se le
atribuye.
Sobre esto el articulo 201 inc. 1 establece que, el nacido dentro de los cientos ochenta
días siguientes a la celebración del matrimonio, se presume hijo del marido si este no
impugna su paternidad.....

EL RECONOCIMIENTO, FORMAS Y EFECTOS


Cuando se habla de reconocimiento de un hijo, se entiende que se trata por parte del
padre (214 c.c.), el reconocimiento es un acto espontáneo y voluntario de ambos
progenitores conjuntamente, o de uno de ellos separadamente, en que se manifiesta o
declara reconocer como suyo al hijo.
Otra novedad y avance que en esta materia ofrece nuestro Código Civil es la validez
jurídica del reconocimiento otorgado por los abuelos en determinadas circunstancias (216
c.c.)
El varón menor de edad puede perfectamente otorgar el reconocimiento de un hijo suyo,

20
siempre que medie el consentimiento o autorización, según el caso: a) de los que ejerzan
sobre el la patria potestad, b) de la persona bajo cuya tutela se encuentre, c) con
autorización del juez competente (217 c.c.). Una mujer menor de edad, pero mayor de
catorce años, la ley le reconoce capacidad civil para reconocer a sus hijos (218 c.c.).
FORMAS DE RECONOCIMIENTO (211 c.c.)
En la partida de nacimiento por comparecencia ante el registrador civil;
Por acta especial ante el registrador civil.
Por escritura pública.
Testamento.
Confesión judicial.
EFECTOS DEL RECONOCIMIENTO
El primordial es la equiparación de derechos del hijo extramatrimoinal con los hijos
procreados en el matrimonio (209 c.c.)
Los derechos del hijo reconocido se puede reducir a tres: a) derecho a la sucesión
intestada; b) derecho a alimentos; c) derecho a usar el apellido del padre que los haya
reconocido.
Eventualmente podría llegar a tener derecho de vivir en el hogar conyugal, con el
expreso consentimiento del otro (209 c.c.)

POSESIÓN NOTORIA DE ESTADO


Para que haya posesión notoria de estado se requiere que el presunto hijo haya sido
tratado como tal por sus padres o los familiares de éstos y que, además, concurra
cualesquiera de las circunstancias siguientes: a) que hayan proveído a su subsistencia y
educación; b) que el hijo haya usado, constante y públicamente el apellido del padre; c)
que el hijo haya sido presentado como tal en las relaciones sociales de la familia (223
c.c.)

13. LA ADOPCIÓN

CONCEPTO GENERAL Y NATURALEZA JURÍDICA


Es un acto jurídico de asistencia social por el que el adoptante toma como hijo propio a
un menor que es hijo de otra persona. Puede darse la adopción de un mayor de edad,
con expreso consentimiento de este y cuando la adopción de hecho se dio en la
minoridad de este.
NATURALEZA JURÍDICA: Se reconoce como institución Jurídica que tiene un interés social
de asistencia a los niños huérfanos o cuyos padres carecen de medios económicos para
procurarles subsistencia y educación, que al mismo tiempo refleja su beneficio en los
matrimonios que no tienen hijos, a quienes brinda las satisfacciones que únicamente
proporciona la familia en el hogar.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS EN LA LEGISLACIÓN GUATEMALTECA


La institución de a adopción aparece en Guatemala en el c.c. de 1877. El c.c. de 1926 la
suprime.
La Const. de 1945 la instituye en beneficio de los menores de edad.
En 1947 por el Decreto Legislativo no. 375, se da la primera ley de Adopción. De aquí se
deriva el reconocimiento de la adopción de hecho, ya que, como es obvio y natural, la
adopción preexistía aun sin la sanción legal.
En la Const. de 1956 se estatuía que la adopción se instituía en beneficio de los menores
de edad. Los adoptados adquieren la condición legal de hijos de sus adoptantes.
La Const. de 1965 establecía los mismo que la Const. de 1956.

REQUISITOS Y FORMALIDADES
REQUISITOS: a) capacidad civil; b) capacidad económica; c) buenas costumbres;
responsabilidad moral para el cumplimiento de sus obligaciones de adoptante.
FORMALIDADES: (239 AL 244 c.c.) a) se establece por escritura publica (239); b) la
solicitud debe presentarse al juez de primera instancia del domicilio del adoptante (240);
c) si el menor tiene bienes, el adoptante deberá presentar inventario notarial y constituir
garantía suficiente (241); d) los padres del menor o quienes ejerzan la tutela deberán
expresar su consentimiento para la adopción (243); e) en la escritura de adopción deben
comparecer los padres del menor, o la persona que ejerza la tutela.

EFECTOS DE LA ADOPCIÓN
a) nacimiento de parentesco civil entre adoptante y adoptado (229 inc. 1 y 231 c.c.)
b) El parentesco civil no se extiende a los parientes del adoptante ni del adoptado;
c) los hijos de adoptante y el adoptado deben considerarse iguales, pero entre ellos
no existe derechos de sucesión reciproco (229 c.c.)
d) el adoptante adquiere la patria potestad sobre el adoptado (232 c.c)

21
e) el adoptado tiene derecho de usar el apellido del adoptante (232 c.c.)
f) el adoptante no es heredero legal del adoptado pero este si lo es de aquel (236 inc.
1)
g) (237) el adoptado y su familia natural conservan sus derechos de sucesión
reciproca;
h) (238) el adoptado que sea menor de edad al morir el adoptante, vuelve al poder de
sus padres naturales o su tutor;
i) (245)

 CESACIÓN Y REVOCACIÓN
CESACION: 1. por mutuo consentimiento; 2. por revocación (246), la mayoría de edad del
adoptado no termina la adopción, pone fin a la patria potestad.
REVOCACION: tiene que estar fundada en las siguientes causas: a) por atentado del
adoptado contra la vida del adoptante, su cónyuge, ascendientes o descendientes; b) por
causar el adoptado maliciosamente al adoptante una perdida estimable de su patrimonio;
c) por acusar o denunciar el adoptado al adoptante, imputando a este algún delito,
excepto en causa propia o de sus descendientes, ascendientes o cónyuge; d) por
abandonar el adoptado al adoptante, cuando este se halle física o mentalmente enfermo
o necesitado de asistencia (247 c.c.) (248 y 249 c.c.)

14. LA PATRIA POTESTAD


CONCEPTO GENERAL Y NATURALEZA JURÍDICA
Institución jurídica por media de la cual los padres asumen la dirección y asistencia de
sus hijos menores en la medida que reclamen las necesidades de éstos (Puig Peña). La
patria potestad puede también ejercerse sobre los hijos mayores de edad (252), cuando
hayan sido declarados en estado de interdicción.
Naturaleza Jurídica: Es más que todo una función eminentemente tuitiva, concedida por
la ley al padre y a la madre para el debido cuidado y orientación de los hijos y dar la
correcta administración de los bienes de éstos. La patria potestad ha quedado
enmarcada en un conjunto de preceptos normativos, que tiene una señalada y acusada
naturaleza de orden público en razón de la debida protección que necesitan y merecen
las personas que no pueden valerse por sí mismas, específicamente los hijos menores de
edad.

LA REPRESENTACIÓN DE LA PERSONA SUJETA A PATRIA POTESTAD


En los casos de matrimonio o de unión de hecho, en que la patria potestad se ejerce
conjuntamente por el padre y la madre, la representación del menor o incapacitado y la
administración de sus bienes la tendrán ambos (255 c.c.). El concepto de representación
implica la dirección, representación propiamente dicha y defensa de los hijos menores,
tanto en juicio como fuera de él.

DERECHOS Y DEBERES ENTRE PADRES E HIJOS


EN CUANTO A LOS PADRES:
a) están obligados a cuidar y sustentar a sus hijos, educarlos y corregirlos (253);
b) representan legalmente al menor o incapacitado en todos los actos de la vida
civil, administran sus bienes (254);
c) si los padres fueren menores de edad, la administración de los bienes de los
hijos será ejercitada por quien tuviera la patria potestad o la tutela sobre el
padre (257)
d) la patria potestad sobre el adoptado la ejerce únicamente la persona que lo
haya adoptado (258);
e) los padres no pueden gravar ni enajenar los bienes de los hijos, ni contraer en
nombre de ellos obligaciones que excedan los límites de su ordinaria
administración (265);
f) los padres no pueden celebrar contratos de arrendamiento por más de tres
años, ni recibir la rente anticipada por más de un año, sin autorización judicial
(265);
g) quien ejerza la patria potestad no puede, salvo los casos de sucesión intestada,
adquirir bienes o derechos del menor (267);
h) los padres deben entregar a los hijos, cuando estos lleguen a la mayoría de
edad, los bienes que le pertenezcan y rendir cuentas de su administración
(272).
EN CUANTO A LOS HIJOS:
A) los hijos menores de edad deben vivir con sus padres, no pudiendo sin
permiso de ellos, dejar la casa paterna o materna (260);
B) los hijos mayores de catorce años tienen capacidad para contratar su

22
trabajo y percibir la retribución convenida (259)
C) los hijos aún cuando sean mayores de edad, y cualquiera que sea su
estado y condición, deben honrar y respetar a sus padres y están
obligados a prestarles asistencia en todas las circunstancias de la vida
(263)

SUSPENSIÓN, PÉRDIDA Y REESTABLECIMIENTO DE LA PATRIA POTESTAD


SUSPENSIÓN:
1. Por ausencia del que la ejerce, declarada judicialmente;
2. Por interdicción del mismo;
3. Por ebriedad consuetudinaria;
4. Por el uso indebido y constante de drogas estupefacientes;
5. Por tener el hábito del juego; (273 c.c.)
PERDIDA:
1. Por las costumbres depravadas o escandalosas de los padres, dureza excesiva
en el trato a los hijos o abandono de sus deberes familiares;
2. Por dedicar a los hijos a la mendicidad, o darles órdenes, consejos,
insinuaciones y ejemplos corruptos;
3. Por delito cometido por uno de los padres contra el otro, o contra la persona de
alguno de sus hijos;
4. Por la exposición o abandono que el padre o la madre hicieren de sus hijos;
5. Por haber sido condenado dos o más veces por delito del orden común, si la
pena excediere de tres años de prisión por cada delito;
6. Por haber sido adoptado el hijo por otra persona (274 c.c.)
REESTABLECIMIENTO: El artículo 277 permite que el juez pueda reestablecer al padre o a
la madre, en el ejercicio de la patria potestad:
1. Cuando la causa o causas de la suspensión o pérdida hubieren
desaparecido y no fueren por cualquier delito contra las personas o los
bienes de los hijos;
2. Cuando en el caso de delito cometido contra el otro cónyuge (inc. 3 art.
274) no haya habido reincidencia y hubieren existido circunstancias
atenuantes;
3. Cuando la rehabilitación fuere pedida por los hijos mayores de catorce
años o por su tutor.

LA PATRIA POTESTAD EN LA ADOPCIÓN


La patria potestad sobre el hijo adoptivo únicamente la ejercerá la persona que lo haya
adoptado (258 c.c.)

15. EL DERECHO DE ALIMENTOS


DEFINICIÓN DE ALIMENTOS
Relación jurídica en virtud de la cual, una persona está obligada a prestar a otra llamada
alimentista lo necesario para su subsistencia (Castán Tobeñas)
Todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica y
también la educación del alimentista cuando es menor de edad (278 c.c.)

EL DERECHO DE ALIMENTOS EN EL DERECHO GUATEMALTECO, ANTECEDENTES


HISTÓRICOS
Ni el código de 1877, ni el de 1933, ni el vigente, dan un concepto de los alimentos. El
primero los reguló conjuntamente con los deberes entre padres e hijos, en el libro I, título
V, capítulo III. El segundo le dedicó un título especial, el VIII en el libro I, inmediatamente
después del título concerniente a la patria potestad. El vigente, también en el libro I, se
refiere a los alimentos en el capítulo VIII, dentro del título II, de la familia.
Según el código de 1877, los alimentos se caracterizaban por ser un derecho inherente al
alimentista y por consiguiente intransmisible, irrenunciable y no objeto de transacción,
salvo los bienes ya adquiridos por razón de alimentos, los cuales podían transmitirse,
renunciarse o compensarse, reconoció la proporcionalidad de los alimentos y su
incompensabilidad.

FUNDAMENTO JURÍDICO, SOCIAL Y ECONÓMICO DEL DERECHO DE ALIMENTOS


JURÍDICO: No existe unanimidad doctrinaria. Se conocen tres doctrinas: 1) la que lo apoya
en el parentesco; 2) la que lo basa en el derecho a la vida; 3) la que lo funda o asienta en
intereses públicos o sociales. Hay que destacar que desde el punto de vista del obligado
es por parentesco, y desde un ángulo del alimentario es por parentesco y derecho a la
vida.

(Fundamento social y económico del derecho de alimentos)

23
El tratadista Federico Puig Peña señala que una de las principales consecuencias que
surgen de la relación jurídico-familiar, entendida en un sentido amplio, es el deber
alimenticio entre determinados parientes que imponen el orden jurídico, a la vista de la
propia naturaleza del organismo familiar. Toda persona tiene por ley natural derecho a la
vida, o sea, proveerse de los medios necesarios para su subsistencia. Este derecho se
transforma en deber cuando la persona, por sí misma, puede buscar esos medios a
través de su trabajo u ocupación. Cuando esta capacidad falta y la persona indigente no
tiene nadie que por ella mire, es el mismo Estado el que arbitra los dispositivos eficaces
para que no quede carente de protección, dando lugar a la beneficencia pública, que,
como deber general del cuerpo político, encuentra en las instituciones ad hoc la solución
conveniente. Pero cuando la persona indigente tiene familiares cercanos, entonces el
orden jurídico confiere a la persona necesitada de una protección especial el derecho a
una pretensión general de alimentos, que puede actualizar contra el pariente, si éste se
encuentra en condiciones económicas favorables, en base a la obligación que los mismos
vínculos familiares le imponen y a la contribución poderosa que en justificación de esa
asignación que del deber alimenticio hace el Estado en el pariente, para conservar el
mismo honor familiar.

Se entiende por deuda alimenticia familiar la prestación que determinadas personas,


económicamente posibilitadas, han de hacer a algunos de sus parientes pobres, para
que con ella puedan éstos subvenir a las necesidades más importantes de la existencia.

En relación a la pensión provisional, dice el autor en cita, que ésta fue objeto de nuevo
tratamiento en el Código Procesal Civil y Mercantil, debido a las dificultades que se
habían presentado con el anterior Código. En éste se establecía que mientras se
ventilaba la obligación de dar alimentos, podía el juez ordenar, según las circunstancias,
que se dieran provisionalmente, desde que en la secuela del juicio hubiera fundamento
razonable, sin perjuicio de restitución, si la persona de quien se demandaban obtenía
sentencia absolutoria (artículo 794). Con base en ese precepto los jueces podían fijar, a
su prudente arbitrio, la pensión alimenticia en forma provisional; pero el problema surgía
por la expresión (desde que en la secuela del juicio haya fundamento razonable). Había
jueces que estimaban que la pensión provisional no podía fijarse con la sola presentación
de la demanda sino hasta que se hubiera contestado ésta, por que hasta ese entonces
podía hablarse propiamente de juicio. Naturalmente que no era un criterio correcto, por la
función que los alimentos están llamados a desempeñar, pero siempre quedaba en pie el
criterio legal sobre que debía de haber un fundamento razonable.

El diccionario de derecho usual del tratadista Guillermo Cabanellas, dice que los
alimentos son las asistencias que por ley, contrato o testamento se dan a algunas
personas para su manutención y subsistencia; esto es, para comida, bebida, vestido,
habitación y recuperación de la salud, además de la educación e instrucción cuando el
alimentista es menor de edad.
Los alimentos se clasifican en:
(1) legales;
(2) voluntarios; y,
(3) judiciales.
La obligación de darse alimentos puede realizarse, a elección del obligado a darlos, o
satisfaciéndolos en su propio domicilio (en cuanto a comida y habitación) y pagando
ciertos gastos (vestido, médico, medicinas, instrucción y educación), o abonando
directamente una cantidad de dinero, convenida entre las partes o regulada por el juez.
La opción domiciliaria no parece admisible cuando se trata de cónyuges separados ni, en
cuanto a los hijos, si los padres han perdido la patria potestad por ejemplo corruptores.

ALIMENTISTAS Y ALIMENTANTES
ALIMENTISTA: También conocido como alimentario , es la persona que recibe los
alimentos.
ALIMENTANTE: Quien alimenta. Una de estas voces, o ambas indistintamente, parecen
adecuadas para contraponerlas a las de alimentista y alimentario en el sentido jurídico.

CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO DE ALIMENTOS


a) es personal e intransmisible, en consecuencia no es negociable, las
pensiones atrasadas si pueden ser objeto de negociación (282)
b) es irrenunciable, las pensiones atrasadas podrán renunciarse (282)
c) no es compensable (282)
d) es inembargable (282)
e) la prestación alimenticia es variable en cuanto al monto (280)
f) es recíproco entre parientes (283)

24
g) no puede ser objeto de transacción, ni sujetarse a juicio de árbitros (282)

PERSONAS OBLIGADAS A PRESTAR ALIMENTOS


a) los cónyuges;
b) los ascendientes;
c) los descendientes;
d) los hermanos; (283)

FORMA DE PRESTACIÓN ALIMENTARIA


Por regla general los alimentos se pagarán mediante pensión, en dinero, que será fijada
por el juez, el pago se hará por mensualidades anticipadas (279 y 287). Por excepción y
en virtud de la justificación correspondiente, el juez podrá acordar o permitir que el
obligado preste los alimentos de otra manera, es decir en forma diferente de la pensión
en dinero.

CESACIÓN DE LA OBLIGACIÓN DE PRESTAR ALIMENTOS


Art. 289 establece los casos en que cesa la obligación de prestar alimentos:
1. por la muerte del alimentista;
2. cuando aquel que los proporciona se ve en la imposibilidad de continuar
prestándolos o cuando termina la necesidad del que los recibía;
3. en el caso de injuria, falta o daño grave inferidos por el alimentista contra el
que deba prestarlos;
4. cuando la necesidad de los alimentos dependa de la conducta viciosa o de la
falta de aplicación al trabajo del alimentista, mientras subsistan estas causas; y
5. si los hijos menores se casaren sin el consentimiento de los padres.

16. LA TUTELA
DEFINICIÓN Y NATURALEZA JURÍDICA
La tutela es una institución que tiene por objeto la custodia y protección de la persona y
bienes, o solamente de los bienes, tanto de los menores no sujetos a la patria potestad,
como de los mayores que se encontraren temporal o definitivamente incapacitados para
regir por sí mismos su persona y bienes.
Poder otorgado por la ley a personas jurídicamente capaces para la protección y defensa
de los menores de edad o incapacitados (Brañas)
NATURALEZA JURÍDICA: La tutela y protutela son cargos públicos a cuyo desempeño están
obligadas todas las personas que se encuentran en pleno goce de sus derechos civiles
(295). Se trata de cargos públicos de naturaleza muy especial, especialísima, ajena al
concepto de que en derecho administrativo se da del cargo público, toda vez que el tutor
y el protutor no tienen, en el desempeño de su cargo y desarrollo de sus funciones,
ninguna participación atinente a las actividades estatales. Se da por la ley a eso cargos la
categoría de públicos, en razón de su obligatoriedad para aceptarlos y por la necesaria
intervención judicial en el desempeño de los mismos.

CARACTERÍSTICAS DE LA TUTELA
1. su función es eminentemente protectora de la persona que por su edad o por
determinadas circunstancias físicas o mentales, no puede valerse por sí misma y no está
bajo la patria potestad; 2. el cargo de tutor es un cargo público, de naturaleza
especialísima y de obligatorio desempeño por razón de la propia función tuitiva; 3. la
tutela es sustitutiva de la patria potestad, con las rígidas limitaciones que la ley impone a
su ejercicio para la debida protección de los intereses del tutelado.

CLASIFICACIÓN
TESTAMENTARIA (que se defiere por testamento) LEGITIMA: La cual corresponde en su
orden: abuelo paterno, materno, abuela paterna, materna, hermanos. JUDICIAL: Por
nombramiento de Juez, cuando no haya testamentario ni legitimo. ESPECIFICAS:
Directores de Instituciones de albergue, cuando exista conflictos de intereses entre
pupilos y un mismo tutor. (296, 297, 298, 299, 300, 301, 302 c.c.)

DIFERENCIAS CON OTRAS INSTITUCIONES


Guarda cierta similitud con la patria potestad. Abandonado el concepto de la patria
potestad como poder omnímodo, supremo enmarcada su función en un conjunto de
derechos y obligaciones, vienen a ser determinantes, para diferenciar una y otra
institución, las personas encargadas del cuidado del menor o incapacitado, y la
circunstancia de que la tutela carece de la intimidad, plena confianza y totalidad que la
ley otorga a la patria potestad, caracterizándose la tutela, en términos generales, por la

25
frialdad, formalidad y rigidez de su ejercicio, así como por la fiscalización de que es
objeto

PROTUTELA
El cargo de protutor va íntimamente unido al de tutor. La ley fiscaliza con aquella el recto
ejercicio de la tutela. Son obligaciones del protutor: a) intervenir en el inventario y avalúo
de los bienes del menor de edad, y en el otorgamiento de la garantía que debe presentar
el tutor; además de defender los derechos del menor en juicio o fuera de él, siempre que
esté en oposición con el tutor; b) promover el nombramiento del tutor, cuando proceda o
quede vacante; c) intervenir en la rendición de cuentas del tutor; d) ejercer las demás
atribuciones que le señale la ley (304 c.c.)
El protutor tiene la obligación de vigilar los actos del tutor, cuando el puesto del tutor
quede vacante el protutor es el que viene a ejercer todas las funciones; el protutor no
está obligado a presentar inventario sino sólo a exigir que se haga a intervenir en él, el
protutor tiene responsabilidad solidaria.

CAUSAS DE REMOCIÓN DE TUTORES Y PROTUTORES


Según el 316, serán removidos: 1) los que demuestren negligencia e ineptitud en el
desempeño de su cargo; 2) los que incitaren al pupilo a la corrupción y al delito; 3) los
que emplearen maltrato con el menor; 4) los que a sabiendas hayan cometido inexactitud
en el inventario; 5) los que se ausenten por más de seis meses del lugar donde
desempeñen la tutela o protutela.

EXCUSAS PARA EJERCER LA TUTELA Y PROTUTELA


Según el art. 317 c.c. podrán excusarse de la tutela y protutela: a) los que tengan a su
cargo otra; b) los mayores de sesenta años; c) los que tengan bajo su patria potestad tres
o más hijos; d) las mujeres; e) los que por sus bajos recursos no puedan atenderla sin
menoscabo; f) los que padezcan de enfermedad habitual; g) los que tengan que
ausentarse de la República por más de un año.

ADMINISTRACIÓN DE LOS BIENES DE PUPILO


Para que el tutor y el protutor puedan entrar al ejercicio de sus cargos, deben cumplir con
una serie de requisitos: a) inventario de los bienes del pupilo, en ningún caso quedará
relevado o eximido de inventariar y avaluar (320); b) avalúo de los mismos bienes; c)
garantía suficiente calificada por el juez, el tutor y el protutor quedan solidariamente
obligados a promoverla, salvo en dos casos: que no haya bienes, que tratándose de tutor
testamentario hubiere sido exonerado de tal obligación por el testador (321, 322, 323,
324, 325, 326)

CONCLUSIÓN Y RENDICIÓN DE CUENTAS DE LA TUTELA


Como administrador de bienes ajenos el tutor, tiene la obligación ineludible de llevar
cuentas; y de rendirlas, cuando el testador –en su caso- no lo hubiere relevado. Las
cuentas las llevará mediante una contabilidad comprobada y exacta en libros autorizados
(342). Las cuentas se rendirán anualmente y al concluirse la tutela, también se rendirán
al cesar el tutor en su cargo (344 y 345). Las cuentas deberán ir acompañadas de sus
respectivos documentos justificativos, los gastos que imponga la rendición de cuentas,
correrán a cargo del pupilo (347 y 348). En caso de rendición final de cuentas, el plazo
para tal acto será de sesenta días contados desde la fecha en que se terminó el ejercicio
de la tutela (345 y 350). Una vez rendidas satisfactoriamente las cuentas, el juez
aprobará y extenderá al tutor su correspondiente finiquito.

17.EL PATRIMONIO FAMILIAR

CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA


El patrimonio familiar es una institución jurídico social por la cual se destina uno o más
bienes a la protección del hogar y sostenimiento de la familia (352 c.c.). Las clases de
bienes sobre los que se destina el patrimonio familiar son los siguientes: a) las casas de
habitación, b) los predios o parcelas cultivables, c) los establecimientos comerciales e
industriales, que sean objeto de explotación familiar. El valor máximo del patrimonio
familiar son 100,000 quetzales.
NATURALEZA JURÍDICA: Se trata de una institución eminentemente familiar, sin
personalidad jurídica, y ajena a toda idea de copropiedad; basamento económico para
satisfacer las necesidades esenciales de una familia

ORIGEN
En el derecho de Roma y durante la República, por patrimonio se entendía el conjunto de

26
bienes pertenecientes al pater familias y que integraban el activo bruto del patrimonio
familiar. El progreso jurídico realizado durante el Imperio, con la sucesiva independencia
económica de los miembros de la familia, fue originando la escisión del patrimonio de
familia y la consiguiente aparición de otros patrimonios. En Guatemala se reguló por
primera vez en la historia en el Código de 1933 denominándolo asilo de familia, se
encontraba en el libro dedicado a los bienes.

CARACTERÍSTICAS
a) los bienes constituyentes del patrimonio son indivisibles;
b) son inalienables (no podrán enajenarse de modo alguno);
c) son inembargables;
d) no puede constituirse en fraude de acreedores;
e) los miembros de la familia beneficiaria quedan obligados a habitar la casa o
negocio establecido;
f) están sujetos o expuestos a expropiación; (356, 357, 358, 366 c.c.)

REQUISITOS PARA SU CONSTITUCIÓN


Según el art. 361 c.c. se requiere para su constitución: a) la aprobación judicial; y b) su
inscripción en el registro de la propiedad. El representante legal de la familia será el
administrador del patrimonio familiar y representante a la vez de los beneficiarios en
todo lo referente al patrimonio (362 c.c.)

TERMINACIÓN
Según el art. 363 termina por las siguientes causas:
a) cuando todos los beneficiarios cesen de tener derecho a percibir alimentos;
b) cuando sin causa justificada y sin autorización judicial, la familia deje de habitar
la casa;
c) cuando se demuestre la utilidad y necesidad para la familia, de que el
patrimonio quede extinguido;
d) cuando se expropien los bienes que lo forman (366 c.c.)
e) por vencerse el término por el que fue constituido.
(364 y 365 c.c.)

18. EL REGISTRO CIVIL


ANTECEDENTES HISTÓRICOS
El Registro Civil, es una institución dedicada al estado civil de las personas, se remonta al
último período de la Edad Media. La Iglesia católica es la propulsora del sistema,
encomendando a los párrocos la tarea de asentar en los libros especiales los actos más
importantes relativos a la condición del estado civil de sus fieles tales como el
nacimiento, el matrimonio y la muerte.
Estos registros religiosos se hicieron evidentes, que las autoridades civiles decidieron
hacerse partícipes de los mismos, dando plena fe a los libros parroquiales.
El real y verdadero Registro Civil se encuentra a finales del siglo XIV, después del Concilio
de Trento, y reglamentó los registros ordenando que se llevase en un libro especial para
matrimonios, bautismos y otro para defunciones.
La Reforma y el aumento de la población judía en países de Europa Occidental
determinaron la necesidad de que el Estado llevase el control de todo los relacionado con
el estado civil de las personas, prescindiendo de la ingerencia de la iglesia, ya que todas
aquellas personas que no fueran católicas quedaban al margen de que los actos más
importantes de su vida civil no fueran inscritos.

NATURALEZA DE LA INSTITUCIÓN Y SU IMPORTANCIA


IMPORTANCIA: En el transcurso de los siglos se hizo sentir la necesidad de precisar con la
exactitud posible, dígase a manera de ejemplo: la fecha de nacimiento de una persona, a
efecto de saberse si está o no sujeta a patria potestad, o si ha adquirido o no su plena
capacidad jurídica por la mayoría de edad, tanto para los efectos civiles como para
determinados efectos de orden público, tal como lo serían la obligatoriedad de prestar
ciertos servicios y el transformarse en sujeto afecto al pago de ciertas contribuciones e
impuestos.
Esa seguridad en orden a los numerosos casos cambiantes estados civiles de las
personas, pone de manifiesto la importancia del registro de los mismos, en forma tal que
garantice su exactitud y fácil accesabilidad para quienes deseen conocerlo.
NATURALEZA: El Registro es una dependencia administrativa (municipal, en el país), una
oficina pública, y el titular de la misma tiene a su cargo la función registral, que lleva
implícita la fe pública para garantizar la autenticidad de los actos que refrenda con su
firma. El Registro Civil es una institución pública que puede y debe de servir como el
garante de los actos y hechos de la vida de una persona en sus relaciones sociales y

27
familiares que interesan o pueden interesar a la colectividad, al Estado o a terceros, con
lo que se justifica su existencia.

EL REGISTRO CIVIL EN GUATEMALA


Es la Institución pública encargada de hacer constar todos los actos concernientes al
estad civil de las personas.
El Registro Civil se instituye en nuestro país con la vigencia del Código Civil de 1877, éste
Código no llenaba todos los aspectos propios de esa institución para su mejor
funcionamiento.
En el año de 1933, fue emitido el Decreto legislativo 1932, que contenía un nuevo Código
Civil.
El 1 de julio de 1974, entró en vigencia el Código Civil actual DECRETO LEY 106 , en las
que se ordenaron las disposiciones relativas al Registro Civil, incluyendo la inscripción de
algunas instituciones creadas por leyes especiales emitidas después del Código
promulgado en 1933, como la adopción, y la unión de hecho. Aún cuando se incluyen
algunas modificaciones especiales, el concepto de Registro Civil y su sistema general
sigue siendo el mismo de hace casi un siglo.
Estas modificaciones se refieren a:
a) el Registro pasa a ser dependencia municipal;
b) se otorga al registrador fe pública;
c) se establece la posibilidad de hacer inscripciones en formularios separados en
lugar de libros;
d) se reconoce valor probatorio a los actos de los registros parroquiales, antes de la
institución del Registro Civil.

INTRODUCCIÓN AL DERECHO REGISTRAL


Por el derecho registral se regula la organización y funcionamiento de los registros, entre
ellos incluido el Civil, de conformidad con sus principios y normas. El derecho Registral es
un sector del Derecho Civil, creado para la protección de los derechos. El Derecho
Registral es el conjunto de principios y normas que tienen por objeto reglar los organismo
estatales, encargados de registrar personas, hechos, actos, documentos o derechos, así
como también la forma como han de practicarse tales registraciones y los efectos y
consecuencias jurídicas que se derivan de éstas. (Molinario)

Registro Civil: es la institución pública encargada de hacer constar los actos


concernientes al estado civil de las personas.
Estado Civil: es la situación en la que se encuentra la persona dentro de la sociedad en
relación con sus derechos y obligaciones.
Registros parroquiales: prueban el estado civil de las personas nacidas antes de la
institución del Registro; y también el de los nacidos en lugares o poblaciones durante el
tiempo que carecieron de dicha institución.
Registro de Mortinatos. Es donde se inscribe la muerte de los recién nacidos (nacimiento
y defunción).

SISTEMAS Y PRINCIPIOS REGISTRALES


(Sistemas registrales)
PRINCIPIOS:
 Inscripción: Por cuya virtud se determina la eficacia y valor del asiento
frente a otro medio de prueba.
 Legalidad: El registrador debe calificar los títulos que se pretende
registrar, apreciando la forma y fondo.
 Publicidad: Facultad de toda persona de conocer lo que obra en los libros.
 Autenticidad: o fe pública registral, presunción de veracidad, que deviene de
la fe pública que el Registrador imprime a los actos que autoriza.
 Unidad del Acto: La inscripción, con todos sus requisitos, como
calificación, asiente del acta, firmas, anotaciones y avisos, integran un solo acto
registral y debe producirse en el mismo momento sin interrupción.
 Gratuidad: Las inscripciones son gratuitas.

Hechos o actos que se inscriben en el Registro Civil


1. el nacimiento
2. la muerte
3. matrimonio
4. reconocimiento de hijo
5. insubsistencia y nulidad del matrimonio
6. tutela
7. extranjero domiciliado

28
8. extranjero naturalizado
9. adopción
10.unión de hecho
11.persona jurídica
12.divorcio
13.separación de cuerpos
14.identificación de persona
15.identificación de tercero
16.suspensión de la patria potestad
17.pérdida de la patria potestad
18.reestablecimiento de la patria potestad
19.cambio de nombre
20.revocatoria de adopción
21.cesación de adopción
22.rehabilitación de la adopción
23.capitulaciones matrimoniales
24.omisión de asiento de partida
25.rectificación de asiento de partida
26.reposición de asiento de partida
27.insubsistencia de matrimonio
28.nulidad de matrimonio
29.declaratoria de ausente o ausencia
30.cambio de nacionalidad de los guatemaltecos
31.disolución de las personas jurídicas
32.modificación de las capitulaciones matrimoniales
33.cesación de la unión de hecho
34.declaratoria de muerte presunta
35. declaratoria de interdicción
36.determinación de edad

EL REGISTRO CIVIL EN RELACIÓN CON LAS PERSONAS JURÍDICAS


En el libro especial de Registro de personas jurídicas se hará la inscripción de las
fundaciones y asociaciones sin interés lucrativo, patronatos y comités para obras de
recreo o beneficio social; las asociaciones no lucrativas podrán establecerse con la
autorización del Estado.
SU INSCRIPCIÓN: deberá hacerse con la presencia del testimonio de la escritura pública
en la que se constituya la persona jurídica, a la que debe de acompañarse un duplicado
con un timbre de cincuenta centavos quedando el duplicado archivado y devolviéndose el
original debidamente razonado.
Las asociaciones no lucrativas autorizadas por el Estado presentarán para su inscripción,
copia simple certificada de sus estatutos o reglamento y el acuerdo de su aprobación y
del reconocimiento de su personalidad jurídica, documentos que quedan en poder del
Registro.

EL ARANCEL DEL REGISTRO CIVIL


Artículo 1º reforma el artículo 2º, que se refiere a la tasa por expedición de cédula de
vecindad: nacionales, exentos; extranjeros, 200 Q., reposición de cédula de vecindad, por
certificación de cédulas, por certificación de negativa de cédulas, por certificación de
constancias de atestados, por consulta de libros del Registro.
Artículo 2º, cobro de las siguientes tasas: certificaciones de nacimiento, certificaciones de
defunción, de matrimonio, de divorcio, de Sociedades Civiles, extranjeros domiciliados,
guatemaltecos naturalizados, documentos notariales, atestados; Solvencia de tránsito en
la Policía Municipal de Tránsito.

19. EL PATRIMONIO
CONCEPTO
Conjunto de derechos y obligaciones que tiene una persona y son apreciables en dinero.
Conjunto de bienes, créditos y derechos de una persona y su pasivo; deudas u
obligaciones de índole económica (Cabanellas).
Conjunto de los derechos y de las cargas, apreciables en dinero, de que una misma
persona puede ser titular u obligada y que constituye una universalidad jurídica.
(Capitant).
El patrimonio Familiar o Asilo de Familia es la institución jurídico-social por la cual se
destina uno o más bienes a la protección del hogar y sostenimiento de la familia.

DOCTRINAS CLÁSICA Y MODERNA

29
CLÁSICA O DEL PATRIMONIO PERSONALIDAD: esta explica que el patrimonio es una
derivación de la personalidad de la persona, se bassa en cuatro posiciones: a) sólo la
persona podría tener patrimonio; b) toda persona tiene un patrimonio; c) cada persona
tiene una sólo patrimonio; d) el patrimonio es inseparable de la persona.
MODERNA O DEL PATRIMONIO AFECTACIÓN: Indica que el patrimonio existe de manera
autónoma e independiente de la persona, para esta teoría, los bienes, derechos y
obligaciones están afectados económicamente.

ELEMENTOS DEL PATRIMONIO


Activo: aquí están considerados los derechos y los bienes;
Pasivo: están consideradas las obligaciones o deudas y cargas de diversa naturaleza;
Derechos reales: señorío inmediato sobre una cosa que puede hacerse valer erga omnes,
es decir que es oponible a terceros.
Derechos personales: existen en relaciones jurídicas con personas, facultades o poderes
atribuidos al individuo por el orden jurídico.

CARACTERÍSTICAS
Solamente las personas pueden tenerlo.
Toda persona tiene un patrimonio.
Es personalísimo.
Inagotable.
Embargable y ejecutable.
Expropiable por razón pública o social.

 (CLASES)

20. LOS BIENES


CONCEPTO DE BIEN
Son las cosas que pueden ser objeto de apropiación o base de u derecho, lo que puede
constituir objeto de un patrimonio, pueden ser muebles o inmuebles.

CLASIFICACIÓN DOCTRINARIA DE LOS BIENES


Por su naturaleza:
a. Corporales: Tiene una existencia apreciable por los sentidos.
b. Incorporales: Aun no teniendo manifestación concreta produce
efectos jurídicos determinados.
Por su determinación:
a. Genéricos: Se alude identificándoles por su naturaleza común.
b. Específicos: Se particularizan por elementos de exclusiva
pertenencia a su naturaleza.
Por su susceptibilidad de substitución:
a. Fungibles: Pueden ser substituidos por otros de mismo género (454 c.c.).
b. No fungibles: No pueden ser substituidos por otros (454 c.c.).
Por las posibilidades de uso repetido:
a. Consumibles: El uso altera su substancias (713 c.c.).
b. No consumibles: aquellos que aun no teniendo manifestación concreta
producen efectos jurídicos determinables (713 c.c.).
Por las posibilidades de fraccionamiento:
a. Divisibles: Pueden fraccionarse en dos partes.
b. Indivisibles: No admiten división sin menoscabo de su naturaleza o
de su uso.
Por su existencia en el tiempo:
a. Presentes: Gozan de existencia actual.
b. Futuros: Su existencia no es real.
Por su existencia en el espacio y su posibilidad de desplazamiento:
a. Inmuebles o raíces: No pueden trasladarse de un punto a otro (442 c.c.)
POR SU NATURALEZA (445 c.c.). POR INCORPORACIÓN (447 c.c.). POR
DESTINO (455 c.c.). POR ANALOGÍA (446 c.c.)
b. Muebles: Son susceptibles de traslado sin menoscabo a su naturaleza.
Por su constitución y contenido:
Singulares:
a. Simples: Constituidos por un todo orgánico.
b. Compuestos: Integrados por la fusión de varios simples.
Universales: Están constituidos por varios elementos entre los cuales no
existe una vinculación material, razón que no obsta para que sean
considerados como un todo.
Por la jerarquía en que entran en relación:

30
a. Principales: Los bienes son independientes y tienen mayor importancia y
valor en relación a otros bienes (687 y 691 c.c.).
b. Accesorios: Su existencia esta condicionada por el otro (699, 692, 449
c.c.).
Por la susceptibilidad del tráfico:
a. Cosas dentro del comercio: son susceptibles de tráfico mercantil.
b. Cosas fuera del comercio: No son objeto del mercado.
Por el titular de su propiedad:
a. Bienes del Estado.
b. Bienes de Particulares.
Por el carácter de su pertenencia:
a. De dominio público (457 y 458 c.c.)
b. De propiedad privada (460 c.c.).

21. CLASIFICACIÓN DE LOS BIENES CONFORME AL CÓDIGO CIVIL


GUATEMALTECO

BIENES DE PROPIEDAD PRIVADA


Son bienes de propiedad privada los de las personas individuales o jurídicas que tienen
título legal (460)

BIENES DE DOMINIO PÚBLICO. USO COMÚN Y USO NO COMÚN.


Los bienes del dominio del poder público pertenecen al Estado o a los municipios y se
dividen en bienes de uso público común y de uso especial (457).
Los bienes nacional de uso común están enumerados en el artículo 458 del código civil.
Los bienes nacionales de uso público no común están enumerados en el artículo 459 del
Código Civil.

EL RÉGIMEN DEL AGUA EN GUATEMALA


(579 a 588 c.c.)
Las aguas de dominio privado se encuentran en el artículo 579 c.c. Aguas subterráneas
581 c.c.

LOS DERECHOS REALES


CONCEPTO
Los derechos reales eran aquellos que otorgaban a su titular un poder inmediato y directo
sobre una cosa. Que contrapuso a los derechos reales (ius in re) a los personales,
destacando en los primero el quantum y el modo de la relación jurídica a base de estos
dos puntos trascendentales, relación de hombre a cosa (a diferencia del derecho
personal, que era relación de persona a persona, e inmediatividad o que el titular del ius
in re podía moverse él solo respecto de aquella relación, teniendo un poderío absoluto,
con caracteres de monopolio, y sin precisar de la asistencia, mediación o amparo de
nadie. Esta inmediatividad puede ser absoluta en el derecho de propiedad o limitada,
como en los demás derechos reales.

DOCTRINAS: CLÁSICA, PERSONALISTA, ECLÉCTICA


PENSAMIENTO JURÍDICO TRADICIONAL O DOCTRINA CLÁSICA. Los derechos reales eran
aquellos que otorgaban a su titular un poder inmediato y directo sobre una cosa
PERSONALISTA: Windscheid. Tesis obligacionista o personalista, se concibe el derecho real
a modo de una obligación (teoría obligacionista), en la que el sujeto activo es simple y
está representado por una sola persona, mientras que el sujeto pasivo es ilimitado en su
número.
ECLÉCTICA: o mejor integral, derecho real es, el que concede a su titular un poder
inmediato y directo sobre una cosa, que puede ser ejercitado y hecho valer frente a
todos. 2 elementos fundamente que Barassi denominó: interno y externo.

a) Elemento interno: la inmediatividad del poder del hombre sobre la cosa.


Expresiones fundamentales son 3: poder, cosa e inmediatividad. Poder: representa
potestad, es decir poder legalizado. Cosa: es el termino objetivo sobre el cual se
proyecta el poder o la potestad, e Inmediatividad: es el “modo” de esta relación y
supone la ausencia de todo intermediario personalmente obligado.
b) Elemento externo: la absolutividad. Este es absoluto, que se da contra todos y
frente a todos. Existe un deber universal de abstención.

CARACTERES JURÍDICOS DE LOS DERECHOS REALES

31
1. La indeterminación del sujeto pasivo y a veces el activo. En los derechos reales
todos los ciudadanos, sin distinción son sujetos pasivos. El sujeto activo puede
quedar circunstancialmente indeterminados. Estamos en presencia de las
titularidades activas ob rem tambien llamadas derechos subjetivamente reales o
derechos mediatamente determinados.
2. La corporeidad de la cosa. Tradicionalmente ha sido el requisito. Hoy la
necesidad de este requisito está en crisis, porque se reconocen perfectamente
derechos reales sobre derechos reales, admite la existencia de derechos reales
sobre bienes inmateriales, como los derechos de autor e inventor. La “cosa” objeto
de los derechos reales ha de ser específica y determinada.
3. La singularidad de su adquisición. Un acto ostensible de transmisión de la
posesión. Indefectiblemente se precisaba la concurrencia necesaria del titulo y del
modo. Los derechos reales pueden adquirirse por prescripción.
4. El escaso poderío creador de la voluntad. En los derechos reales poco puede hacer
la vis creadora del hombre. JERÓNIMO GONZALEZ. La sociedad entera se halla
directamente interesada y el derecho absoluto se ejercita erga omnes.
5. Derechos de preferencia y persecución. Permite al titular perseguir la “cosa”
objeto de su derecho por medio de acciones reales (reivindicatoria, confesoria,
interdictales), dirigidas contra cualquiera que la tenga en su posesión, excepto en
el caso de que el legislador paralice su ejercicio. Permite al titular excluir a todos
aquellos que no tengan más que un derecho de crédito o un derecho real posterior
en fecha o clasificado en inferior categoría. En virtud de la máxima fundamental
Prior in tempore in iure.
6. La posibilidad del abandono. Es la posibilidad que tiene su titular de exonerarse de
los gravámenes que sobre la cosa pesa, abandonando la misma.
7. La duración ilimitada. Todos excepto aquellos que son sustancialmente temporales,
como el usufructo, el uso, la habitación y censo vitalicio, son perpetuos,
cumpliéndose su finalidad institucional y económica precisamente con su ejercicio.

32
DIFERENCIAS CON LOS PERSONALES
DERECHO REAL DERECHO PERSONAL
Vinculo jurídico entre las
Vinculo jurídico entre
DEFINICIÓN personas y la cosas. Ej. persona y persona. Ej.
Yo y mi cosa. (Derecho Relación entre
real) alimentante y
alimentista. D.
Alimentos
CARÁCTER ABSOLUTO CARÁCTER RELATIVO Se
CARACTERÍSTICAS Es oponible frente a opone frente a
todos. determinados sujetos
pasivos.
Indeterminado. Determinado.
SUJETO PASIVO (Oponible se refiere a la
colectividad).
Especifico. No puede ser Genérico. Variable.
BIEN sustituido por otra cosa
NEGATIVA. (Sujeto POSITIVA.
Pasivo) No hacer, no Dar, hacer, entregar.
PRESTACIÓN invadir, tolerar
(OBLIGACIÓN) abstenerse, perjudicar,
dañar, destruir, impedir.
TITULAR (Sujeto activo Poder sobre la cosa. Facultades.
del derecho). Ejerce y Carácter absoluto e
tiene las facultades inmediato, no pasa por
intermediario.
HACIA ENTRE
RELACION JURIDICA PERSONA ----- COSA PERSONA --- PERSONA
DURACION Perpetuo, permanente Temporal
Si. Todos los derechos NO.
PROTECCIÓN REGISTRAL reales son registrables

33
 CLASIFICACION DE LOS DERECHOS REALES
Sobre bienes corporales
I. Por su objeto. Medianeria
Sobre bienes incorporales
Uso
Temporal usufructo
Habitación
De goce
Permanente Servidumbre
(Perpetuos)

II. Por su finalidad Hipoteca


De garantía
Prenda

Pleno Dominio
III. Por su alcance
Semipleno

IV. Similares al dominio – Posesión


Servidumbre
Limitativo del dominio
Hipoteca.

34
PROPIEDAD HORIZONTAL

Copropiedad
Propiedad Propiedad Horizontal
Propiedad de las aguas
Posesión
Servidumbre
P.H. Goce Uso
Habitación
Hipoteca
Garantía
Prenda
Opción
De adquisición
Tanteo

22. EL DERECHO REAL DE PROPIEDAD


CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA
Concepto: El derecho por el que una cosa pertenece a una persona y esta sujeta a esta
de modo al menos virtualmente universal.
Naturaleza jurídica: Derecho real que otorga poder disposición sobre un bien.

EVOLUCION HISTORICA DE LA PROPIEDAD


Antiguamente, el derecho de propiedad era considerado como un derecho esencialmente
personalista, con caracteres de absolutividad, exclusividad y perpetuidad, originante de
un poder absoluto sobre la cosa. Este criterio fue paulatinamente perdiendo su
inflexibilidad, al establecer la ley diversas limitaciones a su ejercicio.
Modernamente, ha surgido una tendencia a considerar el derecho de propiedad en su
función social. Manteniendo los códigos, mas o menos, el criterio antiguo, han sido
principios constitucionales los que han hecho énfasis en el nuevo principio. Aunque no
exactamente precisada, puede considerarse la función social como el propósito
legislativo de que el derecho de propiedad sea reconocido y ejercido en razón de no
dañar y si de beneficiar a la sociedad. Este concepto es, en especial, relevante en cuanto
a la propiedad de los bienes inmuebles. En relación a las rusticas ha servido de base a
reformas agrarias. En relación a los urbanos, ha permitido la construcción de obras que
requieren las ciudades para su desarrollo.
La Constitución Política de la República de Guatemala, de 1,945 acepto ese criterio al
disponer que el Estado reconocía la existencia de la propiedad privada como función
social, sin mas limitaciones que las determinadas por la ley, por motivos de necesidad o
utilidad publicas o de interés nacional. En la Constitución de 1,956 y 1965 no aparece ese
principio.

FUNDAMENTO JURIDICO DE LA PROPIEDAD PRIVADA


Arto. 39 de la Constitución Política de la República de Guatemala.
Arto. 456 del Código Civil (este no lo contempla de manera expresa, pero lo tiene
inmerso.).

ELEMENTOS PERSONALES, REALES Y FORMALES DEL DERECHO REAL DE


PROPIEDAD.
Personal: Propietario.
Real: Bienes.
Formal: Titulo :
Escritura publica
Sentencia
Testamento

SENTIDO SOCIAL DE LA PROPIEDAD PRIVADA


Modernamente, ha surgido una tendencia a considerar el derecho de propiedad en su
función social. Manteniendo los códigos, mas o menos, el criterio antiguo, han sido
principios constitucionales los que han hecho énfasis en el nuevo principio. Aunque no
exactamente precisada, puede considerarse la función social como el propósito
legislativo de que el derecho de propiedad sea reconocido y ejercido en razón de no
dañar y si de beneficiar a la sociedad. Este concepto es, en especial, relevante en cuanto
a la propiedad de los bienes inmuebles. En relación a las rusticas ha servido de base a

35
reformas agrarias. En relación a los urbanos, ha permitido la construcción de obras que
requieren las ciudades para su desarrollo.

EL DOMINIO: FACULTADES, EXTENSION Y LIMITES.


Dominio Poder que se tiene de usar y disponer libremente de lo suyo. Derecho real en
virtud del cual una cosa se encuentra sometida a la voluntad y a la acción de una
persona.

Facultades:

Usar frutos
1. Naturales
2. Civiles
Disposición:
1. Enajenación
2. Cederlo
3. Donación
4. Apórtalo
5. Destruirlo
6. Abandonarlo
7. Sucederlo.

Gravamen -garantizar
1. Hipoteca
2. Prenda.
Limites:
1. Limite Total (expropiación)
2. Limites parciales (servidumbre)
3. Ley (Dctos, Acdos municipales,
gubernamentales).
4. Gravámenes (hipoteca, prenda, anotación
de demanda).

PROPIEDAD DEL SUELO, SUBSUELO Y DE LAS AGUAS.


Artos.121,122,123127,128 de la Constitución Política de la República.
Arto. 473 C.C.
Propiedad de las aguas. Artos. 579 al 588 del C.C.
Son de dominio privado:
1. Las aguas pluviales que caigan en predios de propiedad privada.
2. Las aguas continuas y discontinuas que nazcan en dichos predios.
3. Las lagunas y sus álveos formados por naturaleza.
4. Las aguas subterráneas obtenidas por medios artificiales.

23. LA PROPIEDAD INTELECTUAL


NATURALEZA JURIDICA DEL DERECHO DE AUTOR:
Naturaleza jurídica: La protección, el estimulo y fomento a la creatividad intelectual.

BIENES OBJETO DEL DERECHO INTELECTUAL


1. Literarios: Poesía, novela y literatura en general, además de las
obras científicas, traducciones, refundiciones y discursos.
2. Artísticos: dibujos, cuadros, estatuas, proyectos de arquitectos
e ingenieros, etc.
3. Dramáticos: obras teatrales y musicales, etc.
 DERECHOS DE AUTOR DE UNA OBRA
Doctrinariamente:
Derecho moral
a) Derecho de divulgación
b) Derecho al anonimato o al seudónimo
c) Derecho de inédito
d) Derecho de integridad
e) Derecho de retracto
f) Derecho de colección
g) Derecho de retirada
h) Derecho de continuidad
i) Derecho a elegir los interpretes de la obra

36
j) Derecho de divulgación de la obra póstuma.
Derecho pecuniario.
Legalmente: Los derechos sobre una obra creada intelectualmente, se pueden otorgar
solamente a las personas naturales, sin embargo, El Estado, las entidades de Derecho
publico y las personas jurídicas pueden ser titulares de los derechos previstos en la ley
para los autores.
El derecho de autor comprende los derechos morales y patrimoniales, que protegen la
paternidad, la integridad y el aprovechamiento de la obra. El derecho moral del autor es
inalienable, imprescriptible e irrenunciable.

 LA PROPIEDAD INDUSTRIAL
Es la creatividad intelectual con aplicación en el campo de la industria y en el comercio.

 LA PROPIEDAD INTELECTUAL EN EL DERECHO COMPARADO

Propiedad intelectual es el fruto de la íntima concepción del ser inteligente quien, al


combinar los elementos facilitados por el fondo común de las ideas, concibe y produce
una obra original, pudiendo disponer de ella sin más limitaciones que las impuestas por
las leyes.
Al derecho que trata sobre la propiedad intelectual, cualquiera que sea el género, la
forma de expresión o el modo de exteriorización de la obra, se le conoce como derecho
de autor, el que, a su vez comprende dos derechos perfectamente diferenciados: el
derecho moral o personal, y el derecho pecuniario o patrimonial.
El derecho de autor, por sus características, es un derecho específico inclasificable tanto
dentro de los derechos reales, pese a que entra en la esfera de los derechos
patrimoniales, como dentro de los derechos inmateriales, pues no es de naturaleza
personal exclusivamente. Constituye, por tanto, una disciplina jurídica "sui géneris".

DERECHO MORAL:
Este derecho, que nace simultáneamente con el acto creativo de la obra concebida, está
perpetuamente ligado al nombre del autor. Es inalienable, intransmisible, inembargable e
imprescriptible.
La naturaleza de este derecho de rango eminentemente espiritual, impide que el mismo
pueda ser susceptible de cesión o de venta, pues resulta evidente que el mismo jamás
podrá ser considerado como algo impersonal y transmisible mediante actos ínter-vivos.
"Independientemente de los derechos patrimoniales del autor, y aun después de la
cesión de dichos derechos, el autor conserva durante toda su vida el derecho de
reivindicar la paternidad de su obra y de oponerse a toda deformación, mutilación u otra
modificación de esta obra, o de cualquier otro atentado a la misma obra, perjudiciales a
su honor o a su reputación" (Convenio de Berna de 1948).
El legislador del Texto salvadoreño sobre la materia comprendió perfectamente este
derecho al atribuir las siguientes facultades al autor:
— La de publicar su obra en la forma, medida y manera que crea conveniente;
— La de ocultar su nombre o usar seudónimo en sus publicaciones;
— La de destruir, rehacer, retener o mantener inédita la obra;
— La de retractarse, o sea la de recuperar la obra, modificarla o corregirla después de
que haya sido divulgada;
— La de conservar y reivindicar la paternidad de la obra;
— La de oponerse al plagio de la obra;
— La de exigir que su nombre o su seudónimo se publique en cada ejemplar de la obra, o
se mencione en cada acto de comunicación pública de la misma;
— La de oponerse a que su nombre o su seudónimo aparezca sobre la obra de un tercero
o sobre la obra suya que haya sido desfigurada;
— La de salvaguardar la integridad de la obra oponiéndose a cualquier deformación,
mutilación, modificación o abreviación de ella o de su título; y
— La de oponerse a cualquier utilización de la obra en menoscabo de su reputación como
autor o de su honor; estableciendo asimismo en sus artículos 6o. y 7o., la
inembargabilidad e imprescriptibilidad del derecho moral así como la facultad del autor a
exigir, en caso de violación, reparación del daño e indemnización por perjuicios causados.
Además de las anteriormente citadas el derecho moral de autor comprende facultades no
contempladas en la legislación centroamericana, tales como el derecho a elegir
intérpretes de la obra, el derecho —ejercitable por los herederos o sucesores del autor—
a la divulgación de la obra póstuma, y el derecho de colección. Este último, aludido por la
Ley de Propiedad Intelectual de Costa Rica en su artículo 17, pero el carácter restrictivo
de su texto hace que el derecho de colección no sea considerado por el mismo como algo
personal e inalienable.

37
DERECHO DE DIVULGACIÓN
Expresión máxima del carácter inalienable del derecho personal lo constituye el que todo
autor tiene a la divulgación de su obra, como el de oponerse a la publicación de la
misma, al ser éstos los privilegios que sólo a él corresponden y de los que sólo él disfruta
en exclusiva.
La Ley francesa de 1957, reflejo de los principios universalmente aceptados en materia
de derecho autoral, reconoce de manera clara y terminante al autor de una obra, como el
único que tendrá derecho a la divulgación de la misma pudiendo determinar, en algunos
casos que la propia Ley contempla, los procedimientos de su divulgación y la fijación de
las condiciones de ésta. No podrá no obstante según dicho texto legal, oponerse, una vez
que la obra haya sido divulgada:
— a las representaciones privadas y gratuitas efectuadas exclusivamente en un círculo
familiar;
— a las reproducciones estrictamente reservadas al uso privado del copista y no
destinadas a una utilización colectiva, a excepción de las copias de obras de arte
destinadas a ser utilizadas para fines idénticos a aquellos para los cuales hubiera sido
Creada la obra original;
— a los análisis y a las días cortas justificados por el carácter crítico, polémico,
pedagógico, científico o informativo de la obra a la cual estén incorporados;
— a las reseñas de prensa;
— a la difusión, incluso integra, por medio de la prensa o la radiodifusión, a título de
información de actualidad, de los discursos destinados al público y pronunciados en
asambleas políticas, administrativas, judiciales o académicas, así como en reuniones
públicas de orden político y en ceremonias oficiales, siempre y cuando, como en. los dos
apartados anteriores, se indique claramente el nombre del autor así como el origen o
fuente; y
— a la parodia, a la imitación y a la caricatura, teniendo siempre en cuenta las normas
del género.

Del mismo rigor es la Ley austriaca sobre derecho de autor, que señala al creador
intelectual de una obra como al único que tiene derecho exclusivo de difundirla, de
emitirla, de ejecutarla y de representarla: "El autor tendrá el derecho exclusivo de
difundir sus obras, y en su virtud no podrá ponerse, sin su consentimiento, ninguna obra
en venta o en circulación."
"En tanto la obra no haya sido publicada, el derecho de difusión comprende también el
derecho exclusivo de darla a la publicidad mediante carteles, exposiciones, anuncios
públicos u otros medios análogos."
"El derecho de difusión no se aplicará a los ejemplares de obras que hayan sido puestos
en circulación con el consentimiento del derechohabiente a virtud de transferencia de la
propiedad de los mismos; pero si el consentimiento se hubiere dado solamente para un
determinado territorio, queda a salvo el derecho de difundir la obra fuera del expresado
territorio."
"El derecho de difusión sobre la obra de arte no se extenderá a aquellas obras que
forman parte de un inmueble." (art. 16).
"El autor tendrá derecho exclusivo de difundir la obra por emisión radiofónica u otro
medio similar."
"Se asimilará a la radioemisión la comunicación al público de la ejecución pública de una
obra mediante la radiación por alambres instalados dentro o fuera del país. La reemisión
de transmisiones radiofónicas por medio de transmisiones de relevo no se considerará
como nueva radiodifusión." (art. 17).
"El autor tendrá el derecho exclusivo de pronunciar, ejecutar o representar públicamente
una obra cuyo modo de expresión sea la palabra hablada lo mismo que de una obra
literaria o de una obra musical o cinematográfica, o de representar públicamente una
obra de arte plástico por medio de aparatos ópticos."
"Esta disposición podrá aplicarse indistintamente tanto en casos en que la ejecución,
presentación o representación se haga directamente como a aquellos en que se haga
mediante diapositivas o discos sonoros."
"Se asimilará a las ejecuciones, presentaciones o representaciones la comunicación al
público de una radiodifusión por medio de altavoces u otros aparatos semejantes, así
como la comunicación al público por medio de tales aparatos de ejecuciones,
presentaciones o representaciones de una obra fuera de los locales (como teatros, salas,
plazas, jardines, etc.)
donde se hayan realizado." (art. 18).

38
DERECHO AL ANONIMATO O AL SEUDÓNIMO
Todo autor tiene derecho al anonimato, esto es, a mantener ignorado del público su
verdadero nombre ocultándolo bajo otro literaria o artísticamente adoptado, o sea el
seudónimo, que en lo referente a sus derechos autorales, tiene la misma validez jurídica
que el nombre civil propio.
Reconoce la Ley guatemalteca sobre derecho de autor, aunque con cierta ambigüedad, el
mismo derecho al seudónimo que al nombre propio al considerar autor de una obra
"salvo prueba en contrario, a aquel cuyo nombre o seudónimo conocido esté indicado en
ella o en sus reproducciones".
En cambio el Cuerpo legal salvadoreño reconoce admirablemente la naturaleza personal
del derecho al nombre literario o artístico al establecer en su artículo 24: "El seudónimo
literario o artístico es un derecho exclusivo y personalísimo de la persona natural del
autor; su uso se protege por la Ley, sin necesidad de previo registro."

No podrá decirse lo mismo de la Ley de Propiedad Intelectual de Costa Rica cuya


referencia a las obras seudónimas se limita a un reconocimiento de los derechos del
editor de obras anónimas, seudónimas o póstumas y de la recuperación de éstas del
dominio de aquél cuando el autor pruebe legalmente su condición de tal.
Es, en este derecho, el Código portugués de 1966 uno de los que con mayor amplitud y
comprensión contempla el derecho al nombre literario o artístico, reglamentando su uso
en los artículos 20 al 24, que considero de gran interés transcribir: "Salvo prueba en
contrario se considerará autor de una obra intelectual- y podrá ejercitar todos los
derechos inherentes a esa cualidad, la persona singular o colectiva cuyo nombre fuere
indicado como tal en la obra, conforme al uso universal o que fuere anunciado como tal
autor en la recitación, representación, ejecución o cualquier otra forma de utilización de
la obra."
"El autor podrá utilizar para la indicación de su calidad, su nombre civil completo o
abreviado o las iniciales de éste, un seudónimo o cualquier signo convencional; estas
formas de designación del autor se equipararán al nombre civil desde que sean
notoriamente conocidas como designación de determinado autor."
"El nombre o el seudónimo que el autor adoptare para este fin y que se llama nombre
literario o artístico, así como cualquier otra designación de autor, deberán ser
completamente distintos de los anteriormente usados por cualquier otro autor con
relación a obras del mismo género, estén o no registrados como tales."
"Si el nombre civil, el seudónimo o cualquier otra designación del autor fueran idénticos a
los de otro autor que ya los hubiera usado anteriormente en obras suyas, podrá éste
impedir que aquel continúe usándolo, imponiéndole su modificación o sustitución de
modo que tienda a evitar la confusión en el público."
"Si el autor fuere pariente de otro ya anteriormente conocido por nombre idéntico, podrá
distinguirse de éste añadiendo al nombre civil un aditamento indicativo del parentesco
existente."
"No será permitida la utilización por cualquier autor de nombres o seudónimos célebres
en la historia de las letras, de las artes o de las ciencias."
"El uso de un nombre literario o artístico o de cualquier otra forma de designación del
autor contra los preceptos contenidos en los artículos precedentes, dará derecho a los
interesados a pedir, además de la cesación de tal uso, indemnización de daños y
perjuicios, sin perjuicio de la acción penal si a ella hubiere lugar."
"El autor, sin embargo, no podrá ser impedido para usar su nombre civil en todo lo que no
haga relación a la obra • intelectual."
"Si el autor presentare la obra bajo seudónimo o con cualquier otra forma de designación
que no revele su identidad o la publicare en forma anónima, el editor, indicado como tal
en la obra, tendrá el deber de defender frente a terceros los derechos del autor,
considerándose su representante, salvo prueba en contrario."
"El autor puede, en cualquier momento, revelar su identidad e indicar la paternidad de la
obra con su nombre civil. El mismo derecho será reconocido a los herederos o
representantes. Si el autor o sus herederos o representantes ejercitaren esa facultad, el
editor sólo podrá hacer valer los derechos que se deriven del contrato de edición."

DERECHO DE INÉDITO
Es de generalizado criterio en el conjunto de ordenamientos sobre propiedad intelectual,
el reconocimiento del derecho que todo autor tiene sobre su obra no publicada —pues no
debe ser exigible la publicación de una obra para que ésta goce de protección—, así
como a su derecho a mantenerla inédita.
"Las obras no publicadas de los nacionales de cada Estado contratante gozarán, en cada
uno de los demás Estados contratantes, de toda la protección que cada uno de estos

39
Estados conceda a las obras no publicadas de sus nacionales." (Art. II, 2, Convención
Universal de Ginebra).
"En cada Estado contratante deben arbitrarse los medios legales para proteger, sin
formalidades, las obras no publicadas de los nacionales de los otros Estados
contratantes." (Art. III, 4, Convención Universal de Ginebra).
"La obra se reputará creada, independientemente de toda divulgación pública, por el solo
hecho de la realización, incluso incompleta de la concepción del autor." (Art. 7 Ley
francesa de 1957 sobre derecho de autor).

Tan injusto sería que el autor de una obra no divulgada no gozara de los derechos
inherentes a toda propiedad intelectual por el solo hecho de no haber sido difundida
entre el público y conocida por éste, como pretender exigir del creativo intelectual el
fruto de su ingenio como obligatoria aportación a la colectividad a que pertenece.

DERECHO DE INTEGRIDAD
"El adquirente o editor de una obra no podrá introducir en ella alteraciones de ningún
género sin licencia, de su autor, y a falta de éste, de sus herederos o legatarios, siempre
que no haya disposición testamentaria en contrario".
La prohibición a que se refiere el párrafo anterior, contemplada por la Ley costarricense
en su artículo 19, es extensiva a cualesquiera usuarios de las obras literarias, científicas o
artísticas y no únicamente a los adquirentes o editores de la obra. El derecho de
integridad o "droit au respect", obedece, como su propia expresión francesa define, a la
necesidad de respetar la obra tal y como fuera concebida por su autor. Será necesario
por tanto, contar con el consentimiento de éste para poder introducir variaciones o
modificaciones de cualquier clase a la obra, del mismo modo que será preceptiva la
autorización del autor para poder proceder a sucesivas versiones, adaptaciones,
musicalizaciones o dramatizaciones de la obra original.
La reiterada doctrina de la disciplina jurídica autoral, no deja lugar para las dudas al
respecto del universal reconocimiento del derecho de integridad.
Establece la Ley austriaca que "cuando se utilice una obra dándola a .la publicidad o se
reproduzca con miras a su difusión, quienes tengan derecho a realizar tal utilización o
reproducción no podrán aportar ninguna abreviatura, adición ni otra modificación a la
obra misma, ni a su título, ni indicación que identifique al autor, a menos que éste lo
permita o que la ley lo consienta", y que "el otorgamiento de una autorización para
introducir alteraciones que no se hayan definido expresamente no impedirá que el autor
se oponga a
toda deformación, mutilación u otra modificación de la obra que pueda perjudicarle
gravemente en sus intereses intelectuales", llegando el legislador portugués a prohibir a
los sucesores del autor la reproducción de versiones anteriores a su última revisión por él
efectuada.
Con lo cual, con base en tales principios y en uso de las atribuciones que también el
derecho de retracto le confiere, puede el autor, y sólo él, exigir la más absoluta fidelidad
a la obra, así como impedir que las ideas contenidas en la misma queden
permanentemente sujetas a ella sin consideración al posible cambio en sus reflexiones
como autor o a la evolución de su pensamiento.
El derecho moral de autor protege al creador de la obra contra toda forma de publicación
de la misma que no hubiera obtenido su consentimiento, aun cuando tal publicación no
dañara su reputación ya que dadas sus ilimitadas facultades sobre su obra, las mismas
no deben concretarse a la protección de la obra únicamente cuando ésta fuera publicada
en forma distinta a la concebida por el autor o cuando la misma fuera modificada,
abreviada o mutilada ya que la propiedad intelectual es una extensión de la propia
personalidad y como tal oponible a todos.
El legislador italiano (art. 20 Ley de 1941), consigna el derecho que tiene el autor a
oponerse únicamente a aquellas deformaciones que perjudiquen su honra o reputación,
criterio que entiendo inapropiado por cuanto sólo el autor tiene la capacidad de variar, en
atención a su personal criterio sobre la concepción estética, el contenido de las ideas
resultantes de su pensamiento.
"Independientemente de los derechos exclusivos de explotación económica de la obra
previstos en las disposiciones contenidas en la sección anterior y aun después de la
cesión de los mismos, el autor conservará el derecho de reivindicar la paternidad de la
obra y de oponerse a cualquier deformación, mutilación u otra modificación de la misma
que pueda redundar en perjuicio de su honor o de su reputación." (Art, 20 Ley de Italia).

DERECHO DE RETRACTO
Es un derecho eminentemente personal puesto que aún después de haber cedido el autor
el derecho para la edición de su obra e incluso después de la publicación de la misma, o

40
sea, en todo momento, goza del derecho de rectificación, o de retracto, de aquella.
Resulta evidente que, como muy claramente establece la Ley francesa al respecto, en el
caso de hacer uso el autor de las atribuciones inherentes al derecho de retracto, deberá
indemnizar previamente al cesionario con quien hubiera celebrado contrato de edición,
por el perjuicio que la rectificación o el retracto pudieran causarle, obligando asimismo al
autor, si éste decidiera publicar nuevamente su obra, al reconocimiento de su antigua
obligación contractual para con el cesionario, en el sentido de otorgarle el privilegio o la
opción para la edición de la obra que fuera objeto de la rectificación o del retracto.
Quiere evitar con ello la Ley, que la malicia de algunos autores permita que sus obras
puedan cambiar de cesionario bajo el pretexto de la recuperación de las mismas,
burlando entonces las obligaciones del contrato de edición.
El ejercicio de este derecho permite al autor exigir la recuperación de su obra para
modificarla, corregirla o ampliarla según su criterio, luego de la divulgación de la misma,
para sucesivas ediciones.

DERECHO PECUNIARIO
Es la facultad del autor de una obra de utilizarla o autorizar el uso de ella con fines de
lucro. Tal utilización puede ser hecha:
a) bajo forma corpórea, como la reproducción, la exposición o la exhibición; o
b) bajo forma incorpórea, como la recitación, la ejecución o la representación.

El derecho pecuniario de autor es susceptible de cesión total o en parte, y puede ser


transmitido mediante actos "inter-vivos" o por causa de muerte. El autor de una obra
literaria, científica o artística, tiene, con base en éste, el derecho de explotarla y
disponer de ella a su voluntad.
Dentro del derecho pecuniario de autor están comprendidos el derecho de
representación y el derecho de reproducción, de los que dimanan a su vez los de
recitación pública, representación dramática, presentación pública, ejecución, difusión,
proyección, retransmisión o radiodifusión y edición.
Remitiéndonos a la Ley de Derecho de Autor de la República de El Salvador, veremos
que en su art. 8 otorga al derecho pecuniario facultades tales como:
— la de reproducir la obra por cualquier procedimiento;
— la de ejecutarla y representarla en espectáculos públicos;
— la de difundirla por cualquier medio.

PROTECCIÓN TEMPORAL
El derecho pecuniario de autor tiene un plazo de protección muy variable según el país
de aplicación de la ley respectiva y que oscila en los países de nuestra Región entre los
80 años (Panamá) y los 25 años (Honduras y Nicaragua), transcurridos los cuales después
de la muerte del autor, se produce la caída de la obra en el dominio público. Dicho plazo,
para las obras en colaboración, cuenta a partir de la fecha de la muerte del último
superviviente.
Con todo, la entrada de una obra en el dominio público, no faculta a la colectividad
beneficiaría a variar el contenido de la misma, debiendo estarse, de la manera más
estricta, al reconocimiento de las atribuciones del derecho moral imprescriptible, ya
comentadas.
Aunque numerosas legislaciones han venido reconociendo la perpetuidad del derecho
pecuniario de autor, como fuera el caso de Guatemala que mediante el Decreto de 29 de
Octubre de 1879 estableciera la imprescriptibilidad del mismo en obras literarias, o el
artículo 735 del Código Civil de 1904 de Nicaragua, tiende la legislación actual —muy a
disgusto de los defensores del rango— a una reducción de tal plazo de protección legal,
habiéndose llegado mediante la Convención de Ginebra de 1952, a fijar dicho término en
25 años, "post-morten auctoris", aunque en su articulado se deja a facultad de los
Estados contratantes el mantenimiento de plazos más extensos de acuerdo con su
legislación interna, sin que en ningún caso pueda ser inferior a la vida del autor y 25 años
más.

Contrasta esa tendencia a la reducción del plazo de protección, con el criterio del jurista
Díaz Ferreira, quien sostiene que "la propiedad literaria debería tener la misma duración y
ser transmisible de generación en generación como la propiedad material", principio que
sustenta la ley de propiedad intelectual de Costa Rica de 1896, reformada en 1948, que
establece en su primer artículo que "la propiedad intelectual tiene el mismo carácter y
obedece a las mismas reglas que la propiedad mueble".
El término de 80 años después de la muerte del autor, a que se refiere el artículo 6 de la
Ley española sobre propiedad intelectual, y del que parte el legislador costarricense,

41
motivó que "La Association Littéraire mtemationale" elaborara y presentara en 1900
durante su Congreso anual, en París, un proyecto de ley-tipo sobre propiedad intelectual,
idea que no prosperó. Es en la actualidad, la Ley de Túnez de 1967, la que viene
considerándose como la ley-tipo reguladora de los derechos en favor de los autores.

RENUNCIA AL DERECHO PECUNIARIO


El autor puede renunciar a la explotación económica de su obra en favor de la sociedad,
aunque tal renuncia, que deberá ser expresa, no le impedirá el ejercicio del derecho a la
integridad de la obra, derecho moral que le asiste a perpetuidad.
El acreditado periodista e historiador guatemalteco Clemente Marroquín Rojas, ha
constituido un conocido y representativo caso de renuncia a su derecho pecuniario sobre
su obra "Historia de Guatemala", renuncia que, de manera expresa reflejó en las páginas
del libro, pero tal no debe interpretarse como el derecho de cualquier persona a la
utilización de la obra a su antojo sin respeto a la integridad.
Aunque es explicable su infrecuencia, ya que entre los 'autores, no son muchos los
afortunados porque son escasas las obras que consiguen universal aplauso, los casos de
renuncia al derecho pecuniario de autor han venido sucediéndose y es por. ello lógico que
esté sujeta a un mínimo de formalidades como es la expuesta.
Así pues, "el autor puede por declaración expresa, abandonar su obra al dominio público"
(Art. 1902, Código Administrativo de Panamá).

OBRAS DE CONCEPCIÓN INTELECTUAL


Son obras de concepción intelectual aquellas que, con la característica de la originalidad,
sean literarias científicas o artísticas y puedan darse a conocer por algún medio.
Siguiendo el orden referido por la Ley de Derecho de Autor vigente en San Salvador,
relación que tiene carácter enunciativo y no limitativo, vamos a comentar las
particularidades jurídicas de las obras de concepción intelectual y entre las que están
comprendidas, según el citado Cuerpo legal "todas las producciones literarias, científicas
y artísticas, tales como libros, folletos y escritos de toda naturaleza y extensión; obras
musicales con o sin palabras; obras oratorias, plásticas, de arte aplicado; versiones
escritas o habladas de las conferencias, discursos, lecciones, sermones y obras de la
misma clase; obras dramáticas o dramático-musicales y coreográficas; las puestas en
escena de obras dramáticas u operísticas; obras de arquitectura o ingeniería; esferas,
cartas, atlas y mapas relativos a geografía, geología, topografía, astronomía o cualquier
otra ciencia; fotografías, litografías y grabados; obras de cinematografía muda, hablada o
musicalizada; obras de radiodifusión o televisión; modelos o creaciones que tengan valor
artístico en materia de vestuario, mobiliario, decorado, ornamentación, tocado, galas u
objetos preciosos; planos u otras reproducciones gráficas y traducciones siempre que
sean autorizadas o no contravengan ninguna disposición legal".
Si bien obras de concepción intelectual son también los descubrimientos científicos, leyes
físicas, fórmulas químicas, invenciones para su aplicación a la industria, sistemas de
representación, reproducción y comunicación, etc., los derechos de sus autores, están
extensamente contemplados dentro de la propiedad industrial, verdadera propiedad
reivindicable según el derecho civil y objeto de sanción en la legislación centroamericana.
La propiedad industrial que no puede reconocer derechos morales en favor del causante,
es íntegramente transmisible a título oneroso o gratuito y al estar sujeta a la formalidad
registral, no existe legalmente hasta tanto su autor no obtenga el certificado de patente
que le garantizará la atribución de los derechos privativos por tal concesión.
Implica, la concesión de patente, mera presunción jurídica de novedad, realidad y
merecimiento de la calidad de invento, a las que estará sujeta para la obtención del
privilegio a concederse a su inventor.
Las disposiciones, únicas, que sobre propiedad intelectual contiene la Ley de Patentes
de Invención de Honduras, viene dando lugar a interpretaciones erróneas, en lo tocante
a los
derechos de autor en dicha República, al agrupar en un solo texto todos los derechos
relativos a la propiedad incorpórea.
No le es posible, por tanto, a un autor literario o artístico hacer valer sus derechos de
naturaleza exclusivamente moral con base en un ordenamiento jurídico concebido para
su
aplicación a la industria y al comercio.
Si bien, el precepto 160 de la Constitución Política de Honduras menciona que "todo
autor, inventor, productor o comerciante gozará temporalmente de la propiedad
exclusiva
de su obra, invención, marca o nombre comercial con arreglo a la Ley", causa cierto
desaliento el hecho de que, a falta de una ley especifica reguladora de los derechos de

42
autor, no se haya adherido Honduras a la Convención Universal de Ginebra como
hicieron todos los demás países del área, hecho demostrativo de una cierta y reciente
despreocupación hacia las obras del ingenio, y que contrasta con el interés que
reflejaba
el Código Civil hondureño de 1880 que en su artículo 663 determinaba que las
producciones del talento y del espíritu "son propiedad de sus autores, propiedad que
estará regida por leyes especiales", pero que, a la fecha, aún no han sido promulgadas.

EXCEPCIONES A LA PROTECCIÓN LEGAL


Coinciden la mayoría de las legislaciones en limita: protección legal, y en algunos casos
en exceptuarla, cuando la obra publicada persiga objetivos exclusivamente didácticos.
Como se ha comentado con anterioridad, quedan excluidas de la tutela del derecho de
autor y por razones obvias interés público, las noticias del día publicadas en la prensa y
cualesquiera acontecimientos o sucesos periodísticos.
La publicación de fragmentos de obras literarias, científicas o artísticas realizadas con
fines didácticos es generalmente reconocida como lícita pero en ningún caso podrá
omitirse la fuente.
La Ley salvadoreña sobre Derecho de Autor que reconoce la licitud de la limitación de los
derechos autorales sobre obran literarias, didácticas y artísticas en algunos casos muy
especiales y siempre con sujeción a la declaración de obra de utilidad pública que
dependerá del Ministerio de Educación, pero es terminante en cuanto a que toda
limitación conlleva indemnización, el monto de la cual, establece, deberá ser fijado por el
Juez Civil competente, con arreglo, en cuanto a procedimiento, a la Ley de Expropiación
Forzosa.
Exceptúa de su protección la Ley costarricense, con propiedad, a las obras ilícitas y en
general, todas las legislaciones hacen extensiva tal excepción a la tutela de las obras que
aun siendo lícitas sean atentatorias contra la moral o la dignidad humanas.
Sostienen algunos autores que deberían también excluirse de protección a las obras sin
mérito y de mal gusto y, ciertamente, causa aflicción tener, a veces, que equipararlas a
obras insignes, pero es de reconocer que tan radical criterio no tendría, en derecho,
aplicación justa.
Difícil es en materia de gustos y preferencias, adivinar la reacción del público para con
las obras divulgadas, y, por otra parte, de carecer éstas de todo mérito o atractivo
artístico correrán la suerte de las obras insustanciales, pues su efímera difusión será el
fugaz resultado característico en las obras indiferentes o groseras.

OBRAS EXENTAS DE AUTORIZACIÓN Y DE PAGO DE DERECHOS DE


EJECUCIÓN
La ejecución pública de obras musicales podrá gozar de la exención de pago de derechos
de autor e incluso de la autorización para tales actos, cuando se trate de actos militares,
solemnidades civiles o funciones de culto religioso, a las que el público puede asistir
gratuitamente.
La ejecución de cantos patrióticos o himnos oficialmente adoptados, no requerirán
tampoco autorización previa de sus autores, quienes no tendrán derecho a retribución
por tal motivo.
Cualquier persona puede, para su uso personal, utilizar obras ajenas con fin lícito, y lo
será siempre y cuando la ejecución tenga lugar dentro del círculo familiar.
Para cumplir con exactitud los preceptos de la doctrina del derecho de autor, debe
evitarse la inclusión dentro de la categoría de círculo familiar a aquellas fiestas familiares
o celebraciones, que aun siendo privadas escapan de la esfera del intimo núcleo de la
familia.

LOS DERECHOS CONEXOS


Son bien conocidas las controversias suscitadas acerca de las aportaciones que los
artistas intérpretes y ejecutantes hacía la obra, constituyen o no creación artística y, por
tanto, obra tutelable con arreglo a las leyes sobre derecho de autor. Sin ánimo de entrar
en debate ni de restar mérito a 1os intérpretes de las obras dramáticas o musicales,
quienes en algunos casos —justo es reconocerlo— imprimen verdadera personalidad a
tales aportaciones, no debe olvidarse que artista intérprete, actor o ejecutante, goza —
siempre—, de una compensación económica, o retribución por su trabajo, además de un
reconocimiento por parte de la sociedad, o el aplauso del público, que les serán
atribuidos en función de sus méritos.
Puede, ciertamente, un artista intérprete aportar fruto resultado de su talento a una obra
preexistente mejorándola considerablemente pero, con arreglo a derecho, no procederán
distinciones ni consideraciones en virtud de las cuales la calidad pueda ser determinante,

43
y, por tanto, y en aplicación de la reciente legislación sobre la materia, deberán
atribuírsele derechos conexos a interpretaciones acaso tan desafortunadas que
constituirán penosas detracciones del derecho de autor sobre la obra originalmente
concebida.
Es discutible, por tanto, que todas las aportaciones que un artista intérprete haga a una
obra, pueda tener la consideración de creación intelectual o artística y, como tal, ser
susceptible de protección, pero en cualquier caso se hace incuestionable, en el campo de
los derechos conexos a la propiedad intelectual, que el reconocimiento jurídico de 1os
mismos es una realidad plasmada en las legislaciones de reciente promulgación.
La protección de los derechos conexos del artista intérprete en una misma Ley sobre
Derechos de Autor, viene siendo contemplada en la Ley de México de 4 de Noviembre de
1963, en la Ley de Colombia de 26 de Diciembre de 1946, en la Ley de Argentina de 28
de Septiembre de 1933, en la Ley de Uruguay de 25 de Febrero de 1938, entre otras, y,
en nuestra Región, en la Ley de El Salvador de 6 de Septiembre de 1463, país, además,
adherido a la Convención de Roma de 1961 sobre derechos conexos al derecho de autor.
Es, al respecto de la Convención mencionada, cuando sentimos auténtica compasión por
los verdaderos artistas poseedores del don indispensable para la creación de obras de
mérito y que los distingue de los demás copistas o rutinarios fabricantes de obras, no por
la existencia misma de dicha Convención y subsistencia de su criterio, sino por el hecho
de que algunos Estados ratificaran dicho Tratado, que extiende su tutela a las obras
producidas por los organismos de radiodifusión, sin que, a pesar de los constantes
llamamientos hechos en tal sentido por gobiernos europeos y con anterioridad a 1896,
aceptaran el Convenio de Berna, Instrumento del máximo rango en el reconocimiento de
los derechos autorales.
A medida que se multiplican los procedimientos de grabación de obras musicales, y se
perfeccionan los medios para su difusión, van surgiendo nuevas posibilidades de ilícita
utilización de tales producciones, y esta es una de las razones existenciales de la
Convención aludida para la protección de los productores de fonogramas y de los
organismos de radiodifusión, resultado de las exigencias de intereses industriales. No es
de extrañar pues, que quienes mayor empeño han tenido en la protección relativa a los
derechos conexos, no han sido los intérpretes de las obras fijadas en los fonogramas, sino
sus productores.
No se interprete, con cuanto antecede, mi total desacuerdo con el reconocimiento a una
participación del intérprete y productor de una obra por ellos ejecutada y producida
respectivamente, pero, la sistematización de materia tan extensa, compleja y, por el
inusitado progreso alcanzado por los medios de comunicación, difícil de disciplinar, debe
hacerse de manera gradual, incorporando a las legislaciones respectivas las más
recientes conquistas jurídicas, pero sustentadas en la sólida base de los principios
elementales universalmente reconocidos. Obviamente, hay que proteger en primer lugar
a quien produce, y después a quien reproduce.
El Código portugués sobre Derecho de Autor, ajeno a la influencia de los derechos
conexos, es definitivo cuando en sus artículos 15 y 16 se afirma en tal sentido: "las
personas individuales o colectivas que intervengan como intérpretes, ejecutantes y
agentes técnicos en la radiodifusión de la obra o que la promueva, no podrán invocar
ningún derecho de los contenidos en el derecho de autor en relación con la obra, sin
perjuicio de la remuneración pactada, singularmente bajo la forma de porcentaje".
En cambio, la Ley salvadoreña sobre Derecho de Autor, extiende su protección a las
creaciones interpretativas, (Artículo 17), en lo que contengan de originalidad las obras
derivadas de arreglos, dramatizaciones u otras versiones de obras literarias,
cinematográficas o artísticas, y reproducciones fonéticas (Artículo 20).
Regula dicho Cuerpo legal en sus artículos 56 al 60, los derechos del intérprete,
reconociéndole el derecho a percibir remuneración económica por la explotación de sus
interpretaciones en divulgación.
Por último citaré que, en el mismo año en que tuvo lugar la Convención de Roma sobre
derechos conexos, el Tribunal Federal de Suiza, claramente opuesto al criterio de aquélla,
dictó sentencia, con fecha 19 de Diciembre, considerando que el productor de discos no
crea una obra artística susceptible de protección con arreglo a las leyes sobre derecho de
autor, negándole por tanto el derecho exclusivo sobre la ejecución de los discos por él
producidos.

PROTECCION LEGAL NACIONAL E INTERNACIONAL DE LA PROPIEDAD


INTELECTUAL
Artos. 470, 472 del C.C.
Protección Legal Nacional. Arto. 3 del Decreto 57-2000
Tratado firmado entre Guatemala y España
Tratado firmado entre Guatemala y Francia
Tratado firmado entre El Salvador y España

44
Tratado firmado entre El Salvador y Francia
Estatutos de la S.A.C.I.M.
Ley de Derechos de autor de El Salvador.
Reglamento Registrado de la Propiedad Literaria y Artística de El Salvador.
Ley de Editorial Nacional. Costa Rica
Código Administrativo. Panamá

EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL.


Arto. 162 al 167 del Decreto 57-2000

24. FORMAS ESPECIALES DE LA PROPIEDAD


LA COPROPIEDAD
ORIGEN DE LA COPROPIEDAD
Derecho Romano: Según un principio fundamental romano, no es dable la existencia de
una propiedad ejercida por varios individuos sobre la misma cosa. En este sentido afirma
Celso: duorum in solidum dominium esse non potest.
Si la propiedad es exclusiva, en cuanto que una no puede pertenecer in solidum a varias
personas, se admite todavía una comunidad de propiedad por cuotas ideales, esto es, sin
atribución de partes físicas: totius corporis pro indiviso pro pare dominiun habere.
Esta pluralidad de derechos de propiedad sobre la misma cosa, conocida por los romanos
con el nombre communio, puede ser voluntaria o incidental, según provenga,
respectivamente, de la voluntad concorde de varias personas –que actúan así de
conformidad con las reglas del contrato de sociedad – o de un hecho que queda al
margen de toda decisión o determinación de los sujetos – communio incidens. Ocurre lo
ultimo v.gr., cuando una cosa es legada en común a dos o mas personas, o cuando dos
cosas pertenecientes a dueños distintos se unen casualmente.
Hay copropiedad cuando un bien o un derecho pertenece proindiviso a varias personas.
DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS COPROPIETARIOS
Derechos: Arto, 491, 492, 496,498, 516, 525. C.C.
Obligaciones: Arto 488, 519 C.C.

EXTINCION DE LA COPROPIEDAD
Arto. 503 C.C.

COPROPIEDAD Y CONDOMINIO
Copropiedad. El dominio de una cosa tenida en común por varias personas.
Condominio. Derecho real de propiedad, que pertenece a varias persona por una parte
indivisa sobre una cosa mueble o inmueble. Cada condómino puede enajenar su parte
indivisa, y sus acreedores pueden hacerla embargar y vender antes de hacerse la división
entre comuneros.

MEDIANERIA
Condominio que se ejerce por los propietarios colindantes sobre muros, cercas y fosos; y
del cual se derivan derechos y obligaciones recíprocos, establecidos por la ley.
Hay copropiedad en una pared, foso o cerca que sirve de limite y separación a dos
propiedades contiguas y mientras no haya prueba o signo exterior que demuestre lo
contrario se presume:
1º. En las paredes divisorias de los edificios contiguos hasta el punto común de elevación;
2º. En las paredes divisorias de los jardines o corrales situados en poblado o en el campo;
y
3º. En las cercas, vallardos y setos vivos que dividen los predios rústicos.
Regulado arto. 505 al 527 del Código Civil.

LA PROPIEDAD HORIZONTAL
CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA
Los distintos pisos, departamento y habitaciones de un mismo edificio de más de una
planta, susceptibles de aprovechamiento independiente, pueden pertenecer a diferentes
propietarios, en forma separada o en condominio, siempre que tengan salida a la vía
pública o determinado espacio común que conduzca a dicha vía.
Propiedad Horizontal: forma caprichosa de constituir dominio, en donde existe un derecho
común por una parte y privado por la otra.
Piso: el conjunto de departamentos y habitaciones construidos en un mismo plano
horizontal, en un edificio de varias plantas.
Departamento: la construcción que ocupa parte de un piso

CONSTITUCION DE LA PROPIEDAD HORIZONTAL

45
Arto. 531 C.C. (Ver la ley de la Propiedad Horizontalmente Dividida)

Derechos y obligaciones del régimen de propiedad horizontal

DERECHOS CONSIGUIENTES A LA MEDIANERÍA.


1. Aquí como en los demás supuestos de copropiedad, el condómino puede servirse de la
pared para el uso a que está destinada, con la sola limitación de no deteriorarla ni
estorbar el uso igual por el otro condominio.
2. Cada uno por su lado puede utilizar la pared como parte integrante o accesoria de sus
edificaciones e instalaciones; y en consecuencia puede injerir, asentar, arrimar, trabar
y embutir todo lo que a ese fin fuere apropiado.
3. A tal fin puede hacer en el muro medianero las innovaciones materiales que le fueren
necesarias. En contraste con la norma del condominio general que prohíbe
innovaciones en la cosa y hace prevalecer en el conflicto la voluntad del que prohíbe,
aquí no es menester el consentimiento del otro condómino. Basta con no causarle
daño. El consentimiento será, sin embargo necesario, para disminuir la altura o el
espesor del muro o para cualquier abertura a través del mismo.
4. Entre las innovaciones permitidas al copropietario y justificadas desde luego por sus
eventuales o variables necesidades, está la de sobrealzar el muro, sin obligación de
indemnizar al vecino por el mayor peso que se cargue. Más todavía, si la pared no
puede soportarlo y fuese necesario reforzarla o reconstruirla, el interesado lo hará
todo a su costa y tomará de su terreno el espacio mayor que el muro deba ocupar;
pero no debe indemnización al vecino por los embarazos que le causen los trabajos.

La nueva pared reforzada o reconstruida sigue entonces en calidad de medianera hasta


la altura que tenía. En tal caso el vecino que no contribuyó a estas innovaciones puede
exigir después, si le fuera necesario, la cesión de la medianería de la pared sobrealzada,
indemnizando la mitad del costo y la del terreno que el otro hubiera puesto con motivo
del aumento de espesor.

CARGAS DE LA MEDIANERÍA.
Aplícanse a las cargas, en cuanto fueren compatibles, los principios generales del
condominio. Los condóminos del muro o pared medianera están obligados en la
proporción de sus derechos a los gastos de reparación o reconstrucción. La proporción es
la mitad; pero sólo en la altura y longitud en que el muro sea efectivamente medianero.
Debe en cambio el condómino cargar con las expensas cuando la reparación o la
reconstrucción se hubieren hecho necesarias por su culpa.

Algunas de las obligaciones y derechos que tendrán que cumplir los copropietarios:

1. Ningún copropietario podrá realizar alteración alguna en las cosas comunes, debiendo
respetar las instalaciones generales o en provecho de otro propietario, incluidas en su
piso. Cada piso y sus instalaciones privativas deberán ser mantenidas en buen estado
de conservación, sin que se perjudique a la comunidad o a los otros propietarios,
debiendo resarcir el infractor los daños que ocasione por su descuido o el de las
personas que con él convivan o por quienes deba responder.
2. Todo propietario deberá consentir en su piso aquellas reparaciones que exija el
servicio del inmueble, permitiendo en él además, todas las servidumbres
imprescindibles que se requieran por la creación de servicios comunes de interés
general, pero en cuanto a dichas servidumbres deberán ser acordadas por las cuatro
quintas partes de los propietarios, teniendo en consideración lo que se especifica en el
párrafo siguiente, y con derecho a que la comunidad le resarza los daños y perjuicios.
Cuando la cuota de instalación de los nuevos servicios o mejoras exceda del importe
de una mensualidad ordinaria de gastos comunes, el propietario disconforme-
disidente del acuerdo creador de las mismas, no resultará obligado ni se modificará su
cuota por dicha causa, aunque no pueda privársele de la mejora o ventaja. Si en
cualquier momento deseara participar de las ventajas de la innovación, el disidente-
habrá de abonar a la comunidad su cuota, en los gastos de realización y
mantenimiento de aquélla.
3. Todo propietario deberá permitir la entrada en su piso o local.
4. Cada propietario contribuirá, con arreglo a la cuota de participación, a los gastos
generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, de sus servicios, tributos,
cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización. El piso o
local, estará afecto al pago de los gastos anteriormente especificados, respondiendo
asimismo de la parte vencida de la anualidad corriente, cualquiera que fuere su

46
propietario actual y el título de su adquisición. Este crédito, a favor de la comunidad
de propietarios, será preferente a cualquier otro. Ello, sin perjuicio de las
responsabilidades procedentes.
5. Los propietarios deberán observar la diligencia debida en el uso del inmueble y en sus
relaciones con los demás titulares. Ante éstos, responderán de las infracciones
cometidas por el que ocupe su piso, sin perjuicio de las acciones directas que
procedan.
6. Para la aplicación de las reglas, se reputarán generales los gastos que no sean
imputables a uno o varios pisos, sin que la no utilización de un servicio exima del
cumplimiento de las obligaciones correspondientes.
7. Siendo cubiertas del edificio las terrazas de uso exclusivo de los pisos áticos, las
reparaciones y conservación de los pavimentos serán de cuenta del propietario que
tiene su uso normal, y a cargo de la comunidad, las de la estructura. Serán de cargo
del que las causare, las reparaciones de las instalaciones y canalizaciones, motivadas
por avería u obstrucción, de conformidad al respeto de las mismas, a que viene
obligado por el artículo.
8. El importe de toda clase de impuestos, tasas y arbitrios que graven un piso con
independencia, serán satisfechos por su propietario. En cuanto a los que graven la
totalidad del inmueble sin especificar exactamente las partes, serán satisfechos en la
misma proporción de contribución a los gastos comunes asignada a los propietarios.
9. Para desuñar los pisos a uso diverso del de habitación u oficina privadas, propias de la
profesión del habitante, deberá ser consentido tal cambio por la mayoría.
Especialmente se prohíbe:
a) Destinar los pisos y locales a clínicas de enfermedades infecto-contagiosas,
consultorios de cualquier índole sanitario, a colegios, academias, a fines ilegales o
inmorales y, en general, a cualquier otro uso perturbador de la paz, tranquilidad y
silencio para el necesario reposo v bienestar de los copropietarios.
b) Instalar herramientas, máquinas, mejores que las usuales y corrientes para los
servicios de habitación y morada.
c) Ocupar, aun temporalmente, con muebles o construcciones provisionales de
cualquier índole, el portal, las escaleras, terrazas, rellanos, pasillos, pasos y demás
lugares de uso común.
10.Quedan facultados los propietarios de los pisos y locales, para darlos en
arrendamiento a cualquier otro propietario del inmueble, sin variar el destino de los
mismos. Para arrendarlos a persona distinta, ajena a la comunidad, estarán obligados
a solicitar el consentimiento de la mayoría de los copropietarios. Cualquier
arrendamiento se contratará en todo caso, con prohibición expresa de subarrendar y
con la obligación del arrendatario de sometimiento íntegro al Reglamento de régimen
interior, complementario de estos Estatutos, que regula los servidos comunes del
edificio. Se facultará a la Junta de Propietarios, representada por el Presidente, previo
requerimiento fehaciente al ocupante, para el ejercicio de las correspondientes
acciones de desahucio contra el inquilino infractor, salvo los casos de arrendamiento
forzoso establecidos conforme a las leyes especiales.
11.La Junta de Propietarios podrá, también previo requerimiento fehaciente al titular del
piso o local, instar y obtener judicialmente la privación del uso del piso o local, a aquel
y a quienes con el convivan, por el tiempo discrecional que fije el Juez, y por un
tiempo no superior a dos años, atendida la gravedad de la falta. Dicha privación
temporal del uso, no afectará a los restantes derechos dominicales y a las
obligaciones derivadas del título del propietario sancionado.
12.La enajenación de un piso o local, los dueños de los demás, por este solo título, no
tendrán derecho de tanteo ni de retracto.

ABANDONO DE LA MEDIANERÍA
Antes quedó expuesto lo pertinente sobre el abandono de su franja marginal de terreno
que puede hacer cualquier propietario para exonerarse de contribuir a la pared de
encerramiento que su colindante se proponga levantar o que ya hubiere levantado a su
costa.
Ahora se trata del abandono de la copropiedad sobre la pared existente y ya medianera,
para el efecto de liberarse de contribuir a los gastos de conservación.
En el primer caso hay nada más una medianería en ciernes, de la cual el vecino requerido
se sustrae haciendo cesión de parte de su terreno, mientras que aquí se trata de una
medianería existente, a la que aquél renuncia mediante el abandono. La diferencia se
reflejará en la forma del acto.
En el primer supuesto puede sostenerse la necesidad de la escritura pública, al paso que
en el segundo bastará con la prueba del acto abdicativo que acrece vi legis al derecho del
otro copropietario.

47
Para que el abandono se considere tal, es necesario que la pared no forme parte de la
edificación del que pretende exonerarse. De otro modo su declaración de abandono
estaría desmentida por el hecho de continuar sirviéndose de la pared. El abandono
tampoco le valdrá para liberarse cuando la necesidad de la reparación obedece a hechos
suyos.
El abandono que alguno haga de la medianería no es impedimento para readquirirla
después por cesión forzosa.

EL ENCERRAMIENTO DE LOS PREDIOS RURALES.


El deber del propietario de contribuir a las obras separativas que su colindante hiciere y
que fueren de uso en las zonas rurales, está subordinado a la condición de que ambas
heredades "se encerraren".
El fundamento de la obligación, por sobre el motivo de seguridad que predomina en los
pueblos y en sus arrables, es en el campo principalmente el provecho que las obras
separativas deparan a los propietarios. El que tenga su heredad "sin cerco alguno", no
está obligado a contribuir al cerco que construyere su colindante.
La jurisprudencia interpreta que el precepto citado se coloca en las dos hipótesis
extremas: o las dos heredades quedan totalmente clausuradas y es indudable el
provecho que se sigue para los dos propietarios, o bien una de ellas queda abierta por los
otros rumbos y no participa entonces de la ventaja del cerramiento.
Empero, entre el uno y el otro extremo, se dan situaciones intermedias, de provecho
relativo o fácil de obtener por el propietario que se abstenga de cercar, circunstancia que
algunos códigos rurales tienen en vista para completar la fluida previsión del Código Civil.
A ese efecto disponen la exigibilidad de la contribución contra el propietario cuya
heredad quede encerrada por cercas de los colindantes en cierta proporción de su
perímetro.
Los códigos rurales de las provincias, los unos con más minuciosidad que otros, teniendo
en cuenta las múltiples particularidades del territorio y de los destinos de los predios,
legislan sobre la clase de las obras separativas, el límite del costo, calidad de los
materiales a proporción del valor de las tierras y muchos otros particulares no
contemplados en la legislación civil.
Son aplicables por analogía todas las disposiciones ya estudiadas sobre constitución,
adquisición y prueba de la medianería de paredes y muros, como también sobre los
derechos y obligaciones de los copropietarios.
No se da en la medianería rural el abandono para exonerarse de las cargas, porque
tratándose de obras separativas que no son muros, el sacrificio de terreno no existe ni
tiene valor apreciable, aparte de que siempre subsistirá el provecho económico que es el
que justifica la contribución al encerramiento.
No puede en efecto abandonar el que mantiene virtual o efectivamente el
aprovechamiento de la cosa que dice haber abandonado.

PRESUNCIÓN DE MEDIANERÍA.
Las obras separativas, cualesquiera que sean, se presumen medianeras cuando ambas
heredades estuviesen encerradas. Si alguna quedare abierta, la presunción será
entonces de exclusividad a favor del propietario de la otra heredad. Queda siempre a
salvo la prueba en contrario. Igual presunción de medianería se da para los árboles
que se alzan en las zanjas o cercos (artículo 2744).

(VER ART. 528 AL 554 DEL CODIGO CIVIL)

El Reglamento de Propiedad horizontal

1º. Nombramiento de portero del inmueble, deberá hacerse por mayoría computada,
formalizándose por el Secretario-Administrador lo convenido, teniendo en consideración
las leyes generales del trabajo y de policía.
2°. Al horario fijado por la municipalidad deberán ajustarse: la apertura y cierre del
portal, la recogida de basuras, la limpieza de las aceras y los servicios prestados por el
portero, regulados por dicha Administración. A los habitantes de cada piso o local se
entregará una llave del portal, para que puedan penetrar en la casa a las horas de cierre,
siendo responsables de su mal uso o negligencia.
3°. Además de los trabajos profesionales propios del portero y detallados en la
correspondiente reglamentación de trabajo, cuidará especialmente de la vigilancia del
portal, escaleras, pasillos, etc... y con la colaboración de los propietarios, de que se
encuentren libres para transitar por los mismos, procurando que los montacargas y la
escalera de servicio sean utilizados para sus propios fines.

48
4°. Serán utilizados con exclusividad para el transporte de personas, los ascensores
principales. Y de ser necesario conducir en ellos bultos u otros objetos, por inutilización
de los montacargas, se procurará en todo momento la preferencia del transporte de
personas. Queda prohibido el uso de los ascensores y montacargas a los menores de diez
anos no acompañados por una persona mayor, y el descenso de cualquiera que no sea
anciano o esté impedido, con su acompañante necesario.
5.° La calefacción central será encendida en un período comprendido entre ...... y el ......
El Secretario-Administrador atenderá la mayor o menor intensidad del servicio,
ordenándolo según las condiciones de temperatura y la necesidad normal de los
propietarios.
6°. Se prohíbe tener en cualquier lugar del edificio, propio o común, animales,
permitiéndose sólo perros, gatos y pájaros enjaulados, siempre que el número de
aquellos esté tolerado por las vigentes disposiciones sanitarias o de policía administrativa
municipal.
Siempre que los perros hayan de salir del piso o local deberán ser encadenados, llevar
bozal y ser conducidos por alguna persona adulta a la que obedezca el animal.
7°. Queda prohibido a los copropietarios alterar la tranquilidad que debe reinar en el
edificio, cuidando por tanto de las voces, cantares y toda clase de ruidos molestos,
especialmente desde la hora de cierre del portal. Los aparatos de radio, televisión,
máquinas y similares y los de limpieza mecánico-manuales, deberán ser regulados de
forma que no transcienda su funcionamiento o utilización del ámbito del propio piso o
local en que se empleen.
8°. Se prohíbe la colocación de cualesquiera objetos en las terrazas, balcones,
miradores, ventanas y huecos o salientes del edificio, excepto macetas de flores y
adorno, de tamaño reducido, si están aseguradas contra la caída y cuentan con
dispositivos que impidan el goteo. También se prohíbe tender y secar ropa en toda la
extensión de la fachada y arrojar inmundicias desde los huecos, balcones, etcétera, a la
calle o a los patios interiores.
El tendido, secado de ropa y sacudida de alfombras deberá hacerse en horas permitidas
por las ordenanzas municipales y en las terrazas, galerías o sitios exclusivamente
destinados para ello.
9°. Los rótulos, carteles o anuncios indicadores de los habitantes del edificio, que señalen
o no las profesiones, se colocarán sólo en el cuadro existente en el zaguán de la casa. La
colocación de rótulos exteriores, profesionales o comerciales y antenas particulares de
televisión o radio, deberá solicitarse del Secretario-Administrador, quien someterá la
petición a los demás propietarios para que decidan por mayoría en la forma prevista de
los Estatutos.
10°. Todo propietario que se ausente, dejando deshabitado su piso o local por más de
dos días, deberá obligatoriamente entregar la llave de aquél a persona de su confianza
que pueda ser encontrada con facilidad, dando aviso de la entrega al Secretario-
Administrador, con el fin de que se pueda utilizar dicha llave en casos eventuales de
urgencia, como incendio, accidente, rotura de conducciones, etc.
11°. Queda prohibido dejar solos a sus niños por los patios, escaleras y pasillos comunes,
así como en los pisos o locales, cuidando los copropietarios de su alejamiento de las
instalaciones del edificio que ofrezcan algún peligro para los mismos o la seguridad del
inmueble.
12°. De infringirse este Reglamento de régimen interior o las normas que para su
desarrollo señale el Secretario-Administrador o puedan ser acordadas por la Junta de
Propietarios, aquél deberá invitar al infractor, por escrito duplicado, recogiendo la copia
que deberá conservar, para que respete lo establecido. Si persistiera en la perturbación,
podrá proponer el Secretario-Administrador a la Junta, la imposición al causante de una
multa de cuantía variable entre cincuenta y mil pesetas, cuyo acuerdo será tomado por
mayoría, en la forma ordenada de los Estatutos, oyendo previamente al interesado, si lo
desea, de atender la invitación que necesariamente tendrá que hacérsele. A las
cantidades recaudadas por este concepto, se les dará el destino prevenido de los
Estatutos. Todo ello, sin perjuicio de la responsabilidad civil y de las sanciones en su caso,
que puedan serle impuestas al infractor, si la falta entrara en la esfera de las atribuciones
de la Administración pública.

(VER ART. 559 DEL CODIGO CIVIL)

Extinción del régimen

(VER ART. 555 AL 558 DEL CODIGO CIVIL)

49
DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL REGIMEN DE PROPIEDAD HORIZONTAL

EL REGLAMENTO DE LA PROPIEDAD HORIZONTAL Arto. 559 C.C.


EXTINCION DEL REGIMEN Arto. 553 al 558 C.C.

25. MODOS DE ADQUIRIR LA PROPIEDAD.


CONCEPTO Y CLASIFICACION
Concepto: Son aquellos actos jurídicos o en ocasiones simplemente hechos que tienen
por objeto y dan como resultado precisamente la adquisición del derecho de propiedad
sobre un bien.
Clasificación:
Modos originarios
Modos derivativos
MODOS CIVILES
Donde se presupone la existencia del derecho, bien en el propio adquirente en otra
persona y que se subdivide según que el derecho preexista en el mismo adquirente
(como la accesión, la especificación y el tesoros respecto al propietario de la materia o
del fundo) o que preexista el derecho de un tercero, pero sin existir transferencia (como
la especificación respecto al especificador, el tesoro respecto al inventor, la adquisición
de cosas perdidas y la usucapión).

MODOS NATURALES
No presupone la existencia del derecho y transferencia (como la tradición o el
consentimiento donde impere el principio consensual)

MODOS ORIGINARIOS
Cuando la adquisición de la propiedad se realiza sin existir relación jurídica con el
anterior propietario o cuando no existe anterior propietario. En el primer caso es ej. Típico
la usucapión, también denominada prescripción adquisitiva. En el segundo, puede
ponerse como ej. La ocupación de un bien que no ha pertenecido antes a nadie.

MODOS DERIVATIVOS
Cuando preexistiendo la propiedad, esto es el derecho de propiedad sobre un bien, este
es transmitido a otra persona en virtud de una relación jurídica. Ej. Compraventa y por
razón de ella pasa a ser propiedad de otra persona.

27. LA OCUPACIÓN
CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA
Es un modo originario de adquirir la propiedad mediante la aprehensión de una cosa.
Jamás puede adquirirse una propiedad por invasión.
Aprehensión significa tener la intención de quedarse con el. La propiedad de las aguas
(Artos. 579 al 588 del Código Civil)
Cuando alguien toma algo para sí que no le pertenece a nadie, pertenece a dueño
ignorado o éste lo abandona.
La ocupación .Es un modo originario, natural de adquirir la propiedad. (Esta es su
naturaleza jurídica). “Res nulius”. Debe tratarse de cosas que no tengan dueño porque
puede ser un hallazgo, si alguna vez tuvo dueño no lo sabemos y nadie lo va a reclamar.
Arto. 589 del Código Civil. Ej, encontrar un tesoro y ocuparme de él.
Requisitos:
1. Sujeto capaz.
2. Cosas muebles: a. Semovientes b. Apropiables.
3. Res nullius No tener dueño porque este los abandono o no se conoce.
4. Aprehensión. Intención de apropiarse
5. Evidencia. Actitud evidente. No va a ser a escondidas que yo me apropio.
Importante: Deben existir signos de BUENA FE y que sea de manera pacifica.
Elementos:
a. Personales: Ocupante, poseedor, tenedor, detentador.
b. Real: muebles nullius.
c. Formales: Intención, Formalidad legal si se trata de bienes mostrencos.
REGLA GENERAL: Para que se de la ocupación, se necesita la intención de apropiarse del
bien.

Para los bienes mostrencos, que son los bienes abandonados, hay que declararlo ante
una autoridad para que dé publicidad; si nadie se presenta a reclamarlo ni lo adjudica; si
se presenta un dueño me va a resarcir los gastos que yo hubiese hecho por tener el bien.
 CLASES DE OCUPACIÓN

50
1. Animales No se puede ocupar animales de áreas de reservación, los que tengan
dueño. Los animales que lleguen a tu propiedad son tuyos. No me puedo apropiar
de animales con marca pero si me puedo apropiar de animales salvajes , como los
caballos.
2. Forma: Caza
Pesca
Hallazgo
Invención
Si se trata de bienes con valor arqueológico, bienes que hayan sido declarados
patrimonio nacional no pueden ser apropiables.
No son apropiables aquellos en que la ley les haya dado protección especial y no pueden
apropiarse. Ejemplo: El Manuscrito de Miguel Angel Asturias.
Cosas muebles:
Semovientes
Apropiables: Los bienes inmuebles jamás pueden ocupar, se puede hablar de posesión o
de invasión.
Posesión. Hay título de traslación. Posesión: estado de hecho que consiste en utilizar una
cosa de manera exclusiva como si fuera de su propiedad.
Invasión. No hay título legal, es ilegal.

OCUPACIÓN DE MUEBLES, SEMOVIENTES, CAZA Y PESCA


- Ocupación por la caza: Esta tesis fue propia del derecho romano, donde en un
principio no existía ninguna relación con el derecho de propiedad. El cazador donde
quiera que actuase se apoderaba de las reses cogidas por el derecho de ocupación, no
entremezclándose el propietario en este asunto para que nada que no fuera exigir la
indemnización correspondiente, caso de que hubiese causado daños con ocasión de
su ejercicio.
- Ocupación por pesca. Al igual de la caza tiene una doble regulación la civil y la
administrativa, si bien esta ultima es la preponderante por la intensidad de los
conflictos que pueden presentarse y por ser una riqueza fundamental y de enorme
interés dentro de la economía nacional. Los peces y demás seres que habitan
temporal y permanentemente en masas de agua de dominio publico carecen de
dueño, son pues bienes apropiables por naturaleza y como tales se adquieren por
ocupación. Los que se encuentren en aguas de dominio privado mientras permanezca
en ellas, es patrimonio del dueño de las aguas, sin mas restricciones que las que
tienden a evitar daños susceptibles de extenderse a las aguas publicas y aquellas
medidas impuestas al servicio piscícola en interés general
- Ocupación de muebles: De objetos abandonados. Segundo grupo de la res nullius que
los romanos denominaban res derelictae.
- Ocupación de semovientes: Arto. 609, 610. C.C.

27. LA POSESION
CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA
Aptitud que consiste en conservar o guardar una cosa de modo exclusivo y de realizar en
ella los mismos actos materiales de uso y disfrute como si fuera el propietario de cierta
cosa.
Naturaleza Jurídica: Ihering siempre existe un interés tutelado jurídicamente en que la
posesión es un simple hecho. Pero si nos atenemos a la relación de contacto material con
la cosa exclusivamente; pero si nos fijamos en las consecuencias jurídicas que ello
produce, no hay duda que es también un derechos. Consecuencias Jurídicas
fundamentales:
a) La protección posesoria de los interdictos.
b) El derecho del poseedor a los frutos, en determinadas circunstancias y
condiciones.
c) El derecho del poseedor para el reintegro de las mejoras y gastos causados.
d) La responsabilidad del poseedor por los deterioros sufridos en la cosa
e) La transmisibilidad de la posesión a los herederos.
f) La adquisición, en ciertos casos, del dominio por usucapión
g) Los efectos especialísimos que se producen en la posesión de cosas muebles,
adquiridas de buena fe.

 POSESION DE HECHO Y POSESION LEGITIMA


Posesión de hecho y Posesión legítima
Sentidos de la palabra "posesión". — La palabra posesión tiene dos sentidos: como
señorío o poder de hecho, y como poder jurídico (derecho).

51
 POSESIÓN COMO PODER DE HECHO.
En el más usual, significa señorío o poder de hecho sobre una cosa. Consiste la posesión
en el hecho mismo de ese poder, omisión hecha de que se tenga o no derecho a él. En tal
sentido, posee una cosa el que la tiene bajo su dominación. A diferencia, pues, del
derecho subjetivo, que es un poder concedido por el Ordenamiento, es decir, un señorío
jurídico, el poder de hecho que la posesión es, ni puede proceder de la ley ni depende de
ella, ya que lo ostenta quien en realidad domine la cosa, y no quien establezca la ley que
deba tenerla. Y cuestión distinta es que a alguien corresponda el derecho a poseerla (por
ejemplo, al dueño, al arrendatario), que es asunto aparte del hecho de poseerla o no
efectivamente (posesión). De cualquier manera, aunque la posesión no sea un poder
jurídico, de hecho se comporta como tal, o sea, como un derecho, ya que de hecho el
poseedor puede todo lo que jurídicamente puede el titular del derecho. Ahora bien, la ley
no sólo protege a los poderes jurídicos (derechos) que ella concede, sino que protege
también (por razones que luego se verán) al poder de hecho en que la posesión consiste,
atribuyendo, además, al mismo, ciertos efectos (jurídicos). En el caso de los poderes
jurídicos (derechos) otorgados por la ley, ésta concede el poder y su protección; en el
caso de la posesión, concede sólo la protección. Según lo dicho, la posesión es un poder
de hecho, y un hecho (el hecho de ostentar tal poder). Y el que tenga efectos jurídicos no
hace de ella un derecho, sino un hecho jurídico.
Lo mismo que el tener tales efectos tampoco hace que sean un derecho, por ejemplo, la
muerte de una persona o el matrimonio o el testamento, todos los cuales los producen.

Se ha dicho que en su primera acepción posesión es poder de hecho sobre una cosa.
Poder de hecho, no en el sentido de que de hecho nos quepa verificar algún acto aislado
que la tenga por objeto, sino en el de que nos está sometida de forma que (al menos en
potencia) quepa ejercer tal poder duraderamente sobre ella. Esta afirmación que se
deduce, sin duda, de la concepción tradicional de la posesión y de la opinión social sobre
el poder posesorio, se apoya, además, al decir que la posesión se adquiere "por la
ocupación material de la cosa o derecho poseído" y "por el hecho de quedar éstos sujetos
a la acción de nuestra voluntad". La posesión es un hecho-estado, y no un hecho-
acontecimiento. Por poder de hecho hay que estimar aquello que aparezca como tal ante
la opinión común (conciencia social, criterio del comercio jurídico). Interpretando ésta
dispone, por ejemplo, el Código que "la posesión de la cosa mueble no se entiende
perdida, mientras se halle bajo el poder del poseedor, aunque éste ignore
accidentalmente su paradero". Dicho poder debe ser entendido, no en un sentido de
poder físico actual (como tener la cosa cogida con la mano, o junto a nosotros, de manera
que esté a nuestro alcance y disposición), sino en el sentido de hallarse bajo el señorío
efectivo de nuestra voluntad (por ejemplo, también poseemos de hecho la casa
veraniega que está ahora cerrada, y el objeto que, sólo tomado al comprarlo, permanece
después olvidado en el fondo del armario; porque una y otro están bajo nuestra
dominación: cabe, si lo decidimos, que la habitemos o que lo utilicemos). O sea, para
juzgar sobre la existencia o falta del poder de hecho, hay que rechazar un criterio de pura
tenencia material, pues:
1.° Por un lado ésta es, por sí sola, insuficiente. Así, hay contactos corporales entre
persona y cosa que, ante los ojos de la opinión común, evidentemente no son tal poder.
Por ejemplo: no lo tiene (no posee la silla que ocupa) la visita que se sienta en casa del
amigo, ni tampoco lo tiene (no lo posee) el niño de unos meses que se aterra al chupete,
ni lo tuvo, es decir, no poseyó la cartera robada, el viajero inocente en cuyo bolsillo la
encontró el guardia, por temor al cual el ladrón la deslizó en él, etc. En ese sentido de
excluir que haya poder de hecho sobre la cosa cuando, aunque exista contacto material
con ella, falta un mínimo de voluntad posesoria (voluntad de tenerla de hecho,
independientemente de ostentar o no algún derecho sobre ella) del sujeto, cabe decir
que la posesión requiere animus possidendi, y que se compone de dos elementos: corpus
(señorío efectivo) y animus (voluntad posesoria). Mas, realmente, y para evitar
confusiones, debe aclararse que lo que ocurre es que, sin este animus posesorio, no se
estima que el solo contacto material puramente externo entre persona y cosa constituya
señorío de hecho sobre ésta.
2º. Y, por otro lado, el contacto corporal no es necesario. En efecto, según lo antes visto,
para que se estime la existencia del poder en cuestión no es precisa tal tenencia material
por el poseedor. Este tanto puede estar falto de ella, como tenerla, no él personalmente,
sino a través de otra persona que, careciendo de autonomía en orden a la cosa, actúe
dependientemente de aquél. Se trata del llamado servidor de la posesión ajena, que es,
simplemente, no un representante, sino un instrumento inteligente manejado por el
poseedor: así, el chofer no tiene poder de hecho sobre el coche, sino que sirve para llevar
a cabo la posesión del dueño; y lo mismo puede decirse del criado que maneja los
instrumentos de limpieza o de la cocinera que usa los utensilios para cocinar. Hasta aquí
el examen del asunto de que para juzgar de la existencia o falta del poder de hecho, hay

52
que rechazar un criterio de pura tenencia material, pues, como he expuesto, ésta, de por
sí sola, es insuficiente, y, por otro lado, el contacto corporal no ES necesario. Pasemos
ahora a otro tema: el de si para que se pueda estimar que alguien tiene poder de hecho
sobre una cosa, es preciso que ésta esté sólo a su alcance y fuera del de los demás. Tema
del que pienso lo siguiente: El poder de hecho en que la posesión consiste, no requiere,
según se ha visto, la tenencia material de la cosa en la mano. Pero ni siquiera es preciso
tampoco que ésta esté sólo a nuestro alcance, y fuera del de los demás (pues de exigirse
ambas cosas, casi nadie poseería nada, salvo lo que llevase encima). Se requiere sólo
que ciertamente la cosa se halle bajo el poder de nuestra voluntad, porque, aunque esté
al alcance de los demás, éstos no la hayan sometido al suyo. Tal estar en poder, depende
de la concepción social. Así, yo poseo mi finca distante, sin cercar y sola (aun sin guarda),
porque efectivamente ya la señoreo de hecho (voy cuando hay cosecha, la recojo, entro y
salgo cuando quiero, etc.), y los demás que —sin estar cercada— podrían también
hacerlo, de hecho no lo hacen; y si alguno llega a hacerlo (siempre que no sea una
entrada furtiva, externamente no configurable como apoderamiento estable), se
convierte en poseedor de hecho. Aunque yo conserve la posesión como derecho. E igual
se diga del pescador que deja las redes caladas, yéndose luego, para volver en su
momento, o del cazador que deja puesto el cepo, o del bañista, que deja la ropa
amontonada en la orilla, materialmente más cerca de los que están allí, que de él, que se
aleja a nado, o del barquero que, ausentándose, deja su bote simplemente varado en la
arena, o del ciclista que, para recogerla luego, deja su bicicleta al borde de la acera, o de
la empresa constructora que, cuando cesa el trabajo, deja la maquinaria al borde de la
carretera que está en reparación.

 POSESIÓN COMO PODER JURÍDICO (DERECHO).


Por razones de conveniencia práctica, ciertas situaciones, que no son de poder de hecho
de una persona sobre una cosa, producen esencialmente iguales efectos que éste. A las
mismas se les puede calificar también de posesión. Y, como en ellas el poder que tiene la
persona sobre la cosa no consiste en una dominación efectiva, sino sólo en el señorío
(poder jurídico) que (independientemente de a quién corresponde el derecho definitivo
sobre la misma) le concede la ley, puede decirse que son casos de posesión como
derecho (poder jurídico), y no como hecho (dominación efectiva). En efecto, posesión es
palabra que se emplea no sólo para expresar al poder de hecho sobre una cosa, sino
también cierta especie de poder jurídico que —aun sin constituir un señorío del tipo que
lo es un derecho normal— confiere la ley en orden a aquélla. Como he dicho, por razones
de conveniencia práctica, el Ordenamiento establece que determinadas situaciones, aun
sin que en ellas una persona tenga un poder de hecho sobre una cosa, produzcan
esencialmente iguales efectos que éste. Es decir, que el Ordenamiento hace derivarse
consecuencias de posesión, no sólo del hecho de la posesión, sino de otros, a los que —
por ello— también puede denominarse posesión.
Ahora bien, así como en aquel caso las consecuencias se producen por la existencia de
un poder de hecho sobre la cosa, en éstos, en los que tal poder falta, se producen por la
existencia de un cierto señorío que —por diferentes razones— el Ordenamiento concede
a la persona sobre la cosa, señorío que, en cuanto que es un poder concedido por la ley,
puede ser calificado de "derecho". Así:
A) Quien es despojado por otro de la cosa que materialmente poseía, pierde ciertamente
la posesión corporal, pero conserva durante un año un poder (una llamada posesión)
incorporal (o ideal), en cuya virtud, puede, independientemente de que tenga o no
derecho (normal) sobre la cosa, recuperar (durante este plazo) mediante la oportuna
reclamación judicial su tenencia material, además de producirse otros efectos a su favor.
Cuando viene a faltar el hecho del señorío efectivo sobre la cosa, cesa la posesión como
hecho, aunque pueda conservarse una posesión como derecho.

Al hablar de que el poseedor pierde su posesión, "Por la posesión de otro, aun contra la
voluntad del antiguo poseedor, si la nueva posesión hubiese durado más de un año", se
refiere a la pérdida de la posesión como derecho. La posesión como hecho, es decir,
como poder efectivo sobre la cosa, es indudable que la perdió desde el momento mismo
en que fue despojado de ésta.
B) Quien en el Derecho del Código civil' hereda a otro, adquiere sobre las cosas poseídas
por el difunto (y aparte de la propiedad de los bienes de éste) un cierto poder jurídico
llamado posesión civilísima (en el sentido de no consistir en un poder efectivo sobre la
cosa, sino consistir sólo en estar establecida por el Derecho civil), independientemente
de que de hecho hayan pasado o no a su poder las cosas heredadas. Y en virtud de
aquel poder, tiene, en principio, la facultad de tomar por sí la posesión efectiva de las
mismas o de pedir (mediante el llamado interdicto de adquirir) que se le entregue
jurídicamente.

53
C) Quien carece de la posesión directa de una cosa (posesión inmediata) puede, sin
embargo, tener sobre la misma cierta clase de poder jurídico llamado posesión mediata:
por ejemplo, el dueño que otorga al arrendatario la posesión efectiva de la cosa
arrendada, conserva la posesión (mediata) de la misma. En ese sentido, de poder
concedido por el Ordenamiento sobre una cosa (independientemente, tanto de que se
sea titular de un derecho definitivo sobre ella, como de que se ¡talle bajo nuestro señorío
efectivo) se puede decir que la posesión no es un poder de hecho (o un hecho: el hecho
del señorío efectivo) ni un derecho definitivo sobre la cosa, sino un derecho provisional o
más débil que los ordinarios. Porque, siendo un poder jurídico (es decir, concedido por el
Ordenamiento), es un derecho; y siendo vencido por los derechos normales (por ejemplo,
quien, sin ser dueño posee una cosa, es protegido en su posesión, y puede pedir la
restitución de aquélla si se le arrebataron, pero ha de entregar la cosa al dueño —el
derecho de éste vence al del poseedor— si se la reclama), es un derecho más débil que
éstos.

CASOS EN LOS QUE NO HAY PODER DE DERECHO.


En algunos de los casos l en los que, según mi punto de vista, falta un poder de hecho
sobre la cosa, entienden muchos que tal poder existe, aunque espiritualizado: por
ejemplo, en los de la llamada posesión mediata. Por mi parte, no niego que, en ellos, el
interesado pueda tener ciertas atribuciones respecto a la cosa (piénsese en las facultades
de control que sobre la misma conserva, por ejemplo, el que la arrienda); pero estimo
equivocado pensar que constituyen el discutido poder de hecho. En ellos hay, sí,
posesión, pero como derecho. Por otro lado, si, ciertamente, he afirmado que poder de
hecho es lo que aparezca como tal a la opinión común, debo advertir, sin embargo, que
no cabe argumentar que ésta, en los casos discutidos, vea un poder de hecho (aunque
espiritualizado), pues lo que realmente ocurre es que los mismos son considerados como
de posesión, a pesar de la falta de un poder de hecho, o sea, que son considerados de
posesión como derecho. En efecto, hay que distinguir dos cuestiones: una, que, en ciertas
hipótesis, la opinión del tráfico estime como poder de hecho situaciones que no son de
tenencia material de la cosa, pero en las que ésta se halla sometida al señorío de nuestra
voluntad. Y otra, que esa opinión del tráfico estime que en determinados supuestos hay
posesión, aun no estando actual mente la cosa bajo el poder de hecho del poseedor,
porque —aparte de a quién corresponda el derecho a tener la cosa— tal poseedor deba
de ser respetado y protegido en su situación hasta que sea vencido legalmente por
aquél; es decir, porque se trata de supuestos en los que es justo que se produzcan
iguales efectos que si hubiera poder de hecho.

ELEMENTOS PERSONALES, REALES Y FORMALES DE LA POSESION


PERSONAL: El poseedor.
REAL: Muebles e Inmuebles.
FORMAL: Animus.
a) Muebles: La mera posesión.
b) Inmuebles: El tiempo
Posesión + Inmueble + 10 años = USUCAPION.

FUNDAMENTOS DE LA PROTECCIÓN POSESORIA.


Arto. 229 inciso 5º. Y 249 Dcto.-Ley. 107
Arto. 612, 614, 615, 617, 620 C.C.

28. LA USUCAPION.
Es llamada “Prescripción adquisitiva” como medio para adquirir el dominio sobre bienes,
inmuebles o muebles objeto de posesión es otro modo de adquirir la propiedad, su
importancia fue puesta ya de relieve por los jurisconsultos romanos, en especial Cicerón,
asignándole a todos los autores la función fundamental de asegurar la prueba de la
propiedad y evitar la incertidumbre de los derechos.
Institución de Derecho Civil, por medio de la cual se puede llegar a adquirir el dominio
pleno de propiedad de bienes inmuebles objeto de posesión, cumpliendo con los
requisitos legales establecidos, mediante el transcurso de cierto tiempo determinado
expresamente por la ley.

NATURALEZA JURÍDICA
Podemos decir que es uno de los modos para adquirir propiedad, mediante la posesión, y
la continuidad de la misma durante los plazos establecidos en la legislación. Se conoce

54
también como prescripción adquisitiva o positiva, en virtud de la posesión a título de
dueño prolongada.

REQUISITOS
Para toda clase de prescripción.
a) Capacidad de los sujetos.
b) Aptitud de las cosas.
c) Posesión.
Para la prescripción adquisitiva.
1. Justo Título.
2. Buena Fe.
3. Posesión Pacífica.
4. Transcurso de tiempo.
Inmuebles 10 años.
Muebles 2 años.

ELEMENTOS PERSONALES, RELAES Y FORMALES DE LA USUCAPION


PERSONAL: El poseedor.
REAL: Muebles e Inmuebles.
FORMAL: Animus.

CASOS EN QUE NO CORRE LA PRESCRIPCIÓN


1. Contra los menores y los incapacitados, durante el tiempo que estén sin
representante legal constituido. Los representantes serán responsables de los
daños y perjuicios que por la prescripción se causen a sus representados;
2. Entre padres e hijos, durante la patria potestad;
3. Entre los menores e incapacitados y sus tutores, mientras dure la tutela;
4. Entre los consortes; y
5. Entre copropietarios, mientras dure la indivisión.

INTERRUPCION DE LA PRESCRIPCIÓN.
1. Si el poseedor es privado de la posesión de la cosa, o del goce del derecho durante
un año;
2. Por notificación de la demanda o por cualquier providencia precautoria ejecutada,
salvo si el acreedor desistiere de la acción intentada, o el demandado fuere
absuelto de la demanda, o el acto judicial se declare nulo, y
3. Si la persona a cuyo favor corre la prescripción reconoce expresamente de palabra
o por escrito, o tácitamente por hechos indudables, el derecho de la persona
contra quien prescribe.

29. LA ACCESIÓN.
CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA
En su concepto global, es todo lo que produce un bien y pertenece a éste (por ejemplo,
en una plantación frutícula las naranjas pertenecen al duelo de los naranjales) y todo lo
que se une a un bien por acción de la naturaleza o del hombre. (Mutuación por hechos
naturales el cauce del río cambio y esto benefició a un propietario, acrecentó su
propiedad; el río se mueve).

ALUVION: ARTO. 679 C.C.


Ocurre el aluvión, por acrecentamiento que reciban paulatinamente por accesión o
sedimentación de las aguas, los terrenos confinantes con arroyos, torrentes, ríos y lagos
que provocan el acrecentamiento, el cual pertenece a los dueños de tales terrenos.
C.C. Pertenece a los dueños de los terrenos confinantes con los arroyos, torrentes, ríos, y
lagos, el acrecentamiento que reciban paulatinamente por accesión o sedimentación de
las aguas.

AVULSION: ARTO. 676 C.C.


Cuando la corriente de un arroyo, torrente o río segrega de su ribera una porción
conocida de terreno, y la transporta a las heredades fronteras o a las inferiores, el dueño
de la finca que orillaba la ribera segregada conserva la propiedad de la porción de terreno
incorporado; pero si dentro del término de 6 meses no ejercitare su derecho, lo perderá a
favor del dueño del terreno a que se hubiere agregado la porción arrancada.

OTRAS FORMAS DE ADQUIRIR PROPIEDAD POR ACCESIÓN.


Formación de islas. Son propiedad de la Nación las islas ya formada o que se formen en la
zona marítimo-terrestre y en los ríos y desembocaduras; pero si esta islas se formaren en

55
terrenos de propiedad particular, continuarán perteneciendo a los dueños de la finca o
fincas desmembradas. Arto 670.C.C.
Cauces de los ríos: Dos casos se distinguen:
a. Si se trata de ríos no navegables, los cauces abandonados por
variar naturalmente el curso de las aguas, pertenecen a los dueños de los
predios ribereños en toda la longitud respectiva. Si el cauce abandonado
separaba heredades de distintos dueños, la nueva línea divisoria correrá
equidistante de unas y otras.
b. Si se trata de ríos navegables o flotables y variando
naturalmente la dirección, se abre un nuevo cauce en heredad privada, este
cauce entrará en el dominio público.
El dueño de la heredad lo recobrará siempre que las aguas vuelvan a dejarlo
en seco, ya naturalmente o bien por trabajos legalmente autorizados al
efecto.
Paso de Animales: Los animales que por sí mismos se instalan en mi propiedad por
accesión van a ser parte del inmueble.
Clases de Accesión
a) Por incorporación (art. 658)
b) De mala fe con materiales (art. 660)
c) De buena fe (art. 661)
d) Ocasionadas por las Aguas (art. 669)
e) Ablución (art. 676)
f) Aluvión (art. 679)
g) Accesión por incorporación de bienes muebles (art. 686)

30. EL USUFRUCTO
 CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA
Del latín usus (uso) y fructus (fruto); el derecho de usar lo ajeno y percibir sus frutos. En
general utilidades, beneficios, provechos, ventajas que se obtienen de una cosa, persona
o cargo.
Derecho real de usar y gozar una cosa cuya propiedad pertenece a otro, con tal que no se
altere su sustancia.
Naturaleza jurídica: Valverde. Los defensores de la teoría clásica dicen que ninguna
diferencia sustancia existe entre el usufructo y la servidumbre porque si el usufructo
limita el derecho ajeno de propiedad, si es una desmembración del derecho de
propiedad, no en relación con la cosa objeto del derecho, sino respecto a los atributos
que constituyen el derecho mismo de propiedad, el usufructo no es ni puede ser mas que
una servidumbre.
Derecho real de usar lo ajeno, y percibir sus frutos, sin contraprestación en muchos
casos, y por una utilización temporal y a lo sumo vitalicio.

ELEMENTOS PERSONALES, REALES Y FORMALES


Personales: Usufructuario – Propietario
Reales: Cosas o derechos
Formales: Negocio Jurídico
- entre vivos
- por causa de muerte.
CLASIFICACION
Atendiendo al bien sobre el que recae:
- Usufructo de cosas muebles
- Usufructo de cosas inmuebles
Atendiendo a la forma de su constitución
- Entre vivos
- Por causa de muerte.
Por su constitución;
- Tiempo fijo
- Vitalicio
- Puramente
- Bajo condición

DERECHOS DEL USUFRUCTUARIO


Arto. 709 del C.C.

CLASES DE FRUTOS

OBLIGACIONES DEL USUFRUCTUARIO


Artos. 713 y 720 C.C.

56
MODOS DE EXTINCION DEL USUFRUCTO.
Arto. 738 C.C.

31. EL USO Y LA HABITACION


CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA
Son derechos reales de utilización mínima o de aprovechamiento de escasa cuantía de
las cosas del otro. En el derecho antiguo se les consideraba como una servidumbre
personal.

 FUNDAMENTO
Artos. 745 al 751 del c.c.
CARACTERISTICAS
a) Derechos pertenecientes a una persona individualmente determinada.
b) Se ejercen sobre cosas corporales.
c) Se ejerce el uso sobre cosas muebles e inmuebles.
d) La habitación solo sobre inmuebles.
e) Son derechos temporales
f) Son derechos reales intransmisibles.
g) Son derechos inalienables.

DERECHOS Y OBLIGACIONES
Artos. 748, 749, 750 y 751 C.C.

DIFERENCIAS CON EL USUFRUCTO


MODOS DE EXTINCION
Los derechos de uso y habitación se extinguen de la misma manera que el usufructo Arto.
750 C.C.

32. LA SERVIDUMBRE
CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA
Derecho real perteneciente al dueño de un fundo sobre otro fundo ajeno, por el que
puede exigir del dueño de éste, que sufra la utilización de su fundo de algún modo, o se
abstenga de ejercer ciertas facultades inherentes a la propiedad.
Naturaleza Jurídica: Es un derecho real de goce que consiste en un gravamen.

CLASIFICACION DE LAS SERVIDUMBRES


a) Continuas o discontinuas
b) Aparentes o no aparentes,
c) Positivas y negativas
d) Urbanas y Rural
e) Voluntarias y legales.
f) Rusticas
g) Paso
h) Acueducto
i) Abrevadero
j) Desagüe
k) Conducción de energía eléctrica
l) Paso de luz (solar)
m) Construcción de compuerta
n) Conducción de comunicación telefónica
o) Estribo de presa
p) Toma de agua
q) Temporal
r) Perpetua

DIFERENCIA CON EL USUFRUCTO


USUFRUCTO SERVIDUMBRE
No es un gravamen Es un gravamen
Pleno goce Goce limitado
Temporal Indefinida
Beneficio de una o más personas por Utilidad del fundo
la finalidad o causa
Un solo predio Dos predios
Relación directa de persona-cosa Derechos y obligaciones de dos o
más inmuebles

57
UTILIDAD
Puede satisfacer intereses públicos y privados.
MODOS DE CONSTITUCIÓN
1. Debe constituirse en escritura pública
2. Inscribirse registralmente tanto en el predio dominante como en el predio
sirviente. (Pero si son constituidas con el carácter de uso público y a favor de
pueblos ciudades o municipios, solo se harán constar en el predio sirviente, cuando
no hubiere predio dominante determinado).
EXTINCION
 Por el no uso.
 Cuando los predios se hayan deteriorado al punto de no poder utilizarse la
servidumbre.
 Por remisión gratuita u onerosa hecha por el dueño del predio dominante.
 Cuando vence el plazo, es decir esta constituida en un derecho revocable.

33. LA HIPOTECA
FUNDAMENTOS DE LOS DERECHOS REALES DE GARANTIA
Artículos 822 al 878 del C.C.

CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA DE LA HIPOTECA


La hipoteca es un derecho real de garantía que grava un bien inmueble para garantizar
el cumplimiento de una obligación.
Naturaleza jurídica: Derecho real de garantía que constituye un gravamen

CARACTERISTICAS DE LA HIPOTECA
a. Afecta únicamente los bienes sobre que se impone, sin que el deudor quede
obligado personalmente ni aun por pacto expreso.
b. La constitución de la hipoteca da derecho al acreedor, para promover la venta
judicial del bien gravado cuando la obligación sea exigible y no se cumpla.
c. La hipoteca es indivisible como tal, subsiste integra sobre la totalidad de la finca
hipotecada aunque se reduzca la obligación.
d. Quien hipotecare un bien sobre el cual tuviere un derecho eventual limitado, o
sujeto a condiciones suspensivas, rescisorias o resolutoria, que consten en el
Registro de la Propiedad, lo hace con las condiciones o limitaciones a que esta
sujeto ese derecho.

FORMALIDADES DE SU CONSTITUCIÓN
Articulo 841 Código Civil.
Articulo 1125 inciso 2 del Código Civil.

ELEMENTOS PERSONALES, REALES Y FORMALES


Personales: Sujetos activo y pasivo.
Real: Bien inmueble
Formales: - Escritura Pública.

RELACION DE LA HIPOTECA CON EL PAGO POR SUBROGACIÓN


Relación de la hipoteca con el pago por subrogación
En cuanto a su origen tanto la subrogación como la hipoteca surgen de una obligación
contractual. La naturaleza de ambas figuras es crear una forma de pago de la prestación
a la cual se está obligado y que por imposibilidad total o temporal no puede cumplirse
con la misma.

Así mismo la relación de ambas figuras oscila en que al momento en que el deudor debe
hacer efectivo el cumplimiento del pago de la obligación al acreedor, se ve
imposibilitado, surgiendo la opción de que un tercero cargue con la deuda, es decir, que
un tercero podrá cancelar la obligación que el deudor tenía con el acreedor, quedando el
tercero como el nuevo acreedor frente al deudor en el caso de la subrogación y en el caso
de la hipoteca el tercero queda con la propiedad del bien hipotecado, teniendo la opción
si así lo desea, que posteriormente el deudor le cancele la cantidad entregada al
acreedor hipotecario para regresarle de nuevo la propiedad del bien hipotecado.
Dándose entonces la figura de una transmisión de deuda.

DERECHOS DEL ACREEDOR HIPOTECARIO


Arto. 824 C.C.

SUB HIPOTECA

58
Así se denomina a lo que algunos civilistas denominan hipoteca de crédito. Significa que
el crédito garantizado con hipoteca puede subhipotecarse en todo o en parte llenando las
formalidades establecidas para la constitución de la hipoteca.

 SEGUNDA HIPOTECA...............

EXTINCION DE LA HIPOTECA
Arto. 846 Y 878 C.C.

INSCRIPCION DE LA HIPOTECA EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD


Articulo 1125 inciso 2 del Código Civil.

34. LA PRENDA
CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA
La prenda es un derecho real que grava bienes muebles para garantizar el cumplimiento
de una obligación.
Naturaleza Jurídica: Derecho real de garantía que constituye un gravamen.

CARACTERES Y DIFERENCIA CON LA HIPOTECA


1. Es un derecho real de garantía constituido sobre bienes
muebles.
2. Afecta únicamente los bienes sobre que se impone, sin que el
deudor quede obligado personalmente, salvo pacto expreso.
3. El contrato de prenda da al acreedor el derecho de ser pagado
con preferencia a otros acreedores, del precio en que se venda la prenda.
4. Es nulo todo pacto que autorice al acreedor para apropiarse de
la prenda o para disponer de ella por si mismo en caso de falta de pago.
5. Un objeto puede darse en prenda a varias personas
sucesivamente, con previo aviso en forma autentica a los acreedores que
ya tienen la misma garantía.
6. Los acreedores seguirán el orden en que han sido constituidas
las prendas para el efecto de preferencia de pago.
7. La prenda debe constar en escritura publica o documento
privado identificándose detalladamente el o los bienes sobre los cuales se
constituye.
8. La aceptación del acreedor y del depositario deberá ser
expresa.
9. Los bines pignorados al constituirse la garantía, deberán ser
depositados en el acreedor o un tercero designado por las partes o bien en
el propio deudor si el acreedor consiente en ello.

La diferencia es que la hipoteca es un gravamen que se constituye sobre bienes


inmuebles y la prenda sobre bienes muebles, además que aquí debe existir un
depositario que puede ser el mismo deudor o el acreedor o un tercero.
 FORMALIDADES DE SU CONSTITUCION
Arto. 884 C.C.

 DERECHOS DEL ACREEDOR PIGNORATICIO


Arto. 882 C.C.

 OBLIGACIONES Y DERECHOS DEL DEPOSITARIO


Arto. 885, 893, 896, 909, C.C.

 CLASES DE PRENDA
- Común
- Especiales.
 PRENDAS ESPECIALES
 Agraria
 Ganadera
 Comercial
 Industrial.

 INSCRIPCION DE LA PRENDA EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD.


Articulo 1125 inciso 2 del Código Civil.

59
35. EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD
 DEFINICION
Institución publica que tiene por objeto la inscripción, anotación y cancelación de los
actos y contratos relativos al dominio y demás derechos reales sobre bienes inmuebles y
muebles identificables. Son públicos sus documentos, libros y actuaciones

 PRINCIPIOS REGISTRALES
a. Principio de inscripción.
b. Principio de publicidad
c. Principio de fe publica
d. Principio de rogación
e. Principio de determinación
f. Principio de legalidad
g. Principio de prioridad
h. Principio de tracto sucesivo.

 SISTEMAS REGISTRALES
A. Sistema romano-francés: Radica su principal característica en que el
titulo y el modo de adquirir constituyen la base jurídica para la
inscripción; por ende, esta no es inatacable, admite ser objetada (por
vicios de nulidad u otros) en la vía judicial.
B. Sistema alemán o germano: Radica su principal característica en que
legalmente se realiza la transmisión de la propiedad o constitución de un
gravamen, hasta que un funcionario publico, generalmente judicial, la
autoriza y ordena la inscripción, que deviene inobjetable por el propio
interesado o terceras personas.

 QUE SE INSCRIBE EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD


Arto 1125 C.C.

 INSCRIPCIONES ESPECIALES
 De Prenda agraria
 De testamentos y donaciones por causa de muerte
 De propiedad horizontal
 De fabricas inmovilizadas
 De buques y aeronaves
 De canales, muelles, ferrocarriles y otras obras publicas de índole semejante
 De minas e hidrocarburos
 De muebles identificables
 Otros que establezcan leyes especiales.
 También se llevaran los registros de prenda común, de la prenda ganadera, industrial
y comercial cuyas modalidades serán objeto de disposiciones especiales.

 ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LA INSTITUCION


Para efectos administrativos, el Registro General de la Propiedad contara con un
Secretario General, un Departamento de Contabilidad, un departamento de tesorería y el
personal de apoyo que sea necesario.

 ANOTACIONES Y CANCELACIONES
Anotaciones: Arto. 1149 al 1166 C.C.
Cancelaciones: Arto 1167 al 1178 C.C.

 ERRORES Y SU RECTIFICACION
Artos. 1242 al 1250 C.C.

 EL SEGUNDO REGISTRO DE LA PROPIEDAD

 EL ARANCEL DEL REGISTRO DE LA PROPIEDAD


Acdo. Gubernativo No. 339-96 Publicado en el diario de C.A. el 25-10-1996
GUATEMALA, 19 DE AGOSTO DE 1996
ACUERDO GUBERNATIVO NUMERO 339-96
EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
CONSIDERANDO:
Que es indispensable que los Registros de la Propiedad cuenten con mecanismos que

60
legalmente les aseguren ingresos para realizar la reforma registral y adoptar los sistemas
de automatización, adquiriendo los equipos indispensables para tales fines, tomando en
cuenta que los requerimientos de registro se verán sensiblemente incrementados como
consecuencia de la política gubernamental de agilización del registro de propiedades y la
titulación de Tierras.

CONSIDERANDO:
Que para viabilizar el contenido del considerando anterior, es necesario emitir un nuevo
Arancel General para los Registros de La Propiedad y así regular el cobro de los servicios
que tales instituciones prestan, para que su aplicación sea precisa.

POR TANTO:
En ejercicio de las funciones que le confiere el Articulo 183, inciso e) de La Constitución
Política de La República de Guatemala y con fundamento en el Articulo 1241 del Código
Civil.

ACUERDA:
Emitir el siguiente;

ARANCEL GENERAL PARA LOS REGISTROS DE LA PROPIEDAD


ARTICULO 1. Los registros de La propiedad, para su funcionamiento y modernización,
cobraran por los servicios que prestan únicamente los honorarios que se fijan en este
arancel; y costearan con tales ingresos, sin tasa alguna los salarios de los operadores,
certificadores y demás personal administrativo así como los gastos ordinarios de oficina,
incluyendo La adquisición y conservación de libros, equipos y material que obra en los
registros y todo lo relativo a La Reforma Registral, sin perjuicio de lo establecido en el
articulo 4o. de este acuerdo

ARTICULO 2. Por La inscripción, anotación o cancelación de actos


contratos en bienes muebles o inmuebles y otros servicios, los registros de La propiedad,
cobraran:
2.1 Por contratos de valor determinado, cuarenta quetzales (0 40.00) como base, mas un
quetzal con cincuenta centavos (0 1.50) por cada millar o fracción del valor que
conste en el documento y por cada contrato. Cuando por el mismo documento se
efectuare La misma inscripción en diversos bienes, se cobraran tales honorarios en el
primer bien y treinta quetzales (Q 30.00) en cada uno de los bienes adicionales.

2.2 Por contratos o documentos de valor indeterminado:

a) Por cada prorroga de plazo, el cincuenta por ciento (50%) de los honorarios causados
originalmente.
b) Por cada modificación de gravámenes y su garantía, el veinticinco por ciento (25%) de
los honorarios causados originalmente.
c) Por cancelación de gravámenes de cualquier naturaleza y cancelación de prórrogas de
plazo se cobrara el veinticinco (25%) de los honorarios que causo cada inscripción
cancelada, Si el valor de inscripción del gravamen hubiere sido menor de cincuenta
quetzales (0 50.00), se cobraran cincuenta quetzales (Q 50.00) por La cancelación; Si
hubieren varias prórrogas, ampliaciones o modificaciones, se cobraran veinticinco
quetzales (0 25.00) adicionales por cada cancelación de inscripción o de prórroga
posterior.
d) Por limitaciones y/o modificaciones de derechos reales de dominio, se cobraran
cincuenta quetzales (0 50.00).
e) Por cambio de razones sociales o denominaciones, cincuenta quetzales (0 50.00) por
cada inscripción.
f) Por cada cancelación de limitaciones o derechos reales o rescisión de contratos, se
cobrara el veinticinco por ciento (25%) de los honorarios originales.
g) Por anotar cada testamento, cincuenta quetzales (0 50.00).
h) Por anotación de embargos y demandas o su cancelación cincuenta quetzales (0
50.00), sin importar el monto de La pretensión.
i) Por inscribir capitulaciones matrimoniales, adjudicación de bienes por liquidación de
patrimonio conyugal o por pago de gananciales, se cobraran honorarios de
conformidad con el valor de los bienes, según su ultima inscripción; 0 el valor que
tengan en La matricula fiscal; 0 según listado oficial del Ministerio de Finanzas
Publicas, Si se tratare de bienes muebles.
j) Por La sustitución de garantía, el cien por ciento (100%) de los honorarios, de acuerdo
al monto determinado en el contrato.
k) Por inscribir hipotecas para garantizar saldos insolutos, se cobraran los mismos

61
honorarios que causare el gravamen prendario.
I) Por La solicitud de anotar preventivamente los contratos, se cobraran cincuenta
quetzales (0 50.00) por La primera anotación y Si fueren varias, veinte quetzales (0
20.00) por cada una de las demás.
m) Por La inscripción de régimen de propiedad horizontal, se cobraran honorarios tanto
por La inscripción en La finca matriz. Como por cada una de las inscripciones de las
fincas filiales que se formen por separado y de acuerdo a los valores que consten en
La escritura respectiva.
n) Cuando La inscripción que se solicite se refiera a La formación de una o más fincas
nuevas en virtud de parcelamientos o lotificaciones, particiones o desmembraciones
de cualquier tipo, se cobraran cincuenta quetzales (0 50.00) por inscripción de La
desmembración en La finca matriz y cincuenta quetzales (0 50.00) por cada finca
nueva que se forme cuya extensión no exceda de trescientos (300) metros
cuadrados, mas; a) Cinco centavos (0 0.05) por cada metro cuadrado adicional, Si se
trata de bienes
rústicos o urbanos ubicados en los municipios de Guatemala, Mixco, Santa Catarina
Pinula, San José Pinula, Fraijanes, villa Canales, Amatitlán, Santa Elena Barillas y villa
Nueva en el departamento de Guatemala; b) Medio centavo de quetzal (0 0.005) por
cada metro cuadrado adicional, Si se trata de bienes ubicados en las cabeceras
departamentales 0 a orillas 0 inmediaciones del mar, los lagos y ríos navegables; y c)
La quinta parte de un centavo de quetzal (0 0.002), para los bienes ubicados en otros
puntos del país.
n) Por cada finca nueva que se forme en virtud de unificación se cobrara cien quetzales
(0 100.00) como base, mas cincuenta quetzales (0 50.00) por La cancelación de cada
finca objeto de unificación, mas medio centavo de quetzal (0 0.005) por cada metro
cuadrado del área unificada, Si se trata de bienes rústicos 0 urbanos ubicados en los
municipios de Guatemala, Mixco, Santa Catarina Pinula, San José Pinula, Fraijanes,
villa Canales. Amatitlán, Santa Elena Barillas y villa Nueva en el Departamento de
Guatemala: y un cuarto de centavo de quetzal (0 0.0025) por cada metro cuadrado
del área unificada, para los bienes ubicados en otros puntos del país.

2.3 Por razonar documentos de contratos inscritos con anterioridad, cuarenta quetzales (0
40.00) por cada anotación, inscripción 0 cancelación que se razona.

2.4 Por rechazo de cada documento, quince quetzales (0 15.00).

2.5 Además de los honorarios indicados en los numerales 2.1 y 2.2 se cobraran;
a) Por La transcripción de gravámenes hipotecarios a fracciones que se desmiembren de
La finca matriz, se cobrara una parte de los honorarios causados por La inscripción
original en proporción al área de La desmembración,
b) Por La transcripción de derechos reales en las fincas nuevas, cuarenta quetzales (Q
40.00); Si se transcribe mas de una servidumbre, únicamente se cobraran cincuenta
quetzales (Q 50.00) y La transcripción deberá hacerse en una sola inscripción.
c) Por cada finca nueva que se forme por inscripción de Un titulo supletorio, se cobraran
cuarenta quetzales (Q 40.00) Si el valor estimativo del inmueble no excede de cuatro
mil quetzales (Q 4,000.00); y Si fuere mayor, se cobrara de acuerdo a lo estipulado
en el inciso 2.1.
d) Por La razón indicando el lugar que ocupan los gravámenes que se inscriban sobre los
bienes, cinco quetzales (Q 5.00)

2.6 Por La exhibición de libros, cincuenta centavos (Q 0.50) por el primero y veinticinco
centavos (Q 0.25) por cada uno de los siguientes.

2.7 Por cada certificación, diez quetzales (Q 10.00), mas tres quetzales (Q 3.00) por cada
hoja 0 fracción. Si se extiende en fotocopia y otro medio automatizado, se cobrara
además el valor de La reproducción.
2.8 Por La consulta personal de cada bien a través del sistema de monitores 0 pantallas
que estén conectadas a sistema de automatización, cinco quetzales (Q 5.00).

2.9 Por el derecho de acceder a La información automatizada via telefónica U otra


comunicación remota, ml quetzales (Q 1,000.00) anuales, mas diez quetzales (Q
10.00) por La consulta de cada bien registrado.

ARTICULO 3. Lo relativo a inscripciones de buques, naves, aeronaves, muelles, canales,


minas, ferrocarriles. tranvías, metros, maquinarla agrícola e industrial, ingenios,
desmotadoras, beneficios. unidades económicas y oleoductos, se rige por las
disposiciones anteriores, ya sea su valor determinado 0 indeterminado.

62
ARTICULO 4. Además de los honorarios establecidos en los artículos anteriores, los
registros cobraran diez quetzales (Q 10.00) por cada documento que se presente para
inscripción, anotación 0 cancelación y cinco quetzales (Q 5.00) por cada certificación que
se extienda. Las sumas recaudadas conforme este articulo deberán depositarse en sU
totalidad, diariamente, por los registradores de La propiedad, en las cuentas especificas
que abran en cualquier banco del sistema
y se destinaran exclusivamente para La modernización de los registros de La propiedad.
El manejo de las cuentas estará a cargo y bajo La responsabilidad del Registrador
General de La Propiedad, conforme a su destino especifico y de acuerdo con los
programas de reforma que formule La Comisión Nacional de Reforma Registral.

ARTICULO 5. Los honorarios fijados en este arancel se pagaran en su totalidad al


momento de La presentación de los documentos, cuando de estos se desprenda el valor
correspondiente; en caso contrario, deberá anticiparse un mínimo de cincuenta quetzales
(Q 50.00) por cada documento que se presente. Cuando de las operaciones efectuadas
resultare alguna diferencia en favor de los registros, La misma se liquidara dentro de los
treinta días de efectuada La operación registral. Con cada documento que se presente,
deberá agregarse una boleta 0 nota informativa en La que se indique el objeto del
contrato 0 documento, su valor, número de bienes que hayan de operarse y el total de
fincas nuevas que deberán formarse.

ARTICULO6. Cuando los registros de La propiedad incurran en error al hacer La


inscripción 0 al razonar los documentos, La rectificación no causará honorarios.

ARTICULO 7. Cada operador registral deberá asentar en los documentos que opere, el
monto de los honorarios que correspondan conforme al presente arancel y en caso
contrario será responsable por cualquier diferencia que pudiere existir.

ARTICULO 8. Se deroga el Acuerdo Gubernativo 1061-88, de fecha treinta de noviembre


de mil novecientos ochenta y ocho y sus reformas; el Articulo 7 del Acuerdo Gubernativo
317-93, de fecha dos de Julio de mil novecientos noventa y tres.

ARTICULO 9. Este acuerdo empezara a regir el día siguiente de su publicación en el


Diario Oficial.

 LA REFORMA REGISTRAL.

36. EL DERECHO SUCESORIO


 ANTECEDENTES HISTORICOS DE LA SUCESION
Señala Castán cómo el fundamento de la sucesión no puede separarse del problema de
la propiedad, ya que la sucesión hereditaria no es otra cosa que el modo de continuar y
perpetuar la propiedad individual más allá de los límites de la vida humana, con la
consiguiente estabilidad de la familia y fijeza de la vida social

La imprecisión de esta materia, influenciada directamente por las variaciones


correspondientes a los diversos tipos de organización familiar, en todos los pueblos de la
antigüedad, se perfila y concreta con características propias en el derecho romano.
Es bien sabido que en Roma la familia constituía un núcleo social, con una fuerte y fina
sustancia política que se concreta en la potestad del pater.
Este era el jefe y señor y, además; quien figuraba el frente del culto de los dioses
familiares. De esta doble condición política y religiosa del pater familias se deduce que la
jefatura domestica tiene un alcance funcional y social de eficacia siempre inmediata, por
la cual, al quedar vacante por muerte del titular, se precisa que alguien le reemplace,
quedando cubierto el vació que su desaparición ocasiona. Al decir de Lacruz Berdejo asi
lo demuestra la misa expresión successio in locum et ius, asi como por analogía el
sentido del termino sucesión recogido en las fuentes romanas, en las que succedere no
significa solo venir después, suceder, sino además ocupar el puesto del predecesor, y no
solo para lucrar las ventajas que de el derivan, sino también para asumir las cargas que
lleva consigo

La técnica del sistema romano se complementa con otras características singulares


establecidas a base de la idea de la sucesión, que son singularmente:
a. Institución de heredero, persona que viene a ocupar esta plaza vacante, continuando
jefatura política y religiosa del pater y la titularidad del patrimonio de este.

63
b. La concreción de la herencia a los herederos testamentarios, no siendo posible ocupar
la vacante al mismo tiempo por personas nombradas por el testador y por la ley. Regla
de nemo pro parte testatus pro parte intestatus decedere potest.
c. Necesidad del nomen iuris propiamente dicho, ya que el heredero en este sistema es
propiamente quien aparece nombrado por el testador en el testamento.
d. La situación del heredero como responsable de las deudas y obligaciones contraídas
por el causante. Al heredero en Roma, en efecto pasan los derechos del de cuius, pero
pasan también las deudas y las situaciones de posesión.
e. Consecuencia de ello es que no se produce en principio la separación de los bienes del
de cuius y los bienes propios del heredero, formándose, por tanto, una masa
patrimonial única, a no ser que se utilice el recurso de separación que concedieron las
leyes.

EL SISTEMA GERMANICO
En el no existe, como en Roma, aquella unidad política y religiosa de la familia, que es
simplemente una comunidad unida por los lazos de sangre y actualizada por una
actividad conjunta en el desarrollo e incrementación de los bienes. En ella, el
pensamiento de la copropiedad domina todo el proceso evolutivo de la riqueza.
Precisamente por esta comunidad de sangre y de actividades, por este quehacer de
todos sobre todo, no aparece la figura suprema del pater como jefe absoluto y de
dirección del grupo; en su consecuencia, al producirse una vacante por fallecimiento, no
se plantea el problema de la sucesión en la titularidad organizadora. Todo es de todos y
por ende, la comunidad sigue viviendo en un incesante trabajo de consumo.
Derivación de aquel pensamiento y de esta situación son las consecuencias siguientes:
a. Al no existir la titularidad organizadora y de dirección política, no ha lugar al
nombramiento de heredero. Este no existe en el sentido romano de la expresión, pues
que el de cuius no tiene potestad para asignar por modo exclusivo a una persona
determinada la cualidad de sucesor. No hay, pues, herederos por testamento, sino que
estos se hacen por la ley: mejor aun, por dios. Seul Dieu fait I heritier. El testamento
solo puede hacer legatarios, es decir, beneficiarios concretos de un determinado bien
particular.
b. En vez de concretarse, pues, la herencia a los herederos testamentarios, se concreta
en vista de la inexistencia de los mismos a los herederos legítimos, que reciben por el
mismo hecho de la muerte y por un proceso inmediato, ipso jure, los bienes de la
herencia, sin necesidad de una aceptación de tipo formal.
c. No puede pues, producirse la figura jurídica de la asignatio, ya que el nomen iuris es
desconocido en este sistema. Precisamente , lo que puede ocurrir es todo lo contrario,
o sea la exclusión del grupo de sucesores por la previa salida de la estirpe familiar
(foris familiatio)
d. Respecto del problema de la responsabilidad por deudas, se produce este sistema de
una manera radicalmente distinta del sistema romano. En este, el heredero se sitúa
en la posición jurídica de su predecesor y al ocupar esta vacante asume la
responsabilidad por las deudas de la herencia. En el germánico, en cambio, el
heredero adquiere todo el patrimonio, o una cutoa de el concebido como activo del
que se detrae el pasivo. Como dice Roca, al concepto romano de la succession, el
sistema germanico o moderno opone el de la adquisitio. Este aparece mas simple en
su mecanismo: el heredero adquiere bienes como si fuera donatario, solo que
adquiere per universitatem, o sea como elementos integrantes del patrimonio relicto y
con la carga del pasivo patrimonial. Adquiere todo o una cuota del activo patrimonial,
con el gravamen de las deudas u obligaciones. Es como un donatario omnium
bonorum o universal, con el pacto de liquidar las deudas con el importe de lo
adquirido.
e. Consecuencia de todo lo anterior es que, en este sistema, sin necesidad del beneficio
de inventario y por la propia naturaleza de la adquisitio, el heredero solo responde con
el activo de los bienes de la sucesión (gravado o limitado por el pasivo), de tal forma
que tiene que soportar las deudas en cuanto alcancen a cubrirlas los bienes de la
herencia, porque de esas deudas no se hace personalmente responsable,
manteniéndose los bienes propios separados e indemnes de esa responsabilidad

Así como el sistema romano es de signo subjetivo, el germánico, por el contrario, es de


signo objetivo. En aquel todo depende de la atribución de la cualidad de heredero, el
nomen iuris, del nombramiento hecho por el causante, sin apenas relación con el modo o
manera como son recibidos los bienes.
En el sistema germánico, por el contrario, predomina el signo objetivo, siendo la
condición de heredero una consecuencia de la asignación patrimonial de toda la herencia
o de una parte de ella.

64
 CONCEPTOS Y DEFINICIONES

DERECHO SUCESORIO Parte del derecho civil que estudia, en lo teórico, y regula, en lo
practico, lo atinente a las transmisiones patrimoniales y de otros derechos por causa de
muerte.

SUCESION: Substitucion de una persona por otra , reemplazo de cosa por cosa.
Transmisión de derechos u obligaciones, entre vivos o por causa de muerte.

Del verbo latino succedere, derivado de sub ;y cedere, no significa otra cosa que el hecho
de colocarse una persona en lugar de otra, sustituyendo a la misma, debiendo de tomar
en cuenta independiente del plano gramatical del concepto, los elementos o requisitos
jurídicos para delimitar su verdadero sentido.

El código argentino entiende por sucesión: La transmisión de los derechos activos y


pasivos que componen la herencia de una persona muerta, a la persona que sobrevive, a
la cual la ley o el testador llama para recibirla. El llamado a recibir la sucesión se llama
heredero en este código.

 NATURALEZA JURIDICA
No ha habido unanimidad entre los tratadistas acerca de la naturaleza del derecho
hereditario en sentido subjetivo y así, mientras algunos engarzando su tesis con el
derecho romano que exigía la aceptación como condición para adquirir la herencia lo
estimaron como un simple derecho real otros, teniendo en cuenta el Derecho germánico,
en que la herencia se transmitía por el mero hecho de la muerte (según la regla le mort
saisit le vif), el derecho hereditario parecía ser un verdadero modo de adquirir. Sin
embargo, es preciso reconocer, con Gianturgo, que no es derecho real la herencia,
porque no siempre tiene como sustratum una cosa corporal y la petitio hereditatis es una
acción universal por el ejercicio, mas bien que una verdadera y propia acción real; tiende,
mas que a otra cosa, al reconocimiento de la propia cualidad del heredero, y solo por
consecuencia, a la reivindicación de las cosas y restitución de los derechos hereditarios.

 ELEMENTOS:

PERSONALES: El autor, causante o de cujus, el transmitente: y el adquiriente, el


sucesor, heredero, causahabiente, legatario.

REALES: Los derechos, obligaciones, bienes o acciones que se transmiten.

FORMALES: Medio o vínculo de la transmisión: el contrato, el testamento, la ley, el acto


unilateral consolidado como posesión preferente o ganada prescripción.

 CONTENIDO DOCTRINARIO Y LEGAL


Este punto resulta repetitivo de acuerdo al desarrollo de todo el tema de sucesiones

 DERECHO COMPARADO
Fundamento del Derecho Hereditario, en el Derecho positivo Francés

Muy discutido ha sido el fundamento del derecho de la sucesión, en el derecho francés, la


opinión común considera que se funda en la voluntad presunta del difunto. En realidad no
es esta una explicación. Nos encontramos en presencia de todo un conjunto de
disposiciones orgánicas, que por lo demás, han variado con el tiempo, puesto que,
sucesivamente, gracias a los impuestos sobre las sucesiones, el estado ha llegado a ser,
de hecho, un heredero de primer rango.

El código civil argentino en su articulo 3.279 entiende por sucesión La transmisión de los
derechos activos y pasivos que componen la herencia de una persona muerta, a la
persona que sobrevive, a la cual la ley o el testador llama para recibirla. El llamado a
recibir la sucesión se llama heredero en este código.

Derecho Comparado

El sistema de la unidad de sucesiones sobre la base de la ley personal del causante,


aplicado rigurosamente, cualquiera sea la naturaleza de los bienes y sus situación, es
seguido por pocos países. Tales el caso de Italia (Cód. Civil, art. 23), España (Cód. Civil,
art. 10), Japón (Cód. Civil, art. 4°), Alemania (Ley de Introducción al Cód. Civil, arts. 24 y
sigs.). En Brasil se sigue la ley del último domicilio del causante, pero los bienes situados

65
en territorio brasileño se rigen por la ley nacional en beneficio del cónyuge brasileño y de
sus hijos, siempre que la ley del domicilio no les sea más favorable (art. 10); en Chile se
dejan a salvo los derechos de los herederos o cónyuges chilenos (arts. 997 y 998). La
solución más general es la de admitir como principio la ley personal del causante, con la
excepción de los inmuebles que se rigen por la ley local. La siguen el common law,
Francia, Bélgica, Holanda, Austria (ley del 9-8-1854), Grecia (ley del 29-10-1956), Costa
Rica (arts. 4° y 5°, Cód. Civil), Pueño Rico (art. 10, Cód. Civil), México (art. 14, Cód. Civil),
Bolivia. República Dominicana, Haití, Rusia. El sistema de la pluralidad absoluta, vale
decir, la aplicación de la lex reí sitae a todos los bienes muebles o inmuebles, es seguido
por Uruguay (ley 10.083 del 3-12-1941) y Venezuela (Cód. Civil, art. 10). Como puede
apreciarse, el sistema rigurosamente unitario está en franca minoría, y aun Italia, que ha
sido su más firme sostenedor, ha debido sacrificarlo respecto de los inmuebles en sus
convenciones con Rusia (7-3-1924), Turquía (9-11-1929) y Francia (3-6-1930).

37. LA CAPACIDAD EN EL DERECHO SUCESORIO


Pueden heredar cuantos no estén incapacitados; en principio, las criaturas abortivas y las
asociaciones o corporaciones no permitidas por la ley.
La capacidad del heredero o legatario se califica con relación al momento de la muerte
del causante.
Para que los actos de una persona produzcan efectos jurídicos es requisito sine qua non
que esta tenga la capacidad para realizarlos.

CAPACIDAD PARA SUCEDER


El artículo 923 del Código Civil establece claramente que la capacidad para suceder se
rige por la ley del domicilio que tenga el heredero o legatario al tiempo de la muerte del
autor de la sucesión, cuando se trate de bienes situados fuera de la República
Aunado a determinar la capacidad a suceder es necesario hacer mención lo que al
respecto regula el articulo 924 del Código Civil en cuanto a la incapacidad para heredar
por indignidad y el articulo 926 que enumera las incapacidades para heredar por
testamento.
En los casos contemplados en el articulo 924, se revierte dicha incapacidad por la
voluntad del causante en disposiciones testamentarias posteriores, articulo 925

CAPACIDAD PARA TESTAR

Esta facultad constituye la regla, la capacidad del testador se aprecia únicamente con
relación al instante de otorgar testamento.
En Roma carecían de la testamentifacción activa los niños y las mujeres, además de los
peregrinos que no tuviesen ius commercium y de los latinos julianos.
El derecho cristiano amplia la incapacidad a los herejes y apostatas y confirmo la
incapacidad del prodigo.
En la actualidad en la doctrina se habla generalmente de ciertas condiciones que
determinan la capacidad o quiérase ver como la incapacidad para testar.

a. Incapacidad Absoluta, propia de aquellas personas que desde el punto de vista de la


naturaleza, no tienen la facultad de expresar su pensamiento sucesorio, en la que se
incluye menores que no han llegado a la nubilidad, el enfermo mental, el sordomudo
carente de instrucción, entre otros.
b. Incapacidad Relativa, tan solo imposibilita determinadas formas de testar, si bien el
derecho abre la puerta en otra dirección, facultando para testar de manera diversa
como sucede con el sordo, el ciego, el mudo.
Encerrada en normas generales, esta capacidad se amplia o agiliza en los testamentos
especiales, por las formalidades menores.
La capacidad para testar se regula en el articulo 934 del Código Civil el cual recalca el
hecho de que la persona sea capaz civilmente para disponer de sus bienes. Teniendo
como única limitante, el derecho de alimentos por otra persona, articulo 936 código civil.
Las incapacidades para testar las contempla el código civil en el articulo 945 siendo
estas: El que esta bajo interdicción, El sordomudo y el que hubiere perdido el habla si no
pueden expresarse por escrito y el que sin estar bajo interdicción no gozare de sus
facultades intelectuales y volitivas, por cualquier causa, en el momento de testar.

CAPACIDAD PARA HEREDAR POR TESTAMENTO


No se requiere para suceder la capacidad de obrar o de ejercicio, aun cuando
naturalmente, se exija el complemento por los medios legales de dicha capacidad y así
pueden suceder tanto las personas físicas como las jurídicas, si bien para una adecuada
sistematización de esta materia y ante la regla general de capacidad, se distingue las
causas de incapacidad propiamente dicha y las causas de indignidad.

66
El artículo 926 del Código Civil enuncia quienes no tienen capacidad para suceder por
testamento o mas bien como el propio enunciado del articulo reza, incapacidades para
suceder por testamento.

LA REPRESENTACION HEREDITARIA
Denominada igualmente por algunos como derecho de representación, aunque sea
equivoco por mayor amplitud en el derecho sucesorio, la representación es el derecho
correspondiente a los hijos (o a los nietos) para ser colocados en el lugar que ocupaba su
padre o madre (o abuelo) en la familia del difunto, a fin de suceder en la parte de
herencia que habría tocado al ascendiente paterno o materno de haber podido y querido
heredar. Su razón jurídica y social se encuentra en que los nietos o descendientes
ulteriores no se vean privados de la legitima filial, en caso de premorir el hijo al causante.
La representación produce como principal efecto el de hacer entrar a los representantes
en los derechos que el representado hubiere tenido en la sucesión si viviera, sea para
concurrir con los otros parientes, sea para excluirlos. La división de la herencia se hace
por estirpes, y si esta ha producido mucha ramas, la subdivisión se hace también por
estirpes en cada rama y los miembros de la misma rama.
Los nietos y los descendientes ulteriores solo heredan por representación, aunque no viva
o no pueda heredar ninguno de los hijos del causante. Concurriendo hijos y nietos los
primeros heredan por derecho propio y los segundos por derecho de representación.

El articulo 929 del código civil, define claramente el concepto legal de representación
hereditaria, el articulo 930 define la representación en la línea colateral en cuanto
corresponde a los hijos de los hermanos.

39. LA SUCESION A TITULO UNIVERSAL Y A TITULO PARTICULAR

La sucesión puede ser fundamentalmente a titulo universal y a titulo particular. La


primera se caracteriza porque a través de ella, se produce una transferencia en cascada
o en bloque sobre la persona del sucesor de todos los derechos articulados en el
causante.
En cambio, la sucesión a titulo particular indica solo la adquisición por el sucesor de
bienes concretos e individualizados. El antiguo derecho posibilita la sucesión universal
inter vivos, y en la legislación romana podemos encontrar precedentes de la misma.
El articulo 919 de código civil define legalmente lo que se entiende por asignación a titulo
universal, que se llama herencia, y lo que se entiende por asignación a titulo particular
que se llama legado

EL LEGADO CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA

Son muchos los autores que, ante las dificultades que representa la definición sustancial
del legado, optan por presentar solo un concepto puramente negativo, diciendo que
legado es toda disposición testamentaria que no implica institución de heredero. Pero
estas posturas de exclusión aparte de no tener ningún rigor doctrinal ni apenas eficacia
en el terreno de la practica son además casi inciertas en este importante asunto del
legado, puesto que existen algunas instituciones testamentarias que no son institución
de heredero, pero que tampoco son legados.
Procede , pues, insistir sobre la necesidad de dar una definición de carácter positivo que
recoja las características fundamentales del instituido: el hecho de que algunas de las
notas que se le asignen no puedan ser estimadas en algún caso particular, nada sirve en
su contra, pues no serán mas que excepciones, que siempre confirmaran la regla general.
Dicho esto consideramos como legado aquella disposición testamentaria por cuya virtud
el causante asigna una ventaja económica de carácter particular a aquel o aquella a
quienes desea beneficiar en concreto.
El articulo 1002 del Código Civil define claramente lo que es el legado en nuestra
legislación.

CLASES DE LEGADOS

Doctrinariamente encontramos un sin fin de denominaciones sobre las clases de legados


que pueden existir siendo entre otros :
Legado a ida Cuya entrega depende de cierta fecha o tiempo indeterminado este ultimo
pudiendo considerársele como condicional.
Legado a los Pobres, Disposición en tiempos pasados a favor de los necesitados.
Legado a Parientes indeterminados, disposición hereditaria hecha a favor de familia sin
especificar el parentesco.

67
Legado Alternativo, dos o mas cosas con el fin de escoger una, también conocido como
legado de opción.
Legado anual, la fijación de una cuota que se entrega anualmente.
Legado causal o remuneratorio, el que especifica la razón de por que se instituye el
legado por una causa que beneficio al propio causante.
Legado condicional, el sometido a una condición
Legado de alimentos, el comprensivo de la subsistencia del legatario dentro del concepto
legal de alimentos.
Legado de beneficencia, el destinado a un establecimiento de enseñanza, protección de
los enfermos, ancianos, expósitos, pobres o instituciones similares.
Legado de cantidad, el que comprende cosas de determinada clase, especie o genero con
indicación precisa de su numero, peso o medida.
Legado de corazón, el transplante de órganos, al igual que el legado de cornea.
Legado de cosa accesoria, requiere que se hayan legado dos cosas por lo menos, y que
una de ellas se simple accesorio de la principal.
Legado de cosa ajena, disposición de cosa ajena que el heredero estará obligado a
adquirir en beneficio del legatario.
Legado de cosa cierta, el relativo a un bien o derecho perfectamente definido e
individualizado.

El código civil enumera las clase de legados contemplados en nuestra legislación.


Legado en especie arto. 1005.
Legado de cosa indeterminada arto. 1006.
Legado de crédito arto. 1007.
Legado remuneratorio arto. 1008.
Legado al acreedor arto 1009.
Legado de pensión arto. 1011.
Legado con accesorios arto. 1014.
Legado empeñado arto. 1017.

DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS LEGATARIOS

Arto. 920 Responder cargas que imponga el testador


Arto 921 Toda herencia distribuida en legados, considerados como herederos.
Arto 924 Incapacidades por Indignidad.
Arto 926 Incapacidades para suceder por Testamento
Representación Hereditaria Artos. 929, 930, 931, 932, 933.
Arto. 946 Error en la persona
Arto. 952 Fallecen adjudicatarios antes que testador.
Legados Arto. 1002 al 1025
Arto. 1033 Renuncia
Arto 1052 Pago de deudas y legados
Arto 1053 Entrega de legados
Arto. 1060 Prorroga plazo del albaceazgo
Arto. 1065 Aseguramiento.
Arto 1093 Heredero de parte alícuota.
Artos 1094, 1095, 1096, 1097 Acreedor de Heredero o Legatario

39. SUCESION TESTAMENTARIA


La sucesión por causa de muerte se realiza por la voluntad de la persona, manifestada
por testamento, llamándosele a esta forma testamentaria, comprendiendo todos los
bienes, derechos y obligaciones que no se extinguen con la muerte. Extracto del Arto
917 del Código civil.

En las fuentes de la relación jurídica sucesoria, la sucesión testamentaria es la primera y


mas importante de sus fuentes.

EL TESTAMENTO CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA

El concepto de testamento ha sido una idea muy trabajosamente elaborada a través de


la historia, desde los pueblos primitivos que no tenían la idea del testar, el derecho
romano y la necesidad de establecer el transito de la situación de herencia otorgado las

68
ultimas disposiciones. Consolidado en Roma la facultad de testar, se centra en el
concepto en la institución de heredero y se define el testamento como aquella disposición
mortis causa por la cual el ciudadano romano designaba un sucesor que continuase la
jefatura domestica de la familia.
Una corriente mas moderna le denomina como Aquel acto jurídico por cuya virtud una
persona establece a favor de otra u otras, para después de su muerte, el destino de todo
o parte de su patrimonio o la ordenación de otros asuntos de carácter no patrimonial.

En nuestra legislación se define claramente el concepto de testamento en el articulo 935


del Código Civil. El testamento es un acto puramente personal y de carácter revocable,
por el cual una persona dispone del todo o de parte de sus bienes, para después de su
muerte.

NATURALEZA JURIDICA
Ser un acto jurídico de liberalidad, el testamento es siempre un acto de liberalidad,
puesto que el causante quiere favorecer a los herederos o legatarios
El testamento como acto de disposición patrimonial, la disposición por el testador de
todos sus bienes o de parte de ellos y en este sentido debemos pensar que esta
ordenación puede referirse a disposiciones patrimoniales de carácter sucesorio estricto,
de carácter sucesorio amplio o finalmente de carácter no sucesorio.

SOLEMNIDADES DEL TESTAMENTO


En el caso del testamento común abierto, este deberá de otorgarse en escritura publica
para su validez arto. 955 del código civil.
Además deberá de cumplir el notario con las formalidades especiales contempladas
además de las del articulo 31 observar cuidadosamente las del articulo 42 y las solemnes
del articulo 44 del código de notariado y en el caso del testamento cerrado también se
observaran las solemnidades del articulo 959 del Código Civil.

CLASES DE TESTAMENTO
Nuestro ordenamiento jurídico contempla claramente, lo que al respecto se consideran
formas y clases de testamentos

En cuanto a su forma comunes y especiales


Comunes el abierto y el cerrado
Especiales los que la ley les da ese carácter.
Articulo 954 Código Civil

Común abierto en escritura publica arto. 955.


Testamento del ciego arto 957.
Testamento del sordo arto 958.
Testamento cerrado arto 959. Solemnidades del abierto y las propias que enuncia el arto
en mención.
Testamento militar arto 965.
Testamento marítimo arto 967.
Testamento en lugar incomunicado arto. 971.
Testamento del preso arto. 972.
Testamento en el extranjero arto 974.

40. LA SUCESION INTESTADA

La transmisión según normas legales, de los derechos y obligaciones del causante, por su
muerte o presunción de su fallecimiento, cuando no deja testamento o este resulta nulo o
ineficaz.

La sucesión intestada o legitima procede cuando uno muere sin testamento, o con
testamento nulo o que haya perdido después su validez. Cuando el testamento no
contiene institución de heredero en todo o en parte de los bienes, o no dispone de todos
los que le correspondan al testador. En este caso, la sucesión legitima tendrá lugar
solamente respecto de los bienes que no hubiese dispuesto.

Los casos en que tiene lugar la sucesión intestada se contienen en el articulo 1068 del
Código Civil.

EL PROCESO SUCESORIO JUDICIAL Y EXTRAJUDICIAL

69
SUCESION INTESTADA
PROCESO SUCESORIO INTESTADO JUDICIAL

Arto. 478 promover intestado


Ante juez
Justificar interés por cualquier medio de prueba
Indicar nombre y residencia si lo supiere, de parientes en línea recta y cónyuge
supérstite y a falta de ellos de los pariente colaterales dentro del cuarto grado.
De ser posible acompañar certificaciones de las partidas del Registro Civil.

Arto. 479 Juez tiene por radicada


Citar a los interesados arto 456 publicación de edictos 15 días
Celebración de junta de presuntos herederos
Podrá el juez nombrar administrador, designe mayoría o tercero a su elección
Presunto heredero que no concurre a junta, podrá por escrito presentar lo que
le convenga

Arto. 480 impugnación de capacidad para suceder por interesado o PGN. VENTILA EN
JUICIO ORDINARIO.
No suspende medidas de seguridad, inventario, avalúo bienes, ni declaratoria a
favor de herederos no afectados por oposición.

Arto. 481 En vista atestados Registro Civil hará declaratoria de herederos sin perjuicio de
tercero con
Mejor derecho.
Cualquier persona con igual o mejor derecho podrá pedir la ampliación o
rectificación del auto
Dentro del termino de diez años a partir de la fecha de la declaración.

PROCESO SUCESORIO EXTRAJUDICIAL


TRAMITE ANTE NOTARIO

Arto. 488 Diligencias se harán constar en actas notariales, documentos arto. 455.
Certificaciones, partidas De nacimiento, de defunción, testamento.
Primera acta se declara promovido
Publicar edictos en D. of.
Arto. 489 Avalúos fijando valor de los bienes objeto de transmisión y se hará consta en
inventario.
Arto. 490 Inventario del patrimonio hereditario, constando de activo y pasivo,
obligaciones, gastos deducibles y costas que gravan la herencia.
Arto. 491 Junta de herederos ida y hora señalados, lectura testamento, herederos o
legatarios expresaran
Si aceptan la herencia o legado. Cónyuge superstite pide que se haga constar
lo relativo a
Gananciales, decisión de administrar la herencia.
Ausencia injustificada no impide celebración de junta
Herederos y legatarios consienten podrán asistir los acreedores
Arto. 492 PGN para que dictamine pronunciándose sobre los llamados a heredar o bien
que se
Subsanen errores o faltantes.

Arto. 493 Si se comparte opinión favorable de PGN se hará declaración por notario.
Arto. 494 Notario razonadamente hará declaración de herederos y legatarios.
Arto. 495 homologación auto dictado por el juez es apelable.

Arto. 496 liquidación fiscal


Arto. 497 Titulación y registro
Arto. 498 Archivo Remite expediente al MP.

El proceso sucesorio judicial y extrajudicial

 EL JUICIO SUCESORIO
La tramitación de la sucesión hereditaria, sea testamentaria o ab intestado debe
realizarse judicial o extrajudicialmente a través de juicio sucesorio ante un juez de lo
familiar o ante notario público.

70
En nuestro derecho, el juicio sucesorio consta de cuatro partes o secciones, que se
tramitan en cuadernos por separado.

Sección primera de sucesión


Esta sección debe contener la denuncia de la muerte del de cuius hecha por cualquier
interesado acompañado de acta de defunción y aun de oficio por el juez, si por cualquier
medio se enterare del fallecimiento y:
1. Si hay testamento público abierto se presentará testimonio de su protocolización, o
registro en el protocolo notarial.
2. Si se trata de testamento público cerrado, se procederá a su apertura.
3. Si se trata de testamento ológrafo, también se procederá a su apertura. En todo caso
se deberá elevar petición a los directores del Archivo de Notarías, Archivo Judicial y
Registro Público de la Propiedad, para que remitan los testamentos depositados.
4. Si se trata de los testamentos especiales —privado, militar o marítimo—el juez
procederá a declarar que es formal el testamento, luego de oír a los testigos que en
los mismos hayan participado solicitando, en su caso, la remisión de los documentos
que se hubieren otorgado a los Secretarios de Defensa y Relaciones Exteriores.
5. Además, en esta primera sección se incluirán las citaciones a los herederos y su
aceptación y la declaración de su calidad que haga el juez, el nombramiento,
aceptación y discernimiento de los cargos de albacea e interventor y su remoción, en
caso de que proceda; los nombramientos de los tutores cuando fuere pertinente, y
todos los incidentes sobre la validez del testamento, capacidad para heredar o
preferencia de derechos.

Sección segunda de inventarios


En esta sección debe concentrarse todo lo relativo a los bienes de la sucesión
comenzando por el inventario provisional en el caso de que no se hubieren presentado
interesados o albaceas y se haya nombrado un interventor judicial, los inventarios y
avalúos definitivos y todos los incidentes que al respecto se promuevan, incluyendo los
de exclusión de bienes y los resultados de los juicios en que se demanden bienes en
poder de terceros.

Sección tercera de administración


Esta sección debe contener las cuentas de la administración del albacea, los incidentes
de inconformidad promovidos por los interesados, así como las observaciones que
formule el interventor nombrado por la minoría y el comprobante de haberse cubierto el
impuesto fiscal.

Sección cuarta de partición


Esta sección debe incluir la distribución provisional de los frutos, los proyectos de
partición, su tramitación y la resolución definitiva acerca de la adjudicación de los bienes
a herederos y legatarios.
El juicio concluye con la escrituración notarial a los sucesores, en caso de que la
transmisión de los bienes requieran de esa formalidad.

(VER ART. 450 AL 487 DEL CODIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL)

 LA SUCESIÓN ANTE NOTARIO


El Código Civil mexicano permite que algunas sucesiones hereditarias se tramiten
extrajudicialmente, sin intervención del juez ante notario público, como sucede en los
casos en que:
1. Todos los herederos sean mayores de edad y hubieren sido instituidos en testamento
público o en otro tipo de testamento si ya se hizo declaratoria de herederos.
2. Todos los herederos sean mayores de edad y la sucesión sea intestada, ya se les
reconoció su carácter.
Cuando en el juicio sucesorio hubiere menores, también podrá separarse el juicio si
los menores están debidamente representados y de conformidad el ministerio público;
todos los acuerdos al respecto deben ser sancionados con la aprobación del juez.
En estos casos, los interesados podrán separarse del juicio y continuar la tramitación
ante notario público.
El trámite notarial debe constar en por lo menos cuatro actas, en las que se
establezca:
b) La aceptación de los herederos y del albacea;
c) La conformidad y protocolización de los inventarios y avalúos hechos de común
acuerdo por el albacea y los herederos;

71
d) Las cuentas de la administración;
e) La aprobación de la partición amigable que se realice.

(VER ART. 488 AL 502 DEL CODIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL)

ALTERNATIVAS COMUNES A LOS PROCESOS SUCESORIOS: ADMINISTRACIÓN DE


LA HERENCIA Y PARTICION

Artículos 503 al 515 del Código Procesal Civil y Mercantil

FISCALIZACION E INTERVENCION DEL ESTADO EN PROCESO SUCESORIO

Decreto 431 Ley sobre el impuesto de Herencias, Legados y Donaciones

De la liquidación del impuesto Art. 36 al 51.


Herencias vacantes Arto. 52 al 57.
Del Ministerio Publico (PGN) Arto. 58 al 61.

Fiscalización e intervención del Estado en el proceso sucesorio:

En el proceso sucesorio el Estado actúa como fiscalizador por medio de los


Tribunales de Justicia, en virtud, que por medio de dicho ente se controla y fiscaliza todo
el procedimiento sucesorio, con el fin de que se cumpla con exactitud la voluntad del
causante plasmada en testamento si fuere el caso y a falta de éste lo que establece la ley
de acuerdo al grado de interés de los sucesores.

En cuanto a la intervención del Estado en el proceso sucesorio se da por medio del


Ministerio Público, el cual actuará como representante de aquel en cada una de las
diligencias que establece la ley para el desarrollo del proceso sucesorio, principalmente
cuando nos encontramos en el caso de una sucesión vacante, pues el Estado toma el
carácter de heredero.

(VER ART. 457, 486, 492 DEL CODIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL; TAMBIEN EL
DECRETO 73-75 REGLAMENTO DE REGISTRO DE PROCESOS SUCESORIOS)

REGULACION DE LA SUCESION EN EL CODIGO DE NOTARIADO

Decreto 73-75 Del Registro de Procesos Sucesorios


Acuerdo 49-76 Reglamento del Registro de Procesos Sucesorios

41. EL DERECHO DE OBLIGACIONES


CONCEPTO Y NATURALEZA JURIDICA

Desde dos puntos de vista se puede definir el derecho de obligaciones: objetivo y


subjetivo.
Objetivo es aquella rama del derecho integrada por el conjunto de principios y normas
que regulan las relaciones emanadas de los llamado derechos de crédito
Subjetivo La suma de atribuciones y deberes que surgen de las relaciones jurídicas
creadas con ocasión de estos derechos.

ANTECEDENTES HISTORICOS DEL DERECHO DE OBLIGACIONES

CARACTERES DEL MODERNO DERECHO DE OBLIGACIONES


a. Progresiva espiritualización
b. Crisis del principio de la autonomía de la voluntad.
c. Lo establecido por las partes en el uso perfecto de su
soberanía era una ley inmodificable.
d. La estipulación concertada por las partes solo
afectaba a los interesados.

DERECHO PERSONAL DE CREDITO U OBLIGACIONAL Y DERECHO REAL.


SISTEMA EN EL ORDENAMIENTO JURIDICO GUATEMALTECO.
Sistemática en el ordenamiento jurídico guatemalteco

72
Es necesario precisar inicialmente el ámbito de la materia objeto de estudio, es decir, el
terreno propio del derecho de obligaciones, materia que en el derecho civil tiene singular
importancia y lugar destacado y en la vida diaria constante aplicación.

Es sabido que en lodo ordenamiento jurídico se entrelazan, se oponen o se


complementan —dicho en palabras utilizadas en su acepción comente—, derechos y
obligaciones, esto es, la facultad de exigir algo derivado de una situación jurídica
reconocida y el deber de manifestar una conducta que no lesione sino se adecue a esa
situación. Mas, ese mundo irradiante de lo jurídico viene a ser como el más amplio campo
en que se desarrolla o puede desarrollarse la plena actividad jurídica, escapando a tal
magnitud el contenido propio del derecho de obligaciones.
Permítase decir: no toda obligación derivada de un precepto legal o surgida por la
manifestación de voluntad de una o más personas, es la obligación cuyo estudio interesa
al derecho de obligaciones, al derecho civil.
No interesan a ese derecho, por ejemplo, ciertas obligaciones o ciertos deberes jurídicos
de lo que es en sí la actividad normal, o a veces anormal, de quienes integran un grupo
social determinado y cuya conducta está, en ese sentido, regida por normas más o
menos rígidas y explícitas (obligación de pagar impuestos, de inscribir ciertos actos en
registros públicos, de votar, etcétera), como no le interesan, desde otro aspecto de la
actividad humana, todas aquellas manifestaciones o abstenciones de conducta derivadas
de simples deberes sociales o principios religiosos (vestir en forma determinada,
comportarse privadamente a la luz de ciertas reglas de observancia generalizada, asistir
a servicios religiosos o a actos públicos, etcétera)

En cambio, sí interesan al derecho privado, y por ende al civil, las manifestaciones de


voluntad por cuyo medio la persona, individual o jurídica, se coloca en situación de que
otra u otras personas puedan exigir la observancia de determinada conducta para
obtener cierta prestación, ya porque así en la ley está previsto, ya porque la propia ley
permite que se exija por adecuados medios y en virtud de haberse originado por una
manifestación volitiva creadora precisamente de obligaciones.

En nuestro Código Civil el sistema de regulación de las obligaciones se da de acuerdo al


momento que en que se encuentra la obligación y a la situación que deba de realizarse,
de la siguiente manera:

De las obligaciones, sus modalidades y efectos


I. Disposiciones Generales
II. Obligaciones alternativas
III. Obligaciones facultativas
IV. Obligaciones mancomunadas
V. Obligaciones divisibles e indivisibles
VI. Cumplimiento de las obligaciones
a) Pago
b) Pago por consignación
c) Pago por cesión de bienes
VII. Incumplimiento de las obligaciones

Transmisión de las obligaciones


I. Cesión de derechos
II. Subrogación
III. Transmisión de deudas

Extinción de las obligaciones


I. Compensación
II. Novación
III. Remisión
IV. Confusión
V. Prescripción extintiva

Obligaciones provenientes de contrato


I. Disposiciones generales
II. Saneamiento
a) Saneamiento por evicción

73
b) Saneamiento por vicios ocultos
III. Forma de los contratos
IV. Rescisión de los contratos
V. División de los contratos
VI. Interpretación de los contratos

Obligaciones provenientes de hechos lícitos sin convenio


I. Gestión de negocios
II. Enriquecimiento sin causa
III. De la declaración unilateral de la voluntad

Obligaciones que proceden de hechos y actos ilícitos


Todo daño debe indemnizarse

(VER ART. 1319 AL 1673 DEL CODIGO CIVIL)

42. LA OBLIGACIÓN CIVIL


ORIGEN
Concepto Romano de la obligación. Camus. La terminología aplicable a esta relación
jurídica, ha variado según la época. Antiguamente la obligación se designaba con el
termino nexum o nexus, de nectere, que significa atar, vincular; después hallamos
empleada con cierta generalidad la palabra obligatio (de ob y ligare), con la cual se esta
dando a entender que su esencia esta en la sujeción del deudor a los poderes o derechos
del acreedor. Del lado activo de la obligación se encuentran un creditum o nomen, que le
corresponde al acreedor (creditor); y del lado positivo, un debitum que constituye el
deber jurídico del deudor (debitor).
Del Derecho romano son clásicas dos definiciones de la obligación. Justiniano en sus
Instituciones dice: “ La obligación es un vinculo de derecho por el que somos
constreñidos con la necesidad de pagar alguna cosa según las leyes de nuestra ciudad”.
Paulo en el Digesto : “La sustancia de las obligaciones consiste no en que haga nuestra
alguna cosa corpórea o una servidumbre, sino en que se constriña a otro a darnos, a
hacernos, o a prestarnos alguna cosa”.

CONCEPTO Y DEFINICIÓN
Concepto: Considerada como una relación simple y unitaria entre 2 partes, en virtud de
la cuál el deudor debe cumplir con una prestación y el acreedor tiene derecho de exigirla.
Por el contrario se considera una relación compuesta integrada por: Relación de debito
entre las mismas partes y relación de responsabilidad entre acreedor y bienes del
deudor, por cuya virtud aquel puede dirigirse contra el patrimonio de este para hacer
efectivo lo que se prometió.

ELEMENTOS DE LA OBLIGACIÓN. ELEMENTOS ESENCIALES Y DE VALIDEZ


Elementos de la obligación:
Elemento personal: O subjetivo en toda obligación determinada existen dos polos: el
activo y el pasivo. Al primero se le denomina sujeto activo o acreedor, y al segundo
sujeto pasivo o deudor.

Elemento real: Generalmente se admite que lo constituye la prestación, o sea aquella


conducta o comportamiento a que el deudor se comprometió y que el acreedor esta
legalmente capacitado para exigir del el.

La obligación para ser perfecta tiene que estar formada por 2 elementos:
1. Debito:
Compromiso el deudor de cumplir con la prestación y asi el acreedor puede
exigir el cumplimiento, deudor a que cumpla forzivoluntariamente o
voluntariamente y
2. Responsabilidad:
Cumplir con la prestación.

INEFICACIA DE LA OBLIGACIÓN POR NULIDAD, ANULABILIDAD O SIMULACIÓN


Inexistencia. Es la declaración de un contenido de voluntad no real, emitida
conscientemente y de acuerdo entre las partes, para producir con fines de engaño la
apariencia de un negocio jurídico que no existe o es distinto de aquel que se ha llevado a
cabo.

74
Anulabilidad. Cuando un negocio jurídico aun produciendo sus efectos propios, estos
pueden cesar en virtud de acción judicial ejercitada por quien alega la existencia de
vicios o defectos en su constitución.
Simulación: Ferrara “Declaración de un contenido de voluntad real, emitida
conscientemente y de acuerdo entre las partes, para producir con fines de engaño la
apariencia de un negocio jurídico que no existe o que es distinto de aquel que realmente
se ha llevado a cabo.
Absoluta: Es la simulación en la existencia del negocio. Tiene lugar cuando los
interesados, se ponen de acuerdo para engañar a los demás realizando aparentemente
que en realidad no quieren.

Relativa: Cuando las partes encubren con su acto otro distinto, querido realmente por
ellas. El negocio simulado produce la falsa creencia de un estado no real y negocio
disimulado, oculta el conocimiento de un acto existente.

EFECTOS DEL ACTO JURÍDICO


1. Las obligaciones bilaterales o actos jurídicos bilaterales salvo
que se pacte lo contrario son de cumplimiento simultaneo.
2. La compensatio in mora (la compensación en mora, para que
una parte incurra en mora la otra tiene que haber cumplido con
la prestación en tanto no se produzca esta situación no se
incurre en mora).
3. Que la parte que cumple con la obligación puede pedir el
cumplimiento forzoso de la obligación de la otra parte o el pago
de los daños y perjuicios.
Hay que tener presente que hay obligaciones principales (realizar la prestación o
contraprestación) y obligaciones accesoria (caso típico pago de intereses).

43. LAS FUENTES DE LAS OBLIGACIONES


CLASIFICACION DE LAS FUENTES

Tradicionalmente eran 5 las fuentes de las obligaciones:


b. Contrato
c. Quasicontrato
d. Delito
e. Quasidelito
f. Ley.
Constituían los actos por los cuales surgía la obligación. Poco a poco se han ido
resumiendo algunas figuras que se han estimado que no constituyen fuentes:
Quasicontrato, delito y Quasidelito.
Los autores han estudiado dos fuentes: el contrato y la ley.
ANTECEDENTES HISTORICOS
Derecho romano. Se considera, según las Instituciones de Gayo, como fuente de las
obligaciones: el contrato y el delito y varias otras figuras. La realidad jurídica diaria hizo
que se estimara insuficiente esa clasificación trimembre, o mejor dicho, que se precisaran
esas otras figuras. Justiniano al tratar las fuentes de las obligaciones se refiere al contrato
y al cuasicontrato, al delito y l cuasi delito. Procede observar que modernamente existe
cierto consenso en el sentido de que esa calificación cuatrimembre, esto es obra de los
antiguos glosadores, quienes en esa forma armonizaron y adecuaron la existencia de
ciertas fuentes de obligaciones que no era propiamente las dos clásicas reconocidas en el
derecho romano. Sin embargo, se ha opinado que los glosadores no crearon esas figuras
sino se concentraron a sustantivar las expresiones romanas quasi ex contractu y queasi
ex delicto, criterio que parece mas cercano a la verdad jurídica.
El movimiento codificador del derecho civil culinante co la promulgación en 1804 del
Código Civil francés, acepto plenamente la referida división cuatrimembre originada del
derecho romano, pero adicionando una nueva fuente la ley, para justificar el origen de las
obligaciones que no tienen por causa las otras fuentes.

OBLIGACIONES PROVENIENTES DE CONTRATO Y SU INTERPRETACIÓN


OBLIGACIONES PROVENIENTES DE HECHOS LICITOS SIN CONVENIO.
GESTION DE NEGOCIOS, ENRIQUECIMIENTO SIN CAUSA, DECLARACIÓN UNILATERAL DE
VOLUNTAD
Gestión de negocios. Cuando una persona realiza hechos o actos en provecho de otro
que no se le autoriza. El gestor realiza hechos o actos en nombres del propietario del
negocio en provecho de esté último sin que se lo hay encargado.

75
Enriquecimiento sin causa. Aumento injustificado del capital de una persona a
expensas de la disminución de la otra a raíz de un error de hecho o de derecho.
Hay enriquecimiento injusto o sin causa cuando una persona se lucra o beneficia a costa
de otra sin que tal desplazamiento patrimonial se funde en una causa jurídica.
Declaración unilateral de voluntad. Es aquella donde el deudor hace una declaración
unilateral de voluntad constriñe su voluntad hacia un objeto especifico normalmente otra
persona (acreedor) que a su vez tiene una declaración unilateral de voluntad, no es que
se produce el entrelace de voluntades. Se entrelaza o une el consentimiento de la parte
deudora y la parte acreedora ( por medio de la aceptación). Existen 3 clases:
a. Oferta al público
b. Promesa de recompensa
c. Los títulos al portador.

OBLIGACIONES PROVENIENTES DE HECHOS ILÍCITOS. ILICITO PENAL. ILICITO


CIVIL. RESPONSABILIDAD POR ILÍCITOS PENALES

Ilícito Penal. Es aquel que se encuentra perfectamente encuadrado dentro de una


disposición penal.
Ilícito Civil. 2 puntos de vista.
Amplio. Toda contravención que se hace a una norma jurídica y que tenga como
consecuencia una responsabilidad.
Restringida. Actitud antijurídica por la cual se produce la trasgresión a una norma legal
que trae como consecuencia una relación entre el causante del hecho (Deudor) y la
persona perjudicada (Acreedor).

LA CULPABILIDAD. GRADOS DE CULPABILIDAD.


El incumplimiento de una obligación precisa como elemento esencialisimo el requisito de
la culpabilidad. Para declarar a una persona responsable de las consecuencias del
incumplimiento de su obligación, era condición necesaria que el mismo se hubiere
llevado a efecto en relación con un presupuesto subjetivo situado en la persona del
deudor, bien porque éste haya incumplido dolosamente, bien porque su negligencia haya
provocado aquel.
Grados de culpabilidad:
1º. El dolo (culpabilidad máxima).
2º. La culpa (culpabilidad mínima).
3º. El caso fortuito (inexistencia de la culpabilidad).

RESPONSABILIDAD POR HECHOS PROPIOS, AJENOS Y DE LAS COSAS


Por hechos propios. Producidos por los hechos / actos de las personas que origina. Arto.
1645 C.C.
Por hechos ajenos. Se responde por los hechos de terceros a nuestro cargo.
Ej. Patronos, propietarios de vehículos, directores de centros educativos, dueños de
animales. Arto. 1661 y 1663. C.C.
EXCLUYENTES DE LA RESPONSABILIDAD. LA FUERZA MAYOR Y EL CASO FORTUITO.

44. CLASIFICACION DE LAS OBLIGACIONES.


SIMPLES Y OBLIGACIONES COMPLEJAS.
Simples: Aquellas obligaciones en que existe un solo sujeto activo o acreedor y un solo
sujeto pasivo o deudor.
Complejas: Aquellas cuya titularidad de la obligación – titularidad activa, pasiva o ambas
– corresponde a dos o más personas.

CLASIFICACION AMPLIA: NATURALES Y CIVILES; POSITIVAS Y NEGATIVAS, GENÉRICAS Y


ESPECIFICAS.
Naturales: Son aquellas que sin tener carácter de obligación propiamente se cumplen por
una persona a quien legalmente no puede exigirse su cumplimiento, pero quien por otra
parte no tiene derecho a exigir la devolución de lo pagado.
Civiles: Son aquellas que surgen a la vida jurídica con los requisitos necesarios para su
validez y exigibilidad.
Positivas: Aquellas obligaciones en las cuales se requiere que la voluntad del deudor sea
manifestada en forma activa para el debido cumplimiento de la misma (están las
obligaciones de dar y de hacer).
Negativas: También o de no hacer. Son aquellas obligaciones en que la voluntad del
deudor lejos de manifestarse activamente debe contraerse a una abstención en el dar o
en el hacer alguna cosa.

76
Genéricas: Aquellas obligaciones en las que la prestación queda constituida en relación a
un genero, sin incidir propiamente e n una especie dentro del mismo.
Específicas: Son aquellas obligaciones en las cuales su objeto esta individual y
precisamente determinado a manera que el cumplimiento solo puede resultar por el
hacer o no hacer o por el dar una cosa cierta, identificada en su estricta y verdadera
identidad.
COMPLEJAS EN CUANTO AL VINCULO: UNILATERALE SY BILATERALES; PRINCIPALES Y
ACCESORIAS.
Unilaterales: Son aquellas obligaciones en las cuales una persona ocupa solamente el
polo activo (acreedor) o bien el polo pasivo (deudor) o a la inversa sin que haya
entrecruce de prestaciones . Ej. Arto. 1974 C.C.
Bilaterales: o reciprocas las obligaciones en las cuales las personas que intervienen en
las mismas, creándolas, tienen a la vez la calidad de acreedores y de deudor de
determinadas prestaciones.
Principales: Son aquellas obligaciones que surgen a la vida jurídica con un determinado
fin que generalmente sólo guarda relación con él mismo y no depende de otro para su
legal existencia creadora del vínculo obligacional.
Accesorias: Son aquellas obligaciones creadas en adición a una obligación principal o sea
complementaria de ésta, en ciertos casos muy especiales sustitutivas por equivalencia.

COMPLEJAS EN CUANTO A LOS SUJETOS: MANCOMUNIDAD SIMPE Y


MANCOMUNIDAD SOLIDARIA
Mancomunidad Simple: O a prorrata. Existe cuando por razón de la obligación creada
entre más de dos personas la prestación en su aspecto negativo o deudor se presenta en
formal tal que cada obligado lo está únicamente en la parte o porción que le corresponde
según los términos de la relación obligatoria.
Mancomunidad Solidaria: Son aquellas obligaciones en que existiendo varios acreedores
o deudores. Cada acreedor puede exigir y cada deudor debe prestar íntegramente la
prestación, de tal forma que la obligación queda totalmente extinguida por la
reclamación de un solo acreedor y el pago de un solo deudor.

COMPLEJAS EN CUANTO A LA EFICACIA: TERMINO O PLAZO; CONDICION; MODO


O CARGA
Termino o Plazo: Son aquellas obligaciones cuya eficacia y debido cumplimiento se
postergan a una fecha cierta o incierta ñeque debe ocurrir (caso excepcional) un suceso
necesariamente futuro.
Condición: Son aquellas obligaciones cuya eficacia depende de la realización o no
realización de un acontecimiento futuro e incierto “del acontecimiento constituye la
condición”.

COMPLEJAS EN CUANTO AL OBJETO: MULTIPLES O UNICAS, DIVISIBLES O


INDIVISIBLES.
Múltiples: También compuesta – Son aquellas que recaen sobre diversos objetos ya sea
conjunta o disyuntivamente o bien en que el deudor esta facultado para sustituir su
prestación. Tiene el carácter de múltiple la obligación alternativa, la facultativa y la
conjuntiva.
Únicas: a diferencia de las anteriores el objeto es uno.
Divisibles: Son aquellas obligaciones que admiten debido cumplimiento a través de la
ejecución parcial de las mismas sin ser afectada la esencia de la relación obligatoria.
Indivisibles. Son aquellas obligaciones cuyo cumplimiento (en virtud de un pacto o por
disposición de la ley) no pueden efectuarse parcialmente, o no puede efectuarse en esa
forma por no permitirlo la naturaleza de la prestación.

45.EFECTOS DE LAS OBLIGACIONES


EFECTOS COMUNES A TODAS LAS OBLIGACIONES. TEORIA DE LOS RIESGOS.
Artos. 1543 al 1537 C.C.
Arto. 1432 C.C.
Teoría del riesgo. Arto 1330. C.C.

RESCISION Y RESOLUCIÓN: CONCEPTO Y DIFERENCIA.


Rescisión: Es el procedimiento que se dirige a hacer ineficaz un contrato validamente
celebrado y obligatorio en condiciones normales, a causa de accidentes externos,
mediante los que se ocasiona un perjuicio económico a alguno de los contratantes.
Resolución: Significa el aniquilamiento del contrato, en principio con carácter retroactivo,
no solamente entre las partes sino con respecto a terceros en virtud de un
acontecimiento que sobreviene a su conclusión, actuando como condición resolutoria.

77
Diferencia:
Revoca Rescinde
Quien en el negocio o contrato Unilateral. Quien en el negocio o
otorgo, entrego o autorizo algo al contrato recibió un encargo o asumió
otro contratante. una obligación.

EXCEPCION DE CONTRATO NO CUMPLIDO.

46. EFECTOS PROTECTORES DEL ACREEDOR ACCION REVOCATORIA O PAULIANA.


1. Revocado el negocio fraudulento del deudor, los bienes se devolverán por quien los
adquirió de mala fe, con todos sus frutos o indemnización de daños y perjuicios
cuando la restitución no fuere posible.
2. Quedan sin efecto y consecuentemente deben ser restituidos con sus respectivos
intereses, los pagos que el deudor hizo en estado de insolvencia, por cuenta de
obligaciones a cuyo pago no podía haber sido compelido en el momento que los
hizo.
3. Queda sin efecto la renuncia que el deudor hizo de derechos constituidos a su
favor y cuyo goce no fuese exclusivamente personal.

ACCION OBLICUA O SUBROGATORIA


1. Por el lado el acreedor. El acreedor puede ejercitar los derechos del deudor, trabar
embargo sobre bienes obtenidos y realizar el crédito y puede ejercitar esos
derechos no sólo hasta el límite y cuantía de lo que se le debe, sino en su
totalidad, sin perjuicio de la obligación de devolver al deudor lo que sobre una vez
que se haya hecho pago del crédito y los daños y perjuicios sobrevenidos.
2. Efectos por los que respecta al Tercero. (Deudor del Deudor). El tercero – deudor
del crédito del deudor – Se encuentra en la misma situación que si la acción
hubiera sido ejecutada por el deudor mismo. Esto le beneficia por un lado y le
perjudica por otro. Le beneficia en cuanto puede oponer al tercero las mismas
excepciones que podría oponer al deudor; le perjudica en cuanto no puede oponer
al tercero las excepciones personal que tendría contra él.
3. Efectos por lo que respecta al propio deudor. Este no pierde, por el hecho de que
un tercero acreedor intente ejercitar un derecho suyo, la disponibilidad sobre el
mismo, con tal, claro esta, que no obre fraudulentamente; de ello se infiere que no
obstante la persecución del tercero, el deudor puede perfectamente transigir con
el demandado. La consecuencia ciertamente es injusta; pero la técnica de la
subrogatoria no autoriza otra cosa, ya que no hay aprovechamiento del derecho
del deudor sino simplemente del ejercicio del mismo. Solamente cuando se
embarguen seguidamente los bienes habrá paralización de la actividad de aquel.
4. Efectos por lo que respecta a los otros acreedores distintos del que ejercita la
acción. El beneficio obtenido por la acción subrogatoria una obtenidos los
beneficios del ejercicio del derecho del deudor para el resto a integrar el
patrimonio de este y por ende los demás acreedores pueden dirigirse contra él.

ACCION DE SIMULACIÓN
Simulación: Ferrara “Declaración de un contenido de voluntad real, emitida
conscientemente y de acuerdo entre las partes, para producir con fines de engaño la
apariencia de un negocio jurídico que no existe o que es distinto de aquel que realmente
se ha llevado a cabo.

RETENCION
Aquella facultad que la ley otorga en ciertos casos al acreedor para mantener en su
poder un bien propiedad del deudor, negándose a entregarlo en tanto su crédito no sea
cubierto por este.

47. EFECTOS DE OBLIGACIONES TRASLATIVAS A TITULO ONEROSO.

SANEAMIENTO POR EVICCIÓN


Tendrá lugar la evicción cuándo se prive al adquirente por sentencia firme en virtud de
un derecho anterior a la enajenación, de todo o parte de la cosa adquirida.

SEANEAMIENTO POR VICIOS OCULTOS.


El enajenante está obligado al saneamiento por los vicios o defectos ocultos de la cosa
enajenada que la hagan impropia o inútil para uso a que se la destina, o que disminuya

78
este uso de tal modo que, de haberlos conocido el adquirente, no hubiera aceptado la
cosa o el precio convenido.

48.CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES


CONCEPTO DE CUMPLIMIENTO
Es la plena y absoluta realización en la vida de lo convenido por las partes al contraer la
obligación. El cumplimiento dependerá en su configuración material de la naturaleza de
la obligación, según consista ésta en un dar, hacer o no hacer. La esencia propia del
cumplimiento consiste en una actitud. El deudor debe realizar el acto principal en que
consista la obligación. Este acto principal se realice según el tenor de la obligación, en el
tiempo, lugar y modo convenidos.

PAGO
La palabra pago tiene en el lenguaje vulgar una acepción más restringida que en la ley,
ya que hace referencia sólo al cumplimiento de las obligaciones pecuniarias y en la ley,
con sentido técnico de cumplimiento efectivo de la obligación, de cualquier clase que
sea.
“Es el total cumplimiento de la prestación, llevado a cabo por el deudor con el ánimo de
extinguir el vinculo obligatorio”
Cumplimiento de la prestación / obligación (que puede dinerario o una actitud).
También puede venir un tercero que paga o cumple con la obligación, entonces se
produce un cambio, el tercero va a ocupar el lugar del acreedor, va a asumir las garantías
y derechos que tenía el antiguo acreedor. El tercero asume los derechos y acciones del
antiguo acreedor hasta el monto de la cantidad efectivamente pagada. Esta institución
de la subrogación, todas las legislaciones provenientes del derecho Romano, lo tratan
dentro del pago. Lo que da origen a la sustitución del tercero por el acreedor que es
precisamente el pago.

NATURALEZA
Se discute mucho en la doctrina el problema de si el pago es sólo un hecho o tiene más
bien el carácter de negocio jurídico. Los tratadistas apuntan la solución ecléctica de
estimar el pago en ocasiones es un simple hecho y en otras reviste el carácter de
negocio. Lo primero sucederá cuando se trate, por ejemplo de una prestación de
servicios, ya que con la mera actuación del obligado se produce el cumplimiento de la
obligación. Lo segundo tendrá lugar el pago sólo puede tener realidad a través de un
negocio jurídico (como por ejemplo, la transmisión de una cosa, de un derecho real, etc.),
que presupone la capacidad negocial y la voluntad de extinguir la obligación.

EFECTOS
Son provocar la extinción del vinculo obligatorio, así como los accesorios del mismo.

IMPUTACIÓN DE PAGO
Forma especial de realizarse éste, por virtud del cual, en defecto de convenio entre las
partes, se determina la deuda a que ha de aplicarse la prestación de pago realizada por
el deudor, cuando entre éste y su acreedor existen varios créditos de la misma
naturaleza.

FORMAS ESPECIALES DE PAGO


CONSIGNACIÓN
Es el depósito que en forma legal hace el deudor de la cosa objeto de la obligación,
cuando el acreedor no quiere o no puede recibirla.
DACION EN PAGO
Es el acto en cuya virtud el deudor entrega voluntariamente una cosa diversa de la
estipulada al acreedor, quien consiente en recibirla.
CESION DE BIENES
La cesión de bienes, requiere un estado de insolvencia, pluralidad de acreedores, y se
extiende a todos los bienes del deudor, concediendo a los acreedores la facultad de
vender los bienes cedidos y hacerse pago con los dividendos obtenidos, además libera al
deudor salvo pacto en contrario de responsabilidad en la cuantía de los bienes cedidos.
PAGO POR SUBROGACIÓN
Es aquella institución por cuya virtud un tercero satisface el pago de una deuda al
acreedor, asumiendo los derechos y acciones que éste tenía contra el deudor.

50. INCUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES


CONCEPTO
Es un acto esencialmente antijurídico que proviene de la conducta culpable del deudor
que no deja que la prestación se lleve a efecto, y que hace que la relación jurídica no se

79
vea satisfecha tal y como originalmente se convino entre las partes, lo que hace que el
Derecho reaccione contra el deudor.

NATURALEZA
El derecho a optar por la resolución de las obligaciones emergentes de un contrato en
caso de incumplimiento, es una especie dentro de una categoría de derechos subjetivos
denominados de extinción porque tienen como contenido la facultad atribuida a un sujeto
de dejar sin efecto, mediante una disposición unilateral de su voluntad, un negocio
jurídico completo o una relación jurídica particular. Se caracteriza esa especie, que la
doctrina alemana individualiza con el nombre de derecho de agresión (Eingriffsrechte) y
un autor italiano con el de derecho de impugnación, por producir su ejercicio efectos
extintivos respecto de relaciones jurídicas de las que es sujeto activo otra persona
distinta de la que la ejercita. Esos derechos, que se originan a veces en un negocio
jurídico (como lo es el pacto comisorio expreso o la seña) y otras veces en la ley (v. gr.
revocación de la donación por ingratitud del donatario), en algunos casos tienen por
causa factores existentes al tiempo del nacimiento de las relaciones jurídicas que están
destinadas a extinguir (es lo que acaece con la acción de nulidad) y en otros adquieren
vida en razón de hechos posteriores, como acontece en la resolución por causa de
incumplimiento.

Su ejercicio exije una manifestación unilateral de voluntad de su titular y de ahí que se


los considere verdaderos derechos subjetivos. Ahora bien, en algunos supuestos basta
con esa manifestación de voluntad para que se opere la extinción de la relación jurídica
(así ocurre en la revocación del mandato), pero en otros es menester, además, para
lograr ese resultado, que medie un pronunciamiento del órgano jurisdiccional (tal es la
hipótesis de la acción redhibitoria). El efecto extintivo de estos derechos opera en
algunos supuestos ex nunc, es decir, desde el momento en que se produce la extinción
para adelante (p. ej., el de la rescisión unilateral) y en otros ex tunc, o sea con
retroacción al momento en que la relación jurídica de que se trata había nacido (v. gr., el
de la nulidad, por lo menos con relación a las partes).
El deslinde entre el derecho de resolución que autoriza el pacto comisorio y los
restantes derechos de impugnación resultará de la comparación que haremos
seguidamente entre el pacto comisorio y las figuras afines.

EFECTOS
El incumplimiento de la obligación, no derivado de fuerza mayor o mora del acreedor
hace responsable al deudor de tal manera que a falta de su oportuna y precisa
manifestación de voluntad tendiente a la realización de la prestación se acuda a otros
medios que la suplan al objeto de dar debida satisfacción al interés legitimo del acreedor.

INCUMPLIMIENTO TEMPORAL, DEFECTUOSO O INEXACTO


El incumplimiento no definitivo de la obligación lleva al estudio de la Mora. Si el deudor
incumple temporal o defectuosamente la prestación debida, es circunstancia, debe
constar fehacientemente, en la forma que la ley determina.
La mora se define como el retraso culpable en el cumplimiento de la obligación, se está
imputando el retraso al deudor.

INCUMPLIMIENTO IMPUTABLE: DOLO Y CULPA


Dolo: Motivo surgente que da origen al incumplimiento de la obligación debido al
propósito del deudor de no enmarcar su conducta para cumplirla debidamente.
Culpa: Acción u omisión perjudicial a otro, en que se incurre por ignorancia, impericia o
negligencia, pero sin propósito de dañar. Arto. 1242 C.C.

INCUMPLIMIENTO NO IMPUTABLE: CASO FORTUITO Y FUERZA MAYOR


Caso fortuito : Es causa de exoneración de la obligación. Se deja de cumplir con la
obligación por algo que está íntimamente ligado a la esencia de la obligación Ej. Tengo
que entregar un caballo y a éste le cae un rayo.
Fuerza Mayor: Son de naturaleza intrínseca, ajenos a la voluntad de las partes. Ej. Me
roban el carro.

GARANTIA DE LA OBLIGACIÓN: CLAUSULA DE INDEMNIZACION, CLAUSULA


PENAL, ARRAS, DERECHO DE RETENCIÓN
Cláusula de indemnización: Tradicionalmente ha sido denominada cláusula penal.
Estipulación que tenia por objeto establecer una indemnización como pena, si el deudor
incumplía la obligación, pena adicional al resarcimiento de los daños.
Cláusula penal. Ver concepto anterior.

80
Arras. Se denomina así a las cosas y en especial el dinero que se entregan como señal o
garantía de cumplimiento de una obligación.
Derecho de Retención. Aquella facultad que la ley otorga en ciertos casos al acreedor
para mantener en su poder un bien propiedad del deudor, regándose a entregarlo en
tanto su crédito no sea cubierto por este.

INSUFICIENCIA DEL PATRIMONIO

DAÑOS Y PERJUICIOS
Establecida legalmente la situación de mora, el deudor está obligado a pagar al acreedor
los daños y perjuicios resultantes del retardo, y corren a su cargo todos los riesgos de la
cosa.
Los daños que consisten en las perdidas que el acreedor sufre en su patrimonio, y los
perjuicios que son las ganancias licitas que deja de percibir, deben ser consecuencia
inmediata y directa de la contravención ya sea que se hayan causado o que
necesariamente deban causarse.

51. TRANSMISIÓN DE LAS OBLIGACIONES


CESION DE DERECHOS. CONCEPTO NATURALEZA JURÍDICA. ELEMENTOS.
Es aquella operación por medio de la cuál un tercero sustituye al acreedor pasando a ser
el tercero el titular con derecho pleno, no obstante la obligación en su esencia no
cambia.
Elementos:
Personal:
Tercero: Cesionario
Deudor: Cedido.
Acreedor Originario: Cedente.
Real:
En principio pueden ser cedidos todos los derechos que dan origen a una relación
obligatoria, salvo aquellos donde haya pacto expreso entre las partes y no acepte el
deudor o bien los derechos sean intituito persona y donde hay prohibición legal. Articulo
1443 C.C.
Formal:
Como Principio general, se deben llenar los requisitos del negocio jurídico

ASUNCIÓN DE DEUDAS. CONCEPTO. NATURALEZA JURÍDICA. ELEMENTOS.


Sustitución de la persona del deudor por un tercero, la relación obligatoria no cambia.
Operación por la cual un tercero sustituye al deudor primitivo y la obligación no cambia.
Personal:
Tercero:
Deudor:
Acreedor Originario:
Real:
Formal:

SUBROGACIÓN. CONCEPTO. NATURALEZA JURÍDICA. ELEMENTOS.


Cuando un tercero que paga la obligación asume para si los derechos y acciones que
tenían el acreedor primitivo en relación al deudor.

Naturaleza Jurídica: Lo típico es que por una parte es una forma de pago, y por ende, de
extinción de la obligación; pero por otra supone mantenimiento en el solvens o pagador
de los derechos y acciones que tenía el acreedor primitivo.

52. EXTINCIÓN DE LAS OBLIGACIONES


COMPENSACIÓN
Se ha definido como el modo automático de extinguirse en la cantidad concurrente, las
obligaciones de aquellas personas que por derecho propio son recíprocamente
acreedoras la una de la otra.

CONFUSIÓN
Modo de extinguir una obligación cuando en una misma persona se reúnen las cualidades
de acreedor y deudor, siempre que tal reunión no se proyecto sobre entidades
patrimoniales autónomas.
NOVACION
Consiste en la sustitución de una obligación preexistente que se extingue, por otra nueva
que se crea.
REMISION

81
De la misma manera que el titular de un crédito puede transmitir el mismo a favor de un
tercero, puede también disponer de él en beneficio del deudor, liberándolo del vinculo
obligatorio.
PRESCRIPCIÓN
También prescripción extintiva. El transcurso del tiempo es una circunstancia que
produce diversos y determinantes efectos jurídicos. Puede ejercitarse como acción o
como excepción. Se verifica en todos los casos no mencionados en disposiciones
especiales, por el transcurso de cinco años contados desde que la obligación pudo
exigirse.

OTRAS CAUSAS DE EXTINCION

53. EL NEGOCIO JURÍDICO


HECHOS Y ACTOS JURÍDICOS
Hechos: Cambio en la naturaleza, sin la intervención del hombre y sin consecuencias
jurídicas.
Hecho Jurídico: Cambio en la naturaleza, sin la intervención del hombre y con
consecuencias jurídicas.
Acto: Cambio en la naturaleza con intervención del hombre pero sin consecuencias
jurídicas.
Acto Jurídico: Es todo cambio en el mundo sensorial, determinado por la voluntad de un
hombre que produce efectos jurídicos.

CLASIFICACION DE LOS ACTOS JURÍDICOS


a. Actos Jurídicos Unilaterales
b. Actos Jurídicos Bilaterales
c. Actos Jurídicos Público
d. Actos Jurídicos Privado

CONCEPTO Y DEFINICIONES DEL NEGOCIO JURÍDICO


Manuel Albaladejo: Es un acto jurídico (genero próximo) constituido por la declaración de
voluntad privada -> pero puede estar compuesto por más declaraciones de voluntad y
por otros elementos <- acto que el derecho tutela reconociéndolo como base
(fundamento) para la producción de efectos que dicho derecho ordena tengan lugar en
congruencia con lo que a tenor de la declaración se puede calificar de querido (deseado,
efectos ex voluntate, diferencia especifica).
Acto voluntario y lícito realizado de conformidad con una norma jurídica que tenga por
finalidad directa y específica, crear, conservar, modificar, transferir o extinguir derechos y
obligaciones dentro de la esfera del derecho privado.
Declaración o declaraciones de voluntad privada, encaminados a producir un fin práctico
jurídico, a las que el ordenamiento jurídico, bien por si solo o en unión de otros requisitos,
reconoce como base para producir determinadas consecuencias jurídicas (Espín Canovas)
Acto integrado por una o varias declaraciones de voluntad privada, dirigidas a la
producción de un determinado efecto jurídico y a las que el Derecho Objetivo reconoce
como base del mismo, cumplidos los requisitos y dentro de los límites que el propio
ordenamiento establece (Castán Tobeñas)
N.J. Actos que se fundamentan en la declaración de JURÍDICO que van a crear modificar o
extinguir una relación jurídica como consecuencia de esa declaración.

CARACTERÍSTICAS DEL NEGOCIO JURÍDICO


 Es un acto jurídico, una conducta humana
 Ese acto consiste en una declaración o varias declaraciones de voluntad (es una
voluntad declarada, exteriorizada, no interna: puede ser solo una declaración,
testamento, o varias, un contrato; es una voluntad privada
 La declaración de voluntad está encaminada a producir un efecto jurídico;
 Ese efecto está protegido o reconocido por la ley, por el Derecho

* EL NEGOCIO JURÍDICO Y SU APLICACIÓN EN EL DERECHO


DERECHO DE FAMILIA
El negocio jurídico se encuentra en todas las relaciones, actos que realiza el hombre, por
el hecho de ser una declaración de voluntad, que tiene por fin inmediato
establecer entre las personas relaciones jurídicas, crear, modificar, transferir,
conservar o eliminar derechos.

Ejemplos.
Matrimonio
Derecho de alimentos

82
DERECHO SUCESORIO
Ejemplo.
Testamento
DERECHOS REALES
Ejemplo.
Derechos reales de garantía. (Hipoteca)
DERECHOS DE OBLIGACIONES
Ejemplo:
Constituidos en obligaciones de hacer, no hacer, dar y no dar.

Objeto del Negocio Jurídico

Diverso de la causa es el motivo del negocio. Por motivo del negocio debe entenderse,
propiamente, la representación de la realidad, en cuanto tal representación pone en
movimiento, o detiene (Es decir, es su razón determinante}, la voluntad del sujeto, al dar
vida al negocio. Por tanto, parece término más apropiado para expresar el concepto, el de
móvil (a veces, se habla de causa eficiente). No siempre la determinación de la voluntad
es obra de un solo motivo; varios motivos pueden operar conjuntamente en el mismo
sentido, o en contraste el uno con el otro. La causa difiere del motivo, no solamente en
los dos primeros significados atribuidos a aquel término, sino también, y sobre todo,
cuando se la entienda en su significado propio, o sea, como finalidad perseguida en el
acto de dar vida al negocio (con el cual se cumple una atribución patrimonial). Motivo es
una representación (hecho subjetivo); causa es elemento objetivo (finalidad) para
conseguir el cual, el sujeto da vida al negocio (es elemento teleológico). Solamente ha de
admitirse que la representación de la finalidad (causa) hace de motivo (impulso); es la
razón por ¡a cual el sujeto quiere; causa no es motivo, o sea, representación de la
finalidad, sino que es la finalidad en sí -y por si considerada Precisado esto, se advierte
que el motivo presenta estrecha conexión con la volición; incluso, que el juego de los
motivos es precisamente lo que prepararla volición; y, por tanto, el motivo se diferencia
ulteriormente de la causa, en cuanto el primero opera en el terreno de la voluntad,
mientras que la segunda opera en el terreno de los fines, permaneciendo (como se ha
señalado ya) el primero como elemento subjetivo y la segunda como elemento objetivo.
Se puede decir, por ejemplo, que causa (y causa constante) de la venta es, para el
vendedor, recibir el precio de la cosa, mientras los motivos de la venta son, para el
vendedor, los diversos empleos posibles que puede hacer de la suma obtenida (comprar
una cosa diversa de la vendida; gastar la suma en un viaje; ayudar con la suma a un
pariente necesitado; y similares) ; la primera es siempre la misma; los segundos varían
de un sujeto a otro y, para el mismo sujeto, de una situación a otra. Igualmente, para el
comprador, la causa de la compra de una casa es siempre la adquisición de la propiedad
de la casa; el motivo puede ser el de habitar la casa, el de revenderla, el de demolerla
para levantar una más alta y moderna, el de destinarla a una obra de beneficencia, etc.

En otro sentido, pueden establecerse las relaciones entre motivo y causa: el sujeto
puede, mediante el negocio, perseguir finalidades mediatas, que van más allá de la
inmediata (causa en sentido estricto ; también las ulteriores finalidades se llaman —por
la mayoría— motivos (o causas secundarias, o remotas). Y, en efecto, no son la causa,
sino motivos particularmente importantes para el sujeto. Ahora bien, mientras en general
los motivos son indiferentes (cfr. número siguiente), por el contrario. los que consisten en
finalidades mediatas, cuando sean deducidos en negocio, o sea, manifestados por el
sujeto, adquieren relevancia; y, si no se consiguen, pueden dar lugar a una reacción en
favor del sujeto, por analogía de lo que ocurre con la causa no-realizada. Las finalidades
mediatas, pues, aun permaneciendo distintas, se aproximan a la causa, del negocio,
porque (excepcionalmente) son relevantes. Dentro de estos límites restringidos, puede
aceptarse la opinión según la cual también la causa en sentido subjetivo seria causa en
sentido técnico. Como causa secundaria o remota, o sea, como causa en sentido
subjetivo, la misma opera, indudablemente, como si fuese causa objetiva; pero desde el
punto de vista de la esencia, la causa remota no pierde su naturaleza de motivo.
De ordinario, los motivos son jurídicamente irrelevantes! Sobre todo porque no son
deducidos en negocio, o sea, porque el declarante no hace depender de la realización del
motivo del cual él ha partido, la eficacia del negocio; ni, por otra parte, del motivo
silenciado pueden ser conocedores los terceros. Los motivos son relevantes en materia
de negocio mortis causa, en materia de donación y en materia de contratos en general;
estado de peligro y de necesidad). En sustancia, los casos principales que la ley toma en
consideración, son los motivos erróneos y los motivos ilícitos.
Además de causa y de motivo, se suele hablar de propósito (o intención) : un término
cuyo significado no es claro, a menos que se haga de él el motivo que ha prevalecido

83
sobre los otros (el motivo último) en el proceso de formación de la voluntad y que,
entonces, se identifica con la voluntad o, mejor, con la volición; a manifestar la cual, en el
negocio jurídico (es diferente en los actos jurídicos, sirve la declaración. Pero, con esto,
se ve cómo, también en cuanto a la intención (al igual que en cuanto al motivo), los
nexos son con un hecho subjetivo (precisamente, la volición) y no con un hecho objetivo,
como es la causa. En efecto, de la intención, y del intento jurídico y del intento empírico,
se ha hablado aquí, a propósito del concepto de negocio jurídico, para expresar que el
declarante es movido por aquella cierta voluntad; y entonces, el concepto de intención
coincide con el de causa remota, o sea, es siempre la variante de un motivo.

El negocio jurídico y su aplicación en el derecho

En cuanto al fin que con el negocio se persigue es, según hemos indicado, regular los
propios intereses, jurídicos. Pero ello como regla general, pues también haya negocios
jurídicos encaminados, como excepción, a la regulación de los intereses ajenos. Por
ejemplo, el negocio representativo. Sin embargo, conviene advertir que hay una serie
de consecuencias mediatas que pueden afectar a terceros y que sería equivocado
considerar como prueba de que habitualmente los negocios jurídicos producen sus
efectos en la esfera de los que no intervienen en ellos. Por ejemplo, si en virtud de un
negocio se adquiere a non domino, el titular del derecho adquirido cesa de serlo por
haberse convertido en titular el adquirente a non domino. Pero no es que el negocio sea
eficaz respecto de aquél, sino que siendo el efecto del mismo sólo la adquisición de
éste, tal adquisición tiene, a su vez, como consecuencia, la pérdida del derecho por el
anterior titular. Cabe ahora observar qué papel desempeña en el ámbito 'jurisdicción’
la institución del negocio: representa la solución a, un problema práctico paralelo a
aquél que se resuelve con la figura del derecho subjetivo privado. Ambos (derecho y
negocio) están al servicio de la libertad y de la autonomía privada, pero con finalidades
esencialmente distintas, ya que cada uno de, ellos representa la solución de una
diferente cuestión, si bien sean éstas correlativas y complementarias. El derecho
subjetivo cumple una finalidad estática de conservación y tutela. El negocio jurídico,
por el contrario, tiene una (finalidad dinámica, de iniciativa y renovación. Con el
derecho subjetivo resuelve el Ordenamiento jurídico el problema de proteger los
intereses privados tal como los encuentra constituidos en el ordenamiento económico
social que tutela. Con el negocio jurídico soluciona el de ofrecer a la iniciativa individual
el modo de desplegarse y actuar, modificando la posición de aquellos intereses, según
las directrices que los particulares mismos juzguen más convenientes.

A esta materia, que ha adquirido un especial desarrollo en tema de contrato, debemos


referimos aquí, porque presenta aspectos generales, comunes a todos los negocios
patrimoniales entre vivos, según la extensión autorizada. Interpretación del negocio,
vale tanto como investigación del significado efectivo del negocio; significado que no es
siempre claro y patente, ya conste el negocio de una sola o de varias declaraciones de
voluntad. En otros casos, además, aparte la cuestión de la posible oscuridad o
ambigüedad, el negocio puede resultar de dos (o más) declaraciones de voluntad, de
contenido diverso (como en los contratos): las cuales concurren a constituir la que se
llama voluntad contractual: aquí, las dificultades de interpretación aumentan, también
porque entra en juego, en otro aspecto, el problema de si debe darse relieve a la
voluntad, tal como resulta de la declaración (voluntad declarada), o bien a la voluntad
efectiva (no declarada). La investigación fundamental del intérprete consiste en
establecer la naturaleza jurídica efectiva del negocio, puesto que de ella deriva la
aplicabilidad de un determinado grupo de normas, en lugar de otro. A este respecto,
adviértase que no es en absoluto decisivo el nomen iuris, empleado de ordinario por las
partes, para calificar el negocio. Esto es verdad, especialmente en materia contractual.
A reconstruir, en los indicados casos, el significado efectivo del negocio, ayudan,
además, las reglas legales (o sea, fijadas por la ley) de interpretación. Estas son —como
actualmente se considera, de manera indiscutida, después de haber superado la
opinión que veía en ellas meros consejos, o criterios, confiados al arbitrio del intérprete
en general y del juez en particular— verdaderas y propias normas jurídicas coactivas
cuya observancia, por tanto, es obligatoria. Las reglas antes señaladas, sin embargo, no
desarrollan todas la misma función; y, por eso, deben agruparse como sigue.
2.—Algunas están dirigidas a fijar los criterios objetivos a base de los cuales pueden
eliminarse las eventuales ambigüedades o dudas de las declaraciones de voluntad, y
determinar su contenido efectivo contra el aparente (interpretación denominada
objetiva). Se afirma, ante todo, el denominado principio de conservación del negocio, lo
que significa que se debe impedir que el negocio sea prácticamente inútil, esto es, que

84
quede privado de efecto, a causa de la ambigüedad de alguna de las cláusulas, o de las
proposiciones en el mismo contenidas. Se prescribe, además, que, para entender la
cláusula ambigua, debe hacerse referencia a lo que se practica en el lugar donde se ha
formado el negocio; que las palabras de diversos sentidos deben entenderse en el
sentido más conveniente a la naturaleza y al objeto del negocio. Convendrá, también,
la rectificación de la errónea declaración de voluntad.
3.—Por el contrario, otras reglas están dirigidas a facilitar la investigación y la
determinación —en cada caso— del valor de la declaración de la voluntad en concreto
de la parte declarante, o (si se trata de negocio bilateral) de las partes (interpretación
subjetiva, o histórica, o en concreto) a prescindir de la hipótesis de la ambigüedad. Se
postula que, para interpretar el negocio, debe investigarse la intención del sujeto, y no
limitarse al sentido literal de las palabras (donde es evidente el paralelismo con las
disposiciones preliminares). De la premisa se sacan las consecuencias (las cláusulas se
interpretan las unas por medio de las otras, porque son lógicamente
"complementarias"), (interpretación "restrictiva" del negocio) y (interpretación
"extensiva" del negocio) (también aquí, emerge el paralelismo con las normas sobre la
interpretación de las leyes). El legislador declara introducir en la materia del negocio
entre vivos, aun unilateral, el principio de la buena fe objetiva. El deber de observancia
de la buena fe, al menos en los limites en que la regla está dirigida al juez, parece
significar que el contrato debe ser interpretado como exige la buena fe (objetiva); pero,
en cuanto la misma está dirigida a las partes, se ha observado que la regla carece de
contenido especifico, en cuanto el principio de buena fe ha penetrado en la reciente
redacción de las normas sobre la interpretación negocial. La buena fe, en esta materia,
impondría un comportamiento leal de los sujetos en entender los recíprocos deberes y
en hacer valer los propios derechos, a apreciarse a base del criterio objetivo de lo que
el hombre medio entiende por lealtad.
El negocio oscuro es ininteligible, sanciona, en su primera parte, el principio de
equidad. en materia de interpretación negocial.
Por equidad, en el sentido ahora considerado, debe entenderse el equilibrio de los
intereses y la igualdad de trato que ha de conseguirse en las relaciones entre las
partes.
4. — Otras normas de interpretación, particulares a algunos negocios jurídicos,
testamento, dote, servidumbre, comodato; los cuales contienen, no ya presunciones
(como podría parecer a primera vista), sino normas interpretativas.
5.—Además de interpretación, en el sentido ya explicado, el negocio es susceptible de
interpretación integrativa, pero, sobre todo, de integración; ésta implica una incidencia,
no sobre el contenido, sino sobre los efectos del negocio, en el sentido de hacerlos más
próximos a los que la ley, el uso o la equidad reclaman.

54. CLASIFICACIONES DEL NEGOCIO JURÍDICO

UNILATERALES Y BILATERALES
Unilaterales: Cuando se constituye una declaración de voluntad.
Bilaterales: Cuando lo constituyen dos o más declaraciones de voluntad dando
nacimiento al negocio jurídico.

PERSONALES Y PATRIMONIALES
Personales. El que se celebra teniendo en cuenta la calidad, profesión, oficio o arte del
otro contratante.
Patrimoniales: Además del consentimiento, precisan la entrega de la cosa por una de las
partes a la otra.

DE DISPOSICIÓN
Los que tienen por objeto, el uso o el goce.

DE ATRIBUCIÓN
Los que tienen por objeto la prestación de servicios.

TRASLATIVOS Y DE ADMINISTRACIÓN
Traslativos: Los que transmiten el dominio.
De Administración. Los que la prestación se realiza de manera repetida, en fechas
establecidas de antemano.

MORTIS CAUSA Y ENTRE VIVOS

85
Mortis Causa: Considerando al matrimonio como contrato podemos decir que en relación
a esta clase de entrecruce de voluntades encontramos el matrimonio en artículo de
muerte, claramente establecido en el artículo 105 C.C.
Entre vivos Los mas empleados en el desenvolvimiento cotidiano del ser humano.

CONMUTATIVOS Y ALEATORIOS
Dentro de los onerosos se encuentra esta clasificación la cual se puede definir:
Onerosos Conmutativos: Se da cuando las prestación que se deben las partes son ciertas
de tal suerte que ellas pueden apreciar inmediatamente el beneficio o la perdida que este
les cause.
Onerosos Aleatorio: Cuando la prestación debida depende de un acontecimiento incierto
que determina la ganancia o perdida desde el momento en que el acontecimiento se
realice.

CAUSALES Y ABSTRACTOS
Causales: Contienen no solo la nuda promesa de una prestación sino también el convenio
relativo a la intención jurídica con la que se da y se recibe esa promesa.
Abstractos: Son los que excluyen del contenido de la declaración de voluntad todo lo
referente a las relaciones causales.

GRATUITOS Y ONEROSOS
Gratuitos: Es aquel en que el provecho es solamente para una de las partes.
Onerosos: Es en el que se estipulan provechos y gravámenes recíprocos.

55. ELEMENTOS DEL NEGOCIO JURÍDICO


ELEMENTOS ESENCIALES, NATURALES, ACCIDENTALES
Esenciales: Son los elementos indispensables para que exista el negocio jurídico.
Naturales: Son los elementos nacidos de la índole del contrato. Ej. Saneamiento.
Accidentales: Son elementos que nacen estrictamente de la voluntad de los particulares y
que si no convienen, no afectan al contrato. Ej. Las condiciones, el plazo.
No son necesarios para que exista el negocio pero por voluntad de las partes se pueden
añadir al negocio.
ELEMENTOS ESENCIALES: CAPACIDAD, VOLUNTAD, OBJETO Y CAUSA
Capacidad: Aptitud para realizar actos, contraer obligaciones y tener derechos.
Voluntad: cuando se manifiesta verbalmente, por escrito o por otros signos inequívocos
con referencia a determinados objetos el querer. Consentimiento. Declaración de
voluntad anteriormente divergente que a través de las negociaciones llegan a un
acuerdo en virtud del cual se extinguía, modificaba y regulaba una relación jurídica.
Objeto: Tiene ciertos requisitos: 1. Que no contrario a la ley. 2. Que sea posible. 3. Que
no sea contrario a las buenas costumbre. 4. Que no sea contrario a la moral.
Causa: Es la razón justificativa de la eficacia jurídica de un acto, determinativa de la
protección que la ley le concede al tutelar para sancionar los derechos y deberes que de
él se derivan.

EL CONSENTIMIENTO. CONCEPTO, ELEMENTOS, OFERTA Y ACEPTACIÓN.


Es el acuerdo de voluntades, la coincidencia de quereres, para que este exista como
base del contrato.
Elementos:
 Dos o más declaraciones de voluntad.
 Expresados en forma consiente y libre.
 Que impliquen acuerdo pleno, total.
 Sin vicios que lo invaliden (amenaza, no consiente).
 Que exista coincidencia entre la voluntad real y la voluntad declarada.
Oferta: Cabanellas, afirma la oferta ofrece a su vez mayor interés jurídico constituye el
consentimiento inicial de uno de los contratantes,
Aceptación: Cabanellas, Manifestación del consentimiento concorde como productor de
efectos jurídicos, constituye el acto de aceptación, que consiste en admitir la proposición
hecha o el encargo conferido.
Ambos pueden ser a) expresos: cuando se formulen de palabra o por signos equivalentes.
Y b) Tácitos: cuando se infiere en acciones o hechos que permiten presumir que es a la
manifestación de voluntad.

MOMENTO Y LUGAR DE PERFECCIONAMIENTO.


Los contratos se perfeccionan por el simple consentimiento de las partes, excepto
cuando la ley establece determinada formalidad como requisito esencial para su validez.

86
Arto. 1518 C.C.

54. CLASIFICACIÓN DEL NEGOCIO JURÍDICO:


*Unilateral Bilateral Esta distinción se basa en el número de partes cuyo
consentimiento es necesario para la formación del acto. *Unilateral: Son aquellos
creados por la sola voluntad de una parte. Ej:. El reconocimiento de un hijo natural,
testamento etc. *Bilateral: Son los que se fundan en el cambio de consentimientos de
dos o más partes, es decir las convenciones, término genérico que designa todos los
actos que suponen acuerdos entre dos o más voluntades tanto si son de índole familiar,
por ejemplo el matrimonio y la adopción y si tienen carácter patrimonial como los
contratos.
*Personales y Patrimoniales: Con respecto a la finalidad que contemplan los negocios
jurídicos se distinguen en actos de derecho: *Personal: como lo son el matrimonio, la
adopción y el reconocimiento de un hijo natural. *Patrimonial: Los cuales conciernen en
todo o en parte al patrimonio de las personas y pueden ser tanto unilaterales como
bilaterales inter vivos o mortis causa. Los negocios jurídicos patrimoniales pretenden
modificar la distribución de bienes existentes o asegurar formas de cooperación
(servicios) entre miembros sociales en orden al interés recíproco o al de una sola de las
partes y a las variadas intenciones practicadas de las partes corresponde constituirse el
extinguirse o cambiar de relaciones jurídicas patrimoniales.
*De disposición: Es todo negocio jurídico que acarrea disminución del patrimonio
entendido este como el complejo de las posiciones jurídicas activas apoyadas en un
sujeto es decir, origina pérdida, limitación o destinación mortis causa de derecho
patrimonial de derechos patrimonial.
*De atribución: Los negocios de esta categoría se pueden calificar de negocios de
segundo grado o negocios reglamentarios tales son por ejemplo el reconocimiento y la
transacción.
*Traslativos y de Administración: *Traslativos: Son aquellos que modifican o
extinguen un derecho real. Estos se fundan en el consentimiento de las partes y ser a su
vez el consentimiento legítimamente manifestado siempre productor de obligaciones,
estos actos producen el efecto de hacer surgir un vínculo obligatorio entre los
interesados, en virtud del cual uno de los sujetos debe exigir al otro la prestación
pactada o estipulada. *De Administración: Pueden se a su vez de Administración
Ordinario y los que Exceden la Administración: Son de administración ordinaria
aquellos que se refieren a la renta de los bienes, regulando su percepción y utilización y
exceden la administración ordinaria aquellos que vinculan y pueden quebrantar el capital.
*Mortis Causa y Entre Vivis: *Inter Vivis: Aquellos cuya función económica social
responden a la práctica de la vida en sus variadas formas y están destinados a actuar en
ella sin atender a la muerte de sus autores. * Mortis Causa: Aquellos negocios cuya
función responde a la exigencia de regular el destino del patrimonio o de singulares
bienes, o la condición de los familiares supértites, en previsión de la muerte del autor y
dependiendo de ella.

Conmutativos y aleatorios: falta…………..

*Causales y Abstractos: *Causales: Son aquellos que deben tener una causa suya
propia determinada por la ley, por lo demás lícita, como ocurre cuando el vendedor
transfiere la propiedad de la cosa porque el comprador le ha prometido pagar el precio.
*Abstractos: Son aquellos que no se perfeccionan en atención a una causa determinada
y estos se pueden adaptar a las causas más variadas.
*Gratuitos y Onerosos: *Onerosos: Cuando una parte promete o da algo a la otra o se
abstiene de realizar alguna cosa a cambio de un equivalente que puede ser pasado
presente o futuro. *Gratuito: Aquellos que tienen por objeto un dar, hacer, o no hacer
que se prometan o exijan por la parte sin compensación.

55. ELEMENTOS DEL NEGOCIO JURÍDICO:


*Elementos Esenciales o Requisitos que señala la ley para que puedan nacer a
la vida jurídica: Son aquellos que necesariamente deben coexistir para dar vida a un
negocio jurídico en general o a un determinado negocio jurídico en particular; de modo
que las partes no pueden acordar la exclusión de todos o de algunos sin impedir la
constitución misma del negocio.
*Elementos Accidentales: Son aquellos que en el caso concreto se agregan a los
requisitos y que no alteran la naturaleza del acto; por tanto es necesaria la manifestación
de voluntad para insertarlos en el contenido del negocio, en cuyo caso adquieren la
misma importancia que los elementos esenciales.

87
*Elementos Naturales: Son las consecuencias del acto que tienen lugar por disposición
de la ley en vista del silencio de los interesados; por tanto no es necesario la voluntad de
estos para que tenga lugar, pero es indispensable para modificarlos o excluirlos.
*Elementos Esenciales: Capacidad: Es un elemento que se requiere para quie el
negocio jurídico sea valido. Por consiguiente, la incapacidad es una causa de invalidez
que origina la nulidad relativa del negocio jurídico en general. * Voluntad: El negocio
jurídico surge cuando el interesado o interesados tiene una voluntad y la expresan; de
modo que el requisito constante de todo acto, ya de carácter personal o patrimonial es el
consentimiento y la voluntad. *Objeto: El objeto del negocio jurídico es la cosa que el
obligado debe dar, el hecho que el obligado debe hacer o no hacer. Desde el punto de
vista doctrinario se distingue el objeto directo que es crear o trasmitir obligaciones en los
negocios jurídicos y el objeto indirecto que es la cosa o el hecho que asimismo son el
objeto de la obligación que engendra el contrato. *Causa: Es la que se menciona como
elemento esencial o de validez en el negocio jurídico. La causa es el fin abstracto,
rigurosamente idéntico en cada categoría del negocio jurídico que en forma necesaria se
proponen las partes. Es por lo tanto la causa un elemento intrínseco al negocio jurídico
porque dependen de la naturaleza de este.

El Consentimiento:
*Concepto: Es el acuerdo o concurso de voluntades que tiene por objeto la creación o
transmisión de derechos y obligaciones. *Elementos: Capacidad y voluntad. *Oferta
y Aceptación: El consentimiento dada su naturaleza, se forma por una oferta y por la
aceptación de la misma. Como es el acuerdo de dos o más voluntades, necesariamente
una voluntad debe manifestarse primero y es la oferta; es decir, que una parte propone
algo a la otra respecto a un asunto de interés jurídico. La aceptación implica la
conformidad con la oferta.

56. VICIOS DEL CONSENTIMIENTO.


ERROR
El error es causa de nulidad cuando recae sobre la sustancia de la cosa que le sirve de
objeto, o sobre cualquier circunstancia que fuere la causa principal de la declaración de
voluntad.
El error sobre la persona sólo invalidará el negocio jurídico cuando la consideración a ella
hubiere sido el motivo principal del mismo.
El error de cuenta sólo dará lugar a su corrección.
DOLO
Es toda sugestión o artificio que se emplee para inducir a error o mantener en él a alguna
de las partes.
El dolo de una de las partes y el dolo que proviene de un tercero, sabiéndolo aquella
produce nulidad si ha sido la causa determinante en el negocio jurídico.
La omisión dolosa produce los mismos efectos que la acción dolosa

VIOLENCIA INTIMIDACIÓN O COACCION.


Debe ser de tal naturaleza que causen impresión profunda en el ánimo de una persona
razonable y le inspiren el temor de exponer su persona o su honra, a la de su cónyuge o
conviviente de hecho, ascendientes, descendientes o hermanos, a un mal grave o a la
pérdida considerable de sus bienes.
Si se trata de otras personas, el juez podrá declara la nulidad según las circunstancias.
Para calificar la violencia o intimidación debe atenderse ala edad, al sexo, a la condición
de la persona y demás circunstancias que puedan influir sobre su gravedad.

57. FORMAS DE MANIFESTACIÓN DE LA VOLUNTAD


DECLARACIÓN EXPRESA
O también positiva, cuando se manifiesta verbalmente, por escrito o por otros signos
inequívocos con referencia a determinados objetos.-

DECLARACIÓN TACITA
Cuando se manifiesta mediante actos por los cuales se puede conocer con certidumbre la
existencia de la voluntad en los casos en que no se exige una expresión positiva o
cuando no haya protesta o declaración expresa contraria.
DECLARACIÓN PRESUNTA
Cuando por presunción de la ley se disponga expresamente, esta.

EL SILENCIO
El silencio no se considerará como manifestación tácita de voluntad sino en los casos en
que existe, para la parte a quien afecta, la obligación de explicarse.

88
58 VICIOS EN LA DECLARACION DE VOLUNTAD:
Teorías
Teoría de la Voluntad: Sostiene que el querer interno es el elemento productor de los
efectos jurídicos.
Teoría de la Declaración: Sostiene que el negocio jurídico implica una declaración de
voluntad. El negocio es valido en líneas generales si concuerda la voluntad de hacerlo.

DECLARACION DE LA VOLUNTAD IOCANDI CAUSA. Falta………………………


RESERVA MENTAL. Falta…………..

59 CASOS DE INEFICACIA DEL NEGOCIO JURIDICO


La ineficacia supone un negocio jurídico validamente formado y, por consiguiente
susceptible de ejecución pero que carece de efectos o le priva de ellos un hecho
posterior, tal vez extraño a la voluntad de las partes. La ineficacia puede depender de
circunstancia generalmente casual. EJ:. Cuando el donatario haya incurrido en causa de
ingratitud.
Por virtud de la ley: La ineficacia por virtud de la ley es aquella que impide la
realización del negocio jurídico por contravenir una norma jurídica estipulada en la ley.

58. VICIOS DE LA DECLARACIÓN DE VOLUNTAD


TEORIAS
DECLARACIÓN DE VOLUNTAD IOCANDI CAUSA
RESERVA MENTAL
Se hace para inducir a error a quien va dirigida la declaración.
SIMULACIÓN ABSOLUTA Y RELATIVA. ACCION DECLARATIVA DE SIMULACIÓN.
Simulación: Ferrara “Declaración de un contenido de voluntad real, emitida
conscientemente y de acuerdo entre las partes, para producir con fines de engaño la
apariencia de un negocio jurídico que no existe o que es distinto de aquel que realmente
se ha llevado a cabo.
Absoluta: Es la simulación en la existencia del negocio. Tiene lugar cuando los
interesados, se ponen de acuerdo para engañar a los demás realizando aparentemente
que en realidad no quieren.

Relativa: Cuando las partes encubren con su acto otro distinto, querido realmente por
ellas. El negocio simulado produce la falsa creencia de un estado no real y negocio
disimulado, oculta el conocimiento de un acto existente.
Acción Declarativa de Simulación: Acción de Nulidad ( Arto. 1257 al 1268 C.C)

* EL OBJETO DEL NEGOCIO JURÍDICO. LA CAUSA DEL NEGOCIO JURÍDICO,


POSICIÓN EN EL CODIGO CIVIL
El objeto del negocio jurídico.
Debe reunir los siguientes requisitos:
a. Debe ser posible
b. No ser contrario a la ley
c. No contrario a las buenas costumbres
d. No contrario a la moral.
La Causa del Negocio jurídico. Es el elemento constitutivo esencial de los contratos y de
cuantos negocios contengan una atribución patrimonial que le confiere significado
jurídico.
En sentido técnico, es la razón justificativa de la eficacia jurídica de un acto.
Es el fin del acto objetivo. Se considera a la causa como función o fin economico-social
estimando que no solo debe aplicarse en esta doctrina área de los negocios
contractuales.
Posición del Código Civil. Al igual que el código Alemán y Suizo, prescinde des esta
doctrina como elemento autónomo de los contratos, solamente dice De Buen la
mantienen en el sentido de considerar necesaria una justa causa para todo
enriquecimiento y quien se enrique sin causa tiene la obligación de repetir lo obtenido.
Arto. 1616 C.C.

* VICIOS DEL NEGOCIO JURÍDICO O INEFICACIA.


Ineficacia es la carencia de efectos normales en un negocio jurídico. Falta de eficacia y
actividad. Sinónimos invalidez e inexistencia. Un negocio Jurídico será ineficaz cuando no
surta efectos característicos, sin que esta falta haya de obedecer a causas determinadas.
Tiene las siguientes modalidades:
II) Por la naturaleza de la causa:
a) Por virtud de la ley

89
1. Nulidad absoluta (inexistencia)
2. Nulidad relativa (anulabilidad)
3. Rescisión Judicial
4. Resolución
5. Revocación por fraude a acreedores (Acción revocatoria)
6. Revisión
b) Por voluntad de las partes
1. Rescisión voluntaria o consensual
2. Revocación unilateral
III) Por sus efectos
a. Temporal
- contratos sometidos a condiciones de derecho.
b. Definitiva
-Todas las contenidas en las clasificaciones anterior y posterior a
esta clasificación.
IV) Por el momento en el que se tipifica la causa
a. Inicial (causas originarias)
 Nulidad Absoluta
1. Simulación absoluta
2. Falta de alguno de los elementos esenciales o
constitutivos
3. Objeto o causas contrarias al orden público o a las
leyes prohibitivas.

 Nulidad Relativa (anulabilidad)


1. Incapacidad relativa
2. Vicios del consentimiento
3. Simulación Relativa
 Rescisión
1. Voluntaria o consensual
2. Fortuita o forzosa
3. Judicial
 Revocación
1. Unilateral
2. Por fraude de acreedores (Acción revocatoria)

59. CASOS DE INEFICACIA DEL NEGOCIO JURIDICO


POR VIRTUD DE LA LEY
Nulidad absoluta (inexistencia)
Nulidad relativa (anulabilidad)

NULIDAD ABSOLUTA. NULIDAD RELATIVA O ANULABILIDAD


Inexistencia. Es la declaración de un contenido de voluntad no real, emitida
conscientemente y de acuerdo entre las partes, para producir con fines de engaño la
apariencia de un negocio jurídico que no existe o es distinto de aquel que se ha llevado a
cabo.
Anulabilidad. Cuando un negocio jurídico aun produciendo sus efectos propios, estos
pueden cesar en virtud de acción judicial ejercitada por quien alega la existencia de
vicios o defectos en su constitución.

RESCISION FORZOSA O JUDICIAL


Forzosa. Ocurre unas veces porque por circunstancia fortuitas el cumplimiento de la
obligación se torno imposible y otra porque la imposibilidad deviene de causas ajenas a
la voluntad del obligado
Judicial. Precisa de un motivo especifico previsto en la ley.

REVOCACION JUDICIAL POR FRAUDE O PERJUICIO DE ACREEDORES


También Acción revocatoria o pauliana. Es la que comprende a los acreedores para pedir
la revocación de todos los actos dolosos o fraudulentos realizados por el deudor en
perjuicio de sus derechos. Persigue restituir el patrimonio del deudor a la situación que
tenia antes de la consecución de los actos fraudulentos.

POR VOLUNTAD DE LAS PARTES


Pueden revocarse los contratos validamente celebrados, pendientes de cumplimiento por
mutuo consentimiento.

RESOLUCION EXPRESA

90
Esta opera de pleno derecho, es decir que extingue (resuelve) el negocio o contrato sin
necesidad de declaración judicial.

RESOLUCION TACITA
Esta la presume la ley en los contratos bilaterales y esta constituida por el
incumplimiento de uno de los contratantes en lo que de la obligación le concierne, en
cuya circunstancia el otro (que haya cumplido su parte o garantizado el cumplimiento)
puede demandar para que el contrato se disuelva, o quede sin efecto por resolución.

RESCISION POR MUTUO CONSENTIMIENTO


Por mutuo disenso. Los contratos validamente celebrados, pendientes de cumplimiento,
pueden rescindirse por acuerdo o mutuo consentimiento.

REVOCACION UNILATERAL Y POR CAUSAL DETERMINADA


Revocación unilateral: Quien en el negocio o contrato otorgo, entrego o autorizo algo al
otro contratante.

REVISION POR LESION SOBREVINIENTE. TEORIA DE LA IMPREVISION.


Cuando las condiciones bajo las cuales fuere contraída la obligación cambiaren de
manera notable e hicieren su cumplimiento demasiado oneroso, se pedirá su revisión.
Arto. 1330 C.C.

61.- La Promesa.
Ramón Sánchez Medal, señala que por el contrato de promesa se crea un estado de
derecho preliminar para la celebración de otro contrato; por su parte Manuel Albaladejo
indica que se trata de un precontrato, por el que las partes se comprometen a celebrar
en el futuro otro contrato que actualmente no pueden o no quieren celebrar.
El contrato de Promesa se trata de un contrato preliminar o preparatorio, cuya función y
fin en la celebración en el futuro de otro contrato diferente entre las mismas partes o sus
cesionarios. Es decir, que del contrato de promesa nace una verdadera y real relación
contractual, que tiene existencia y que genera derechos y obligaciones para las partes.
El objeto y fin del contrato de promesa, es la celebración en el futuro de un nuevo
contrato, , de naturaleza diferente. En nuestra legislación, el contrato futuro puede ser
de cualquier clase, a diferencia que ocurre en otros países, donde el único contrato de
promesa es el contrato de promesa de compraventa. En Guatemala, es posible celebrar
contratos de promesa de casi todos los contratos que establece el C.C. El objeto del
contrato de promesa debe ser la celebración de un contrato diferente, pues no se concibe
que se celebre un contrato de promesa que tenga por objeto la celebración de otro
contrato de promesa. (arts, 1674, 1676, 1679 y 1683 C.C.)

Características: Accesorio, bilateral o unilateral, consensual, formal, gratuito u


oneroso.
El contrato de promesa bilateral es siempre principal, pues subsiste por sí solo, aunque
su fin sea la celebración de un contrato futuro y definitivo (art. 1589).
Es bilateral, pues ambas partes quedan obligadas al cumplimiento del contrato, se
obligan recíprocamente y cada una es responsable hacia la otra en caso de
incumplimiento (art. 1587).
Es consensual, pues basta el consentimiento de las partes para que el contrato se
perfeccione y surta efectos, aunque el contrato definitivo sea real (art. 1588).
Formal, porque debe revestir la forma que la ley exige para el contrato principal y debe
otorgarse en escritura pública e inscribirse en el Registro de la Propiedad cuando sea de
derechos reales o transferencia de inmuebles (art. 1674, 1680).
Gratuito pues en su concepción más elemental, las prestaciones de las partes se
cumplirán al celebrarse el contrato prometido y será en esa ocasión que se realicen los
provechos y gravámenes recíprocos (art. 1590). Sin embargo, podrpia ser oneroso si se
pactan arras o si se paga una cantidad a una de las partes para inducirlo a la celebración
del contrato preparatorio.

La promesa unilateral puede ser principal, cuando subsiste por sí sola y constituye en sí
misma el contrato, o accesorio cuando depende de otro contrato, como ocurre con el
arrendamiento con opción de compra (art. 1589 y 1677).

Elementos: Personal, Real y Formal


Personal: Contrato que se celebra entre dos partes, cada una de las cuales debe tener
capacidad para obligarse. Se requiere de ambas partes la capacidad de ejercicio y si una
de las partes fuere incapaz, deberá actuar por medio de su representante Legal.

91
Objeto: El objeto mediato del contrato de promesa el contrato futuro y el objetivo
inmediato del mismo sería la celebración de dicho contrato futuro. La licitud del objeto
del contrato de promesa se determinará de conformidad con las estipulaciones y pactos
del contrato definitivo que las partes se proponen celebrar. Es esencial que en el
contrato de promesa, se definen en forma completa y detallada todos los elementos
esenciales, naturales y accidentales, condiciones y estipulaciones y normas del contrato
futuro, o por lo menos las bases para determinarlos.
Forma: El C.C. requiere que consten por escrito los contrato que tienen un valor mayor
de Q.300.00 (1575) y que los contratos que deban inscribirse o anotarse en los registros,
cualquiera sea su valor, deberán formalizarse en escritura pública (art. 1576). La parte
final del art. 1674C.C. señala que la promesa de contrato debe otorgarse en la misma
forma requerida para el contrato definitivo y además el art. 1680 del C.C. señala que
cuando la promesa se refiere a la enajenación del inmuebles o derechos reales sobre los
mismos, el contrato de inscribirse en el Registro de la Propiedad. (Ver Ley del Timbre y
papel sellado especial para protocolo).

Modalidades: El contrato de promesa puede ser unilateral o bilateral (Art. 1675). Será
unilateral si la obligación recae únicamente sobre una de las partes contratantes y
bilateral, si ambas partes se obligan recíprocamente (art. 1587). El contrato de promesa
unilateral se denomina opción y en él, una sola parte puede exigir el cumplimiento del
contrato definitivo, en tanto que la otra, no tiene derechos y sólo la obligación de otorgar
el contrato definitivo, cuando el beneficiario se lo requiera, sin poder revocar la promesa
que ha hecho. La unilateralidad de la opción tiene referencia únicamente a los derechos
que derivan de la promesa y, po ello, nada impide que el objeto de la promesa pueda ser
un contrato bilateral.
La opción requiere para su validez la aceptación expresa del beneficiario y establece una
relación de carácter personal, por lo que el optante o beneficiario no puede ceder sus
derechos en ella, si no ha sido facultado por el promitente (art. 1678).

Efectos: El efecto natural del contrato de promesa es obligar a las partes a la


celebración del contrato definitivo, de modo que al otorgarse el contrato prometido, se
cumplen las obligaciones previstas en el contrato de promesa y este se agota y deja de
surtir efectos. La celebración de un contrato de promesa que se refiera a bienes
inmuebles, muebles identificables o derechos reales sobre éstos, no implica la
transferencia de ellos, ni afecta los derechos del propietario, sino únicamente crea para
éste la obligación de celebrar en el futuro un contrato definitivo previsto, con sus
consecuencias naturales en cuanto a tales bienes y derechos. Sin embargo, la existencia
del contrato puede afectar a terceros, si aquél ha sido anotado en el Registro de la
Propiedad. Por lo tanto, si la promesa no se hubiere inscrito en el Registro, el propietario
o titular de tales derechos puede usar, gozar y disponer de ellos, libremente, durante el
plazo de la promesa, con la obligación de advertir al adquirente de la existencia de la
promesa (art. 1805), pero si la promesa se hubiere inscrito, el propietario tampoco está
impedido de usar, gozar, enajenar o gravar la cosa, pero dada la publicidad registral, las
obligaciones que aquél corresponden, derivadas de la promesa, pasan al adquirente de la
cosa o el derecho y es a éstos a quienes el otro contratante o el optante puede dirigir sus
acciones.
En caso de promesa unilateral, únicamente el incumplimiento del promitente produce
responsabilidades, ya que el optante no tiene obligaciones derivadas del contrato
preliminar, y por lo tanto, el no ejercicio de los derechos que le otorga la opción,
únicamente resulta en la extinción del contrato, y en consecuencia, en la liberación del
promitente.
El Código Civil regula la promesa y la opción en el mismo articular.

Plazo: Ese es un elemento esencial del contrato de promesa, pues es inaceptable


jurídicamente la creación o existencia de obligaciones indefinidas. Si se trata de bienes
inmuebles o derechos reales sobre los mismos no puede exceder de dos años, y que si el
objeto mediato del contrato definitivo lo son otros bienes o prestaciones el plazo no
puede ceder de un año.

Clases: Unilateral (se denomina opción): Es la estipulación que una persona hace a
favor de otra, otorgándole la opción de adquirir una cosa o un derecho en las condiciones
pactadas y por el tiempo convenido. En este tipo de promesa solo una de las partes
resulta obligada. Bilateral: Toda promesa bilateral equivale al contrato definitivo. La
promesa bilateral de contrato obliga a ambas partes y les da derechos a exigir la
celebración del contrato prometido de entero acuerdo con lo estipulado. Condicionado:
La promesa condicionada no existe ya que una de las partes o ambas quedan obligadas
definitivamente a celebrar el contrato no hay una condición como acontecimiento futuro

92
e incierto, hay un plazo pero no para que se difieran los efectos sino para que se otorgue
un nuevo contrato. Gratuito: Normalmente es gratuito pues en su concepción más
elemental, las prestaciones de las partes se cumplirán al celebrarse el contrato
prometido y será en esa ocasión en que se realicen los provechos y gravámenes
recíprocos. Oneroso: Si se pactan arras o si se paga una cantidad a una de las partes
para inducirlo a la celebración del contrato preparatorio.
Partes: Utilidad Práctica: Con el contrato de promesa se crea un estado de derecho
preliminar para la celebración de otro contrato , es un pre-contrato, por el que las partes
se comprometen a celebrar en el futuro otro contrato que actualmente no pueden o no
quieren celebrar.
Cumplimiento: En la promesa de contrato, existe ya un consentimiento de las partes,
del que nace una relación contractual, y cuyo cumplimiento quedan obligadas.
Terminación: Si al vencerse el plazo legal, ninguna de las partes ha ejercitado acción
para exigir el cumplimiento del contrato de promesa, las partes quedan libres de toda
obligación.
Ver artículos del 1674 al 1685 Código Civil

63. El Mandato.
Contrato que tiene lugar cuando una persona da a otra el poder, que ésta acepta, para
representarla al efecto de ejecutar en su nombre y por su cuenta un acto jurídico o una
serie de actos de esa naturaleza (Manual Osorio).
Se entiende por mandato, cuando una persona, encomienda a otra la realización de uno o
más actos o negocios” Para Domenico Barbero el mandato es el contrato por el cual
una parte (mandatario), asume la obligación de cumplir actos jurídicos por cuenta de otra
(mandante).
Fundamentos Generales sobre la Representación: El mandato puede otorgarse con
Representación o sin Representación. El mandato sin representación, el mandatario
actúa en su propio nombre en su propio nombre, pero por cuenta del mandante. En el
mandato sin representación existe una relación directa (externa) entre el mandatario y el
tercero con que contrata, que les obliga personalmente al uno frente al otro y del
ejercicio del mandato también nace una relación indirecta (interna), que vincula al
mandatario ante su mandante y que le obliga a trasladarle los resultados jurídicos y
económicos del acto o contrato realizado y que también obliga al mandante a asumir los
riesgos y resultados del mismo, manteniendo indemne al mandatario. El mandato con
representación el mandatario obra en nombre del mandante y los negocios que realice
dentro de las fscultades que se le hayan conferido obligan directamente al representado.
Características:
a) La existencia de un encargo o una encomienda que una persona hace a otra.
Dicho encargo o encomienda puede ser específico, en el sentido de limitarse a la
realización de un acto determinado, cuyas características se identifican en el
propio contrato.
b) Se establece, por el mandato, una situación “preparatoria”, pues dicho contrato
tiene como fin que el mandatario realice y lleve a cabo otros actos y negocios
jurídicos por cuenta del mandante. El fin y objeto del contrato lo constituye la
actuación futura del mandatario, de modo que el mandato es el instrumento
jurídico habilitante y esencial, para que el mandatario pueda entablar relaciones
jurídicas con terceros, por cuenta del mandante. El mandato específico, se
asemeja al contrato de promesa, en el sentido de que ambos son el medio para la
realización de un acto o contrato determinado y futuro; pero se diferencia de aquél
pues al celebrarse el contrato definitivo, el contrato de promesa se consuma o
agota normalmente y las relaciones entre las partes, derivadas del contrato
preparatorio, igualmente terminan, en tanto que el mandato específico, la
realización por el mandante del acto o negocio previsto, no agota, ni extingue la
relación contractual entre mandante y mandatario, sino persiste en tanto se
liquidan entre ellos, las consecuencias del acto o negocio jurídico.
c) El mandatario actúa siempre por cuenta del mandante, de modo que los efectos y
consecuencias económicas y jurídicas de los actos y negocios que aquel realiza, se
reflejan finalmente sobre el patrimonio del mandante. Este es el efecto más
especial y característico del mandato, pues trasciende de las relaciones entre las
partes del contrato (mandante y mandatario) y se habilita y faculta al mandatario
para que entable y realice relaciones con terceros, en las que él ordinariamente no
adquiere derechos u obligaciones frente a éstos, sino que lo hace para beneficio
del mandante, de modo que resulta una relación jurídica entre el mandante y el
tercero.
Del ejercicio del mandato sin representación surgen consecuencias diferentes de las que
produce el mandato con representación. En el mandato sin representación, existe una
relación directa (externa) entre el mandatario y el tercero con quien contrata, que les

93
obliga personalmente al uno frente al otro y, del ejercicio del mandato también nace una
relación indirecta (interna), que vincula al mandatario ante su mandante y que le obliga a
trasladarle los resultados jurídicos y económicos del acto o contrato realizado y que
también obliga al mandante, a asumir los riesgos y resultados del mismo, manteniendo
indemne al mandatario.

Diferencias con otros contratos y figuras afines: La Gestión de Negocios: Donde


una persona voluntariamente y sin haber recibido encomienda o mandato de otra, se
hace cargo de sus negocios, en provecho de este. A diferencia del mandato (que es un
contrato) nos encontramos ante un acto unilateral del gestor en donde éste actúa
velando por los intereses del principal pero sin representarlo. El acto o negocio realizado
por el gestor únicamente producirá efectos, si el principal o beneficiario lo ratifica
expresa o tácitamente y en ese caso la ratificación produce los efectos del mandato
expreso y opera retroactivamente. Art. 1611 C. Civi.l El contrato a favor de un
Tercero: En donde una persona sin mandato, ni autorización, contrata con otra y asume
personalmente obligaciones a cargo de un tercero o adquiere derechos para este. El
contratante por o en beneficio del tercero, no actúa en nombre ni en representación de
este, ni ejerce mandato sino lo hace por su propio nombre y por su propia cuenta de
modo que si las obligaciones o derechos derivados del acto o contrato no se realizan o no
son cumplidas aquellas por el tercero, el promitente responde personalmente de los
daños y perjuicios irrogados al otro contratante. Art. 1530 al 1533 C. Civil .

La Representación Legal: Nace de disposiciones legales, las que también determinan y


fijan las atribuciones o facultades del representante, en tanto que el mandato nace de un
contrato, que se otorga a una persona libremente designada por el mandante quien es
también libre de determinar las atribuciones. El contrato de Trabajo: El objeto del
contrato de trabajo es normalmente la realización de actos materiales o intelectuales en
tanto que el del mandato es la realización de actos jurídicos por parte del mandatario.

Figuras Afines:
1) La gestión de negocios (arts. 1605 al 1615C.C.) en donde una persona,
voluntariamente y sin haber recibido encomienda o mandato de otra, se hace
cargo de sus negocios, en provecho de éste. A diferencia del mandato, la gestión
de negocios es un acto unilateral del gestor, en donde éste actúa velando por los
intereses del principal, pero sin representarlo, ni obligarlo y sin asumir él ante el
tercero, responsabilidades u obligaciones. El acto o negocio realizado por el gestor
únicamente producirá efectos, si el principal o beneficiario lo ratifica expresa o
tácitamente, y en ese caso, la ratificación produce los efectos del mandato expreso
y opera retroactivamente (art. 1611 C.C.)
2) Contrato a favor o a cargo de un tercero (arts. 1530 al 1533) en donde una
persona, sin mandato, ni autorización, contrata con otra y asume personalmente
obligaciones a cargo de un tercero o adquiere derechos para éste. El contratante
por o en beneficio del tercero (el C.C. lo llama “promitente”), no actúa en nombre,
ni en representación de éste, ni ejercer mandato, sino lo hace en su propio nombre
y por su propia cuenta, de modo que si las obligaciones o derechos derivados del
acto o contrato no se realizan o no son cumplidas aquellas por el tercero, el
promitente responde personalmente de los daños y perjuicios irrogados al otro
contratante. El contrato a favor o a cargo de un tercero, no sólo no hay
representación, sino tampoco hay encargo o encomienda y el cumplimiento de las
obligaciones contratadas a cargo del tercero o la adquisición de derechos por el
tercero, tienen, ante el promitente un efecto extintivo de responsabilidad y no
afectan la esfera jurídica del tercero, si éste no manifiesta su voluntad.
3) La representación legal nace de disposiciones legales, las que también determinan
y fijan las atribuciones o facultades del representante, en tanto que el mandato
nace de un contrato, que se otorga a una persona libremente designada por el
mandante, quien también es libre de determinar las atribuciones (facultades) del
mandatario.
4) El contrato de trabajo tiene también semejanzas con el mandato, pues por medio
de aquel se promete por parte del trabajador la prestación de un servicio o la
realización de una obra, bajo la dirección del empleador y a cambio de una
retribución (art. 18 C. De T. ) y en el mandato, el mandatario queda obligado a
realizar actos o negocios que le encarga el mandante y salvo pacto, tiene derecho
a una remuneración.

Elementos:
1) Elementos Personales: Por una parte el mandante o poderdante, o sea la persona
que da el encargo o encomienda la realización de actos o negocios, y por la otra el

94
mandatario o apoderado, que es la persona a quien se hace el encargo o se
encomienda la realización de actos o negocios por cuenta del mandante o
poderdante y quien se obliga a desempeñarlo. Tanto el mandante, como el
mandatario, deben tener capacidad de ejercicio, pues el mandato establece entre
ellos una relación contractual que les otorga derechos y les impone obligaciones
recíprocas, que no podría válidamente celebrarse si alguna de las partes careciere
de capacidad.
2) Consentimiento: para que el mandato exista y produzca efectos jurídicos, se
requiere no sólo la manifestación de voluntad del mandante, al designar su
mandatario y señalarle el encargo que le hace y las facultades que para ello le
otorga, sino que también es esencial la aceptación del mandatario. La aceptación
del mandatario puede constar expresamente, en el propio documento en que se
otorga el mandato o puede ser tácita, de conformidad con lo que establecen los
arts. 1252 y 1687 del C.C. La aceptación tácita del mandato, resultaría del
ejercicio del mismo o de la realización, por parte del mandatario, de los actos o
negocios objeto del mandato.
3) Objeto: El objeto del mandato lo constituyen los actos y negocios jurídicos que el
mandatario queda autorizado a celebrar, por cuenta de su mandante. El art. 1688
dice que pueden ser objeto de mandato todos los actos o negocios para los que la
ley no exige intervención personal del interesado y prohíbe expresamente, el
otorgamiento de mandato para testar o donar por causa de muerte y para
modificar o revocar tales disposiciones. Además, tampoco se puede otorgar
mandato para actos personalísimos, tales como el ejercicio de un cargo público,
para ejercer el derecho político de voto, para el ejercicio de la patria potestad o la
tutela.
4) Forma: El contrato de mandato es solemne, ya que se requiere como requisito
esencial para su existencia, que se otorgue en escritura pública (art. 1687). Otra
formalidad esencial del mandato, sin la cual no puede surtir efectos, es la
inscripción del mismo en el Registro de Mandatos que se llevan en el Archivo
General de Protocolos y en su caso en el Registro Mercantil (arts. 1704 C.C.; 189
LOJ y 338 C.de C.)
5)
Aceptación: La aceptación del mandatario puede constar expresamente en el propio
documento en que se otorga el mandato o puede ser tácita. La aceptación tácita del
mandato resultaría del ejercicio del mismo o de la realización por parte del mandatario.
Sin embargo existen dos casos en nuestra legislación en que se requiere la aceptación
expresa del mandatario: si el mandato es aceptado gratuitamente (art. 1689 C. Civil),
para levantar el arraigo del mandante, si se apersona a juicio el mandatario (art. 524
CPCYM).
Modalidades:
a) Onerosidad /Gratuidad: El mandato es oneroso y sólo será gratuito, si así se
conviene por las partes y éste lo acepta expresamente (art. 1698)
b) Revocabilidad: El mandato en Guatemala es esencialmente revocable, aun si
se ha conferido por plazo o para asunto determinado (art. 1699). La
revocación del mandato es el acto unilateral, por el cual el mandante, sin
incurrir en responsabilidad alguna, termina el mandato y rompe el vínculo
contractual con el mandatario. La revocación se sujeta a las siguientes
normas: I) sólo produce efectos desde el momento en que se notifica al
mandatario y a los terceros interesados en el negocio o asunto pendiente
(art. 1699, 1718 y 1720); II) La revocación puede ser expresa o tácita. Es
expresa, la que se formaliza en escritura pública y, para que surta efectos,
debe además inscribirse en el Registro de Mandatos. El artículo 1720 del
C.C. establece que si el mandante designa un nuevo mandatario para que se
encargue del mismo o de los mismo asuntos o negocios, sin expresar que
queda vigente al anterior, ocurre una revocatoria tácita del anterior.
c) Relaciones: Del mandato nacen dos tipos de relaciones: la interna, que
existen entre el mandante y el mandatario y la externa, existente entre el
mandatario y los terceros con quienes se relaciona en ejercicio del mandato.

Características:
Gratuito u Oneroso: será gratuito, únicamente si el mandatario lo ha aceptado
expresamente así, pues existe una presunción legal de onerosidad (art. 1689 C.C.)
Unilateral o Bilateral: Dependiendo de si es gratuito u oneroso, pues en el gratuito,
sólo el mandatrio queda obligado directamente en virtud de la aceptación del mandato y
las obligaciones del mandante son indirecta, pues no consisten en contraprestaciones a
favor del mandatario, sino son consecuencia y efecto natural del ejercicio del mandato.

95
En cambio, en el mandato oneroso, el mandante está obligado a una contraprestación a
favor del mandatario, de modo que ambas partes se obligan recíprocamente (art. 1587).
Intuito Persona: La calidad personal de las partes y la confianza que existe entre ellas,
es esencia del contrato. Es por ello que las partes no pueden ceder a tercero sus
derechos o transferir sus obligaciones derivadas del mandato (el mandatario no puede
substituir el mandato, si no tiene faculta especial), y que la muerte o incapacidad de
cualquiera de las partes, termina el mandato (arts. 1702,1717 y 1722, 1725 C.C.)
Solemne: Para que surta efectos debe hacerse en escritura pública e inscribirse en el
Registro respectivo.
Preparatorio: Crea relaciones jurídicas entre el mandante y el mandatario, en orden a
la realización por éste de otros actos jurídicos posteriores.
Principal: Es un contrato que subsiste por sí solo, independientemente de que los actos
y negocios jurídicos previsto se realicen o no (art. 1589 C.C.)

Obligaciones del Mandante:


Para que nazcan las obligaciones del mandante, hacia el mandatario, no es necesario que
este haya aceptado expresamente el mandato, pero sí es necesario que el mandatario lo
haya ejercido y que haya desempeñado, aunque sea parcialmente, el encargo que el
mandante le ha hecho. La obligaciones son:
a) Asumir todos los derechos y responder por todas las obligaciones derivados
de los negocios jurídicos realizados por el mandatario en ejercicio del
mandato (art. 1712 C.C.)
b) Indemnizar al mandatario de todos los daños y perjuicios que le haya
causado el cumplimiento del mandato (art. 1714 C.C.)
c) Proveer de fondos al mandatario, si éste lo pide, para el cumplimiento del
mandato y, alternativa o adicionalmente, reembolsar los gastos en que el
mandatario incurre en el cumplimiento del mandato, más intereses al tipo
legal, aunque el negocio realizado por el mandatario por cuenta del
mandante no haya tenido éxito, sin culpa del mandatario (art. 1713 C.C.)
d) Retribuir al mandatario, pagándole los honorarios que se hayan convenido, o
a falta de convenio, los que fije el Juez
e) Responder en forma mancomunadamente solidaria entre sí y a favor del
mandatario, en caso fueren varios los mandantes que encargan al
mandatario un negocio común (art. 1716 C.C.)
Obligaciones del Mandatario:
Para que el mandatario quede obligado ante el mandante, es necesario que el mandato
haya sido aceptado, sea expresa o tácitamente, pues en tanto no haya manifestado su
aceptación, no habrá vínculo.
a) Desempeñarlo con toda diligencia y responder ante el mandante por los daños y
perjuicios que le cause el mandatario, en caso de no ejecutar la encomienda (art.
1,705)
b) Obligación de ejercicio personal del mandato (art. 1707 C.C.)
c) Obligación del mandatario, el rendir cuenta a su mandante de todos los actos y
negocios realizados en ejercicio del mandato (art. 1706 C.C.) La obligación de
rendir cuentas al mandante implica también:
c.1) la obligación de mantenerle informado de las actividades realizadas; y
c.2) la obligación de entregar al mandante, cuando éste lo requiera, todos los
bienes suyos que el mandatario tiene en su poder.
La obligación de rendir cuentas sobrevive la terminación del mandato, por cualquier
causa, de modo que el mandante puede exigírsela a su mandatario o a los herederos de
éste, aún después de que el mandato ha terminado. De conformidad con el art. 1515 del
C.C. la prescripción de la obligación de rendir cuentas y de reclamar o cobrar el saldo, se
consuma por el transcurso de 3 años, plazo que principia a correr: I: desde que termina
el mandato en lo que se refiere a la obligación de rendir cuentas, II: desde que la cuenta
ha sido aprobada por los interesado por el Juez, en sentencia firme, respectivamente (art.
1512). La rendición de cuentas puede reclamarse judicialmente, por la vía del juicio oral
(art. 217 y 218 CPCyM).
d) Obligación de lealtad que se manifiesta de 4 formas: i) no ejercer al mismo tiempo
mandato de persona cuyos intereses están o puedan estar en conflicto (art. 1694);
ii) no renunciar injustificadamente del ejercicio del mandato (art. 1708; iii) no usar
para sí, ni en beneficio de sus parientes, los bienes del mandante, salvo que éste lo
hubiere autorizado expresamente (art. 1710); y iv) no celebrar autocontrato, si no
es con conocimiento y autorización expresa de los mandante (art. 1694)

Clases de Mandatos:
Mandato General: Es aquel que se otorga a fin de que el mandatario atienda todos los
negocios del poderdante y autoriza al mandatario para la administración de los bienes del

96
mandante. Es el típico poder de administración, por el cual el mandatario queda
encargado de velar por los intereses del mandante y efectuar todos los actos que tiendan
a la preservación, mantenimiento y explotación productiva de tales bienes. (art. 1690
C.C.)

Mandato Especial: Es aquel que se otorga para que el mandatario realice uno o más
negocios determinados en su especie o en su género (art. 1690). En esta clase de
mandato, es el mandante quien detalla y determina las facultades que otorga al
mandatario en relación al asunto o tipo de asunto cuya atención le encarga, de modo que
el texto del propio mandato nos define su amplitud.

Mandato Específico: Llamamos específico al mandato que, como en el caso del mandato
para contraer matrimonio o para donar, tiene un objeto muy bien determinado y que, por
la trascendencia o importancia de éste se limita a ese asunto. (Art. 1692)

Mandato Judicial: Las personas hábiles para gestionar ante los tribunales, que por
cualquier razón no quieran o no puedan hacerlo personalmente, o las personas jurídicas
que no quieran concurrir por medio de sus presidentes, gerente o directores pueden
comparecer por medio de mandatario judiciales, a cualquier acto siempre que tengan
conocimiento de los hechos objeto del proceso. En caso de las sociedades constituidas
en el extranjero, sus representantes que tengan facultades judiciales deberán sustituirlas
en un abogado, para comparecer a juicio, sino tienen esa profesión (art. 188 LOJ). El art.
190 de la LOJ señala las facultades de los mandatarios judiciales.

Mandatos Provenientes del Extranjero: Cuando un mandato es proveniente del


extranjero, para que sea admisible y pueda surtir efectos en el territorio de la República
de Guatemala, debe ser legalizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores (art. 37 LOJ).
Posterior a los pases de ley correspondiente debe protocolizarse por Notario hábil e
inscribirse en el Registro de Poderes y su fuere necesario en el Registro Mercantil.
MANDATO CONJUNTO O SEPARADO: Mandato Conjunto: Responden en forma
mancomunadamente solidaria entre sí y al favor del mandatario, en caso fueren varios
los mandantes que encargan al mandatario un negocio común. EJ:. El mandatario que
representa a todos o algunos de los copropietarios de un inmeble. Mandato Separado:
Los negocios realizados por el mandatario en ejercicio del mandato ( que le confiere un
solo mandante), afectan y se trasladan automáticamente al patrimonio del mandante;
pero es particularmente importante en el mandato sin representación, en donde el
mandante tiene la obligación de asumir por cesión u otro título los derechos y
obligaciones derivados de los actos y contratos que el mandatario ha celebrado por su
cuenta.

Terminación del Mandato:


El mandato termina, de conformidad con lo que establece el art. 1717 del C.C.
a) por vencimiento del plazo para el que fue otorgado
b) Por concluirse el asunto para el que se dio
c) Por revocación. La revocación del mandato debe formalizarse en escritura pública
y el testimonio de la misma debe inscribirse en el Registro correspondiente, a más
de que el mandante debe notificar la revocación al mandatario y a las personas
que tengan interés en el asunto o negocio (art. 1718 y 1719)
d) Por renuncia del mandatario
e) Por la muerte o interdicción del mandante o del mandatario
f) Por quiebra del mandante o por inhabilitación sobreviniente al mandatario.
g) La disolución de la persona jurídica que hubiere otorgado mandato.

Sustitución: El mandatario debe desempeñar personalmente el mandato y solo podrá


sustituirlo si estuviere facultado expresamente para hacerlo. Queda libre de
responsabilidad el mandatario cuando hace la sustitución en la persona designada por el
mandante. Si la designación se hiciera por el mandante, éste es responsable si la
sustitución recayere en persona notoriamente incapaz o insolvente. (Art. 1707 C Civil)
Rendición de Cuentas: Es obligación del mandatario rendir cuentas a su mandante de
todos los actos y negocios realizados en ejercicio del mandato. La obligación de rendir
cuentas al mandante implica también: la obligación de mantenerle informado de las
actividades realizadas, la obligación de entregar al mandante, cuando este lo requiera,
todos los bienes suyos que el mandatario tenga en su poder. El mandatario debe justificar
ante su mandante el origen y causa de todos los ingresos percibidos y los gastos
efectuados o incurridos. (Ver Art 1515 Importante ).
Inscripción Registral: Es otra formalidad esencial del mandato sin la cual no puede
surtir efectos, es la inscripción del mismo en el Registro de Mandatos que se lleva en el

97
Archivo General de Protocolos y, en su caso en el Registro Mercantil (Art. 1704 C. Civil,
189 LOJ y 338 C. Comercio,)

64. La Sociedad
Dentro del concepto civil es el contrato por medio del cual dos o más personas se obligan
mutuamente con una prestación de dar o de hacer, con el fin de obtener una utilidad
apreciable en dinero, la que dividirán entre ellos en la proporción de sus respectivos
aportes o de lo que hubieren pactado.

En una definición comercial, la sociedad mercantil es un contrato por el cual dos o más
personas se unen, poniendo en común sus bienes e industria, para practicar actos de
comercio, con ánimo de lucro que pueda corresponder y soportar asimismo las pérdidas
en su caso.

Generalidades y Efectos del Contrato de Sociedad: * Es un contrato formal o


solemne, porque debe constituirse en escritura pública, como requisito esencial para su
existencia y luego debe inscribirse en el Registro Mercantil, * Es plurilateral, porque son
varios socios los que suscriben el contrato y se obligan entre sí para la consecuencia del
fin común, * Es principal porque el contrato de sociedad mercantil subsiste por sí mismo y
tiene por objeto el cumplimiento de otra obligación, * Es oneroso porque establece
gravamen al patrimonio de los socios, * Es absoluto porque no esta sujeto a condición, *
Es de tracto sucesivo, porque surte sus efectos con el transcurso del tiempo.

Diferencias entre la sociedad Mercantil y la Sociedad Civil:


 La sociedad mercantil es regulada por el Código de Comercio y
la sociedad civil por el código civil, * La sociedad mercantil esta sujeta a publicaciones al
constituirse e inscribirse en el Registro Mercantil, la sociedad civil no esta sujeta a ese
requisito, * En cuanto al registro las sociedades civiles se inscriben en el Registro Civil del
Municipio donde se haya autorizado la sociedad; y las sociedades mercantiles se
inscriben en le Registro Mercantil en ambos casos al quedar inscritas obtiene su
personalidad jurídica, * La sociedad mercantil esta obligada llevar contabilidad y la
sociedad civil no esta obligada a ello.

Relaciones Internas: Son los que se refieren a las relaciones jurídicas que se dan entre
los socios, de los socios con la sociedad y viceversa de los cuales podemos mencionar los
siguientes: * La sociedad mercantil se rige por las estipulaciones de la escritura social y
por las disposiciones del Código de Comercio, ¨* Los socios que integran la sociedad
tienen derecho al reparto de utilidades, lo que excluye al pacto leonino; tienen derecho a
la cuota de liquidación, a votar en las asambleas generales o juntas generales, a trasmitir
la calidad de socio, a informarse de la situación contable o económica , promover
judicialmente la convocatoria a asamblea o junta general, al reintegro de gastos a ejercer
el derecho de tanteo, a reclamar contra la forma de distribución de utilidades, * Los
socios deben efectuar sus aportaciones en la forma y tiempo convenidos, deben ser
leales a la sociedad, deben someterse a las decisiones de la mayoría y participar de las
perdidas en forma proporcional.

Relaciones Externas: Se refiere a las manifestaciones de la relación jurídica de la


sociedad con terceros entre las cuales podemos mencionar: * La personalidad jurídica al
quedar inscrito el contrato de sociedad en el Registro Mercantil la sociedad adquiere
aptitud para ser sujeto de derechos y obligaciones como cualquier comerciante
individual, * La sociedad mercantil como persona jurídica se hace representar en sus
actividades a través de administradores o gerentes que son personas físicas o naturales,
* Uso de la razón social o de la denominación social, la inscripción en el Registro
Mercantil le otorga a la sociedad como persona jurídica el uso exclusivo de su razón social
o sea el nombre con que se identifica en sus relaciones mercantiles. * Los bienes
aportados a la sociedad constituída pasan a formar parte de ella y por tal situación,
pueden disponer de los mismos para ña realización de sus fines, * De las obligaciones
contraidas responde la sociedad mercantil como persona jurídica con sus bienes y
únicamente se afecta el patrimonio de los socios cuando la responsabilidad de estos sea
ilimitada y subsidiaria como en el caso de la sociedad colectiva.

Disolución y Liquidación: La disolución de la sociedad mercantil consiste en la


cesación de actividades de la sociedad conservando esta su personalidad jurídica hasta
que concluya la liquidación. La disolución puede ser parcial o total. La disolución
parcial puede ser por: exclusión del socio, por separación del socio. En las sociedades no
accionadas los socios pueden se excluidos por tres causas: * condena por falsedad o por
delito contra la propiedad, * la quiebra, * la interdicción declarada judicialmente para ser

98
comerciante. El socio puede separarse de la sociedad en forma voluntario, invocando
razones personales. La disolución total: cesa la actividad de la sociedad y conserva esta
su personalidad jurídica hasta que concluya la liquidación. Causas de disolución total ver
ART. 237 C. Comercio. Liquidación: Esta constituida por todas las operaciones
posteriores a la disolución que son necesarias para dar fin a los negocios pendientes,
pagar el pasivo, cobrar los créditos, y reducir a dinero a todos los bienes de la sociedad
para cubrir los gastos que ocasione la liquidación las deudas de la sociedad y el reparto
de utilidades entre los socios. La liquidación no debe tardar más de un año.

Inscripción Registral: * Se hace constar en escritura pública, * dentro del mes


siguiente a la fecha de la escritura presentando el testimonio al Registro Mercantil, si la
escritura cumple con los requisitos legales se da la inscripción provisional, una
publicación en el diario oficial de inscripción provisional, ocho días hábiles después de la
publicación Inscripción definitiva, el registro expende la patente de comercio de sociedad.

65. La sociedad Civil


Contrato por el que dos o más personas convienen en poner en común bienes o servicios,
para ejercer una actividad económica y dividirse las ganancias. (art. 1728). Alessandri y
Somarriva, dice que la sociedad es el contrato por el que dos o más personas estipulan
poner algo en común, con la mira de repartirse entre sí los beneficios que de ello
provengan. Para Sánchez Medal, es un contrato plurilateral por el que dos o más
personas aportan bienes o servicios para la realización permanente de un fin común lícito
y de carácter preponderantemente económico, que no sea una especulación comercial.
La sociedad civil es una persona jurídica, creada por un contrato, a la que dos o más
personas aportan bienes o servicios, a fin de constituir un patrimonio que se destinará a
una actividad económica lícita, cuyas utilidades se repartirán entre los socios.
Elementos:
1) Personal: un contrato en que participan dos o más personas. Para la validez del
contrato de sociedad se requiere, por lo menos dos contratantes. Los socios
deben tener capacidad de ejercicio, pues el contrato de sociedad requiere de un
consentimiento válido, expresado por las partes que en él intervienen (ver arts.
1736 al 1740 C.C.)
2) Real: El capital, o sea los aportes de bienes o servicios, esfuerzos o recursos, por
parte de los socios, que son el medio material para realizar una actividad
económica, que produzca utilidades o ganancias a repartirse entre los socios. El
elemento real constituye el objeto mediato del contrato. El capital es único y
determinado.
3) Formal. El contrato de sociedad es un contrato solemne y formal, pues el art. 1729
debe formalizarse en escritura pública e inscribirse en el Registro Civil (art. 438
C.C.) para que la sociedad aquiera personalidad jurídica. La inscripción registral,
no solo da publicidad al hecho de la constitución de la sociedad, sino que tiene un
efecto constitutivo, al otorgarle la personalidad jurídica. En la misma forma, toda
modificación del contrato de sociedad, sea por ingreso o retiro de socios, aumento
o reducción de capital, cambio de objeto o por cualquier otro motivo, debe
formalizarse en escritura pública e inscribirse donde corresponde.
Si el contrato de sociedad no consta en escritura pública, el contrato será inválido (art.
1577 C-C-) y nos encontramos ante lo que la doctrina denomina “sociedad de hecho”. Si
el contrato, no obstante haberse celebrado en escritura pública, no se inscribió en el
Registro Civil, su resultado será una “sociedad irregular”.
Ver art. 46 del C. De N. = Requisitos que deben contener la escritura de constitución de
sociedad.
Figuras Afines:
1) La sociedad civil es diferente de la sociedad mercantil, tanto por su forma, como por su
objeto.
Por su forma las sociedades constituidas bajo alguna de las formas detalladas en el art.
10 del C. De C., son siempre sociedades mercantiles cualquiera que se su objeto o fines.
Todas las formas mercantiles de sociedad (con excepción de la sociedad colectiva), tienen
caracteres que las hacen inconfundibles con la sociedad civil y así vemos que la
existencia de dos categorías de socios (unos con responsabilidad personal y otros con
responsabilidad limitada) caracteriza a las sociedades en comandita simple y a las
sociedades en comandita por acciones y que la limitación de responsabilidad de los
socios, que es una institución puramente mercantil, tipifica inconfundiblemente a las
sociedades de responsabilidad limitada y a las anónimas.
Las sociedades civiles de las colectivas, tienen rasgos comunes que las hacen muy
similares. El único criterio que existe en nuestra legislación para diferenciarlas, aparta de
su forma, es su objeto, pues las sociedades civiles deben tener un objeto no mercantil.

99
Por ello, si una sociedad en la que los socios tiene responsabilidad personal, tiene por
objeto una actividad mercantil, será necesariamente colectiva y, por lo tanto, regida por
el C. De C., en tanto que si la sociedad tiene un objeto no mercantil, puede ser una
sociedad civil. Decimos que esa sociedad, con un objeto no mercantil puede ser una
sociedad civil, pues las sociedades organizadas bajo una de las formas mercantiles,
pueden tener un objeto no mercantil, pero aun si así fuere, siempre son atraídas hacia el
régimen de las sociedades mercantiles.

2) las sociedades civiles se asemejan a las personas jurídicas no lucrativas (arts. 15


C.C.) pues todas tienen un carácter no mercantil, nacen de un negocio jurídico en
el que concurren voluntades y gozan de personalidad jurídica; pero se diferencian
porque unas son lucrativas, y otras no.
3) El contrato de participación, también llamado contrato de negocios en
participación, es una figura jurídica que se asemeja a la sociedad civil, pues
implica que un grupo de personas aportan bienes o servicios, a fin de realizar una
actividad económica y repartirse las ganancias que obtengan. El elemento
diferenciador es que la sociedad civil es un persona jurídica, que tiene un
patrimonio propio, en tanto que del contrato de participación, no nace una persona
jurídica 8art. 862 CdeC.) sino una relación contractual que no trasciende de las
partes.

Características:
1) Solemne: (art 1729) debe celebrarse en escritura pública. En efecto, la sociedad
que no se constituye en escritura pública y que se manifiesta públicamente como
tal, es una sociedad de hecho, y los terceros con quienes ha contratado, tienen
acción contra la persona que contrato en nombre de ella, y contra los socios de la
misma.
2) Plurilateral: En el contrato de sociedad, las prestaciones de todas las partes son
paralelas. (1744)
3) Oneroso: No sólo se hace evidente por el hecho de que todos los socios deben
hacer aportes a la sociedad, lo que implica la necesidad de una prestación de cada
uno de ellos para poder adquirir la calidad de socio, sino además por el fin
económico de obtener utilidades y repartirlas entre los socios.
4) Principal: subsiste por sí solo y no tiene por objeto el cumplimiento de otra
obligación 8art. 1589)
5) Consensual: Se perfecciona y surte todos sus efectos interparte, cuando se ha
manifestado el consentimiento de ellas en la forma requerida por la ley y el aporte
o realización de las prestaciones de las partes no es requisito para la existencia del
contrato. (ver arts. 1728, 1744 y 1771 C.C.)
6) Conmutativo: Porque las prestaciones de las partes son ciertas desde que se
celebra el contrato, aunque es de reconocer que ninguno de los socios está en
capacidad a preciar inmediatamente el beneficio o pérdida que le cause éste (art.
1591). Por no tratarse de un contrato bilateral, sinalagmático, sino multilateral y de
organización, los socios tiene certeza de su participación como tales y de sus
derechos dentro de la sociedad y frente a los demás socios, derechos que si bien
son cualitativamente iguales, no necesariamente lo son cuantitativamente.
7) Intuito personae: el elemento personal adquiere importancia relevante y
fundamental y nace de lo que la doctrina llama “affectio societatis” (art. 1760).

Terminación:
Puede rescindirse el contrato de la sociedad parcialmente, o disolverse y extinguirse en
su totalidad: (art. 1766)
Parcialmente: a) Si un socios para sus negocios propios usa del nombre; b) si ejerce
funciones administrativas el socios a quien no corresponde desempeñarlas: c) si el socio
administrador comete fraude en la administración; d) si cualquiera de los socios se ocupa
de sus negocios privados; e) Si se ha ausentado el socio que tiene obligación de prestar
servicios personales a la sociedad. Rescindido parcialmente el contrato, queda el socio
culpable excluido de la sociedad (art. 1767).
Disolución Total: a) por concluirse el plazo de la constitución; b) por la pérdida de más
del 50% del capital; c) por quiebra de la sociedad; d) por muerte de uno de los socios; e)
por la interdicción judicial de uno de los socios; f) por quiebra de cualquiera de los socios;
g) por voluntad de uno de ellos.

Derechos y obligaciones de los socios:


Los socios tienen los siguientes derechos:
a) Participar en la toma de decisiones dentro de la sociedad;

100
b) Derecho de información y vigilancia, que es correlativo a la obligación de los
administradores de informar a los socios sobre las actividades de la sociedad
y de rendirles cuentas de su administración (1764);
c) Derecho a las utilidades es inherente a la condición de socios y de la esencia
del contrato, pues el fin último de la sociedad (obtener utilidades y
repartirlas entre sus socios) arts. 1782, 1783 y 1784;
d) Derecho de administrar la sociedad, en caso la escritura no contuviere
convenios especiales sobre la administración (arts. 1757 y 1758)
e) Derecho de veto a cualquier transmisión de derechos en la sociedad que un
socios desee hacer a otra personas o a la delegación que un socio
administrados desee hacer a un tercero de sus funciones (art 1760);
f) En las sociedades constituidas por tiempo limitado, los socios tienen
derecho de denunciar el contrato y provocar con ello la conclusión de la
sociedad (art. 1768, 1769 y 1774).
Las principales obligaciones son:

a) Efectuar el aporte que se comprometió a realizar, sea de efectivo de bienes o de


industria, entregándolo a la sociedad y respondiendo por el saneamiento 8arts.
1734, 1744 y 1745 y 1746)
b) Obligación de lealtad y fidelidad, que les impide competir con la sociedad,
aprovecharse de ella o de los bienes sociales para beneficio propio, participar en la
discusión y decisión de asuntos en lo que ellos o sus parientes puedan tener
interés, y el incumplimiento de tales obligaciones, es causal de expulsión.
c) Responsabilidad personal ante los acreedores de la sociedad, si los bienes de esta
son insuficientes para cubrir las deudas (art. 1742)

Órganos de la Sociedad

a) Junta de Socios: En el contrato de sociedad civil, debe proveerse a la


organización y funcionamiento de la Junta de Socios, quien debe desempeñar las
funciones de los arts. 1764 y 1776 del C.C. y 46 C. De Notariado.
b) Organo de Administración: Arts. 46 C. De Notariado 1730 y 1757 C.C.
c) Organo de Representación Art. 16 C.C.

Terminación de la Sociedad:
El contrato de sociedad puede terminar en forma parcial o total. Hay terminación parcial
cuando solamente se destruye uno o algunos vínculos y, dada la multilateralidad del
contrato, subsiste este y se mantiene la persona jurídica y hay terminación total cuando
se extinguen todos los vínculos y muere la persona jurídica.
Art. 1766 Causas de Rescisión del contrato de sociedad
Art. 1768 Causas de Disolución

66.- La compraventa.
Contrato traslativo de dominio, cuyo efecto inmediato es la transferencia del dominio de
una cosa o derecho. (art. 1790).
Manuel Osorio define el contrato de compraventa como: contrato por medio del cual una
de las partes se obligare a transferir a la otra la propiedad ésta se obligare a recibirla y a
pagar por ella determinado precio. Es un contrato consensual, por cuanto se perfecciona
por el consentimiento de las partes respecto a las condiciones del negocio;
sinalagmático, porque exige prestaciones recíprocas, oneroso, desde el momento que
requiere por una parte la entrega de una cosa y por la otra el pago de un precio en
dinero, y conmutativo pues las recíprocas prestaciones han de ser equitativas.

Caracterísiticas: traslativo de dominio, consensual, bilateral, principal, oneroso,


conmutativo,

a) Traslativo de dominio: Su efecto natural y fundamental es transmitir la propiedad


de una cosa al comprador, de allí que cualquier contrato en que se transmita a la
otra parte, derechos reales que no sean la propiedad, no será compraventa pura,
sino alguna modalidad de ella, como cesión de derechos o de créditos.
b) Consensual: (art. 1791 C.C.) El contrato de compraventa queda perfecto entre las
partes desde el momento en que convienen en la cosa y en el precio, aunque ni la
una ni el otro se hayan entregado. Por lo tanto, existe el contrato entre las partes,
desde que hay consentimiento en la cosa y el precio.

101
c) Bilateral: Por excelencia bilateral, ya que tanto el comprador, como el vendedor
resultan obligados: uno a entregar la cosa cuya propiedad transmitió al
comprador, y éste a pagar el precio.
d) Principal: porque subsiste por si sólo
e) Oneroso: Se estipulan gravámenes y derechos recíprocos, pues así como el
vendedor tiene la obligación de entregar la cosa en propiedad al comprador, tiene
el derecho de recibir de éste el precio en dinero e igualmente, a la obligación del
comprador de pagar el precio en dinero, está ligado el derecho que él tiene a que
se le transmita la propiedad de la cosa y se le entregue ésta.
f) Conmutativo: Es posible para las partes apreciar inmediatamente el beneficio o la
pérdida que les cusa el contrato, pues las prestaciones son ciertas y determinadas
(la cosa y el precio). Sin embargo habría compraventa aleatoria, si el objeto del
contrato lo es una esperanza incierta, una cosa litigiosa o un derecho hereditario.
g) Sinalagmático Perfecto: Porque se crean obligaciones recíprocas de las partes, de
modo que cada uno es a su vez acreedor y deudor del otro.
h) Solemne: En lo que se refiere a la producción de efectos hacia terceros en caso de
compraventa de inmuebles y de otros bienes sujetos a registro, pues es necesario
que el contrato se formalice en escritura pública y se inscriba en el Registro de la
Propiedad. La falta de formalidades o de inscripción en el Registro no provoca
nulidad, ni la ineficacia total del contrato, pues tiene plena validez entre las partes,
aunque el contrato no produce sus efectos normales (transmisión de dominio, pago
del precio y entrega de la cosa), sino del contrato informal únicamente nace el
derecho de las partes para compelerse recíprocamente a la formalización del
contrato en escritura pública.

Elementos: Personales y Reales

Personales: El comprador y el Vendedor


Capacidades del Comprador: La capacidad de ejercicio es necesaria para poder
comprar. Por ello, toda persona mayor de edad, puede comprar bienes que estén en
el comercio y el mandato general que otorgue no requiere cláusula o facultad especial
para que su mandatario pueda comprar. (Ver arts. 1,611 C.c. gestión de Negocios,
arts. 47 y 163 C. De C. Compra de bienes para sociedad, arts. 47 y 54 C. De C.
Facultades especiales).

Existen incapacidades especiales para la compraventa como: (art. 1793 C.C.) los
esposos, administradores no pueden comprar bienes que administran, auxiliares del juez
(depositarios, interventores), no puede comprar lo que tiene a su cargo, jueces,
abogados, funcionarios judiciales, representantes de las partes (bienes objeto de proceso
en que han intervenido), intermediarios mercantiles y notarios (cosas cuya venta se hace
con su intervención), mandatario los de su mandante (sin consentimiento expreso),
albaceas bienes de la testamentaría; toda venta entre padres e hijos y entre convivientes
para efectos fiscales se reputa como una donación.

Reales: Son: la cosa vendida y el precio de la misma


La cosa: (arts. 1301 y 1538 C.C.) la cosa objeto de un contrato debe ser lícita, presente
o futura, determinada o determinable. Las cosas objeto de compraventa pueden ser
además, corpóreas o incorpóreas, muebles o inmuebles, principales accesorias.

No pueden ser objeto del contrato los derechos de la personalidad, bienes que
constituyen patrimonio familiar, derechos de uso y habitación derechos políticos.

El precio: Si la transmisión de dominio de la cosa no tiene un precio como


contraprestación, estaríamos ante una donación u otro contrato, pero no en presencia de
una compraventa. (art. 1796 C.C.) no hay compraventa si los contratantes no convienen
en el precio, o en la manera de determinarlo. Características: pecunariedad, veracidad,
determinación y justo.

Pacto Comisorio: Es la condición resolutoria tácita. El pacto comisorio en las


compraventas por abonos, permite que se resuelva el contrato por falta de pago de 4 o
más mensualidades en las de inmuebles; en ventas a plazos de muebles por mora en
pago de cualquiera de las amortizaciones.
El pacto comisorio expreso es la condición resolutoria expresa. En inmuebles se permite
al comprador pagar el precio, aún después de vencido el plazo, si el vendedor no la ha
constituido en mora en virtud de requerimiento; en los muebles, el pacto opera
automáticamente sin necesidad de requerimiento. Pero si el comprador ha pagado más
de la mitad del precio procederá la rescisión.

102
Pacto de Retroventa: Cláusula mediante la cual, el vendedor se reserva el derecho o
la facultad de recuperar la cosa vendida devolviendo al comprador el precio recibido,
dentro de un plazo estipulado.
Clases de Compraventa:
a) Compraventa al gusto = art. 1799
b) Compraventa sobre muestras = art. 1800
c) Compraventa en tránsito = art. 1802
d) Compraventa de cosas futuras = art. 1805
e) Compraventa sobre derechos litigiosos = 1805
f) Compraventa sobre derechos hereditarios = 1806
g) Compraventa sobre muebles = 1807
h) Compraventa sobre inmuebles o derechos reales = 1808
i) Compraventa ad hábeas = 1823
j) Compraventa a plazos = 1829
k) Compraventa con pacto de reserva de dominio = 1834
l) Compraventa con pacto rescisorio = 1844

La compraventa debe cancelar el Impuesto al Valor Agregado. En caso de compraventa


sobre bienes inmuebles, el monto por el cual debe pactarse como base es el monto que
aparece en matricula fiscal.
Requisitos para formalizar la Compraventa: Del Comprador: La capacidad de
ejercicio es necesaria para poder comprar por ello toda persona mayor de edad, puede
comprar bienes que estén en el comercio y en el mandato general que otorgue no
requiere cláusula o facultad especial para que su mandatario pueda comprar. Los
menores o incapaces no pueden comprar por si mismos. Vendedor: El vendedor debe
tener capacidad de ejercicio para poder válidamente vender bienes. (Ver Art. 8 C civil.
Objeto : Es un contrato que tiene por objeto la transferencia de la propiedad de una cosa
o la transferencia de otro derecho contra la compensación de un precio.
Obligación de las Partes: Vendedor:* Entregar la cosa vendida y a garantizar al
comprador la pacífica y útil posesión de la misma.* A entregar la cosa en el lugar
señalado en el contrato y a falta de convenio en el lugar en que la cosa se encuentre al
tiempo de la venta, (Ver Art .1809 al 1824 Código Civil). Comprador: La obligación
principal del comprador es pagar el precio en el día , lugar, y forma estipulada en el
contrato. A falta de convenio el precio debe ser pagado en el lugar y momento en que se
hace la entrega de la cosa. (Ver Art 1825 al 1833 C. Civil).
Pactos de Rescisión: Entre los pactos de rescisión de la compraventa nuestro código
regula dos casos de pacto comisorio expreso: Es el pacto por el cual las partes convienen
en que si el precio no es pagado por el comprador en cierto día determinado el contrato
de compraventa se rescindirá pacto que tiene diferentes consideraciones y efectos
según se trate bienes muebles o inmuebles: * En cuanto a Inmuebles se permite al
comprador pagar el precio ( y salvar el contrato), aún después de vencido el plazo
convenido siempre que el vendedor no lo haya constituido en mora en virtud de
requerimiento (Ver Art. 1845). En caso de cosas que no sean Inmuebles el pacto
comisorio operara automáticamente por el vencimiento del plazo, sin necesidad de
requerimiento al comprador, si este no compareció a pagar el precio. (Ver Art. 1846).

IMPUESTOS ESPECIALES. Falta

Efectos Registrales: El registro de un inmueble vendido en el Registro de la Propiedad


de Inmueble es el comprobante legal del traslado de dominio de un bien a la persona que
legalmente lo adquirió a cambio de un precio. Ver Art 1807 1808 C Civi. La primera
inscripción será la del título de propiedad.

67. MODALIDADES DE LA COMPRAVENTA

 Reserva de dominio

Es una venta en la que en virtud de convención expresa, se difiere la transmisión


del dominio de la cosa al comprador; el vendedor continúa siendo el propietario de la
cosa, hasta que el comprador completa el pago del precio o se realiza la condición a que
se haya sujetado el contrato y la tenencia de la cosa puede tenerla el comprador. (1834 a
1843)

 Adjudicación en pago

103
Cumplimiento de una obligación que consiste en recibir voluntariamente el
acreedor, en concepto de pago de la deuda, alguna cosa que no sea dinero, en
sustitución de lo que se le debía entregar o del hecho que se le debía prestar.

 Cesión de bienes
El deudor puede hacer cesión de bienes a sus acreedores cuando se encuentre en
la imposibilidad de continuar sus negocios o de pagar sus deudas, puede ser judicial o
extrajudicial. (1416)

 Cesión de créditos
El acreedor puede ceder sus derechos sin el consentimiento del deudor, salvo que
haya convenido en contrario o que no lo permita la ley o la naturaleza del derecho (1443
a 1452)

 Plazos
El plazo solamente fija el día o la fecha de la ejecución o extinción del acto (1279). No
se puede exigir el cumplimiento de la prestación antes del vencimiento del plazo
(1280)

 Derechos Sucesorios
Se pueden vender los derechos hereditarios, sin especificar los bienes de que se
compone, y el vendedor solo responde de su calidad de heredero; (1806, 922, 1539, 918,
920)

 Muebles identificables
Rigen las mismas normas que para los bienes inmuebles, normalmente se requiere
su formalización en escritura pública, pero las inscripciones de estos se pueden hacer a
base de documentos diferentes a la escritura pública (contrato privado de compraventa
con reserva de dominio)

 Inmuebles urbanos y rústicos


Se requiere que se formalice en escritura pública (1576, 1125 inc. 1 y 2, 1135)

 Cosas Futuras y esperanzas inciertas


Se pueden vender las cosas futuras antes de que existan en especie, y también
una esperaza incierta (1805)

 Bienes Litigiosos
Pueden venderse las cosas o derechos litigiosos, o con limitaciones, gravámenes o
cargas, siempre y cuando el vendedor instruya previamente al comprador, de dichas
circunstancias y así se haga constar en el contrato (1805)

 Subasta y remate
Venta pública de bienes que se hace al mejor postor con intervención de autoridad.
Puede ser judicial o privada, se da por medio de la puja entr los concurrentes, bajo
condición de aceptase como precio la oferta mayor.

 Arrendamiento con opción a venta

Contrato en virtud del cual el propietario de una cosa se la entrega en alquiler a


otra persona, con el derecho de comprarla a la terminación del contrato en el tiempo
prefijado

 Inmueble hipotecado
Es lícita y el art. 836 declara nulo el pacto por el cual el propietario de un bien
hipotecado asume la prohibición de enajenarlo. La transferencia de una cosa gravada con
hipoteca o prenda transmite la deuda con todas las consecuencias y modalidades, sin
convenio expreso entre los interesados (1464)

 Muebles pignorados
La transferencia de una cosa gravada con hipoteca o prenda transmite la deuda
con todas las consecuencias y modalidades, sin convenio expreso entre los interesados

104
(1464)

 Mercancías en tránsito
En este tipo de compraventa, el comprador puede resolver el contrato si la
mercancía no llega en buen estado y en el tiempo convenido. (1802)

 Empresas
Si una persona adquiere una empresa con activo y pasivo es responsable de las obligaciones y deudas
de la misma “hasta el importe de los bienes adquiridos” (1465). El adquirente de una empresa no mercantil,
goza de una especie de beneficio de inventario y no responde por la obligaciones de la empresa, con sus
bienes personales, si no unicamente con los afectados de la empresa.

 Fracción de lotificación
Puede ser objeto de enajenación, cada condueño tiene la plena propiedad de la
parte alícuota que le corresponda, y puede enajenarla, cederla o gravarla (490 a 494)

68. La permuta.

Manuel Osorio define la permuta como contrato de permutación o trueque, que tiene
lugar cuando uno de los contratantes se obliga a transferir a otro la propiedad de una
cosa, a cambio de que éste le dé la propiedad de otra. Claro es que la cosa da en
trueque o permuta nunca puede ser dinero, porque entonces se estaría frente a un
contrato de compraventa.
Art. 1852 = contrato por el cual cada uno de los contratantes transmite la propiedad de
una cosa, a cambio de la propiedad de otra. Cada permutante es vendedor de la cosa
que da y comprador de la que recibe a cambio; y cada una es el precio de la otra. El
término de cosa, debe interpretarse en forma amplísima, a modo de incluir no sólo los
bienes materiales, sino también los derechos, de modo que los derechos personales o
reales puedan ser objeto de permuta.

La permuta tiene una regulación especial en el caso de saneamiento, pues el que sufre la
evicción de la cosa recibida o la devuelva por razón de sus vicios, puede reclamar a su
elección, del otro permutante, la restitución de la cosa que dio, si se halla aún en poder
del otro permutante, o el valor de la cosa que se le hubiese dado en cambio, con el pago
de daños y perjuicios (art. 1854 C.C.

Características:
a) traslativa de dominio
b) bilateral
c) oneroso
d) conmutativo

Diferencias con la Compraventa:


Así como la compraventa es un contrato que transmite la propiedad de una cosa a
cambio de dinero, en la permuta existe una transmisión recíproca de cosas de modo que
cada una es el precio de la otra. Por ello, la permuta típica en que se intercambian cosas,
es fácilmente diferenciable de la compraventa. Si embargo, puede ocurrir confusiones en
el caso de la permuta con saldo (permuta con ribete), cuando el precio de la cosa
permutada se integra de cosas y dinero).

I) Cuando el valor de la cosa es mayor que el representado por el dinero, el


contrato es permuta. El ribete que se paga en efectivo, es menor que el
que tiene la cosa.
II) Cuando el valor de la cosa es menor que el representado por el dinero, la
operación es venta.
III) Cuando el valor de la cosa es igual al representado por el dinero la
operación es compraventa. (art. 1853 C.C.).

Efectos Registrales.
Los efectos registrales de la permuta son iguales a las de la compraventa

Impuestos a Pagar.

69. La donación.

Acto jurídico en virtud del cual una persona llamada donante, transfiere gratuitamente a
otra llamada donatario, el dominio sobre una cosa, y ésta lo acepta. Se trata, pues de un
contrato unilateral, consensual y a título gratuito.

105
Art. 1855 C.C. la donaci´n entre vivos es una contrato por el cual una persona transfiere a
otra la propiedad de una cosa, a título gratuito.
Para Sánchez Medal el contrato de donación es aquel por el cual una persona, llamada
donante, transmite gratuitamente parte de sus bienes presentes a otra persona, llamada
donatario, debiendo reservarse para si bienes suficientes para su subsistencia y para el
cumplimientos de sus obligaciones.
Caracteres:
a) relación jurídica entre vivos, a diferencia de la donación por causa de muerte (art.
943 C.C.) y de legado, que son liberalidades mortis causa.
b) En toda donación hay gratuidad y espíritu de liberalidad, en el sentido de que una
parte se empobrece, con la intención de enriquecer a la otra.
c) Hay transmisión de un derecho o de una cosa, reflejo natural del espíritu de
liberalidad y de que por esa transmisión de algo, una parte se empobrece en
beneficio de la otra. (art. 1855).

Características:
a) Gratuito: La gratuidad del contrato de donación no es necesariamente absoluta,
pues aunque el contrato puede imponer una carga al donatario, habrá donación si
el valor de la carga es menor que el de la cosa donada y la donación será
exclusivamente por esa diferencia (arts. 1855 y 1856).
b) Unilateral: El contrato de donación sólo implica prestación por parte del donante,
siendo el donatario una parte pasiva del contrato, que se limita a acepta el
contrato y recibir el bien.
c) Principal: Existe por sí mismo y no requiere de otro contrato para surtir sus efectos.
d) Consensual: No se requiere de la entrega de la cosa para el contrato exista y
tampoco es solemne, n el sentido de que debe formalizarse en escritura pública o
con requisitos especiales, para producir efectos jurídicos. (art. 1862 y 1576 C.C.)
e) Instantáneo: Se agota naturalmente con la entrega de la prestación. No obstante,
es posible constituir una donación de trato sucesivo, como la donación de una
renta vitalicia (art. 2,121 C.C.)
f) De disposición: Mediante este contrato y sin necesidad de tradición, se transfiere el
dominio de una cosa o la titularidad de una derecho al donatario. La transferencia
es inherente a la donación y se realiza por el consentimiento de las partes.
g) Subsidiariedad de las normas de la Compraventa: Excepto por su gratuidad y por
el espíritu de liberalidad que es inherente a la donación, le son aplicables a este
contrato las normas del a compraventa, particularmente en cuanto a la
transmisión del dominio o título, la entrega de la cosa y las modalidades especiales
por razón de la cosa.
h)
Modalidades:
Donación entre vivos y donaciones por causa de muerte: La donación entre vivos es
contractual (art. 1855), mientras que la donación por causa de muerte, deriva de un
negocio jurídico unilateral, que no tiene la calidad de contrato y se asimila a los legados
(art. 943 C.C.). Por lo tanto, a diferencia del contrato de donación que es irrevocable
(salvo los casos del art. 1866), la donación por causa de muerte es esencial y
fundamentalmente revocable, dado su carácter de disposición de última voluntad regida
por las normas de los legados y de los testamentos (arts. 934, 935 y 936 C.c.)
Donaciones gratuitas, onerosas y remuneratorias. Donación gratuita, es aquella en
donde el donante actúa impulsado por un espíritu de liberalidad absoluto y sin esperar, ni
requerir contraprestación alguna del donatario. Es puramente gratuita y unilateral,
aquella donación en que el donatario sólo contrae un deber de gratuidad hacia el
donante.
La donación onerosa, es aquella que exige del donatario una prestación cuyo valor debe
ser menor que el del objeto donado (art. 1856 C.C.)
Donación remuneratoria: aquella que se hace a una persona por sus méritos o por los
servicios prestados al donante, siempre que no constituyan deuda exigibles. La causa
subyacente de la donación remuneratoria es el transmitir bienes o derechos al donatario,
por sus cualidades personales o en recompensa por servicios prestados al donante y eso
es lo que ha movido al donante a realizar la donación.
Diferencia existentes entre las donaciones onerosas y remuneratorias:
a) en las onerosas o con carga, el donatario está obligado a realizar o dar algo, en
tanto que en las remuneratorias, no se exige ninguna prestación al donatario;
b) las donaciones onerosas producen efectos hacia el futuro, pues de ellas nace la
obligación del donatario de realizar determinadas prestaciones, en tanto que las
donaciones remuneratorias, se persigue recompensar méritos o servicios ya
prestados, de donde se dice que las donaciones onerosas ven hacia el futuro, en
tanto que las remuneratorias ven hacia el pasado;

106
c) el donatario de donación onerosa queda obligado a realizar la prestación, en tanto
que el donatario de la donación remuneratoria, no tenía obligación de prestar los
servicios que provocaron la donación.
Donaciones Directas e Indirectas: El contrato de donación es directo cuando el
enriquecimiento del donatario se realiza sin intermediario y en forma abierta. En tanto,
que la donación indirecta es una negocio jurídico indirecto, en donde el enriquecimiento
del donatario se realiza por intermedio de un tercero.
Donación con Prohibición de Hipotecar o Enajenar: (art. 838 C. C.) permite que en la
donación se imponga al donatario la prohibición de hipotecar el inmueble donado hasta
un plazo de 5 años.

Elementos:
Elementos Personales: El menor de edad puede recibir donaciones y aceptarlas por
medio de su representante legal, pues tiene capacidad de goce (arts. 14 y 1861 C.C.)
salvo si la donación está sujeta a condición o es onerosa, pues el representante legal del
menor requiere autorización judicial para aceptarla. ( ver arts. 264, 266, 265 C.C; arts.
420 y 423 CPCyM)
Los padres no tienen facultad para donar bienes inmuebles de sus hijos y que ni un juez,
ni un notario podría autorizarlos para donar un bien inmueble propiedad del hijo menor.
Los incapaces y ausente pueden recibir y aceptar donaciones, por medio de sus
representantes legales (art. 14 C.C.); los representantes requieren de autorización judicial
para aceptar donaciones onerosas o condionales (art. 1861 C.C.); los representantes no
están facultados para donar bienes del pupilo, art. 336 C.C.) prohíbe expresamente a los
representantes de menores disponer a título gratuito de los bienes del menor o
incapacitado.
La personas jurídicas tiene capacidad para aceptar y recibir donaciones, pues es atributo
de su personalidad jurídica el ejercitar todos los derechos que sean necesarios para
realizar sus fines (art. 16 C.C.) y el incremento patrimonial siempre apareja la donación
provee a la persona jurídica de medios económicos para cumplir sus objetivos.
No existe inconveniente legal en que el tutor done al pupilo; pero sí existe prohibición
para que el expupilo done bienes al extutor, si antes no han sido aprobadas y canceladas
las cuentas de la tutela (arts. 336 C.C.).
Un mandatario general puede aceptar donaciones hechas a favor de su mandante y, en
nuestra
opinión, no es necesario que el mandatario tenga facultad especial para ello.

Elementos Reales: Art. 1855 C.C. el objeto del contrato de donación es una cosa,
señalando que dicho término podría interpretarse en forma limitativa, impidiendo la
donación de bienes inmateriales y de derechos subjetivos.
El objeto de la donación debe ser determinado por el donante. La determinación de la
cosa es un asunto tan personal y subjetivo que, tal determinación no puede ser hecha ni
siquiera por el apoderado del donante, ya que en el mandato que se otorgue a éste,
deben identificarse por el donante los bienes que serán objeto de la donación (art 1860
C.C.).
Ver arts. 491 C.C., 1760 C.C., 721, 1863 C.C, 1583, 1252, 1518, 1857, 1523.

Efectos del Contrato:


Efectos Inter. Partes.
En cuanto al donante: El efecto principal es sufrir un empobrecimiento, al transmitir
gratuitamente un bien al donatario. Esto es la esencia de la donación, pues no hay
donación, si no hay un emprobrecimiento voluntario del donante.

En cuanto al donatario: El efecto principal de la donación el donatario es el


enriquecimiento que obtiene en su patrimonio, correlativo al empobrecimiento que sufre
el donante.

Revocación: La donación se celebra entre las partes con la intención de que produzca
efectos permanentes, de modo que se transmita al donatario el bien objeto de la misma,
en forma definitiva o cuando de la misma nacen prestaciones periódicas se creen
derechos incuestionables a favor del donatario. En esa forma se materializa el animus
donandi, con el enriquecimiento por parte del donatario y el empobrecimiento del
donante. Por ello mismo, la donación es un contrato que debe ser precedido de profunda
meditación por parte del donante.
Los acreedores del donante, pueden plantear la acción pauliana o revocatoria, en caso de
que por la vía de las donaciones, el deudor reduzca su patrimonio de tal modo que se
ponga en peligro su solvencia y su capacidad de pago de sus obligaciones. La acción
pauliana o revocatoria, como medio de corregir las acciones fraudalentas o las

107
liberalidades excesivas que, en último término, redundan en perjuicio de los acreedores. (
arts. 1290 y sigs. C.C.)
Causales que dan lugar a la revocación de las donaciones:
a) Si el donatario comete algún delito contra la persona, la honra o los bienes del
donante, su cónyuge, conviviente de hecho, sus ascendientes o descendientes;
b) Por acusar o denunciar de algún delito al donante, salvo que el delito se hubiere
cometido contra el donatario, su cónyuge
c) Por negarse indebidamente a alimentar al donante que careciere de bienes o si lo
desamparare o abandonare cuando estuviere necesitado de asistencia.
Ver arts. 1866, 1872, 1867, 1869, 1874.

Reducción:
Doctrinariamente la reducción de la donación, es una cusa de determinación total o
parcial de la donación, que tiende a proteger al donante y a sus herederos que tienen
derecho a legítima.
Cuando el donante desmejora de fortuna, permitiéndole recuperar los bienes donados
que fueren suficientes para proporcionarse alimentos (art. 1876). Ver arts. 1875, 1879,
1877, y1878 C.C.)

Formas de extinción del Contrato:


Si el donatario causa voluntariamente la muerte del donante el contrato se invalida (art.
1868 C.C.),

 El contrato de Donación esta afecto al pago del Impuesto al Valor Agregado


(IVA).

70.- El Mutuo

Manuel Osorio define el contrato de mutuo como el contrato en que una persona entrega
a la otra una cantidad de cosas que ésta última esta autorizada para consumir, con la
condición de devolver en el tiempo convenido, igual cantidad de cosas de la misma
especie y calidad.
Por el contrato de mutuo una persona entrega a otra dinero u otras cosas fungibles con el
cargo de que se le devuelva igual cantidad de la misma especie y calidad. (art. 1942
C.C.).
Préstamo: Contrato real que ofrece dos modalidades. En la primera una parte entrega a
la otra una cantidad de cosas que esta última esta autorizada para consumir, obligándose
a devolver, en el tiempo convenido, igual cantidad de cosas de la misma especie y
calidad. Se llama también mutuo o préstamo de consumo. En la segunda, una de las
partes entrega a la otra una cosa no fungible, mueble o inmueble para que use de ella y
la devuelva en la plazo estipulado. Se llama asimismo comodato o préstamo de uso. El
mutuo puede ser gratuito u oneroso para el mutuario, en tanto que el comodato es
siempre gratuito.

Características: traslativo de uso, goce o disfrute, tracto sucesivo, conmutativo,


bilateral, oneroso.
Consensual: Es el consentimiento de las partes y no la entrega de la cosa lo que da
nacimiento al contrato, aunque la obligación de restitución de una de las partes, no
nacerá si la otra no ha cumplido previamente con la entrega.
Gratuito u Oneroso: (arts. 1946) establece que el mutuo es normalmente oneroso,
cuando dispone que el deudor debe pagar intereses a su acreedor, salvo pacto en
contrario y que a falta de disposición, se aplicará el interés legal.
Contrato Bilateral: Dada la consensualidad del contrato, nacen del mismo obligaciones
principales para ambas partes: el mutuante debe entregar la cosa mutuada al mutuario,
en la forma convenida y por su parte el mutuario queda obligado a restituirla al vencer el
plazo del contrato. Es un contrato de ejecución diferida, pues aunque las obligaciones de
una de las partes pueden cumplirse simultáneamente con la celebración del contrato.
Contrato Real: Se requiere para su perfección la entrega de la cosa (art. 1588). Ver art.
1942 C.C.)
Contrato Unilateral: Del mutuo nacen obligaciones para ambas partes, sino
exclusivamente para el mutuario. El mutuante cumplió con su obligación de entrega
cuando se celebró el contrato, de modo que sobre él ya no recae obligación alguna. Es
únicamente el mutuario quien asume una obligación de restitución, con o sin intereses.

Elementos del Contrato.


Elementos Personales: En el contrato de mutuo siempre hay por lo menos un acreedor
(mutuante) y un deudor (mutuario) y ambas partes deben tener capacidad de ejercicio.

108
Ver artículos: 264, 332 C.C., 1692, 1693 C.C., 47 y 163 C. De C., 1762, 1785, C.C.

Elemento Real: Únicamente puede ser objeto del contrato de mutuo, el dinero y las cosas
fungibles (art. 1942 C.C.)

Interés:
Alessandri y Somarriva, señalan que los intereses constituyen la remuneración que el
deudor de dinero u otras cosas ha de satisfacer al acreedor por la privación que para él
supone el no disfrute del capital debido.
En nuestro medio el contrato de mutuo es oneroso y sólo excepcionalmente, cuando se
pacta que no generará intereses, tendrá la calidad de gratuito.

El mutuo tradicional es gratuito y sólo corren intereses cuando así lo pactan las partes
expresamente.
El artículo 1949 establece la prohibición de la capitalización de intereses, excepto las
instituciones bancarias que se sujetarán a lo que sobre el particular establezca la Junta
Monetaria.

71.- El arrendamiento.

Contrato por el cual dos partes se obligan recíprocamente, la una a conceder el uso o
goce de una cosa, o a ejecutar una obra o prestar un servicio, y la otra, a pagar por este
uso, goce obra o servicio un precio determinado en dinero. Se llama también de locación
y de alquiler. Es un contrato consensual, sinalagmático y conmutativo.
En el Derecho Romano, no se conocía el arrendamiento, sino que existía el contrato de
locación, con tres modalidades principales, la locación de cosas, la locación de obra, y la
locación de servicios.

Para Borda el contrato de locación es aquel por el cual una persona (locador) se obliga a
entregar el uso y goce de una cosa durante un cierto tiempo a otra (locatario) que a su
vez se obliga a pagar un precio en dinero. Sánchez Medal, dice que por el contrato de
arrendamiento una persona llamada arrendador se obliga a conceder el uso o goce
temporal de una cosa al arrendatario, a cambio de un precio cierto.
Puig Brutau, es el contrato de tracto sucesivo por el que una de las partes se obliga a
mantener a la otra en el goce o uso de una cosa, durante un tiempo determinado, a
cambio de un precio cierto, generalmente pagado por períodos y en cuantía proporcional
a su duración.
Art. 1880 C.C. el arrendamiento es el contrato por el cual una de las partes se obliga a
dar el uso o goce de una cosa por cierto tiempo a otra que se obliga a pagar por ese uso
o goce un precio determinado.

Características:
a) Consensual: se perfecciona mediante el simple acuerdo de voluntades en cuanto
a las obligaciones que recíprocamente asumen las partes, el arrendador o
arrendante a dar el uso o goce de una cosa por cierto tiempo y el arrendatario, a
pagar por ese uso o goce un precio determinado.
b) Bilateral: del mismo se derivan obligaciones recíprocas para las partes.
c) Conmutativo: Las prestaciones recíprocas de las partes son conocidas y
determinadas desde la celebración del contrato.
d) De tracto sucesivo: Su cumplimiento se prolonga necesariamente a través del
tiempo, lo que origina la realización o existencia de prestaciones de carácter
continuado por cada una de las partes.
e) Principal: existe independientemente y subsiste por sí solo. Pude incluir contrato
accesorios, como la fianza.

Figuras Afines:

a) Compraventa: Contrato de Arrendamiento con opción a compra, el usuario o


arrendatario paga determinada cantidad por un plazo estipulado, al momento de
cancelar la totalidad de la suma pactada, puede optar a la propiedad de la cosa.
En el arrendamiento simple únicamente paga por el uso y goce de la cosa.
b) Depósito: Si bien el depósito transmite al depositario la posesión de la cosa, hay
muy serias y graves diferencias con el arrendatario: i) el depositario no tiene el uso
y goce de la cosa, sino únicamente su guarda y cuidado y tiene prohibición de
usarla o gozar de ella; ii) el depósito es una contrato real y su existencia requiere

109
de la entrega de la cosa al depositario, en tanto que el arrendamiento es
consensual; iii) el depósito puede ser gratuito, en tanto que el arrendamiento es
típicamente oneroso y no se concibe un arrendamiento gratuito; iv) en el depósito,
oneroso, es el depositario, quien no tiene la propiedad, sino la guarda de la cosa,
quien recibe la remuneración en tanto en el arrendamiento, la renta la recibe el
arrendador (quien tiene la propiedad y permite el uso y goce de la cosa); y v) dada
la conmutatividad del arrendamiento, las obligaciones y responsabilidades del
arrendatario, en cuanto a la cosa objeto del contrato, son más extensas y rigurosas
que las del depositario.
c) Comodato: Tanto el arrendatario, como el comodatario, tienen el uso de la cosa;
pero uno lo tiene en forma gratuita ( comodatario) y el otro, a base de una renta
(arrendatario). Además las diferencias entre estos contratos se notan al observar
que: i) el arrendamiento es un contrato consensual, en tanto que el comodato lo es
real, pues no puede existir dicho contrato si la cosa que es su objeto, no ha sido
entregada al comodatario; ii) el comodato otorga al comodatario un derecho
personal, intransferible, en tanto que el arrendatario puede subarrendar la cosa,
salvo pacto en contrario; y iii) el comodato únicamente otorga el uso de la cosa, en
tanto que el arrendamiento también incluye el goce y disfrute.
d) Usufructo: El usufructo en un derecho real por el cual un persona obtiene el uso
y goce de una cosa, en tanto que el arrendamiento otorga el uso y goce de la cosa,
como efecto de una relación contractual, no real. I) el usufructo puede originarse
de o resultar en un negocio jurídico gratuito u oneroso, en tanto que el
arrendamiento siempre es oneroso y conmutativo; ii) el usufructo puede derivar de
un contrato o de cualquier otro negocio jurídico, incluyendo herencia, donación,
etc, en tanto que el arrendamiento únicamente puede constituirse por contrato; iii)
el usufructuario, como titular de una derecho real, puede ejercer acciones reales,
en caso de verse perturbado el ejercicio de su derecho, en tanto que el
arrendatario tiene a su disposición únicamente acciones personales y de carácter
posesorio; iv) el usufructuario puede libremente disponer de sus derechos y aún
dar la cosa objeto del usufructo en arrendamiento, en tanto que el arrendatario no
puede ceder sus derechos en el contrato, sin contar con el consentimiento del
arrendador.

Elementos:
1) (Formales)Consentimiento: El consentimiento de las partes, no sólo debe
llenar todos los requisitos necesarios para que el negocio jurídico surta sus
efectos normales, sino además debe versar sobre a) la naturaleza del
contrato, b) la cosa objeto del contrato, c) el precio o la renta, d) el tiempo
de duración del contrato y e) el uso para el que se destina la cosa.
2) (Personales)Capacidad: (art. 1881 C.C.) puede dar bienes en
arrendamiento, el propietario que tenga capacidad para contratar, así como
el que por ley o pacto tenga esta facultad respecto de los bienes que
administra. ( ver arts. 1690, 1884, 1793, 131, 1882, 716, 748, 1883, 498,
1884 del C.C. y 47 del C. De C.)
3) (Reales): Por ser el arrendamiento un contrato conmutativo y bilateral,
ambas partes tienen obligación de realizar una prestación. (ver arts. 1880,
1125, 1576, C.C. arts. 30 dto. Ley 153-85 y 32 al 34 del Convenio
Centroamericano para la Protección de la Propiedad Industrial; arts 356 y
358, 363, 1898, 1899, 1929, 1645, 462, 1896, 1885, 1582, 1317 C.C.; 655,
664, 657 C de C.; 1934, 1907, 1538, C.C.).

Obligaciones del Arrendador:

1. Entregar la cosa al arrendatario de forma que este pueda usar y gozar de ella.
2. Conservar la cosa en estado de servir al arrendatario
3. Garantizar dicho uso
4. No mudar la forma de la cosa

Ver Art. 1897, 450, 1320, 1815, 1937, 1429, 1898, 1903, 1930, 1645, 1900, 1912, 1901,
1902, 1907, 1909, 1910, 1648, 1929, 1559, 1911, 1906, 1893, 1583, 1433. CC

Obligaciones del Arrendatario:


1. Recibir la cosa arrendada
2. Usar y gozar de ella de conformidad con lo convenido de acuerdo con la naturaleza
y el destino normal de la cosa
3. Pagar la renta en el monto, tiempo y forma convenidos
4. Cuidar de la cosa y evitarle daños

110
5. Devolver la cosa al arrendador al vencimiento del contrato

Ver Art: 1429, 1930, 1904, 1384, 1391, 1330, 1912, 1914. CC

Subarrendamiento:
Del subarrendamiento nace una relación contractual nueva entre el subarrendador y el
subarrendatario, que aunque subordinada el contrato de arrendamiento es diferente de
este. Existen dos contratos, el de arrendamiento como fundamental y el de
subarrendamiento que se apoya y recibe su fuerza de primero, aunque posee
substantividad propia, es un contrato de arrendamiento con todas sus características
pero hecho por el arrendatario.

Ver Art: 1589, 1890, 1593, 1598. CC

Cesión de Derechos:
El arrendatario no puede ceder el contrato sin expreso conocimiento del arrendador.
Ver Art. 1890

Mejoras:
Barbero define las mejoras como las obras del arrendatario, que sin asumir una fisonomía
individual, confieren a la cosa un aumento de valor. Art. 1915. CC Autoriza al
arrendatario a realizar en la cosa arrendada, las mejorar que quiera gozar durante el
arrendamiento y que no alteren la forma de la cosa.

Clases de Mejoras:
Necesarias: Arts. 1901, 1902, 1915 CC
Mejoras Útiles y de Recreo: Tienden a aumentar el valor de la cosa y acrecientan,
facilitan o hacen más útil bella o cómoda la cosa arrendada
Mejoras no Abonables: Serán las que realizar el arrendatario sin que exista pacto expreso
o tácito de abono de mejoras, o porque el contrato de arrendamiento terminó por
vencimiento de su plazo o por motivos imputables al arrendatario (Art. 1921, 1924 CC)
Mejoras Abonables: (Art. 1917, 1918, 1921, 1922, 1923, 1924, 1925, 1926, 1927 CC)

Terminación:
Ver Art. 1928, 1929, 1930, 1939, 1940 CC

73. El comodato
Concepto
Manuel Osorio define el comodato como préstamo de uso, que es un contrato real
consistente en que una parte, el comodante, entrega a la otra, el comodatario,
gratuitamente alguna cosa no fungible, mueble o raíz con facultad de usarla y obligación
de devolver la misma cosa recibida. El contrato se perfecciona con la entrega de la cosa;
el comodatario no puede hacer de ella un uso distinto del pactado en el contrato, y a
falta de convención expresa, de aquel a que está destinada, según su naturaleza o
costumbre del país.
El comodato es también conocido doctrinariamente como préstamo de uso mediante el
que una persona entrega a otra, gratuitamente, algún bien mueble no fungible o
semoviente, para que sirva de él por cierto tiempo y para cierto fin y después lo
devuelve. (Art. 1997, 454 CC)

Características
a) Contrato Real: Para que pueda hablarse de un verdadero contrato de comodato,
es esencial que además de haber convenido las partes en los elementos
fundamentales y accesorios del contrato, el comodatario halla recibido una cosa
mueble no fungible o un semoviente y en tanto la entrega no se realiza, no existe
el contrato (Art. 1588 CC)
b) Gratuidad: Es la esencia del comodato, que el comodatario no asume, ni puede
asumir obligación o contraprestación alguna a favor del comodante para el uso de
la cosa.
c) Tranfiere el uso temporal: El comodato unicamente traslada el uso de la cosa al
comodatario, para que se sirva de ella, para un fin determinado y por cierto
tiempo. El comodante retiene el derecho de propiedad sobre la cosa y el
comodatario solo obtiene la facultad de servirse de ella, por lo que no tiene el
disfrute ni se beneficie con los frutos y productos que ella genere, lo cual es útil
para diferenciar el comodato del arrendamiento.

111
d) En un contrato Intuito Persona: Las cualidades personales del comodatario son
fundamentales para la celebración del contrato y el error en la persona provoca la
anulabilidad del contrato. (Art. 1259 CC).
e) Unilateral o Bilateral Imperfecto: La obligación recae solamente sobre una de las
partes contratantes (Art. 1587 CC). En efecto el comodante cumplió su obligación,
solo quedan obligaciones a cargo del comodatario.
Es bilateral imperfecto, pues las prestaciones a cargo del comodatario no son
inmediatas, sino diferidas y eventuales.
f) Principal: Subsiste independientemente de cualquier otro y tiene existencia propia.

Elementos:
Elementos Personales: Art. 1958, 1693 CC. (Comodante, Comodatario)
Elementos Reales: El objeto del comodato deben ser cosas muebles no fungibles o
semovientes. (Arts. 454, 455, 1957 CC.)
Elementos Formales: Art. 1574 al 1578 CC.
Plazo y Destino: Art. 1457, señala dos elementos esenciales del mismo, uno su
temporalidad, y otro el fin del contrato.

Comodante:
La principal obligación del comodante es la entrega de la cosa al comodatario, antes de
la celebración del contrato o simultáneamente con ella. (Art. 1810, 1450 CC).
Asimismo el comodante, asume la obligación de no obstaculizar o impedir el uso de la
cosa al comodatario (obligación de no hacer). El comodante debe pagar los gastos
extraordinarios e indispensables que hubiere hecho el comodatario para la conservación
de la cosa ( art. 1962). El comodante asume los riesgos de la cosa: (Principio res perito
domino) es el comodante quien asume la pérdida, si la cosa es destruida o dañada por
actos no imputables al comodatario (art. 1965 C.C.).
Entre los derechos del comodante está la restitución de la cosa (art. 1957, 1960, 1968,
1970), tiene derecho al reembolso de responsabilidades civiles causadas por el
comodatario.

Comodatario:
El comodatario tiene el derecho de uso de la cosa (art. 1964)
El comodatario tiene la obligación de cuidar la cosa, emplear la cosa e el uso señalado
por us naturaleza o por el pacto; siendo responsable de su pérdida o deterioro
proveniente del abuso, aun por caso fortuito, hacer los gastos ordinarios que exija la cosa
mientras dure el comodato, devolver la cosa en el término estipulado o después del uso
determinado en el contrato, sin más deterioro que el proveniente del uso ordinario de
ella.

Terminación:
Art. 1963 y 1964 C.C. La doctrina señala, además de las causales generales de
terminación de los contratos (nulidad, resolución, etc), otras causas de resolución del
comodato, como serían la destrucción o pérdida de la cosa y la muerte del comodatario.

74.- El depósito.
Concepto: Contrato en virtud del cual una persona (depositario) reciba de otra
(depositante) una cosa, con la obligación de conservarla y restituirla. El contrato de
depósito es real, pues se perfecciona mediante la entrega de la cosa; unilateral, en
cuanto de él surgen obligaciones sólo para el depositario, salvo los casos excepcionales
de depósito oneroso, que algunas legislaciones, no reconocen.
Art. 1974 = Por el contrato de depósito, una persona recibe de otra alguna cosa para su
guarda y conservación, con la obligación de devolverla cuando la pida al depositante o la
persona a cuyo favor se hizo o cuando la ordene el juez.
Sánchez Medal define el contrato de depósito como el contrato por el que el depositario
se obliga hacia el depositante a recibir una cosa mueble o inmueble que aquél lo confía y
a guardarla para restituirla individualmente cuando la pida el depositante.

Características:
Contrato Real: Art. 1974, para que se perfecciones el contrato de depósito, es necesario
que una persona haya recibido de otra una cosa para su custodia, guarda y retribución,
por lo que se concluye que el depósito es un contrato real que se perfecciona con la
entrega de la cosa (art. 1588 C.C.)
(ver arts. 1810 y 1975 C.C.)

Contrato Oneroso: El depositario tiene derecho a exigir remuneración por el depósito,


salvo pacto en contrario (art. 1977 C.C.). En esa virtud, el depósito es normalmente un

112
contrato oneroso, aunque excepcionalmente, existiendo pacto expreso entre las partes,
puede serlo gratuito.
La onerosidad ordinaria del depósito es consecuencia de la mercantilización del Derecho
Civil y del hecho de que cada vez son menos comunes los depósitos civiles y se utilizan
con mayor frecuencia los depósitos mercantiles que son fundamentalmente onerosos.

Contrato Bilateral: Dado que el depósito es normalmente oneroso y sólo ocasionalmente


gratuito, se esta en presencia de un contrato sustancialmente bilateral y
excepcionalmente unilateral, pues del depósito oneroso derivan prestaciones a cargo de
ambas partes. En el caso del depósito gratuito y dado que el depositante habría ya
cumplido con su prestación al perfeccionarse el contrato, el depósito únicamente genera
obligaciones y prestaciones a cargo del depositario, por lo que deviene unilateral (art.
1587 C.C.).

Contrato Principal o Accesorio: El depósito normalmente existe por sí independiente de


otra relación jurídica entre las partes y, por ello, tiene calidad de contrato principal; pero
es también posible y usual que el contrato de depósito sea accesorio de otro contrato que
tendría la calidad de principal.
Pero además, debe tenerse en cuenta que en muchos casos, sin que exista un verdadero
contrato de depósito, se entregan cosas para su guarda y custodia y quienes las reciben
asumen los derechos y obligaciones de los depositarios. No existe en estos casos un
contrato principal o accesorio de depósito, pero las atribuciones y responsabilidades que
a los depositarios derivan del contrato de depósito, son aplicables a esas personas
(guardador, tutor, albaceas, interventores, etc.).

Contrato de Confianza: (intuito persona). Tradicionalmente, dada la gratuidad del


depósito y la intransferibilidad de los derechos y obligaciones del depositario, se
consideraba que era un contrato de confianza, pues era impensable que se entregara una
cosa a un tercero, para su guarda, conservación y restitución, si no tenía plena confianza
en su honestidad y madurez.

Contrato de Custodia: He aquí la esencia del contrato, ya que su finalidad es la


prestación al depositante del servicio de custodia por parte del depositario. Ese servicio
de custodia tiende asegurar el depositante la devolución o restitución de la cosa
depositada, en el mismo estado en que la entregó, con sus frutos y accesiones.

Clases de Depósitos
Depósito Voluntario o Contractual: Es el que se origina de la voluntad libre de las
partes y en donde el depositante entrega voluntariamente la cosa al depositario. Es el
verdadero contrato de depósito. El depósito voluntario o contractual se puede presentar
de dos formas: depósito regular y el depósito irregular.
Depósito Regular: Se constituye mediante la entrega de cosas individualizadas y el
depositario únicamente tiene la tenencia, de las cosas, no puede usar, ni disponer de
ellas y está obligado a devolver exactamente las mismas cosas que recibió.
Depósito Irregular: Se caracteriza porque se entregan al depositario dinero o cosas
fungibles no individualizadas, cuya propiedad adquiere el depositario o receptor, quien
asume la obligación de restituir otro tanto de la misma especia y calidad. No es la
fungibilidad de las cosas lo que genera el depósito irregular, sino el hecho de que las
mismas no han sido individualizadas, ya que si las cosas se identifican, estamos frentes a
un depósito regular.

Depósito Necesario: Se presenta en aquellas situaciones de fuerza mayor o caso


fortuito en que una persona se ve forzada a depositar bienes en un tercero. Los casos
típicos que generan el depósito necesario son el incendio, el terremoto, la inundación,
etc.

Depósito Judicial o Secuestro: Es aquel que se crea en virtud de una resolución


judicial y el depositario retiene, custodia y entrega la cosa, de acuerdo con las
instrucciones que le da el juez. (art. 529 CPCyM = el secuestro se cumplirá mediante el
desapoderamiento de la cosa de manos del deudor, para ser entregada en depósito a un
particular o a una institución legalmente reconocida.
(ver arts. 1997 y 1998 C.C.)

Depósito en Almacenes Generales: Los almacenes generales de depósito son


empresas privadas, que tiene el carácter de instituciones auxiliares de crédito,
constituidas en forma de sociedad anónima guatemalteca, cuyo objeto es el depósito, la
conservación y custodia, el manejo y la distribución, la compra y venta por cuenta ajena

113
de mercancías o productos de origen nacional o extranjero y la emisión de títulos valor o
títulos de crédito.(ver arts. 585 y 586 C de C).

Depósito Condicionado (escrow): Rodolfo Batiza se refiere a la institución del


depósito condicionado (escrow), por el cual dos persona que tienen intereses opuestos
entregan una cosa al depositario, quien se obliga a la guarda y custodia, con la obligación
especial de que una vez cumplidas las condiciones previstas en el convenio
correspondiente, hace entrega a quien tenga derecho a ello.

Elementos:
Elementos Personales: El contrato de depósito requiere del consentimiento de dos
personas: el depositante y depositario, quienes deben tener capacidad legal y expresar
su voluntad sin vicios.

El depositario debe aceptar expresamente el depósito, mediante el recibo de las cosas,


en calidad de depósito. Los representantes de menores e incapaces pueden dar en
depósito bienes de sus pupilos, sin necesidad de autorización judicial, pues el depósito
regular no es traslativo de dominio, ni normalmente implica riesgo alguno para el
propietario, dada la seria y grave responsabilidad de restituir que pesa sobre el
depositario. (arts. 264, 265, 322 C.C. requieren autorización judicial)

Elementos Reales: Art. 1974 C.C. se limita a señalar que mediante el depósito una
persona recibe de otra alguna cosa para su guarda y custodia, sin mencionar si esa cosa
debe tener alguna característica o ser de tipo especial. La norma anterior puede ser
ampliamente interpretada en el sentido que: a) la obligación de depositario es devolverla
lo que implica que debe restituir precisamente el mismo bien que fue depositado y ello
impide que los bienes fungibles no puedan ser objeto de depósito regular, a menos que
se individualice e identifiquen; b) dada la finalidad del contrato, también se elimina la
posibilidad de depósito de los bienes incorporales, pues éstos no pueden ser poseídos
físicamente y las obligaciones del depositante no podrían cumplirse correctamente en
cuanto a éstos; c) el art. 1999 C.C., declara nulo el depósito de dinero constituido en
persona no autorizada por la ley, salvo prueba en contrario.

Obligaciones del depositario


a) obligación de guarda de la cosa (art. 1974 C.C.)
b) la cosa debe tenerse en un lugar adecuado (art. 1978 inc 4 y 1938, 1645, 1423,
1426 C.C.)
c) prohibición de trasladar la cosa fuera del lugar convenido ( art 1993)
d) prohibición de usar la cosa (art. 1978 inc. 1, 1884 C.C.
e) la cosa debe ser guardada y custodiada personalmente por el depositario y no
puede delegar su encargo.
f) Proveer los fondos necesarios para la debida guarda y custodia (art. 1981, 1982
C.C.)
g) Mantenimiento jurídico de la cosa (art. 887 y 1979 C.C.)
h) No registrar las cosas que se hayan depositado en arca, cofre, fardo o paquete,
cerrados o sellados (art. 1978 inc. 2)
i) Obligación de devolución o restitución (art. 1974 C.C.)
j) Dar aviso inmediato al depositante o en su caso al juez, del peligro de pérdida o
deterioro de la cosa depositada y de las medidas que deben adoptarse para
evitarlo (art. 1978 inc. 3 C.C.)
k) Obligación de indemnizar daños y perjuicios que por su dolo o culpa sufriere el
depositante (art. 1978 inc 4)

Obligaciones del Depositante:


a) pago de remuneración del depositario (art. 1977 C.C.)
b) Reembolso de gastos de guarda y conservación de la cosa (art. 1981 C.C.)
c) Indemnizar los daños y perjuicios que el depósito cause al depositario (art. 1977
C.c.)
d) Correr con el riesgo de la cosa (art. 1983 C.C.)
e) Exonerar del depósito al depositario cuando éste ya no puede guardarlo con
seguridad o sin perjuicio para él (art. 1996 C.C.)

Terminación:
a) Por la entrega de la cosa del depositante, en cuanto éste lo requiere (art. 1994
C.C.)
b) Muerte o incapacidad del depositario (art. 1990 C.C.)

114
c) El depósito judicial (secuestro) termina por resolución judicial que así lo declare
(arts. 1997 y 1998 C.C.)
d) Finalmente, la pérdida de la cosa depositada también termina el depósito, aunque
de ello puede nacer responsabilidad extracontractual del depositario (art. 1983
C.C.), quien se exoneraría de ella probando que la cosa fue destruida por caso
fortuito o fuerza mayor.

75. Contrato de Obra o Empresa.


Contrato por el cual el contratista se compromete a ejecutar y entregar una obra que le
encarga otra persona, mediante un precio que éste se obliga a pagar. (art. 2000)
Riper señala que el contrato de locación de obra consiste en ejecutar un trabajo para una
persona, sin estar a su servicio y añade que en el contrato de empresa, el empresario
realiza un trabajo determinado mediante una remuneración fijada de acuerdo a la
importancia del trabajo.
Para Mazeaud, el contrato de empresa es el contrato por el cual una persona, el
contratista o locador, se obliga con otro, el dueño o cliente, a ejecutar contra
remuneración un trabajo independiente y sin representación.
Puig Brutau, define el contrato de ejecución de obras como aquel por el cual una de las
partes, llamada contratista, empresario o artífice, se obliga frente a otra, llamada
principal o comitente, a la producción de un determinado resultado con su actividad
independiente, a cambio de un precio cierto.

Características:
a) Contrato de prestación de servicios: en el sentido de que el empresario debe
realizar la obra y cumplir la obligación asumida en forma personal y sólo en caso
de que estuviere autorizado, puede delegar la ejecución material en un tercero,
aunque ello no le exime de su responsabilidad de supervisar la ejecución de la obra
y responder por la misma.
b) Contrato independiente: El contratista cumple sus obligaciones y realiza la obra
con independencia, pues no está sujeto a la dirección continuada, ni es
dependiente del principal.
c) Bilateral: pues genera obligaciones recíprocas par ambas partes: realizar la obra y
pagar el precio (art 1587 C.C.)
d) Oneroso: pues en el mismo se estipulan gravámenes y provechos que afectan a
las dos partes (art. 1590 C.C.)
e) Conmutativo: pues generalmente las prestaciones que se deben las partes son
determinadas o determinables desde que se celebra el contrato. Pudiera en casos
muy especiales ser aleatorio, si la prestación de una de las partes depende de un
acontecimiento incierto que determine la ganancia o pérdida (art. 1591 C.C.)
f) De tracto sucesivo: pues no es de ejecución instantánea, sino genera la obligación
del contratista a realizar una obra y obtener un resultado que no puede cumplirse
en un solo acto, sino requiere de un plazo.
g) Principal: pues subsiste por sí mismo y su existencia y validez no depende de otro
(art. 1589 C.C.)
h) Intuitu personae: normalmente se celebra en consideración de la habilidad,
técnica, conocimientos o aptitudes personales del contratista, lo que resulta en su
instrasferibilidad y en que el fallecimiento del empresario sea causal de
terminación del contrato (art. 2018 C.C.).

Elementos:
Elementos Personales: Contratista = quien ejecuta la obra, contratante o comitente
o dueño = quien contrata la ejecución de la obra.
Elementos Reales: el contenido de la obra y el pago de la prestación de la misma.
1) Prestación del Contratista: La prestación y objeto indirecto del contrato,
desde el lado del contratista, es la obra y ésta puede ser mueble o
inmueble, corpórea o incorpórea, material o intelectual, grande o ínfima. El
contratista es responsable por la calidad de los materiales que utilizados en
la obra y de verificar que los que le suministre el propietario sea adecuados
y corre con el riesgo de la obra.
2) Prestación del Comitente: El comisario tiene la obligación de pagar al
contratista un precio por la obra que éste se ha obligado a producir (art.
2001 C.C.)
3) Precio alzado: Las partes establecen al momento de la celebración del
contrato, un precio total, fijo e inalterable (art. 2007 CC)

Diferencias con Otros Contratos:


Contrato de Trabajo:

115
a) En el contrato de trabajo es esencial la dependencia continuada del trabajador
hacia el patrono y el hecho de que el trabajador actúa también bajo la dirección
del patrono (art. 18 C.de T) en cambio en el contrato de obra, el contratista actúa
con independencia y no sujeto a la dirección inmediata del dueño.
b) En el contrato de trabajo lo que interesa son los servicios del trabajador, en tanto
que en el contrato de obra, lo fundamental es el resultado.
c) En el contrato de trabajo es el patrono quien normalmente provee los instrumentos
o herramientas y los materiales, en tanto que en el contrato de obra ello
corresponde normalmente al contratista.
d) El contratista corre con el riesgo de la obra, en tanto que en el contrato de trabajo,
es el patrono al que corresponde ese riesgo.
e) El patrono responde ante terceros por los hechos de sus trabajadores (art. 1663
C.C.) en tanto que en el contrato de obra, es el contratista el que responde por los
daños que la ejecución de la obra pueda causar a terceros (art. 20212 C.C.
f) En el contrato de trabajo la remuneración del trabajador normalmente se ajusta en
relación al tiempo, en tanto que en el contrato de obra, el pago se hace en
consideración al resultado.

76. Contrato de Prestación de Servicios Profesionales:

a) La diferencia fundamental entre el contrato de obra y el de prestación de servicios


profesionales, radica en las cualidades personales del contratista, quien en el caso
del contrato de obra normalmente es una persona que tiene habilidades,
experiencia, conocimiento o aptitudes personales en la actividad que es objeto del
contrato, en tanto que en el contrato de servicios profesionales, debe serle una
persona con título facultativo o autorización legal (art. 2,036 C.C.)
b) En el contrato de obra, lo esencial s la obtención e un resultado, de una obra
concluida que el contratista debe entregar al propietario y, en el contrato de
servicios profesionales, lo que interesa no es un resultado, pues el profesional no
puede éticamente garantizarlo (art. 23 C. De Etica)
Obligaciones del Contratista:
a) Ejecutar la obra en la forma debida (art. 2005, 2008, 1671, 1673, 2015, 2016,
2017 C.C.)
b) Responsabilidad y Riesgos por la Realización de la Obra (art. 2001, 2015, 1673,
2009, 2012, 1663, 2016 C.C.)
c) Obligación de Entregar la cosa en el plazo convenido (art. 1428, 1429, 2014,
1398, 1809, 2021, 2022, 2023 C.C.)
Obligaciones del Propietario:
a) Colaboración en la construcción de la obra
b) Pago del Precio (art. 2013, 2021, 2022 C.C.)
c) Obligación de Recibir la Cosa

Modalidades Especiales:
El uso del sistema de licitación para seleccionar un contratista, es muy común en
aquellos casos en que las cualidades personales de éste, no son fundamentales y,
principalmente, en la ejecución de obra públicas. (art. 2002) regula la obligaciones del
propietario en el caso se invite a varias personas a formular sus ofertas para hacer
planos, diseños o presupuestos de una obra, para escoger así al que parezca mejor,
señalándose que el propietario no tiene obligación de pagar honorarios a todos los que
participen, salvo ofrecimiento o convenio en contrario, y de conformidad con el art. 1636
C.C. quien gane la licitación tiene derecho a ser recompensado.

Terminación:
a) Separación o Desistimiento del Propietario: (art. 2011 C.C.)
b) Muerte del Contratista (art. 2019 C.C.)
c) Imposibilidad del Contratista (art. 2019)
d) Indeterminación de la obra (art. 2024 C.C.)

76.- Contrato de Servicios Profesionales


Zamora y Valencia define el contrato de servicios profesionales como aquel en virtud del
cual una persona llamada profesional o profesor se obliga a prestar un servicio técnico a
favor de otra llamada cliente, a cambio de un retribución llamada honorario.
El contrato de servicios profesionales se opone al contrato de trabajo, precisamente en la
independencia que, en todo sentido, caracteriza la prestación del profesional. No existe
en el contrato de servicios profesionales una relación de dependencia, ni de sujeción a la
dirección del cliente, sino precisamente una relación contractual civil, entre dos partes

116
económicamente iguales, en donde el Derecho no tiene que tutelar a una de ellas, ni
establecer garantías mínimas irrenunciables y en donde rige la libre contratación.

Características:
Bilateral: pues ambas partes se obligan recíprocamente. El profesional asume la
obligación de prestar sus servicios y el cliente, la de pagar los honorarios
correspondientes (art. 1587 C.C.)
Consensual: basta el consentimiento de las partes para que el contrato se perfecciones
(art. 1588 C.C.). El cumplimiento de las prestaciones de las partes, no es condición de
validez o existencia del contrato, sino el contrato nace y existe por el mero hecho de que
cada parte asuma la obligación de vincularse y cumplir su prestación.
Oneroso: Se estipulan provechos y gravámenes recíprocos o en otras palabras, ambas
partes obtienen provechos de cumplimiento del contrato (art. 1590 C.C.)
Conmutativo: normalmente las prestaciones de las partes son ciertas desde que se
celebra el contrato, de modo que ellas pueden apreciar el beneficio o la pérdida derivada
del mismo (art. 1591 C.C.). Sin embargo, si la remuneración del profesional, mediante
convenio expreso, se sujeta al resultado del asunto pacto de quota litis, el contrato sería
aleatorio, pues la prestación debida al profesional, depende de un acontecimiento
incierto.
Intuito personae: El profesional es elegido por el cliente por sus cualidades personales,
por lo cual no puede delegar su cargo y el contrato termina por muerte o incapacidad del
profesional.
De tracto sucesivo: No agota la finalidad que persiguen las partes con su simple
celebración, sino que es un medio para obtener los resultados que en definitiva
pretenden las partes y las obligaciones que genera.
Principal: la existencia y validez del contrato no depende de la existencia o validez de
otro contrato (1589 C.C.).

Elementos:
Elemento Personal: el profesional y el cliente
Elementos Reales: El servicio Profesional, es el trabajo realizado y el Honorario, que
es la remuneración a que el profesional tiene derecho, por la prestación del servicio al
cliente. (art. 2027, 2028 C.C.)
Elementos Formales: Es consensual, opuesto a solemne o forma y se rige en
consecuencia, por las normas generales de contratación (art. 1574 a 1578 C.C.)

Terminación
a) Renuncia del Profesional: (art. 2034 C.C.)
b) Derecho de Revocar o Desistir: (art. 2035 CC)
c) Muerte o Incapacidad del Profesional

77.- Contrato de Fianza.


Contrato por el cual una persona de compromete a responder por las obligaciones de
otra (art. 2100).
Sánchez Medal define la fianza como el contrato por el que una persona, llamada fiadora,
distinta del deudor y del acreedor en una determinada obligación, se obliga con este
último a pagar dicha obligación, en caso de que el primero no lo haga.

Jaime Santos Briz, señala que del contrato de fianza derivan tres consecuencias distintas:
a) el fiador contrae una deuda
b) la fianza crea una obligación autónoma del fiador frente al acreedor, que no
implica que aquél asuma la obligación principal o que coparticipe de ella, aunque
si es obligación dependiente de la principal.
c) La fianza es una contrato entre fiador y acreedor, respecto del que el deudor es un
tercero, es decir, la fianza es válida con carácter abstracto.

Características:
a) Consensual y solemne: el contrato nace del consentimiento de las partes, sin que se
requiera la entrega de cosa alguna; pero no basta que el fiador exprese su voluntad
de asumir la obligación, para que exista el contrato, sino que para su validez, se
requiere que conste por escrito 8arts. 1577, 2100 y 2101 CC).
b) Gratuito u oneroso: el fiador puede estipular con el deudor una remuneración por el
servicio que presta (art. 2100 CC)
c) Unilateral o Bilateral: es unilateral en cuando crea una obligación únicamente para el
fiador, pero también puede ser bilateral si lleva consigo una contraprestación del
acreedor. La unilateralidad del contrato de fianza es evidente si se tiene en cuenta
que, normalmente, de él nacen únicamente obligaciones a cargo del fiador, salvo que

117
por parte del acreedor se asumieren ante el fiador obligaciones “recíprocas” (art.
1587 CC)
d) Accesorio: su objeto es el cumplimiento de otra obligación (art. 1589 CC)
e) Subsidiario: la subsidiariedad de la fianza consiste en que, normalmente, sólo puede
hacerse efectiva cuando el deudor de la obligación principal ha incumplido y su
acreedor no ha podido hacer efectiva la obligación con el patrimonio del deudor. La
subsidiariedad se manifiesta en la excusión, que es una excepción previa que el
fiador puede plantear al acreedor, si éste no ha agotado antes su reclamo contra el
deudor principal. (art. 2106, 2108 CC, 116 inc 7 CPCyM)
f) Abstracto: es un contrato abstracto y autónomo del existente entre el fiador y el
deudor principal.
g) Personal: porque constituye una garantía de cumplimiento de obligación principal
que otorga el fiador a favor del acreedor.

Elementos:
Elementos Personales: deudor, fiador y acreedor

Fiador: debe tener la capacidad necesaria para obligarse, ya que nunca adquiere por ello
derechos, sino únicamente obligaciones.

Acreedor y Deudor: (art. 2114 CC.) Aunque no exista una relación contractual entre el
fiador y el deudor, aquel tiene derechos en contra del deudor para que le garantice las
resultas de la fianza: a) si el deudor está por ausentarse de la República; b) si el deudor
ha sufrido menoscabo en sus bienes, de modo que se halle en riesgo de insolvencia; c) si
hubiere temor justificado de que el deudor oculte o dilapide sus bienes; d) cuando el
deudor se haya obligado a obtener el relevo de la fianza dentro de cierto plazo y éste
haya vencido (art. 2107CC.).

Elementos Reales:
Obligaciones que pueden ser garantizadas con fianza: (art. 2104, 1309). Es esencial para
la existencia de la fianza, que la obligación a garantizarse sea válida. Por ello, la fianza
constituida para garantizar una obligación anulable, es válida y surte todos sus efectos,
hasta el momento en que se declara su nulidad; pero al declararse la nulidad de la
obligación, se extinguiría automáticamente la fianza. Sin embargo, los vicios del
consentimiento de donde derivaría la anulabilidad del contrato, generan acciones y
excepciones personales oponibles por el deudor principal (error, dolo violencia,
simulación), de las cuales puede valerse el fiador al serle requerido el pago por el
acreedor y la renuncia que de tales acciones o excepciones hiciere el deudor, sea
expresamente o mediante ratificación de las obligaciones.

Pueden ser garantizadas con fianza, toda clase de obligaciones, cualquiera sea cu
contenido (dar, de hacer o de no hacer) y fuente (contrato, hecho ilícito, ley o disposición
judicial), aunque lo normal es que la fianza garantice el pago de una suma de dinero.
Amplitud de la garantía: Art. 2102 CC.

Elementos Formales: El contrato de fianza, que éste es un contrato consensual y


solemne, pues debe constar por escrito para su validez (art. 2101 CC)

Clases de Fianza
a) Por el tipo de responsabilidad del fiador, frente al acreedor puede haber
fianza simple o fianza solidaria. Fianza simple, el fiador goza plenamente del
beneficio de excusión y, si existieren varios fiadores obligados en forma simple ante
el acreedor, se aplicarían además las normas de la mancomunidad simple y cada uno
de ellos sólo sería responsable por una parte alícuota de la obligación principal y cada
parte constituye una deuda separado (art. 1348CC). La fianza solidaria excluye la
subsidiariedad y el acreedor puede dirigirse contra el fiador, sin previa excusión de
los bienes del deudor y si la fianza se ha prestado en forma mancomunadamente
solidaria entre fiadores solidarios, el acreedor puede exigir a cada uno de ellos el
pago de la totalidad de la obligación a cargo del deudor. La fianza solidaria no
convierte al fiador en deudor, pues con excepción de la eliminación de la
subsidiariedad y del beneficio de excusión, en todo lo demás, la fianza solidaria
queda sujeta a las reglas de la fianza simple. (arts. 2,105, 2110 CC)
b) Por su origen, la fianza puede ser convencional, judicial o legal: Es fianza
convencional la que nace de un contrato y se rige exclusivamente por las normas del
Código Civil. Las fianzas judiciales y legales se distinguen de la convencional, en que

118
la celebración del contrato viene impuesto, como acto debido, por la Ley o por los
tribunales, toda vez que la garantía en sí misma no se constituye por la sola
declaración judicial o legal. (ver arts 524, 531, 532, 533 CPCyM)
c) Por la calidad del fiador, la fianza puede ser civil o mercantil: Será fianza
mercantil aquella en que el fiador es una afianzadora autorizada de conformidad con
la ley (art. 1024 CdeC) en otras palabras, una entidad comercial que habitualmente,
en forma profesional, en nombre propio y con fines de lucro, se dedica a servir de
fiadora. La fianza mercantil normalmente e representa por una póliza y es respaldada
por una solicitud formulada por el deudor o el acreedor de la obligación principal. Es
fianza civil, aquella que no es emitida por una compañía afianzadora, sino por una
persona individual o por una sociedad civil, en forma no lucrativa e impulsada por un
deber de solidaridad social o de colaboración con el acreedor o el deudor.
d) Por su extensión. La doctrina separa la fianza definida o limitada de la fianza
indefinida e ilimitada. (art. 2102 CC). Toda fianza es limitada por el monto y
características de la obligación principal y sus accesorios y que no es jurídicamente
aceptable una fianza ilimitada, permanente o abierta, en que el fiador se obliga a
responder de todas las obligaciones, presentes y futuras de determinada persona.
(fianza ilimitada art. 2103 CC, cuando el fiador no limita claramente su
responsabilidad, y en caso, el fiador quedara obligado no sólo por la obligación
principal, sino por el pago de intereses, indemnizaciones de daños y perjuicios en
caso de mora y gastos judiciales; pero el fiador no responderá de otros daños y
perjuicio y gastos judiciales, sino de los que se hubieren causado después de haber
sido requerido para el pago, será fianza ilimitada.

Terminación:

La fianza, como contrato accesorio, termina al desaparecer la obligación principal, por


cualquier causa (nulidad, pago compensación, etc), pero también, independientemente
de la obligación principal, puede terminar por las mismas causas que extinguen a todas
la obligaciones.

a) Pago: Si el deudor paga la obligación principal y ésta se extingue, termina la


fianza. Si el fiador pago, ello no provoca la terminación de la fianza, sino da lugar
a la acción de reembolso o a la subrogación del fiador en los derechos del
acreedor. (art. 1413, 1453 CC)
b) Compensación: La compensación de deudas recíprocas del deudor y el acreedor,
extingue la fianza, pues produce como efecto natural la terminación de la
obligación principal (1475 CC)
c) Novación: La novación de la obligación principal provoca la terminación del
contrato accesorio de fianza, salvo que el acreedor y el deudor convengan
expresamente lo contrario y ello sea aceptado expresamente por el fiador (art.
1479 CC)
d) Modificación de la obligación principal: La prórroga del plazo de la obligación
principal, convenida entre el acreedor y el deudor, termina la responsabilidad del
fiador, salvo que éste acepte expresamente la prórroga (1481 CC)
e) Remisión: la remisión de la obligación principal, hecha por el acreedor y aceptada
por el deudor, extingue la obligación principal y, por lo tanto, la accesoria de fianza
(art. 1489 CC); pero la fianza terminará por remisión unilateral hecha por el
acreedor, aunque no haya sido aceptada por el deudor (art. 1490 CC).
f) Muerte: Ni la muerte del acreedor, ni la del deudor, ni la del fiador, producen la
extinción de la fianza. Los herederos del acreedor y del deudor suceden
respectivamente en los derechos y obligaciones de sus causahabientes. (2120,
1353 CC)
g) Vencimiento del plazo: La fianza puede tener un plazo menor que la obligación
principal y si en la fecha de vencimiento de la fianza, no hubiere ocurrido
incumplimiento del deudor, ésta se extinguiría. (art. 2118 CC)
h) Insolvencia: La insolvencia del acreedor no tiene efecto alguno en la fianza. La
insolvencia del deudor no termina la fianza ya que precisamente ese es el riesgo
que asumió el fiador al prestar su garantía.

79. Renta Vitalicia


Contrato aleatorio en el que una parte cede a otra una suma o capital con la obligación,
por parte del cesionario, de pagar al cedente, o a otra persona por éste designada, una
pensión periódica durante toda la vida del beneficiario.
Art. 2121 CC. = Por el contrato aleatorio de renta vitalicia, una persona transmite el
dominio de determinados bienes a otra que se obliga, a cambio a pagar periódicamente
una pensión durante la vida del rentista. El rentista puede ser el que transfiere la

119
propiedad de los bienes o un tercero designado por éste en el contrato. La renta vitalicia
puede también constituirse a título gratuito.

Lacruz Berdejo, Sancho Rebullida, Luna Serrano, Delgado Echeverría y Rivero Hernández,
señalan que la renta vitalicia representa una relación de obligación en virtud de la cual un
sujeto, deudor, viene obligado a entregar a otro, persona natural, pensionista, una
cantidad periódica durante la vida de éste o teniendo como límite la vida de otra persona
natural.

Características:

a) Aleatorio: Es aleatorio en tanto el obligado a pagar la renta, como quien


transfiere los bienes, no conocen, ni pueden conocer al celebrar el contrato, por
cuánto tiempo será pagadera la renta (art. 1542 CC)
b) Gratuito u Oneroso: Será gratuito cuando deriva de una donación pura y simple
o de un legado de renta, en donde el donante o testador instituye la renta a favor
del donatario o legatario, sin contraprestación y el alea no tiene el valor de
elemento esencial del contrato. Será oneroso, cuando hay contraprestaciones
recíprocas (art. 2,121 CC)
c) Traslativo de dominio: Pues es de su esencia la transmisión de la propiedad de
un bien; pero esa condición de traslativo de dominio, no convierte el contrato en
real, ya que la entrega física de la cosa transmitida, no es requisito de validez del
contrato.
d) Solemne: En el sentido que debe constar en escritura pública para que sea válido
(art. 2122 CC)
e) Tracto Sucesivo: en el sentido que el deudor está obligado a realizar prestaciones
periódicas concretas.
f) Unilateral y bilateral: según si es gratuito u oneroso. La renta vitalicia
constituida en forma gratuita, es indudablemente unilateral, y que el único
obligado es el deudor y el titular sólo tiene derechos y no obligaciones. En cambio,
en la renta vitalicia onerosa, ambas partes quedan obligadas a realizar
determinadas prestaciones, aunque el enajenante de los bienes que constituyen el
capital pueda haber cumplido la prestación a su cargo en el momento mismo de la
celebración del contrato.

Elementos
Elemento Personal: En el contrato de renta vitalicia y en las relaciones derivadas del
mismo, pueden intervenir cuatro sujetos: i) el contratante de la renta; ii) el deudor de la
renta; iii) el rentista, y iv) la persona sobre cuya cabeza se contrata la renta. (ver arts.
2,126, 2121, 2125, 1693, 1692, 1860 C.C.)

Elemento Material: Como contrato bilateral, la renta vitalicia comprende dos


prestaciones: i) el capital que transfiere por el contratante al deudor de la renta y ii) la
renta que éste se obliga a pagar al rentista, durante toda la vida de éste. (ver arts. 2121,
2122, 2132, 1398, 1428 CC)

Elemento Formal: para la validez del contrato, es necesario que se otorgue en


escritura pública, por lo que este contrato tiene la calidad de solemne de conformidad
con el art. 1577 y 2122 CC.

Terminación:
a) muerte del rentista: (art. 2130, 2135, 2123 CC)
b) Rescisión por incumplimiento del deudor: (art. 2128, 2129, 2130 CC)
c) Caso especial de nulidad (art 2124 CC) si el rentista falleciere antes de que se
formalice el contrato, ello es una causal especial de nulidad.
d) Muerte del rentista antes que el testador o donante (art. 2133 CC)
e) Ingratitud (art. 2136 CC)
f) Renuncia: (art. 2134 CC)

80.- La Transacción.

La transacción, es el acuerdo de voluntades por el cual las partes haciéndose mutuas


concesiones terminan una controversia presente o previenen una futura.
Acto jurídico bilateral, por el cual las partes, haciéndose concesiones recíprocas,
extinguen obligaciones litigiosas o dudosas. Es, pues, una de las formas de extinción de
las obligaciones. Las cláusulas de una transacción son indivisibles.

120
Art. 2151 CC define la transacción como un contrato por el cual las partes, mediante
concesiones recíprocas, deciden de común acuerdo algún punto litigioso, evitan el pleito
que podría promoverse o terminan el que está principiado.

Ruggiero ruiz Serramalera, Santos Briz, consideran como elementos esenciales del
contrato:
a) Presupuesto: que exista una relación jurídica controvertida previamente
constituida entre los interesados, consistente en la disputa o incertidumbre sobre
la pertenencia, contenido o extensión de un determinado derecho patrimonial.
b) Fin: la voluntad de poner término al conflicto planteado en base a la actuación
privada de las partes que impide la iniciación o el desarrollo del proceso judicial.
c) Medio: la promesa de un sacrificio recíproco, por el que ambos interesados sufren
una pérdida patrimonial, que puede ser igual, equivalente o de valor distinto.

Características:
a) El contrato de transacción es consensual, oneroso, bilateral y principal y puede ser
traslativo de dominio.
b) Consensual: porque se perfecciona por el mero consentimiento de las partes.
c) Oneroso, porque es de su esencia que se estipulen provechos o gravámenes
recíprocos entre las partes.
d) Bilateral: en consecuencia del hecho de que ambas partes asumen obligaciones
recíprocas
e) Principal: su existencia no depende de otro y por el contrario, subsiste por sí solo.
f) Traslativo de dominio: únicamente en el caso de que una de las partes dé a la otra,
una cosa que no sea objeto de la disputa (art. 2157 CC), en ese caso, aquella estará
transmitiendo a título oneroso el dominio de esa cosa a la otra y asumiendo frente a
ella todas la obligaciones inherentes a ese tipo de contratos (saneamiento de ley).

Clases:
a) Judicial o Extrajudicial: Será extrajudicial, la transacción que se celebra en
escritura pública o en documento privado con legalización notarial y judicial la que
consta en petición escrita dirigida al juez, con las firmas de las partes legalizadas
por notario, o en acta judicial. Será judicial según el art. 97 CPCyM
b) Total y Parcial: La transacción será total cuando resuelva todos los asuntos o
punto controvertidos y parcial, cuando se refiere únicamente a alguno o algunos
de ellos (arts. 2153 CC)
Elementos:
Elemento Personal: Para que pueda celebrarse transacción, se requiere de dos partes
que tienen derechos o intereses en conflicto. Cada una de esas partes puede estar
formada por uno o más individuos o personas jurídicas (listisconsorcio) (art. 2152 C.C.)
transigere est alienare = transigir es enajenar.
Elemento material: una relación jurídica incierta o res dubia; la base firme de la
transacción o caput non controversum; las concesiones recíprocas (ver arts 2152, 2158,
2163, 2164, 2166 CC.)
Elemento formal: no es un contrato solemne ( art. 2169)

81. - Compromiso:

Ripert y Boulanger lo definen como “convención por la que dos personas que tienen un
litigio entre sí convienen en remitirse a la apreciación de un tercero para su solución”.
Barbero: “contrato por el que dos partes convienen en que una controversia surgida entre
ellos sea decidida por árbitros”.

El artículo 54 de la Ley de Arbitraje establece la fusión de los conceptos de "cláusula


compromisoria” y “compromiso” y dice:
“Por virtud de lo dispuesto en la presente ley, se reconoce el acuerdo de arbitraje como la
forma para obligarse recíprocamente a resolver conflictos mediante la utilización del
arbitraje.
A partir de la fecha en que cobre vigencia la presente ley, todas las referencias que
pudieren encontrarse en diversas disposiciones legales, tanto a la “cláusula
compromisoria” o al “compromiso”, deberá entenderse que se refieren al acuerdo de
arbitraje reconocido y definido en la presente ley.”

El artículo 4 de la Ley de Arbitraje define “Acuerdo de Arbitraje”, o simplemente


“Acuerdo”, como “aquél por virtud del cual las partes deciden someter a arbitraje todas o

121
ciertas controversias que hayan surgido o puedan surgir entre ellas respecto de una
determinada relación jurídica, contractual o no contractual”.

 CARACTERÍSTICAS.
A. BILATERAL, pues ambas partes quedan obligadas recíprocamente a acatar el laudo
que dicte el tribunal arbitral.
B. CONSENSUAL, porque nace del consentimiento de las partes.
C. PRINCIPAL, ya que subsiste por sí solo y contiene todos los elementos necesarios
para su cumplimiento y ejecución ( arto. 1589 cc.)

 ELEMENTOS.
a. ELEMENTOS PERSONALES. Las partes que intervienen en el contrato de
compromiso son los comprometientes. De los que se requiere tengan plena
capacidad de ejercicio.
b. ELEMENTO MATERIAL. El objeto del contrato de compromiso es integrar y
constituir un tribunal especial que conozca del litigio que existe entre las
partes y emita un fallo que éstas están obligadas a acatar.
En cuanto a la materia que será sometida a arbitraje, ha de ser de la libre disposición
de las partes y ha de existir respecto de ella una efectiva controversia, que debe ser
concreta y determinada. De conformidad con el artículo 3 de la Ley de Arbitraje
podrán ser objeto de compromiso:
1. La presente ley se aplicará en todos aquellos casos en que la
controversia verse sobre materias en que las partes tengan libre
disposición conforme a derecho.
2. También se aplicará la presente ley a todos aquellos otros casos en
que, por disposición de otras leyes, se permita el procedimiento
arbitral, siempre que el acuerdo arbitral sea válido conforme esta
ley.
3. No podrán ser objeto de arbitraje: a) Las cuestiones sobre las que
haya recaído resolución judicial firme, salvo los aspectos derivados
de su ejecución. b) Las materias inseparablemente unidas a otras
sobre las que las partes no tengan libre disposición. c). Cuando la
ley prohíba expresamente o señale un procedimiento especial para
determinados casos.
4. Quedan excluidos del ámbito de aplicación de la presente ley los
arbitrajes laborales.

c. ELEMENTO FORMAL. El artículo 10 de la Ley de Arbitraje establece:


1. El acuerdo de arbitraje deberá constar por escrito y podrá adoptar la
fórmula de un “compromiso” o de una “cláusula compromisoria”, sin que
dicha distinción tenga consecuencia alguna con respecto a los efectos
jurídicos del acuerdo de arbitraje. Se entenderá que el acuerdo consta por
escrito cuando esté consignado en un documento firmado por las partes o
en un intercambio de cartas, telex, telegramas, telefax, u otros medios de
telecomunicación que dejen constancia del acuerdo, o en un intercambio de
escritos de demanda y contestación en los que la existencia de un acuerdo
sea afirmada por una parte sin ser negada por la otra. La referencia hecha
en un contrato a un documento que contiene una cláusula arbitral
constituye acuerdo de arbitraje siempre que el contrato conste por escrito y
la referencia implique que esa cláusula forma parte del contrato.
2. El acuerdo arbitral podrá constar tanto en una cláusula incluida en un
contrato, o en la forma de un acuerdo independiente.
3. Si el acuerdo, de arbitraje ha sido incorporado a contratos mediante
formularios o mediante pólizas, dichos contratos deberán incorporar en
caracteres destacados, claros y precisos, la siguiente advertencia: “ESTE
CONTRATO INCLUYE UN ACUERDO DE ARBITRAJE”.

 CLAUSULA COMPROMISORIA Y ESCRITURA DE COMPROMISO.


Para Ruiz Serramalera define la cláusula compromisoria como “convenio por el cual las
partes acuerdan preparar el arbitraje, comprometiéndose previamente, bien en un pacto
principal, bien en una estipulación accesoria a instituirlo en su día”.

La diferencia entre la cláusula compromisoria y el contrato de compromiso estriba, para


barbero, en que aquella tiene por objeto una litis eventual y futura en tanto que el objeto
del contrato de compromiso es una litis ya surgida y dicho autor agrega que la cláusula

122
compromisoria es un compromiso genérico, en el sentido de que faltando una litis surgida
y actual, puede tener por objeto cualquier litis que esté por surgir de determinado
contrato, en tanto que el compromiso es un compromiso específico de someter a árbitros
una litis que ha surgido.

El artículo 54 de la Ley de Arbitraje establece la fusión de los conceptos de "cláusula


compromisoria” y “compromiso” y dice:
“Por virtud de lo dispuesto en la presente ley, se reconoce el acuerdo de arbitraje como la
forma para obligarse recíprocamente a resolver conflictos mediante la utilización del
arbitraje.
A partir de la fecha en que cobre vigencia la presente ley, todas las referencias que
pudieren encontrarse en diversas disposiciones legales, tanto a la “cláusula
compromisoria” o al “compromiso”, deberá entenderse que se refieren al acuerdo de
arbitraje reconocido y definido en la presente ley.”

 FORMALIZACIÓN JUDICIAL.
La formalización judicial del compromiso se rige por un procedimiento especial y
expedito, que tiene por objeto lograr la designación de los árbitros, definir el objeto o
litigio objeto del arbitraje y los procedimientos a seguir por los árbitros. Esto se encuentra
regulado en el capítulo III (arts. Del 13 al 20) de la Ley de Arbitraje.

 ARBITROS DE DERECHO Y EQUIDAD.


Si los interesados convinieren en que la controversia se sustancie y resuelva con sujeción
a la ley, los árbitros son juris o de derecho.
En el arbitraje de equidad “ex aequo et bono” también llamado amigable composición,
los árbitros no se encuentran obligados a decidir en base a las normas de derecho, sino
que pueden hacerlo “en conciencia o según su leal saber y entender. El tribunal arbitral
compuesto de amigables componedores decidirá conforme a la equidad sólo si las partes
han autorizado expresamente a hacerlo así. (arto. 37 de la Ley de Arbitraje).

 EFECTOS.
-Del contrato de compromiso nace, para las partes, la obligación positiva de respetar y
cumplir la decisión que los árbitros hayan emitido, llevando a cabo todos los actos que el
laudo le haya señalado y otra negativa, de no plantear litigio sobre la misma cuestión,
ante los tribunales ordinarios.
-El acuerdo arbitral obliga a las partes a respetar lo estipulado.
-Impedirá a los Jueces y tribunales conocer de las acciones originadas por controversias
sometidas al proceso arbitral, siempre que la parte interesada lo invoque mediante la
excepción de incompetencia.
-Cuando el demandado omita interponer la excepción de incompetencia se entenderá
que renuncia al arbitraje y se tiene por prorrogada la competencia de los tribunales.

Por el contrato de compromiso el art. 2170 indica que el contrato de compromiso las
partes se someten sus controversias a la decisión de árbitros, concepto éste que
concuerda con los de tratadistas como Barbero: “ contrato por el que dos partes
convienen en que una controversia surgida entre ellos sea decidida por árbitros.
Alvadalejo “ acuerdo por el que las partes establecen que una controversia entre ellas,
sea resuelta por uno o más terceros, comprometiéndose a acatar su decisión.

El contrato de compromiso encierra las siguientes características y elementos


fundamentales:

a) debe existir una controversia o litigio entre las partes, que no hay sido
definitivamente resuelta. En ese sentido, si la controversia no ha nacido o si ha
sido ya resuelta mediante sentencia ejecutoriada, transacción o cualquier acto que
le dé fin.
b) El fin elemental y fundamental del contrato de compromiso es sustraer de la
justicia común y excluir de la intervención de los tribunales, la resolución de la
controversia o litigio y confiarla a uno o más terceros.
c) El contrato de compromiso es el medio o instrumento para establecer
contractualmente el arbitraje, como la institución procesal por la que una o más
personas dan solución a un conflicto.

Cláusula Compromisoria: Es el convenio por el cual las partes acuerdan preparar el


arbitraje, comprometiéndose previamente, bien en un pacto principal, bien en una
estipulación accesoria, a instituirlo en su día. ( art. 2175 CC y 270 CPCYM

123
Características:
a) bilateral: pues ambas partes quedan obligadas recíprocamente a acatar y cumplir
el laudo que dicte el tribunal arbitral.
b) Solemne: porque debe otorgarse en escritura pública (art. 272 CPCYM)
c) Principal: a diferencia de la cláusula compromisoria que puede ser accesoria de
un contrato principal, el compromiso es siempre principal, ya que subsiste por sí
solo y contiene todos los elementos necesarios para su cumplimiento y ejecución
(art. 1589 CC).

Elementos:
Elementos Personales: Las personas que intervienen en el contrato de compromiso
son los compromitentes.
Elemento Material: El objeto del contrato de compromiso es integrar y constituir un
tribunal especial que conozca del litigio que existe entre las partes y emita un fallo que
éstas están obligadas a acatar.
Elemento Formal. El contrato de compromiso es solemne, pues debe formalizarse en
escritura pública (art. 272 CPCyM)

124